jueves, 29 de octubre de 2009

Argentina, Córdoba: La Crisis Hídrica tiene responsables directos

PRENSARED

Las previsiones de crisis hídricas, efectuadas durante años por la coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y la Vida (CCODAV) para la provincia de Córdoba, hoy son una trágica realidad que gobernantes provinciales ocultaron año tras año de ruptura del delicado equilibrio en que se sostiene el sistema hídrico provincial de la región semiárida Córdoba.

Difundida la noticia de la crisis, el subsecretario de Recursos Hídricos, Jorge Masih, previo acuerdo con la transnacional Aguas Cordobesas, la Municipalidad de Córdoba, el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) y Defensa Civil, utilizó el conocido libreto de responsabilizar de la crisis al pueblo; que consume mucho agua potable, tras las “consabidas capitaciones del agua” que arrojan siempre la misma cifra de 400 lts de consumo por habitante/día, que superan los mínimos que considera la OMS, ocultando de esta manera a los verdaderos responsables, entre otros:

- La privatización y el desguace sin control estatal del agua en capital en manos de Aguas Cordobesas desde hace mas de 11 años, solo preocupados por aumentar tarifas y como consecuencia el abandono total del interior provincial en un desquiciado sistema de cooperativas, municipios, aguateros o pozos de agua.

- El “complejo agroalimentario” como gusta de llamar el gobernador a los especuladores del monocultivo de soja transgénica que devastaron el bosque nativo en un 96% y que junto a la industria se llevan el 75% del agua dulce disponible, sin contar la contaminación que producen sus paquetes tecnológicos de agroquímicos.

- La expansión inmobiliaria donde se vuelcan las regalías sojeras que a desertificado las cuencas, contaminado los ríos, arroyos y acuíferos.

Masih que reemplaza en esta ocasión a la vocera de aguas cordobesas Marcela Dávila, tampoco se privó de “llevar tranquilidad” sobre las reservas de agua de la Capital, explicando que el dique San Roque que abastece a mas de 900.000 habitantes de la zona norte todavía “aguanta un tiempito mas”, ocultando que se encuentra en el record histórico de 6,69 ms. bajo el vertedero sin contar con la sedimentación del fondo.

Que reduce todavía mas su capacidad de embalse, tampoco menciono la segura y abundante floración de algas que liberaran sustancias toxicas (con olor a gamexane) en los meses de noviembre diciembre y enero.

Sobre el dique Los Molinos, que abastece a la zona sur de la ciudad 360.000 habitantes, señalo que no tiene problemas, lo que omitió fue referirse a la calidad del agua contaminada con agrotóxicos en los 64 kmts. de canal a cielo abierto sometido en este momento a un diluvio de agrotóxicos (época de siembra), contaminación criminal que fue motivo de una denuncia penal por envenenamiento de numerosos vecinos de la zona sur y cajoneada en la fiscalía anticorrupción desde julio de este año.

Lo que no pudo ocultar el subsecretario y vocero, es la tremenda crisis hídrica en las Sierras Chicas (50 mil habitantes) Río Ceballos, Salsipuedes, Unquillo y Mendiolaza, abastecidas por del Dique La Quebrada, que se encuentra a 10,23 metros por debajo de su capacidad máxima de embalse de 34 metros.

El intendente de Salsipuedes declaro graves sequias en los pozos de captación, pero a pesar de ello hace poco otorgo la factibilidad de un megaproyecto inmobiliario a Bugliotti del grupo financiero Dinosaurio, que requerirá de miles y miles de litros de agua.

En una desenfrenada carrera por declarar alertas de todo tipos de colores en las sierras chicas, intendentes, cooperativistas y autoridades provinciales, solo atinan a soluciones coyunturales, o trasvasamientos de cuencas antinaturales como el acueducto Calera Rio Cevallos que agravara el problema ya que tomara agua del dique San Roque próximo a colapsar.

Pocas alternativas son posibles ante este cuadro de tragedia e indolencia de gobernantes y especuladores, por lo que es indispensable detener la sangría del modelo, y establecer un plan de ordenamiento territorial con participación popular y ley de bosques que prohíba la deforestación y ordene la reforestación ampliada del bosque nativo por un periodo suficiente para permitir la recuperación natural de las cuencas y ecosistemas.

Esto será posible solo con la movilización y participación de todos, también así recuperaremos una empresa estatal e integral de agua y saneamiento, pública y comunitaria, bajo control y gestión de usuarios y trabajadores.

Comunicado de la Coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y de la Vida (CCODAV).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.