miércoles, 7 de octubre de 2009

Argentina, Corrientes: Causa Ayala. Otro testimonio vincula a Ulibarrie al frente de operativos

MOMARANDU

Una testigo vinculó al ex comisario Diego Ulibarrie como el que comandaba operativos de detención de militantes políticas durante una nueva en el juicio que se le sigue por desaparición y privación ilegítima de libertad de cuatro jóvenes en lo setenta y además dijo haber recibido información sobre tumbas clandestinas en el ex cuartel militar de Santa Catalina en la Capital de Corrientes.

Asimismo reveló que “según contactos supimos que en Santa Catalina había cuerpos ocultos pero no nos dejaron registrar”. Por otro lado señalo que en esa época hubo amenazas a los que presenciaron el operativo, que tuvo lugar en el Club San Martín, el 16 de Febrero de 1976. “Si dicen algo, tendrán la misma suerte” recordó que le dijeron. Ana María Silvero, es la ex pareja de un desaparecido Julio Barozzi. Su declaración confronta con el argumento de la defensa de Ulibarrie, el que es presentado con rango subalterno-.

Silvero relató sus últimas horas con Barozzi con quien iba a contraer matrimonio en abril del 75 "Habías quedado en que nos veríamos por la tarde. El estaba en una camioneta con otras dos personas, yo no los conocía pero por su acento supe que eran de acá. Pero nunca llegó a la cita. Me preocupe, ya sabía sobre secuestros. Entonces fui a ver a una tío de él, era militar y juntos fuimos hasta el Regimiento 9. Nada, ninguno aportaba algún dato"

Silvero recordó que el tio de Barozzi, ya por su cuenta, tocó otros contactos en la fuerza entre ellos había hablado con el ex capitán De Marchi (actualmente purgando una condenado por delitos de lesa humanidad) y que los familiares publicaron una solicitada en los diarios

También dijo haber contactado a vecinos del club San Martín en donde tuvo lugar el operativo, para conocer detalles. "Varios me dijeron que sí, que habían visto el procedimiento, pero que recibieron amenazas para que no hablaran"

Después contó un simulacro de fusilamiento que soportó luego de que un comando la sacara de su casa y remedara una ejecución en cercanías de la terminal de colectivos. “Creo haber escuchado que me iba a despachar o fusilar, no recuerdo. Me pusieron contra un árbol, tenían armas. Para mi suerte empieza a llover, entonces me llevaron a la jefatura de policía. Allí estuve detenida dos meses y medio. Allí me dijeron que el que comandaba operativos como el mió, era Ulibarrie"

“Teníamos información de que en Santa Catalina había cuerpos ocultos. A través de contactos pudimos tener identificados el lugar exacto. Cuando fuimos hacia allá, el lugar que queríamos registrar estaba vallado y nos impidieron registrarlo”, reveló asimismo.

También declararon en la jornada Arnaldo Cecoto, quien presenció el operativo, Luis Lázaro, compañero d e militancia de Saravia Acuña, y Domingo Britos, quien estuvo detenido el día del supuesto traslado a la Jefatura de Policía de Vicente Ayala. "Escuchamos gritos y corridas. El rumor entre los presos era de que todo se debió a que se traslado a Vicente Ayala y otros dirigentes montoneros".

El juicio investiga la detención y posterior desaparición de Ayala, Barozzi, Saravia Acuña y Romero, todos militantes de la Juventud Peronista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.