martes, 6 de octubre de 2009

Argentina, Santa Fe: Según estudios privados. 18 meses de recesión en la provincia

NOTIFE

El informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe indica que la actividad económica provincial presenta una caída constante con una tasa acumulada del 1,42% para los primeros siete meses de 2009. Los rubros que más cayeron en el año son el consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, la demanda laboral y la producción de maquinaria agrícola.

A diferencia de lo observado en 2008, este año el ICASFe presenta una disminución constante en los niveles de actividad económica provincial, alcanzado una tasa acumulada del -1,42% para los primeros siete meses del año. En julio de 2009 la disminución fue del -0,3%. En el período enero–julio 2007 la actividad económica provincial se había incrementado un 4,8%, mientras que para igual período de 2008 la tasa acumulada fue de -0,7%. 

Esta disminución que se acentúa desde comienzos del año anterior responde al hecho de que, desde enero de 2008, la provincia se encuentra transitando un período recesivo. El mismo lleva acumulados 18 meses de caída en el nivel de actividad económica. 

Comparada con las dos recesiones anteriores la actual muestra, hasta julio de 2009, una amplitud más moderada ya que su disminución acumulada total alcanza a -4,7%, mientras que entre 1994 y 1995 - en solo doce meses- la disminución total había sido de -9,2%, y entre 2000 y 2002 esta tasa había llegado a -16,2% (en 27 meses de duración total). En concordancia con estos valores, las variaciones promedio anualizadas de las recesiones anteriores (-9,2% y -7,2%) son superiores a la que hasta el momento presenta la recesión actual (-3,2%). 

Los indicadores de actividad económica de la provincia 

Durante el mes de julio de 2009 nueve de las catorce series presentaron variaciones interanuales negativas. Dentro de este grupo se encuentran el consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, la demanda laboral y la producción de maquinaria agrícola, -14,3%, -37,6% y -71,3% respectivamente. Sin embargo es importante observar que en julio la variación mensual de estos tres indicadores es positiva, marcando un pequeño incremento respecto de los bajos niveles alcanzados por los mismos en el transcurso de la recesión actual. 

La faena de ganado bovino y porcino y la producción láctea presentan variaciones interanuales positivas del 12,5% y 8,9%, sin embargo llevan dos y cuatro meses, respectivamente, de caídas en sus variaciones mensuales, que para julio de 2009 son -2,5% y -1,5%. Esto se explica en parte a cuestiones relacionadas con la persistencia en la falta de políticas para ambos sectores. 

Otros aspectos a destacar con relación a estas importantes actividades económicas de nuestra provincia son: Si bien términos estrictamente cuantitativos la faena de ganado bovino presentó una variación interanual positiva, desde el punto de vista del desarrollo del sector es esencialmente negativo, debido a los altos índices de faena de vientres y novillos. 

Respecto a la producción láctea, debemos remarcar que las condiciones climáticas actuales son más favorables a las que el sector debió enfrentar el año anterior. 

Una situación similar presenta el consumo de gas en las industrias y centrales eléctricas de la provincia para el cual la variación interanual es de 1,5%, mientras que durante el mes de julio se contrajo un -3,2%. En relación a esto se destaca la disminución simultánea en el consumo de energía eléctrica en las industrias del -1,1% mensual, y del -10,2% interanual, lo que descarta una hipótesis de sustitución mensual entre los dos tipos de energías consumidos por la industria. 

Las ventas en supermercados (serie deflactada y filtrada por estacionalidad) presentaron en julio un incremento mensual del 1,3%, oscilando entre valores positivos y negativos desde comienzos de 2009. Por su parte la variación interanual de julio (1,8%) fue positiva luego de siete meses de caída ininterrumpida. 

La recaudación provincial presenta una tasa mensual del -0,4%, en julio, y su variación interanual (-3,1%) es negativa desde octubre de 2008. La molienda de oleaginosas presenta una tasa mensual de -4,6%, y su variación interanual es del -8,4%. Esta última es inferior al -22,9% correspondiente a diciembre de 2008 donde se comparaban datos con períodos anteriores al conflicto entre el sector agropecuario y el gobierno nacional. 

Dos indicadores que representan las decisiones de inversión son el patentamiento de vehículos nuevos y el consumo de cemento, como representativo de la actividad de la construcción. Los dos indicadores continúan presentando variaciones mensuales e interanuales negativas, lo que demuestra que no presentan recuperación hasta julio de 2009. 

En síntesis 

El comportamiento de los indicadores de actividad económica de la provincia es dispar entre sí, mostrando leves recuperaciones de las variaciones mensuales para algunos casos en particular, pero que todavía no alcanzan para compensar la caída acumulada desde comienzos de 2008. Esto provoca que el ICASFe continúe presentando variaciones mensuales e interanuales negativas. 

Para la medición de julio de 2009 son nueve los indicadores que presentan tanto variación mensual como interanual negativa. Entre tanto la tasa de variación interanual del ICASFe mostró una nueva caída y traspasó la barrera del -4%. Es de esperar que la recuperación de la actividad económica provincial no llegue antes de 2010.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.