viernes, 9 de octubre de 2009

Argentina, Santa Fe: Silencio… estamos facturando

Pablo Benito (TMO)

En el día de ayer se reunieron en la ciudad de Santa Fe, más precisamente en el Centro Comercial, entidades empresarias de Santa Fe y Entre Ríos. Nuestra ciudad fue elegida no por ser “La Cordial” y Cuna de la Constitución Nacional sino por la gran preocupación de los empresarios locales en razón del antecedente jurídico – político – institucional engendrado en Santa Fe a partir de la habilitación ilegal del hipermercado COTO , tal cual dio a conocer TMO.

En un ejemplo de la más alta ironía que es el balbuceo empresarial sobre la “libertad de expresión amenazada por la ley de medios”. El vespertino local demuestra que “poderoso caballero es Don Dinero” como escribiera Francisco Quevedo y da un espacio irrisorio al reclamo de cientos de empresas ante la violación de la ley provincial, antimonopólica, 12.069, que regula las grandes superficies comerciales. La razón de tan bajo interés periodístico por parte del “Gran Diario santafesino” hacia una situación, objetivamente, relevante, tiene su respuesta en la página de la derecha con un exultante COTO a todo color, en una “libre expresión publicitaria” de no menos de cuatro ceros de costo. Marginales y marginados en su propia tierra, supermercadistas y almaceneros locales no tienen voz en los medios tradicionales, cuando de defender sus intereses se trata. Cuando decimos tradicionales no lo emparentamos con el patriciado santafesino sino con el ancestro mas respetado por estos tiempos y destinatario de devoción y respeto: Don Dinero, si, “el más poderoso caballero.”

Francisco de Quevedo
(1580-1645)  
Letrilla:  Don Dinero  Poderoso caballeroes don Dinero.   Madre, yo al oro me humillo,él es mi amante y mi amado,pues de puro enamorado                     de continuo anda amarillo;que pues, doblón o sencillo,hace todo cuanto quiero,poderoso caballeroes don Dinero.                                 Nace en las Indias honradodonde el mundo le acompaña;viene a morir en Españay es en Génova enterrado;y pues quien le trae al lado                es hermoso aunque sea fiero,poderoso caballeroes don Dinero.   Es galán y es como un oro;tiene quebrado el color,                   persona de gran valor,tan cristiano como moro;pues que da y quita el decoroy quebranta cualquier fuero,poderoso caballero                          es don Dinero.   Son sus padres principales,y es de noble descendiente,porque en las venas de orientetodas las sangres son reales;               y pues es quien hace igualesal duque y al ganadero,poderoso caballeroes don Dinero.   Mas ¿a quién no maravilla                 ver en su gloria sin tasaque es lo menos de su casadoña Blanca de Castilla?Pero pues da al bajo silla,y al cobarde hace guerrero,                 poderoso caballero es don Dinero.   Sus escudos de armas noblesson siempre tan principales,que sin sus escudos reales                  no hay escudos de armas dobles;y pues a los mismos roblesda codicia su minero,poderoso caballeroes don Dinero.                                Por importar en los tratosy dar tan buenos consejos,en las casas de los viejosgatos le guardan de gatos;y pues él rompe recatos                     y ablanda al jüez más severo,poderoso caballeroes don Dinero.   Y es tanta su majestad,aunque son sus duelos hartos,               que con haberle hecho cuartos,no pierde su autoridad;pero, pues da calidadal noble y al pordiosero,poderoso caballero                          es don Dinero.   Nunca vi damas ingratasa su gusto y afición,que a las caras de un doblónhacen sus caras baratas;                   y pues hace las bravatasdesde una bolsa de cuero,poderoso caballeroes don Dinero.   Más valen en cualquier tierra             mirad si es harto sagaz,sus escudos en la paz,que rodelas en la guerra;y pues al pobre le entierray hace propio al forastero,                 poderoso caballeroes don Dinero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.