martes, 13 de octubre de 2009

Bolivia: Advierten que peligran las conquistas sociales si regresaran los partidos de la derecha al poder

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, dijo hoy que el eventual retorno de los partidos de derecha al gobierno destruirá las conquistas sociales alcanzadas en casi cuatro años de gestión.

Programas sociales como la Renta Dignidad, el Bono Juancito Pinto y el Bono Juana Azurduy, que otorgan recursos a familias pobres en el país, estarán en peligro debido a que la derecha busca impedir que ese dinero llegue al pueblo, afirmó el vicepresidente boliviano.

La derecha en Bolivia, liderada por el ex mandatario Gonzalo Sánchez de Lozada, fue echada del gobierno en octubre de 2003 y su vicepresidente Carlos Mesa siguió el mismo camino en junio de 2005.

Ahora pretende regresar para las elecciones del 5 de diciembre de 2009 a través de binomio Manfred Reyes Villa-Leopoldo Fernández.

Reyes Villa trabajó en las Fuerzas Armadas como edecán, con grado de capitán, durante el golpe militar perpetrado en 1980 por el comandante Luis García Meza contra el gobierno de la presidenta Lydia Geuider (1979-1980).

El candidato a la vicepresidencia por parte de la derecha, Leopoldo Fernández, está preso acusado de ordenar en septiembre de 2008 la masacre de campesinos en Porvenir, departamento de Pando, en el noroeste del país.

Este binomio lidera la derecha en Bolivia y espera hacerles frente al presidente Evo Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera, con más de 54 por ciento de la preferencia electoral, según las encuestas, contra 18 por ciento de Manfred Reyes Villa-Leopoldo Fernández, a poco más de 50 días para la realización de los comicios.

Beneficios sociales

En los últimos tres años y medio se implantaron en Bolivia políticas a favor de la salud de la población, como el Bono Juana Azurduy de Padilla, que otorga recursos a las madres gestantes y niños hasta los dos años por cada control médico.

El Bono Juancito Pinto entrega 200 bolivianos (unos 28,5 dólares) a niños y niñas de primero a octavo de primaria, con el fin de disminuir los índices de deserción escolar en Bolivia.

La Renta Dignidad que beneficia con 2.400 bolivianos anuales (340 dólares) a las personas mayores de 60 años que no cuentan con jubilación.

El vicepresidente boliviano explicó que la derecha pretende quitar 50 millones de dólares destinados al Bono Juancito Pinto, "para que quede en manos personales del futuro ministro o el futuro presidente". "Quiere que esos 240 millones de dólares de la Renta Dignidad, que entregamos a los abuelitos cada año, vaya al familiar, al conocido o al cuñado del futuro ministro eso quiere la derecha", aseveró García Linera.

A eso se suman 250 millones de dólares destinados al Bono Juana Azurduy de Padilla, que beneficia a mujeres gestantes y niños hasta los dos años.

"Hay gente que quiere cambiar eso, por ello mi pedido de manera directa y franca a los abuelitos, a las madres y padres para que defiendan sus beneficios sociales porque hay gente que les quiere quitar para sus bolsillos. Por eso la clave será el voto del pueblo boliviano", agregó.

El vicepresidente pidió a la población que defienda la nueva Constitución Política del Estado, al señalar que en ella están establecidos esos derechos sociales.

"Mi pedido al pueblo es que defienda la Constitución y al hombre que aplicará la Constitución que es el presidente Evo Morales", insistió.

El vicepresidente señaló que con el regreso de la derecha al gobierno, volverá el neoliberalismo, lo cual significa la pérdida de los derechos laborales de los trabajadores, de la sindicalización y de la protección social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.