miércoles, 7 de octubre de 2009

Brasil: Científicos brasileños defienden la anticipación del parto de anencefálicos

Las principales asociaciones científicas de Brasil, en un documento enviado hoy a la máxima corte de justicia del país, defendieron el derecho de la mujer a practicar la llamada "anticipación terapéutica" de fetos anencefálicos.

El documento busca darle sustento científico a un proceso juzgado por el Supremo Tribunal Federal (STF) sobre la legalidad del aborto en casos de anencefalia, informó hoy en su site la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC).

El aborto es permitido en Brasil en casos de violación y de riesgo de vida para la madre, y la máxima corte, en caso de que acepte el alegato de una asociación de médicos y enfermeros, puede autorizarlo también en caso de anencefálicos, es decir de fetos en los que no se desarrolló el cerebro.

Según la SBPC, una intervención quirúrgica para anticipar el parto en estos casos no constituye un aborto debido a que no está provocando una muerte sino apenas permitiendo que una madre interrumpa el embarazo de un feto que nacerá sin vida.

El documento enviado a la Justicia por la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia cuenta con el respaldo de 28 entidades y asociaciones científicas, y sintetiza la posición de la llamada comunidad científica en el debate.

De acuerdo con un comunicado de la SBPC, la anencefalia es una grave malformación caracterizada por la ausencia total del cerebro, de la cavidad craneana y del cuero cabelludo.

Los científicos alegan que, pese a que no hay ninguna posibilidad de vida para un feto con esta malformación después de su nacimiento, la ley brasileña no permite la anticipación del parto.

Agregan que algunos procedimientos practicados por médicos para anticipar los partos de estos fetos han terminado en complicados procesos en los tribunales, que en la mayoría de las veces tienen como demandantes grupos religiosos.

"Se confunde la anticipación terapéutica del parto con el aborto", alegaron los científicos.

"Esa situación dudosa representa una tortura para las mujeres que quieren interrumpir la gestación", aseguró el vicepresidente de la SBPC, Helena Nader, citada en el comunicado.

"Estamos enviando este documento con la expectativa de que, a la luz de los argumentos científicos, el Supremo Tribunal Federal le conceda a la mujer el derecho de opción, de proseguir o no un embarazo después de un diagnóstico de anencefalia", agregó.

Según la Sociedad, la incidencia de malformación es elevada en Brasil, de cerca de un caso para cada 700 nacidos vivos, y muchas veces el embarazo de anencefálicos está asociado a embarazos de riesgo, lo que aumenta la posibilidad de muerte de la madre.

"Eso sin hablar del sufrimiento psíquico que puede provocarle a una madre un estado de estrés postraumático, un trastorno mental cuyos síntomas pueden persistir toda la vida", según la SBPC.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.