viernes, 23 de octubre de 2009

¿Dice adiós Japón al milagro capitalista?

Noel Manzanares Blanco (AIN, especial para ARGENPRESS.info)
Una televisora de habla hispana hace pocos días difundió un video en el cual aparecían personas nativas de la tierra del Sol naciente prácticamente desahuciadas, y algunas con el rostro cubierto como símbolo para evadir la vergüenza.

Las imágenes denotaban que actualmente Japón es prueba inequívoca de la fuerza del pensamiento de Karl Marx: la producción capitalista solo, momentáneamente, consiente la prosperidad relativa a quienes trabajan; paralelamente, tal bonanza es siempre pájaro agorero de tormenta.

El informe del gobierno nipón es tácito: señala que la economía de ese país dejará pronto de ser la segunda del mundo, estatus que ha mantenido desde hace cuatro décadas, y será superada por la de China.

La Agencia japonesa de Policía reveló que entre los meses de enero y agosto del presente año, un total de 22 mil 362 personas se privaron de la vida, cifra que representa casi cinco por ciento en comparación al propio período del 2008.

Como paliativo, se aboga por reforzar los programas de prevención. Sin embargo, raquítico sería el remedio si en corto plazo continúa sin solución el problema del creciente desempleo.

Para ilustrar el carácter espeluznante de la situación en la antigua floreciente sociedad, bastaría con observar cómo una de cada siete personas vive en condiciones de pobreza , cuya tasa alcanza el 14,2 por ciento de quienes tienen menos de 17 años, reveló en Tokio el Ministerio de Trabajo, Salud y Bienestar Social .

En ese contexto, resulta llamativo que la primera dama de Japón defienda la vida animal tras perder a su can. Trascendió que ella encabezará una campaña que pretende reducir a cero el número de perros y gatos abandonados, apoyada por su esposo.

No obstante, el sentido común conlleva a comprender la ecuación: si disminuyeran los índices de pobreza y los suicidios por los efectos de la crisis económica y financiera en esa nación, seguramente las mascotas tendrían mejor resguardo.

Entretanto, una pregunta hace acto de presencia: ¿Será que Japón dice adiós al milagro capitalista?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.