viernes, 30 de octubre de 2009

El Salvador: La izquierda en el poder, un paso trascendental para el país

Leonor Cárdenas (COLATINO)

El ex coronel de la Fuerza Armada Salvadoreña y uno de los protagonistas del golpe de Estado salvadoreño de 15 de octubre de 1979, Adolfo Arnoldo Majano Ramos, considera que actualmente El Salvador ha dado un paso trascendental al llevar a la presidencia a la izquierda a través de elecciones.

“Es un avance el hecho que por elecciones haya llegado a la presidencia la oposición, en este caso la izquierda, es positivo que después de estar en el gobierno por cuatro periodos un mismo partido político, se haya dado un era relevo y el hecho de que se haya dado por elecciones es un buen signo”, manifestó Majano.

Según la experiencia de Majano, en este momento, las condiciones del país no están dadas para impulsar un golpe de Estado, aunque aseguró que depende de las ambiciones que alguien de poder pueda tener y de las actitudes que el gobierno pueda tomar ya sea violando la Constitución de la República o invisibilizando las necesidades del pueblo que lo llevó al poder.

“El Salvador ha tenido una lección con el conflicto armado que se desarrolló años atrás y creo que tiene que saberla aprovechar”, agregó Majano.

El golpe de Estado del 79 realizado por la Juventud Militar Democrática, y un comité civil, según lo narra uno de los protagonistas civiles, Rodrigo Guerra, puso fin a casi cincuenta años de dictadura militar, dicho acontecimiento, al parecer incomodó a la extrema derecha y a la extrema izquierda.

Su mayor lucidez estuvo en los fines planteados, dice Majano, no así en los medios de tal modo fueron débiles en lo táctico que contribuyeron a precipitar al país en el abismo de la guerra civil.

A inicios de octubre, la inteligencia norteamericana desmontó el intento de un golpe ultraderechista que desde el propio Ministerio de Defensa se venía fraguando. Pero no alcanzó a impulsar su propio golpe con los jefes militares que tenía controlados a través de la CIA. Se les adelantaron los jóvenes oficiales que en su rechazo a la corrupción y represión imperantes habían contactado con fuerzas del Foro Popular, a fin de concretar un programa democratizador, señala Majano.

Educados en el respeto a la jerarquía, los jóvenes oficiales que preparaban el golpe buscaron un jefe militar que los respaldara y encabezara. Hallaron en el coronel Adolfo Majano identificación de ideas y lo propusieron para formar parte de la Junta. Pero habían varios coroneles que se habían sumado al golpe y pedían ese puesto, la juventud militar accedió y es así como Abdul Gutiérrez entró a la Junta y se impuso fácilmente a Majano, colocando al coronel Guillermo García como Ministro de Defensa.

Estados Unidos tendría en ellos dos a sus mejores aliados para no perder el control de la situación. Según la versión de Rodrigo Guerra, líder del Comité Civil de los golpistas, la inclusión de Abdul Gutiérrez fue obra del capitán Emilio Mena Sandoval, y fue la participación de Gutiérrez, el que desnaturalizó los objetivos del golpe y, por ende, de la proclama.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.