jueves, 22 de octubre de 2009

Guatemala: Movimiento popular llama a luchar contra la injusticia social

CERIGUA

La dirigencia del movimiento popular guatemalteco llamó al pueblo a luchar contra la exclusión, la desigualdad y la injusticia social, hasta lograr el cambio que se necesita pare resolver la problemática estructural del país.

Durante la marcha conmemorativa al 20 de Octubre de 1944, Día de la Revolución, las diferentes expresiones sociales organizadas del país reivindicaron los logros obtenidos a raíz de esa gesta de hace 65 años, como el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), el Código de Trabajo, la autonomía de la Universidad San Carlos (USAC), la fundación de las Escuelas Tipo Federación y la creación del Banco de Guatemala, entre otros.

Sin embargo, esos avances están pisoteados y corrompidos, debido a que se cuenta con gobernantes sin compromisos reales con los intereses de las mayorías, sin independencia de poderes, con intelectuales sin conciencia social, con un ejército represivo y cada vez más fortalecido por la el Presidente Álvaro Colom, señala el manifiesto de las organizaciones.

La administración de Colom ha disminuido los presupuestos de salud y educación y ha incrementado al de las fuerzas armadas; el gobierno es ejercido desde la perspectiva de las necesidades de los capitales nacionales y transnacionales y sin voluntad política de realizar el ideal democrático de transformar la estructura económica, política y cultural para ponerla al servicio de las mayorías.

Los manifestantes también criticaron al Congreso de la República, por sus compromisos con los capitales transnacionales y con la campaña política del gobierno, como lo demuestra la aplanadora en el Legislativo, constituida por el partido oficial y cuatro agrupaciones más, que pactan a cambio de cualquier prebenda del Ejecutivo, en detrimento de los intereses del pueblo.

Durante la marcha se expresaron consignas contra diversos hechos de corrupción, cometidos por funcionarios y ex funcionarios, que, según las agrupaciones sindicales, campesinas e indígenas, al parecer están quedando en el olvido.

¿Por qué nadie habla ahora de los 350 millones de quetzales que se perdieron del IGSS y de los 82 millones que fueron desviados del Congreso de la República a una casa de bolsa?, se preguntó la dirigencia durante la manifestación.

Los sectores organizados también reivindicaron los derechos que históricamente se ha negado al campesinado y al indígena, que diariamente son explotados por los patronos que violan la seguridad social, la organización sindical y las leyes laborales.

Los flagelos que se viven en Guatemala son producto de la descomposición en los Organismos del Estado, ya que esa situación provoca más exclusión, desigualdad e injusticia social, que motiva a los sectores vulnerables a buscar formas de sobrevivencia, sin importar que las mismas riñen contra la ley, señalaron los líderes sindicales, indígenas, campesinos y populares que marcharon el 20 de octubre pasado para conmemorar la Revolución de 1944.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.