viernes, 23 de octubre de 2009

Japón: Una empresa de construcción pagará 2,7 millones de dólares a los chinos forzados a trabajar durante la guerra

XINHUA

La empresa japonesa Nishimatsu Construction Co. llegó a un acuerdo conciliatorio el viernes con un grupo de obreros chinos obligados a trabajar para la misma durante la guerra, accediendo a pagar 250 millones de yenes (2,74 millones de dólares) a las víctimas de la guerra.

Según el acuerdo conciliatorio firmado por las dos partes en un tribunal de Tokio, Nishimatsu, que ofreció lanzar las negociaciones conciliatorias en abril, ofrece sus disculpas a los trabajadores y les promete construir un monumento conmemorativo para ellos.

En abril de 2007, el Tribunal Supremo de Japón desestimó la demanda presentada por un grupo de ciudadanos chinos que fueron obligados a trabajar en Japón durante la Segunda Guerra Mundial y los familiares de las víctimas fallecidas.

El tribunal sentenció que los ciudadanos chinos no tenían derecho a reclamar compensaciones de guerra a Japón porque China había renunciado a ese derecho en la Declaración Conjunta Japón-China firmada en 1972.

En 1944, unos 360 ciudadanos chinos fueron obligados a trabajar en duras condiciones en una construcción de Nishimatsu en la prefectura de Hiroshima. De los forzados a trabajar para Nishimatsu, 29 murieron o bien debido a las torturas o en el barco de regreso a China cuando Japón fue derrotada en 1945.

En 1998, los cinco demandantes exigieron a Nishimatsu que se disculpase y pagase compensaciones de 5,5 millones de yenes (60.439 dólares) a cada uno.

El Alto Tribunal de la prefectura de Hiroshima, en el oeste de Japón, sentenció en julio de 2004 que los cinco demandantes recibiesen sus compensaciones, lo que supuso la primera vez que un alto tribunal de Japón sentenciaba a favor del demandante en una serie de demandas relacionadas con los trabajos forzados durante la guerra.

Sin embargo, Nishimatsu no aceptó la sentencia y apeló al Tribunal Supremo para una sentencia definitiva.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.