martes, 13 de octubre de 2009

México: 97 Periodistas asesinados

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

En la anterior entrega, adoloridos pero al mismo tiempo en la renovación constante de exigir justicia, afirmamos que nuevamente está de luto el gremio periodístico, fue asesinado el colega, Gerardo Esparza Mata, quien se venía desempeñando como auxiliar de la oficina de Comunicación Social de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de la ciudad capital Durango, estado norteño del mismo nombre, fue ejecutado de un tiro en la cabeza.

Dijimos que con este nuevo homicidio suman 62 los ocurridos en los últimos nueve años de gobiernos panistas; ahora nos vemos también obligados a corregir nuestro Informe Actualizado Sobre la Situación del Periodismo en México que expedimos el pasado 1 de septiembre, en vista de que en el periodo de 1983 al 2000, en gobierno priístas, son 35 y no 34 los colegas asesinados.

Una investigación del compañero José Arenas Merino, sobre las agresiones a periodistas, nos hace saber del asesinado de la colega, Araceli Caballero Hernández, de 24 años de edad, corresponsal del periódico "El Día”, sección Metrópoli, fue asesinada de un balazo en la cabeza el día miércoles 2 de Junio de 1993.

Como ya parecen rutina los asesinatos de periodistas, sólo el diario La Jornada dio cuenta del homicidio de Gerardo Esparza Mata, en la nota se explica que el colega salió de su trabajo el viernes pasado a las 15 horas porque su esposa y sus cuatro hijos le festejarían su cumpleaños 40, donde estuvo toda la tarde en la fiesta.

Por la noche salió del domicilio, para atender al parecer asuntos de la oficina, nunca llegó a la misma y ya no se supo de él hasta que su cuerpo fue encontrado la mañana del sábado cerca del puente Dalila, ubicado en la salida a la carretera a Zacatecas, a dos kilómetros de donde se encuentra la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

Con este crimen suman tres los comunicadores muertos en lo que va del año en Durango: Carlos Ortega Melo Samper, en el municipio de Santa María El Oro; Eliseo Barrón, en Gómez Palacio, y ahora Gerardo Esparza, en la capital del estado.

Por lo que respecta a Araceli Caballero Hernández, su cuerpo fue encontrado en el cruce de Avenida Central y SUTERM de la Colonia Río de Luz, en el municipio de Ecatepec, Estado de México. En su momento se culpó como autor intelectual al presidente municipal, Vicente Coss Ramírez, por las constantes publicaciones de Araceli en contra de la administración municipal y, principalmente por la publicación en que Jorge Luis Coss Tirado, hijo del entonces mandatario local, fue señalado de defraudar a decenas de familias con la venta de terrenos del “Grupo Solidaridad, 90 desarrollos habitacionales de la República Mexicana, A. C.”; los terrenos de propiedad federal fueron vendidos con engaños.
Como los hemos dicho y hoy lo repetimos: en materia de derechos humanos, en México, el gremio periodístico al igual que otros grupos agraviados nada tiene que encomiar. Con los 10 asesinatos en lo que va del año; en febrero y julio, 3 en cada uno de esos meses, aumentan a 97 los colegas victimados de 1983 a la fecha. Nuevamente la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México, Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y el Club Primera Plana alzan la voz para exigir justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.