jueves, 22 de octubre de 2009

Panorama económico de China

XINHUA

El PIB aumenta 8,9% en tercer trimestre de este año: La economía china creció un 8,9 por ciento interanual en el tercer trimestre de este año, y un 7,7 por ciento interanual en los primeros nueve meses, según informó hoy jueves en Beijing el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

Las tasas de crecimiento en el primer y el segundo trimestres de este año fueron del 6,1 y 7,9 por ciento, respectivamente.

El portavoz del BNE, Li Xiaochao, declaró en una conferencia de prensa que el producto interno bruto (PIB) de China ascendió a 21,78 billones de yuanes (unos 3,18 billones de dólares) en los primeros nueve meses.

El paquete de políticas de estímulo económico adoptadas por el gobierno chino para hacer frente a la crisis financiera global ha obtenido importantes resultados y la economía china está recuperándose con un crecimiento consolidado.

De acuerdo con Li, China tiene capacidad de alcanzar el objetivo de crecimiento anual del 8 por ciento fijado para este año. El gobierno sostiene que el crecimiento económico del 8 por ciento es necesario para poder generar suficientes oportunidades de empleo.

"En la actualidad, la economía china se encuentra en un periodo crítico de estabilización y crecimiento. Es necesario consolidar la base para una plena recuperación económica. La demanda extranjera es todavía débil y para China es una ardua tarea expandir su consumo interno y ajustar la estructura económica", señaló.

En los próximos meses, China mantendrá la continuidad y la estabilidad de las políticas macroeconómicas, adhiriéndose a la política fiscal activa y a una política monetaria moderadamente flexible, e implementando plenamente el paquete de políticas y planes adoptados por el gobierno central, manifestó.

El Consejo de Estado, el gabinete de China, informó ayer miércoles en una declaración que el desarrollo económico y social del país ha resultado mejor de lo que se esperaba.

Un punto clave de la macroregulación de China en los próximos meses de este año se centrará en equilibrar las tareas para garantizar un crecimiento económico estable y relativamente rápido, reajustar la estructura económica y regular las perspectivas de inflación, de acuerdo con el documento.

El portavoz del BNE también informó de que el Índice de Precios al Consumo (IPC) de China, el principal barómetro de la inflación, cayó un 1,1 por ciento en los primeros nueve meses de este año respecto al mismo período del año pasado.

El indicador registró un aumento del 0,4 por ciento en el pasado mes de septiembre respecto al mes anterior. No obstante, el BNE no ha publicado el dato referente al IPC de septiembre en comparación con el mismo mes del año pasado.

El IPC disminuyó un 1,2 por ciento en agosto en comparación con el mismo mes de 2008. Se trata del séptimo mes consecutivo en el que cae el indicador, desde que el IPC se redujera en un 1,6 por ciento el pasado mes de febrero, la primera reducción desde octubre de 2002.

El Índice de Precios al Productor (IPP) de China, el principal indicador de la inflación a nivel de venta mayorista, cayó un 6,5 por ciento interanual en los primeros tres trimestres de este año. El indicador registró un aumento del 0,6 por ciento el pasado septiembre respecto al mes anterior, añadió Li.

La producción industrial de China ha aumentado un 12,4 por ciento en el tercer trimestre de este año respecto al mismo período del año pasado, según Li, que agrego que la cifra supone un incremento del 8,7 por ciento interanual en los primeros nueve meses.

Además, las ventas al por menor de China aumentaron un 15,1 por ciento interanual en los primeros nueve meses para alcanzar los 8,97 billones de yuanes (unos 1,31 billones de dólares).

China sigue preocupada por las expectativas de inflación

Aunque China no se enfrenta actualmente al problema de la inflación, el gobierno central se sigue mostrando muy preocupado por las expectativas de subida de los precios, afirmó hoy jueves el portavoz del Buró Nacional de Estadísticas (BNE), Li Xiaochao.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de China, el principal barómetro de la inflación, cayó un 1,1 por ciento interanual en los primeros nueve meses del año y aumentó un 0,4 por ciento intermensual en septiembre.

Sin embargo, el BNE no ha dado a conocer el dato del IPC de septiembre en comparación con el mismo mes del año anterior.

El IPC disminuyó un 1,2 por ciento interanual en agosto, que fue el séptimo mes consecutivo en el que cayó el indicador desde que se redujo en un 1,6 por ciento el pasado mes de febrero. La disminución de febrero fue la primera registrada desde octubre de 2002.

Por otra parte, el Índice de Precios al Productor (IPP) de China, el principal indicador de la inflación a nivel de ventas al por mayor, cayó un 6,5 por ciento interanual en los primeros tres trimestres del año, según la misma fuente. El indicador registró un aumento intermensual del 0,6 por ciento en septiembre.

En los próximos meses, China deberá garantizar un crecimiento económico estable y relativamente rápido al tiempo que reajusta la estructura económica y regula las perspectivas de inflación, según un documento emitido ayer miércoles en Beijing tras una reunión ejecutiva del Consejo de Estado (gabinete chino).

Algunos analistas han señalado que ésta es la primera vez que las autoridades responsables de elaboración de políticas consideran el control de las expectativas de inflación como una tarea prioritaria.

La tendencia alcista del IPC y el IPP, así como el drástico incremento de los préstamos bancarios indican que las perspectivas inflacionistas del país asiático están aumentando, opinó Yang Ruilong, decano de la Facultad de Economía de la Universidad Renmin de China.

Yang destacó que el aumento del suministro de dinero ha sido 20 puntos porcentuales más alto que el crecimiento económico nacional, fenómeno que por lo general conduce a una subida de precios.

A principios de año, el gobierno chino estableció un aumento del IPC del 4 por ciento como meta para todo el 2009.

El M2, medida amplia de la oferta monetaria que incluye el efectivo en circulación y los depósitos, había crecido un 29,31 por ciento interanual a finales de septiembre para situarse en los 58,54 billones de yuanes (8,57 billones de dólares).

Sin embargo, el gobierno chino ha asegurado que seguirá aplicando una política fiscal activa y una política monetaria moderadamente flexible.

"Como la economía china se encuentra en una etapa crítica de estabilización y de crecimiento acelerado, es poco probable que haya una alteración en la política monetaria a corto plazo", señaló el economista en jefe del Banco de Comunicaciones de China, Lian Ping.

Los coeficientes del IPC en las áreas urbanas y rurales del país cayeron un 1,3 y un 0,7 por ciento en los nueve primeros meses del 2009 en comparación con el mismo periodo del año anterior, respectivamente.

Ventas al por menor aumentan 15,1% en tercer trimestre

Las ventas al por menor de China han aumentado en un 15,1 por ciento en el tercer trimestre de este año, o un 17 por ciento tras descontar los factores de precio, para alcanzar a los 8,97 billones de yuanes (1,31 billones de dólares), según informó hoy jueves el Buró Nacional de Estadísticas.

El volumen de ventas al por menor sumó 6,100 millones de yuanes en las áreas urbanas y 2,87 billones de yuanes en las zonas rurales, lo que supone un aumento del 14,8 y el 16 por ciento, respectivamente.

En términos de sectores, las ventas al por menor y al por mayor se elevaron un 15 por ciento en los primeros nueve meses de 2009, y aumentaron un 17,4 por ciento en hoteles y restaurantes.

Entre los artículos de consumo, las ventas de muebles subieron un 32,2 por ciento y las de automóviles aumentaron un 24,5 por ciento en los primeros tres trimestres respecto al mismo periodo del año pasado.

La producción industrial aumenta 12,4% en tercer trimestre

La producción industrial de China aumentó un 12,4 por ciento interanual en el tercer trimestre del año gracias al enorme gasto por parte del gobierno, que ha consolidado la recuperación del crecimiento económico, informó hoy jueves en Beijing el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

En los primeros nueve meses de 2009, este valor subió un 8,7 por ciento interanual, crecimiento que fue 6,5 puntos porcentuales menor al experimentado en los tres primeros trimestres de 2008.

La producción de las empresas de propiedad estatal y de participación estatal aumentaron un 4,1 por ciento, mientras que la de las compañías de propiedad colectiva se incrementó en un 7,9 por ciento. La producción de las empresas con inversión extranjera creció un 3,4 por ciento.

Los beneficios de los principales productores industriales alcanzaron los 1,67 billones de yuanes (246.280 millones de dólares) entre los meses de enero y agosto, lo que supuso una caída del 10,6 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado y una disminución de 12,2 puntos porcentuales respecto a los cinco primeros meses de 2009.

Aunque la producción industrial no ha vuelto a situarse en los niveles registrados antes de la crisis económica global, la sobrecapacidad se ha convertido en un serio problema para las industrias siderúrgica y química, entre otras.

Zhao Jinping, investigador del Centro de Investigación de Desarrollo del Consejo de Estado (gabinete chino), afirmó que el gobierno ha conseguido estimular el consumo nacional pero no ha logrado completar el proceso de reestructuración industrial.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, máximo órgano de planificación económica de China, indicó el pasado 15 de octubre que el país se enfrentará a "graves excesos de producción" en los sectores del acero, el cemento, el vidrio cilindrado, la silicona policristalina y los equipos de energía eólica, así como la industria química del carbón.

Según la comisión, este tipo de problemas también se destacaron en sectores de aluminio electrolítico, de construcción naval y de extracción de aceite de soja, entre otros.

Asimismo, Zhao señaló que algunas industrias con altos niveles de consumo de energía y contaminación siguen funcionando a pesar de haber recibido advertencias en repetidas ocasiones.

"Se deberán hacer más esfuerzos decisivos para impulsar la reestructuración industrial. De lo contrario, las medidas de estímulo no serán sostenibles", añadió.

La economía china creció un 8,9 por ciento en el tercer trimestre, lo que ha renovado las esperanzas del país asiático de alcanzar su objetivo anual del 8 por ciento para este año.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.