martes, 20 de octubre de 2009

Rusia usa experiencia de EEUU para renovar su estrategia nuclear

NEZAVISIMAYA GAZETA - RIA NOVOSTI

La versión renovada de la doctrina militar de Rusia admitirá el uso del armamento nuclear en una guerra a gran escala, regional y hasta local, escribe Alexei Fenenko, colaborador jefe del Instituto ruso para problemas de seguridad internacional, en un artículo publicado hoy en Nezavisimaya Gazeta. La estrategia nuclear del país, a juicio del articulista, se asemeja cada vez más a los estándares estadounidenses.

Por primera vez, los enemigos potenciales de Rusia la superan en armas convencionales. La ampliación de la OTAN ha demostrado que Moscú difícilmente logra plasmar en ventajas políticas sus armas estratégicas nucleares. La guerra de agosto de 2008 en torno a Osetia del Sur ha confirmado, a su vez, que EEUU no descarta la intervención en los conflictos que se producen en el espacio postsoviético. Todo lo anterior plantea ante Rusia la necesidad de bajar el techo nuclear, y la experiencia estadounidense de "reacción flexible" podría serle de ayuda.

La estrategia de "reacción flexible" aumentó en su momento la eficacia de la política estadounidense de disuasión nuclear frente a la URSS. De acuerdo con este concepto, los conflictos armados se subdividen en varias categorías, cada una de las cuales requiere del uso de armas correspondientes, incluidas las armas tácticas nucleares. Las tropas estadounidenses en Europa tenían la misión de frenar la hipotética ofensiva de tanques soviéticos, mantener la supremacía en el aire e impedir la propagación del conflicto fuera del teatro local de operaciones militares. Como recurso extremo se admitía el uso ostentoso de armas tácticas nucleares para colocar al adversario ante el dilema: confrontación nuclear o paz honrosa.

El concepto de "reacción flexible" revolucionó el arte militar e impulsó el desarrollo de armas de precisión, flamantes sistemas de información, espaciales, etc. Al mismo tiempo, implica algunas amenazas considerables.

En la década del 60, EEUU aprendió a sacar ventajas políticas de la publicación de guiones acerca del uso restringido de armas nucleares sin llevar el asunto a un conflicto real. La gran interrogante es si Rusia sabrá conducir con la misma sutilidad este juego político militar, señala Fenenko.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.