martes, 13 de octubre de 2009

Salvadoreños rechazan un proyecto minero de Guatemala

Beatriz Castillo (COLATINO)

Pobladores de las comunidades la Joya, la Isla, Bonanza, San Francisco y Guajoyo protestaron esta mañana en el paso fronterizo de San Cristóbal entre El Salvador y Guatemala, para mostrar su descontento a la aprobación de la explotación minera de Cerro Blanco, ubicado en Asunción Mita, Jutiapa.

Ésta mañana se confirmó que se iniciaría el proyecto, lo que generó polémica en las comunidades de los dos países que consideran se verán afectados.

David Pereira, activista ambiental de El Salvador, dijo a este vespertino que con el proyecto de explotación se utilizarán 6 toneladas de cianuro y todos los desechos desembocarán en el río Ostuma de Guatemala, que desemboca en el lago de Guija, que también tiene su final en el río Lempa, principal abastecedor de agua en El Salvador.

“Lo que sucederá es que en pocos años vamos a tener contaminado el río Lempa. Nosotros reconocemos el derecho soberano de Guatemala, que deben de tener en cuenta que será un proyecto que afectará más a El Salvador” ,sentenció Pereira.

Según los datos de la empresa que construye e impulsa este proyecto minero, se tiene previsto extraer 1.2 millones de onzas de oro, lo que representa una suma de millones en el mercado.

Sin embargo, los activistas en El Salvador consideran que Guatemala no está midiendo los impactos que generará este proyecto y ni se respetan los convenios ratificados por los países que impulsan el Plan Trifinio, de proteger en medio ambiente ante los megaproyectos de desarrollo.

Pereira instó a las Ministerio de Relaciones Exteriores, Medio Ambiente, Ministerio de Salud y Ministerio de Agricultura a tomar una postura ante la decisión final de Guatemala y que se analice el impacto.

En El Salvador existen varios proyectos mineros que no han recibido aval, incluso, Pacific Rim interpuso una demanda millonaria al país por no cumplir con el proceso de exploración y extradición de oro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.