martes, 10 de noviembre de 2009

Argentina: ¿Contra cuántas más?

ARTEMISA

El 4 de noviembre, una periodista y funcionaria de La Pampa, que viene trabajando en el desmantelamiento de las redes de prostitución y trata de personas de su provincia, recibió una amenaza de muerte anónima en su lugar de trabajo. Unos días antes había participado del allanamiento a un cabaret de Santa Rosa. Reproducimos el comunicado de la Red PAR repudiando el hecho.

La Red de Periodistas de Argentina por una comunicación no sexista (PAR) expresa su indignación y repudio contra los autores de la amenaza de muerte dirigida en forma anónima a nuestra compañera Mónica Molina, coordinadora internacional de la Red y subdirectora de Políticas de Género de la Municipalidad de la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa.

En su denuncia ante la Fiscalía N º 1 de esa ciudad, nuestra compañera relata que una telefonista de la Subdirección recibió el pasado miércoles una llamada anónima, en la que una voz masculina advirtió a Molina que 'le vamos a cortar el cogote y lo vamos a colgar en el mástil para que flamee junto con la bandera frente al municipio...'.

En posteriores declaraciones a los medios de prensa, Mónica denunció que 'es muy probable que las amenazas tengan que ver con el allanamiento de Le Coq Doré', un cabaret de Santa Rosa clausurado por un procedimiento conjunto entre el Municipio y Gendarmería Nacional, donde se encontró a una menor a quien se explotaba sexualmente. La causa fue iniciada semanas atrás por una denuncia de nuestra compañera.

Cabe recordar que Mónica Molina impulsó la sanción de una ordenanza que eliminó las whiskerías, cabarets y night clubs de las habilitaciones municipales, y denunció una red de tratantes de mujeres y niñas con objeto de explotación sexual, que terminó con más de una docena de presuntos proxenetas procesados y el cierre de numerosos prostíbulos encubiertos, siendo el ejemplo de Santa Rosa seguido por otros municipios dentro y fuera de la provincia.

No nos extraña pues que el/los autor/es de esta intimidación cobarde y solapada estén vinculados al submundo de la trata de personas, ya que sus métodos para practicar tan infame negocio son la coerción, la intimidación, la crueldad y la violencia contra mujeres indefensas, a las que reducen a la denigración y la esclavitud para llenar sus bolsillos con millones de dólares.

Las y los integrantes de la Red de Periodistas de Argentina por una comunicación no sexista (PAR), interpretamos que la amenaza a la compañera Mónica Molina es una provocación a las y los 130 periodistas miembros/as de esta Red, por lo que nos declaramos en estado de alerta y responderemos cualquier intento de agresión de manera contundente a lo largo y ancho del país, con las herramientas que la democracia, el derecho y la libertad de expresión nos proporcionan.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.