martes, 24 de noviembre de 2009

Guatemala: Niños, niñas y mujeres las poblaciones más abandonadas por el Estado, la sociedad y las instituciones

CERIGUA

La mujer y la niñez guatemalteca representan dos poblaciones que han sido abandonadas por el Estado, por la sociedad y especialmente por las instituciones religiosas e históricamente han estado marginadas y expuestas al abuso sistemático, indicó Carolina Vásquez Araya.

Vásquez dijo, en su columna “La cadena irrompible”, que el 25 de noviembre se conmemorará el Día Internacional de la No Violencia Contra las Mujeres, en un contexto de pobreza extrema, desnutrición, femicidio incontenible, desprecio por su género, su etnia, su femineidad y su existencia misma como fuente de vida.

Según la columnista, los hijos de las mujeres que sufren violencia intrafamiliar heredan una cadena de agresiones que son fomentadas por los patrones culturales y reforzadas por el mensaje mediático y las doctrinas religiosas.

La sociedad guatemalteca jamás curará sus heridas mientras persista la discriminación, el odio y la marginación a las cuales se somete a una inmensa mayoría de la población y en tanto no se establezca, por ley, un trato igualitario en todas sus instancias, subrayó Vásquez.

La periodista indicó que a la conmemoración del 25 de noviembre se encuentran ligados los derechos de la niñez y la juventud, el atavismo de la violencia de género impacta de manera directa a este segmento del cual emergerán los adultos de mañana.

La columnista enfatizó que la absoluta falta de conciencia de los líderes sociales y políticos, incapaces de concebir siquiera una actitud de respeto por sus hijos e hijas, mucho menos por las mujeres, tiene consecuencias devastadoras, en los procesos de desarrollo, culturales, educativos y económicos del país.

Guatemala necesita con urgencia una reingeniería sociológica para reparar sus graves patologías, la celebración de fechas emblemáticas no sirve de nada si después de los actos simbólicos se regresa a las prácticas abusivas de costumbre, a la negación de los derechos de las minorías y a las negociaciones para impedir el acceso de las mujeres al poder político.

Finalmente, Vásquez dijo que el tejido social se rompe y se rasga con cada bofetada, cada machetazo y cada violación a las que son sometidas miles de mujeres a diario, además del golpe que representa para su descendencia indefensa y vulnerable.

Ante las altas cifras de femicidios que se reportan en Guatemala, la Campaña Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres, promovida por el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, será lanzada el próximo miércoles en el país, con el fin de hacer conciencia a los Estado de promover acciones para erradicar este flagelo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.