martes, 24 de noviembre de 2009

Honduras: Los abogados del diablo

Alberto Ampuero (especial para ARGENPRESS.info)

¿Cómo piensa Obama salvar a Micheletti del fuego, sin quemarse?

Se lo cuento

La parte más importante para superar la crisis y avanzar hacia el futuro es “el reconocimiento de los comicios”, dice el subsecretario de Estado adjunto para América Latina, Craig Kelly. Con lo que cierra toda posibilidad de que Honduras vaya a elecciones con su presidente legítimo.

El siguiente paso (siempre con el plan Kelly), es el establecimiento con rapidez de un gobierno “de unidad”. Luego el Congreso hondureño, dominado por fuerzas de derecha, decidirá sobre la restitución del presidente Zelaya, que se realizará después de los comicios
Kelly dice que Zelaya debe ser restituido (aunque sea en el último día de su mandato) para legitimar al próximo gobierno, y nada más.
Veamos los detalles

El plan contempla que el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, deje el poder por unos días (entre el 25 de noviembre y el 2 de diciembre) para facilitar los comicios generales y resolver la crisis política iniciada el 28 de junio pasado tras el golpe de Estado contra el presidente constitucional Manuel Zelaya

“Nos satisface que se tome una licencia”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, sobre Micheletti; “para que la atención se centre en los comicios generales y no en la crisis política”.

“Las elecciones del 29 de noviembre van a ocurrir, van a ser un hecho real,y nosotros le deseamos buena suerte a Honduras y a su pueblo ese día”, declaró el embajador USA en Tegucigalpa,Hugo Llorens

Nadie (de la oposición) lo aceptó, por supuesto.De hecho, la canciller zelayista Patricia Rodas declaró en Caracas que cualquier medida que lleve a cabo la dictadura es completamente ilegal y nula por provenir de un proceso inconstitucional y antidemocrático. Significa un intento de blanquear el golpe de Estado militar, que además trata de ocultar todas las violaciones contra el pueblo.

Rodas agregó que la única manera de restablecer la democracia en Honduras es mediante la restitución de Zelaya, para que convoque una Asamblea Constituyente cuyo protagonista sea el pueblo.

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos se reúne en estos días para analizar la situación en Honduras y buscar una posición común para después de los comicios. Pero Brasil ya adelantó que no reconocerá las elecciones organizadas por ese gobierno.

“Desde el punto de vista legal, él nunca debía haber estado en el gobierno. Entonces, que ahora diga que se va a alejar provisionalmente, para mí suena raro”, aseguró el canciller Celso Amorim
Como raro es el ambiente que se respira en Honduras a días de las ‘elecciones’,cuando no hay nada qué elegir. Más cuando una aspirante de entre tres candidatos a la vicepresidencia por el Partido Liberal, Margarita Zelaya Rivas, renunció a su postulación junto con otros seis candidatos a otros cargos, en solidaridad con el presidente Zelaya.
La observación internacional es otro problema. ¿Cuáles observadores y con cuáles credenciales técnicas y democráticas calificarán si la elección reúne las normas internacionales de justicia y transparencia?.

A saber, porque hasta ahora, los únicos que han anunciado que vendrán son los amigos de ultraderecha y derecha simple del régimen golpista. Ni los legisladores republicanos de Estados Unidos podían venir porque no hay demócrata que los acompañe, informó Arturo Cano de La Jornada de México.
Aunque, al parecer, una “doblada de mano” de última hora a los demócratas, por los extremistas de Washington,los obligaron a acompañarlos.
De esa forma, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de la bancada demócrata, estaría prácticamente anunciando que legitimaba observadores electorales el 29 de noviembre.
Las consignas de la Resistencia al boicot (para hacer que las elecciones sean nulas) crecen todos los días que Micheletti ordenó taparle los oídos al pueblo, sacando del aire la señal del canal de televisión 36 de Honduras, que simpatiza con Zelaya.

El gobierno de Micheletti lo niega, pero el canal ya sufrió cortes en su transmisión en varias ocasiones desde la asonada, e incluso fue cerrado tres semanas en septiembre por los golpistas al amparo de un decreto que permitía suspender a medios que atentaran contra la paz y el orden público. Así que, antecedentes, hay.

Alberto Ampuero es periodista radicado en Riverside, California, Estados Unidos.

Autor imagen: Carlos Latuff

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.