martes, 24 de noviembre de 2009

La incidencia del SIDA disminuye un 17% en el mundo en los últimos ocho años

RIA NOVOSTI

La incidencia del SIDA en el mundo disminuyó un 17% los últimos ocho años, según un informe conjunto publicado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA).

El informe señala que actualmente en el mundo hay cerca de 33,4 millones de contagiados con el letal virus y que gracias a los avances de la medicina, cada vez es mayor el número de enfermos que pueden vivir más tiempo.

En los últimos cinco años, la mortalidad por SIDA se redujo en un 10% debido a que ahora el tratamiento está al alcance de un mayor número de enfermos, destacó el documento.

Según cálculos de la OMS y el ONUSIDA, unas 2,9 millones de vidas fueron salvadas desde el año 1996 cuando se implemento un tratamiento más eficaz contra el VIH/SIDA.

A pesar del progreso en su tratamiento, esta enfermedad sigue siendo el problema número uno para la salud mundial, advierte el informe OMS/ONUSIDA.

En concreto, el documento señala que Europa del Este y Asia Central son las dos únicas regiones donde las tasas de infección por el VIH siguen en aumento y sólo el año pasado se produjeron unos 110.000 contagios.

La epidemia del VIH afecta de forma grave a países como Rusia y Ucrania, siendo este último, líder europeo en la incidencia de la enfermedad.

En cuanto a las vías de transmisión, el consumo de drogas, el contagio sexual y la transfusión de sangre siguen siendo las formas más comunes. No obstante, el informe OMS/ONUSIDA advierte de que en África el índice de contagio es mayor porque se dan casos cuando los enfermos procuran contagiar el mayor número posible de personas sanas.

La OMS destaca que el continente africano, donde uno de cada tres de sus habitantes es portador del virus, es la zona del planeta más castigada por el SIDA. Según previsiones, 55 millones de sus habitantes morirán de la enfermedad antes de 2020.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.