martes, 24 de noviembre de 2009

México: Ante la violencia presidencial, inician once mujeres del SME huelga de hambre

Guadalupe Cruz Jaimes (CIMAC)

A más de 40 días del cierre de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), y en protesta por el decreto presidencial que la extinguió y que dejó sin empleo a 4 mil mujeres y 40 mil hombres electricistas, once trabajadoras de la compañía paraestatal iniciaron hoy una huelga de hambre que culminará cuando el gobierno federal les dé una solución.

“Les presentamos el que será nuestro nuevo hogar, mientras el gobierno federal no nos dé una solución”, señaló Mónica Jiménez, coordinadora del Movimiento de Mujeres Electricistas en Resistencia, acompañada por decenas de trabajadoras y trabajadores de LyFC, así como Martín Esparza, dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), en la entrada de CFE.

El campamento de las integrantes del Movimiento de Mujeres Electricistas en Resistencia fue instalado en las inmediaciones de las oficinas de Comisión Federal de Electricidad (CFE), ubicadas en el cruce de Insurgentes y Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.

“Mujeres en huelga de hambre por dignidad” dice la manta que las electricistas colgaron hoy en la entrada de las oficinas de la CFE, donde previo a la entrada de las once trabajadoras, se realizó un mitin, en el que Mónica Jiménez refirió que “las Smeitas estamos dispuestas a todo, hasta las últimas consecuencias”.

Cabe mencionar, que el pasado 11 de octubre, Felipe Calderón Hinojosa, titular del Ejecutivo, como un “paliativo” de la crisis económica, decretó la desaparición de LyFC, con lo que extinguió también alrededor de 44 mil fuentes de trabajo, en el Distrito Federal, Estado de México, Morelos, Puebla e Hidalgo, entidades donde laboraban las y los electricistas.

Apoyadas por alrededor de 300 electricistas retumbaba a una voz: ¡No están solas, no están solas! Al tiempo que Mónica Jiménez aseveró que su protesta será pacífica, por lo que responsabilizó a Felipe Calderón, de cualquier acto represivo en su contra y del daño a la salud de las once trabajadoras, que permanecen en ayuno desde las 14:00 horas de hoy, debido a que dependerá del Ejecutivo que ellas levanten la huelga de hambre.

¡No nos vamos a ir en tanto Calderón no dé respuesta! Ya que, dijo, “no es posible” que a más de 40 días del conflicto se niegue a establecer el diálogo con el SME y de este modo resuelva el conflicto con las y los electricistas, cuya petición es firme: la restitución de sus fuentes de trabajo.

Al respecto, Martín Esparza refirió que esta medida tomada “dignamente” por las trabajadoras de LyFC es un “sacrificio” en defensa de la compañía paraestatal, “un ejemplo valiente de esta lucha histórica”, añadió.

En coincidencia, Cecilia Figueroa, una de las lideresas del Movimiento de Mujeres Electricistas en Resistencia manifestó que las trabajadoras de LyFC, permanecerán en guardias las 24 horas del día en resguardo de las “Smeitas” en huelga de hambre. Para ello, organizaron guardias matutinas, vespertinas y nocturnas.

Asimismo, Figueroa manifestó a las electricistas, que permanecen en dos casas de campaña frente a CFE, en apoyo moral de las y los electricistas, quienes estarán pendientes de ellas, mientras llevan a cabo esta acción de “valentía”, que se da a unas horas de que el Legislativo determiné el día de mañana si se llevará a cabo la controversia constitucional, única vía jurídica de echar atrás el decreto “calderonista”.

En tanto, Figueroa anunció que el próximo miércoles 25 de noviembre con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres, las electricistas realizarán un mitin en las inmediaciones de la Comisión para denunciar la violencia que ha ejercido el gobierno federal en su contra.

¿Acaso hay más violencia que la que puede ejercer un gobierno que deja en el desempleo a más de 4 mil mujeres, muchas de ellas cabezas de familia? Expresó la sindicalista, quien convocó a este acto a las decenas de trabajadoras y trabajadores de LyFC presentes en el mitin.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.