jueves, 19 de noviembre de 2009

México: Defendamos a Excelsior

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Nunca como ahora repensamos tanto el título de esta entrega por tratarse de un asunto toral en la vida del país, nos referimos a la propiedad del más grande diario que ha tenido México, sin duda Excélsior, “el periódico de la Vida Nacional”, que salvo momentos ominosos, exacto, ha escrito con valor, con verdad y compromiso social la vida de la nación.

Renunciamos a nuestra colaboración diaria en sus páginas desde el momento mismo en que se dio “El asalto final”, como título su libro el asesinado último director de la Cooperativa, José Manuel Nava Sánchez, hoy con especial reconocimiento a la lucha emprendida por los paladines de la misma congregación de verdaderos trabajadores y ante su primer triunfo legal, además de reiterar nuestro apoyo convocamos a todos los mexicanos bien nacidos a defender a Excélsior, último bastión del periodismo crítico, libre y veraz a nivel nacional.

Salvo contados medios han dado a conocer que un juez federal invalidó la venta del periódico Excélsior al Grupo Empresarial Ángeles, Aerogea, consumada a espaldas de los verdaderos trabajadores-dueños en 2006, por lo que determinó que la asamblea en la cual se acordó la transacción fue ilegal, por lo que ordenó la restitución de todos los bienes a los cooperativistas.

Fue el Juez 2 de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal, Refugio Ortega Marín, quien declaró la nulidad de la asamblea de la Sociedad Cooperativa de Responsabilidad Limitada celebrada el 23 de enero de 2006, en la que se acordó la venta del medio de comunicación al citado grupo empresarial.

Copio textual: “Por haberse presentado diversas irregularidades, el juez declaró 'la nulidad absoluta del contrato privado de compra-venta, el 23 de enero de 2006', mediante el cual Excélsior Compañía Editorial, Sociedad Cooperativa de Responsabilidad Limitada, vendió el diario a Aerogea, Sociedad Anónima de Capital Variable'.

Por lo que en consecuencia también “se declara la nulidad absoluta” del instrumento 87 mil 454, de esa misma fecha del protocolo del Notario Público número 50 del Distrito Federal, Joaquín Talavera Sánchez, que contiene la protocolización de dicho contrato. Es decir el fedatario que se prestó a protocolizar la fraudulenta venta.

En el expediente 88/2006 el juez también invalidó la designación de Armando Heredia Suárez y Francisco Javier De Anda Herrera -los artífices de la chicanada-, como apoderados, delegados de la asamblea y liquidadores de los cooperativistas de Excélsior, llevada a cabo en la Asamblea General de Socios.

Por dicha razón, el juez condenó a Heredia Suárez y De Anda Herrera a rendir cuentas a los cooperativistas, “respecto de todos y cada uno de los actos jurídicos y contratos que hayan celebrado con base en las facultades que hubiesen ejercido en términos de dicho mandato, en un plazo de 20 días”.

Sabemos de antemano que en nuestro país, sobre todo en estos tiempos de crisis económica, política y moral se tuercen los caminos de la justicia, pero es nuestro deber comprometernos con la lucha limpia y valiente de los cooperativistas y mantener nuestro exhorto a la sociedad civil: Defendamos a Excélsior.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.