viernes, 13 de noviembre de 2009

México: Satanización

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

El grave conflicto de los trabajadores electricistas debemos de analizarlo con lupa bajo dos conceptos: la decisión unilateral del gobierno federal de extinguir la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y la defensa de las fuentes de trabajo por parte de los electricistas, que de la noche a la mañana se vieron en la tragedia de perder sus empleos con todas las consecuencias que ello implica.

En ambos casos se ha implementado toda una maniobra mediática para aclamar la decisión gubernamental y satanizar la defensa de los trabajadores cesados que, obvio, enarbola el Sindicato Mexicano de Electricistas, SME, bajo el liderazgo de Martín Esparza, al que algunas autoridades y medios se refieren como el ex líder.

El problema se agudiza cuando el secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón se convierte en juez y parte, al declarar sin rubor alguno, que tanto los amparos como las controversias constitucionales que promuevan los afectados no prosperarán, y a continuación su argumento prodigioso: “porque la extinción de Luz y Fuerza del Centro es una decisión tomada y definitiva”.

Los hechos comprueban una vez más que todo está planchado en contra de los trabajadores electricistas: el Poder Legislativo federal se negará a presentar la controversia constitucional, la implementada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal fue desechada, sin siquiera ir al fondo del asunto por el ministro de La Suprema, José Ramón Cossío Díaz por “indudable improcedencia”, y con otro argumento a modo: la ALDF “no tiene interés legítimo” para presentar una demanda de este tipo, ya que el decreto del Ejecutivo federal, emitido el 11 de octubre pasado, “no es susceptible de afectar en modo alguno la esfera de competencia y atribuciones constitucionales que tiene el Distrito Federal”.

Aun hay más. Improcedente consideró también por su parte, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Guillermo Ortiz Mayagoitia, la solicitud enviada a esa instancia por Martín Esparza, dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas, para investigar la probable violación constitucional y de los derechos humanos por la extinción de Luz y Fuerza del Centro.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa, aprovecha el día del denostado “Paro Cívico Nacional” para declarar que la Comisión Federal de Electricidad ha suministrado con gran responsabilidad el servicio de energía eléctrica a la zona centro del país a pesar de intentos por interrumpirlo; grave acusación sin ofrecer las pruebas correspondientes y que de haber sucedido deja a la Policía Federal, que tiene tomadas las instalaciones, cuando menos en calidad de ineficaz.

¿Qué queda después de todo esto? o mejor dicho, cerrados los caminos legales ¿qué les queda a los electricistas? Sólo el camino de la resistencia, y esperamos como lo han anunciado, en un movimiento pacífico. Este miércoles cumplieron su compromiso, fue saldo blanco a pesar de un incidente menor en la caseta de cobro de la carretera México-Querétaro, que ha sido dimensionado

Desde luego nosotros no nos sumamos a la cargada de la satanización de los electricistas, por el contrario, encomiamos la defensa de sus empleos y de sus derechos laborales adquiridos en años de lucha y sobre todo de trabajo honesto y calificado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.