lunes, 30 de noviembre de 2009

México: Se van a huelga de hambre 11 trabajadoras del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME)

Luis Cisneros Luján

“Por La Revolución y La Ternura”

Desde el pasado lunes 23 de noviembre de este año, frente a una de las oficinas de la empresa “Comisión Federal de Electricidad” situada en el cruce de las importantes avenidas de la ciudad de México, Paseo de la Reforma e Insurgentes; 11 mujeres trabajadoras de la Compañía “Luz y Fuerza del Centro” iniciaron una huelga de hambre con la intención de protestar en contra del decreto presidencial a través del cual, desde el pasado 10 de octubre, el gobierno federal de México, encabezado por el Presidente, por muchos considerado ilegítimo, Felipe Calderón Hinojosa, declaró el cierre de esta empresa y terminadas las relaciones laborales con más de cincuenta mil trabajadores y trabajadoras, aglutinados en el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).
También están exigiendo la restitución de sus fuentes de empleo y por lo tanto la reapertura de “Luz y Fuerza del Centro”. Precisamente un día después el martes 24 en el transcurso del día, durante la jornada de trabajo de los Señores Diputados, estos decidieron no aceptar la solicitud del SME que les pedía impulsarán el llamado recurso de inconstitucionalidad para solicitarle lo pertinente a los magistrados de la Suprema corte de Justicia de la Nación para poder frenar, aunque sea momentáneamente los efectos de este decreto por el que fue declarada cerrada la compañía “Luz y Fuerza del Centro” que proveía la energía eléctrica para el Distrito Federal y los estados circunvecinos.
Los diputados de las bancadas del PRD, PT y Convergencia impulsaron con sus discursos la petición del SME, pero poco pudieron ni podrán hacer frente a la aplanadora de votos que significan el PAN, el PRI, El Verde Ecologista y El PANAL
Mónica Jiménez Acosta, una de las huelguistas nos informó que 10 de ellas son trabajadoras de la empresa y la otra es jubilada de la misma empresa acotando que algunas de ellas son cabeza de familia y otras, además, son esposas de trabajadores electricistas y ella se reconoció así como a sus compañeras, miembros de la gran familia electricista. Saben que la liquidación significa el desempleo de familias enteras incluidos los hijos y adultos mayores que ahora comienzan a padecer de falta de lo más indispensable.
Ellas planearon la huelga de hambre a partir del “Movimiento de Mujeres Electricistas en Resistencia” y la insertan como una propuesta y un trabajo para sostener su lucha; de hecho en principio fueron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) a platicar con Beatriz Paredes, Luego a la UNIPEN, también a la Secretaría de Energía, a la Secretaría de Trabajo, a la Secretaría de Gobernación. Han venido aquí a Reforma Donde atiende Javier Lozano y han ido a los Pinos con Margarita Zavala la esposa de Felipe Calderón y a final de cuentas todos coinciden con decirles que lo que está pasando es por el bien de México pero caen en la cuenta que México son ellas también, entonces no les están dando ninguna opción y como no tienen nada que perder
comenzaron esta movilización y la insertan como parte de las acciones de resistencia ante un hecho para ellas absolutamente inconstitucional donde además han sido discriminadas, así que ahí están para que las vean quienes pasan por aquí y aunque digan que son solo 11 mujeres, ellas representan a cientos de familias que también están en huelga de hambre ya que en su casa ya no tienen que comer y están literalmente muriéndose de hambre, porque las despensas que les ha proveído el sindicato y la acción solidaria del pueblo, no les alcanza y mientras transcurre el tiempo las cosas se les dificultan cada vez más.
La huelga no tiene un tiempo de duración es indefinida, y mucho menos ahora que saben el resultado de la votación en la Cámara de Diputados, van a estar aquí hasta donde el cuerpo aguante, ya que están conscientes de que las cosas no pueden ser de otra manera ante la acometida del ejecutivo que se ha adjudicado el poder de desaparecer empresas, importándole nada lo que digan los representantes de los otros dos poderes y por ahora están claras de que sería mejor de una buena vez, que desaparecieran el poder legislativo y el judicial y consolidara el suyo el presidente con los suyos, para tener claro de una buena vez el panorama de enfrentamiento para quien cada vez se define como un fascista, ya que el ejecutivo ha violado la constitución reiteradamente sin importarle nada los trabajadores de este país.

Los señores legisladores tienen sus sueldos, grandes por cierto, sus bonos y una serie enorme de prestaciones y por eso consideran que no las pueden entender, aún a pesar de que están violando la constitución al respaldar el cierre de una empresa importante para el país y ellas están ahí, no tanto para ejercer una presión, sino para exigir que se establezca una mesa de negociación para que les devuelvan su empleo y de ser así saben que tendrán que regresar todos y todas con otra actitud frente a la ciudadanía ya que efectivamente, si no todos, si se cometieron errores que ahora los usuarios les están cobrando con fuertes críticas y hasta aplaudiendo la acción del ejecutivo que se ve reforzada por la tarea de los medios de comunicación, principalmente los electrónicos, que los denostan a ellos y su lucha, argumentado que fueron precisamente los trabajadores de esta empresa, los causantes de su mal funcionamiento, por lo que ya no resultaba mantenerla abierta.
En este tenor, el jueves 26 por la madrugada el ejecutivo movilizó cuando menos a doscientos policías federales, esos siniestros uniformados de negro, quienes rodearon a las 11 trabajadores y su pequeño grupo de vigilancia, conformado por otros trabajadores electricistas y estuvieron ahí hostigándolas hasta cuando menos al medio día, en que se concentró un nutrido grupo de trabajadores, quienes obligaron a que el gobierno desistiera y retirara a estos elementos que justificaban su presencia con el pretexto de que las trabajadoras tenían planteado tomarse las oficinas de CFE que ocupan varios pisos de ese edificio.
Critica el gobierno también, los supuestos privilegios que los sectores del gremio electricista tenían y bueno, para ellas está claro que los logros de los trabajadores electricistas afiliados al SME a través de su representación sindical, para todos sus agremiados fueron importantes y que los dueños del capital no tendrían que meterse en ese tipo de cosas, pero desde luego que lo hacen porque el SME les parece un mal ejemplo para la clase trabajadora en su conjunto a la cual, habrá que tener cada vez más sojuzgada y reservarse para sí, para ellos sí, los grandes negocios y los gigantescos privilegios que el poder les permite a los empresarios nacionales y extranjeros.
La solidaridad por otra parte no se ha hecho esperar y los medios de comunicación independientes ya se han hecho presentes, inclusive varios internacionales; los festivales artísticos, la proyección de películas de contenido social, entre otros las del cineasta boliviano San Jinés; también han llegado otras féminas de otros gremios y organizaciones y ahí están las mujeres del SME, con su acción, siendo el epicentro de la resistencia, aprendiendo en el andar como dice el poeta, sin mirar atrás, haciendo camino y aprendiendo en pocos días lo que su propia organización gremial no pudo enseñarles en tantos años con una ejemplar democracia sindical interna pero ausente del contenido de clase, descubriendo que no basta solo ser democráticos, sino que tienen que ser clasistas, redescubrirse como clase obrera para sí y no solo en sí, darse cuenta que sin quererlo llegaron a ser parte de una casta de trabajadores privilegiados pero no intocables y estarán ahí, como dice Mónica, hasta que el cuerpo aguante o hasta que el gobierno federal, ojalá que no suceda así, a través de su aparato de represión como suele hacerlo, les corte su derecho de manifestarse como mejor les convenga.

Fotos 1 y 2: México - Se van a huelga de hambre 11 trabajadoras del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). / Autor: Luis Cisneros Luján

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.