martes, 3 de noviembre de 2009

Un golpe para las ambiciones económicas de Rusia

RIA NOVOSTI

La crisis global trastornó los ambiciosos planes de Rusia que aspiraba a transformarse en la quinta economía del mundo, escribe hoy el diario ruso Nezavisimaya Gazeta.

El periódico recuerda que el PIB nacional retrocedió un 10% en enero-septiembre de 2009, mucho más que otras economías de gran envergadura. Rusia podría acercarse al nivel de Brasil y terminar este año en el octavo lugar, dos peldaños por debajo de su posición del año pasado.

"Ya no cabe hablar de que Rusia podría adelantarse a Alemania y afianzarse en la quinta posición para 2020", considera el analista Pyotr Kliuev. Hay una barrera obvia para el crecimiento, pues tanto el PIB de Rusia como la demanda interna incrementaban gracias a la continua subida de los precios del crudo.

Otro experto ruso, Vadim Dolgopólov, mencionó asimismo otros frenos como la corrupción y la ineficaz gestión pública. Al mismo tiempo, admitió que 10 años es un plazo largo: "Es probable que vengan nuevas personas y que los cambios se produzcan antes de lo esperado". Para preservar su posición entre las mayores economías del mundo, Rusia necesita reforzar la propiedad privada y reformar su sistema judicial. "La función del Estado es regular la economía, no participar en ella. Se requieren la diversificación y el fomento de las pequeñas y medianas empresas", dijo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.