viernes, 11 de diciembre de 2009

Argentina, Córdoba: Juicio a Menéndez. El general y sus "dignos subordinados"

José Angel Villalba (DIARIO DEL JUICIO - PRENSA RED)

El segundo juicio por la represión desatada en Córdoba en la pasada dictadura militar, nos ha mostrado otra vez, como durante el primero, el rostro más cruel e inhumano, paradójicamente, del ser humano, al que la autoridad constituida de entonces le dio luz verde para el desenfreno sin límites.

Cuesta creer que, a más de 30 años de ocurridos esos hechos y a casi 26 años de la nueva democracia, haya todavía quienes por motivos diferentes, miran para otro lado y no quieren ver esa realidad y sus secuelas vigentes e imborrables. Es cierto que el paso del tiempo muchas veces nos ayuda a olvidar y mirar hacia adelante, pero también es cierto que esa noche trágica que vivimos en la década de los años 70, no puede ser borrada de la memoria colectiva, porque entonces corremos el peligro de que la historia se repita. Y eso no puede suceder "nunca más", como quedó estampado el lema durante la heroica lucha por los derechos humanos.

Nunca más, como finalizó su alegato el fiscal general Carlos Gonella, luego de pedir el máximo castigo para los responsables del genocidio. Nunca más tendrá que existir un general que, como Luciano Benjamín Menéndez, siga defendiendo a sus "dignos subordinados de entonces", como invariablemente afirma en cada oportunidad que tiene de hablar. "Dignos subordinados", una frase que golpea nuevamente el rostro de cada víctima y familiares de víctimas, porque alude a quienes los violaron, los torturaron, los humillaron de mil formas y los mataron.

Pero, para la afirmación del "Nunca más", sería necesario que las grabaciones de los principales testimonios de las vìctimas de la represión, recorran el país a lo largo y a lo ancho, como una forma de mostrar lo que nunca debió ocurrir en nuestro país.

José Angel Villalba es periodista y abogado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.