miércoles, 2 de diciembre de 2009

En Colombia el asalto imperialista al mundo continua

ELN

1. El despliegue permanente de las fuerzas militares imperialistas no es más que la materialización de la continuidad del asalto al mundo, que a mano armada realiza el imperialismo yanqui desde mediados del siglo XIX. Las bases militares, en diversos lugares oscuros del mundo, en los últimos años, son la materialización de la doctrina neoconservadora del Proyecto por un Nuevo Siglo Americano (PNAC), fatal herencia del criminal de guerra George Bush aceptada por el Nobel de la Paz, Barack Hussein Obama.

Continúa la expansión político-militar. La mirada carnívora del águila imperial, se vuelve hacia Nuestramérica, envuelta en sedas de colaboración, respeto y acuerdos, en los novísimos empaques, cada vez más transparentes de la era Obama-Clinton.

2. Los Estados Unidos de América imperiales poseen según el informe "Base structure Report (BSR) FY 2008 Baseline" del Departamento de Defensa de EEUU, 5429 bases militares, de las cuales 865 quedan por fuera del territorio continental de los Estados Unidos. Tiene distribuido el planeta en cuatro comandos funcionales y seis geográficos. Es decir las estructuras militares que le permiten el control y dominación del mundo, para su explotación y sometimiento, estan dislocadas en todo el globo.

3. El despliegue estratégico se termina de configurar con sus flotas navales y sus submarinos nucleares, sin descontar la red espacial de sus satélites espías de alta tecnología. No se puede descontar la gigantesca arquitectura global de las agencias de inteligencia, monstruosas empresas al servicio del capitalismo mundial, que están bajo la directa responsabilidad del Pentágono y de la Casa Blanca.

4. El Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea se reparten las bases en el mundo entero. Donde hubo o habrá guerra allí tiene desplegada la maquinaria de muerte el imperialismo yanqui. Alemania, Italia y Japón, los del Eje perdedor de la Segunda guerra mundial, sufren la presencia de cientos de bases. Igual Corea del Sur, consecuencia también de la Segunda guerra mundial y producto de la sangrienta división de su patria; en Omán, Kuwait, Egipto, Bahréin, están decenas de bases cercanas a Mesopotamia, lugar de la guerra de rapiña contra el pueblo de Iraq y sus riquezas. Estas son algunas}de las zonas de gran densidad de las bases yanquis de agresión.

5. Sin embargo la era de los "cambios" de Obama aparece también en la acción del despliegue estratégico. En la "Estrategia de Defensa Nacional del Departamento de Defensa de los EEUU de 2008", firmada por Robert Gates, Secretario de Defensa de George Bush y de Barack Obama, se explicita: (...) "Vamos a seguir transformando la presencia militar de EE.UU. en el exterior a través de una reorganización global de la defensa, basada en el aprovechamiento total de la fuerza expedicionaria continental de EE.UU. (CONUS) de forma más ágil y seguir desarrollando una más fuerte y flexible red de capacidades (bases) y acuerdos con los aliados y socios para garantizar el acceso estratégico." (Traducción propia). Pág. 16.

6. En la misma página se desnuda de nuevo el motivo imperial de su dislocamiento global y su acercamiento fatal a nuestras tierras: "Los Estados Unidos exigen libertad de acción sobre los bienes comunes globales y el acceso estratégico a regiones importantes del mundo para cumplir nuestras necesidades de seguridad nacional. El bienestar de la economía mundial depende del fácil acceso a los recursos energéticos. (..) Los Estados Unidos seguirán fomentando el acceso y el flujo de los recursos energéticos, vitales para la economía mundial. "(traducción propia).

7. Más claro no canta un gallo. Las bases del espurio acuerdo con Uribe, no son bases para el alojamiento de fuerzas expedicionarias, pues estas se mantienen en Estados Unidos. Allá estarán encerradas las Fuerzas militares imperiales, apertrechadas para realizar expediciones hasta cuando el Emperador lo decida. Necesitan, eso si, libre acceso a aeropuertos y bases navales. Bases en Colombia, que garanticen la logística necesaria y disponibles para acercarse a Venezuela, donde se encuentra una de las más grandes reserva de petróleo y gas de todo el mundo.

8. Ese es el nudo de la discusión bizantina del presidente de Colombia y su aliado carnal el Emperador. No son bases yanquis tradicionales. No. Ahí estarán sus empleados, vestidos con el cada vez más manchado uniforme del Ejército de Colombia, manteniéndoles las pistas, los enseres, mientras que al Emperador le dé la gana de" garantizar el libre acceso a los recursos globales y sobre todo a los recursos energéticos esenciales para la economía capitalista mundial." Es decir de apropiarse como lo han querido hacer en Irak del petróleo y el gas del mundo. Del petróleo y el gas de Venezuela.

9. En este caso no matan dos pájaros de un tiro. Matan toda la bandada. Esta la amenaza del narcotráfico, que proviene del oscuro paraje colombiano, de sus selvas y montañas. Esta la amenaza de los "extremistas totalitarios", llamados en sus listas "terroristas", y están los gobiernos antiestadounidenses. Son varios pájaros de un solo tiro. Las bases son polifuncionales. Y en su "Estrategia de defensa..." se recogen todos los males del mundo. Los Estados Unidos deben salvar al mundo de esas plagas modernas, según el criminal de guerra George Bush.

10. El asalto al mundo continúa. Nuestramérica se convierte en bocado imperial. Los ingredientes que alimentan la presencia imperial son: narcotráfico, terrorismo, regímenes rebeldes, pero sobre todo Petróleo y Gas, mucho petróleo y gas. El asunto es que para asegurar el Petróleo y el gas, tienen que pasar por encima de pueblos rebeldes y esa es la variable de la ecuación que no les encaja. Nuestramérica no puede permitir que el gobierno y la cipaya oligarquía de Colombia, entreguen nuestro territorio y desaten una guerra funcional a la estrategia yanqui. UNASUR y los pueblos organizados del continente están decididos a oponerse a eso.

Nosotros también.

ELN: Ejército de Liberación Nacional de Colombia

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.