miércoles, 9 de diciembre de 2009

Guatemala: Señalan debilidad del Estado como causa principal de los linchamientos

CERIGUA

La incapacidad del Estado para brindar justicia es vista como una de las causas principales de hechos de barbarie como los linchamientos, ya que cada año se cometen en el país 250 mil delitos de los cuales el 98 por ciento quedan impunes, según autoridades y agrupaciones sociales, se conoció aquí.

El Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Sergio Morales, indicó que su oficina registró 25 casos de linchamiento en el 2004, mientras que en el 2009 se dieron 81 hasta octubre último con un saldo de 125 víctimas; el incremento en estos hechos es algo lamentable indicó.

Según el PDH los actos violentos cometidos por los pobladores son responsabilidad directa de las autoridades que han sido incapaces de brindar seguridad, como lo demuestran las cifras de impunidad.

En las últimas dos semanas al menos ocho personas murieron en manos de turbas enfurecidas en varios departamentos del país, ubicados en la región occidente principalmente, en una práctica en la que suelen rociar gasolina a las víctimas y quemarlas.

El analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), Luis Linares, considera que esta situación muestra el salvajismo que se vive en el país; estos actos son cometidos porque las autoridades no actúan, pero los grupos que se organizan y participan también provocan impunidad opinó.

Marlene Blanco, viceministra de Gobernación, coincide con Linares en que la carencia en las instituciones encargadas de brindar seguridad son causa de que la población aplique justicia por su propia mano.

Por su parte la activista de derechos humanos, Carmen Aida Ibarra, señaló que los linchamientos deben interpretarse como movilizaciones comunitarias al margen de los límites que establece la Constitución que pueden responder a la desesperación de los vecinos y a una pérdida de gobernabilidad.

Ibarra lamentó que el Estado tolere y hasta impulse este tipo de acciones; la gente, cansada por la ineficacia de sus autoridades recurre a la violencia.

De acuerdo con la información, Guillermo Melgar, vocero del Organismo Judicial (OJ) trató de desvincular a los operadores de justicia de la responsabilidad de prevenir estos actos que le corresponde al Ministerio de Gobernación.

Sin embargo, son esfuerzos emprendidos por la Comisión Nacional de Prevención de Linchamientos, creada por el OJ en 1999 y que integra a 20 entidades estatales y de la sociedad civil, no ha dado los resultados esperados; muchas veces los líderes comunitarios no actúan porque sus vidas corren peligro, señaló Melgar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.