viernes, 11 de diciembre de 2009

México: ¿Asumiran su responsabilidad?

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

La tardanza en la proposición al Senado de la República del Jefe del Ejecutivo para la gubernatura del Banco de México, no sabemos qué propósitos tuvo puesto que era un secreto a voces que Felipe Calderón Hinojosa, como es de sobra conocido, mantiene sus odios personales y por tanto no iba a considerar para la reelección a su aborrecido number one: Guillermo Ortiz Martínez, no obstante la labor desarrollada y reconocida en la política monetaria del país.

Así mismo, todos sabíamos que su propuesta para ocupar el alto cargo, como así sucedió, estaba en su secretario del despacho de Hacienda y Crédito Público, Agustín Cartens Cartens y para cubrir la vacante, el movimiento de Ernesto Cordero, actual secretario de Desarrollo Social, con el doble propósito de poner a otro amigo al frente de las finanzas públicas y proyectarlo ya como el alfil rumbo a las elecciones presidenciales del 2012.

Todo estaría muy bien si no fuera porque nuevamente el cuatachismo o el amiguismo le ganan la carrera a los altos intereses del país y se supeditan los mismos a los odios y fobias del presidente en turno.

Para nadie es un secreto que Agustín Cartens no ha cumplido a cabalidad con la encomienda asumida, que una cosa es que la crisis se genera en el exterior y otra muy diferente que sea precisamente México el país que peor la ha manejado, a tal grado que tendremos un crecimiento negativo, en otras palabras tendremos decrecimiento, además del desempleo que se incrementa y la pobreza que se expande sin control.

Y al mencionar el tema de la pobreza, el fracaso es del actual titular de Desarrollo Social que sólo por el cuatismo se le promueve a la titularidad de la delicada y estratégica Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

¿Cómo es posible que dos funcionarios que no han cumplido con las tareas asumidas se les quiera encargar, a uno la política monetaria, que cuando menos es la que nos ha salvado de mayores desastres y a otro recomponer el área delicada de las finanzas nacionales.

La noticia se ha difundida: las fracciones parlamentarias de los partidos Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y del Trabajo cuestionan los nombramientos del Ejecutivo al considerar por separado que las propuestas dados a conocer por el presidente Felipe Calderón generan especulación en los mercados financieros.

Sobre el nombramiento de Ernesto Cordero, señalaron que se trata “de un premio a la incompetencia por la falta de resultados” de ese funcionario en Desarrollo Social. Como titular de Sedesol, acusaron, creció el número de pobres en el país en cinco millones, además de que su formación no tiene ninguna relación con las finanzas públicas.

Los legisladores también dijeron que no se ve una perspectiva de mejora en la política monetaria del país con Agustín Cartens en el Banco de México. Por su parte el presidente nacional del PRD, Jesús Ortega, pidió a los senadores analizar con profundidad la propuesta de Felipe Calderón, porque "parece que al presidente de la República le encanta mandar las cosas en el último momento para que el Congreso tome decisiones apresuradas".

Es de recordarse, que en el pasado inmediato también los legisladores y las fuerzas políticas se manifestaron en contra de las propuestas presidenciales y terminaron sucumbiendo a las mismas, como fue el caso muy sonado de la aprobación de Arturo Chávez Chávez como procurador general de la República. De ahí la interrogante del título de la presente entrega: ¿los senadores sabrán ahora asumir su alta responsabilidad?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.