lunes, 23 de febrero de 2009

América Latina frente a la crisis global (Parte I)


Claudio Katz (especial para ARGENPRESS.info)

El impacto de la crisis mundial sobre América Latina suscita tres tipos de discusiones: la incidencia económica inmediata, los efectos políticos de largo plazo y las medidas sociales requeridas para enfrentar el descalabro financiero.

Especulaciones pos-desacople

En el terreno económico, la crisis ha producido un generalizado desplome de las Bolsas y fugas capital, que han contraído el crédito. La depreciación de las materias primas induce a la recesión, el desempleo se expande y se agota el crecimiento con desigualdad que predominó en los últimos cinco años.

También la esperanza en un desacople se ha diluido y decae la expectativa de evitar el temblor, por haberlo sufrido anticipadamente durante la década pasada. La protección esperada de tres escudos -reservas sustanciales, menor deuda en relación al PBI y superávit fiscal- ya resulta insuficiente.

Esas barreras probablemente habrían contrarrestado el desplome internacional acotado que prevalecía hasta septiembre del 2008. Pero el desmoronamiento financiero asumió una dimensión muy superior desde esa fecha. Esta vez América Latina es receptora del tsunami. Soporta desde afuera la conmoción que protagonizó en repetidas oportunidades. ¿Qué gravedad tendrá este golpe en comparación a otras zonas de la periferia?

Algunos economistas estiman que el efecto bursátil será más agudo que en las economías centrales por la fragilidad local de los mercados accionarios. Pero esperan una incidencia manejable en los bancos, que han limpiado mayoritariamente sus balances durante los desplomes anteriores. También evalúan que las entidades financieras se encuentran menos contaminadas con títulos tóxicos (hipotecas) y operaciones especulativas (securitización, derivados). La reducida gravitación del crédito en la zona redujo la envergadura de esas transacciones. (1)

Otros diagnósticos destacan que la situación fiscal luce mejor que en Europa Oriental. También estiman que la retracción de las exportaciones será más digerible que en África, aunque más impactante que en Asia. Atribuyen esta adversidad a la gran concentración de ventas en una limitada canasta de productos básicos (2).

Pero el principal problema de estas evaluaciones es su carácter efímero. Irrumpen y desaparecen de la crónica periodística con asombrosa velocidad. Un día se coloca a Latinoamérica fuera del vendaval y a la jornada siguiente en el centro de la tormenta.

Algunas estimaciones presentan, además, un tono sospechosamente sesgado. El FMI, por ejemplo, considera que Argentina, Venezuela y Ecuador afrontan mayores amenazas de cesación de pagos que México, Chile o Colombia. Esos mensajes están en realidad plagados de resentimiento hacia los gobiernos contestatarios y los deudores incumplidores (3). Ninguna caracterización seria surge de esas especulaciones.

Tres efectos

América Latina recepta, en primer lugar, la crisis de sobre-acumulación global que generó la aglomeración de capitales ficticios en la esfera financiera. Dado el reducido alcance del endeudamiento personal en la región, este impacto no se traduce por ahora en bancos corroídos por préstamos irrecuperables.

Pero el crack ha creado una necesidad de liquidez en las economías centrales, que provoca fuertes sustracciones de fondos. Especialmente los bancos extranjeros transfieren recursos desde América Latina hacia sus casas matrices. Estas repatriaciones ya afectan a un cuarto del total de recursos manejados por esas entidades en las economías emergentes.

También los segmentos internacionalizados de las finanzas regionales son vulnerables al desplome global. Algunos fondos privados de pensión –enlazados al vaivén especulativo mundial- acumulan pérdidas que amenazan su supervivencia (especialmente en Chile).

América Latina soporta, en segundo lugar, la sobreproducción de mercancías, que caracteriza a la crisis actual. Este excedente fue desencadenado por el modelo de competencia mundial en torno a salarios descendentes, que generalizó el neoliberalismo. El efecto de este desequilibrio se verifica particularmente en las ramas más globalizadas de la industria regional. El sector automotor sufre, por ejemplo, la misma plétora de productos que golpea a las economías metropolitanas. (4)

Este sobrante es dramático en México, que exporta vehículos ensamblados a Estados Unidos y en Brasil, que soporta una destrucción de empleos equiparable al registrado en la primera potencia. El panorama es igualmente problemático en Argentina, a pesar de la extraordinaria rentabilidad que tuvieron las automotrices en los últimos años.

El ajuste industrial que sacude a Latinoamérica es impuesto por las empresas transnacionales, que reorganizan su producción a escala mundial. En el sombrío clima actual ya no se escuchan elogios a la globalización neoliberal, ni alabanzas a cualquier tipo de inversión. Las terribles consecuencias de la fabricación mundial integrada -bajo los principios de la competencia y el beneficio- comienzan a salir a flote.

Pero la mayor amenaza en ciernes para la zona proviene de un tercer impacto mundial: la abrupta caída de los precios de las materias primas. Este desmoronamiento revierte el crecimiento del último quinquenio, que se apoyó en una significativa mejora de los términos de intercambio (33% en comparación al promedio de la década precedente). Esa coyuntura permitió incluso alcanzar volúmenes de exportación superiores a la deuda externa en el 2006 y el 2007.

Pero el cambio de tendencia afecta ahora las balanzas comerciales y los presupuestos públicos. El crecimiento consecutivo al 5,5% anual desde el 2003 ha quedado atrás. El PBI del 2008 se desaceleró a 3,3% y todas las estimaciones del 2009 se están ajustando hacia abajo.

Muchos economistas sostienen que América Latina podrá soportar igualmente el huracán, si adopta medidas audaces de reactivación keynesiana. Estas iniciativas ya se están implementando para aumentar la liquidez, expandir el crédito público y subvencionar la industria. Los debates sobre su efectividad o suficiencia han ganado la primera plana. (5)

Pero, en los hechos, esa viabilidad depende de la magnitud de la crisis y no tanto del acierto de los correctivos. Las políticas monetarias y fiscales anticíclicas inciden dentro de ciertos límites. Pueden reanimar la demanda o detener la caída de la producción en un cuadro recesivo, pero tienen poca influencia en una depresión en picada

Por ahora el colapso financiero golpea con mayor furia a las economías centrales, pero Estados Unidos, Europa Central y Japón cuentan con recursos superiores para intentar un contrapeso. Pueden ensayar reactivaciones con el sostén del Tesoro y emiten los dólares, euros y yenes que utiliza América Latina. Además, incrementan el déficit fiscal, mientras la región continúa atada a las normas del superávit.

En síntesis, en la cambiante coyuntura latinoamericana tiende a estrecharse el margen de las políticas macroeconómicas que intentan frenar el vendaval.

¿Beneficios de largo plazo?

El escenario que emergerá de la crisis dependerá de desenlaces políticos imprevisibles y autónomos de la tormenta económico-financiera. Basta recordar que la depresión del 30 fue zanjada con una guerra mundial y que la Unión Soviética se desmoronó por la implosión de un régimen, para notar cuán gravitante es la incidencia de los acontecimientos políticos.

América Latina se encuentra en un punto de cruce de tendencias geopolíticas contradictorias determinadas por tres procesos: la autonomía regional, la postura de Estados Unidos y el perfil de Brasil.

En el primer terreno de independencia zonal, algunos analistas estiman que la adversidad actual tendrá efectos favorables, si se repite lo ocurrido en los años 30. Recuerdan que la debacle de entre-guerra generó condiciones propicias para la gestación de los procesos posteriores de industrialización. (6)

Pero olvidan que el impacto inicial de la gran depresión fue una dolorosa depreciación de las materias primas. La sustitución de importaciones apareció sólo ulteriormente, como consecuencia del proteccionismo y la guerra mundial y se instrumentó en una región, que pudo mantenerse al margen de esa conflagración.

La única comparación apropiada, hasta el momento, es con el shock adverso que inicialmente generó la gran depresión. Nadie puede predecir que sucederá posteriormente. Una eventual reproducción del contexto de posguerra choca no sólo con la ausencia de confrontaciones bélicas interimperialistas, sino también con la mayor internacionalización de la economía.

Es cierto que algunos rasgos de autonomía regional ya aparecieron en Sudamérica antes del estallido actual, especialmente en el plano financiero. En el último quinquenio de crecimiento se registraron recompras de títulos públicos y reducciones del endeudamiento, que guardan cierto paralelo con lo ocurrido luego de la gran depresión. Pero la continuidad de esta atenuación de la carga financiera es un interrogante.

Lo importante es percibir que un desmoronamiento económico en el centro del capitalismo, no amplía necesariamente los márgenes de acción de la periferia. La crisis de los 70 demostró que puede suceder lo contrario.

Esa conmoción empalmó inicialmente con un marco favorable para el Tercer Mundo. La derrota de Vietnam había recortado la capacidad de intervención norteamericana y el encarecimiento de las materias primas mejoraba los ingresos de la periferia, en el novedoso marco que rodeaba a la OPEP. Un bloque de 77 a 125 países No Alineados proponía el establecimiento de un Nuevo Orden Económico Internacional. Promovía estabilidad de precios para las materias primas, mayor acceso a los mercados desarrollados, transferencias de recursos al Sur y participación de la periferia en las decisiones de ONU.

Pero este curso quedó abruptamente clausurado en los 80 con la ofensiva neoliberal. Mediante aumentos de tasas de interés y recortes de la demanda de insumos que provocaron la depreciación de los productos básicos, las grandes potencias retomaron su control del Tercer Mundo.

América Latina soportó el brusco aumento de su endeudamiento -y en lugar de un desahogo post-30- padeció un desplome equivalente a la gran depresión. El breve alivio de las desigualdades internacionales quedó sustituido por una nueva etapa de polarización global, que perduró hasta el fin del siglo XX.

Este antecedente ilustra cuán acotado y frágil puede resultar un período de autonomía periférica. Se pueden ponderar las numerosas diferencias que distinguen la etapa actual de los años 70, comparando por ejemplo el viejo rol de la Unión Soviética con el papel reciente de China. Pero resulta imposible definir si estos cambios serán ventajosos o desfavorables para la periferia. Más especulativo aún es presagiar un escenario de nueva industrialización independiente para América Latina.

Multipolaridad opresiva

La apuesta a un beneficio latinoamericano de la crisis actual se apoya en la previsión de un escenario multipolar. Muchos analistas estiman que la región podría aprovechar la mutación del marco global, para adoptar políticas más autónomas. (7)

Ese período de mayor dispersión o equilibrio entre fuerzas capitalistas del planeta es ciertamente una posibilidad. Pero resulta decisivo subrayar que no favorecería por sí mismo a las mayorías populares. Más bien fortalecería a las clases dominantes locales vinculadas con las potencias hegemónicas. Esta hipótesis es omitida por la tesis multipolar.

El mayor ascenso geopolítico de China, India o Rusia seguramente incluiría agudos conflictos con los capitalistas del centro, pero tendería esencialmente a asentarse en la asociación con esos sectores. Estas alianzas se forjaron durante las últimas dos décadas y dieron lugar a llamativas compras de activos en las economías avanzadas por parte de las multinacionales emergentes. (8)

Estas mismas tendencias han persistido luego del estallido global y se verifican en el financiamiento asiático del déficit norteamericano. La activa participación oriental en el rescate de los bancos estadounidenses y el traspaso de empresas quebradas a propietarios de ese origen forman parte de este mismo proceso. (9)

En las últimas décadas la dominación global estuvo en manos de una tríada de potencias encabezadas por Estados Unidos. El imperialismo clásico -de países que derrotan y subordinan a sus rivales por medio de la guerra- fue sustituido por el imperialismo colectivo. Norteamérica ha liderado en las últimas décadas un poder compartido con Europa y Japón. Un eventual escenario multipolar surgiría de la incorporación de nuevos asociados a ese entramado. Remodelaría la opresión y obstruiría la emancipación popular. (10)

La crisis de dominación estadounidense

La localización central de la crisis en la economía norteamericana agrava los problemas que enfrenta la primera potencia en América Latina. Estas dificultades derivan de fracasos políticos militares extra-regionales (Medio Oriente) y rebeliones antiimperialistas en la zona.

Desde el fallido proyecto del ALCA se registra una pérdida de posiciones del gigante del Norte, que ha dado lugar al estancamiento de los Tratados de Libre Comercio. Un afianzamiento del giro proteccionista actual acotaría adicionalmente el alcance de esos convenios. Cualquier aumento significativo de los aranceles en la principal economía del continente haría trastabillar a los TLCs.

La crisis actual golpeará especialmente a los socios fronterizos de Estados Unidos. México afronta el desplome del mercado que absorbe el 90 % de sus exportaciones, en un explosivo contexto de retorno de emigrantes, deterioro social y crimen organizado. El viejo idilio con el Nafta se ha transformado en una pesadilla. También la expectativa estadounidense de capturar PEMEX ha decaído, junto al desmoronamiento de varias multinacionales mexicanas dependientes de la economía estadounidense. (11)

Más grave es la situación de los pequeños países centroamericanos atados a la afluencia de remesas. La escasa significación pasada de los emigrantes latinos en la economía del Norte (1,7 millones en 1970) contrasta con su enorme gravitación actual (17, 4 millones en 2005). La repatriación -que ya genera el desempleo masivo en la metrópoli- afectará directamente las relaciones de Estados Unidos con estas naciones. (12)

El contexto político que afronta el Departamento de Estado es más adverso en Sudamérica. Como resultado de grandes conmociones políticas y sociales, gran parte de los gobiernos han tomado distancia de su vieja subordinación al Norte. Durante el año pasado Estados Unidos quedó marginado de las negociaciones para enmendar dos conflictos claves: la incursión militar de Colombia a territorio ecuatoriano y el frustrado golpe derechista en Bolivia. Debió soportar, además, la inédita expulsión de dos embajadores (Venezuela y Bolivia), que hasta ahora no retornado a sus cargos.

Algunos analistas estiman que este marco obligará a Estados Unidos a atenuar su control sobre América Latina. Consideran que el Departamento de Estado adoptará una postura más condescendiente (o menos interesada) en el futuro del continente. Suponen, especialmente, que Obama podría también deslizarse hacia actitudes que “superen los vestigios de la guerra fría”. (13)

Pero, en realidad, el nuevo presidente no se dispone a introducir cambios significativos en el área latinoamericana. Retirará los presos de Guantánamo, pero no devolverá el enclave a Cuba, ni juzgará a Bush por las torturas. Aliviaría las restricciones para viajar a la isla, pero sin levantar el embargo y buscará acercamientos diplomáticos que eviten reconocer la derrota imperial. Habrá que ver si aligera el encubrimiento al terrorismo de estado en Colombia y si atenúa el acoso sobre Venezuela y Bolivia.

La continuidad de políticas imperialistas consensuadas con los republicanos ha sido la norma de todas las administraciones demócratas. Seguramente Obama retomará una combinación de garrote y zanahoria, con más incidencia diplomática (tradición de Clinton) que brutalidad descarada (herencia de Bush).

Los virajes que el nuevo presidente debe encarar en el plano interno no se proyectan a la política exterior. Un mandatario de color –que no representaba inicialmente al establishment- enfrenta un terremoto social sin precedentes desde Roosvelt, en un contexto de transformaciones democráticas inéditas desde Kennedy. Este aluvión interno obliga a cambiar la agenda tradicional. Pero el libreto para el Patio Trasero se mantiene sin variantes.

Desde hace siglos los gobiernos estadounidenses implementan estrategias de sujeción basadas en la doctrina Monroe. Tarde o temprano la primera potencia encarará una contraofensiva, cuyos anticipos ya se vislumbran en la reactivación de IV flota. Con el pretexto del narcotráfico (o del terrorismo), el Comando Sur de Miami gana terreno. Ya reúne más personal civil dedicado a la Latinoamérica que todos los departamentos diplomáticos y comerciales de Washington. Las bases de Colombia tienen extensiones en Perú y existe una novedosa hipótesis de intervención militar a México. (14)

La primera potencia perdió en la última década cierta gravitación económica, frente a sus competidores europeos. Las empresas del Viejo Continente desplazaron a las compañías norteamericanas en el monto de las inversiones externas. (15)

Pero la Unión Europea no aspira a reemplazar a su rival y se ha limitado a ensayar tratados de libre comercio calcados del ALCA. Habrá que ver, además, cómo la crisis global afecta al artífice español de la avanzada europea. Las compañías ibéricas deben lidiar con una montaña de pérdidas, que las obliga a retirarse y vender activos. (16)

Es cierto también que Estados Unidos ha debido tolerar la primera incursión comercial china, la visita de la marina rusa a Cuba y los viajes de funcionarios iraníes a Venezuela. Pero estas presencias amenazan menos que Europa la dominación tradicional norteamericana. Ningún dato corrobora, por lo tanto, las tesis de la indiferencia (o la resignación) de Estados Unidos frente a Latinoamérica.

Notas:
1) The Economist-La Nación “América Latina se prepara para tiempos duros”, 22-1-09.
2) The Economist- La Nación, ¿“Emergentes: ¿caída o tropezón”?, 20-1-09.
3) The Wall Street Journal- La Nación, “La sequía del financiamiento comercial pone en jaque a los mercados emergentes”, 22-12-08.
4) Hemos analizado esta combinación de sobre-acumulación de capitales y sobreproducción de mercancías en: Katz Claudio, “Codicia, regulación o capitalismo”(30-12-08) y “Lección acelerada de capitalismo” (4-10-08), http://katz.lahaine.org
5) Por ejemplo, Vanoli Alejandro. “Cómo inmunizar a la argentina en el casino global”, Clarín, 16-8-07.
6) Esta tesis plantea, por ejemplo, Cardoso Fernando Henrique, “Ante una reingeniería de las finanzas mundiales”, Clarín, 15-10-08.
7) Es la tesis que presentan: Gersh Alain. El consenso de Pekín Le Monde Diplo, noviembre 2008, Sercovich Francisco. “Globalización: los nuevos desencantados” Clarín, 19-8-07, Golub Philip “Hacia un mundo descentralizado”, Le Monde Diplo, noviembre 2008, Buenos Aires.
8) Algunos periodistas utilizaron el término NAN (Nuevas Naciones Adquisitivas) para describir este proceso, que incluyó la transferencia de una parte de British Petroleum a capitalistas chinos, así como de la canadiense Inco a empresarios brasileños y de la norteamericana Asaco a potentados de la India. Cohen Roger. “El mundo está al revés”, La Nación, 2-6-08.
9) Los países del sudeste asiático tienen en su poder la mitad de la deuda EEUU y China jugó un papel directo en los salvatajes de Fanny Mae y Freddie Mac. Bular Martine, “El poder mundial se desplaza”, Le Monde Diplo, noviembre 2008.
10) El concepto de imperialismo colectivo ha sido desarrollado por Amin Samir, “US imperialism, Europe and the middle east”, Monthly Review vol 56, n 6, November 2004.
11) Una empresa de este tipo -como Cementos mexicanos- se encuentra en un estado crítico por la retracción de insumos que provocó el desplome del negocio inmobiliario. The Wall Street Journal- La Nación, “Cemex, un símbolo de la globalización ahora hace frente a su costado adverso”, 11-12-08.
12) Un detallado análisis de estos problemas presenta: Canales Alejandro. “Incluidos y segregados”, Crisis de hegemonía de Estados Unidos. Siglo XXI, México, 2007.
13) Es la conducta que sugiere: Tokatlian Juan Gabriel, “Fin a la guerra fría en América Latina”, Clarín, 20-1-09. Tokatlian Juan Gabriel. “Obama y el cambio”, Pagina 12, 19-11-08. Tokatlian Juan Gabriel, “Un golpe a la hegemonía de EEUU”, La Nación, 6-10-08.
14) La IV flota tiene previsto navegar por ríos interiores, con un equipamiento equivalente a la V flota (Golfo Pérsico) o la VI flota (Mediterráneo). Introducirá un complemento marítimo al control aéreo y territorial que Estados Unidos detenta de la zona. Boron Atilio, “La IV flota destruyó a Imperio”, ALAI, 21-8-08. Boron Atilio, “Gatopardismo imperial”, Página 12, 21-1-09. Dufour Jules. “El regreso de la cuarta flota y el futuro de América Latina”, www.Mondalisation.ca/, 28-8-08.
15) Cammack Paul. “Signos de los tiempos: capitalismo, competitividad y el nuevo rostro del imperio en América Latina”. El imperio recargado, CLACSO, Buenos Aires, 2005.
16) Estas empresas invirtieron en la región 165.000 millones de dólares (10% de PBI español) y ahora predomina una oleada de ventas, visible en la salida del grupo Marsans de Aerolíneas, la nacionalización de los fondos de pensión en Argentina (manejados por el BBVA) y la estatización venezolana de filiales locales del Santander. También Repsol se desprende de sus participaciones en Venezuela, Bolivia y Ecuador. The Wall Street Journal- La Nación, “Las inversiones en América Latina les cuestan caro a las empresas a las empresas españolas”, 4-12-08.

Imagen: «Fondos buitres». Obra de Matías Tejeda.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La cultura del “copia y pega”


Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Para un porcentaje creciente de personas en el mundo es ya un lugar común en su cultura cotidiana el “copia y pega” (o “copy and paste”, como suele decírsele con frecuencia, evidenciando así la presencia anglosajona que rige buena parte de nuestra vida actual en cualquier punto del planeta).

Esto es algo reciente, de apenas unos años para acá, yendo de la mano de la explosión de la era informática. En las generaciones inmediatamente anteriores a las actuales, aquellas que no conocieron aún la computadora ni el internet, las que aún utilizaban la máquina de escribir (si tenían la dicha de ser alfabetizadas, claro está), no era siquiera remotamente pensable el fenómeno.

Y sin dudas, se trata de un “fenómeno social”, de una formación cultural que va más allá de una práctica puntual determinada, de una moda o de un hábito irrelevante condenado a pasar sin pena ni gloria. No, nada de eso: todo indica que estamos ante una nueva matriz cultural. Sin ánimo de ridiculizarlo, podría decirse que el “copia y pega” llegó para quedarse.

Pero, entonces: ¿qué es este dichoso “corta y pega”? ¿Este “control c control v” que aparece por todos lados?

La incorporación de las nuevas tecnologías cibernéticas en espacios crecientes de nuestra vida cotidiana tiene un valor tremendo, quizá similar a la aparición del fuego, de la agricultura, de los metales, la rueda o la máquina de vapor, esos elementos que sin lugar a duda son hitos definitorios de nuestra historia como especie. Al igual que pasó con todos estos grandes eventos, la aparición de la computación y su uso cada vez más masivo en la cotidianeidad, a lo que se agrega el internet como su complemento obligado, definen un nuevo perfil de sociedad, de modo de relacionarnos, y sin dudas también, de sujeto.

Las llamadas TIC’s –tecnologías de la información y la comunicación– tienen hoy una fuerza creciente y son las que marcan el camino en lo que cada vez más se conoce e impone como “sociedad de la información”. Sociedad, por cierto, que sigue siendo profundamente asimétrica, desbalanceada, y por tanto injusta, donde muy buena parte de la población planetaria aún no tiene resueltos problemas ancestrales (el hambre, la vivienda, el acceso a satisfactores básicos) y donde estas innovaciones no llegan: mientras la informática define cada vez más la marcha de los grupos que fijan la vanguardia de la especie humana, mucha gente aún no dispone de energía eléctrica, no tiene acceso a un teléfono, y más aún, sigue estando analfabetizada. Hoy por hoy, no más de un 10% de la población planetaria usa internet, pero no obstante esas profundas asimetrías, estas tecnologías crecen a velocidades vertiginosas y, como dioses omnipotentes, fuerzan a seguirles no importa a qué precio. El mito del progreso se ha impuesto y no tiene marcha atrás.

El ámbito de la informática, por tanto, va definiendo nuestro mundo, nuestra vida, nuestra forma de movernos en ese mundo. Cada vez más la computadora y una conexión a internet moldean nuestra humana existencia; para infinidad de cosas (informarnos, divertirnos, producir, realizar compras, buscar amigos, hacer el amor, calcular la trayectoria de una nave espacial o separar la basura orgánica de la inorgánica, etc., etc.…) dependemos de su uso. Tal como parece indicar esa tendencia, dentro de no muchas generaciones habremos asistido a cambios profundos, seguramente irreversibles, en las características generales de nuestra cultura teniendo a estas tecnologías como eje definitorio de lo que hacemos y dejamos de hacer. Por ejemplo, según estimaciones de la UNESCO, dentro de no muchos años lo que entendemos por educación formal tradicional basada en la institución escolar presencial habrá cambiado perdiendo protagonismo frente a estas nuevas modalidades virtuales, no siendo nada improbable que la escuela, en todos sus niveles, vaya tendiendo a su desaparición. Así como sucederá –o ya está sucediendo– con los documentos impresos. El periódico y el libro están condenados a su desaparición en un tiempo no muy lejano. De hecho, la prensa escrita y la correspondiente industria gráfica que la soporta no crecen; por el contrario, grandes diarios del mundo van extinguiéndose. Y el libro virtual, de momento lentamente, ya comienza a perfilarse como la nueva modalidad. ¿En cuántos años más pasará a ser pieza de museo, como ya lo son hoy grandes inventos de la modernidad: el telégrafo, la máquina de escribir, el diskette?

La pantalla de una computadora, tal como van las cosas, será nuestro marco de referencia total, donde miraremos todo, donde nos educaremos desde nivel preescolar hasta los doctorados, y de la que dependeremos en forma creciente para todo. Y aunque mucha gente en el mundo aún no tiene siquiera energía eléctrica, mucho menos acceso a una computadora e internet, de todos modos también pasa a depender de esa cultura global asentada en los chips y en lo multimediático.

Una rápida conclusión que puede extraerse de esto último es que, merced a esa primacía de lo audiovisual, cada vez leemos menos. En cierta forma, así es. Leemos menos o, quizá, leemos de otra manera. La erudición intelectual ya no se expresará a partir de cuántos libros se llevan leídos sino de la cantidad de información que se maneja. La cultura de lo virtual, de la pantalla de los multimedia, marca el camino (hoy día: pantalla plana de plasma líquido de alta definición, tanto de una computadora personal como de una portátil, o de un televisor, o de un teléfono móvil ya más cercano a una central de procesamiento de datos que a un aparato para hablar a distancia, sin contar con las nuevas modalidades que el mercado irá ofreciendo –obligando a consumir, mejor dicho–).

En ese clima audiovisual dominante es que se inscribe la cultura del “copia y pega”.

Con las nuevas tecnologías informáticas, definitivamente leemos menos. O al menos, leemos menos libros. Si a mediados del siglo XX, cuando nacía la televisión, Groucho Marx pudo decir sarcásticamente de ella que “sin dudas es muy instructiva… porque cada vez que la prenden, me voy al cuarto contiguo a leer un libro”, hoy día el peso de la cultura audiovisual es inconmensurable y, quizá parafraseando al humorista, podríamos decir que nos la pasamos “copiando y pegando”, pues ya no nos vamos al cuarto contiguo a leer.

Hay que reconocer que la cultura que traen estas nuevas tecnologías de la información y la comunicación sin dudas agradan, son muy amigables, entran muy fácilmente en el público. Más, quizá, que la lectura. La universalización del documento impreso que posibilitó la imprenta moderna disparó la alfabetización por todo el mundo. Fue en ese marco que Cervantes hizo decir a don Quijote que “el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Verdad incontrastable, sin dudas. Verdad de la época en que era impensable un “copia y pega”. Pero más aún se divulgó, se impuso y cambió la manera de relacionarse con el mundo el ámbito de lo audiovisual. La lectura se popularizó y se universalizó en estos últimos siglos, pero mucho más lo hizo la cultura derivada de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Y la tendencia dominante indica que es más fácil que una cultura ágrafa, de las que todavía existen algunas pocas en el mundo confinadas en algún paraje remoto, pueda pasar con mayor comodidad a la computación y al internet que a la cultura del libro.

Ante el primado del “copia y pega” que se va imponiendo, una primera reacción –no de las generaciones jóvenes, hay que recalcar– es un grito de alarma: “¡se lee cada vez menos! ¡Sólo se copia y se pega! ¿Dónde iremos a parar?” A un joven, a alguien nacido y criado en la cultura informática de estos últimos años, a alguien que se le hace más común buscar una palabra desconocida en una enciclopedia virtual con algún motor de búsqueda que consultar un diccionario de papel yendo a una biblioteca, seguramente no le parece nada descabellado copiar y pegar lo que vio en una pantalla. En definitiva: ¿por qué habría de parecerle así?

No puede decirse, de ningún modo, que las sociedades basadas en estos nuevos soportes de las llamadas tecnologías de punta, tecnologías de la información y la comunicación, sean menos educadas que las que se formaron en la cultura libresca. Esa visión no es sino la expresión de un concepto bastante restringido, que toma como referente la modernidad europea, capitalista, donde la imprenta y la alfabetización marcaron una época, pero que no son el único modelo posible. Sin dudas la popularización de la lectura representó un avance fenomenal en la historia de la humanidad, en tanto universalizó los saberes, pero es un poco limitado pensar que sólo la cultura basada en la lectura de papeles es válida, o incluso: “la mejor”. Existen muchas posibilidades para desarrollar los saberes. La computadora y el internet son instrumentos válidos, interesantes, prometedores, por lo que sería tonto pensar que sólo producen “copiadores” y “pegadores” vacíos. Plantearlo así es, como menos, ingenuo –por no decir equivocado–.
Aunque ello es un riesgo posible, sin dudas. Y no debe dejar de considerárselo. Por el solo hecho de ser novedosa, una tecnología no forzosamente es buena, mejor que la anterior. Hoy, en el medio de una ya más que impuesta cultura consumista ávida de novedades, existe la tendencia a endiosar los productos nuevos, el último grito del mercado. Sabemos que eso no necesariamente significa mejoramiento. Significa, ante todo –y muchas veces sólo– buenas ventas para el fabricante. De todos modos, más allá de la moda que pueda haber en juego (las multinacionales que manejan los mercados imponen el consumo voraz de nuevos equipos de computación, nuevos programas, nuevas tecnologías “exitosas”, con una velocidad cada vez más vertiginosa), en sí mismo estos avances no son, para decirlo de un modo quizá demasiado simplificado, ni buenos ni malos. Son instrumentos. Lo cierto es que la profundidad y masividad de las nuevas técnicas informáticas y comunicacionales son tan grandes que, sin lugar a dudas, marcan caminos difíciles de evitar.

Poner el grito en el cielo porque ahora, por ejemplo, los alumnos “sólo copian y pegan” es, como mínimo, discutible. ¿Acaso antes de la aparición de estas tecnologías cibernéticas todo el mundo producía teoría? ¿Acaso la erudición era el pan nuestro de cada día en cada estudiante o en cada graduado en cuanta aula había en el planeta? La existencia de libros, ¿asegura que todo el mundo tiene acceso a ellos? Sabemos que el analfabetismo sigue siendo una cruda realidad en el mundo, y sabemos también que pese a que existan cantidades de libros dando vueltas por el planeta, aunque tengamos la posibilidad de leerlos, no todos leemos (se prefiere quizá hablar, o hacer deporte, o mirar televisión pese a la crítica de Groucho Marx), o leemos mal, o leemos lo mínimo indispensable. No está de más recordar que los libros que más se venden hoy día a nivel mundial son los de autoayuda. Algo así como, valga la comparación jocosa,… horóscopos. ¿Somos tan falibles, débiles y mediocres que necesitamos esos apoyos? Bueno… pareciera que sí, a estar con las ventas reales constatables. La cultura del libro, o del papel (también se leen diarios, pero no olvidar que en muy buena medida se leen las páginas deportivas, las policiales, y también los horóscopos) no asegura una excelencia académica. Leyendo papeles no hay “copia y pega”, pero también puede haber mucha mediocridad.
En definitiva: esta tendencia actual del “copy and paste” que han instaurado las nuevas diosas tecnológicas no es sino un aspecto instrumental. Las tecnologías, en sí mismas, no son sino eso: herramientas, ayudas para la vida. La cultura virtual que se va imponiendo a pasos agigantados no es éticamente valorable como positiva o negativa. Es un ámbito que se abre. Puede dar lugar a la más mediocre masificación manipulada desde los centros de poder –¿no es eso lo que instauró la escuela moderna masificada con el uso del libro acaso, una institución productora y reproductora del sistema capitalista?– o puede dar lugar también a una instancia liberadora, como la página electrónica donde ahora aparece este material. Ojalá, en todo caso, copiemos y peguemos todo lo que pueda ayudar a abrir los ojos, a fomentar pensamiento crítico. Como dijo alguien a quien más bien leemos en libros que encontramos en la red (pero a quien podríamos también –¡ojalá nos acostumbráramos a hacerlo!– copiar y pegar), el filósofo alemán Georg Wilhelm Friedrich Hegel: “el límite sólo se conoce yendo más allá”. Por tanto, andemos, caminemos. De eso se trata en definitiva. Una pantalla de plasma líquido es sólo un medio. Que los árboles no nos impidan ver el bosque.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Urge reparar la deuda con los jubilados


Víctor De Gennaro (ACTA)

Más de 3.500.000 jubilados y pensionados cobran $690 por mes de "beneficio" mínimo, después de una vida de esfuerzo y aporte en la construcción de nuestra Nación.

Según ha trascendido, serán premiados con $80 por mes resultante de la aplicación de la fórmula esotérica que aprobaron los legisladores mayoritariamente a propuesta de la Presidenta Cristina Fernández, lo cual significa un incremento menor a $ 3 por día.

¿Hay crisis financiera en el ANSES?, ¿faltan aportes para consumar tamaña injusticia? Por supuesto que no, con lo que la injusticia se transforma en inmoralidad.

En el ANSES sobra plata. Y a los trabajadores y jubilados, dueños de ese organismo, no se nos consulta y nos estafan para hacer negocios, en vez de garantizar los derechos previsionales de nuestros compañeros tal como reza nuestra Constitución, los tratados internacionales, la Corte Suprema de Justicia y sobre todo la sensibilidad y el sentido común.

A pesar de que entran a partir de enero en el ANSES 13.000 millones de pesos más por año de aportes provenientes de los nuevos afiliados/as de las ex -AFJPs, más el dinero de superávit y el ahorro forzoso logrado a costa del salario de hambre de nuestros compañeros, al Gobierno ni se le cruza por la cabeza acercar los haberes de nuestros viejos al mínimo de $1.600 que exigen los jubilados.

Se versea con un aumento del 11% ahora y el 7% en septiembre cuando la inflación en el 2008 fue mayor al 20% y los precios de los alimentos subieron más del 30%.

Este engaño de la Movilidad Jubilatoria restringida le permitirá al Gobierno disponer de un nuevo ahorro de 18.000 millones de pesos al finalizar 2009. Es decir que, pese a la retórica de la distribución de la riqueza con la que se ornamenta el "relato" oficial desde los atriles de Olivos, sigue la misma historia que ha permitido un ahorro de $ 22.345 millones en el período 2004-2008, que terminó con el bochorno de destinarlo mayoritariamente al pago de deuda pública y, en menor medida, a financiar la obra pública.

Y en el presente año, está previsto refinanciar deuda con la ANSES por un valor de $37.701 millones, manteniéndose el despropósito de utilizar nuestra plata como la garantía del pago de deuda pública del Gobierno Nacional.

Como si todo esto fuera poco, utilizan la plata de los jubilados y pensionados para financiar los paquetes anticrisis anunciados por la Presidenta de la Nación.

Ya se han destinado: $3.100 millones para la compra de autos 0 Km.; $650 millones para la compra de taxis 0 Km.; $3.500 millones en créditos para electrodomésticos; $3.000 millones en créditos a las PYMES; $1.700 millones de crédito para el agro y $1.250 millones en crédito para las empresas industriales.

A su vez, se prevé encarar el Mega Plan de Obras Públicas por el cual se han firmado convenios por $10.900 millones para la construcción de viviendas; $4.074 millones para el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento; $1.500 millones en la construcción de las centrales térmicas en Buenos Aires y Santa Fe (cuyos beneficiarios son la firma IECSA e ISOLUX); $1.000 millones en la construcción de la central eléctrica de Pilar (Córdoba) y $890 millones en un crédito para que Aysa construya dos plantas potabilizadoras.

De este modo, se han comprometido $31.564 millones del ANSES en financiar el consumo de altos ingresos y un plan de obras públicas motorizado por empresas privadas, a lo que hay que agregar las obras públicas contenidas en el Presupuesto 2009 que tienen previstas financiamiento del ANSES. Las mismas ascienden a 13.153 millones de pesos ($6.853 millones en obras de energía, $4.600 millones en obras públicas, y $1.700 millones en el sistema de transporte).

Sólo con la plata destinada a las medidas de gobierno se podría dar un aumento mensual de $500 por jubilado. Es decir, aumentar el 70% de la jubilación mínima, con lo cual se indicaría el comienzo del camino de recuperación y reparación hacia lo que hoy exige la sociedad para con nuestros mayores.

Además, este dinero se gastará de manera inmediata, sin lugar a dudas, en alimentos, remedios, transporte, etc., por lo que reingresarán al Estado por medio de la recaudación casi 10.000 millones de pesos, reactivando de ese modo el mercado interno.

Ni que decir si se restituyen los aportes patronales en las grandes empresas que con el verso del dólar 1 a 1 de la Convertibilidad, Cavallo les bajó los aportes a los grupos económicos y luego, con la devaluación, se "olvidaron" hasta el día de hoy de restituirlos. Serían otros 10.000 millones de pesos más.

Por supuesto, si el Ministerio de Trabajo de la Nación luchara contra el trabajo precario, clandestino, etc., sobraría plata hasta para garantizar el derecho del 82% móvil para nuestros jubilados.

No sólo sería un acto de justicia, sino que se enfrentaría la tan mentada crisis internacional de una manera efectiva, evitando la trampa recesiva a la que nos están llevando.

Basta de verso, la plata está y el Gobierno elige a quien dársela.

En la Plaza de Mayo desbordante el 12 de diciembre del año pasado nos comprometimos a luchar por el fin del hambre, la defensa de los recursos naturales, y también por nuestros queridos viejos que se nos van antes de tiempo por la inmoralidad intrínseca del capitalismo, por más "serio" y de "rostro humanitario" con el que se lo quiera disfrazar.

Foto: Víctor De Gennaro, secretario de Relaciones Institucionales de la CTA. / Autor: PRIMERA FUENTE

Víctor De Gennaro es Secretario de Relaciones Institucionales de la CTA.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El empleo en riesgo

Horacio Meguira (ACTA)

Entre noviembre y diciembre de 2008, en el marco de la crisis financiera internacional, se han perdido 47.000 puestos de trabajo y otros 14.700 empleos estuvieron en riesgo.

De acuerdo a los datos del Observatorio Jurídico de la CTA, en noviembre y diciembre teniendo como fuente medios alternativos de prensa y otros oficiales, se han perdido 47.000 puestos de trabajo.

En esos dos meses los datos de la cartera laboral también muestran que hubo 14.700 empleos en riesgo ya sea por propuestas de despido, o suspensiones, y modificaciones de condiciones de trabajo.

De enero de este año ya hay cifras oficiales del Ministerio de Trabajo de procedimientos de crisis, y fueron 8.700 puestos que se propusieron modificaciones.

A fines de febrero la CTA dará a conocer un informe con las cifras actualizadas. En las próximas negociaciones paritarias, la postura de la CTA sigue siendo un piso de 25 por ciento de incremento salarial, porcentaje tomado de la inflación en los productos alimentarios.

El ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, ha fracasado en la estrategia de reducir el empleo en negro y mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores.

En diciembre, el 50 por ciento de los asalariados registrados y no registrados ganaba menos de 1.500 pesos, mientras que el empleo informal se redujo sólo 7 por ciento en seis años.

Lo que está haciendo el Gobierno respecto al empleo es muy débil, por ello insistimos en la propuesta de la CTA de prohibir despidos en tanto la empresa no pueda probar que la crisis está poniendo en peligro su continuidad.

Si no lo prueba, tiene que seguir empleando, porque hay una situación de emergencia. La crisis se va a agravar porque no existen dos economías, una en negro y otra en blanco, sino que se relacionan.

Por eso, lo que se está produciendo en el empleo precario en algún momento se va a reproducir en el empleo formal, que hasta ahora el gobierno se había ocupado de que no trascendiera, que la sangre no llegue al río.

Si comparamos anuncios de las empresas a través de medios de difusión con las cifras oficiales de procedimiento de crisis, se ve claramente que es muy pequeño el sector sindicalizado que sigue el procedimiento de crisis. La mayoría de los casos se produce informalmente y las pérdidas de los puestos de trabajo no siguen el procedimiento legal.

La acción del gobierno está más dirigida al empleo en el corazón de fábricas. Son más criterios de gobernabilidad política que de preservación del empleo, pero la realidad es que las medidas adoptadas no permiten determinar todavía si hay o no vocación de intervención en la preservación de los empleos.

Resulta imperioso preservar el mercado interno y alentar las obras públicas que no vemos que lo hagan con la celeridad que requiere la crisis.

El pedido de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para que las empresas que ganaron mucho antes, ahora sean solidarias ante la crisis, denota una noción muy infantil del capitalismo, porque el dinero que se incorpora como renta, no vuelve.

Como queda expuesto, sobran las señales de alarma referidas al riesgo real e inminente al que están expuestos los niveles de empleo debido a la crisis económica y financiera y, por lo tanto, urge la necesidad de aplicar políticas públicas protectorias y efectivas para que los trabajadores no terminen pagando sus consecuencias.

Horacio Meguira es Director del Departamento Jurídico de la CTA.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Cientos de suspensiones en las Textiles de La Plata

Joaco (INDYMEDIA)

Hace una semanas nomás que el ex presidente de la nación, Néstor Kirchner, le mandaba un mensaje claro a los empresarios: "no toquen un solo empleo"; llamando luego a los trabajadores a hacer un sacrificio, al afirmar que "si hay que ganar un poco menos, que se gane menos".

Pero en nuestra ciudad, o los empresarios sufren de sordera, o las palabras del ex presidente no eran más que un chiste.

Según informan los trabajadores de Mafissa en un boletín que han repartido por las fabricas de la ciudad, " Empai del Parque Industrial de Abasto despidió el 25% de su planta; YPF-REPSOL, más de 300 trabajadores; Acorazado S.A., echo a todas las trabajadoras contratadas, estando paralizada la fábrica; Sodecia adelantó las vacaciones 3 semanas y está sin producir; Toledo Curtiembre de Brandsen a 115, y la textil Maffisa, a partir del 18 de diciembre suspendió todo el personal hasta marzo. En Aluar, a los contratados por agencia despedidos en diciembre y enero, se sumaron las vacaciones forzadas para todos. COOPETRO, anunció que a fin de enero dejarían de andar dos hornos. Albano Cozzuo adelantó las vacaciones y se oyen rumores de suspensión."

Si sumamos los despidos y suspendidos nos dan un número mucho mayor al 1000, siendo una gran patada a la economía de las familias con jefes y jefas de casa trabajadores en el sector Industrial. Todo esto, sumado al tarifazo: ir a trabajar y volver a la casa, está costando $76, en un sistema de transporte que no sobresale por su comodidad.

En palabras del delegado de la AOT seccional La Plata, Nikitiuk Andres, "la situación hoy por hoy es complicada", en lo referente al sector textil. "Esta complicado en cuanto a la incertidumbre que hay porque no sabemos qué va a pasar, mediados de febrero, marzo." Sin embargo, Nikitiuk no informó de despidos en este sector en la ciudad, aunque si en Chascomús, donde dos fábricas practicaron el despido al dejar 30 trabajadores contratados por agencias de trabajo en la calle, con la correspondiente indemnización.

También reconoció las suspensiones y vacaciones anticipadas en Mafissa, el cierre durante enero de Reland, una fábrica de puloveres que según nos cuenta se habría visto afectada a causa de la sequía en el campo, ya que la materia prima, la lana, se encuentra reducida.

Por otro lado el caso de Sniafa, importante fábrica textil, donde se habría realizado un acuerdo en el Ministerio de Trabajo, por pagos semanales.

"En reglas generales podemos decir que hoy por hoy la situación es complicada, pero no hay despidos; si suspensiones, con el 75% de los haberes", afirma el delegado del gremio textil.

Sin embargo, la información aportada por el sindicalista, se contradice con los datos brindados por los trabajadores de Maffisa, que han abierto un centro cultural en 44 e/ 195 y 196, con el fin de brindar asesoramiento judicial a los trabajadores despedidos y suspendidos. Según estos, además de los datos de las textiles Acorazado y Mafissa que contradicen la versión del sindicato intervenido hace ya un año, se suma el caso de Sniafa, que estaría totalmente paralizada.

El caso de Acorazado SA

Meses atrás, INDYMEDIA logró contactarse con una trabajadora de está empresa, que había entrado a trabajar gracias al programa "Segunda Oportunidad", impulsado por el Gobierno Nacional, un programa que buscaría "la reinserción al mercado laboral regular de los jefes de familia", mayores de 26 años. El mismo programa brinda a las empresas que adhieran a él, un pago de $200 del sueldo de cada trabajador contratado a través del mismo, debiendo luego de los 6 meses de capacitación mantener a un 80% de los trabajadores contratados dentro la empresa, aunque la empleada de la fábrica radicada en el Parque Industrial de Abasto (520 y Ruta 2), denunció que esa capacitación se basa en "un paseo por todas las máquinas del lugar", sumándole luego a esta irregularidad, las pésimas condiciones laborales que asemejaba a las padecidas por los trabajadores en los talleres clandestinos de la boca que ardieron tiempo atrás.

Sumado a todo esto, más desolación provoca para aquellos que se ilusionaron con el plan oficial, el hecho de que los meses que se encuentran suspendidas las mujeres y hombres contratadas/os por el programa, son contados como meses dentro del contrato, pero sin recibir el pago correspondiente, sino que una indemnización correspondiente a la de un trabajador cualquiera suspendido. En otras palabras, los 6 meses de capacitación pasan, pero el trabajador no recibe el pago correspondiente, sino una leve indemnización. INDYMEDIA intentó contactarse con las autoridades correspondientes del Ministerio de Trabajo para comprobar la veracidad de esta denuncia, pero las mismas no contestaron los llamados ni mails enviados, en los cuales se explicaba la denuncia y ofrecía una entrevista para confirmarlas o negarlas.

En esta misma empresa, según denunciaron los trabajadores de Mafissa, fueron despedidas las trabajadoras contratadas a través de agencias de trabajo, funcionando actualmente la fábrica en un porcentaje muy reducido.

Acorazado como tantas empresas se encuentra excenta de pagos impositvios hasta 2011 por estar radicada en un polo industrial, lo que no es llamativo o interesante en una provincia en la que según el Ministerio de Producción "invertir en la Provincia significará para el empresario un costo cero". Lo que es interesante, es a quien el ministerio le brinda beneficios.

La fábrica que tiene como responsable en la ciudad a Osvaldo Sarti, ha tenido en Costa Rica duras denuncias por parte de Aseprola, (Asociación Servicios de Promoción Laboral)"una ONG centroamericana que defiende y promueve los derechos laborales en Centroamérica". Según la Asociación "Esta empresa no respeta la libertad sindical, no reconoce a la organización de las personas trabajadoras y se ha negado a negociar con sus representantes. La empresa ha atacado la organización sindical, despidiendo a gran cantidad de trabajadores(as) afiliados(as), desconociendo a la organización en un primer momento y luego, propiciando un clima de alta hostilidad contra trabajadores(as) que han sido reintegrados(as) –como productos de acciones judiciales emprendidas".

Será que el gobierno antes de brindar beneficios a las empresas no investiga a estas, o no le importa que las mismas hayan violado acuerdos internacionales.

El preventivo que no previno

El 5 de diciembre de 1991, se aprobó la Ley Nacional de Empleo (Ley Nro. 24013). En el capítulo 6, la misma menciona el llamado "Procedimiento Preventivo de Crisis de Empresas", que indica que al efectuarse un porcentaje elevado de despidos o suspensiones en una fábrica (10%, 15%), la misma deberá "sustanciar el procedimiento preventivo de crisis", proceso que intenta evitar despidos y suspensiones masivas, y que aparentemente no tuvo éxito con la llegada de la crisis mundial a La Plata.

En Noviembre del 2002, el Gobierno Nacional en vista del efecto de la crisis en la industria, aprobó el decreto 265/02 que venía a complementar el decreto 2072/94, realizando más especificaciones en lo respecto al procedimiento preventivo. En conjunto, sostienen los decretos que en caso de ser solicitada la apertura del procedimiento por parte de la empresa, "la presentación inicial deberá como mínimo, explicitar las medidas que la empresa propone para superar la crisis o atenuar sus efectos", explicitando luego los puntos que deberá resaltar en la presentación, como:

- Efectos de la crisis sobre el empleo y en su caso, propuestas para su mantenimiento

- Ayudas para la creación, por parte de los trabajadores excedentes, de emprendimientos productivos

- Relación de los hechos que fundamentan la solicitud

- La cantidad de personal que se desempeña en la empresa y el número de trabajadores afectados, detallando respecto de estos últimos nombre y apellido, fecha de ingreso, cargas de familia, área donde revista, categoría, especialidad y remuneración mensual;

- Los elementos económico financieros probatorios tendientes a acreditar la situación de crisis. Será obligatoria la presentación de los estados contables correspondientes a los últimos tres años, los que deberán estar suscriptos, por contador público y certificados por el respectivo Consejo Profesional.

Sin embargo, Hernan de Mafissa ha denunciado que "La mayoría de las empresas no presenta preventivo de crisis porque es muy difícil comprobarlo después de las ganancias extraordinarias que tuvieron desde el 2003 en adelante". Según nos explica y manifiesta, lo que se hace es firmar un acuerdo por fuera del Preventivo de Crisis, advirtiendo que "lo que se esta haciendo hoy, es que va la burocracia al Ministerio de Trabajo con la patronal, y con un acuerdo arreglan las suspensiones, los despidos."

Lejos de ver como un triunfo un 75% del sueldo que se pague, lo considera una vejación, ya que un 75% del sueldo mínimo ($1200), no representa nada para los bolsillos.

También descree del discurso oficial: "el gobierno empieza a decir "vengan a discutir la crisis con nosotros que vamos a ver". Sabemos que ese "vamos a ver", es donde se forma la alianza, para que sin el preventivo de crisis abierto, la empresa pueda despedir y suspender la cantidad de gente que fuera."

Esto se contrapone duramente con lo apuntado por la AOT, que postula la unidad con el empresariado y el Estado para salir de la crisis, ya que "de nada sirve ponernos en la vereda de enfrente y cascotear al gobierno", afirma el delegado Nikitiuk. Además de esto, remarcó que "hoy por hoy estamos muy cerca del empresario" y que es necesaria tanto la unidad con el empresario, como con el gobierno, y las instituciones, "para tirar de una vez y para siempre para adelante".

El abogado de Ceprodh (Centro de profesionales por los Derechos Humanos), Luciano, reafirmo las palabras de Hernán y agregó como ejemplo el caso de una fábrica de membrana de Merlo, donde se despidió al 25% del personal, y sacando cuentas con los trabajadores de la fábrica, CEPRODH descubrió que la fábrica estaba produciendo aun más que antes, cuando había despedido al personal alegando crisis.

Sin embargo a pesar de la ilegalidad de prescindir de tanto personal, las empresas al mantener a gran parte de sus trabajadores terciarizados, contratados a través de las Empresas de Trabajo Temporal, pueden despedirlo sin necesidad de presentar el preventivo de crisis, según denuncia Luciano a "toda una maniobra que tienen".

A pesar de la crisis se sigue contratando

Investigando sobre estas Empresas de Trabajo Temporal que ofrecen mano de obra barata y flexibilada a las fábricas, ya que a través de las ETT estas contratan personas para "una eventualidad, que cuando consideran saldada, echan a los trabajadores", según manifiesta Luciano; pudimos encontrar el interesante caso de una de estas agencias que pedía " operarios de entre 23 y 43 años, con muy amplia disponibilidad, para cumplir horarios rotativos (tres turnos), con posibilidad de realización de horas extras, para importante industria textil de proceso continuo de producción", con un sueldo de $6 ,13 la hora de trabajo.

La empresa que solicitaba trabajadores (masculinos) residentes en el Gran La Plata para cubrir el puesto, no lo hacía 9 meses atrás, antes de que se empiece escuchar la palabra crisis, sino hace apenas un mes atrás, a través de la "Selectora Géminis S.A", una de las tantas empresas denominadas por una banda de Ska gallega como "Nuevos parásitos del trabajador, profesionales del robo y de la explotación", y que según Hernán, es la principal empresa que brinda servicios a las textiles y demás ramas.

Son interesante dos aspectos del aviso publicitario, por cierto público en Zona Jobs. Por un lado se solicita públicamente una mano de obre flexibilizada: "amplia disponibilidad horaria" y "horarios rotativos" lo dejan en claro. Pero lo más llamativo es la definición de "importante industria textil de proceso continuo de producción", cuando hoy en día, todas las fábricas textiles alegan que se encuentran en crisis y que deben disminuir la producción y por lo tanto de personal.

De esta manera, las empresas nos dejan en claro que sus intereses no son exactamente mejorar las condiciones laborales, ya que mientras despiden trabajadores se las encuentran contratando gente por agencias de trabajo que garantizan una mano de obra "más económica".

La lucha sindical

El abogado de CEPRODH sostiene que las divisiones entre trabajadores contratados y de planta, genera un quiebre en las fábricas, ya que el procedimiento de despidos que siguen las empresas es primero el contratado y los más nuevos, luego los enfermos, luego los que tienen menos carga familiar, y así sucesivamente. Por lo tanto, "el contratado se ve como el eslabón más débil de la cadena, sintiendo que en cualquier momento lo despiden".

Por esto, los trabajadores de Mafissa apuntan como objetivo de las comisiones internas en las fábricas el hecho de que todos los trabajadores sean de efectivos y no haya trabajo precarizado, mostrándolo en la práctica: según nos contó Hernan, cuando comenzaron como comisión interna en Mafissa, de un total de casi 400 trabajadores la mitad eran contratados, logrando luego de años de lucha que ese número se redujera a sólo 16 trabjadores, aunque en la nueva etapa, en la que luego de la larga lucha la cantidad de personal total se redujo a casi la mitad, 30 son los contratados.

Final (comienzo) incierto

Esto es solo una parte, apenas una gota de agua en la marea de la crisis que comienza a sentirse en La Plata, y una mucho más pequeña en nivel nacional, regional y mundial.

Andrés de AOT y Hernán de Mafissa, mostraron un punto en común en la perspectiva al futuro. Andrés afirma que "lamentablemente todos sabemos que en definitiva, los que peor la pasan, es la clase obrera", algo que pocos se animarían a poner en duda.

Según el delegado de la AOT, más allá de la confianza que deposita en la "voluntad de las empresas" y en el Gobierno Nacional, considera que "Lo peor que nos puede pasar es que llegado marzo, esta crisis mundial, nos termine de hundir. Porque sino tenemos las fábricas en funcionamiento, mucho tiempo mas la gente no la podemos tener suspendida, van a empezar los despedidos, y si empiezan los despidos es muy probable que ahí si volvamos al 2001 con saqueos, con un montón de situaciones que en realidad el trabajador en argentina no se merece."

Mientras tanto, los trabajadores de Mafissa apuntan a la organización de los trabajadores "para que la crisis la paguen los patrones, para conseguir la unidad de los efectivos de los contratados y efectivos, y conformar cuerpos de delegados de base, honestos y combativos , considerando que tal como enuncian en su boletín, "El futuro ya llegó".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La Inmolación de Tartagal. Su tragedia es fruto de la destrucción del Estado Nacional


Daniel Enrique Yépez (COPENOA)

La Muerte y Agonía de Tartagal. El incontenible aluvión que el lunes pasado arrasó Tartagal, tajo por donde la naturaleza herida se desangró enlodando sin piedad y cubriendo de desesperación a una ciudad desprevenida, representó -a modo de gredoso manto mortuorio- un acto más de la interminable tragedia que agobia a esa comunidad.

La otrora ciudad cabecera de unos de los polos industriales más importantes de la región y del país, asiste hoy a los estertores de sus exuberantes yungas floridas que en otro tiempo la adornaron, con flora y fauna subtropical de la que disfruté entrañablemente durante mi primera infancia en San Pedrito. Este genocidio natural no casual, sino causal, es fruto directo y catastrófico del sistemático desguace de su parque industrial y de la enajenación de sus recursos minerales. La perla del Departamento San Martín no sólo vive prisionera de su desgracia histórica, sino también de las compañías extranjeras que le vampirizan las riquezas de su subsuelo, de una clase política inepta, egoísta y sin futuro, de un poder provincial cómplice de ese latrocinio, mientras engulle insaciable las regalías que produce su riqueza petrolera y de un gobierno nacional con una política petrolera vacilante y errática.

En este presente aciago, Tartagal se ha transformado en el escenario propicio de la reacción devastadora de un paisaje natural que se niega morir sin defenderse y que involuntariamente la agrede, del mismo modo le chupan la sangre las multinacionales, los narcotraficantes, la corrupción de los funcionarios y la hipocresía política de los tecnócratas, en complicidad con la indolencia de ciudadanos sin conciencia, incapaces de defender lo suyo. Crónica anunciada, escenario dantesco y prueba irrefutable de un genocidio político, social y ecológico, que paradojalmente representa otro acto más de su agonía, luego de su muerte social.

Bueno es decirle al lector que la inmolación de Tartagal y de sus zonas aledañas fue perpetrada impunemente por el menemismo, cuando su política de privatizaciones resolvió la destrucción de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). Con la enajenación de la empresa nacional de hidrocarburos se le partió el espinazo productivo y laboral a una comunidad que había logrado, como modelo de desarrollo sustentable en la región, la exploración, explotación e industrialización de un mineral estratégico para el desarrollo autónomo de la nación. Desde entonces la tragedia de Tartagal, es la tragedia de YPF, signada por la destrucción del Estado y de sus economías regionales en los noventas.

La devastación ecológica

A fin de refutar a falacia esgrimida por el gobernador de responsabilizar a la naturaleza de la sistemática devastación ecológica de la región en los últimos 20 años, es necesario decir que resulta dolorosamente desmoralizador observar cuando el viajero llega al cruce de Pichanal, como el monte natural que tupidamente se erguía al borde de la ruta 34 ha desaparecido totalmente. A lo largo de un trayecto de más de 100 Km., es terrible constatar como la irracionalidad de la agricultura extensiva, estimulada por las transnacionales de granos, fertilizantes y agroquímicos, altamente contaminante por el uso irracional de estos venenos -taxativamente prohibidos por la legislación agraria del primer mundo-, sin planificación y sin ningún tipo de control por parte del Estado, ha desmontado sistemáticamente la selva chaco-oranense que hasta ayer soberanamente reinaba en el pedemonte salteño de esa región. Del mismo modo en que la naturaleza fue destruida por la acción incontrolada de intereses anónimos y extra-nacionales que nada tienen que ver con el pequeño productor, el campesino o con las comunidades aborígenes de la zona, la fauna también ha dejado de existir. Y las corzuelas, acutis, chanchos del monte, tapires, zorros, mulitas, vizcachas, pumas y demás especies vernáculas, que poblaban el lugar han desaparecido o se encuentran en serio proceso de extinción, en consonancia con la destrucción de su hábitat natural. A lo largo del camino, el paisaje se asemeja a un interminable desierto verde o parece una tundra amarillenta, si nos toca recorrerlo en épocas posteriores a la trilla, cuando el rastrojo cubre los campos.
Atendiendo al nuevo llamado de un país des-industrializado, de economía primaria y atado al monocultivo de la soja, segunda versión de república agro-exportadora (esta vez manejada por las multinacionales), la selva fue sistemáticamente sacrificada por las topadoras de los acaparadores de tierras, de los pooles de siembra y de los especuladores nacionales y extranjeros. Martínez de Hoz, Hargunideguy, Macri, (encubiertos por sus respectivos testaferros), junto a innumerables políticos vernáculos, son los más grandes.

También es importante acotar que expertos en el tema predijeron que otra hecatombe natural se avecinaba sobre la región, pero no fueron escuchados por el gobierno. Los dueños del poder y la partidocracia gobernante nada hicieron para evitarla, pues miran para otro lado cuando se trata de no afectar intereses ni inversiones que los comprometen. Dos cuestiones graves los inculpan: a) en 2007 hubo un incremento infame en las autorizaciones de tala, otorgadas por el anterior gobernador Romero, quien permitió que más de 400 mil hectáreas fueran desmontadas en la zona, sin que la gestión actual nada hiciera para detenerla; b) tratando de parar el genocidio de los bosques nativos se sancionó en 2007 una Ley Nacional de Bosques, de por sí un tanto ingenua en sus propósitos, ya que ordenaba una moratoria total de talas, hasta que cada provincia hiciera un inventario de bosques y regulara la actividad. Como complemento, estableció un fondo para premiar el mantenimiento de las áreas boscosas y otras nobles intenciones.
La reglamentación de la misma aún está pendiente, cajoneada por el mismo lobby que antes demoró su sanción: los legisladores de las provincias donde ocurren estos desastres.

De ahí su infinita hipocresía, cuando públicamente se rasgan las vestiduras lamentando el drama. Como es sabido y a pesar de las advertencias que dejó el 2006 (cuando tuvo lugar el mismo fenómeno), no hubo respuestas, ni prevenciones por parte del poder y tampoco se concluyeron las obras mínimas de canalización del antiguamente denominado cañadón Seco. Sin la vegetación propia del lugar, la estructuras de las laderas se vuelven cada vez más inestables. Sin retención suficiente, se acelera el escurrimiento superficial. Con poca retención y excesivo escurrimiento, las crecidas no se regulan. Con grandes crecidas, no hay puentes ni caminos que resistan. El ecosistema es dinámico y se repone, pero ante la explotación descontrolada muchas veces no tiene capacidad de cicatrización para mitigar el impacto de copiosas lluvias en tan escaso tiempo.

Lo anterior genera lo que especialistas denominan el fenómeno de la "cárcava". La cárcava es una estructura en el suelo que se forma, antes que nada, por la ausencia de cobertura -pastos, árboles- que protejan al mismo del golpe de las gotas de lluvia. Destruido y lavados así los primeros milímetros del suelo, el agua acumulada va concentrándose en la zona más baja y empieza a correr por allí, ayudando a socavar más profundamente. Una vez quitada la primera capa, si se trata de un suelo mineral pobre en arcillas y en materia orgánica, el derrumbe de material es muy fácil y ocurre en cortes verticales. La cárcava es retrogradante, es decir, va zigzagueando y creándose a sí misma. La caída de agua dentro de ella excava el material que le permite crecer y avanzar y el aumento de tal trinchera engrosa el caudal que puede captar.

Entonces no es de extrañar que la crecida del casi siempre Río Seco o Río Tartagal, haya arrastrado a su paso el puente ferroviario y amenazado seriamente al carretero, cuando no encontró un escape en su descontrolado viaje por la pendiente. Como dejaron de existir las contenciones y absorciones naturales que la vegetación ofrecía, los deslaves y las crecientes se concentraron a lo largo del precario terraplén ferroviario aún existente en Villa Guemes. Cuando encontró la boca de salida por dicho cañadón, el puente voló en pedazos. Crítica situación ecológica que no sólo se manifiesta en Tartagal, sino que se extiende desde Aguaray hasta Embarcación. Si miramos este panorama trepando por los primeros faldeos del pedemonte de las sierras sub-andinas que por el poniente bordean la ruta 34, encontraremos situaciones similares. A lo largo de este circuito, las extensas propiedades utilizadas para la producción de citrus y el incontrolable saqueo de la explotación maderera, produjeron un destrozo similar a la tala sistemática de la vegetación natural. Esto fue el comienzo.

La Devastación del Estado y de las Tierras Públicas

Cuando el menemismo privatizó la administración norte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) en 1992-1993, la zona fue licitada en 23 lotes y adjudicadas a diferentes consorcios nacionales y multinacionales del rubro. Obviamente toda la infraestructura, la cultura, los emprendimientos sociales, sanitarios y educativos que había construido la empresa nacional en el eje Vespucio-Mosconi-Campo Durán desaparecieron, del mismo modo que desapareció el trabajo calificado y el salario estable, cuando ese ramal productivo fue entregado al vampirismo de las privatizadas. De este modo las tierras oficiales fueron enajenadas y los pobladores, muchos de ellos antiguos campesinos y pequeños productores ganaderos que desde antaño libremente transitaban las sendas que comunicaban San Pedrito, Acambuco, Tablillas, Ramos y otras localidades aledañas, fueron expulsados de sus dominios. Los lotes fueron alambrados con púas y sus perímetros custodiados con guardias.

Nuestros coterráneos pasaron a ser seres extraños en sus propias tierras y una enorme masa de trabajadores se transformó en mendigos o cuentapropistas. Una vez en posesión de los predios, otra devastación siguió su curso. En el codicioso afán de encontrar petróleo a como dé lugar, el primer paso fue apelar al desmonte sin ningún tipo de control o sanción por parte del Estado. En esas tierras de nadie, las privatizadas no escatimaron ningún recurso para lograrlo. Si había que abrir picadas, caminos y contaminar arroyos y ríos, se lo hacía. Si había que cavar grandes zanjones para instalar oleoductos o gasoductos, se hacía. Si había que usar irracional e irresponsablemente explosivos para mover tierra y socavar las estructuras geológicas del suelo, se hacía. Al fin y al cabo esa tierra ya no era de los argentinos. Si había que dejar incontables y peligrosos socavones yermos del preciado mineral -sin señalizaciones ni avisos y colmados de desechos o aguas contaminadas- también se hacía, total si algún chaqueño (así le dicen al campesino de esa zona) se caía y ahogaba en esas profundidades, nadie reclamaría. Por otra parte, y en voz ya no tan baja, se sigue comentando que también el monte fue dinamitado para construir innumerables e ilegales pistas de aterrizaje demandadas por el narcotráfico creciente.

La naturaleza de esta zona no sólo fue agredida, sino asesinada impiadosamente. Y ese asesinato es producto de la desaparición del Estado y de YPF. El daño es irreversible y las consecuencias están a la vista. Esto explica porqué cuando llueve en los cerros orientales, los tartagalenses rezan, ya que sólo les queda encomendarse al Supremo. Pero como el proceso es creciente y acumulativo, los daños a la población son cada vez mayores. Y el próximo deslave, si esto no se para de una vez, no se llevará la mitad de Tartagal, como ahora, sino que arrasará toda la ciudad. Es importante acotar que el gobierno provincial fue informado de esta situación, pero la trama de influencias, coimas, fraudes y violaciones sistemáticas al pueblo y a los intereses de la región, con que se manejan estos nuevos encomenderos del petróleo, generaron un silencio cómplice que cubre de culpa a sociedad política salteña.

Por eso los estudiantes de la Sede Regional Tartagal, de la Universidad Nacional de Salta, en charlas informales proponían que el Departamento San Martín se segregara del despótico poder central salteño, erigiéndose en una nueva provincia. Ellos dicen que son inmensamente ricos, que están parados sobre una gigantesca bolsa de gas y de petróleo, de la cual fueron sistemáticamente despojados y que -además- están hartos de la ineptitud y corruptela de las intendencias que no los defienden. Ambas situaciones le depara al pueblo tartagalense una constante pobreza y abandono por parte de los poderes provinciales y nacionales, ya que son tratados como "kelpers" argentinos. Verdaderos "olvidados de esta tierra", parafraseando a Franz Fanon, que sólo sirven para que sus riquezas sean constantemente saqueadas. Los sucesivos piquetes y cortes de ruta lo dicen todo.

El desmantelamiento del ferrocarril público es el otro condimento imposible de ignorar en esta trágica historia. Su destrucción perjudicó enormemente a esta zona limítrofe de la nación, pues los productos que importan sus pobladores se encarecen en demasía por el costo de los fletes viales. Pero la conspiración de las privatizadas que controlan los peajes y se apoderaron de las rutas nacionales, las corporaciones de fabricantes y dueños de camiones y neumáticos, más el marcado desinterés del gobierno nacional por re-nacionalizar los ferrocarriles y reinstalar en la sociedad un sistema de transporte ecológico, no contaminante, barato y más seguro, perjudica a los más pobres y a las regiones periféricas del país. La frutilla de este amargo postre, fue la caída del puente ferroviario de Tartagal, el cual, obviamente, al igual que los ferrocarriles del estado, seguirá postrado.

Por último, si bien es lícito y necesario rogar a Dios, o encomendarse a la Virgen de la Peña, para que esta tragedia acabe, también es necesario que el pueblo de Tartagal oriente su acción y reflexión en la búsqueda de las verdaderas causas que ocasionaron este presente aciago. Es hora de que comiencen a recuperar lo que dolorosamente perdieron en 1993, cuando el polo petrolero más importante del norte del país se transformó en tierra de nadie, arrasada por las privatizadas. En función de la dolorosa coyuntura es lícito preguntarse ¿qué hacer?

Pensar, Reparar y Debatir

Si bien la asistencia y reparación dada a la población es imprescindible para recuperar condiciones mínimas de calidad de vida, no debemos olvidar que es un paliativo que no evitará colapsos naturales futuros. Si el 2005 fue un aviso del que pocos tomaron nota, espero que el 2009 sirva de punto de partida, no sólo para reparar lo destruido, sino para comenzar a imaginar un futuro diferente para la región.

Tartagal sólo podrá salir de la muerte civil que la condena a una agonía interminable, si su sociedad se pone de pie para debatir abierta y públicamente su devenir. En todos los ámbitos hay que comenzar por informarse de las causales del drama. Es hora que en escuelas y colegios se hable de aquello que se calla y oculta. Es hora de que en clubes sociales, deportivos, iglesias, sindicatos y reuniones abiertas se corra la voz y se descubra el velo de mentiras que oculta una realidad que ya ha golpeado dos veces a este pueblo.

En el marco de ese debate hay que comenzar a exigir la creación de una nueva empresa petrolera nacional, y la reinstalación de ella en la región, emulando a la vieja y querida YPF, fuente de progreso y desarrollo. Su correlato debe ser impulsar la restitución del Ferrocarril del Estado, como sistema de transporte alternativo. El paso siguiente debe ser rescindir los contratos y expulsar a las privatizadas, no sin antes demandarlas judicialmente por daño ecológico grave. Luego y sin descanso se debe suspender de facto y hasta nuevo aviso la concesión de tierras a las multinacionales de la soja y a los pooles de siembra, al mismo tiempo que debe suspenderse la explotación maderera descontrolada. Es un imperativo condenar a penas severísimas de cárcel inmediata a quien derribe un árbol, como lo hacen legislaciones del primer mundo. Es hora que el interés público y colectivo se imponga y predomine sobre las ambiciones particulares y las codicias personales.

En consonancia con ello, se debe bregar para reinstalar progresivamente a los campesinos y pobladores expulsados de sus tierras y establecer zonas de reservas ecológicas para proteger y reproducir la fauna en extinción. Asimismo, deben recuperarse las antiguas prácticas de agricultura conservacionista donde el campesino, "amichado" con la naturaleza, la protegía antes que someterla. Lo antedicho sólo será un compendio de buenas intenciones si no contamos con la decisión política de la sociedad, en consonancia con el auxilio de la ciencia, los avances tecnológicos y la formación de recursos humanos calificados.

Por lo mismo es hora que la sociedad civil de la región reclame enérgicamente la creación de una sólida filial de la Universidad Nacional de Salta, en la cual se abra una Facultad de Ciencias Naturales y Agrarias, con carreras como Geología, Minería, Biología, Ecología, Agronomía, Zootecnia y Veterinaria. Sus egresados, como ciudadanos responsables y comprometidos con su pueblo, su tiempo y su entorno, deberán emprender la tarea de aplicar los saberes científicos aprendidos para investigar y restaurar los daños ecológicos infligidos a los ecosistemas naturales y también culturales. Las Ciencias Exactas y la Arquitectura también son fundamentales para replanificar, reconstruir su infraestructura y reordenar un territorio que se ha desarrollado anárquicamente, al igual que una población condenada a la supervivencia primaria.

A su vez en el campo de las ciencias humanas y sociales no pueden estar ausentes de la región carreras como Antropología, Sociología, Ciencias Políticas, Psicología, Educación y Trabajo Social, entre otras, cuya función no sólo es ayudar a la gente a comprender y actuar en la sociedad en la que viven, sino que deben trabajar entramadamente con las ciencias duras y de la naturaleza. Los problemas son complejos y requieren de la complejidad de saberes interdisciplinarios. Las Universidades Públicas y gratuitas son el Estado y si pretendemos recrear el mismo, deben actuar como complemento cultural y formativo de la refundación productiva de la región.

La Educación y la Ciencia no son herramientas mágicas, sino variables dependientes de la acción política, de la economía, de las relaciones sociales y productivas, como así también del protagonismo de los pueblos. En consecuencia, el denominador común que debe orientar el proceso re-fundacional de la estructura productiva y cultural de la región, debe estar basado en un proyecto de desarrollo regional consensuado políticamente por la población, que lo encuadre y lo vincule en términos de igualdad y respeto con otras áreas de la provincia y obviamente del país. Debe atender relaciones e interacciones materiales y culturales con países hermanos como Chile Bolivia y Paraguay, fortaleciendo el MERCOSUR, en la marco de la patria grande latinoamericana. Dicho en otras palabras, lo que queda por hacer es arrancar de raíz las atrocidades heredadas del neoliberalismo, que como se puede comprobar en los medios, no sólo arrasó con los pueblos periféricos, sino que está tumbando las economías del primer mundo.

No sé si será posible hacer realidad este cambio. Eso sì, nadie podrá decir que no lo intentamos.

Daniel Enrique Yépez es Licenciado en Ciencias de la Educación, Magíster en Ciencias Sociales, Docente-Investigador de las Universidades Nacionales de Tucumán, de Jujuy y de la Escuela Normal J. B. Alberdi de San Miguel de Tucumán. Nacido en Tartagal, desde los seis años de edad reside en Tucumán.

Foto: Vista aéra del río Tartagal. / Autor: Gobierno de la Provincia de Salta


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Salta: Un joven de Tartagal fue internado grave por dengue hemorrágico

COPENOA

Es oriundo de la ciudad de Tartagal donde se encontraba visitando a su familia. Franco estudia abogacía en la ciudad de Córdoba.

El joven se encuentra internado en la Clínica Privada Santa Clara de Asís, de la capital de Salta. La que confirmo el caso a la prensa. Desde el Ministerio de Salud no brindaron información oficial.

Para contraer dengue hemorrágico la persona tiene que haber padecido previamente el dengue denominado benigno.

Extraoficialmente se habla de una epidemia de dengue sin control, con más de 15 casos diarios de consultas por síntomas de dengue en el Hospital Juan Domingo Perón de la ciudad de Tartagal.

Este primer caso alarma a la población de Tartagal y del Departamento San Martín ya que en brotes anteriores un porcentaje importante de la población contrajo dengue, lo que la deja vulnerable al dengue hemorrágico.

Los resultados de los análisis del dengue tienen una demora de 20 y 25 días y no se realizan en la provincia de Salta. La confirmación o no de la enfermedad se realizan desde el Instituto Maiztegui, ubicado en la Ciudad de Pergamino, Provincia de Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Lucas


Carlos del Frade (APE)

La guerra contra los pibes continúa.

No hay consideración alguna contra el enemigo.

No hay cuidados especiales para sus heridos.

Después vendrán las justificaciones ante los grandes medios de comunicación que deben hacer creer que no existe la guerra contra los pibes.

Uno de los territorios más bombardeados por el hambre inventado es la provincia del Chaco, cuya naturaleza original era una monumental demostración de vitalidad.

Siglos atrás, sus pueblos convivían en armonía con la tierra, el agua, la flora y la fauna. Cada nacimiento era un regalo y no había palabras con las que nombrar a la pobreza o la riqueza.

Hasta que el capitalismo se hizo entender.

Saqueo de recursos naturales y explotación de recursos humanos, hasta la extinción de ambos.

Cuando las mayorías de empobrecidos se tornaron molestas por su potencial indignación y necesidad de cambios, comenzó la guerra contra los pibes.

Y más allá que las grandes cadenas nacionales de televisión suelen saldar su cuota de complicidad con informes sobre lo que ocurre en la provincia del Chaco, la idea es naturalizar la ausencia de toda moral en la evolución del exterminio.

Lucas González se llamaba un chico del puebl wichí. Lo llevaron desde El Sauzalito hasta el Hospital General Güemes, en Castelli, una de las ciudades más importantes del Chaco. Murió durante el viaje.

-El chico no murió por el problema de salud, si bien era grave, murió por la asfixia que le produjo la tierra que entraba en la camioneta que lo trasladaba -sostuvo Mercedes Sánchez, integrante del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados.

Lucas tenía meningitis y no hay mayores explicaciones sobre el traslado bajo una temperatura de cuarenta grados.

-La madre y los demás familiares se dieron cuenta cuando llegó la ambulancia al hospital que el chico ya había fallecido; en ese momento, el chofer de la ambulancia lloraba y decía este chico se murió de tanta tierra que tragó... Hay mucha discriminación en el hospital, ellos dicen que los criollos no les entienden lo que dicen. Por ahí no hay medicamentos, por ahí no hay médicos. Hay muchos chicos desnutridos, deshidratados, con fiebre, que necesitan una atención urgente... Hasta que buscan un médico y lo traen, pasa mucho -agregó Sánchez que, por otra parte, presentó una denuncia ante la fiscalía de investigación número dos por la muerte de Lucas.

Así es la guerra contra los pibes.

No hay reparos de ningún tipo: Lucas murió porque lo tiraron en una camioneta bajo un sol arrasador que levantaba la temperatura hasta los cuarenta grados y tragó tierra hasta que se asfixió.

¿Qué harán los integrantes de la fiscalía número dos?

¿Iniciarán el necesario juicio por genocidio que merecen los que hace tiempo llevan adelante la guerra contra los pibes en la provincia del Chaco?

Mientras tanto, en los luminosos pasillos de multinacionales, bolsas de comercio y edificios de élite, los verdaderos impulsores de la guerra contra los pibes siguen celebrando su impunidad.

Autor imagen: APE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Joven asesinada en la Cárcel de Ezeiza

Oscar Castelnovo (AGENCIA WALSH)

Tenía 21 años y fue "suicidada" en el pabellón del cual había pedido traslado sin que el Servicio Penitenciario atendiera su demanda. Mañana todas las presas de Cárcel de Mujeres van a la huelga general de actividades en reclamo de una reunión de las voceras de los pabellones con la dirección nacional del SPF. Hay alerta en los organismos humanitarios por temor a más represiones.

Silvia Nicodemo, quién recién había cumplido 21 años, fue asesinada hoy en el Pabellón 8 de la Cárcel de Mujeres de Ezeiza. Según el relato de sus compañeras, desde hacía ya bastante tiempo ella venía pidiendo a las autoridades el traslado hacia otro sector y su reclamo fue desestimado por el Servicio Penitenciario Federal (SPF) que comanda esa Unidad.

Mañana, las mujeres que se hallan tras las rejas de esta prisión realizarán una huelga general de actividades en reclamo de una reunión de las voceras de los pabellones con la dirección nacional del SPF por lo que se temen más represalias. A su vez, numerosos organismos sociales personalidades y luchadores estarán pendientes de lo que suceda tras los muros y ya se estableció una cadena informativa de solidaridad.

Los responsables

Tal como viene denunciando esta Agencia, bajo la gestión del civil Alejandro Marambio al frente del SPF (paradójicamente dependiente del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, cuyo titular es Aníbal Fernández), se retrocedió gravemente en la vigencia de tales derechos que poseen indudablemente las personas detenidas. Así, docentes de la Universidad de Buenos Aires, organismos como la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y hasta la misma Procuración Penitenciaria, entre otros, denunciaron las dificultades para ingresar a los penales, cuando no el impedimento liso y llano de trasponer los portones tras los cuales se mata y tortura impunemente a hombres y mujeres privados de su libertad.

En este sentido las cifras son contundentes, según datos del Centro de Estudios de Política Criminal y Derechos Humanos (Cepoc): 59 seres humanos fueron ultimados en 2008 y, seis en la primer semana de 2009. Todos se hallaban bajo la guarda del Estado, mas aún no hay responsables. Precisamente, este el marco en el que se inscribe al crimen de Silvia Nicodemo.

De este modo, el hecho de que el civil Alejandro Marambio esté al frente del SPF constituyó solo un cambio cosmético que no varió la situación de terror permanente que viven los presos y presas. Por el contrario, por primera vez en la historia de la etapa constitucional, desde 1983, organismos de Derechos Humanos, por caso la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, vieron directamente censurada su posibilidad de ingresar a las cárceles desde noviembre pasado. Ni Carlos Menem pudo conseguirlo, aunque lo intentó, si lo hizo posible el gobierno campeón de la defensa oral de los derechos humanos.

Toda excusa es buena para impedir el control y la asistencia a los presos. Así, se hace más sólido el silenciamiento de quienes primero fueron marginados y robados en gran parte de sus derechos, para luego aniquilar su entidad humana tras las rejas.

Hoy, una joven hija de nuestro pueblo, Silvia Nicodemo, -a quien el Estado encerró para mantenerla bajo su guarda- exhibe con su sangre quiénes y para qué son ocultados y silenciados en las cárceles de mala muerte de una sociedad organizada para el despojo de las mayorías.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La "ciencia" al servicio de la represión

CORREPI

Hace un par de centurias surgieron disciplinas científicas como la antropología, de cuya mano, también, aparecieron nuevas formas para justificar la dominación, la explotación y la supremacía de un pueblo sobre otro. Distintas tesis "científicas" sirvieron para justificar la dominación de Inglaterra en la India o China, de Francia en el África y hasta de España en América.

Con el paso del tiempo, el dominio y la opresión se hicieron más sutiles. Otras teorías llegaron para justificar por medio de la ciencia la dominación de una clase sobre el resto de la población, o para fundamentar cómo una clase, condición social o etnia podía ser el enemigo de toda una nación. Cesare Lombroso fue uno de los primeros antropólogos que intentó hacer una incursión seria en el mundo de la criminología. Políticamente comprometido con ideales que en el siglo XX se alinearían en la izquierda, su teoría antropológica encajó mucho mejor en el nazismo, a pesar de su condición de judío.

Para Lombroso (y para todos los que lo reprodujeron), quien reuniera determinadas características físicas estaba condenado a la depravación y a la delincuencia. Así, tener las orejas de cierta forma, la frente estrecha o el arco superciliar prominente, era prueba de estar predispuesto al crimen sin remedio.

"En realidad, para los criminales natos adultos no hay muchos remedios: es necesario o bien secuestrarlos para siempre, en los casos de los incorregibles, o suprimirlos, cuando su incorregibilidad los torna demasiado peligrosos", escribía Lombroso en 1893. Nada muy distinto de las justificaciones que se darían sobre el exterminio de 7.000.000 de judíos, gitanos, homosexuales y comunistas en los campos de concentración nazis, o de los 30.000 desaparecidos en los centros clandestinos de detención argentinos.

Pero la ciencia sigue avanzando. El 18 de febrero se pudo leer en la agencia de noticias EUROPA PRESS:

"WASHINGTON: Más de un tercio de los tiroteos con la Policía en EE.UU. responden a un deseo suicida.

Un estudio forense ha demostrado que uno de cada tres tiroteos en los que se ven envueltos los agentes de Policía de Estados Unidos son lo considerado un 'Suicide by Cop'. Es decir, un método de suicidio que consiste en provocar a las Fuerzas de Seguridad para que sean éstas las que aprieten el gatillo. El estudio ha sido realizado por el policía y psicólogo forense Kris Mohandie, que ha utilizado para ello la mayor muestra de sucesos de tiroteos que se recuerda para un estudio publicado por el Journal of Forensic Sciences y recogido por Europa Press.

Entre los materiales que utilizo estaban informes de la Policía, testimonios, historial criminal de los implicados, fotografías, cintas de vídeo y análisis externos de los sucesos. Las conclusiones son que al menos en un 36 por ciento de los casos, los tiroteos se produjeron por un caso de 'Suicide by Cop', terminología utilizada para definir aquellos suicidas que provocan un altercado para que sea un agente de la Policía el que dispare. Un 50 por ciento de los sujetos envueltos en estos casos acabó muerto o herido por disparos de la Policía estadounidense.

El estudio también confirma que dichos suicidas son capaces de amenazar, herir e incluso matar a otras personas en ese intento de cometer esta modalidad de suicidio; de hecho, existe una posibilidad entre tres de que terceros se vean implicados en los hechos. En estos casos, la efectividad del 'Suicide by Cop' es casi indiscutible, ya que un 97 por ciento de los suicidas que capturan rehenes acaban muertos o heridos".

La nota termina con un fuerte consejo para jueces y fiscales:

"Los investigadores que han llevado a cabo el estudio señalan que este tipo de comportamientos suicidas deberían tenerse en cuenta a partir de ahora a la hora de investigar lo ocurrido en un tiroteo en el que se vea envuelto un agente de Policía".

Como vemos, cuando se trata de justificar la represión y el exterminio de los trabajadores y el pueblo, todo sirve: las armas, las leyes, los medios... y la ciencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Entre Ríos: Cobra fuerza la huelga en el primer día de clases

EL DIARIO - INFOALTERNATIVA

La postura la impulsa la Agrupación Rojo y Negro, que en noviembre se impuso en las elecciones de Agmer, y que deberá ir a complementarias este miércoles. El otro agrupamiento que disputará la conducción del mayor sindicato docente, la Lista Integración, propone convocar a un congreso para el viernes 27. Los maestros se encaminan hacia un conflicto con el Gobierno si antes no aparece una convocatoria a una mesa de discusión salarial, algo improbable de acuerdo a las últimas declaraciones de los funcionarios.

La titular del Consejo General de Educación (CGE), Graciela Bar, acaba de reiterar lo que ya dijo el gobernador Sergio Urribarri ante la Asamblea Legislativa hace hoy una semana: que no habrá por ahora oferta salarial para ningún sector del Estado.

En medio, se abre una semana clave: los docentes irán a las urnas el miércoles para elegir conducción en el mayor sindicato docente de la provincia, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), un trámite que definirá el escenario de discusión con el Gobierno.

Si en esas elecciones se impone la opositora Agrupación Rojo y Negro, como ya lo hizo en noviembre aunque después la Junta Electoral debió anular la votación en seis departamentos por acusaciones cruzadas, el conflicto en las escuelas será un hecho. Y no habrá inicio normal de las clases el lunes 2 de marzo, según dicen sus integrantes.

Con fecha

César Baudino, candidato a secretario general de Agmer por la Agrupación Rojo y Negro, le dijo a EL DIARIO que si se impone en los comicios del miércoles, el jueves 26 hará una convocatoria al paro para el lunes 2. Ese día, además, se citará a un congreso provincial del sindicato para evaluar cómo dar continuidad al conflicto.

La medida de fuerza sólo podrá evitarse, aseveró, si antes el Gobierno convoca a una mesa de negociación, aunque puso como condición sine qua non para firmar la tregua un ofrecimiento de una suma fija de 500 pesos sobre los salarios docentes.

De igual modo, planteó Baudino, aún no hay convocatoria a ningún ámbito de discusión desde el Gobierno. "El paro sólo podrá evitarse si entre el 26 y el 2 hay alguna oferta", subrayó Baudino.

El 20 de octubre de 2008, en San José de Feliciano, un congreso provincial de Agmer dispuso no iniciar el ciclo lectivo 2009 si el Gobierno no presentaba una oferta salarial. Desde entonces hasta ahora no se produjo ninguna negociación.

Hoy un docente en Entre Ríos percibe un mínimo de bolsillo de 1.445 pesos. Pero la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) pidió la apertura de la paritaria a la Nación con una base de aumento del 25 %, un índice que, de aceptarse, podría trasladarse a todo el país.

Al Congreso

Mario Bernasconi, candidato a secretario general de Agmer por la Lista Integración, un colectivo que hegemoniza la oficialista Lista Celeste, se muestra más cauto a la hora de las definiciones en torno al conflicto.

Dice que serán los propios docentes, en asambleas escolares, quienes le pongan "contenido" al no inicio del ciclo lectivo durante los próximos días.

"La definición de medidas por parte del sindicato tiene que darse al margen del proceso electoral. Hay ya una resolución del último congreso que plantea el no inicio si no hay recomposición seria, y si no hay devolución de los días de paro que se descontaron en 2008. La última semana antes del inicio es clave, pero serán los propios compañeros los que deban analizar la situación, y serán ellos quienes le pondrán contenido al no inicio", explicó.

Bernasconi apuntó que la definición podría surgir de un congreso, que deberá ser convocado para el viernes 27. "Ese mismo día los congresales puedan votar un plan de lucha si no hay apertura de la negociación salarial. En este escenario, la principal responsabilidad la tiene el Gobierno, en el sentido de dar respuestas de forma rápida", apuntó el referente de la Lista Integración.

A su criterio, "una recomposición salarial seria y una apertura a negociar la devolución de los días de paro que se descontó a los docentes destrabaría el conflicto. Si el Gobierno dilata una respuesta, lo que van a definir los compañeros entonces será la profundización de las medidas de fuerza", apuntó.

Bar pidió "comprensión"

El Gobierno reiteró ayer que no habrá en lo inmediato oferta salarial para ningún sector de la Administración Pública, incluidos los docentes.

Fue por boca de la titular del Consejo General de Educación (CGE), Graciela, Bar, quien en ese marco pidió "comprensión" a los docentes de modo de evitar el camino de las huelgas. "Muy bien dijo el gobernador Sergio Urribarri en la Asamblea Legislativa y el ministro de Economía Diego Valiero, que no hay disponibilidad presupuestaria porque no se puede hacer mayor previsión de recaudación por la crisis internacional que ha afectado a nuestro país", explicó Bar, en declaraciones al semanario Paralelo 32, de Crespo. La funcionaria apostó a la transformación que supondrá este año la puesta en marcha de la nueva Ley de Educación en la provincia, aunque acordó que 2009 "va a ser complejo, difícil, pero creemos que la transformación pedagógica al interior de las escuelas es posible. Hemos entregado a todos los gremios los materiales producidos y trabajado con los docentes, creo que es posible si pensamos que nuestra provincia tenga alumnos con la posibilidad de aprender". De otro modo, aseveró, los paros producen "un círculo vicioso. El chico humilde pierde 20 días de clase y no los recupera porque no tiene maestra particular, no tiene Internet, diario o libros. Es recuperable en otro sector social. Podemos apelar a la comprensión del sector docente para que el trabajo pedagógico pueda darse con normalidad".

Descuentos

Los docentes quieren abrir una mesa de negociación no sólo para hacer conocer sus demandas en materia de aumento de haberes, sino también para reclamar la devolución de los días de paro que se descontaron durante 2008.

Ese año hubo un total de 20 días de paro en las escuelas, lo que constituyó a 2008 en el más conflictivo de los últimos cinco períodos lectivos. Frente a la dureza sindical de los maestros, el Gobierno respondió aplicando descuento por los días no trabajados.

Los descuentos sobre los salarios fueron dispuestos por el Consejo General de Educación (CGE) a través de la resolución Nº 3.217, que fijó "que el personal que no concurra a prestar servicios en virtud de las medidas de fuerza dispuestas por las asociaciones gremiales, se les abone el haber a liquidar remunerándose los días efectivamente trabajados".

De ese modo, la mayoría de los maestros de grado sin antigüedad perdieron más de lo que ganaron: la suba que el Gobierno anunció que pagaría en octubre, que para esta franja del escalafón supone una suma de 86 pesos, quedan absorbidos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...