lunes, 16 de marzo de 2009

Latinoamérica: En defensa de la universidad pública


Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

En Latinoamérica las universidades tienen una larga historia. Se crearon ya en los primeros años de la conquista; la primera de ellas nace en 1538: la Imperial y Pontificia de Santo Tomás de Aquino en la isla de Santo Domingo. Años más tarde, en 1551, se fundan la de Lima y la Nacional de México.

En 1636, cuando apenas nacía la de Harvard en Estados Unidos, ya había trece universidades en la región latinoamericana, llegando más tarde a 31 en el momento en que se producen los procesos independentistas a comienzos del siglo XIX. En todos los casos, estas instituciones reflejaban el modelo medieval traído de Europa, asociado siempre con los poderes de la realeza y de la iglesia católica. Con la independencia de las nuevas repúblicas comienza a introducirse una nueva idea de universidad, acorde con el surgimiento de las nuevos Estados desarrollados sobre los modelos europeo y estadounidense, con la misión básica de formar profesionales liberales y desarrollar disciplinas académicas.

El modelo en juego imitaba el concepto napoleónico del siglo XIX, en el que la preparación profesional se separaba de los centros de generación del conocimiento, exclusivamente académicos y científicos. Frente a este modelo de profesional liberal fue surgiendo otra concepción en Alemania, donde aparece la "universidad de investigación". Allí la enseñanza técnica se combinaba con la generación del conocimiento puro y la ciencia, lo cual tuvo el valor de una verdadera revolución académica. Ese esquema investigativo fue consolidándose en Europa durante el siglo XIX y luego en Estados Unidos, acorde al crecimiento económico que iba impulsando más y más desarrollos técnicos para la floreciente industria capitalista. Ese modelo se fue solidificando y es el imperante hoy día, en el que se da una asociación directa del conocimiento generado en la universidad con su aplicación práctica en la esfera económica, vía empresas privadas básicamente. En el transcurso del siglo XX la investigación científico-técnica terminó por ligarse enteramente al crecimiento económico, y las ciencias pasaron a ser el sostén de la industria moderna. El modelo universitario, por tanto, pasó a ser una actividad inseparable del crecimiento económico del capitalismo desarrollado, ya completamente alejado de los esquemas medievales que llegaron a Latinoamérica con los años de colonia.

En el siglo XXI esa tendencia se mantiene y profundiza, más aún con los nuevos paradigmas de producción caracterizados por la globalización de la economía y el paso hacia la "sociedad del conocimiento", basada cada vez más en tecnologías hiper desarrolladas y sumamente cambiantes, enfermizamente competitivas. La tendencia, muy evidente en los países del Norte y que también llega al Sur, a veces provocando procesos distorsionados, forzados, es poner la universidad de investigación al total servicio del mercado, llegando así a la noción de "universidad empresarial", donde lo que cuenta es la óptima relación costo-beneficio concebida desde el lucro y donde se va esfumando la idea de desarrollo social, de extensión y servicio comunitario. Pero todos estos procesos, surgidos en los países que marcan el rumbo, llegan a la región latinoamericana como tibia copia. No ha habido, en general, procesos con dinámicas propias. Siempre se ha tratado de imitar al Norte, visto como opulento y modelo a seguir.

A principios del siglo XX, en toda Latinoamérica tienen lugar procesos de profunda autocrítica y explosión renovadora en el seno de las universidades. Surgidas en la de Córdoba, Argentina, las protestas estudiantiles denunciaban la permanencia de estructuras clasistas y oligarcas en instituciones que no respondían a los procesos de modernización social que vivía el país por aquel entonces, con casas de altos estudios aún organizadas según criterios semi-medievales arrastrados durante toda la colonia, sentando así las bases para una ola de reformas universitarias y crítica social que en las primeras décadas del siglo va a barrer toda la región. Pero esos explosivos movimientos reformistas sólo llegaron a resultados reales en el plano político, sin alcanzar a transformar las estructuras económico-sociales de base de sus respectivas sociedades.

Las banderas fundamentales levantadas por estos movimientos eran la autonomía universitaria y la cogestión, elementos que se consideraron principios necesarios para convertir a las universidades en motores eficientes de la democratización social y cultural, y por tanto del desarrollo nacional. Pero sin dudas esos cambios no fueron suficientes para transformar las sociedades en que tuvieron lugar. Las desigualdades sociales se mantuvieron y el acceso a la educación superior siguió siendo algo selectivo, tal como se mantiene a la fecha. En realidad, el principal logro concreto que obtuvieron los movimientos de reforma universitaria fue el de incorporar la representación estudiantil a los organismos de gobierno de las casas de altos estudios. Con la autonomía, las distintas universidades latinoamericanas se convirtieron en centros de denuncias, semillero de luchas políticas y protestas contra el orden social imperante. Por largas décadas estas instituciones fueron un referente en la vanguardia intelectual pasando a ser centros de pensamiento crítico, y en la segunda mitad del siglo XX, el lugar donde se inspiraron numerosas propuestas de transformación revolucionaria. Pero todo eso ha cambiado en estas últimas décadas. Cambiado, claro está, a favor del gran capital y no en provecho de las mayorías populares.

Es necesario decir que aquellas reformas de inicios del siglo XX, si bien contribuyeron a crear un espíritu crítico entre estudiantes y catedráticos que se mantuvo activo por décadas, no lograron articular enteramente a las universidades con la producción de conocimiento y su función social. En toda la región latinoamericana, las universidades no se centraron en la creciente importancia de la ciencia para el cambio técnico-productivo, ni pudieron servir a proyectos políticos que superaran los modelos económicos dependientes y progresaran hacia la industrialización autosuficiente.

La historia de las universidades en Latinoamérica se ha ligado, fundamentalmente, a la formación de profesionales; su faceta de investigación y producción de nuevos conocimientos, tal como se dio en sus homólogas del Norte, no es lo que más ha destacado. A ello se agrega recientemente un proceso que refuerza lo anterior: el crecimiento imparable de las universidades privadas, concebidas especialmente como formadoras del recurso adecuado a la empresa privada que la demanda.

Vale tener en cuenta la forma en que el venezolano Vladimir Acosta sintetiza el perfil de nuestras casas de estudio superior: "uno de los grandes problemas de las universidades latinoamericanas es que son unas universidades colonizadas, dependientes, subordinadas a una visión derechista, globalizada, eurocentrista y blanca de mirar el mundo. Son universidades donde los saberes se disocian, se fragmentan, justamente para impedir una visión de totalidad, y para hacer del estudiante que se gradúa, que egresa como profesional, un profesional limitado, con una visión burocrática profesional, orientada en lo personal a hacer dinero, y en la visión que se tiene a encerrarse dentro de un marco profesional sin tener conocimiento de su identidad, de su historia y de su compromiso con su país".

Hoy por hoy se ha instalado en la región la dinámica de universidad pública versus privada. Ese crecimiento enorme de las universidades privadas es un fenómeno muy propio de América Latina; ello se explica por las políticas neoliberales de los años 80 y 90 que, luego de las sangrientas dictaduras de décadas atrás, vinieron a privatizar todos los espacios. En la década de los 90 la privatización de la enseñanza superior alcanzó niveles notables en toda la región y a un ritmo muy acelerado, al mismo tiempo que se desarmaban los Estados nacionales y se privatizaban todos los servicios. En el transcurso de la década, la proporción de estudiantes matriculados en universidades privadas pasó de un 20% a cerca de 35%, lo que hace que la región cuente hoy con una de las mayores proporciones de estudiantes universitarios dentro de la opción privada en el mundo.

Estas universidades privadas se amoldan a cabalidad al modelo neoliberal que se ha impuesto, pues trabajan esencialmente para el mercado. Su visión se centra en la formación de recurso humano para las necesidades de la iniciativa privada, sin que cuente la idea de desarrollo nacional, de proyecto de país. Siempre copiando modelos de universidades "exitosas" (léase: privadas) del Norte, se prioriza la formación profesional de excelencia con criterios individualistas, sin pensamiento crítico. Los ideales de reforma universitaria de principios del siglo XX van quedando en el olvido. Disciplinas que fomenten la visión global de los procesos dando herramientas de análisis político-social para entender, y eventualmente transformar, las realidades nacionales, parecen ser cada vez menos importantes, reduciéndose su presencia en los planes de estudio, orientados más a la formación en aspectos técnicos.

De todos modos, como lo advierte Roberto Rodríguez Gómez, "la gran expansión del sector privado se ha realizado sobre la base de una multitud de pequeños establecimientos que, si bien ofrecen enseñanza de nivel profesional, carecen, por regla general, de estructuras de postrado y de investigación. Debe hacerse notar que no todas las instituciones de enseñanza superior pública en América Latina pueden ser clasificadas como "universidades de investigación", es decir, como instituciones que cumplen realmente con las funciones de docencia, investigación y difusión. En otros términos, ese auge de la privatización de la enseñanza universitaria no significa necesariamente una explosión de calidad y de excelencia académica. Es, en todo caso, un síntoma más de los tiempos que corren, marcados por la prédica neoliberal.

Pero lo más preocupante de todo esto no es la posible desaparición de la universidad pública bajo el desarrollo vertiginoso de las privadas. Eso no pareciera posible, por diversas razones históricas. De hecho, el peso de las públicas es –y todo indica que seguirá siendo– mucho mayor que el de las privadas, tanto en presupuesto, estudiantes matriculados, presencia social e impacto con su extensión comunitaria, así como en investigación y producción de nuevos conocimientos. Lo que sí es alarmante es la ideología privatizadora que está en juego. Las universidades públicas se están privatizando en su concepción. Como bien lo expresó Deiby Ramírez: "la Universidad es pública cuando además de ser financiada por el Estado, está abierta con carácter de servicio público a todos los estratos sociales, y los beneficios de esa educación superior son para toda la sociedad". Es decir: para ser un proyecto público no se trata sólo de recibir fondos públicos (la Nasa, en Estados Unidos, también los recibe, dicho sea de paso) sino de ver el modelo en función del que se trabaja. Las universidades públicas, acorde al nuevo dios-mercado que se ha impuesto con su omnímoda exigencia de eficiencia en la relación costo-beneficio (leyéndolo en clave capitalista: lo que no da ganancia hay que desecharlo, olvidémonos del interés social) se van constituyendo cada vez más en expresiones de la ideología privatista. Sus sistemas de post-grado lo evidencian de modo palmario: son todos pagos, en muchos casos más onerosos incluso que las ofertas de las universidades privadas. Lo cual no significa que, por fuerza, deba ser así: si hay voluntad política de mantener tanto ese segmento de la educación superior, como el proyecto universitario en su conjunto, en forma pública, se puede. Y el sistema no se resiente. Cuba, por ejemplo, que tiene excelentes universidades, mantiene todos sus post grados en forma gratuita para los propios ciudadanos cubanos. Evidentemente la decisión de adorar al dios mercado no es técnica; es política.

Amparándose en la idea de autosuficiencia financiera y desregulación (eufemismos para nombrar la privatización y la apología del mercado), las universidades públicas se han visto compelidas a diversificar sus fórmulas de financiamiento bajo la hipótesis de corresponsabilidad con el Estado por medio del cobro de cuotas de admisión y colegiaturas, venta de productos y servicios, concurrencia sobre financiamientos concursables, entre otras. Es decir: privatización encubierta.

Con todo ello, la universidad pública, aunque no desaparezca formalmente como tal, no deja de enviar un mensaje: hay que amoldarse a las fuerzas que lo deciden todo, es decir: el mercado. El proyecto en juego es seguir apuntalando un sistema económico basado en el lucro personal, que ya se ha demostrado infinitamente que no ofrece salida para las grandes mayorías de la población.

Pero definitivamente hay otras opciones a ese modelo. Luchar por la gratuidad de la educación superior y por el compromiso de la universidad con su comunidad es seguir manteniendo viva la esperanza en que la vida no sólo puede concebirse como mercancía para vender. En ese sentido, defender la universidad pública –y más aún: defenderla en Latinoamérica, donde la universidad tiene una larga historia de lucha social y compromiso con el pensamiento crítico– es seguir apostando por otro mundo posible, por darle forma a las utopías, por no resignarse ante la injusticia.

Imagen: Universidad pública. / Autor: CEA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Entre la miel y la hiel


José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

El Presidente Fernando Lugo está en un brete. Son varios los factores concurrentes que lo están trancando, cuando se cumplen ocho meses de su quinquenio. El incumplimiento de sus promesas de atender a los sectores más empobrecidos y su ambivalencia en los actos y declaraciones, orada su prestigio y la aureola que concitó tantas esperanzas.

A ello se suma una ineptitud inocultable para convertir en fuerza política a la alianza electoral que le hizo ganar las elecciones hace 11 meses, la cual, junto con la aplicación de medidas concretas de correctivos sociales, debería ser instrumento suficiente para contrarrestar a las fuerzas enemigas enquistadas en el parlamento y en el Poder Judicial.

La aplastante mayoría de los miembros más activos de esas dos instituciones, continúan como hace 60 años, manteniendo al Estado prisionero de la corrupción y de su avaricia personal y familiar, al coste que sea, en particular el de impedir que la participación popular, la sensibilidad social y la honestidad, guíen la gobernabilidad.

La mayor parte de la gente que le dio el triunfo electoral a Lugo, persiste aferrada a la esperanza de que comenzará a combatir las desigualdades sociales, la pobre instrucción básica, y el déficit de los servicios sociales y del empleo, pero en los hechos nada de eso está ocurriendo y los enemigos utilizan esa morosidad para intensificar una campaña de desprestigio, explotando a fondo la desilusión popular que gana terreno.

Un comentario corriente se nutre de la duda creciente de saber si, en definitiva, hay conciencia en el equipo gobernante de que es imposible cambiar para bien un país sin aplicar un programa de transformación de las estructuras casi bicentenarias que han generado tanta injusticia social e ignorancia.

En medio de la difícil brega, la respuesta no aparece y Lugo persiste en invertir tiempo y energía en exceso, con un alto precio político, en conciliar con los enemigos, dando poca atención a sus aliados originales, los movimientos sociales. La reforma agraria y la transparencia en la información, son dos de sus muchas promesas incumplidas.

Los intentos del Ejecutivo por pactar con las fuerzas desestabilizadoras se suceden, en un preocupante proceso de desgaste por descrédito e incapacidad para atender los graves problemas sociales, en un país vaciado de empleos y de inversión en la producción. Cien mil indígenas deambulan por el país, abandonados a la limosna y la prostitución.

En los últimos tres o cuatro años, las capas más marginadas venían algo aliviadas con las remesas de la emigración, pero ahora enfrentan el drama de la caída vertiginosa, de 800 millones de dólares el año pasado a menos de 500 mil este año. El retorno, que ya comenzó, de miles de emigrantes expulsados de Europa, Estados Unidos y Japón, sin capital y sin saber qué pueden hacer en su país, agrava la situación social.

El mandatario, que muchos signos lo muestran feliz gozando las mieles del poder, al mismo tiempo avala la bilis de las adversidades, entre las cuales no son pocas la grosera y ambiciosa conducta de sus hermanos. Dos varones bregan la presidencia del Partido Colorado. Uno presentó borracho su candidatura en público y otro es mesiánico. La mujer, fungiendo de primera dama, abusa de los privilegios sin el menor pudor.

Brujos vestidos de ángeles

Un ejemplo vivo de las contradicciones reinantes en estos tiempos en Paraguay, con el mérito innegable de que el ambiente democrático se afirma, se dio este fin de semana en Asunción, en dos sitios extremadamente contrapuestos en geografía, infraestructura edilicia, contenido temático y objetivos. En ambos, destacó la presencia de Lugo.

Por un lado, en la Manzana de la Rivera, centro capitalino de actividades culturales animadas por gente del ambiente progresista, se desarrolló un simposio, convocado y presidido por el mandatario, sobre religiosidad en el MERCOSUR, con nutrida concurrencia y el protagonismo de conocidas personalidades, entre ellas los activos teólogos de la liberación, los brasileños Leonardo Boff y Frai Betto.

En el otro extremo, en un suntuoso hotel incrustado en las aguas del Río Paraguay, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), cónclave de los 500 patrones y editores de los más poderosos medios del continente, realizaron su liturgia semestral, reiterando sus cacofónicos discursos a favor de la libertad de información y la democracia que, según el grueso de sus animadores, niegan los gobiernos que desobedecen a Washington.

Contrastes similares y con el mandatario a la cabeza, caracterizan este tiempo en el país, enfrentando al grueso de la gente que lucha a favor de los cambios políticos, económicos y culturales, con grupos que reclaman la cabeza del Jefe de Estado, anunciando propósitos golpistas.

Con el único y confeso objetivo de someterlo o destituirlo, el juicio político por el parlamento está siendo orquestado entre los cabecillas del derrotado Partido Colorado, aliados a su correligionario sin carné, el ex General Lino Oviedo, y a miembros de la misma Alianza Patriótica para el Cambio (APC). Lugo está en franca minoría.

Oviedo, con un manipulador quinto lugar en ambas cámaras, “golpista patológico”, como lo definió un Senador días atrás, o “un caso de demencia no tratada”, al decir del ex Presidente y, en su momento aliado y socio suyo en obscuros negociados, Juan Carlos Wasmosy, busca ocupar el sillón de Lugo a través del actual Presidente del Senado, Enrique González Quintana, el número uno entre sus obsecuentes.

Un plan similar aplicó Oviedo hace justo diez años, cuando hizo ganar las elecciones a su amanuense Carlos Cubas, a quien dirigía en todos sus mínimos movimientos. Cuando el Vicepresidente Luís María Argaña, comenzó a oponerse a ese manoseo, fue asesinado el 23 de marzo de 1999 en pleno Asunción y, un día después, en la Plaza del Congreso, fueron acribillados ocho jóvenes que defendían la democracia amenazada.

Varios altos oficiales, entre unos 200 dados de baja desde que asumió Lugo, han pasado a la política activa en el Partido Colorado, y el ex General Soto Estigarribia, Jefe del Ejército hasta hace dos meses, pronunció un discurso desafiante, con el mismo estilo demagógico de los golpistas clásicos, recordando patria, democracia y libertad.

Con 25 años de obispado en las regiones más olvidadas de Paraguay, donde ofició de amortiguador de los conflictos entre miles de familias en extrema pobreza y los invasores brasiguayos plantadores y exportadores de soja transgénica, Lugo se hizo ducho en el uso de la sotana para ocultar parte de lo que piensa y quiere.

Aprendió a decir si y no, al mismo tiempo, y se prestigió al asumir posturas solidarias con los humildes y explotados, conducta que, por facilismo y simpleza de alguna prensa, lo comenzó a alistar en la teología de la liberación, provocando malestar en los sectores más conservadores y en esa parte de la jerarquía eclesiástica, inclinada siempre hacia los poderosos. Comenzó una decantación favorable a las fuerzas progresistas.

En ese proceso, y aunque las causas y efectos de la problemática social y económica sean lo mismo, el escenario nacional muestra cambios, con distintos actores y elementos en juego, pero en los análisis más difundidos, continúa ausente una caracterización correcta por parte del equipo gobernante.

Es probable que una explicación a esa confusión se encuentre en el hecho de que Lugo nunca imaginó la inmensidad de la tarea que representa enfrentar el alto grado de mezquindad, corrupción y deslealtades que verifica todos los días. Incluso entre colaboradores inmediatos.

Su triunfo fue producto de la movilización popular, a caballo de una telaraña que comenzó a tejerse desde 2006, mediante una campaña mediática que intentó presentar neutro al Vaticano en las cosas de la política, aunque sabido es que desde su nacimiento la practica. Durante año y medio, Lugo fue presentado como un rebelde, desautorizado por la santa sede.

Hasta ese momento, todas las fuerzas, en particular el Partido Liberal, principal suma electoral aliada, pero a punto de implosionar, rogaban a Benedito XVI para que diera su OK, el que finalmente llegó y Lugo ganó, tras jurar ser siempre “hombre de la Iglesia”. Lo curioso es que, hasta ahora, el papa no lo ha recibido, pero sí al Vicepresidente.

Federico Franco, Presidente Liberal, reemplazado en el cargo mientras dure su nueva función, no ha ocultado su envidia de Lugo y, en más de una oportunidad ha dicho “por ahora está él”, dando pie a muchas especulaciones vinculadas con la declaración de su amigo Oviedo de que “los oficiales que derrocaron a Strossner, siempre estamos prestos a repetir la hazaña si la patria lo reclama”.

Con Dios y el Diablo

Sin la menor duda, Lugo llegó a la política con intenciones casi celestiales. Acostumbrado a dialogar durante años y conseguir evitar que las contradicciones entre latifundistas y labriegos hambrientos terminaran en baños de sangre, pudo pensar quizás que, desde el palacio de la presidencia y, con mayor poder, podría alcanzar resultados similares y hasta evitar el asesinato de campesinos, como ocurría a menudo.

Otro error de análisis, porque bajo su gobierno se ha incrementado la criminalización de los humildes, con una media de un campesino asesinado por mes en diferentes zonas del país, al tiempo que la represión y golpizas a humildes campesinos, a militantes sindicales y políticos, prosiguen con muy buena salud.

Una fuerza conjunta, de policías y militares, tras peinar durante semanas la población y tierras del misérrimo Departamento de San Pedro, donde Lugo ejerció su obispado, viene de ser retirada, tras fracasar en la búsqueda de guerrilleros que, según los servicios de espionaje de Estados Unidos y Colombia, estarían organizados por las FARC.

En un estudio sobre Militarización de América Latina por Estados Unidos, Ana Esther Ceceña, Profesora en la Sorbona, afirma que Paraguay está comprendido como un brazo del Plan Colombia, con la triple frontera, que integran Brasil y Argentina, como epicentro conosureño instalado sobre el codiciado Acuífero Guaraní.

Desde esa misma región de San Pedro, según la autora, la estrategia comprende el control sobre la media luna boliviana, con inmensas reservas en gas, hierro y petróleo, y facilita la apertura de rutas hacia Venezuela, a través de la vasta Amazonía y sus gigantescas riquezas en agua, bosques y energías fósiles.

Foto: Paraguay – El presidente Fernando Lugo junto al Comandante de las Fuerzas Militares. / Autor: Presidencia Paraguay


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los ingleses de América


Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

La reciente y fugaz visita del Príncipe Carlos heredero de la Corona Británica conmocionó a la elite social de este rincón del mundo. No podía ser de otra manera, no en vano las clases altas han alimentado y acariciado el mito de ser los ingleses de América del Sur, no se trata, por cierto de una mera afición al whisky.

Esta amistad y admiración por la Casa Real Británica tiene ya una historia más que centenaria que se remonta a nuestra Independencia y que ha tenido momentos estelares como la Guerra del Pacífico durante el siglo XIX y la Guerra de las Malvinas, durante el siglo XX. En ambos episodios, como todos sabemos, los gobernantes chilenos han estado en una espuria complicidad con los británicos. God Save the Queen!.

La llegada de un personaje de sangre azul no podía sino desatar la excitación de nuestra plebeya clase política y militar. En una risible y extravagante ceremonia, se desplegó una raída alfombra roja para que el Príncipe y su consorte sintieran que, después de todo, estaban entre gente civilizada. Todos olvidaron por un par de días aquel bochornoso episodio en que Augusto Pinochet, un ex dictador chileno y senador en ejercicio fue detenido en Londres acusado de crímenes de lesa humanidad. Se impuso el protocolo de sonrisas y buenas maneras, después de todo se trataba de una visita de negocios.

Para satisfacción de los Almirantes, el ilustre personaje se sintió sorprendido por la cantidad de apellidos ingleses en la Armada de Chile. Nadie le explicó que en la Escuela Naval no entra cualquier chileno hijo de vecino y que se requiere ser católico e hijo de buena familia o pariente de algún alto oficial, preferible de apellido anglosajón, capaz de pagar los altos costos de su educación. Tampoco nadie le dijo que todavía hoy se luce con orgullo un buque con el nombre de Almirante José Toribio Merino, miembro de la Junta Militar y promotor del Golpe de Estado de 1973.

Entre copas y degustaciones, el Príncipe Carlos fue agasajado por estos ingleses sudamericanos que ensayaron algunas frases en la lengua de Shakespeare, imitando el acento británico. Y como nada es lo que parece, el gesto de la Casa Real de enviar al heredero al trono a este país del Cono Sur de América para visitar a las autoridades políticas y al Almirantazgo no tiene nada de casual. Chile ha sido un cliente importante de los astilleros británicos a lo largo de toda su historia y, por estos días, es uno de los países latinoamericanos que encabeza la lista de compras de material bélico y gastos militares. Este negocio no ha estado exento de escándalos, como el affaire Mirage que se ventila todavía en los Tribunales de Justicia. (¿Cómo se dirá “coima” en inglés británico?) En la actualidad, la crisis mundial azota con particular fiereza a la Gran Bretaña, cuyo modelo económico financiero al estilo norteamericano está al borde del abismo y ha llevado a la libra esterlina a una caída vertiginosa. Así las cosas, asegurar la venta de pertrechos militares a los países del Tercer Mundo es una cuestión estratégica.

Tras la partida del futuro Monarca de Gran Bretaña, todos se sienten satisfechos por haber participado en el evento más glamoroso del año que ocupará las páginas sociales de diarios y revistas. Allí han quedado registradas las imágenes sonrientes de civiles y militares, ellas con vestidos para la ocasión, ellos de impecable uniforme. Son los ingleses de Sudamérica, más mestizos de lo que quisieran y que siguen hablando el lenguaje de la corrupción y la pobreza, el español de América y las lenguas indígenas, igual que sus vecinos a los que pretenden ignorar.

Foto: Chile - La presidenta Michelle Bachelet participa en la ceremonia de bienvenida al príncipe Carlos y la duquesa de Cornwall. Palacio de la Moneda./ Autor: Alex Ibáñez - Presidencia Chile


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Adelantamiento de las elecciones - El kirchnerismo denuncia: “la democracia no sirve para nada”


Daniel Cadabón (especial para ARGENPRESS.info)

Después de haber negado sistemáticamente la crisis desde hace meses, de golpe el kirchnerismo ha descubierto que la Argentina está anclada en el desmoronamiento de la economía mundial y que el capitalismo argentino vive su propio proceso de descomposición, similar al que corroe a las economías de todo el mundo. Más que esto, con el adelantamiento de las elecciones el kirchnerismo ya le ha puesto fecha a las próximas calamidades que se avecinan.

El gobierno cree firmemente que durante el segundo semestre del 2009 el paso del tsunami económico, que va inundado de miseria y desocupación a los principales países del mundo, se hará presente en las playas del Río de La Pata.

Las primeras oleadas ya se hacen sentir en nuestro país y por más que los técnicos del gobierno se empeñen en dibujar las cifras, tanto los despidos como las suspensiones suman a miles de trabajadores, incrementando los índices de pobreza de manera descomunal.

La crisis del capitalismo es enorme y ya ha empezado a reproducir las condiciones de miseria que acompañan a cada uno de estos procesos: comenzando por la depreciación de la fuerza de trabajo (baja en los salarios) y la creación de un ejército universal de desocupados. Todas viejas recetas burguesas que pasan por descargar los efectos de las recurrentes crisis sobre los sectores que viven de su trabajo.

En estas condiciones la movilización obrera y las rebeliones populares están a la hora del día en todo el mundo. Las economías que configuraban hasta hace poco “las más milagrosas creaciones de la globalización de los 80´-90´”, caen irremediablemente.

Europa, Asia, América son sacudidas por un terremoto a una escala sin precedentes.

Este es el contexto que marca el adelantamiento en cuatro meses de las elecciones legislativas por parte del kirchnerismo.

A confesión de parte relevo de pruebas

El viernes 13, cuando la presidenta descubrió que “el mundo se cae a pedazos y esos pedazos pueden golpear a nuestro país”, no hizo más que expresar brutalmente que todo verso sobre que “los argentinos podemos vivir con lo nuestro” o que “la crisis económica mundial nos ofrece una oportunidad histórica para encarar la senda del crecimiento” era una burda mentira destinada a la gilada.

La ley que entra hoy en el congreso para apurar las elecciones a junio, es mucho más que una “brillante maniobra electoral de Kirchner para manipular a la oposición”, es la confesión del inicio del programa de ajuste económico que el kirchnerismo encarará desde el segundo semestre del 2009 y que puso en marcha a partir de los tarifazos y la progresiva devaluación del peso.

Conciente de las dificultades para arribar a octubre, el adelantamiento en cuatro meses de las legislativas es la confirmación de que los plazos se agotan y de que se vienen ajustes muchos más duros de los que se discuten en el presente. Y que ya han dado lugar a numerosas movilizaciones populares en contra de los tarifazos y obreras en contra de los despidos.

Las direcciones sindicales de la CGT viene agitando el fantasma de la “desocupación universal” para lograr que los trabajadores acepten acuerdos de rebaja salarial y suspensiones que benefician a las patronales. Nada de esto es suficiente; los despidos y las suspensiones seguirán adelante y se profundizarán a partir del 28 junio, sea cual fuera el resultado electoral.

Cristina, por pedido de las patronales de su “burguesía industrial”, ha logrado algunos acuerdos inestables con las burocracias sindicales para suspender sin fecha las negociaciones paritarias, cambiando acuerdos salariales porcentuales por montos fijos en la mayoría de los gremios. Pero tampoco esto satisface a los empresarios que demandan una fuerte devaluación de la moneda nacional que lleve el tipo de cambio a 5 pesos el dólar.

El kirchnerismo espera un ordenamiento institucional, por la vía de las elecciones adelantadas, para descargar este paquetazo económico sobre las espaldas de los trabajadores.

Dólar alto, inflación, aumento de tarifas, desocupación, restricción en los gastos sociales, es decir un ajuste clásico que permita un reingreso en las nóminas del FMI después del soberano fiasco que resultó el pago de 10 mil millones de dólares “para recuperar la soberanía”.

Este es el principal problema que se discute detrás del adelantamiento electoral, una verdadera conspiración en contra de los intereses populares.

La oposición cacarea

El congreso se apresta a votar la ley que adelante los comicios en cuatro meses. El cacareo de la oposición en contra de “la maniobra” no parece que vaya a pasar de ahí, puro cacareo. Porque no existe un solo sector en la oposición que no haya reclamado la aplicación de estas medidas para el beneficio a los sojeros, la Unión industrial, y los fugadores de capitales.

El kirchnerismo se ha decidido a tomar la vaca por los cuernos y va a desarrollar una campaña electoral que termine con el debate de lo local, para inscribir las elecciones de junio en el plano de la crisis internacional.

La recuperación de la ofensiva política a favor del gobierno, que algunos medios señalan a partir de los anuncios, tiene que ver con este elemento sustancial: la crisis mundial -que ahora lanza pedazos de mundo sobre nosotros- necesita de medidas de ajuste inmediatas, la burguesía las viene reclamando desde hace meses (fundamentalmente la devaluación), sólo un gobierno con poder puede llevarlas adelante y “el poder, hoy por hoy lo tenemos nosotros” parece desafiar la presidenta; mientras entre los opositores se desata una guerra por los cargos hacia el 2011.

Si octubre está lejos, es más, si junio está lejos, el 2011 se corresponde a otra galaxia en términos de crisis y esto es lo que está dispuesto a explotar el kirchnerismo.

El cacareo opositor no resiste la realidad. Los frentes oportunistas armados de apuro y como sociedades anónimas para el reparto de cargos en el Estado no pueden ponerse de acuerdo, ni con respecto a lo que hay que hacer, ni con respecto a las primeras candidaturas. Es que no tienen, ni pueden armar otro programa que no sea el que el propio kirchnerismo se dispone a ejecutar en contra de los trabajadores.

Cobos, Solá, de Narváez, Stolbizer, Carrió, etc. son devaluacionistas que consideran necesario volver al financiamiento del FMI; apoyan a los intereses sojeros y empresariales vía dólar alto y shock inflacionario (el lomo a 80 pesos como dijo De Angeli), van por más mano dura en contra de los pobres, sostienen que son necesarios los ajustes de gastos en educación y salud.

Su cacareo se reduce entonces a la denuncia de la institucionalidad que el kirchnerismo vulnera.

Naturalmente todo el cacareo, de estos abonados vitalicios a las rentas del Estado, sobre la existencia de “anomia institucional donde el verdadero presidente está en las sombras”, son puras pavadas destinadas a explotar la indignación y frustración de todo un sector “quemado” con el kirchnerismo en provecho propio. Como ellos mismos afirman no los une el amor (un programa) sino el espanto (el oportunismo puro). Seguirán denunciando en público los manejos antidemocráticos, inconsultos y unilaterales del matrimonio gobernante, mientras que en privado apoyan las medidas pro FMI “que ayuden a salir al mundo de la crisis”. Lo mismo que está dispuesto a realizar el gobierno de los Kirchner. Son guatemala y guatepeor.

La democracia no sirve para nada

Según los propios apologistas del sistema democrático, este se reduce a que cada dos años el pueblo convocado a las urnas hace cumplir su mandato a través de sus representantes.

El adelantamiento de las elecciones según los propios argumentos del kirchnerismo trata de evitar que el país, en medio de una crisis como la que nos sacude, entre en una espiral de debates preelectorales que terminen por agravar aun más las cosas. Otra verdadera confesión de la impotencia de la democracia burguesa.

Un sistema político se prueba en los momentos críticos, sino no pasa de ser un bien suntuario demasiado caro.

Si la democracia burguesa no está a la altura de resistir la crisis que el propio capitalismo provoca y no es capaz de respetar sus propios tiempos, lo único que hace es denunciar su rol de impotencia y descubrirse como una estrategia destinada a engañar al pueblo cada 2 años.

Cuando la presidenta declara que sería suicida embarcar al país en un proceso electoral justo en medio de una crisis que hace que el mundo se caiga en pedazos; por un lado, pronostica en buen criollo, que lo peor está por llegar a los hogares de los trabajadores argentinos y que eso amerita suspender todo debate popular; por el otro, declara al kirchnerismo como un movimiento que no está en condiciones de enfrentar una pulseada electoral con el pueblo en la calle. En tercer lugar, la presidenta revela que la democracia formal no es más que una vía de escape, donde las elecciones están dispuestas para conquistar en el voto popular la justificación para el reforzamiento de las medidas más draconianas y antipopulares que la crisis tiene como conclusión. Para los Kirchner, reforzar la gobernabilidad significa ratificar mediante el voto popular el saqueo de las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo.

Junio marcará sin duda un punto de inflexión, donde la presidenta en busca gambetear la crisis adelantando las elecciones no hará otra cosa que adelantar la crisis.

Foto: Argentina - La presidenta Cristina Fernández de Kirchner saluda al ex presidente Néstor Kirchner. A la izquierda, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves. A la derecha, el gobernador de Río Negro, Miguel Saiz. / Autor: Presidencia de la Nación


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El nexo político-sindical en la Argentina. La patota contratista


Bruno Lima Rocha (BAROMETROINTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)

Comienzo este artículo de forma genérica. Supongamos un municipio de la región metropolitana de una capital latinoamericana. En ese municipio, la empresa privada que ejecuta la recolecta de basura y el mantenimiento de los postes de iluminación pública gana la licitación bajo la protección de padrinos políticos.

Hasta ahí ninguna novedad. Lo interesante es saber que ese “padrino” es el presidente de una central sindical entreguista y derechista y que la relación de la empresa ganadora con el sindicato es de “acercamiento y diálogo”. Esto, sumado a una práctica de tipo mafia (patota, en la jerga local) lleva a que los dirigentes de la entidad representativa de los trabajadores defiendan más a una empresa privada que a los intereses de sus asociados. Infelizmente, esta práctica política es recurrente.

El episodio narrado arriba es real. La ciudad se llama Lanús y está en el entorno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Capital Federal), en el conurbano bonaerense. El sindicalista padrino político de la empresa Covelia S.A. es Hugo Moyano, hombre fuerte de la CGT y del gremio de los camioneros. El vínculo político-sindical es el uso del control de la fuerza de trabajo con un accionar de tipo “patotero”. El caso aquí es narrado como ejemplo de la materialización de un concepto, el nexo político-sindical con perfil mafioso. Un ejemplo se da cuando el gobierno del intendente kirchnerista Darío Díaz Pérez cierra un acuerdo con Moyano y firma un contrato que le rinde 65 millones de pesos (más de 20 millones de dólares) al año a la empresa. Según el periódico Perfil, del domingo 1º de marzo, un total aproximado de 3,6 millones de pesos (más de 1 millón de dólares) para el Sindicato de los Camioneros bajo control directo del hombre fuerte de la burocracia de tradición peronista de derecha. La fuente tampoco es “neutral”. Es correcto, el Grupo Perfil de Jorge Fontevecchia no juega a ningún neutralismo ni nada por estilo. Pero, la información es correcta y los hechos son los hechos.

Tampoco lo que afirmo es alguna novedad y se reproduce en 14 municipios de la Gran Buenos Aires. Y, seamos justos, esto no comenzó ahora ni tiene vinculación exclusiva con los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. El problema es de otro orden y viene de las 62 organizaciones sindicales de confianza directa del ex-presidente y general Juan Domingo Perón. Fue bajo la influencia de Evita que la base de derechos e instituciones de amparo a la clase trabajadora argentina fueron constituidas. Gracias a María Eva Duarte es que el brazo popular del peronismo existe y apunta al protagonismo de la clase trabajadora. La otra pata del peronismo, cuya siniestra política interna nunca cierra, tiene historia triste y macabra.

Desde entonces, la pelea por el control e influencia en la fuerza de trabajo del país es de vida o muerte. Para tener una idea del tipo de crisis, la organización de muy mala fama llamada Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), escuadrón de la muerte del gobierno de María Estela Isabel Martínez (de Perón) bajo el mando del brujo López Rega, reclutaba sus hombres en la barra brava del sindicalismo traidor. No es por casualidad que esta gente fue poco incomodada en los años de terror de Estado (1976-1983). Esto sin hablar de los años duros de guerra interna más allá de los regimenes de Onganía y Lanusse. Al retorno a la democracia representativa, la CGT estaba intacta y casi sin pérdidas, de entre los 30.000 muertos y desaparecidos.

En la Argentina, existe un patrón de alianza entre las elites políticas, los dirigentes sindicales y los sectores contratistas, que no cambia. El modus operandi es del tipo criminal y fortalece el nexo político-sindical, y es de fácil comprensión. La histórica Confederación General del Trabajo (CGT), creada en el primer gobierno de Perón reproduce la lógica corporativista de aliar el capital al trabajo y corresponder a la fuerza de los sindicatos con la representación política. Esta central es hasta hoy la única reconocida por el gobierno nacional y tiene su fuente de renta en los convenios oficiales, del repase de dinero del Estado y del control de la caja provisional de sus afiliados.

Este país, que hasta su última dictadura militar (1976/1983) tenía pleno empleo vio a su mano de obra reducida de forma drástica. Las políticas de venta y saqueo de los bienes públicos comenzaron con el ministro de Economía de Jorge Videla, José Martínez de Hoz y culminó en la Era Menem (1989/1998), con el desmonte de la estructura productiva y la desocupación masiva. El fenómeno de creación de los movimientos de trabajadores desocupados (los MTDs originales) viene de ese periodo y tiene su cenit en los años posteriores a la rebelión popular de diciembre del 2001 cuando el modelo ultra-neoliberal es derrotado bajo el lema de: “¡Qué se Vayan Todos!”.

Aún en esos peores momentos de desempleo masivo, marginación y privatización salvaje, los jefes de la patota de la CGT no hicieron nada. Al contrario, siempre obedecieron a una lógica propia de asociación al poder político y a su alianza entre el capital y los dirigentes de la clase trabajadora. Por eso fueron cómplices en el saqueo al país. Un país productor de alimentos para más de 300 millones de personas no puede tener más de un tercio de su población bajo la línea de pobreza y pasando hambre. En teoría, el sindicato organiza y defiende la fuerza de trabajo. Cuando los dirigentes sindicales no ocupan su tiempo defendiendo a sus afiliados es porque juegan para el otro equipo. Cuando estas personas hacen de su fuente de renta los recursos provenientes de las contribuciones de los afiliados, es porque son una mafia. Y como toda mafia, se portan de manera anti popular y por eso son combatidos.

En este caso, la patota del país hermano era uno de los blancos permanentes de las guerrillas los años 60 y 70. Dirigentes como Augusto Timoteo “El Lobo” Vandor y José Ignacio Rucci fueron ajusticiados en función de ser, de hecho, sindicalistas asociados a los militares y a los patrones. La herencia maldita sigue. Para dar una idea, el propio Hugo Moyano es acusado de haber formado parte de la Triple A. Los mejores ejemplos del sindicalismo argentino poco o nada tienen a ver con la patota mafiosa, amiga de los K y aliada de cualquier buitre que ocupe de la Casa Rosada. En la tierra de la Semana Trágica y de la Patagonia Rebelde, la oposición sindical y la organización por local de trabajo construyeron las bases de la otra fuerza. La mejor experiencia, la herencia bendita de la historia reciente, se encuentra en los ejemplos del Sindicato de Luz y Fuerza, en la CGT de los Argentinos, en la clase que se alzó en el Cordobazo. Estos sindicalistas no eran corrompibles y, no por casualidad, sobre estos militantes sindicales la represión militar, con ayuda de la patota de Moyano, pegó duro.

Foto: Argentina – La presidenta Cristina Fernández de Kirchner con el titular de la CGT y líder camionero Hugo Moyano junto a representantes gremiales y empresarios. / Autor: Presidencia de la Nación

Bruno Lima Rocha es Analisista Político y Social Nacional e Internacional de Venezuela y el Resto del Mundo.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Digamos no a la pena de muerte

Jorge Izquierdo (ACTA)

La frondosa campaña de segmentos conservadores; incluidas las empresas de comunicación comunmente llamadas medios de prensa; en torno a la “inseguridad” nos impone a todos los trabajadores judiciales tener una actitud firme en rechazo de la pena de muerte.

Un reclamo instado por sectores sociales acomodados, como son los casos de Susana Giménez y Marcelo Tinelli.

Lo que se pretende desde esos sectores es abrir el camino más directo para instaurar una vez más un aparato represivo que incluya la pena de muerte.

Tenemos una experiencia funesta en la historia Argentina: sangre de pobres y trabajadores, ha corrido por las calles para imponer un modelo capitalista de dominación que en la práctica viene ganando la batalla y a la cual nos enfrentamos una vez más con este inmenso caos que es la economía mundial.

Otra vez, los países centrales intentan descargar el pésimo manejo de los recursos económícos de la humanidad que explotan y gozan vergonzosamente, sobre nuestras espaldas. Entiendo, en consecuencia, que no debemos tener actitudes dubitativas: no a la pena de muerte es la bandera de los judiciales argentinos contra la posibilidad de que a través del terror nos impongan una vez más el silencio de los cementerios.

A propósito de ello, es imperioso que impulsemos un proyecto que derogue la Ley Antiterrorista sancionada por el Congreso Nacional a instancias del gobierno de los Estados Unidos porque este instrumento es un elemento que bien puede plasmar en realidad la petición de pena de muerte, soslayando la adhesión al Pacto de San José de Costa Rica incluido en la Constitución Nacional.

En un país como el nuestro, donde las diferencias sociales se agrandan, siempre se apeló a la represión y a la muerte para sostener la desigualdad, por lo tanto, debemos desplegar una fuerte política de esclarecimiento contra la pena de muerte y en pos de la derogación de esta Ley Antiterrorista que puede hacer realidad un nuevo aparato represivo.

Hay que enfrentar al modelo económico que nos agobia y, por ello, exhorto a los judiciales a concurrir a los congresos provinciales y al Congreso Nacional de Delegados de la CTA y aprobar acciones en concordancia con el Día Internacional de la Soberanía Alimentaria que se conmemora el 17 de abril.

La desnutrición infantil que produce en nuestro país más de 25 muertes de niños por causas evitables por día, plasma en realidad la pena de muerte que un sector social impulsa como una manera más de perpetuar la trágica desigualdad y la perpetuación de la represión.

Jorge Izquierdo es Secretario General de la Federación Judicial Argentina (FJA-CTA).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Obscenidades

Carlos del Frade (APE)

Quizás sean extremos. Pero son dos realidades de un mismo país, la Argentina.

En la provincia de Corrientes, donde los que menos tienen cada día son más, casi una docena de ladrilleros coparon la esquina donde funciona la llamada Secretaría de Desarrollo Humano.

No estaban solos, vinieron con sus carros y caballos. Reclamaban un cachito de atención. Tan sólo un cachito: ampliar un subsidio que reciben a solamente doscientos pesos y pidieron, también, útiles escolares.

Así de insaciables son los hacedores de ladrillos correntinos: doscientos pesos y útiles para sus hijos porque empezaron las clases y no tienen qué darle a sus pibes.

Hasta ahora venían recibiendo cien pesos y hasta comenzaron a notar que casi no quedaba tierra para cocinar y parir los ladrillos.

En la hermosa capital correntina hay más de dos mil ladrilleros y para producir cinco mil ladrillos necesitan más de quinientos pesos semanales. ¿Cómo hacen? ¿Cómo viven los ladrilleros correntinos?

Por eso cometieron el “delito” de hacerse visibles y pedir doscientos pesos mensuales, ayuda alimenticia y cuadernos y lápices para sus hijos.

La postal de los ladrilleros es uno de los posibles extremos de los cuales hablaba el principio de esta crónica.

Ahora viene el otro.

Hay que prepararse porque las diferencias son muy grandes y ocurren en la misma geografía estragada de la Argentina.

La historia arrancó el 26 de agosto de 2005. Fue cuando el entonces presidente Néstor Kirchner se reunió con el ministro de Planificación, Julio de Vido, y con empresarios de la industria de las telecomunicaciones.

Allí estuvieron, entre otros, el titular de la Bolsa de Comercio, Anselmo Gabbi, y el presidente de la empresa local NG Electrónica, Gustavo Pizarro, elegida para llevar adelante la iniciativa de construir el primer celular argentino que, supuestamente, sería el más barato del mundo.

“Es decir que este celular argentino no solamente va a tener la posibilidad de llegar a todos los niveles del país, sino que también vamos a contribuir con financiamiento a la exportación de mano de obra argentina, de técnicos argentinos, y que va a ir por el mundo a precios absolutamente competitivos”, apuntó un eufórico Anselmo Gabbi.

El proyecto tuvo un aporte inicial de ochocientos mil pesos de parte del gobierno nacional, el mismo gobierno nacional que no sabe que en una de las más hermosas provincias argentinas, Corrientes, hay ladrilleros que piden ganar doscientos pesos mensuales y que alguien repare que ellos tienen hijos que deben ir a la escuela.

Gustavo Pizarro, presidente de NG Electrónica, la empresa designada para llevar adelante el proyecto, aseguró que el dinero se usó para desarrollar el primer y único modelo del celular argentino, pero que “el desarrollo del modelo llevó dos años y que, una vez finalizado, no lo pudieron colocar en ninguna de las tres prestadoras del mercado (Movistar, Personal y Claro). ‘No me puedo parar en el medio de la 9 de Julio a vender el teléfono. Lamentablemente las prestadoras no se mostraron interesadas y entonces el proyecto quedó en la nada’”, explicó Pizarro.

Ochocientos mil pesos tirados por el gobierno nacional para un teléfono que jamás llegó a sonar y, por el otro, dos mil ladrilleros correntinos que piden ganar doscientos pesos por mes. Postales extremas de un mismo país. Obscenidades argentinas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Raúl Scalabrini Ortiz y Arturo Jauretche: Los teóricos silenciados de Cristina K

Alejandro Guerrero (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

El "año de homenaje" a Raúl Scalabrini Ortiz, decidido por el gobierno al cumplirse medio siglo de su muerte, empezó con polémica. La Presidenta aseguró que Scalabrini y Arturo Jauretche, como Enrique Santos Discépolo y Homero Manzi, fueron intelectuales y artistas "silenciados". De inmediato, otros replicaron que eso en modo alguno fue así y la discusión empezó
.

Si bien se ve, la señora Fernández se ha metido en camisa de once varas, porque si en algún momento Scalabrini estuvo "silenciado", como ella dice, y se le negaron los medios de prensa oficialistas - es decir, todos- eso ocurrió durante los dos primeros gobiernos peronistas, tanto que el autor de "El hombre que está solo y espera" se retiró de la política en casi todo ese periodo y se dedicó a plantar álamos a orillas del Paraná.

Pero ¿quiénes fueron Scalabrini y Jauretche?

Los dos militaron en Forja (Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina), aunque Scalabrini, a diferencia de Jauretche, nunca se afilió al radicalismo. Nacionalistas yrigoyenistas, ambos elaboraron lo más importante de sus ideas bajo el peso de la Gran Depresión en los años '30. Uno y otro, además, adhirieron al peronismo tempranamente. Por eso presentan, sobre todo Scalabrini, un hilo conductor directo que los vincula con la situación de nuestros días en dos puntos clave: la crisis y las nacionalizaciones (burguesas), de las cuales ellos fueron teóricos.

Entre todas las materias que lo ocuparon, Scalabrini creyó encontrar en el tendido de la red ferroviaria el instrumento clave de la dominación británica en la Argentina. El historiador Norberto Galasso, nacionalista de nuestros días (kirchnerista, además) explica que Scalabrini descubrió cómo esos ferrocarriles "hundieron unos pueblos y levantaron otros torciendo el trazado de las líneas según sus intereses y los de sus socios: los oligarcas" (Raúl Scalabrini Ortiz). He ahí una palabra decisiva en toda esta corriente de pensamiento: oligarquía. Con ella, tratan de trazar una supuesta divisoria de aguas entre la "oligarquía exportadora", dependiente del mercado mundial, y la "burguesía nacional" interesada, según ellos, en el desarrollo del mercado interno.

Por eso, Jauretche rechazaba con énfasis hasta la idea de la lucha de clases dentro del país, todo en nombre del conflicto entre esa oligarquía y los "intereses nacionales". Por eso, decía él, "todos los sectores sociales deben estar unidos verticalmente por el destino común de la Nación" (Jauretche: 1962: 65), puesto que "ni el proletariado, ni la clase media, ni la burguesía por sí solos pueden cumplir los objetivos de la liberación nacional" (Jauretche: 1957: 316). No por nada Jauretche había hecho su primera experiencia política en el Partido Conservador. Luego, en el gobierno peronista, fue presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires durante la gobernación de Domingo Mercante, la derecha del oficialismo, entre 1946 y 1951.

Scalabrini, en su juventud, había militado en el grupo marxista Insurrexit, ala izquierda de la Reforma Universitaria de 1918, que proclamaba la inutilidad de la lucha estudiantil si no se daba el objetivo de la revolución socialista. Sus trabajos acerca de los ferrocarriles permiten entrar en el meollo de su pensamiento político.

El gran saqueo

Cuando el peronismo asumió el gobierno, el país tenía reservas en oro y divisas por 1.425 millones de dólares, monto extraordinario que hacía de la Argentina uno de los pocos pagadores solventes en el mundo de la posguerra. Se estaba ante una ocasión única: por primera y última vez, había reservas equivalentes a las exportaciones de un año sin la contrapartida de una deuda exterior importante. Al mismo tiempo, el parque industrial había quedado obsoleto y el aumento de la producción sólo podía sustentarse en la incorporación masiva de fuerza de trabajo a las fábricas (el número de obreros industriales había aumentado un 96 por ciento entre 1937 y 1949; como se ve, el peronismo recibía un proletariado flamante).

He ahí la gran tarea que se presentaba desde el punto de vista del desarrollo burgués nacional: preservar esas reservas del saqueo imperialista y atender con ellas a las necesidades de la renovación industrial. Sin embargo, el peronismo hizo exactamente lo contrario. El primer plan quinquenal (tenía un costo de 1.200 millones de dólares, de modo que podía pagarse entero y sobraba plata) no cumplió ninguna de sus metas y, a su término, las reservas se habían agotado. Estaban en cero.

El gorilismo de todos los pelajes atribuye ese agotamiento a la mejor porción obrera en el reparto del beneficio capitalista, porción que alcanzó en esa época niveles históricos. Por supuesto, las cosas fueron al revés: la mejor retribución del trabajo contribuyó de manera decisiva a la expansión industrial y al afianzamiento del mercado interno; por lo tanto, al crecimiento de la renta general.

¿Cuál fue la grieta por la que se escapó ese cerro de dólares? Más de la mitad de las reservas se fueron en pagar la nacionalización de los ferrocarriles, que el peronismo hizo de acuerdo con el plan elaborado en 1940 por los dos mejores agentes argentinos de la Corona británica: Federico Pinedo y Raúl Prebisch. Así, 600 millones se perdieron en comprar los ferrocarriles ingleses y otros 45 en hacer lo mismo con los ramales en manos de capitales franceses, mientras 95 millones se dedicaron a adquirir la Unión Telefónica en términos leoninos (por supuesto, en favor del vendedor). Otra parte considerable de las reservas se gastó en rescatar títulos de deuda externa no exigibles, sin vencimientos cercanos y contratada a una tasa de interés cómoda. Cuando terminaron esas operaciones de rescate del imperialismo inglés, detrás de las cuales estuvo la mano del barón John Maynard Keynes, las reservas se habían esfumado y el capital constante argentino se había desgastado y deteriorado mucho más.

Fue entonces que Scalabrini se encontró silenciado, con las puertas de todos los medios de difusión cerradas para él. En esa época escribió este otro autorretrato: "Hay muchos actos y no de los menos trascendentes de la política interna y externa del general Perón que no serían aprobados por el tribunal de ideas matrices que animaron a mi generación... (pero) no se trata de optar entre el general Perón y el arcángel San Gabriel, sino entre el general Perón y Federico Pinedo. Todo lo que socava a Perón fortifica a Pinedo..."

Esto es: Scalabrini sufre entonces un silenciamiento doble. El que le impone el gobierno es el menos importante, porque siempre hay modos de eludir ese tipo de proscripciones. En cambio, el silenciamiento definitivo fue el que se impuso a sí mismo por aquello del "mal menor".

Frondicismo y final

Al producirse el golpe "libertador" en 1955, Scalabrini se incorporó rápidamente a la Resistencia. Con Jauretche escribió en el periódico El Líder, peronista de derecha, anticomunista furibundo. También en De Frente y El Federalista. Empero, en 1956 da otro paso decisivo en su vida política cuando se incorpora a la redacción de la revista Qué, con el desarrollista Rogelio Frigerio.

Desde allí, Scalabrini aplaudió entusiasta el Pacto de Caracas entre Perón y Arturo Frondizi, por el cual el peronismo votaría a los desarrollistas en 1958 a cambio de una serie de concesiones que no se cumplieron. Scalabrini tomó parte activa en la campaña frondicista y asumió la dirección de Qué cuando Frondizi llegó a la presidencia.

Ese papel de portavoz periodístico del oficialismo le duró poco. Se fue de allí en julio de 1958, cuando Frondizi firmó los contratos petroleros que entregaban la explotación de los hidrocarburos a los monopolios extranjeros.

Como había hecho con Perón, Scalabrini se fue del frondicismo en silencio, sin críticas públicas, siempre para no favorecer a "los gorilas", como si éstos no hubieran estado en el gobierno. No fue el único: buena parte del "progresismo" argentino se fascinó con Frondizi porque, según decían, era un presidente que tenía muchos libros en su casa y conocía a Lenin. Zonceras criollas habría dicho Jauretche si él mismo no hubiera formado parte de ésta.

Después de firmar los contratos petroleros, Frondizi incorporó a la Argentina al Fondo Monetario Internacional en diciembre de 1958 y en enero se abrazó con los banqueros de Wall Street mientras enviaba tanques del Ejército contra los obreros en huelga del Frigorífico Nacional. Scalabrini vio todo eso en silencio, ya derrumbado además por el cáncer que habría de matarlo en mayo de ese 1959.

La cuestión en debate, como se ve, radica en las ideas y en los límites insalvables del nacionalismo burgués, no en los supuestos silencios de sus pensadores más importantes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Piden que Bussi siga preso por la desaparición de un periodista

PRIMERA FUENTE

En la causa por el secuestro y desaparición del periodista Eduardo Ramos y su esposa Alicia Cerrota, el abogado Bernardo Lobo Bugeau pidió que no se dé lugar al recurso de apelación presentado por la defensa de Antonio Domingo Bussi en contra de la prórroga por un año de su prisión preventiva. La decisión está ahora en manos de la Cámara Federal de Apelaciones.

El represor Antonio Domingo Bussi debe continuar con prisión preventiva por el secuestro y desaparición forzada del periodista José Eduardo Ramos y su esposa Alicia Dora Cerrota. Así lo sostiene el abogado Bernardo Lobo Bugeau, en representación del querellante Pedro Ramos –padre de la víctima-, a través de un escrito presentado el jueves pasado ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán luego de que la defensa del ex gobernador de facto apeló la resolución del juez federal Daniel Bejas que prorroga por un año la prisión preventiva de Bussi en este caso enmarcado en el expediente de ex Jefatura de Policía.

En su planteo, el letrado aseguró que hay suficientes razones para sostener la resolución de Bejas, que fue firmada el 11 de noviembre del año pasado, dada la complejidad de la causa y por tratarse de delitos de lesa humanidad. En ese sentido, recordó los argumentos de la Cámara Federal en lo Criminal y Correccional y de la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación que avalan la prórroga de la prisión preventiva. Ahora, la Cámara Federal de Tucumán tendrá la última palabra, mientras Bussi continúa gozando de arresto domiciliario “en un bucólico barrio privado” al oeste de la ciudad capital, según los términos del abogado, quien también se desempeña en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Lobo Bugeau recordó que Ramos y Cerrota fueron detenidos por un grupo de militares fuertemente armados el 1 de noviembre de 1976, en horas de la noche cuando se encontraban en su casa de avenida Soldati 266 de la capital tucumana.

Entre sus argumentos, el abogado también cuestionó a la defensa del represor, representada por la Defensoría Publica Oficial . “No se comprende que Bussi cuente con asistencia legal pública y no actúe mediante un defensor particular”, sostuvo luego de mencionar que además de estar imputado por crímenes de lesa humanidad, el mismo Ministerio Público le inició investigación, durante su gestión como gobernador constitucional (1995-1999) por enriquecimiento ilícito por las polémicas cuentas bancarias en Suiza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Docentes porteños paran mañana y el miércoles

UTE - ACTA

Ante un nuevo fracaso en las negociaciones con el Gobierno de Macri, UTE y la totalidad de los gremios docentes dispuseron un paro de actividades para mañana y el miércoles.

Además, este martes habrá una concentración a las 11.00 en Avenida de Mayo y Chacabuco para marchar a la sede del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El plenario de delegados de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTA) realizado en el Centro Cultural Julián Centeya el 13 de marzo, sesionó bajo el nombre del compañero fallecido en un accidente automovilístico, secretario gremial de la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (UnTER-CTA), Pascual Mosca. Con un minuto de aplausos se recordó al dirigente rionegrino y la lucha que viene llevando adelante ese sindicato docente con paro por tiempo indeterminado.

Con la presencia de 235 delegados y representantes de escuelas, las resoluciones votadas por amplia mayoría de los presentes son las siguientes:

* Ratificar el paro docente convocado por UTE y todos los sindicatos docentes de la Ciudad de Buenos Aires los días 17 y 18 de Marzo, como así también la movilización del 17 a las 11.00 en Chacabuco y Avenida de Mayo hacia la Jefatura de Gobierno.

* Realizar acciones distritales el día 25 de Marzo en el marco de Plan de Acción con cortes de calles, radios abiertas, volanteadas, entre otras. El objetivo es difundir la problemática educativa de la ciudad en su totalidad (becas, infraestructura, falta de maestros, falta de vacantes en el nivel inicial, docentes contratados, etc) no sólo del salario.

* Convocar a un nuevo Plenario de Delegados para evaluar la situación y resolver las acciones a seguir.

Cabe consignar que el 11 de marzo, la UTE concurrió a la Mesa Salarial y Laboral de la Ciudad de Buenos Aires. Participaron la totalidad de los gremios docentes de la Ciudad. En representación de UTE participaron los compañeros Eduardo López y Alejandro Demichelis. Por parte del Gobierno estuvieron presentes el Ministro de Educación y el de Hacienda (que llegó tarde y demoró la reunión).

La propuesta la realizó el Ministro de Hacienda, el Sr Grindetti quien propuso lo mismo pero presentado de distinta manera:

- $110 remunerativos y no bonificables.

La totalidad de los presentes consideraron la propuesta una falta de respeto a la inteligencia ya que se trata de la misma cantidad de dinero (en algunos casos menos) repartido de distinta manera y en consecuencia fue rechazada.

A continuación las 17 representaciones acordaron un nuevo paro docente para mañana y el miércoles.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Corrientes: La Cámara de Apelaciones ratifica el derecho a huelga docente

MOMARANDU

La Cámara Federal de Apelaciones anuló un fallo del Juez Federal Carlos Soto Dávila que impedía al sector docente ejercer el derecho de huelga, a favor de un recurso presentado por el Sindicato Único de Trabajadores Docentes, informó hoy el gremio. “Se trata de una reivindicación histórica”, dijo el sindicalista Gerardo Marturet.

“El Estado no podrá recurrir a este tipo de herramientas para impedir los reclamos docentes” expreso Maturet gremial de SUTECO, minutos antes de la conferencia de prensa dad esta mañana, en donde se dio a conocer el fallo a favor del gremio sobre la medida “autosatifactiva” presentada en el 2008 por el gobierno.

SUTECO reveló hoy un fallo que favorece al sindicato expedido por la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes, ante la acción presentada por la organización el año pasado contra la medida Autosatisfactiva dictada presentada por el gobierno provincial.

La medida autosatisfactiva presentada por el Fiscal Fernando Carvajal en nombre del Gobierno provincial, impedía ejercer el derecho a huelga de los docentes correntinos.

“El fallo toma una posición histórica para nuestro gremio”, Marturet, que presidió la presentación del fallo junto al abogado asesor del gremio Norberto Soto

“El derecho de huelga debe encausarse por el marco constitucional, que pare eso esta dado en la ley. No puede ser avasallado por otras acciones que son inconstitucionales o de terceros” expresó Maturet

El dirigente sindical remarcó la “importancia” que “significa para los docentes este antecedente” puesto que “el Estado no va a poder recurrir a esta herramienta nuevamente para impedir el derecho de huelga de los trabajadores”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Compañeros en la calle. Segunda fase en el plan de lucha en El Tribuno

PRIMERA FUENTE

La Asociación de Prensa de Tucumán, junto a sus abogados y los 31 trabajadores despedidos ya confirmados, realizarán las presentaciones correspondientes ante la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

En tanto se mantendrán las asambleas en plena calle en la sede de 25 de Mayo al 500 y se lanzará una campaña para denunciar el nefasto accionar del Grupo Romero, capitales salteños que desde su llegada a Tucumán sólo mostraron desprecio por los trabajadores. El diario sale a la calle con una edición de emergencia.

Luego de 48 horas de protestas, tanto en la calle como dentro del edificio de 25 de Mayo al 500, los trabajadores de El Tribuno, junto a la Asociación de Prensa de Tucumán, iniciaron en la mañana de hoy la segunda fase del plan de lucha que se lleva adelante para reincorporar a los 31 compañeros despedidos el sábado, aunque restarían confirmar otros 7 casos.

El conflicto se trasladará hasta la Secretaría de Trabajo de la Provincia con el objetivo de que decrete la conciliación obligatoria ante el evidente conflicto laboral que se desató con la medida que tomó la firma de capitales salteños, propiedad del senador nacional Juan Carlos Romero, aunque en Tucumán las cartas documento notificando del cese de la relación laboral llevan la firma del eficiente Javier Nanni, quien por supuesto durante todo el fin de semana no dio la cara para brindar explicaciones a los trabajadores despedidos y sus familias.

Tampoco lo hizo el secretario de Redacción y Edición, Carlos “Sapo” Amaya, quien apareció el sábado por la sede del diario, pero se mantuvo en su oficina hasta la hora del cierre, cuando se fue custodiado por efectivos de la policía de la provincia. Una oportuna “hemorragia gástrica”, según versiones extraoficiales, le impidieron asistir al diario el domingo, con lo cual evitó encontrarse con la protesta que desde el sábado se mantiene frente a la sede de El Tribuno.

“No tenemos dudas, Amaya tuvo mucho que ver en el armado de la lista de despedidos”, afirma un compañero que prefiere preservar su identidad hasta tanto se clarifique hacia dónde se encaminará el conflicto.

Por lo pronto, hoy se realizarán las presentaciones en Trabajo para retrotraer la situación a las jornadas previas al despido masivo, que vale aclarar dejó al diario con personal reducido y una edición de emergencia en la calle, ya que además el escaso personal que quedó se solidarizó con sus compañeros despedidos y llevan adelante medidas de fuerza y trabajan apenas dos horas diarias.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Salvador: Mauricio Funes y el FMLN derrotan a la derecha


COLATINO

El FMLN, principal partido de izquierda, y su fórmula presidencial, integrada por el periodista Mauricio Funes, Presidente, y el profesor Salvador Sánchez Cerén, Vicepresidente, consiguieron, una victoria histórica en los comicios presidenciales de ayer domingo, 15 de marzo.

La victoria de Funes y el Frente es significativamente representativa, pues derrotó a tres rabiosos poderes: el poder político, el poder económico y el poder mediático.

Y es que Funes y el FMLN, aliado al final con el Partido Cambio Democrático, y con el apoyo de la fórmula presidencial del PCN, compuesta por Tomás Chévez, y el Comisionado Rafael Antonio Garcíaguirre, así como de la vieja guardia del PDC, representado por el histórico Antonio Morales Erlich y José Napoleón Duarte hijo, y por la mayoría de la base del partido Frente Democrático Revolucionario (FDR), y, por supuesto, el Movimiento “Amigos de Mauricio Funes”, se enfrentó a la derecha política salvadoreña, representada por ARENA y sus aliados, las cúpulas conservadoras del PDC y el PCN.

El triunfo del FMLN en las elecciones del 18 de enero, que ganó por más de 90 mil votos al partido gobernante, hizo que la derecha política hiciera movimientos estratégicos, y ordenó el retiro, de forma desvergonzada, de los candidatos presidenciales del PDC y el PCN.

La derecha hizo cuentas alegres de los votos que el PDC y el PCN obtuvieron en las elecciones para alcaldes y diputados, y, de forma automática los sumó para sí, y así comenzó, con la colaboración del poder mediático, a difundir la idea de que el triunfo de la derecha era un hecho.

Por supuesto, que la colaboración mediática no inicia el 18 de enero, sino, desde que el FMLN anuncia a Mauricio Funes como su candidato presidencial. Es más, el más fuerte contendiente de Mauricio y el FMLN fue el poder mediático, y no el poder político y el poder económico.

Los medios y sus columnistas, atacan inmisericordemente, rabiosamente, a Mauricio Funes y a su compañero de fórmula el ex comandante Salvador Sánchez Cerén. Los medios y sus “analistas” –muchos de ellos provenientes de la izquierda-, hicieron el trabajo más bochornoso y bajo, que la prensa ideológica haya hecho jamás en el país. Es decir, la principal victoria de Mauricio fue contra los medios, para luego vencer a la derecha política.

Por su parte, el poder económico intentó, a última hora, mediante la amenaza y la manipulación, obligar a sus trabajadores a votar por el partido gobernante. Los empresarios afines a ARENA amenazaron con quitar a los trabajadores sus empleos, si el FMLN ganaba. Los trabajadores, por supuesto, desobedecieron, cansados de los 20 años de mal gobierno de ARENA, pues gobernó primero para argollas económicas, y luego, para argollas políticas, muy ligadas al Presidente Elías Antonio Saca,.

Por supuesto, Mauricio Funes y el FMLN no han ganado la revolución, solamente una histórica elección, el cual es importante para iniciar, para realizar un buen gobierno, un proceso de cambios profundos a favor de las grandes mayorías. De ahí que la primera acción de Mauricio y el Frente no debe ser el triunfalismo, sino tender las manos para iniciar un gobierno de amplia participación, tal como lo ha prometido el Presidente Electo, Mauricio Funes, acompañado de los más amplios sectores populares.

Foto: El Salvador – Mauricio Funes, presidente electo. / Autor: David de la Paz - XINHUA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Salvador: Reconoce Ávila de ARENA el triunfo de Funes en las elecciones presidenciales

El candidato por el derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Rodrigo Ávila, reconoció la victoria de su rival en las elecciones presidenciales de El Salvador, Mauricio Funes, del izquierdista Frente Farabundo Martí por la Liberación Nacional (FMLN).

"Cuando dijimos que íbamos a aceptar cualquier resultado lo dijimos en serio y los dijimos en serio porque siempre nos ha movido esa gran vocación democrática", agregó en su último discurso en la sede de ARENA, en la capital salvadoreña.

Acompañado por los ex presidentes salvadoreños, Alfredo Félix Cristiani, Armando Calderón Sol, Francisco Flores y el actual, Antonio Elías Saca, Ávila aseguró que ARENA será una oposición constructiva en un momento histórico de transición.

Por primera vez en 20 años en El Salvador, la izquierda con el FMLN, antigua guerrilla, triunfó en unas elecciones presidenciales.

Según el último informe del escrutinio preliminar del Tribunal Supremo Electoral, Funes del FMLN obtuvo el 51.25 por ciento de los votos, por 48.74 por ciento de Ávila candidato de ARENA.

"Vamos a hacer una oposición vigilante de que en nuestro país no se pierda el sistema de libertades, ese es una gran misión que nos queda seguir cumpliendo", señaló el ex director de la Policía Nacional.

El también director de ARENA, sostuvo que los militantes de su partido han dado un ejemplo de la democracia al aceptar la voluntad del pueblo salvadoreño.

"Estos son los vaivenes de la democracia", finalizó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Unión Europea: Avala las elecciones en El Salvador y dice que transcurrieron con normalidad

La comisión de observadores de la Unión Europea (UE), a través de su jefe de misión, el español Luis Yañez, dijo que las elecciones de El Salvador discurrieron con normalidad, paz y aceptable participación.

Según reportes de los 90 observadores que repartió la Unión Europea en 265 centros de votación, las elecciones fueron valoradas en general como buenas por el 77 por ciento, el 20 por ciento dijo que fue aceptable y el 2 por ciento indicó que fueron malas.

"La jornada electoral ha discurrido en términos de normalidad, de paz y aceptable participación", señaló Yañez en rueda de prensa en un hotel de la capital salvadoreña.

Este domingo, El Salvador vivió una jornada electoral histórica ante la posible victoria de Mauricio Funes del izquierdista Frente Farabundo Martí de la Liberación Nacional (FMLN) sobre Rodrigo Ávila, candidato del oficialista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), partido que ha permanecido en el poder por 20 años.

Según cifras estimadas por la Unión Europea, hubo una participación del 60 por ciento del padrón electoral salvadoreño superior a los 4.2 millones.

Yañez indicó que entre las observaciones que más podría resaltar la UE es la referente a que en los centros de votación hubo personas de ambos partidos que incitaron a la votación.

"Utilizaron medios que podrían incidir en la votación", matizó Yañez luego de que el 41 por ciento de sus observadores dijo que en los centros de votación existió la presencia de propaganda política.

Otros detalles desglosados por los observadores de la UE, señalaron que la elección presidencial fue bien organizada, el 5 por ciento reportó que faltó algún tipo de material electoral y el 97 por ciento dijo que fue una elección ordenada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Salvador: Triunfo histórico del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional


Norton Contreras Robledo (especial para ARGENPRESS.info)

Vientos del pueblo soplan en América latina, el triunfo de la izquierda en Bolivia y Ecuador, el avance y la profundización del proceso antiimperialista y antioligárquico y revolucionario del gobierno del Presidente Hugo Chávez en Venezuela y el fortalecimiento y desarrollo del socialismo en Cuba.

A estos avances se ha sumado el pueblo del Salvador al darle el triunfo al candidato del FMLN. Mauricio Funes es el nuevo Presidente de El Salvador. Sobrepasando más del 51 de los votos. Este triunfo del pueblo, puso así fin a 20 años consecutivos en el poder de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, de derecha), el partido que gobierna El Salvador desde antes del fin de la guerra civil en 1992. Por eso el día 15 de marzo del año 2009 quedará para siempre en la memoria colectiva del pueblo salvadoreño.. Son un aliciente para la lucha futura, porque la lucha continua. Son un aliciente para reforzar las convicciones en el socialismo y en el marxismo y que con perseverancia, organización, consecuencia y a través de la lucha de clases es posible avanzar. Son el alimento que nos permite reforzar las fuerzas en la creencia de que un mundo mejor es posible.

Miles de personas salieron desde temprano a votar. La ex guerrilla, que combatió en la sangrienta guerra civil de 1980-1992, que dejó 75.000 muertos, tenía por primera vez posibilidades sólidas de alcanzar la Presidencia después de 17 años como partido político y varios intentos.

Mauricio Funes, ex periodista de televisión, fue conductor de un reconocido programa de entrevistas y corresponsal de la cadena CNN, y se incorporó al FMLN sin tener militancia política.

La antigua guerrilla salvadoreña logró anoche un triunfo histórico. Por primera desde que hace dos décadas dejara las armas y firmara los acuerdos de paz que pusieron fin a la contienda civil.

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha triunfado en el Salvador, rompiendo así 20 años de dominio de la derechista ARENA. Es un triunfo que los militantes victoriosos del FMLN dedican a Farabundo Martí, Oscar Arnulfo Romero, Roque Dalton y a todos los mártires y héroes que dieron su vida en la lucha por la Revolución. Desde las profundidades de la vida en donde yacen los cuerpos de los asesinados, germina la victoria del pueblo, como un río de flores amarillas. Como un grito de lucha de Farabundo Martí. Una oración de amor, una plegaria de denuncia de Oscar Arnulfo Romero. Un poema clandestino de Roque Dalton.

Nota. Con mucho cariño y afecto fraterno a:
Tomás
Al Comandate “Condorito”
Y a todos los compas del FMLN.
Que me conocieron con otro nombre.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Brasil pide a Estados Unidos a una mayor decisión en la lucha contra la crisis


La reunión entre el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el sábado en Washington, dejó como saldo la ratificación de la buena relación política entre los dos países y un pedido del brasileño de mayor decisión en la lucha contra la crisis económica.

Da Silva fue el primer mandatario latinoamericano a ser recibido por Obama desde que asumió la presidencia en enero pasado, en un encuentro que se extendió por casi una hora en el salón oval de la Casa Blanca.

El tema principal del encuentro fue la crisis económica global, y el brasileño pidió "acciones más firmes" del gobierno de Obama y una "decisión política" en el G-20, grupo de los mayores países desarrollados y en desarrollo, para restaurar el crédito y la confianza a nivel global.

"Para tranquilizar los mercados y devolver la confianza a los ciudadanos todos los líderes deben estar convencidos de que tienen que tomar decisiones rápidas", dijo el brasileño tras la reunión.

El tono afable en que se desarrolló la reunión quedó demostrado en la conferencia de prensa posterior, en la que Da Silva señaló que no le gustaría estar en el lugar de Obama debido al tamaño de la crisis en su país, a lo que el estadounidense respondió que el comentario le recordaba los que recibe de su esposa Michelle.

Como recordó la ministra jefe de gabinete de Brasil, ambos provienen de orígenes similares, habiendo comenzado uno como dirigente sindical y el otro como organizador comunitario, lo que facilita un diálogo fluido.

Esa proximidad se expresó en el trato amistoso de la conversación, que puso en evidencia algunas diferencias entre los dos países en el plano comercial y en las medidas que deben ser tomadas para salir de la crisis.

Da Silva resaltó que el proteccionismo "sólo va a agravar la crisis económica", abogó por la retomada de la ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y subrayó que "el sistema financiero necesita regulación, es inexorable".

La posición del brasileño marca una divergencia de enfoque respecto a su colega norteamericano, quien defiende que la cúpula del G-20 prevista para el 2 de abril en Londres se pronuncie por un esfuerzo mayor de los países en los planes de estímulo económico, dejando en segundo plano el problema de la regulación financiera.

Por su parte, Obama garantizó que "por lo menos" no habrá retrocesos en la relación comercial con Brasil para asegurar que "el respeto mutuo construya un buen camino" para ambos.

"Nos vamos a construir muros en torno de nuestros países", enfatizó.

Da Silva defendió además el programa de biocombustibles de su país y sugirió que el cambio en la matriz energética en los EEUU para el uso de energías limpias podría dar más espacio para las ventas de etanol brasileño.

Obama resaltó el liderazgo de Brasil en esa área, pero dejó claro que las barreras al etanol brasileño no serán removidas en el corto plazo.

"Etanol es motivo de tensión entre los dos países y eso no va a cambiar de un día para otro. Queremos el intercambio de ideas, así de a poco la tensión se va a resolver", dijo.

En resumen, la visita sirvió para iniciar el vínculo entre los presidentes, que podrá ganar importancia en el marco de las relaciones de EEUU con América Latina y África, donde Brasil ejerce una influencia cada vez mayor.

Da Silva afirmó que su colega tiene "la oportunidad histórica" de mejorar las relaciones con esas dos regiones.

Otro punto de acercamiento es además el multilateralismo de Obama en su política externa, también reclamado por Lula da Silva durante el gobierno de George W. Bush, con quien sin embargo mantuvo una excelente relación personal.

El líder estadounidense prometió retribuir la visita en breve, como dijo a su colega, "tuve una visita maravillosa y espero encontrarlo en Brasil", y anticipó que podría aprovechar la ocasión para conocer la Amazonía.

Foto: Estados Unidos – El presidente Barack Obama saluda a su par de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en un encuentro en la Casa Blanca. / Autor: Ricardo Stuckert - ABR


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Mantiene la postura ante la demanda marítima de Perú en La Haya

El nuevo canciller chileno, Mariano Fernández, aseguró hoy que la posición del país frente a la presentación de la demanda marítima que realizará Perú ante el tribunal internacional de La Haya se mantiene inalterable.

"La situación de derecho y de hecho de la posición chilena, que por lo demás es la que existe hoy, es que el límite marítimo en el paralelo, es el límite legal entre Perú y Chile, y así se respeta, y la soberanía la ejerce Chile en ese territorio", argumentó el ministro.

En diálogo con una emisora local, Fernández no quiso aventurar algún pronóstico sobre lo que sucederá en La Haya porque sería "actuar de manera excesivamente profética", por lo que "hay que ser muy cuidadoso", señaló.

"Estos procesos incubados ante tribunales internacionales requieren del lado nuestro una enorme precisión para poder trabajar de manera serena, tranquila, y que la opinión pública se entere exactamente de las cosas como son", añadió.

El próximo 20 de marzo, Perú presentará una memoria ante el tribunal internacional de La Haya mediante la cual se argumenta que los límites marítimos con Chile no están definidos, cuestión que este último país rechaza.

El canciller chileno descartó además que su ausencia en la visita oficial de la presidenta Michelle Bachelet a la India, se deba a la preparación de la argumentación ante la demanda peruana, porque jamás estuvo contemplado que acompañase a la mandataria.

"Nunca estuvo previsto que yo fuera a ir a la India. Yo llegué el día viernes, juré y tengo que hacerme cargo de la Cancillería, es un viaje que ya estaba programado, que tenía una delegación completa, un programa completo, en ningún momento se pensó", afirmó Fernández.

El ministro lamentó finalmente las críticas recibidas por su antecesor, Alejandro Foxley, tanto desde Perú como de Chile, ya que, a su juicio, se trata de "una de las personalidades intelectuales y políticas más distinguidas que ha tenido Chile" en el último periodo.

En ese sentido, el nuevo titular de Relaciones Exteriores negó que el ajuste ministerial del pasado jueves haya sido por causa de las declaraciones cruzadas que Foxley mantuvo con personeros peruanos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Perú: Pide el canciller José García Belaunde unidad ante el diferendo marítimo con Chile

El ministro peruano de Relaciones Exteriores, José García Belaunde, convocó hoy a la unidad nacional frente al diferendo marítimo con Chile, a cinco días de que se presenten los fundamentos de la demanda ante la CIJ (Corte Internacional de Justicia) de La Haya.

García Belaunde dijo que se trata de un tema de Estado que trasciende al actual gobierno, sobre el cual debe haber plena confianza en la labor cumplida por la cancillería en la elaboración del documento.

El canciller señaló que la presentación de la memoria con los fundamentos de la demanda es un acto netamente administrativo, el cual consiste en que el agente peruano ante la CIJ, el embajador Allan Wagner, acuda la sede del tribunal de La Haya, Holanda, a depositar el documento.

"De parte del gobierno estamos serenos, satisfechos y muy seguros de la calidad y seriedad de la memoria, en cuya elaboración han participado profesionales de primer nivel y sustenta sólidamente la posición peruana", refirió.

Sobre las protestas encabezadas por el líder del opositor Partido Nacionalista del Perú (PNP) y ex candidato presidencial (2006), Ollanta Humala, contra la vigencia del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) con Chile, el titular de Relaciones Exteriores comentó que el tema "ha sido tratado políticamente en un mal momento" .

García Belaunde se refirió a la cercanía de la fecha para la presentación de la memoria, sin embargo manifestó que legisladores del PNP presentaron una acción contra el acuerdo comercial ante el Tribunal Constitucional (TC) y por tanto se debe esperar a que ese organismo entregue su fallo.

El vicepresidente del TC, Carlos Mesía, anunció que mañana lunes el organismo podrá definir si se admite o no la demanda presentada por el PNP que califica dicho acuerdo de inconstitucional por considerar que debió ser ratificado en el Congreso.

Perú presentó una demanda contra Chile en enero de 2006 ante el CIJ, al replantear la demarcación marítima y el reclamo de 38.000 kilómetros cuadrados de mar.

Chile respondió que dichos límites quedaron definidos con los acuerdos pesqueros suscritos en 1952 y 1954.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: Chávez propuso a Rusia utilizar la isla de Orchila para misiones de sus bombarderos estratégicos

RIA NOVOSTI

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ofreció a Rusia utilizar un aeródromo en la isla de Orchila, como base temporal para los bombarderos estratégicos rusos durante sus misiones de patrullaje alrededor del mundo, reveló el jefe del Estado Mayor de la Aviación Estratégica de Rusia, general Anatoli Zhijariov.

"Semejante propuesta por parte del presidente de Venezuela existe. Chávez nos ofreció una isla entera con un aeródromo que podremos utilizar como base temporal para nuestros bombarderos estratégicos", dijo la víspera Zhijariov a la prensa rusa.

De aproximadamente 40 kilómetros cuadrados de extensión, la isla Orchila es sede de la Base Aeronaval Antonio Díaz,y su acceso está restringido exclusivamente a militares venezolanos.

Según Zhijariov, si el gobierno ruso adopta la correspondiente decisión política, "la Fuerza Aérea de Rusia podrá utilizar la isla de Orchila".

En agosto pasado dos bombarderos estratégicos supersónicos Tu-160 (Blackjack, según la clasificación de la OTAN) tras un vuelo sin escalas de más de trece horas a través del océano Atlántico aterrizaron en el aeródromo Libertador de Venezuela y posteriormente, en el aeropuerto de Caracas y regresaron a sus bases en Rusia.

En capacidad de portar armas nucleares, el Tu-160 es un bombardero supersónico pesado, catalogado como el avión más potente del mundo superior al bombardero B-1 Lancer estadounidense.

Conocido en Rusia como "Cisne Blanco", el Tu-160 tiene el récord mundial de vuelo a una distancia de 1.000 kilómetros con 300 toneladas de carga útil, con una velocidad promedio de 1.720 kilómetros por hora a 11.250 metros de altura.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...