martes, 31 de marzo de 2009

Plantea el historiador y politólogo Eric Toussaint: América Latina requiere de una nueva arquitectura económica regional


Fernando Arellano Ortiz - Hernán Onatra (CRONICON, especial para ARGENPRESS.info)

Los gobiernos progresistas y de izquierda de América Latina “deberían retirarse del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y promover una nueva arquitectura regional, potenciando entre otras, iniciativas como la del Banco del Sur y un Centro Internacional de Arreglo de Diferencias del Sur (CIADI) como alternativa al del Banco Mundial”, planteó el presidente del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo con sede en Bruselas, Éric Toussaint.

Este historiador y politólogo belga muy vinculado con la investigación socioeconómica de América Latina, sostiene que las organizaciones multilaterales como el BID han perdido su legitimidad tras la crisis económica global que han generado.

Toussaint considera prioritario y de gran trascendencia para los países latinoamericanos, si quieren lograr quitarse los amarres de Washington y salirse al mismo tiempo de los esquemas de especulación y de beneficio al gran capital que imponen organismos multilaterales como el BID, no desmayar en la concreción del Banco del Sur; “crear una moneda, una universidad, una industria farmacéutica comunes, así como fortalecer medios de comunicación como el canal de televisión Telesur y generar al mismo tiempo, una política para el campo en todo el hemisferio “para favorecer la soberanía alimentaria y la reforma agraria”.

En diálogo con este investigador social europeo que participó en Medellín de la Asamblea de los Pueblos, hizo un análisis de la actual crisis económica global.

- ¿En estos 50 años del BID cuál cree que ha sido el papel de este banco en América Latina?

- El balance es muy malo. El BID es un instrumento financiero propuesto en una primera fase por los Estados Unidos que cuenta con el 30% de los derechos de voto y del cual hacen parte también algunos países europeos. Es un instrumento para implementar en América Latina políticas dentro del contexto del modelo capitalista de extracción de los recursos naturales del continente para ser exportados. Es decir, extraer los recursos naturales de cada uno de los países para exportarlos al mercado mundial en beneficio de las grandes transnacionales. El papel fundamental del BID, entonces, es mantener la subordinación y la dependencia del continente latinoamericano y del Caribe. El BID, por otra parte, no ha intentado favorecer una integración de América Latina para fomentar un desarrollo alternativo basado en el fortalecimiento del mercado interno. Diría también que el balance de esta institución en sus 50 años es de más desigualdad y más pobreza para los países latinoamericanos. En realidad tanto el número de pobres que está bajo la línea de pobreza absoluta como el número de pobres en general no ha disminuido y, por el contrario, ha aumentado. Sobre todo, la desigualdad, que es lo que caracteriza a America Latina, que es el continente donde la brecha entre ricos y pobres es la más alta del mundo. Y otro punto de la crítica es que los proyectos que financia este banco contribuyen a destruir el medio ambiente, lo que constituye un irrespeto total a la naturaleza, a la riqueza biológica y humana del continente. Añadiría también que el BID apoyó todas las dictaduras del continente. Nunca el BID retiró su apoyo financiero a una dictadura. Al contrario, aumentó su financiamiento. Dictaduras como la brasilera de 1964, la dictadura de Pinochet en Chile y otras dictaduras del Cono Sur tuvieron su respaldo, no obstante que destruían el movimiento sindical, los sectores de izquierda, el movimiento social y violaban derechos humanos.

- A través del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) que usted preside, se elaboró en 2007 el estudio titulado “La deuda ilegitima de Ecuador, un paradigma de América Latina” el cual sirvió de sustento para el monitoreo que se ha hecho del pago de la deuda externa en este país andino. ¿Qué significado tiene para la organización que usted dirige el hecho de que el gobierno del presidente Rafael Correa haya tenido en cuenta varias de sus conclusiones y recomendaciones?

- Ha sido un ejercicio democrático muy importante porque el gobierno de Ecuador integró una Comisión de auditoria integral del crédito público interno y externo, con gran capacidad de investigación. Yo hice parte de esa comisión de auditoria entre julio del 2007 y septiembre de 2008 cuando concluimos nuestro trabajo. Y hemos podido identificar, a través de nuestra investigación, que la mayor parte de esta deuda es fraudulenta. Yo diría que casi el 90% de los créditos que hemos estudiado pueden caracterizarse como ilegítimos y fraudulentos. Sobre la base de nuestro informe final, que hemos entregado en septiembre del 2008, es que el gobierno, de manera pública, ha suspendido el pago de una parte de la deuda comercial, los llamados bonos 2012 y 2030. Y eso me parece muy importante.

- ¿La actual crisis mundial que enfrenta el capitalismo usted la considera sistémica o cíclica?

- Es una crisis sistémica que va a durar, al menos, una década. Es una crisis que tiene varios aspectos: crisis financiera, económica, productiva, pero también alimentaria y de gobernabilidad para el sistema capitalista y las instituciones a su servicio, como el G8, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el BID. Todas estas instituciones van a estar en crisis y ya han perdido buena parte de su credibilidad. No quiere decir sin embargo que es la muerte del capitalismo, por que el capitalismo ha atravesado en su historia varias crisis sistémicas. Si no hay profundas luchas sociales, y no solamente en el sur del planeta, sino también en los Estados Unidos, para darle una salida anticapitalista a esta crisis sistémica, el capitalismo logrará, tras años y años de crisis, de destrucción del empleo, de cierre de empresas, volver a consolidarse. Entonces tendremos una salida capitalista a la crisis o una salida anticapitalista.

- ¿Y cuál sería la salida anticapitalista?

- Para tener una salida anticapitalista, para ir hacia otro tipo de sistema, que podríamos llamar el Socialismo del siglo XXI, se van a necesitar muchas luchas sociales, fortalecimiento del movimiento sindical, que ha sido debilitado a través de las últimas décadas de neoliberalismo, más unidad a nivel mundial, más capacidad en la actuación de los movimientos, y no hay ninguna certeza de tener éxito. Tenemos que luchar para encontrar esa salida.

- ¿Se hace necesario entonces la configuración de un sujeto político-histórico en el mundo para presionar los cambios socioeconómicos y políticos que se requieren con miras a derribar el sistema capitalista?

- Hay sujetos con sus tradiciones a nivel de la izquierda, los movimientos indígenas, de ambientalistas, de mujeres y de jóvenes que se han fortalecido en los últimos años, especialmente en América Latina. El problema es el de dotar de los elementos necesarios para concretar un proyecto socialista integrando la dimensión de la democracia con las voces ecológicas y feministas en un nuevo paradigma del Socialismo del siglo XXI. Creo que es posible, pero requiere esfuerzos de coordinación y discusión para ponerse de acuerdo entre todos estos sujetos políticos que permita generar ese nuevo paradigma.

Foto: Éric Toussaint. / Autor: Julien - CADTM


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Recrudecen despidos en El Mercurio y en otros medios chilenos y extranjeros


Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

El Mercurio de Santiago “desvinculó” a 34 periodistas en las últimas dos semanas, incluyendo a Raquel Correa, Blanca Arthur y Mauricio Carvallo, figuras antiguas en el diario de Agustín Edwards. La empresa despidió en total a unos 130 trabajadores, incluyendo personal técnico y administrativo, que se estima aumentarán a 200 en los próximos días. A estos últimos despidos deben sumarse otros 41 acaecidos antes en El Mercurio de Valparaíso, 30 personas en noviembre-diciembre de 2008 y otras 11 en lo que va del año 2009.

Los despidos en medios rara vez hacen noticia, más bien se ocultan hasta en los órganos de la competencia, como si hubiera colusión para tapar un asunto tabú, en el que todos los propietarios de diarios, radios y canales de TV están haciendo caso omiso a la petición del gobierno a los empresarios de congelar los despidos y no utilizar la crisis como pretexto para eliminar fuerza de trabajo y aumentar el desempleo. Las últimas “desvinculaciones” en el periodismo afectan a numerosos trabajadores de prensa escrita, radio y televisión, particularmente –en los últimos días– de las radioemisoras que maneja el grupo español Prisa a través de Ibero Americana Radio Chile, holding adquirido recientemente al venezolano Gustavo Cisneros, y del diario La Hora, del grupo Copesa-La Tercera, de Álvaro Saieh. Edwards y Saieh controlan prácticamente toda la prensa escrita, nacional y local, del país.

Los despidos en El Mercurio ocurrieron después que los trabajadores votaran en asambleas su rechazo a la propuesta patronal de renunciar voluntariamente a la gratificación correspondiente al año 2008, pactada en el acuerdo laboral vigente. La empresa solicitó este sacrificio invocando la crisis económica, que tampoco parece afectar al diario, pues sus ediciones siguen exhibiendo abundante publicidad, en tanto el dueño –Don Agustín o El Viejo, como suelen llamarlo– acaba de renovar su helicóptero y adquirir dos Mercedes Benz último modelo. Los despidos coinciden también con la negociación colectiva para un nuevo acuerdo laboral entre sindicatos y empresa. Por ejemplo, actualmente están negociando dos sindicatos de El Mercurio de Valparaíso.

Crueldad gratuita

Los trabajadores denunciaron que ciertos jefes de El Mercurio parecieran disfrutar los despidos utilizando métodos crueles, como "echar a correr la bola" antes que el desahuciado sea notificado, de modo que todos sus compañeros sepan, excepto el afectado. Otra variante es la clausura previa de la cuenta de correo electrónico, que opera como un malvado “pre-aviso psicológico” o notificarlo el día 3 del mes para que el futuro desempleado deba... cumplir el turno de fin de semana “porque falta gente”.

Los trabajadores viven una zozobra permanente. "El irrespirable clima de incertidumbre, salpicado con peticiones inaceptables y presiones indebidas a las que se han visto sometidos muchos de nuestros afiliados, no contribuyen en nada al normal desempeño de las funciones que debemos realizar día a día", expresó el Sindicato de Periodistas, Reporteros Gráficos, Diseñadores y Documentalistas de El Mercurio de Santiago1. “Sólo nos queda aferrarnos a nuestros sindicatos”, dijo un trabajador de El Mercurio de Valparaíso, el diario más antiguo del país, donde se han producido 41 despidos desde noviembre de 2008. “No sabemos si la cosa ya pasó o recién está empezando”, manifestó otro periodista del diario de Valparaíso. “Vivimos en la incertidumbre, como si al despertarnos cada mañana estuviéramos forzados a jugar a la ruleta rusa”, añadió.

Entre los últimos despidos de El Mercurio de Santiago se encuentran el periodista de cultura Víctor Mandujano y el fotógrafo José Molina, entre muchos otros trabajadores de 55 a 60 años de edad que percibían salarios mensuales de 1,2 millones a 2 millones de pesos chilenos (equivalentes a 2 mil y 3.300 dólares). Los despidos más recientes en Santiago recayeron también en los fotógrafos Jaime Bascur Navarrete, Alejandro Carballal Soto, Juan Ernesto Jaeger Campos, Jorge Jouannet Cáceres, Raúl Maldonado Moncada, José Molina Sánchez, Homero Monsalvez Muñoz, Mario Muñoz Rodríguez, Mauricio Palma Muñoz; los diseñadores Lucía Cristi Cortés, Mario Jara Concha, Verónica Palacios Martínez, César Urrutia Jaramillo, Ricardo Varas Becerra y Marta Barraza Ortega (Las Últimas Noticias); los documentalistas Dante Duarte Núñez, Yolanda Moreno González, Pedro Muñoz Huala, Cecilia Rodríguez Gómez, Mirta Quevedo Godoy y Gustavo Villalobos Miranda: Ricardo Downey Collao y Claudio Salinas Matalón, de Crónica; Óscar Contador Biglia, de Deportes; Álvaro Rodríguez Vial, de Economía; Javier Rojahelis Busto, de Artes y Letras; David Aguirre Valencia y Valeria Verdugo Baltra, de Infografía; Marianella Arratia Fernández, de Revista Wikén; y Vadim Vidal Donoso, de Zona de Contacto.

Las presiones para renunciar a la gratificación se ejercieron en todos los medios que la empresa posee a lo largo del país: dos diarios de circulación nacional que se editan en Santiago –El Mercurio y Las Últimas Noticias, más el vespertino La Segunda, que circula de lunes a viernes en la zona central y más lejos en la mañana día siguiente– y otros 20 diarios locales que aparecen de Arica a Magallanes, más 38 radioemisoras locales de noticias –Digital FM–, operadas por las 11 jefaturas de prensa de la División de Diarios Regionales. La cadena tiene también Positiva FM, otra red de emisoras con presencia en 17 ciudades que anuncia la instalación de otras 11 frecuencias locales. Una vez rechazada la renuncia voluntaria a la gratificación, la empresa procedió a la nueva ola de despidos, que comenzó con un fotógrafo en El Mercurio de Valparaíso.

Censura en El Mercurio

Mientras se gestaban los despidos, el crítico de cine Juan Pablo Vilches, del suplemento Artes y Letras, dio una valerosa y solitaria batalla contra la censura que impera en el diario de Edwards. El periodista, que también es magíster en ciencias políticas, decidió dejar el diario en diciembre de 2008 cuando sus jefes no le permitieron publicar su comentario sobre la película El diario de Agustín.

El documental, de Ignacio Agüero y Fernando Villagrán, muestra retrospectivamente la influencia de El Mercurio en la política chilena, en particular su apoyo a la dictadura militar y el rol que desempeñó en el montaje y producción de noticias falsas ideadas para justificar desapariciones de personas. En connivencia con los servicios de inteligencia, el diario fabricó un incidente político durante la visita del Papa Juan Pablo II en 1987, con "culpables" previamente seleccionados en una suerte de “casting” por los productores de la falsa noticia, fotografiados como oyentes casuales de una alocución papal en un parque público y acusados de promover la violencia al día siguiente por el propio matutino. Este abuso descomunal, que era desconocido antes de la aparición del film, originó después un juicio que Agustín Edwards perdió en los tribunales, pero la noticia reivindicatoria de los dos jóvenes sindicados de “terrorismo” no se publicó en ningún medio, menos en El Mercurio. Atendiendo a principios éticos fundamentales, el Colegio de Periodistas "decidió darle su pleno respaldo” a Vilches y reiteró “su convicción de que la línea editorial de un medio no es incompatible con la libertad de expresión”.

"Cuando quise escribir sobre la película me dijeron que no se iba a publicar nada sobre ella", dijo Vilches2. "Lo que me decidió a dejar de colaborar en Artes y Letras fue que ni siquiera iban a leer la crítica; la película era tratada como una especie de tabú. Lo que ocurrió con mi crítica es un caso particular de la forma de tratarla como si no existiera, no haciéndose cargo de la interpelación seria que es ‘El diario de Agustín’, sus cuestionamientos sobre el pasado y, sobre todo, el presente del diario. Creo que el tema es demasiado importante, y El Mercurio es demasiado importante, como para que eso se ignore de esa manera. Por tal razón el proceder del diario no me pareció adecuado, así que decidí no escribir más en Artes y Letras. Por cierto que también me molestó no haber podido hacer mi trabajo: escoger la mejor película y la más relevante para el público del suplemento, y criticarla" concluyó.

Despidos en cadena

La Hora, de Álvaro Saieh, despide “por goteo”: la semana pasada echó al editor general y luego a 3 periodistas, informó el Sindicato de Periodistas y Afines del holding Copesa. A comienzos de año, ese diario de circulación gratuita “desvinculó” a una docena de periodistas. También surgieron amenazas de despidos en el Canal 13, de la Pontificia Universidad Católica, pero hasta hoy han sido frenados por la Iglesia. Según el Consejo Metropolitano del Colegio de Periodistas, desde diciembre han sido despedidos unos 300 trabajadores de medios de comunicación, entre periodistas, fotógrafos, diseñadores, técnicos y administrativos. El gremio se declaró en alerta, exigió que las autoridades hagan respetar el Código del Trabajo y llamó a fortalecer la sindicalización en los medios.

El Colegio de Periodistas afirmó en febrero que "no se han adoptado medidas que pudieran disminuir el impacto de la crisis. El ya antiguo tema de la distribución de la publicidad estatal, actualmente planteado ante el tribunal de la libre competencia por revista Punto Final, ha vuelto al tapete. El Estado chileno no ha cumplido, pese a que la Ley de Prensa así lo plantea, su obligación de velar por el pluralismo y la diversidad de lo medios".

Y es que la revista Punto Final libra su propia batalla contra el Estado por una distribución plural del avisaje del Estado en la prensa escrita, que actualmente favorece sólo a El Mercurio y La Tercera. El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia ofició a ambos diarios preguntándoles el valor de la publicidad estatal publicada en el último año, en tanto tres ministros –Hacienda, Justicia y Planificación– deben responder por qué esas carteras eligen siempre a esos dos diarios a la hora de colocar sus avisos. El reclamo está en una fase de análisis interno del tribunal, etapa previa a los debates en audiencias públicas en que los abogados del Consejo de Defensa del Estado desempeñarán el ingrato rol de defender la injusticia. Un cálculo optimista indicaría que todavía faltan tres años para una sentencia, a favor o en contra del reclamo de Punto Final. Las partes tienen luego la última instancia de la justicia chilena, que es la Corte Suprema…

A las 13:30 del 31 de diciembre los 31 periodistas del equipo de prensa de televisión La Red supieron que ése sería su último día del año sería también su última jornada de trabajo en la estación del mexicano Ángel González. El servicio de noticias fue cerrado, lanzando al desempleo a un total de 67 trabajadores. El primero en ser despedido fue un periodista que increpó al ministro de Hacienda, Andrés Velasco, por los despidos masivos en los medios de comunicación. La empresa de González lo acusó de "desleal", aunque ocultó deslealmente la información de su despido inminente a sus propios trabajadores. "Fue horrible, nos notificaron a la una y media, pero teníamos que seguir trabajando, hacer las notas para el noticiario del mediodía con la cabeza en otro lado", relató uno de los ex trabajadores. Los periodistas de La Red no tenían sindicato.

El 21 de enero, Televisión Nacional de Chile lanzó al desempleo a 13 trabajadores, incluyendo a 3 productores periodistas, que se suman a los 42 despidos acaecidos el 31 de julio de 2008. Los tres sindicatos de la red estatal denunciaron que la medida responde a “la implacable conducta de la actual administración que bajo el argumento de la modernización reduce costos en trabajadores, mientras aumenta los gastos en el equipo gerencial”. Ese mismo día 21 de enero cerró el diario independiente Renacer de Angol, después de 36 años de publicación, dejando a 30 trabajadores desempleados, entre ellos a 7 periodistas.

El Colegio de Periodistas reclamó a las autoridades por "cambios arbitrarios y despidos injustificados en áreas de comunicación del aparato estatal sin explicación alguna", en un país donde el Estado es un relevante empleador de periodistas. La conmemoración del Día de la Prensa, el 13 de febrero, se convirtió en una protesta bajo el lema “¡No más despidos!”. Convocada por el Círculo de Periodistas de Santiago y el Colegio de Periodistas participaron también el Sindicato 3 del diario La Nación, la Federación de Trabajadores de los Canales de Televisión, el Sindicato de Canal 13, la Asociación de Reporteros Independientes, el Sindicato Nacional Telefónico –que representó a la Central Única de Trabajadores (CUT)– y la Agrupación Nacional de Trabajadores Fiscales (Anef), que también afilia a numerosos periodistas. Silvia Vera, presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Santiago (Usach), representó a los futuros periodistas.

Hubo poco que celebrar, pero la conmemoración se convirtió en un rechazo a los despidos. También vinculó la lucha de los periodistas por la democratización real de la libertad de expresión con las reivindicaciones que levantan diversos sectores laborales ante la crisis actual. Los diferentes oradores expresaron el apoyo de sus gremios a una batalla unida contra los despidos y la concentración de la propiedad mediática, a la vez que atribuyeron el creciente desempleo al fracaso del modelo neoliberal.

Un dato olvidado es que los primeros despidos justificados con la “crisis económica” ocurrieron hace dos años en El Siglo, cuando trabajadores de ese periódico del Partido Comunista decidieron organizar un sindicato. “De los 10 que constituyeron el sindicato, 2 fueron despedidos de inmediato logrando negociar su salida de forma medianamente honorable; otros 2 debieron concurrir a tribunales y ya ganaron sus demandas, pero la Editorial Siglo XXI apeló y sigue extendiendo los plazos de pagar”, explicó Julio Oliva, presidente del sindicato. “Dos trabajadoras que tenían sus contratos en regla fueron reintegradas tras el fin de la huelga, pero transcurridos 11 meses, una de ellas fue hostigada hasta el despido ilegal –y ya presentó su demanda– y la otra negoció su salida por estar con fuero maternal, aunque recibió solamente el mes por año de servicio”, explicó el dirigente. Los demás sindicalizados esperan un fallo del 6º Juzgado Laboral, donde el 10 de marzo presentaron testigos y pruebas. La sentencia saldría en seis meses.

Despidos en el grupo Prisa

El 13 de marzo, la filial en Chile del grupo hispano Prisa –propietario en España del diario El País y de editorial Santillana– despidió a una veintena de profesionales, técnicos y administrativos, incluyendo a tres periodistas de radio ADN 97.1 FM. En noviembre de 2008 el mismo consorcio despidió a 30 personas con el pretexto de la crisis internacional, que deben sumarse a 20 despidos anteriores. La transnacional hispana posee 12 emisoras en Chile, entre ellas las 6 más rentables del país, pero sus trabajadores carecen de organización sindical.

El grupo PRISA explota el espectro radioeléctrico a través de Unión Radio, cuya filial GLR (Grupo Latino de Radio) Chile, Ltda. adquirió hace dos años el control de Iberoamerican Radio Chile a Claxon Chile, S.A, entonces del grupo Cisneros de Venezuela, incluidas las radioemisoras Pudahuel, FM Dos, FM Corazón, Rock & Pop, FM Hit, FM Futuro, FM Imagina y FM Concierto. Seis de estas ocho radios estaban situadas entre las diez primeras del mercado chileno, mientras Iberoamerican facturaba alrededor de 21 millones de dólares. GLR Chile comenzó a operar en este país a través del Consorcio Radial de Chile (CRC), con las radios 40 Principales, Bésame, Radioactiva y W Radio. Todas estas emisoras poseen múltiples frecuencias FM a lo largo del país.

La Fiscalía Nacional Económica objetó que Prisa monopolizara más del 60% del mercado radial ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y la Corte Suprema. En noviembre de 2007, la Suprema sólo puso como condición la misma que impuso el TDLC: que los españoles enajenaran en seis meses una de sus concesiones de frecuencia en Iquique, La Serena, Tongoy, Cartagena, Quilpué, Talcahuano, Los Ángeles, Temuco, Nueva Imperial y Valdivia; y dos concesiones en Concepción, Villarrica, Osorno y Puerto Montt. No se sabe si cumplieron esta condición de la justicia.

Prisa en versión radio

Chile es uno de los países de América Latina y del mundo entero que exhibe la mayor concentración en la propiedad de los medios de comunicación y en la economía en general, incluyendo holdings que agrupan a cadenas de farmacias, supermercados y grandes tiendas.

Unión Radio sería el líder en los mercados de habla hispana, con 1.235 emisoras, entre propias y asociadas, en España, EEUU, México, Colombia, Costa Rica, Panamá, Argentina y Chile. Asegura tener 28 millones de oyentes y planea expandir su presencia en el mundo hispano de EEUU y en América Latina.

En España, Unión Radio posee la Cadena SER, con programación hablada y musical en 40 Principales, Cadena Dial, M-80 Radio, Radiolé y Máxima FM, y opera radios en Los Ángeles y Miami. Posee radio Caracol en Colombia, GLR Networks, productora y distribuidora de programas y espacios comerciales con 60 emisoras afiliadas, en tanto en México comparte al fifty-fifty con el gigante Televisa la empresa Radiópolis, con W Radio, Bésame y 40 Principales, entre otros nombres y formatos radiales que se repiten en Panamá, Costa Rica, Chile, Argentina y Colombia.

El grupo Prisa, que arrastra deudas por más de 2.000 millones de dólares desde la muerte de su fundador –Jesús Polanco– en 2007, tiene otras ramificaciones latinoamericanas en prensa escrita y televisión, principalmente en Bolivia, donde controla el diario La Razón y la cadena de televisión ATB, pero se deshizo del periódico El Nuevo Día de Santa Cruz, que fue vendido a un socio minoritario, el economista Alfredo Leigue Urenda. En Chile intentó comprar La Nación, más interesado en sus talleres que en el diario, debido a su infraestructura capaz de imprimir numerosas publicaciones, desde el diario Metro al Diario Financiero.

Despidos en todo el mundo

La ola de despidos en los medios de comunicación tiene alcance mundial. El grupo multi mediático Clarín de Buenos Aires abrió en diciembre un retiro "voluntario" de personal que desvinculó del diario estrella del conglomerado a decenas de periodistas antiguos, diseñadores gráficos y editores del suplementos de Economía y revistas Ñ, Buena Vida, Mujer, Rural, Zonbalez y Olé. Entre otros fueron “desvinculados” Pablo Kandel, Fernando González, Carlos Eichelbaum, Armando Vidal, Pablo Abiad y Sabina Amboage y María Seoane, de mucha antigüedad en el matutino.

Esto ocurre mientras en Argentina se debate una nueva normativa que limita el poder de los grupos multimedios, impidiendo que los dueños de canales abiertos sean a la vez propietarios de cables en la misma ciudad en que operan. Regula que los canales de TV cable no operen en más de 24 localidades a la vez e impide que tengan más de 35% de abonados a nivel nacional. Asimismo, reserva un 33% del espacio radio-eléctrico para canales y radios de organizaciones sin fines de lucro, como sindicatos e iglesias, que no podían poseer licencias para operar canales de televisión y radios. Se trata de una regulación que debiera imitarse en países como Chile, donde el monopolio VTR domina en el cable, aunque no ofrece canales como Telesur, pero sí acoge a numerosos canales religiosos, en tanto su “competidora” Directtv –que al igual que VTR-Global Com. también termina en el magnate mundial Rupert Murdoch– cierra el paso a los canales de noticias 24 Horas y CNN-Chile, en otra demostración también contraria al pluralismo informativo.

En abril dejará de imprimirse el centenario Christian Science Monitor de EEUU, que continuará sólo en versión digital, al igual que el Kansas City Kansan. El mismo camino siguió el Seattle Post Intelligencer, que circuló diariamente desde 1863, y el Rocky Mountain News, de Denver. La cadena McClatchy puso a la venta el Miami Herald, que tiene la versión en castellano El Nuevo Herald. La segunda cadena del país del norte, Tribune Co., dueña del histórico Chicago Tribune, anunció su quiebra por 12 mil millones de dólares y The New York Times deberá hipotecar su edificio, pero entretanto vendió 7% de sus acciones al mexicano Carlos Slim, el tercer hombre más rico del planeta, dueño de Teléfonos de México y celulares Claro. Los Angeles Times, Atlanta Journal Constitution, San Francisco Chronicle y otros periódicos mundialmente conocidos anunciaron despidos, reducción de páginas y estados financieros críticos.

Univisión, la mayor cadena de televisión hispana en EEUU, anunció el despido del 6% de su personal, 300 trabajadores de TV, radio e Internet. El Nuevo Día de Puerto Rico eliminó 30 puestos de trabajo. Un estudio del Columbia Journalism Review aseguró que desde enero del 2007 hasta febrero del 2009 han sido “desincorporados” 11.250 periodistas, que con los nuevos anuncios de despidos pueden redondearse a 12.000. Desde 1990, desapareció el 25% de los empleos en periódicos. Entre 2000 y 2008, el sector de medios de comunicación perdió más de 200 mil empleos, según Advertising Age. Asimismo, los ingresos por publicidad cayeron en 23% en 2008, según la Asociación de Periódicos de Estados Unidos. Los pronósticos no son buenos para el 2009.

Los medios de España han despedido 1.705 trabajadores en ocho meses, mientras que otras 153 personas se acogieron a jubilación adelantada, según la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). Y en toda América Latina cunde el desempleo de periodistas. Al igual que en los despidos de El Mercurio, tampoco se sabe si la tragedia “ya pasó o recién comienza”.

Notas:
1) http://sindicatodeperiodistas.blogspot.com/.
2) Blog de cine http://www.analizame.cl.

Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Esta película ya la vimos


José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Hay actores nuevos, otra motivación y otro borrador, es innegable, pero el escenario es el mismo y el maquillaje también. Hasta ahora, la puesta en escena discurre muy lentamente y es incapaz de entusiasmar al grueso del público, que llegó ilusionado, esperanzado en el cambio que publicitaron los protagonistas principales.

En poco tiempo, ¡qué pena!, apenas ocho meses, algunas manos prontas al aplauso comienzan a bajar, y los adherentes a disminuir, porque la obra no convence, aunque se aprecia que, entre muchos burócratas desganados, hay actores laboriosos y, algunos, hasta bien intencionados.

La impresión, que se recoge entre los espectadores, pero también entre muchos que conforman el elenco, es que sus principales responsables van perdiendo la oportunidad histórica de conquistar ese sentimiento de pertenencia que genera el clásico carisma de masas del que se alimenta el compromiso social y político.

Para algunos, quizás los más exigentes, no por ellos equivocados, la actuación de la mayoría de los actores recuerda películas ya vistas, con alguna figura destacada, que hace excepción en una troupe mediocre, en el que el grueso sobresale por el mal gusto, la improvisación, suficiencia y el secular oportunismo de los avarientos.

Al pueblo paraguayo, como a todos los pueblos del planeta, lo que más lo gana son los hechos, aunque algunos sean tenebrosos, como lo registra la historia humana, pero sin dudas que, en medio de los problemas cotidianos tan difíciles de resolver, los discursos vacíos desvalorizan aceleradamente las ilusiones y la palabra misma.

Múltiples hechos demuestran que, en este país mercosureño, con casi dos siglos de regímenes autoritarios y con largas décadas de represión y generalizada delincuencia institucional hay, no obstante, una reserva axiológica entre personas de todas las clases sociales que están aprendiendo a romper el silencio, la apatía y el miedo, que han observado durante muchas décadas.

Desde finales del siglo XVI, las luchas montoneras dieron a Paraguay los primeros signos de Nación, pero la República recién existió entre 1815 y 1865, cuando la destrozó la invasión de Brasil, Argentina y Uruguay, al servicio del imperio británico. Desde entonces, subsiste el sueño de una refundación republicana.

El pueblo comienza a reaccionar

Prueba fehaciente de ese anhelo se dio el 20 de abril, hace casi un año, cuando el pueblo expulsó al Partido Colorado, amo absoluto en la pauperización y atraso del país durante 61 años, implosionado, fagocitado por sus profundas motivaciones tiránicas, la ignorancia en extremo penosa de sus dirigentes y la genuflexión y perversidad verificada fácilmente en todos sus actos.

El despertar de la conciencia colectiva del pueblo, que muy poco aprecian la dirigencia política y los medios de prensa, se está confirmando por la aparición de una actitud crítica frente al comportamiento del Estado, en especial del Ejecutivo. El único cambio, por ahora, se registra en el plano subjetivo de la población.

Unas diez mil personas se han reunido estos últimos días en distintas regiones del interior del país, convocados por el novel Congreso Unitario Político y Social (CUPS), en actos que presentan como un primer paso de una plataforma de movilización popular envolvente, que culminará en Asunción.

El CUPS, integrado por siete organizaciones sindicales, movimientos sociales y partidos políticos, tiene el propósito de elaborar un plan anticrisis, que represente la posición de la mayoría de la población, contrario al plan fondomonetarista elaborado por el influyente Ministro de Hacienda, Dionisio Borda.

Esas organizaciones reiteran la defensa y apoyo al proceso de cambios iniciado con la victoria electoral de Lugo y reclaman decisión al Gobierno para aplicar una reforma agraria integral, con la recuperación de ocho millones 712 mil hectáreas ocupadas en forma ilegítima, según la Comisión Verdad y Justicia.

Asimismo, se comprometen a profundizar su lucha por la soberanía nacional, a partir del respeto de los derechos paraguayos sobre las represas binacionales con Argentina y Brasil, para lo cual consideran muy importante la solidaridad de las fuerzas progresistas de ambos países, como ya lo expresa el MST brasilero.

Sin cambios solo se retrocede

Harta de la corrupción, de la inoperancia y de los abusos de los tres poderes del Estado, la mayoría votó por Fernando Lugo para Presidente porque el ex Obispo logró instalar una imagen de renovación y ganó cuotas de confianza entre un pueblo por años reprimido y testigo desarmado de la confiscación de la nación por una rosca mafiosa, indiferente a la creciente miseria de los sectores humildes.

Si, por efecto de una hipótesis mágica, la conformación de la Corte Suprema de Justicia, hubiera estado puesta a consideración del electorado, seguramente el país se habría evitado la vergüenza actual de verla conformada por Ministros que, sin el más mínimo pudor, se han auto designado inamovibles hasta sus 75 años.

Hijo de una tradición centralista, con absoluto predominio de la presidencia, el pueblo pensó que Lugo, sólo, desde su puesto de mando, podía resolver la mayor parte de los problemas, una visión errónea alimentada por el desconocimiento de la Constitución Nacional, de 1992, que privilegió al poder parlamentario.

La población se equivocó al prestar poca atención a la conformación del Legislativo, elegido en los últimos veinte años mediante listas-sábanas, trampa electorera con muchos candidatos desconocidos por el pueblo, pero familiarizados con la policía antinarcóticos y la que debería combatir el contrabando.

Al recordarse este fin de marzo el décimo año del asesinato del Vicepresidente Luis María Argaña, en una calle de Asunción y, al día siguiente, en plena plaza del Congreso, de ocho jóvenes que defendían la democracia amenazada, muchas personas se han manifestado en distintos sitios del país, reclamando a Lugo que comience a cumplir sus promesas.

Casi al unísono, miles de campesinos llegaron a la capital, en su XVI marcha anual, para reclamar la reforma agraria, cada día más alejada, aunque fue uno de los caballos de batalla de la plataforma electoral de la ganadora Alianza Patriótica para el Cambio (APC), encabezada por el pastor católico.

Desde el 15 de agosto, cuando Lugo asumió, las banderas populares, que la APC dijo hacer suyas, siguen sin concretarse y el pueblo comienza a desanimarse y a perder la paciencia, pensando que esto es algo de lo mismo, dado que el Gobierno, con una política tributaria cobarde, responde a las exigencias de la élite económica dominante.

Las Plazas Uruguay, Italia, la del Parlamento y la de la Catedral, todas en pleno Asunción, están desbordadas por cientos de familias marginadas, que exhiben su profunda miseria, parte de una población de seis millones, con uno emigrado y más del 50 por ciento en situación caótica, según el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

Los indígenas, que no llegarían a cien mil, sumadas las 17 etnias de todo el país, son parias, diezmados por el hambre, el alcoholismo, la tuberculosis y el sida, sin que el gobierno sepa qué hacer con ese drama social.

Lugo prometió acabar con las injusticias y las desigualdades sociales, limpiar el país de delincuentes, en especial de las altas esferas y los enquistados en el Estado, barriendo los parásitos que reciben suculentos salarios de los entes autárquicos, pero nada de ello ocurre, aunque se diga lo contrario, aplicando algunas medidas que, a poco de ver, son más efectistas que efectivas.

Vicios de los colorados se reeditan en varias empresas públicas, que de hecho no lo son porque, prisioneras de los partidos políticos funcionan como privadas, consecuencia de la aplicación del sistema de cuoteo partidario en la elección de sus autoridades y también del personal.

Un ejemplo es la Administración Nacional de Puertos, donde fueron cesadas unas 180 personas que figuraban en el cobro de salario pero que nunca trabajaron. El nuevo director contrató otra cantidad similar por el único mérito de pertenecer al Partido liberal o por parentesco o amistad con los otros grupos políticos de la APC.

Algo similar ocurre en Aduanas, en las represas binacionales de Itaipú y Yaciretá y en algunos Ministerios y Secretarías de Estado. El acceso por concurso de méritos, los ascensos condicionados al rendimiento y la capacitación profesional del funcionariado, son otras deudas de la Alianza Patriótica con el pueblo.

Redistribuir algo de la renta, en beneficio de los más pobres, impulsar la creación de puestos de trabajo, aunque sea de media jornada en labores de utilidad social, y estimular los emprendimientos productivos pequeños y medianos, figuran entre las medidas pensadas por Lugo y la parte progresista del Ejecutivo, pero sin ninguna ejecución hasta ahora. Miles de niños siguen durmiendo en las calles.

Las reivindicaciones gremiales son decepcionadas con buena voluntad, pero las reuniones con el mandatario tienen más olor a monasterio que a escenarios de lucha por imponer a la patronal el pago del salario mínimo a todo el personal y no sólo al 20 por ciento, como ocurre.

Sólo un sector de la clase media alta puede enfrentar el costo del contenido de una canasta familiar, pero el Gobierno rechaza la propuesta sindical de recuperar parte del salarial, con un 25 por ciento de aumento, pagado en forma escalonada. Sibilinos hombres del Estado fingen reconocer la justicia del reclamo pero, de todas maneras, usted tiene razón pero marche preso.

Foto: Paraguay – El presidente Fernando Lugo con periodistas locales. / Autor: Presidencia Paraguay


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: Mi comandante, tiene razón, pero dio un mal paso


Ricardo Galíndez (EL TOPO OBRERO – CSR, especial para ARGENPRESS.info)

El anuncio realizado por el presidente Chávez de las medidas económicas que decidió tomar para enfrentar los coletazos de la crisis económica, dejó fría a la oposición burguesa.

No se trató de ningún paquete al estilo CAP que determinó el estallido del 27F. No se devaluó la moneda, no se anunció el aumento de la gasolina, no se reactivó el IDB, es decir, toda una pequeña gran frustración para quienes esperaban dichas medidas, entre otras, para saborear la caída de la popularidad del gobierno y con ello su oportunidad de volver a reactivar sus planes golpistas. Por Ahora Chávez ha demostrado que su compromiso de no aplicar un paquetazo neoliberal, es cierto en los inicios de la crisis. Pero ¿es cierto que las medidas tomadas no van a afectar la economía familiar de los trabajadores y pueblo en general?.

Esto es otro cantar y es donde le decimos al máximo dirigente del proceso revolucionario venezolano que dio un mal paso al desdecirse de que la crisis no la debería pagar el pueblo, diciendo ahora que las medidas son para que no nos impacte tanto como a otros países. Es decir presidente, Ud. ha tomado medidas que, quiéralo o no, hace que nos afecte una crisis de la cual el pueblo no tenemos ninguna responsabilidad y para colmo de males, de ella salgan beneficiados los dueños del capital financiero nacional e internacional.

¿Cree que es duro lo que aquí decimos?. Ud. podrá decir que la afectación será chiquitita o requete chiquita, pero mire bien lo que dice. La crisis nos va a afectar al pueblo y sus medidas también y los que más se han enriquecido bajo su gobierno en la época de la bonanza petrolera, ahora lo seguirán haciendo, con todo y que los amos del capital financiero internacional, que son dueños de buena parte de la banca nacional, son los principales responsables de la crisis capitalista mundial y los más beneficiados por los planes de auxilio y rescate implementados por los gobiernos imperialistas de América del Norte, Europa y Asia. ¿Entiende ahora cuando decimos que el beneficio de su plan será para el capital multinacional?

Entrémosle a las por ahora dos grandes medidas anunciadas y veamos la confirmación en detalle de lo que afirmamos. Ellas son el aumento del IVA en tres puntos y un endeudamiento interno que pasa de Bs.F. 12,24 millardos hasta Bs.F. 34 millardos este año, lo que se traduce en un incremento de 183% con respecto a lo pautado en la Ley Paraguas que le autorizaba el primer endeudamiento. Veamos los números de las que habla, presidente y dígame si no tenemos razón de que ciertamente sus medidas nos van a golpear al pueblo siendo totalmente inocentes de la crisis.

El endeudamiento proyectado por el gabinete económico que encabeza Jorge Giordani, nombrado por Ud., presidente Chávez, implica que a partir de la implementación de esta medida cada venezolano, sea de la condición que sea, sufrirá un endeudamiento inconsulto de Bs. F. 3.400 o 3.4 millones de bolívares viejos, pero con la diferencia que los dueños del capital, harán que la parte de la deuda que le toca a ellos, también la paguemos los trabajadores. Este monto de dinero con sus respectivos intereses los tendremos que pagar todos los trabajadores con el sudor de nuestra frente a los señores banqueros a los cuales se les venderán los papeles de la deuda pública. Esto es así pues somos los trabajadores los productores de toda riqueza material o intelectual existentes y de la cual los empresarios y el gobierno toman a través de diversos mecanismos la mayor parte y con la parte del gobierno, es que este planifica cancelarle a los señores banqueros los bonos que les va a vender. Esa deuda la sufriremos como maldición bíblica y quienes se beneficiarán serán los banqueros que sentados muy cómodamente en sus oficinas, sacarán las cuentas de sus nuevas ganancias. Esto no es muy socialista que se diga. Esto no tiene nada que implique justicia social sino todo lo contrario. A mediano largo plazo, ese monto de dinero que dependiendo del lapso que el gobierno negocie los nuevos bonos de la deuda pública se puede duplicar o triplicar por los intereses, e incidirá en menos dinero para educación, salud, contratos colectivos, fuentes de trabajo, viviendas, salarios, Misiones y pare Ud. de contar. ¿No lo cree así Sr. Presidente? Díganos si nos equivocamos de quienes van a pagar esa deuda y quiénes la gozarán.

La segunda medida anunciada como es el IVA es un verdadero asalto al bolsillo del pueblo. Entre menor son los ingresos de las personas, mayor es la injusticia de este impuesto regresivo, pues a todos se nos cobra por igual a la hora de comprar los productos pechados por dicha medida impositiva. En palabras del propio el ministro del Poder Popular para la Planificación y Desarrollo (MPD), Jorge Giordani, por cada punto de IVA aumentado el gobierno piensa recaudar unos mil millones de Bs. F., es decir un total de unos 3 mil millones, que según otros estimados sobrepasa los 4.000 millones de Bolívares el monto a recaudar con esta medida.

Al llegar a este punto donde el gobierno no encontró o no quiso ver otras medidas, sería bueno para todos los lectores, sobre todo a quienes ocupamos puestos como dirigentes en las organizaciones reivindicativas y políticas revolucionarias, revisar otras cifras que nos ayudarían a ver las cosas con mayor claridad y a plantearnos otros puntos de vista para salir de la crisis, que por fin el gobierno reconoce, aunque pareciera que no en toda su magnitud.

De acuerdo a informes del Banco Central de Venezuela la salida de capitales de Venezuela en el 2008 totalizaron US$31.633 millones ante sólo una entrada de US$5.453 millones lo que ocasionó un gigantesco déficit en la Cuenta Capital y Financiera de la Balanza de Pagos de más de 26.000 millones de dólares. Es decir que de manera legal, la burguesía sacó del país para no retornar una cifra que sobrepasa lo que el gobierno piensa pedirle prestado a la banca, (Bs.F. 34 millardos), para que el pueblo la pague, y esa fuga de capitales no contabiliza las ganancias que disfrutan en el día a día los señores empresarios con su sacrificada vida, ni los dineros que desvían hacia el mercado del dólar permuta.

¿Por qué el gobierno de Chávez escoge la vía de golpear al pueblo así sea suavemente, por ahora, como dicen ellos, porque no tienen el pie encima, y no nacionaliza las palancas fundamentales de la economía, incluyendo la banca y el comercio exterior bajo control obrero para parar la fuga de divisas y así obtener los recursos necesarios hoy y mañana para parar los golpes de la crisis? Sería interesante escuchar su respuesta pues las medidas tomadas son sin duda apenas las primeras de otras que vendrán en los próximos meses a pesar de los desmentidos del gobierno, mientras que las que aquí proponemos y que lo hemos venido haciendo durante años, además de garantizar un parado de la fuga de divisas le daría todo el poder al gobierno para ordenar la economía toda, con una ventaja de poder bajar precios como se hizo cuando se nacionalizó la CANTV, con lo que el beneficio para el pueblo y la economía nacional sería muy superior, que las que se recibirán con las medidas ya anunciadas.

Una reflexión adicional y más que necesaria. La inflación del año 2008 estuvo en el 30% y el aumento ofrecido por el gobierno es de un 20% en dos partes y si le restamos los 3 puntos del IVA, esa cantidad se hace más pequeña con lo que la injusticia se agranda. Este accionar del gobierno, junto al deterioro que vienen sufriendo misiones como Barrio Adentro, más los despidos encubiertos en “finalización de contratos”, la congelación de centenares de contratos colectivos como el de los educadores, el sector salud, los empleados públicos, refuerzan un clima de descontento creciente que es deber de las organizaciones sindicales asumir para organizar el reclamo con las acciones y movilizaciones que sean necesarias para revertir el panorama. Las corrientes sindicales que se reclaman de la UNT y los compañeros de la FSBT deben sentarse para discutir una plataforma de peticiones y un plan de movilizaciones donde se incluyan todos los sindicatos y gremios del país y a los Consejos Comunales, pero es ya, no vaya a ser que ante la carencia de un liderazgo de este lado de la revolución llegue el lobo de la derecha y se aproveche para seguir ganando espacios.

Es deber de las corrientes CCURA y Marea Socialista convertirse en la bujía de la unidad en la acción de toda la clase trabajadora. Unidad bajo unas mismas banderas de lucha que incluya un aumento general de sueldos y salarios del 50%, la escala móvil de salarios y de horas de trabajo, la nacionalización de los monopolios, el sistema bancario y el comercio exterior bajo control obrero y social, pues sólo profundizando la lucha contra el control capitalista de nuestra economía se podrá evitar que las reivindicaciones que queremos conquistar nos sean arrebatadas a la vuelta de la esquina por esos mismos empresarios y su crisis. Orlando, Stalin, Marcela bien pueden comenzar por convocar a nivel nacional y en las regiones reuniones de todos los trabajadores para ponernos en pie de lucha. La crisis económica le ha declarado la guerra a los trabajadores de todo el mundo, incluyendo a los de Venezuela. La clase obrera y los pueblos en el mundo entero han empezado a responder con acciones defensivas. La clase obrera venezolana está en capacidad de responder defensiva y ofensivamente, solo espera que sus dirigentes organicen la pelea. Vamos camaradas, vamos a cumplir con la clase y con la historia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La necesidad de los tizones

Carlos del Frade (APE)

El tizón no es cualquier fuego... El tizón es dejado encendido por alguien con el compromiso para que el que venga después lo mantenga prendido. Es una transmisión que merece respeto, cuidado y cariño por lo anterior. Nosotros en Misiones, en medio de la cosecha de la yerba, dejamos los tizones para los que vienen después. Porque ellos conocen a los que encendieron el fuego y entonces la posta no viene de la noche anterior. Viene del fondo de la memoria.

Eso es lo que hacemos los tareferos, los cosechadores de la yerba... Por esos tizones, por esa memoria nosotros pedimos que se deje de tomar mate en la Argentina hasta que termine la explotación en contra nuestra. Nos pagan centavos y cuando cortamos la ruta no solamente no somos noticia sino que terminamos presos. Por eso los misioneros hacemos los tizones. Porque sabemos que esto viene desde hace rato. Acá hay un modelo agro pastero turístico que nos está matando de a poco a cada uno de los hijos del pueblo. Y eso es lo que hay que parar. Hasta pedimos la nacionalización del Parque de las Cataratas porque está privatizado en una UTE que hace grandes negocios a costa de todos los misioneros y eso no puede ser. Porque si sigue este modelo agro pastero turístico depredador se van a seguir muriendo los chiquitos guaraníes y los hijos nuestros, de los tareferos -dijo un tarefero misionero en plena Capital Federal durante el último sábado de marzo de 2009.

Necesitaba contar que la vida y los sueños de los misioneros depende de un modelo que explota los recursos naturales y humanos con total impunidad en aras de la exportación de las bellezas de la geografía provincial.

El relato del tarefero explica la desesperación de las chiquitas y chiquitos guaraníes.

Y su voz debería encender otros tizones de memoria y dignidad más allá de la provincia de Misiones.

Si continúan los ejes de la explotación irracional no habrá vida para miles y miles de misioneros.

Eso explica la continuidad de las noticias en torno a los pueblos originarios de la tierra roja.

Tres chiquitos mbya están internados por desnutrición en la capital de Misiones, en Posadas.

Una obscena repetición de víctimas que siempre provienen del mismo lugar.

Dicen las noticias que “el caso de más larga data es el de una niña de dos años de la aldea Fortín Mbororé, internada hace 22 días al cuidado de su abuela Rogelia. Según Norma Benítez, directora del nosocomio, la niña fue dada de alta para ser trasladada a Puerto Iguazú”.

Pesaba menos de cuatro kilos cuando fue internada. "Hace una semana esperan que se efectúe el traslado de la pequeña a un hospital de Puerto Iguazú, pero desde Salud Pública no han puesto a disposición una ambulancia", indicó Arnulfo Verón, director de Asuntos Guaraníes. "No podemos llevarla en nuestros vehículos porque no están equipados para ese tipo de traslado y la niña está muy débil", se resignó el funcionario.

Los otros casos son el de un niño de la Aldea Katupyry de dos años que está en el hospital hace diez días y un niño de un año y seis meses de la Aldea Teyú Cuaré.

"Uno presenta un cuadro de diarrea crónica y el otro de diarrea aguda. El primero permanecerá internado hasta que se detecte la causa y el otro hasta que finalice el tratamiento", explicó Benítez.

Como dice el tarefero es hora que vuelvan a encenderse los tizones.

No solamente de la memoria y la dignidad, sino también de la rebeldía.

Los chicos misioneros están siendo asesinados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La Argentina que viven las mayorías populares, no lo cuentan ni el conflicto del campo ni los armados electorales

PRENSA DE FRENTE

Ni esta etapa “neutra” –dicen los encuestadores en cuanto a su influencia sobre las intenciones de voto- del conflicto del campo, con sus nuevas y más bien tibias medidas de protesta patronal, ni los constantes vaivenes en los armados electorales para los comicios ahora del 28 de junio, ni siquiera la discusión sobre la chicana kirchnerista de adelantar las elecciones y el consecuente despatarre de la oposición alcanzan a dar cuenta de lo que les pasa a los argentinos de manera más profunda y cotidiana.

Que los “sufridos” dueños y arrendatarios de campos, según el inefable Alfredo de Angeli, se dispongan a guardar en sus campos, sin vender, sus frondosas producciones de soja transgénica, tampoco modificará la actual realidad de los sectores populares de este país, aunque sí alcance para reafirmar hasta qué punto se llenaron los bolsillos estos años los socios del modelo sojero, los grandes y también los medianos, pese a lo que diga Eduardo Buzzi.

Es más fácil empezar a entender cómo están los argentinos de abajo si se empiezan a buscar señales por el lado de la imposibilidad de casi la mitad de los maestros del país de dedicarse sin más a enseñar y contener a los pibes en las escuelas, porque no tienen otro remedio que poner el eje en la lucha por recuperar algo del poder real perdido de sus salarios, por reconstruir algo del escalafón docente dinamitado por las políticas precarizadoras de los distintos gobiernos, por proteger a sus jubilados actuales y futuros.

Es que la situación de los maestros puede tomarse como un ejemplo válido de la situación de deterioro ya indisimulable de las condiciones económicas y sociales del denominado “modelo kirchnerista”, y de la falacia de sus pretendidos efectos redistributivos y reindustrializadores.

El desmentido más brutal a esa supuesta vocación redistribucionista del kirchnerismo, planteada como la contracara de las políticas neoliberales de los años 90, consiste precisamente en los datos que muestran que, en comparación con el año 1998, cuando comenzó la gran recesión en la Argentina, el ciclo de 5 años de crecimiento económico de los Kirchner se cerró, una década después, con un descenso del 11,7 por ciento en la participación de los trabajadores en el Producto Bruto Interno.

Un trabajo del Instituto de Estudios y Formación de la CTA muestra, además, que en esa misma década la brecha de ingresos entre el 10 por ciento más rico y el 10 por ciento más pobre pasó de 22,8 veces a 28,7 veces. Es decir, se amplió un 26 por ciento. Y que el salario real promedio de los trabajadores perdió en esos diez años un 24 por ciento de su valor.

En la Argentina de hoy, en la que los productores rurales quieren ganancias sin limitaciones y en la que el Gobierno habla de redistribución en la crisis internacional, los grandes grupos empresarios recuperaron esa siniestra dinámica según la cual sus ganancias crecen mientras se estanca la actividad económica: Repsol, Siderar, Petrobrás, Acindar, Telecom, el Banco Macro, entre otros, aumentaron sus márgenes de ganancias en 2008, respecto de 2007, en entre un 35 y un 85 por ciento, un proceso que implicó la transferencia desde los sectores populares a los grupos concentrados de 47 mil millones de pesos.

Es el mismo proceso por el que hoy la Argentina tiene una tasa de pobreza del 37,5 por ciento y de indigencia del 15,7 por ciento, esto es una población pobre cercana a los 14,8 millones de personas y una población indigente de 6,2 millones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La vacuna de las dos caras

Flavia Mameli (ARTEMISA)

Desde fines de 2006 la vacuna contra el cáncer de cuello de útero se aplica en distintos países de Europa y América. De uso preventivo, la droga busca evitar que 280 mil mujeres mueran por año a causa de la enfermedad. Pero mientras los laboratorios que la fabrican y las farmacias incentivan su comercialización, especialistas subrayan que la vacuna no es una medida suficiente para evitar el mal, piden prudencia en su administración y alertan contra los posibles efectos adversos de la primera vacuna que existe contra algún tipo de cáncer.

Después de probar la vacuna del virus del papiloma humano (VPH, más conocido como el virus que causa el cáncer de cuello de útero) en 21 mil pacientes a través de siete grandes ensayos, las autoridades de distintos países de Europa y América – entre ellas la Agencia Europea del Medicamento EMEA y la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense FDA - autorizaron en 2006 su prescripción y comercialización. Pero mientras millones de mujeres se vacunan, ginecólgos y expertos alertan sobre los efectos adversos que la droga puede generar, y señalan que la efectividad del hallazgo no podrá conocerse con certeza sino luego de varias décadas de estudio y experimentación.

La vacuna, producida por los laboratorios Gardasil (Merck, Sharpe y Dohme), y Cervarix (GlasoSmithKline) está recomendada para niñas y mujeres de entre 9 y 26 años, y sólo protege contra los tipos 16 y 18 del VPH, y no contra otros tipos de virus – que se contagian por vía sexual o por transmisión vertical entre madre-hijo - que producen entre el 30 y 40 por ciento de los tumores malignos.

En nuestro país la vacuna cuenta desde 2006 con la aprobación de la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT), y hasta el momento su aplicación es optativa. Pero las dudas acerca de su efectividad se expresaron desde diferentes sectores.

A fines del año pasado el Ministerio de Salud de la Nación y especialistas del Instituto Malbrán advirtieron que las vacunas contra el VPH no son suficientes para prevenir el desarrollo del cáncer de cuello uterino, y señalaron que es fundamental la prevención a partir de la educación sanitaria, la promoción del uso de preservativo y los controles que incluyen el test de Papanicolaou (PAP), método que permite la detección temprana de posibles lesiones.

Tal como lo habían previsto los expertos, los casos de argentinas vacunadas con efectos adversos no tardaron en aparecer: durante 2008, según el Sistema Nacional de Farmacovigilancia, se computaron siete pacientes con cuadros desfavorables, aunque ninguno de ellos fue de gravedad.

Un grupo de ginecólogos de la Universidad de Córdoba, dedicado al estudio de los temas relacionados con el virus del VPH, aseguró que los eventuales efectos de la vacuna todavía se desconocen, y que su efectividad sólo podrá comprobarse dentro de dos o tres décadas. Así lo afirmó una de sus integrantes, Teresita Audisio – que fue consultada para esta nota pero prefirió no prestar declaraciones – en un artículo periodístico publicado por el diario Panorama.com de Santiago del Estero a principios de este año: ''El desconocimiento sobre los efectos de la vacuna se debe a que nunca se hizo un estudio sobre la eficacia de su aplicación en niñas.'' Audisio, además, resaltó que quienes se vacunen deben mantenerse bajo control médico para detectar y atender posibles efectos no deseados.

El virus de las mujeres pobres

Otro punto que alimenta la polémica alrededor de la vacuna contra el VPH en Argentina es su alto costo: cada una de las tres dosis que la componen tienen un valor de 384 pesos. En nuestro país la droga todavía no está incluida en el Plan Médico Obligatorio, y las obras sociales tampoco la cubren.

El costo de la vacuna no es un dato menor, ya que según un informe del Ministerio de Salud, en Argentina la enfermedad mata a unas 2.300 mujeres por año (es la segunda causa de muerte después del cáncer de mama en pacientes menores de 45 años), de las cuales la mayoría son pobres, por lo que no tienen acceso a controles preventivos, y tampoco a la vacuna.

Por ello, ya hay dos proyectos de Ley para que el Estado cubra la aplicación de la vacuna. Uno de ellos pertenece a la legisladora Patricia Walsh por el Movimiento Socialista de Trabajadores (MST), que perdió a su hija de 34 años por este tipo de cáncer en enero de 2008. La otra iniciativa fue presentada por el diputado provincial por el partido Argentinos por una República de Iguales (ARI), Dr. Fernando Urbano.

Las desigualdades en cuanto a las posibilidades de acceso a la vacuna también las sufren otros países de América Latina. En un informe publicado durante el 2008, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en todo el continente alrededor de 27.500 mujeres mueren cada año a causa de VPH, mal que es definido por la organización como ''una enfermedad de inequidades que afecta desproporcionalmente a mujeres pobres.'' Así, la tasa de mortalidad es 7 veces mayor en América Latina y el Caribe que en Canadá y Estados Unidos. En un ranking de los treinta países latinoamericanos con mayores índices de mortalidad, Bolivia, Haití y Paraguay se ubican en los primeros tres lugares, y la Argentina ocupa el número 23 (se calcula que entre 5 y 6 argentinas mueren cada día a causa de la enfermedad, unas 2.300 al año).

En otras latitudes

En Estados Unidos, entre 16 millones de mujeres vacunadas hubo alrededor de 10 mil que presentaron cuadros de lipotimia, mareos, fiebres y desmayos, y un 6 por ciento de los casos fueron calificados como graves. En España, según una nota publicada en febrero de este año por el diario El País, se distribuyeron 1.146.000 vacunas en los últimos dos años, y se notificaron 103 casos de efectos adversos, de los cuales 35 fueron severos e incluyeron convulsiones.

De cualquier modo, y más allá de la polémica, en ambos países las condiciones para acceder a la vacuna son más favorables que en nuestro país. En España la droga del VPH integra el calendario de vacunación oficial desde 2008 entre niñas de 11 a 14 años, y en Estados Unidos su costo apenas asciende a 130 dólares.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Mendoza: Un drama social, en la cara de todos

Soledad Blat - Florencia Manzur (MDZOL)

Dos periodistas investigaron la trama del aborto en Mendoza. Médicos que cobran $5.000 y parteras que hacen "el trabajo" por $200. El debate ético y la polémica, y los peligros a los que se someten miles de mujeres. El Estado mira para otro lado.

“Si a vos te pasa algo yo no me hago responsable, vos a mí no me conocés”.

Esta frase, pronunciada por un médico que practica abortos ilegales en pleno centro de la ciudad, suele ser la despedida que reciben las decenas de mendocinas que toman la decisión de interrumpir su embarazo.

Desprotegidas por la ley y por el Estado, aquellas que llegan a la determinación de abortar se encuentran solas ante una decisión que marcará sus vidas para siempre.

Sin embargo, los abortos clandestinos son moneda corriente: hoy, a cualquier mendocina que quiera realizarse esta intervención sólo le basta con hacer dos o tres llamadas telefónicas para llegar a la puerta de un médico o de una partera dispuestos a concretarla.

La profesionalidad del médico, y con ésta, los riesgos del proceso, dependerán de la condición económica de la mujer en cuestión.

“Yo no atiendo a mujeres jodidas”

Tras realizar sencillas averiguaciones MDZ llegó a un departamento ubicado en pleno centro de Mendoza, sobre la calle Colón, que funciona como un consultorio y que a simple vista se parece a cualquier otro. Hay sillas, cuadros y hasta un televisor para entretener a quienes esperan.

“Pasen ustedes, las que llegaron últimas”, indica la enfermera que minutos atrás cobró $50 en efectivo sólo por la consulta. Tras recorrer un corto pasillo el médico, al que llamaremos Carlos, de unos 60 años y con “vasta experiencia” en el tema, abre la puerta de un pequeño consultorio.

Sin tomar nombres, apellidos ni pedir ningún tipo de identificación, el médico pregunta con la soltura que sólo pueden generar la práctica y los años en el negocio: “¿De cuánto estás?”.

Tras oír la respuesta, el profesional hace sus propios cálculos y explica cuánto, según el grado de gestación de la paciente, será el costo que tendrá el aborto.

Estimativamente, la interrupción de un embarazo de casi cuatro meses cuesta $5.000 mientras que si es de menos tiempo puede salir $3.000. Los pagos son siempre en efectivo y antes de la intervención.

“Yo ahora te tengo que revisar, si yo no te reviso no te atiendo porque yo ahora me doy cuenta si vos una mina jodida o si sos nerviosa. Si sos nerviosa yo ya sé que no te puedo atender. Además, yo me tengo que fijar si estás en condiciones físicas para someterte a la operación”.

Si el cirujano, como él mismo se define, entiende que la mujer es apta para la intervención, pasa a explicar, de forma muy expeditiva, el procedimiento.

“Vos venís un día antes de la operación para que te prepare y vamos a demorar unos 15 minutos. Al otro día ya te duermo y solucionamos esto, mi trabajo dura unos 20 minutos, pero yo te tengo en observación unas dos horas para ver cómo evolucionás y después ya hacés vida normal”. La preparación, consta de la colocación de dos inyecciones.

Entonces llega el momento de “cubrirse” y, sin pelos en la lengua, el profesional pregunta:

- ¿Vos con quién vivís? Porque si no saben en tu casa que estás embarazada, el día de la preparación te tenés que ir a dormir a otro lado porque si hay complicaciones y sospechan de esto nos clavan una denuncia y vamos presos vos y yo.

A continuación, aclara en forma tajante: “Esta operación es entre vos y yo, si a vos te pasa algo yo no me hago responsable, vos a mí no me conocés”.

El comportamiento del médico responde a que, según el Código Penal, en Argentina sólo son legales aquellos abortos que se ejerzan, primero “con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios” y, segundo, “si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.

De cualquier otra forma, esta práctica es ilegal. Si se realiza sin el consentimiento de la mujer, la pena es la reclusión -que puede ir de tres a diez años-, mientras que si se obra con consentimiento, la misma es de uno a cuatro años.

Si el imputado no cuenta con antecedentes es probable que hasta quede libre. Sin embargo, según reza el texto “el máximum de la pena se elevará a seis años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer”.

En el caso de quien se somete al proceso, las consecuencias legales son “prisión de uno a cuatro años a la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare”, aunque hay que tener en cuenta que se trata de un delito excarcelable.

El final de la consulta es un reflejo de la magnitud del negocio.

- Por el estado de avance del embarazo, son cinco mil pesos.

-¡¿Cinco mil pesos?!

- Mirá, a mí me da lo mismo si te lo hacés o no. Yo ya soy rico, vos fijate. Apurate porque estás al límite.

Parteras: la opción de las que menos tienen

Las mujeres de menos recursos también tienen la opción al alcance de la mano si quieren practicarse un aborto con alternativas de menor costo. Pero que acarrean mayor riesgo. Esta alternativa es la que ofrecen las parteras.

Quienes más saben del tema, opinaron que recurrir a una partera en estos casos es como “ir a un arquitecto para operarse de una apéndice”. No obstante, es la opción más elegida por las mujeres mendocinas de menor poder adquisitivo.

Esto se debe a que los precios son mucho más bajos que los que “cobra” un médico cirujano: la tarifa en este sector parte de los $200 en adelante, dependiendo del caso y del avance del embarazo.

Las parteras trabajan por lo general en los barrios más humildes, aunque también hay quienes asisten a las viviendas particulares de las mujeres que buscan un aborto, lo que si bien garantiza privacidad no asegura un ambiente propicio para una intervención de este tipo.

Según explicó a MDZ un médico ginecólogo de experiencia, en esta franja las interrupciones no siempre se realizan a través de un legrado. Sino que en muchas oportunidades se utilizan métodos que perjudican directamente la salud de las mujeres.

Algunos de ellos se basan en la utilización de mezclas de hierbas, sondas para interrumpir la gestación y elementos punzantes.

Otra opción, según señaló el mismo profesional, consiste en la colocación de una o dos pastillas en la vagina que producen una gran dilatación en el útero provocando la pérdida del embarazo. Esta medicación se vende en farmacias y es recetada para enfermos de artritis o artrosis.

Consultados por este diario, algunos profesionales llegaron a admitir que en varias ocasiones se han encontrado abortos ocasionados por este medicamento y que, por lo general, no pudieron distinguir en consecuencia entre un aborto espontáneo y uno provocado.

Con estos síntomas muchas mujeres arriban a las guardias de los hospitales públicos sin querer dar explicaciones de lo que en realidad les pasó.

Ninguno de los dos panoramas previamente descriptos -el de un médico que atiende en pleno centro y el de una partera de un barrio humilde- ofrece algún tipo de contención emocional una vez terminado el procedimiento.

En la calle se lo define como “hacerse un trabajo” y para muchos es precisamente eso, ir a “solucionar un problema”.

Todas las fuentes consultadas coincidieron en que éste es un gran negocio que deja mucho dinero y ninguna consecuencia legal.

El aborto que existe en Mendoza y también en la Argentina

Según el libro La práctica del aborto en la Argentina en el país se producen entre 450.000 y 500.000 abortos por año.

De acuerdo al médico Carlos Cardelo, ex director de Maternidad e Infancia de Mendoza durante la gestión de Julio Cobos, esta realidad no ha cambiado.

En nuestra provincia se realizó entre los años 2000 y 2004 un estudio que reveló que en ese tiempo, egresaron del sistema de salud público 13.047 abortos entre espontáneos y provocados. De esa cantidad hubo 14 muertes de mujeres.

“Podrá parecer poco, pero en realidad Mendoza está por encima de la media calculada”, aseguró Cardelo.

Según organizaciones internacionales, cuando el aborto es practicado en ámbitos seguros cada 100.000 casos debe haber una sola muerte. En Mendoza se calculó estimativamente que había 107 muertes cada 100.000.

De este modo y según otros datos aportados por la legisladora Mirta Díaz, la segunda causa de muerte materna en la provincia es por abortos mal realizados.

Para evitar este mal, hace poco la diputada consiguió la aprobación de un protocolo que indica cómo tratar a quienes arriban a los hospitales con indicios de haberse practicado un aborto.

Ahora no estamos mucho mejor que antes. Según datos más recientes de la Dirección de Maternidad e Infancia, la realidad sigue siendo similar a la de 2004.

Por año, egresan del sistema de salud provincial unos 3.000 abortos entre espontáneos y provocados. Actualmente estas cifras no están diferenciadas porque “cuando la paciente llega a la guardia es virtualmente imposible comprobar si se trata de un aborto provocado o no”, como revelaron desde el área de Obstetricia del Hospital Laggomagiore.

El debate sigue abierto

Son muchas las voces que están a favor y en contra del aborto. Carmen Argibay, ministra de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, opinó hace poco del tema. “No soy abortista, sólo quisiera que nadie tenga que ir a hacerse un aborto porque es un trauma muy grande. Lo que quiero es que no sigan muriendo las chicas pobres por estar embarazadas, que se hacen un aborto clandestino en las peores condiciones. Hay que educar para que no haya abortos no queridos, y cuando no hay otra salida, que se pueda hacer en las mejores condiciones. Para una chica violada, a la que no dejan abortar, o que tiene que abortar en situación de peligro para su vida, tener esa criatura es condenarla”.

En Mendoza desde el programa Juana Azurduy defendieron esta práctica al decir que la “mujer tiene derecho sobre su cuerpo y sobre todo cuando no desea un embarazo”. Esto opina Silvina Anfuso de Juana Azurduy, entidad que no sólo asesora a mujeres con ésta problemática sino que también contiene a aquienes son víctima de violencia familiar, entre otras cosas.

Aída Kemelmajer de Carlucci, ministra de la Suprema Corte de Mendoza. “La interrupción del embarazo no debe ser un tema penal, en mi opinión debe despenalizarse. Yo estoy de acuerdo con el proyecto que existe a nivel nacional para legalizarlo. Hay que generar la infraestructura necesaria para aquellos casos en que el Código Penal lo permite y así esas mujeres puedan ser recibidas y no se tenga que recurrir a un aborto clandestino”.

El Estado provincial baja la mirada

Ríos de tinta podrán escribirse a favor o en contra de esta práctica, que cada tanto pasa a ser noticia de tapa ante un hecho lamentable como la muerte de Romina Gélves. Aunque esto dure sólo por unos días, hasta que otro acontecimiento lo desplace a un segundo plano.

“El tema del aborto es un debate que hay que darlo en la sociedad y que está pendiente”, en este punto coincidieron el doctor Cardelo y Silvina Anfuso del programa Juana Azurduy.

Sin embargo, actualmente en Mendoza los abortos se practican a la vista de todos y de un Estado que prefiere mirar hacia otro lado y, al menos, regular sobre una situación que pone en peligro de muerte decenas de mendocinas por día.

El propio Gobierno local es, quizás, un ejemplo de esta situación. El ministro de Salud, Sergio Saracco, evitó hablar de este tema ante la consulta de MDZ. “De eso no va a hablar”, dijo la vocera del funcionario.

Más allá de las veces que el propio gobernador Celso Jaque se manifestó en contra de la legalización del aborto, Cristian Racconto salió a militar esta postura en las últimas horas.

El vicegobernador participó el viernes en el acto que se llevó a cabo en la Plaza Independencia para celebrar el “Día del Niño por Nacer” y se juntó con unas 500 personas de distintos credos religiosos y ateos que condenan la práctica del aborto.

Racconto, fue crítico con quienes "sólo opinan y no están convencidos de nada", aunque sea el propio Estado al que pertenece el que, ante esta realidad, desvía la mirada.

La experiencia de Clara: “Es algo que no se lo deseo a nadie”

Clara (nombre ficticio de una jóven que brindó su testimonio para este reportaje ) tiene 30 años, es mendocina de clase media acomodada y carga con una historia de tres abortos.

El primero tuvo lugar a los 23 años y el último a los 26. En las tres oportunidades, tenía un mes de embarazo.

Los dos primeros se los hizo un médico ginecólogo en un consultorio en pleno centro de Mendoza.

“Cuando le comentás a alguien de tu embarazo y la posibilidad de abortar, salta mucha gente que ha pasado por lo mismo y te asesora, te dan nombres de médicos que operan y así te vas informando”, explicó Clara.

“Las dos primeras veces fue bastante normal: primero pasé por una consulta, me chequeó y se aseguró de que estaba embarazada. Fui un día antes de la operación y el médico me introdujo una pastilla que me provocó, durante la noche, contracciones y pérdida. Me sentí mal, tuve dolores, pero el médico me lo había anticipado”, aseguró.

“Al día siguiente nos reunimos en un consultorio cercano (al que hizo la consulta), donde no había nadie más que el médico y una enfermera. Fue algo muy privado, me durmió por completo y habrá pasado cerca de una hora hasta que me desperté”.

Cuando el médico chequeó que todo estuviera bien, ella se levantó y se fue. “Apenas me desperté estaba sola y lo primero que quise hacer fue irme lo antes posible. Es algo que no se lo deseo a nadie, te juro que no pasás un buen momento”. A los pocos días volvió a pedido del médico para un nuevo chequeo. Pagó en efectivo y no recuerda que haya sido caro.

En los dos primeros casos, no firmó nada, fue todo muy prolijo y la hicieron sentir muy bien en todo momento. “Sabés que estás haciendo algo que no está bien y que es muy cuestionado y en ningún momento me sentí discriminada ni juzgada por el médico. Siempre fue muy respetuoso. Cuando volví la segunda vez, hasta atemorizada por lo que me iba a decir, ni se acordaba de mí”.

En el tercer intento de aborto, la situación fue más dura. “El médico que me atendió no me hizo un previo chequeo, confió en mi palabra de que estaba embarazada. Cuando llegué la sala de espera estaba llena de gente. Había mujeres con sus parejas, algunas muy jóvenes, otras no tanto. Algunas con estado de embarazo avanzado y otras como yo. Mujeres de todas las clases sociales. En ese momento, te ponés a hablar y cada una cuenta su caso”.

“Cuando me llamaron por mi nombre, el médico me hizo firmar una constancia de que estaba embarazada y que tenía pérdidas; era su manera de protegerse. Luego me dio una receta y mi novio fue hasta una farmacia para comprar un antibiótico para prevenir posteriores infecciones. Después me adormecieron completamente para comenzar la operación. Eran abortos serializados, uno atrás de otro, toda las mujeres juntas, no había privacidad”.

Luego de la operación “aparecí tirada en un colchón en el piso de otra sala desnuda, tapada con una sábana y un pedazo de algodón en la vagina. Alrededor mío había varias mujeres más en estado de recuperación post anestesia. Me levanté rápido, me fui y tuve que hacer reposo en la casa de mi novio porque no me sentía bien”.

El relato de esta mujer podría extenderse a todas las que han pasado por situaciones similares. “En los tres casos dudé en hacerme el aborto. Hoy me siento muy culpable y tengo miedo de no poder quedar embarazada. Siempre me gustaron los niños y siempre quise tener un hijo y hoy sé que quiero tener uno, hoy lo deseo”.

Para Clara es indispensable que haya una ley que proteja a las personas. “Es tu cuerpo, tu vida y si tomás esa decisión tenés que tener un método legal más cuidado”.

Tras hablar de las experiencias en sí, Clara relató que pasado el tiempo nunca terminó de recuperarse totalmente a nivel personal. “No he podido borrar el tema completamente, no es tan fácil. No hice terapia. Tal vez una contención terapéutica sería ideal. Si existiera una ley esto podría contemplarse porque es necesario. Anímicamente lo pasás muy mal. No pensás en muerte, pensás en vida. Cualquier cosa, pasar por una casa de ropa de bebé, ver otros niños, etcétera, te lleva a pensar cómo hice esto y te volvés loca. Pero en los tres casos, sentí que fue la mejor decisión”.

Colaboración periodística: Florencia Da Souza.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco: Capitanich respondió al Centro Mandela. “Acá no hay que discutir el número de casos”

CHACO DIA POR DIA

El Gobernador del Chaco salió al cruce de afirmaciones del coordinador del Centro Mandela, Rolando Núñez, que denunció que se habría llegado a un pico de 11.363 casos de dengue en la provincia.

En declaraciones a Radio Génesis, Jorge Capitanich comenzó explicando: “No puedo interpretar cuál es la metodología que aplica Rolando Nuñez, y cuál es el sistema de registro y contabilización. Supongo que habrá hecho una auditoría detallada de cada una de las planillas de cada uno de los centros de salud, habrá hecho una verificación correspondiente de cada una de las planillas atendidas por cada uno de los centros privados y habrá hecho una verificación detallada de cada una de las personas que pudo haberse automedicado. Y eventualmente hay que ver exactamente cuál es el mecanismo de registro, acá no hay que discutir el número de casos si o no, hay que ser serios desde el punto de vista de la producción de la información. Lo que nos hemos planteado es seguir la metodología de divulgación conforme a la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación”.

El mandatario chaqueño advirtió: “Por tanto, se informa respecto de casos sospechosos, casos atendidos por síntomas febriles, los que están rechazados, los que están confirmados, los confirmados por nexo epidemiológico, etc. No hay otra metodología más adecuada que ésta. Que existen personas con síntomas febriles que han sido atendidos, ha habido y esos casos pueden ser reiterados, porque es posible que una sola persona pudo haberse atendido dos o tres veces. Por eso es que hemos advertido que esa es la metodología recomendable para la divulgación de datos y es lo que hemos hecho”.

Consultado acerca de ¿qué hacer en estas circunstancias?, precisó Capitanich: “Se identifica el foco viral se determinan los mecanismos de fumigación individual, los mecanismos de utilización de máquinas pesadas para la fumigación de calles, los mecanismos de provisión de medicamentos y el refuerzo de guardias médicas para atención. Y eso es lo que estamos haciendo y nos obliga a seguir trabajando hacia adelante, tener la identificación de cada caso”.

Con respecto a la utilización del tema, Capitanich consignó: “Es un tema que pretende politizarse en forma sistemática y permanente. El dengue no es provocado por una gestión de gobierno, es trasmitido por un mosquito a través de un sistema de producción en larvas. Lo que nosotros hacemos es el máximo esfuerzo, por eso, pretender utilizar la problemática para imputar a un gobierno me parece increíble, pero estamos acostumbrados a eso, pero tenemos que ser perseverantes a pesar de todo”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Corrientes: Salud detecta 6 nuevos casos de dengue

MOMARANDU

El área de Epidemiología del Ministerio Salud Pública informó que el Laboratorio Central de la Provincia detectó 4 nuevos casos autóctonos de “dengue”, que como anteriores también provendrían del Barrio Progreso de la Ciudad de Corrientes, y 2 importados, por lo que el número de afectados a 26, -15 autóctonos y 11 “importados”.

El director de Programas de Salud Pública, Juan Antonio Pascual, dijo que “dados los últimos casos autóctonos que provienen del barrio Progreso, mañana, en horas de la mañana, se dispondrá un intenso operativo de fumigación casa por casa y desde las calles, en la zona”.

El profesional se refirió así a los despliegues de fumigación focal (dentro de las casas), perifocal (en alrededores de la casas) y espacial (desde las calles del barrio), tareas que serán ejecutadas por personal especializado de la subdirección de Zoonosis y Control de Vectores de la Provincia, a cargo de Karina Ramos.

Desde el área de Epidemiología, a cargo de Angelina Bobadilla, se procederá durante el bloqueo de foco del barrio Progreso a la búsqueda de febriles, de modo de registrar posibles casos de dengue.

En otro orden de cosas, ya sobre el operativo “Corrientes sin dengue”, Pascual adelantó que “mañana se continuará con el descacharrizado en el barrio Molina Punta y con el tratamiento espacial (fumigación) en el barrio Apipé”.

La Provincia, una vez cumplidas las tareas de combate al mosquito transmisor, el Aedes aegyoti, en los barrios de la zona Sur de la Capital, por estos días se procede al tratamiento preventivo en la zona Norte de la ciudad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Los casos autóctonos de dengue dispararon el temor en Aguilares

PRIMERA FUENTE

Tal cual se preveía, ya hay mosquitos aedes aegypti infectados en Tucumán, lo que potenció el alerta en todo el Sistema Provincial de Salud (SIPROSA). El ministro de Salud, Pablo Yedlin, indicó que todos los casos sospechosos son tratados como positivos. En Aguilares los repelentes se agotaron en las farmacias.

En la edición del viernes de primerafuente se anticipó que, de acuerdo al pronóstico de los especialistas, era cuestión de tiempo que en la provincia aparecieran los primeros casos de dengue autóctonos, o sea personas contagiadas sin moverse de la provincia, lo cual indica que fueron picadas por mosquitos Aedes Aegypti infectados dentro de los límites provinciales.

El domingo, el ministro de Salud Pablo Yedlin adelantó que en la ciudad de Aguilares se detectaron dos personas con síntomas de la enfermedad tropical, que tuvieron el triste privilegio de abrir la lista de contagios locales. La novedad no tomó por sorpresa a las autoridades del Sistema Provincial de Salud (Siprosa), en realidad estaban a la espera de la misma sobre todo por la gravedad de la situación en las fronterizas Catamarca y Salta.

Varios equipos técnicos del ministerio de instalaron en la ciudad del Sur para seguir de cerca la evolución de la “epidemia” según la calificación que dieron los expertos. Inclusive Yedlin dijo que todos los casos en tratamiento serán tratados como dengue, sin esperar la confirmación de las pruebas de laboratorio.

"Tenemos, en estos momentos, 69 casos en total, 10 de estos ya descartados y el resto está en estudio o confirmándose, pero dos de los confirmados en el primer análisis serían autóctonos porque son dos personas de un barrio en Aguilares que no han viajado fuera de la provincia", aseveró el funcionario.

Además, las autoridades no quieren que se cree una sicosis colectiva, motivo por el cual todos los días, a las 18.30, se brindará un parte de prensa con información actualizada sobre la cantidad de casos en estudio y las medidas preventivas que se implementarán. En muchos está fresco el recuerdo de lo que pasó en Chaco, donde se hablaba de unos pocos enfermos y con el correr de los días aparecieron miles de contagiados dejando al desnudo una clara intención de ocultar las cifras.

Ayer se vivió una jornada plena de nervios, ya que decenas de personas literalmente corrieron a los centros asistenciales ante la supuesta aparición de síntomas relacionados con el dengue, como fiebre alta, dolores de cabeza, musculares y de articulaciones o erupciones en la piel en algunos casos. Los médicos de la zona, mediante programas radiales de la zona, llamaron a la población a mantener la calma y extremar las medidas de prevención, que básicamente apuntan a terminar con el vector transmisor (el mosquito), como así también a evitar las picaduras, lo que motivó que en las farmacias prácticamente desaparecieran los repelentes.

Hay cuatro variedades y algunas pueden llegar a ser fatales

El Sistema Provincial de Salud recomendó extremar las medidas de higiene y seguridad en el hogar, evitando la acumulación de agua en recipientes durante varios días, cambiando una vez a la semana el agua de las piletas de material, entre otros puntos, para evitar la aparición del mosquito que transmite la enfermedad.

El dengue es una enfermedad vírica febril y aguda que se caracteriza por comienzo repentino. La fiebre puede durar de tres a cinco días (rara vez más de siete días). Cefalea intensa, mialgias, artralgias, dolor retroorbital, anorexia, alteraciones del aparato gastrointestinal y exantema. En el dengue hemorrágico se presenta un incremento en la permeabilidad vascular, manifestaciones hemorrágicas graves y afectación de órganos específicos.

La recuperación puede acompañarse de fatiga y depresión duraderas. Son frecuentes la linfadenopatías y la leucopenia con linfocitosis relativa; con menor frecuencia se observan trombocitopenia (menos de 100 000 plaquetas por mm3).

Las epidemias tienen carácter explosivo, pero la tasa de letalidad es muy baja, siempre que no aparezca el dengue hemorrágico. El agente etiológico es el virus dengue DEN-1, DEN-2, DEN-3 ó DEN-4, pertenecientes al grupo de los Flavivirus.

El modo de transmisión es por la picadura de mosquitos urbanos infectantes, principalmente Aedes (Stegomyia) aegypti. La hembra del mosquito es hematófaga diurna con mayor actividad de picadura dos horas antes del amanecer y durante el atardecer.

El período de incubación es de 3 a 14 días, por lo común de 7 a 10.

No hay un tratamiento específico para los casos, no requieren aislamiento, ni desinfección concurrente.

Las medidas preventivas se centran en la educación a la población sobre el modo de transmisión, la protección individual con repelentes en las horas claves, la destrucción de criaderos, la protección de viviendas con tela mosquitera.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El dengue puede transformarse en endemia continental

ECUPRES

El dengue puede pasar a ser una endemia continental alimentado por el cambio climático, el crecimiento poblacional, la pobreza, el hacinamiento en las ciudades y el aumento de la movilidad humana.

Esa perspectiva se desprende de las informaciones suministradas a PE, en las que se recuerda que en 2007 provocó una epidemia histórica en Paraguay, en 2008 Brasil fue sacudido por el virus, en 2009 Bolivia vive la mayor epidemia en 20 años y estudia declarar el estado de “desastre nacional” y que Argentina sufre el mayor brote epidémico de dengue en la historia del país con miles de afectados en Salta, Chaco y Catamarca y su expansión en el norte y centro del territorio.

El transmisor del virus es el mosquito Aedes aegypti que pone sus huevos en agua limpia, de lluvia o de riego, que se junta en recipientes de basura presentes en los patios y el ambiente peri-doméstico.

En Tartagal, Salta, a causa del alud ocurrido hace pocas semanas, se detectaron las primeras muertes por dengue en su variedad hemorrágica en el país. Allí el gobierno implementó la limpieza de patios, casa por casa, como única medida efectiva a mediano y largo plazo para liberarse de los criaderos de los mosquitos que transmiten la enfermedad.

En Catamarca se decretó la emergencia sanitaria y se comprobaron 471 casos de los 3.000 a 4.000 sospechados de dengue. En la provincia del Chaco hay 1.100 casos confirmados aunque se comenta que un informe reservado contaría con 11.500 casos y que el intendente de Charata, centro-oeste de la provincia, habría atestiguado que en su ciudad hay 6.000 enfermos.

El mosquito transmisor del dengue tiene casi infinitos lugares en los cuales ubicarse. Ellos van desde los tachos, aljibes, a los tanques de agua sin tapa, floreros de cementerios, desarmaderos de coches y en las lonas de los camiones. Así es que la responsabilidad de su eliminación tiene un gran componente de decisión personal, familiar y de la comunidad que debería organizarse para erradicar los criaderos. Es decir, la acción contra el dengue no es solo responsabilidad de las autoridades sanitarias

El dengue denominado “clásico” se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti, que se propaga durante la temporada lluviosa. El nicho ecológico que explotan las larvas de estos mosquitos, Aedes aegypti y también Aedes albopictus, son recipientes con pequeñas cantidades de agua sobre todo en lugares sombreados: por ejemplo jarras, floreros, baldes, platos de macetas y otros objetos conteniendo agua en jardines, patios y descampados.

Aunque Aedes aegypti puede alimentarse en cualquier momento, suele picar con más frecuencia al amanecer y al atardecer. Los síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza y espalda, vómitos y erupciones cutáneas. Una segunda picadura, que transmite una cepa distinta, puede derivar en dengue hemorrágico. El dengue se cura si se atiende a tiempo y se reposa, pero puede ser mortal en su variante hemorrágica.

Hasta hace unos años se hallaba extendida en Asia, Oceanía, partes de Australia, el Caribe, América Tropical y África. Ahora en Sudamérica se expande hacia el sur. Dada esa movilidad se lo categoriza como “un buen viajero”.

La reproducción y proliferación aumentan en condiciones térmicas que excedan los 25º C, por lo que el calentamiento terrestre produce el efecto de la expansión del área y el de la multiplicación. Entre las medidas de prevención se encuentra el llamado de atención cuando las temperaturas exceden los 15 ºC.

Tras haber sido erradicado en la región en la década de 1950, en los últimos 30 años el dengue experimentó fuertes brotes cíclicos que se repiten cada vez con más frecuencia. Amenaza a toda la región. Para su erradicación un punto clave es el saneamiento del ambiente para lo cual se necesitan cambios de actitud en la población que llevan tiempo y exige fuertes acciones de educación. Se afirma que mientras no se produzca ese cambio existirá el riesgo de tener al dengue como algo endémico.

Nota. La información técnica y de diversos medios de comunicación fue suministrada por el Dr. Alfredo Salibián, prestigioso investigador y defensor del medio ambiente, miembro del Conicet, residente en Buenos Aires, Argentina.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Resolución del X congreso Nacional Extraordinario de FeTERA: "La Argentina puede tener energía barata"

La Argentina puede tener energía barata, porque tiene recursos energéticos propios, desarrollo técnico, y mano de obra calificada, formada a partir de 80 años de soberanía energética.

Ante los aumentos de las Tarifas eléctricas

Que no ha habido inversión por parte de las concesionarias privadas, amparadas por el Estado cómplice.

Las inversiones en el sector energético, se concentraron desde el gobierno de Carlos Menem a la fecha, en exportar petróleo y gas y en construir generadores que utilizan hidrocarburos como combustibles. Malgastando las reservas de gas y petróleo; acumuladas con gran esfuerzo, por Gas de Estado e YPF.

No se construyeron represas, centrales nucleares, y los generadores eólicos constituyen una rareza tecnológica y turística.

Esta política de saqueo, ha convertido a la energía, en un recurso, que hoy es caro y escaso.

El gobierno nacional, invierte mas de 15.000 millones de pesos anuales para sostener, en definitiva, las ganancias y las políticas de las empresas energéticas, casi todas extranjeras y exportadoras además de las rentas que obtienen; sin resolver problemas como el de la falta de abastecimiento de gas natural a la mitad de los habitantes argentinos, el de la construcción de generadores con combustibles mas baratos o la reducción sustancial del precio interno de los hidrocarburos, que encarece enormemente el valor final del kilowatt.

Durante más de quince años, las empresas de la energía recaudaron muchos millones de dólares, y no realizaron las obras que dicen que quieren hacer ahora, aumentando las tarifas.

Que el aporte permanente de fondos a las empresas privadas, ya sea a través de subsidios o de aumento de tarifas no tiene una explicación lógica y constituye un robo al pueblo.

El gobierno nacional ha modificado su política de subsidios hacia la denominada “garrafa social”, y hacia las generadoras térmicas, aumentando tarifas finales en todo el país.

Por una vía u otra la sociedad argentina, asegura la tasa de ganancia de las empresas, que por otro lado deberían ser sometidas a discusión pública, como se hace con el salario mínimo, vital y móvil.

La suma de esos subsidios supera los 15.000 millones de pesos anuales, sin contar las obras realizadas con distintos fondos especiales y fideicomisos que periódicamente y a lo largo de la última década el Estado ha realizado y realiza.

Estos aportes constituyen una irracional transferencia de riqueza hacia sectores económicos que no crean trabajo, no invierten en relación a sus ganancias, tienen el derecho a disponer libremente de nuestros recursos naturales y al no explorar para descubrir nuevas fuentes de gas y petróleo, condenan el futuro de la energía argentina a una situación de dependencia, muy complicada, en un mundo donde los combustibles comienzan a ser considerados en el marco de la seguridad nacional.

No es cierto que las tarifas finales de electricidad y gas debían ser aumentadas debido a su bvajo valor en comparación con las de los demás países de la región.

Nosotros decimos que el valor de la energía depende de las políticas que en cada país se dé y del valor económico y social que cada sociedad elabore sobre la energía.

Argentina tiene petróleo, gas, uranio, caídas de agua, zonas de veloces y permanentes vientos, recursos de carbón para doscientos años. También tiene mano de obra calificada y técnicos e ingenieros capacitados.

Lo que no tiene es una política soberana para utilizar todos estos recursos a favor del desarrollo de procesos productivos propios, que además dosifiquen la utilización de las reservas, para garantizarlas durante más años y permitan la creación de conocimientos y tecnologías nuevas que nos lleven a ir reemplazando la actual dependencia del petróleo y el gas, cada día mas escasos, por fuentes energéticas mas limpias y renovables.

La energía la consideran barata, porque la razonan como una mercancía, con valor de cambio internacional. La llaman commodity. Además como la política económica está ganada por el razonamiento neoliberal, los valores de intercambio internacional, los trasladan al mercado interno, aumentando artificialmente su precio local y encareciendo las tarifas finales de consumo.

La Argentina puede tener energía barata, porque tiene recursos energéticos propios, desarrollo técnico, y mano de obra calificada, formada a partir de 80 años de soberanía energética.

La Argentina tiene tarifazos porque está sometida a una política de saqueo de sus recursos naturales no renovables.

La lucha contra el tarifazo es una lucha por la dignidad, la soberanía, y la defensa del salario.

La FeTERA, junto a organizaciones de usuarios, barriales, sociales y políticas ha constituido el Movimiento Nacional Contra el Tarifazo, construyendo organización y aportando conocimiento para clarificar los fundamentos justos y necesarios de esta lucha.

Decimos que es una lucha por la dignidad porque sostenemos que en la sociedad del siglo XXI, no se puede vivir dignamente sin servicios universalizados, en cantidad suficiente y calidad adecuada de electricidad, gas, agua y cloacas.

Que sin estos servicios garantizados las familias retrotraen sus condiciones de vida al siglo XIX o XVIII; y la posibilidad de planificar nuevos sistemas productivos y fuentes de trabajo no está garantizada.

Decimos que es una lucha por la soberanía porque hoy el pueblo argentino, en virtud de la legislación neoliberal vigente no puede decidir libremente que tipo de energía utilizar, cuantos puestos de trabajo crear, como asegura recursos naturales para las generaciones futuras, a que valores y en que cantidades distribuye sus disponibilidades energéticas y como organiza la explotación racional de las mismas.

Además estas incapacidades traban la posibilidad de generar conocimiento ciencia y tecnologías propias.

Decimos que la lucha contra el tarifazo es una lucha por la defensa del salario, porque los valores finales de la energía se trasladan a los precios de la canasta familiar, encareciendo la vida cotidiana; además la inflación, disimulada por la alteración de las estadísticas del INDEC destruye puestos de trabajo y torna exiguo el valor del salario. Reclamamos una política de precios justos, basada en costos locales; y para ello se hace necesaria la recuperación de las empresas de servicios públicos, los recursos naturales energéticos y la renta del sector, a manos del pueblo y el Estado argentinos.

Síntesis de la situación energética

En la Argentina a partir de los ’90 la política que se implementó, con respecto a la energía, fue entregar a corporaciones oligopólicas multinacionales, con la complicidad de ciertas organizaciones sindicales, los recursos energéticos naturales como el petróleo y el gas. En cuanto a la generación eléctrica, un alto porcentaje de la misma también fue sometida al mismo régimen privatizador.

En la actualidad estas políticas se siguen manteniendo pese a que el discurso inicial que dio el gobierno fue el de recuperar los bienes energéticos a manos del Estado como recurso estratégico del mismo. Sin embargo la llamada “argentinización” que se está llevando a cabo consiste en ceder estos recursos a grupos económicos vinculados al poder.

En el ámbito nacional la privatización fracasó. Esto está demostrado claramente por las consecuencias producidas por estas políticas privatizadoras que generaron condiciones de precarización laboral, distribución no equitativa del crecimiento del producto bruto interno e incremento de la pobreza. Este mismo fracaso se ve reflejado actualmente en los países del mundo desarrollado.

Sostenemos que los sistemas energéticos deben ser operados, administrados y regulados por el Estado Nacional a través de una institución autárquica y con amplia participación popular (universidades, usuarios, trabajadores, parlamento, consumidores, etc) para garantizar el crecimiento y coadyuvar a una mejor distribución de la riqueza que permita además un desarrollo sustentable para las generaciones actuales y futuras. Debemos rescatar la capacidad de desarrollo que supimos tener.

Toda actividad vinculada con la generación energética debe llevarse a cabo con los máximos estándares de seguridad compatibles con la protección del trabajador, el público y el medio ambiente. Por otra parte, sostenemos que los recursos acuíferos deben ser considerados como un bien estratégico y por ello preservados.

La energía es un bien estratégico, es sinónimo de soberanía y por lo tanto debe ser siempre política de Estado, independientemente de los gobiernos que se sucedan. Un país es soberano cuando puede manejar sus propios recursos energéticos y es una forma de garantizar equidad social.

Respecto de los recursos naturales energéticos sabemos que Argentina es un país con petróleo, gas, uranio y carbón. No es un país uranífero, petrolífero, gasífero y carbonífero. Esto implica que no cuenta con recursos energéticos ilimitados. En consecuencia, debemos ser contundentes en reconocerlos como propios y recuperarlos para beneficio de nuestro pueblo. Esto requiere decisión, planificación y ejecución, que tengan como meta un modelo de país soberano.

La falta de planes estratégicos y programas lleva a implementar esquemas de emergencia que empeoran la calidad del servicio y tienen un impacto negativo en la economía, el desarrollo de la tecnología, el cuidado del medio ambiente y la calidad de vida de nuestra sociedad.

La demanda eléctrica crece, en promedio, a razón del 5% por año. Esto nos permite aseverar que en los próximos 20 años se deberá contar con más del doble de la potencia actual. Esto implica que es necesario concretar de manera urgente la instalación de un parque generador de 2.000 Mw(e) por año.

La matriz energética debe estar orientada a satisfacer las necesidades reales del pueblo y no de los intereses del mercado. La actual matriz energética es vulnerable y de dudosa sustentabilidad, debido a que el mayor porcentaje de ella está concentrado en los hidrocarburos. Una matriz es menos endeble a medida que cuenta con más diversidad de fuentes de generación, en un porcentaje adecuado a sus existencias presentes y futuras. Debemos tender a tener una matriz energética razonablemente balanceada en cuanto a la diversidad y porcentaje de las fuentes de generación, que abarque los hidrocarburos, la hidráulica, carbón, nuclear y otras fuentes complementarias de generación.

La FeTERA sostuvo, sostiene y sostendrá que la energía es un derecho humano, un bien social y que asegurar su abastecimiento es un problema de todos.

Toda actividad vinculada con la generación energética debe llevarse a cabo con los máximos estándares de seguridad compatibles con la protección del trabajador, el público y el medio ambiente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...