lunes, 13 de abril de 2009

La desprogramación de la Guerra Fría


Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Si bien la reunión del G 20 acordó un plan de rescate de la economía mundial, el evento en Londres del 2 de abril quizás se recuerde más como el comienzo del verdadero descongelamiento o desprogramación de la anterior guerra fría. O la única, para los que sienten que ahora no existe una segunda guerra fría.

La reunión de los presidentes de EEUU Barack Obama y Rusia Dimitri Medvedev, con las declaraciones de un posible plan de reducción de ojivas nucleares, merece una atenta reflexión para no pensar impulsivamente que es el comienzo de la verdadera distensión. Y, por qué no, de la consolidación de un progresivo desarme nuclear, hasta desprogramar las bases de un sistema de relaciones internacionales organizado por la bipolaridad y la guerra fría.

En la práctica, la guerra fría, he insistido en estas notas, es una cultura sistémica que se mantiene y conviene a las estrategias de supremacía a cualquier escala, sea en el conflicto que sea, sustentada por la doctrina de la confrontación y la ruptura. Perfeccionándose en más de 64 años a partir del fin de la segunda guerra mundial ha sido y es un instrumento estelar en el arte de gobernar y proteger el espacio del poder.

Por los movimientos y declaraciones de líderes claves, incluyendo la última del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, - “estamos dispuestos a conversar con el Gobierno de EEUU, en la medida que su nuevo presidente sea honesto y nos tienda una mano” MSBC)- de pronto el mundo pareciera emprender el camino de la negociación.

De ser real este contexto, y en la medida que prospere, el empeño de Corea del Norte por desarrollar su cohetería se podría observar en primera instancia como una iniciativa extemporánea, o también como una demostración del único pragmatismo posible advirtiéndonos de confrontaciones que tal vez no visualizamos, y que un grupo no menor de políticos repartidos por el mundo funcionales a la beligerancia deseara que continuaran.

Congresistas estadounidenses hablando con Fidel Castro, Barack Obama invitando en Turquía a erradicar el prejuicio de la gran división entre oriente y occidente, las declaraciones en la reunión de la OTAN menos compulsivas respecto a los fantasmas de la invasión amarilla o comunista, son algunas actividades impensadas diez o más años atrás.

Desde la perspectiva del capital transnacional podrían interpretarse como indispensables, porque en la suma y resta bajo un ambiente de confrontación que ya lleva más de 60 años desde el fin de la segunda guerra mundial, el costo de administrar el capitalismo ha sino inconmensurable.

Sin embargo, la oportunidad de cerrar definitivamente el capítulo de la guerra fría como paradigma para desarrollar la política, se abre precisamente cuando el sistema ya no da más. Cuando se sienten los síntomas del desgaste de una gigantesca maraña de confrontación en función de la supremacía cuyo costo socioeconómico es insospechado, y es muy probable que les interese a muy pocos abordar. Claramente, el calentamiento del planeta, por ejemplo es uno de los velos que impide racionalizar en forma más completa ese pasado.

De todas formas, las declaraciones de ambos presidentes marcan, -de continuar en acuerdos-, el comienzo de un nuevo proceso para discutir altos niveles de reducción de ojivas en ambos países. Hay que resaltar que este diálogo con mayor voluntad política para un desarme real sucede 18 años después del desmembramiento de la ex URSS, la única potencia que ha enfrentado a EEUU.

En la conferencia de prensa de Barack Obama al finalizar la reunión de los G 20 en Londres, al preguntársele respecto al liderazgo de EEUU, transmitió algunas de sus ideas para la cooperación y la paz: “Pienso que en un mundo tan complejo como se nos presenta, es muy importante para nosotros (EEUU), ser capaz de cultivar la asociación, en vez de solo pensar en dictar soluciones”.

Recurrió al ejemplo de la reunión de Brettonwoods, cuando se abordada la reconstrucción de la arquitectura internacional después de la guerra, señalando que “Ese no era el mundo en que vivimos”, Europa ha sido reconstruida, y tiene poderío; Japón ha sido reconstruido y es una potencia; China, India son naciones en movimiento. Y eso es bueno, son billones de personas trabajando para salir de la pobreza, haciendo que potencialmente en el tiempo exista un mundo más pacífico. Ese es el tipo de liderazgo que necesitamos exhibir, el que ayuda a guiar aquel proceso de integración ordenada, sin perder de vista el hecho de que todo se hace en beneficio de las familias y los niños, que se les están entregando más oportunidades, se les está dando una mejor vida…”.

Para los más optimistas, escuchar las palabras de “un mundo más pacífico que permite salir de la pobreza” aparece como el anuncio de la esperada desprogramación de las bases del mundo bipolar, entroncadas en el poderío bélico nuclear. Aunque parezca demasiado simple, sin armas nucleares, no hay polaridad de ningún tipo.

Con todo, habrá muchos obstáculos. Desde que la historia se pierde en el horizonte, guerra y destrucción han sido ejes naturales de los ciclos transformativos, o más bien, la transformación necesita de ese proceso destructivo de cimientos y de capital humano.

La aspiración bélica nuclear se desarrolló por la inevitable necesidad del sistema bipolar de administrar equilibrios con múltiples posibilidades para tener salvaguardas. Contención o expansión no podían llevarse a cabo absolutamente en forma centralizada y unilateral, y el equilibrio consistía en tener cierta simetría. Así, ambas potencias son cómplices de la proliferación de armas nucleares.

Todavía, frente a la contraída expansión rusa y china, EEUU con la poderosa Alianza Transatlántica continúan teniendo la principal responsabilidad de la polarización como el único paradigma posible para enfrentar el desarrollo y administrar las relaciones internacionales. Hay que destacar que esa prevalencia es apoyada por un sustrato de naciones que se beneficiaron con la guerra fría y que aun sostienen las reglas del juego de un mundo que funciona precariamente en la realidad pos colonial.

La emergencia de India y Pakistán como potencias nucleares se desarrolla bajo el amparo de los poderes centrales. China, aunque elaboró su propia estrategia independiente, sus bases se establecieron con apoyo de la ex URSS. Igualmente en el caso de Francia y Gran Bretaña que desarrollan su capacidad bélica nuclear bajo el alero de la Alianza Transatlántica. Israel no podría haber desarrollado su capacidad tan tempranamente sin la indispensable ayuda de EEUU.

Varias potencias regionales de tipo medio, con poderío nuclear bélico como India, Israel, Pakistán y las con aspiraciones como Brasil, Irán, Sudáfrica e Irán, sentirán el impacto de un acuerdo en el sistema macro de reducción y eliminación eventual de armas nucleares representado por las dos potencias con poderío bélico nuclear mayor.

De llevarse a cabo un acuerdo para erradicar las armas nucleares en un futuro cercano, que son el argumento para sostener el concepto de polaridad, lo que se genera es un sistema descompuesto en múltiples espacios de relaciones entre países en donde las aspiraciones y objetivos fundamentales de los actores, más allá de la cuota comercial, no parecen ser completamente claras.

La voluntad política entre las dos potencias nucleares mayores pareciera estar. Aun así, ¿Están todas las condiciones para que todos estén de acuerdo?

Foto: Gran Bretaña – Encuentro de los presidentes Dmitri Medvédev (Rusia) y Barack Obama (EEUU) en Londres en el marco de la Cumbre del G20. / Autor: Presidencia Rusia


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La hora de la verdad: Obama en la Cumbre de las Américas en Trinidad-Tobago


Atilio Boron

La inminente cumbre de las Américas pondrá a prueba la seriedad de las palabras pronunciadas por Joseph Biden en la “Cumbre del progresismo” que tuvo lugar en Viña del Mar a finales de Marzo. En esa oportunidad el vicepresidente de Estados Unidos dijo que “se acabó la época en que dábamos órdenes”.

Lo curioso es que pese a tan promisorias palabras Biden fue muy enfático al afirmar que continuaría el bloqueo contra Cuba, ya próximo a cumplir medio siglo de vida. ¿Cómo conciliar ambas expresiones? La Casa Blanca dice por medio de su calificado vocero que desea instalar en la región un clima de diálogo, respeto y comprensión; pero, simultáneamente, revela que no está dispuesta a poner fin a un bloqueo criminal e ilegal que ha concitado el repudio universal desde hace décadas. ¿Cuál de estas dos afirmaciones representa la política de Barack Obama hacia nuestra región?

Con su enigmática declaración Biden fortalece la impresión de que más allá de sus encendidas promesas de campaña, sintetizadas en la fórmula “somos el cambio”, la administración Obama no parece demasiado preocupada por diferenciarse de su predecesor. Las grandes orientaciones de la política exterior de George W. Bush gozan de muy buena salud en dos áreas estratégicas de la Casa Blanca: guerra y economía. En la primera, habiendo no solo ratificado en su cargo al halcón Robert Gates como Secretario de Defensa sino también reforzando la presencia militar estadounidense en Afganistán y Pakistán mientras que el prolongado estacionamiento de sus tropas en Irak parece destinada a convertir a ese sufrido país en un eterno enclave neocolonial norteamericano. En lo tocante a la economía, el equipo de asesores y expertos seleccionado por Obama reúne a los cerebros que concibieron y llevaron a la práctica la radical desregulación del sistema financiero de los años noventas causante del fenomenal estallido de la burbuja especulativa en el verano boreal del 2008. Lo que se sabe de gentes como Robert Rubin, Lawrence Summers, Timothy Geithner y Paul Volcker es que los caracteriza una inconmovible fidelidad al neoliberalismo y a los intereses que éste representa: el capital financiero y los gigantescos oligopolios norteamericanos. Su presencia en la nueva administración de los demócratas pone de manifiesto su pertinaz empeño por restaurar la situación existente con antelación al estallido de la crisis, aplicando la misma medicina que ocasionara la debacle actual. Había otros economistas que, desde una perspectiva crítica y a la vez realista, podrían haber asesorado mucho mejor a Obama: mencionemos apenas dos, Paul Krugman, Premio Nobel de Economía en 2008, y Joseph Stiglitz, que obtuvo ese mismo lauro en el 2001. Pero Obama prefirió depositar su confianza en los gastados gurúes del neoliberalismo, con lo que se esfuman las esperanzas de una salida razonablemente civilizada de la crisis actual. El show mediático montado días atrás por el G-20 en Londres no permite pensar en otra cosa.

Bajo estas condiciones las declaraciones del nuevo gobierno estadounidense en el sentido de flexibilizar algunas restricciones en materia de viajes y visitas de familiares a Cuba merecen un aplauso, pero el mantenimiento del bloqueo económico a Cuba es absolutamente inaceptable y debe ser condenado sin atenuantes. Esto señala inequívocamente la magnitud del hiato que separa al Obama de la campaña electoral del Obama ocupante de la Casa Blanca. Agregaríamos: también del abismo que separa las ilusiones de los cultores de la “obamamanía” en muchos países de la región y fuera de ella, principalmente en Europa, de las políticas que aquél está llevando a cabo en su inescapable condición de jefe del imperio. Sus promesas de revisar la política anti-cubana que los sucesivos gobiernos de la Casa Blanca instalaron desde los inicios mismos de la Revolución parecen destinadas a ser llevadas por el viento. Hasta ahora, lo que se advierten son gestos dirigidos a maquillar el bloqueo pero nada más. Un bloqueo que, conviene recordarlo, es económico, comercial, financiero, migratorio (por la canallesca “Ley de Ajuste Cubano”) e informático, impidiendo a la isla acceder a bandas de Internet de alta velocidad.

El terco mantenimiento de esta situación es un síntoma revelador de sorprendentes patologías políticas que entorpecerán la gestión innovadora que debería tener un presidente estadounidense enfrentado a una crisis como la actual. ¿Cuáles patologías? Veamos: en primer lugar, la de una superpotencia imperialista que en lugar de definir su política exterior en función de sus intereses nacionales y criterios globales mantiene una agresiva política hacia un país, Cuba, que de manera alguna amenaza su seguridad nacional. El resultado ha sido la profundización del descrédito de Estados Unidos en la arena internacional, la irritación de los gobiernos y las poblaciones del hemisferio y una sensible pérdida de influencia en la región, puesta en evidencia por el espectacular fracaso del ALCA, ignominiosamente sepultado en la anterior cumbre de presidentes reunida en Mar del Plata en 2005. ¿Cuál fue el pecado de Cuba? Algo imperdonable para los amos del imperio: haber luchado exitosamente por su autodeterminación y por su dignidad, desembarazándose de las cadenas que la aherrojaron primero al colonialismo español y luego al imperialismo norteamericano. Por eso se la castiga brutalmente, como un escarmiento ante su osadía y como una lección para quienes sueñen con imitarla. Pero el tiempo se encargó de demostrar que lo único que logró esa política fue alimentar el sentimiento anti-imperialista de las masas y crear las condiciones para el advenimiento de una pléyade de gobiernos de izquierda y centroizquierda que, por distintas razones, frustraron el “sueño americano” de una América Latina sometida a los designios del ALCA.

En segundo lugar, Estados Unidos se presenta como un curioso país que, por lo dicho más arriba, no tiene una sino dos políticas exteriores: una, para Cuba y otra para el resto del mundo. En materia migratoria, la “Ley de Ajuste Cubano” otorga la green card a cualquier ciudadano cubano que pise suelo norteamericano; para el resto del mundo, en cambio, existen complicadísimos trámites de inmigración. El migrante haitiano, o dominicano, que arriesga su vida atravesando el Caribe en frágiles embarcaciones será hecho prisionero y luego devuelto a su país de origen en caso de ser atrapado; el cubano, en cambio, una vez que pisa suelo estadounidense automáticamente pasa a disfrutar de todas las franquicias que se conceden a los inmigrantes legales. En el caso de la frontera sur de Estados Unidos la persecución a los indocumentados mexicanos o centroamericanos es implacable: no sólo se ha erigido un infame muro en la frontera mexicano-estadounidense; también están la cacería de “la migra” y las masacres de los vigilantes de la frontera, todo lo cual contrasta odiosamente con el trato privilegiado que se otorga a los inmigrantes cubanos. Otro ejemplo de patología política: el Departamento de Estado condena incansablemente al régimen de partido único de Cuba, denuncia los supuestos déficits de su “calidad institucional” y proclama abiertamente la necesidad de producir un “cambio de régimen”, eufemismo para referirse a la concreción de la contrarrevolución. Pero esta política, con su definición de principios, contrasta llamativamente con las fraternales relaciones que Washington cultiva con Arabia Saudita, país en el cual los partidos políticos están prohibidos, el despotismo monárquico es absoluto y la democracia una quimera; contrasta también con las intensas relaciones económicas forjadas con países como China y Vietnam cuyos sistemas de partidos son muy similares al que existe en Cuba. ¿Cuál es la razón de tamaña discriminación, de esta colosal inconsistencia de la política exterior norteamericana? No hay razón alguna; sólo el chantaje de un lobby mafioso ante el cual Washington se postra deshonrosamente.

Tercera patología: el bloqueo revela que Cuba ocupa un lugar especialísimo en el imaginario de la clase dominante estadounidense. Pese al tiempo transcurrido sus integrantes y sus representantes políticos no se resignan haber perdido a Cuba e insisten en recuperarla, en apropiarse de ella apelando a cualquier recurso. Cuba es su enfermiza obsesión, la sienten como un trofeo de guerra –de una guerra donde los patriotas cubanos habían derrotado al poder colonial español y que luego Estados Unidos con sucias artimañas les arrebató la victoria- y en pos de ella son capaces de cualquier cosa. Casi medio siglo de bloqueo es un fenómeno que no tiene parangón en la historia del imperialismo. Imperios anteriores, desde Esparta y Roma hasta hoy, sitiaron por un tiempo algunas ciudades. Pero sostener un bloqueo integral como el que padece Cuba es algo que no tiene precedente alguno en la historia de la humanidad. Constituye una monstruosidad, una verdadera aberración y una imperdonable inmoralidad. El mantenimiento de una política que ha fracasado ostensiblemente, que ha terminado por aislar a Estados Unidos, sólo puede comprenderse como una señal de la decadencia de la clase política norteamericana. Con la inminente reapertura de las relaciones diplomáticas con Costa Rica y El Salvador, Estados Unidos será el único país del sistema interamericano que no tiene relaciones con Cuba. ¿Cómo sostener una política que no sólo ha fracasado en promover el tan anhelado “cambio de régimen” sino que, a su vez, ha convertido a Estados Unidos en una suerte de paria del sistema internacional cuando en la última votación de la Asamblea General de la ONU el bloqueo fue condenado por 185 de los 192 países miembros de la organización?

Por consiguiente, si Obama quiere dar un nuevo comienzo a la relación con América Latina y el Caribe hay un primer paso que es inevitable: debe levantar total e incondicionalmente el bloqueo e iniciar de inmediato conversaciones para normalizar la relación con La Habana. Debe reconocer que Cuba no está aislada y que quien está aislado es Estados Unidos. Con el transcurrir de los años el prestigio de Cuba se ha ido agigantando, porque siendo un país pequeño ha demostrado una notable coherencia y fortaleza en su política exterior. Cuba ayuda más que Estados Unidos a los pueblos de nuestra América y, en general, del Tercer Mundo; lo hace con sus médicos, sus alfabetizadores, sus técnicos, sus entrenadores deportivos y su amplísimo programa de cooperación científica y técnica con unos cien países. Cuba da, mientras Estados Unidos quita. Y la ejemplar resistencia de Cuba le ha granjeado el respeto de la comunidad internacional y, muy especialmente de los pueblos y gobiernos de América Latina y el Caribe, cualesquiera que sean sus orientaciones políticas. Los gobernantes que acudirán a la cita de Trinidad-Tobago no podrán profundizar las relaciones de cooperación con la Casa Blanca en materias como la migración, el narcotráfico, el terrorismo y tantas otras a menos que se remueva de raíz el obstáculo que representa el mantenimiento del bloqueo a Cuba. De lo contrario pagarían un enorme costo político y podrían ser desalojados del gobierno más pronto que tarde. Hay varios ejemplos recientes que ilustran este aserto.

Demorar el levantamiento del bloqueo sólo servirá para perjudicar al interés nacional de Estados Unidos y los de numerosos individuos y empresas de ese país, sacrificados en aras de un lobby como el que aglutina la Fundación Nacional Cubano-Americana que es una verdadera vergüenza para la política norteamericana. Esto se va tornando cada vez más obvio para una parte creciente de la dirigencia política estadounidense. La misiva que el senador Richard Lugar le enviara al Presidente Barack Obama el 30 de Marzo de este año es sumamente elocuente. En ella, el senador por Indiana dice que la política de Estados Unidos hacia Cuba ha fracasado y que, debido a ello, “nuestros intereses políticos y de seguridad más globales” están siendo socavados. Esto requiere una “transición en las relaciones cubano-estadounidenses” y el momento para la misma es ahora: durante la Cumbre de las Américas. Lugar agrega que la política seguida por la Casa Blanca contrasta estridentemente con el acrecentado relacionamiento de los países de América Latina y el Caribe con Cuba. Las recientes declaraciones anunciando planes para restablecer las relaciones diplomáticas con Costa Rica y El Salvador, la serie de visitas a La Habana por los presidentes de Ecuador, Bolivia, Venezuela, Chile, Argentina, Brasil, Haití, República Dominicana, Guatemala, Nicaragua y Honduras y varios más del área del Caribe y la incorporación de Cuba al Grupo de Río demuestran, a su juicio, la soledad en que ha caído Estados Unidos. “El embargo dispuesto sobre Cuba es asimismo fuente de controversias entre Estados Unidos y la Unión Europea, así como en las Naciones Unidas, que ha aprobado una resolución muy ampliamente refrendada por los demás países condenando el embargo de Estados Unidos durante los últimos 17 años. Para el resto del mundo”, continúa Lugar, “nuestro actual enfoque desafía toda lógica: aún durante los momentos más álgidos de la Guerra Fría, los canales diplomáticos directos con la ex Unión Soviética jamás fueron cortados.” Agregaríamos: ¿cómo es posible que Estados Unidos mantenga conversaciones con países como Irán y Corea del Norte y se niegue terminantemente a hacerlo con Cuba? ¿Cómo justificar tan enfermizo empecinamiento?

El mensaje de Lugar es suficientemente claro: en una época de crisis como esta la Casa Blanca no puede darse el lujo de seguir siendo vista con enorme recelo por pueblos y gobiernos de la región. Su credibilidad internacional como una potencia que se ha arrogado la misión de promover la paz, la libertad y la democracia se desvanece irreparablemente por su política anti-cubana, aparte de tantas otras. La intención de Obama de ser visto como una radical renovación de la política norteamericana quedaría como una palabrería vacía de todo contenido si su gobierno no produjese, ya mismo, una radical rectificación de su política hacia Cuba cuyo primer paso es el inmediato levantamiento del bloqueo (que en Estados Unidos prefieren denominarlo mañosamente como “embargo”, concientes del repudio universal que concita esta política). Por otra parte, no debería escapar a la atención de los estrategos norteamericanos que el imprescindible mejoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y los países de América Latina –imprescindible, decimos, dada la inédita debilidad de la superpotencia estancada en aventuras militares sin destino en Irak y Afganistán y brutalmente golpeada por la crisis económica- se vería negativamente influenciado por el mantenimiento del bloqueo. Todos los países de la región, aún aquellos gobernados por partidos o coaliciones de derecha, se han manifestado en contra del bloqueo, y para Washington sería imposible conferirle credibilidad a su promesa de fundar un nuevo patrón de relaciones inter-americanas si al mismo tiempo se preserva una retórica y una política inspiradas en el apogeo de la Guerra Fría. No sólo se perjudican los intereses económicos estadounidenses sino también se atenta contra la credibilidad global de la política exterior norteamericana.

En otras palabras, las buenas relaciones en el ámbito interamericano deberán construirse sobre la base de gestos e iniciativas concretas que demuestren la seriedad de las intenciones de la Casa Blanca, su capacidad real para producir políticas innovadoras y los alcances de su pregonado compromiso con un orden hemisférico basado en el diálogo y el respeto mutuo. Los gobiernos de América Latina y el Caribe que asistirán a la Cumbre de Trinidad-Tobago saben que sin acabar con el bloqueo el nuevo orden que Washington pretende construir será inviable, estará muerto antes de nacer. Pese a su ausencia Cuba tendrá un papel estelar en esa reunión y nuestros gobiernos deberán actuar con gran firmeza y coordinadamente para exigir el levantamiento del bloqueo; de lo contrario serán copartícipes del fracaso, pagando un alto costo en sus respectivos países. En Puerto España Obama se enfrentará a la hora de la verdad. Su conducta en ese cónclave será el test ácido que pondrá de manifiesto si está o no a la altura de los desafíos que le impone la historia. Y esto no sólo en relación a la cuestión cubana sino también ante los gravísimos retos que brotan de la crisis general del capitalismo.

Foto: Estados Unidos – El presidente Barack Obama revisando un discurso. / Autor: Pete Souza – White House


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

G-20: Patacones y blanqueo de capitales


Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

La semana pasada se reunieron con gran pompa, mucha preparación y bastantes expectativas los jefes de Estado de las naciones que forman el Grupo de los 20. Ya lo habían hecho en noviembre pasado, siempre con el objetivo de encaminar la bancarrota capitalista mundial ante la imposibilidad obvia de superarla.

Durante las semanas anteriores al evento, la prensa mundial había descrito una división entre Estados Unidos y Gran Bretaña, por un lado, y Europa, por el otro. La delimitación pasaba, se decía, por el siguiente eje: Estados Unidos pretendía que Europa incrementara los gastos fiscales en las proporciones que lo habían hecho los norteamericanos, a los fines de estimular la demanda. Los europeos, por su parte, reclamaban que se pusiera un límite a las actividades de los fondos especulativos y a las operaciones desde los paraísos fiscales, con el argumento de que habían originado la crisis financiera que desembocó en la crisis mundial generalizada. En realidad, Europa no puede secundar a los Estados Unidos en.

la expansión del gasto fiscal porque no tiene un presupuesto común. Los Estados que la componen no tienen condiciones de financiarlo en forma separada. El Banco Central Europeo no puede jugar el rol de financista que cumple la banca central norteamericana porque, además de no tener como contraparte un presupuesto estatal único, tampoco tiene una moneda que goce de los privilegios de emisión del dólar.

En realidad, esta presentación del problema sólo sirvió al propósito de disimular que el G-20 no tiene las condiciones ni tampoco es el ámbito para tratar el núcleo duro de la crisis: varios billones (millones de millones) de activos y de préstamos invendibles y, por lo tanto, completamente desvalorizados, que los bancos de todas las latitudes -pero especialmente los norteamericanos- tienen en su poder. Estos activos sin valor impiden a los bancos hacer frente a las deudas que han contraído por valores similares. A la larga esto conduce a la quiebra del sistema financiero internacional y al dislocamiento monetario. La caída brutal de la demanda mundial no es la causa de la crisis, sino la consecuencia de la quiebra bancaria. Solamente el crédito que financia el comercio internacional se ha hundido un 90 por ciento. No es de sorprenderse que se prevea la primera caída d! el intercambio mundial en 65 años, en un escalofriante 9 por ciento. El rescate de los bancos quebrados ha sido encarado por cada uno de los Estados nacionales con los métodos que tienen a su disposición. Esencialmente, los bancos centrales han salido a emitir dinero: la Reserva Federal ha expandido el dinero a disposición de los bancos, en menos de un año, de 300 mil millones de dólares a 4 billones - lo que se dice una bicoca. La deuda pública de Estados Unidos se ha ido a los 12 billones de dólares y su déficit fiscal a 1,5 billones al año. Sobre este punto decisivo, el G-20 ni osó meter sus narices.

Cuasi-monedas

Lo que, de todos modos, planeó como una pesadilla sobre la cumbre es la bancarrota de Europa del Este, los países del Báltico y algunos de Asia. Solamente los europeo-orientales tienen un déficit financiero para sólo el año 2009, de 500 mil millones de dólares, entre deuda externa y déficit comercial. Una declaración formal de cesación de pagos sería mortal para muchos bancos occidentales que ofician de acreedores. Los créditos otorgados por los bancos austríacos a sus sucursales o clientes euro-orientales, por ejemplo, equivalen a la totalidad del producto bruto de su país, o sea que no existe la posibilidad de que sean rescatados por el gobierno de Austria. Sin embargo, cuando se tiene en cuenta que las divisas de México y de Brasil requirieron el sostén de la Reserva Federal por 70 mil millones de dólares, es claro que existe una amenaza de cesación de pagos del conjunto de los llamados países emergentes.

A diferencia de crisis anteriores, los agujeros financieros de los países emergentes no pueden ser resueltos por medio de la devaluación de sus monedas. De un lado, porque no existe la posibilidad de que de este modo aumenten las exportaciones, ya que la crisis es mundial, no nacional. Del otro, la devaluación provocaría la bancarrota de capitales nativos y foráneos, lo que acentuaría esta misma crisis. Por último, una cadena de devaluaciones de países emergentes acabaría por dislocar el mercado monetario mundial. Más concretamente, el país con mayor déficit comercial del mundo y con mayor necesidad de financiamiento es Estados Unidos, o sea que el dólar es la moneda cuya valuación es la más artificial del planeta. Esta sobrevaluación del dólar se acentuaría como consecuencia de una cadena de devaluaciones tercermundistas, porque ella provocaría una fuga de capitales a Estados Unidos. Los desequilibrios mundiales se acentuarían y Estados Unidos se chuparía todo el financiamiento mundial disponible, lo que dejaría en la bancarrota al resto del mundo. La política de préstamos que está siguiendo el FMI es contener las devaluaciones monetarias mediante la caída, en términos absolutos, de los salarios y los gastos sociales del gobierno -o sea la deflación monetaria. Lo que pretendió hacer Cavallo antes de diciembre de 2001.

Es precisamente esta absorción del financiamiento disponible por parte de Estados Unidos lo que provocó la mayor fricción con Europa y hasta con China, y hasta una irascible diatriba contra los planes de Obama por parte del presidente rotativo de la Unión Europea.

El G-20 no le encontró una salida o siquiera una contención a esta catástrofe inminente, sino solamente un parche. Para los argentinos es una receta que conocemos de memoria: patacones y blanqueo de capitales.

En efecto, el G-20, con nuestra ‘madame La Presidente', ‘in coda', decidió devolverle la vida al FMI para que pueda emitir una moneda nueva, los llamados Derechos Especiales de Giro (DGR). Los más pícaros disfrazaron este viejo nuevo invento como el principio de creación de una nueva moneda independiente de los Estados nacionales. De acuerdo con esto, el destino de los capitales no lo decidirán, dentro de algún tiempo, los comisionistas políticos de la burguesía de cada país, sino un burócrata multinacional sin amo individualizado. En realidad, el DGR es una moneda que no circula ni tiene respaldo propio, cuya unidad de valor equivale a la cotización promedio de una canasta de monedas. Cada país podría girar sobre ella en una proporción de los aportes que ha hecho en su propia moneda -la mayoría de las cuales no tiene aceptación internacional. Es claro que su circulación no saldría de los tesoros de los bancos centrales y del FMI, pero si se le diera vida libre sería exactamente un patacón o un lecop. La función de los DGR es darle un respiro al dólar y al euro (que ya se han emitido en cantidades descomunales para el rescate de los bancos) para financiar la deuda externa y los déficit de los llamados emergentes. Por ahora serían el equivalente de unos modestos 250 mil millones de dólares, que no cubren ni el 5 por ciento del agujero emergente. Si se los usara en la proporción necesaria, deberían poder circular entre agentes privados, en cuyo caso el mundo tendrá la moneda basura ‘que supimos conseguir'. Mucho antes de eso, sin embargo, el sistema monetario internacional habrá quedado dislocado.

Euroización

La entronización del FMI como una autoridad monetaria internacional y de los DGR como la nueva moneda de cambio y de reserva, es un desatino. Por eso, los más serenos han sugerido, como alternativa, la euroización de toda Europa del Este; o sea, la sustitución de sus monedas nacionales por el euro, como ocurre con Ecuador, por ejemplo, que sustituyó al sucre por el dólar. Se esgrime el argumento de que se disiparía la posibilidad de un default de esos países, porque su deuda podría ser refinanciada en una moneda con respaldo fuerte. Nada parecería más natural que la euroización, dado que esos países ya pertenecen a la Unión Europea. Pero la variante, que tantos adeptos tuvo en el auge de la dolarización, fue rechazada. Es que, en ese caso, el garante de la deuda impagable de esos países y de los del Báltico pasaría a ser la banca central europea, que está encargada de la defensa del euro pero de ningún modo de los rescates nacionales, que son competencia de cada país. El BCE, por otra parte, tiene por delante una tarea de rescate que lo excede, porque en la fila están ya Irlanda, Grecia e Italia, y dentro poco se habrá de anotar España. El país con el agujero financiero más grande de toda Europa es el Reino Unido de la Gran Bretaña, cuya City de Londres ha sido destruida por el tsunami y está sufriendo la mayor salida de capitales del mundo y la segunda mayor bancarrota de créditos hipotecarios. Quizá fue esta situación desesperante la que llevó a que la reina se dejara agarrar por la cintura por Michelle Obama.

El BCE solamente podría asumir la función de rescatista si pudiera endeudarse a gran escala en el mercado mundial, pero para eso necesita el respaldo presupuestario y legal del conjunto de la UE -que no existe, y que solamente podría existir con el respaldo adicional de una policía y de un ejército, o sea de un Estado.

Estafadores de todos los países, blanqueemos

El G-20 también decidió, bien que para las tribunas, emprenderla contra los paraísos fiscales, aunque por ejemplo no mencionó a tres Estados norteamericanos que funcionan como tales. En los paraísos fiscales no solamente no se pagan impuestos, sino que se lavan capitales fraudulentos, en especial narcodivisas. Sin estos paraísos, el capitalismo moderno sucumbiría en el acto. Sin dinero negro no seguiría en pie ningún banco importante en el mundo. Basta indicar que una ‘nación' europea, Luxemburgo (o Mónaco), es un paraíso fiscal (de modo que algún día le tocará a un luxemburgués presidir la UE), para poner en evidencia el poco celo que se habrá de poner para suprimir a esas mesas de dinero. La plétora de casinos, de negocios inmobiliarios y circuitos bancarios paralelos ha convertido a todos los países en paraísos fiscales.

Sin embargo, el empeño tiene alguna relevancia porque, como lo acaba de sugerir el Corriere della Sera, hay una excelente oportunidad para que los Estados dicten un blanqueo de capitales, o sea un perdón judicial e impositivo para el dinero que decida ‘regresar al hogar'. Como se ve, Kirchner ha hecho escuela; Prat Gay, Lavagna, Ferreres y González Fraga deberán llamarse a silencio. Con una ley de blanqueo, los Estados y los bancos centrales podrían conseguir un dinero adicional, proveniente de los paraísos fiscales, para seguir llenando el barril sin fondo de los rescates bancarios. Los capitales de los bancos alojados en los paraísos fiscales vendrían en socorro de esos mismos bancos que están afectados por activos y préstamos podridos. ¡El Citibank, que se encuentra bajo la carpa de oxígeno del Tesoro norteamericano y de la Reserva Federal, acaba de crear, con el dinero de uno y de la otra, un fondo de inversión para financiar el rescate de los bancos, que además recibirá el aporte público!

China

Lo que no se le escapa a nadie es que el principal acreedor de todos aquellos que se encuentran en bancarrota es China, que tiene casi dos billones de dólares invertidos en Estados Unidos -unos 800 mil millones en bonos del Tesoro. China no va a salir de este atolladero aumentando su cuota en el FMI, ni prestándole al FMI para que éste emita DEGs. China es adicta a los yanquis, porque tampoco ha cesado de invertir en Estados Unidos sus excedentes de dólares.

Ahora bien, muy a pesar de ellos, este cordón umbilical se va a romper, por la simple razón de que el comercio mundial se está cayendo, y con él los superávit de las naciones que sobrevenden, y con esto el ritmo de incremento de sus reservas. Este simple mecanismo de la crisis deberá llevar a la devaluación del dólar y, por consiguiente, a la desvalorización del dinero de China en Estados Unidos. La ruptura de este vínculo es la madre de toda esta crisis y, naturalmente, sacudirá a China de cabo a rabo. Los planes de Obama, para rescatar a la banca y a los acreedores de esta banca, con dinero público; la absorción de capitales para financiar este rescate estatal; la valorización del dólar que resulta de todo este operativo; todo esto tiende a reproducir una relación de déficit norteamericano con China (y de superávit de ésta con Estados Unidos), que debe explotar por su efecto acumulativo o, en su defecto, por el derrumbe del comercio mundial engendrado por la crisis financiera y, ahora, industrial.

Muchos se han representado el endeudamiento de Estados Unidos con China como una inversión en las relaciones de dependencia entre un país desarrollado y otro, en este caso, que es ‘sui generis'. Pero China no exporta capital a Estados Unidos, sino Estados Unidos a China. El financiamiento del Tesoro norteamericano por parte de China no se aplica al desarrollo de los capitales chinos en Estados Unidos sino de los norteamericanos. China presta, a cambio de un interés, el dinero que el capital norteamericano utiliza para apalancar sus inversiones industriales o su comercio. El excedente monetario de China ha ido a parar a los bancos y fondos especulativos no chinos, que ‘originaron' el derrumbe financiero actual. Si el ahorro chino ha estado financiando el desahorro norteamericano, esto significa que la desinversión china ha financiado la inversión y el consumo norteamericanos. En las relaciones semicoloniales, en cambio, el capital inglés, por ejemplo, compraba deuda del Estado argentino, pero para que éste pudiera pagar las obras públicas que ejecutaba el capital inglés.

El intento de China de darle una función internacional al yuan (por ejemplo el canje con pesos argentinos) no pretende convertirlo en una moneda internacional. Es una expresión de la política de China para evitar que se revalorice su moneda frente al dólar y que las exportaciones chinas pierdan espacios en el mercado internacional. Las contradicciones anudadas entre Estados Unidos y China, en su relación estrecha de dos décadas, deberán saltar como consecuencia de la bancarrota mundial. Los que vaticinan que la crisis podría terminar el año que viene simplemente olvidan que aún no ingresó al escenario el estallido de las contradicciones entre Estados Unidos y China.

Foto: Argentina – Ejemplar de la cuasimoneda Patacón (Letras de Tesorería para Cancelación de Obligaciones) de valor nominal $ 5.- / Autor: Banfield - WIKIPEDIA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Se puede salir de la crisis por el camino que llevó a ella?

Eduardo Lucita (LA ARENA)

Las grandes potencias económicas decidieron enfrentar la crisis avanzando por el mismo camino que las llevó a ella. No hay consenso para apurar una salida.

El grupo de las 20 naciones más poderosas del mundo -sería bueno conocer los fundamentos de por qué están entre ellas Argentina y Chile- creado en 1999 apenas como un foro de debate, fue convocado de urgencia ante la evidencia de que la crisis mundial no sólo se profundiza sino que habría pegado un salto en calidad.

La crisis parece haber encontrado su propio curso y se realimenta a sí misma: del sector financiero pasó a la llamada economía real, pero ante la caída de las ganancias empresarias ha rebotado nuevamente en el sector financiero y hay temores a una oleada de quebrantos bancarios en Europa.

Esta aceleración del deterioro de la economía mundial no ha encontrado hasta ahora respuestas acertadas ni globales por parte de los países que lideran la economía. Por el contrario hay muestras de desorientación e impotencia, intervenciones a destiempo, correr detrás de los acontecimientos y llegar tarde.

Así los planes de estímulo y salvataje -que en los EE.UU. han llevado el déficit presupuestario a nada menos que el 12 por ciento de su PBI mientras que en Francia es ya del 5 por ciento, haciendo saltar por el aire los acuerdos de Maastrich- no alcanzaron hasta ahora a detener la caída del PBI mundial mientras se verifica una fuerte caída del comercio internacional. Por otra parte en Europa la crisis se ha extendido al este, varios de estos países están en bancarrota y amenazan arrastrar a los bancos de la UE, principales financistas de su ingreso con bombos y platillos.

La Organización para la Cooperación del Desarrollo Económico (OCDE) ha estimado que en 2009 la producción mundial caerá un 2,7 por ciento, pero cuando analiza países como EE.UU., Alemania, Japón o los de la zona del euro su estimación es que la contracción será entre el 4 y el 7 por ciento. Mientras China hace enormes esfuerzos para que su tasa de crecimiento no baje del 7 por ciento.

Hay evidentes muestras de preocupación ante la posibilidad de que la economía marche a una depresión generalizada. Son estas las razones por las que el G-20 fue convocado

Tironeos en el G-20

La búsqueda de una salida que evite la quiebra de la economía mundial se da en el marco de fuertes disputas y cada vez son mayores las dificultades para consensuar una salida global. EE.UU. e Inglaterra presionan a los países que tienen superávit (Alemania, Japón, China, los petroleros) para que incrementen su nivel de gasto y estimular la demanda mundial. Los europeos se resisten a esos incrementos, tienen temor a una emisión descontrolada y al recrudecimiento de la inflación (estanflación), para ellos está en juego la existencia misma de la UE y del euro como moneda única. A su vez crecen las contradicciones al interior del bloque de la zona del euro. Mientras que China reclama un dólar estable, y presiona, junto con Brasil, por una nueva moneda que reemplace al dólar como reserva de valor, en paralelo hace acuerdos financieros con los países del ASEAN, con Argentina y Brasil para que sus transacciones se independicen de la moneda estadounidense.

Estas contradicciones fueron el telón de fondo de la reunión del G-20 que en los días previos se la suponía "un nuevo Bretton Woods", en el sentido de que, como a aquél, se le imponía la misión de establecer los mecanismos para organizar una salida ordenada de la crisis y, en términos políticos, garantizar la organicidad del sistema y su gobernabilidad.

Sin embargo el saldo de esta reunión de los grandes del mundo poco y nada puede compararse con aquella. En 1944, aún con el mundo todavía en guerra, se establecieron mecanismo y regulaciones, se crearon instituciones como el FMI o el BM destinados a estabilizar el sistema. Claro que con el correr de los años estas instituciones fueron mutando hasta convertirse en instrumentos serviles de la política de los EE.UU.

Avanzando para atrás

¿Que es lo que acordó el G-20 la semana pasada? Inyectar una enorme cantidad de dinero al FMI, triplicando su capacidad prestable y autorizar un incremento sustancial de la emisión de sus derechos especiales de giro (DEG), al mismo tiempo capitalizar al BM y al BID. Se supone que buena parte de esa enorme masa monetaria estará destinada a conjurar la crisis en los países de Europa del este y que una pequeña porción irá a los llamados emergentes, que deberán financiarse con sus reservas o bien con un nuevo ciclo de endeudamientos con el Fondo.

Al mismo tiempo llamó a destrabar la Ronda de Doha y reflotar la OMC para tratar de evitar que el comercio mundial siga cayendo y frenar el proteccionismo creciente. Se sancionó discursivamente a los paraísos fiscales buscando blanquearlos, pero no se logró imponer un control trasnacional de las finanzas. La esperada reforma del Fondo, que respondiera a la nueva configuración del poder mundial con un mayor peso en las decisiones de China, India y Brasil fue postergada y el organismo seguirá imponiendo condiciones para otorgar préstamos.

El unilatelarismo de los últimos años, que llevó a los EE.UU. a la categoría de un hegemón, ha saltado por los aires y el poder se va diseminando hacia un esquema multipolar. Nadie duda de la hegemonía económica y militar de los EE.UU., pero tampoco de que su liderazgo se ha debilitado. Los resultados del G-20 no parecieran registrarlo: decretó el fin del Consenso de Washington pero colocó en el centro de las decisiones al FMI y su orden de prioridades tiene un fuerte tufillo a neoliberalismo.

Así los líderes del mundo avanzaron por donde venían. Previsor, el presidente Obama sentenció "no hay garantías" de que este plan resulte eficiente.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Posse y la guerra (doméstica) preventiva

Oscar Taffetani (APE)

“No es un muro. Son autocortantes”, dijo el intendente de San Isidro Gustavo Posse a los medios, luego de que vecinos de ese municipio y de la comuna de San Fernando protestaran por la instalación de una pared de cemento y alambre de tres metros de altura, con la que se intentó separar de un modo militar y carcelario dos distritos del Conurbano bonaerense.

Sintiéndose un poco solo (porque la grita y el clamor en contra iban creciendo), Posse alegó que la medida había sido tomada “tras las reiteradas quejas de 33 frentistas del barrio Villa Jardín, un barrio obrero propietario” (sic).

Finalmente, descargó en el Legislativo del municipio una parte de la responsabilidad: “En el Concejo Deliberante -dijo- fue planteado ya en el inicio de este periodo ordinario que nosotros íbamos a planificar cierres en aquellos lugares que eran corredores; es más, después de eso, hemos sufrido hechos luctuosos, razón por la cual insistimos en esta temática de colocar cámaras de acercamiento y cortar aquellos lugares donde de manera lineal se puede ir de una villa de otro lado a un lugar de acá” (sic).

Sólo por sus dichos, contrarios a la letra y espíritu de la Constitución, el intendente Posse debería ser destituido y encarcelado. Pero ello no ocurre (como tantas otras cosas que no ocurren).

De cualquier modo, la reacción de los vecinos de Villa Jardín -que con mazas, con arietes y con sus propios brazos derribaron el muro-, sumada a la orden de suspensión de obras dictada por un juez de menores de San Isidro, obligaron al Ejecutivo comunal a reformular el proyecto.

Ahora, Posse solicitará al Gobernador y a la Nación más patrulleros, más gendarmes, más cámaras de vigilancia y un auténtico muro virtual que divida los dos distritos del norte bonaerense.

Porque el hambre, el desempleo y la precariedad de San Fernando (créase o no) son distintos al hambre, el desempleo y la precariedad de San Isidro...

Doble discurso, le dicen

En mayo de 2008 el licenciado Arturo Flier, Secretario de Integración Comunitaria de San Isidro, habló con la prensa de la “detección precoz y seguimiento de problemáticas sociales fortaleciendo la red comunitaria de cada localidad”.

“¿Cuál es el espíritu de la Secretaría?”, le preguntaron los periodistas. “El intendente Posee -contestó Flier- pretendió reforzar la trama comunitaria del partido de San Isidro y converger los distintos equipos de las diversas áreas municipales en programas comunes, programas sociales que luego se conviertan en políticas de Estado”.

“¿Cómo se vivió la integración inicial de esta mesa?”, inquirieron los medios. “Mirá -dijo Flier- para muchos era la primera vez que se encontraban, tanto los de alto poder adquisitivo con gente de la villa y también al revés. Se dijeron, en principio, muchas cosas de frente, muchos prejuicios que tenían, cosas fuertes, pero luego empezaron a trabajar en equipo...”

“¿Que características tiene la sociedad sanisidrense?”, le preguntaron a Flier, para terminar, los periodistas. “San Isidro -contestó- es una síntesis social del país. Conviven todos los sectores socio-económicos y justamente existe una contigüidad con respecto al espacio entre estos sectores. Es decir en otros lugares hay barreras naturales que separan a la gente, aquí no: La Cava está pegada a las Lomas de San Isidro. Esto no es un obstáculo porque hay miradas diferentes frente a un mismo problema. La diversidad enriquece...”

Obviamente, las miradas -cuando de por medio hay un muro de cemento, un alambrado o garitas de vigilancia- no alcanzan a cruzarse. Un discurso muy progre y una praxis sencillamente fascista.

Paso a paso, al infierno

Posse, criticado por dirigentes del oficialismo y la oposición y acosado por los movileros televisivos (que encontraron en el muro de San Isidro un buen tema para calentar las pantallas en Semana Santa) se despachó con nuevos tecnicismos y eufemismos, anotándose con esperanzas en el torneo de derechización que se ha abierto en la provincia de Buenos Aires.

"Me llama la atención -dijo, refiriéndose a los vecinos que protestaban- que en un horario de trabajo, de ir a buscar los chicos al Colegio, están con semejante situación. No es gente normal y todos honestos (...) Este cierre físico es desmontable, si mejora la situación, se saca (...) Nos costó mucho que no estén operativas (sic) algunas villas...”

“En la zona de Villa Jardín y la zona de La Horqueta hace ya siete años que no hay villas de emergencia; entonces, debemos cuidar a nuestra gente obrera, a nuestra gente media, esto ayuda también a la gente honesta de otras localidades, porque significa no un murallón, sino cortes de dos o tres cuadras, que la circulación no sea directa, y en los pasos, que haya presencia policial. Entonces, el honesto, se va a sentir protegido...”

Alguna vez hablamos, en estas páginas, de los muros que avergüenzan, en distintas fronteras y latitudes del planeta. Muros entre el Norte y el Sur; entre ricos y pobres; entre Israel y Cisjordania, etcétera. Muros que duelen, siempre. Pragmatismo fascista, siempre. Insolidaridad. Desprecio.

El frustrado muro de San Isidro, su sola idea, su intento, es señal de que una guerra injusta, una guerra paranoica, preventiva (al mejor estilo Bush), ha comenzado.

Es la guerra que los propietarios le han declarado a los desposeídos. O, para decirlo con palabras de Posse, la guerra entre la gente honesta (léase vecinos pudientes) y los potenciales criminales (léase pobres).

Allá vamos, señor Intendente. Paso a paso, al infierno. No diga después que nadie se lo advirtió.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El dengue y las mujeres

Mabel Bianco (ARTEMISA)

Mujeres y varones no tienen los mismos riesgos de contraer dengue. Las malas condiciones de higiene, la nutrición deficiente, los múltiples partos y los roles de madres y amas de casa las hacen mucho más vulnerables ante la enfermedad. Además, la infección evoluciona en ellas más rapidamente que en varones, y también con mayor gravedad.

El dengue es y será una enfermedad vinculada a la pobreza. Las condiciones de la vivienda y el ámbito que la rodea, así como las formas de provisión de agua –aunque no sea potable- y de eliminación de residuos, son factores claves en su proliferación. A esto se agrega que el mosquito, vector imprescindible para transmitirlo, vive y se desarrolla en ese ambiente con malas condiciones de higiene y acumulación de aguas contaminadas.

Esas son las condiciones para la proliferación de mosquitos, pero cabe preguntarse ¿qué pasa con las personas y su vulnerabilidad? Porque el mosquito no diferencia entre mujeres y hombres cuando pica, sin embargo hay diferencias respecto a quiénes pica. Las mujeres son las que más tiempo están expuestas en el ámbito de la vivienda y sus alrededores, porque están más horas en el hogar y es allí donde suelen trabajar. Por tanto ellas son las más frecuentemente picadas. ¡Esto es una diferencia!

Pero también hay diferencias en qué les pasa o cómo reaccionan las personas según su género cuando son inoculadas por la picadura. ¿Responden igual hombres y mujeres pobres? Allí radica otra diferencia que quiero resaltar. Porque ellas suelen estar en peores condiciones de nutrición, no solo por la mala y pobre alimentación, sino también por bajas defensas y capacidad de reacción ante las enfermedades, en parte por los múltiples partos y lactancia de sus hijos, así como otros problemas ginecológicos. Por lo tanto, la infección evoluciona en ellas más rápidamente y también con mayor gravedad. Por eso no es casual que hasta ahora, las mujeres son las que más figuran entre las personas muertas por dengue.

Agreguemos que en este caso, como en el de otras enfermedades, las mujeres cuando en el grupo familiar hay varios enfermos simultáneamente, se ocupan más de atender a los otros integrantes de la familia y postergan su propia atención y cuidado. Esto genera un mayor descuido de su salud y que lleguen al hospital o Centro de Salud en estados más avanzados de la infección, y muchas veces más difíciles de curar. Por eso, si bien ser mujer o varón parece no tener importancia frente al dengue, no es así, como ocurre con la mayoría de las enfermedades y los problemas de salud: es distinto y es algo a tener en cuenta.

Por último, se sabe que las mujeres, los/las jóvenes y los/las niños son los preferidos de la pobreza. Esto no es novedad y los datos recientemente difundidos acerca de cómo aumentó el número de subsidios a madres de 7 o más hijos/as en el país desde el 2003 es un indicio de que la pobreza aumenta, a pesar de loas estadísticas optimistas del INDEC. Por eso ellas están más expuestas a vivir en viviendas precarias, con peores condiciones de higiene, con muchos hijos/as y bocas para alimentar, y ahora para el dengue con mayor riesgo de ser picados por los vectores, de infectarse y de padecer formas más graves, e incluso de morir.

Siempre en salud, el género tiene importancia porque genera diferencias entre mujeres y hombres que impactan e influencian el estado de salud-enfermedad y su evolución. Esto es algo muy conocido sin embargo no por ello enfrentado, por eso nunca en las escuelas o facultades de Medicina se habla de género, ni se enseña qué es eso, con lo cual siguen graduándose médicos, hombres y mujeres que ignoran esto, algo básico y fundamental para plantear conductas terapéuticas y mucho más preventivas. Y no me refiero al sexo, sino a las diferencias sociales, culturales, económicas, laborales, de sometimiento y dependencia característica del ser mujer, o sea de género, lo que las convierte a ellas y a las niñas en más vulnerables. ¡Esto también ocurre en el caso del dengue!

Mabel Bianco es médica y Presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer-FEIM.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Resurgen en rutas, puentes y frente a los ministerios las protestas de los movimientos barriales y de desocupados

PRENSA DE FRENTE

¿No habían desaparecido los “piqueteros”? ¿No habían sido cooptados y subordinados por el gobierno? A pesar del manto de invisibilidad que echan sobre las protestas populares los medios de comunicación de las grandes corporaciones y también los oficiales, en los últimos meses diversas organizaciones que agrupan trabajadores desocupados protagonizaron protestas en distintos puntos del país apelando a los viejos métodos que hicieron famoso al movimiento piquetero: la movilización, el corte de ruta, la asamblea.

El reclamo, en grandes rasgos, es el mismo: la necesidad de tener respuesta por parte del Estado frente a las consecuencias de la crisis en los sectores de menos recursos económicos. Volvieron los piquetes de los pobres en la ruta 34 de Mosconi (Salta), el puente interprovincial Cipolletti-Neuquén, los accesos a Rosario, la autopista Richieri, el Puente Pueyrredón y la Autopista Buenos Aires-La Plata, y movilizaciones en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el de la provincia de Buenos Aires, y delegaciones del ministerio en distintas provincias.

Mientras los despidos y las suspensiones (y la amenaza de que puedan multiplicarse) aparecen como corolario de los límites del modelo neodesarrollista de los Kirchner sumado a la crisis económica mundial, dentro de las organizaciones independientes que tienen su origen en el movimiento piquetero (hoy conformadas como agrupaciones territoriales, con desarrollo social más amplio y mayor vocación política, aunque no tengan expresión partidaria o electoral) el hambre, la pobreza y la falta de respuestas por parte de los gobiernos de turno aparecen como un elemento constante.

El pasado 12 de marzo diversas organizaciones piqueteras, entre ellas el Movimiento Teresa Rodríguez y el Bloque Piquetero Nacional, movilizaron a los Ministerios de Desarrollo Social y de Trabajo, en Capital, para exigir generación de trabajo a través del plan de obra pública y un subsidio de 540 pesos para todas las personas desocupadas. Una semana después las agrupaciones barriales y Movimientos de Trabajadores Desocupados (MTD) del Frente Popular Darío Santillán realizaron cortes de ruta en la Autopista Buenos Aires-La Plata y en el Puente Pueyrredón (acceso a la Capital que volvió a ser bloqueado totalmente, con quema de neumáticos y participación masiva de vecinos, después de 4 años) reclamando subsidios para cooperativas de trabajo. A la siguiente semana el Frente de Organizaciones en Lucha y la Federación de Organizaciones de Base realizaron un “escrache productivo” frente al Ministerio de Desarrollo Social de Buenos Aires.

En el interior del país también se multiplican el descontento y las protestas. En Tartagal, miles de personas nucleados en la Unión de Trabajadores Desocupados (UTD) de Mosconi iniciaron el 25 de marzo un corte en la ruta nacional 34 en reclamo del inicio de obras públicas que se habían prometido, que terminó con la detención de uno de los referentes de la organización, Juan Carlos Fernández y su posterior liberación, tras el escrache y el repudio de un amplio abanico de organizaciones.

En la provincia de Chaco, el Movimiento de Trabajadores Desocupados 17 de julio protagonizó varias protestas, al igual que otras organizaciones de la zona. En Tucumán, Cipolletti y Rosario, los movimientos barriales del Frente Darío Santillán salieron a la calle el 30 de marzo para reclamar que la crisis no la pague el pueblo trabajador, al igual que en Misiones lo hizo la CTD Aníbal Verón.

Finalmente, la semana pasada el Frente Territorial 26 de Junio, junto a otras agrupaciones realizó una actividad en varias provincias y cortes en la rotonda de Alpargatas y 2 horas y media la Autopista Autovia (Mar del Plata – Buenos Aires).

Más allá de las diferentes acciones emprendidas por las organizaciones populares, existe un punto en común entre ellas que tiene que ver con la denuncia de la insuficiencia de las políticas para el sector más pobre. “Nuestras luchas no tienen nada que ver con la derecha antipopular que se agazapa detrás de los reclamos del mal llamado “campo”; rechazamos los intentos reaccionarios por volcar a la derecha a la sociedad; pero también decimos que este gobierno, al no resolver el problema estructural de pobreza e injusticia en nuestro país, también fue funcional a que mucha gente se vea frustrada y sobre esa frustración avancen planteos por derecha. Nuestro rol ante esta situación es impulsar una verdadera alternativa de transformación social, y eso va a surgir de un pueblo movilizado, por eso nuestra respuesta a la crisis y al agotamiento del kirchnerismo, es la movilización”, aseguró Federico Orchani, vocero del Frente Popular Darío Santillán.

Los analistas adeptos a las estadísticas deberían ya estar tomando nota de esta tendencia a la recomposición de luchas populares que surgen desde abajo, desde los movimientos que se organizan en los barrios más humildes. Estas luchas dejan en evidencia las limitaciones estructurales de un gobierno que apostó a la subordinación de las organizaciones y a la diversificación de las políticas sociales para debilitar y desmovilizar a un potente movimiento social surgido de los años calientes de la crisis de fines de los 90. Los resultados de esa estrategia no fueron malos para el gobierno: notorios referentes sociales engordaron el consenso de las políticas K. También habrá que anotar errores, cuando no aberraciones políticas, al analizar las decisiones de aquellos partidos de izquierda que encuadraron a sus organizaciones sociales tras los reclamos reaccionarios del bloque agrario. Distante de la resignación de unos y de las alianzas con el enemigo de otros, un abanico disperso de organizaciones populares resurge con un proyecto independiente como horizonte, la lucha popular como método, y el desafío de la unidad como principal cuenta pendiente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La toma

Mariano Vázquez (ACTA)

17.000 Habitantes. La toma de tierras más grande de la provincia de Buenos Aires. Tal vez del país. 14 cuadras de largo y cinco de ancho. 107 hectáreas. Las familias marcaron los terrenos, todos en partes iguales. Son 96 manzanas, con un delegado cada una.

Olegario Chamorro tiene una vida que necesitaría de tiempo para ser contada. Llegó a la Capital a los 19 años desde Villa Berthet, en el Chaco, buscando trabajo. Se hizo obrero metalúrgico, llegó a ser delegado de fábrica de “una de 1.000 trabajadores”. Con la dictadura de Onganía en el 66, se le entró a complicar, la vida oscura, parecía. Igual se las rebuscó y cuando despuntaba 1970 participó de las primeras tomas de tierras en Ingeniero Budge. Después la mano se puso realmente pesada y quedó como alternativa el exilio; destino: Nicaragua, “en donde estuve en el Frente Sur del FSLN”.

Cuenta: “La toma fue espontánea, no fue organizada, vinimos desde los barrios aledaños: Fiorito, Ingeniero Budge, Villa Lamadrid, Villa La Albertina, Juan Manuel Rosas, Barrio General Paz. Los barrios estaban saturados, las familias crecen Hicimos un censo de la población del barrio y hay 800 familias indocumentadas, bolivianos, paraguayos y peruanos, que hay que regularizar. Cuartel Noveno se le conoce a todas esta zona de Camino Negro, es como un municipio, pero no lo es.

Y sigue:

“Esta historia de la toma no es nueva, ya lo intentamos acá mismo hace mucho, se dice que hace 80 años que los terrenos están en estas condiciones. Somos viejos conocedores de la zona. En los 70 comenzamos a tomar tierras, que hoy son muchos de los barrios que hoy vemos en Lomas. Queremos que el Estado se haga cargo y compre el terreno a los dueños y se los entregue a los ocupantes, así se podrá comenzar el relleno de los terrenos, que son bajos, y la construcción de las viviendas, que será autoconstrucción para que la gente además trabaje: hay albañiles, maestros mayor de obras, carpinteros, albañiles”.

Ha llovido

Barrios en formación, terrenos anegados por las aguas, abandonados por décadas, pero desde Camino Negro y hasta el fondo se ven las casitas de madera, de cartones, chapas, los techos de zinc. Esqueletos de casas. Sembrar un sueño.

El año pasado, el 17 de noviembre. Una mecha encendida por las ganas de ser se convirtió en fuego. Un fuego que quema. Hartos de vivir de prestado, podridos del alquiler que sube mes a mes se vinieron a estas tierras de nadie o de Dios. Si son de Dios, son de todos, ¿no?

Los terrenos tenían dueño o dueños. Unos hermanos. Los Tronconi que ahora reclaman la tierra como suya, aunque hace más de 60 años que está así, desamparada. Ahora piden 60 millones al Estado nacional, que ofertó 14. ¿Tanto valen las aguas estancadas, el hedor nauseabundo, el olor a mierda, las enfermedades expectantes, al acecho?

Camino Negro, Canadá, Ginebra y Arroyo Seco, los límites del nuevo barrio en Lomas, el 17 de Noviembre. En pocos días unas 3.000 familias se acomodaron. Los propios vecinos hicieron un censo, para saber las necesidades, para conocerse, para presentar a las autoridades.

Un derecho se gana. A veces de prepo. Estar junto al otro, saber de madres con niños, saber el desamparo y unirse. Y los que ya tienen pista, casa por casa, vecino ¿y? Nos metemos. Después no hay reculada.

Se metieron. Y ha llovido. Más que barrio, parece una laguna con casillas flotando. Pero están. No están dispuesto a perder eso que es casi nada para quine tiene mucho. Para ellos, para los desheredados, es darse siembra y derecho.

Es “la toma”.

Los invisibles

Una cualidad del poder, es hacer invisible la pobreza, la marginalidad, una larga oscuridad que oculta a los despojados, como si estuvieran signados por un destino que les eligieron y al cual pretenden condenarlos. Pero, como en La Toma, se presiente la raíz de un segmento social que se niega, que pelea duro por dejar de ser un condenado.

Es una forma de resistencia. Y nuestros pueblos de resistencia saben lo heredan desde el nacimiento, un conocimiento que nada será sino un armado artesanal por criar hijos y que esos hijos arañen un destino, un espacio donde crecer.

Ha llovido fuerte

Casitas flotan sobre el horizonte, la tarde les cae y todo queda sin luz, sin agua potable. Una vela. Un farolito. Aguanta. Aguantarán.

Lo sabían. Lo saben. No será fácil pero hay historia, como la de san Francisco Solano y, otros cientos. Tienen las manos, el oficio, las ganas. Y van al paso, primero la fundación. El tiempo traerá, transpirando cada logro, la casa, la escuela, la sala de primeros auxilios. Hace muchos años, generaciones que lo saben. Y ni la dictadura pudo detenerlos.

Ahora unos testimonios

Liliana Espinoza, tienen un hijo de 5 años. Ella es paraguaya, convive con Luis desde hace 13 años. Ella cuenta: “No tenemos servicios, ni los más mínimos para las criaturas. Nación y Provincia se comprometieron a que iban a darnos los servicios porque no tenemos nada y nada. Alquilábamos una piecita de dos por dos en Budge pero estábamos muy apretados, nos aumentaban todos los meses. Por mi hijo prefiero la pieza, porque acá con esta agua, pero ya no podíamos pagar el alquiler, mi marido trabaja en zapatería, pero no hay trabajo siempre. No se puede vivir así. Pero cuando uno quiere algo hay que luchar”.

Liliana Galeano tiene 47 años y tres hijos. No hay hombre. Relata las consecuencias de las lluvias de febrero y marzo en el barrio: “No puedo dormir, desde que tomamos las tierras, no puedo dormir, estoy nerviosa”, explica.

“Hay partes en las que ni se puede entrar, solo quedaron los hombres a cuidar su terrenito. Está estancado, lleno de basura, los desagües cerrados. Limpiamos este zanjón que hacía once años que no se limpiaba, pero paró de llover y el agua no se va, no baja. Han aparecido víboras, ratas, la gente se ha ido hasta que se vaya el agua a casas de sus familiares. No hay asistencia social y nos dijeron que por las lluvias nos iban a trasladar a hoteles. Hace 20 días que nos prometieron eso. Teníamos cinco comedores funcionando, tuvimos que cerrar los cinco por el agua, ya que cocinábamos a leña”. Daniel Chamorro, 44 años, habla con gesto adusto y se toca las sienes con la palma de sus manos: “No nos quiere dar nada, yo no entiendo, no les importa si hay un pibe enfermo, expuestos al dengue, a enfermedades de la miseria, a cualquier enfermedad; parece Tartagal". Hace 30 días hicimos los censos completos del barrio, todas las estadísticas y la llevamos a Nación y Provincia: ni una respuesta. Están estirando esto. Parece que no quiere que nos organicemos, que no haya reclamos, dividirnos. Fuimos a todos lados, golpeamos todas las puertas”. Patricia Fernández, 45 años, cocina carne en una olla al aire libre, mientras su marido Antonio González intenta hacer un sendero hacia la casa que quedó aislada por la lluvia, y dice: “Nos dejaron solitos, nos prometieron tanto y nada, los chicos se enferman, no hay nada”.

Esta mujer es vehemente. Se llama Catalina Agüero, 45 años. Brama: “Mi marido le hizo estos pilares a la casa porque se mojaron todos lo muebles, se me arruinó todo con la lluvia, me quede sin nada. Esta agua me mató. Tuvimos que venir acá porque ya no podíamos pagar el alquiler, estábamos del otro lado de Camino Negro. Hace siete años que vine desde Paraguay”.

Y confiesa:

“Lloré amargamente, sola, por esta situación”.

Lejos, las luces amarillas del Camino Negro, detrás, la ciudad, como si en la noche oscura, se fuera parte de otro mundo, del olvido, de lo que nadie merece. Hay el llanto de un niño que cruje en la noche o el alma.

No hay derecho

Ellos saben que sí hay derechos. Se lo están ganando y los hombres permanecen en esa noche cuidando lo poco que tienen. Aprietan los puños porque no llueva otra vez, un respiro. Las mujeres, los niños, están al resguardo, en casa de amigos solidarios o familiares.

Son muchos, miles. Y están organizados. No les van a torcer el brazo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Salta: Marchas contra bloqueos sociales en Tartagal. ¿Alentados por multinacionales?

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

La desvinculación del Estado como bien social, desarticulado en la década infame de los 90, sigue sin modificación ante la falta de decisión de políticas que restituyan las empresas que fueran del Estado, hoy en manos de multinacionales que succionan petróleo y gas en rentabilidades millonarias que los medios de comunicación, la opinión publica y partidos políticos no proponen como debate superador que clarificaría el porque de tanta pobreza ante tanta riqueza, acentuando los reclamos y judicialización sobre grupos sociales excluidos como marginados que propician el malestar de la población ante los continuos bloqueos.

Las multinacionales y el Juez

Sectores de empresarios de Tartagal junto a empresas petroleras multinacionales advirtieron al juez Federal Raúl Reinoso en una reunión realizada en la ciudad de Tartagal sobre la falta de aplicación efectiva del Código Penal (Articulo 194) como Delito Penal por obstrucción de las Vías de Comunicación pena aumentada durante la dictadura militar, ante los sucesivos bloqueos emprendidos por aborígenes, desocupados y organizaciones sociales. Que tienen como eje en común de reclamo la inclusión social, el trabajo genuino.

Se acentúa la criminalización de la protesta social

La presión impuesta por los intereses de las empresas multinacionales petroleras, que en la mayoría de los casos no tributan acorde a sus ganancias en los municipios donde operan recae sobre intendentes inescrupulosos, reaccionarios que no dudaron en llamar a una limpieza social, -sin la condena del INADI Instituto Nacional Contra La Discriminación la Xenofobia y El Racismo. - para terminar con el reclamo de agrupaciones populares calificándolas como grupos de sediciosos. Tamaña expresión retrograda a cargo del Intendente de Gral. Mosconi Isidro Ruarte, que en una denuncia penal de privación ilegitima de la libertad, adoso el argumento solicitado por el Juez en cuestión que no dudo en ordenar la detención de Juan Carlos Fernández, dirigente de la Unión de Trabajadores Desocupados (U.T.D.) de esta localidad quien fue apresado mientras mantenía una reunión con funcionarios provinciales en al casa de gobierno de la provincia de Salta. Reynoso también ordeno la detención de José “Pepino” Fernández, y otros 10 dirigentes que se habrían encontrado en el bloqueo sobre la ruta 34.

Los desocupados y trabajadores de las Cooperativas que administra la U.T.D. habían llegado a un principio de acuerdo con el gobierno levantando el bloqueo para iniciar el dialogo. En eso contexto el Juez Federal ordeno las detenciones, afianzando un clima de tensión social, agravada ante las intimaciones de represión ordenadas por la justicia, y el incumplimiento del gobierno provincial sobre un acta acuerdo de generación de puestos de trabajo.

Los medios, la confusión ante sus intereses y las marchas

Desde Salta capital y en la zona, los medios al servicio de los intereses de las multinacionales y empresas constructoras vinculadas a políticos de la anterior administración y otros deficientes ante el análisis, no dudan en calificar el reclamo como un delito, violento ante la insistencia de los desocupados, simplificando ante sus intereses la problemática sobre la situación de exclusión social que supera los dos dígitos en la zona. Acentuando un mensaje retrogrado y peligroso que nos retrotrae a épocas nefastas de la historia Argentina.

Luego vendrían las marchas multitudinarias solicitando por la ruta libre, según los organizadores de forma auto convocado que se manifiestan todas las semanas por las calles de Tartagal. Mientras las citaciones por causas judiciales por otros reclamos sociales están reactivadas sobre los principales referentes sociales de la Unión de Trabajadores Desocupados de Gral. Mosconi, los que avanzan sobre la conformación de una justa distribución social, responsabilidad que debería ejercer el gobierno provincial y municipal. Sobre el saqueo que concretan las multinacionales y la contaminación como daño ambiental parecen no tener justicia, retrocediendo a la época de la multinacional Standard Oil Campany donde todo hombre y funcionario tenía precio en Salta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Jujuy: Desalojan violentamente a 55 familias en Purmamarca

COPENOA

Dos mujeres embarazadas tuvieron que ser trasladadas al hospital de Maimará.

Desde la declaración de la Quebrada de Humahuaca como patrimonio de la humanidad, el valor de la tierra en la región ha aumentado abruptamente, siendo imposible para una familia originaria el acceso a la misma por medio de la compra o el alquiler.

El desalojo realizado por policía de esta provincia como manifestaron a la Agencia de Noticias Copenoa la Organización “Familias Unidas de Purmamarca”, fue sin previa orden.

Desalojo Violento

“La orden que nos fue presentada indicaba desalojar, sin previo aviso, una porción de tierra en la cual las familias no estábamos asentados. A pesar de nuestras explicaciones, en forma pacífica, de que la orden no le otorgaba derecho a la policía de desalojarnos, los mismos procedieron de forma violenta ”. Afirmaron a Copenoa desde la Organización “Familias Unidas de Purmamarca”.

Desde el 27 de marzo, las Familias Unidas de Purmamarca, que agrupan a 55 familias habían tomado la decisión de asentarse a la vera de el arrollo Coquena, aproximadamente a 1 kilómetro de la ruta provincial 52. Según la organización “el territorio ocupado por nuestras familias figura en los planos como tierras fiscales (tierras que fueron expropiadas por el gobierno nacional en la década del 50 con la promesa incumplida, aún, de ser entregadas a las comunidades).

También denunciaron a Copenoa que al día siguiente “ de habernos asentado, supuestos dueños, con mucho poder, cortaron los accesos a nuestro asentamiento, no permitiendo por la fuerza en acceso de personas, comida y agua. Las Familias Unidas de Purmamarca resistimos en el asentamiento hasta el día 8 de abril cuando se presentaron las fuerzas policiales con una orden de desalojo del Juez de instrucción Jorge Álvarez Prado” .

Balas y gases para los dueños ancestrales

“En primer lugar, la policía secuestro nuestras pertenencias (carpas, bolsos, ollas,etc.) para luego reprimirnos con sus palos, balas de goma y gases lacrimógenos sin considerar la presencia de mujeres embarazadas, niños y ancianos que fueron alcanzados por su accionar. Por la represión dos mujeres embarazadas tuvieron que ser trasladadas al hospital de Maimará ”. Expreso el Dirigente Ramón Burgos a Copenoa

Agregando: “ Ante este acontecimiento, las Familias Unidas de Purmamarca, decidimos realizar un corte en el cruce de las rutas 9 y 52, hasta que las autoridades se hiciesen presentes. Teniendo como respuesta presencia de un juez de la provincia y autoridades del gobierno provincial, aceptando levantar el corte de ruta, mostrando nuestra voluntad de diálogo, esperando una pronta solución y explicaciones ante la cruenta represión, como la tramitación urgente a la falta de tierras ”. Afirmo finalmente Burgos a la Agencia de Noticias Copenoa

Esclavos en sus tierras

El negocio inmobiliario aprovechado por empresarios, funcionarios del Estado Provincial, y terratenientes de la provincia ha profundizado el histórico conflicto por la tierra, despojando a familias originarias de la posibilidad de acceder a una parcela y a una vivienda digna. En Purmamarca la tierra es utilizada para construir hoteles donde nuestro rol es limpiar y servir a turistas adinerados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Huelga de aceiteros en Dreyfus, importante aumento salarial para efectivos y contratistas

INDYMEDIA

El miércoles 8 de abril por la tarde, en asamblea, los trabajadores de la corporación multinacional Louis Dreyfus decidieron el inicio de una medida de fuerza. Desde hace tres semanas que los trabajadores aceiteros iniciaron paritarias con Cargill, Molinos Río de la Plata y Dreyfus, exigiendo aumento salarial y el pase a planta efectivo para todos los trabajadores contratistas. La patronal de Dreyfus intentó enfrentarlos con los camioneros que esperaban descargar. Pero, estos se sintieron engañados y terminaron apoyando la huelga.

Huelga de aceiteros ...

En el marco de una situación generalizada en la que las patronales, argumentando la crisis, despiden y suspenden a miles de trabajadores en todo el país, el gremio aceitero de Rosario logró un importante aumento unificado para los 350 trabajadores, tanto efectivos como contratistas, de la planta de General Lagos de la multinacional Louis Dreyfus, luego de que los camioneros presentes se solidarizaran con su reclamo. La semana pasada, los aceiteros ya habían logrado la reincorporación de ocho despedidos en la mega-corporación Cargill.

Hacia las 18 horas comenzó la huelga de los trabajadores aceiteros. Alrededor de dos mil camiones quedaron detenidos alrededor de la planta y terminal portuaria de Louis Dreyfus, unos 900 al interior de la gran playa de estacionamiento, y los restantes en las rutas aledañas.

Como primera medida, los camioneros comenzaron un piquete exigiendo que se solucione con rapidez el conflicto. Desde la empresa, les aseguraron que el conflicto estaba a punto de resolverse, pero esto no era así. Los camioneros se sintieron engañados y en vez de continuar enfrentados a los aceiteros, se sumaron a ellos en una asamblea conjunta realizada a la 1 de la madrugada del jueves. Juntos, intimaron a la empresa que ante este panorama, en sólo diez minutos otorgó el aumento.

Un rato antes, el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Santa Fe había ordenado una conciliación obligatoria, que los trabajadores aceiteros consideraron era una medida en directo beneficio de la patronal.

Avanzar cuando otros retroceden

Una vez finalizado el conflicto, Adrián Dávalos, secretario general de aceiteros Rosario, declaró que “El conflicto se suscita porque al no llegar a un acuerdo salarial con la patronal, que además exigía que haya dos planillas salariales, una para el contratista –que es aceitero, está dentro del convenio- y otra para el efectivo, que consideramos que es una maniobra totalmente discriminatoria y es por eso que se llega a este conflicto”.

“Nosotros creo que rompimos con la política en general y el silencio de muchas organizaciones sindicales que pretendían llegar con una suma fija hasta julio. Nosotros hoy firmamos $2900 de básico en la primer categoría, y si tomamos un trabajador de turno, pasa a ganar $ 4500”.

El sindicalista destacó la solidaridad de “los compañeros camioneros” y también hizo hincapié en que “la fábrica Santa Clara de Molinos se paró y los trabajadores se vinieron a apoyar a sus compañeros de Dreyfus”.

La precariedad de los contratistas

Uno de los reclamos centrales fue el pase a planta efectivo de los obreros contratistas. Al respecto, Daniel Yofra, secretario adjunto del sindicato de aceiteros de Rosario y obrero de Dreyfus, declaró que “le exigimos a la empresa y le venimos exigiendo desde al año pasado, es que todos los compañeros sean efectivos y de planta. Porque los primeros que pagan el pato, en la crisis, ya sea internacional o de planta son los contratistas, y nosotros no vamos a permitir que echen a ningún contratista”.

“Nosotros tenemos 350 trabajadores de los cuales 200 son contratistas. Los han maltratado, les han pagado bajos salarios, las patronales dividiendo al personal han precarizado a los trabajadores. Y hoy nosotros no lo vamos a permitir. Ni acá ni en ninguna empresa de la zona. Así que este es un mensaje no solo para Dreyfus, sino para Cargill y para Molinos que utilizan el mismo mecanismo. Hoy ganamos en Dreyfus, mañana vamos a ir a Cargill y pasado vamos a ir a Santa Clara” advirtió el dirigente obrero.

Basta de pobres contra pobres

Por su parte, en nombre de los camioneros, tomó la palabra Pablo, que había venido con su carga desde el noroeste de la provincia de Buenos Aires.

“Hoy estábamos del otro lado, de allá (señala las oficinas de la administración), y ahora estamos de acá. ¿Esto sabés lo que significa? Que somos todos, una misma cosa. Ellos, nosotros. ¿Y sabés que fue lo que me llevó a esto? El instinto de una persona, y el corazón. Porque yo digo, ¿pelea de pobres contra pobres? Pero, estamos todos mal, entonces dijimos: ¡Basta de peleas de pobres contra pobres! Vamos a unirnos, y como dicen, ¡el pueblo unido jamás será vencido!”

También denunció la situación en la que la empresa tiene a los camioneros, ya que en su playa de estacionamiento, con espacio para 900 camiones y donde se cobran 7 pesos de peaje por ingreso cada día, no hay ni siquiera un baño. “La verdad que este lugar deja mucho que desear, y te voy a explicar porqué. Porque no tenemos una ducha caliente, no tenemos un baño para hacer nuestras necesidades. Que eso es lo mínimo que puede desear una persona”.

“Entonces, a ver si podemos acomodar entre todos. Pero entre todos tenemos que ayudarnos. No tenemos que darle de comer siempre a estos gordos. Yo también estoy gordo, pero yo estoy del lado del pueblo, ¡del lado del pueblo estoy yo!” concluyó Pablo, mientras los obreros a su alrededor lo acompañaban cantando “Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode”.

Louis Dreyfus por Louis Dreyfus

Según se afirma en su sitio web corporativo, el Grupo Louis Dreyfus es una firma internacional dedicada principalmente al procesamiento, trading y comercialización mundial de diversos commodities agrícolas y energéticos . Fundada en 1851 por Léopold Louis Dreyfus, y con oficinas internacionales en París desde 1875, el grupo sigue siendo dirigido por miembros de la familia Louis Dreyfus, sus actuales propietarios. El Grupo se dedica, además, a la exploración y producción de gas natural, petróleo crudo y derivados de la industria petroquímica, a la adquisición y explotación de buques de ultramar, al manejo forestal y fabricación de paneles de madera, al desarrollo y la operación de infraestructuras de telecomunicaciones y a la construcción, administración e inversión en inmuebles. Las oficinas principales de la compañía se encuentran ubicadas en Buenos Aires, Londres, Memphis (Tennessee), Oklahoma City (Oklahoma), París, San Pablo y Wilton (Connecticut). Cuenta con un total de 75 oficinas repartidas en 53 países alrededor del mundo y el promedio anual consolidado de sus ventas ha superado los veinte mil millones de dólares estadounidenses en los últimos años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Para una ONG médica los casos de dengue en el país son más de 40 mil

PRIMERA FUENTE

La red internacional Médicos del Mundo se sumó al grupo de organizaciones no gubernamentales que denuncia que los casos de dengue, que afectan a casi todo el país, son muchos más que los cerca de 16 mil informados oficialmente. En un documento institucional difundido ayer, los integrantes argentinos de la agrupación humanitaria denunciaron que la epidemia ya afectó a 40 mil personas y que "existe evidente manipulación y/o ocultamiento de la información epidemiológica en las provincias", por lo que exigieron que se declare la Emergencia Nacional. El informe además refuerza la posibilidad de que en Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires existan casos de dengue autóctono: "A pesar de la información oficial, fuentes de los sistemas de salud locales denunciaron la existencia en Ciudad de Buenos Aires de, por lo menos, tres casos de dengue autóctonos confirmados, y en la Provincia de Buenos Aires, de 30".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los casos de dengue en la provincia de Tucumán se acercan a 1.000

Hasta anoche, el número total de casos de dengue detectados en Tucumán llegaba a 934, según un parte oficial dado a conocer por la Dirección de Epidemeología del Siprosa. Durante todo el fin de semana largo, las autoridades sanitarias reportaron un total de 167 nuevos contagios (27 el jueves, 42 el viernes, 35 el sábado y 63 ayer).Si se tiene en cuenta que solamente el miércoles de la semana pasada se habían detectado 175 casos (la mayor cantidad diaria desde que se desató la epidemia), las cifras de las últimas 96 horas demuestran que hay una tendencia a la baja en el número de casos.

Aseguran que recién en mayo cederá la epidemia de dengue

En Tucumán los casos se suman a un preocupante ritmo y las condiciones meteorológicas no ayudan porque favorecen la propagación de mosquito Aedes Aegyptis. Llaman a mantener limpias las casas de cacharros capaces de actuar como reservorios de agua en los cuales el insecto deposita las larvas.

La epidemia de dengue no da signos de decrecer en la provincia. Los nuevos casos siguen alimentado las estadísticas de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública a un preocupante ritmo de entre 15 y 20 por ciento más de infectados por día, mientras que el principal foco sigue localizado en el departamento de Río Chico, donde se encuentra la ciudad de Aguilares.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación estiman que la epidemia en el país quedará controlada en mayo. Especialistas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS )y del ministerio advirtieron que la prevención más eficaz consiste en “descacharrar”, y que esta acción incluye el tratamiento de los basurales a cielo abierto. La fumigación sólo es útil en las proximidades de los domicilios de los casos detectados.

Antonio Pagés –especialista de la Organización Panamericana de la Salud– subrayó la importancia del “descacharrado”, eliminación de recipientes que actúan como criaderos: señaló que “la fumigación sólo mata a los mosquitos adultos” pero no a las larvas que aseguran su reproducción. Hugo Fernández comentó que “un estudio efectuado en San Salvador de Jujuy, hace un par de años, mostró que la fumigación sistemática, efectuada cada 30 días, no tuvo prácticamente ningún impacto sobre la presencia del Aedes aegypti.

En cambio el descacharrado, cada 30 días, redujo el mosquito durante todo el año”. La eliminación de los criaderos debe hacerse en todo el país, y no alcanza con acciones de las autoridades: requiere la participación habitual de los particulares”. Sólo cuando se detecta un caso sospechoso se procede “al rociado en los alrededores del domicilio, para eliminar los mosquitos que portan el virus”, precisó Fernández.

Es cierto que “descacharrar incluye tratar la basura, ya que en los basurales, latas y envases descartables funcionan como criaderos”, observó Pagés, y Fernández señaló que “este reordenamiento ambiental sirve también contra los roedores que trasmiten hantavirus o leptospirosis”. Además, advirtió Pagés, “cuando no hay agua corriente, se la almacena en recipientes que suelen ser criaderos del Aedes”. Este último es el caso de la localidad chaqueña de Charata.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco: Urgente necesitan insumos para combatir el dengue

Luis Mancini (CHACO DIA POR DIA)

Villa Río Bermejito no está exenta del flagelo que azota a todo el país, el dengue que tiene en vilo a todos. Solicitan con carácter de urgente 100 Lts de Permitrina y una fumigadora más, para continuar el implacable combate.

En esta localidad las características son las apropiadas para el hábitat de este vector, si bien no hay datos oficiales sobre infectados por este insecto, la Directora del Puesto Sanitario local, Dra. Mirian Benítez sostuvo que sólo se atendieron dos casos que presentaban el cuadro clásico de la llamada “fiebre rompe huesos”.

“Atendimos muchos casos febriles, pero solo dos derivamos a centros de mayor complejidad para su estudio, presumimos que se trataría del dengue, las patologías que revestían los pacientes concordaban con las que dice el manual, pero al derivar los pacientes, perdemos contacto con los mismos y no podemos confirmar de que se trata porque los estudios seriológicos requeridos no nos entregan a nosotros, se le practican y se los manda a sus casas, de esta manera perdemos la cadena de información y se nos hace difícil controlar”, dijo Benítez.

Sostuvo que, “contamos con una mochila fumigadora manual, con la cual estamos saliendo casa por casa para contrarrestar este vector, está todo el personal de este puesto afectado a esta tarea, también con charlas en las comunidades, dado que tenemos Agentes Sanitarios indígenas estamos llegando a todos lo barrios y en su lengua le damos charlas, no tenemos Permetrina, que es el veneno para combatirlos, repelente también necesitamos” señaló la responsable del Puesto Sanitario.

Por su parte el Intendente Lorenzo Heffner se vio preocupado por esta situación que atraviesa su pueblo: “Tenemos una superficie 7.500 km2, con dos centros urbanos de un total de habitantes aproximado de 14.000, nos entregaron una Moto-Fumigadora y 20 Lts de veneno, no podemos asistir a todas estas comunidades, hay que tener en cuenta los parajes que también son afectados, el Ministerio de Gobierno nos entregó la máquina, pero no alcanza para toda esta zona, urgente necesitamos 100 Lts de Permitrina y una fumigadora más, el personal Municipal se encuentra capacitado para este operativo que ya está en marcha, pero que sin los elementos adecuados no se podrá combatir, estamos trabajando en coordinación con Salud, estamos descacharrizando todos los barrios, charlando con la gente para que tomen conciencia que si no luchamos entre todos no lo erradicaremos”, concluyo.

La pobreza extrema, la carencia de infraestructura, la falta de obras hídricas y saneamientos, se ven reflejado en este problema que llego para quedarse, los barrios pobres de esta localidad, donde no tienen letrinas ni agua potable, juntan en recipientes agua para su consumo en bidones y en el mejor de los casos en fuentones donde quedan estancados varios días y produce este insecto, de todas maneras se tendrá que asistir en forma urgente con todos los insumos que se precisan para esta lucha, de lo contrario Bermejito será tapa de todos los diarios, muertes por desnutrición, chagas, TBC y si no se llega a tiempo dengue.

De Saenz Peña y Castelli: Dos nuevas muertes presuntamente por dengue

Se trata de un hombre de 33 años, de Sáenz Peña, y una joven de 19 de Castelli. Durante la conferencia de prensa, el gobernador Jorge Capitanich también se refirió estos casos, y dijo que "no hay datos suficientes para determinar que fueron por dengue".

Así se refirió al caso de Presidencia Roque Sáenz Peña de ayer, donde objetivamente el cuadro de la persona fallecida fue gastrointestinal, con diarreas y vómitos. “Además, hemos tenido una notificación de Castelli de una persona fallecida de sexo femenino, de 19 años, con shock séptico, probable intoxicación”, informó. Ambos quedaron a consideración del Comité de Expertos para el cierre de casos.

En tanto, el viceministro de Salud de la Nación agregó precisiones a las cuestiones. Así, recordó que el hospital de Castelli envió copia de la historia clínica de la joven de 19 años fallecida. “Se cierra con diagnóstico presuntivo de shock séptico, a descartar intoxicación. Por lo tanto, no hay datos suficientes que permitan clasificar como dengue. De todos modos, la historia está a consideración del Comité de Expertos”, aclaró respecto a este caso.

En cuanto al otro caso dado en la jornada de ayer en Sáenz Peña, el coordinador de la Sala de Situación aseguró que se trata de un hombre de 33 años del barrio Nanqom, “con antecedentes de cuatro días de diarrea y vómitos, sin consulta médica conocida que fallece en su domicilio de causa desconocida”. “Tampoco en este caso hay datos suficientes que permitan clasificarlo como dengue”,concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Por dengue piden la “emergencia sanitaria” para Corrientes

MOMARANDU

A raíz del avance de la epidemia de dengue en la región, el Movimiento Barrios de Pie y la Secretaria de Extensión Universitaria del Centro de Estudiantes de Medicina, presentarán hoy en la Legislatura de la Provincia un proyecto de Ley para que se declare a Corrientes en emergencia sanitaria.

El proyecto fue anunciado por el área “Salud” del movimiento social. No obstante, los alcances del proyecto aún no fueron difundidos; lo serán luego de ser presentado en el Palacio Legislativo.

“Es imprescindible y urgente declarar la emergencia sanitaria en toda la provincia ante el avance de casos en diferentes puntos de la ciudad capital y el interior”, dijo en tanto Vicente Ruiz coordinador de esa área.

Acompañan al expediente la Secretaria de Derechos Humanos de la FUNNE, y el Movimiento Universitario SUR.

El proyecto tiene su correlato nacional en otro presentado ante el Congreso por las diputadas también del Movimiento de Libres del Sur Cecilia Merchán y Victoria Donda. Ese expediente dicta la implementación inmediata de una campaña contra el dengue.

El proyecto de Ley convoca a la participación en la campaña no sólo a lo sectores estatales y privados dedicados a la atención de la salud, sino también a escuelas, clubes, instituciones religiosas y organizaciones sociales.

La cartera de salud, según la iniciativa, “tendrá a cargo la formación de promotores de salud capacitados en el rastrillaje casa por casa a fin de explicar y formar a los vecinos en la necesidad de la erradicación de los nidos del mosquito Aedes Aegyptis, agente trasmisor del dengue”.

“Necesitamos que se extiendan los alcances territoriales de las políticas preventivas de fumigación, desmalezamiento y descacharrizado y a la vez sumar a toda la sociedad correntina en esta lucha y a todas las organizaciones de la sociedad intermedia”, señaló Ruiz respecto al proyecto correntino.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...