martes, 21 de abril de 2009

Oh!bama y G20: Más de lo mismo


Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

I. El Plan Obama- Geithner - Summers destinado a preservar la hegemonía del capital financiero parasitario.

El 23 de marzo Barak Obama presentó su plan. Estaba flanqueado por su secretario del Tesoro Tim Geithner, quien fue presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York durante la era Bush y Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, cargo para el que fue designado por Bush en 2005. Antes Bernanke había sido consejero económico principal de Bush (Presidente del Consejo Económico de la Casa Blanca).

En la elaboración del plan seguramente participó Lawrence (Larry) Summers, consejero económico principal de Obama, ex dirigente de Goldman Sachs y del fondo financiero especulativo D.E.Shaw, de quienes recibió generosas remuneraciones de varios millones de dólares. Summers adquirió notoriedad cuando siendo economista del Banco Mundial en los años 90 afirmó que deslocalizar las industrias contaminantes a los países pobres era de una lógica económica “imparable”. Como Subsecretario del Tesoro de Clinton torpedeó sistemáticamente todas las tentativas de regulación del mercado financiero de los productos derivados.

El plan de Obama consiste en rescatar (comprar a los bancos con dólares al 0%-0,25% de interés los llamados “activos tóxicos” es decir los productos financieros devaluados por la crisis) operación para la cual se emplearán un billón (un millón de millones) de dólares.

Esta inversión, sumada a las inversiones anunciadas por Bush al final de su mandato y por Obama en febrero para salvar al capital financiero, alcanza (por ahora) a dos billones de dólares

El rescate de los activos tóxicos se hará con recursos públicos del Tesoro y de la Reserva Federal y con la garantía de Corporación Federal Aseguradora de Depósitos (FDIC).

Los activos tóxicos rescatados se subastarán en el mercado financiero de acuerdo al siguiente esquema:

Un activo tóxico sale a subasta a 100 dólares y lo adquiere el mejor ofertante privado a 84 dólares, quien apuesta a una futura alza de dicho activo. La FDIC garantiza 72 de esos 84 dólares y de los 12 dólares restantes, seis quedan a cargo del Tesoro y seis a cargo del inversor.

De modo que si el activo se valoriza en el futuro las ganancias son para el inversor privado y en el caso contrario las pérdidas son para la FDIC y para el Tesoro, es decir para los contribuyentes.

La justificación es que el reflotamiento del capital financiero reactivará la economía real, los que es falso pues los bancos siguen sin otorgar créditos o los conceden caros y han aumentado recientemente los precios de sus servicios y las comisiones de las cartas de crédito.

Es decir que el plan consiste en reactivar la especulación financiera siempre en beneficio de los especuladores. El ciudadano común está pagando ahora por la crisis en curso y continuará pagando para reflotar al capital financiero.

En el plan no hay ni sombra de control del mercado financiero. Cuando un periodista de la televisión, Bob Schieffer, le preguntó a Larry Summers si sabía que harían los bancos con el dinero recibido del Estado, contestó: realmente no, pero no se preocupe, los profesionales de las finanzas saben lo que hacen. (Le Figaro, Francia, Crisis: Por qué la estrategia estadounidense es imprecisa, 24/3/09).

No hay ni puede haber verdadero control del mercado financiero porque las funciones de asesor legal de las grandes sociedades que cometieron y cometen enormes fraudes y la de vigilar la transparencia de las operaciones financieras al frente de la Comisión de control de los mercados bursátiles (SEC) de los Estados Unidos, son intercambiables: Harvey Pitt, designado por Bush al frente de la SEC, fue abogado de numerosas firmas de Wall Street, entre ellas la consultora Arthur Andersen, cómplice en la defraudación de Enron (The Washington Times, 3 de julio de 2002). Y los principales asesores económicos de Obama, Geithner y Summers, vienen del riñón de Wall Street.

A fines de 2008 se hizo público el “escándalo” Bernard Madoff, la “oveja negra” de las finanzas, autor de una estafa de unos 50 mil millones de dólares con su fondo de inversiones “Bernard Madoff Investment Securities”.

Madoff siempre fue muy respetado en los medios financieros y llegó a ocupar la presidencia de la NASDAQ ( National Association of Securities Dealers Automated Quotation) que es la bolsa de comercio electrónico más importante de los Estados Unidos. Cuando estalló el escándalo, Madoff hacía muchos años que estaba realizando la operación llamada “pirámide financiera”, consistente en pagar dividendos muy altos a unos inversores con el dinero de otros inversores. La pirámide financiera organizada por Madoff, mecanismo inventado en Estados Unidos por un italiano llamado Ponzi hace unos 80 años y archiconocido en los medios financieros, NO PUDO SER IGNORADA POR LA SEC.

La complicidad de la SEC, por lo menos por omisión, es manifiesta. Tanto es así que varias víctimas de Madoff han iniciado juicio contra la SEC.

Y si la pirámide de Madoff tuvo efectos internacionales y de tal envergadura es porque contó con la colaboración (complicidad) de importantes bancos y organismos financieros de distintos países que operaron como correas de transmisión: recibían dinero de inversores y los reinvertían en el grupo Madoff sin informar a sus clientes. Ahora algunos de esos inversores intentan juicios contra esos mismos bancos o grupos financieros.

No hay ninguna diferencia de fondo entre el mecanismo que provocó la crisis de las “subprimes” hipotecarias que estalló en 2008 y la pirámide financiera de Madoff. Dicho en otros términos, el “caso” Madoff y de otras estafas multimillonarias no son marginales, son inherentes al sistema, donde la clase política y el poder económico bailan el mismo compás de la superexplotación capitalista.

Como hemos señalado, sumando el plan Obama de marzo y los precedentes de Obama y de Bush de salvataje del capital financiero se han puesto en juego –por lo menos- dos billones de dólares.

El 18 de marzo de 2009 la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal de los Estados Unidos anunció en un comunicado que iba a comprar títulos de créditos hipotecarios por un billón 250 mil millones de dólares

¿De dónde sale todo ese dinero?

Una parte de los contribuyentes estadounidenses pero la mayor parte es el resultado de sucesivas y multimillonarias emisiones de dólares efectuadas por la Reserva Federal. Y de esa manera los pueblos de todo el mundo contribuyen –involuntariamente por cierto- al reflotamiento del capital financiero estadounidense

Veamos cómo.

Estados Unidos, principal beneficiario del sistema financiero vigente.

El régimen bancario de Estados Unidos y el sistema financiero internacional adoptado en Bretton Woods en 1944 y reformado en 1978, más la suspensión de la convertibilidad del dólar dispuesta unilateralmente por Estados Unidos en 1971 y la desaparición del cambio fijo dólar-oro en el decenio de 1970, hicieron en los hechos del dólar la moneda de reserva forzosa de la economía y de las finanzas mundiales. Ello permitió y permite a los Estados Unidos apropiarse de una gran parte del producto del trabajo y de los ahorros de los pueblos de todo el planeta.

Esta situación se refuerza por la circunstancia de que los dólares emitidos por la Reserva Federal (moneda fiduciaria, es decir sin respaldo de oro desde 1933) inundan todo el mundo para financiar el déficit presupuestario de los Estados Unidos.

La creación de dólares no tiene otro límite que los intereses del gran capital estadounidense, pues ni siquiera responde a una política de Estado.

En efecto, la Reserva Federal, que tiene el monopolio de la emisión de dólares y el poder de decisión exclusivo sobre la cantidad de dólares que emite – en los hechos sin control alguno del Congreso ni del Poder Ejecutivo- y que además fija, también sin control alguno, el tipo de interés director que rige en Estados Unidos, no es, como se podría suponer, un Banco Central Estatal, sino un conglomerado de doce Bancos donde los accionistas privados –bancos transnacionales- son mayoritarios. La Reserva Federal funciona como una empresa privada que incluso le cobra intereses al Estado por los dólares que emite. Pese a que la Constitución de los Estados Unidos establece que corresponde al Congreso crear y controlar la moneda.

En 1995 un autor estadounidense escribía: Más de la mitad de las acciones de la Reserva Federal están controladas por los más grandes bancos de Nueva York: el National City Bank, el National Bank of Commerce, el First National Bank, el Chase National Bank y el Marine National Bank. Cuando el National City Bank de Rockefeller fusionó en 1955 con el First National Bank de J.P. Morgan, el grupo Rockefeller pasó a ser propietario del 22 por ciento del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, que a su vez controla el 53 por ciento del sistema de la Reserva Federal.

Pero, ¿quienes son realmente los propietarios? He aquí la lista de los que encabezan el control de la Reserva Federal: 1. Rotshchild Banks of London and Berlin. 2. Lazard Brothers Banks of Paris. 3. Israel Moses Seif Banks of Italy. 4. Warburg Bank of Hamburg and Amsterdam. 5. Lehman Brothers Bank of New York. 6. Kuhn, Loeb Bank of New York. 7. Chase Manhattan Bank of New York, que controla los otros once bancos del sistema de la Reserva Federal. 8. Goldman, Sachs Bank of New York. (Harry V. Martin, The Federal Reserve Bunk, Copyright FreeAmerica and Harry V. Martin, 1995)

Esto es así –con distintas variantes en el curso del tiempo- desde que se creó en 1791 el Primer Banco de los Estados Unidos.

El sistema actual, con esas características, fue establecido por la Federal Reserve Act en 1913.

Pero siempre hubo personalidades que se opusieron al monopolio privado de la emisión monetaria.

Ya Thomas Jefferson criticó severamente en 1809 la privatización del sistema monetario y a los bancos privados en general: “Si el pueblo americano permite alguna vez que los bancos tomen el control de la emisión de la moneda...(éstos) desposeerán al pueblo de toda propiedad” (Thomas Jefferson -- The Debate Over The Recharter Of The Bank Bill, 1809).

Los dos presidentes que quebraron el monopolio privado ordenando crear moneda estatal, Lincoln en 1865 y Kennedy en 1963, fueron asesinados. Los dólares estatales impresos en 1865 y en 1963, que no llevaban la inscripción “Federal Reserve note” sino “United States note”, desaparecieron rápidamente de circulación poco después del asesinato de sus promotores.

En 1932 el congresista Louis T. Mc Fadden, presidente durante más de diez años de la Comisión Bancaria y Monetaria del Congreso, denunció a la Reserva Federal y a su Junta de Gobernadores como a las instituciones más corruptas de los Estados Unidos. Son monopolios privados –decía- que rapiñan a la población en su propio beneficio y de sus clientes extranjeros, especuladores y estafadores... prestamistas rapaces...(Congressional Record, pages 1295 y 1296, junio 10, 1932). Mc Fadden fue objeto de varias tentativas de asesinato (a tiros y por envenenamiento) hasta que murió en 1936, de un ataque cardíaco, según una versión o envenenado, según otra.

Algunas de las consecuencias de este sistema financiero y monetario las describía Ronald Mc Kinnon, profesor titular del Departamento de Ciencias Económicas de la Universidad de Stanford, en un artículo publicado en el Boletín del Fondo Monetario Internacional (Finances et Developpement, junio 2001):

“Durante el último decenio, el ahorro de las familias (en los Estados Unidos) ha disminuido más de lo que el ahorro público (expresado por los excedentes presupuestarios) ha aumentado en el mismo período. El enorme déficit de la balanza de pagos (exportaciones versus importaciones) de las transacciones corrientes de Estados Unidos, de alrededor de 4,5% del producto nacional bruto de 2000, refleja ese desequilibrio del ahorro. Para financiar un nivel normal de inversión interior –históricamente alrededor del 17% del producto nacional bruto- Estados Unidos ha debido utilizar ampliamente el ahorro del resto del mundo. “Malas” reducciones de impuestos –las que reducen el ahorro público sin estimular el ahorro privado- podrían incrementar esa deuda con el extranjero. Desde hace más de veinte años (es decir desde antes de 1980), Estados Unidos recurre ampliamente a las reservas limitadas del ahorro mundial para sostener su alto nivel de consumo- el de la administración federal en los años 80 y el de las familias en los años 90. Las entradas netas de capitales son actualmente más importantes que en el conjunto de los países en desarrollo. Es así como Estados Unidos, que era acreedor del resto del mundo a comienzos de 1980, se ha convertido en el más grande deudor mundial: unos 2 billones 300 mil millones de dólares en 2000. Los balances de las familias y de las empresas en Estados Unidos muestran el efecto acumulado de los préstamos privados obtenidos en el exterior desde hace diez años. La deuda de las empresas es también muy elevada con relación a su flujo de caja. Sin embargo, no tienen por qué inquietarse. Estados Unidos se encuentra en una situación única y es que disponen de una línea de crédito prácticamente ilimitada, en gran parte en dólares, frente al resto del mundo. Los bancos y otras instituciones financieras de Estados Unidos están relativamente al abrigo de las tasas de cambio: sus activos [...] y sus pasivos son en dólares. En cambio, otros países deudores deben acomodarse a las disparidades de las monedas: los pasivos internacionales de sus bancos y de otras empresas son en dólares y sus activos en moneda nacional.

Otro autor escribe: Con esos recursos externos se financian las reducciones de impuestos con los cuales Bush favoreció a sectores de altas rentas, se obtienen los recursos para mantener la costosa intervención militar en Irak y Afganistán y todo su despliegue de fuerzas alrededor del mundo, permitiéndole además mantener discriminatorias exenciones tributarias.(Hugo Fazio (CENDA), A Estados Unidos lo financia el resto del mundo. Argenpress 17/10/2006).

“Los Estados Unidos tenían en 1992 una deuda neta de 521 mil millones de dólares y una deuda bruta de más de 2 billones 500 mil millones de dólares (total de los dólares transferidos a no residentes) que corresponde a una creación de moneda internacional por los Estados Unidos, que ha progresado a un ritmo anual del 14 por ciento de 1978 a 1992”. (Lelart, Michel, Le système monétaire international, Editions La Decouverte, págs. 95-97).

Ese ritmo anual del 14% de crecimiento de la masa de dólares entre 1978 y 1992 es más que modesto si se lo compara con el 76% de crecimiento de la masa de dólares entre diciembre de 2007 y diciembre de 2008 (la mayor parte en los últimos meses de 2008), la tasa más elevada registrada desde la creación de la Reserva Federal en 1913.

En el contexto del sistema financiero internacional vigente, en el que el dólar sigue siendo la moneda de referencia, la Reserva Federal de los Estados Unidos no tiene necesidad de defender el valor del dólar ("un dólar siempre es un dólar") pues los Bancos Centrales de los otros países tienen que hacerlo para mantener la paridad de su moneda respecto del dólar. La Reserva Federal de los Estados Unidos no tiene que defender el tipo de cambio del dólar: los otros lo hacen en su lugar. Esto sigue siendo cierto en caso de déficit del balance de pagos estadounidense, sea éste muy importante o ilimitado. ¿Qué ocurre cuando los Estados Unidos están en déficit? En primer lugar, ellos pagan a sus acreedores en dólares, mientras que los otros países en general no pueden pagar con su moneda nacional. Lo importante es que los dólares destinados a pagar el déficit pesarán sobre el tipo de cambio dólar-marco, dólar-yen, dólar-franco, etc. Esta presión bajará la cotización del dólar por debajo de la paridad oficial, y cuando se llegue al punto de intervención obligatoria del Banco Central interesado, éste comprará dólares con su moneda nacional. El déficit estadounidense puede, literalmente, ser ilimitado. Por convención, por regla de juego, los dólares emitidos para financiarlo deben ser adquiridos a tipo de cambio fijo por los Bancos centrales de los países que tienen un excedente frente a los Estados Unidos". (Denizet, Jean. La naissance du système central, en : Crise persistante du système monétaire international. Cahiers Françaises de la Documentation Française, Nº 198, octubre-diciembre 1980, pág. 6).

A los acuerdos de Bretton Woods se suma la situación de hecho. Países de Asia, en particular Japón y China, han adquirido masivamente dólares y bonos del Tesoro estadounidense (cientos de miles de millones de dólares), con lo cual EEUU cubre su déficit fiscal. Casi cuatro quintos del financiamiento requerido lo obtuvo Estados Unidos de esa manera.

China dice querer una nueva moneda internacional de reserva que remplace al dólar pero con la enorme cantidad de dólares y de bonos del Tesoro estadounidenses que ha acumulado, está atada al dólar por muchos años.

Y por cierto la parte de ese patrón dólar internacional que es invertida por los capitales estadounidenses en la explotación de las materias primas, en las industrias y en los servicios de otros países es otra forma de despojo de los pueblos y una fuente de ingentes beneficios para los inversores.

Con el sistema financiero internacional y el estadounidense, frente a la crisis mundial actual la salvación no vendrá de los Estados Unidos y de su mesías Obama, sino todo lo contrario. Una vez más Estados Unidos se salvará a si mismo, con un plan multibillonario de salvataje del capital financiero a expensas de sus propios contribuyentes y, sobre todo, del resto del mundo.

A veces la verdad salta donde menos se la espera.

Mirek Topolanek, el derechista presidente de turno de la Unión Europea y Presidente de la República Checa, irritó a los líderes socialdemócratas y derechistas europeos declarando el 25 de marzo : "Estados Unidos va a necesitar liquidez para financiar su estímulo social y la obtendrá fácilmente porque siempre habrá quien compre obligaciones americanas".

II. G20: todo sigue igual (o peor).

El 2 de abril se reunió en Londres el G20 con un doble objetivo: distraer al mundo con un show demagógico bajo el lema de “moralizar al capitalismo” y ponerse de acuerdo sobre algunas medidas destinadas a preservar al sistema y, dentro de él, la hegemonía del capital financiero parasitario.

La “moralización del capitalismo” consiste en los hechos en señalar a la vindicta pública algunas ovejas negras demasiado notorias y responsabilizarlas de todas las lacras y abusos inherentes al sistema.

El resultado más concreto de la reunión del G20 es el billón 100.000 millones atribuidos al FMI, destinados a apuntalar descalabros financieros locales que podrían propagar un nuevo caos financiero a todo el planeta. Lo demás es puro gatopardismo (cambiar algo para que todo siga igual): se mantiene y refuerza el papel del FMI y del Banco Mundial, instrumentos de las grandes potencias y del poder económico transnacional y se relanza la gran farsa del supuesto control de los paraísos financieros.

En efecto, la famosa “lista negra“ (ahora de diferentes tonalidades) de paraísos fiscales fue elaborada por la OCDE hace diez años y no sirvió para nada. La razón es muy simple: buena parte de los paraísos fiscales (que no figuran en las listas) están en territorio de las grandes potencias o controlados por éstas: la City de Londres, la isla de Jersey, la isla de Man, el Estado de Delaware en Estados Unidos, Mónaco, Macao, Hong Kong, las islas Caimán, etc.etc. Y quienes se sirven de los paraísos fiscales son las grandes empresas transnacionales, los grandes bancos y sus clientes y los grupos financieros, que son intocados e intocables. Además, la “lista negra” o “gris” es como una puerta giratoria. Así como se entra se sale. Pero el G20 incluso dejó para más adelante el tema de las sanciones a los paraísos fiscales.

Según un autor, Michael Krätke, se estima que los más ricos tienen alrededor de un 30% de su patrimonio colocado en plazas financieras offshore. Más de un quinto (23%) de todos los depósitos bancarios del mundo se halla en los paraísos fiscales, al menos 3 billones de dólares según cálculos conservadores. Casi el 50% de las transacciones financieras transfronterizas mundiales pasan por ellos. Dice Krätke que de acuerdo con los cautelosos análisis del Tax Justice Network, los capitales disimulados en los paraísos fiscales evaden impuestos por un monto de entre 250 y 300 mil millones de dólares cada año.

Es el dinero que falta para relanzar la economía, aumentar el poder de compra de los más pobres y en general para mejorar la situación de las 3000 millones de personas que viven en el mundo con menos de 2,5 dólares por día.

Como señaló recientemente Eva Joly, más que controlar a los paraísos fiscales habría que controlar directamente las finanzas de las grandes empresas, los grupos financieros y los bancos que los utilizan.

Eva Joly, que fue hasta 2002 jueza de instrucción en Francia a cargo de grandes “affaires” y renunció a causa de las presiones políticas que recibió destinadas a trabar su acción, escribió: “...yo pensaba que estábamos ante una criminalidad superficial, marginal, accidental, una especie de falta de moral individual. Hoy tengo la certidumbre de que la criminalidad financiera está incrustada en la economía y que ensombrece nuestro porvenir” (Eva Joly, Notre affaire à tous , Ed. Les Arènes, Paris, junio 2000, pág. 183).

El G20 prometió la ayuda de los organismos financieros internacionales para renovar la deuda, no para abolirla, se olvidó del calamitoso cambio climático y de las políticas agrícolas, pese a que la crisis alimentaria mundial recomienza después de una muy corta pausa.

En el G20 se habló de inyectar 5 billones de dólares en la economía mundial, lo que implica, como con el plan Obama, fabricar dinero desmesuradamente.

El plan Obama y las decisiones del G20 permiten prever una profundización de la crisis económica y/o su repetición cada vez más frecuente y la probabilidad de una fuerte inflación con recesión (stagflación), con las graves consecuencias sociales que ya se conocen.

Ya se avizoran los primeros resultados de las políticas “anticrisis” de las elites: el capital financiero especulativo comienza a restablecerse mientras continúan los cierres o deslocalizaciones de empresas y en todo el mundo la desocupación sigue aumentando a pasos agigantados.

III. El contexto político, ideológico y militar

Criticar a Bush hacia el final de su mandato (y de rebote a los Estados Unidos) se había convertido en un deporte mundial casi unánime.

Pero después apareció Oh!Bama, el primer presidente negro (parece que tener la piel oscura es una virtud en sí misma) y por añadidura inteligente y “cool”, quien no sólo va a encarrilar a los Estados Unidos por la buena senda en política internacional sino que va a salvar del marasmo económico y social al resto del mundo. Este hermoso cuento, convenientemente propagado por las elites y las “mass media” de todo el mundo, sacó a Estados Unidos y a sus dirigentes del oprobio generalizado y ahora todos, desde la izquierda (no sólo la socialdemócrata pro-sistema y bien pensante), hasta la derecha pura y dura, pasando por los “progresistas” de todos los matices, se empeñan en elogiar a Obama y a los Estados Unidos.

Lo que por ahora da resultado.

En el diario El País de España del 9 de abril se puede leer la siguiente perla:

“Sólo el hecho de que no haya noticia de una sola bandera norteamericana quemada o un solo retrato del presidente de Estados Unidos arrastrado por el suelo, hubiera justificado la última gira europea de Barack Obama. Pero, además de eso, el viaje, aún limitado en cuanto a la consecución de resultados concretos, ha marcado un nuevo estilo y abre una nueva época en el liderazgo internacional de la mayor superpotencia. La gira de Obama ha mostrado al mundo una Administración estadounidense humilde, capaz de reconocer errores, dispuesta a escuchar y aprender de los demás, y, en última instancia, lista para seguir liderando el mundo pero acorde con las exigencias de este tiempo, en alianza con los amigos, en diálogo con los enemigos y, en la medida de lo posible, en paz y en beneficio de las mayorías”.

Son casi inaudibles quienes afirman, con razón, que la política de Estados Unidos no ha cambiado, que sólo se trata de una renovación de fachada, muy oportuna para desorientar a los desprevenidos, crear falsas esperanzas y preservar el sistema.

No es una simple hipótesis. Basta remitirse a los hechos : sigue incólume la política estadounidense de succionar económicamente al resto del mundo, de reforzar la “lucha contra el terrorismo”, que incluye a quienes, de una manera u otra, critican radicalmente al sistema. Con ese objetivo se le atribuyen nuevas funciones a la OTAN y su campo de acción adquiere dimensiones planetarias a expensas de la letárgica ONU. Robert Gates, Ministro de Defensa de Obama (el mismo que ocupaba la cartera con Bush) anunció el 6 de abril un nuevo esquema del presupuesto de defensa de Estados Unidos, menos orientado a las guerras convencionales y más a las no convencionales o contrainsurreccionales.

Además se refuerza la intervención militar en Afganistán, se mantiene vigente el costosísimo “escudo antimisiles”, sigue funcionando el campo de concentración de Guantánamo, etc.etc.

También es visible una creciente erosión a escala planetaria de la democracia formal:

En Italia Berlusconi ha fusionado su partido con los neofascistas y los sondeos de opinión lo dan como inamovible en el Gobierno, en Francia la concentración presidencial del poder y el creciente control y subordinación al Gobierno de los medios de comunicación (incluido internet, proyecto Hadopi) avanza a pasos acelerados, Israel tiene un gobierno racista y de extrema derecha que no parece inquietar mayormente a la llamada “comunidad internacional” es decir a las grandes potencias.

Obama propone reformar, antes de su extensión probable a fin de año, la USA Patriot Act de 2001, un catálogo completo de mecanismos de control social, manteniendo, entre otras cosas, su artículo 215 que permite a los servicios secretos investigar sobre los libros comprados por los ciudadanos en las librerías o tomados prestados en las bibliotecas. Y, por cierto, manteniendo el control sobre las comunicaciones privadas por Internet.

Podrían darse numerosos ejemplos similares en distintos países de todos los continentes.

El Papa Ratzinger aporta su granito de arena a las ideas malthusianas de las clases dominantes reivindicando más o menos indirectamente et Holocausto y promoviendo el genocidio de los pueblos africanos por vía de la propagación incontrolada del SIDA. Fiel a la concepción de las potencias neocoloniales para las cuales lo único que tiene valor en Africa son sus recursos naturales y en sintonía con Lawrence Summers (consejero económico principal de Obama) teórico de la “lógica económica imparable” de la contaminación de los países pobres.

Esta derechización ideológico-política encuentra resonancias favorables, en situaciones de crisis como la actual, entre los ciudadanos comunes cuando no se vislumbra una perspectiva superadora de cambio social. Este es el resultado de la descomposición de la socialdemocracia, desde hace años reducida a actuar o a postularse como cogestionaria del sistema y de la falta de una verdadera alternativa de izquierda ideológica y políticamente lúcida y coherente y en permanente interacción dialéctica con las clases populares.

Las elites saben que los tiempos son malos y orientan sus políticas económícas y financieras a incrementar la explotación capitalista y afinan su arsenal político, ideológico y represivo-militar para prevenir y eventualmente sofocar eventuales reacciones populares de envergadura.

Foto: Estados Unidos – Barack Obama. / Autor: Pete Souza – White House


Ver también:
- Las crisis del sistema capitalista (Parte I)
- Las crisis del sistema capitalista (Parte II)
- Las crisis del sistema capitalista (Parte III - Final)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Quinta Cumbre de las Américas: Cuba y EEUU frente al argumento ideológico


Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

La Quinta Cumbre de las Américas de Port of Spain, Trinidad Tobago, en los anuncios pasará a la historia por proponer la esperada transformación de la perversa dependencia de los países de América Latina y el Caribe respecto a la política exterior de EEUU. Precisamente estuvo antecedida por el pronunciamiento estadounidense de levantar algunas restricciones hacia Cuba y que en cierta forma marcó la pauta, o tal vez el ánimo del encuentro.

El dato significativo es que se llevó a cabo con una administración en EEUU promoviendo mayor autonomía y libre determinación. Pero también hará historia como la cumbre de la agenda alterada al “último minuto”. Lo programado inevitablemente debió abrir espacio al representante del fenómeno político más crucial de las últimas décadas, como es Barack Obama.

El reemplazo en EEUU de un presidente ultra conservador como George W. Bush que reconocidamente incrementó la confrontación, por un político como Obama, representando la intersubjetividad y la narrativa del mundo pos colonial, sin definiciones binarias y beligerantes, partidario de procesos cognitivos integrados, elementos esenciales en formar relaciones, es el componente clave del contexto internacional emergente que la Cumbre pareció resaltar.

Con los textos de análisis político hay un antes y un después de Barack Obama. Los publicados antes de su elección y asunción al poder aunque tengan fecha 2009 algunos, carecen del referente principal, y Obama ni aparece en el índice de nombres.

Con esta Cumbre, de cumplirse lo prometido también habrá un antes y un después de Port of Spain, como lo dejó entrever la presidenta argentina Cristina Fernández. “Nunca había sucedido antes, el presidente de Estados Unidos fue ovacionado por los líderes hemisféricos”, señala la enviada de La Nación de Buenos Aires Silvia Pisani.

La determinante ideológica

Además de los temas habituales de economía, desarrollo y pobreza, las expectativas y el uso del tiempo se concentraron en la política hacia la región del nuevo presidente en EEUU, estrechamente ligada al embargo y la reintegración plena de Cuba a la “nomenclatura” de la región.

Cuba y el embargo es el dedo en la llaga. Es un factor atravesando una realidad que se desea superar, y que es donde se concentra el argumento ideológico: el que “duele” más, porque obstruye demasiado. Nunca un país geográficamente pequeño y tan próximo a EEUU, había sido tan gravitante y amenazante. En medio de la peor crisis capitalista, la nación más anticapitalista subsistía y en algún momento la pesadilla ideológica debía terminar.

El casi medio siglo de bloqueo económico a Cuba y la imposibilidad de haberlo levantado permanece todavía como el símbolo del poderío de EEUU, y sobre la región en particular. También es el epítome de la inconsistencia con el argumento ideológico como centro oculto.

Hecho ley en EEUU (1992), el embargo en su divulgación ha estado conectado a la condición del sistema político, aunque en su esencia ha sido punta de lanza de una doctrina basada en que EEUU no aceptará en el hemisferio occidental sur ninguna forma de gobierno que se oponga activamente al sistema capitalista.

Si fuera por sistema político cerrado, autoritario y violador de DDHH, desde que impuso EEUU el embargo en 1962 debería haber aplicado la misma medida a quizás medio centenar de países, partiendo con las monarquías del Golfo Pérsico, el mundo árabe, y varios regímenes cerrados en regiones de África y Asia y América Latina, que con comodidad entran en los parámetros de la ley que ampara el embargo de EEUU a Cuba.

Las medidas de levantar las restricciones de viajes estadounidenses a Cuba, autorizar a ciertas compañías estadounidenses operar en Cuba, abrir el uso expandido de servicios de celulares y conexión satelital, entre otras, parecieran poner fin a la pesadilla ideológica. También proyectan lo que la Cumbre no pudo decidir, pero que en una postura por fin homogénea en la región podría materializarse: el pronto levantamiento del embargo.

En Florida residen más de un millón 200 mil cubanos con nacionalidad estadounidense, cuya interacción comercial o personal con Cuba produce un flujo monetario de más de mil millones de dólares al año.

Según el Grupo Brattle, si las restricciones a los viajes y los depósitos monetarios del actual embargo se levantaran, esta interacción entre cubanos de los EEUU y cubanos de Cuba producirían cerca de mil 600 millones de dólares adicionales, y generarían 20.000 empleos. K. Lipner, economista de la Universidad de Miami, calculó que el Estado de Florida pierde entre 750 millones y un mil millones de dólares anualmente por el embargo.

Pocas veces el siguiente paso, el levantamiento de este embargo sin condiciones (para Cuba), estaría examinando cuan diferente es la nueva política exterior de EEUU bajo la nueva administración. Para EEUU no será fluido reorganizar relaciones en una región marcada por beligerancias y antagonismos producidos por alternativas de supervivencia puestas al límite, y por una exagerada y continua dependencia en recursos y políticas externas para su desarrollo, del origen que sean. La mayor autonomía y la “libre determinación”no están garantizadas, y está la inercia de prácticas acendradas.

Sin embargo, por las declaraciones tanto de Barack Obama – “debemos aprender de la historia sin dejarnos atrapar por ella- como de la Secretaria de Estado Hillary Clinton reconociendo el fracaso del embargo, crecen las expectativas para una mayor integración en la administración de las relaciones internacionales y una política internacional menos expuesta a doctrinas de supremacía y control estratégico.

La cumbre reflejó un ambiente como que después del fuerte cachetazo de la crisis económica 2008-2009, los líderes de turno, estuvieran en una euforia de paz y progreso haciendo recordar el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Y de alguna forma, se comienza a salir de una guerra, todavía indefinida en el carácter y su dimensión, más allá del estrecho ámbito de la lucha internacional contra el terrorismo. Por sus efectos aún indescifrados y ciertamente por la fatiga imperante, la cumbre ayudó a palpar esa sensación de un ciclo que pereciera cerrarse.

El célebre Senador Frank Church en una entrevista en agosto de 1969 decía con premonitora lucidez: “Si nos liberáramos de la obsesión ideológica – de asociar automáticamente una revolución social con comunismo y éste con expansión soviética o china – estaremos en condiciones de distinguir los desordenes en el mundo y evaluarlos en sus mérito intrínsecos, lo que significa enfocarnos más en el contenido y menos en nuestros miedos.”

La nueva política exterior de EEUU está en una disyuntiva. O mantiene la doctrina del cambio de régimen en Cuba bajo la clásica presión externa intervencionista. O contribuye a reconstruir una nación en base a determinantes ancladas estrictamente en procesos locales

De todas formas, el hecho de que en América Latina y el Caribe exista más determinación para integrar a Cuba en la OEA y acabar con el embargo, justamente cuando hay un presidente en EEUU como Barack Obama, expresa la dependencia de la región hacia EEUU.

Foto: Puerto España – El presidente venezolano Hugo Chávez entrega a su par norteamericano -Barack Obama- un ejemplar del libro Las venas abiertas de América Latina (Eduardo Galeano).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Presos políticos


Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

“Nada hay más valioso que la independencia y la libertad”. La sentida frase del Presidente Ho Chi Minh viene a colación este 17 de abril, día de solidaridad mundial con los presos políticos. Sea éste un gesto de denuncia enfática y de exigencia esperanzada por su liberación; un acto de acercamiento a la causa de quienes están sometidos a prisión por la defensa de ideales de justicia social, independencia nacional y libertad.

En las prisiones de tantos países, sin que puedan salvarse del baldón las democracias consolidadas de Occidente –y en primerísimo lugar, por supuesto, los Estados Unidos- miles de seres humanos padecen cautiverio, unos por sostener opiniones diferentes al poder establecido y promoverlas de forma pacífica; otros, porque haciendo uso del derecho a la rebelión contra la tiranía, la opresión o la ocupación, resisten oponiendo a la violencia del agresor las armas de la insurgencia.

Además de ser víctimas de una violencia sin legitimidad alguna los condenados deben soportar primero juicios aberrantes y amañados, y luego, la horrible condición de la vida carcelaria que se agrega como un castigo a la privación de la libertad. Ajenas a todo principio humanista las prisiones constituyen un sistema perverso destinado a destruir a la víctima. En efecto, lo común es que al encierro se agregue con mucha frecuencia la permanente violación de los derechos más elementales en forma de tortura, hambre, humillaciones, enfermedad, aislamiento, separación ilegal de los seres queridos y hasta la muerte misma.

Las descripciones que se conocen incluyen todo tipo de escenarios siniestros, desde las horribles cárceles del Tercer Mundo en las cuales los prisioneros (políticos y comunes) se pudren entre la mugre, el hacinamiento, la humedad y el abandono, hasta las sofisticadas casas de la muerte profiláctica de los países ricos que destruyen a la persona con una combinación fríamente calculada de métodos primitivos con la más avanzada tecnología disponible, desde el “ahogamiento simulado” - tan similar a los métodos medievales de la Inquisición- hasta las técnicas de destrucción de la personalidad basadas en métodos científicos mediante el aislamiento programado y monitorizado por médicos y psicólogos que harían palidecer de envida al mismo doctor Mengele.

En contraste con la extremada crueldad del agresor sorprende la inmensa capacidad de resistencia de aquellos que “no se quiebran”, es decir, que logran sobrevivir al maltrato físico y la tortura psicológica sin traicionar y traicionarse.

Raúl Sendic, fundador del movimiento Tupamaro en Uruguay soportó larga prisión, sepultado en vida en un foso o aljibe de poco menos de dos metros de diámetro, a varios metros bajo tierra, víctima de la idea de algún militar demente que pensó con ello enterrar su rebeldía y con ella la de toda una generación de luchadores sociales. Salió de su encierro inhumano a morir en Francia, ya como enfermo terminal de un cáncer que le llevó a la tumba, pero entero en sus ideales y como un símbolo imborrable de resistencia y valentía. Pudieron con su cuerpo pero su espíritu se impuso.

Nelson Mandela (otrora condenado como “terrorista”) pasó por situaciones similares y también salió triunfante de sus enemigos, como un ejemplo vivo de la lucha heroica de las gentes de color y de no pocos blancos –todo sea dicho- que en Sudáfrica lucharon contra el Apartheid. Su compañero, el comunista Viko, no pudo sobrevivir a la violencia, como tampoco ocurrió con cientos de sus camaradas muertos en prisión por la policía racista.

En realidad, la lista sería interminable. Conviene recordar las horribles prisiones del colonialismo europeo por todo el mundo; tampoco se deben olvidar las “jaulas de tigre” en que los invasores estadounidenses encerraban a los patriotas vietnamitas ni las mazmorras de Argelia en la cuales se sometía a los peores vejámenes a los luchadores del Frente de Liberación Nacional, los campos de concentración alemanes en el sur de África o las actuales mazmorras de Marruecos –ese mimado de Occidente- en las que languidecen no solo los opositores a la corrupta dinastía alauita sino los imbatibles luchadores saharauis del FRENTE POLISARIO que combaten para expulsar al invasor de su país.

Gaza toda es una enorme prisión o campo de concentración moderno y en las cárceles israelíes se pudren en condiciones infrahumanas más de diez mil prisioneros palestinos, muchos de ellos sin juicio ni acusación concreta alguna (Guantánamo no es nueva). Condiciones semejantes soportan los kurdos en Turquía y la misma desventura soportan otras minorías nacionales criminalizadas como “terroristas” para desprestigiar sus luchas de liberación nacional. Los nacionalistas de Chechenia, por ejemplo, arrinconados y diezmados, se lanzan en ataques suicidas contra los ocupantes y llenan las cárceles rusas, al igual que miles de iraquíes y afganos que resisten a la invasión “aliada” de la “comunidad internacional”, es decir, los países ricos y la OTAN.

Además de sus cárceles secretas, los estadounidenses - que tienen una de las justicias más racistas y clasistas del planeta - mantienen a centenares de luchadores negros condenados a muerte, a cadena perpetua o a largas condenas, sin reconocerles su estatus político y social, satanizados como simples delincuentes comunes. No mejor es la suerte de los independentistas de Puerto Rico o de los cinco patriotas cubanos que, infiltrados en las filas de los grupos terroristas del exilio en Miami, precisamente para evitar sabotajes y asesinatos, son capturados por la policía gringa, juzgados en una pantomima grotesca y luego condenados a largas penas, negándoles el derecho a un juicio justo y a las prerrogativas elementales que toda legislación concede a los presos, tales como poder ver a sus familiares más cercanos.

Capítulo aparte merece el “juicio” y condena de los guerrilleros colombianos Simón Trinidad y Sonia en los Estados Unidos. Ante la imposibilidad del fiscal de presentar prueba alguna que tuviese mínima solidez, ante la inevitable decisión de inocencia, ante las burdas maniobras de todo tipo y la fragilidad de los indicios ofrecidos por el gobierno colombiano, el juez estadounidense decide repetir por tres ocasiones el proceso “hasta que sean declarados culpables”, poniendo en evidencia que todo era un amaño y que la decisión de condenarles estaba tomada de antemano. Trinidad y sus compañeros están sometidos a un régimen de aislamiento absoluto, en violación de todas las normas internacionales que otorgan a los prisioneros una serie de derechos humanos insoslayables. Más aún, enfatizando el carácter político de su secuestro, juzgamiento y condena, las autoridades de Bogotá y Washington han estado siempre dispuestas a utilizar a Trinidad y sus compañeros como monedas de cambio en una posible negociación con las FARC.

No corren mejor suerte sus compañeros de lucha presos en las cárceles de Colombia, verdaderos antros de destrucción destinados a quebrantar voluntades y vidas, si es necesario. Reflejando bien lo que es el país, las prisiones colombianas están divididas casi siempre en tres grandes bloques de condenados: los muchos y miserables presos comunes (ya se sabe, los ricos no van a la cárcel) que vegetan en las condiciones de extrema pobreza, abandonados a su suerte y pendientes de alguna mano caritativa que alivie sus desgracias; los presos de la guerrilla y los luchadores sociales (todos acusados naturalmente de rebelión) que consiguen sobreponerse a las duras condiciones del encierro mediante organización y solidaridad y, por último, unos pocos paramilitares y narcotraficantes que, caídos en desgracia, pueden no obstante contar con celdas de lujo, comodidades múltiples, restaurantes exclusivos, visitas a placer y la mejor atención por parte de unas autoridades obsecuentes y cómplices. Desde la cárcel continúan con sus negocios de droga y asesinato.

La posible apertura de nuevas oportunidades para un intercambio humanitario de guerrilleros presos por militares capturados que parece vislumbrarse ahora en Colombia
tendría no solo el aliciente de llevar paz y felicidad a miles de familias sino que abriría las puertas a un posible proceso de negociación política del conflicto armado.

Este 17 de abril, día internacional de solidaridad con los presos políticos de todo el planeta, no cabe más que abrigar la esperanza de su pronta liberación. Un ilustre prisionero de muchas cárceles escribía un pequeño poema que describe la dura escena de la visita

Une femme de prisonnier vient voir son mari

Lui, derrière la grille en fer,
Elle, devant, à un empan
L´un de l´autre, mais si distants
Autant que le ciel de la mer.
Ce que la bouche n´a pu dire
C´est Dans les yeux qu´on peut le lire.
Mais avant qu´on puisse parler,
Les armes commencent à couler.
Que de pitié leur sort m´inspire!

Y lejos de todo sentimiento de derrota, él mismo escribía

Mais je cherche une rime en vain dans mes papiers,
Soudain, j´entends jaillir celle du mot “victoire”

Ho Chi Minh

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En las montañas de Colombia se construye un ser humano nuevo


Diógenes Alejandro Xenos (especial para ARGENPRESS.info)

A toda la guerrillerada fariana que me brindo su amistad,
su solidaridad y sus enseñanzas.

La oligarquía colombiana, los propagandistas del imperialismo y sus industrias mediáticas han pretendido desprestigiar a las FARC-EP y sus comandantes acusándoles de estar involucrados en el negocio del narcotráfico y de tener como objetivo el enriquecimiento de sus miembros por medio de actividades delictivas.

El cinismo de estos grupos de poder es enorme. Acostumbrados a vivir en medio de lujos, riquezas y comodidades de todo tipo, producto de la explotación de la clase trabajadora colombiana, de la especulación financiera y del narcotráfico, estos miserables quieren inculpar a una organización construida con el sudor, esfuerzo y sangre de valientes combatientes revolucionarios durante más de 45 años de la forma de vida superficial, hipócrita y llena de ostentaciones que llevan gracias a los atropellos perpetrados contra campesinos, obreros, estudiantes e indígenas colombianos.

Las cifras son claras. Un informe de la FAO señala que el 49,2% de la población de Colombia es pobre, la pobreza extrema alcanza el 14,7%, lo que equivale a 7,4 millones de personas viviendo en la indigencia. En la zona rural la situación todavía es peor, elevándose a 60% los hogares que viven por debajo de la línea de pobreza. En el mundo Colombia ocupa el tercer lugar entre los países con mayores desigualdades económicas y sociales.

Esta realidad no ha sido impedimento para que la oligarquía santanderista, sostenida por el imperialismo yanqui, con respaldo también del sionismo israelí, siga masacrando al pueblo colombiano que se mantiene en lucha permanente contra los criminales explotadores que destinan millones de dólares para la adquisición de armamento sofisticado para combatir a la insurgencia y para el fortalecimiento de sus aparatos represivos, al mismo tiempo que brindan todo su respaldo a los asesinos narcoparamilitares. El ejército colombiano es el que más ayuda recibe por parte de EEUU en América Latina y el tercero en el mundo.

No puede ser de otra manera. Para seguir gozando de su vida de nerones tienen que dotarse de toda la tecnología para mantener el control social y evitar el triunfo popular. De igual manera tienen que estructurar fuerzas mercenarias, criminales para arrasar con el movimiento revolucionario como lo hicieron con la Unión Patriótica y hoy pretenden hacerlo con las FARC-EP. El brutal ataque cometido por fuerzas conjuntas norteamericanas, israelíes y colombianas contra el campamento del Comandante Raúl Reyes, que provocó su muerte, así lo demuestra.

No obstante esto, las FARC-EP no han podido ser derrotadas. Varias son las razones, pero la fundamental es que la insurgencia revolucionaria es pueblo en armas que, conocedor de la bestialidad de la oligarquía vendepatria, se prepara continuamente, aplicando en forma dialéctica diversos métodos de lucha para enfrentarse a las distintas circunstancias que se presentan en el conflicto, para así, con el potencial físico e intelectual de todas y todos sus combatientes, estar listas y listos para la ofensiva final, la insurrección popular y la toma del poder.

Los falsificadores de la historia ambicionan mantener sus mentiras respecto a las FARC-EP para generar una matriz de opinión en Colombia y otras partes del mundo, desfavorable a la insurgencia. No han escatimado absolutamente nada para desprestigiar a esta valerosa organización a la que han calificado como terrorista. Pero si bien su campaña ha sido efectiva en muchas ocasiones y ha calado en la mente de algunas personas, los pueblos que luchan día a día contra este sistema explotador y que están conscientes de su propia realidad, saben que las FARC-EP es una organización político-militar poderosa gracias a la fortaleza humana de sus integrantes forjados en el ejemplo que legara Manuel Marulanda, el héroe insurgente de la Colombia de Bolívar, cuyo objetivo es luchar en defensa de los explotados y oprimidos.

Quien haya tenido la oportunidad de convivir con la guerrillerada fariana puede saber la calidad de hombres y mujeres que, haciéndole frente a las adversidades y a las duras condiciones de vida que existen en la selva y la montaña, luchan por construir una Patria Socialista en Colombia.

Cobarde, infame y embustera la oligarquía colombiana jamás aguantaría las condiciones de la vida guerrillera, la misma que implica esfuerzo, abnegación y renuncia a muchas cosas materiales, condiciones que sólo pueden tener personas con un profundo amor por la causa de los pobres, de los explotados, del pueblo.

Transitar por senderos, trochas construidas en medio de la selva colombiana, cargados de barro y lodo, atravesando pequeños ríos, bajando y subiendo por la montaña rodeados de una rica vegetación, es una experiencia maravillosa, especialmente cuando se sabe que al final de una agotadora caminata la recompensa será el encontrarse en medio de uno de los campamentos farianos, en el que quienes ingresan sólo recibirán muestras de hermandad, cariño y solidaridad.

Cuantas barbaridades vociferan sobre las FARC-EP los criminales oligarcas y los propagandistas yanquis. La imbecilidad ideológica de estos falsarios pretende convencer a la gente que el ejército fariano es un grupo de delincuentes, sin ideas, sin principios, sin preparación. ¡Qué lejos están de la verdad! En medio de la selva, con la fortaleza que sólo tienen las y los revolucionarios, jóvenes guerrilleras y guerrilleros hacen de ese espacio su centro de trabajo, de estudio y de esparcimiento.

La vida que propone el capitalismo para la niñez y la juventud es realmente la muerte. Un mundo alienante, consumista, lleno de cosas banales y superficiales que se encuentran en los malls; un mundo cargado de drogas de todo tipo, muchas de ellas diseñadas en laboratorio para mantener idiotizados a las y los jóvenes; un mundo de displacer disfrazado de placer; un mundo de egoísmo, donde lo que prima es el individualismo; un mundo, en definitiva, de mierda.

La juventud fariana, en medio de las condiciones duras de la vida que llevan en la selva, conscientes de que deben enfrentarse a un enemigo cruel, no descuida su preparación en diversos campos. La sociedad del futuro no puede esperar a construirse en condiciones objetivas mejores. La militancia revolucionaria, la guerrillerada de las FARC-EP, saben que el ser humano nuevo, ese ser excepcional del que habló el Che, hay que construirlo en las entrañas mismas de la podrida sociedad capitalista para poder precisamente guiar al pueblo hacia la victoria final.

La vida en un campamento de las FARC-EP debería ser ejemplo para la convivencia humana. Las y los guerrilleros, mujeres y hombres juntos, buscan el alimento para el colectivo, preparan el rancho, mantienen aseado el campamento, cuidan sus espacios. Todo el grupo está preparado militarmente para, cuando se asigne esa tarea, cumplir las misiones encomendadas para evitar que el enemigo pueda golpearlos y, a su vez, asestarle golpes certeros al ejército de la oligarquía. La actividad física es importante y ella la han adquirido no sólo a través de los ejercicios militares, sino del propio trabajo, cortando leña, cargando costales con los productos de las cosechas.

A diferencia del ejército de la oligarquía colombiana, en las FARC-EP no hay ostentaciones de grados y medallas. Hay disciplina y respeto para quienes, producto de más años de lucha, son sus comandantes. Pero, de igual manera, sus comandantes mantienen un trato de amistad y camaradería con el resto del colectivo guerrillero. Cada combatiente de las FARC-EP pone en práctica las enseñanzas que Manuel dejara. Y ese cariño profundo para sus líderes históricos, sobre todo para el “viejo querido”, es otra de las características de las y los guerrilleros farianos.

Una vez más engaña la pusilánime oligarquía colombiana al decir que las FARC-EP están divididas. Nada más falso. Unidad de acción para derrotar al enemigo. Las y los combatientes farianos están férreamente fusionados alrededor de la figura legendaria, inmortal de Manuel Marulanda, Comandante en Jefe de este ejército del pueblo, siempre vivo, así como de su actual Comandante Alfonso Cano.

Mujeres y hombres valiosos tienen las FARC-EP. “Poetas perfumados, con poses de intelectuales” chillaba Uribe, pretendiendo con ello afectar la imagen de los líderes farianos. Lo que no se dio cuenta el imbécil narcoparamilitar es que efectivamente en las filas de las FARC-EP, hay poetas que están produciendo cosas hermosas. Y por supuesto, perfumados, como se ríen del mequetrefe Uribe, porque las y los guerrilleros también están preocupados de su aseo personal. Más temprano que tarde la gente tendrá la oportunidad de leer la maravillosa poesía de Jesús Santrich, de Iván Márquez. Pero no sólo hay poetas. De las filas farianas brotan hombres y mujeres que hacen música, que pintan cosas maravillosas. Guarda el visitante con mucho cariño la pulsera tejida por su hermano guerrillero, así como sus dibujos y los de esa hermosa joven revolucionaria que pinta con delectación de artista, como diría el Che.

La hora cultural es un espacio para que cada guerrillera y guerrillero dé a conocer sus propias creaciones o las de otras y otros camaradas. Y, por supuesto, el humor no puede faltar porque esa es una de las características fundamentales de toda la guerrillerada. Ronaldinho, mote con el que bautizaron al camarada que los visito, gozó mucho de sus “mamaderas de gallo”. A diferencia de la amargura que expresa en su rostro el fascistoide de Santos o el führecillo de Uribe, en las FARC-EP hay alegría porque se sabe que se lucha por las cosas hermosas de la vida.

Las y los guerrilleros tienen ansias de conocimiento. Leen, estudian en una constante autopreparación. Son hábiles en el arte de indagar, de buscar datos, informaciones de diverso tipo. Han desarrollado magistralmente el método problémico y la capacidad para dar solución efectiva a los problemas. La pedagogía del ejemplo es lo que prima. Son unos artistas en el arte de concienciar a las personas sobre diversos temas de carácter político, filosófico, cultural. Santrich es un maestro en ello. Hermosa experiencia sentarse junto a él en medio de la oscuridad de la selva para, con la luz de una pequeña linterna, leer los cuentos de su creación y hablar de diversos temas.

En la música fariana se siente esa vitalidad, esa felicidad que tienen las y los combatientes revolucionarios que, conscientes de la brutalidad y ensañamiento de la oligarquía colombiana y el imperialismo yanqui contra el pueblo, saben que debe proporcionar a sus hermanos campesinos, obreros, estudiantes, y a la misma guerrillerada, música alegre, llena de energía positiva. Salsa, Vallenatos, cumbias, rock, rap, hip-hop, tango, jazz y otros ritmos acompañan las hermosas letras de la música de las FARC-EP que, además, tienen un profundo mensaje social y político. A diferencia de Juanes, Shakira o el imbécil de Alejandro Sanz, cuyas canciones hablan de un amor abstracto, meloso, lastimero o de cosas triviales, desvinculadas de la realidad social concreta de Colombia, las letras de la música fariana son para gozarlas, para bailarlas pero también para aprender sobre la historia y la realidad objetiva que vive el pueblo colombiano. Ahí se conjuga plenamente la relación dialéctica entre arte y revolución.

Bañarse en los ríos es reconfortante. Luego de una dura jornada de trabajo queda bien refrescarse en las frías aguas que la naturaleza proporciona. “Es agua viva”, dice un hermano guerrillero, frente a la pregunta del visitante si hay como beber de esa agua. Y es que las y los guerrilleros tienen un respeto profundo sobre la naturaleza, la madre tierra. Saben que ella les protege y proporciona el espacio adecuado para vivir y obtener, con una actividad productiva responsable, lo que se requiere para la alimentación del ejército revolucionario.

Pero además, en el medio del río se aprecia que, lejos de los prejuicios propios de la pacata moral burguesa, guerrilleras y guerrilleros, con respeto sincero, pueden bañarse juntos en ropa interior, sin expresiones falsas de pudor o con miradas morbosas, si no como un acto más de la necesidad de vincularse colectivamente y de ver con naturalidad el cuerpo humano, tan denigrado por los hipócritas conservadores. Y por supuesto que entre la guerrillerada surgen afectos, hay deseos, gustos que conducen al establecimiento de vínculos amorosos más libres que los constituidos en otras circunstancias donde, debido a la formación propia de la ideología clasista burguesa, lo principal es el matrimonio, la procreación o el disfrute mojigato sin alcanzar verdaderamente el goce del placer sexual. Claro está que en las circunstancias de la vida guerrillera, hay mucho camino por andar para que las y los jóvenes, y también las y los no tan jóvenes, puedan vivir plenamente la sexualidad. Por ello es necesario que la educació
n sexual, que también es política, se fortalezca en el seno de las FARC-EP. Sólo la victoria final permitirá a esas y esos jóvenes tener una vida distinta. Eso le da todavía más un valor especial a esa implicación revolucionaria que mantiene la juventud fariana.

Las guerrilleras de las FARC-EP son maravillosas. Jóvenes muy lindas, trabajadoras, disciplinadas. Ágiles física y mentalmente; son combatientes excepcionales. Esta es otra de las diferencias fundamentales con el ejército burgués donde priman las concepciones machistas, el dominio patriarcal y el simbolismo falocéntrico.

No obstante lo expuesto, la vida en un campamento de las FARC-EP no deja de ser dura, complicada. Pero la diferencia radica en que la ética y la praxis revolucionaria permiten transformar las circunstancias severas en condiciones adecuadas para forjar un ser humano nuevo.

Disciplina consciente y organización son elementos esenciales en la vida de un campamento fariano. Todo está bien estructurado y diseñado. Cada quien cumple en forma precisa sus actividades. Hombres y mujeres participan en cada tarea encomendada. Las labores de cocina son compartidas y guerrilleras y guerrilleros preparan, con lo que tienen, alimentos sabrosos. Hornos de diseño vietnamita se convierten en instrumentos para la elaboración de la comida. No puede faltar el café o el agua de panela con el sabor especial de la lucha guerrillera.

Los sentimientos positivos de las y los guerrilleros también se expresan hacia los animales. Gatos y perros tienen un sitial importante en el campamento. ¡Qué linda lucía la camarada guerrillera dando besos y caricias a sus perros juguetones!

Esos son los lujos con los que vive cada combatiente fariano: aire sin contaminar, agua pura, árboles hermosos, sonidos de los pájaros, del viento, de la lluvia. ¡Sí! Realmente viven una vida de lujo, porque existe dignidad, respeto, camaradería, solidaridad e implicación con la causa de los explotados.

Los criminales de Santos, Uribe y sus cobardes generales vociferan sobre el fin de las FARC-EP. No obstante, ese ejército revolucionario sigue creciendo, mantiene orden, disciplina y una organización poderosa. El optimismo es muy grande. Confían en la victoria final. No son ilusos, se basan en hechos concretos. El ejército “victorioso” de la pútrida oligarquía colombiana y el imperialismo yanqui, cada día es objeto de ataques contundentes que le generan un sinnúmero de bajas y pérdida de armamento. Ni con la más sofisticada tecnología podrán derrotar a un ejército que está integrado con la gente del pueblo.

Y no lo podrán hacer porque las FARC-EP son además una organización de masas, un partido revolucionario cuyos cuadros están trabajando en los sindicatos, en el movimiento estudiantil, en las comunidades indígenas, en el campo. Como defensores del marxismo-leninismo conocen que se deben conjugar todas las formas de lucha, en todos los escenarios, para derrotar a los enemigos de clase.

La guerrillerada fariana hará real el sueño por el que luchó su vida entera Manuel Marulanda Vélez: la construcción de la sociedad socialista en Colombia.

¡Hemos jurado vencer y venceremos!

En algún rincón de la Patria Grande, 12 de abril de 2009

Foto: Colombia – Guerrilleros de la FARC-EP. / Autor: Dick Emanuelsson


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Apoliticismo e inseguridad: La política de los apolíticos

Daniel Cadabón (especial para ARGENPRESS.info)

Cuando los representantes de la derecha proseguridad se visten de clase media y sacuden con su discurso sobre la naturaleza de los males sociales, de la inseguridad y la delincuencia; presten atención, comienzan por declararse apolíticos.

Al disertante no le preocupan otros temas de fondo, ni sostiene una mirada amplia sobre la sociopolítica o la economía, él, trata sobre “el aquí y ahora”, sobre las calamidades en las que estamos inmersos por culpa de unos “menores de mierda” que armados utilizan su impunidad legal para matar, sobre la gran tragedia histórica que representa la falta de orden.

El derechista apolítico pronuncia un discurso grave sobre lo que pasa – experiencia pura e irrebatible- “los chorros te matan por 20 pesos…” mientras, nos alerta “nos van a matar a todos”. Si los escrutan un poco más, aclaran que no hablan desde el punto de vista político -nunca lo hacen- por que no militan en política ni se preocupan por ella. Sólo busca soluciones a un problema que afecta a la sociedad como “cualquier persona común”.

Hace apenas unas semanas atrás, un coro de artistas y de gentiles hombres y mujeres que han vivido siempre de los favores del Estado, entre los que se encontraban cantantes venidos a menos, vedettes televisivas, representantes de los medios, etc. también hicieron su prognosis sobre el tema de la inseguridad de manera simple y brutal “el que mata tiene que morir”.

Batalla, arma y estrategia, la mano dura, es una de las consignas políticas preferidas de esta derecha supuestamente apolítica, que está dispuesta a hacer rodar cabezas y a establecer un plan de exterminio que afecte a un grupo de argentinos, el que funciona como chivo expiatorio en medio de una situación de crisis económica y política indisimulable.

Hacer política desde su supuesto apoliticismo compensa a todos estos sectores derechistas con toda una serie de ventajas:

- No les es necesario conocer categorías históricas, ni detenerse a analizar los problemas ni el tratamiento que hayan tenido en el tiempo.

- No deben someterse a una determinada línea de pensamiento, con lo cual quedan autorizados para vender cualquier verdura sin rendirles cuentas a nadie.

- Estos arribistas de derecha usan el dolor de los familiares y amigos de las victimas como estandarte de lucha y como el trofeo que les permite tomar notoriedad; al mostrarse heridos por las perdidas de vidas humanas, definen el diagnostico de la trágica coyuntura en términos de muerte, violencia y venganza. Todas reflexiones simples e indignadas que les hace posible presentarse en la escena de un modo respetable y de esta forma desplegar toda su discursiva.

Su meneado apoliticismo calma a la audiencia; refiere a un discurso neutro, actual, empírico, que no aparenta otra intención que la denuncia del sufrimiento social. El terror del relato realiza el resto.

Menores violadores y asesinos que burlan al poderoso Estado y a sus leyes. Pibes de 14 años con una capacidad ilimitada para el asesinato que gozan de las ventajas de la puerta giratoria; mientras las fuerzas de seguridad no tienen nafta en los patrulleros. Adictos al paco, y otras yerbas, con la voluntad quebrada para la existencia humana que, sin embargo, son asesinos por naturaleza.

La audiencia queda paralizada, engatusada o, para usar un término de moda, crispada de indignación.

Los términos del discurso son simples, el acento está puesto en desempolvar los ojos de la “gente”, dueña de una mirada ingenua que no ve nada, pero que no se anima a salir a la puerta de la casa “por las cosas que pasan… vivimos presos mientras los delincuentes están libres”.

Los representantes del apoliticismo derechista afirman ver lo que los demás no ven; sus críticos son “garantistas y defensores de los derechos humanos” porque aun no les tocó.

Llamativa es la discordancia entre el que “lo sufrió” y el que sólo puede observarlo con los ojos críticos porque aun no han sido víctimas, amigos o familiares. Se regodean en un “cuando les toque ya van a ver que tenemos razón”. Es como si un médico no nos pudiera extirpar el apéndice sin que a su vez lo tuviera extirpado de su propio cuerpo. Es el “dolor” el que autoriza la opinión y nada más. Es el “dolor” lo que permite la mirada sobre las cosas como son.

¿Y como son en definitiva? Simple, “el que mata muere”.

La tragedia que rodea la pérdida de una vida humana está, bajo el capitalismo, clasificada y valorada en términos económicos y políticos. Para decirlo de forma simple: para la derecha hay muertos y muertos.

Los pibes que todos los días matan los Balmaceda de la bonaerense en las barriadas de Bunge, Varela o Berazategui tienen un valor despreciable, no despiertan en la audiencia la misma empatía con ese igual “de clase media” que es víctima de la inseguridad.

La empatía, construida desde la prensa, se ha transformado en la dimensión constitutiva del discurso sobre la inseguridad. Los medios explotan esta característica humana a favor de ciertos intereses. Esto se ve en el centimetraje destinado a uno u otro caso.

El pibe víctima de gatillo fácil es invisible. Sólo la movilización de los suyos sobre la comisaría del lugar puede despertar algún interés mediático y siempre para denunciar algún tipo de exceso de parte de los manifestantes. Cuando las contingencias del asesinato comprometen a instancias de Estado (Fuerzas de seguridad) no hay pronunciamiento de la derecha supuestamente apolítica.

El pulso político de la estrategia derechista sobre el tema de la inseguridad se mide en el uso político (destaco lo de uso político) que hace del ciudadano común, padre de familia, comerciante, profesional, etc. “al que matan por 20 pesos” que es el que despierta mayor empatía entre los sectores medios.

En su momento, el caso Blumberg no tuvo desperdicio para el análisis de esta cuestión. El “ingeniero” se trepó a la tribuna para provocar una de las manifestaciones más repugnantes de utilización del supuesto apoliticismo en beneficio propio. Blumberg, hasta que se apagó su estrella, negoció con todas y cada una de las facciones derechistas un lugar entre los estelares electorales.

Bajo su influencia se cambiaron leyes, se debatió hasta el hartazgo la necesidad de endurecer el código penal. El kirchnerismo, asustado por la masividad de las marchas nocturnas del “ingeniero” y olvidando su aparente carácter popular, aceptó todo el libreto represivo. Todo un redondo fracaso.

La empatía fabricada por los medios con las víctimas cierra el debate, que el cargador vaciado por “un negro de mierda” abre.

Matar al que mata se sostiene en una lógica devastadora que entraña un anti humanismo conciente y coherente con el estado de derecho capitalista.

La clase media declara que quiere vivir tranquila y sin rendirles cuentas a la política.

Las marchas en contra de la inseguridad se han transformado en un clásico de consignas que defienden esa tranquilidad y el apoliticismo derechista.

“Auto-reivindicados” como el sector más sano de la sociedad, son conminados por la agitación derechista a una vorágine de enfrentamiento xenófobo en contra de los sectores populares más explotados.

Así como la policía y los punteros políticos reclutan entre jóvenes desesperados y embrutecidos por la miseria social, en los márgenes de la comunidad, a la mano de obra para realizar las tareas sucias del narco y el robo. La derecha espera reclutar entre estos sectores medios la mano de obra necesaria para realizar sus tareas históricamente reaccionaria; ya lo han logrado, en parte, cuando grupos de vecinos son movilizados en contra de los sin tierras o cuando apoyan operativos policiales de desalojo, a los tiros, de familias que se movilizan por la vivienda.

Con un lenguaje prestado, que hace eje en la requisitoria de orden, los sectores medios derechistas, más activos y militantes reivindican en las marchas la vuelta de los milicos o de gobiernos de fuerza que “terminen con el garantismo, que permite que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra”.

Pero no todas son flores y víctimas entre los sectores medios de derecha.

Los reclamos de una mayor represión dejan de lado una visión histórica que compromete a todo un sector de clase media con el mayor latrocinio y el asesinato más despiadado que se haya vivido en nuestro país.

Oficiales y suboficiales alistados en las fuerzas de seguridad, todos ellos pequeños burgueses derechistas; tanto desde el punto de vista de sus ingresos como desde de su concepción del orden; funcionaron dentro de los grupos de tareas de la dictadura enriqueciéndose con los valores muebles e inmuebles robados a sus víctimas.

Nunca el delito tuvo un carácter tan sistemático ni tan atroz como en las décadas de los ´70 y los ´80.

Las violaciones, el robo, el secuestro y el asesinato de estas bandas estatales y para-estatales, que usaban la noche y la impunidad como cómplices, nada tenían que ver con la “obediencia debida”; la principal fuente de captación para el alistamiento de estos efectivos estaba en el enriquecimiento ilícito que surgía de sus irrupciones en las viviendas de sus víctimas: trabajadores, estudiantes, padres de familia, comerciantes, profesionales, etc. No sólo asesinaban, se llevaban todo.

Jamás la violación de adolescentes y adultos, la tortura y la perversión en contra de las victimas tuvo un carácter tan metódico y orgánico.

A los reclamantes derechistas del orden militarista no les asiste ningún derecho para hablar de inseguridad.

El apolítico pro-seguridad se declara partidario de cambiar las leyes aplicando correctivos letales para los delincuentes. Pero el pedido de la pena de muerte y la nostalgia por las épocas de orden no son de ninguna manera consignas apolíticas, todo lo contrario, es política en toda su dimensión.

El verdaderamente apolítico se calla la boca, no opina porque no le interesa, porque no le preocupa, porque no sabe, porque no es.

El hombre es un animal político (conciente o inconscientemente) por su naturaleza social.

El declaradamente “apolítico” es un farsante que esconde el cuchillo bajo el poncho y que utiliza el desprestigio que la política de los partidos burgueses se supo ganar durante décadas para afirmar desde una supuesta neutralidad periodística. Cacatúas mañaneras formadoras de opinión.

Los ejemplos abundan.

El viernes 17 en su programa de televisión Mauro Viale, presenta un abogaducho declaradamente apolítico y una madre entregadora de sus hijos (mellizos) a la policía.

La idea del programa era mostrar una madre ejemplar (no “La madre” de Máximo Gorki) sino una madre que la derecha reclama para los tiempos que corren.

La pobre mujer fue desde el principio atacada por el abogaducho “apolítico” en los siguientes términos: “Que hacia usted mientras sus hijos salían a robar?” “yo tengo madres (y la pobreza con que se justifican me chupa un huevo) que me piden que saque a sus hijos de la cárcel para que vuelvan a robar y así mantenerlas”. El ataque, del abogaducho “sacado”, fue frontal, declarando que la responsabilidad por el delito es compartida por la díada madre-hijo. Que diferencia hay entre esta postura y la de los generales, curas, policías y derechistas de todo pelaje cuando preguntaban a las madres de desaparecidos “¿Y usted. que hacía eh? No hay nada apolítico es esta pregunta, es de la misma estructura y del mismo funcionamiento ideológico que bajo la dictadura.

El abogaducho, por más afectado que se encuentre por la inseguridad, es un fascista.

La reivindicación de las épocas de plomo de la dictadura, se expone más sutilmente en las marchas cuando surgen los comentarios sobre la falta de derechos humanos a las víctimas del delito o se pide la presencia de las “Madres de la Plaza”. Némesis tardía de un videlismo resentido y vigente entre los sectores “más sanos de la sociedad”, que ahora no conformes con el pedido de “maten a los negros”, dobla la apuesta y demanda maten a las madres de los negros. De que otra manera podemos entender la demanda de “control de la natalidad” que apareció en la última marcha en repudio por el asesinato de Daniel Capristo en Lanús.

El pedido de control de la natalidad muestra una derecha desbocada. Es la declaración de guerra en contra de los pobres (“Son ellos o nosotros”).

Transformada en la mano que mece la cuna; los antiabortistas de derecha, fomentan que se mate en las mujeres pobres el derecho de ser madres.

¿Cuál es el método propuesto? ¿La esterilización forzosa?

La demanda de control de natalidad por más minoritaria que aparezca es de vieja data entre los sectores medios de derecha. “Los pobres no saben ser padres –dicen- tienen un montón de hijos a los que no pueden criar”.

La falta de trabajo, de vivienda de salud, de educación deja de ser una responsabilidad del Estado capitalista y pasa a ser una responsabilidad subjetiva de la familia pobre.

El derechismo pro-capitalista del pequeño burgués enceguecido por la crisis económica le reblandece el cerebro. Como se ve, ya no es sólo la pena de muerte a menores, directamente es un pronunciamiento para evitar que nazcan. La teoría es acabar con la pobreza terminando con los pobres. Lo que no hace el hambre o las enfermedades de la pobreza o los mosquitos del dengue o la pena de muerte, que lo haga la esterilización forzosa de las mujeres pobres.

Sin embargo queda una esperanza de que estas marchas por la inseguridad entren en crisis con estas consignas reaccionarias y tomen una dirección correcta en el tratamiento del problema.

La última marcha realizada por el camionero Daniel Capristo en Lanús dejo ver otro tipo de consignas que apuntan al centro del problema. La complicidad político-policial con la delincuencia fue denunciada, la complicidad de jueces y fiscales venales con la delincuencia también estuvo presente en las denuncias. El reaparecido “que se vayan todos” puede alimentar el debate político sobre la necesidad de que para terminar con las lacras de la delincuencia hay que terminar con los capitalistas, funcionarios, fuerzas de seguridad y punteros políticos que se alimentan de ella.

La derecha no tiene respuesta al problema de inseguridad, como tampoco a la crisis capitalista.

La respuesta está en el debate político de los trabajadores y el pueblo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Para una historia del agua


Carlos del Frade (APE)

Las primeras huelgas que se hicieron en la Argentina fueron las de los aguateros.

Los que juntaban el líquido desde los ríos más importantes, como el Paraná y el de la Plata, y exigían mejores condiciones laborales, buenos salarios y un incipiente tratamiento de potabilización.

Aquellas luchas sociales tuvieron como escenarios distintos lugares de la provincia de Buenos Aires, Rosario, Santa Fe y algunos puntos de Córdoba.

Corría la segunda mitad del siglo diecinueve.

Cuando se produjo la epidemia de fiebre amarilla, surgió la necesidad de pensar en el saneamiento ambiental mínimo.

Y de la mano de la necesidad, surgieron los negocios privados.

Empresarios del agua llegaron desde diferentes puntos de Europa a comprar voluntades políticas con el objetivo de ganar licitaciones y recaudar mucho, pero mucho dinero.

Un país atravesado por centenares y caudalosos cursos de agua dulce nunca pudo resolver el problema de la potabilización y los servicios cloacales.

En pleno tercer milenio, con un mapa atravesado por la pobreza impuesta y surcado por enfermedades nacidas desde las entrañas de tanto saqueo, el agua sigue siendo una necesidad y un fenomenal negocio.

La matriz de fines del siglo diecinueve repite su lógica a fines de la primera década del tercer milenio.

En el primer estado de la Argentina, en la provincia de Buenos Aires, el agua sigue resultado un bien difícil, precario y ajeno a las urgencias de las mayorías.

En el partido de Florencio Varela, por ejemplo, los vecinos deben soportar un aumento en el importe de sus facturas por el servicio del agua de hasta un ochocientos por ciento.

Un desmedido incremento que va de la mano de una cuestión mayor: el agua está contaminada.

-En toda la red de agua corriente de Florencio Varela se detectaron altos niveles de plomo, nitritos y nitratos, llegando en algunos sitios a duplicar los niveles de riesgo de salud establecidos por el Código Alimentario Nacional -sostuvo el abogado José Luis Calegari, integrante de la comisión de vecinos y representante de Espacio de Tierra para Todos y Todas.

Los datos provienen de un estudio realizado por el Taller de Control de Potabilidad de Aguas de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata.

Los investigadores apuntaron que “los niveles encontrados de plomo en suelo fueron muy elevados y pueden drenar a las capas subterráneas de aguas próximamente”.

Ya en diciembre de 2008, los sacerdotes de las parroquias del decanato de Florencio Varela, de la diócesis de Quilmes, emitieron un documento conjunto titulado "Agua para nacer, agua para vivir", dirigido a la comunidad "en relación al agua potable que suministra la empresa ABSA", que advierte sobre los "niveles preocupantes de contaminación con nitritos y nitratos. Aquel escrito señalaba que esos minerales “elevan sus niveles con la presencia de pesticidas y agroquímicos, afectando fundamentalmente a los niños en gestación y lactantes provocando la llamada 'enfermedad de los bebés azules', que se produce por la falta de oxígeno en la sangre. Los adultos también pueden ver perjudicada su salud por el consumo diario de agua contaminada".

Como en la segunda mitad del siglo diecinueve, el agua sigue siendo una necesidad imperiosa para los sectores populares y un fenomenal negocio para pocos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Crisis productiva. Micheli, "La situación de despidos es grave"

ACTA - NA

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE-CTA), Pablo Micheli, advirtió que desde principios de año ya se han producido "más de50 mil despidos" en distintos puntos del país, y por eso reclamó al Gobierno que los suspenda "por 180 días" para evitar "una agudización del conflicto social".

El secretario adjunto de la CTA sostuvo que "la situación de los despidos es grave. Las empresas, por las dudas, ante el eventual impacto de la crisis financiera internacional, han comenzado (con despidos) ya a principios de año y tenemos cálculos que indican que ya superan los 50 mil".

Por ese motivo, Micheli propuso "suspender por 180 días los despidos", y advirtió: "de lo contrario vamos a entrar en una agudización del conflicto social".

También consideró que la suspensión de los despidos es "más eficaz" que un eventual retorno de la doble indemnización.

"Creo que la prohibición de despidos por 180 días es una medida más eficaz. La doble indemnización sólo le pone un freno a las pymes, que son las que menos presupuesto tienen, pero a las grandes no les genera ningún inconveniente, que incluso pueden llegar a despedir a mansalva", explicó el gremialista, en declaraciones radiales.

Además, consideró que priorizar las fuentes de trabajo y aceptar el recorte de salarios "es la forma de extorsión que tiene los empresarios que han acumulado monumentales ganancias en los últimos años y que ahora no quieren hacerse cargo de nada de la crisis".

"Es una aberración que el Gobierno acepte que los empresarios presionen a los sindicatos a que elijan entre el empleo y la rebaja salarial", se quejó el titular de ATE.

Micheli sostuvo que "es necesario inyectar dinero al mercado de consumo popular, pero no con estos planes para comprar cero kilómetros que beneficia a la clase media y media-alta que ya tiene resuelto el problema del auto y del lavarropas; hay que resolver el problema de los 14 millones de pobres, hay que mejorar los salarios de los trabajadores y los haberes de los jubilados".

Por otra parte, ATE convocó para mañana, a las12:00, a un paro y a una marcha, con corte de la Autopista Ricchieri bajo el lema "Para que la crisis no la paguemos los trabajadores".

En un comunicado de prensa, el gremio señaló que el principal reclamo es "una justa distribución de la riqueza, que termine con la injusta desigualdad social, entendiendo que la salida a esta crisis no puede ser la devaluación con el congelamiento salarial que proponen los sectores empresarios".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Apartheid en San Isidro

Stella Maldonado (ACTA)

Intenta segregar a los vecinos pobres de Villa Jardín de San Fernando de los poderosos contribuyentes de “La Horqueta” de San Isidro.

Lo dice claramente: “el muro se enmarca en un plan de seguridad que incluye cámaras de acercamiento y patrullajes policiales.”

A confesión de parte, relevo de pruebas. Los vecinos de San Fernando, según él, constituyen un peligro para los de San Isidro. Es una decisión autoritaria, racista y violatoria de todas las leyes vigentes en materia de no discriminación.

Por supuesto que esto no se le ocurre al intendente Posse porque sí, responde a un sentido común fuertemente instalado desde muchos medios y políticos en campaña que arman “mapas de la seguridad” que refuerzan la idea de que los jóvenes, morochos, de barrios pobres, son todos peligrosos.

Es indudable que hay que fortalecer las políticas públicas de prevención del delito, tanto desde el Estado Nacional como el Provincial. Tanto en la coyuntura como en el corto y mediano plazo. En estas zonas los jóvenes son víctimas de las redes de narcotráfico. Hay que apuntar allí. Son muy poderosas y siempre han tenido fuertes ligazones con la policía y el poder político. Es más fácil levantar murallas.

Esta frontera-muro no sólo divide calles, divide familias, dificulta vínculos, acceso a escuelas y a lugares de trabajo. Es un verdadero apartheid, al peor estilo colonialismo sudafricano.

Cuando ya ha quedado suficientemente demostrado en todo el mundo que la segregación genera odios, violencia y escaladas represivas que no hacen bajar el nivel de criminalidad sino que la incrementan, es imprescindible que se impida este atropello a la dignidad humana que significa el muro-reja de la calle Uruguay.

Stella Maldonado es secretaria de Formación de la CTA; Secretaria General de CTERA.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco: Arrecian versiones de todo tipo. Inminentes cambios en el gabinete de Capitanich

CHACO DIA POR DIA

Se mencionan relevos en los ministerios de Economía, Educación, Infraestructura, Desarrollo Social y Salud, al cual la ministra Mendoza ya habría renunciado y el gobierno no quiere exponerla en la interpelación del próximo jueves.

Cada vez son más insistentes las versiones sobre un posible recambio ministerial en el elenco del gobernador del Chaco. Entre los relevos se menciona el de Sandra Mendoza del Ministerio de Salud Pública, quien ya habría presentado su renuncia, y a la cual el gobierno no quiere exponer en la interpelación del próximo jueves. Los rumores cada vez son más fuertes en la medida que no existe ninguna información oficial por el momento.

Salud Pública: La ministra de Salud Pública del Chaco, Sandra Mendoza, ya habría presentado su renuncia, y el Ejecutivo no quiere exponer a la funcionaria provincial a la interpelación a la que será sometida el próximo jueves en la Cámara de Diputados del Chaco donde la oposición pretende capitalizar políticamente la crisis por el dengue en la provincia. En ese sentido, un intendente del justicialismo desmintió que le hayan ofrecido el cargo que dejaría vacante Mendoza.

Educación: En este Ministerio se menciona que podría recalar el actual ministro de Economía, Eduardo Aguilar.

Economía: Algunas versiones confirmadas mencionan que un ex ministro de Educación de la Nación durante la gestión del presidente Carlos Menem se haría cargo de la cartera, tras el salto del actual ministro Aguilar a la cartera educativa.

Infraestructura: Para un Ministerio estratégico en el gobierno provincial se habla del actual presidente de una de las empresas del Estado, de importante influencia política en el área metropolitana.

Desarrollo Social: En el Ministerio de Desarrollo Social también se habla de cambios, aunque esta mañana su actual titular, Aldo Leiva, desmintió categóricamente las versiones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Los pecados de Vitín

Alexis Oliva (PRENSARED)

La demonizada pelea de Luis Miguel “Vitín” Baronetto contra la corporación judicial desnuda las limitaciones que el poder impone a una genuina reivindicación de los derechos humanos.

El pecado que no se le perdona a Luis Miguel Baronetto es haber arremetido contra dos estamentos de poder que fueron indispensables cómplices de la dictadura y que permanecen casi intocables: la Justicia y la Iglesia.

En el primer caso, osando acusar de colaborar activamente con los asesinos de uniforme a un miembro del Poder Judicial, tan luego a uno de los jueces que “levantaron el aplazo” y le “lavaron la cara” a la señora (no siempre) ciega, al mandar a la cárcel a Luciano Benjamín Menéndez. Así entendida, a pesar de ser producto genuino de la larga y consecuente lucha de los organismos y muchos militantes de derechos humanos, sindicales, políticos y sociales, la condena al genocida sirvió también para que la cofradía judicial intentara blanquearse ante la opinión pública por su lamentable actuación en tiempos del terrorismo de Estado.

En ese contexto, la recusación de Baronetto a Carlos Otero Alvarez es un acto de coraje y dignidad, que se fundamenta en diversos hechos y pruebas, sobre todo por su actuación junto al juez Adolfo Zamboni Ledesma en torno a los fusilamientos clandestinos de 28 presos políticos de la cárcel de barrio San Martín en 1976, entre ellos Marta Juana González, la esposa del denunciante. Y es sobre todo una cuestión de principios que -aunque hoy no coticen en bolsa- pesan mucho más que cualquier otra consideración estratégica o pragmática.

En el segundo caso, al rescatar en una documentada y reveladora biografía -y en cuanta ocasión tuvo y tendrá- a Enrique Angelelli, el obispo asesinado durante la dictadura, una figura que interpela al silencio encubridor y el aval ideológico que la Iglesia Católica prodigó a las Fuerzas Armadas, otro tema tabú para el estabilshment político y mediático actual.

A tal punto que Baronetto, como investigador y protagonista de esa historia (fue seminarista tercermundista entre los años 60 y 70), ha sido en Córdoba una de las principales fuentes de la vasta investigación que lleva adelante Horacio Verbitsky sobre el rol cómplice de la Iglesia con los gobiernos militares del siglo XX, alianza que tuvo en esta ciudad un escenario clave.

En tiempos en que el poder intenta conformarnos con algunos militares represores encarcelados, mientras se disocian los derechos humanos del ayer con los de hoy, no son muchos los que, como Baronetto, se atreven a recordarnos que “la tarea de exterminio llevada a cabo por las fuerzas de la represión no hubiera sido posible sin la activa colaboración empresarial, clerical, política y judicial, que vieron beneficiados sus intereses a costa de las políticas neoliberales de hambre, miseria y exclusión social para los trabajadores y las mayorías populares que las padecieron en carne propia”.

Por eso, seguramente también se le condena que jamás haya renegado de su militancia revolucionaria, que no adhiera a la teoría de “los dos demonios”, que a pesar de la tortura y los años de cárcel haya continuado la lucha como militante sindical bancario, en el Centro Tiempo Latinoamericano y en la Central de Trabajadores de la Argentina.

El ser “funcionario” (como ahora insólitamente se le reprocha) es una responsabilidad más, consecuente con toda esa historia de lucha, una para nada liviana mochila adicional en su bregar por los derechos humanos desde una visión integral, que actualiza el proyecto de país sin pobres ni ricos por el que lucharon aquellos que ofrecieron sus vidas o años de sus vidas por esa causa.

No es por placebos simbólicos ni por laureles individuales que pelea un tipo como Vitín. Pelea por una sociedad más justa, para que por las calles no caminen los genocidas impunes pero tampoco trajinen los chicos hambrientos. ¿Es ese su imperdonable pecado?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Trabajadores forman una cooperativa para recuperar CIVE

PRENSARED

Unas 75 familias quedaron en la calle tras el cierre de la fábrica de parabrisas CIVE, con más de 50 años en el mercado. Vencieron los plazos legales para ser adjudicada sin que se haya presentado ningún oferente. Los trabajadores han realizado los trámites necesarios para recuperar la fuente laboral y constituirse como cooperativa.

El 27 de marzo pasado, el Tribunal Civil y Comercial Nº 52 dispuso el cierre definitivo de la fábrica de parabrisas. Los operarios han iniciado hace una semana los trámites correspondientes para conformarse como cooperativa ante la jueza Marcela Antenucci. La magistrada les había anticipado, que la única alternativa de reabrirla era mediante esta vía. Pero, actualmente, se comenta que Hugo Ardiles –ex dueño- se presentó repentinamente ante la jueza para manifestar que quiere pagar la deuda y abrir la empresa, la semana próxima.

La Compañía de Vidrios y espejos (CIVE) que produce insumos para Iveco, Mercedes Benz y otras empresas, supo tener momentos de gloria. Los más veteranos recuerdan que años atrás se fabricaba la famosa cosechadora Don Roque, luego exportaba hacia Venezuela y México. Pero hoy la incertidumbre es total. “No queremos otro testaferro” dicen los trabajadores ni mucho menos que “se abra la fábrica para luego despedirnos a la mayoría”.

La dramática situación que desde hace 22 días viven los obreros y sus familias ha provocado zozobra, incluso hubo intentos de suicidios ante la pérdida de la fuente de trabajo. ¿Dónde están los que defienden a los trabajadores? se preguntan. "Nunca fuimos a una marcha", comenta otro de los despedidos. Tuvieron que salir a la calle para dar a conocer el conflicto.

También cuentan que no se cerró por falta de trabajo sino porque se vencieron los plazos legales para ser adjudicada sin que se haya presentado ningún oferente. Los síndicos les dijeron que “no se preocupen”. Pero al otro día, encontraron las puertas con candados. Desde ese momento, se encuentran en las puertas de la fábrica, resistiendo. A la vista de todos están las muestras de solidaridad que reciben de otros trabajadores y vecinos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Corrientes: Suman 80. Detectan caso de dengue en barrio Santa Rosa

MOMARANDU

De 22 muestras analizadas hoy, El Laboratorio Central confirmó un nuevo caso dengue en la Ciudad de Corrientes, esta vez en el barrio Santa Rosa, por lo que suman ya 80 los casos de la enfermedad detectados en la Provincia, 52 “autóctonos” y 28 “importados”. “Ya se ordenó un bloqueo sanitario”, informó el ministro de Salud Adolfo Schneider.

Se trata de un joven que trabaja en el Chaco pero vive en ese barrio residencial. Otros tres barrios de la capital correntina acumulan la mayoría de los casos detectados en la provincia: Libertad, Progreso y Mil Viviendas.

En este último hoy más de 120 agentes de la provincia recorrieron el área programática del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) Nº 3.

“A la luz lo evaluado y de la sintomatología que presenta el joven podemos afirmar que se trata de un caso importado”, dijo el ministro.

Así, según consta en el último informe emitido por el Laboratorio Central, Corrientes suma 80 casos detectados de dengue, de los cuales 52 son autóctonos y 28 importados.

El ministro dijo que ya ha ordenado “el bloqueo del foco con fumigación y la búsqueda de febriles en el barrio del último confirmado”.

Es que cuando estalla un brote epidémico de dengue es necesario recurrir a medidas de lucha antivectorial, en particular con el empleo de insecticidas por nebulización o por rociado de volúmenes mínimos del producto.

De este modo se reduce el número de mosquitos adultos del dengue frenando la propagación de la epidemia.

Durante la aspersión, los miembros de la comunidad deben cooperar dejando abierta las puertas y ventanas a fin de que el insecticida entre en las casas y maten a los mosquitos que se posan en su interior.

El ministro dijo que “es importante trabajar en la prevención evitando la picadura del mosquito transmisor con repelentes, ordenando nuestros patios y quitando los cacharros que favorecen la reproducción del vector”.

No hay un medicamento específico para tratar la infección del dengue. La base del tratamiento para esta enfermedad es la terapia de apoyo. El aumento de la ingesta de líquidos orales se recomienda para prevenir la deshidratación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...