lunes, 27 de abril de 2009

Noticias censuradas (IV): Estados Unidos refuerza su imperio militar mundial


Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Mientras los medios ocultan noticias sobre gasto bélico, producción de armas, nuevos inventos para matar y el fortalecimiento del aparato militar de EEUU y de los países ricos aliados del imperio, el Instituto Estocolmo de Investigación de la Paz (SIPRI, su sigla en inglés) informó que el gasto militar del mundo creció en 45% durante los últimos 10 años, con EEUU acumulando casi la mitad del crecimiento del poderío bélico global. A dos décadas de la extinción del “peligro comunista”, en un mundo en crisis financiera y económica, con el planeta en peligro y un tercio de la población mundial amenazada por el hambre, la pregunta es ¿qué gran guerra planean las potencias occidentales?.

Entre cientos de noticias militares ocultadas a la ciudadanía mundial, la transnacional DynCorp construirá una base de EEUU en Cite Soleil, Haití, EEUU libra una guerra secreta en Sudán mientras la Corte Penal enjuicia al presidente en ejercicio de ese país. También hay un informe sobre el peligro para la paz mundial que significa que Obama mantenga al republicano Gates al frente del Pentágono por su tenebroso curriculum vitae.

Aumenta el gasto militar a través del planeta

El SIPRI reportó que el gasto militar del mundo entre 1998 y 2007 corresponde al 2,5% del producto bruto mundial (GDP, en inglés) y a 202 dólares por cada habitante del planeta. El gasto militar creció 6% en 2007 respecto a 2006, situándose en 1.339 millones dólares. Pero EEUU es el campeón en esta carrera, pues gastó 547 mil millones, el 45% del total del mundo.

Gran Bretaña, China, Francia, y Japón son los más grandes gastadores de dinero en militares y armas pero apenas llegan al 4% o 5% cada uno, muy detrás de las astronómicas cifras de EEUU. El crecimiento regional más grande en militares y armas se dio en la Europa Oriental ex comunista que aumentó sus gastos en 162% entre 1998 y 2007. EEUU y Europa occidental cuentan con 73 de las 100 más grandes empresas de armas del mundo, cuyas ventas en 2006 ascendieron a 292,3 mil millones dólares.1

DynCorp construirá una base militar de EEUU en Cite Soleil, Haití

EEUU planea expropiar y demoler los hogares de centenares de haitianos súper pobres que habitan el gigantesco tugurio de Cite Soleil, en Puerto Príncipe, para hacer sitio a una base militar. DynCorp, una desprestigiada contratista del gobierno de Washington, que opera como brazo cuasi oficial del Pentágono y la CIA, tiene el encargo de ampliar la base que alberga a los soldados de la misión de la ONU “para estabilizar Haití” (MINUSTAH) en el campo de batalla montado por la invasión militar extranjera que comenzó después que fuerzas especiales de EEUU secuestraran y expulsaran al exilio al presidente Jean-Bertrand Aristide el 29 de febrero de 2004.

Los moradores de Cite Soleil han sido victimados en repetidas masacres efectuadas por la MINUSTAH, que desde su aparición discrimina a los ciudadanos más pobres. Según el alcalde de Cite Soleil, Charles José, y un capataz de DynCorp en el sitio, el financiamiento para la expansión será proporcionado por el Departamento de Estado a través de la controvertida Agencia de EEUU para el Desarrollo (USAID, en inglés), en un uso muy poco ortodoxo de los fondos de “ayuda”. Los estrategas de Washington se proponen apoderarse de las primeras propiedades inmobiliarias en que se asienta Cite Soleil. El cuadrante tiene un puerto, está cerca del aeropuerto, colinda con la principal carretera al norte y está anillado por las fábricas y el viejo complejo de la Haitian American Sugar Company.2

La guerra secreta de EEUU en Sudán

La Corte Penal Internacional anunció acusaciones amenazadoras contra Omar al-Bashir, el presidente árabe de Sudán, en la primera vez que ese tribunal incrimina a un jefe de estado en ejercicio. Después del anuncio, que el sistema informativo occidental difundió como noticia por todas partes y en cada hogar estadounidense, al término del mismo día el presidente al-Bashir ordenó la expulsión de diez organizaciones no gubernamentales internacionales (ONGs) que operaban en Darfur.

Pero los grandes medios en lengua inglesa no han divulgado en ninguna parte que EEUU acaba de intensificar su ya antigua guerra por el control de Sudán y de sus recursos naturales (petróleo, cobre, oro, uranio y tierras fértiles para plantaciones de caña de azúcar y goma arábiga, esenciales para la Coca Cola, Pepsi y los helados Ben & Jerry).

Esta guerra ha estado llevándose a cabo también a través de numerosas ONGs supuestamente humanitarias instaladas en Darfur, mediante compañías militares privadas, operaciones de “mantenimiento de paz” y operaciones militares encubiertas (eufemismo para asesinatos secretos) apoyadas por EEUU y sus aliados más cercanos.

La lucha por el control de Sudán se manifiesta en los puntos más álgidos de la guerra por Darfur.

Hay Fuerzas Especiales de EEUU asentadas en tierras de frontera de los estados de Uganda, El Chad, Etiopía y Kenia, y las dos grandes preguntas son: 1] ¿Cuántas de las matanzas “denunciadas” por las ONGs están siendo cometidas por las poderosas fuerzas de EEUU para inculpar después a al-Bashir y al gobierno de Sudán?; y 2] ¿Quién financia, arma y entrena a los rebeldes insurrectos contrarios a al-Bashir?

Pareciera que la acusación a Sudán desnuda a la Corte Penal Internacional como una herramienta más de la política exterior hegemónica de EEUU.3

Peligros de mantener a Gates como jefe del Pentágono

El Secretario de Defensa Robert Gates, quien desempeñó el mismo cargo en los últimos años de Bush, no sólo tiene una larga historia de operaciones secretas con la CIA, sino que también es responsable de la más evidente politización de la inteligencia estadounidense.

Como vice director de la CIA, debajo de William Casey, Gates pellizcó a la inteligencia para que exagerara la amenaza militar de la Unión Soviética y justificar mejor los enormes aumentos del presupuesto del departamento de Defensa, o Pentágono, durante la era de la guerra fría de Reagan, mientras simultáneamente se derrumbaba la Unión Soviética.

Gates infló el fantasma del comunismo en América Central, apoyando a los escuadrones de la muerte de la derecha de El Salvador y financiando a “los contra” de Nicaragua en toda esa región. El estallido del escándalo Irán-Contra consiguió que Gates fuera rechazado como director de la CIA después de la muerte de William Casey. (Irán-Contra fue un cambalache ilegal de drogas y armas en beneficio de “los contra”, pero sin “involucrar” oficialmente a EEUU y teniendo a Irán como proveedor bélico)

Según fuentes de inteligencia extranjera, Gates participó en la “Sorpresa de Octubre” para retrasar la liberación de 52 rehenes en Teherán hasta que asumiera Reagan, en 1981. Gates también concentró la ayuda a Saddam Hussein durante la guerra Irán-Iraq, suministrando a Hussein armas químicas, armamento y equipamiento. Gates asumió el control de la secretaría de Defensa una vez que salió Rumsfeld, en diciembre de 2006, y extendió puntualmente la guerra en Iraq con una oleada de 30.000 tropas nuevas. Gates se opuso al plan de Obama de fijar un calendario de 16 meses para el retiro de Iraq.4

*) Resúmenes de historias periodísticas ocultadas por la gran prensa de EEUU y el mundo, elegidas entre cientos de noticias estudiadas por el Proyecto Censurado de la Universidad Sonoma State de California para la selección final de 25 historias relevantes a publicarse en el anuario Censored 2009/2010.

Fuentes:
1) Investigador: Nick Sieben; Consejero de la facultad: Julia Andrzejewski, St. Cloud State University; Evaluador: Carla Magnuson
–"Global Military Spending Soars 45 Percent in 10 Years." Agence France Presse, 9 June 2008 http://www.commondreams.org/archive/2008/06/09/9503
–Instituto Estocolmo de Investigación de la Paz, SIPRI.
http://www.sipri.org/contents/milap/milex/mex_trends.html
2) Investigado por Leora Johnson y Rob Hunter.
– “UN Military Base Expanding: What is Washington up to in Cité Soleil?” Kim Ives,
Haiti Liberté, 9/04/2008
http://www.haitianalysis.com/2008/9/3/un-military-base-expanding-what-is-washington-up-to-in-cit-soleil
3) Estudiante investigador: Curtis Harrison / Evaluador académico: Keith Gouveia
–“Africom’s Covert War in Sudan” Keith Harmon Snow, Dissidentvoice.org, 3/6/2009 http://www.dissidentvoice.org/2009/03/africoms-covert-war-in-sudan
–“Aren't There War Criminals in The US? Legitimacy of Global Court Questioned Over Sudan” Thalif Deen, Inter Press Service, March 9, 2009 http://www.commondreams.org/headline/2009/03/09-10
4) Estudiante investigador: Chris McManus y evaluado académico: Diana Grant
–“The Danger of Keeping Robert Gates” Robert Parry Consortiumnews.com 11/13/2008 http://www.consortiumnews.com/2008/111208.html

Foto: Afganistán – Tropas norteamericanas. / Autor: Richard L. Li – US NAVY


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: La maldad de los buenos


Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

El Presidente Obama, como si fuera un sueño soñado por Spielberg, o se tratara de un simple caso más de manipulación de genes, está empeñado en cambiar la esencia objetiva de las cosas y convertir un terrible dinosaurio carnívoro en otro herbívoro y manso. Un tigre en una oveja. Como si se tratara de un cuento escrito por el novelista hispano Javier Marías, cambiar “las probabilidades que se llevan en el interior de las venas”: la esencia guerrerista, el horror y la maldad mostrada por siglos que contiene el “complejo militar-industrial-financiero Norteamericano, que ha empezado a gobernar, para convertirlo en contra de su propia naturaleza en un paraíso de cucaña y de bondad civilizada. Encomiable y chic, pero al final realidad triste.

La crisis global del Imperialismo cuya presencia ya nadie discute (ahora tan solo se habla de su larga duración), ha obligado al Hegemón Imperial a afinar el seso analítico de sus tanques de pensamiento y a “parcelar” sus soluciones incluso hilando tan delgado hasta la especificidad Local. Atrás han quedado las torpes generalizaciones de Bush &Cia. Ltda, heredadas de la guerra fría, que durante tantos años dividieron el mundo entre buenos y malos, y justificaron “legalmente” sus atrocidades genocidas y bárbaras tales como Narco-terrorismo global, choque de civilizaciones, occidente judeo-cristiano versus Oriente y toda suerte de listas unilaterales, catálogos arbitrarios y demás bazofia bushista como Estados terroristas. Estados bribones. Estados Colapsados. Estados amenazas, ect.

El nuevo trato (new deal) habla ahora con tacto de diversidad, convivencia y particularidades, y hace diferencias entre los distintos efectos de la crisis en cada uno de los continentes, y en sus Estados nacionales. Ya no hay una sola y única solución general (usualmente militar o su amenaza) la que se buscará imponer. Ya no es lo mismo China, Rusia, India, Indone
sia o algún otro “emergente” Surasiático o de Oceanía; que el África, especialmente sub-sahariana, en donde no hay trabajadores con salarios de hambre y explotación extrema como los chinos, hindúes, rusos o polacos y rumanos, a quienes descargar el peso y la destrucción de Fuerzas Productivas y de puestos de trabajo, que inevitablemente traerá la crisis Global.

Y en el “Patio Trasero”, en donde las realidades económicas y sociales hicieron modificar las prioridades y sus soluciones; no es lo mismo la terrible recesión (que se está ocultando), sus efectos desestabilizadores y la inmensa masa de asalariados en Brasil, que en Chile o Paraguay o Perú. Ni la gran masa de trabajadores de Méjico, sobre los cuales descargar el peso de la destrucción y la creación de riqueza (incluso fronteriza), con la “colombianización” de la zona, que Honduras, Panamá o Dominicana que apenas tienen clase obrera, o Colombia en donde durante años ha sido exterminada. Ese es el cambio de prioridades en el “new deal” Imperial que la oligarquía colombiana acostumbrada a que sucedan muchas cosas pero no pase nada, no ha logrado entender. ¿Porqué razón ahora Méjico y Brasil son los “favoritos” del Pentágono, y no nosotros siempre tan hincados (para lo que sea)? Se preguntan atolondrados y engatusados con la reelección de Uribe Vélez.

La podredumbre del régimen oligárquico colombiano con sus escándalos de cada Semana, cada uno más pútrido que el anterior, y que el fino olfato de oligarcas dominantes no logra detectar en su debajo, no impide que sea olisqueado por fuera: Luis Guillermo Giraldo (alias el dr Tajada) el mismo del robo al departamento de Caldas hace 35 años, traído apresuradamente desde la embajada en Méjico para que adelantara la recolección de firmas para el referendo reeleccionista, espera confiado a que el Fiscal Iguarán no mostrará la prueba “reina” de su ultimo robo politico público. El Procurador del Opus Dei (a quien alguien llamó el absolvedor general de la nación) muestra paraqué fue elegido por el para-narco-Parlamento y crea el delito del Cohecho de Yo-con-Yo, al absolver al embajador Sabas Pretel y al Ministro Palacios. El narco-paramilitar Don Berna adolorido porque un Juez de los EEUU, ahora sin la presión de Bush, no lo premió por su hazaña de financiar la matanza de comunistas exportando cocaína y lo condenó a 30 años de cárcel, talvez demasiado tarde dice que si financió (con la Gata, con Noguera y los Araujo) la campaña presidencial de Uribe Vélez. Alias el verrugoso Echeverri Correa lo contradice. El escándalo del espionaje telefónico la policía política de Uribe DAS ya tiene sus chivos expiatorios baratos.

Los “delfines” del Presidente Uribe siguiendo la tradición oligárquica, tal como hace 65 años lo hizo el delfín López Michelsen con la Handel y luego hace 40 los delfines de este lo hicieron con la Hacienda la Libertad; no solo se enriquecieron ilícitamente con la Pirámide de Murcia (pues mirando en perspectiva en Colombia todo enriquecimiento es ilícito), sino que su ambición de “paisitas avispaos” los llevó hasta un “lotecito” en las goteras de Mosquera que en unos cuantos meses ayudados por altas autoridades al servicio de su padre, multiplicaron por 10 (en billones) su valor de compra original.

Y el frío general Padilla de León el mismo que en su posesión como comandante general de la Fuerza Publica de Colombia dijera masticando las eses y con grandilocuencia monteriana, que iba a “ ganar la batalla final de la Legitimidad para el Estado”, debe reconocer públicamente (23.04.09) ante una multitud de Madres de los jóvenes desaparecidos, fusilados y luego presentados como guerrilleros dados de baja en combate; que SI es un crimen del Terrorismo de Estado (son más de 1500 investigaciones que tiene actualmente la Fiscalía), y con sus ojos contraídos, entreabiertos o guiñados, tuvo que pedir perdón. Claro que nadie de los presentes le creyó.

La oligarquía santanderista colombiana, ante el new deal Imperial y la crisis global luce desconcertada y “vidriosa”, y frente a la reelección de Uribe Vélez ha mostrado fracturas importantes en el monolítico bloque de Poder dominante consolidado por la embajada Yanqui alrededor del binomio Uribe-Los Santos: Los monseñores creen y así lo han dicho, que un nuevo gobierno de Uribe es inconveniente porque puede terminar mal. El director del partido liberal Cesar (OEA) Gaviria, endurece su discurso y dice que le van a “robar las próximas elecciones presidenciales”. Algunos gremios gobernantes, lo mismo que el partido conservador y partidos uribistas debaten su indecisión entre la rubia y las morena. La guerra contra las Guerrillas no esta en “el fin del fin” como lo ha repetido el Generalato aglutinado por Juan Manuel Santos. El Narcotráfico intacto y desbordado a Méjico y Centroamérica como lo ha reconocido el US Departamento de Estado, ahora si es una amenaza continental real. Y los narco-paramilitares oficiales a pesar de lo afirmado por los alzafuelles y segundones del dr Ternura, Pearl Buck y Pizarro, se ha reciclado totalmente y expande mediante panfletos y limpiezas sociales su control de terror del Estado por barrios y veredas en todo el país.

Además, es una constante histórica en Colombia, que cuando la oligarquía se ha fracturado, siempre hubo Guerra entre ellos para definir quien se quedaba con el aparato del Estado. En estas condiciones no es difícil suponer una expansión o propagación (posiblemente electoral y difusa), de la confrontación armada en Colombia, con todo lo que ello implica.

Así las cosas, como lo dijera el poeta comunista peruano Cesar Vallejo; “considerando en frío, imparcialmente…. Que el hombre sufre, suda, mata y luego canta, almuerza y se abotona”, no sería mejor, pregunto yo, que se dieran los pasos para encaminarse seriamente hacia una Solución Política al conflicto armado colombiano?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El capitalismo no está muerto: Se volvió un “viejo mañoso” muy peligroso

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Algunas décadas atrás, cuando a nivel mundial se conjugaron una serie de elementos que presentaban un panorama favorable a las fuerzas progresistas (avance del pensamiento de izquierda, mística guevarista, mayo francés, crecimiento de las organizaciones populares, teología de la liberación), era pensable que la toma del poder y la construcción de un mundo nuevo concebido desde ideales socialistas de justicia estaban a la vuelta de la esquina. Los años 60 y 70 del siglo pasado, quizá con un aire excesivamente triunfalista –pero honesto, saludable, y para echar de menos y reivindicar hoy día– lo permitían deducir: las causas populares y de justicia avanzaban impetuosas.

En estos momentos, entrado el siglo XXI, aquella marea de cambio que se mostraba imparable ya no existe. Y no sólo eso: muchos de los avances sociales conseguidos durante los primeros años del siglo XX hoy día se han revertido, en tanto que el ambiente dominante a escala planetaria se pretende que sea, al menos desde los poderes centrales que dictan las políticas globales, despolitizado, desideologizado, “light”, para decirlo de un modo que lo ejemplifica todo (lo anglosajón marca el ritmo).

El sistema capitalista, de quien se anunciaba victorioso estaba por caer –eso se creía con profunda honestidad– no cayó. Lejos de ello, se muestra muy vivo, activo, vigoroso. De la Guerra Fría que marcó a sangre y fuego por largos años la historia global, fue el capitalismo quien salió airoso, y no la propuesta socialista. El muro de Berlín, símbolo de esa confrontación justamente, se terminó vendiendo por trocitos como recuerdo turístico. Y de las posiciones ideológicas de izquierda que definieron buena parte de los acontecimientos del siglo XX hoy parecieran quedar sólo algunos sobrevivientes, pero no son las que marcan el ritmo de los acontecimientos.

Vistas así las cosas, el panorama pareciera sombrío. En un sentido, por supuesto que lo es. Las represiones brutales que siguieron a esos años de crecimiento de las propuestas contestatarias, los miles y miles de muertos, desaparecidos y torturados que se sucedieron en cataratas durante las últimas décadas del siglo XX en los países del Sur con la declaración de la emblemática Margaret Tatcher “no hay alternativas” como telón de fondo, el miedo que todo ello dejó impregnado, son los elementos que configuran nuestro actual estado de cosas, que sin ninguna duda es de desmovilización, de parálisis, de desorganización en términos de lucha de clases. Lo cual no quiere decir que la historia está terminada. La historia continúa, y la reacción ante el estado de injusticia de base (que por cierto no ha cambiado) sigue presente. Ahí están nuevas protestas y movilizaciones sociales recorriendo el mundo, quizá no con idénticos referentes a los que se levantaban décadas atrás, pero siempre en pie de lucha reaccionando a las mismas injusticias históricas, con la aparición incluso de nuevos frentes: las reivindicaciones étnicas, de género, de identidad sexual, la lucha por el medio ambiente.

De todos modos, aunque es cierto que las luchas reivindicativas no terminaron –ni es posible que terminen, porque son el motor de la historia precisamente– están muy adormecidas. En términos generales lo que más se ha instalado en la cultura política de la población planetaria es el conformismo, la cultura “light”, la mansedumbre. Eso marca nuestro momento actual. En ese sentido, entonces, podemos decir sin temor a equivocarnos que el capitalismo no está muerto.

Junto a ello, algo que igualmente marca este momento es la crisis financiera del sistema capitalista a escala planetaria. Crisis que, tal vez de haberse dado en aquellas décadas de auge de las luchas populares, hubiera hecho pensar en su inminente caída como sistema abriendo condiciones para que ello se concretara quizá, pero que en este momento sirve para descubrir otras cosas: que el capitalismo no está en fase de agonía, sino que se ha transformado en un “viejo mañoso”, aún con mucha energía.

¿Por qué “viejo mañoso”? Porque está dando renovadas muestras que “se las sabe todas”, y con aire mafioso no sólo sobrevive como sistema sino que aún no se le ve final a la vista. Y peor aún: que para seguir sobreviviendo apela a cuanto juego sucio podamos imaginarnos, de lo más deleznable, bajo y ruin, pero siempre presentado como políticamente correcto.

Es un dato muy importante, y que en términos estratégicos de mediano plazo marca un escenario desconocido años atrás: el capitalismo de las que hasta hoy son las potencias, Estados Unidos y Europa, ya no está creciendo más, sino que se recicla. La potencia juvenil de los primeros burgueses de las ciudades medievales europeas, la potencia de los primeros cuáqueros llegando en el Mayflower a la tierra de promisión americana, todo eso ya no existe. En todo caso el nuevo capitalismo chino está dando muestras de una vitalidad ya perdida en los puntos históricos de desarrollo. Aún es un misterio cómo se seguirá comportando este nuevo capitalismo, si seguirá los mismos pasos seguidos por las potencias tradicionales (incluyendo a Japón), transformándose en un nuevo imperialismo guerrerista, tal como todos los crecimientos capitalistas considerables terminaron dando como resultado. Lo cierto es que en los países históricos del sistema (y en Estados Unidos más aún, líder de ese arrollador crecimiento de la empresa privada por más de un siglo), todo indicaría que se está involucionando. Pero no desapareciendo.

¿Qué significa esto? Que el capitalismo, como sistema desarrollado hasta niveles descomunales en cuanto a lo técnico, encontró un límite y se ha comenzado a dedicar cada vez más a sobrevivir, permítasenos decirlo así: en la holgazanería. La creatividad industrial, que por supuesto no ha muerto, se va trocando hacia formas de parasitismo social, fabulosas para los grandes poderes, pero inservibles para la población, y para el sistema mismo. La savia productiva se va viendo reemplazada por la especulación financiera, y entre los negocios más redituables van consolidándose los ligados a la destrucción: las armas, la guerra, el narcotráfico. En ese sentido, entonces, el capitalismo no está muerto, pero sí severamente enfermo, aunque pueda sobrevivir por mucho tiempo más aún.

La crisis financiera actual viene a resaltar los límites infranqueables del sistema: desde un esquema capitalista, que se basa sólo en la obtención de ganancia empresarial a cualquier costo y nada más, la inercia misma del sistema hace prescindible a la gente y lo único que interesa es la acumulación. Esta lógica se independiza y se mueve sola, casi con la lógica de una máquina automatizada. El sistema no puede reparar en la gente de carne y hueso; eso no importa, es prescindible, no cuenta al final del proceso. La acumulación capitalista llega a tal nivel de autonomización que lo más importante puede llegar a ser la muerte, si es que eso “da ganancia”. Tan es así que el actual modelo capitalista lo demuestra con creces: la guerra, la muerte, los negocios sucios como el trasiego de estupefacientes, son su energía vital. Y cada vez más.

El capitalismo chino, tercera economía a escala planetaria y siempre en ascenso, aún en plena crisis financiera de los grandes centros capitalistas históricos, de momento no muestra estas características mafiosas. Seríamos quizá algo ilusos si pensamos que ello se debe a una ética socialista que aún perduraría en el dominante Partido Comunista que sigue manejando los hilos políticos del país. En todo caso responde a momentos históricos: la revolución industrial de la Inglaterra de los siglos XVIII y XIX China recién ahora la está pasando, al modo chino por supuesto, con sus peculiaridades tan propias (la sabiduría y la prudencia ante todo). Queda entonces el interrogante de hacia dónde se dirigirá ese proyecto. Pero lo que es descarnadamente evidente es que el capitalismo ya envejecido se mueve cada vez más como un capo mafioso, como un “viejo mañoso”, pleno de ardides y tretas sucias. Entre las actividades comerciales más dinámicas hoy día a nivel mundial se encuentran la producción de armas y el tráfico de drogas ilícitas. Y los dineros que todo eso genera alimentan las respetables bolsas de comercio que marcan el rumbo de la economía mundial al tiempo que se esconden en mafiosos paraísos fiscales intocables. En ese sentido, la enfermedad estructural define al capitalismo actual.

Si el negocio de la muerte se ha entronizado de esa manera, si lo que duplica fortunas inconmensurables a velocidad de nanotecnología es la constante en los circuitos financieros internacionales, si en una simple operación bursátil se fabrican cantidades astronómicas de dinero que no tienen luego un sustento material real, si el capitalismo en su fase de hiper desarrollo del siglo XXI se representa con paraísos fiscales donde lo único que cuenta son números en una cuenta de banco sin correspondencia con una producción tangible, si destruir países para posteriormente reconstruirlos está pasando a ser uno de los grandes negocios, si lo que más se encuentra a la vuelta de cada esquina son drogas ilegales como un nuevo producto de consumo masivo mercadeado con los mismos criterios y tecnologías con que se ofrece cualquier otra mercadería legal, todo esto demuestra que como sistema el capitalismo no tiene salida.

Por supuesto que al sistema eso no le molesta especialmente. “Si da dinero, eso es lo que cuenta”, es la macabra sentencia. Así nació, creció y se globalizó el sistema. Así arrasó buena parte de la naturaleza y diezmó culturas ancestrales, arrollando a su paso todo lo que le significaba un obstáculo en su loca carrera por acumular. Pero hoy se ha entrado en una nueva fase donde al sistema ya no le interesa sólo la producción de bienes y servicios útiles para sus consumidores, pues lo único que lo mueve es la continuación de esa acumulación. Y como el capitalismo tiene un tope en tanto sistema en la producción de esos bienes, para seguir manteniéndose debe generar nuevos espacios donde desarrollarse, donde seguir reproduciéndose. Es así que va perfilándose este capitalismo de corte mafioso, este “viejo mañoso” interesado en promover nuevos campos de consumo como las guerras y el uso masivo de drogas ilegales.

Esto no es un simple hecho anecdótico, una transgresión, una travesura. La producción de guerras y la distribución planetaria de drogas ilícitas pasaron a ser parte de una estrategia de sobrevivencia del sistema, tanto porque genera las mayores cantidades de dinero que alimentan la economía global como por los mecanismos de control políticosocial y cultural que permiten. Esta nueva fase mafiosa que empieza a atravesar el sistema, que ya viene perfilándose desde las últimas décadas del siglo pasado, es la tónica dominante. La China, con un capitalismo joven aún, no requiere de estos mecanismos. Los grandes bancos europeos, y más aún, los estadounidenses, ya han comenzado a hacer de ellos los engranajes que mantienen vivo el sistema.

El capitalismo no está en crisis terminal. Convive estructuralmente con crisis de superproducción, desde siempre, y hasta ahora ha podido sortearlas todas. Estos nuevos negocios de la muerte son una buena salida para darle más aire fresco. Lo trágico, lo terriblemente patético es que el sistema cada vez más se independiza de la gente y cobra vida propia, terminando por premiar el que las cuentas cierren, sin importar para ello la vida de millones y millones de “prescindibles”, de “población sobrante”, población “no viable”. Ello es lo que autoriza, una vez más, a ver en el capitalismo el principal problema para la humanidad. Esto es definitorio: si un sistema puede llegar a eliminar gente porque “no son negocio”, porque consumen demasiados recursos naturales (comida y agua dulce, por ejemplo) y no así bienes industriales (es lo que sucede con toda la población del Sur), si es concebible que se haya inventado el virus de inmunodeficiencia humana –tal como se ha denunciado insistentemente– como un modo de “limpiar” el continente africano para dejar el campo expedito a las grandes compañías que necesitan los recursos naturales allí existentes, si un sistema puede necesitar siempre una cantidad de guerras y de consumidores cautivos de tóxicos innecesarios, ello no hace sino reforzar la lucha contra ese sistema mismo, por injusto, inhumano, inservible, por atroz, por sanguinario. Porque, lisa y llanamente, ese sistema es el gran problema de la humanidad, pues no permite solucionar cuestiones básicas que hoy día sí son posibles de solucionar con la tecnología que disponemos, tales como el hambre, la salud, la educación básica.

El “viejo mañoso” en que se ha transformado el capitalismo, en definitiva, no es sino la expresión actualizada de algo que desde hace 200 años sabemos que no tiene salida. Que se salven algunos grupos elitescos en presumibles instalaciones fuera de este planeta (la ciencia ficción ya no nos sorprende) no significa salida alguna. En ese sentido es cada vez más claro, como dijera la revolucionaria Rosa Luxemburgo, que “socialismo o barbarie”. Si la salida para el capitalismo son guerras, consumidores pasivos de drogas y población “light” despolitizada, eso no es sino la más elemental justificación para seguir peleando denodadamente por cambiarlo. Este “viejo mañoso” no es sino la patética expresión de la barbarie, la negación de la civilización, la deshumanización. ¿Cómo es posible haber llegado a esta locura en la que vale más la propiedad privada sobre un bien material que una vida humana? ¿Cómo es posible que para mantener esto se apele a la muerte programada, fría y calculada? Eso es la barbarie, y eso nos tiene que seguir convocando a su transformación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Arrufat una nueva historia de recuperación: “Queremos trabajar, no queremos perder nuestra fuente de trabajo”

Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

A fines de febrero y en contacto permanente con uno de sus delegados, hemos venido siguiendo el desarrollo del vaciamiento de la fábrica de chocolate Arrufat, y la situación penosa que debieron enfrentar sus trabajadores. Una treintena de ellos decidió tomar la incitativa y no bajar los brazos. Tomó la decisión de trabajar y no abandonar sus lugares de trabajo y producción. Hoy están laborando en una flamante cooperativa, llevada adelante, luego de grandes gestiones, por sus tres delegados.

Esta es una antigua fábrica de chocolates, ubicada en el corazón de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el límite de Villa Crespo, lindando con La Paternal.

Fue fundada por Fortunato Arrufat en 1931 y hasta principios de enero del corriente año la gestionaba Diana Arrufat, su nieta.

El predio tiene seis lotes donde se encuentra la fábrica, la cual consta de una planta baja y dos pisos, la recorrida por la misma es un conglomerado de máquinas y el olor que se desprende, a pesar de que no estaban en funcionamiento, del chocolate, la leche, el azúcar y otros productos fundamentales para la elaboración de productos como los tradicionales huevos de pascua, turrones para fin de año, granizados, maní con chocolate y tanto más.

El día de la entrevista nos encontramos con dos obreros, de los 30 que resisten el embate del abandono patronal, hablaron en representación de todos.

José Dionel Sánchez y José Malla son los dos oficiales que respondieron nuestras consultas.

José Dionel es templador de 1º y José es caramelero y chocolatero.

Estos trabajadores, reemplazaban a los delegados, ese día ellos estaban haciendo trámites, consultas y gestiones ante diputados nacionales y legisladores porteños. Los compañeros nos relataron lo siguiente:

¿Desde cuándo están en esta situación?

La dueña se fue hace 10 meses, y acá estamos con la deuda que nos dejó de herencia. Nos dijo al irse, que nos fuéramos a casa que la empresa se encontraba en un momento crítico, no podía pagar la luz, y cuando se compusiera esto nos iba a avisar para que volviéramos a trabajar

Por lo cual nosotros decidimos quedarnos, porque sabíamos que si nos íbamos no volvíamos más. Si nos íbamos nos cerraban las puertas Ese mismo día, la dueña concurre a la policía, y nos hace una denuncia en la comisaría 13 por usurpación.

Ella está muy equivocada porque no quiere reconocer los 10 meses que nos debe, cargas sociales y otras. Son 10 meses de nuestro trabajo. Esa deuda es una estafa.

Jugó y se burló de la gente y logró dividir al personal y por eso estamos muy mal.

¿Cuántos son ustedes, cuántos trabajadores?

Éramos 54 y quedamos 28, unos pidieron permiso, otros tienen muchos gastos en boleto, 6 o 7 pesos por día.

¿Vienen de la provincia?

Sí y por eso los que estamos más cerca decidimos hacer el aguante a los que están más lejos.

¿Pero se mantienen todos en la toma?

Algunos se consideraron despedidos porque no aguantaban más la situación, para ir a buscar otro trabajo, pero ahora estamos más o menos 30.

El resto se fue…

Pidieron permiso y eso no es legal.

En realidad nos parece que es una mala maniobra de ellos, incluso eran cómplices los de la oficina, que nos negaban la dueña nos colocaban pulóveres o algo para que no pudiéramos ver, porque hay un espejo para ver, un vidrio…

¿Los de la oficina se fueron?

Si se fueron

¿Para ustedes fueron cómplices de la dueña?

Si, porque hacían eso de negarnos a la dueña y tapar los vidrios.

¿Ustedes piensan que estos trabajadores fueron favorecidos por la dueña?

Y pensamos que si. Porque ella un día nos prometió dinero y al día siguiente se lleva del negocio, del local de venta, 5.800 pesos,

¿Eso cuando fue?

A fin de año. La fecha exacta no la recuerdo.

Trabajamos engañados, y nos dijo en ese momento que ese dinero era para nosotros.

¿Cuál es el sueldo promedio?

¡Ah!, tengamos en cuenta que no hemos recibido aumentos. Sin aumentos, el salario es de 10 pesos la hora.

¿Cuántas horas trabajan?

Esto venia hacia mal hace rato, trabajábamos algunas horas, no había trabajo para todos. Decía que iba a pagar la luz y no la pagaba.

¿El local de quien es?

De Diana Arrufat, tenía un socio, apareció una vez, dijo que iba a ayudar y luego no apareció más, nos engañaron. Se llama Daniel Cianpianelli (sonido fonético).

O sea ella ¿es propietaria del lugar y la marca?

Si, así es.

¿Qué es lo que piden?

Nosotros queremos trabajar, necesitamos las materias primas, luz, subsistir hace diez meses que no llevamos dinero a nuestras casas.

¿Los delegados dónde están?

Los delegados están haciendo gestiones en el gobierno de la Ciudad, ante los partidos políticos, legisladores y todos a los que podemos llegar.

¿Desde cuándo están sin luz?

Desde el 6 de enero estamos sin la luz.

¿Cómo se comporta el barrio?

El barrio es muy solidario, no creían que iba a pasar esto.

Están admirados por lo que ha pasado.

Antes había tres turnos trabajando, fuimos más de 300 trabajadores, en otras etapas 100 y ahora…

Hubo años que se hacían 120 mil kilos de huevos de pascua, se vendía a Jorgito y Havanna.

Es una enormidad…

Si es así..

Hablando de la fábrica ¿Cuántos lotes son?

Acá son seis lotes.

¿Cuál es la producción, que tipos de productos?

Chocolates, bombones, confites, especiales, maní con chocolate, avellanas con chocolate, turrones, goma, mentol, menta, bombones de fruta, bombones licor, tabletas, granizado, huevos de pascua, y mucho más.

¿Qué es lo primero que fabricarían si viene la luz?

Granizado es lo más rentable.

El huevo de pascuas es para el momento.

Lo otro es el maní con chocolate, bombones, es lo que tiene más salida.

Con estos 30 trabajadores ¿son todos de producción?

Si, todos de producción.

¿Pueden poner en funcionamiento?

Si, podemos comenzar a mover la rueda.

¿Tienen calificación laboral?

Y si, hay confiteros, chocolateros, pasteleros, refinadores, en fin, además, somos polifuncionales, y cuando comencemos a mover la rueda, vamos a tener que hacer así.

¿Cuándo estaba Arrufat era así?

Sí, era así y nos reemplazábamos.

¿Tiene un local de venta?

Sí y venia todo el barrio. Se vendía bastante.

Vaciaron todo. Se llevaron todo.

¿Había mercadería?

Había 4.500 kilos de lentejas de chocolate, unos 80 a 100 mil pesos, no queda nada. No reponían, vendían y no reponían nada.

¿Se llevaron todo?

Sí, hasta que nos enojamos y dijimos basta.

Nos hicieron una denuncia penal.

¿Qué hizo la policía?

Era un viernes, no nos dio plata ni para el día de la madre, ni para llevarle una flor al cementerio.

No le importaba nada. No daba la cara

Ni aparecía.

Vino la policía a desalojarnos y ella estaba allí.

¿Por la fecha, era octubre del 2008?

Sí y ya para ese momento nos venían a echar

Y ¿Qué hizo la policía?

Y nos preguntó y le dijimos que si nos vamos nos cierran la puerta y nos entendió y en enero otra vez. Como si fuéramos, no trabajadores sino, cualquier cosa.

¿Cuál ha sido la actuación del gremio de la alimentación?

Se fueron, los corrieron, no están. Por eso no está el gremio, fuimos, llamamos y no dan señales de vida.

¿Cuántos delegados tienen?

Tres

¿Dónde están ellos?

Y ellos hacen todas las gestiones

Nuevamente, como un latiguillo, como una constante en el reportaje, nos vuelven a decir que quieren trabajar…

Si lo que queremos es trabajar, tenemos 25 años de servicio, otros 43 años de servicio, a ellos no les importa nada.

Ella dice que quiere cerrar la empresa, ahora nos viene que nos cortan la luz, el gas, es una mentirosa…

Las palabras de los trabajadores son de mucha bronca, propia de la situación que viven, 10 meses sin cobrar, cargas sociales que les descontaron y no figuran en el organismo pertinente. No sólo no les pagaron, les descontaron todas las cargas y no las aportaron…

¿La familia los sostiene?

Si nos aguantan y puchereamos. Algunos viajamos hasta la provincia, aunque sea una vez por semana, este fin de semana no pude ir, me da vergüenza pedir dinero.

En el caso mío, habla José, que hasta el momento asintió todo el reportaje y corroboró lo que decía su compañero, yo estoy mas cerca, la familia aguanta.

¿La señora trabaja?

Sí y aguantan.

Como final ¿Qué esperan?

No queremos que nos desalojen

Queremos trabajar. Recuperar la empresa y trabajar.

Las noticias fueron vertiginosas…

El 2 de marzo en una comunicación con Adrián, uno de los tres delegados, nos comentaba que estaban produciendo algunos bombones rellenos de uvas erice, algunos huevos de pascua, todo a baño maría porque ¨no tenemos luz¨.

¨Estamos esperando que los trámites resulten, así que esperando…¨.

El 5 de marzo Adrián nos cuenta que el Juez ordena secuestrar la famosa máquina a la cual, él mismo se encadena para que no la lleven. Afuera estaban los medios, algunos partidos políticos y trabajadores.

El 6 de marzo nos explicaba que luego del intento de llevarse la máquina, el allanamiento y eso, la intervención de los abogados paró por 15 días todo, y estaban esperando que se apuraran los trámites de la cooperativa.

El 12 de marzo, nuevamente, en la comunicación sostenida nos decían que estaban esperando, que además los ministerios intervinientes se ocuparan del problema de ellos, y que la máquina quedara en el lugar. La famosa máquina es la refinadora, esencial para el trabajo que llevan adelante, que es producir los chocolates, huevos y tanto más.

El 19 de marzo tenían adelantado los trámites de la Cooperativa pero con serios problemas por la falta de luz.

Ese mismo día a la tarde nos comentaban que Edesur, la empresa de electricidad, les pedía 15.000 pesos y un garante: la pregunta que se hacían ¿de dónde sacamos nosotros eso?

29 de marzo del 2009

Trabajando a todo vapor con los huevos de pascua, alquilaron un generador y pusieron a funcionar todas las máquinas.

El 14 de abril nos comunicamos y nos informaron que estaban trabajando, que la cooperativa marchaba, que comienza, luego de un largo y penoso recorrido a laborar para solventar dignamente las necesidades propias y de sus familias.

Un par de reflexiones, por un lado la connivencia entre las patronales y la actuación sindical, el papel de los gobiernos de turno que administran el estado, que dejan en total indefensión a los trabajadores, de esta forma, si no hay resistencia por parte del movimiento obrero en general y en particular de cada una de las instancias que sufren las embestidas de las crisis y los vaciamientos empresarios, la resolución es más desocupación.

La otra es el papel de los medios de comunicación, esencialmente los masivos. Estas noticias, estas realidades no aparecen, no forman parte del recorte de la información que lo transforma en noticia.

En realidad, se ocupan de la desocupación cuando el desastre y la debacle que acarrea la pérdida de la fuente de trabajo y lo que hace de las familias, barcos a la deriva, afecta a los sectores sociales acomodados.

Porque afirmamos esto, es sencillo, los pobres, los que viven en zonas marginales como villas, asentamientos y otras formas precarias de viviendas y barrios aumentan su población a diario, de la mano de la desocupación.

Los trabajadores quedan sin trabajo y engrosan las filas de la desocupación, transformándose en un desaparecido social (El desocupado, un desaparecido social, Juan Carlos Cena).

Todos estos habitantes son puestos en tela de juicio cuando suceden actos de inseguridad, todos son potenciales responsables de la inseguridad. Arrecian las diatribas y las descalificaciones, la discriminación y los chicos y grandes son tildados de responsables. Y rápidamente se pide la baja de la imputabilidad para los chicos menores de…

Aquí comienza que se debe aclarar que quienes viven en esos espacios son personas decentes.

Eso sí, los ladrones de guante blanco, viven en los barrios cerrados, pero de ellos nadie dice nada, porque matan a los otros, a los pobres, ocupados y/o desocupados, pero de la manera más perversa.

Entonces cuando hay delitos se responsabiliza por el color de piel, por la pobreza y por la desintegración social.

Los medios se preocupan por los problemas de inseguridad de los sectores medios y altos, pero jamás se preocuparon de buscar las causas y el avance exponencial de actos delictivos, jamás se preocuparon de condenar a los empresarios ricos y empresas pobres, cerradas o vaciadas, no se ocupan de la tremenda inseguridad que implica la pérdida del trabajo para inmensas masas laborales.

Es que la seguridad laboral de los trabajadores que hace al bienestar y a la seguridad de un amplio conglomerado de ciudadanos no interesa.

En realidad, son ciudadanos de tercera…

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Desnutridos


Carlos del Frade (APE)

Decenas de miles de chicos de uno de los países en condiciones de darle de comer a trescientos millones de personas, no pueden alimentarse bien todos los días.

El país está en el sur del mundo, según la cartografía oficial de los dueños del planeta.

Los chicos de la Argentina, muchos de ellos, quizás la mitad de los chicos de la nación, no comen bien todos los días.

Y la desnutrición, entonces, avanza en las provincias más estragadas por efecto de políticas de saqueos.

Chicos desnutridos.

Pero, ¿qué hace la desnutrición con los chicos?

-Debemos terminar definitivamente la guerra eterna del hombre contra el hombre para iniciar definidamente la única guerra digna, generosa, y noble, que es la única en la que todos ganan: la guerra del hombre contra el hambre -dice el doctor Abel Albino, presidente y fundador de la Cooperadora para la Nutrición Infantil (Conin), una fundación que desde 1993 lucha contra la desnutrición bajo el lema "Nadie puede ser feliz entre desdichados".

Para Albino, “la realidad es triste. Debemos reconocer que ha fracasado nuestra clase dirigente. Es una vergüenza nacional que un país capaz de producir alimentos para casi 800 millones de habitantes no pueda mantener a menos de las 40 millones de personas que viven en la Argentina. Como también lo es el hecho de que siendo uno de los países más ricos de la tierra tenga el 35 por ciento de su población debajo de la línea de pobreza. La mortalidad infantil es un indicador indirecto de desnutrición”, apuntó.

La desnutrición invade el cuerpo de los chicos.

Según el investigador, “la suerte del sistema nervioso central está echada en el primer año de vida. Es en esa etapa donde el cerebro crece y pasa de los 35 gramos que pesa al nacer a los 900 gramos, que es el 80 por ciento del peso del cerebro del adulto. Es en esa etapa cuando se cablea ya que cada neurona, cuando hay buena alimentación y buena estimulación, produce 15 mil cablecitos, que se interconectan con los demás cables de las otras neuronas, y le dan al hombre la rapidez mental, la capacidad de asociación, la memoria, la experiencia, y una larga cantidad de etcéteras”, enumeró Albino.

El punto de vista del profesional agrega que “muchas organizaciones se ocupan de la problemática de la infancia, y en buena hora. Pero ninguna lo hace atacando las causas. Las causas son: cerebros dañados, y familias destruidas. Esto genera miseria, pobreza y exclusión, que es el círculo vicioso que debemos quebrar”, define con contundencia.

Las consecuencias son severas y múltiples: “El daño que se produce es individual, familiar y social. Cuando un chico se queda, todos nos quedamos. Hace unos años le pregunté a una jueza, qué relación hay entre criminalidad y desnutrición. Unos meses más tarde de mi consulta, ella me llamó para decirme que el 80 por ciento de los grandes criminales de Mendoza habían sido niños con desnutrición de segundo y tercer grado. Si queremos terminar con la violencia debemos abordar este tema con absoluta seriedad y gran responsabilidad”, graficó el titular de la organización social.

Albino terminó diciendo que “el 50 por ciento de las muertes que se producen en América Latina tienen como telón de fondo la desnutrición y nos hablan a las claras de una falla social grave. La desnutrición desnuda una enfermedad cultural, una enfermedad social, un desentenderse de nuestros niños, un desprecio por el futuro. Hay que entender definitivamente que este es un problema de todos: de los gobiernos, de las ONG, y de la comunidad toda”, remató su análisis.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

"Ningún niño nace delincuente"

Mónica Ambort (PRENSARED)

Para el coordinador del Foro por los Derechos de la Niñez, Adolfo Aguirre, no se puede juzgar a un chico que carece de todos los derechos. Antes, dijo, debe terminarse con la desigualdad social.

Los pibes que cometen delito no son un fenómeno de la naturaleza. Son el resultado de una estrategia de desigualdad social impuesta en el país desde hace algunas décadas, según explicó a Prensared, Adolfo Aguirre, coordinador del Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud de la provincia de Buenos Aires. El Foro es un encuentro de numerosas organizaciones sociales que trabajan por los derechos humanos de la infancia y el fin de la criminalización de los chicos víctimas de la exclusión.

“Ningún niño nace delincuente”, afirmó Aguirre al rechazar el proyecto que impulsa el gobierno nacional para bajar de 16 a 14 años la edad de imputabilidad, luego de que en un intento de asalto, un muchacho de catorce años asesinara de nueve balazos a Daniel Capristo, un vecino de Valentín Alsina.

La reducción de la edad para que los chicos que cometen delitos puedan ser juzgados también es defendida por juristas progresistas como el integrante de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni y en Córdoba, la directora del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Sociales y Penales (Inecip), Patricia Coopola. Para la experta cordobesa, el proyecto implica un sistema de garantías cuya ausencia condena a los chicos a la decisión inquisitorial de los jueces.

Adolfo Aguirre, militante de la Asociación de Trabajadores del Estado y secretario de Asuntos Internacionales de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), reclamó un shock contra la desigualdad, que priva de todos sus derechos a los jóvenes a quienes se pretende juzgar con la nueva ley. “Ya van dos generaciones de chicos que no conocen el empleo”, recordó.

Ex legislador provincial por el Frepaso (Frente País Solidario), en diálogo telefónico con este medio, el dirigente sostuvo que el proyecto del Ejecutivo “apunta centralmente a un reclamo de distintos sectores que fueron gestores de la desigualdad” y advirtió que con esta iniciativa se defiende la idea de que un chico pobre es inferior a uno rico. Un retraso hasta científico, señaló.

-¿Cómo evalúa el proyecto de ley del gobierno, de bajar la edad de imputabilidad a los 14 años?

-Es una hipocresía. Voceros de la justicia, de la academia, de las transnacionales, pretenden plantear que esto es un fenómeno que nace del vientre de una madre. Pero no se trata de un fenómeno de la naturaleza. Durante muchísimos años se ha planteado una estrategia de desigualdad; pensada y diseñada, con correlato en un proceso de transferencia de lo que era una sociedad de derechos, de pleno empleo, a una sociedad restringida.

-Juristas progresistas como Eugenio Zaffaroni, defensores de esa baja, aseguran que dará garantías a los chicos que delinquen, ahora expuestos a la arbitrariedad de los jueces.

-Insisto, eso es hipócrita. Sólo permitirá acceder a un procedimiento justo. Se toman como ejemplo países de pleno empleo, donde los chicos son imputables desde los catorce años, pero se trata de chicos con todos los derechos. Al ser chicos que tienen todo lo que se necesita para la vida, se considera su nivel de maduración, en un nivel de igualdad. Pero en Argentina no se puede analizar la maduración de un chico para el cual no están vigentes todos los derechos. Entonces resulta que a más desigualdad, más peligroso es. Yo respeto a los juristas, a los pensadores que sostienen la idea, pero da bronca el pensamiento político que se pone del lado de lo que es más exitoso mediáticamente. Porque no es cierto que toda la sociedad aplaude esta legislación. Es mentira, y lo demostramos el año pasado cuando más de 15.000 personas marchamos en Buenos Aires. Hay mucha gente que quiere ir por algo más completo frente al problema de la niñez.

-Quienes defienden la baja, sostienen también que el chico de 14 años es responsable y que no juzgarlo condena a la impunidad a la víctima.

-El basamento para bajar la imputabilidad, es la maduración del niño. Entonces, démosle pasaporte, la posibilidad de que se compre un auto… Todos los derechos. Si es responsable, que lo sea para todo…

-En defensa de esta iniciativa se dice asimismo que los chicos que cometen delito dejarán de estar indefinidamente detenidos en institutos…

-Un procedimiento justo no alcanza. La lucha por la desigualdad debiera ir en paralelo con la ley que busca un mejor procedimiento. El poder judicial también sostuvo en 1919 el sistema de patronato, que es de la era de cromagnon. Ahora son expertos mediáticos en derechos a la niñez, cuando en realidad, están defendiendo que por venir de la pobreza, se es inferior que quien viene de la riqueza. Eso es un retraso hasta en la ciencia.

-¿Cómo es lo del patronato?

-El patronato se creó para controlar a una niñez que quería leer, progresar. Se creó para controlar a los hijos de los anarquistas… Partía hasta de una idea de análisis de las razas. Nuestra oposición a la baja de la edad es una construcción que venimos haciendo en todos estos años, con un nosotros que está en la sociedad. Nos movemos expresando una sucesión del pensamiento construido a lo largo de todo el siglo pasado, desde la aparición de las mejores ideas de confrontación con el pensamiento de la desigualdad, desde las mutuales… Ése es el fondo de lo que queremos debatir frente a ese problema.

-¿El del gobierno es un proyecto oportunista, en vísperas de elecciones?

-Apunta centralmente a un reclamo de distintos sectores que fueron gestores de la desigualdad. Promueven el estigma de que desde la desigualdad salen los principales actores de la inseguridad que supuestamente percibe el resto de la sociedad. En los countries, en los barrios privados, en los principales sectores de concentración de riqueza donde está el pensamiento delirante de la propiedad privada, se defienden contra quien quisiera avanzar en un planteo de igualdad.

-¿En el Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud es unánime el rechazo a la baja de la edad?

-No. Hay quienes coinciden con la opinión de Zaffaroni. Pero mayoritariamente, nos oponemos.

-¿Cómo será la oposición al proyecto del oficialismo en el Congreso de la Nación?

-Trabajamos un nivel de alianzas. Tenemos a Claudio Lozano, quien ha sido promotor del debate de distribución de la riqueza. Seguramente en el Frente para la Victoria habrá alguno que siempre estuvo en esta cantera de pensamiento… a no ser que lo obliguen a votar en otra dirección.

-¿Usted piensa que la desigualdad y no la pobreza es el origen del delito juvenil?

-Para nosotros, la desigualdad tiene una capacidad de daño superior a la de la pobreza. En la historia de nuestro país, frente a la pobreza hemos tenido la dignidad de organizarnos comunitariamente. Desde una visión de comunidad, de la misma manera que los inmigrantes creaban sociedades de socorros mutuos con la idea de ahorrar dinero para socorrer a quien lo necesitara. De ahí nace un pensamiento maravilloso, nacen los sindicatos, ese principio de solidaridad que dio origen a las obras sociales… Una maravilla.

-¿Qué plantea hacer entonces frente a este nuevo intento de bajar la edad?

- Hace tiempo que hemos decidido separar el delito de la situación de la niñez en la Argentina. Tendríamos que plantear un seguro para todos los menores de dieciocho años que están en el desempleo. Delinear las mejores políticas para la niñez en todos los distritos. Hablan de los mayores de catorce, pero todas las etapas son importantes. Es muy importante el tema educativo, el tema de familia… No puede ser que solamente veamos el tema del delito; que desde ahí sea planteado el problema de la niñez.

-¿Qué se necesita?

-Una voluntad política que plantee el fin de la desigualdad. Eso estaría en relación con el lineamiento científico y académico que explica cómo hay crecimiento delictivo en aquellas sociedades en que la brecha de la desigualdad es bien notable, como el caso de la Argentina. El punto es trabajar una ofensiva, un shock respecto de la desigualdad que se viene construyendo desde el ‘76. Ningún niño nace delincuente. No se conoce ninguna estadística de niños fabricantes de armas o narcotraficantes. Si ahora bajamos la edad de imputabilidad y nos quedamos allí, dentro de unos años vamos a estar discutiendo cómo bajarla a doce años.

En cambio, se necesita una fuerte ofensiva contra la desigualdad, convocar a la Federación Argentina de Municipios, por su relación cercana con la gente, para delinear una fuerte estrategia. Será la propia sociedad la que va a salvar a la niñez en Argentina. Claro que eso implica una fuerte disputa porque hay sectores que saben bien qué tipo de persona quieren. Una persona desesperanzada con el futuro. Eso me raya la cabeza. Tengo el sueño de reconstruir la relación intergeneracional, que ahí es por donde nos mataron. Condenaron a la niñez, y a los viejos los sacaron de la actividad productiva, no sirven. Ya van dos generaciones de chicos que no conocen el empleo. Con patrones de consumo que no son de nuestra cultura.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: “El dengue es una oprobiosa enfermedad de la pobreza”

Antonio M. Mitre (COPENOA)

La epidemia de dengue, ha demostrado que tenemos un sistema sanitario endeble e ineficiente, por olvido, omisión, incompetencia de la mayoría de los funcionarios y por la carencia de todos de una visión totalizadora e integrada de la salud a lo largo del tiempo. Si los gobiernos no comprenden que la salud es una parte indivisible integrante de los procesos de desarrollo económico y a su vez resultado de estos, es muy difícil que los argentinos tengamos niveles aceptables de salud.

Si se va a seguir asistiendo a la salud con lo que sobra o lo que queda de los ingresos producidos por ese desarrollo después de ser asignados de manera poco o nada criteriosa y no con los recursos que aquella realmente necesita como partes de un proceso de justicia retributiva, problemas como el que padecemos van a seguir ocurriendo pero agravados, porque la salud de la población no es prioritaria.

No podemos asignarle toda la responsabilidad de esta situación a este gobierno, no alcanza a tener ese “privilegio”. Desde hace 33 años todos los gobiernos (incluido este) han contribuido con una cuota parte a la construcción de esta triste realidad que hoy descubrimos, porque tuvieron un común denominador: procesos económicos que con diferentes formas y en distintos grados fueron concentrando la riqueza en cada vez menos manos, condenando a la exclusión y la pobreza a vastos sectores del pueblo. En todo este periodo ha faltado eso que suena tan bien en los discursos de los políticos, “una justa distribución de la riqueza producida”. En lo que si este gobierno ha superado a los otros es en su pretendida “capacidad” de negar, ocultar, deformar los hechos. Debe hacerlo porque para su pretendido perfil “progresista”, el dengue es un “testigo de cargo” (como en su momento lo fue el cólera) molesto y peligroso del crimen de la miseria y la marginación de cada vez mas argentinos en un país suficientemente rico en donde todo esta por hacerse. Claro que desinformar a la población en casos de emergencia sanitaria como el que vivimos, que le imposibilita preparase para protegerse, es algo más que irresponsabilidad, es una actitud criminal.

La afirmación no solo del gobierno que el dengue no es una enfermedad de la pobreza, pero que esta “contribuye” es una falacia, ante la cual sigo sosteniendo que el dengue es una oprobiosa enfermedad de la pobreza, que la padecen mayoritariamente los pobres, como otras que están reapareciendo a lo largo de este prolongado y penoso proceso de empobrecimiento que venimos soportando.

La Crisis de la Salud Publica en Argentina

Aceptando que el mosquito vector (transmisor) hace un tiempo que ha vuelto a habitar entre nosotros (alguna vez fue erradicado) en zonas cada vez mas extensas del país debido a las temperaturas elevadas producto del cambio climático y por el corrimiento de la frontera agrícola (por la siembra de soja) que ha destruido el equilibrio del ecosistema (desaparición de especies de nuestra fauna como sapos, ranas, murciélagos, y otras que se alimentan con insectos), es inocultable que el mosquito es un “inquilino” privilegiado de “emplazamientos habitacionales precarios”, de “entornos ambientales de baja calidad”(por no decir miserables), de lugares carentes de saneamiento ( falta de agua potable, desagües, cloacas). El hábitat preferido del mosquito es el “hábitat” de la pobreza. Nuestro “Aedes Aegypti” cada tanto se hace ver transformando una endemia ya indiscutible en “brotes” o en una epidemia como esta. Agradezcamos que nos esté haciendo precio porque también es vector de la fiebre amarilla, que es mucho más seria y podría producir si se da algunas condiciones una crisis sanitaria de mayor gravedad. Hace alrededor de un año aparecieron algunos casos en nuestra frontera NE; es un riesgo latente con un sistema sanitario como el que tenemos.

Algunos dirán que la crítica sin propuestas no sirve; es verdad. Mientras “esperamos” la instauración de un modelo más equitativo de distribución de la renta nacional para que no quede en manos de unos pocos o se vaya fuera del país, propongo de manera prioritaria la simple realización de obras de saneamiento como redes de agua potable, redes de desagüe, redes cloacales, alcantarillado, etc.; obras insoslayable para cualquier gobierno, que pueden ir ayudando a solucionar el problema. No es una gran inversión que necesite del Banco Mundial o del BID, sino de una gestión eficiente, ordenada que tenga clara las prioridades para asignar los recursos en especial de la obra publica. Se podrá decir también que es exagerado anunciar un posible colapso del sistema de salud con un hecho como el dengue que por si solo no tendría la entidad suficiente para producirlo. No solo es el dengue; este es apenas la punta de un iceberg bajo la cual se esta ocultando una verdadera catástrofe sanitaria y con el elenco de funcionarios (nacionales, provinciales y municipales) que tenemos y a los cuales podemos observar en sus conductas, el riesgo es exponencial. El rasgo común de ministros, secretarios, subsecretarios, directores ha sido la tardanza; la reacción tardía ante el “imprevisto” (para ellos), la incapacidad para prever y anticiparse a lo previsible que los hace correr detrás de los hechos y producir fuera de tiempo acciones, algunas acertadas, la mayoría improvisadas, espasmódicas, voluntaristas, descoordinadas que persiguen un efecto “mediático” para “salvar” sus responsabilidades y tratar si pueden transferirlas a otros algo que saben hacer bien, además de “hablar”.

Obviamente si la salud publica no alcanza a ser prioridad de los gobiernos (solo lo es en los discursos) y en los hechos se la atiende “con los recursos que quedan” que además se gastan mal, no podemos aspirar a tener mejores funcionarios que los que hay, generalmente elegidos por mediciones de imagen, o entre familiares, amigos, o como pago de favores políticos para relleno de “elencos” ministeriales, sin importar su competencia o conocimientos para el cargo. Desde hace tiempo hay un desdibujamiento de la salud pública como un área de gobierno que promueve la protección social de la comunidad y las personas que viven en ella a través: del desarrollo de mecanismos sociales para alcanzar niveles superiores de bienestar que les permita conservar la salud, del saneamiento ambiental, de la educación sanitaria, del control y la prevención de enfermedades transmisibles y no solo la organización de servicios médicos.

La salud pública debe conducir un sistema sanitario al servicio de la salud de la gente y no un sistema de enfermedad que sirve a monopolios de lucrativos negocios entre otros de la industria farmacéutica.

Se necesitan funcionarios serios, con conocimientos y sentido común en el área de salud que tengan la cabeza “ordenada” para planificar políticas sanitarias de mediano y largo plazo de claro impacto social, y capaces de llevarlas a cabo de manera sistemática y sostenida, y que no busquen la inmediatez de “resultados mediáticos”. Por lo tanto la otra propuesta es despedir a tantos funcionarios incapaces y desaprensivos ya que la incompetencia y la irresponsabilidad debe ser castigada y no premiada con la permanencia. Ante una epidemia que supera ya los 50.000 casos y alrededor de 10 muertos no “existen” responsables, nadie parece sentirse responsable salvo el mosquito. No aparece la dignidad de una sola renuncia.

La figura principal de esta tragedia es la ministro de salud publica del Chaco que hace 45 días denunciaba 14 casos, ocultaba los hechos y negaba la epidemia que tenia en su provincia y “adscripta” a la teoría de la conspiración denunciaba una campaña política en su contra. Hoy los casos en la provincia superan los 20.000. La conducta publica de esta persona, resulta patética, grotesca, difícil de explicar; produce “vergüenza ajena”. Los chaqueños no se merecen semejante afrenta. Pero el principal responsable es la ministro de salud de la Nación, la licenciada Graciela Ocaña que recién se hizo presente cuando la epidemia hubo estallado, primero para negarla y luego para reconocerla y poner la cara en el terreno, haciendo declaraciones públicas de circunstancia. Nada más que eso. Ningún plan de emergencia serio, consistente que coordine los distintos niveles estatales nacionales, provinciales y sectores de la comunidad. Políticos oficialistas y opositores afirman que la Sra. Ocaña es una persona honesta lo que no está en cuestión, pero esa virtud no se puede canjear con la falta de competencia y eficacia.

Otros opinan que cumple “ordenes superiores” de ocultar información, de no transparentar la grave situación sanitaria que afecta a la población. De ser esto cierto esta actitud la coloca muy cerca de la responsabilidad penal y abría que aclararle que la “ley de obediencia debida” ya ha sido derogada. Su difundida condición de “buena persona” y el respeto que se debe a si misma debería llevarla a renunciar.

Lamentablemente todo esto se ira diluyendo y ocultado por el “ruido” excluyente de la campaña electoral a que nos vemos sometidos, pero el riesgo de colapso de la salud pública permanece. ¡Ojo! El dengue como dije, es apenas la punta de un iceberg que oculta una verdadera catástrofe sanitaria derivada entre otras cosas del el uso inadecuado y descontrolado de miles de toneladas de herbicidas y pesticidas que año a año se dispersan, fumigan sobre cosechas en particular de soja, que han contaminado seriamente el medio ambiente (aire, suelo y agua) y están dañando gravemente la salud de los seres humanos, hecho que algunos vienen denunciado hace tiempo con mucha valentía y compromiso como Jorge Rulli e los Grupos de Reflexión Rural (GRR).

Las consecuencias ya han comenzado a emerger de manera creciente bajo la forma de cáncer, leucemia, malformaciones congénitas y no se podrán ocultar fácilmente. Veremos como se reparten las responsabilidades de esta tragedia, que no es solo del INTA o de SENASA sino que también alcanza a los ministerios de salud de la Nación y las provincias como organismos responsables de proteger y promover la salud humana y que han estado llamativamente ausentes en todos estos años.

Desde mi visión médica me siento obligado hablar y me propongo hacerlo en sucesivos escritos, de las “epidemias” de cáncer, malformaciones congénitas y otras enfermedades que deberemos afrontar, causadas por la utilización de glifosato, endosulfan y otros químicos utilizados por el actual modelo producción agrícola, de las grandes empresas farmacéuticas dueñas de las patentes de los mismos y de la biotecnología, de sus negocios, del ocultamiento y de los sobornos, por la falta de estudios serios de los efectos de estos tóxicos sobre la salud humana, y de la responsabilidad en la falta de control de los sucesivos gobiernos a lo largo de los últimos 15 años y sus complicidades en el drama de salud que nos tocará vivir.

El mayor pecado de un gobierno es no cuidar a su pueblo y además subestimarlo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los que mandan: Blaquier. La impunidad goza de buena salud

Carlos Saglul (ACTA)

Carlos Pedro Blaquier integra el lote del bloque dominante desde hace décadas en la Argentina. Propietario, entre otras empresas, del Ingenio Ledesma, Blaquier pasea su impunidad tal como cuadra a un representante del poder real que detentan los que mandan en el país.

A veces las leyendas encubren historias reales que sería riesgoso contar como algo más que una fantasía. En las zonas azucareras de Jujuy, Salta y Tucumán dicen que los dueños de los grandes ingenios hicieron fortuna como resultado de un pacto con el demonio. Lucifer es en este caso un enorme perro negro sin cabeza llamado El Familiar que vive escondido en sótanos o galpones abandonados, a la espera de sus víctimas.

Quien pacta con El Familiar, a cambio de riqueza deberá alimentarlo con la vida de sus peones. Si no lo hace será el patrón quien se convertirá en alimento del diablo. Por años cuando algún peón desaparecía después de enfrentar al modelo productivo, todos sabían su destino. Había sido devorado por El Familiar. De esta manera, la sangre de peón paga la riqueza del patrón.

Dicen los paisanos que los ojos de El Familiar “brillan como tizones en la oscuridad”. Así debieron verse en la madrugada del 27 de julio de 1976 las luces del Ingenio Ledesma que fueron las únicas que permanecieron prendidas, cuando un apagón ahogó en la oscuridad la ciudad de General San Martín y la localidad de Calilegua, en Jujuy.

Del establecimiento salieron los vehículos que esa noche secuestraron 400 personas. Trabajadores, estudiantes secundarios y universitarios, mujeres, ancianos fueron maniatados, encapuchados y conducidos a los galpones de mantenimiento de la empresa de Pedro Blaquier. De allí, en tandas los trasladaron hasta la sede de la Gendarmería y la Policía en San Salvador de Jujuy, donde recibieron salvajes torturas. Muchos jamás volvieron. Desaparecieron, como las víctimas de El Familiar.

Historia de Luis

Uno de los que se llevaron esa madrugada fue el médico Luis Arédez. Su nombre era mala palabra en el Ingenio Ledesma donde había estado empleado. Una y otra vez, se le advirtió que no podía recetar “semejante cantidad de medicamentos caros” a los trabajadores. Que la salud de la peonada no valía tanto para la empresa, ya que sobraba mano de obra, pero fue inútil: hubo que echarlo. “Era un demagogo”, dijo Nelly Arrieta, la esposa de Blaquier, quien hace tres décadas dejo de vivir con él. La gente en cambio, quería cada vez más al médico. Quedó demostrado cuando se presentó como candidato a intendente y fue masivamente votado.

En algún sótano del Ingenio de los Blaquier, El Familiar comenzó a caminar inquieto cuando se enteró que Arédez pretendía imponerle al Ingenio Ledesma el pago de impuestos. Todo era de ellos, hasta la vida de los peones. ¡Cómo osaban en imponerles cargas impositivas como a cualquiera!.

Quizá porque el secuestro de Arédez fue demasiado obvio en cuanto a su autoría ya que la camioneta en que lo llevaron, además de tener el logo de Ledesma, era conducida por el chofer de la ambulancia del Ingenio, lo liberaron. No fue por mucho tiempo. El 13 de mayo de 1977, cuando se retiraba del Hospital Zegada en la localidad de Fraile Pintado, el médico volvió a ser secuestrado. Nunca más apareció.

Su mujer Olga se cubrió con un pañuelo blanco la cabeza y sola comenzó sus rondas de todos los jueves en la plaza de General San Martín. Por mucho tiempo fue “una loca”más.

En el documental “Sol de Noche” se ve la dignidad solitaria de esa mujer, caminando contra la impunidad y el olvido. Con el tiempo se sumaron a sus marchas militantes de todo el país y, finalmente, cuando el miedo pasó, la lucha de Olga terminó siendo ampliamente reconocida en la localidad de Libertador General San Martín.

La enorme chimenea del Ingenio continúa todas las tardes exhalando hacia el cielo una enorme nube negra producto de la quema del bagazo. En las calles llueven cenizas. La muerte tiene olor dulce como el azúcar. El 17 de marzo del 2004 Olga Arédez, enferma de bagazosis y luego de cáncer de pulmón, fallece en Tucumán. Poco tiempo antes, había presentado un recurso de amparo contra el Ingenio Ledesma, para que deje de contaminar. El proceso sigue abierto.

El éxito no perdona

De acuerdo a la revista Fortuna, el dueño del Ingenio Ledesma, Pedro Blaquier es uno de los hombres más ricos del país. Su empresa factura 1.500 millones por año y emplea 7.000 personas. Con 81 años, el abogado ha escrito 17 libros, es coleccionista de arte y Premio Konex 2008 (Empresarios de la Industria) y 1988 (Empresarios Rurales). En 1990 recibió el doctorado Honoris Causa en Filosofía de la Universidad Lateranense (Roma) y en el 2005 ingresó en la Academia Argentina de la Historia. Amante de la navegación tiene siete yates, valuados en 50 millones de dólares.

Ledesma, no es la única propiedad de Blaquier. Según una investigación del periodista Néstor Restivo, también forman parte de su fortuna plantaciones de cítricos, paltas y mangos, un empaque de frutas y una planta de jugos concentrados.

Es dueño de Glocovil, una planta de molienda húmeda de maíz y una fábrica de cuadernos y repuestos. A su fábrica de celulosa y papel, hay que sumarle los establecimientos La Biznaga, La Bellaca, Magdala y Centella con 5.200 hectáreas dedicadas a la producción de carne y granos. Siembra soja en miles de hectáreas de campos arrendados y incursionó en la explotación de petróleo y gas, en sociedad con Repsol, Petrobrás y otras compañías. Tiene una empresa de servicios inmobiliarios y otra de alquiler de embarcaciones.

El doctor Carlos Pedro Blaquier es un hombre muy culto pero no por eso deja de hablar claro. Su blog es una muestra de ello: “Leyendo lo que dicen en Internet, comprendo que la gente de extrema izquierda diga cosas muy malas de mí porque ellos, como personas fracasadas en la vida privada, despotrican contra los que tienen éxito. En algunos casos se dedican a la política, donde ni siquiera son capaces de sacar muchos votos. Se consideran arbitrariamente postergados por una sociedad injusta, porque no pueden reconocer que son unos inservibles. Por eso se trata de resentidos incurables que sueñan con invertir el orden social para que los de abajo, como ellos, estén arriba y viceversa”.

“No me perdonan que sea un hombre de éxito, tanto como empresario, por haber sido capaz de llevar a Ledesma donde está hoy después de haberla conducido durante más de cuarenta años, como en el orden intelectual donde en virtud de mis publicaciones he sido designado como Miembro de Número de varias Academias de nuestro país”.

“Ellos, que nunca han generado ni un puesto de trabajo decente, me dicen que soy un explotador que mata gente”, afirma ofendido Blaquier.

No hace mucho, Ledesma cumplió cien años. Estaban los amigos de siempre: José Alfredo Martínez de Hoz, Luciano Miguens, Mario Llambías, Juan Alemann. Las revistas que se encargan de estos eventos no mencionan la presencia de otros amigos, como Mauricio Macri y Daniel Scioli, aunque don Carlos Pedro Blaquier sabe que con ellos siempre se puede contar.

En una de esas, esa noche al regresar a su mansión de la avenida Sucre, en San Isidro, Blaquier ayudó a conciliar el sueño de los nietos contándoles historias de Jujuy, leyendas de campesinos brutos como El Familiar. Se sintió satisfecho, conforme con su vida. Su final no será distinto al de otros autores intelectuales del genocidio. Morirá de viejo, en la cama y entre los suyos. Los que dieron las órdenes están a salvo, aún tienen el poder que es sinónimo de impunidad y él lo sabe.

Blaquier es uno de los distinguidos integrantes de la selecta galería de los que mandan en la Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: 28 de abril, un día de duelo

Eduardo Ahamendaburu (PRENSARED)

El próximo martes se conmemora el Día Internacional de los Trabajadores Fallecidos y Lesionados en el Trabajo y en la Argentina esta problemática sigue sin resolverse por intereses mezquinos de los grupos de poder y de los gobiernos de turno.

El 28 de abril es un día de duelo. Es el Día Internacional de Conmemoración de los Trabajadores Fallecidos y Lesionados en el Trabajo.

La iniciativa tiene su origen en el movimiento sindical canadiense, que promovió la ley sancionada en 1989 por el Parlamento que declaró el 28 de abril como Día de Duelo nacional. Cuenta también como antecedente la conmemoración realizada por la ONU en 1996 por los 188 trabajadores y trabajadoras muertos y los 500 gravemente heridos durante el incendio de la fábrica de juguetes Kader, en Tailandia.

Desde entonces los sindicatos a nivel mundial asumieron el 28 de abril como un día dedicado a recordar a los más de dos millones de trabajadores muertos anualmente por causa del trabajo y al mismo tiempo de lucha contra las condiciones y medio ambiente de trabajo lesivas para la salud. Posteriormente, en el año 2001 la OIT asume la fecha como una jornada internacional por la salud y la seguridad en el trabajo.

La Semana Argentina

En nuestro país, éste es el sexto año consecutivo en que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo organiza la Semana Argentina de la Salud y Seguridad en el Trabajo. Sobre esta conmemoración local caben algunas reflexiones.

En primer lugar, está convocada por un ente oficial (la SRT), creado por la Ley 24557, que como parte del paquete flexibilizador de los años 90, ubicó a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (entidades de orden privado, ligadas al capital financiero) como la piedra angular del sistema.

La simple existencia de tales entidades (las ART) presupone una inversión en los principios rectores del derecho laboral; a saber, la protección de los más débiles en la relación entre empleadores y trabajadores. Tal es así, que el asegurado por las ART no son precisamente éstos últimos; sino las patronales.

Por supuesto, que éstas se cuidan muy bien de explicitar estos objetivos y argumentan que la prevención y la inmediatez de sus prestaciones son su principal función. Estos argumentos colisionan con estadísticas (parciales por omisión de denuncias y porque el sistema sólo atiende al trabajo registrado) que nos hablan de un incremento de la siniestralidad.

En segundo lugar, el sistema vigente excluye la participación de los trabajadores, como única forma eficaz de cualquier política de prevención, tal como dicta la experiencia internacional y la legislación vigente en la mayoría de los países latinoamericanos propiciándola.

Por las razones expuestas, las actividades organizadas alrededor de la Semana Argentina de la Salud y Seguridad en el Trabajo devienen en estériles y las intervenciones en los distintos paneles, por valiosas que sean, no replican, ni replicarán, sobre las reales necesidades de los trabajadores; en tanto el sistema esté gestionado centralmente por las ART.

Asimismo, la presencia en tales foros de un sector empresario enriquecido en estos años, no dispuesto a distribuir la renta, y sí a descargar su propia “crisis” sobre los trabajadores, denigrando aún más los salarios y las condiciones de trabajo y de una dirigencia sindical distraída, cuando no cómplice de las políticas patronales, que avala despidos, suspensiones y rebaja de salarios (como algunos panelistas de la subsede Córdoba de la Semana Argentina), no nos permiten augurar un resultado venturoso.

Por un nuevo sistema de riesgo del trabajo

Es necesario discutir un nuevo sistema de riesgos del trabajo, eliminando la figura de las ART. Una política en este sentido, debe contemplar en primer lugar una eficaz política preventiva. Y esto no es posible sin la participación de los trabajadores en Comités Mixtos y la instauración de la figura del Delegado de Prevención. Para ello, es necesaria la democratización de las organizaciones de trabajadores mediante la vigencia plena de la libertad sindical y protección mediante fueros de los trabajadores electos para estas funciones.

Asimismo, requiere un fortalecimiento del papel del Estado; tanto en lo que hace a la recuperación del papel de policía del trabajo; como en la articulación de una política integral y universal de salud de los trabajadores (estén o no registrados y con cualquier característica que asuma el trabajo), que garantice la inmediatez de las prestaciones que le sean requeridas con cargo a la patronal que la genere (ya sea ésta privada ó pública).

Eduardo Ahamendaburu es presidente del Instituto de Salud Laboral y Medio Ambiente (ISLYMA), secretario de Salud Laboral.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: La Asamblea de Inundados inició una huelga de hambre

TMO

Con la consigna "la impunidad es candidata", una decena de integrantes de la Asamblea de Inundados/as de Santa Fe comenzó ayer una huelga de hambre hasta el 29 de abril, cuando se cumplan seis años de la inundación que afectó a más de 100 mil santafesinos y provocó la muerte de 23 personas.

"No tendríamos que estar discutiendo sobre las inundaciones si el responsable político de lo ocurrido, Carlos Alberto Reutemann, hubiera pasado por los Tribunales santafesinos para cumplir su obligación de declarar como cualquier ciudadano", indicó una de las huelguistas, María Claudia Albornoz. La actividad es organizada por la Carpa Negra de Santa Fe, que está instalada desde el 29 de marzo en vigilia en la Plaza de Mayo de la capital provincial.

La huelga de hambre es acompañada por distintos vecinos de la ciudad, que se acercan a la plaza a realizar ayunos rotativos, durante algunas horas del día. También recibieron otras solidaridades. Celeste Lepratti llegó ayer hasta Santa Fe para expresar su apoyo a la medida, y se espera que mañana lleguen otros familiares de las víctimas del 19 y 20 de diciembre de 2001.

"Desde nuestro lugar de ciudadanas/os damnificados por la tragedia hídrica evitable, denunciamos –nuevamente- que los inundadores siguen en libertad y sin rendir cuentas a la Justicia", indicó el comunicado que anunció la huelga de hambre. Albornoz subrayó que hay tres procesados por la indefensión que sufrió el pueblo santafesino ante el avance del río Salado, pero la Justicia eludió la responsabilidad política de Reutemann. "Existe una ley de protección civil que indica que el gobernador debe asumir la responsabilidad de anunciar los fenómenos y evacuar a la población, pero Reutemann terminó diciendo que nadie le avisó", puntualizó la militante. Sin embargo, recordó que el mismo 29, el gobernador recibió al comité de emergencia en Casa de Gobierno, y recibió información sobre las zonas que se iban a inundar. "Sin embargo, él no salió a decir nada. Hay un acta donde se indica que estuvo presente en la reunión, que se reunió con el entonces Ministro de Obras Públicas, Edgardo Berli, que sí está procesado, y allí le marcaron hasta donde llegaría la inundación", explicó la dirigente vecinalista de barrio Chalet, uno de los más afectados por la tragedia.

"La huelga de hambre es contra la impunidad. Nosotros decimos que en esta provincia tiene nombre y apellido, y es Carlos Alberto Reutemann. Contra eso queremos luchar, y también advertirles a todos los argentinos, para que tengamos cuidado. Porque si Reutemann es presidente, tenemos que estar preparados. Ya sabemos lo que pasó, y cómo se cubre las espaldas para tapar sus enormes deficiencias en el gobierno", apuntó Albornoz. Los manifestantes están en "asamblea permanente". El acto central por el 6º aniversario de la inundación será el miércoles 29, a las 17.30.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Autopartista Mahle, cierre, toma y conciliación


INDYMEDIA

La autopartista multinacional Mahle anunció el cierre de su planta local. Ante esto, los 520 trabajadores que empleaba decidieron tomar la industria situada en Avenida Presidente Perón 5601. Dada la crítica situación, se hicieron presentes en el lugar el Ministro de Trabajo provincial, Carlos Rodríguez, la Viceministra de Trabajo Alicia Ciciliani, el Intendente de Rosario, Miguel Lifschitz y una comitiva estatal que recorrió la planta anunció el dictado de una conciliación obligatoria por el tiempo que sea necesario. También informaron que el gobierno nacional iniciará acciones diplomáticas con la empresa de origen alemán. Compromiso oficial de defender los puestos de trabajo.

De quién hablamos

Mahle Group es una multinacional con base en Alemania, y se define como uno de los 30 mayores fabricantes de autopartes de todo el planeta. Entre su producción se cuentan pistones, aros, cojinetes, componentes de motores y otras piezas. Tiene siete plantas en Brasil y en 2007 fueron adquiridos los activos operacionales de Dana Industria Ltda. Mahle provee así a grandes automotrices como Volkswagen, Audi, BWM, Toyota, Ford, General Motors, entre otras. El 50% de su producción es exportada para montadoras en Estados Unidos y Europa.

Según afirman en su página oficial, "desde 1950 en Brasil, MAHLE se transformó en un modelo empresarial que consiguió se destacar en un mercado altamente competitivo, concentrando esfuerzos en tecnología de calidad y en la formación de recursos humanos, contando con la participación real y efectiva de una sólida estructura financiera". No obstante, parece que no es el caso de su sede local donde hoy 520 trabajadores están ocupando una planta que se dice cerrada.

"Nosotros venimos con problemas con Mahle hace más o menos un año y medio, que ellos vinieron como empresa acá", afirmó Martín Flayart, miembro de la comisión interna de la fábrica. El joven metalúrgico señaló que la empresa llevó adelante un "procedimiento de crisis totalmente mentiroso" que contó con los precedentes de quita de beneficios que tienen algunos operarios por antigüedad y la unificación de horarios, entre otras.

"Nos ha ido paulatinamente vaciando la productividad, que se la han llevado a Brasil", afirmó Flayart. Y la causa que encuentra a esto es la mayor flexibilidad de leyes sindicales en el país vecino. "Aquí hay leyes sindicales que en Brasil no hay y tienden a hacer aquí lo mismo que allá", manifestó.

Los hechos

Si bien el conflicto data de año y medio, lo cierto es que el 21 de marzo pasado, Mahle fue noticia. Por aquellos días los obreros denunciaron intimidaciones e incumplimiento de lo acordado después del conflicto desatado a mediados de diciembre de 2008, cuando pese a que se acordó que no haya despidos, hubo reducción de horas y de sueldos. Entonces, la empresa incrementó las suspensiones a 27 días los dos meses siguientes.

Pero el viernes pasado sucedió lo que nadie preveía: Mahle anunció al Ministerio de Trabajo de la Nación que cerrarían las actividades en planta Rosario. Alrededor de unos 400 obreros y 120 administrativos, gerenciales, supervisores, se encontraron sin su fuente de sustento. Por ello decidieron copar pacíficamente la planta. "Teníamos que empezar a trabajar el 28 de abril. Ayer nos enteramos que Mahle había tomado la decisión de cerrar la planta Rosario", afirmó Flayart y sentenció: "tenemos razones para creer que están haciendo un vaciamiento de la empresa".

Lo mismo expresó el Ministro de Trabajo de la Provincia de Santa Fe, Carlos Rodríguez, que durante el medio día del sábado recorrió la planta. "No encuentro causa para que esta empresa sufra más que las demás, salvo un progresivo vaciamiento de la producción", aseguró el representante estatal, quien calificó de "inaceptable que en Alemania se decida el futuro de trabajadores y trabajadoras argentinos".

"Hay una declaración tripartita de la OIT que plantea la providencia que debe tener una empresa multinacional y una es la seguridad en el empleo. Lo que aquí se está haciendo es atentar contra la vida de 500 familias. Yo podría esperar esto de cualquiera de los autopartistas pequeños nacionales, pero no de una multinacional, por eso nos resulta inadmisible", planteó Rodríguez. No queda claro por qué el Ministro tiene expectativas diferentes sobre la ética de los empresarios locales y las multinacionales.

Los compromisos

Jornada ampliamente concurrida fue la del sábado. Con la presencia de referentes sindicales y políticos, como de miembros de diversas organizaciones, el segundo día de toma se caracterizó por una mística particular, con canto del himno nacional incluido. Hasta allí se acercó una comitiva oficial encabezada por Rodríguez y secundado por la Viceministra Alicia Ciciliani y el Intendente Lifschitz. La visita tuvo el objeto de recorrer la planta y dar a conocer las tratativas que desde los distintos niveles del estado se están llevando adelante.

"No es el mejor día para que nos conozcamos. Pero en todo caso será un día en el que comenzaremos a trabajar juntos como lo estamos haciendo con otras empresas desde el gobierno municipal, provincial y nacional para impedir que se pierdan puestos de trabajo", manifestó Rodríguez.

En su discurso dentro de la planta tomada, el ministro confirmó el inicio de la conciliación obligatoria y el pedido de audiencia que el gobernador Hermes Binner pidió a la presidenta Cristina Fernández. El día lunes, la empresa y los representantes de la comisión interna se reunirán y entrará en vigencia la conciliación dictada por el Ministerio que según manifestó su máxima autoridad se extenderá "durante todo el período legal que sea necesario".

No obstante, detalló las diversas acciones diplomáticas que incluyen entrevistas con el embajador alemán, cruce entre las cancillerías de ambos países con el objeto de "recordar los deberes y responsabilidad social que tiene una empresa multinacional cuando se instala en otro territorio", subrayó el encargado de la cartera provincial. Además tanto él como Ciciliani destacaron la necesidad del trabajo conjunto llevado adelante con el gobierno nacional.

"Sigan en la fábrica y seguiremos peleando juntos porque esta gente no decida y corte el pellejo de los demás sin tocar el propio", pidió el Ministro de trabajo provincial e interpeló a los obreros para que el lunes dejen pasar a los directivos "para que no tengan excusas para no concurrir" a la mesa de negociación. Con actitud positiva el funcionario aseveró que "el optimismo está respaldado en la pelea que estamos dispuestos a dar".

"Cosquillas en la panza"

"Uno siente cosquillas en la panza, uno puede sentir las emociones, hay tres generaciones de trabajadores en esta planta", afirmó una sentimental Ciciliani tras el recorrido por el interior de la planta. "Tenemos un compromiso intelectual y emocional no solo con este proyecto y con todos los trabajadores, como en Cotar y Paraná Metal", destacó la funcionaria.

"Alguien que está en política no puede estar shockeado porque pase una cosa como ésta, porque todos saben que estas cosas van a pasar", consideró por su parte el Secretario General de la delegación local de la Central de Trabajadores de la Argentina, Jorge Acedo. La apreciación realizada en la puerta de fábrica hace referencia a las declaraciones iniciales de Ciciliani ante el conflicto en Mahle: "estamos todos muy shockeados, esta hoy es una noticia muy terrible para la ciudad de Rosario y la provincia de Santa Fe", había declarado el viernes a medios locales.

"Tenemos claro que la superación de la crisis se da con trabajo y producción, con la unión de los tres niveles de estado sin demagogia, sin uso político de la situación y con mucho profesionalismo", aseguró la viceministra. "Apostamos al diálogo social tripartito y hacemos cumplir la ley. Tenemos claro que como Estado, la ley tiene que proteger a los más débiles", planteó.

"Siguen creyendo que este problema se arregla haciéndose cargo de los afanos que hacen los grupos económicos. El empresariado tiene la capacidad de no llevarle el apunte al Ministerio de Trabajo", disparó el miembro de CTA. "Del lado del pueblo se puede resolver. Nosotros como clase vamos a estar en cada fábrica tomada", aseguró el sindicalista.

Si bien Acedo destacó la importancia de la visita de las autoridades, también apuntó la necesidad de "dejar de subsidiar a los grandes grupos económicos" y de la persistencia en convocar a "un paro en el país para mostrar que hay una salida distinta a la crisis. Hay que poner la plata en el salario de los trabajadores", consideró.

Mapa de acción

En la Avenida Presidente Perón cortada se vio una pluralidad de sectores que se acercaron a dar apoyo. Si es cuestión de evaluar, parecería que el planteo de unidad de acción realizado en el plenario obrero de Villa Constitución el pasado 16 de marzo, comenzó a cristalizar en este conflicto en Mahle.

"La diferencia de este conflicto con otros que se han dado es que tiene delegados de fábrica con mandato y eso los pone en una situación distinta. Es necesario hacer elecciones de delegados de base. Aquí a los trabajadores los veo muy bien, hay un gran sector de jóvenes incorporándose a la actividad sindical. Hacia mucho tiempo que no escuchaba que se cante el himno en una fábrica", analizó emocionado Acedo.

"Se empieza a generar una red solidaria para entender que este camino es una salida colectiva", avizoró el Adjunto de la Central, Gustavo Teres mientras los trabajadores ingresaban como hormigas a la planta para efectuar una asamblea.

Por lo pronto, la industria del oeste rosarino permanecerá ocupada con piquete en puerta de fábrica hasta el encuentro del lunes en el marco de la conciliación obligatoria lanzada por el Ministerio de Trabajo provincial.

Párrafo aparte merece la actuación del gremio que nuclea a estos trabajadores: la tristemente célebre Unión Obrera Metalúrgica, cuyo único enviado debió cargar con todas las críticas y reproches de los obreros por las ausencias del sindicato.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...