miércoles, 17 de junio de 2009

Genocidio étnico y luchas espontáneas en Perú


Luis Arce Borja (especial para ARGENPRESS.info)

El viernes 5 y sábado 6 de junio, Alan García Pérez cometió un nuevo genocidio en Perú. La matanza fue en Bagua, y los nativos masacrados, son entre 40 y 50 según diversas fuentes. Ahí quedan también varios desaparecidos, más de una centena de heridos con balas de grueso calibre, y varias decenas de nativos acusados de subversivo y perseguidos por la policía y el ejército. Junto al alto costo humano entre los nativos, fueron eliminados 24 policías agresores.

Las aguas de la rebelión indígena no han llegado a su fin, y se mantiene el toque de queda y el estado de guerra en la zona del conflicto. Mientras tanto ya el gobierno a sacado a relucir su táctica para frenar esta ira popular. Para este fin, ha postergado la imposición de las leyes en litigio, y ha comprometido a la Iglesia Católica para que actúe como “mediadora” en el conflicto selvático. Se ha puesto en marcha la “mesa de diálogo”, presidida por los mismo que ordenaron la masacre. Esta institución antidemocrática y grotesca es parte de los planes del gobierno para negar las demandas de las comunidades.

La iglesia aceptó y como en la época de Fujimori, se prepara para santificar a los criminales de los nativos de Bagua, a quien García ha calificado de “asesinos de policías” y “desestabilizadores de la democracia”. Alan García, cínico hasta la demencia, dijo que “ha habido un genocidio de policías por parte de elementos extremistas que quieren entregarnos a modelos extranjeros”. El país había “sido víctima de la agresión subversiva de quienes no pueden ganar elecciones y quieren ganar las decisiones a través de la violencia”, declaró el presidente peruano. Junto a ello, el diario “La Razón” un cotidiano de Lima financiado por la mafia fujimorista ha pedido que “investiguen la ingerencia chilena en los hechos de Bagua”.

Con esta matanza García reedita su práctica sanguinaria contra el pueblo peruano, y ello pone en evidencia una vez más, que el Estado y las clases políticas que la dirigen están dispuestas a eliminar pueblos y nacionalidades enteras con tal de aplicar sus planes para seguir subastando el territorio y las riquezas del Perú. Para el aprista García, ordenar el asesinato de 10, 30, 100 o más personas es una rutina y una forma de gobernar que ya puso en ejecución en su primer gobierno. En junio de 1986 con frialdad planificó el genocidio de 300 prisioneros de guerra en tres penales del país. Desde 1985 hasta 1990, empleó las tropas militares o grupos paramilitares (comando Rodrigo Franco) para eliminar miles de campesinos, estudiantes, intelectuales y pobladores sindicados de “terroristas” y “senderistas. García no es nuevo en el oficio de matarife, y si el curso de los hechos políticos recientes desembocó en la masacre de Bagua, ello solo expresa el desarrollo de una practica represiva que está en ejecución desde hace 30 año y que se camufla con una supuesta democracia representativa, y que cada cinco años se disfraza con diversos circos electorales.

La matanza de indígenas en la amazonía, tiene relación con los planes del gobierno para seguir entregando el territorio nacional a las potencias extranjeras. En los últimos 30 años el Perú ha cedido a las transnacionales de petróleo y gas el 70% del territorio amazónico, que equivale a casi 55 millones de hectáreas de tierras. Las transnacionales son de Estados Unidos, Francia, España, Holanda y otros países ricos. En la lotización de la amazonía participan empresas, como la anglo-francesa Perenco, Repsol (España), la canadiense Petrolífera Petroleum Limited, Petrobras y Pluspetrol, Global Steel Holding, Emerald Energy, Maple Gas Corporation, Golden Oil Corporation, Jindad Steel y Power, Petro-Tech, y otras. La distribución de las riquezas naturales de la selva hace parte de un plan global de aplicación de un capitalismo salvaje cuyas consecuencias inmediatas son la extensión de la miseria y pobreza en este país. La política que Alan García quiere imponer mediante el crimen, está ligada a las necesidades de las grandes transnacionales y potencias mundiales. La globalización, expresión de los planes de dominación del sistema imperialista mundial, espera resolver su crisis económica, mediante un nuevo método de colonización de los países de America Latina y otras latitudes.

En el marco de la nueva y moderna colonización del Perú, la minería es otro de los objetivos de la voracidad de los grupos de poder locales e internacionales. Solo en los últimos años, las grandes empresas mineras han recibido el 14% del territorio nacional. La aplicación del Tratado de Libre Comercio ha hecho del Perú, un país en subasta, que mediante concesiones se entrega al capital extranjero. Hasta Chile con quien el gobierno pretende fraguar un conflicto internacional, tiene inversiones en Perú que llegan a 8,000 millones de dólares, mientras que todas las inversiones peruana en el país del sur solo alcanzan a 23.6 millones de dólares (fuente Luis Iván Salas Rodríguez). La pesquería, otra riqueza importante del Perú, está sufriendo una depredación sin límites que hace peligrar el ecosistema marino y la misma existencia de centenas de puertos, caletas y pueblos de la costa peruana. En esta carrera de vender y privatizar todo, hasta los puertos, los aeropuertos y las aduanas están en remate.

Quiebra moral y política del Perú

El genocidio en Bagua, hay que analizarlo considerando que el Perú es un país en quiebra total, donde se mezclan el entreguismo de sus gobernantes con altos índices de corrupción en el Estado, en el poder judicial, en las fuerzas armadas y otras instancias del poder y del Estado. El Perú oficial es una caricatura de republica independiente, cuya quiebra política y moral de sus élites dirigentes, hace peligrar la integridad de la nación. Su sistema político y de gobierno es de esencia lumpenesca donde cualquier ladrón, estafador o asesino puede aspirar a sentarse en el sillón presidencial o en el hemiciclo parlamentario. Este país está en bancarrota y su quiebra es fraudulenta y mafiosa que enriquece a algunos pocos y empobrece a millones de ciudadanos. Desde 1821, la llamada "República del Perú" ha sido solamente un botín que se ha distribuido por tajadas entre potencias extranjeras y los grupos de poder locales (terratenientes y burgueses). La crisis peruana, no tiene fin y ahora se agrava aún más con la profunda crisis de la economía mundial, y la hegemonía de los Estados Unidos. Los banqueros, los industriales, los terratenientes, los grandes comerciantes, las élites militares, los jerarcas de la iglesia, los jueces, los parlamentarios, los partidos políticos oficiales y las grandes transnacionales afincadas en este país constituyen una maldición para población (1).

La crisis en Perú no solo es de la burguesía y sus clases políticas dirigentes. Esta crisis tiene connotación en el seno del pueblo, y las medidas represiva criminales que se imponen desde el Estado, como ocurre ahora en la selva, resultan más graves y dolorosas, cuando en el seno de las clases populares no hay una respuesta organizada que pueda detener y hacer retroceder las acciones represivas del gobierno. Las rebeliones y luchas espontáneas como lo ocurrido en Bagua, son una magnifica expresión de la aguda lucha de clases y del animo de cómbate de las masas. Pero la espontaneidad de las masas, resulta insuficientes cuando hay que enfrentar un Estado militarizado y represor como en Perú. La carencia de una dirección estratégica que las oriente hacia objetivos supremos de lucha por el socialismo, las hace fácil presas de oportunistas y de todo tipo de traficantes de las luchas populares. Su falta de orientación y dirección revolucionaria, limita sus alcances políticos sociales, y su tendencia es el desgaste, la dispersión, y la desactivación del movimiento social cuando la represión se hace más dura y violenta.

Los partidos que se presenta como “oposición” como, el partido nacionalista de Ollanta Humala, no representan lo intereses del pueblo y sus fines políticos son sostener el actual sistema político corrompido. Su anti aprismo es táctico, sirve para confundir a las masas, y su objetivo es puramente electoral. Se declaran enemigos de Alan García, y hacen escándalos publicitarios para decir que apoyan las rebeliones populares, pero sin embargo están listos para los arreglos políticos bajo el propósito de mantener lo que se conoce con el nombre de “sistema democrático”. Avalan el parlamento basura y sostienen a las criminales fuerzas armadas. El Frente de Defensa de la Vida y la Soberanía Nacional, que aglutina los retazos de la izquierda legal, además del Partido Nacionalista del militar Humala, no busca reorientar la rebelión de Bagua hacia objetivos estratégicos a favor de las comunidades nativas, sino mas bien apuntalar posiciones electorales para las elecciones presidenciales del 2011. No es una casualidad que el Movimiento Popular de Control Constitucional (Lima junio 2009) junto con acusar a García Pérez de genocidio, exige que no se utilice esta lucha para propósitos electorales. Tampoco es casual que algunos meses antes de los hechos sangrientos en Bagua, Humala exigía aumentar el presupuesto económico para las fuerzas armadas, en función de que el “Perú tenía que definir su doctrina de defensa nacional". En octubre del 2008, Alan García para superar sus crisis y descrédito político, nombra como primer ministro al trásfuga Yehude Simon. Inmediatamente Humala, líder del Partido Nacionalista, dijo que éste tendría el “apoyo político de su partido".

Si el gobierno actual puede asesinar sin inmutarse es porque no tiene ningún tipo de oposición valedera ni en el campo político ni en el sector popular organizado. Su control del parlamento es absoluto, y el poder judicial sigue siendo un antro para lavar crímenes y hechos de corrupción que se cometen desde el Estado. Ollanta Humala no puede ser un gran contrincante en razón de su pasado como militar fujimorista y pesa sobre él varios juicios pendientes por crímenes de guerra en el Alto Huallaga cuando era uno de los jefes militares del gobierno anterior. Que Ollanta Humala, sea sancionado o no, depende exclusivamente de sus arreglos políticos con el APRA y García Pérez y las fuerzas armadas. Las principales centrales obreras son cascarones sin representatividad que no son capaces ni siquiera de defender el salario y la estabilidad laboral. Estas centrales se han convertido en vulgares instrumentos electorales de los burócratas que las dirigen, y sus paros y movilizaciones están orientados a ganar votos en las próximas elecciones generales. Su fin, no es la defensa del asalariado, es buscar un acomodo en el sistema político actual, y lograr prebendas de los gobiernos de turno. Cada conflicto social espontáneo como el ocurrido en la selva, es usado con fines electorales. A comienzo de este año, los dirigentes de la CGTP se convirtieron en interlocutores y anfitriones preferidos de Yehude Simon, quien incluso fue invitado con honores de príncipe al local de esta central.

Estos dirigentes con amplias sonrisas inauguraron junto a Simon las “mesas de diálogos” que según el gobierno era “expresión de la voluntad política para fortalecer la democracia". Si Hugo Blanco acusaba en 1982 a los dirigentes de la Confederación General del Trabajadores del Perú (CGTP) y del PCP (ex pro soviético) de reformistas y freno de las luchas de los asalariados (2), ello no ha cambiado mucho con el tiempo. La CGTP sigue siendo una organización burocratizada que sirve exclusivamente en beneficio personal de su cúpula dirigente y de los partidos que usufructúan de ella (PCP ex pro soviético y “Patria Roja”). Por esta razón hace algunas semanas el Movimiento Democrático del Perú. Dignidad Nacional, ha planteado que “es tiempo de refundar integralmente la CGTP, para superar los límites del reformismo”. No hace mucho, en octubre del 2008, el vicepresidente de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Olmedo Auris, destacó la disposición al diálogo y la capacidad de gestión del nuevo primer ministro, Yehude Simon, el actual socio del criminal García (3).

La descomposición del Estado, se refleja también en la crisis de dirección revolucionaria. Lo que era el Partido Comunista del Perú (Sendero Luminoso), es ahora un montón de chatarra cuyos voceros, en prisión o en libertad, continúan con sus suplicas de buscar una “salida negociada y pacifica” a los problemas del país. Abimael Guzmán cada que vez que abre la boca es solamente para reafirmar su posición traidora y arrastrarse a los pies del gobierno y de las fuerzas armadas. El grupo guerrillero que actúa en un sector de la selva hay que tomarlo con pinzas, cuyas acciones atomizadas en un reducido rincón de la selva, sirven más a los seguidores de Gonzalo y a los planes de los militares, que a una propuesta seria de lucha armada revolucionaria. “Una acción guerrillera y mismo un conjunto de lucha armada no constituyen por si mismas un proceso político liberador en el sentido del cambio revolucionario de la sociedad y del Estado. El contenido revolucionario de una acción política o militar esta determinado por su objetivo estratégico cuya esencia esta determinada por un conjunto de factores ideológicos, políticos y de organización” (4).

El Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA), solo existe en el membrete, y lo que queda de ese grupo está desperdigado en diversas organizaciones de la izquierda legal peruana o de defensa de derechos humanos. Víctor Polay Campos líder de este grupo extinguido, desde la prisión sigue proclamando su arrepentimiento a la lucha armada y se presenta como un partidario de la democracia que dirige el APRA y Alan García Pérez. La izquierda oficial, aquella que se llamaba “Izquierda oficial”, es en la actualidad un retazo marginal de minúsculos partidos que sobreviven a expensas de lo que le ofrecen las elites políticas que gobiernan. Su solo objetivo es subirse al carro electoral de algún personaje político de moda. Estos partidos, algunos siguen llamándose de “izquierda”, son caricaturescos y despreciados por el pueblo y los trabajadores. Los obreros, campesinos y otros sectores de las clases populares no olvidan la conducta de esta “izquierda oficial” que en el pasado ha sostenidos a los peores y más represivos gobiernos del Perú, el mismo Alan García Pérez en 1985 y Alberto Fujimori (1990), fueron respaldados por esta izquierda en descomposición y marcada a fuego por su abominable pasado político de colaboración con los grupos de poder.

Como detener la ofensiva criminal

Una cuestión importante es cómo evitar que individuos como Alan García o cualquier otro que lo reemplazará en el gobierno (el próximo puede ser Ollanta Humala o la hija de Alberto Fujimori), sigan asesinado a cientos de indígenas, trabajadores y luchadores sociales. ¿Qué salida hay para resolver este problema?. Desde el triunfo de la guerra contra los colonialistas españoles (1821) y la instauración de la República han desfilado por palacio de gobierno todo tipo de partido y gobernante. Civiles, militares, eclesiásticos, laicos, "revolucionarios", "demócratas", liberales, caudillos y aventureros, se instalaron en el poder y desde ahí fueron los grandes subastadores de las riquezas del país y expoliadores de las masas oprimidas. Las élites políticas a través de dictaduras militares o gobiernos supuestamente democráticos, liberales, o progresistas, impusieron al pueblo las peores formas de explotación y humillación social. El Perú, como ninguna otra nación de América Latina, es una muestra dramática del fracaso histórico, de una clase social dirigente (terratenientes y grandes burgueses) parasitaria que no ha sido capaz de poner en marcha ni siquiera (hablando de medidas capitalistas) un sistema económico y político medianamente coherente y de defensa de la nación. La crisis del Estado es crónica y ella es inherente a una parasitaria y decadente élite política que desde el inicio de la República ha manejado fraudulentamente el Estado. Con razón analistas e historiadores han señalado que la historia oficial del Perú es deprimente y traumatizante. Los antiguos dirigentes del Estado peruano, así como los actuales, no han ido más lejos de ser vulgares testaferros de las transnacionales y potencias imperialistas. Son bandidos y no gobernantes, y menos “estadistas” como dice la publicidad oficial.

El cambio a favor de los pobres, no resultará de un gobierno elegido en procesos electorales organizados por la banda que dirige el Estado. No es posible viabilizar una salida a la crisis social y política peruana manteniendo y sosteniendo los escombros del Estado actual. Los estados como el del Perú, dependientes completamente de las grandes metrópolis imperialistas y gobernados por élites decadentes, no tienen la más mínima posibilidad de hacer ni siquiera elementales reformas sociales y políticas que disminuyan la miseria y el sufrimiento del pueblo. Aquí no se trata como dicen algunos teóricos burgueses o pequeños burgueses, de "humanizar el sistema" o "reestructurar el Estado", "democratizar la sociedad", "moralizar la administración", "buscar una equidad en la distribución de las riquezas" o "institucionalizar la sociedad". Mientras se mantenga el Estado y la sociedad actual los pobres seguirán siendo las principales víctimas de los grupos de poder local y de las potencias imperialistas. Mientras no se liquide las criminales fuerzas armadas, las fuerzas policiales, el podrido poder judicial, el parlamento y otras instituciones del Estado, los trabajadores y el pueblo seguirán brutalmente explotados, embrutecidos, manipulados y ferozmente reprimidos como acaba de ocurrir en Bagua.

Las comisiones parlamentarias que acaban de formar para resolver la crisis en Bagua, la intervención de la Iglesia Católica (cómplice de los peores regimenes), o los diálogos propuestos por el gobierno, solo servirán para afinar más los planes represivos del gobierno y de las fuerzas armadas. Estas comisiones y diálogos, son de uso frecuente por el Estado para ganar tiempo y negar las reivindicaciones de las bases en conflicto. Sirven también para echar una cortina de humo a los crímenes cometidos por el gobierno. Los oprimidos, no tienen otra salida que tomar su destino en sus propias manos, y pensar y actuar en una salida revolucionaria y definitiva. En este camino, se tiene que rechazar las elecciones y los bribones que participan como candidatos. Se tiene que reconstituir las organizaciones sindicales de los trabajadores, y trabajar seriamente por dotarse de una dirección política independiente y revolucionaria que nada tenga que ver con las viejas castas políticas, sobre todo aquellas que desde la izquierda viven hundidas en el vulgar electorerismo. Aprender de Lenin, cuando anotaba con exactitud, que el problema de la organización y dirección en las luchas sociales ocupa un lugar fundamental en los movimientos emancipadores y socialistas.

Autor foto: INFO-LATAM

Notas:
1) Perú: Quiebra histórica de un sistema. Luis Arce, enero 2003.
2) Hugo Blanco, entrevista en VSD, 19/11/82.
3) Olmedo Auris, declaraciones a El Comercio 13 de octubre 2008.
4) Luis Arce. Perú: Los retazos de una revolución traicionada, 20/01/2006.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Perú: No nos equivoquemos de nuevo


Carlos Angulo Rivas

En primer lugar debemos rechazar el falso mensaje de algunos políticos de oposición, analistas y ONGs, al señalar que las muertes de los 24 policías y un indeterminado número de nativos y pobladores en el genocidio perpetrado por Alan García en la amazonía, se debió a la soberbia, el capricho y la terquedad del Ejecutivo y el Congreso.

No señores, la soberbia, el capricho y la terquedad son aspectos subjetivos y por tantos secundarios, lo que hubo fue intransigencia y fanatismo en defensa de los intereses y las inversiones de las empresas transnacionales en esa lotización de millones de hectáreas de la selva peruana, incluyendo ríos, bosques y pueblos-etnias originarios, ya facilitadas en contratos de exploración y explotación. En segundo lugar no ha habido ninguna "victoria popular" en cuanto al retroceso del gobierno que ahora sí quiere derogar los decretos legislativos 1090 y 1064 y promete levantar el estado de emergencia en las provincias amazónicas y el toque de queda en Bagua.

En verdad, estamos frente a un retroceso táctico donde subsisten los intereses económicos de la intransigencia del gobierno, contratos ya firmados e implementación del TLC con Estados Unidos. Bajo el manto político de los extravagantes artículos "El perro del Hortelano," Alan García tiene contratos vigentes con empresas españolas, norteamericanas, coreanas, chilenas, etc. habiendo comprometido 63 millones de hectáreas en la selva. Por ejemplo, las empresas petroleras que están operando activamente en la amazonía, con negociaciones directas del Ejecutivo a través de Petro Perú, son las siguientes transnacionales: Pluspetrol Norte, Korea National Oil Corporation, Daewoo International, SK Corporation, Maple production, Burlington - Conocophillips, Repsol, Petrobras, Barret, Hunt Oil Company, Occidental, Petrolífera, Sapet, Pan Andean, CCP, Hocol, Amerada Hess, Cepsa y Talismán; todo esto sin contar los proyectos del etanol y la extracción maderera. Entonces, como puede deducirse, los inconstitucionales decretos legislativos materia del conflicto con los nativos venían a ser, en buena cuenta, decretos "regularizadores" de ilegalidad de los contratos impuestos de facto. Por consiguiente, una vez derogados los decretos legislativos que regularizaban las inversiones de la política de hechos consumados de Alan García, se entraría a un vacío legal, en tanto que los contratos vigentes con las transnacionales pasarían a ser nulos "ipso-jure."

Y no puede haber "victoria popular" porque el retroceso gubernamental no ha sido debido a la serena reflexión frente a la criminal acción del etnocidio iniciado en la amazonía con la política del "perro del hortelano," sino por miedo a la insurgencia popular en todo el país, puesto que Alan García estaba acosado y próximo a caer. El diálogo, como señaló García Pérez hasta el cansancio, se dio de mil maneras, por supuesto mediante la prolongada "mecida" a los dirigentes indígenas de todas las etnias. Restablecer el diálogo derogando los decretos legislativos 1090 y 1064, cuando se ha perdido la confianza en el gobierno, es sólo torear la embestida de la población contra el gobierno. Además, el gobierno se está dando oxígeno para insistir en la legislación con decretos similares cambiándoles apenas la numeración, debido a la ocupación transnacional ya advertida en la amazonía. Seamos francos, el gobierno durante el diálogo de 55 días con la AIDESEP sentenció que de ninguna manera las normas podías ser anuladas y eso es veraz porque sin la aprobación en el Congreso y sin conversar con las etnias nativas como ordena la constitución y el decreto 169 de la OIT, Alan García ya había vendido la selva al mejor postor atentando contra las reservas naturales de la nación, la soberanía nacional y la seguridad de la integridad territorial del país.

Sin embargo, nos alegramos del retroceso del gobierno anunciado por el pelele Yehude Simon porque, por el momento, se evitarán nuevos derramamientos de sangre, ya que después de lo visto nadie nos asegura la paz fructífera; y una nueva arremetida violenta puede ocurrir repitiendo la historia de las masacres a las que acostumbra este gobernante acusado de genocidio desde su primer gobierno. Daisy Zapata, reemplazante del líder nativo Alberto Pizango, afirma: "el movimiento indígena no entiende el razonamiento del Gobierno" "esta reacción tardía del Ejecutivo se debe a la presión de todos los peruanos y de la comunidad internacional que, a través de extensas muestras de solidaridad, protestaron y sentaron una posición contra el Gobierno por su accionar del 5 de junio" "Debemos afirmar rotundamente que antes de escuchar promesas debemos ver realidades." Ella está en lo cierto, el problema será cuando el gobierno "oxigenado" vuelva repetir la "mecida" en los diálogos y alrededor de los decretos derogados se aprueben unos nuevos con distinto número pero en esencia los mismos. Eso en cuanto al problema de fondo: los ilegales contrato vigentes con las empresas transnacionales.

El otro aspecto, por el cual no debe ni puede cantarse "victoria popular" parte de las preguntas y respuestas simples, que precisamente por ser simples son las más acertadas. Las preguntas van para cualquier peruano con o sin uniforme: ¿si usted estuviera frente al asesino de uno o más de sus hijos, cómo actuaría? ¿si usted estuviera frente al asesino de su padre, cómo actuaría? ¿si usted estuviera frente al asesino de su madre, cómo actuaría? ¿si usted estuviera frente al asesino sus hermanos, tíos o sobrinos, cómo actuaría? ¿si usted estuviera frente al asesino de un amigo íntimo, un novio, una novia, cómo actuaría? Las lógicas respuestas, son reflexiones que deberíamos hacernos todos. Así de simple. ¿Dejaría usted escapar al asesino, le daría carta blanca para que siga actuando, lo perdonaría por un acto de bondad suprema? La gran mayoría dirá NO. Seguro, algunos lo querrían castigar con sus propias manos; otros lo entregarían a la justicia para que pague por sus crímenes. Esa es la única verdad. Alan García ha cometido genocidio, ha ordenado una limpieza étnica, el peor crimen de lesa humanidad. Y debe ser juzgado por ello, en acumulación a los crímenes de su primer gobierno. Un hombre acusado de genocidio por todos sus contornos, con las manos manchadas de sangre, no puede personificar a la nación y de ninguna manera puede ser un interlocutor válido. Todo el gobierno aprista debe irse. Ese es el otro problema de fondo, que nada tiene que ver con las "inversiones negociadas" a puerta cerrada por Alan García con las empresas transnacionales extractivas de las reservas nacionales estratégicas. Hoy contratos sin amparo de ley.

Carlos Angulo Rivas es poeta y escritor peruano residente en Canadá.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bagua: La razón de vida de los indígenas amazónicos

Hugo Blanco (ECONOTICIASBOLIVIA, especial para ARGENPRESS.info)

Quiénes son, qué quieren y por qué viven, luchan y mueren los indígenas del Amazonas.

Comienzo señalando una diferencia entre la “modernidad” y la cosmovisión indígena: El mundo civilizado ve el pasado como algo superado. “Primitivo” tiene implicancia peyorativa. Lo moderno, lo último, es lo mejor. En mi idioma, el quechua, “Ñaupaq” significa “adelante” y a la vez “pasado”. “Qhepa” significa “posterior”, en el lugar y en el tiempo. No miramos con desprecio el pasado, aprendemos mucho de su ética.

Ahora vemos que “el progreso” está llevando a la extinción de la especie humana a través del calentamiento global y de muchas otras formas de ataque a la naturaleza.

¿Qué son los pueblos amazónicos?

La población amazónica peruana abarca al 11% de la población. Habita la más extensa de las tres regiones naturales del Perú (costa, sierra y selva), ocupa el norte, centro y sur orientes. Habla decenas de lenguas y está compuesta de decenas de nacionalidades.

Los habitantes de la selva sudamericana son los indígenas menos contaminados por la “civilización”, cuya etapa actual es el capitalismo neoliberal.

No fueron conquistados por el incanato, tampoco los invasores españoles los dominaron. El indígena serrano rebelde Juan Santos Atawallpa, al ser acosado por las tropas españolas, se replegó a la selva, al seno de esos pueblos, una de cuyas lenguas había aprendido, las fuerzas coloniales no consiguieron vencerle.

En la época de la explotación del caucho ingresó el capitalismo a la selva donde redujo a la esclavitud y masacró a poblaciones nativas, por esa razón muchas de ellas se mantienen hasta hoy en aislamiento voluntario, no desean ningún contacto con la “civilización”.

Los hermanos amazónicos no comparten los prejuicios de origen religioso del “mundo civilizado” de cubrirse el cuerpo con trapos aunque haga un calor intenso. La fuerte ofensiva moral de los misioneros religiosos y las leyes que defienden esos prejuicios han conseguido que algunos de ellos deban cubrirse partes del cuerpo, especialmente cuando van a las ciudades.

Se sienten integrantes de la Madre Naturaleza y la respetan profundamente. Cuando tienen que cultivar no hacen sembríos de un producto. Despejan un lugar del bosque, ponen en él diferentes plantas de distinta contextura, de diferente ciclo vital, juntas, imitando la naturaleza. Un palto o aguacate y enredado en él una calabaza, al lado un plátano, maíz, yuca (mandioca), una palmera de frutos comestibles. Luego de un tiempo devuelven ese lugar a la naturaleza y abren otro lugar para el cultivo.

Salen de cacería y recolección, cuando ven algo digno de ser cazado lo hacen, pasan por su cultivo, si ven que algo está maduro, lo recogen, si notan que hay que hacer algún arreglo lo hacen, después de un tiempo regresan a su vivienda, no se puede afirmar si han estado paseando o trabajando.

Beben el agua de ríos y arroyos y también se alimentan de peces.

Inclusive los indígenas serranos, más contaminados por la “civilización” les califican de ociosos, no quieren “progresar”, sólo quieren vivir bien.

Habitan chozas colectivas. No hay “partidos” ni votaciones, su organización social y política es la comunidad. No manda el jefe, manda el personaje colectivo, la comunidad.

Ellos han vivido ahí desde milenios antes de la invasión europea, milenios antes de la constitución del Estado Peruano que jamás les consultó para elaborar sus leyes con las cuales ahora les ataca pretendiendo exterminarlos.

Las empresas multinacionales

Esa vida apacible como parte de la naturaleza ahora se ve agredida por la voracidad de las empresas multinacionales: Extractoras de petróleo, gas y minerales, depredadoras de los bosques.

A esas empresas, como reza la religión neoliberal, no les importa la agresión a la naturaleza ni la extinción de la especie humana, lo único que les interesa es la obtención de la mayor cantidad de dinero posible en el menor tiempo posible.

Envenenan el agua de los ríos, arrasan los árboles convirtiéndolos en madera: Matan la selva amazónica, madre de los nativos amazónicos. Eso es también matarlos a ellos.

Hay abundante legislación peruana que los protege, entre otras el convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) que es ley de nivel constitucional pues fue aprobada por el Congreso. Ese convenio estipula que cualquier disposición sobre los territorios indígenas debe ser consultada con las comunidades. También existen leyes de protección del medio ambiente.

Pero la legislación peruana es apenas un pequeño obstáculo para las grandes compañías que mediante el soborno logran poner a su servicio a todo el Estado Peruano: Presidente de la República, mayoría parlamentaria, Poder judicial, Fuerzas Armadas, Policía, etc. Los medios de comunicación también están en sus manos.

Al servicio de esas empresas que son sus amos, Alan García ha elaborado la teoría del “perro del hortelano”. Señala que los pequeños campesinos o las comunidades indígenas, como no tienen grandes capitales que invertir, deben dejar el paso libre a las grandes compañías depredadoras de la naturaleza como las compañías mineras en la sierra y las extractoras de hidrocarburos en la selva. En todo el territorio nacional deben dejar el paso libre a las grandes compañías agroindustriales que matan el suelo con el monocultivo y los agroquímicos y que trabajan productos de exportación y no para el mercado interno. Según él esa es la política que se necesita para que el Perú progrese.

Para implementar esa política obtuvo del Poder Legislativo la autorización para legislar, según dijo para adecuarnos al Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU.

Esa legislación fue una catarata de “Decretos Ley” contra la organización comunal de indígenas de la sierra y de la selva, pues la organización colectivista estorba el saqueo imperialista y abrió las puertas a la depredación de la naturaleza con el envenenamiento de los ríos, la esterilización del suelo con el monocultivo agroindustrial con el uso de agroquímicos y el arrasamiento de la selva con la extracción de hidrocarburos y madera. Aunque la depredación ya lleva tiempo, los D.L la legalizan y agudizan Por falta de espacio no he de hacer un análisis de esos decretos leyes, quien lo requiera que busque otras fuentes.

Reacción indígena

Naturalmente indígenas de la sierra y la selva reaccionaron contra ese ataque y realizan muchas valientes luchas.

Pero es indudable que los indígenas menos contaminados, los que mejor conservan los principios indígenas de amor a la naturaleza, de colectivismo, de “mandar obedeciendo”, del “buen vivir”, son los amazónicos, quienes están a la cabeza de las luchas.

La mayor organización de los indígenas amazónicos es la Asociación Interétnica de la Selva Peruana (AIDESEP) que tiene bases en el norte, centro y sur de la amazonía peruana. Exigen la derogatoria de los D.L. que afectan su vida impulsando la contaminación de ríos y la tala de bosques.

Su método de lucha consiste en interrupción de vías de transporte terrestre, interrupción del transporte fluvial, muy usado por las empresas multinacionales, toma de instalaciones, toma de un campo de aviación. Cuando viene la represión se repliegan denunciando que el gobierno lo que quiere es represión y no diálogo.

En agosto del año pasado obtuvieron un triunfo logrando que el congreso derogara dos decretos ley antiamazónicos.

Este año iniciaron su lucha el 9 de abril. El gobierno con maniobras evitó debatir con ellos. Y con más maniobras evitó que el parlamento discutiera la inconstitucionalidad de un decreto ley que la comisión parlamentaria encargada de estudiarlo encontró anticonstitucional.

5 de junio

El 5 de junio, día mundial del medio ambiente, fue elegido por Alan García para desfogar su rabia anti-ecológica contra los defensores de la amazonía.

Usó al cuerpo policial especializado en la represión a los movimientos sociales, la Dirección de Operaciones Especiales (DIROES).

Fueron atacados los hermanos awajun y wampis que bloqueaban la carretera cerca de la población de Bagua. A las 5 de la mañana comenzó la masacre desde los helicópteros y desde tierra. No se sabe cuántos son los muertos. Los policías no permitían la atención a los heridos, a quienes tomaban presos, ni el levantamiento de los cadáveres por los familiares.

Paso la palabra a Juan, quien estuvo en Bagua:

Por asuntos netamente laborales, el día de ayer tuve la oportunidad y el “privilegio” de estar por algunas horas en las ciudades de Bagua Chica y Bagua Grande, el ambiente que se respira es tenebroso, las “historias” que se cuentan son macabras y hasta inverosímiles, pero las personas que lo cuentan son personas que vivieron el terror, son testigos privilegiados de la otra realidad que el Perú oficial, los medios de comunicación, están tratando de ocultar, porque tuve la oportunidad de ver a varios reporteros de canales como el 2, 4, 5, 7, 9 etc. etc. pero no se dice nada de lo que la gente, testigos presenciales, repiten con insistencia y hasta el cansancio de la matanza que se produjo el viernes 05.

Dicen los bagüinos, prácticamente el 100% con los que conversé, producidos los enfrentamientos, controlada la situación, los cadáveres de los nativos quedaron regados por toda la carretera próxima y en las inmediaciones de la Curva del Diablo, la policía tomó el control, de inmediato se declaró el toque de queda, empezó el apilamiento de los cadáveres, la cremación en plena carretera, otros fueron traslados a lugares no determinados, ni ubicados, embolsados y trasladados a los helicópteros de la policía que en un número de hasta 3 apoyaron el operativo. Muchos de estos cadáveres de humildes peruanos fueron arrojados a los ríos Marañón y Utcubamba. Los mestizos de Bagua Chica y Bagua Grande estiman en un mínimo de 200 a 300 muertos de civiles.

Dicen que los hombres no lloran o no deben de llorar, soy un hombre hecho y derecho, en mi vida adulta sólo lloré en tres oportunidades, cuando fallecieron mis padres y dos de mis hermanos mayores, pero anoche viendo el reportaje de enemigos íntimos y recordando lo que en el día y la tarde de ayer fui testigo, les confieso que me puse a llorar como un niño.

Para mí no hay distinción entre los muertos buenos y malos, tanto los nativos y los policías, son seres humanos, los únicos culpables de este horrendo crimen contra la humanidad son los políticos, muy especialmente el APRA, y los fujimoristas.

Amigos y compatriotas, no seamos indiferentes al dolor de nuestros hermanos nativos amazónicos, hagamos llegar nuestra protesta a los medios de comunicación que manipulan, esconden y tergiversan la información, pidamos que los responsables políticos del gobierno aprista sean sancionados, que los decretos en su totalidad sean derogados ¡¡¡¡Ahora!!!!

Muchas gracias por haber leído mi experiencia.

La Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) relata: "Familiares y amigos buscan personas que podrían encontrarse refugiadas. Van a buscarlos a Bagua Grande, Bagua Chica y al cuartel Militar El Milagro y no los encuentran". Llama la atención sobre "la poca o nula información que dan las autoridades a los familiares". Además, Aprodeh informó de la existencia de 133 detenidos y 189 heridos.

Mencionó también que las personas detenidas en el cuartel El Milagro se hallan en esta instalación militar desde hace 7 días sin una papeleta de detención que respalde esta privación de la libertad. Se comprobaron maltratos hacia algunos detenidos.

Los hermanos amazónicos se defendieron con lanzas y flechas; luego usaron las armas arrebatadas a los agresores. La ira hizo que tomaran una instalación petrolera en la que capturaron a un grupo de policías a quienes condujeron a la selva, ajusticiaron a algunos de ellos.

La población mestiza urbana de Bagua indignada por la masacre asaltó el local del APRA, el partido de gobierno y oficinas públicas, quemando sus vehículos. La policía asesinó a varios pobladores, entre ellos niños.

El gobierno decretó suspensión de garantías y toque de queda a partir de las 3 p.m.

Amparados por estas medidas los policías entraban a las casas a capturar nativos refugiados en ellas. Muchos de ellos debieron refugiarse en la iglesia.

No se sabe el número de presos y éstos no pueden tener el auxilio de abogados.

Se menciona centenares de desaparecidos.

Solidaridad

Afortunadamente la solidaridad es conmovedora.

En el Perú se ha organizado un frente de solidaridad.

El día 11 hubo manifestaciones de protesta por la masacre en varias ciudades del país: En Lima, que tradicionalmente se encuentra de espaldas al Perú profundo se menciona 4,000 personas, que hicieron la marcha bajo la amenaza de 2,500 policías, hubo enfrentamiento cerca del local del Congreso de la República.. En Arequipa más de 6 mil, en la zona de La Joya hubo bloqueo de la carretera Panamericana. En Puno hubo paralización de actividades, se atacó la sede del partido de gobierno. Hubo manifestaciones en Piura, Chiclayo, Tarapoto, Pucallpa, Cusco, Moquegua y muchas otras ciudades.

En el exterior son numerosas las acciones de protesta frente a las embajadas peruanas, tenemos noticias de Nueva York, Los Ángeles, Madrid, Barcelona, París, Grecia, Montreal, Costa Rica, Bélgica, entre otras.

Ha levantado su voz de protesta la encargada de asuntos indígenas de la ONU.

También se ha manifestado la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Hay periódicos del exterior que denuncian la masacre, como La Jornada de México.

La cólera aumenta por las declaraciones de Alan García a la prensa europea de que los nativos no son ciudadanos de primera categoría.

La lucha continúa

La selva sigue movida:

En el norte,Yurimaguas.

En el centro, Chanchamayo, Satipo.

En el sur la zona Machiguenga del Cusco.

Y otras regiones.

Los hermanos amazónicos y quienes les apoyan exigen la derogatoria de los decretos leyes 1090, 1064 y otros, que abren las puertas a la depredación de la selva.

A pesar de que la comisión del parlamento encargada del tema dictaminó la derogatoria de algunos decretos leyes por ser anticonstitucionales, la cámara optó por no discutirlos y declararlos “en suspenso” como quería el APRA. A 7 congresistas que protestaron por esta irregularidad los suspendieron por 120 días, de modo que la ultraderecha del parlamento (APRA, Unidad Nacional y el fujimorismo) tendrá en sus manos la elección de la próxima mesa directiva del parlamento.

El gobierno ha creado una “mesa de diálogo” en la que se excluye al organismo representativo de los indígenas amazónicos, AIDESEP, cuyo dirigente ha tenido que refugiarse en la embajada de Nicaragua pues el gobierno lo acusa de los crímenes del 5 de junio ordenados por Alan García.

La lucha amazónica ha de continuar, exigiendo el respeto a la selva.

Los nativos amazónicos saben que lo que está en disputa es su propia supervivencia.

Esperamos que la población mundial tome conciencia de que ellos están luchando en defensa de toda la especie humana, ya que la selva amazónica es el pulmón del mundo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Santos mintió: Estados Unidos en la Operación Jaque


Andrés Sal.lari (especial para ARGENPRESS.info)

El 1 de julio de 2008 el gobierno colombiano lanzó la Operación Jaque, que liberó de las “garras” de las FARC a Ingrid Betancourt y a 3 agentes de la CIA estadounidense -entre otros- que permanecían en manos de la guerrilla.

Desde aquel 1 de julio hasta hoy, algunas noticias dieron cuenta de la participación de Estados Unidos en los hechos, pero obviamente esas versiones fueron oportunamente desmentidas por autoridades colombianas.

El mismo día de los hechos, El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Gordon Johndroe, reconoció que su Gobierno participó de la operación.

“Este rescate lleva mucho tiempo siendo planeado, y nosotros trabajamos con los colombianos durante cinco años, desde que los rehenes fueron tomados, para liberarlos", explicó. "Apoyamos la operación y proporcionamos apoyo específico", afirmó Johndroe en unas declaraciones que fueron levantadas por la agencia alemana DPA y escasamente difundidas en los medios masivos.

Pero la participación de una potencia extranjera en una operación como la que liberó a Ingrid Betancourt, es inaceptable para un país que se precie de soberano, es por eso que dos meses después y ante la aparición de una publicación sobre el tema en Colombia (“Operación Jaque: secretos no revelados”) el entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos (en los hechos uno de los principales operadores de inteligencia del gobierno estadounidense en Colombia) negó en rimbombantes declaraciones a Radio Caracol Noticias la participación de agentes de EEUU: “Eso es absoluta y totalmente falso”, afirmó el 28 de septiembre de 2008.

¿Qué habrá pensado Santos –que ahora se muere de ganas de ser presidente de Colombia- ante estos hechos referidos por la agencia EFE el pasado viernes?

(No hace falta decir que esto no fue noticia para casi nadie, y mucho menos en Colombia).

Condecoran a diplomático de EE.UU. vinculado con rescate de rehenes de FARC

Bogotá, 12 jun (EFE).- El diplomático estadounidense David Zimov, vinculado con la operación de rescate en 2008 de quince rehenes de la guerrilla de las FARC, fue condecorado por el Senado de Colombia, informaron hoy portavoces parlamentarios.

Zimov, que ejerce como consejero adjunto para asuntos políticos y primer secretario de la embajada de Estados Unidos en Bogotá, recibió el Grado de Caballero en un pleno celebrado el jueves por la cámara alta, que indicó que la condecoración consiste en una medalla y la resolución por la cual le fue conferida.

Con ella se le reconoció "su meritoria labor diplomática desarrollada en beneficio de las relaciones de enlace entre los congresos de Colombia y Estados Unidos", explicó el servicio de prensa del Senado.

La fuente destacó que Zimov "actuó como jefe de la tarea conjunta en la llamada Operación Jaque", que permitió el rescate de tres estadounidenses, además de la colombo francesa Íngrid Betancourt y once militares y policías colombianos, todos ellos secuestrados por las FARC.

La operación, en la que el Ejército colombiano simuló una misión humanitaria, se llevó a cabo el 1 de julio de 2008 en las selvas del sureño departamento del Guaviare.

Los rescatados estaban en una lista de secuestrados que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pretenden canjear por medio millar de insurgentes presos, incluidos varios extraditados a Estados Unidos.

Tras la "Operación Jaque" y la posterior liberación unilateral de seis cautivos, el número de rehenes "canjeables" bajó a 22. EFE

La propia EFE trata de despistarnos un poco diciéndonos que fue distinguido “por su meritoria labor diplomática”, pero en el párrafo siguiente nos informa que Zimov "actuó como jefe de la tarea conjunta en la llamada Operación Jaque”, es decir un cargo operativo dentro de la acción.

Zimov es un experto en contraterrorismo, estudió finanzas en la Universidad de Cincinnati e hizo un master en historia. Su currículo dice que trabajó con gobiernos extranjeros en la asistencia de programas anti terroristas. También enseñó en la Escuela de Guerra estadounidense (U.S War Collage) y en la Escuela de Inteligencia Militar (Joint Military Intelligence Collage), donde según la propia carta de presentación de la entidad, “educan a civiles y militares para ser profesionales de inteligencia para el siglo XXI”

Grande será mi sorpresa si en algún documento desclasificado dentro de 30 años no descubrimos que Zimov es un agente de la CIA (tan grande como sería no encontrar en otro documento desclasificado que Juan Manuel Santos también es un agente de la Central).

Pero para eso habrá que esperar 30 años, mientras tanto, todos son delirios de la propaganda comunista.

Claro, todo sería más fácil de presentar como una campaña comunista si el propio Congreso de Colombia no hubiera condecorado al “jefe (estadounidense) de la tarea conjunta” de la Operación Jaque.

Lo que no podrá decir Juan Manuel Santos es que no mintió ese 28 de septiembre cuando negó la participación de EEUU, y sino que se arregle con Zimov y con su Congreso.

PD: (Una pregunta comunista más)

¿La CIA conseguirá colocar a una de sus fichas como nuevo presidente de Colombia?

Foto: Colombia - Juan Manuel Santos ex ministro de Defensa del gobierno de Alvaro uribe. / Autor: RADIO SANTA FE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bombardeos sobre Plaza de Mayo: La masacre del 16 de junio de 1955 es el Guernica argentino


Juan Carlos Cena - Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

El 16 de junio, en el mediodía de otoño del año 1955, formaciones de las aviaciones de Marina y Aeronáutica, haciendo su bautismo de fuego, sobrevolaron el centro porteño y descargaron toneladas de explosivos sobre la población civil. El bombardeo dejó, aproximadamente, 350 muertos, cifras nunca confirmadas, como en Guernica, se ocultan los efectos de la masacre, y más de 2000 heridos, entre ellos casi un centenar de lisiados para el resto de su vida. Otras fuentes reflejadas en este trabajo hablan de 700 tumbas cavadas en el cementerio porteño de la Chacarita.

En Guernica los fascistas/franquistas demuelen y masacran a un pueblo para que truene el escarmiento desde el aire, con total y absoluta cobardía; en Plaza de Mayo, masacran al pueblo alevosamente con el pretexto de matar a Perón, el déspota nazi/fascista, según los ideólogos de la Unión Democrática, del mismo modo: para que truene el escarmiento, hay que matar al tirano, comenzando por el pueblo que lo apoya.

Fue el inicio de un proceso histórico, dentro del campo social y político, comenzaba el desmontaje de una formación ideológica de carácter nacional, esta es parte de su historia.

"A mediados de junio bombardearon la Plaza de Mayo. El primer estallido. La oligarquía descargaba sin piedad sobre el pueblo todo ese odio rancio acumulado, de linaje. Toda la sociedad simiesca aplaudía las muertes, no existía en ellos aflicción cristiana, sino el gozo oligárquico de la muerte de clase. Las muertes eran de los otros: los plebeyos que resistían por permanecer en estrado de dignidad peronista perpetua., la que los incluyó en la sociedad".

Párrafo del cuento Brumas de septiembre, perteneciente al autor Juan Carlos Cena, de su libro Crónicas del Terraplén - 2001.

Para analizar la verdadera naturaleza de los procesos históricos, estos deben ser tomados en determinadas etapas para analizarlos dentro de que contexto histórico, momento en que aparecen los sucesos, como las masacres, en este caso, y la realidad posterior que se distorsiona, donde se tiñe y oculta toda la etapa señalada.

No hay hechos separados en los procesos históricos, este tipo de masacres no son aisladas, sino que estallan en un momento histórico, político, social y económico determinado. Todos los hechos represivos que generaron masacres fueron inducidos por los factores de poder que dominan el aparato del Estado

No podemos dejar de mencionar, antes de entrar en el tema, algunos antecedentes históricos sobre la historia de la masacres en nuestro País. Diríamos, desde el inicio.

"-Señor general, si la matanza es tan grande ¿Quién quedará para nuestro servicio?

-Ea. Déjame -respondió Garay-, que es la primera batalla, si en ella los humillamos tendremos quien con rendimiento acuda a nuestro servicio",

Cierto día del invierno de 1580, un tremendo combate tuvo lugar a las orillas del río que divide las dos veces fundada Buenos Aires, de los territorios aborígenes... Las crónicas relatan que aquel día -además de establecerse ese transparente diálogo entre Juan de Garay y alguno de sus soldados- fue decisivo en el proceso de extermino de los querandíes. Dicen los cronistas que las aguas del río enrojecieron, ya aún después de la derrota querandí, los españoles continuaron la masacre, dándole nuevo nombre al paraje, que a partir de entonces comenzó a llamarse La Matanza.

Se podría inferir que todo parte desde ese momento. Momento del traslado de lo peor que trajeron en sus bodegas los barcos de la conquista a nuestro territorio, el huevo de la serpiente, el mismo que anidó en Guernica desde los tiempos de la inquisición: los genocidios en América Latina.

Es larga la lista de estos hechos aberrantes ocurridos en América Latina y, en este caso, en nuestro territorio: La Conquista del Desierto, La Semana Roja en 1909, La violenta represión a los estibadores y portuarios en Ing. White en 1909, en Macachín, La Pampa en 1910, La Semana Trágica 1919, Los fusilamientos en La Patagonia en 1921, Las Masacres de la Forestal en el Chaco, La masacre de Jacinto Aráoz, en la provincia de La Pampa en 1921.

En abril de 1924 la Reducción Aborigen promueve y realiza la primera y única huelga agrícola indígena, su líder indiscutible fue el Cacique Toba Pedro. Los pobladores argentinos originarios de la Reducción Aborigen, llamada luego Napalpí (cementerio o lugar de los muertos en lengua Toba), a 120 kilómetros de la capital del entonces Territorio Nacional del Chaco, Resistencia, tenía una población de 850 personas, aproximadamente. A raíz de ese movimiento se produce una feroz matanza.

Podríamos seguir enumerando las distintas represiones al movimiento obrero y popular, a los campesinos y al pueblo en general. La violenta represión desatada luego del golpe de Estado de 1955 fue la representación de que el odio de clase se instalaba en todo el territorio nacional contra todos los trabajadores y el pueblo. Todo fue más tarde ratificado por sucesivos gobiernos civiles y militares.

La movilización militar a ferroviarios y bancarios, al tiempo, la aplicación nacional del Plan Conintes diseccionado al movimiento obrero peronista, luego, la violenta represión a los ferroviarios durante la Huelga de 1961 que se resistían contra la aplicación de este Plan devastador y de desguace que traía, por encargo del imperio, este General Larkin; todo ocurría en los espacios "democráticos" del gobierno de Arturo Frondizi. La militarización de los conflictos fue una constante antes y durante el gobierno militar de Ongania, continuando por sus sucesores.

Con el advenimiento del gobierno de Isabel Perón, la represión se recrudeció en otras formas: La Triple A, comandada por López Rega junto a su banda, fue el brazo ejecutor más importante y sanguinario, como la implementación de la Masacre de Ezeiza; luego, la represión al cordón industrial del Paraná y así con las masacres selectivas de la Triple A por todo el territorio, junto a la defenestración de gobiernos peronistas populares.

Todo un anticipo de lo que vendría, primero el golpe de estado de 1955 y la continuación más criminal con el golpe genocida de 1976. Todos estos hechos están marcados por el profundo odio de la clase dominante que tiene sobre el pueblo trabajador, obreros, estudiantes, intelectuales honestos y así con lo que se atreven a luchar por su dignidad. Es el poder brutal del Estado utilizado desde la fundación de este territorio como Nación para doblegar al pueblo por mandato del imperio colonial.

Ese odio acumulado tuvo su representación inicial en la Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955, sin duda alguna.

Los bombardeos protagonizados por la marina y aeronáutica de guerra no fueron productos de las contradicciones y de los errores que había incurrido el segundo gobierno de Perón. No, fue un ejercicio anticipatorio inducido por las fuerzas oligárquicas que querían recuperar el terreno y los tiempos perdidos. Operación a modo de advertencia, como un adelanto de lo que vendría. Las fuerzas del odio se reagrupaban y anunciaban que regresarían a cualquier costo.

La masacre de junio de 1955 era la anticipación de ese nuevo recomienzo. Cuestión que estallaría ese mismo año, el 16 de septiembre, con persecución y cárcel, tortura y muerte de miles de hombres y mujeres, trabajadores, delegados, militantes, activistas y todos los que se opusieron a la caída de Perón y a los luchadores populares comprometidos con el pueblo.

Se debía terminar con ese proceso populista de carácter nacional, insoportable para las clases dominantes. La distribución del ingreso, a pesar de la crisis, el gobierno peronista, es decir Perón, había decidido mantener a como de lugar el porcentaje más alto de la distribución del ingreso en forma equitativa con el pueblo, más alto de toda la historia de Latinoamérica. La participación de los trabajadores de la Argentina en el PBI rayaba en el 53 por ciento, hubo momentos del 61 por ciento. Muy mal ejemplo.

Ante tan funesto ejemplo, la oligarquía, con el visto bueno del imperio, comenzó a armarse el andamiaje golpista. El imperialismo yanqui comenzaba a ocuparse de Latinoamérica, había perdido terreno después de la segunda guerra mundial por atender a Europa, la prioridad.

En abril crece el enfrentamiento con la iglesia. El 14 de abril se suspendió en todas las escuelas la enseñanza obligatoria de religión y moral. El 20 de mayo se suprimió, por ley, la exención de impuestos a los templos y organizaciones religiosas y se llamó a una Constituyente para separar la iglesia del Estado.

En forma paralela, en México, se realizaban reuniones entre militares, Gainza Paz, Lanz Duret, el coronel García Valsesca, donde participaba, además, un personaje de los medios de comunicación de esos tiempos, llamado Joshua Power, comerciante, que controlaba los servicios informativos de Editor Press. El The New Cork Time y The Economist, donde anticipaban, en sus artículos, los días por venir.

Esta masacre hay que incluirla en el comienzo de procesos golpistas que se iniciaron en 1930 con el golpe de Uriburu contra el Peludo Hipólito Irigoyen. Se inicia “esa costumbre de golpear las puertas de los cuarteles” por parte de sectores civiles poseedores de un poder económico poderoso, que fueron perjudicados por el reparto equitativo en la distribución de los ingresos, levemente o fuertemente, es que acuden a los cuarteles a que ellos sean su brazo armado y estos militares se prestan a destronar a gobiernos elegidos en las urnas y a reprimir a los opositores de esos intereses.

Estos, los militares, debían resolver por medio de las armas, la fuerza y sin miramientos, las contradicciones que perjudicaban sus intereses, es decir, las contradicciones con los trabajadores y el campo popular. La resolución era la represión violenta. Se rechazaba con terrorismo todo veredicto, por más democrático que fuera, propuestas u hombres elegidos en las urnas que no fueran funcionales a sus ambiciones.

En esta situación se deja de lado todo proceso democrático que no conculque con ellos, por más benéfico que fuera para la Nación y se lanzan a la consumación, una y otra vez, a la concreción del golpe militar. Se utilizan a las fuerzas armadas como herramienta represiva, de opresión, persecución y masacres que han dejado una dolorosa huella en la vida nacional.

EL 16 DE JUNIO

Previo a este ataque se encuentran otros intentos, como el de Benjamín Menéndez en 1951, familia de golpistas y represores.

El mes de junio no era un mes cualquiera en la etapa que vivía el proceso del segundo gobierno peronista. Las contradicciones se profundizaban y continuaron el 10 de junio con la manifestación de la iglesia católica en la procesión de Corpus Chisti, esto, hay que decirlo, excedía lo religioso. Por la noche la quema de una Bandera Argentina, que el gobierno de Perón se lo adjudica a la oposición.

El peronismo y antiperonismo eran una realidad.

La mañana del 16 de junio de 1955 fue el bautismo de fuego de los aviones de la aeronáutica contra el pueblo, aunque lo quieran negar. Operaron esos aviones los aviadores argentinos, arrojando nueve toneladas y media de explosivos, según algunas fuentes, otras, catorce toneladas sobre la población civil inerme. Fijaron sus objetivos de ataque en los puntos del centro neurálgico de la Plaza de Mayo, la casa de gobierno, donde lanzaron sus bolas de fuego y muerte contra los trolebuses repletos de pasajeros, en su mayoría trabajadores que se desplazaban hacia sus tareas, o bien transeúntes distraídos que recorrían ese lugar histórico, mientras se escondían como podían ante la sorpresiva y violenta lluvia de bombas y metrallas. Eran aviones de la Fuerza Área y de la Marina de Guerra Argentina que actuaron con los mismos objetivos y la misma saña criminal.

Aquel 16 de junio, el capitán de fragata Néstor Noriega, de 39 años de edad, esperaba que el cielo se despejara, la escuadrilla formaba escalonada hacia arriba. A las 12,40 Noriega al mando de su Beechcraft descarga una bomba de 100 kilos que cae sobre la sede presidencial; a continuación los North American al mando del capitán de corbeta Santiago Sabarots descargan bombas de 50 kilos cada uno. La Plaza de Mayo era un incendio, quienes salían de las bocas del subte se encentraron con la nube de pólvora, los aviones rasantes sobre el casco porteño, la gritería, la desesperación, la gente intentando esconderse como podía, heridos, muertos, mutilados, así comienza la masacre del 16 de junio. Noriega y Sabarots son los responsables materiales junto a los aviadores de aquel día de masacre, hay otros responsables intelectuales.

En el trabajo por recuperar históricamente aquella masacre, realizado por Gonzalo Cháves, titulado la Masacre de Plaza de Mayo, pasa revista a los nombres de muertos y heridos, lugares donde fueron alojados y la cantidad de muertos NN que aparecen en el listado.

Por otro lado, Gonzalo Cháves afirma en un reportaje concedido a un diario de Rosario: Me sorprendió descubrir entre los protagonistas de la masacre del 16 de junio de 1955 a hombres y nombres que participaron en el golpe del 24 de marzo de 1976, como los dos secretarios del ministro de Marina Olivieri, que fueron Emilio Eduardo Massera y Horacio Mayorga, dos marinos importantes en el último golpe de Estado. Ellos estuvieron al tanto de lo que iba a pasar y no detuvieron la acción militar contra los civiles. El ministro Olivieri dio parte de enfermo y sólo regresó al despacho dos días más tarde del 16 de junio. Lo mismo hicieron “Emilio Eduardo Massera y Horacio Mayorga, sus jóvenes ayudantes”.

De esa investigación se desprende que estuvieron involucrados activos participantes de la última dictadura militar como son: Carlos Suárez Mason y Osvaldo Cacciatore, intendente porteño durante la dictadura, el de las famosas autopistas, que integraba la escuadrilla de la aeronáutica que bombardeó la Plaza de Mayo. Otro de los personajes que estuvo en el bombardeo fue el hermano de Massera, Carlos Massera como piloto de la marina.

“La sublevación contó en forma activa con el respaldo de la base naval de Punta Indio que estaba al mando del capitán de marina Néstor Noriega; del BIM 4 (Batallón de Infantería de Marina), asentado en Puerto Nuevo y de parte de la oficialidad de la Aeronáutica hubo dos aviones Catalina que llegaron de la base Espora. La noche del 15 de junio copó Ezeiza, con el objetivo de reabastecerse de combustible y explosivos, porque la base de Punta Indio quedaba muy lejos. De allí los pilotos con sus aviones fueron y volvieron varias veces, entre ellos Cacciatore”, sostiene Cháves.

Hay un testigo incomparable, el camarógrafo de Sucesos Argentinos, Carlos de la Fuente, víctima del bombardeo, que a pesar de estar herido, no perdió la conciencia, llegó a contabilizar "pilas de muertos detrás de la Casa Rosada", con una etiqueta atada con un hilo en el dedo gordo del pie con los datos de cada una de las victimas. Dice lacónicamente: todo fue un pandemonium.

Siempre se trató de minimizar esta masacre, hecho aberrante y criminal si los hubo. Hoy aparecen una serie de lenguaraces hablando y otros escribiendo sobre el bombardeo a la Plaza de Mayo hipócritamente; otros pidiendo resarcimiento económico para las víctimas, toda una burla caricaturesca, cuando, durante años ni se acordaron de ese pueblo masacrado, ni que los fusilados en León Suárez que eran trabajadores y resistentes. Cuando se asesina al pueblo, los plumíferos y charlatanes se hunden en el silencio. Son otras muertes. Otros, falsarios presurosos y oportunistas, dicen, hablan, y del mismo modo, deletreando algunas frases para no quedar fuera en este cincuentenario. Hoy olvidado momento histórico, cuando se cumplen 52 años.

Repetimos, siempre se trató de minimizar y ocultar por derecha este hecho monstruoso, pero no podemos callarnos y denunciar la carga de hipocresía de algunos que detentan el rótulo de progresistas y adelantados.

Por otro lado el reconocido periodista Gregorio Selser sostiene lo siguiente: “Como culminación de la serie de actos de desagravio a la bandera, se dispone que una escuadrilla de diez aviones a retropropulsión sobrevuelen la Catedral de Buenos Aires, en Plaza de Mayo. Ignorándolo Perón, ese vuelo debe convertirse en la señal de una insurrección conjunta de las tres fuerzas armadas y comandos civiles, que debía iniciarse a las 8”.

Pero debido a una imprevista niebla, los aviones sólo pueden alzar vuelo a las 10. Durante ese lapso Perón es informado de la conjura y se traslada al Ministerio del Ejército. Al mediodía aviones navales bombardean la Casa Rosada y sus adyacencias, al tiempo que fracasan los intentos de la infantería de marina de apoderarse del sector. Las víctimas se cuentan por centenares. Los aviones que participaron de la acción se refugiaron en Uruguay”, es decir, se fugan llenos de cobardía.

Dice Roberto Bardini, en un trabajo, que los agresores huyen hacia Uruguay, donde solicitan asilo político, eran tiempos de Battle Barres. “Al día siguiente, el diario Clarín -que no se caracteriza por sus simpatías peronistas- escribe: 'Las palabras no alcanzan a traducir en su exacta medida el dolor y la indignación que ha provocado en el ánimo del pueblo la criminal agresión perpetrada por los aviadores sediciosos que ayer bombardearon y ametrallaron la ciudad'.

“El ataque a traición de los aviadores navales subversivos produce un terrible impacto emotivo en la población. Durante meses no se habla de otra cosa en los hogares de todo el país. En 'Dossier Secreto - El Mito de la Guerra Sucia -, el periodista norteamericano Martin Andersen cita el informe de un analista de la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, quien describe este estupor generalizado en un mensaje enviado a Washington a las tres semanas del sangriento acontecimiento” continua Bardini.

La masacre de junio de 1955 costó la vida aproximadamente a 350 ciudadanos, otras fuentes más precisas sostienen 367, y a más de dos millares de heridos, sin contar las profundas secuelas de terror que se instaló en gran parte de la población que vivió, asistió y sufrió aquellos bombardeos encabezados por los aviones de la marina y Aeronáutica, acción indudablemente repudiable.

García Acosta sostiene en una nota publicada por este medio, en el 2005 que: “En la Mesa de Entradas General de la DAOM, donde trabajaba, se llevaba el registro de todo lo que se emitía como notas, órdenes de trabajo. Cada dependencia tenía un número y una barra, al que seguía el número de la actuación. La Dirección de Construcciones tenía el número 1/. A primera hora un ordenanza trajo una nota con una orden de trabajo urgente: informaba que la Dirección de Construcciones procedería a cavar 700 tumbas en el Cementerio de la Chacarita. Al asentarla en el libro tuve clara conciencia de la masacre.

Muchos años después, ya disuelta la DAOM y yo fuera de ella, por razones de investigación histórica, traté de ubicar en el Archivo Municipal ese enorme libro de Registro de la Dirección de Construcciones para volver a ver, allí registrada con mi letra, ese macabra orden de trabajo, tétrico reflejo del doloroso enfrentamiento que dividió a los argentinos y que tuvo formas de barbarie”.

Los hospitales que brindaron ayuda en el momento que se producía la caída de casi 14 toneladas de explosivos sobre la Plaza de Mayo y adyacencias fueron: la denominada y conocida Asistencia Pública, los hospitales Argerich, Rawson, Clínicas, Alemán, Policlínico del Ministerio de Hacienda, Policlínico Militar y Policlínico Rivadavia. Otras fuentes tienen la información sobre los muertos y heridos en el hospital Ramos Mejía y Español y el Policlínico Durand; otro grupo lo conforman los Policlínicos Fernández, Álvarez y Las Heras. Lo de policlínicos es la denominación de la época. En la Morgue Judicial como en los listados de los hospitales y policlínicos se encontraba la lista de muertos y heridos.

Las mujeres fallecidas e identificadas son 50, 9 las NN femeninas, los hombres no identificados son dos decenas. Asimismo, en la Asistencia Pública aparecen 25 cadáveres no identificados y el Policlínico Las Heras no se suministró, en su momento, la lista de los muertos. Además, hay una lista de enfermeras y enfermeros que prestaron ayuda a los atacados y fueron muertos en el bombardeo, sumando otros seis asesinados.

Un cable de ANSA, por otro lado, informaba sobre los sublevados que piden asilo en Uruguay: la lista de 27 rebeldes, incluyendo a un civil. Un párrafo aparte sobre la participación de los civiles, ya que esta sublevación militar contó con comandos civiles que luego actuarían durante la denominada Revolución Libertadora. La lista es publicada por el diario La Nación del 8 de julio de 1955, donde se incluyen las bajas o retiros entre los militares insurrectos: Aeronáutica: 26 miembros y en la Marina, 78 marinos. Estos destierros de las fuerzas fueron refrendadas por los ministros de Marina y Aeronáutica. Además el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas informaba que habían sido encuadrados en el marco de rebeldía al personal interviniente en los sucesos del 16 de junio, de acuerdo al Código de Justicia Militar.

Pero la realidad posterior ocultó la masacre del 16 de junio, se conoció más la quema de las iglesias que este momento histórico, que no sólo marcaba el comienzo del final del gobierno peronista, sino, el recomienzo e implementación por parte del Estado, la puesta en marcha de la maquinaria represiva.

Apareció la consigna: Cristo Vence.

Se cumple más de medio siglo de este suceso aberrante, es la inauguración de un proceso histórico que brota de las entrañas de lo más rancio del poder oligárquico con violencia y represión, era la ofensiva de las fuerzas de ese poder para apoderarse del aparato del Estado: comenzaba en el campo social el desmontaje de una formación ideológica de carácter nacional.

Luego del bombardeo, parte del pueblo salió a la calle enardecido. Perón trató de contenerlos. En esa reacción, donde le solicitaron armas al Perón, se cometieron algunos desmanes como respuesta a la masacre. Se cumplió más de medio siglo y, sin embargo, la masacre sigue impune, como tantas otras aberraciones contra el pueblo. Por eso, debe aparecer la memoria histórica, rescatar la identidad colectiva y que estos asesinatos queden escritos en los anales de la historia, los nombres de sus autores.

El 16 de septiembre, de ese mismo año, se termina de consumar lo iniciado el 16 de junio de 1955; La masacre de Plaza de Mayo. Luego de la caída de Perón vendrán los asesinatos a mansalva en José León Suárez y los fusilamientos de junio de 1956.

Comenzaba la construcción de un andamiaje legal de un gobierno militar de facto, con la vigencia del Decreto 4161 que preveía cárcel para todo aquel que mostrara sus simpatías peronistas, luciera emblemas o fuera miembro de la Resistencia Peronista.

El odio de clase se mostró en la quema de todas las bibliotecas que tenían libros de aquellos que eran teñidos de peronistas. Los 9 tomos del sanitarista Ramón Carrillo, Teoría del Hospital son quemados, y así todo lo que había pertenecido al gobierno peronista, como la anterior residencia presidencial que fue devorada por las llamas. La destrucción de la Fábrica Argentina de Locomotoras instalada en talleres Liniers fue desguazada y los prototipos de las locomotoras Justicialista y Argentina cortadas con sopletes, entre tantos hechos de verdadera violencia.

El gobierno militar, por presión de la oligarquía vacuna, anula la Ley del Peón Rural.

Muchos de los que participaron en el bombardeo guerniquiano a Plaza de Mayo, luego del derrocamiento de Perón, ocuparon altos cargos en los distintos gobiernos civiles y militares, como Zavala Ortiz de origen radical, algunos fueron premiados colocando sus nombres a algunas de nuestras calles y al nombre de una estación de subterráneos como Ing. Carranza, conspicuo comando civil durante la Libertadora.

En el caso de Francisco Manrique fue funcionario en la liberadora con Lanusse, otros como Olivieri fue premiado y el cargo fue representante ante la ONU - Organismo de las Naciones Unidas, Vicchi, embajador en Estados Unidos de América; y en el caso de Toranzo Calderón, uno de los responsables fundamentales de aquella matanza fue a la España franquista como embajador, donde mostró orgulloso el Guernica Argentino.

Una costumbre de las clases dominantes instalada en este país, con un fuerte contenido de clase, es que casi todos los genocidas en la Argentina son homenajeados de una u otra manera, con sus nombres señalan calles o plazas, como Juan de Garay o Julio A. Roca, dos ejemplares genocidas, entre otros.

Varias décadas llevó instalar el tema del Guernica Argentino, miles de muertos y desapariciones hay en esta historia, sin embargo, es bueno comenzar por donde empezó. Porque los nombres de los aviadores son los comandantes y principales figuras del 24 de marzo de 1976 y de los hechos posteriores.

Y en esa misma cadena de realidades, que se conectan, están todas las violaciones a los derechos humanos y la implementación de otras formas para dejar impune todo este largo proceso de dolor y muerte, represión y desaparición.

Es bueno comenzar por el principio. Aquella mañana nublada y fría de junio, un jueves, como hoy 22 North American, 5 Beerchraft, 4 Gloster y 3 Anfibios catalina, 34 aviones en total nublaron el cielo de Buenos Aires, durante el espacio de horas de terror, y a partir de las 12,40 y con vuelos rasantes y asesinos, hasta entrada la tarde otoñal de junio, acumularon muertos, heridos y desesperación. Dos décadas después muchos de estos marinos y aviadores iniciaban el camino de la última dictadura militar.

Hoy muchos de ellos, están sindicados en las fojas enrojecidas de la represión estatal…

Como sostiene el poeta Roque Dalton: no se puede construir nada que se parezca a reconciliación con este “inmenso mar de mierda”…

Imagen: Acrílico de Gerardo Bavio – Bombardeo 16 de junio de 1955 - Tucumán 2007


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La tuberculosis, una enfermedad de la pobreza: El avance en la Ciudad de Buenos Aires


Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

En julio del 2008, la diputada nacional Virginia Linares le pidió al Poder Ejecutivo Nacional que informara sobre los aspectos referidos al programa Nacional de Control de la Tuberculosis. El encargado de dar ese informe era el Ministerio de Salud de la nación.

El 7 de noviembre de ese año, la noticia era que dos alumnos de una escuela técnica tenían tuberculosis. La cartera de salud sostenía que: "Médicos del Hospital Ramos Mejía hicieron el estudio de foco correspondiente, que consiste en identificar a los contactos directos del paciente y establecer las medidas de control y prevención pertinentes".

En ese momento el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires comunicaba que ¨como resultado del estudio de foco, se les está haciendo quimioprofilaxis a tres adolescentes más”, y que fuentes del gobierno porteño precisaron que no se trataba de casos graves y que, en consecuencia, la vida de los dos chicos no corría peligro.

Por su lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la tuberculosis como responsable directa de la muerte de dos millones de personas al año. Tal es la magnitud y gravedad de la situación que la OMS declaró al mundo en estado de emergencia frente al rebrote de la enfermedad. En nuestro país se notifican entre 12 y 13 mil casos anuales y muere una persona cada 8 horas por esta causa. Pero eso sí, ni la OMS ni nuestro país toma el tema con la gravedad que tiene, mientras la gripe porcina ha sido declarada pandemia. La tuberculosis sólo es considera como estado de emergencia.

La diputada Linares afirmó: “Para dar una idea de la magnitud del problema basta una comparación: en la Argentina hay en promedio entre 12 y 13 mil nuevos casos de tuberculosis por año, más de 120 mil en las últimas dos décadas. Y, hasta ahora, hay cerca de 25 mil casos declarados de sida, enfermedad que tiene una gran repercusión mediática. Pero la tuberculosis no vende. Mientras el VIH mueve fortunas en el mundo, con la industria farmacéutica detrás, la tuberculosis sigue siendo tan marginada por las políticas de Estado como por los grandes laboratorios”, sostuvo la diputada nativa de la ciudad de Bahía Blanca.

En el conurbano bonaerense se notifican el 45 por ciento de los casos totales del 2006, o sea, 4.726 afectados en el distrito. “Éstas son cifras no actualizadas y declaradas, considerando que existe un importante número de subregistros de la enfermedad”, continuaba Linares.

El Programa de Control de la Tuberculosis se creó para controlar y dar seguimiento a esta enfermedad y se supone para erradicarla. “Sin embargo, hemos podido constatar que los recursos destinados al referido Programa no están llegando de manera eficiente y equitativa a donde deberían llegar. A nivel regional la falta de recursos impacta negativamente en la implementación del Programa, limitando sus actividades, cuando sucede, a la distribución de medicamentos y asistencia médica a la demanda espontánea”, sostuvo Linares.

Entre los trabajadores

El 23 de enero del corriente año, el Cuerpo de Delegados de subterráneos denunciaba que había dos trabajadores de la Línea B con tuberculosis y responsabilizaba a la empresa Metrovías por la falta de controles, el sistema de salud y la actitud negligente de la empresa.

"Como producto de la negligencia de Metrovías y su servicio médico, se produjo un nuevo caso en la línea B", subrayaron los delegados Claudio Dellecarbonara y Jorge Pisani. Tras remarcar que la "tuberculosis es una enfermedad altamente contagiosa que se vuelve crónica y puede provocar la muerte", y que "los usuarios tienen contacto directo con los trabajadores", lo que multiplicaría los riesgos de contagio y propagación de la enfermedad, los delegados anunciaban la posibilidad de iniciar un plan de lucha.

Más números

Entre 11 y 13 mil casos por año, el 50 por ciento entre Ciudad de Buenos Aires y Conurbano bonaerense. Más de 4.500 casos para el Conurbano, más de 1.200 para la Capital Federal.

En la ciudad como ya informamos en el informe anterior, 42,9 personas cada 100 mil habitantes.

El doctor Vicente Donato, Director Médico de la Liga Argentina Contra la Tuberculosis, afirma que la tuberculosis se radica en estas zonas porque hay hacinamiento y precariedad de las condiciones de vida. Además son espacios en donde se asientan muchos inmigrantes, susceptibles a traer la enfermedad desde sus países de origen.

Pese a esto, el virus puede afectar a cualquiera. “La tuberculosis es una enfermedad social, se puede contagiar cualquiera en los lugares como colegios y clubes, pero hay gente mas propensa por el contexto”, agrega Donato.

“La mejor forma de prevenir es curar. Hay que interrumpir la cadena de infecciones”, sostiene Donato, y explica que el problema radica en las personas que interrumpen el tratamiento sin estar curadas y en la falta de supervisación en el procedimiento que siguen los pacientes. Es necesario, entonces, que “una persona idónea compruebe que el enfermo tome la medicación. Cuando se abandona, el virus se hace resistente y después sigue contagiando”, agrega el titular de la Liga Argentina de Tuberculosis.

Hay que seguir los casos, supervisarlos. “Lo que hay que hacer es realizar una política más fuerte a nivel nacional en cuanto al seguimiento. Lo que falta es una coordinación general del tratamiento supervisado que cubra un nivel más alto. Hay que hacer un esfuerzo que no es muy grande, es un tema de organización”, concluye Donato.

En el caso de la Liga Argentina contra la Tuberculosis

Esta es una entidad privada sin fines de lucro que se formó el 11 de mayo de 1901. La Asociación funciona como centro de estudios de tisioneumonología, enfermedades del medio ambiente y ocupacional, además de ofrecer asistencia médica al tuberculoso indigente y su familia.

Luego de 107 años de funcionamiento, la Liga está atravesando un mal momento económico. “Estamos en una situación muy seria, al borde de la quiebra”, explicó al diario Perfil el doctor Donato.

En el caso del Conurbano bonaerense

Según la implementación del ministerio de Salud de la Nación hay un plan con 75 centros de atención primaria de salud (CAPS) en el sur del Conurbano para que se lleven adelante: diagnósticos y tratamientos contra la tuberculosis.

En Avellaneda, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Quilmes y Lanús se planteaban el seguimiento de personas que padecen tuberculosis y no han completado el tratamiento, o no han recibido el seguimiento suficiente. Esto tiene que ver con contención, medicamentos gratuitos. "Instalar la tuberculosis en los centros de salud primaria es fundamental para fortalecer el tratamiento de esta enfermedad", manifestó Sergio Arias, coordinador del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis.

Arias afirmó que:" junto con trabajadores sociales del ministerio de Desarrollo, vamos a recuperar a 400 personas que fueron diagnosticadas pero no sabemos si completaron el tratamiento de seis meses para curarse".

La tuberculosis asciende a 38 casos por cada 100.000 habitantes en la Ciudad de Buenos Aires, y a 30 en la Provincia. Las tasas de estas áreas son más altas que el promedio nacional, que en el año 2007 fue de 27,1 por cada 100.000 habitantes.

Recomendaciones:

- consultar al médico si la tos se prolonga por más de dos semanas.

- taparse la boca al toser o estornudar.

- ventilar los ambientes y evitar situaciones de hacinamiento.

- ante el diagnóstico de tuberculosis, cumplir el tratamiento durante todo el tiempo indicado.

La tuberculosis avanza en la primera ciudad del país, más de 1.200 casos registrados para el 2007, está hablando de casi cuatro casos por día. Está instalada en las áreas más empobrecidas de la ciudad. No es casual, a esta situación se suman el Paco, la desnutrición, el Chagas, el dengue, y un sinfín de situaciones infectocontagiosas y de la pobreza que castiga a las franjas etarias más vulnerables: niños, niñas y ancianos o personas mayores.

Pero en el 2008, el ministerio de Salud porteño comunicaba que los casos nuevos por tuberculosis fueron de 2.500; más de 7 casos diarios.

Finalicemos con Ramón Carrillo: "...Frente a las enfermedades que produce la miseria, frente a la tristeza y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causa de enfermedad, son unas pobres causas..."

Foto: Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Cartel de la campaña 2007 del partido gobernante (PRO). / Autor: ARGENPRESS

Fuentes: Cuerpo de Delegados del Subte, Perfil, Noticias Urbanas, El Día de La Plata, ARGENPRESS, fuentes propias


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Juan Ramón, norte de Santa Fe


Carlos del Frade (APE)

Fortín Olmos es una localidad del norte santafesino.

Cerca de la frontera con el Chaco.

Un lugar que todavía tiene las llagas abiertas que dejaron las garras de La Forestal.

Alrededor de dos mil personas viven allí, en el departamento Vera.

Venas abiertas desde hace rato en el techo del segundo estado de la República Argentina.

A finales de los años noventa, el obispado de Reconquista hizo un informe sobre la situación social de la población.

Decía que en Fortín Olmos “no hay fuente de trabajo; la materia prima del lugar no vale nada y se termina el monte”.

La falta de trabajo es aliada de la falta de asistencia alimentaria: “no suele aparecer la leche para los chicos entre los 2 y 4 años. Para los que viven en Fortín Olmos todas estas cosas pasan ‘por la pobreza y falta de trabajo de los papás’”.

También hay problemas para “el abastecimiento de agua potable y tampoco llegan los medicamentos con la periodicidad necesaria. No hay botiquines en parajes y barrios y hay graves problemas de vivienda”.

Una década después las cosas no cambiaron demasiado para los habitantes de Fortín Olmos.

Para los integrantes de la Asociación Civil Defensa de la Salud y la Vida, hay números que marcan la profundidad del empobrecimiento.

“Hay casos realmente serios de desnutrición; además, entre el 80 y el 90 por ciento de los habitantes de Fortín Olmos, padece la enfermedad del Chagas”, sostuvo la presidenta de la organización en diálogo con un programa televisivo de la ciudad de Santa Fe.

Uno de los casos mostrados en las pantallas es el de Juan Ramón que tiene catorce años y solamente pesa veinte kilos. Entre otras cosas, no puede hablar.

Su mamá, Antonia, tiene 51 años y diez hijos a su cargo. Su marido realiza “changas” y recibe $150 de un plan otorgado por el Estado.

“Cuando tenemos, le damos esa leche especial y fruta; si no, no. Lo mismo pasa con los pañales descartables pero muchas veces no se los puedo comprar y le pongo lo que puedo”, dijo Antonia.

No tienen agua ni energía eléctrica y cuatro de sus pibes sufren el mal de Chagas.

“Nunca hemos recibido tratamiento por la enfermedad; tampoco han venido a fumigar”, dijo la mamá coraje.

Así se vive en el norte provincial de Santa Fe, un estado que produce 75 mil millones de pesos anuales y que según las cuentas debería repartir 4 mil pesos por cada persona adulta.

Fortín Olmos es consecuencia de la continuidad de La Forestal más allá de que la multinacional se haya ido hace más de cuarenta años.

Da la sensación que hay otros que ocuparon su lugar.

Autor foto: APE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La Iglesia guarda sugestivo silencio ante la pedofilia

Irina Santesteban (LA ARENA)

Se está realizando en Roma el Congreso "Religiosas en red contra el tráfico de seres humanos", un encuentro organizado por la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Según la OIM, doce millones y medio de personas, entre mujeres y niños, son víctimas todos los años de la prostitución en el mundo. Frente a este fenómeno, religiosas de Europa organizaron un congreso en el que denuncian la complicidad y la participación de los cristianos en el llamado "oficio más antiguo del mundo".

La monja salesiana Bernadette Sangma, quien presentó el Congreso ante el Vaticano, expresó que "la lógica de mercado nos dice que no existe oferta sin demanda y, por desgracia, notamos con pena que una gran parte de la demanda proviene de maridos y padres de familia que se presentan como cristianos practicantes".

Por su parte, Eusebio Hernández Sol, director de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, expresó que "la trata de personas es un crimen y que representa una grave ofensa contra la dignidad de la persona y una seria violación de los derechos humanos. El comercio de seres humanos constituye un ultraje a la dignidad humana".

El Congreso, que se extenderá hasta el 18 de junio, pretende organizar y fortalecer las diferentes congregaciones religiosas femeninas que trabajan con mujeres víctimas de la trata de personas y que caen en las redes de prostitución.

La "culpa" de ser mujer

Es saludable que una parte de la Iglesia Católica denuncie y se proponga luchar contra la trata de personas, un negocio ilícito que mueve miles de millones de dólares anuales, ubicándose en tercer lugar después del tráfico de drogas y de armas. Y es también paradójico que quienes denuncien este flagelo sean las mujeres religiosas, tradicionalmente segregadas dentro de la jerarquía eclesiástica, al punto que no pueden ser sacerdotisas, ni oficiar misa, ni menos aún, aspirar al Papado.

Según la fe católica, desde el origen mismo de la creación, fue una mujer -Eva- la culpable del pecado que todos los seres humanos llevan a cuestas. Más tarde, en el medioevo, aquellas mujeres que osaban salirse de los rígidos mandatos de la doctrina eran acusadas de brujería y terminaban quemadas vivas en la hoguera. Los varones, por el contrario, mantuvieron y mantienen una posición predominante en la estructura eclesial. A tal punto que, a la hora de juzgar la conducta de sus miembros, la Iglesia Católica demuestra una tolerancia muy grande hacia los varones. Por ejemplo, en el caso de los curas pedófilos, una realidad que inunda de denuncias a la Iglesia en distintos países, la actitud ha sido negar o silenciar los abusos cometidos por los sacerdotes. Es que para la jerarquía eclesiástica es mucho más grave el aborto, aún en los casos del llamado "aborto terapéutico", que la pedofilia.

La condena a cualquier tipo de interrupción del embarazo, aún cuando corra peligro la vida de la madre, recae directamente sobre la mujer, y la de los sectores más pobres, que son las que están expuestas a ser descubiertas. La Iglesia distrae tiempo y dinero en campañas contra el aborto, bajo la mentirosa consigna de "defender la vida". Sin embargo, frente a los sacerdotes abusadores, mantiene un piadoso silencio.

Grassi y Romina

Tal ha sido la actitud de la Iglesia Católica argentina en el caso del cura Julio César Grassi, quien fuera condenado a 15 años de prisión por el abuso sexual contra un joven que se encontraba bajo su directo cuidado. A pesar de la condena, Grassi seguirá libre porque, a criterio de los jueces, no hay peligro ni de reincidencia ni de fuga.

Otro criterio muy diferente tuvieron los jueces jujeños que condenaron a Romina Tejerina a 14 años de prisión por haber matado a su beba recién nacida, fruto de una violación. La joven, de sólo 19 años al momento del hecho, cumple prisión desde febrero de 2003 y tiene serias dificultades para continuar su carrera universitaria -estudia abogacía- porque no le conceden los permisos que solicita para rendir exámenes o asistir a clases.

Romina cometió "infanticidio", un crimen que está contemplado en todos los códigos penales del mundo como forma atenuada, por las especiales características que reviste, al ser cometido en condiciones de shock para una mujer que ha afrontado un embarazo no deseado, o que ha sido víctima de una violación. Sin embargo, Romina ha sido duramente juzgada por gran parte de la feligresía católica y su juicio fue escenario de fuertes enfrentamientos entre quienes la defendían y los que la condenaban.

El caso de la joven jujeña fue tomado como bandera por los movimientos de mujeres, y a la vez su caso fue demonizado por los sectores más recalcitrantes de la Iglesia Católica.

De eso no se habla

Apenas conocida la sentencia contra el cura Grassi, frente al silencio de la Iglesia, la Agencia de Información Católica Argentina (AICA), justificó tal actitud diciendo que "no suele emitir juicio ni comentario algunos sobre la actuación de la justicia civil en casos en los que están involucrados miembros del clero", para afirmar que siempre acata el veredicto de los jueces "que es pareja para todos los ciudadanos".

No es ésa la impresión que tienen la mayoría de los ciudadanos argentinos, que ven con asombro cómo un sacerdote, acusado de un delito aberrante cual es el abuso sexual de un joven que se encontraba bajo su cuidado, es condenado a 15 años, cuando el fiscal del caso había solicitado 30 años de prisión, y lo que es más grave, queda libre porque los jueces no consideran posible que reincida ni que se fugue.

No debe haber en la jurisprudencia argentina muchos antecedentes de una decisión de tal naturaleza. Sería bueno que los defensores del endurecimiento de las penas y la mano dura contra los delincuentes, se pronunciaran frente a este hecho que viene a confirmar aquello de que los delincuentes "entran por una puerta y salen por la otra".

Contrastando con la dureza de la sentencia del caso Romina, la del cura Grassi no sólo fue benigna sino que además es contradictoria. Por un lado se le prohibe expresamente estar en contacto con menores de edad, en lugares privados o a solas, pero en cambio sí se le permite concurrir a la Fundación, acompañado por la persona que él designe.

Grassi eligió como acompañante a Raúl Portal, quien se ha declarado "hermano" del cura e hizo declaraciones impropias respecto al fallo ("le ganamos dos a uno", "sólo se demostraron dos hechos, en lugar de diecisiete"), tal como si se tratara de una competencia deportiva y no un juicio por abuso de menores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Más escándalos por dineros de Alumbrera a las Universidades

RENACE

Mientras la Universidad Nacional de Mar del Plata no responde a la solicitud de BIOS en el mismo sentido.

Escándalo universitario: Califican de "teñidos de sangre y degradación ambiental" fondos que llegan a 40 universidades nacionales desde la Minera Alumbrera.- son 36,8 millones de pesos.- En 2008 ya se habían aceptado 50 millones.

La cátedra de biología de la facultad de psicología pide a la rectora Carolina Scotto que la Universidad Nacional de Córdoba rechace esos fondos e investigue porque fueron aceptados el año pasado sin debate previo.- Este año son mas de 1,5 millones de pesos.

El dr. Raúl Montenegro, profesor titular de biología evolutiva en la Facultad de Psicología, resume en una nota informe las violaciones a los derechos humanos y degradación ambiental producidas en numerosos países por la gerenciadora de alumbrera, Xstrata Copper, y sus socios Goldcorp Inc. y Yamana Gold.-

Montenegro indicó que recibir esos fondos "viola normas éticas de una universidad pública" y que no pueden aceptarse "porque el vicepresidente de Alumbrera Limited ha sido procesado por la Justicia Federal de Tucumán al comprobarse grave contaminación del canal DP2 y por lo tanto de la cuenca del Salí-Dulce que llega a Córdoba".- "Recibir ese dinero equivale a ser cómplices de malas prácticas y de empresas con antecedentes oscuros", advirtió Montenegro.

Córdoba (Argentina) 15 de junio de 2009.- La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM), una ONG con status consultivo en Naciones Unidas y miembro de la RENACE calificó de "teñidos de sangre y degradación ambiental" los fondos que llegan a 40 universidades nacionales desde Minera Alumbrera. Corresponden a los beneficios que recibe YMAD (Yacimientos Mineros Agua de Dionisio) como parte de la Unión Transitoria de Empresas que conforma con Alumbrera Limited. Este año son 36,8 millones de pesos que por ley n° 14771 deben ser repartidos entre Universidades Nacionales. En el 2008 ya se habían aceptado 50 millones. "En ambos casos, indicó el Dr. Raúl Montenegro, el Consejo Interuniversitario Nacional, CIN, dio su visto bueno para recibirlos pero no generó antes un amplio debate nacional. Todo parece indicar que el dinero vale más que la ética".

El Dr. Raúl Montenegro, profesor titular de Biología Evolutiva en la Universidad Nacional de Córdoba, dirigió hoy por intermedio de la decana de la Facultad de Psicología, Patricia Altamirano, una nota-informe de protesta a la rectora de la UNC, Carolina Scotto. En esa nota Montenegro solicita:

"a) Rechace desde la Universidad nacional de Córdoba los fondos procedentes de la distribución de beneficios de YMAD (Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio) acordados en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y que serían distribuidos entre universidades nacionales (Total: 36.800.000 millones de pesos)".

"Disponga la creación de una Comisión en el ámbito de la Universidad Nacional de Córdoba, con representantes de distintas facultades, incluida la Facultad de Psicología, para que investigue porqué se aceptó un aporte similar en el año 2008 sin el suficiente debate y consideración de los aspectos éticos (Total: 50.000.000 de pesos, de los cuales la Universidad Nacional de Córdoba recibió de acuerdo a la información disponible un total de 2.027.311 pesos)".

"c) Promueva en el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba la elaboración urgente de un Plan de Acción para lograr que otras Universidades Nacionales también rechacen estos aportes porque condicionan la necesaria independencia de las universidades cada vez que investigan y producen dictámenes técnicos, y porque la empresa que gerencia la mina, Alumbrera Copper, y las restantes poseedoras del paquete de acciones, Goldcorp Inc. y Yamana Gold, han sido acusadas en distintos países (incluido Argentina) por incumplir normas vigentes, violar derechos humanos, dañar el ambiente y comprometer la existencia y funcionamiento de cuencas hídricas vitales para ambientes semiáridos. La Universidad Nacional de Córdoba y en general las otras universidades públicas de la Nación no pueden recibir dinero de empresas cuyos directivos enfrentan causas penales y que ignoran además los derechos que tienen las futuras generaciones de argentinos".

Este año el aporte que correspondería a la Universidad Nacional de Córdoba superaría el millón y medio de pesos.

El Dr. Raúl Montenegro, premio Nóbel Alternativo 2004, indicó que recibir esos fondos "viola normas éticas de una universidad pública" y que no pueden aceptarse "porque el vicepresidente de Alumbrera Limited, Julián Rooney, ha sido procesado por la Justicia Federal de Tucumán al comprobarse grave contaminación del canal DP2, donde Alumbrera Limited descarga los residuos de su planta de secado de Tucumán. Lo inaceptable es que esta contaminación, demostrada por la justicia, afecta la cuenca del río Salí-Dulce que llega hasta Córdoba". Montenegro agregó que "recibir este dinero equivale a ser cómplices de malas prácticas y de empresas con antecedentes oscuros. Se pierde además la necesaria independencia. Pretender que esos fondos se utilizarán para investigar la contaminación de las mineras, uno de los argumentos que se sostuvo desde la Universidad Nacional de Córdoba, es convalidar actitudes criminales".

Minera Alumbrera Limited "opera desde 1997. Consume 4 millones de litros de agua por hora, es decir más de 65.000 litros de agua por minuto. Según el Ente Ncional de Regulación de la Electricidad, la mina consume el 25% de la energía eléctrica suministrada a la Región del NOA y el 87% del consumo total de la provincia de Catamarca", señaló Montenegro. Agregó que "ya en 1999 se detectaron drenajes ácidos mineros desde Alumbrera. Estos drenajes son la peor amenaza de la minería. No solo aumentan el contenido de sulfatos sino que solubilizan metales pesados y facilitan su dispersión aguas abajo".

FUNAM informó que la mina "no solamente contamina en Catamarca sino que ha exportado su contaminación a Tucumán, donde llega el mineraloducto de 316 kilómetros de largo. Allí el concentrado de mineral es secado, y los líquidos residuales se vuelcan al canal DP2 que descarga sus aguas en el río Salí y por lo tanto en el Dique Frontal de Río Hondo en Santiago del Estero". La planta descarga gran cantidad de residuos sólidos con metales pesados y otras sustancias tóxicas. Juan González, ex director de Ambiente del gobierno de Tucumán, indicó cada hora llegan a Tucumán "más de 70.000 Kg de material sólido, equivalente a 70 toneladas por hora. Este material sólido, con todos los contaminantes químicos asociados, se deposita en el fondo del canal DP2 y eventualmente en el dique de Termas de Río Hondo. Se debe aclarar que en estos sólidos también estarían incluidos elementos que nunca se han analizado, como tierras raras y radiactivos".

El Dr. Raúl Montenegro indicó que peritajes realizados por Gendarmería en el canal DP2 detectaron "un alto contenido de cobre y sulfatos" que superaban "los límites establecidos por la ley 24.051 de Residuos Peligrosos para el parámetro cobre" (marzo de 2003). Agregó que en un peritaje posterior, realizado en marzo de 2004 "Gendarmería Nacional registró la presencia de cianuro". [

El 9 de agosto de 2006 el Fiscal Federal de Tucumán Antonio Gómez solicitó al Dr. Juan González un análisis técnico de los informes de impacto ambiental presentados por la misma empresa Minera Alumbrera Limited. De este análisis se desprenden numerosos valores excedidos en las mediciones de arsénico, cadmio, cobre, mercurio, plomo y molibdeno. Este y otros informes fueron considerados por los jueces que procesaron a Julián Rooney, vicepresidente de Alumbrera Limited.

"La Universidad Nacional de Córdoba, una de las más antiguas de América Latina y cuna de la Reforma Universitaria, debe rechazar el dinero procedente de una mina que dirige Xstrata Copper y de la que participan Goldcorp Inc. y Yamana Gold, empresas internacionalmente denunciadas por violaciones a los derechos humanos, contaminación, daños a la salud de personas expuestas a sus residuos, violaciones laborales y graves daños ambientales".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...