viernes, 19 de junio de 2009

Revuelta en Irán. Desafío para la nueva política exterior de Estados Unidos


Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

El cambio de régimen o la dimisión del gobierno de Ahmadinejad, que parecieran ser los dos objetivos de las protestas en Irán, es un resabio del plan de intervención externa fomentado por la administración Bush.

La elección se planteó como “un referéndum de la gestión de Ahmadinejad”, señala Ali Azouri corresponsal de MSNCB (EEUU) en Irán. “Las manifestaciones estaban programadas independiente del resultado, la elección fue el pretexto y todo Irán sabía que se avecinaba una tormenta”, informa una fuente iraní.

Con este antecedente, la situación de Irán es el primer gran desafío para la política no intervencionista de la nueva administración en EEUU.

El presidente Obama ha tomado una prudente distancia de los acontecimientos en Irán enfatizando la no violencia y de que “EEUU no se mezcla en los asuntos políticos y electorales de Irán”. “No es bueno para EEUU”, dijo para ser más preciso.

Esta posición ya instigó la crítica, diatriba irracional en algunos casos, de sectores políticos que hubieran preferido una posición más comprometida e involucrada con las protestas.

Los compromisos contraídos por sectores políticos estadounidenses – y de la comunidad europea por alianza- para apoyar un cambio de régimen son de larga data. El diario El País de España habló de un golpe de estado, incitando editorialmente a una posición más resuelta hacia el régimen. ¿Sanciones? ¿Invasión como en Irak? El País y medios importantes europeos estuvieron a favor de la invasión a Irak.

El dictamen convencional del realismo duro señala que las políticas de estado fundamentales en materia internacional no se alteran por los cambios ideológicos en los gobiernos, lo que prima es el interés de estado.

Bajo este punto de vista, si la anterior administración había construido un plan para derrocar el régimen, lo que correspondía era continuar con la misma política de estado, y colaborar con más actitud y visibilidad en el proceso de las protestas.

Lo que está sucediendo es grave porque los reformistas por más que deseen un nuevo gobierno o un nuevo sistema político, la historia no comienza allí. Hay responsabilidades mayores asumidas por Irán un país pivote en la región. Es muy probable que ninguno de los reformadores esté pensando en desintegrar la cohesión administrativa de Irán por el resultado de una violencia insostenible, como le ha sucedido a Irak, Pakistán y Afganistán fragmentado en facciones de poder.

Ahora el problema no es Ahmadinejad, sino Moussavi y su perfil, que no necesariamente proyecta una imagen de consistencia y estabilidad.

El actual jefe de la oposición ha sido comparado con Gandhi por algunos medios en un exabrupto publicitario porque ha sido autor intelectual de masacres condenadas por Amnesty International, revelando al mismo tiempo que es un líder prefabricado.

Moussavi, un ex socialista de línea dura reformado, como Primer Ministro del Ayatollah Khomeini participa en la fundación del régimen, aboga por la supresión de la propiedad privada, y forma parte del grupo que le entrega más poder al líder supremo. Como procurador, se le indica responsable de las ejecuciones de prisioneros políticos en la llamada masacre de 1988. (MEHR. Misión para el Establecimiento de los Derechos Humanos en Irán).

Se transformó en aliado de Ali Rafsanjani, (Ex presidente,1989-1997) y actual cabeza de consejos que dirimen conflictos de poderes al interior del régimen. Es “una alianza extraña” dice M. Amedin en Asia Times, “porque fue Rafsanjani el que lo liquida como Primer Ministro en 1989”. Moussavi quería alterar las bases históricas de la propiedad privada y el libre mercado en Irán, y Rafsanjani se oponía, lo asesina políticamente y ahora lo hace resucitar.

Se ha producido un recambio institucional a partir del fin de la guerra con Irak en 1988 produciendo en Irán 1 millón de víctimas fatales y una deuda de 85 mil millones de dólares (Trager, J. H. Holt. NY. 1992).

Inevitablemente, el anterior poder clerical fue dando paso -no sin una lucha interna- al desarrollo institucional estatal y privado, haciéndose de alguna forma inmanejable con los códigos y aparatos de la revolución islámica. Algunos hablan de una militarización del poder como un gran descubrimiento. Y claro, si el país ha estado en pie de guerra permanente no podría ser diferente.

Además de la genuina oposición a un régimen, es innegable que las manifestaciones también se sustentan en la matriz de intervencionismo que la alianza occidental ha manejado en una zona de disputa con Rusia y China. Es así que cualquier desenlace hay que situarlo en un conflicto más amplio y en las tensiones que el gobierno de Obama precisamente intenta descomprimir.

En la coyuntura, sería contraproducente para la nueva administración en EEUU aparecer incitando un cambio de gobierno o de régimen en Irán que formó parte estelar de la agenda en la administración anterior.

Foto: Irán - Mahmoud Ahmadinejad presidente de la República Islámica de Irán. / Autor: Xu Yanyan - XINHUA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Globalización y terror: Horror e hipocresía de Perú a Nicaragua


Toni Solo (TORTILLA CON SAL, especial para ARGENPRESS.info)

Hay una profunda conexión entre las respuestas de los países ricos a la crisis económica - completamente previsible - de su sistema depredador e inhumano, y los horrores de los regímenes más represivos en América Latina – México, Colombia, Perú. El Dr. Frankenbernanke y sus acólitos en la Reserva Federal ponen sus chaquetas blancas y se esfuerzan para subir a la torre gótica más alta e inflacionaria posible los restos podridos de los grandes bancos de Wall Street. Allí arriba, rezan para que un rayo le devuelva la vida a su difunto.

Buscan el crecimiento económico pero rehúsan admitir que la inflación, que en paz descansa, de los precios de bienes, que quieren hacer volver a vivir, haría casi nada para aumentar el Producto Interno Bruto real. Cuando los precios de bienes se inflan, la producción real de la economía tiende a estancar. Para la mayoría de la gente, eso implica un estancamiento también de sus ingresos y los salarios. Sin embargo, los precios suben. Entonces la mayoría de la gente y sus familias se endeudan para poder mantener su nivel de vida. No se necesita saber de astrofísica para entender eso, es sencillo. Sin embargo, el Dr. Frankenbernanke y sus colegas siguen esperando ese rayo.

El empobrecimiento de la mayoría de las personas y familias que tenían ingresos medianos o bajos fue un elemento clave en la creación de la burbuja de crédito impulsado por sabe-lo-todo libremercaderos como, por ejemplo, Alan Greenspan o Gordon Brown. Rehusaron admitir que un mercado libre nunca ha existido. Lo que sí existe son mercados regulados de una manera buena o de una manera mala. Arrogantes como son, quitaron despiadadamente la buena regulación de sus mercados, para acelerar la catástrofe ya predecible de su sistema.

En todo el mundo, durante la burbuja, para las mayorías empobrecidas los salarios e ingresos reales disminuyeron. Los recursos naturales fueron despilfarrados y degradados por empresas transnacionales que usaron su poder para intimidar y hostigar a los pueblos y gobiernos hasta que consiguieran costos de producción más bajos y ganancias más altas. Los gobiernos que resistieron el hostigamiento se volvieron blancos de la desestabilización. Uno piensa en el caso de los esfuerzos del Presidente Jean-Bertrand Aristide de lograr mejores condiciones de vida para el pueblo de Haití, antes del golpe que lo depuso – un golpe organizado por los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y Francia.

América Latina – otra vez conejillo de indias del imperio

América Latina y el Caribe son un lugar apropiado dónde encontrar los horrores acostumbrados que resultan de la anarquía asesina y destructiva del capitalismo corporativo de consumo. La masacre de manifestantes indígenas en Perú que defendieron su ambiente natural resultó directamente del compromiso del gobierno de Alan García en la aplicación forzada de los términos del Tratado de Libre Comercio entre Perú y Estados Unidos, un tratado que fue negociado en contra de los intereses de la mayoría empobrecida de Perú. Hasta el momento, ni Estados Unidos ni la Unión Europea han hecho ninguna conexión entre la negación por el gobierno de Perú de los derechos más fundamentales de las personas, de su pueblo y los programas de cooperación para el desarrollo que ellos tienen con el régimen asesino de Alan García.

En contraste, los gobiernos de Estados Unidos y de la Unión Europea hostigan a Nicaragua, el país centroamericano más exitoso, en términos relativos, en muchos indicadores económicos y sociales importantes, especialmente la reducción de la pobreza. El 12 de junio, la entidad semi-estatal estadounidense, la Cuenta Reto del Milenio, declaró que iba a cortar US$62 millones en financiamiento de proyectos en Nicaragua en base al argumento espurio que el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional no hubiese cumplido con promover la democracia en el país. Se refiere a los falsos reclamos de fraude electoral de parte de la oposición fracasada en Nicaragua, apoyado descaradamente por los representantes locales de los gobiernos de Estados Unidos y de Europa. Hay que recordar que cuando una verdadera victima de fraude electoral, Andrés Manuel López Obrador en México, hizo sus reclamos en 2006, los gobiernos de Estados Unidos y de Europa miraron por otro lado.

Ahora es probable que los representantes de la Unión Europea, y algunos de sus gobiernos miembros, vayan a seguir el ejemplo de Estados Unidos y cortan decenas de millones de dólares de la cooperación para el desarrollo para el gobierno de Nicaragua. El actor principal en este proceso es el embajador estadounidense Robert Callahan. Antes, en su larga carrera, Callahan apoyaba la organización de escuadrones de muerte en Honduras durante la guerra sucia de Álvarez Martínez y, más recientemente, en Irak para contrarrestar el impacto sobre las fuerzas de ocupación yanqui de la resistencia sunni. Ahora, más viejo, Callahan se contenta con hundir a una población ya vulnerable aún más en la pobreza – una manera menos dramática de matar que sus métodos anteriores, pero igualmente eficaz.

Aumenta la razón hipocresía-muerte

En Perú, la represión de parte del gobierno, de organizaciones indígenas, de la oposición política radical, de los medios de comunicación disidentes, ha sido común por muchos años. Fue así durante los regímenes de Fujimori y de Alejandro Toledo y ahora es así con la segunda administración de Alan García. García huyó de Perú en 1992 para evitar investigaciones de corrupción y también de las masacres de cientos de personas cometidos durante su primer gobierno. La reciente masacre en Bagua marca un retorno a su siniestro pasado.

Es chocante, el contraste entre las medidas drásticas que aplican los gobiernos de Estados Unidos y Europa a Nicaragua y la suavidad que aplican a Perú y a otros gobiernos represivos como los de México y Colombia. Ese contraste indica no sólo la hipocresía habitual de los gobiernos imperialistas, sino también la crónica auto-dramatización adolescente de sus élites narcisistas. A pesar de todos los datos concretos, sea con el embuste agradable de Barack Obama o sea el engaño descarado de tipos como Gordon Brown, los representantes de Estados Unidos, Canadá y sus aliados europeos insisten en proyectarse como defensores intrépidos de los derechos humanos y de la democracia y como promotores sinceros de la reducción de la pobreza.

En América Latina, los países como Colombia, México y Perú se han destacado por muchos años por los masivos y constantes abusos de derechos humanos. Casi no pasa ni un día sin ser reportado algún abuso nuevo en aquellos países: pobladores víctimas de disparos de la policía o militares, sindicalistas asaltados o asesinados, la negación de la asamblea libre, amenazas contra comunicadores sociales, detenciones ilegales, la tortura, la violación y el abuso por las fuerzas de seguridad. A pesar de todo, el gobierno estadounidense y sus aliados han apoyado a los gobiernos de aquellos países con cientos de millones de dólares en fondos de cooperación para el desarrollo y con miles de millones de dólares en asistencia militar.

Mientras la venalidad y complicidad del gobierno estadounidense han sido bien documentadas, menos ha sido lo de la hipocresía de la Unión Europea y sus gobiernos miembros. Ellos suministran un poco menos de la mitad de la asistencia oficial para el desarrollo que recibe el gobierno de Perú. Sin embargo, no hay ninguna señal de alguna intención de aquellos países europeos de condicionar su ayuda a un debido respeto por los derechos humanos de parte del régimen asesino de Alan García.

Con respecto a México, en mayo de 2009, el Sexto Consejo Conjunto de la Unión Europea y México emitió un comunicado que incluyó lo siguiente: “Ambos Delegaciones.... acordaron que el objetivo principal de esta Asociación es la promoción en conjunto de sus valores y principios comunes en el área internacional, por medio de asuntos globales de interés mutuo, dentro de foros multilaterales claves e instituciones internacionales, además de la provisión de un ímpetu renovado para la cooperación bilateral en todos los campos.”

El comunicado constituye una confirmación sorprendentemente franca que Europa comparte los valores del gobierno mexicano: fraude electoral, apoyo casual de femicidio, corrupción desde arriba hasta abajo, fuerzas de seguridad brutales e inhumanos, en breve, todo el paquete antihumanitario y opresivo de gobierno corrupto de Felipe Calderón.

El documento surge del mundo de fantasía del doble rasero selectivo que fluye naturalmente de los imperativos estratégicos de la Unión Europea en el campo político y económico. En aquel mundo fantástico, violencia y abuso masivo contra la gente en Atenco o en Oaxaca, el hostigamiento sistemático del pueblo indígena en Chiapas y otros estados mexicanos, el femicidio contra las mujeres de Ciudad Juárez, el fraude electoral masivo de 2006, todo eso – como el laureado Nóbel Harold Pinter habría observado – nunca ocurrieron, no pasó nada. Para la Unión Europea y sus Estados miembros, México no presenta ningún motivo significativo para inquietudes con respecto a los derechos humanos o la democracia.

En Colombia, la Unión Europea actualmente aumenta su ayuda, supuestamente para priorizar los esfuerzos de resolver los problemas sociales causados por la guerra civil que ha afectado el país por muchas décadas. La Unión Europea hace eso a la misma vez que el régimen narco-terrorista del Presidente Álvaro Uribe aumenta su hostigamiento de destacados líderes de la oposición parlamentaria como Piedad Córdoba o Jorge Enrique Robledo. De la misma manera que en México y Perú, los gobiernos de Estados Unidos y Europa hacen caso omiso de la represión y los abusos para apoyar al régimen odioso y corrupto de Álvaro Uribe. Una vez más, no podría ser mayor el contraste con sus políticas hacia Nicaragua.

En todos estos casos, como en otras regiones del mundo, por ejemplo en Palestina, Afganistán, Congo, Sudan o Haití, los europeos actúan para complementar la política regional de Estados Unidos. Juntos(,) apoyan a regímenes culpables de los abusos más claros de los derechos más básicos a la vida y a la integridad de las personas – desde Israel hasta Marruecos, desde Guinea Ecuatorial a Colombia, desde Uzbekistán a Etiopía. Apoyan la impunidad de los crímenes de esos gobiernos. Por otro lado, juntos también, castigan a un gobierno profundamente humano como el de Nicaragua que ha mejorado dramáticamente sectores cruciales para la población como salud, educación, acceso a agua potable y seguridad social, a la vez que garantizan la estabilidad económica.

Navegando al por qué de la hipocresía

Si uno pregunta por qué el gobierno estadounidense y sus aliados europeos se comportan en Nicaragua con aún más de su acostumbrado sadismo e hipocresía, la respuesta probablemente se halle en dos recientes reuniones que tuvieron lugar en el Caribe y en los Urales. El 12 de junio 2009, líderes de los países miembros de Petrocaribe – la gran mayoría de los países de Centroamérica y el Caribe – se encontraron en San Cristóbal y Nieves para analizar una profundización y una ampliación de los mecanismos de Petrocaribe para la cooperación en seguridad energética y en seguridad alimentaria. Ese mismo fin de semana, el Presidente da Silva de Brasil se reunió con los líderes de Rusia, China e India en la ciudad rusa de Yekaterinburg para hablar de su ya avanzada coordinación en temas de comercio e inversión y de la crisis económica internacional. Seguramente las discusiones giraron un poco alrededor del tema del paulatino colapso del dólar estadounidense como moneda de reserva internacional.

El imperativo (propuestas: la prioridad, la necesidad) de la unidad, combinada con una defensa firme de la autonomía y la soberanía, la solidaridad regional y la crisis internacional se destacan como temas principales en las dos cumbres. Nicaragua ha jugado un papel muy importante en el desarrollo del Petrocaribe en Centroamérica y en su promoción en la región, junto con el marco económico más amplio de la Alternativa Bolivariana para las Américas – ALBA. Una gran parte del éxito del gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua ha resultado de su habilidad en saber combinar los recursos derivados de su membresía del ALBA y su política de acercamiento comercial y diplomático a Rusia y a Irán, con sus relaciones tradicionales en términos de cooperación para el desarrollo con Estados Unidos, Canadá y Europa y otros países como Japón y Taiwán.

Mediante amenazas y recortando el acceso de Nicaragua a los recursos de asistencia para el desarrollo de parte de Europa y Norte América, los poderes del Bloque Occidental buscan negar al gobierno de Nicaragua la liquidez requerida para ejecutar con éxito su programa extremadamente exitoso de estabilidad económica y progreso social. Los hechos probablemente moverán rápidamente en lo que resta del año 2009. Un marcador clave será las posiciones adoptadas en la cumbre del 24 de junio en Carabobo en Venezuela, donde los miembros existentes del ALBA darán la bienvenida a Ecuador como miembro pleno.

El ALBA se está consolidando como un bloque fuerte y coherente para promover y avanzar concretamente el comercio y la cooperación económica. Los países del ALBA ya han acordado con Ecuador una unidad monetaria común, el Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE), para usar en el futuro para el comercio entre los países del ALBA. Otros países, como Brasil, Argentina y China ya han acordado sistemas de trueques de divisas para eliminar el dólar en sus relaciones comerciales. Rusia y China están pensando hacer lo mismo para su comercio bilateral también.

2009 – un panorama probable para América Latina

Para el fin de 2009, tres o cuatro bloques económicos podrían ser claramente definidos en América Latina. Algunos países podrían caer en más de uno de estos bloques. Uno consistirá de los aliados decididos de los Estados Unidos – México, Chile, Perú y Colombia. Otro bloque será de los países del Mercosur. Los países del ALBA formarán un bloque definido por su determinación de crear un modelo basado en la solidaridad y la cooperación capaz de resistir no sólo al imperialismo del Bloque Occidental sino también al subimperialismo de Brasil.

El mundo no va a esperar mientras Estados Unidos y Europa buscan cómo salir del relajo que han hecho de sus economías. Otros bloques regionales trabajarán duramente para deshacer el asimiento improductivo de los Estados Unidos sobre las palancas del comercio e inversión internacional. En términos políticos ese fue el verdadero significado de la reciente derrota de Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos sobre Cuba. La mayoría de analistas económicos piensa que son los llamados mercados emergentes que van a salir mejor de la profunda recesión global que Estados Unidos y Europa. Eso quiere decir que lo demás de la economía global probablemente crecerá un poco más rápido, lo que implica, en su turno, un aumento paulatino pero seguro en la demanda para materias primas. Eso también implica un aumento en los precios.

Mientras el excedente actual del petróleo rápidamente se consume, los recortes recientes en la producción y la subinversión (no sólo en infraestructura de producción sino también en la capacidad para refinar el crudo) probablemente implicarán que los suministros pronto se encontrarán adelantado por la demanda. Por un período, eso hará el petróleo más caro. Entonces el precio podría subir hasta US$90 el barril o más antes de recaer de nuevo, cuando la producción alcance niveles más adecuados. Será difícil para las autoridades financieras en Estados Unidos y sus aliados en los Bancos Centrales de Japón y Europa volver a ingeniar nuevos “vuelos hacia la seguridad” en bonos tesoreros estadounidenses, como hicieron en el último trimestre de 2008.

Las entidades e instituciones que tengan aquellos bonos estadounidenses, entienden con cada vez más urgencia que jamás van a recuperar algo cerca del valor original que pagaron. Entonces el dólar probablemente resumirá la caída que fue interrumpida tan abruptamente en julio de 2008. Los efectos inflacionarios en la economía doméstica de Estados Unidos probablemente acelerarán con el auge en actividad económica fuera de Estados Unidos y Europa, gracias en parte, quizás, a la diferencia en la velocidad monetaria en las transacciones fuera de Estados Unidos en comparación con la velocidad monetaria dentro de Estados Unidos. Mientras el fantasma de una hiperinflación parece ser muy exagerado para el momento, una estanflación aguda probablemente atormentará Estados Unidos y Europa para los próximos dos años.

La futilidad vengativa de Estados Unidos en declive

Será el resto del mundo que repara y recupera la economía global, con resultados geopolíticos sobre que uno sólo puede especular. El rechazo increíble de las autoridades estadounidenses de abandonar sus esfuerzos para volver al estatus quo ante, seguramente ha condenado Estados Unidos al estancamiento económico para los próximos tres o cuatro años por lo menos. En vez de reestructurar su sistema de finanzas e invertir de una manera productiva y democrática, las autoridades estadounidenses han elegido rescatar su podrido sector financiero para permitir a los oligarcas a regresar a sus apuestos en los mercados de derivados, de materias primas y de divisas. Para 2011-2012 lo demás del mundo habrá avanzado, mientras que en Estados Unidos la productividad estará en apuros por motivos del mismo tipo de subinversión que caracterizaba el Reino Unido durante su declive relativo como poder imperial.

En ese contexto, al atacar económicamente al gobierno de Nicaragua, los gobiernos de Estados Unidos y de Europa esperan poder herir gravemente al ALBA y disuadir a otros países centroamericanos de seguir el ejemplo de Nicaragua. Ellos esperan que, si lograran dañar la capacidad del gobierno del Frente Nacional de Liberación Sandinista, de realizar con éxito su programa de gobierno visionario y profundamente humanitario, ayudarán a sus apoderados locales en la oposición política nicaragüense. Así esperan garantizar una derrota electoral del FSLN en las elecciones presidenciales de 2011. Si para lograr eso se requiere negar asistencia para el desarrollo al pueblo de Nicaragua, pues, es precisamente lo que los gobiernos de Estados Unidos y Europa harán, en conformidad con su trayectoria histórica de interminable hipocresía y sadismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La rebelión indígena, firme como hace quinientos años


Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

La masacre de indígenas perpetrada por el gobierno de Alan García en su aspiración de acallar sus protestas por la implementación de siete decretos legislativos que les permitirían a las empresas transnacionales de hidrocarburos la posibilidad de adueñarse de sus territorios ancestrales en el marco de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado con Estados Unidos, demuestra la precaria situación jurídica, social, cultural y política de los pueblos originarios de nuestra América ante los embates de un desarrollo económico que privilegia la ética del mercado y sacrifica la vida en general. Este acto atroz -condenable desde todo punto de vista- nos devuelve a épocas y prácticas que se suponían ya superadas, sobre todo en lo que se refiere a la vida de nuestros pueblos aborígenes. Además de ello, revela con crudeza las consecuencias de este tipo de acuerdos comerciales bilaterales, con propósitos claramente neocolonialistas que obvian la necesidad de preservar para el futuro de la humanidadlos grandes reservorios de biodiversidad y de agua en función de los intereses económicos de las grandes corporaciones y de las oligarquías locales.

Igualmente, esta trágica experiencia demuestra el nivel de conciencia política alcanzado por nuestros pueblos indígenas a lo largo y ancho del continente, impulsándolo a actuar en resguardo de su hábitat, de su especificidad etno-cultural y de su participación efectiva en la toma de decisiones atinentes al destino de las naciones de las cuales forman parte. Aunque las luchas indígenas actuales tienen una mejor difusión que en el pasado, no menos es cierto que éstas se mantienen en el mismo nivel que las libradas décadas atrás, por las mismas causas y con efectos parecidos. Así, a lo hecho por hacendados que ambicionaban engrosar su patrimonio personal, apoderándose a sangre y fuego de las tierras comunales pertenecientes a los pueblos autóctonos, como ocurre en las áreas rurales de Colombia con los grupos paramilitares como principales instrumentos de hostigamiento y muertes colectivas, se sumaron el hostigamiento y los desalojos sangrientos a manos de los garimpeiros en el territorio amazónico que comprende la frontera brasileño-venezolana. En tales hechos ha prevalecido la mentalidad prejuiciada de los invasores y colonizadores europeos (y estadounidenses), según la cual los indígenas no pueden catalogarse de seres humanos, siendo un estorbo para el progreso, razones que, sencillamente, los harían desechables para la sociedad cristiana y occidental. De este modo, las luchas indígenas se han hermanado a través del tiempo, desde las libradas por las comunidades waraos al ser expulsadas de sus territorios al represarse el Caño Manamo, en el delta del río Orinoco, al igual que los pueblos yucpas, barí, añu y wayuu en la Sierra de Perijá, en Venezuela; sin sustraerse de aquellas que han protagonizado los indígenas en Chiapas, los mapuches de Chile y los cocaleros de Bolivia, entre otras no menos importantes; todas ellas enfrentadas a la voracidad genocida y etnocida de un modelo de desarrollo y de civilización que los ha excluido desde un primer momento.

En el caso peruano, la concesión de grandes extensiones de tierras para la explotación maderera, minera y petrolera sobre reservas naturales y territorios que pertenecen a los pueblos indígenas -violando lo dispuesto en el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas- conforma parte del vasto plan de explotación de los recursos naturales que alberga la Amazonía, algo iniciado en su momento por la dictadura militar que imperaba en Brasil, esgrimiendo una concepción desarrollista a ultranza, y que acecha Estados Unidos con codicia no disimulada al proclamar en sus textos escolares que la selva del amazonas estaría bajo su directo control y protección por un mandato de la ONU, todo lo cual pone en grave riesgo la existencia de este gran pulmón vegetal. En este último país, “existe una percepción sobre los pueblos indígenas como un factor de desestabilización y terrorismo”, de acuerdo al informe redactado por su Consejo Nacional de Inteligencia (Tendencias globales 2020. Cartografía del futuro global) en el cual se expone la llamada guerra de baja intensidad como fórmula para impedir las amenazas futuras a su hegemonía neocolonial, ahora con los TLC como avanzada en su ajedrez geopolítico continental. Como hace quinientos años, la lucha indígena continúa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las elecciones del 28 de junio: El abandono de las cuestiones fundacionales

Juan Carlos Cena (especial para ARGENPRESS.info)

“Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes
de la historia universal se producen como si dijéramos, dos veces.
Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y otra vez como farsa.
Carlos Marx
El dieciocho brumario de Luis Bonaparte
Londres de 1869.

Trasladando lo manifestado por Carlos Marx a nuestros tiempos, más precisamente al actual y en nuestro país, nosotros podríamos decir lo mismo que Marx le dice a Hegel, que se olvidó de agregar: lo grotesco, el sainete, la repetición del ridículo como manera política de actuar, o sea la tinelización de la política.

Ridículo que Maquiavelo le aconsejaba al Príncipe eludir. Todo esto, inimaginable para Hegel o Marx u otro intelectual de fuste del planeta tierra. Un gran manto de mediocridad cubre nuestro territorio político, no es tenido en cuenta porque esta raza es parte de ese cubrimiento, ni siquiera lo perciben.

Con sus excepciones, está claro, a algunos les cuelgan algunas ideas tibias. A otros, se les enredan las significaciones, confunden consignas por programas, o desdoros por certezas, además, sonríen…

Mientras, el pueblo argentino, estoicamente, con una paciencia impaciente mastica esta pastura mediocre, aguarda, como el hombre que esta solo y espera, al decir de Scalabrini Ortiz. Espera que alguien de la caterva política se le caiga una idea y esta rebote como una perla preciosa y agujeree ese manto incoloro, pero pesado, que envuelve a toda la ciudadanía: la mediocridad. Todos esperan hasta que se les acabe la paciencia y aparezca la impaciencia, y ya no estén más solos los solos, sino juntos.

Creo que es necesario antes de continuar con esta nota, mejor dicho, es imprescindible contrastar, y no con nuestras palabras, sino con otras, de como nos veían y valoraban desde otras latitudes en otros tiempos.

José Vasconcelos, en su libro La Raza Cósmica decía de nosotros los argentinos, después de recorrer nuestro país. “No cabe duda que el mayor foco contemporáneo de la cultura hispanoamericana se encuentra en Buenos Aires. Podría alegarse quizás, en contra, que la Argentina, por ser cosmopolita, no representa la cultura hispanoamericana, sino un reflejo más o menos activo de Europa; pero esto sería ignorar que aún el sentimiento nacionalista no es más vivo en la Argentina, o por lo menos más ilustrado, que cualquiera de las demás naciones del continente”…”La Universidad Argentina aventaja a las demás de América no sólo por el lujo de su construcción material (…) o por la libertad que les deja la enseñanza; también por la universalidad de la doctrina y la renovación de los métodos (…) Casi no hay profesor ilustre de universidad Española que no haya dado cursos en la Argentina (...) ”La Argentina tiene todavía por delante muchos problemas que resolver, como los tienen todos los demás pueblos; pero la Argentina tiene los problemas de un país civilizado, mientras que nosotros tenemos enfrente el problema primordial de civilizarnos. La Argentina es el primer éxito firme de la civilización española en el continente americano; loado sea ese éxito, y ojala que todos procuremos igualarlo y superarlo; pero hoy y quizá por mucho tiempo, la Argentina será el faro en la noche latinoamericana. De allá se vuelve con esperanza y con fuerza...”Si fuera posible concretar con pocas palabras los caracteres del pensamiento argentino, diría yo que en general es claro, amplio y generoso, con algo de la vastedad de la pampa y la frescura de los grandes ríos. Pensamiento constructor, no destructor, optimista y sereno, genuinamente idealista, pero con solidez, sinceridad y equilibrio. La Argentina es a la vez el país más fuerte y el más hermoso de América. Dios lo bendiga por siglos”.

Así terminaba su libro La Raza Cósmica José Vasconcelos en 1925.

¿Qué diría José Vasconcelos si presenciara el escenario actual? ¿Qué escribiría sobre la contaminación de los ríos, la deforestación de nuestros bosques, la contaminación de la pampa con el glifosato, del saqueo de nuestros minerales, de nuestras riquezas naturales, de nuestros recursos energéticos? ¿Qué diría del cierre de nuestras fábricas? ¿Qué diría del abandono de la preservación de nuestros recursos pesqueros, acuíferos, hielos continentales, de nuestro subsuelo, de nuestros metales? ¿Qué diría de la pobreza, de la mortalidad infantil? ¿Qué diría de los 1200 pueblos fantasmas causados por la ausencia del ferrocarril? ¿Qué diría de nuestras muertes en carreteras en permanente aumento? ¿Qué diría de nuestra Universidad? ¿Qué diría de la corrupción? ¿Qué diría de la deserción de los intelectuales, que migraron a las fundaciones con buenos salarios a cambio de abandonar el pensamiento que describía Vasconcelos?

José Vasconcelos, un mexicano de estirpe nacional. Mexicano hasta el tuétano se atreve a decir que Argentina es más adelantada que su México. Repito ¿Qué diría hoy? Me imagino. Primero preguntaría ¿Qué nos pasó? ¿Como le explicaríamos tanta mediocridad? ¿Cómo?

Habría que contarle que se ha instalado un manto de vulgaridad espantoso, y que ese marco ha cambiado todos los códigos éticos y morales. Que los políticos e intelectuales, dirigentes gremiales de todo tipo han abandonado la lucha por la defensa de los bienes naturales y la soberanía nacional; el amor a la libertad, la dignidad y el fervor por ser hombres libres.

La corrupción oradó las conductas, los comportamientos éticos, eliminó los altruismos y derrotó la solidaridad.

Al contrario, se cantan loas al hombre exitoso, al trepador, al que se encumbra escalando sobre la cabeza del otro o de los otros, todo un canto a la egolatría y al narcisismo.

De que hoy reina la insignificancia y no la sabiduría, que sólo se defienden intereses mezquinos y egoístas. Que en ese marco, la mediocridad de los políticos instaló políticas, diría, casi esotéricas, donde abundan y aburren las predicciones, los malos augurios, los horóscopos, calendarios chinos y de otro menester, donde se anuncian fines del mundo con grandes sufrimientos y desgarros, como si la sociedad no los padeciera. Esta es la centralidad de los discursos. Vehículo que instala el miedo, este es el primer paso, camino al terror.

Le contaríamos a Vasconcelos de estos desgarros actuales, que regresaron y se enseñorean como el Mal de Chagas, el Dengue, la Tuberculosis, el Paludismo, la Fiebre Amarilla, la pobreza sin mayores adjetivos. La desprotección y avasallamiento a las comunidades originarias es otra cuestión, donde le arrebatan tierras, bosques y aguadas.

Ni que hablar de la extranjerización de nuestra industria, situación que viene ocurriendo desde hace décadas. De pronto les brota a estos industriales un nacionalismo quejoso, acompañados, en esta comparsa, por políticos atacados de silencio, ocultando su verdadera naturaleza, en este caso, valga como ejemplo, el del holding Techint, cuya sede es el principado de Luxemburgo. Resulta que ahora Techint trasnacionalizada, Shell, Repsol, Petrobrás, DuPont, Dow, Dreyfus y Monsanto, entre otras, son bastiones de la nacionalidad argentina. Hoy han desembarcado por La Serenísima, chau productos lácteos nacionales, beberemos leche trasnacionalizada.

Del mismo modo ocurre con la extranjerización de nuestras tierras, esteros, lagunas, minería, y así, la farsas y los silencios de algunos candidatos, continúan. Ni que hablar de la complicidad de los robotizados candidatos K. Candidatos que no hablan de la cuestión federal, esta, está negada a través de sus propios discursos; violando en sus peroratas ese articulado constitucional. No mencionan el regreso de las enfermedades y el arrebato de las tierras a las antiguas comunidades, cuestiones que ocurren fuera del ejido donde la contienda electoral tiene sólo olor a puerto; lugar donde se da la gran batalla K, lugar elegido por K y no por la oposición. La estrategia y el eje discursivo fue impuesto por el propio Kirchner; aparece lo antagónico sorprendido, es decir, los opositores (aunque no parezca), desconcertados lo toman como apto, no hay contra iniciativa, ni estrategia, la imaginación está ausente, se acata sumisamente.

Nadie habla de la república, la patria, la soberanía, del orgullo de pertenecer y la de defender las riquezas de la Nación

Por otro lado, se puede percibir que hay un disminuido ofrecimiento de propuestas, que se refleja en el espejo de las vanidades, allí aparecen retratos deformados, balbuceantes y sólo lanzan un lenguaje cerril, plagados de oquedades y chabacanerías.

De la misma manera, el progresismo timorato y medroso se rindió sin resistencia alguna, cobardemente, se entregó a cambio de los sobrantes del gran banquete.

Los insultos, descalificaciones y agravios, de todo calibre, reemplazan a las ideas. Repito: ideas que no hay. Nadie esboza un plan para solucionar medianamente nada. Reina la cobardía política, reñida con la coherencia y la honestidad de los actos y palabras que debieran tener cada uno.

¡Ay patria mía! Dijo Manuel Belgrano, en su último suspiro, pobre y en soledad. Esta mediocridad gobernante, como un insulto de la más alta mezquindad adelantó la fecha de la conmemoración de su muerte. Perdón, querido Manuel. Nadie de esta degradada raza política dijo nada. Sí, Manuel, es así, nadie. Silencio sepulcral. El comercio está primero. Belgrano y nuestros próceres deben morir cada año cuando el mercado lo disponga. El mercado regulará vuestras muertes ya ocurridas.

Termino, no hay mucho más para decir sobre estas elecciones 2009, por eso apelo a Martin Luther King y repito con él: "Nuestra generación no se lamentará tanto de los crímenes de los malvados, como del estremecedor silencio de los cobardes".

- Juan Carlos Cena es miembro Fundador del Mo.Na.Re.FA – Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinas.
Autor de:
- El Guardapalabras, memoria de un ferroviario (agotado)
- El Cordobazo, una rebelión popular (agotado)
- El Ferrocidio (2da edición ampliada y corregida) 1º edición agotada
- Crónicas del Terraplén (cuentos)
- Ferroviarios – Sinfonía de acero y lucha


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

1910: El Estado y la lucha de las mujeres

Ester Kandel

El centenario

Ante la proximidad del centenario de la Revolución de Mayo, los socialistas pensaban que los trabajadores tendrían que hacer un estudio sobre su situación, así como en Europa M. Bertillon la realizó sobre las condiciones de vida de los obreros franceses, alemanes y británicos, y a la vez reiteraban su desconfianza al Departamento Nacional del Trabajo por considerarlo “una burocracia inepta, perezosa y superficial (La Vanguardia, 11 de junio de 1909).

Una ciudad desentonada

Mientras la clase gobernante se disponía a festejar, los trabajadores luchaban:

• contra carestía de la vida, pidiendo aumento salarial,

• por la cobertura por maternidad

• contra el trabajo infantil.

• El movimiento de mujeres organizaba el Primer Congreso Femenino Internacional y debatía sobre la emancipación de las mujeres.

Al cumplirse el Centenario, la ciudad de Buenos Aires se encontraba muy agitada por reclamos gremiales y un cuadro social de pobreza. El trabajo infantil era cerca del tercio de la fuerza laboral.

Acercándonos a los protagonistas de la época mediante fuentes que testimonian hechos y debates ocurridos hace casi un siglo, nos encontramos ante los intereses de los que detentan el poder, las propuestas y acciones de los afectados.

Ante el oprobioso sistema capitalista, los enfrentamientos de los trabajadores, tanto anarquistas como socialistas eran diarios. Estos últimos denunciaban la acción estatal. En La Vanguardia del 18 de agosto de 1910, la clase gobernante “en materia social.: “La política mezquina y menuda, de intrigas y contubernios, acapara su energía y tiempo. El mundo del trabajo no entra en sus preocupaciones y sólo en circunstancias dolorosas vuelven los ojos hacia las aspiraciones y necesidades de la gran masa que moldea el progreso de la nación (…) “larva, que no se desarrolla por culpa de la ineptitud o de la indiferencia del parlamento y el gobierno”.

La feroz represión de la semana roja no amedrentó a los trabajadores para que en mayo de 1910 llamen a luchar por sus reivindicaciones de salarios y mejores condiciones de trabajo, participando de la agitación gremial los carpinteros y anexos, ebanistas, torneros de madera, escultores en madera, aserradores y anexos, albañiles, galponistas y escaleristas, cortadores de calzado, aserradores, talabarteros, herreros, bronceros y anexos, pintores, loceros y sastres. Con estos últimos, tomaron parte numerosas mujeres, especialmente en los talleres Norte de Gath y Chaves.

El gobierno de Figueroa Alcorta sólo esbozó algunas promesas de modificación de la legislación laboral.

Con motivo de los festejos del centenario de la Revolución de Mayo, los anarquistas y varios gremios preparaban una huelga general con el propósito de derogar la ley de Residencia, la libertad de los presos por cuestiones sociales y la amnistía para los infractores a la ley de enrolamiento militar. La respuesta del gobierno fue el estado de sitio y una represión brutal. J. Oddone, dice: “La sanción de la ley de Defensa Social, la represión brutal que le siguió, las continuas persecuciones a los obreros, los arrestos, las deportaciones, las clausuras de diarios y periódicos y de locales obreros, produjeron general indignación en la clase trabajadora.”

El crimen del trabajo infantil.

Aunque era un grave problema social, el trabajo infantil se consideraba natural desde el inicio de la revolución industrial, motivo por el cual se exigía su prohibición en Europa desde 1848 . En nuestro país, fue parte de las reivindicaciones de los organizadores de la conmemoración del 1º de Mayo de 1890.

Se violaba la Ley 5291, con la complicidad policial, institución que tenía a cargo recibir las denuncias, y en cambio usaban argumentos mentirosos como el de que los niños, no iban a trabajar a las fábricas y talleres, sino que acompañaban a los adultos.

El control obrero implementado por los socialistas para exigir el cumplimiento de la Ley de Trabajo de mujeres y menores, (Ley 5291) en vigencia desde abril de 1908, registró a fines de 1910 más de cien violaciones. a diferencia de la inspección ad-honorem del Departamento Nacional de Trabajo que no detectaba ninguna. Desde La Vanguardia se consignaban, el nombre del taller y/o fábrica, el propietario, la dirección y la infracción pero las denuncias en su mayoría caían en saco roto pues el destinatario de las mismas era la policía, que bajo la dirección del coronel Falcón primero y luego por el coronel Dellepiane, incluidos los comisarios de las distintas seccionales, en general, las desestimaban , favoreciendo a los patrones.

Tal era la situación que el 8 de octubre La Vanguardia, publicaba la declaración de protesta, del Comité Socialista sosteniendo que el gobierno actual “condenó a muerte, esta ley”.

“Por más empeño, por más actividad y exigencias que haya desarrollado el comité obrero, nunca pudo conseguirse el imperio efectivo de la ley. Por una cruel ironía, los mismos encargados de aplicarla, han sido siempre los primeros en tolerar que se viole e incitar a los patrones a desconocerla. (…) Por eso el Comité cansado de gestionar su cumplimiento ha resuelto llevar a cabo una agitación pública, para protestar contra el jefe de policía, y contra los demás inspectores que escarnecen una ley benéfica, altamente humana.”

Acerca de la emancipación de las mujeres

En mayo de 1910, el Primer Congreso Femenino Internacional convocado por mujeres universitarias, promovió la discusión sobre la igualdad de derechos civiles y jurídicos entre hombres y mujeres y el cuestionamiento a la subordinación de la mujer casada que imponía el Código civil. También el acceso a la educación, a la ciencia, la protección de las obreras, abogándose por el derecho a la cobertura de la maternidad, la abolición de la trata de blancas

Entre las participantes se encontraban Julieta Lantieri Renshaw, Cecilia Grierson, Elvira y Ernestina López, Alicia Moreau, Petrona Eyle, Juana Begino, Paulina Luisa, Beén Sárraga, Fenia Chertkof, Corlina Muzilli, Elvira Rawson

Las actas publicadas en 1910 registraban estas reivindicaciones:

1. La mujer al contraer matrimonio no perderá los derechos que la ley acuerda a los seres mayores de edad (…)

2. La madre podrá ejercer sobre sus hijos la misma autoridad y tutela que el padre (administración de bienes, etc).

3. En todo caso será permitida la investigación de la paternidad.

4. El padre o la madre natural que ejerza la patria potestad tendrá la administración y el usufructo de los bienes de sus hijos (…)

5. La mujer casada podrá ejercer toda profesión lícita y la administración así como de los que ganara con su industria y profesión (…)

6. la mujer, sin necesidad de autorización del marido podrá girar sobre sus haberes, tener libreta de banco y ser socia de cooperativas y de socorros mutuos.

7. la mujer divorciada, en todos los casos podrá disponer del total de sus bienes.

El debate sobre la emancipación de las mujeres ya se había iniciado con la corriente anarquista en años anteriores pero con motivo de este evento, Carolina Muzzilli (1889-1917)” analizó este tema, como socialista, en las páginas de La Vanguardia del 26 y 27 de septiembre del mismo año, en un tono polémico: “se nota un florecimiento de sana discusión entre las mujeres.” Pero a renglón seguido problematizó algunas afirmaciones sobre la emancipación económica de la mujer: “ya que un grupo de feministas aseguran que para llegar a la emancipación de la mujer es necesario que ésta se emancipe económicamente por medio de un título académico, viene al caso hacer una pregunta: ¿Han pensado en la emancipación económica de la inmensa falange de mujeres proletarias? O es que sólo hacen feminismo for sport? Yo llamo feminismo de “diletantes” a aquel que sólo se preocupa de la emancipación de las mujeres intelectuales. Y como éstas ya tienen casi asegurada su independencia económica, sólo les resta pedir las mejoras inmediatas inherentes a su condición social, lo que no hacen siempre.”

Con una mirada desde la lucha de clases y con justa razón, afirmó: “Para llegar a la emancipación de la mujer, es necesario trabajar para arrancar de la fábrica malsana a la mujer madre y futura madre, es necesario elevar sus condiciones actuales por otras de trabajo más humano y cultivar su cerebro a fin de que vislumbre el porvenir del proletariado, permitiéndole esto, tomar parte en la lucha de clases. Entonces, sólo entonces, podremos decir que hemos delineado la lucha feminista”. Denuncia la superexplotación, con jornadas prolongadas en los talleres y fábricas que se continuaban con el trabajo doméstico.

Fenia Certkoff, dirigente del Centro Socialista Femenino, también participante del congreso femenino con una estrategia de transformación social, se ocupaba del cumplimiento de la Ley de trabajo de mujeres y menores, de la falta de cobertura por maternidad de la mujer obrera como un verdadero problema pues no estaba contemplado en la legislación vigente (Ley 5291). Desde LaVanguardia del 10 de septiembre de ese año, denuncia que “la madre , 8 días después del alumbramiento vuelve al trabajo y deja a su criatura durante más de 4 horas seguidas sin su alimento natural. Es una crueldad a la que se somete a la madre y a la criatura”. La propuesta inmediata se limita al cumplimiento de la ley para que “se establezca una pieza donde las obreras madres puedan amamantar a su hijos durante 15 minutos cada 2 horas”. También señala la contradicción entre las recomendaciones médicas de amamantar cada dos horas y el modo imperante que se cumplía, varias horas después.

El Estado del doble discurso

Cuando analizamos el complejo entramado de intereses, propuestas, debates y acciones y acontecimientos que enmarcaron la incorporación de la mujer a la industria y sus condiciones de trabajo, nos acercamos a la valoración contradictoria del trabajo de la mujer en esa época, cuando la maternidad y las tareas domésticas eran la misión principal y se la sometía a grados de explotación que comprometía su vida.

Asimismo las campañas contra el trabajo infantil son meras declamaciones y es por eso que parangonando la expresión actual El hambre es un crimen, que se refiere a la exclusión en la que se encuentran miles de niños/as, podríamos decir sobre el trabajo infantil de principios de siglo XX: El trabajo infantil es un crimen.

El Estado, en el sistema capitalista, con la sociedad dividida estructuralmente entre una clase apropiadora y explotadora, que ejercen el poder como señala A. Borón a través de una compleja cadena de mediaciones deposita en manos de los capitalistas el control de la economía, la política, la cultura y de prácticamente todos los sectores de la vida social. Y es precisamente esa posibilidad de instituir un orden a través de un complejo sistema de mediaciones lo que garantiza que el dominio de los capitalistas (con sus aliados y sus representantes políticos e ideológicos) pueda, bajo ciertas circunstancias, asumir un ropaje exterior ‘democrático’.

La intervención estatal era incipiente a principios del siglo pasado. La ley 5291 (1907) que regulaba las relaciones laborales de l trabajo de mujeres y menores, fue producto de una ardua disputa entre los intereses de los/as trabajadores/as y la patronal, aliada al gobierno. La obtención de plusvalía absoluta, encubierta bajo distintos argumentos, se oponía a la jornada de 8 horas, 6 horas para menores y descanso posparto para las mujeres. La inspección obrera, iniciada a partir de abril de 1908, fue la continuidad, en otro terreno, de la lucha iniciada en el ámbito parlamentario.

La participación de las mujeres en 1910 en los ámbitos laborales, políticos, académicos y eventos públicos, fue un hito en la lucha por el logro de la igualdad de oportunidades entre varones y mujeres.

A cien años de estos acontecimientos, nos encontramos con un Estado que no termina de aceptar, en los hechos, que las mujeres debemos decidir sobre nuestro propio cuerpo y garantizar tampoco la igualdad de oportunidades entre varones y mujeres en el ámbito laboral.

El debate sobre la verdadera emancipación de las mujeres sigue vigente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Nuevos propietarios para nuestros datos personales. Vigilancia preventiva en la sociedad del miedo


Raquel Schrott - Ezequiel Miodownik (BIODIVERSIDADLA)

"Vamos hacia arquitecturas cada vez más carcelarias y vamos hacia el modelo de la vigilancia preventiva. Te vigilo para que no hagas, te vigilo para que no te reúnas, te vigilo para que no hables con tu vecino, te vigilo para que no te movilices, para que te quedes en tu casa, yo te cuido. Vamos hacia arquitecturas cada vez más carcelarias y vamos hacia el modelo de la vigilancia preventiva. Te vigilo para que no hagas, te vigilo para que no te reúnas, te vigilo para que no hables con tu vecino, te vigilo para que no te movilices, para que te quedes en tu casa, yo te cuido...".

Recientemente, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inauguró el "Centro de Monitoreo Urbano", un emprendimiento que según nos explica el blog (1) del propio gobierno es el "más grande, importante y moderno del país". En esta instalación se montaron 20 puestos de control con 50 operadores que trabajarán 24 horas por día los 365 días del año, monitoreando la actividad de 170 cámaras iniciales que comienzan a transmitir sus imágenes al centro de monitoreo. El centro constituiría "un gran avance en la seguridad de los vecinos de la ciudad", que se sumará a emprendimientos similares desparramados por las capitales más populosas del mundo luego de haberse desatado la guerra global contra el terrorismo, la fiebre de la inseguridad y la cultura del miedo hacia "los otros".

La Agencia de Noticias Biodiversidadla conversó con Beatriz Busaniche, de la Fundación Vía Libre, para conocer cuánto de cierto hay en afirmar que estos sistemas ayudan a reducir los índices delictivos, y cuánto esconden las políticas que hoy tienden a modelar los comportamientos sociales y a almacenar gran cantidad de información sobre la vida de las personas.

- Hay un nuevo plan para aumentar la cantidad de cámaras de vigilancia en la ciudad de Buenos Aires, ¿qué análisis hacés al respecto?

Está muy instalado, no es un tema que pase sólo acá en Buenos Aires, de hecho está instalado a nivel internacional, la idea de instalar cámaras como medida preventiva del delito. Londres es la ciudad que tiene mayor porcentaje de cámaras por habitante. Una persona común y corriente que sale todos los días para ir a su trabajo, para hacer su vida normal, cotidiana, está siendo filmada en promedio unas 300 veces por día. Trescientas veces es el promedio, así que eso da la pauta de que pueden ser muchísimas más las veces según donde te muevas. Esa persona deja un rastro de hacia dónde va, con quién se ve, con quién se junta, cuáles son sus costumbres cotidianas, por lo menos 300 veces por día. Ese es el tipo de instalación que se planea hacer.

Acá en Buenos Aires se empezó hace unas dos o tres semanas. Mauricio Macri con la ex vicejefa (de gobierno) Gabriela Michetti, que participa de estas actividades como actos de campaña, presentó un nuevo centro de monitoreo y la instalación de 170 cámaras. El objetivo es llegar a 500 de aquí a fin de año. Esto es claramente su campaña en el tema seguridad.

Estas cámaras están instaladas en distintos lugares de la ciudad y lo que hacen es registrar los movimientos de la gente, observar todo el tiempo qué es lo que hace la gente. Ahora están instaladas prioritariamente en la zona del microcentro, y el análisis que uno hace de este tipo de políticas puede ser muy amplio. Da para escribir cantidades de análisis en relación a esto, pero hay dos o tres puntos que son importantes.

El primer punto es ver qué ha pasado a lo largo de lo años en las ciudades más vigiladas. Tokyo, Londres y Nueva York son las ciudades que tienen el récord de vigilancia callejera, lo mismo pasa en Barcelona. En general en las grandes ciudades se está tendiendo a esto. Un primer resultado que está documentado por universidades en Inglaterra es que la tasa de delito no ha bajado, sino que ha seguido aumentando normalmente. Digamos, hay un aumento regular de las tasas de delitos, por lo tanto hay una prueba concreta de que este tipo de políticas no revierten el aumento de las tasas de delito que se cometen, no tienen éxito, no cumplen el objetivo para el cual se las pretende o se dice que se instalan. Sin embargo las cámaras se siguen instalando, por lo tanto uno puede empezar a pensar que tienen otros fines, que no es necesariamente la prevención del delito.

Otra de las cosas que se ha estudiado en Inglaterra, que es bueno conocer, es que la mayoría de los casos ha servido más que nada para monitorear minorías, para fines diferentes de la prevención del delito. La vigilancia se centra más que nada en poblaciones que tienen alguna característica que las hace sospechosas. Por ejemplo, minorías raciales, minorías culturales, todo va en la línea de afianzar los prototipos de la imagen del delincuente, la imagen del sospechoso. En esto por supuesto los pobres, los cartoneros, los oscuros, son los primeros que caen dentro del patrón de "los sospechosos", reforzando la idea de "los negritos". Los pobres son foco de vigilancia. Está comprobado además en Inglaterra que son las poblaciones más detenidas sin causa, más vigiladas, y posteriormente detenidas sin ninguna causa más que el color de su piel, su pertenencia a una minoría, su pertenencia un grupo social o a un grupo político. Este tipo de medidas refuerzan ese tipo de tendencias en la sociedad.

- ¿Existe algún marco regulatorio para este plan?

Hay varios marcos regulatorios que se tocan con este tipo de medidas. De por sí las leyes que regulan la instalación de las cámaras dicen que debe estar definido el lugar donde están, deben estar señalizadas, no deben ser cámaras ocultas. Se debe saber dónde están, y si te fijás en la zona del microcentro vas a encontrar los carteles donde dice "aquí hay una cámara". Esto no se hace porque esté bueno poner los carteles, sino porque por ley deben estar señalizadas. ¿Qué pasa con mis datos personales? Hay un montón de datos personales sobre los cuales yo tengo derechos personalísimos, y uno de esos datos personalísimos es mi imagen. Si alguien me filma, yo tengo derecho a saber qué hacen con esa filmación y cuál es el destino de esos datos.

Ha pasado en una universidad de Inglaterra, por ejemplo, que se ha descubierto que en gran medida muchas mujeres han sido víctimas de filmaciones dirigidas a sus partes íntimas. Muchas de estas filmaciones han sido hechas con fines netamente de seguimiento sexual. Uno no sabe quiénes son las personas que están detrás de las cámaras y que están manejando esas cámaras, y se ha encontrado en Inglaterra que una de cada diez mujeres ha sido observada minuciosamente en sus pechos o en su trasero, usando las cámaras. Uno imagina que la gente que está haciendo este trabajo debe llegar un momento en que el "embole" debe ser tal que deben ponerse a jugar con las cámaras, de manera que uno no puede saber ni puede controlar. Se han registrado muchísimas tomas y muchísimas imágenes, muchísimos acercamientos a partes íntimas de mujeres, cosa que no tiene ningún sustento legal, judicial ni nada por el estilo.

Cada ciudadano, por el principio constitucional de Hábeas Data(2) y por la "ley de protección de datos", tiene derecho a saber qué se hace con sus datos, dónde van a parar esos datos, quién tiene esos datos y qué datos tiene. Por lo tanto uno debería saber quiénes manejan esas filmaciones, qué se hace con ellas, en qué manos caen. En muchos casos estos son servicios que se contratan a terceros. El Gobierno en muchos de estos casos está contratando a empresas que se dedican a la vigilancia, por lo tanto muchos de estos datos están en manos de empresas privadas que no sabemos qué hacen, y no solamente en el caso de las cámaras callejeras que está instalando el gobierno de Macri, también nos pasa cuando vamos a un edificio de estas torres de grandes empresas que nos sacan fotos, nos piden número de documento antes de dejarnos pasar. Cualquier persona que haya ido a cualquier empresa del microcentro ve cuáles son los sistemas de vigilancia.

- Hay una colaboración activa de los vecinos que ofrecen sus comercios para la instalación de cámaras. Existe una aceptación generalizada de la gente a este tipo de políticas de seguridad.

De hecho ayer estaba viendo un video que publicó el diario La Nación en su versión en línea donde entrevistaban a los vecinos, y la queja de los vecinos era que las cámaras estaban en el microcentro y que "no están llevando las cámaras a mi barrio", "quiero las cámaras en mi barrio" era la protesta, el reclamo de los vecinos. El problema es que está muy instalado, y de hecho, por este artículo (El Panóptico de Mauricio) recibí insultos diciendo cosas como "vos debés tener algo que esconder", "a vos porque nunca te pasó nada", cosas muy fuertes, muy insultantes(3).

La gente tiene miedo y ese miedo está construido, no sólo por la real existencia del delito, nadie va a negar que existen delitos, muy construido desde los medios de comunicación. Con un interés muy claro, que la gente no esté en la calle, que la gente no esté en el ámbito público, que la gente se resguarde en su casa y que la gente tenga miedo del otro, y si ese otro es un militante social, un piquetero, un activista, un negro, un cartonero, aún más miedo tiene que tenerle. El otro es el enemigo, esa es la construcción. "Si vos sos un ciudadano de bien, no tenés nada que ocultar", por lo tanto si te filmo es por tu "protección", esa es la lógica que impera, cuando en realidad está probado que la vigilancia no reduce el delito.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en gran medida el delito al que el ciudadano común, de a pie, vos, yo, cualquier vecino tiene miedo, es aquel delito que comete un chico que pasado de paco, no tiene ninguna oportunidad en su vida, sale a robar para conseguir más paco, y se hace un círculo vicioso del cual honestamente ninguna cámara lo va a sacar. No hay efecto disuasor frente a una realidad donde no hay ninguna oportunidad. Muchas de esas personas a las que se les tiene miedo, son personas que no conocen otra cosa, que no han tenido otra oportunidad en la vida. Que su único futuro es morir bajo una bala policial, caer "en cana", o tener la suerte de vivir hasta pasados los 20 años. Eso es una realidad social que la cámara no soluciona y no va a solucionar.

- ¿Crees que los que podrían llegar a resistir este avance en los métodos de vigilancia son justamente los movimientos sociales y activistas que salen a las calles?

Sí, exactamente. Lo que pasa es que es muy fuerte el poder de los medios. Los medios jamás van a decir el dineral que se está invirtiendo en estas medidas de vigilancia. Sí, la seguridad es un tema importante, pero también lo es el hecho de solucionar el problema de fondo, en lugar de gastar fortunas para vigilarnos a todos, cosa que no va a tener ningún resultado concreto porque las ciudades que ya lo han hecho han probado que no lo tiene.

- En este avance de los mecanismos de control social, ¿ves alguna relación con el uso masivo que la gente le da a las nuevas tecnologías entregando su privacidad e intimidad sin realizar un análisis crítico?

El problema es que estamos naturalizando cosas que son muy peligrosas. Un derecho, como lo es el derecho a la intimidad, es algo serio, pero el problema es que lo estamos perdiendo, porque un derecho que no se ejerce es un derecho que se pierde. La única forma de defender nuestros derechos es activamente. El derecho a la intimidad es un derecho que estamos perdiendo a una velocidad tremenda, básicamente porque la gente no lo aprecia, no lo valora. Se está instalando la moda de mostrarse.

Si toda una sociedad está pendiente, o un porcentaje muy alto de la sociedad, está pendiente de cosas como "Gran Hermano", como los reality shows, como esta cosa de mostrarse todo el tiempo, de que "si no estás en Facebook(4) no existís", realmente se está instalando como moda el mostrar todo. La gente no se da cuenta de que la banalización de la pérdida de un derecho es realmente peligrosa.

Te dicen "pero bueno, que te va a pasar", "no seas paranoica". Está bien, un poco de paranoia no está mal tener en estas cosas por lo menos. Pero fijate como queremos que nos vigilen, que nos vigilen para sentirnos "seguros", y después no somos paranoicos frente a los vigilantes, a poner en internet toda nuestra información íntima sin tener idea de qué es lo que puede estar pasando del otro lado, o quién tiene el acceso a eso. El tema es que se ponen de moda cosas como Facebook, como Twitter(5), y nadie lo analiza críticamente. Hay muy poco análisis crítico de esto. Hay un uso muy irresponsable de las tecnologías y no hay un debate claro sobre esto. La gente en general no sabe lo peligroso que es poner su intimidad en Facebook.

También tenemos que ver que tenemos una sociedad profundamente desmovilizada, que no tiene un espacio público de debate, no hay, no existe un espacio público de debate de estas cuestiones. El mundo académico, que sería un mundo desde el cual uno esperaría debates profundos de estas cosas, no está presente, está muy rezagado en estas discusiones. Y los medios por supuesto, los medios son empresas. Uno no puede esperar de los medios un debate profundo sobre estas cuestiones porque no les interesa, y porque además son parte de los que están detrás de esto, así como el negocio de las campañas políticas con esto y el negocio de cualquier empresa que está haciendo esto. Lo que tenemos que hacer es darnos un espacio de discusión de estas cuestiones de manera urgente, porque avanzan a velocidad. Hoy se pone de moda algo y en un mes ya tiene 20 millones de usuarios en el mundo. Las velocidades con la que operan este tipo de cosas es impresionante, pero bueno, es dar un debate serio y aprender a usar las tecnologías.

- ¿Crees que la ciudad avanza hacia el desarrollo de una arquitectura carcelaria?

Totalmente, de hecho, si uno ha leído "1984" de Orwel(6), tampoco quiero crear pánico, pero es importante ver cómo se construyen estas cosas. Un esquema totalitario como el de Orwel no se construye de un día para el otro, se construye en años, y estos son pequeños pasos que da una sociedad hacia esto. Obviamente no estoy diciendo que vayamos a llegar a eso. Una sociedad que está estrictamente controlada, es una sociedad donde los márgenes de libertad de un ciudadano van cada vez más acotados. Todo el mundo tiene vida privada y no quiere que ciertas cosas se sepan por más que esas cosas no sean un delito. Todo el mundo tiene algo que no quiere que se sepa. No conozco a nadie que sea capaz de decir, "sí, puedo mostrar todo lo que pasa en mi vida, todo lo que siento, todo", porque eso no sería lógico.

Pero sí, vamos hacia arquitecturas cada vez más carcelarias y vamos hacia el modelo de la vigilancia preventiva. Te vigilo para que no hagas, te vigilo para que no te reúnas, te vigilo para que no hables con tu vecino, te vigilo para que no te movilices, para que te quedes en tu casa, yo te cuido. Es una sociedad que yo no quiero.

Foto: Argentina, Ciudad de Buenos Aires – Control de monitoreo urbano del Gobierno de la Ciudad.

Notas:
1) http://www.aireyluz.com/
2) Cuando entidades públicas o privadas poseen datos (en archivos o cualquier otro medio técnico) destinados a proveer informes, que supongan una discriminación hacia alguna persona, podemos exigir la supresión, rectificación, confidencialidad o actualización de esa información. Todos tenemos el derecho a tomar conocimiento de los datos referidos a nuestra persona y a saber cuál es la finalidad de los mismos. La protección integral de los datos que poseen los registros o bancos de datos está prevista en el art. 43 de la Constitución Nacional. Sin embargo, es la ley 25.326 (Protección de datos personales) del año 2000 la que nos proporciona más información respecto a la posibilidad de cuidar nuestros datos personales. El objetivo principal es garantizar el derecho al honor y a la intimidad de las personas, como también el acceso a la información que de las personas se registren. (Consulta a Abogada UBA, Tomo 81 Folio CPACF)
3) El artículo escrito por Beatriz Busaniche "El panóptico de Mauricio", publicado por el portal Canal-Ar el 4 de junio de 2009, se puede leer completo aquí.
4) "Creamos Facebook con el objetivo de facilitar que compartas información con tus amigos y la gente que te rodea. Cuando te registras en Facebook, nos proporcionas cierta información personal como tu nombre, dirección de correo electrónico, número de teléfono, dirección postal, sexo, colegios a los que has ido, así como otros datos personales o relacionados con tus preferencias. Cuando entras en Facebook guardamos el tipo de navegador que usas y tu dirección IP." (http://www.facebook.com/)
5) Twitter es un servicio para "los amigos, la familia y los compañeros de trabajo para comunicarse y estar conectados a través del intercambio de la respuesta rápida a una pregunta sencilla: ¿Qué estás haciendo?". (http://twitter.com/)
6) "Lo más característico de la vida moderna no era su crueldad ni su inseguridad, sino sencillamente su vaciedad, su absoluta falta de contenido." 1984, novela de George Orwell. (http://es.wikiquote.org/wiki/1984)


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Gris arco iris de sueños


Alfredo Grande (APE)

"los derechos no se tienen: se ejercen o no se ejercen"
(aforismo implicado)
Las ilusiones perdidas han sido una obsesión para la artista Ana Perrotta desde hace ocho años, cuando Argentina despertó del espejismo de la prosperidad para encontrarse con la pesadilla de la inseguridad económica, la pauperización y el desamparo. En agosto de 2002, Perrotta se topó con un boletín sindical docente, en el que una maestra relataba una experiencia reciente con sus alumnos de tercer grado, en una escuela de la Villa 21 de Barracas: les había pedido que contaran y dibujaran sus sueños y deseos y los prendieran de la bandera nacional, en vísperas del 20 de junio. Los chicos pidieron "una fábrica para que mi papá pueda trabajar"; "un hospital con médicos y remedios para que me curen cuando estoy enfermo"; "una flor grandota enfrente de mi casa, porque enfrente está el riachuelo y me gusta más el olor a flor". Un niño pidió, sin más, "comida", y otro "una torta para mi cumpleaños, porque este año no me lo pudieron festejar". El sueño de la comida fue el que más estremeció a Perrotta, y el de la torta con velitas el que más la conmovió: "Para un pibe, una torta es un símbolo de la infancia, de la ilusión de ser niño", dice la artista. Poco tiempo después de ver el material de la Villa 21, la artista encontró una nota en Clarín que la convenció de la urgencia de trabajar, desde su lenguaje, en los sueños de esos chicos. En abril de 2003 salió un artículo en el que se relataba cómo los niños de un country anónimo pedían que bajara el dólar "así podemos volver a Disneyworld". "Ese contraste me dolió mucho", cuenta Perrotta. "Di muchas vueltas hasta crear esta serie; las dos publicaciones tienen ya sus años, pero no dejan de tener vigencia en un país como éste". Así que con materiales de desecho, juguetes diminutos, retazos y soportes de madera, Perrotta construyó lo que la investigadora Ana Longoni, en el texto curatorial de la muestra, llama "un embalaje provisorio". Provisorio, hasta tanto esos sueños se cumplan. (Diario Clarín 01/06/09)

Hace muchos años, hace varias décadas, Freud enseñaba que los sueños eran la realización alucinatoria de un deseo infantil reprimido. Y que los niños muchas veces soñaban aquello que en la vigilia no habían podido satisfacer. Recuerdo el ejemplo del sueño de las cerezas. Para la época victoriana, aunque no solamente, el paradigma de los sueños tenían que ver con fantasías sexuales reprimidas. Soñar a la noche aquello que durante el día se sustrajo a la satisfacción. El deseo se une a la fantasía sexual en la clandestinidad nocturna, y se obtiene una parte del placer que la cultura represora administra en incómodas cuotas mensuales. En ciertas circunstancias, ese placer nocturno, visibilizado en las imágenes oníricas, es anticipatorio del placer diurno, en el encuentro con un iluminado objeto de deseo. Encuentro que tiene la dramática de la falta, pero que no se estanca en la tragedia de la carencia. Falta remite a una insatisfacción inmanente a la incompletad deseante del sujeto. Puedo concederla, más allá de experiencias y frustraciones personales. La carencia es de un orden lógico completamente diferente. La carencia hace un per saltum al deseo, y se choca con la necesidad. El apremio vital no satisfecho que es capturado por el cinismo de las estadísticas como NBI. Freud no lo podría haber sospechado cuando trabajaba en la orgullosa Austria del archiduque. Comenzó a sospecharlo después de la primera guerra y terminó de confirmarlo con la irresistible ascensión del tercer reich. Lo traumático, el desgarro, la devastación, también eran organizadores de la subjetividad. Y en su necesidad de teorizar, porque pensar es una forma de existir un poco, denominó a ese organizador "pulsión de muerte". A ver, Grande: no se me haga el psicoanalista. Lo que pasa, es que no me hago: lo soy. Pero de una forma que entiendo ayuda a que lo social y lo subjetivo vuelvan a tener el tránsito que alguna vez se extravió, con la meritoria ayuda de genocidas y privatizadores, tanto los fundamentalistas como los conversos. Ese tránsito que Vicente Zito Lema me pidió que recuperara en los ahora lejanos y añorados tiempos de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. "El lugar del sujeto en el campo de la izquierda". Hablar de sueños es hablar de subjetividad. Y el corazón deseante tiene razones que la cultura represora no entiende. Pero la lucha de clases se verifica también en ese campo de los sueños. La clase de los que sueñan sus deseos (la falta) y la clase de los que sueñan sus necesidades (la carencia). Si detrás de cada necesidad hay un derecho, como dijera Evita, también es cierto que delante de cada derecho hay un deseo. El tránsito entre necesidad, deseo y derecho es el garante subjetivo, político y jurídico para que los privilegiados sean solamente los niños. Podrán ser entonces adultos guardianes para que nadie pueda aspirar a ningún otro privilegio, ni ebrio, ni dormido, y mucho menos jubilado. Pero la necesidad, siempre básica, cuando está insatisfecha, disloca el tránsito mencionado. No se organiza el deseo, no se puede ejercer el derecho. Se sueña con fábricas, un hospital, un enorme desodorante con pétalos a una zona donde el lysoform no llega, comida, una torta de cumpleaños... La carencia no tiene cara, pero si la tuviera, seguro no sería la de un hereje. Hay una lealtad a nuestra naturaleza cultural: la vida debe ser defendida. La vida debe ser defendida para que esté siempre sobre la vida (biológica) y no sea mera subsistencia (por debajo de la existencia). Y si no puede ser defendida en vigilia, en la diaria jornada de la flexibilidad laboral que no es otra cosa que el retorno de la rígida esclavitud, como nos muestran las imágenes desgarradoras de los niños ladrilleros de Córdoba, "la docta", será defendida en los sueños de la noche. Aunque el músculo duerma, la mente no descansa. Porque ahora sí, aplacada la necesidad por el descanso forzoso (para el esclavo también el dormir es un trabajo forzado) se abren paso, con dificultad y timidez, algunos deseos. Deseos sobrevivientes de la penuria del padecimiento cotidiano. Quizá todo sobreviviente, del cual la cultura represora se ha empeñado en remarcar su culpa, sea en el nivel fundante alguien que ha logrado que sus deseos sobrevivan. Sobrevivan a la máquina de triturar que hace del desaparecido/secuestrado/torturado, apenas un "síndrome de Estocolmo" o una evidencia irrefutable de la "culpa del sobreviviente". Esos deseos, quizá demasiado cercano a las necesidades, de todas maneras se abren paso. Deseos que necesitan ser soñados, sueños que necesitan ser contados, cuentos que necesitan ser escuchados, relatos que necesitan ser escritos. Para que alguna forma de arco iris sea posible. Sin embargo, será otra forma de arco iris. "La era está pariendo un corazón, no puede más, se muere de dolor, y hay que acudir corriendo pues se cae el porvenir", la escucho a Soledad Bravo. -¿Qué le pasa Grande? -Por no perder la ternura jamás, me parece que me estoy ablandando demasiado. -Vamos, Grande. Cuénteme de ese arco iris. -Cierto, el arco iris. Me parece que sueñas con un arco iris diferente. Lo veo como un gris arco iris de sueños. ¿Y para que sea un arco iris de colores cómo hacemos? Soñar con ellos, naturalmente, soñar con ellos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El "hecho Grassi"

Eduardo de la Serna

Lo que podríamos calificar como "el hecho Grassi" en lo personal me suscitó desde el principio muchas preguntas... En general las hice públicas.

Pero a medida que pasa el tiempo, me surgen nuevas... Quisiera compartirlas por si sirven:

1. Una amiga, muy amiga, de una fidelidad impresionante y amor por los pibes a toda prueba, que es para mí la referencia principal en estos temas y jueza que antes se llamaba de "Menores" antes de la lamentable reforma de la ley, ella me decía estas cosas que comparto:

El dolor de los niños y jóvenes abusados clama al cielo.

Es frecuente que la propia madre no crea a su hija abusada por su padre, o el concubino de la madre, un tío, un abuelo…Es frecuente que la dirección o la inspección escolar no crea a un niño que ha sido abusado por el profesor de tal o cual materia…Es frecuente que cualquier niño o niña que ha sufrido la herida absoluta del abuso sexual infantil intra o extra familia, no tenga crédito ante los adultos encargados de su crianza y educación.

Como tampoco lo tuvieron los jóvenes abusados por curas dentro de la Iglesia Católica. Suele escucharse la pregunta en ámbitos eclesiales: pero… ¿será cierto que es un abusador? ¿no lo habrá imaginado este chico?

¿Tanto cuesta creerles a los chicos? Si el reino de la mentira no les pertenece. Se los transmitimos nosotros los adultos, con las fábulas, los cuentos, las “mentiritas piadosas”…Un niño abusado nunca miente, aunque mienta para sobrevivir, para seguir viviendo con esa herida psíquica que no sana… Sin duda, esta paradoja es de imposible comprensión para los que usan faldas negras y bonetes rojos, y se apoltronan esperando que algún infeliz les bese el anillo. Si alguna vez se preocuparon por un cura abusador es para que no se sepa y por el escándalo. Ante lo único que se postran es ante el poder y el temor al escándalo…Señores de la mentira y la fabulación, han perdido la oportunidad de creer al niño.

Para los que hemos transitado desde la Justicia el camino de verdad para cientos de niñas abusadas y hemos convocado a los criminales a estar en juicio justo, y creemos en la “justicia final”, sabemos que la única posibilidad de reparación para un niño abusado es la Justicia. Somos testigos del dolor y podemos dar testimonio. Acompañamos y permitimos que afloren las palabras de las víctimas.

El abusador y el violador de sueños infantiles nunca podrán caminar por la misma calle que nuestros chicos. De nosotros depende, de la Justicia y de ustedes consagrados y laicos para que nunca más encubran, tapen, toleren, disfracen, silencien, disimulen y se conformen con el dolor que provoca el abuso sexual infantil. [MG]

2. Conozco mucho a M. Ahora adolescente. Abusada y golpeada de niña. Y veo y experimento semanalmente las heridas absurdas que le provocó la violencia, y muy particularmente las heridas psíquicas y del corazón que no sé si alguna vez podrá sanar, y con las que carga mientras nada hace indicar que haya nadie sancionado o condenado por eso. Y sé que en esos casos la madre biológica suele defender antes al "macho proveedor" que a la víctima inocente. En toda mi vida de cura sólo una vez fui testigo de una madre que le creyó a la hija; muchas otras veces escuché: "¿por qué mamá no me cree?".

3. Conozco también a C. amiga muy querida. Tratada de loca y provocadora por haber sido abusada por un familiar cuando niña, y además, presionada al silencio porque "esas cosas no pueden ocurrir en nuestra familia". Pareciera que esas cosas sólo se dan en el mundo de los pobres, para las mentes preclaras del racismo. Y recuerdo que este año lectivo 2008-09 en la clase de una de las más prestigiosas teólogas feministas en la más prestigiosa universidad del mundo, Harvard, charlando el día de la violencia contra la mujer sobre este tema, resultó que (¡en Harvard!) el ¡40%! había sido testiga o víctima de violencia de género.

4. Reconozco que hubo muchas actitudes de Grassi que me molestaron, más allá de lo jurídico y su "ajustarse a derecho"; pero las dos más graves fueron que viviera enfrente de la fundación, lo que me resultó sumamente violento, casi patoteril, y la negativa a someterse a pericia. Realmente ambas me dieron muy, pero muy feo olor.

5. Comparando las actitudes de HP, JM y otros curas abusadores: las actitudes altaneras, las negaciones, la actitud victimal y demás, me resultaron tan semejantes a las de Grassi que me resultó más sospechoso aún.

6. La lamentable intervención de Raúl Portal diciendo "ganamos 2 a 1" me resultó gravísima. Ese "uno" es indicio de "un" abuso, fue condenado por "un" abuso (aunque sospechemos que no es el único). Y eso parece no importarle al ex defensor del Proceso militar, lo importante es que "ganamos" (sic).

7. Obviamente no puedo decir demasiado, y en especial, de lo jurídico. Pero hay un tema que me resulta el principal y el más grave:

Hay un grupo de chicos de la Fundación "Felices los niños" que denuncian haber sido abusados. Supongo que las pericias médicas y psiquiátricas darán crédito a este hecho aberrante. Y ante ese hecho, ¿qué hace el "tutor", al que nos muestran cómo tantos niños le dicen "papá"? ¿qué hace? ¡¡¡Se defiende!!! ¿No salta como león exigiendo que se encuentre al/los responsable/s de ese crimen contra "sus chicos"?, ¿no mueve todas sus muchas influencias para que se lo/s encuentre y castigue? Porque acá lo principal no es Grassi, es que hay pibes abusados, y hay que encontrar a los culpables de este crimen aberrante. ¿Qué hizo el "papá" para que se encuentren los culpables? Nada que yo sepa. Sólo defenderse. ¿No le importan los chicos? ¿Se dirá que es posible que Clarín esté en su contra? Es posible. Que es un medio poderoso. Es evidente (y lo vemos cotidianamente). Pero ¿fue Clarín el abusador, ¿quién fue? Porque si no fue Grassi -como él dice- alguien lo fue, y debe aparecer el culpable. Que Grassi no esté como loco exigiendo que aparezcan los culpables de los abusos contra sus "hijos" es un indicio o síntoma aparente de algo. ¡De que lo encontró!

Y resulta que la justicia dice que sí fue Grassi. Y acá empieza la otra historia, la historia de un tribunal que parece "Poncio Pilato": lo encontramos culpable pero no tanto (2 a 1), le damos sentencia pero no se cumple hasta que otro tribunal la dicte, el peligro es "procesal" no que vuelva a abusar... No sé derecho, no es mi área. Pero el contacto con el dolor no me deja tranquilo frente a la tranquilidad con que el zorro se mueve en el gallinero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El "hecho Grassi" (2)

Ante el fallo que encuentra culpable al pbro. J. C. Grassi por pederastia y pedofilia, pero que a su vez le concede libertad e incluso la posibilidad de ir, con alguien por él elegido, a la Fundación "Felices los niños" queremos señalar:

1. Nuestra mirada pretende ser -como lo hemos dicho muchas veces- desde las "víctimas", que son, en este caso, evidentemente, los menores abusados;

2. Creemos que la fuerza de los curas no puede ni debe estar dada por su cercanía al poder sino por la credibilidad, y -por lo tanto- no entendemos la negativa a someterse a pericias, ni su presencia coercitiva en la Fundación;

3. Nos parece que "el peligro" principal no es el procesal (esto es, que Grassi comparezca o no a los llamados de la Justicia), sino la posibilidad de que reincida en aquello por lo que se lo ha condenado en primera instancia. Eso sería gravísimo y responsabilidad directa de quienes le conceden la libertad;

4. Lamentamos el silencio de las cúpulas eclesiásticas ante este caso, y otros como el de von Wernick. Vemos que otros episcopados como el Colombiano han hecha pública su voz en casos semejantes y no entendemos este silencio que tiene la apariencia de "callar" y "otorgar".

Desde nuestro lugar de curas, religiosos, religiosas y laicos/as hacemos llegar nuestro saludo solidario a los menores víctimas y a otros que eventualmente existieran, y como miembros de la comunidad eclesial les pedimos perdón por la violencia que surgió contra ellos desde nuestra "casa".

Curas y religiosos:

1. Pbro. Victor Acha (Córdoba)
2. R.P. Pablo Agüero - fraternidad misionera - Quilmes
3. Pbro. Julio Aguirre (Córdoba)
4. Pbro. Jose Alessio (Córdoba)
5. Pbro. José Nicolas Alessio (Córdoba)
6. R.P. Joan Arbona, misionero de los sagrados corazones (Buenos Aires)
7. Pbro. Miguel Berrotarán (Córdoba)
8. Pbro. Ignacio Blanco (Quilmes)
9. Pbro. Domingo Bresci (Buenos Aires)
10. Pbro. Damián Burghardt (Quilmes)
11. Pbro. José Luis Calcagno (Quilmes)
12. Pbro. Rubén Capitanio (Neuquén)
13. Diac. Ricardo L. Carrizo (Quilmes)
14. Pbro. Marcelo Ciaramella (Quilmes)
15. Pbro. Juan Carlos Di Sanzo (Chascomús)
16. R.P. Daniel Eduardo Echeverría - misionero de los sagrados corazones
17. Pbro. Marcelo Eyheramendy (Quilmes)
18. R.P. Antonio Farfán - palotino - Córdoba
19. Pbro. Alberto Garione (Córdoba)
20. Pbro. Fermin Gauna (Quilmes)
21. R.P. Félix Gibbs - fraternidad misionera - Quilmes
22. Pbro. Gustavo Gleria (Córdoba)
23. Pbro. Jorge C. González (Quilmes)
24. Pbro. Raúl González (Córdoba)
25. Pbro. Juan José Gravet (Rosario)
26. Pbro. Carlos Guerrera (Quilmes)
27. Pbro. Miguel Hrymacz (Quilmes)
28. Pbro. Jorge E. Marenco (San Isidro)
29. Pbro. Guillermo Mariani (Córdoba)
30. R.P. José María Meissegeier - jesuita (Buenos Aires)
31. Pbro.Ricardo Modarelli (San Nicolás)
32. R.P. Carlos Morena – salesiano
33. Pbro. Roberto Murall (Santiago del Estero)
34. Pbro. Ernesto Narcisi (Añatuya)
35. Pbro. Francisco Ernesto Nazar (Formosa)
36. Pbro. Francisco Olveira (Avellaneda)
37. Pbro. Juan Carlos Ortiz (Córdoba)
38. Pbro. Carlos Ponce de León (Córdoba)
39. R.P. Germán Pravia - fraternidad misionera - Quilmes
40. Pbro. Roberto Queirolo (La Rioja)
41. Pbro. Vicente Reale (Mendoza)
42. R.P. Pere Riera, misionero de los sagrados corazones (San Justo)
43. Hno. Santiago Rodríguez Mancini – hnos. de las Escuelas Cristianas (Córdoba)
44. R.P. Juan José Romero – palotino
45. Pbro. Marcelo Sarrail (Córdoba)
46. Pbro. Eduardo de la Serna (Quilmes)
47. Pbro. Rodolfo Taboada (San Isidro)
48. Pbro. Carlos Manuel Vazquez (Quilmes)
49. Pbro. Adrian Vitali (Córdoba)

y acompañan y adhieren hermanas y hermanos laicos:

1. Carmen Beratriz Adaro, docente, dioc. Quilmes
2. Gladys Alcaraz, trabajadora social, dioc. Quilmes
3. Viviana Avendaño, docente, dioc. San Miguel
4. Gustavo Balbi, diseñador gráfico, dioc. San Isidro
5. Laura A. Barbero, psicóloga, dioc. San Isidro
6. Martha Susana Berdaguer, docente y escultora, dioc. Merlo-Moreno
7. Eduardo Bogliano, trabajador social, dioc. Moreno
8. Oscar Héctor Botazzi, psicólogo, dioc. Rafaela
9. Rodolfo Luis Brardinelli, docente, dioc. Quilmes
10. Andrea Laura Brunetti, Analista de sistemas, dioc. San Isidro
11. Angel Atilio Bruno, abogado, dioc. Buenos Aires
12. Cecilia Canevari, docente, dioc. Santiago del Estero
13. Gabriela Castori, periodista, dioc.Quilmes
14. Inés María Correa, trabajadora social, dioc. Buenos Aires
15. Belén Cosentino, estudiante, dioc.San Isidro
16. Margarita P. Cuenca, ama de casa, dioc. Quilmes
17. José Luis D’Amico, teólogo, dioc. Buenos Aires
18. Luciano Ricardo Di Nicola - Grupo Past. Aborigen Qanaytaq - dioc. San Isidro
19. Nélida Beatriz Etcheverri, docente, dioc. Quilmes
20. Hugo Finola, docente – Chile
21. Fernando M. Forlizzi, trabajador social, dioc. San Miguel
22. Raúl F. Franco, docente y comerciante, dioc. Rosario
23. Susana Beatriz Galíndez
24. María Cristina van Gelderen, catequista, dioc. San Isidro
25. Pablo Guillermo Ibarra, docente y escultor, dioc. Merlo-Moreno
26. Alicia Raquel Iglesias, docente, dioc. Merlo-Moreno
27. Yolanda Jazmin, estudiante, dioc. Quilmes
28. Ana María Longuet, catequista, dioc. San Isidro
29. María Laura Méndez, microemprendimientos, dioc. Rosario
30. Guillermo Murillo, docente, dioc. Quilmes
31. Elvira M. Oquendo, docente, dioc. San Isidro
32. Gladys del Carmen Orellana, catequista, dioc. Avellaneda
33. María Belén Otermín, estudiante, dioc. Quilmes
34. Rocío Oyuela, estudiante, dioc. San Isidro
35. Ferruccio Pastrovichio, docente, dioc. Quilmes
36. Luisa Ripa, docente, dioc. Quilmes
37. Edgardo Norberto Rodríguez, economista, dioc. Quilmes
38. Gerardo Daniel Rodríguez, arquitecto, dioc. Lomas de Zamora
39. Luis Martín Rodríguez, estudiante, dioc. Quilmes
40. Mariana Teresa Rodríguez, estudiante, dioc. Quilmes
41. Gloria Sacco, trabajadora social, dioc. Quilmes
42. Marcelo Sain, docente, dioc. San Isidro
43. Mercedes de la Serna, ama de casa, dioc. San Isidro
44. Sandra Simon, docente, dioc. Merlo-Moreno
45. Elena Soler, trabajadora Social, dioc. Merlo-Moreno
46. Carlos Alberto Suárez
47. Adrián Trezza
48. Alicia Carmen Via, jubilada, dioc. Morón
49. Juan Viera
50. Adrián Zarrilli, docente, dioc. La Plata

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Dónde está Jorge Julio López


Juan Carlos Cena - Elena Luz González Bazán (especial para ARGENPRESS.info)

Este 18 de junio se cumplieron 33 meses de la desaparición de JORGE JULIO LÓPEZ, para muchos es ya un hombre olvidado, sobre todo para la raza de políticos que inunda este panorama de cara al 28 de junio.

No hubo, por parte de ninguno, una sola mención del testigo JORGE JULIO LÓPEZ.

En medio del panorama mediocre, de las fantochadas televisivas electoralistas, la causa a pasado al juez Blanco, el mismo que refrendó las candidaturas testimóniales en la provincia de Buenos Aires.

El juez Corazza fue apartado y la causa está paralizada.

Si bien en mayo la Cámara ordenó que el caso siga su curso y se desarrolle hasta encontrar las causas de la desaparición de López, esta causa está parada.

Por su lado, un fiscal y las partes querellantes (Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y Liga Argentina por los Derechos del Hombre) estuvieron en contra de la resolución del 14 de mayo último que rechazó los recursos de queja contra el fallo que dejó en manos de Blanco y en alguna de sus secretarías la instrucción de la causa.

La Cámara ordenaba en ese momento, cuando le dejó la causa al juez Blanco: ¨que el caso debe ser desarrollado en forma continua y sin dilación ninguna la tarea investigativa tendiente a descubrir la verdad real respecto de las circunstancias del tiempo, modo y lugar, y eventuales partícipes criminales en la desaparición".

Ya los querellantes habían denunciado la parálisis de la causa y solicitaron que el expediente pase a la Secretaría Especial del Juzgado Federal Nº 3, dedicada a atender las cuestiones vinculadas a los delitos de lesa humanidad.

En una entrevista telefónica, a fines de mayo, con la abogada Guadalupe Godoy, en el programa de Nelson Castro, se le preguntó sobre la situación del proceso de búsqueda de Jorge Julio López, allí la doctora Godoy explicó que la causa estaba parada, que no había avances y que si no fuera por quienes siguen levantando las banderas por la Aparición de López, hoy sería un ser totalmente relegado.

En otro momento, en una comunicación con FM Cielo, el abogado Aníbal Nivuk indicó que "la causa está freezada. Desde que apartaron al juez Arnaldo Corazza y se desarmó esta Secretaría que venía realizando un gran trabajo de investigación, la causa no avanzó nunca más".

"En momentos en que la Secretaría Especial estaba trabajando en la causa, se estaba avanzando”, por lo que “creemos positivo que la causa vuelva a Secretaría Especial para poder impulsarla”, indicó el letrado.

No hay casualidades, sino causalidades, es una vocal colocada en distinto orden, pero cuyo significado es diametralmente opuesto.

Luego de 33 meses de la desaparición de JORGE JULIO LÓPEZ, del silencio de la denominada clase política, casi sin exclusión, sólo podemos decir que es otro momento de gran dolor en un país donde los principios, la ética, la moral, los valores y por sobre todas las cosas: EL CORAJE no son fundamentales.

Regresar a los principios fundacionales de nuestra patria y seguir bregando por su aparición con vida, aunque algunos o muchos sostengan que es una utopía, es un mandato ético de esa luz que nos sigue proyectando, la de JORGE JULIO LÓPEZ. Por ello siempre, nuestro compromiso es no bajar los brazos.

Producción periodística: Haydeé Dessal y fuentes propias.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: “La igualdad en los medios es una pelea constante”

Sonia Santoro (ARTEMISA)

Paloma García es periodista, fotografa, y subdirectora de Contenidos Periodísticos de Canal 7. En esta entrevista desmenuza cómo es tratar problemáticas de género en el canal estatal, las políticas inexistentes para favorecer la presencia femenina en las noticias y también el trabajo de periodistas mujeres en sus programas.

Esta entrevista fue realizada para el corto documental "La mujer mediatizada. Presencia Femenina en los medios argentinos", que se puede ver en el siguiente link: http://www.artemisanoticias.com.ar/site/mujer_mediatizada.asp.

-¿Cuántas mujeres y cuantos varones trabajan en el noticiero?

En el noticiero de canal siete, en el plantel de noticias, la gente que trabaja en noticias somos 131 y hay un 33 por ciento de mujeres.

-¿En qué puestos?

Mayoritariamente como productoras, como locutoras, redactoras, archivistas, en administración menos.

- ¿Por qué crees que hay menos mujeres que varones trabajando en los medios, si el plantel de personas que egresan de las licenciaturas de comunicación como la de la Universidad de Buenos Aires es mayoritariamente femenino?

Creo que tiene que ver, fundamentalmente, con la manera en que se ha hecho hace años el ingreso a canal 7. Pensá que estás hablando de una institución del Estado, en donde la mayor cantidad de la gente tiene por lo menos 10 años de estar trabajando acá. Los técnicos, camarógrafos y ayudantes de cámara, son todos varones, y generalmente cuando se vuelven a hacer los concursos, ves que se anotan casi todos varones. Tiene que ver quizás hasta con un prejuicio, pensá que nosotros recién ahora tenemos cámaras de tamaño pequeño, siempre se manejaron betacam, que pueden llegar a estar pesando en el hombro, estás hablando de 15 ó 20 kilos, entonces eso también hace que se busquen varones.

- Más allá del caso de los camarógrafos, ¿crees que tienen iguales posibilidades las mujeres que los varones de desarrollarse?

A esta altura de la vida, con 37 años, lo que creo es que es una pelea constante. Creo que si esperamos que la igualdad esté dada desde los conceptos o los convenios es muy complejo. Cuando uno intenta que en una mesa en donde se decide la pauta del día de un noticiero haya un tema relacionado con la mujer, la mitad de las veces tiene que insistir, a menos que haya algo que esté teniendo peso propio. Hace poco fue el 25 de noviembre, en donde había muchas manifestaciones por el día de la no violencia de género, con personas como León Gieco participando. Bueno, ese día en la reunión de pauta nadie te miraba con cara de “Oh, otra vez querés poner el tema de la mujer”. Ese día era como que estaba bien, era el día.

- Como canal estatal, ¿no tienen una política específica para favorecer a las mujeres? ¿crees que debería existir?

No sé si existe en cuanto al ingreso de personal, tendría que preguntar. Creo que tiene que ver con la cantidad de gente que pudo haberse presentado para un cargo, y no creo que se esté pensando que si para un cargo es mejor una mujer. Es como los técnicos, una cuestión de años que viene así, y creo que hoy si empezáramos a trabajar en cámaras más chicas y se presentara una mujer llamaría la atención, no digo que no se le tomaría ni el concurso pero llamaría la atención.

- ¿Con qué criterios definen lo que es noticia y qué lugar ocupan en ellas las mujeres? ¿Se incluye algún criterio que tenga en cuenta al género?

No, ahí tenemos una pelea constante con qué se considera temas de agenda. Es muy difícil como medio público intentar una agenda que no sea la que te imponen los multimedios o grupo económicos que manejan determinados medios importantes, desde los títulos de los diarios del día o desde las distintas agencias. Yo creo que desde el Estado hay algo que todavía no se termina de aprovechar que es cómo salir a contar las distintas historias, los programas que hay, incluso dentro del Estado, de los que se desconocen muchas cosas, como puede ser el Consejo Nacional de la Mujer. Hay tanta falta de costumbre de cómo encarar esa comunicación, muchas veces se termina haciendo una especie de propaganda del Estado o de la gestión.

- ¿Tenés idea de qué porcentaje de las noticias son protagonizadas por mujeres? Hay estudios que dicen que en el mundo el promedio es 21 por ciento.

En una semana normal es muy bajo el promedio de la mujer como protagonista. Encima, algo más grave, qué queremos decir cuando hablamos como protagonista, porque una cosa es si estamos pensando que es porque descubrieron una casa donde se practicaban abortos clandestinos, si hay una mujer que la intentaron violar en un acceso a un departamento en barrio norte, o sea, es complejo…

- También hay estudios que señalan que las mujeres aparecen como víctimas y casi nunca como fuente información sobre algún tema, ¿por qué pensás que es así?

- En el caso de nosotros como fuente, por suerte ahí sí nos sucede que muchas de las personas que entrevistamos son femeninas, creo que tiene que ver con que hay muchas funcionarias mujeres o por lo menos esa es la impresión que te da cuando como productora periodística te sentás a llamar a los organismos para intentar hacer una nota. También creo que tiene que ver con que la mujer en algún punto es de un acceso más fácil, no le da tanto vértigo si tiene que estar expuesta frente a una cámara, sinceramente creo que son más jugadas. Creo que el promedio me daría bajo de la mujer como protagonista en las noticias, pero es fuente por lo menos en la mitad de los informes que hacemos aquí en el canal.

- ¿La asunción de Cristina Fernández como presidenta le dio mayor impulso a los temas de género en el canal? ¿Se hacen más notas, se instaló una agenda distinta en consonancia con la asunción de otras presidentas y ministras?

En algunas cosas sí, para bien, y en otras cosas en algún punto para mal. En la agenda de la presidenta aparecen mucho los temas sociales, y en el momento que discutís temas sociales la más damnificada suele ser la mujer, si hablamos en términos de clase social también, entonces es más normal ver en pantalla a la mujer dando cuenta de esa situación. Eso por un lado, por otro lado creo que también lo que si existe en términos de prejuicio, es que la propia mujer termina como varonizándose, no sé si el término existe. Cómo se para una mujer para discutir determinados temas, a mi me pasa como subgerenta saber que voy a estar en una reunión donde generalmente están todos los gerentes y puede llegar a ser 13 ó 15 varones, son situaciones en donde la mujer está acostumbrada a pelear o a exponer casi con la misma fuerza que se supone que debería tener si fuera varón, son todos supuestos y muchos prejuicios, pero creo que todo eso sigue estando instalado. Yo estaba viviendo en Venezuela cuando asumió Cristina Fernández y en la redacción con otras colegas o con otros colegas de otro país estaba la pregunta cotidiana de qué fuerte para ustedes una presidenta mujer, hay una observación casi como distinta.

- ¿Hay algún tema tabú entre los de género?

No, creo que hay muchos temas que no tratamos, pero no precisamente porque parta de la imposición de que sea un tema tabú. Hay muchos temas que lamentablemente nos gustaría cubrir y no cubrimos porque las urgencias hacen que la cantidad de operatividad que tengas sea limitada. Y ahí volvemos otra vez a qué temas son importantes y cuáles no. En un día en donde hay agenda política con distintos anuncios, cosas muy importantes, si querés ir a cubrir una charla sobre género lo más probable es que tengas que pelear por tratar de tener una cámara en ese lugar.

- ¿Cómo es el tratamiento de los temas de violencia en canal 7?

No hay una mayor cobertura de casos policiales, eso sí tiene que ver con una línea editorial. Como a veces no tenemos la oportunidad de tratar los temas en profundidad, sin amarillismo, porque no contamos con la cantidad de periodistas o de cámaras que necesitamos, optamos por ni siguiera tratar el tema porque creemos que la televisión pública no tiene que ocuparse necesariamente de esos temas.

- Pero no darle visibilidad no es una manera de...

No nos planteamos el tema en términos de visibilidad, sino que en la intención de hacer lo mejor nos puede pasar que tengamos algún informe sobre la violencia de género, o distintas calidades de maltrato. Quizás hay informes sobre aborto, sobre fertilización asistida, sobre distintas situaciones que tiene que ver con las mujeres, pero es raro que hagamos una nota sobre la muchacha que fue violada en la entrada de un departamento en Barrio Norte. Cuando fue el tratamiento del listado de violadores le dimos mucha manija, trajimos muchos disputados, tratamos de estar sobre ese tema continuamente o en algunos temas de la salud donde la mujer es protagonista.

- ¿Llegó a la televisión pública el debate sobre el lenguaje no sexista?

- Deberíamos tenerlo con más profundidad. No hay un debate como tal planteado en el núcleo del noticiero, quizás sí es algo que los redactores discuten con el jefe de noticias y cuando surge alguna nota en especial quizás nos pongamos a trabajar en eso, pero no algo que hayamos intentado exponer como línea editorial.

- ¿Crees que un medio estatal tiene la responsabilidad de promover la igualdad entre varones y mujeres?

- Sí, yo creo que hay una obligación de promover la igualdad, pero creo que falta muchísimo. La gente que hace lo que se ve en pantalla arrastra las mismas cosas que la sociedad. Y que en lo cotidiano no nos planteemos estas cuestiones está mostrando una luz amarilla. Creo que debería ser más natural que decidamos que queremos tener en la agenda de los noticieros temas de género, no tener que esperar a la excusa informativa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...