martes, 7 de julio de 2009

Las lecciones de Honduras


Theotonio Dos Santos (especial para ARGENPRESS.info)

Corre un revelador chiste entre los presidentes latinoamericanos:

- “ ¿Sabes porque no hay golpes de Estado en los Estados Unidos?

- ¡No!

- Porque en los EEUU no hay embajada de EEUU”.

Además, sabemos que los golpes en Estados Unidos se dan a través del asesinato puro y simples de sus presidentes (como en el caso de John Kennedy) o con la ayuda de la Suprema Corte para impedir el recuento de los votos (como en el caso de de Bush).

A pesar de estos y muchos otros precedentes, vemos ahora los líderes del Partido Demócrata indignarse con la falta de recuento de votos en Irán, acusado de ser una tremenda dictadura.

¿Pero cual es la lección de Honduras? Por la primera vez en la historia, los Estados Unidos apoyan la condena de un golpe de Estado en América Latina permitiendo que se realice una condena unánime de un acto de fuerza militar en todas organizaciones internacionales.

¿Esto quiere decir que de esta vez la embajada americana no participó del acto de fuerza? Desgraciadamente no. De manera indiscreta, un diputado de la derecha hondureña reveló públicamente la conspiración que mantenían los golpistas con la embajada de EEUU.

Él lo hizo en la memorable sección de primitivo disfraz democrático en la cual se realizó la “elección” del “sucesor” del presidente Zelaya, que hubiera renunciado según la carta falsa leída por este bisoño “sucesor”, que se olvidó de forjar una carta de renuncia del vice-presidente, a quien cabría suceder al presidente secuestrado. Esta sección fue transmitida por la Radio Globo de Honduras, última a ser silenciada por los “demócratas” del “gobierno provisorio”.

Según este diputado, el embajador de Estados Unidos, que aprobaba la movilización golpista, había estado en contra de realizar el golpe antes de la consulta popular, apodada de “referéndum” por la suprema corte hondureña y por la gran imprenta internacional que busca desesperadamente justificar el golpe.

Sería muy difícil creer que el gobierno de Estados Unidos estuviera ausente de la conspiración en un país que sirvió de base a sus organizaciones militares mercenarias que desestabilizaran el gobierno legítimo de los sandinistas. En este mundo de contra información en el cual vivemos, escuché al locutor de la TV Globo News en Brasil decir que las organizaciones militares de los “contras” hondureños luchaban contra los “guerrilleros” nicaragüenses.

Sabemos todos los altos costos de estas operaciones de guerra de baja intensidad, las cuales pueden servir de modelo de corrupción para las organizaciones de respecto a los derechos humanos y transparencia. El congreso de Estados Unidos se ocupó de revelarnos los detalles tenebrosos de la operación triangular en contra del gobierno sandinista, comandada por el entonces vice-presidente de Estados Unidos, George Bush.

El gobierno de Estados Unidos expandió las operaciones del contrabando de drogas a partir de Colombia a través de los “contra” hondureños, costarricenses y salvadoreños. Sus ganancias servían para financiar sus operaciones y, al mismo tiempo, para comprar armas para el eterno “enemigo” público de EEUU, el gobierno del Irán.

A pesar de sus diferencias, los líderes religiosos iraníes habían acordado con el entonces candidato George Bush prolongar el secuestro de los norteamericanos prisioneros en su embajada en Teherán para desmoralizar a Carter y permitir la victoria electoral de Reagan en cambio de esta ayuda militar secreta.

Inmediatamente surgen las acusaciones de que este tipo de información hace parte de teorías “conspirativas”. Sin embargo, estamos nos refiriendo a los hechos revelados por las investigaciones del congreso de Estados Unidos que, al que todo indica, sí cree en las conspiraciones, exitosas o fracasadas.

Estas conclusiones se refuerzan con los planteamientos de Ramsey Clark y el Obispo Felipe Teixeira de la Diócesis Saint Francis of Assisi, en su mensaje urgente al Presidente de Estados Unidos:

“Tomando en consideración:

1. la cercana colaboración de los militares de Estados Unidos con el ejército hondureño manifestado por el entrenamiento y los ejercicios comunes;

2. el papel de la base militar Soto Cano, ahora bajo el comando del coronel Richard A. Juergens, quien era Director de Operaciones Especiales durante el secuestro en febrero del 2004 del Presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide;

3. que el jefe del Estado Mayor del ejército hondureño general Romeo Vásquez fue entrenado en la Escuela de las Américas de los EEUU;

4. Que el Secretario Adjunto de Estado Thomas A. Shannon Jr. y el Embajador de los EEUU en Honduras, Hugo Llorens estaban plenamente enterados de los conflictos que conducían al golpe militar,

Concluimos que el gobierno de Estados Unidos tiene responsabilidad del golpe y está obligado a exigir que el ejército hondureño regrese al orden constitucional y evite acciones criminales contra el pueblo hondureño.

Por lo tanto insistimos, por de la paz en la región, que el presidente Barack Obama corte inmediatamente toda la ayuda y las relaciones con el ejército de Honduras y suspenda todas las relaciones con el gobierno de Honduras hasta que el Presidente constitucional regrese a su puesto.”

En resumen, el curriculum norte americano en Honduras muestra la dificultad de confiar en sus designios democráticos en la región. Quizás la vuelta de los sandinistas y de los revolucionarios salvadoreños al gobierno después de años de brutal represión en sus países haya enseñado algo a la diplomacia estadounidense, aún vacilante en condenar definitivamente el golpe de Estado hondureño.

La prensa internacional expresa estas vacilaciones al llamar a Zelaya de presidente “depuesto” y al golpista Roberto Micheletti de presidente “interino”; al llamar la consulta no vinculante propuesta por Zelaya para crear un Constituyente de “referéndum” para perpetuarlo en el poder. Cosas que no se escucha sobre el presidente asesino de Colombia que busca el tercer período presidencial, ni se escuchaba sobre las pretensiones reeleccionistas de Fujimori o Menen o Fernando Henrique Cardoso.

Es también revelador de sus motivaciones la ausencia de referencia en la prensa a la falsa carta de renuncia del presidente Zelaya leída en el parlamento para justificar la elección de su sucesor. Es cómico que se afirme que este señor fue elegido por unanimidad cuando no comparecieron a esta sección los diputados gobiernistas amenazados de prisión. Por fin, entre otras insidiosas tergiversaciones, se pretende que hay confronto más o menos igual entre los defensores del golpe armados y los desarmados protestos en contra del mismo.

Todo esto y las declaraciones de la secretaria Hilary Clinton sobre el necesario respecto de las instituciones hondureñas que tienen acuerdos con EEUU nos muestra que hay divergencias dentro del gobierno de los EEUU Con el fantástico apoyo internacional con el cual cuenta el presidente Zelaya, se está buscando obligarlo a una negociación espuria con los golpistas. Hasta hoy la justicia venezolana no acepta definir como un golpe de Estado lo que realizaron sus gorilas locales en 2002. Imagínese lo que van a proponer en Honduras...

Zelaya y el pueblo hondureño tienen muchas dificultades por el frente pero no deben acobardarse delante de ellas. No tiene porque bajar su cabeza frente a los mercenarios y sus jefes, ni frente a los golpistas que son despreciados por toda la humanidad, a pesar de los apoyos abiertos o mismos disfrazados de los grandes medios de comunicación.

Theotonio Dos Santos es Presidente de la Cátedra y Red sobre Economía Mundial y Desarrollo Sostenible de la UNESCO y la UNU. Profesor emérito de la U.F.F.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El nuevo orden internacional en gestación tropieza en Honduras


Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

El avión que traía de regreso a Manuel Zelaya a Tegucigalpa terminó descendiendo en El Salvador. Un contingente militar hondureño impidió el aterrizaje mientras comenzaba la balacera en los alrededores al aeropuerto dejando un muerto al menos y cerca de 30 heridos, según MSNBC.

En ese avión podrían haber estado la presidenta argentina Cristina Fernández, y los presidentes Fernando Lugo de Paraguay y Rafael Correa de Ecuador.

De haber aterrizado con ellos, el episodio de presión o negociación como quiera llamársele, habría llegado a su límite máximo comprometiendo las vidas de varios mandatarios. Es un hecho sencillamente inédito.

Las nuevas autoridades que rechazaron la mediación del Secretario de la OEA José Miguel Insulza para el retorno de Manuel Zelaya, acuden a la razón legal interna. Para el nuevo gobierno, Zelaya es un prófugo e insisten en que se han ajustado a derecho.

Los que especulan en que mediar con las nuevas autoridades en Honduras se trataría de una especie de “gesta personal" del Secretario General Insulza o de otros políticos en el circuito, quedan aprisionados por los fantasmas de su propio narcisismo.

Como versiones criollas de Dick Cheney, no sería extraño que prefiriesen el fracaso de su gestión, el aumento de la tensión, sea por la adicción al histrionismo o al rentable lobby belicoso, sin comprometerse a resolver el problema sistémico internacional.

No se ha confirmado si el gobierno de transición no sacrificó al destituido presidente exigiéndole acatar en silencio a cambio de su vida, aunque no se descarta esa posibilidad.

Es una forma de encontrar una explicación a la decisión de arrestarlo después de su expulsión. Algo no cuadra o es parte de negociaciones no reveladas. ¿Por qué no fue arrestado en primer lugar?

El contrasentido puede ser simplemente improvisación negligente, sin embargo podría estar indicando un pragmatismo puesto al límite.

La oposición del nuevo gobierno hondureño a la presión internacional, es en cierta medida un rechazo al nuevo orden internacional que se estaría gestando.

Precisamente el inusual consenso de los países de más gravitación rechazando el quiebre democrático en Honduras lo demuestra. También hay otros hitos acumulados en corto tiempo. La reunión de los G 20 en Gran Bretaña, el discurso de Barack Obama en El Cairo, el amplio espectro de acuerdos de cooperación entre EEUU y Rusia especialmente para la paz, y la postura que comparten EEUU, Colombia y Venezuela sobre esta crisis entre otros.

A pesar de los indicios de un nuevo orden mundial en gestación, un problema central consiste en que el marco de convenios internacionales que vela por un orden justo es aceptado por las naciones en la medida que no altere las variables intrínsecas del poder local o bloquee otro tipo de aspiraciones.

Independiente de los apetitos externos en la zona, en esta crisis se está produciendo el habitual enfrentamiento entre la dimensión local del poder político y la nueva naturaleza del poder internacional que genera la creciente globalización. Esta vez es entre uno que se aspira a construir en torno a un nuevo orden internacional en gestación y el otro consolidado en los intersticios de las soberanías nacionales.

Según el actual gobierno el regreso de Manuel Zelaya puede llevar a un "baño de sangre", una advertencia tipo ultimátum a la presión internacional.

Por otra parte la cuenta regresiva para reinstituir a Manuel Zelaya proviene de un sistema internacional sin poder de coerción que no sea aislar o bloquear, al menos que derive en una crisis humanitaria. ¿Es allí donde se dirige Honduras?

La restitución de Zelaya por la fuerza sería crear una fractura interna en Honduras de difícil pronóstico. Sucedió con la restitución de Aristide en Haití, cuyas graves consecuencias obligaron a instalar una misión de paz permanente de la ONU.

En un escenario de ultimátum contra ultimátum con bases mínimas para mediar, se está abriendo un nuevo referente en el debate acerca de los límites del intervencionismo.

El intervencionismo de entes multilaterales por lo general ha funcionado bajo las premisas de una comunidad internacional que se agrupa con frecuencia para tomar decisiones con el doble estándar hacia los DDHH y la democracia.

Sea para aplicarlo en los casos de la Junta Militar en Myanmar, del régimen iraní, de las monarquías del golfo pérsico, o del número abultado de seudo democracias, el doble estándar se ha convertido en un mecanismo para equilibrar las decisiones que trascienden la naturaleza de las instituciones internacionales.

Es así que la postura del gobierno en Honduras se fortalece. Los militares en Myanmar observan y rechazan la visita del Secretario General de la ONU Ban Ki Moon a la líder de la oposición Aung San Suu Kyi, y el gobierno de Ahmedinejad en Irán también se fortalece, así como otras naciones presionadas para alterar su legalidad interna.

Claramente la nueva autoridad está desafiando el nuevo orden internacional en gestación. ¿Por qué? ¿Dónde está la sustentación?

Es probable que esté en reglas del juego para este nuevo orden internacional todavía diseñadas a medias, y con la ambigüedad que produce el peso de las viejas confrontaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras: ¿Un golpe de Estado contra Barack Obama?


Andrés Sal.lari (especial para ARGENPRESS.info)

Una noticia me llamó mucho la atención este domingo, al llegar a mi puesto de trabajo para iniciar la crónica del retorno del depuesto presidente José Manuel Zelaya, un colega se apareció en mi chat y me pasó unas declaraciones que realizó el canciller impuesto por el gobierno de facto hondureño, Enrique Ortez Colindres, que decían lo siguiente.

“Dejad a los hondureños que resuelvan sus problemas. Ellos permiten lo que sea. Ya Estados Unidos no es el defensor de la democracia. En primer lugar, el presidente de la República, que lo respeto, el negrito, no conoce dónde queda Tegucigalpa. Nosotros somos los que conocemos dónde está Washington y somos los obligados como país pequeño, un pigmeo democrático, a aclararles las concepciones y a leerle, tal vez en su idioma, lo que está pasando”.

Lo que me pregunto es si Ortez habla solo.

Horas después, los colegas Cristina González y Hernán Cano entrevistan al sociólogo James Petras en la emisora YVKE Mundial de Caracas.

Petras no se plantea la discusión en los mismos términos que propongo en esta nota, él critica abiertamente a Obama por no romper relaciones con los golpistas, y por no imponer sanciones comerciales, pero me robo parte de sus declaraciones para utilizarlas en pro del interrogante que plantea esta nota.

Dice Petras: "Bueno, por lo menos veamos los indicadores concretos. Primero, el embajador norteamericano sigue allá. Segundo, los generales, mayores y coroneles estadounidenses estacionados en la base de Honduras siguen en contacto con los asesinos como si fuera una cosa rutinaria.”

Me vuelve la pregunta de antes.

¿Ortez habló solo?

Obama no habrá sido del todo tajante, pero el lunes 29 de junio dijo que el gobierno de Michelleti era ilegal y que el único presidente que reconocía EEUU era Zelaya.

¿Fue una declaración de condena real o una actuación para las cámaras?

No estoy seguro, pero al día siguiente las agencias internacionales informaron que Estados Unidos había decidido suspender sus actividades militares conjuntas con Honduras como medida de presión tras el golpe de Estado.

Esta noticia era interesante, pero al día siguiente el periodista Walter Martínez informó en su programa Dossier -que transmiten Venezolana de Televisión y Telesur- en Venezuela, que esta orden había sido desacatada.

Eso fue el miércoles posterior al golpe del domingo 28 de junio. Cuatro días después leí declaraciones de otro periodista venezolano -quien fue vicepresidente de Chávez- y que suele tener muy buena información.

Rebotada por la Agencia Bolivariana de Información, la noticia era la siguiente:

“El periodista José Vicente Rangel denunció este domingo que en Honduras actuaron dos líneas políticas de Estados Unidos antes de que se fraguara el golpe de Estado contra el presidente constitucional de ese país, Manuel Zelaya.

‘En Honduras se hicieron presentes dos niveles de la política del gobierno norteamericano, una proveniente de la Casa Blanca y otra de la maquinaria que dejó montada la administración de George W. Bush a través de la base militar implantada en la población hondureña de Palmarola’, sostuvo.

Rangel explicó que las razón es que en la madrugada del domingo 28 de junio dos importantes funcionarios del Departamento de Estado, James Steimberg y Tom Shannon, contactaron la embajada estadounidense en Tegucigalpa y la base militar que tiene ese país en la población hondureña de Palmarola para advertir del golpe y disuadir cualquier intento de apoyo.

‘En Honduras operaría, además del Departamento de Estado, la línea del Pentágono a través de la base militar cuyo jefe, el general Douglas Fraser, días antes del golpe en ese país hizo declaraciones contra el presidente (Hugo) Chávez, las cuales asumió de inmediato el gobierno usurpador de (Roberto) Micheletti’, comentó Rangel.

Indicó que fue por esa situación que el embajador estadounidense, Hugo Llórens, se vio forzado a pronunciarse en contra de lo ocurrido, con reservas al principio y luego en forma más categórica.”

Otra vez la pregunta. ¿Por boca de quién habló Cortez?

Robert Gates es el secretario de Defensa de Estados Unidos, Obama le mantuvo el puesto que su antecesor George W. Bush le había confiado en 2006. Su función clave es vencer en la guerra de ocupación en Afganistán y Pakistán, para lo que la administración de Obama está dispuesta a seguir bombardeando indiscriminadamente a sus pueblos, como ya lo ha demostrado.

En octubre de 2007, Gates declaró desde El Salvador que Chávez “es una amenaza para la libertad y prosperidad económica de los venezolanos.”

Durante la década del ’80, Gates fue el subdirector de la CIA, la época en la que Honduras era una base de operaciones para la inteligencia estadounidense, que mantenía una guerra de alta intensidad para derrocar a los sandinistas en Nicaragua.

La presencia estadounidense (con base y 600 soldados hasta hoy) en Honduras permanece, y dudo mucho que los contactos entre los militares de ambos países y Gates puedan haber desparecido. También es imposible pensar que Gates no esté congratulado con el golpe de Estado que afecta al ALBA y a Chávez directamente.

Una vez más la pregunta. ¿Habló solo Cortez?

Repito y repito esta pregunta porque esa declaración racista e irrespetuosa es prácticamente inédita en la historia golpista del continente, y que no surjan represalias más llamativo aún.

Petras confirma que “los generales, mayores y coroneles estadounidenses estacionados en la base de Honduras siguen en contacto con los asesinos como si fuera una cosa rutinaria.”

Walter Martínez informa que la orden de suspender la ayuda militar fue desoída y Rangel revela que diplomáticos de Obama debieron llamar a Tegucigalpa para que EEUU quedé despegado del golpe, y que el embajador Llórens se vio “forzado” a declarar contra la intentona.

Todo parecería indicar que hay un doble poder, tal vez el embajador Llórens, el Pentágono y probablemente el secretario Gates, estén de acuerdo en que Obama “es un negrito que no sabe dónde queda Tegucigalpa” y en que “Estados Unidos ya no es el defensor de la democracia” y “permite lo que sea”.

Tal vez alguna línea de poder le transmitió a Cortez la seguridad necesaria, o la luz verde para que se dirigiera al Presidente de Estados Unidos en esos términos sin el temor a sufrir la represalia correspondiente, que yo pensaría que es el derrocamiento del gobierno golpista.

Por qué no podría concluir esto este periodista, si esta idea acerca de Obama es la que promueve todo el tiempo Richard Cheney, el ex vicepresidente de Bush, que permanentemente declara los mismos conceptos que Cortez con diferentes palabras. Y Gates era uno de los principales funcionarios de Bush y Cheney.

Es cierto que Obama sigue atacando Afganistán y Pakistán, pero no sé si podría dejar de hacerlo sin ser derrocado. Es cierto que mantuvo a Gates, y todo pareciera indicar que podría haberlo removido sin que esto le represente represalias, pero no me animaría a afirmarlo de manera tajante.

También es cierto que algunas cuestiones cambiaron en materia de política exterior estadounidense y eso puede tener muy molestos a muchos ultraconservadores acostumbrados a detentar el poder en Washington. De hecho lo tiene muy molesto a Cheney, y entonces me permito pensar que para el viejo lobo de operaciones de inteligencia y desestabilización de la guerra fría, Robert Gates, tampoco le caerá bien el negrito.

Pareciera ser que esto mismo es lo que piensa la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, quien en la madrugada del pasado domingo declaró lo siguiente en la Asamblea Extraordinaria de la OEA en Washington.

Cristina es una mujer inteligente, recomiendo prestarle atención:

“Creo también, esto corre por cuenta exclusivamente de quien habla, que también hay aquí atrás otros intereses, intereses que tal vez quieran torcer el rumbo que ha comenzado a tomar el conjunto de la América como por ejemplo en Trinidad y Tobago (Cumbre de las Américas) donde pudimos volver a dialogar y a intentar tener una relación diferente. Yo no soy ingenua y creo que no solamente el ataque es a Ud. presidente Zelaya, o a la República de Honduras, tal vez hay una estrategia más fina, mas profunda que no solamente involucra a quienes tal vez en su país quieren seguir con un modo de no redistribución del ingreso, etc etc.

Creo que también se intenta frustrar una política diferente para el conjunto de América para el conjunto de todos países que conformamos América. Pensémoslo. ¡Qué curioso!, durante los últimos 8 años no se habían registrado, salvo el episodio de Venezuela, casos similares. Cambia la administración del país más poderoso del mundo en el cual estamos aquí, con una nueva tónica a la que todos aspiramos como cambio y comienzan a suceder cosas como estas que pareciera ser que retroceden o ponen el tela de juicio los avances que hemos comenzado a tener a partir de un cambio de administración que ha sembrado mucha esperanza, no solamente en América, sino en el mundo en la necesidad de cambiar.

Sin visiones conspirativas pero con la inteligencia que todos tenemos la obligación de tener al mirar los hechos, no solamente en el lugar que se producen y por las apariencias que presentan, creo que estamos todos obligados a tener una gran dosis de racionalidad, una gran dosis de inteligencia para entender las cosas que están en juego a partir de lo que ha sucedido en Honduras.

Restituir entonces las cosas a su lugar no va a ser solamente un acto de justicia con el pueblo de Honduras y con el respeto estricto a los Derechos Humanos sino también la posibilidad de continuar y profundizar un cambio que comenzó a partir de Trinidad y Tobago, de la derogación de la hermana Republica de Cuba y de un aire diferente que se empezó a respirar en toda la América”.

El director de Human Rights Watch, el chileno José Miguel Vivanco, declaró el fin de semana que la solución a la crisis de Honduras depende de la administración del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ya que, si va a fondo, el gobierno de facto “no resiste más que unas horas”.

Obama también es un hombre muy inteligente, yo no me animo a asegurar qué es lo que quiere y/o qué es lo que puede hacer, pero el envalentonamiento racista de Cortez, y la nula represalia de Washington, sumado al silencio de Llórens, me sigue revoloteando en la cabeza.

¿Habrá sido este un golpe de Estado contra el negrito?

Foto: Honduras. Golpe de Estado – El general norteamericano Douglas Fraser (USAF) destacado en la base Soto Cano, días antes del golpe en ese país hizo declaraciones contra el presidente (Hugo) Chávez, las cuales asumió de inmediato el gobierno usurpador de (Roberto) Micheletti’. / Autor: DOD


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La Justicia fascista en Colombia


Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Es difícil dejar pasar inadvertido lo que puede ser el retrato más realista del régimen colombiano, valga decir, la representación más clara de ese nudo contradictorio de clases dominantes que finalmente se ha apoderado del Poder e impone su Hegemonía al Pueblo Trabajador con el nombre de Seguridad Democrática.

Mirémoslo como enseñaron los maestros de la pintura renacentista en triangulo: Un equilátero conformado en primera línea por el presidente de Colombia Uribe Vélez- y- su- micrófono: El rústico energúmeno gritón más genuino del Latifundismo emergente, desarrollado desde hace 40 años a sangre y fuego, en los fértiles valles de la llanura Costeña y las llanuras Orientales, en simbiosis con la inversión del Capital Financiero y Trasnacional de los diversos megaproyectos mineros y agroindustriales como la palma aceitera, la caña de azúcar, el banano, etc., destinados a la exportación hacia las Metrópolis Nor-atlánticas. ¡Inversión y exportación¡ Parece estar gritando.

Un poco detrás del hombro derecho del caudillo (con esa mirada oblicua tan característica de los perros cuando echan para atrás las orejas, contraen los músculos de la quijada y de la frente y se preparan a morder), está su ministro de defensa Juan Manuel Santos. El más esclarecido y destacado representante de lo que Jorge Eliécer Gaitán llamara “la rancia Oligarquía bogotana”, conformada desde la época de la Colonia española por unas cuantas familias privilegiadas ubicadas en la cúspide de la pirámide etno-social y quienes después de la gesta bolivariana (malograda y entregada por FP Santander al colonialismo Anglosajón con la justificación del Libre-Cambio), consolidaron una estrecha y carnal alianza económica, política y militar primero con Inglaterra y después con EEUU, además de un efectivo y perdurable aparato Violento de Estado para la dominación y explotación social en Colombia y la transferencia familiar del Poder a sus hijos “delfines”, que la ciencia social ha denominado “Santanderismo Liberal-Conservador”. Juan Manuel debe estar recordando los versitos de su antecesor Rafael Pombo: “Voy a volverme pateta y el que a impedirlo se meta, en el acto morirá”

En un tercer plano como sombras, se ven las figuras de dos altos militares vestidos con uniformes camuflados, arneses de guerra y gorras caladas hasta las orejas. Detrás del presidente, con gesto sombrío, mirada oscurecida por la distancia y sin medallas o condecoraciones, está El general Fredy Padilla de León comandante general de las Fuerzas Armadas; originario de las llanuras costeñas y aventajado alumno de la Escuela de las Américas del US Army. A su lado con cara chupada de preocupación, también en traje de guerra sin cruces, está el general Mario Montoya, compañero de curso en la Escuela Yanki, a quien el presidente Uribe debió “refugiar como embajador” en la República Dominicana, poco después de las denuncias de los capos narco-paramilitares de esa región, hicieron sobre su participación directa con el bloque paramilitar Nutibara en la recuperación militar de las comunas de Medellín en el 2002 y, las revelaciones sobre el Terrorismo de Estado que mostraron las ejecuciones a sangre fría de jóvenes desempleados presentados ante los micrófonos de la propaganda como guerrilleros dados de baja en combate. Un verdadero triangulo de cuatro.

Por fortuna son muy pocos quienes no aceptan que el Fascismo fue un fenómeno de la estructura económica (la dictadura más terrorista y sangrienta del capital Imperialista, para destruir y exterminar físicamente los derechos y las organizaciones de los trabajadores, no solo comunistas, sino socialdemócratas, judías, liberales y católicas), que también tuvo grandes repercusiones en toda la Supraestructura jurídico-política de la sociedades donde se instauró, y cuyo desarrollo constituiría materia de varios libros.

Sin embargo trataré de resumir los elementos más importantes que hacen relación a la Justicia fascista en Colombia, como un tema de actualidad surgido a raíz de la orden de captura contra el pateta Juan Manuel Santos, proferida oficialmente por un Juez ecuatoriano.

Primero debe tenerse muy en cuenta que el fascismo se instaló paso a paso, allí donde existía UNA SITUACIÓN PREVIA de reflujo y DERROTA de los movimientos obreros y populares. Segundo una profunda crisis económica que recortó radicalmente las ganancias de los grandes capitalistas, y empobreció y desesperó amplios sectores de la pequeña burguesía (las llamadas capas medias) que corrieron a brindar su masivo apoyo electoral a quien les ofreció una redención inmediata y providencial, y venía triunfante del combate armado callejero contra los pocos y aislados comunistas que les hicieron frente: Los cuerpos de asalto paramilitares ejecutores de la voluntad totalitaria y arbitraria de su führer o caudillo.

Tercero, una vez impuesto violentamente desde afuera y siempre por la vía electoral; comenzó a través de la Propaganda mediática, el copamiento ideológico y politico de la sociedad con las teorías irracionales y racistas del siglo anterior que enarbolaba el partido nazi: (los bolcheviques rusos son de una raza subordinada del oriente, y los prestamistas y banqueros judíos tan repudiados por su actividad usurera, son de una raza asiática inferior). Lenin ruso, Trotsky judío, sirvieron de base a la satanización que hicieron los nazis “de la conspiración judío-bolchevique contra Europa Occidental y cristiana”

Cuarto, la conformación de un Nuevo Orden Jurídico o JUSTICIA POLITICA convertida inicialmente en un arma de combate contra el enemigo judío-bolchevique y luego contra cualquier opositor ( o mensaje del poema de Bertold Brecht o plegaria del obispo Niemöller), y que tuvo varias características, aún observables en la actual Colombia:

a) Su ARBITRARIEDAD es decir dictada por el capricho del caudillo y en contra evidencia, o para buscar IMPUNIDAD, como por ejemplo el secuestro de Granda en Caracas y luego su liberación caprichosa por “razones de Estado”. La orden “política” de bombardeo al Ecuador y que hoy tiene en aprietos a su ministro de defensa Santos calificada como Asunto de Estado, o el nombramiento antojadizo de Karina como gestora de Paz, o la afanada extradición a USA de los capos Paramilitares para callarlos en Colombia (¡Jijueputas nos traicionaron! grito impotente Jorgito 40), o el caso reciente de las sonadas absoluciones de la Procuraduría, o el irracional archivo en la Fiscalía de miles de investigaciones una de ellas la de los Araujo Noguera. b) La ESPECTACULARIDAD mediática o justicia espectáculo y de micrófono. c) Presentada como MENTIRA: Granda fue capturado en Cúcuta. Al Presidente del Ecuador se le informó después del bombardeo ect. d) Mentira NO PENALIZADA que no tiene responsabilidades ni consecuencias. e) La COSIFICACIÓN DEL ENEMIGO o su satanización, que justifica cualquier medio de exterminio. Matar “Terroristas”. f) La COOPTACIÓN y burocratización de las principales instancias Judiciales con personas escogidas en el bolsillo de las “amistades” del caudillo, como el caso de su viceministro de justicia Iguarán colocado como Fiscal General, o Nilson Pinilla en la Corte Constitucional o a Ordóñez en la Procuraduría, o el fiscal de Antioquia Valencia Cossio hermano del Ministro de Justicia e interior, y muchos otros casos de importantes nombramientos o designaciones en el aparato judicial del Estado, con el único fin de combatir y exterminar a sus opositores.

Y si se vuelve a mirar la foto, se puede finalmente entender que mientras el caudillo grita su voluntad y Santos mira oblicuo tensando los músculos; los altos militares le hacen la sombra protectora prestos a ejecutar las ordenes. Esa es la luz de la fotografía que aclara aún más el Fascismo Colombiano.

Foto: Colombia – Juan Manuel Santos, Alvaro Uribe y Freddy Padilla. / Autor: EL ESPECTADOR


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Estados Unidos: El enigma de los costos de la salud

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

Una investigación periodística sobre porqué Mc Allen, ciudad situada en el condado de Hidalgo, en Texas, que es el de menor ingreso por habitante en todo el país, es una de las que más gasta en atención de salud por paciente en Estados Unidos (superada sólo por Miami, en la Florida), ha desatado entre los lectores de la revista “The New Yorker”, una inusitada polémica acerca de asuntos poco debatidos de las contradicciones que afectan la calidad y cobertura de los servicios de salud en esa nación.

El artículo que dio origen al debate apareció en el número de primero de junio de 2009 de la revista neoyorkina con el título de “The Cost Conundrum” (en español, “El enigma de los costos”), firmado por el doctor Atul Gawande, colaborador habitual de la publicación, quien es también profesor asociado de la Escuelas de Medicina y de Salud Pública de la Universidad de Harvard y autor de varios libros sobre temas de medicina.

Según hizo público el New York Times algunos días después de la aparición de este artículo, la Casa Blanca indicó su texto como “de lectura obligatoria” para sus funcionarios.

Dice el trabajo periodístico que “en 1992, Medicare gastaba en Mc Allen $4,891 por asegurado cada año, casi exactamente lo que era entonces la media nacional. En 2006, Medicare gastó $15,000 por asegurado en esa ciudad, cerca del doble de la media nacional. El ingreso per cápita es allí de $12,000 por lo que Medicare gastó $3,000 más por asegurado que lo que gana una persona promedio.

Medicare es el programa de seguridad social que administra el gobierno de los Estados Unidos para ciudadanos de 65 años en adelante que cumplen determinados requisitos, por intermedio de compañías privadas que actúan como contratistas. En general son elegibles ciudadanos estadounidenses de ese rango etario que sean residentes permanentes y hayan contribuido al programa por no menos de diez años. La contribución impositiva es de entre 2.9% y 5.8% de los ingresos totales conectados con el empleo. El seguro no incluye, como regla, los medicamentos.

El artículo de “The New Yorker” no abarca más que un ángulo del complejo de contradicciones que hace que la superpotencia sea uno de las naciones industrializadas cuyos ciudadanos acreditan peores resultados a su sistema de salud. Solo aborda la explosiva tendencia al alza de los costos de los servicios médicos, los más altos del mundo, a través de su manifestación en la pequeña urbe texana, donde la subida ha sido particularmente intensa.

Esa circunstancia ha obligado a que el objetivo de una reforma de la atención de salud no se concentre en extender a la ciudadanía toda la cobertura médica, sino en lograr el control los costos, anota.

“Los gastos en médicos, hospitales, medicinas y otros afines, consumen en la actualidad más de uno de cada seis dólares que devengamos. Tal carga financiera ha dañado la competitividad de los negocios estadounidenses, ha llevado a la bancarrota a millones de familias, incluso a aquellas con seguro médico, y está devorando también al gobierno”, asegura.

“La mayor amenaza que enfrenta la salud fiscal de Estados Unidos no es la seguridad social. No son las inversiones que hemos hecho para rescatar la economía durante esta crisis. Por amplio margen, la mayor amenaza para el balance financiero de la nación es la forma en que se han disparado los costos de los servicios de salud. Ni siquiera se acercan a aquellos”, dijo el presidente Obama en marzo en la Casa Blanca, recuerda Gawande a los lectores.

El autor del artículo narra que la mayoría de la gente en Mc Allen no se sorprendía al conocer que su ciudad es la más cara del país en lo que respecta a servicios médicos. Pero al mismo tiempo pudo constatar que la gente allí no es saludable, tiene una elevada tasa de pobreza, una fuerte incidencia de alcoholismo (60% por encima de la media nacional) y una elevada tasa de obesidad del 38%.

Llamó la atención del autor del artículo la cantidad de cirugías del corazón que se realizaban en los hospitales de McAllen, incluso en pacientes obesos, diabéticos, o con ambas afecciones. Constató que muy pocos de ellos habían tenido tratamiento previo con drogas contra el colesterol que pudieran haber obviado la cirugía.

En las entrevistas que narra el autor está presente la manera en que el personal médico y paramédico procura la realización de pruebas, medicación, cirugías, tratamientos y otros procedimientos innecesarios, con el propósito de percibir mayores beneficios económicos. Notó que se evita deliberadamente la prescripción de servicios preventivos de bajo costo, vacunas y atención primaria.

El articulista se pregunta si hoy en EEUU un paciente con un dolor en el pecho, un tumor o simplemente con tos, que acude a un médico, encontrará a alguien dispuesto a ayudarle por sobre todas las cosas, o a alguna persona afanosa de maximizar sus ingresos.

Propone varios modelos de organización de los servicios a partir de arquetipos con mejores resultados que pudieran ser imitados, pero no alcanza a descubrir la evidente incompatibilidad de la práctica médica con la deshumanizante economía de mercado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El verdadero discapacitado

Carlos del Frade (APE)

La palabra apareció en el siglo quince, cuando Europa comenzaba a descubrir su potencialidad a partir del encubrimiento y conquista de América.

Fue el siglo de oro de España. Las riquezas empezaron a reunirse como consecuencia del saqueo.

En aquellos años surgió la nueva palabra: capacidad.

Derivaba del latín capax, vocablo que significaba “que tiene mucha cabida”, “contener, dar cabida”.

Hacia finales del siglo diecinueve, cuando las luces de aquel siglo de oro se habían apagado definitivamente, surgió su antónimo, incapacidad.

Aquello que no puede contener o no quiere dar cabida.

Así dicen los diccionarios etimológicos.

De tal manera es lícito preguntarse qué es lo que menos da cabida en el tercer milenio.

Qué es lo más incapaz, quiénes producen la mayor discapacidad en estos momentos de la humanidad.

Por eso cuando surgen las noticias que hablan de chicas o chicos discapacitados habrá que ser más precisos.

Las chicas y chicos siempre tienen lugar para dar cabida, para contener la vida.

El problema es que el sistema se encarga de no darles cabida a ellos, de no contenerlos.

El sistema capitalista es el gran discapacitado.

Porque la exclusión multiplicada no es más que la prueba de esa razón de ser. Solamente las minorías están adentro. Las mayorías, afuera.

La breve crónica viene de la provincia de Córdoba, territorio de la reforma universitaria de 1918, de aquella rebelión inolvidable de 1969 como fue el “cordobazo” y de fenómenos culturales tan propios y originales como el cuartetazo y el fútbol antes del saqueo furioso de los años noventa.

“Una niña de siete años discapacitada murió al incendiarse una vivienda en la ciudad cordobesa de Jesús María y sus dos hermanos sufrieron heridas, informó la policía. El fuego se inició la noche del martes al explotar una garrafa, cerca de la medianoche en barrio Sierras y Parques de esa ciudad a 50 kilómetros al norte de la capital provincial, cuando los padres realizaban su trabajo de cartoneros. Como consecuencia del incendio, la niña murió y sus hermanos pudieron salir de la casa con quemaduras y fueron asistidos por un servicio de emergencias”, sostiene el escueto texto de la información.

Nadie sabe ni el nombre de la nena ni cuál era su “discapacidad”.

Si se conoce que sus padres intentaban empatarle al fin de mes vendiendo cartones, cirujeando en las calles de una provincia rica pero que, como en el resto del país, deja afuera a miles y miles de familias como las de la niña.

La piba no era discapacitada según el significado etimológico explicado más arriba.

El gran discapacitador es el sistema que no le da cabida a los pibes.

Una vez más, el pasto seco del empobrecimiento impuesto se llevó la vida de una nena.

El adjetivo no debe ser usado para la víctima, sino para el victimario.

Ese victimario que es el gran discapacitado, el sistema, no las nenas ni los nenes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Gestiones privadas en universidades públicas

Raquel Schrott - Ezequiel Miodownik (BIODIVERSIDADLA)

Vínculos entre la inversión económica de las corporaciones del saqueo y el control directo de los planes de estudio.

El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), órgano que nuclea a las universidades nacionales de Argentina como organismo coordinador de las políticas universitarias, tiene entre sus funciones el "establecer, ampliar y coordinar relaciones de todo orden con otros organismos públicos y privados, nacionales o extranjeros en general, y especialmente con aquellos que puedan otorgar líneas de financiamiento, colaboraciones o donaciones de fondos e implementos y apoyo técnico, para la ejecución de programas, proyectos y actividades, en el área científica, tecnológica, cultural y deportiva"(1). Los estudiantes que participan del Frente Popular Darío Santillán (FPDS) vienen exigiendo fuertemente que este organismo no sea socio de las empresas responsables de la contaminación y el daño ambiental.(2)

Las miradas están puestas hoy sobre los intereses que se esconden bajo las inversiones millonarias que las universidades nacionales estarían recibiendo -aceptadas por el CIN- producto de las actividades de la mina de Bajo de la Alumbrera en la provincia de Catamarca.

La Agencia de Noticias Biodiversidadla dialogó con Santiago Liaudat, presidente de la Federación Universitaria de La Plata (FULP), sobre la injerencia de los organismos privados y las corporaciones trasnacionales en las políticas de educación superior, en la complicidad de los funcionarios del Estado y en la captación que realizan las empresas del conocimiento y el valor humano que se genera en los centros de estudio públicos para satisfacer sus propios intereses.

- ¿Cuál es la denuncia que están realizando como estudiantes respecto a la aceptación de fondos millonarios de la mina de Bajo de la Alumbrera por parte de las universidades?

Esta situación entendemos que refiere a un modelo de universidad que está puesto en función de los intereses de empresas multinacionales, y en este caso empresas contaminantes y saqueadoras. El debate que los estudiantes en diversas universidades del país venimos trayendo tiene que ver con qué modelo de universidad queremos: una universidad que esté pensada, que esté investigando y educando en función de las necesidades de nuestro pueblo o una universidad que esté pensada en función de la ganancia y de intereses del saqueo y la contaminación. El debate de fondo es éste, qué educación queremos, qué educación tenemos. Esto viene a sacar a la luz el vínculo directo que hay de intereses entre las autoridades de algunas universidades y estas empresas, en este caso mineras.

- El CIN, ¿cuenta con la participación de los estudiantes?, ¿cómo está integrado?

No, no, en absoluto. Es un órgano que es creado después de lo que fue la Ley de Educación Superior, sancionada durante el gobierno menemista, y lo que pretende ser es un órgano de coordinación a nivel nacional de todas las universidades. Hay representantes del Poder Ejecutivo Nacional, por lo cual el Gobierno Nacional no es ajeno a estas políticas, sino que a través mismo de las propias universidades está siendo partícipe de esto. Este órgano no tiene en absoluto representación (de los estudiantes), como estamos acostumbrados en nuestras facultades, de co-gobierno, sino que aquí la participación es enteramente de los rectores.

Este consejo es el que traza a grandes rasgos las políticas educativas para la educación superior a nivel nacional. Lo que queda planteado en la conformación de este órgano es cómo ya las propias universidades privadas están teniendo representación detrás un eufemismo que aparece en la década del 90, que era el de las "universidades públicas de gestión privada", y en ese sentido son empresas que imparten educación.

-¿Cómo comenzó el debate dentro de la universidad, en las agrupaciones?, ¿existe esta discusión con el resto de los estudiantes?

Masivamente no está este debate planteado. Te puedo trasmitir un caso. Aquí el martes pasado tuvimos en la Universidad Nacional de La Plata el funcionamiento del Consejo Superior, que es el órgano máximo de la universidad. Dimos lectura a este documento y propusimos que el Consejo se expida, y el Consejo Superior, como nos tiene acostumbrados, lo que hizo fue pasarlo a comisión y no darle tratamiento. Falta un trabajo alrededor de este tema en la universidad. Por otro lado están aquellos que tienen intereses, principalmente facultades vinculadas a los negocios extractivos, y por otro lado está la necesidad de hacer un mayor trabajo en las facultades con los estudiantes, con docentes, para trabajar esta problemática y que sea una realidad más palpable.

Resulta que nosotros mismos hace poco tiempo que estamos viendo esta problemática, la realidad acuciante con la cual vivimos hoy, y con la realidad que se nos impone. Hoy es una realidad mucho más palpable que hace un par de años, también a partir del trabajo de las asambleas ambientales a lo largo de todo el país. Esto empieza de a poco a tomar carne, a hacerse visible para los sectores más informados de la vida universitaria. Ahora está el desafío de que esto sea más masivo y que el repudio se generalice, porque si queda solamente en sectores más informados no toma la fuerza necesaria como para garantizar que no suceda más, que la universidad empiece realmente a torcer su rumbo, deje de estar mirando los intereses de estas empresas, y pase a mirar las necesidades de nuestros barrios y de nuestra gente.

- Hay algunas universidades que sin embargo han rechazado la recepción de estos fondos.

Hasta donde tenemos conocimiento lo rechazó la Universidad de la Patagonia, la sede de Esquel, y creo que ahí estaría muy vinculado al proceso de lucha que se dio desde la UAC (Unión de Asambleas Ciudadanas), si recordamos que hace un par de años se dio una lucha muy importante para rechazar la minería del oro en base a cianuro que se quería hacer allí, la comunidad entera se puso en pie y rechazó eso. En ese caso la universidad estaría haciéndose eco de esa movilización popular que se dio en Esquel. La otra facultad que ha rechazado esto es la Facultad de Psicología de la Universidad de Córdoba. Hace poco tiempo nos escribió gente de Córdoba avisándonos y trasmitiéndonos la realidad de esa facultad, y nos pone muy contentos que haya ocurrido eso.

-¿Conocen el destino que tendrían estos fondos, si hay algún compromiso que las universidades asumen con la empresa minera para la utilización de los mismos?

Nos enteramos directamente vía el diario Página 12(3), de todos modos esto no es secreto, se puede consultar en la página web del CIN. No es una cosa extraodinaria en la vida universitaria después de los 90. Las universidades nacionales, casi todas, no quiero generalizar, reciben fondos de empresas privadas. Esto es más controvertido y genera más ruido porque la Minera Alumbrera está procesada por la justicia federal por contaminación ambiental, venimos de una represión en Famatina en La Rioja, genera mayor repudio y enseguida se prende la luz roja, pero las universidades ya hace más de una década que reciben fondos de empresas privadas. Empresas como Repsol, empresas mineras, de agronegocios, la mayor parte de las universidades reciben esos fondos después de (sancionada) la Ley de Educación Superior sancionada entre el 95 y 96, con el eufemismo de "recursos genuinos", "recursos propios", como si los recursos que provienen del Estado Nacional para solventar las universidades no fueran recursos genuinos, como si no fueran recursos propios.

Qué tipo de contraparte seguiría con la empresa sí que no se sabe, esa parte no es pública, no se tiene conocimiento. Se ha tomado conocimiento de casos más extremos, como alguna empresa de (telefonía) celular que llevó a elaborar planes de ingeniería de alguna facultad o vínculos que después realiza la facultad con stands de las empresas, para que los graduados de carreras como geología y geoquímica tomen contacto directo con la empresa y vayan directamente a trabajar a las minas, a las empresas petroleras y demás. Es una realidad que se vive sobre todo en las facultades de ciencias exactas y vinculadas al trabajo con la tierra, con el trabajo extractivo, sea el caso de la minería, sea el caso de la industria petrolera, ahí se vive mucho más esto, y con la agronomía, donde las empresas ya tienen directamente stands dentro de las facultades. Vinculan a los graduados con esa salida laboral entre comillas "que te venden", con la panacea de un mundo feliz, que encubre todo lo que nosotros estamos queriendo plantear aquí, que esconde todo un modelo económico extractivo y contaminante, basado en el saqueo, y que desconoce a las comunidades que están al pie de los cerros, que están sufriendo directamente la contaminación, que indirectamente sufrimos todos.

- ¿Sentís que hay un interés corporativo para limpiar la imagen de estas empresas y mostrar una imagen "comprometida" con la educación, asegurando por otro lado estudiantes que aspiren a ese tipo de salida laboral?

Sí, por supuesto. En el caso de estas inversiones en educación que hacen las empresas, que son prácticamente inversiones, buscan un rédito en vincular a los graduados, y por otro lado está esto de "lavarse la cara". Uno está acostumbrado, lamentablemente nos hemos acostumbrado a que eventos de las universidades, eventos educativos, estén financiados directamente con los logos en los volantes, en los panfletos que te distribuyen, por empresas multinacionales. No es raro encontrarse en las facultades con "congresos" donde directamente tienen el logo y están sponsoreados por empresas como Minera Alumbrera, Repsol, Monsanto. No es extraño y de hecho se va conformando en algo cada vez más habitual, por eso todo el trabajo que tenemos que empezar a generalizar de repudio y de toma de conciencia alrededor de este tema.

Cuando se invierte, los medios nos venden esto de "que bueno que estas empresas inviertan en educación", y un poco intentan desacreditar las denuncias de los que estamos sufriendo esta situación. Al mismo tiempo sabemos nosotros que esto encubre un sentido económico netamente, no hay una inversión en busca de la mejora educativa, sino de la mejora para su bolsillo.

- ¿Esto podría condicionar cualquier análisis crítico o incluso investigaciones que puedan realizarse al interior del ambito estudiantil a la hora de analizar a empresas como Minera Alumbrera ó a industrias como la minería?

Sí, si, claro. De hecho, hace alrededor de dos meses hubo un docente de la UBA (Andrés Carrazco) perseguido dentro de la propia universidad porque estaba haciendo investigaciones que mostraban los efectos nocivos de lo que está ocurriendo con el agronegocio, lo que ocurre en nuestras comunidades del interior. Después aparece de forma mucho más invible cuando uno intenta renovar su cargo, intenta buscar un beca, y hay una lista negra de docentes que por sus trabajos, por su ideología, por su forma de pensar, no tienen acceso a determinados cargos en la universidad. Eso ocurre y es moneda corriente en las universidades. Ocurre en las universidades más grandes y en las universidades más chicas del interior, que por ahí tienen menor vida democrática y ocurre con mucha más fuerza.

Es directo el vínculo de esta inversión económica y el control directo o indirecto de planes de estudio, de perfiles de egresados, de inserción laboral, de investigación, de extensión. Las empresas pasan por sobre órganos, aunque sean populares, aún del mismo Estado, delinean las políticas de la educación superior a nivel nacional. Uno se encuentra con que las empresas terminan direccionando este conocimiento, esta ciencia que se produce dentro de nuestros laboratorios y aulas universitarias, en función de hacer crecer sus ganancias y no en función de las mejoras del bienestar general.

- ¿Ustedes tienen vínculo con las asambleas que vienen resistiendo el avance de los emprendimientos extractivos?

Yo te puedo hablar especialmente desde mi experiencia, sobre todo en la "Comisión de Estudiantes de Geografía" en mi facultad, tiene un vínculo muy marcado con la UAC de La Rioja, e inclusive se ha estado participando de los encuentros. Hemos hecho charlas, aquí en la universidad y en otras universidades también, con representantes de diferentes asambleas y ese vínculo existe y queremos profundizarlo.

Se está intentando conformar una red, una organización que nuclee lo que son las asambleas ambientales de la zona metropolitana. Venimos un poco rezagados con respecto a lo que ocurre en otros puntos del país, donde quizás también la producción extractiva es mucho más visible que en las grandes ciudades, pero bueno, aquí también estamos sufriendo los efectos de la contaminación. De a poco también en la zona metropolitana empiezan a organizarse asambleas y colectivos contra la contaminación. Algunos tienen un tiempo ya, otros son más recientes, esto de a poco va llegando a las universidades, y la idea es que se multiplique para que la denuncia tome cuerpo y sea efectivamente un freno para las pretensiones de estos empresarios y de las autoridades mismas de la universidad, que tienen un modelo de economía, de país y de sociedad, que es muy distinto al que pretendemos desde las asambleas ambientales y desde las organizaciones populares en general.

- ¿Cuáles son las agrupaciones estudiantiles que vienen denunciando esta situación?

En la universidad, con todo el variopinto que encontramos de agrupaciones, como que todavía no se ha instalado fuerte la militancia estudiantil alrededor del saqueo. Son solamente algunos grupos, algunas agrupaciones que empiezan a trabajarlo. Como Frente (Popular Darío Santillán) ya hace un par de años que estamos trabajando en las universidades que tenemos presencia, que son La Plata, Rosario, Mar del Plata, Comahue, la Universidad de Tandil, Luján y algunos institutos de educación superior. Se empieza a trabajar de a poco este tema, el saqueo de los recursos naturales, qué tipo de producción extractiva debería realizarse, porque no solamente decir "no a esto", sino "no a esto porque es esto otro", y salen debates que son muy interesantes alrededor de toda esta temática.

Creemos que se va a instalando una conciencia de la importancia de esto. Creo que se podría equiparar respecto a lo que ocurrió dentro de la propia izquierda, en la militancia que quiere un cambio social, con lo que fue el tema de género. Hace décadas no era visto el tema de la opresión de las mujeres como un tema a trabajar y hoy está muy extendido, y todas las agrupaciones tienen algún trabajo alrededor de la cuestión de la mujer y la violencia de género, y creo que en lo ambiental, esperemos que no pase mucho tiempo más, va a pasar algo parecido. Todos los agrupamientos van a ver la importancia de difundir esta realidad, y que la vida de nuestro país no pasa sólo por las grandes ciudades.

En nuestro interior profundo, está ocurriendo todo esto que estamos queriendo poner sobre el tapete. Es un modelo económico que es insostenible, es insustentable en el tiempo. Ese es el debate que queremos empezar a instalar en la universidad, y creemos que de a poco va tomando cuerpo.

Notas:
1) CIN, reseña histórica
2) Estudiantes de 8 universidades nacionales exigen al CIN que no sea socio de empresas contaminantes.
3) El oro no brilla en la academia, diario Página/12, Viernes 5 de junio de 2009


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Pascua Lama: La lucha de dos naciones por salvar el acuífero

Norma Loto (PRIMERA FUENTE)

¡Están atentando contra nuestra fábrica natural de agua dulce!, dicen las voces unidas de un lado y otro de la cordillera de Los Andes. La ciudadanía argentina y la chilena manifiestan que el proyecto minero Pascua Lama atenta contra la vida de los habitantes y los recursos naturales del desierto de Atacama, el más seco del mundo.

Pascua Lama es el primer proyecto minero binacional del mundo a cargo de la minera canadiense de Barrick Gold Corporation e involucra a Chile, en la provincia de Huasco ubicada en la III región de Atacama (a 801 kilómetros de Santiago) y a la Argentina, en San Juan (1.110 kilómetros de Capital Federal).

Su objetivo es explotar una mina de oro, ubicada a más de 4.000 metros de altura, en la frontera de Chile con Argentina. Según Greenpeace Chile, algunos de los más significativos impactos ambientales en el sector chileno radican en "la modificación en cantidad y calidad de los recursos hídricos de la cuenca del río el Toro. (…) este podría alterar significativamente el caudal del la cuenca al reducir alrededor del 82 por ciento el aporte hídrico en los años secos".

El proyecto, que tendrá una duración de 20 años y representa una inversión inicial de 1.400 millones de dólares, pretende extraer el oro que se encuentra bajo los glaciares, que son las reservas acuíferas de esa zona desértica.

Las voces de expertos señalan que Barrick Gold extraerá oro con cianuro. Para llevar a cabo el proyecto necesitará 370 litros de agua por segundo. Es decir, que en 20 años se consumirán 23.300 millones de litros de agua, demanda provista por los ríos las Taguas en San Juan, Argentina, y Estrecho y Toro, en Chile.

Los peligros ambientales van más allá de la destrucción de los glaciares que abastecen de agua a la región; el líquido podría ser contaminado a causa del drenaje de ácido. Tanto el suelo como los ríos podrían verse afectados por las partículas de minerales pesados que se diseminan con el viento y que además podrían integrarse en los tejidos de organismos vivos como los peces.

En este sentido, Cristina Martí, coordinadora de la ONG Conciencia Solidaria, agregó a SEMlac que la repercusión de este tipo de emprendimientos es paulatina y perversa.

Cristina recuerda el caso de La Alumbrera, en Andalgalá Catamarca (1.400 kilómetros de Capital Federal), cuando toda la ciudadanía se mostraba conforme con ese primer emprendimiento de minería a gran escala. "Con el paso del tiempo, aparecieron trastornos alérgicos y respiratorios en mujeres en gestación y niños", rememora.

"El agua irremediablemente contaminada es portadora de tóxicos y metales pesados, producto de la explotación minera", remarca la activista.

"En Argentina —continúa Martí— no hay controles ni seguimientos epidemiológicos, pero basta hablar con los lugareños para comprobar las afecciones que padecen. En tanto, las mujeres seguirán doblemente golpeadas frente al avasallamiento de sus derechos; sea por la condena a vivir en ambientes insalubres, el silenciamiento de sus voces, o la indefensión cuando la muerte llega a sus compañeros de vida que proveían el sustento económico."

La cultura y los hábitos también serán los perjudicados. Consuelo Infante es una periodista chilena que integra la coordinación de organizaciones contra Pascua Lama de Santiago de Chile y sostiene ante SEMlac que la sobreoferta de empleo que genera la apertura de la mina luego trae aparejado cordones de pobreza, delincuencia y pauperización.

"Porque la gente que llegó tras el empleo prometido —dice Infante— después no tiene cómo salir ni a dónde ir. Todo esto hace que la vida de las mujeres se distorsione radicalmente, que se vuelva más accesible al alcohol, la droga y otras ofertas en la búsqueda de adaptación y pertenencia al nuevo escenario", apunta.

La mentira, el arma para convencer

Lo peligroso de este emprendimiento no está sólo en el daño medio ambiental que producirá cuando empiece la explotación minera, sino también en los diferentes métodos que utilizan para instalarse como una necesidad en la sociedad. Estos procedimientos van desde la persuasión a través de dádivas hasta la siembra del temor en la sociedad. Regalos a escuelas y hospitales son monedas corrientes en las zonas afectadas.

Pero lo más doloroso es que "han destruido el tejido social, sembrando la desconfianza, fomentando el desencuentro de familiares y vecinos, extendiendo la sensación de que nada se puede hacer contra el desarrollo y el progreso", afirma Consuelo Infante.

Así hacen que las formas de vida local se sientan inseguras, lo que redunda en una disminución de la autoestima y con ello de la dependencia, insiste. Barrick hizo una convocatoria de empleo y ha recogido 128.000 currículos, pero en realidad los cupos a cubrir serían sólo de 3.500 para la etapa de construcción.

En este aspecto, es muy importante observar a las madres de la zona que intuyen que el valle se va a morir con la minera, pero no manifiestan nada porque no quieren ser las "culpables" de que sus hijos luego no sean contratados en las faenas, observa Consuelo.

En este sentido, la argentina Cristina Martí manifiesta que otra de las artimañas que desarrollan es el enfrentamiento de los pobladores. De hecho esto sucede entre quienes, subyugados por puestos de trabajo bien pagados, no miden las secuelas que estas supuestas fuentes de trabajo originan, en la propia salud, y en las vidas de la comunidad, apunta. Al igual que Infante, Martí precisa que los puestos de trabajo no son la cantidad prometida y que la tendencia es a ofrecer trabajo periódico (unos meses en la mina y otros de suspensión).

"Esta maniobra delata la intención de cubrirse de las empresas en caso de enfermedades graves por contaminación y de posibles juicios. Con estas formas de periodicidad, quedan legalmente cubiertas ya que los obreros no tendrán pruebas fehacientes de que sus enfermedades por contaminación se contrajeron por ese trabajo insalubre o en otro lugar en los tiempos de suspensión. Sin embargo, la oposición a Pascua Lama une a los dos países. En ambas latitudes hay una lucha que resiste, a pesar de los intentos de criminalización y otras formas de persecuciones por parte de sectores del poder. Es un movimiento vivo, en el que las mujeres argentinas y chilenas tienen protagonismo. "Ellas han promovido y sostenido otra manera de hacer las cosas —comenta Consuelo Infante— han promovido la consolidación de modos alternativos de vivir en el valle (…) pero la Barrick Gold también se ha valido de mujeres para seguir penetrando el tejido social y hacer posible su lógica de muerte".

El acuerdo binacional El Tratado binacional minero fue firmado en 1997, cuando Carlos Saúl Menem era quien presidía Argentina y Eduardo Frei Ruiz Tagle era el mandatario chileno. Ambos dieron luz verde al negocio minero en la zona fronteriza de la cordillera de Los Andes.

Aunque ésta rúbrica fue sólo el inicio, los posteriores gobiernos legitimaron el macabro plan de la Barrick Gold. Actualmente, el emprendimiento cuenta con el pleno acuerdo de los gobiernos de ambas naciones para empezar a operar.

En Argentina, la presidenta Cristina Fernández es duramente criticada porque finalmente ha rubricado este acuerdo con la cúpula de la minera canadiense. Cristina Martí, afirma que "la Presidenta debería comprender que recursos naturales no deben considerarse mercancías.

Además, ha vetado a fines del año pasado la Ley de presupuesto mínimo de Protección a los glaciares, aprobada por unanimidad en ambas cámaras legislativas. Esto pone de manifiesto la clara posición del poder ejecutivo a favor de la mega minería.

El proyecto Pascua Lama amenaza con la destrucción de los glaciares asentados en su zona y es nuestro deber exigir, a quienes nos gobiernan, que velen por el bien común del pueblo, sostiene Cristina Martí. En tanto, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, también es cuestionada por la decisión. "Es que siempre la Concertación ha estado comprometida con la penetración de la megaminería en Chile y Bachelet ha sido consecuente con esa línea".

"Durante la campaña electoral se comprometió a que no se tocarían los glaciares de la alta cordillera y una vez Presidenta su gobierno ha dado todas las facilidades y aprobaciones necesarias como para que el proyecto se realice y no ha normado la protección de glaciares. Ella ha prometido a la comunidad y servido a la empresa", concluye Infante.

Norma Loto es corresponsal argentina del Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe (SEMlac).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Demasiado tarde

Flavia Mameli (ARTEMISA)

60 personas ya murieron a causa del virus de la gripe A (H1N1) y otras 100 mil personas estarían infectadas. Así, la Argentina ocupa el cuarto lugar en la lista de países con mayor número de casos en el mundo. Pero, ¿podría haberse evitado el avance de la pandemia en nuestro país? Contradicciones y letargo en la toma de decisiones políticas clave en un país semiparalizado por la amenaza del virus.

En la radio no para de sonar la letra de una canción: ``La culpa no es del chancho, sino del que le da de comer'', eco de una agenda periodística que rebalsa de noticias relacionadas con la gripe porcina, y cuyos titulares son poco alentadores: ``Ya hay en el país 100 mil contagiados por la gripe A``, ``País en emergencia``, ``Gripe A: falta coordinación para combatir la pandemia``.

El primer caso en nuestro país se conoció el 6 de mayo de este año, y desde entonces ya murieron 55 personas, cifra que autoridades del gobierno nacional recién admitieron el sábado 4 pasado. Los pronósticos acerca de qué pasará durante las próximas dos semanas, cuando la curva ascendente de la enfermedad alcance su pico máximo, son poco alentadores: se calcula que 2,5 millones de personas podrían contraer la enfermedad sólo en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Tras semejante panorama, y todavía con el fantasma del dengue sobre sus espaldas, la ex ministra de Salud Graciela Ocaña presentó el lunes 29 de junio su renuncia después de asegurar que jamás ocultaría información sobre la situación, a pesar de que ya era evidente un número de personas infectadas muy superior al que marcaban las cifras oficiales. También hay quienes comentan que ella sí habría advertido sobre la gravedad del escenario y sobre las medidas a implementar, pero que no se tomó la decisión política para atender la emergencia.

El mismo día de la renuncia de Ocaña, y tras conocerse el resultado de las elecciones, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que se reuniría con especialistas para evaluar la situación. Pero, ¿cuáles son los motivos por los qué todavía no lo había hecho?

Mientras tanto, 11 millones de estudiantes pierden tres semanas de clase – formalmente el asueto es de dos semanas, pero en verdad ya hace una semana que las escuelas están prácticamente vacías -, se convocan a médicos jubilados y estudiantes para cubrir guardias de emergencia, la Corte Suprema adelantó la feria judicial, y se decidió otorgar licencias especiales a embarazadas y a personas con problemas oncológicos o inmunodeprimidas, entre otras medidas.

Pero al tiempo que se agotan los barbijos y el alcohol en gel, y como en el reino del revés, el viernes pasado se vendieron 19.500 entradas para ver el partido de Huracán contra Vélez, que se jugó el domingo, y los shoppings permanecen abiertos y afinan el lápiz de las ofertas para evitar la disminución en sus ventas.

¿Qué evolución habría tenido la pandemia en nuestro país si no se hubiera ocultado la propagación del virus durante la campaña y las elecciones legislativas de junio pasado? ¿Qué habría pasado si los 1000 millones que acaban de otorgarse al flamante ministro de Salud Juan Luis Manzur para enfrentar la situación gripal hubieran estado disponibles para prevenir el mal cuando apenas era una amenaza?

Y como ya nos tiene acostumbrados, durante la conferencia de prensa que dio Manzur el 3 de julio, CFK volvió a criticar al periodismo, esta vez por difundir el número de pacientes infectados con el virus, y dijo temer que la información creara pánico y saturara los centros de atención. Pero poco dijo sobre el cachetazo electoral que recibió su partido el domingo 28 de julio. Desde entonces el tema de la gripe, tan eclipsado en tiempos de batalla política, reemplazó cualquier espacio para el análisis y la crítica sobre la gestión kirchnerista.

El saldo de sostener la campaña y las elecciones como si nada sucediera no es menor. Ahora, Argentina ocupa el cuarto lugar en el mundo - y el primer lugar en América Latina - en el ranking de países con mayor número de infectados, después de Canadá, México y Estados Unidos, región donde se generó la enfermedad. Por ello, la situación local generó las críticas de la Organización Panamericana de la Salud, entidad que lamentó que las elecciones ``hayan aplazado la atención de la gripe A``, tal como se advirtió desde Cancún, donde se realizó la Cumbre Mundial contra la pandemia, y anunció que esta semana enviará un equipo de especialistas a nuestro país.

Otra vez, y ésta aderezada con grandes contradicciones, la dirigencia política argentina llegó demasiado tarde.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Libres gracias al Estado, no al gobierno

Edgardo Carlos Engelmann (especial para ARGENPRESS.info)

Cuando tuve que cambiar mi número de celular, que fue uno de los primeros de la Argentina, por haberme dedicado en ese momento a las Emergencias Psiquiátricas, lo extrañé un montón y mucha gente debió localizarme por medios alternativos a pesar de haber comunicado mi decisión y mi nuevo número por e mail y de otras formas.

Desde ya que mi cambio de compañía se dilató en el tiempo debido a la indecisión motivada por los inconvenientes que eso iba a ocasionarme y ocasionar a mis contactos y pacientes. Las razones del cambio eran una estrepitosa merma de calidad en el servicio y la atención desde el momento en que Movicóm fue comprado por Telefónica y se transformó en Movistar.

Desde el 2000 las asociaciones de consumidores reclaman la “portabilidad del número” como derecho del consumidor. Por más que existe la ley antimonopolios en Argentina, los gobiernos privatizadores y desreguladores apoyaron a las compañías para que, si bien fueran varias, no tuvieran realmente que competir entre sí. Las demostraciones están en la repartija del país en zonas exclusivas a las prestadoras de teléfonos, electricidad, gas, agua y demás. En la telefonía celular encorsetaban al usuario obligándolo a cambiar de número con las consecuencias e incomodidades imaginables; avisos, cambios en tarjetas personales y demás papelería y pérdida de tiempo y oportunidades de conexión para negociar o comunicarse ante emergencias, como mínimo.

Ahora, La Justicia, en un pleito entre las asociaciones de consumidores y el Estado (pero representado por el Gobierno representante de las empresas monopólicas) dictamina que se acabó el monopolio y en 90 días se debe poder implementar la portabilidad del número aunque uno se pase de empresa.

Todo esto para decir que el Estado es la forma que tenemos de organizarnos como sociedad y esta es la forma de sobrevivir como individuos. Si los gobiernos que entronizamos manejan el Estado a su antojo, corrompidos por intereses de las empresas, quiere decir que estas, que no son personas físicas si no entelequias jurídicas sin moral, nos manejan como sociedad. Es algo así como si los robots manejaran a las personas y no al revés.

Las empresas sólo tienen la ética de ganar más dinero a cualquier costo y caiga quién caiga. Es su único mandato universal. En base a eso explota a persona y depreda el medio ambiente. Su único límite es el Estado, es decir la organización social. Esta puede actuar de acuerdo a un sistema republicano con división de poderes, como es nuestro caso y este particular caso, en donde el ejecutivo debe rendirse ante la justicia a favor de una mayoritaria parte de la sociedad o, esta sociedad puede presionar al Gobierno de turno con manifestaciones, huelgas y demás medidas de fuerza en las calles, como para hacer conocer sus demandas.

Ante el poder de la alianza de los gobiernos con las empresas, suele ser necesario usar estos últimos métodos para “avivar” a los políticos gobernantes de cómo son las cosas y cuáles son los límites de su poder. Por eso los políticos odian y temen, fundamentalmente, a la gente organizada en la calle. Les devuelve una mirada de lo endeble que es su poder a pesar del dinero y las dádivas de los empresarios debidos a sus empresas sin moral. Esa también es la razón por la que la Constitución, de corte liberal, a imagen y semejanza con la estadounidense prohíbe que “el pueblo delibere y gobierne si no a través de sus representantes”. De allí que los liberales prefieren a todo el mundo en sus casa y calladitos y toleran cómo única expresión popular el voto. Ese voto que es bastardeado y manipuleado como bien se ha visto en las últimas elecciones y que es imposible de interpretar por el vacío de ideas y propuestas suplantadas por las millonarias campañas publicitarias pagadas por los ricos que le han robado su dinero a los que ahora son pobres.

La conciencia de ser un Estado y que este es diferente de su gobierno y la posibilidad de vencer con mayor facilidad la influenciabilidad de las empresas en los gobernantes es lo que nos hará libres.

Todo esto con un ejemplo dentro del sistema capitalista y representativo. Piensen en la libertad que nos otorgaría un sistema libertario, asambleario, de democracia directa y respeto igualitario de todos los individuos que habitan una determinada zona de un país o un país o territorio cualquiera.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Advertencia y amenaza para América Latina

Frida Modak

El golpe de Estado en Honduras es una advertencia que no se puede ignorar ni minimizar considerándolo como un hecho aislado ocurrido en un país pequeño y pobre.

El golpe se dio en Honduras, pero afecta a toda América Latina y el Caribe porque nos está indicando que ese pasado ominoso no quedó bien sepultado y que la osadía de declararnos independientes y soberanos no nos es perdonada. No se puede sacar otra conclusión de los sucesos hondureños, donde el golpe militar fue la respuesta al propósito de hacer de ese país una nación más justa, donde los sectores populares tuvieran voz.

Nuestros pueblos, aún con democracias imperfectas, injusticias y desigualdades, han ido estrechando sus relaciones, tienen conciencia de sus derechos y los defienden. También defienden sus tierras y las riquezas que ellas contienen. Frente a quienes quieren cerrarles el camino están los que los impulsan a seguir adelante. Hay gobiernos que recuperan los recursos naturales y otros que los entregan. Sin embargo, en medio de las diferencias se han encontrado importantes coincidencias y en ese contexto el golpe en Honduras se convierte en un peligro generalizado.

Así lo entendieron América Latina y el Caribe que reaccionaron en forma inmediata, unitaria y firme, a través de todos los organismos de integración creados. También lo entendieron así los países desarrollados de Europa que a través de la Unión Europea señalaron, con la firma de los 27 cancilleres, que el derrocamiento del presidente Zelaya era una violación inaceptable del orden constitucional en Honduras y exigieron el retorno a la normalidad democrática.

Reacciones similares se produjeron en todos los continentes, pero hubo una especialmente débil y fue la de Estados Unidos, país que se supone que también ha entrado en una etapa de cambios. El presidente Barack Obama dijo que estaba muy preocupado por lo sucedido, que cualquier conflicto y disputa debe resolverse pacíficamente a través de un diálogo sin interferencias externas y le pidió a todos los actores políticos y sociales de Honduras respetar las normas democráticas y la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos...

Pero antes de entrar en el análisis de las posiciones de la nueva administración estadounidense es importante conocer qué causó el golpe contra el presidente hondureño.

El pecado de Zelaya

Manuel Zelaya fue postulado por el Partido Liberal, que es uno de los dos partidos políticos tradicionales de Honduras que se han alternado en el gobierno en los períodos en que no ha habido dictaduras. Aunque ambas colectividades podrían incluirse en la derecha política, el Partido Liberal ha asumido desde hace años una línea progresista e incluso pertenece a la socialdemócrata Internacional Socialista. Zelaya tuvo desde un comienzo la oposición de los medios que pertenecen, sin excepción, a la derecha política, ganó por un margen no muy grande a su rival del Partido Nacional y fue ratificado como presidente después de la intervencionista visita de una enviada del entonces presidente Bush.

Una vez en el gobierno, la gestión del mandatario se orientó a la búsqueda de una mayor justicia social, lo que desató una fuerte oposición de sus adversarios políticos e incluso de algunos personeros de su partido. Su más encarnizado rival ha sido y es Roberto Micheletti, presidente del congreso que hoy, gracias al golpe, puede ostentarse como presidente. Micheletti es un presidenciable fallido, perdió todas las veces que aspiró a ser el candidato de su partido a la primera magistratura. Fue derrotado por Zelaya y también por quien postula ahora al cargo en las elecciones previstas para el 29 de noviembre próximo.

A las distintas medidas puestas en práctica por Zelaya se agregó una basada en la Ley de Participación Ciudadana, dictada bajo su gobierno. Esa ley señala que los ciudadanos pueden pedirle al presidente que se haga una consulta ciudadana, que no es vinculante, sobre el tema que estimen de interés. Más de 400 mil personas le solicitaron que se consultara la opinión de la gente sobre una Asamblea Constituyente. Esas consultas, según la ley, debe hacerlas el Instituto Nacional de Estadística y no tienen otro objetivo que conocer lo que el ciudadano común piensa sobre el tema de que se trate.

Eso es lo que se iba a consultar el día en que se produjo el golpe de Estado. La pregunta concreta era:

”¿Está usted de acuerdo que en las elecciones generales de noviembre del 2008 se instale una Cuarta Urna en la cual el pueblo decida la convocatoria a una Asamblea Constituyente?

“Sí... No...”

La Cuarta Urna era la que se agregaría a las tres urnas en que se deposita el voto en las elecciones generales, de ellas una es para la votación por presidente de la república, otra para parlamentarios y la tercera para alcaldes y regidores. El período de Zelaya termina en Enero, de modo que todo lo relativo a la eventual convocatoria a una Asamblea Constituyente lo habría tenido que ver su sucesor, por lo tanto, ni siquiera existía un proyecto que considerara la reelección presidencial ni ninguna otra materia. El motivo por el cual se desató el problema es muy diferente. Honduras tiene una constitución dictada en 1982, bajo el régimen dictatorial del general Policarpo Paz García y en ella los 8 primeros artículos son declarados “pétreos”,eso quiere decir que no se pueden modificar nunca. La razón es una sola, son los que determinan un tipo de gobierno autoritario y defensor de los intereses de determinados sectores, que no están dispuestos a perder el poder. El que intente cambiar la constitución es considerado “traidor a la patria”.

Eso es lo que originó el golpe de Estado, pero a ello se agregan otros hechos.

“Nada de golpes”

Volvamos a la reacción inicial del presidente Barack Obama. En Tegucigalpa, la capital hondureña, se realizaban gestiones para encontrar una salida al problema en los días previos al golpe, en las que participaba el personal de la embajada estadunidense, cuyo titular Hugo Llorens fue nombrado en tiempos de Bush. El diplomático había viajado a Washington y durante su estadía allí trascendió en las esferas políticas hondureñas que el día jueves de esa semana la secretaria de Estado Hillary Clinton había hecho una llamada telefónica al personal de la embajada o a algún dirigente opositor diciendo que “nada de golpes”.

En círculos allegados al gobierno sólo se registraba el hecho. Al embajador Llorens se le conocían declaraciones como “no se puede violar la Constitución para crear otra Carta Magna porque eso sería como vivir en `la ley de la selva´”, dicho en una conferencia de prensa el 6 de junio. Luego, asegurando que lo que se hiciera en materia constitucional era cosa de los hondureños, agregó ” que lo que se haga que se haga dentro de la ley, si se hace o no se hace una variante de lo que estamos hablando, que se haga dentro de la ley, dentro de la Constitución”.Era obvio lo que sugería.

Si nos atenemos a los hechos, el camino seguido por los golpistas fue acusar al presidente de salirse de la ley y la constitución y aplicar las disposiciones legales y constitucionales, tan promovidas por Lorens, para dar el golpe de Estado. Si no hubieran mandado a los militares a detener a Zelaya y expulsarlo del país de la manera en que lo hicieron, podrían haberle dado algún grado de credibilidad a sus acusaciones, pero bien se dice en México que la forma es fondo. Fue un golpe de Estado sin causa justificada.

El Presidente Obama sólo reaccionó el día lunes 29, cuando ya todas las organizaciones que hemos señalado se habían pronunciado. Las argumentaciones que se leen en la prensa estadounidense no son aceptables, porque en definitiva apuntan a que se temía que en Honduras se dictara una constitución similar a la venezolana, con lo cual se suman a la histeria “antichavista” sin haber entendido lo que está sucediendo en América Latina. Sólo evidencian preocupación por la pérdida de su hegemonía.

Y en lo que respecta a América Central, que Estados Unidos siempre ha considerado como si fuera de su propiedad, resulta que hasta el golpe en Honduras el imperio tenía perdido el control de esa región. Si esta es la manera de recuperarlo, toda América Latina tiene que ponerse en guardia. El cambio que se está dando en la región intenta abrir cauces a la participación popular como elemento fundamental de un sistema democrático y las reformas constitucionales son el instrumento que le abre paso.

Después de este tropezón que puso en duda los propósitos expuestos por Obama en sus discursos, Estados Unidos modificó su actitud inicial y se sumó a última hora con carácter de “patrocinador” a la resolución que por unanimidad aprobó la Asamblea General de las Naciones Unidas condenando el golpe de Estado en Honduras.

Frida Modak, periodista, fue Secretaria de Prensa del Presidente Salvador Allende.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras: El cardenal golpista

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

No se me exijan pruebas. Los términos de su llamamiento a Zelaya ante la prensa para que no regrese a Tegucigalpa, constituyen en sí mismos confesión de parte…

Oscar Rodríguez, el Cardenal de Honduras, ha pedido este domingo al presidente secuestrado y expulsado de su país, Manuel Zelaya, que no vuelva a Honduras para evitar así un derramamiento de sangre. El Cardenal ha lanzado un comunicado en el que afirma que sabe que Zelaya "ama la vida" y la "respeta", y que debe mantenerse alejado del país para que la crisis que vive Honduras se salde al menos sin la muerte de "ni un solo hondureño".

La comparecencia del hombre pacífico y de buena voluntad instando a no regresar a Oscar Hernández para que no haya derramamiento de sangre es la del golpista, pues ese mismo llamamiento podría y debiera habérselo hecho a Roberto Micheletti para que se marche, puesto que el derramamiento de sangre ya se ha producido y no es hipotético. En resumidas cuentas, esta lanza rota a favor de quien está y no de quien debiera estar, no ofrece duda sobre quién ha sido el autor intelectual o moral (como ahora llama a la figura penal del “inductor” de un delito) de este golpe de Estado.

La Iglesia católica ha cometido en su historia incontables atrocidades, tanto públicamente como entre bastidores, y ha estado detrás de otras muchas cometidas por otros canallas. Pero hasta ahora, en los dos últimos siglos al menos, exhibió cierta vergüenza, y hasta pudo disfrutar del beneficio de la duda hasta que siéndole imposible seguir en la sombra se posicionó inequívocamente al lado del ganador comulgante. En el caso hondureño da la impresión de que el Cardenal ha impuesto al comulgante que se da golpes de pecho, y defenestrado al cristiano de base educado en los salesianos, de tendencia izquierdista y socialista. Cristiano rico que no ejerce y protege a los pobres, versus cristiano rico que ejerce y enriquece a los ricos. Como en la vida misma. Por eso parece claro, pese a la falta de pruebas, que los autores no han sido propiamente los militares; que los militares se han limitado a cumplir órdenes, las suyas, las del Oscar Hernández, y posiblemente las vaticanas.

La Iglesia está en plena decadencia, y sus obispos y cardenales no son más que clérigos como los que rigen institucionalmente en países de mayoría musulmana. Con la diferencia de que en los países cristianos, aunque del cristianismo no quede más que unas pocas huellas, rigen fingiendo no regir o sublevan desde la sombra. Cada día los clérigos de postín son en Occidente más políticos y más mercenarios de la causa de la involución y del derechismo extremo. Sus aparatosos ropajes de chamán saduceo ya no engañan al mundo salvo el mundo que se deja engañar o desea ser engañado, pues cada vez se aparecen más como activistas hipócritas y no como diplomáticos moderadores de las tensiones políticas: ellos las provocan.

No nos vamos a cansar derrochando invectivas contra la jerarquía católica en la que ya se atisban estertores. La Iglesia católica, en su pecado intermitente de perversas incursiones en las cosas de César contraviniendo la enseñanza de su Maestro, está la penitencia de su paulatino crepúsculo; más bien ocaso. Benedicto, y sus cardenales y obispos están haciendo lo imposible (“trabajando duro” diría un angloparlante), para desmontar la milenaria Iglesia levantada sobre la piedra de Pedro. Que Dios les ampare. A ver si con la asistencia del Altísimo, el mundo se libra de todos ellos para que la humanidad pueda librarse de los andrajos morales y terribles dobleces de tan nociva Institución. Al menos en los países hispanohablantes, su espectro sigue apareciendo mezclado con todas las iniquidades.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras. Pieza de colección

Alejandro Dausá (ECUPRES)

El documento “Edificar desde la crisis”, emitido por la Conferencia Episcopal de Honduras, ha despertado fuertes reacciones. La carta es una muestra poco frecuente de hasta dónde puede llegar la manipulación de conceptos y el enmascaramiento de la realidad.

El propio título es un embuste con el cual se intenta maquillar un golpe de estado, el avasallamiento de libertades y derechos fundamentales, y el atropello a la voluntad popular. De ahí en adelante desarrolla un grotesco ejercicio seudojurídico a fin de justificar lo injustificable.

Para completar la figura, el Cardenal hondureño, Oscar Rodríguez Maradiaga, finalizó la lectura del engendro indicando que el regreso del presidente legítimo podría desatar un baño de sangre. Con ello subrayó la lógica subyacente: la única víctima es el criminal, y a la verdadera víctima se la debe culpabilizar y criminalizar por males pasados, presentes o por venir. La advertencia va dirigida a Manuel Zelaya, pero su objetivo es debilitar a la resistencia popular, que según su particular óptica pasa a ser responsable automática de todas las posibles desgracias o muertes.

Ante semejantes piruetas, resulta difícil no evocar la figura de aquel carpintero galileo que afirmaba la primacía del ser humano y su dignidad por sobre cualquier ley, aún aquellas escritas en piedra (claro que semejante audacia le costó cara frente a agudísimos letrados, siempre dispuestos a manipular o inventar jurisprudencia para sostener un orden socioeconómico y religioso que decían era la voluntad del mismísimo Dios...).

Los obispos hondureños se suman así, con franqueza inusual, a no pocas conferencias episcopales latinoamericanas que son producto del proceso de restauración animado enfáticamente por Juan Pablo II, notable enemigo de profetas, declarado promotor de burócratas eclesiales, y defensor de grupos ultraconservadores, que son hoy los que llevan la voz cantante en la iglesia católica, mimando a banqueros, financistas, terratenientes, grandes empresarios, militares golpistas, que aparecen como fervorosos cristianos.

Los que caminan

El sábado 4 de julio, durante la primera marcha multitudinaria al aeropuerto de Tegucigalpa, una periodista de televisión entrevistó a uno de los caminantes. Casi anciano, vestido de paisano, indicó que era sacerdote católico y que lo tenía sin cuidado lo que pudieran decir los obispos. Señaló a la multitud y dijo “¡Esta es la iglesia!...¡esta es una insurrección popular que debemos apoyar!”.

Con buena memoria, aprovechó para recordar el prontuario de siniestros personajes como Billy Joya o Ralph Nodarse, que hoy resurgen como asesores o funcionarios del grupo golpista.

Joya, con el alias de “Licenciado Arrázola” tuvo una destacada actuación al mando de escuadrones de la muerte, asesorados y entrenados por oficiales del Batallón 601 de Argentina en los años ochenta. Perseguido por la justicia de su país, intentó obtener asilo en España, donde el único empleo que se le conoció fue el de catequista en el colegio San José, de los Sagrados Corazones, en Sevilla.

Por su parte, Nodarse ofreció eficaz apoyo al terrorista fugitivo Luis Posada Carriles, y formó parte del lobby para que el presidente Zelaya le concediera refugio, a lo cual el mandatario se negó.

Buena parte del pueblo hondureño mantiene acciones de vigilia y resistencia de un coraje pocas veces visto, con extraordinaria entereza y disciplina, con voluntad de defender su derecho a construir el otro país posible.

Mientras tanto, ajenos a la práctica del carpintero galileo que no dudaba en echar su suerte y caminar con la gente de abajo, los obispos indican en el párrafo final de su funesto documento que es hora de “orar y ayunar”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Relatoría condenó asesinato de periodista radial en Honduras

CERIGUA

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el asesinato del periodista radial, Gabriel Fino Noriega, ocurrido el 3 de julio pasado en San Juan Pueblo, Honduras.

En el contexto actual, generado por el golpe de Estado y la ruptura del orden constitucional, el asesinato del periodista Fino Noriega genera especial preocupación, indicó un comunicado de la entidad; la Relatoría Especia llamó a que se investiguen los hechos y se determine si el asesinato estuvo vinculado con el ejercicio de la actividad periodística.

El 3 de julio pasado, Fino Noriega salía de la emisora Estelar, tras conducir su programa, cuando una persona no identificada le disparó varias veces, según la información difundida por la prensa local organizaciones no gubernamentales locales; el periodista, quien también era corresponsal para Radio América, murió poco después.

El principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión señala que el “asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión”.

La Relatoría Especial recordó que el 29 de junio de 2009 condenó enérgicamente las limitaciones a la libertad de expresión en Honduras, ocurridas luego del golpe de Estado y la ruptura institucional y urgió al respeto irrestricto de este derecho fundamental, que está en la base del sistema interamericano.

Una vez más, la Relatoría Especial exigió respeto irrestricto del derecho a la libertad de expresión en Honduras y demandó que se otorguen todas las garantías para que los medios de comunicación y periodistas puedan cumplir su labor de informar con libertad y en condiciones de seguridad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Periodistas chilenos rechazan asesinato y persecución de colegas en Honduras

El Colegio de Periodistas de Chile expresa su protesta por la muerte en Honduras del periodista Gabriel Ciro Noriega, asesinado por sicarios en la noche del viernes en la comunidad San Juan Pueblo, cuando salía de una estación local de televisión.

A la vez, el Colegio expresa su protesta por la prosecución de detenciones y maltratos a periodistas en Honduras, junto con manifestar su solidaridad con el dibujante Allan McDonald, colaborador permanente de la revista chilena Punto Final.

McDonald, quien recibió este año el Premio Nacional de Periodismo de Honduras, en mención dibujo, de manos del propio Presidente Manuel Zelaya, estuvo detenido durante cinco horas el primer día del golpe, junto a una hijita de 17 meses. Lo soltaron, pero luego dictaron una orden de captura en su contra y ahora se encuentra en la clandestinidad.

Allan McDonald, autor permanente de la contraportada de Punto Final, también colabora en Rebelión, Telesur y otros medios internacionales. Su situación ha concitado honda preocupación y solidaridad en Centroamérica, donde es vastamente conocido.

Consejo Nacional
Colegio de Periodistas de Chile

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...