lunes, 3 de agosto de 2009

Honduras: Detrás de la fachada


Néstor Núñez (especial para ARGENPRESS.info)

Sintomática la reciente plática en Nicaragua, de unas tres horas de duración, entre el embajador norteamericano en Honduras, el ultraderechista y especialista en triquiñuelas interventoras Hugo Llorens, y el presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya.

Al final, luego de un abrazo al depuesto mandatario que recordó a muchos el beso de Judas, el flamante diplomático precisó en formales declaraciones a la prensa, que su propósito era trabajar por un acuerdo que devuelva la institucionalidad a la nación hondureña, y precisó que su país no reconoce a otro gobierno que no sea el encabezado por Zelaya.

Pero sin dudas, la mencionada visita no ha dejado de despertar suspicacias por tratarse del personaje de que se trata, aún en plenas funciones en Tegucigalpa, y quien admitió haber asistido a reuniones donde se fraguó la asonada del pasado 28 de junio.

Una escoba para Arias

Una de las variables en esta ecuación imperial podría obedecer a insuflar aire y barrer el piso a las gestiones pretendidamente mediadoras del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, orientadas desde el Departamento de Estado para intentar una fórmula de compromiso que, cuando más, se traduzca en la vuelta de un Manuel Zelaya con recortadas atribuciones hasta la celebración de las ya cercanas elecciones presidenciales.

Es la especialidad del “oportuno” Arias, encargado en los ochenta de desmovilizar a la insurgencia centroamericana en medio de una fase de lucha próxima a sobrepasar el transitorio escalón del equilibrio militar entre las guerrillas y el ejército, para dar paso a la etapa de victoria popular sobre los regímenes de turno.

Por otra parte, la ida de Llorens al encuentro de Zelaya y de algunos de sus ministros, no descarta la intención imperial de enviar un mensaje a los sectores golpistas que, digan lo que digan, intentan permanecer en el poder a como de lugar, y en no ceder un ápice en sus intereses y prebendas, lo que dificulta las maniobras dilatorias diseñadas en la cancillería norteamericana.

Porque la lección histórica es sencilla en este hemisferio: con el Norte se trata de acatar, de admitir, de ceder.

Asumir posiciones incómodas para el poderoso del patio es un riesgo absoluto, por muy socio que parezca. En la pragmática oficial gringa, los fardos, tengan el color que tengan, se lanzan al mar…y punto.

Una clave

Pero con todo, existe una tercera variable que podría subyacer con tremenda fuerza en las marchas y contramarchas que se esconden en la visita de Llorens al presidente depuesto.

Y se trata de un factor que el propio golpe de estado desencadenó y parece haber tomado por sorpresa a quienes pensaron en un simple paseo militar y en unas pocas horas de confusión pública.

Hablamos, en efecto, de una inusitada resistencia popular que se alarga por más de un mes, y que lejos de decaer se hace más organizada, estructurada, combativa y sagaz.

Una resistencia que, a la vez que se desarrolla, va dando vida pública a una nueva fuerza política que podría romper todos los diques tradicionales hondureños, de manera que al final el hijo bendito de la crisis creada por la derecha estadounidense y la oligarquía local, resultaría aún más “peligroso y alarmante” para los que creyeron en un radiante final cinematográfico tras la violación del orden constitucional.

¿Y por qué dudar que los estrategas de Washington no acumulen ya esa carga de pavor y aversión a lo que pueda derivarse de un combate popular que no teme a la violencia de policías y militares? ¿Por qué no pensar que en los apuros y vaivenes de Llorens se esconde lograr de inmediato una fórmula que tranquilice los ánimos de las masas hondureñas y evite un desborde definitivo y definitorio?

A estas alturas del conflicto, hay evidencias muy clara de que los movimientos sociales contra el golpe están asumiendo un papel cada vez más determinante en la vida nacional, y que accionan con una asombrosa claridad política.

Sirvan de simple botón de muestra los párrafos siguientes de las declaraciones suscritas por las organizaciones que enfrentan la asonada, a raíz del fracaso de la “mediación” en Costa Rica:

“Para nosotros, precisaron las fuentes populares el pasado 23 de julio, en la agenda sigue estando la resistencia masiva contra el golpe de Estado. Las pláticas en Costa Rica eran un paso más en la lucha, pero estas conversaciones fracasaron desde la primera reunión, por eso no esperábamos nada.

“Los golpistas que ocupan el poder en Honduras, no tienen interés en un acuerdo, sólo están haciendo tiempo para desgastar la resistencia del pueblo y consolidarse en el poder. Con el fracaso de las conversaciones en Costa Rica, también fracasó el presidente Óscar Arias.”

Es, evidentemente, la hora del pueblo, y en Washington, a no dudarlo, ya existen quienes empiezan a temer y a urgir para aplicar urgentes frenos.

Foto: Honduras, golpe de Estado – Militares golpistas detienen un civil en Tegucigalpa.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

"Si se permite este golpe vamos a retroceder a las épocas cruentas en América Latina". Entrevista al líder indígena hondureño Salvador Zúñiga


TORTILLA CON SAL (especial para ARGENPRESS.info)

El 29 de julio TORTILLA CON SAL logró hablar con Salvador Zúñiga, veterano líder de los pueblos indígenas de Honduras, sobre la situación en su país en éste momento.

Zúñiga, quien actualmente se encuentra en uno de los campamentos de hondureños refugiados en el departamento de Nueva Segovia, cuenta sobre la represión militar que sufrió el grupo de 300 con que viajó hacia la frontera nicaragüense para encontrarse con el Presidente Manuel Zelaya la semana pasada. También habla sobre el peligro de que la actual situación en Honduras tenga fuertes repercusiones no solo en la región centroamericana sino en toda América Latina.

* * *

Tortilla con Sal: Estamos con Salvador Zúñiga. ¿Cómo se llama la organización con que trabaja?

Salvador Zúñiga: COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras). ... (Con respeto a la situación en Honduras) se está haciendo una guerra contra un pueblo desarmado, contra un pueblo que lo único que hace es reclamar, que se reinstale al presidente por el cuál votamos para cuatro años.

En esta guerra hay encarcelamientos. Han llegado a encarcelar diariamente hasta trescientas personas. En El Paraíso ya no cabían en la bartolina de la policía y llevaron hasta el estadio a la gente.

Han asesinado gente, así como los escuadrones de la muerte, que después que van a la manifestación los secuestran, y luego los matan torturados, los desgollan, y los van a tirar a la par de la movilización. Eso fue el caso de Pedro Magdiel. Que de esa manera lo capturaron.

Vemos al ejército disparar contra una manifestación produciendo un montón de heridos, y luego hay un muerto, y dice el Procurador de lo Derechos Humanos, el golpista Ramón Custodio López, que eran balas de goma las que disparaban. Y se ha comprobado que son balas de fusil M-16. En todo el país hay una persecución.

Ellos (los golpistas) siempre han violado la constitución de la República de Honduras. La violaron cuando hubo la presencia de la contrarevolución (nicaragüense) en Honduras, la presencia de las tropas norteamericanas, cuando desaparecieron gente en los 80s, todo estos hechos son violaciones a la constitución.

Dice la constitución que no deben de haber clases privilegiados en Honduras, y sin embargo, estos grupos fácticos, poderosos, se están adueñando de los ríos para hacer represas, vender la energía eléctrica y beneficiarse. Tienen un subsidio anual de parte del Estado de 20,000 millones de lempiras. Los ricos, los grupos fácticos, los poderosos que mandan.

Han violado la constitución cuando nos pusieron un presidente panameño, que lo impusieron, era Ricardo Maduro. Eso fue una violación a la constitución de la República.

Y sencillamente por una consulta popular que estaba implementando el Presidente de la República Manuel Zelaya, que no era una consulta vinculante, sino que era para saber la opinión de los hondureños, para saber si estaba o no estaba de acuerdo con que en las elecciónes de noviembre se instalara una cuarta urna.

Hay una urna donde se depositan los votos para alcaldes, otra para los diputados, otra para el presidente, y esa cuarta urna era para depositar la respuesta a una pregunta que diría - "¿está Usted de acuerdo con que se convoque a una asamblea nacional constituyente?" Sí o no.

En el sistema democrático republicano la soberanía no es del rey, ni es de la reina, porque no hay rey ni reina. En el sistema democrático no es un Estado autocrático que sea el representante, entre comillas, de Dios, que se supone que es el santo papa, o algo así, el que gobierna la soberanía.

La soberanía, dice nuestra constitución, es del pueblo. Y entonces ¿por qué un Golpe de Estado? Dicen ellos que fue porque Mel quería violar la constitución de la República. Pero la constitución establece precisamente que la soberanía corresponde al pueblo. Pero también dice que entre las funciones del Presidente está cumplir y hacer cumplir la constitución de la República y los convenios internacionales. Y hay convenios internacionales que establecen que nosotros, el pueblo, tenemos el derecho a la expresión.

Entonces sencillamente era una pregunta, una consulta, y se desató una persecución tremenda.

Nosotros, para venir a recibir al Presidente que el pueblo de Honduras eligió para cuatro años, veníamos como trescientas personas, y nos paraban en un lado, cortando el derecho a la libre movilización. Después nos quitaron los buses, y después nosotros caminando y nos estaban persiguiendo.

TcS: ¿En qué punto les quitaron los buses?

SZ: En la salida Tegucigalpa a la altura del desvío de Tatumbla .

TcS: ¡Pero eso es mejor dicho antes de salir de Tegucigalpa!

SZ: Sí. Y venimos de allá caminando, caminando, caminando. Llegamos al segundo reten que está en Zambrano, lo burlamos. Llegamos al tercero que está en Ojo de Agua, lo burlamos a pie siempre. Llegamos a otro que estaba de Las Crucitas más arriba, lo burlamos. Después otro en Arenales, ahí estaba la Primera Dama de la nación. Igual, lo burlamos, y de ahí comenzó la persecución porque nos salieron adelante.

Veníamos caminando por la carretera y allí tomamos un desvío para burlarlos, porque estaban adelante, y luego comenzaron a disparar.

TcS: ¿Con tiros vivos?

SZ: Con tiros vivos, claro. Y entonces desde allí para acá comenzamos a caminar, no por calles, ni carretera, sino por la plena montaña. Cuando veníamos saliendo ya no nos vieron, los perdimos.

En el camino ya no nos seguían por tierra, sino que comenzaron los Tucanes, los aviones de guerra, a seguirnos. Son aviones de guerra, para matar. Luego en medio del monte, todos lastimados, gente golpeada.

En el camino salimos de un pueblo que se llama San Matias, que es de El Paraíso. Ahí mismo la Policía, al ver que estábamos llegando, porque había gente que decía "allí están ... "

TcS: ¿Orejas?

SZ: Sí, orejas de la Policía. Entonces tuvimos que agarrar río abajo, río abajo para llegar a una aldea que se llama Santa Rosa. Pero mire, es un camino que en verdad, compañera, terrible, de noche, sin luz. Y llegamos a Santa Rosa, y allí comenzó otra vez la persecución porque otra vez nos volvieron a denunciar. Entonces tuvimos que salir hasta llegar otra vez a El Paraíso.

En El Paraíso fuimos a apoyar la toma (de la carretera) que estaba, para que con toda la gente allí nos diéramos calor. Allí estuvimos durmiendo una noche.

Luego el siguiente día hicimos la maniobra para trasladarnos aquí a Nicaragua. Y entonces, setenta agarraron para un lado, y los otros para otro. A los setenta los cercó el ejército, fusil en mano, ¿me entiende? Los agarraron y los llevaron a las bartolinas del ejército en El Paraíso. Luego los metieron en furgones cerrados, y les metieron llaves, y los mandaron para Tegucigalpa.

Se habían quedado otros compañeros en la toma, el siguiente día los cercaron también, los agarraron y los metieron a furgones también, y los llevaron para San Pedro Sula. Hubo gente que iba casi ahogándose. Casi ahogándose, una cosa terrible y descabellada.

Es decir, no era una columna armada, la gente no llevaba pero ni un cuchillo para partir monte, y un ejército encima, solo por venir a recibir al Presidente y protestar contra un golpe de estado.

Tuvimos que pasar otra vez por montaña hasta que venimos aquí a Nicaragua, y de aquí pues, ver como ayudar a que retorne el Presidente a Honduras.

Pero lo que está pasando en el país es una cosa increíble. Retrocedimos treinta años. Nosotros pensamos que lo de los golpes de estado ya era una cosa desfasada. Mucho menos pensar en que se iba a utilizar una fuerza armada, con todas sus armas, con sus aviones, para reprimir a una población.

Es una cosa insensato. Pero si Usted va allí no masito, ya están las postas del ejército, y esto está pasando en todo el país. En todo el país, gente que la desaparecen, la agarran, la capturan y la desaparecen, no vuelven.

Hay una cantidad de gente que en San Pedro Sula, desaparecieron a dos muchachos del Partido de Unificación Democrática y del Bloque Popular. Y hay gente que anda así con tiros, con raspones, porque en la calle es así, que lo rozaron, y lo dejaron.

Entonces uno dice - ¿qué es esto? No es posible. Por una transformación democrática. Y ellos (los golpistas) dicen que esto es comunismo, que va a venir Chávez. ¡Mentiras! ¡Mentiras! Es un pretexto para reprimir. Pero no se imagina lo que hemos vivido. Y mire, ahora aquí estamos y estamos contentos porque estamos bajo techos y dormimos.

En el monte encima del charco, con lluvia y todo eso. Y eso no solo fue un asunto de nosotros, que finalmente después de haber salido trescientos, solo pudimos llegar aquí como cuarenta personas. La mayoría de la gente quedó detenida. Hoy mismo detuvieron a otros doce, diez de los garífuna que venían con sus tambores, y dos de COPINH.

Pero ¿qué es esto? dice uno. Una cosa descabellada. Un estado prácticamente de guerra. El estado de sitio no es de séis a séis, como era en El Salvador para la guerra, de séis de la tarde hasta séis de la mañana. En Honduras el estado de sitio es continuo.

Yo me zafé de la columna, del grupito que veníamos, varias veces para ir a comprar comida, y la gente con aquel miedo, con aquel susto. No le permiten ir a El Paraíso a comprar porque han impuesto un toque de queda criminal, de día y de noche. La gente puede ser detenida en Tegucigalpa, en cualquier lugar.

Habían dos muertos anteayer durante una partida de fútbol. Estaban los de Motagua jugando contra los de Olimpia, que son los dos equipos más famosos de Honduras. Entonces cuando salieron estaba la Policía allí y la gente se indignó, se les vino encima lo tenso del golpe de estado y comenzaron a gritarle "fuera golpistas, fuera golpistas." La Policía comenzaron a disparar, y hubieron dos muertes, jóvenes, con toda una vida por adelante.

Uno dice - ¿cómo está nuestro país? En unas circunstancias tan difíciles. Estamos en que, se perdió completamente todo. Retrocedimos años y años, años y años. En este sentido nosotros, pues, tenemos un panorama muy oscuro porque, aunque el Presidente se restituya, nosotros no quisiéramos que las negociaciones permitiera una impunidad, que se fuera a permitir una amnistía para crímenes en contra de civiles.

Es diferente cuando son delitos de carácter político, pero crímenes como éstos, disparar en contra de gente desarmada. Y en esto, sin duda, hay una gran intervención de la ultra derecha venezolana que fue la que comenzó a trabajar el golpe de estado - Robert Carmona con Otto Reich para convertir a Honduras en lo que casi siempre le ha dado - el papel de una base del terrorismo para agredir los procesos democráticos.

Esto es un golpe de estado no solo contra Honduras, es un golpe de estado contra el región centroamericana y en contra de América Latina. Si se permite este golpe de Estado, puede ser que sigue Guatemala, puede ser que sigue El Salvador. Y entonces otra vez los ejércitos, las fuerzas armadas van a comenzar a tomar decisiones de beligerancia deliberantes en América Latina. Y vamos a retroceder a la época de guerrillas también. A las épocas cruentas.

Nosotros en Honduras estamos haciendo todo lo posible para derrotar la dictadura sin llegar a utilizar ni una arma, ni un cortauña. Y aunque sea iluso pensar que sí se puede, que con las ideas, que con la movilización, que con la resistencia cívica podemos derrotarlos, sería muy triste si esto fracasara y se llegara a un nivel de confrontación armada.

Es un escenario que está muy próximo, el escenario de la guerra civil, un escenario que desgraciadamente siempre lo sufre más la gente pobre, niños, niñas, y todos. Ojalá que no se vaya a dar.

Sin embargo la comunidad internacional también tiene que jugar su papel. Nuestro pueblo ahorita se bate en una lucha desigual, en una lucha que es desarmados contra armados. De gente no violenta contra gente muy violenta.

Hay un personaje oscuro en la historia del país que se llama Billy Joya Méndola. Él con Alexander Hérnandez y otra gente, Juán Evangelista López fueron de los que desaparecieron gente. En este gobierno ya lo tienen a Billy Joya de ministro asesor en materia de seguridad. Él es que está haciendo la guerra sucia de las torturas, de los desaparecidos.

Y ahorita ¿quién está al otro lado dirigiendo la operación? El Tigre Bonilla (Coronel Arturo Corrales). Uno de los personajes terribles. También era de los escuadrones de la muerte.

¡Es increíble! Imagínese, vaya, en El Salvador, por ejemplo, la confrontación fue armada. El pueblo tuvo que armarse y tuvo que luchar. Pero en Honduras el pueblo está desarmado completamente. Y la gente está luchando, se está moviendo todos los días. No hay un día que no ha habido una acción de resistencia desde el 28 de junio. Todos los días, a pesar de lo que han querido.

Pero simplemente cuando veníamos para acá, cuando nos juntamos en la salida sur, en Plaza Villas del Sol, estábamos allí con banderas y todo, ya que veníamos para acá, y había aviones de combate encima de la manifestación. Y uno dice - ¿será que piensan utilizarlos? Pero el simple hecho de que sobrevuelan para hacer guerra psicológica.

Ahora la gente está con miedo, está temerosa allá en Danlí. Ahora la gente con solo verlos se pone a temblar. ¡Cuídense! dicen. La gente está en una situación difícil. Cuando va a las manifestaciones, ahí está activa y toda. Pero cuando ya está sola entre en una situación de pánico....

(Sobre la situación de los soldados) ... hay un montón de soldados que se están enfermando, y también no les han pagado el mes de junio, y los tienen sin darles fin de semana.

La operación psicológica que están haciendo incluye una dosis de pastillas que les dan a los soldados. Esta pastilla les pone los ojos rojos y les aumenta la agresividad. Luego sacan un polvera que tienen en los piquetes, así atravesados, un polvo que es como de bomba lacrimógena, y se lo andan pasando así, y los hace llorar a ellos. Y después de esto ellos tienen que hacer maniobras y ejercicios. Pero no están comiendo bien. Esa pastilla que les dan les calma el hambre.

Hay muchos muchachos del ejército que están, o sea los tienen en un situación de guerra contra un enemigo que es el pueblo, y hay muchos que se quieren ir. Es algo que no tiene sentido librar una guerra contra gente civil desarmada, a los cuáles les obligan disparar.

En el estadio, que decía Ramón Custodia que eran balas de goma, esos eran balas vivas, 5.56, de M-16.

Entonces la situación de los militares es ... es un abuso de los derechos humanos de ellos mismos, porque mantenerlos en estado drogado todo el tiempo para no llevarles comida es una cosa tremenda.

Y ayer a la zona, vino Billy Joya, vino a hacer un levantamiento de la situación operativa y a preparar las operaciones de represión a la población. A la propia Doña Xiomara (de Zelaya) un soldado le puso la pistola cuando estaba en un reten. Cosas increíbles.

Foto: Honduras - Salvador Zuñiga, representante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras-COPINH. / Autor: Juan Luís de La Rosa - UBV - INDYMEDIA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La colombianización de México


Libardo Hernández (ELN)

El Padre Javier Giraldo, destacado investigador y defensor de derechos humanos, en su libro Colombia, esta democracia genocida (1.994), describe un funesto capítulo de la guerra contra las drogas de nuestro país.

Relata el padre Giraldo como en enero de 1.993, después de haber estallado un coche bomba en el centro de Bogotá causando 20 muertos, la noticia, que atribuyó los hechos al narco, recorrió el país y el mundo a través de los medios nacionales y las agencias internacionales. En ese mismo mes, se registraron 135 homicidios y 16 desapariciones forzadas por motivos políticos. Pero estos pasaron absolutamente desapercibidos por los medios de comunicación:

"...mientras aquel crimen del narcotráfico que destruyó 20 vidas humanas fue amplia e inmediatamente conocido en todo el mundo, las 130 víctimas de agentes del Estado o del para-Estado fueron ignoradas por los sistemas de información mundial: no existieron." (Giraldo, 1.994).

A finales de los 80 y durante la totalidad de los 90, se aprovechó la guerra contra el narco para lograr tres cometidos:

1) ocultar acciones de terrorismo de Estado;
2) crear un pretexto idóneo para dar inicio a un nuevo proyecto de intervención político-militar por parte de los EEUU, e
3) inaugurar un nuevo capítulo de la militarización de la sociedad.

Éste es el verdadero peligro que corre México al estrenar su propia versión de la guerra contra el narco.

Al igual que en la Colombia de los 80s y 90s, el México de hoy experimenta un doble proceso de creciente violencia relacionada con la guerra contra el narco: 1) una marcada militarización de la sociedad y 2) la conformación de un estado autoritario. Sumado a ello, la guerra contra el narco se utiliza por el imperialismo norteamericano como un pretexto idóneo para profundizar su injerencia e intervención en esa nación soberana.

El fenómeno de la colombianización de México se está consolidando a través del estrechamiento de la relaciones con el imperialismo yanqui a igual que con la clase dirigente colombiana.

Estos acercamientos México-EEUU, México-Colombia apuntan al establecimiento de un eje de contención de los procesos de transformación en camino en Nuestra América y van tejiendo una institucionalidad de la refundación neoconservadora que impulsa el imperialismo norteamericano, cuyo objeto fundamental es el de recuperar su hegemonía erosionada.

El Plan Puebla Panamá, el ASPAN, la Iniciativa Mérida, el Plan Colombia/Patriota, la Seguridad Democrática y el TLC de América del Norte son los pilares de este tejido contrarrevolucionario.

Los inicios

La llamada colombianización de México inició con el periodo presidencial de Vicente Fox Quesada (2000-2006) cuando éste visitó Colombia y se reunió con el entonces presidente Andrés Pastrana para crear el Grupo de Alto Nivel de Seguridad y Justicia México-Colombia (GANSJ).

No obstante, la emulación práctica y concreta del modelo colombiano despegó bajo Felipe Calderón Hinojosa, quien asumió la presidencia en 2006 gracias a elecciones fraudulentas, arrebatándole la presidencia al candidato de centro-izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

Como plantea el investigador y periodista mexicano, Carlos Fazio: "la experiencia del Plan Colombia ubica a ese país sudamericano como un laboratorio reproducible y exportable" y es precisamente así como lo contempla el actual gobierno mexicano.

Por ello, y bajo el mando Felipe Calderón, el Estado mexicano empieza paulatinamente a reproducir la táctica del modelo de control social y represión que se ha aplicado en Colombia desde hace más de cuatro décadas: militarización de las ciudades y del campo, reformas judiciales que coartan libertades ciudadanas en nombre de la "seguridad nacional" y la negociación de un plan de "ayuda" militar con los Estados Unidos llamado La Iniciativa Mérida, mejor conocida como el Plan México, que no es otra cosa que la versión mexicana del Plan Colombia, un paquete de asistencia militar de 1,6 mil millones de dólares para ser aplicados en un periodo de tres años, para "combatir el narcotráfico y el crimen organizado."

El Plan México fue suscrito en junio del 2008, bajo el mando de la administración Bush, e igual como sucedió con el Plan Colombia, se inauguró una nueva etapa de militarización de la sociedad mexicana y se creó una puerta institucional para facilitar la intervención directa de EEUU en México.

Sobre este punto vemos como la línea que distingue la administración de Barack Obama a la de su predecesor, George Bush, se vuelve borrosa y tenue; así nos recuerdan que imperialismo es imperialismo, venga con sabor republicano o con sabor demócrata.

Desde entonces, y en especial a partir que Obama asume la presidencia, el nivel de cooperación entre México y EEUU ha ido en aumento de manera escalofriante. De inicios del 2009 hasta el presente, se evidencia ve una secuencia de acontecimientos que develan las ambiciones imperiales de EEUU en México:

1) En enero del 2009, cuando el imperio aun estaba en manos de la administración saliente de Bush, su asesor de seguridad nacional, Stephen Hadley afirmó que "las drogas amenazan la democracia en México", utilizando la terminología "terrorismo" y "narcoterrorismo". Acto seguido, reiteró "la voluntad del gobierno norteamericano de dar a las autoridades mexicanas todos los recursos para enfrentar más eficazmente el problema" y sugerirle al presidente mexicano Felipe Calderón que tome como ejemplo la experiencia de Colombia como posibilidad para el triunfo contra la violencia.

2) En los primeros días de marzo 2009, ya con Barack Obama al mando del imperio estadounidense, Dennis Blair, director de la llamada Inteligencia Nacional de Estados Unidos, se refirió a México como un Estado fallido. Ante el Senado estadounidense pronunció que "la influencia corruptora y la creciente violencia de los cárteles mexicanos de la droga impiden a la capital (mexicana) gobernar en partes de su territorio".

El destacado intelectual norteamericano Noam Chomsky nos recuerda que el concepto de Estado fallido ha sido reiteradamente utilizado por los Estados Unidos para justificar intervenciones. Ese concepto - repetido ante los medios masivos de comunicación - producen tres efectos en la conciencia colectiva de una sociedad: 1) deslegitiman a un dado gobierno ante los ojos del mundo, 2) crean una excusa para intervenir de una manera más directa en los procesos internos del ya deslegitimado país, y; 3) crean la idea ante la opinión pública mundial de que tal o cual país no puede vivir sin ayuda e inmediatamente el país interventor se ofrece para brindarla.

3) Poco días después de las declaraciones de Denis Blair, Michael Mullen, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos y el militar con más alto rango en la administración de Barack Obama, visitó México con el fin de promover la "acciones mancomunadas" entre las fuerzas armadas mexicanas y estadounidenses en la lucha contra el narcotráfico, a la vez que insistió en que México debería adoptar el modelo del Plan Colombia.

4) A finales de marzo 2009 México fue visitado por la Secretaria de Estado, Hillary Clinton para asegurar que "Estados Unidos comparte la responsabilidad con México para enfrentar a los cárteles de las drogas que han incrementado su nivel de violencia."

5) Justo antes de partir para la Cumbre de las Américas en abril del 2009, el presidente Barack Obama hizo escala en México con el fin de elogiar los esfuerzos del presidente mexicano Felipe Calderón en su lucha contra el narco, México y EEUU serán socios de una amplia estrategia en la lucha contra el narcotráfico, reivindicando las virtudes del Plan México.

Obama llegó a México acompañado de Janet Napolitano, la Secretaria de Seguridad Nacional, quien tuvo el encargo de negociar la "vigilancia" (léase militarización) de la frontera México-EE.UU.

6) Finalmente, durante los meses de marzo y abril de 2009, los medios masivos de EEUU repiten casi al unísono la consigna de que "la guerra ya no está en Irak; está en la frontera", y no se referían a la frontera con Canadá.

En resumen, bajo la administración Bush, se dio la creación de un nuevo instrumento de intervención imperialista en México -el Plan México (Iniciativa Mérida)- pero es bajo la administración de Obama que se crean las condiciones para poner ese instrumento en marcha. Paralelamente en nuestro pais, fue bajo el periodo presidencial de Andrés Pastrana que se negocia el Plan Colombia pero bajo el mandato de Álvaro Uribe Vélez que se desarrolla plenamente junto con el programa de "Seguridad Democrática".

Lazos entre clases dominantes

Aunado al nuevo acercamiento entre México y EEUU, se ha venido evidenciando un creciente pacto entre las clases dominantes de Colombia y México que se remonta al año 2001 y se creó al Grupo de Alto Nivel de Seguridad y Justicia México-Colombia (GANSJ) cuyo fin es el de "coordinar acciones de inteligencia y colaboración judicial en la lucha contra la delincuencia organizada y el narcotráfico, el combate al terrorismo y a los grupos armados ilegales" entre los dos países.

Durante el sexenio presidencial de Vicente Fox el GANSJ tuvo poco actividad pero bajo Felipe Calderón adquirió nuevo dinamismo. De hecho, en el 2007, se realizaron cuatro reuniones en materia de seguridad México-Colombia, y el 2008 se realizó la III Reunión del GANSJ.

Luego, a finales de mayo 2009 Felipe Calderón viajó a Medellín para asistir a un particular cónclave antiterrorista, el V Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo, junto con los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortíz, José María Anzar y, por supuesto, Álvaro Uribe Vélez. En ese encuentro selecto de las derechas más recalcitrantes del mundo, continuaron en la consolidación de los pactos entre las clases dirigentes de México y Colombia.

Igualmente, cabe destacar el hecho que Enrique Peña Nieto, el gobernador del Estado de México (centro del país) por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), visitó Colombia a finales de octubre 2008, donde se reunió con Álvaro Uribe y el ministro de defensa, Juan Manuel Santos. El propósito de la visita, en las palabras mismas de Peña Nieto, fue el de conocer los "instrumentos que han sido eficaces en el combate de la inseguridad por este Gobierno," relató Peña Nieto. Con ese fin se pactó una serie de capacitaciones que dará el gobierno colombiano las fuerzas policiacas del Estado de México.

Seis meses más tarde, en marzo del 2009, una delegación de altos oficiales de la Policía Nacional de Colombia visitó el gobernador Peña Nieto en su Estado con el objetivo de consolidar el acuerdo de colaboración en materia de seguridad.

Lo interesante de este dato es que Enrique Peña Nieto está siendo promovido por la clase dominante de México -y en especial por los grandes consorcios televisivos (Televisa, TV-Azteca)- como el candidato presidencial para las elecciones del 2012.

Uno de los más emblemáticos resultados de este ejercicio de cooperación bilateral en materia de autoritarismo es la Reforma judicial que México llevó a cabo en el 2008. Esta Reforma, inspirada por la Ley de Conmoción Interior y el Estatuto antiterrorista de Colombia, le otorga nuevas facultades al poder judicial y a la fuerza pública, como la detención sin presentación de cargos (prisión preventiva), la negación de libertad condicional, la aplicación discrecional de cateos, allanamientos, e intervención de comunicaciones por parte de las corporaciones policiacas. Cualquier parecido con la realidad colombiana no es mera casualidad.

La reciente captura ilegal del académico colombiano Miguel Ángel Beltrán por parte de las autoridades mexicanas y su deportación a Colombia es otra clara muestra de la colaboración bilateral. Si bien en su honorable pasado, México fue reconocido como el país que le brindaba refugio a los perseguidos y rebeldes de Nuestra América, hoy juega un papel opuesto al hacerle juego a un descarado montaje orquestado por el gobierno de Álvaro Uribe, cuyo único fin es silenciar las voces críticas a su régimen y fortalecer su campaña de reelección.

No obstante lo anterior, la más significativa alianza entre México y Colombia se dio en julio del 2006 cuando este último ingresó como miembro de pleno derecho en el Plan Puebla Panamá (PPP), que fue rebautizado como Proyecto Mesoamericano.

El Proyecto Mesoamericano es un mega-proyecto geoestratégico neoliberal diseñado para aumentar la explotación del trabajo, extraer recursos y riquezas y mover mercancías con más agilidad gracias a nuevas redes viales, energéticas y corredores de maquilas.

Este pacto no solamente significa que Colombia puede sumar su vasta riqueza de recursos naturales y energéticos al proyecto de mega-explotación sino que le añadió su primer componente militar: el Plan Colombia. Dos años después, al surgir el Plan México, el Proyecto Mesoamericano cuenta con un segundo polo militar y de esa manera, la consoliidación del bloque contrainsurgente contintental toma un salto cualitativo.

El rompecabezas de la dominación

El telón de fondo del acercamiento entre México y Colombia, es el papel regional y continental que ambos países juegan dentro de la actual disputa hegemónica que se lleva a cabo.

Frente al proyecto de unidad y refundación latinoamericana que protagonizan los pueblos y los nuevos gobiernos populares de Nuestra América, el imperialismo norteamericano impulsa su propio proyecto de recomposición hegemónica y refundación neoconservadora, del cual México y Colombia son las dos fichas claves.

Es evidente que la crisis sistémica por la cual transita el capitalismo norteamericano no puede ser resuelta a mediano o largo plazo sin la reconquista de aquella hegemonía, de la que ha gozado durante más de un siglo y que le garantiza fácil acceso a los recursos naturales, el control de los mercados nacionales y una fuerza de trabajo barata y disciplinada.

No olvidemos nunca que América Latina ha sido siempre el espacio vital de hegemonía norteamericana y es por ello que los EEUU han venido impulsando marco-proyectos como el Plan Puebla Panamá (ahora Proyecto Mesoamericano), el ASPAN y el la Iniciativa Mérida (Plan México).


Afortunadamente, las tendencias de los gobiernos y de las clases dominantes de Colombia y México no reflejan el sentir de sus pueblos. Pero si bien las burguesías de ambos países se han venido acercando, es igualmente cierto que existe una peligrosa distancia entre sus sujetos populares y sociales.

Es menester de todos los revolucionarios y progresistas de México y Colombia tender puentes entre las luchas sociales y populares de sus países, visibilizar los modelos de agresión y articular las estrategias de resistencia y transformación. Solo así se podrá subvertir la consolidación del nuevo bloque contrainsurgente y contrarrevolucionario que edifica el imperialismo estadounidense.

ELN: Ejército de Liberación Nacional de Colombia


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Salinas, López Obrador, la APPO y el EPR, coincidieron estos días en Oaxaca


Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. a) La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) lleva más de tres años luchando en las calles y realizando manifestaciones de decenas de miles de profesores y ciudadanos. Sus demandas concretas se pueden condensar en educación popular, trabajo y salarios justos para los pueblos y expulsión del gobernador asesino Ulises Ruiz.

b) El Ejército Popular Revolucionario (EPR) es una organización armada clandestina que está en total acuerdo con las demandas de la APPO, pero va mucho más allá. c) Carlos Salinas el expresidente, conocido ladrón y asesino, ha realizado una rueda de prensa en Oaxaca en apoyo al gobernador del PRI y de paso al gobierno panista y a diputados del PRD. d) Por último coincide López Obrador en una gira que realiza de varias semanas en los pueblos oaxaqueños con mayor pobreza.

2. El estado de Oaxaca está a la vanguardia de las luchas sociales del país desde hace décadas, aunque es la ciudad de México donde se concentran los problemas políticos, las grandes marchas, pero también la más tenebrosa “grilla” política manipuladora que busca subordinar a partidos y grupos políticos. Y la “tenebra” más sucia es la que realiza Salinas en sus giras por varias entidades para recordarles a los políticos priístas que él, siendo presidente de la República (1988/94), les dio los primeros impulsos y los cargos que les permitieron obtener dinero y riquezas. Salinas realiza giras muy exitosas –como ahora la de Oaxaca usando avión particular, aterrizando en hangar reservado y recibiéndolo el gobernador Ulises Ruiz- para demostrar que sigue teniendo mucha fuerza en el PRI, en el PAN y en los sectores más derechistas del PRD.

3. Mientras tanto López Obrador (AMLO) se pierde en los pueblos más alejados de Oaxaca para visitar a indígenas y campesinos que nunca han tenido voz en el país ni han recibido a candidatos y políticos. Lugares tan lejanos a los medios de información que desde hace casi tres años le han silenciado sus giras en toda la República, pero que han aprovechado cualquier pequeña cosa para calumniar y tirarle basura. En tanto AMLO es totalmente bloqueado, Salinas llega a Oaxaca y toda la prensa se lanza sobre él para presentarlo como noticia de ocho columnas. Mientras Salinas, Televisa, el PRI han comenzado a impulsar al “muñeco” Peña Nieto para la Presidencia, con casi todas las posibilidades de obtener el cargo, AMLO recorre pueblo tras pueblo, saluda de mano a millones de indígenas, campesinos y ciudadanos que aún “no dan color”.

4. En las elecciones del pasado 5 de julio, el PRI de los alumnos y seguidores de Salinas barrió con todos los partidos. A reserva de completar las constancias de mayoría, de los 500 diputados que integran el Congreso, el PRI tendrá 237 curules y el PAN 143; el PRD 72, el Verde 21 y los demás sumados 27. Con 14 diputados más el PRI pudo haber alcanzado la mayoría. ¿Qué nos está indicando? Que AMLO, a pesar de haber visitados en tres ocasiones todos los municipios y pueblos del país, el siete u ocho por ciento de la votación que obtuvo su corriente puede ser un indicador que su camino no debe ser el electoral y que el mejor, el que le ha dado magníficos resultados es el de movilización de masas a partir de las demandas más sentidas de éstas. Parece que lo electoral está plenamente ligado a los medios de información y a los intereses empresariales.

5. Pero también vemos en Oaxaca la importante batalla que la APPO y los profesores de la sección 22 del SNTE han venido dando juntos desde junio de 2006. La realidad es que hasta diciembre de ese año fueron la vanguardia de las luchas del país, pero ese mismo mes la brutal represión de los gobiernos panistas combinados de Fox y Calderón, en estrecha alianza con el PRI, que concretaron en golpes, encarcelamientos y asesinatos, frenó por mucho tiempo las luchas. La ocupación de la ciudad de Oaxaca por diferentes fuerzas del ejército disfrazado de policías, representó un duro golpe para el movimiento de masas. Sin embargo, a partir de febrero pasado, la APPO se ha estado reorganizando y movilizando para recuperar los espacios que en 2006 tenía. Con el gobierno de ultra derecha de Calderón la represión en el país se ha incrementado.

6. El Ejército Popular Revolucionario (EPR) apareció públicamente en junio de 1996 en el estado de Guerrero, pero pronto se extendió en varios estados de la República, entre estos en Oaxaca. La realidad es que sus acciones han sido pocas, siendo las más notables las realizadas en los oleoductos de Pemex. Con el ejército dominando varias entidades con el pretexto de combatir el narcotráfico, el EPR ha perdido espacios para actuar; pero mucho más porque la secretaría de Gobernación ha logrado mediatizarlo con el “diálogo” que prometió y que lo ha hecho a un lado. Sin embargo el EPR, más una decena de organizaciones guerrilleras pequeñas no han dejado de ser una molestia para el gobierno. Lo más grave es que llegaran a confiar en el gobierno y los detengan como si fueran narcotraficantes. Con eso el gobierno de facto haría una gran fiesta.

7. Por eso los funestos políticos de derecha, los empresarios y el mismo Salinas, parecen burlarse de la izquierda y centroizquierda. El PAN en su campaña política dijo que la izquierda no importaba, que no tenía ninguna posibilidad de ganar y que su campaña sería contra el PRI. A Salinas le preguntaron en Oaxaca el día de ayer acerca de lo que opinaba de que López Obrador esté semanas visita de decenas de poblaciones indígenas y respondió: ¿quién es ese señor? y se echó la carcajada. Imagínense un tipejo de esa calidad moral, sentado en un gran restaurante de la combativa Oaxaca y dictando una rueda de prensa en la que declara que Ulises Ruiz, el priísta asesino, es un buen gobernador, que Oaxaca ahora es mas bello por obra de las autoridades priístas y que se hospeda, junto a su familia en los hoteles de mayor lujo de la ciudad.

8. Da la impresión que si no sucede algo extraordinario que mueva las estructuras totalmente injustas que padecemos desde hace siglos, el PRI sacará al PAN “a patadas” de Los Pinos, como Fox dice que sacó a los priístas en el año 2000. Entonces no se si habrá PRI para otros 70 años. Por eso yo sigo teniendo esperanzas en que surja algo extraordinario porque si me atengo a lo que veo (y quiero ver más a fondo) sólo encuentro en México a una izquierda y centroizquierda totalmente dividida, débil y en muchos casos muy oportunista. Al frente un bloque de priístas/panistas de derecha, muy aliado con los empresarios y el clero, que tienen a su servicio de los medios de información y al ejército. Realmente es doloroso que así sea; pero si no partimos de esa realidad y seguimos festejando que tenemos razón, pronta la fuerza derechista nos despertará.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Cómo se procesa el debate por la distribución del ingreso en la Argentina?


Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

La lucha de clases tiene múltiples manifestaciones y se expresa, entre otras, en los debates que emergen del múltiple “diálogo” propuesto por el gobierno nacional en el escenario posterior a las elecciones legislativas de medio tiempo a fines de junio del 2009.

Uno de los diálogos es apurado con gobernadores de provincia preocupados por apropiar parte de los recursos fiscales nacionales, con declinantes superávit fiscales, ante la crisis de la recaudación provincial. La demanda de los mandatarios provinciales hace explícita la lucha con la nación por fondos públicos. Es una discusión sobre la distribución federal de los ingresos del Estado, amén de la cuestión de la asignación de esos fondos, concientes de que más de la mitad del gasto provincial se aplica a sueldos.

En otro de esos diálogos se escucha la vos de los partidos políticos que reclaman para sí, para la “política”, la solución de los diferendos sociales, es decir la disputa por la apropiación de la renta nacional entre los distintos sectores sociales, una clara alusión a la escamoteada lucha de clases. El lugar sugerido es el Parlamento, especialmente luego de la merma de legisladores oficialistas, aún antes del recambio legislativo en diciembre del 2009.

Sin embargo, el tema parece resolverse en el definitorio diálogo con los sectores económicos y sociales mediados por el accionar gubernamental, tal como se evidencia en estos días en los acuerdos promovidos en el ámbito del Consejo del salario mínimo, la productividad y el empleo y en el diálogo del gobierno con la Mesa de Enlace de las entidades agrarias en la previa de la inauguración de la Feria de la SRA de Palermo. Es un cónclave que preludia el mentado Consejo para el Diálogo Económico y Social, pensado hace tiempo y postergado varias veces en la búsqueda de consensos o clara hegemonía de los participantes.

Respecto del Consejo del salario mínimo, la productividad y el empleo, una vez más solo se consideró lo relativo al salario mínimo, elevado a 1500 pesos por mes en un cronograma que llega a finales del año, es decir en cómodas cuotas para avanzar progresivamente desde los 1240 pesos mensuales actuales. La CTA, como en ocasiones anteriores, no avaló el acuerdo empresarial y de la CGT alentado por el gobierno, motorizado en otras valoraciones sobre la falta de credibilidad en las estadísticas públicas y las necesidades sociales insatisfechas, pero también asentadas en la necesidad de discutir políticas universales más allá del ingreso salarial, tal como la asignación universal para menores o los ingresos previsionales para los mayores sin cobertura. Es cierto que el salario mínimo es el más elevado, en términos relativos, desde la recuperación de gobiernos constitucionales, aunque tiene el límite de la creciente informalización laboral. Sobre la productividad ganada y acumulada en años de crecimiento económico nada se discute. Todo terminó en las cuentas de ganancias de las empresas y forman parte de las crecientes remesas de utilidades al exterior que fundamentan, entre otras modalidades, la fuga de capitales, que en los últimos dos años equivalen a las reservas internacionales acumuladas. El debate sobre el empleo sigue siendo un ausente en el cónclave anual privilegiado por la alianza del sindicalismo tradicional, las agrupaciones de los empresarios concentrados y el gobierno.

El diálogo del gobierno con la Mesa de Enlace de las entidades agrarias estuvo precedido por subsidios a la lechería. Se promovieron medidas para favorecer la exportación de carne y satisfacer demandas en materia de retenciones al trigo y al maíz, no a la soja, la gran reivindicación de los empresarios del campo. El gobierno difundió el otorgamiento de subsidios agrícolas por más de $21.000 millones de pesos en el último año, poniendo en evidencia la asignación de cuantiosos recursos públicos al sector empresarial primario. En realidad, lo que no se discute, más allá de algún argumento debatido marginalmente en los medios de comunicación, es el modelo productivo, especialmente en el agro, que tiende al monocultivo de un producto demandado por el mercado mundial. Un proceso que viene de la mano de una especialización local derivada de políticas económicas sustentadas en el auge neoliberal de los 90´, donde la Argentina promovió una inserción internacional altamente funcional a las demandas de los capitales de mayor dinámica en la acumulación de ganancias, riqueza y poder en el ámbito mundial: las empresas alimentarias, de biotecnología, mineras y de apropiación de recursos naturales en general.

El Consejo del salario mínimo intentaba ser un preámbulo del Consejo para el Diálogo Económico Social, instituto en formación al que la Mesa de Enlace aún no se involucra en un claro juego de lucha por la hegemonía política en la conducción del proceso económico nacional, es decir, en la acumulación de capitales en la Argentina. Se trata de una disputa a dos bandas, con el gobierno por un lado, y con otros sectores del empresariado por el otro. Está claro que el conflicto político del 2008 se mantiene en pie y condiciona el funcionamiento político de la economía. Es una cuestión de hegemonía en el capitalismo realmente existente en el país, y claro, todo en el marco de los estrechamientos que supone la crisis de la economía mundial.

Hipótesis de superación de la crisis

La realidad es que la crisis de la economía mundial se hace sentir y habilita una disputa por la renta nacional, donde cada quién tiene su pronóstico y propuestas para evitar el mayor costo posible. Desde el Ministerio de Economía (Reportaje a Roberto Feletti en Página 12 del domingo 2 de agosto) se sostienen pronósticos positivos sobre el futuro mediato. Se dice que mejorará la exportación de producción argentina por crecimiento de la demanda de China con la argumentación de que el país asiático está más concentrado en el desarrollo de su mercado interno que en la estrategia anterior de fomento a sus exportaciones. El crecimiento chino no será tanto por su inserción exportadora en el mundo, sino por su insatisfecho e inmenso mercado interno. El argumento se completa con la recuperación de Brasil para facilitar las exportaciones argentinas a ese país.

Se esgrime la tesis de que China y Brasil demandarán más de Argentina y eso favorecerá la recuperación en nuestro país desde el último tramo del 2009 y se consolidará hacia mediados del 2010. Es un diagnóstico que ratifica la apuesta a una recuperación del nivel de actividad derivado de la inserción internacional en la oferta privilegiada de recursos primarios. También suponen una expectativa de mejora en las inversiones mediante la promoción de una banca de desarrollo o fomento, ya anunciada por el Ministro de Economía, Amado Bodou, aunque demorada en su concreción inmediata.

En la ecuación macroeconómica PBI= C+I+X-M (Producto es igual a Consumo + Inversión + Exportaciones – Importaciones) puede leerse que la propuesta es crecer por el lado de las Inversiones (I) y por Exportaciones (X). En materia de Consumo (C) todo se concentra en el estimulo al gasto público sostenido en el superávit fiscal. El problema señalado por el vice ministro son los vencimientos externos, ya resueltos para el 2009, según afirma, y se confirma con la cancelación de 2.250 millones de dólares del vencimiento de uno de los cupones anuales del BODEN 2012 el 3 de agosto del 2009. Se da por descontada la cobertura para afrontar los pagos en el 2010, y avanzar en arreglar con el club de París (unos 7.000 millones de dólares); con los acreedores que no entraron al Canje de la deuda pública en cesación de pagos en el 2005 (unos 28.000 millones de dólares); y regresar al mercado voluntario de crédito con la emisión de nuevos títulos públicos, en una confesión sobre el condicionante estructural del endeudamiento externo. Se asumen los problemas de la fuga de capitales en la desconfianza por la crisis internacional; los giros de las transnacionales al exterior y las compras de divisas de los inversores locales.

Son expectativas alimentadas con cierto optimismo derivado de algunas informaciones que provienen del centro de la crisis. En esta semana se dieron a conocer los datos de la economía de EEUU del segundo trimestre del 2009 con una reducción del PBI del 1% y se corrigieron a la baja datos previos sobre la evolución del producto de la potencia norteamericana, destacando que la recesión empezó a comienzos del 2008 y no en el segundo semestre como se pensaba hasta ahora (www.bea.gov). Los pronósticos son alentadores según el gobierno de Barack Obama, pero sobresale la precaución por la tendencia insuficiente al consumo, que explica dos tercios del PBI estadounidense y pese a la fortísima contribución estatal en subsidios y en la reducción de impuestos personales. El tema de principal preocupación en EEUU lo constituye el desempleo, que alcanza al 9,5% y podría superar el 10% a corto plazo. A mediados del 2007 apenas se registraba un 6%, y desde entonces no cesan las cesantías laborales que alimentan el efecto pobreza y de temor que incide en el sentido común y reducción de la propensión al consumo y la inversión de la población estadounidense.

El desempleo creciente es el diagnóstico más común en los organismos internacionales, y especialmente CEPAL, que recientemente (informe de la Secretaria General del 17/7/09) considera que este año 2009 podrían sumarse entre 3 y 4 millones de nuevos desocupados en la región latinoamericana y caribeña. Todo dicho en el marco de una expectativa favorable para evolución de la economía en la región en la perspectiva de mediano plazo hacia el próximo año. Son informaciones que alientan pronósticos positivos sobre la evolución de la economía mundial y que no incluyen mensajes similares en materia de empleo e ingresos. Son formas en que la lucha de clases se manifiesta también en el discurso profesional especializado. Queda claro que “mejorar” es para las ganancias y los objetivos de los capitales, por encima de la preocupante cuestión social.

Es un tema que se suma en las preocupaciones sobre la evolución de la economía en la Argentina, donde el freno a la actividad económica recreó viejos problemas de caída del salario, precariedad laboral, reemergencia de la pobreza y la indigencia. El mapa de la conflictividad había mutado de los piqueteros a los trabajadores en tiempos de crecimiento de la economía local. El paisaje del conflicto por los ingresos devuelve a las calles, junto a los trabajadores y su lucha por el salario, el reclamo de los sin trabajo por planes sociales o empleo. Aunque menos visible que los reclamos agrarios, los sectores sociales de menores ingresos son también parte de la discusión sobre la distribución de la renta en la Argentina.

Julio C. Gambina es Profesor de Economía Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario. Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP. Integrante del Comité Directivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO. Director del Centro de Estudios de la Federación Judicial Argentina, CEFJA, e integrante del Instituto de Estudios y Formación de la Central de Trabajadores de la Argentina, IEF-CTA.

Foto: Argentina - Cristina Fernández de Kirchner. / Autor: Presidencia de la Nación


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los barones de la Asociación Empresaria Argentina (AEA)


Juan Carlos Giuliani (ACTA)

Por encima de las corporaciones patronales de la industria, el agro, las finanzas, el comercio y los servicios, existe una supraorganización que las contiene, perfecciona y sintetiza a todas. La Asociación Empresaria Argentina (AEA), reúne a medio de centenar de líderes de las principales empresas del país y es presidida por el dueño del Grupo Arcor, Luis Pagani.

Tributaria principalísima de la monumental transferencia de ingresos que implicó la pesificación asimétrica de 2002 operada por el entonces presidente Eduardo Duhalde, bebió las mieles del crecimiento económico que se registró desde entonces hasta mediados de 2008. Ahora, es la encargada de trazar la hoja de ruta de los grupos económicos para preservar sus privilegios en medio de la tormenta desatada por la crisis internacional: Devaluación del peso, congelamiento salarial, precariedad y flexibilización laboral, son las vigas maestras de esa estrategia de poder.

Pagani, quien junto a los Urquía, los Roggio y unos poquitos más decide sobre la tierra, la vida y la hacienda de la población de la provincia de Córdoba, hizo realidad el sueño de los "Chicago Boys" de Martínez Hoz que durante la dictadura militar pregonaban que para el país "da lo mismo fabricar acero que caramelos". La familia Pagani, oriunda de Arroyito, es la fabricante de caramelos más grande del mundo.

Hasta diciembre de 1990 Arcor fue la empresa que dirigió con mano de hierro un solo hombre: Fulvio Pagani, fallecido en Entre Ríos en un accidente automovilístico tres meses antes de que su protegido Domingo Cavallo lanzara el Plan de Convertibilidad. Durante cuatro décadas, la empresa creció desde una modesta panadería hasta consolidarse como un factor de poder en el país, como bastión de la neoliberal Fundación Mediterránea. Tras su fallecimiento las riendas de la empresa las tomó su hijo Luis Pagani.

Arcor pisa fuerte en el mercado de Brasil, Uruguay y Chile y consolidó su liderazgo en la Argentina. En los años 70 y 80 ganó proyección nacional y regional. Abrió o adquirió 20 plantas productoras de dulces, golosinas, galletitas, cereales, conservas, cartón corrugado, papel celofán y hojalata. En 1977 Fulvio Pagani y el constructor Piero Astori crearon la Fundación Mediterránea a sugerencia de Cavallo.

La carrera política del ex ministro está desde entonces ligada a la familia Pagani. Cuando Cavallo asumió en 1989 como canciller de Carlos Menem, nombró a Pagani como cónsul en Finandia. Una manera de retribuirle los servicios prestados.

En los últimos años Arcor se consolidó como el primer productor mundial de caramelos. Hoy es uno de los principales productores de chocolate y de galletitas con la compra de Lía. Controla 40 plantas, se abastece verticalmente de sus productos y factura 1.150 millones de dólares por año.

AEA es tan poderosa que ni siquiera se toma el trabajo de sentarse en el Consejo del Empleo, Productividad y Salario Mínimo a discutir temas relativos al ingreso con otras asociaciones empresarias y con la representación de los trabajadores.

Fungen como vicepresidentes de AEA otras rutilantes figuras del empresariado vernáculo como Paolo Rocca (Organización Techint); Héctor Magnetto (Grupo Clarín); Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó); Víctor Klima (Volkswagen Argentina); Amalia Lacroze de Fortabat (Grupo Fortabat); Enrique Pescarmona (IMPSA); Carlos Miguens (Grupo Miguens); Aldo Roggio (Grupo Roggio); Miguel Acevedo (Aceitera General Deheza); Antonio Gomis Saez (Repsol YPF) y Alfredo Coto (Supermercados Coto).

Según indica en su sitio oficial, la Asociación Empresaria Argentina está integrada por empresarios que dirigen compañías que, en conjunto, emplean a 300.000 personas, exportan por 10.000 millones de dólares y facturan 200.000 millones de pesos al año. Son empresas a las que les interesa el país.

El abc de la flor y nata de las clases dominantes acá, como en cualquier otra parte del mundo capitalista, consiste en maximizar su renta, someter a los trabajadores, devastar los bienes comunes, percibir jugosos subsidios de manos del Estado y oficiar de gendarmes de la desigualdad social.

Sin fuerza popular organizada, será imposible articular un contrapoder con chances de desmontar los mecanismos del régimen de saqueo y dominación impuestos por los barones de los grupos hegemónicos en la Argentina.

Juan Carlos Giuliani es Secretario de Comunicación y Difusión de la CTA.

Foto: Argentina - Luis Pagani de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y dueño del Grupo Arcor. / Autor: IDEA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Pastores del orden


Romina De Luca (MOMARANDU)

Hace más de un año que se le dio sanción a la Ley 26.150, más conocida como “Programa Nacional de Educación Sexual Integral”. Se trata de un intento de reglamentar su enseñanza obligatoria desde el nivel inicial hasta el superior. El kirchnerismo, una vez más, quiso hacer alarde de un supuesto progresismo en materia educativa.

La Iglesia católica reaccionó imponiendo sus condiciones y aprovechó para avanzar en su armado político y cultural. En primer término, bloqueó el tratamiento del tema. Cuando su salida se mostró inevitable, logró varios gobiernos provinciales tardaran en adherir al proyecto. Por último, y como instancia final, garantizó una ley a su medida. Como arma de combate, editó su propio libro de educación sexual. Más vale tarde… El texto legal establece, a modo genérico, el derecho de los alumnos a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos. La categoría “integral” implica que se entiende a la sexualidad como parte del ser humano y por lo tanto su tratamiento debe darse en todas las etapas y fases de la vida. La ley sólo formula lo que podríamos llamar declaraciones de principios, donde indica la necesidad de transmitir conocimientos pertinentes, precisos y confiables sobre los distintos aspectos de la sexualidad.

Al mismo tiempo se fomenta la promoción de conductas “responsables” para la prevención de problemas de salud sexual y/o reproductiva. Para su implementación se dispuso todo el tiempo del mundo. El Ministerio de la Nación dispone de un plazo mínimo de 180 días para la elaboración de los contenidos curriculares que las provincias deben tomar como base para luego elaborar sus propios contenidos. A tales efectos, conformó una Comisión Interdisciplinaria, que estuvo más de seis meses paralizada. A su vez, se previó una implementación “gradual y progresiva, con un plazo de hasta cuatro años” (artículo 10º). No obstante, estos puntos resultan menores frente al famoso artículo 5º. En éste, se dispone que los contenidos de enseñanza deberán estar en consonancia con los “idearios” de cada comunidad educativa. Tal como sospechará el lector, este punto abre la puerta para que las escuelas religiosas elaboren sus propios proyectos.

Este artículo no aparece en la ley por “gracia divina”, sino que responde a las presiones políticas del clero. Veamos algunos ejemplos significativos. Por la gracia del señor En la Ciudad de Buenos Aires, durante el año 2004, la Legislatura trató el proyecto de “educación sexual”. Allí, la Iglesia libró una batalla para lograr que cada escuela privada pudiera elaborar su propio proyecto educativo.1 Si bien este objetivo puede parecer “defensivo”, en realidad equivale a una cobertura legal para que los sacerdotes operen ideológicamente.

Para llevar adelante su propuesta, el clero se valió de los legisladores macristas.2 La organización clerical ACIERA expresó que Mauricio representaba la concepción de la “educación sexual basada en los valores del reino de Dios” con la familia como principal actor.3 Para ambos, la enseñanza sexual debería ser una tarea privativa de la familia en tanto ella constituiría el agente educador natural; además debería impartirse a partir del séptimo grado. Así, el proyecto PRO se limitaba a proponer talleres de formación y orientación para padres y docentes.4 En diciembre de 2004, la sesión dedicada al tema terminó en escándalo cuando las dos partes, oficialismo y oposición, no dieron quórum.

En ese momento, el futuro jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri operó para que sus legisladores no votaran el proyecto K.5 Sin embargo, finalmente el proyecto se aprobó con la inclusión del polémico artículo 5° de la ley nacional, que en este caso, llevó el número 8º, en 2006. Luego de la sanción, ambos “contendientes” (el kirchnerismo y el macrismo) se felicitaron.

La Provincia de Buenos Aires aprobó un proyecto de educación sexual obligatoria en todos los niveles, en 2004. Sin embargo, éste no prosperó puesto que la Iglesia logró que fuera vetado por Felipe Solá. Hoy día, la Provincia no ha avanzado aún en la promulgación de ningún proyecto. Producto de la discusión de 2004, sólo posee un programa piloto que se aplica en 75 escuelas. Todavía no se sancionó una ley específica para el conjunto de la provincia y solamente se han introducido algunos contenidos en otras materias como “construcción de ciudadanía”. Adriana Puiggrós, la otrora “progresista”, tuvo un alineamiento poco ambiguo: “hay contenidos mínimos, en función de la libertad de conciencia, hay un margen de libertad para que las escuelas elijan”.6 Es decir, pretende obstaculizar todo avance contra el clero.

En Córdoba, el Ministro de Educación, Eduardo Mundet, declaró, a fines del 2006, que no se implementaría la Ley durante el 2007, porque los docentes, según él, no estarían aún “capacitados”. Recién en octubre del corriente año se incorporaron dos documentos de base para la discusión sobre los contenidos.7 La concreción del proyecto aparece como algo remoto. Similar es la situación de Chaco.8 En la provincia de Julio Cobos, el “ladero” de Cristina, tampoco se avanzó demasiado. La ministra de Educación, Emma Cunietti, se reunió con los referentes del Consejo de Educación Católica (CONSEC).

Allí, la Iglesia, en la voz del padre Augusto Baracchini, sostuvo que no se oponía a la Ley, pero que ésta debía propugnar el sexo “con amor”.9 “Amor”, esconde, en el lenguaje clerical, la obligación del matrimonio.

En Corrientes directamente se desconocía el asunto. Hasta agosto, la provincia no había adherido a la Ley Nacional. Aquí también la Iglesia demostró una gran capacidad militante: el obispo Carmelo Giaquinta llamó a la desobediencia civil contra la nueva ley.10 Por su parte, el Centro de Investigación y Capacitación Social, de orientación católica, desarrolló distintas actividades promoviendo una sola voz: el Estado no debe olvidarse de la familia.11

Entre Ríos merece un capítulo aparte. La ley 9.501, que incorporaba la educación sexual, fue sancionada tempranamente: en el 2003. Pero, el gobernador Jorge Busti, junto a la Iglesia, impidió su ejecución. Al punto tal que, en 2005, sectores laicos iniciaron una campaña para interpelar al gobernador.12 La Iglesia respondió con un contragolpe y se encargó de recolectar 15.000 firmas que fueron presentadas a la cámara de senadores para que se revisara el proyecto original.13 Exigía que se incorporaran una serie de reformas: reconocimiento de los padres como principales educadores de sus hijos, eliminación de las menciones de género y de toda alusión al problema de los embarazos no deseados y, por último, el rechazo a la participación de profesionales de la salud y de ciencias sociales en la elaboración de los contenidos. En el mes de agosto, sin debate, las modificaciones fueron aprobadas.14 Por su parte, el proyecto K tampoco resulta progresista y evidencia sus limitaciones. No sólo por la presencia de cláusulas que habilitan a las comunidades religiosas a enseñar lo que quieran sino también porque un debate serio sobre la sexualidad no se debería limitar a la resolución individual de los problemas. El aborto libre y gratuito como opción debería aparecer en la agenda.15 Sin embargo, no aparece en ningún lado y en su reemplazo se ofrece la vasectomía, es decir, la mutilación.

El reino de las tinieblas

La Iglesia no sólo resistió los embates, sino que tomó la ofensiva editando su propio manual de educación sexual: Educación para el amor.16 Allí, se imparten las directivas educacionales a directivos, docentes y padres.17 Bien, veamos cómo se entienden la sexualidad allí. El manual explica la cuestión como una forma positiva si va unida a los principios morales de la familia patriarcal jerárquica cristiana y destinada a la procreación. Para la juventud se pregona el pudor, la virginidad y la castidad.18 En un libro presentado como orientador sobre educación sexual, uno esperaría que se desarrollaran temas básicos en la materia, tal como postulan, “científicamente”. Sin embargo, la concepción aparece como una obra de creación divina, mágica. Ella sería el primer objetivo primero de la mujer-madre tal como María, en tanto, “la femineidad se manifiesta y se revela hasta el fondo, mediante la maternidad” (p. 30 y 108). Así, el rol de la mujer en la sociedad se subordina a mera parturienta. La única forma “normal” de familia es la patriarcal. Las otras formas son “no modélicas”, que el señor acoge sólo por su divina gracia y capacidad de perdón (p. 53-54 y 72). Es decir, los homosexuales deberían pasar su vida (y la eternidad posterior…) en penitencia. El SIDA aparece en el mismo punto en el que se desarrolla la homosexualidad (p. 30). No hay que ser muy suspicaces para advertir la relación que se traza entre ambos. En relación a los métodos anticonceptivos, se presentan sus peligros en lugar de sus beneficios. En todo caso, y como última instancia, se avalan los métodos naturales que, como todos sabemos, tienen una efectividad más que dudosa.

La Iglesia propone así una visión mística del mundo y de la sexualidad. Se encarga de negar el carácter placentero del sexo y lo reduce a la procreación dentro de la familia patriarcal. No debería llamarnos mucho la atención. Encarnando la justificación general de las relaciones de explotación, machaca sobre dos puntos: la familia y el sufrimiento o lo que es lo mismo, el orden y la explotación.

El kirchnerismo ha intentado realizar algunas tibias reformas de tipo progresista, en particular en materia cultural. Sin embargo, como podemos observar, la Iglesia ha logrado elaborar una respuesta contundente. Ha organizado sus fuerzas no sólo para obstaculizar los tímidos proyectos presidenciales. Para ello estableció alianzas con sectores de la derecha argentina, pero también con gobernadores oficialistas, como Felipe Solá o Jorge Busti. Asimismo, no se limitó a obstaculizar el programa K, sino que tomó la ofensiva ideológica, como organización cultural que es. En ese sentido, elaboró los contenidos y las herramientas para difundirlo, algo que el oficialismo no hizo. La “acometida” K se mostró sumamente endeble, revelando dos cuestiones. En primer lugar, al vitalidad de la Iglesia como partido político. En segundo, la debilidad del armado cultural educacional kirchnerista. En el momento en que necesitaba expropiar políticamente a las fuerzas que brotaron del Argentinazo, Kirchner se animó a desafiar ideológicamente a la Iglesia, llegando a amagar con la despenalización del aborto como táctica electoral. La profundización del reflujo libra a la pareja presidencial de tales avatares, como la presidenta acaba de confirmar, y deja a la educación a merced del avance clerical.

Notas:
1) Ley nº 2.110, sancionada el 12/10/2006, BOCBA Nº 2569 del 20/11/2006. http://www.cedom. gov.ar
2) Fue impulsado por Jorge Enríquez, Santiago de Estrada y Juan Carlos Lynch y recibió en la Cámara el despacho por minoría.
3) ACIERA: Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina, está conformada por diez mil quinientas iglesias. Documentos emitidos el 05, 16 y 25 de noviembre de 2004. www.aciera. org/declaraciones/educacionsexual.doc
4) Véase www.diariodegestion.com.ar/index.php/jorgeenriquez/ 2006/06/08
5) Diario La Nación, 15/10/2004 www.lanacion. com.ar
6) Declaraciones del 10/07/2007 en www.abc.gov.ar
7) Véase www.cba.gov.ar
8) Ley nº 5.811 más conocida como Ley Dumrauf.
9) “Estamos de acuerdo con una educación integral, y la sexualidad es una faceta importante. Además la iglesia en sus escuelas hace muchos años que esta dando educación sexual, pero como algo integral planteando dos morales, una objetiva y otra subjetiva. Sobre la primera es que trabajamos, planteando un ideal de sexo con amor, porque últimamente se ha vaciado el amor del sexo” en: http// weblog.mendoza.edu.ar
10) Ver: www.corrientesonline.com/2005/11/07/
11) Ver: http://cicsoboletin.blogspot.com/2007/08
12) Ver: www.cronistadigital.com.ar, 21/05/2007
13) www.larepublicadigital.com.ar
14) Véase www.mujereshoy.com
15) Véase Rosana López Rodríguez: “Maternidad y Barbarie”, en El Aromo, nº 17, diciembre de 2004.
16) Conferencia Episcopal Argentina: Educación para el amor. Plan General y Cartillas, Buenos Aires, CEA, 2006.
17) Idem, p. 5.
18) Recuperan los principios fijados por el Papa Juan Pablo II en la Familiares Consortio, nº 37, en Ibidem, p.11.

Romina De Luca es integrante del Grupo de Investigación de Historia de la Educación Argentina – CEICS


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La cotización de los perros

Carlos del Frade (APE)

Los perros callejeros cotizan alto por estos días en la ciudad capital de la Argentina.

Cuando la noche se traga la última claridad, en silencio, en pequeñas peregrinaciones, decenas y decenas de personas buscan cartones o se aferran a ellos mientras caminan hacia algún recoveco a los pies de los grandes edificios que se asoman en las postales de turismo.

Hay una especie de trilogía sagrada para los que viven en la calle: cartones, alguna frazada y un perro.

El calor del perro callejero tiene un plus que no poseen las raídas cobijas o los papeles de diarios o los cartones.

Y los perros son solidarios.

El visitante baja por la explanada de la terminal de ómnibus de Retiro y sobre los costados de la pasarela surgen esos montoncitos arracimados que envuelven cuerpos, vidas que intentan pasar el frío y aguantar la vida a como de lugar.

Por encima de ellos la suntuosidad del Sheraton y la Torre de los Ingleses, indiferentes a lo que sucede allí abajo.

Porque en las calles está la huella del país saqueado.

Los sin techo buscan algo más que una promesa, necesitan el calor del cuerpo de un perro callejero para enfrentar el invierno del sur del mundo.

Hablan poco entre ellos. Cuando amanece cuesta estirarse y ponerse de pie. Apenas aparece la sonrisa como único gesto de gratitud hacia el callejero que los bancó durante el sueño pesado.

En otras grandes ciudades de la Argentina, como Rosario -por ejemplo-, no hay lugar para darle un colchón a los que están en la calle.

Con suerte llegará la cocina de campaña de los veteranos de Malvinas que salen a repartir mate cocido y pan a los que están allí, ya sin lugar para promesas, solamente necesitados de algún perro callejero.

En Capital Federal, en tanto, las crónicas multiplican la realidad de familias enteras.

“Débora Hernández, de 18 años, le da la teta a su hijo de tres semanas de vida, mientras que Melody, su nena de un año y dos meses, busca algún objeto que pueda simular un juguete. Alejandro Heredia, de 21, come una hamburguesa que sacó de una bolsa. Hace diez meses que viven en la calle. La situación, que sucede a diario en la puerta del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), Sarmiento 840, se hace insostenible cuando la helada azota. ‘Con el Operativo Frío nos llevaron al centro, pero la convivencia es terrible. Hay mucha gente adulta con los menores y hay también gente enferma que se orina y que debería estar en hospital’, dice la familia Heredia. De esta forma, ni con los paradores nocturnos, donde la familia debe separarse ya que no son mixtos, ni con el centro de evacuados ni con el subsidio habitacional de 450 pesos que les dieron y que les duró cuatro noches -‘cada noche con criaturas en un hotel de Constitución nos costó 100 pesos’, dicen- pudieron solucionar su problema domiciliario”, resumen los medios de comunicación.

Los últimos números sostienen que en la capital de la Argentina hay diez mil personas en situación de calle.

No hay lugar ni demasiada voluntad para protegerlos. De allí que en estos días la compañía de un perro callejero cotice tan alto en las principales ciudades de estos arrabales del mundo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La invasión forestal

Darío Aranda (COPENOA)

Organizaciones sociales advierten sobre los riesgos del monocultivo de árboles para la industria de la celulosa y aserraderos: concentración de tierras, pérdida de biodiversidad y desalojos campesinos e indígenas. Algo parecido a lo que ocurrió con la soja. Una legislación generosa incentiva su avance.

Verdes, prolijos y en línea. Son como un ejército en formación. El norte de Misiones está invadido por árboles que parecen clonados, miles de hectáreas de pinos, el cultivo más popular de la provincia, materia prima básica para plantas de celulosa y aserraderos. Impulsada por los gobiernos y el sector empresarial, la siembra masiva de árboles es un fenómeno en crecimiento, pero con consecuencias silenciadas: pérdida de biodiversidad y desalojo compulsivo de campesinos e indígenas. “Es un avance como el de la soja, que expulsa pobladores ancestrales, arrasa la vegetación nativa, utiliza agrotóxicos y exprime territorios con el único fin de obtener dinero. Es que las forestales no siembran bosques, siembran monocultivo industrial”, sostiene el Consejo Asesor Indígena (CAI), una de las organizaciones que se han declarado en alerta por el avance forestal en la Patagonia, con conflictos crecientes en Río Negro y Neuquén. En la última década, la forestación intensiva duplicó su producción y la superficie sembrada, al abrigo de una generosa ley –aprobada durante el menemismo y prorrogada luego– que otorga subsidios a las compañías, devolución de IVA y exención de Ingresos Brutos, entre otras ventajas. En definitiva, una industria de bajo perfil y alta rentabilidad. Industria poderosa

Las estadísticas de la Secretaría de Agricultura de Nación muestran que en 1999, primer año de vigencia de ley forestal 25.080, se extrajeron 4,7 millones de toneladas de “madera de bosque implantado”. En 2006, el último registro disponible, el tonelaje aumentó a 7,9 millón. Misiones es la provincia maderera por excelencia, con el 59 por ciento, seguida de lejos por Entre Ríos con el 11 por ciento, Buenos Aires y Corrientes con el 8 por ciento. Río Negro y Neuquén son jugadores menores, pero en ascenso. Neuquén extraía en 1999 sólo 22.000 toneladas. En 2006 ya lo triplicaba: 69.000 toneladas. En cuanto al pino, la estrella forestal, Río Negro exhibe un crecimiento notable: en el 2000 extraía seis mil toneladas. En 2006 ya había duplicado la cifra: 13.000 toneladas. “Mesopotamia y Patagonia son los polos productivos del país”, explican desde la Asociación Forestal Argentina (AFOA), entidad que reúne a las grandes y medianas empresas del sector.

La implantación industrial de árboles tiene como fin, casi en su totalidad, las fábricas de celulosa y los aserraderos. “En 2007 se exportó por mil millones de dólares”, detalla el vocero de AFOA, Jorge Barros, y explica que el país cuenta con 1,2 millón de hectáreas de monocultivo forestal, de las cuales la mitad fue sembrada en la última década, al abrigo de la 25.080. El objetivo, a diez años, es llegar a los tres millones de hectáreas, 150 veces la superficie de la Ciudad de Buenos Aires.

Consultado sobre los efectos sociales de la avanzada forestal, Barros no dudó. “En la Argentina no hay campesinos. La Argentina tiene pequeños productores, pero no campesinos. Y hay muy pocos indígenas. ¿Conflictos? Pudo existir alguno puntual, pero son la excepción.”

Según la Secretaría de Agricultura, en la Argentina habitan 220 mil familias campesinas. El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas reconoce en la actualidad a 24 pueblos originarios. Provincia modelo

Organizaciones sociales, movimientos campesinos y pueblos originarios advertían a fines de la década del ‘90 sobre el corrimiento de la frontera agropecuaria, de la mano del monocultivo de soja, y alertaban también sobre las consecuencias sociales, económicas y sanitarias. Fueron sistemáticamente desoídos. Recién el año pasado –conflicto por las retenciones mediante–, el Gobierno reconoció el avance del monocultivo y sus efectos nocivos. En la actualidad, alertan sobre el avance forestal.

La comunidad guaraní Alecrín cuenta con 14.300 hectáreas. Está ubicada en el municipio de San Pedro, 170 kilómetros al sur de Puerto Iguazú. La empresa forestal Harriet ingresó en 2007 a territorio indígena, volteó bosque nativo, alambró, contaminó el pozo de agua y arrasó la chacra de la comunidad y hasta el cementerio. Tenía como objetivo talar el bosque nativo y luego sembrar pinos.

Misiones creció al abrigo de la actividad agropecuaria familiar (yerba mate, té y tabaco). Había grandes plantaciones y se trabajaba para un patrón, pero también subsistía el pequeño colono que comercializaba su producción. Esa historia comenzó a cambiar hace tres décadas por la desregulación en la producción (las grandes empresas fijaron precios tan bajos que los colonos no podían subsistir, perdieron sus chacras y emigraron a los cordones urbanos) y, por otro lado, la provincia mutó el perfil productivo, impulsó el turismo, la energía hidroeléctrica (con las cuestionadas represas) y los negocios forestales.

Misiones cuenta con tres plantas de celulosa (Alto Paraná, Puerto Piray y Papel Misionero). En los primeros eslabones de su cadena productiva, cultivo de árboles y extracción, participan contratistas que suelen hacer punta en el avance sobre tierras de familias rurales. El resultado es la concentración de tierras por parte de privados.

Según el último Censo Nacional Agropecuario, en la provincia existen 27.000 explotaciones agropecuarias. Sólo 161 de ellas (el 0,6 por ciento del total) poseen el 44 por ciento de la tierra de Misiones (917.000 hectáreas). En la última década y en la zona de las pasteras (noroeste), descendió un 27 por ciento la cantidad de pequeñas chacras. “La producción forestal artificial nos pone frente a un modelo de monocultivo y concentración. Con su lógica de maximización del beneficio en el menor plazo posible, el sector forestal no respeta las normas de preservación, produce despoblación de las zonas y exterminio de gran parte de los recursos naturales”, afirma Raúl Gorriti, ingeniero agrónomo e integrante de la Red de Agricultura Orgánica (RAOM).

Ilustrativo de la concentración de tierras es el caso de la Papelera Alto Paraná, propietaria del diez por ciento del suelo provincial, 233 mil hectáreas. Patagonia forestal

La Empresa Forestal Rionegrina (Emforsa) y la Corporación Forestal Neuquina (Corfone), ambas compañías con participación mayoritaria de los gobiernos provinciales, son las que encabezan el corrimiento de la frontera forestal patagónica.

“Las forestaciones con pinos no son bosques, son plantaciones industriales como lo es la soja”, denuncia la comunidad mapuche José Manuel Pichún, a quince kilómetros de El Bolsón, en pleno conflicto con Emforsa. Pese a que la comunidad habita el lugar desde fines del siglo XIX, la Dirección de Bosques de Río Negro ingresó a territorio ancestral en 1987, alambró y comenzó la siembra de pinos en 250 hectáreas comunitarias. Le sucedieron decenas de reclamos administrativos que nunca obtuvieron respuesta. La comunidad, que jamás abandonó el lugar, siempre reivindicó su derecho sobre el territorio. En mayo último, cuando un integrante de la comunidad extraía leña, se reavivó el conflicto. Fue denunciado por “robo” en su propia tierra.

“Cansados de soportar tanto atropello e injusticia, la comunidad Pichún decidió reafirmar la posesión que usurpa la empresa forestal”, explicó la organización en un comunicado el 18 de junio pasado. Se negaron a retirar sus animales y comenzaron la construcción de una vivienda en el corazón del pinar. Y fueron por más: ahora la comunidad exige que la empresa estatal se retire definitivamente de sus hectáreas.

El Consejo Asesor Indígena (CAI), donde participa la comunidad Pichún, apuntó al fondo del asunto. “Sabemos que la plantación de pinos, especies exóticas de estos lugares, está fomentada por el Estado y los organismos financieros internacionales. Otorgan subsidios y beneficios fiscales por hectárea plantada, armando engranajes de especulación y extracción de beneficios económicos de la naturaleza. No permitiremos que nuestro territorio sea parte de ese control y saqueo.”

Convenios internacionales de rango constitucional (el 169 de la OIT), la Constitución Nacional y legislaciones provinciales son muy claras. Toda actividad que se desarrolle en territorio indígena debe contar con el visto bueno de las comunidades afectadas.

La empresa Emforsa no respondió las preguntas de este diario. Derivó las consultas a la Dirección de Bosques, que tampoco respondió los llamados.

En Neuquén, la compañía Corfone planifica sembrar 3500 hectáreas durante 2009 y tiene como meta –para el corto plazo– llegar a las 10 mil hectáreas anuales. Desde la empresa no respondieron los llamados de este diario, pero en declaraciones a medios provinciales el presidente de Corfone y subsecretario de Desarrollo Económico de la provincia, Javier Van Houtte, explicó que apuestan a forestar 300 mil hectáreas en toda la provincia.

La Sociedad Rural de Neuquén es una aliada en esa cruzada. “La provincia cuenta con 1,2 millón de hectáreas para la actividad. Y cabe destacar que el 40 por ciento son tierras fiscales”, festeja en una publicidad corporativa.

Lo que Sociedad Rural y gobierno neuquino consideran tierras fiscales son, en gran parte, parcelas de pequeños campesinos y comunidades indígenas. En toda la zona se practica la ganadería trashumante, que consiste en el desplazamiento de animales según la estación del año. Durante los meses fríos (invernada) el ganado permanece en las tierras bajas. En los períodos cálidos (veranada) los animales son trasladados a las zonas de cerros, donde los pastos son abundantes y sirven de buena alimentación. El arreo de animales demanda días, hasta semanas, a cientos de kilómetros de distancia. Los conflictos suelen producirse en las zonas de veranada y en los caminos de arreo.

“Es parte de una política para el despojo del territorio indígena”, resume Relmú Ñamku, de la Confederación Mapuche de Neuquén. La Mesa Campesina del Norte Neuquino amplía: “Extender la superficie implantada fue uno de los ejes de la campaña del actual gobernador, que proponía quintuplicar la superficie forestada. En términos de espacio es una avanzada directa con los campos de veranada de campesinos y mapuches”, explica Diego Solana, integrante de la Mesa. El dirigente advierte que Corfone ingresa a tierras de familias rurales “por las buenas”, entrega materiales para el cierre de campos (postes, alambres) a cambio de que le cedan temporalmente una porción de tierras para forestación. “Una vez adentro, no la abandona más, y comienza a avanzar. Estos ‘acuerdos’ se repiten en todo el norte provincial, y luego sobrevienen los conflictos donde la empresa quiere echar las familias.” Argentina, capital forestal

Las grandes empresas del sector alaban las facilidades que el Gobierno otorga a la industria forestal. Por esa sintonía entre el sector privado y estatal no sorprendió que Buenos Aires sea, en octubre próximo, la sede del XIII Congreso Forestal Mundial, el evento internacional más importante del sector, organizado cada seis años y clave para negocios a gran escala.

A pesar de las críticas que recaen sobre la industria forestal –consecuencias sociales y ambientales–, el Congreso Forestal Mundial cuenta con el apoyo del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y de Parques Nacionales. Las máximas autoridades del evento internacional son Carlos Cheppi, secretario de Agricultura, y Homero Bibilo-ni, el secretario de Ambiente de Nación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Libertad y democracia sindical: Las voces del Nuevo Sindicato de Salud de la CTA Capital

María Mendez (ACTA)

Paula Becerra y Yolanda Guitian hablan mucho. Se complementan. Son dos mujeres que militan hace muchos años en su lugar de trabajo. Y que conocen bien de qué se trata esto de representar a sus compañeros en las más difíciles.

Fueron perseguidas por pensar distinto. Pero nunca se entregaron. Ahora se dedican a armar un nuevo sindicato, a convencer y conmover. “La lucha es difícil, pero no tenemos miedo a los dinosaurios”, dicen y se sonríen.

Una trabaja como enfermera en el Centro Gallego. La otra, en la sección contable del Sanatorio Mitre. Asumieron hace más de diez años el desafío de ser delegadas dentro del gremio de la Sanidad. Y eso les costó muchas noches de insomnio. Ahora son parte de la conducción del Nuevo Sindicato de la Salud de la CTA, que representa a los trabajadores de la salud privada de la Ciudad de Buenos Aires. “Tenemos compañeros y compañeras afiliadas de otras clínicas y hospitales como La Esperanza, el Británico, el Español, el Italiano y otros sanatorios y laboratorios más chicos”, cuenta Yolanda mientras se acomoda el ambo celeste, su uniforme cotidiano de trabajo.

Esta mujer habla sin tapujos. Cuenta que el 83% de los trabajadores del sector no tiene representación gremial dentro de sus lugares de trabajo. “No pueden elegir delegado ni junta interna que los represente ante la patronal. Y esto sucede con la connivencia de los gremios burocráticos a los que no les interesa que la clase trabajadora esté desorganizada”, sentencia. A su lado, Paula, que es más joven, asiente con la cabeza. Recuerda que entró a trabajar en el sanatorio en 1993. Y en el 98 ya era delegada de su sector. “Me acuerdo que le pregunté a mis compañeros si les parecía bien y todos me dijeron que sí. Entonces me anoté en el gremio. Y todos me miraron con un poco de desconfianza, no pensaban que podría llegar muy lejos. La verdad es que no tenía mucha idea, pero bueno, me mandé”, recuerda.

Y así fue aprendiendo. Hasta que le tocó una fea. “Con la crisis de 2001 vinieron las tercerizaciones de los servicios y el despido de más de 200 compañeros. Encima los delegados de la comisión interna no aguantaron la presión y renunciaron casi todos. Y bueno, yo seguí para adelante. Hicimos un acampe, muchos días de lucha, vinieron a darnos su solidaridad otros trabajadores, y al final logramos reincorporar a 88 trabajadores, que aún hoy trabajan en el sanatorio. Eso fue muy importante para mí, aprendí muchas cosas. Pero lo más importante fue entender que la fuerza para seguir adelante te la da la convicción por ayudar y acompañar a tus pares”, dice Paula mientras Yolanda la escucha atentamente y agrega que ella estuvo despedida 16 días en la puerta del hospital, “armando lío con mis compañeros”, hasta que la reincorporaron.

El diálogo es ameno. Entre ellas se recuerdan los logros, las malas pasadas y también los desafíos del futuro. Y coinciden en creer que parte de su fortaleza y convicción son heredadas de la familia. “Yo estoy en esto del gremio desde hace 20 años. Creo que viene de sangre. Mi mamá era una mujer muy combativa. Y mi hermana también. Ella se presentó varias veces en listas opositoras en el gremio de Comercio. Como verás, no tenemos mucho miedo”, dice Yolanda y se sonríe.

Los recuerdos llevan a Paula a su infancia. Y a las fiestas de Navidad y Año Nuevo. “Mi mamá era enfermera, una peronista a ultranza. Yo no salí así, pero igual creo que tengo su misma vocación de lucha. Y ahora que no está me doy cuenta de muchas cosas que ella me decía cuando salía a pelear contra la explotación. Me acuerdo que nos pasábamos las fiestas en el hospital, con los compañeros de laburo de mi vieja. Y aunque no entendía muy bien porqué, me gustaba verla en esos momentos. Mi papá es más tranquilo, aunque mi abuelo sí era combativo, era dirigente del gremio del Calzado. Así que como verás, todo esto viene de familia”.

En la sangre y en las luchas cotidianas. Por ahí llevan la militancia. Y en eso de andar fueron aprendiendo. “Después de muchos años nos dimos cuenta que no podíamos ganar el gremio. Porque en cada elección ellos manejaban el padrón, hacían votar a gente que no es del gremio. Pero nos dimos cuenta que igual éramos fuertes en muchos lugares de trabajo porque la comisión interna tiene peso. Nos dejaban con el mandato de delegada vencido y no convocaban a elecciones, creyendo que con eso íbamos a perder fuerza y legitimidad. Pero en realidad pasaba todo lo contrario. Y esa es la base de nuestro nuevo gremio. Las comisiones internas que siempre combatimos y nos plantamos. Y vamos por más”, cuenta orgullosa Paula.

Yolanda completa: “Estamos preparando elecciones en todos los lugares donde tenemos compañeros afiliados. Vamos a elegir comisión interna en cada lugar. Y donde no haya, la vamos a armar. Porque como ya dijimos: no tenemos miedo de los dinosaurios. Vivimos muchos años de persecución interna. Me acuerdo que cuando nos invitaban a los congresos nosotros pedíamos la palabra y no nos la daban. Pero igual hablábamos. Nunca hay que agachar la cabeza ante la impunidad”.

Ahora se preparan para avanzar. Tienen pedida la inscripción gremial en el Ministerio de Trabajo. Y quieren armar una página web y un boletín, para contarles a sus compañeros de todo el país cuales son sus reclamos: mejores condiciones laborales; reducción de la jornada laboral: más nombramientos de personal: mejores condiciones de salubridad; la jubilación anticipada, y el 82% móvil.

Hablan del gremio y la cara se les ilumina. “Nosotros queremos primero fortalecernos aquí, en la Capital. Y por supuesto ir sumando compañeros de todo el país. Porque tenemos cosas en común para trabajar: uniformes, horas de trabajo, vacaciones, licencia, planes de vacunación para el personal, salarios, en fin. Porque sabemos que donde no hay organización los patrones avanzan sobre nuestros derechos y no cumplen con las condiciones mínimas de salubridad y bioseguridad”, reflexiona Paula.

No son de contar mucho sobre su vida. Pero cuando hablan del sindicato es como si estuvieron acunando un hijo. “En la CTA Capital estamos participando en el sector de los gremios nuevos. Pero la verdad es que somos nuevos a medias, porque muchos de nosotros ya somos delegados gremiales desde hace muchos años. Y con chaleco antibala y todo”, explica Paula mientras Yolanda se ríe de la metáfora. “Estamos en la Central porque nos pareció un lugar democrático, donde podemos decir todo lo que sentimos. Y también denunciar, por ejemplo, que en nuestra profesión siempre faltan más manos. En este momento hacen falta 4 mil enfermeras. Pero como los salarios son muy bajos y el riesgo muy alto no hay mucha gente que quiera dedicarse a esto”, dice la mujer del ambo celeste.

Ambas coinciden en explicar que en este gremio, donde la mayoría son mujeres, se hace cuesta arriba la militancia. “Yo creo que cuesta un poco más. Porque las mujeres son muchas de ellas jefas de familia, las que llevan el mango a la casa. Y la intimidación y las amenazas son más bravas para ellas. Pero bueno, cuando se trata de defender el puesto y el salario no hay quien las pare. Y no nos rendimos fácilmente ¿no?”, pregunta Paula a su compañera, que asiente.

“La salida siempre es la organización y la lucha. Porque es cierto que el clima es muy adverso, que hay que luchar contra la impunidad del gremio, de la patronal y de un Estado ausente, que no los sanciona. A veces pienso en esos 16 días sin trabajo. Me costó. Pero no claudiqué en ningún momento. Y después de eso, te aseguro, no me paran más. Estoy segura de que voy a tener la misma convicción hasta mi último día de trabajo. Porque esto es una cuestión de clase. Y si no le damos continuidad a la lucha no tenemos futuro”, culmina la idea Yolanda.

Paula mira su reloj. Tiene que volver al sanatorio. Tiene tareas pendientes. Y su celular no para de sonar. “Estar armando el sindicato nos lleva casi todo el día. Pero vale la pena el esfuerzo. Pienso en todas las veces que me crucé con Yolanda en las malas, cuando peleábamos contra los molinos de viento. Y la veo ahora, trabajando conmigo en este nuevo desafío, y me lleno de orgullo. Creo que esto es lo que nos hace felices. Trabajar por los demás, y que entre todos nos cubramos las espaldas. Ser compañeras, en definitiva”, dice y busca con la mirada los ojos de Yolanda. La nota se termina. Ellas seguirán con su día de trabajo y militancia. Juntas. Compañeras.

María Mendez es directora de Comunicación y Difusión de la CTA.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...