miércoles, 12 de agosto de 2009

Noticias tabú para los grandes medios


Peter Phillips

Traducción de Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Los grandes medios corporativos de EEUU ignoran las noticias verdaderas, aunque su calidad esté validada por la verificación de la universidad. Ciertos temas, al parecer, hoy están simplemente prohibidos en los principales medios corporativos. Si se cubrieran abiertamente, estas noticias suscitarían preguntas respecto a “verdades incómodas” que muchos miembros de la estructura de poder de EEUU desean evitar.


Por ejemplo, una investigación universitaria indica que en las escuelas públicas de EEUU actualmente hay más segregación racial que hace cuatro décadas. Según un nuevo informe de derechos civiles publicado en Los Ángeles por la Universidad de California, en las escuelas del país hay un 44% de alumnos de color (eufemismo que significa negros), y las minorías de otras etnias están convirtiéndose rápidamente en mayoría entre los estudiantes de la escuela pública de EEUU. Los latinos y los negros, los dos grupos minoritarios más grandes, asisten a escuelas que hoy están más segregadas que durante el movimiento por los derechos civiles hace cuarenta años.

Millones de estudiantes negros y latinos están atrapados en “las High Schools secundarias de la salida de fábricas”, donde enormes porcentajes de alumnos nunca llegan a graduarse en la enseñanza media. La segregación más severa en las escuelas públicas ocurre en los estados occidentales, incluyendo a California, y no en el sur, como tanta gente cree. La mayoría de las escuelas de no blancos están segregadas por la pobreza, así como por la raza. Las escuelas en las comunidades de ingresos bajos siguen siendo altamente desiguales en términos de financiación, profesores calificados y plan de estudios.

Otras historias periodísticas tabú incluyen los altos índices de mortalidad de civiles en Iraq y preguntas sobre los edificios derribados el 11 de septiembre de 2001 en el World Trade Center, (WTC), el Centro Mundial de Comercio. Investigadores de la Universidad Johns Hopkins y de la compañía encuestadora británica Opinion Research Business (ORB) informaron que EEUU es el responsable directo de más de un millón de muertes de iraquíes desde la invasión ocurrida hace seis años y medio.

En enero de 2008, ORB divulgó que “el trabajo de la encuesta confirma nuestra estimación anterior de que más de 1.000.000 de ciudadanos iraquíes han muerto como resultado del conflicto que comenzó en 2003… Ahora estimamos que el número de víctimas mortales entre marzo de 2003 y agosto de 2007 es probable que haya sido del orden de 1.033.000”. Un estudio de Johns Hopkins confirmó en 2006 que el bombardeo aéreo de EEUU en vecindades civiles causó más de un tercio de estas muertes y que más de la mitad de todas las muertes son directamente atribuibles a las fuerzas estadounidenses. Los niveles de civiles iraquíes muertos hasta el verano (boreal) de 2009 probablemente ahora exceden de 1,2 millones.

El Dr. Steven E. Jones, ex profesor de física de la Universidad Brigham Young, y unos 700 profesionales científicos en los campos de la arquitectura, la ingeniería y la física ahora han concluido que la explicación oficial para el hundimiento de los edificios del World Trade Center (WTC) es inverosímil según leyes de la física. Especialmente les preocupa el hundimiento del edificio WTC 7, un rascacielos de cuarenta y siete pisos que no fue golpeado por los aviones, pero cayó sobre sus propios pies en 6,6 segundos, de manera semejante a una demolición controlada. Para apoyar esta teoría, Jones y otros ocho científicos condujeron una investigación química sobre el polvo de los edificios del World Trade Center. Los resultados de su investigación fueron publicados en el diario químico abierto par-revisado de la física del diario científico Open Chemical Physics Journal, Volumen 2, 2009.

Los autores escribieron: “Hemos descubierto distintivos de astillas rojo/gris (red/gray chips) en todas las muestras. Las propiedades de estas muestras fueron analizadas usando microscopia óptica, exploración mediante escáner, microscopia óptica electrónica (SEM), rayos X (radiografías) de espectroscopia de energía dispersiva (XEDS), y calorimetría de exploración diferencial (DSC). En la porción roja de estas astillas se encontró “thermite”, un material térmico no reactivo y altamente energizado”. “Thermite” es una composición pirotécnica de un polvo metálico asociado a un óxido de metal que produce una reacción aluminotérmica conocida como “reacción thermite” y se utiliza en demoliciones controladas de edificios.

Cada uno de estas noticias tabú se basa en investigación académica sólida. Estas historias periodísticas representan el fracaso de los medios corporativos de EEUU en mantener a la gente estadounidense democráticamente informada sobre problemas importantes. Esta falta de cobertura de noticias críticas y potencialmente políticas es lo que ahora está llamando muchos millares de gente de EEUU a una emergencia por la verdad (Truth Emergency). Los activistas políticos de todos los niveles deben apoyar la transparencia plena de las noticias como un componente importante para construir un mundo no-explotador basado en la democracia, la verdad, y los derechos humanos.

*) Peter Phillips es profesor de sociología en la Universidad Sonoma State, presidente de la Fundación por la Libertad de Expresión en los Medios (Media Freedom Foundation, http://www.mediafreedominternational.org/) y ex director del Proyecto Censurado (http://www.projectcensored.org/). Las noticias diarias independientes no-corporativas ahora están en línea en: http://mediafreedom.pnn.com/13160-validated-independent-news.

Foto: Peter Phillips. / Autor: Ernesto Carmona


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: La crisis y el movimiento popular


Jaime Caycedo (especial para ARGENPRESS.info)

La crisis de las relaciones entre América Latina y el imperialismo se ha puesto de manifiesto con claridad en el escándalo de las bases militares del que es protagonista el gobierno colombiano.

Lo que pretende presentarse como una contradicción entre Colombia y sus vecinos Ecuador y Venezuela en realidad traduce la resistencia de los nuevos procesos democráticos y los pueblos del continente a la pretensión estadounidense de atravesarse a los cambios en curso, acudiendo a los viejos métodos de la desestabilización de los gobiernos, a los golpes de Estado, como lo intentó en Venezuela en 2002 y lo hace descaradamente en Honduras actualmente y al despliegue del poderío militar intervencionista.

Digámoslo de otra manera. La situación interna colombiana ha adquirido una agudización puntual en el impasse de la segunda reelección de Álvaro Uribe. El elemento crítico es que la continuidad del régimen se ha puesto en dependencia casi exclusiva de la necesidad personal del presidente actual de permanecer en el poder. En plata blanca, el tratado militar para las bases es la confesión clara del fracaso de la seguridad democrática y de la guerra civil convertida en política permanente de Estado. Tanto Uribe como el Comando Sur coinciden en el proyecto que prolonga forzadamente la guerra interior en Colombia con el pretexto de la acción antinarcóticos y el antiterrorismo. La grave novedad se configura el último año: se trata de la IV Flota y ahora el paso de Colombia a ser plataforma militar y aeronaval del Pentágono. Por eso, como ha escrito Fidel Castro, “los argumentos utilizados para el establecimiento de siete bases aeronavales en Colombia son un insulto a la inteligencia”.
Uribe busca una falsa “unidad nacional” alrededor de sus propósitos. La presencia en Caracas de colombianos y colombianas por la paz, del expresidentes Samper, del Polo; las inquietudes de los gobernadores de frontera y los graves problemas económicos y sociales puestos sobre la mesa, incluso por sectores de la burguesía, muestran que no hay unidad “nacional” alrededor del aventurerismo guerrerista y de una política de entrega de la soberanía al extranjero. La cautela de UNASUR en la cumbre de Quito no disminuye el aislamiento profundo del gobierno uribista en el continente.

La crisis que se ha revelado en el plano internacional refleja y prolonga la crisis política interna. Algunos precandidatos, candidatos presidenciales y jefes políticos contrarios a la reelección pelaron el cobre y corrieron a apoyar al gobierno, a respaldar las bases y a pedir, como en el caso de Vargas Lleras, un mayor compromiso militar con Estados Unidos. Sin duda la crisis ahonda la polarización sociopolítica pero, a la vez, define campos. Nuevos sectores ven con interés la urgencia de un cambio político y un cambio en el poder. Significa que puede ampliarse el campo de la oposición democrática y popular; puede ampliarse la movilización unitaria; puede crecer la convergencia de fuerzas para la construcción de un gobierno democrático que rescate el compromiso social del poder, la soberanía, la política de paz y, como lo ha planteado Carlos Gaviria Díaz precandidato del Polo, la decencia.

De inmediato la tarea es ganar la calle con la denuncia de las bases militares a la par que contra la política económica a favor de los multimillonarios, contra la intensificación de la guerra y el abandono de la política social. Hoy es posible unir todas las fuerzas dispuestas a derrotar a Uribe y crear un régimen democrático, incluyente, soberano y pacífico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Presidente blindado (Primer año de Lugo)


José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

El primer aniversario de la asunción de Fernando Lugo Méndez, a la presidencia de la República de Paraguay, se cumplirá este sábado 15, ocasión que convoca al balance de su gestión, iniciada con una inmensa alegría y esperanza popular que se está mostrando incapaz de administrar, a juzgar por el desánimo que se registra en diferentes ámbitos de actividad, donde se le acusa de falta de definición, decisión y autoridad para el cargo.

Quizás el elemento que va sobresaliendo más en estos meses, es la figura de un mandatario blindado, por obra de pusilánimes fuerzas internas y externas, que le aportan protección y, a la vez, impedimento, es decir, ingobernabilidad, dos propósitos que aparentemente están funcionando a satisfacción de sus inspiradores.

Por voluntad o ingenuidad, consciente o no, el Jefe de Estado ha ido quedando cercado por la acción de habilidosas fuerzas que, por un lado, no le dejan hacer y, por otro, talvez han evitado alguna agresión de nostálgicos estronistas o antichavistas rabiosos contra el socialismo, creados por los grandes medios de comunicación, burdos inventores de la idea de que el ex Obispo quiere hacer de Paraguay otra Venezuela.

De las seis promesas electorales, que tanto entusiasmaron al pueblo, ninguna ha sido cumplida y ni siquiera atacada, suplidas apenas por pequeñas asistencias.

Para empezar, la Reforma Agraria Integral, que encabezó la plataforma de buenas intenciones, con el compromiso, incumplido, de proceder a un catastro nacional, pese a que hay documentación suficiente sobre la posesión ilegítima de siete millones de hectáreas, por parte de varios terratenientes.

El campesinado pobre está más pobre y sólo ha recibido represión, con algún muerto, varios heridos y cientos de presos, trabajo del Ministerio del Interior que si continúa en los cuatro años que le queda a Lugo, emulará a los últimos gobiernos colorados. Desde el pasado fin de semana, varias marchas de protesta campesina recorren el país.

La segunda propuesta, la Reactivación económica, quedó en las declaraciones soberbias del titular de Hacienda, el fondomonetarista confeso Dionisio Borda, quien se declara ayudado por la Nacional Endowment for Democracy (NED), que según el New York Times, fue creada “para realizar públicamente lo que la CIA hace clandestinamente”.

A principios de año, presionado por los sindicatos y movimientos sociales, Borda debió cajonear un plan económico diseñado a puertas cerradas con los empresarios, sin ninguna participación de los trabajadores.

Ahora dice que recién el año próximo comenzará la recuperación, aunque un misterioso cálculo le permite pronosticar la aparición de 400 mil nuevos pobres, sobre el 40 por ciento oficial, que otras fuentes sitúan en 70 %.

La Recuperación Institucional de la República, ocupa el tercer lugar, una noble aspiración que el equipo de Lugo no alcanza, maniatado y sobrepasado por un parlamento retrógrado, mañoso, nido lascivo de viejas alimañas de todo tipo, donde se están estrellando todos los proyectos de reformas, entre ellos el Impuesto Personal.

Similar es el universo judicial, al que el ex Obispo prometió convertir en órgano de una Justicia Independiente, pero sigue siendo coto cerrado de los Partidos Colorado y Liberal, que han posibilitado la coronación vitalicia de los Ministros de la Corte, experimentados expertos en victimizar víctimas.

El quinto punto fue un Plan de Emergencia Nacional que, aparte algunas acciones de socorro a víctimas de catástrofes naturales, está ausente de las urgencias más inmediatas de tres de cada diez paraguayos que sobreviven en la más absoluta miseria, a los cuales la Secretaría de Asistencia Social les anda entregando unos 70 dólares de ayuda.

Otro tercio de los seis millones de habitantes, se defiende con trabajos informales. En la cresta de la marginación destacan los indígenas, parias entre los parias, deambulando haraposos y hambrientos por los pueblos, arrastrando tuberculosis, sida, alcoholismo, drogadicción y prostitución. Miles de niños hambrientos tienen las calles por hogar.

En vísperas del festejo oficial, la inoperancia del gobierno ha sido aliviada por la posibilidad de cumplir parte de su sexta reivindicación electoral, la Recuperación de la Soberanía Energética, es decir, lograr que Brasil respete el Tratado de la Binacional Itaipú, por el cual los dos países son dueños a partes iguales de la energía producida.

El Presidente Lula Da Silva le prometió a Lugo enmendar la injusticia, que tiene tres décadas de abusos y explotación, porque el poderoso vecino se lleva el 95 por ciento y paga mendrugos al socio pequeño por el 45 por ciento que no consume.

Brasil comenzaría a triplicar el pago de los royalties de 120 a 360 millones de dólares por año, lo cual significará una mana que, bien administrada, puede darle mucho oxígeno a Lugo, quien también habría conseguido que Brasil invierta en un inmenso tendido eléctrico y en la construcción de otro puente sobre el Río Paraná.

Durante años, Lugo supo granjearse simpatías y confianza entre la gente, visitando con humildad y franqueza a los poblados más recónditos de la geografía nacional, bebiendo mate y tereré y compartiendo mendrugos con las familias más míseras, para ver si tenían alguna idea del tipo de gobierno que los pudiera sacar de tanta marginación.

Con ese capital, que ningún dirigente partidario tiene en el país, más el aval de su prestigio como Obispo, solidario con las luchas de los campesinos que reclaman tierra, Lugo comenzó a representar una carta política interesante para varios partidos y movimientos sociales que, acéfalos, buscaban una personalidad aglutinadora.

A partir del 2005, los principales referentes de las numerosas fuerzas progresistas atomizadas, más los pequeños caudillos del Partido Liberal, habían comenzado a dirigir sus miradas hacia ese jerarca religioso al que todos querían atraer, incluso sectores del propio gobernante Partido Colorado y del empresariado.

La Embajada de Estados Unidos, una especie de poder monárquico dentro del Estado paraguayo desde hace unas siete décadas, también comenzó a mirar con simpatías a ese pregonador de sandalias que, por méritos propios, comenzaba a pesar en la vida política nacional. El entonces titular de la misión, James Cason, expresó su bendición, antes que el Vaticano lo dispensara.

El objetivo que avecinó a tan disímiles sectores, fue el de expulsar a la fracción colorada que se había apropiado del Estado, con el irreverente y megalómano Nicanor Duarte Frutos al frente del Ejecutivo Nacional, quien los excluía del reparto de la torta y desoía el pedido del representante imperial de otorgarle inmunidad a las tropas USA que operaran en el país.

La realidad mostraba la ausencia, entre todos los personajes públicos, de uno sólo capaz de conquistar al pueblo, porque los partidos, en su totalidad, no sólo el colorado y liberal, jamás se habían interesado en formar dirigentes de relevo, atornillados los de siempre en los sillones de mando.

Comenzaron entonces a llover las ofertas a Lugo y éste fue respondiendo a todos por igual, con una actitud dubitativa que los desconcertaba y, aunque nada dijera, siempre les sonreía, hasta que un día se decidió y le dijo a la izquierda que ellos pretendían que se lanzara a una pileta sin agua, porque nada de concreto le ofrecían.

Con la derecha fue más duro, porque manifestó que olfateaba que lo querían meter en una centrifugadora.

Así comenzó a surgir la personalidad política y ha nacer la negociación que, un año y medio antes de las victoriosas elecciones de abril del 2008, culminó con la creación de la Alianza Patriótica para el Cambio, un conglomerado heterogéneo con más vocación electorera que programática, en particular de la dirección liberal.

Siete de cada diez paraguayos celebraron la victoria, al igual que las representaciones diplomáticas extranjeras, muchas de ellas apoyos vergonzantes de los sesenta años del coloradismo, más de la mitad bajo una tiranía militar criminal y hondamente corrupta.

El país fue una fiesta y la población, mayoría católica, comenzó a alimentar una esperanza como nunca había saboreado, de cambios sociales, con justicia, empleo, salud, vivienda, tierra para los pobres, tal como lo prometía el ex Obispo y toda la campaña electoral de la Alianza, aunque no le faltara demagogia y oportunismo.

Al mes nomás, la principal fuerza en votos, el Partido Liberal, comenzó a mostrar la avaricia de algunas de sus corrientes internas, encabezadas por el Vicepresidente de la República, Federico Franco, quien andaba diciendo “y…por ahora está él (Lugo)”.

Ese y otras groserías propias y de su entorno, develaban las verdaderas intenciones de ciertos sectores, interesados en desplazarlo en la primera oportunidad, valiéndose de las perversidades del parlamento y del Poder Judicial, aliados con grupos empresariales.

Políticos vocacionales del gatopardismo aparecieron rápidamente aliados con la parte de la derecha que había contribuido al triunfo electoral, convencida de que sería fácil cooptar a Lugo, tal como lo sugerían algunos diplomáticos extranjeros, expertos en esos raros golpes palaciegos que no trascienden pero que silenciosamente redireccionan la marcha de muchos países.

Pero los oportunistas se equivocaron en su coincidencia de explotar la inexperiencia política del nuevo mandatario quien reveló una personalidad desconocida, reiterando su compromiso de cambiar la vida del pueblo paraguayo, sacándolo de la miseria y el atraso cultural, objetivo que vuelve inevitable el enfrentamiento con los privilegiados.

La contradicción nace, entonces, y no se sabe cómo terminará, cuando Lugo insiste en respetar sus compromisos con el pueblo, ignorando que su oración de paz social, armonía, consenso, tiene por delante el muro de la desigualdad abismal que sufre el grueso de la población, víctima de más de un siglo de abusos de una minoría parasitaria, necrófila, enemiga del menor intento de modernizar el país y redistribuir la riqueza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El FMLN visto desde los acuerdos de paz de 1992 hasta su victoria electoral


Mauricio R. Alfaro (especial para ARGENPRESS.info)

En un texto muy optimista titulado La Nueva Suramérica, publicado en Rebelión, periódico electrónico español, el Sr. Ignacio Ramonet nos presenta una América Latina en pleno movimiento liberador y ello, gracias a una serie de medidas y de acuerdos que preparan las condiciones para sacar a los países del área de la dependencia y del subdesarrollo.

El mensaje relevante y novedoso de esta nueva situación, explica el Sr. Ramonet, es que América Latina nunca más será el patio trasero de los Estados Unidos y, en cuanto más rápido estos últimos lo entiendan, mejor. Para el autor, la confirmación de estos nuevos tiempos y de su carácter ascendente sería el triunfo electoral del Frente Farabundo Martί para la Liberación Nacional (FMLN) en El Salvador.

En general, con respecto a la región, nosotros compartimos el optimismo del Sr. Ramonet. Excepto que nuestro optimismo se vuelve escepticismo, cuando evaluamos el papel del FMLN a la luz de los tratados de paz de 1992 hasta su victoria electoral en marzo del 2009. El caso es que nosotros argumentamos que en El Salvador la dinámica democrática que se implantó con el pacto político de 1992 (firmados entre la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAS) y el FMLN) consolidó un proceso en donde los beneficiados más notables de esos acuerdos de paz fueron la oligarquía salvadoreña y la de sus aliados que, en los hechos, aumentan su riqueza y poder. Lo que significa, en una relación de causa-efecto, que en El Salvador los tratados de paz de 1992 lejos de haber creado las condiciones para hacer de el un país más digno, solidario y humano lo que realmente inauguran es una nueva etapa de decadencia profunda. ¿Cómo tales hechos pueden ser explicados?

“En El Salvador -escribe el Sr. Ignacio Ramonet- la reciente victoria de Mauricio Funes, candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), tiene un triple significado. Por primera vez, la izquierda consigue arrebatarle el mando a la derecha dura que había dominado siempre este país desigual (el 0,3% de los salvadoreños acapara el 44% de la riqueza), con más de un tercio de los habitantes bajo el umbral de pobreza y otro tercio obligado a emigrar a Estados Unidos”. Este éxito electoral demuestra, además, que el FMLN tuvo razón al abandonar, en 1992 y en el contexto del fin de la guerra fría, la opción guerrillera (después de un conflicto de doce años que causó 75.000 muertos), y al adoptar la vía del combate político y de las urnas. A estas alturas, en esta región, un movimiento guerrillero armado está fuera de lugar. Ese es el mensaje subliminal que transmite, en particular a las FARC de Colombia, esta victoria del FMLN”.

Del análisis del Sr. Ignacio Ramonet habría que destacarse el énfasis que él pone en el triple significado de la victoria del FMLN. Y dentro de ellos, nosotros subrayamos el comentario en el cual él plantea que en El Salvador ha habido: una “derecha dura que había dominado siempre este país desigual”. Y a continuación él da estadísticas que indican, sin lugar a dudas, el impacto negativo de esa dominación en El Salvador: un “0,3 de los Salvadoreños acapara el 44% de la riqueza nacional”. Es de notar que esta concentración de la riqueza tiene su consecuencia inmediata: la desigualdad económica y social profunda con sus efectos impactantes para la mayoría de los Salvadoreños.

Para completar el panorama social de El Salvador de hoy, a las estadísticas del Sr. Ramonet agregamos, entre otras, que de ese país salen diariamente hacia los Estados Unidos entre 500 a 700 personas y que, por sus altos niveles de violencia y muerte, según estimaciones de la prensa nacional, un promedio de 12 muertes diarias por causa criminal, El Salvador se sitúa entre los países más violentos del mundo. Para ser más exactos, sería el segundo después de Irak. Para tener una idea más precisa de la actual deriva social salvadoreña notemos que le Courrier International (el Correo Internacional) en una investigación de terreno realizada en el 2003 explica que la policía estima que en San Salvador capital de El Salvador -país de 6 millones de habitantes- las pandillas cuentan con 25 000 miembros, tal vez el doble, y que en ese país, en un medio donde no hay empleos, circulan sin control alguno ½ millón de armas de fuego. Es de anotar que del 2003 hasta nuestros días, la violencia en El Salvador se ha generalizado hasta alcanzar niveles de complejidad que amenazan con hacerlo caer en el dominó de los países bajo control del crimen organizado.

Son esos indicadores estadísticos altamente negativos para El Salvador los que nos cuestionan sobre las verdaderas intenciones de aquellos que firmaron los acuerdos de paz de 1992; puesto que ellos (los datos estadísticos) serían la prueba que los firmantes de ese pacto político no conducían a esa nación centro-americana hacia la democracia -es decir, hacia un sistema político de tolerancia, paz y justicia social- sino hacia algo que engendró un modelo de dominación que, en los hechos, repite los errores del pasado. Y esto, en cuanto a la situación concreta de pobreza y exclusión social de la mayoría de los salvadoreños. Es algo así, como si El Salvador a ese nivel se estancó hasta desbordarse en el actual caos social salvadoreño. ¿Cómo explicar entonces que los acuerdos de paz de 1992, que tantas ilusiones habían creado en los Salvadoreños, hayan dado resultados tan adversos para la masa popular salvadoreña?

Según nuestro análisis, la alta concentración de la riqueza en manos de una poderosa minoría y los altos niveles de violencia, pobreza y exclusión social en El Salvador encuentran su origen en el momento mismo de la firma de los acuerdos de paz de 1992. Puesto que fue ahí que el FMLN, en nombre de la viabilidad democrática, cede en dos aspectos esenciales: 1) el FMLN no cuestiona en manera alguna la forma de producción y redistribución de la riqueza (R. Alfaro, 2007) y 2) renuncia, por el hecho mismo, a reivindicar las demandas socio-económicas de los sectores populares (Ramos, Carlos Guillermo, 1998).

De lo antes explicado es necesario destacar que, mientras los responsables del FMLN se adaptaban a la nueva situación negociando programa político y medidas a implementar en el contexto del proceso democrático salvadoreño en la dirección antes señalada, simultáneamente “muchos [comenzarán a preguntarse], como lo observa Marta Harnecker (2001, p. 77), si los resultados obtenidos con los acuerdos de paz, que pusieron fin a muchos años de guerra revolucionaria, están a la altura de los sacrificios realizados.” Observamos que, 17 años después de los acuerdos de paz, esta pregunta sigue obsesionando no sólo a buen número de Salvadoreños sino que también a aquellos que acompañaron a ese pueblo en su lucha por una sociedad más justa. Es el caso del español Luis de Sebastián (2009), ex-vice rector de la Universidad Centro-americana de El Salvador (UCA) que recientemente se cuestionaba en el diario El País de España, en los términos siguientes: ¿Han merecido la pena los 100 000 muertos por la represión y la guerra para lograr lo que se ha logrado?

¿Y qué es lo que se ha logrado? Luis de Sebastián, que nos parece se sitúa en el ámbito de la preguerra, la guerra y la post-guerra, nos lo explica de la siguiente forma: Ahora en El Salvador hay “una democracia formal (lo cual no es un logro despreciable), pero la distribución del poder en El Salvador en 2009 es más injusta de lo que era en 1972. Con una oligarquía más rica y más respaldada por una clase de eficientes servidores, un Ejército mayor bien entrenado y curtido en la guerra, una clase media endeudada hasta el cuello, dos millones y pico de emigrados, y una masa popular acosada por la delincuencia, pobre como siempre y sin más salida que la emigración”.

Notemos que la evaluación del proceso democrático salvadoreño encuentra en el análisis de Luis de Sebastián su gran línea divisoria. La primera, la de las élites (de derecha e izquierda es decir ARENA, las FAS y el FMLN) y la segunda, la de los sectores populares críticos o próximos a ellos. Los primeros van a poner el énfasis en la celebración de la democracia formal dominante. Y los segundos, no niegan la importancia de ese logro (“lo cual no es un logro despreciable” como lo anota Luis de Sebastián) salvo que el es analizado a la luz de la situación concreta de los sectores populares, y luego que ese logro es comparado con esto último se constata que, en los hechos, todo parece indicar que ese tipo de democracia formal lo que realmente consolidó es la dominación oligárquica y la de sus aliados; puesto que hoy, en el 2009, en El Salvador, como lo observa el autor antes mencionado, ellos son más ricos y poderosos que antes de la guerra.

De lo expuesto un hecho se destaca: las causas que provocaron la sangrienta y larga guerra civil en El Salvador siguen vigentes y son ahora más agudas que antes. Es de notar que este último tema es aquel que, hábilmente, se excluye de las evaluaciones y discusiones acerca de los resultados concretos de los tratados de paz de 1992 hasta nuestros días. Es algo así, como si la democracia sería un valor que se basta a sí misma independiente (e insensible) de las condiciones socio-económicas de la inmensa mayoría de los ciudadanos. Lo que explicaría por un lado, la victoria casi total de la democracia formal en ese país y por el otro lado, la entrada de ese mismo país en un proceso cada más agudo de descomposición social. En donde su estado permanente de violencia criminal incontrolable y los altos niveles de pobreza y exclusión social con sus efectos negativos serían la prueba de esto último. Las estadísticas presentadas aquí arriba son ilustrativas al respecto.

El Salvador conoce así, desde hace17 años, todo tipo de libertades es decir: libertad de elegir libremente a sus representantes políticos, libertad de organización y de expresión, etc. En donde, el único límite a esas libertades es que la forma de producción y redistribución de la riqueza esta fuera de toda discusión. La pregunta lógica que surge de esta dinámica es la siguiente: ¿Cómo se puede explicar que la oligarquía salvadoreña y sus aliados hayan logrado imponer en El Salvador ese modelo de democracia formal que, para situarla contextualmente, podríamos llamarla de contenido elitista y excluyente ?

Y la respuesta más idónea parece ser que: ARENA y las FAS aceptan terminar la guerra y negociar la paz una vez que logran blindar estratégicamente sus intereses a través de las “nuevas reglas” del juego democrático. Es lo que nos hace decir que El Salvador bajo el control de esas fuerzas extremistas (la derecha dura como la llama el Sr. Ramonet) no podía dirigirse hacia una democracia al servicio de la mayoría de los Salvadoreños sino hacia un modelo de dominación elitista y excluyente que, esta vez, no se impondría a través de la violencia militar sino a través de elecciones periódicamente organizadas.

Dos hechos justifican esta respuesta: 1) ARENA -partido de extrema derecha organizado por el ex-mayor Roberto D’Aubuisson señalado en El Salvador de ser el fundador de los escuadrones de la muerte y responsable intelectual directo del asesinato de Monseñor Romero- gracias al control durante los últimos 20 años del Poder Ejecutivo y de la Asamblea Legislativa logra imponer al país de manera total su proyecto oligárquico de capitalismo salvaje llamado neoliberalismo y 2) los militares -muchos de ellos acusados de crímenes contra la humanidad- se otorgan la amnistía a través de una ley de “olvido y perdón”.

Y es así como en El Salvador, de hecho dominado por fuerzas extremistas de derecha que imponían su voluntad completa al conjunto de la sociedad, las reivindicaciones populares de justicia socio-económica y de juicio a los criminales de guerra son eliminadas de la agenda política nacional. El hecho histórico crucial a retener es el siguiente: ese modelo de democracia formal de esencia elitista e excluyente logra consolidarse, como ya lo anotábamos anteriormente, luego que el FMLN acepta, en nombre de la viabilidad democrática, no cuestionar ni la forma de producción ni la redistribución de la riqueza. Y como correlativo a lo anterior, abandona a su suerte las reivindicaciones populares de justicia socio-económica de los Salvadoreños.

El caso es que pensamos -y es aquí que nuestro análisis difiere del que hace el Sr. Ignacio Ramonet- que en El Salvador la derecha dura –es decir la antigua alianza oligárquico-militar- sigue, aún después de la victoria electoral del FMLN con un escaso margen de votos, intacta y tan poderosa como antes. Ya que ella conserva el poder real del país, es decir, las finanzas, el comercio, la Asamblea Legislativa, los puestos claves en la estructura militar, el control de los medios de comunicación, etc. Frente a un Estado que, según los cánones del neo-liberalismo, fue reducido a lo mínimo. Y esto al ritmo de las privatizaciones radicales de sus pertenencias, de la descentralización de su poder de decisión, etc. El margen de maniobra del Sr. Mauricio Funes para tratar los ancestrales problemas de pobreza y exclusión social de las grandes mayorías de los salvadoreños, nos parece entonces extremadamente limitado.

Además, hay que decirlo, la paciencia de la oligarquía salvadoreña y la de sus aliados tiene sus limites y soportan de muy mal humor los actuales cambios. Los cuales se aceptan siempre y cuando ellos se mantengan a niveles discursivos y sin impacto real. Tal como ha sido el caso desde los tratados de paz de 1992 hasta nuestros días. Caso contrario, el futuro inmediato de El Salvador podría reflejarse en la situación actual de Honduras. Probablemente en El Salvador no se trataría de un golpe de Estado, porque las condiciones internacionales no son tan favorables, pero sí, desde el poder real, se podría desatar toda una desestabilización permanente hasta volver al gobierno del Sr. Mauricio Funes inviable. Es por ello (por esa amenaza latente) que notamos que el actual presidente de El Salvador (tal como la prensa nacional e internacional lo refleja) actúa con mucha cautela y al menor movimiento o gesto primero ve hacia el poder real para saber si lo que hace está en la línea de lo “políticamente correcto”.

Nuestra actitud de escepticismo en cuanto a la victoria electoral del FMLN en El Salvador encuentra en lo anteriormente anotado su fuente. Pero esta actitud de escepticismo no nos hace perder de vista que una cosa es el FMLN en la oposición en donde de diversas maneras podía justificar una y otra vez, frente a los sectores populares, porque los ansiados cambios socio-económicos no se producían al momento actual que es un partido en el poder. En donde necesariamente tiene, de una forma u de otra, que demostrar que no es: “más de lo mismo”. Es en este punto que creemos que en El Salvador se abre una nueva coyuntura en donde lo político, como siempre ha sido el caso, es y será una zona en disputa. Es de esperarse entonces, que el FMLN sufrirá fuertes presiones tanto del poder oligárquico y la de sus aliados que se alinearán por la conservación del status quo y la de los sectores populares que demandarán cambios a su favor.

Este conflicto -de grandes dimensiones- definirá necesariamente las líneas estratégicas del FMLN y si acaso la balanza del poder no se incline al menos mínimamente a favor de los sectores populares, el momento habría llegado entonces para que estos comiencen un nuevo camino para la construcción de una nueva y verdadera alternativa política. Es decir, de algo que vaya más lejos que una simple alternancia en el poder.

Bibliografía:
- Baloyra, Enrique A. 1984. El Salvador en transición. El Salvador : UCA Editores.
- Baloyra, Enrique A. 1985. « Dilemmas of political transition in El Salvador ». J. of International Affairs, vol. 38, no 2, p. 221-242.
- Comisión de la Verdad 1992-1993. 1993. De la locura a la esperanza: La guerra de 12 años en El Salvador. San Salvador : Editorial ARCOIRIS.
- Courrier International. 2003. « Les gagnes de rue au Salvador ». Mars p. 48
- Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (F.M.L.N.). 1992. Acuerdos hacia una nueva nación. San Salvador : Edición du F.M.L.N., p. 150-192.
- Harnecker, Marta. 2001. La gauche à l’aube du XXIe siècle. Rendre possible l’impossible. Québec : Lanctôt.
- Martinez, Oscar. 1996. El Salvador Democracia y Autoritarismo. San Salvador : Editorial Nuevo Enfoque.
- Petras, James. (1998). « Continuismo in Latin America : Detour in the Democratic Transition » Binghamton University, summer, pp. 1-4.
- Petras, James. (2000). « Democracia y capitalismo. Transición democrática o neoautoritarismo », Rebelion, la pagina de Petras, pp. 1-9.
- R. Alfaro, Mauricio. 2007. Crise démocratique en Amérique Latine: le cas du Salvador. Montréal: Les Éditions du CIDHICA.
- Ramos, Carlos Guillermo. 1998. « El Salvador : transición y procesos electorales a fines de los 90 ». Nueva Sociedad, no 151, p. 28-39. de Sebastián, Luis. 2009. « La lucha armada en America Latina ». El País (España), Mayo.
- Torres-Rivas, Edelberto. 1996. « El caos democrático ». Nueva Sociedad, no 147, p. 152-168.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

No sos: te sentis. ¿o te hacés?


Alfredo Grande (APE)

“no es lo mismo un cooperativista que un pequeño burgués sin plata”
(aforismo implicado)
Estudios sobre la "pobreza subjetiva" Siete de cada diez argentinos se sienten pobres, a pesar del INDEC Los poco más de 1.000 pesos que, según el INDEC, necesita una familia tipo en la Argentina para no ser pobre tienen poco que ver con la percepción de la gente. Según estudios privados con datos para el primer semestre del año, siete de cada diez argentinos se sienten pobres, más allá de lo que digan las estadísticas oficiales. La inflación real, que subsiste en un piso del 15% anual, y la suba de servicios como la educación y la salud, que inciden mucho sobre la sensación de las familias en cuanto a su capacidad de consumo, explican el fenómeno. "La percepción de pobreza (Pobreza Subjetiva) al primer semestre de 2009 fue de 70,8%", precisa la economista Victoria Giarrizzo, profesora de la UBA y directora del CERX, la consultora que realizó el relevamiento que fue adelantado a Clarín. Y agrega: "Pero lo que más llama la atención es que subió notablemente en este semestre la Línea de Pobreza Subjetiva (LPS): el 37,3% de la gente está diciendo que con sus ingresos mensuales no cubre sus necesidades básicas de subsistencia (lejos del 15% de pobreza que dice el gobierno)". Los trabajos sobre "pobreza subjetiva" tienen ya una tradición en los Estados Unidos y Europa, pero son relativamente recientes en la Argentina. La percepción de esta condición es una variable clave para moldear expectativas, ya que quienes se sienten pobres actúan como tales, caen en el desánimo y tienden a ver una perspectiva sombría a futuro. (Diario Clarín 07/08/09)

Estamos en la democracia de las sensaciones. Quizá podríamos decir que las sensaciones que no afecten la moral pública ni arrasen con las leyes vigentes, están exentas de las autoridades de los magistrados. Casi de la misma forma que está exento de la autoridad de los magistrados el policía liberado en Rosario luego de llevarse sin el menor riesgo personal, varios miles de pesos de una infortunada contribuyente. De todos modos, es bueno aclarar que no es lo mismo una sensación, una acción o una alucinación. El ministro Aníbal Fernández aclaró, no me acuerdo en qué oportunidad, que no había aumentado la inseguridad, pero sí la sensación de inseguridad. Me pareció mucho más grave. Por sensaciones penosas, por celos mal reprimidos, como los de Otelo y el Julián de La Verbena de la Paloma, los mayores desastres llegan con muchísima más rapidez que la ambulancia de PAMI. Se dirá que no es mérito alguno, pero no se me ocurrió otra comparación. Una sensación, una vivencia, un sentimiento, pueden, y frecuentemente lo hacen, alterar el sentido de la realidad. Pero, para desgracia propia, la realidad tiene más de un sentido. Estar fuera de la realidad es grave, pero estar solamente dentro de la realidad, puede ser más grave todavía. Estamos capacitados solamente para detectar graves alteraciones de la realidad. En ese caso estamos frente a una persona psicótica, un general majestuoso, un gobernante evaluando un resultado electoral, o alguien que le sigue creyendo al indec. La enumeración no es exhaustiva, naturalmente. En las guardias médicas de antaño circulaba un chiste: un hombre tomaba un alka seltzer y se masturbaba. Muy alegre decía: esto es vida: champán y mujeres. Con la clase media pasa algo parecido. Se masturbó tanto con el consumo que llegó a tener sensaciones de clase alta. Confundió (no es para menos, por algo está en el medio) gordura con hinchazón, aserrín con pan rallado, deudas con efectivo. Los ideales burgueses han calado hondo y profundo en la clase trabajadora, y la aspiración a ser menos proletario y más propietario sigue vigente. Y no digo solamente propietario de la casita, lo que tiene utilidad para no tener que volver a la casita de los viejos, lo que sin dudarlo es un bajón. Digo propietario individual de la mayor cantidad de bienes posibles. Incluso los necesarios. Propietario incluso de los hijos, disputados como mercancía propia en interminables juicios de divorcio. Propietario de celulares, zapatillas carísimas, computadoras personales, ropa impersonal, etc. El consumismo, ese delirio donde solamente se consume consumo, es la contracara del crimen del hambre, la falta de educación, la escasez de cloacas, agua potable, saneamiento ambiental. Incluso bosques, como las compañeras wichis han tenido que denunciar en la orgullosa ciudad de los Buenos Desaires. La denominada Pobreza Subjetiva es la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser. Las necesidades básicas siguen estando insatisfechas para millones de personas, pero para un número igualmente importante de otras personas, las necesidades no básicas no pueden no estar satisfechas, porque entonces el resultado no es la carencia sino la depresión. Además pobreza subjetiva no es lo mismo que una subjetividad empobrecida. El capitalismo financiero, el capitalismo del “deme dos”, de las tarjetas de crédito con ofertas para idiotas, es también, una forma de ser que cada vez tiene menos privilegios. Y la pérdida de los privilegios, y no solamente los jubilatorios, hace sufrir. Subjetividad empobrecida que ha desterrado toda forma de solidaridad que no sea por débito automático. La talentosa cantante que descubre que una tarjeta bancaria es la que “le da cada día más” no es solamente la marca de una decadencia ética y artística, sino la confirmación que el consumir genera la alucinación del tener. La pobreza objetiva es un dato de la percepción: se mira, se toca, se huele, se palpa. Cualquiera se da cuenta, sin necesidad de expertos de consultoras. Ahí sí que podemos decir: es lo que hay. Nada para escandalizar. Más acá que “el escándalo es la cara visible de la hipocresía”. Lo que debería escandalizar en todo caso, ni siquiera es la pobreza. El absoluto escándalo es la riqueza, o sea, la apropiación absoluta del trabajo de miles de millones de trabajadores. Por eso es más empático hablar de pobres que de super explotados. Frente a la barbarie de la miseria y la exclusión social, ya que de eso se trata, y no sólo de pobreza, algo más profundo se abre paso. Una visceral indignación y el caldo de cultivo del odio más digno que cualquier sujeto debe tener: el odio a los asesinos de la vida. Pero la clase media y la clase trabajadora ganada por el discurso del consumismo, no lucha. Negocia. Del piquete a la paritaria. La Ce Ge Té es un Ta Te Ti de gordos. Hablar de aristocracia proletaria quizá suene como el tañido de viejas campanas. Sin embargo, la necesidad de expropiar a la clase trabajadora de su “conciencia-inconciencia de clase”, es vital para que el capitalismo se ría (de nosotros, naturalmente) mientras el neoliberalismo llore (aunque por cierto con lágrimas de cocodrilo y cocodrila). Subjetividad empobrecida, no por falta de consumo, sino por falta de la conciencia de su propio fundante histórico y político. Clase trabajadora que ve en la clase media un espejo lejano, pero aún posible, aunque hasta el quini sea más seguro que el 82% móvil. Clase alta que ve en la clase media un espejo cercano, pero preferible al terror de una caída sin red en los laberintos de la exclusión. La clase media funciona como un biombo para esperanzar al pobre y para impedir el pánico del rico. No es lo mismo ser pobre que ser resentido por el consumo perdido. No es lo mismo ser pobre que rico contrariado. Quizá la tarea de la militancia popular es mostrar a los pobres subjetivos que su mayor fortaleza es conocer su pobreza objetiva y que su riqueza subjetiva es luchar por todo sin tener que implorar por nada.

Desterrando de la subjetividad a ese pequeño, pequeño burgués deprimido, para sostener el orgullo del ser y el hacer del proletario combativo.

Autor imagen: APE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Un auténtico escándalo

Ernesto Ponsati (HOY DIA - PRENSARED)

Sí, hay pobreza en la Argentina, y cada día mueren niños por enfermedades relacionadas con ella. Es bueno que desde el establishment económico y empresarial se tome nota de ello, aunque es lamentable que sirva solamente para asediar a un gobierno que, por lo menos, algo hizo por atacar las causas que la generan.

Ya el lunes pasado decíamos que nos parecía extravagante la idea de culpar al Gobierno por la extensión de la pobreza. Principalmente porque es evidente que la situación de desigualdad económica y social se origina en la apropiación de la mayor parte de los beneficios empresarios por la patronales, a expensas de sus empleados.

Pero no por extravagante ese concepto deja de ganar adeptos, y la semana dio mucha tela para cortar, empezando por la denuncia papal sobre el escándalo de la pobreza, que los principales medios de comunicaciones locales interpretaron como una admonición al gobierno argentino por no atender a los pobres de la manera debida.

En realidad, el primer gobierno K tuvo un éxito relevante en su campaña contra la pobreza: de 2003 a 2007 bajaron los índices de desocupación, de pobreza y de indigencia como no lo habían hecho nunca antes. Recién se comienza a revertir ese proceso a mediados de 2007, para retroceder en 2008 y lo que va de 2009.

Claro que en la base de ese cambio hacia atrás hay que contabilizar no solamente el fracaso de las políticas oficiales sino, también, los efectos de una crisis económica planetaria que indujo a las empresas a implementar políticas de ajuste, que por supuesto empezaron por recortes al personal. Despidos, amenazas de despidos e imposiciones de rebajas salariales se pusieron a la orden del día en el mundo desarrollado y se instalaron también en la Argentina.

El Gobierno respondió como pudo, acudiendo en ayuda de empresas en dificultades en un impulso similar al exhibido por el gobierno de Estados Unidos, con dos presidentes. Si Barack Obama nacionalizó el 75 por ciento de la emblemática General Motors, su antecesor, famoso por ser un fundamentalista de la economía de mercado, no vaciló en hacerse cargo de Fanny Mae y Freddy Mac, las dos principales entidades hipotecarias de Estados Unidos. Esas decisiones, tan en línea con las argentinas, en cambio, no fueron criticadas por la prensa neoliberal de nuestro país.

Pero es cierto, la pobreza ha vuelto a crecer, y así lo certifica el dramático pedido de los jueces cordobeses, que encuentran insuficiente un salario mensual que para fiscales y magistrados de primera instancia anda entre 10.000 y 11.000 pesos -agregamos nosotros que la doctora Aída Tarditti, del Tribunal Superior, cobra 24.000 pesos; sin salario familiar-, exentos del impuesto a las ganancias.

Y si esos estamentos que muchos calificarían de privilegiados consideran escasos sus ingresos, imagine el lector cual será la sensación de un jubilado común, de una empleada doméstica, de un peón rural (7 de cada 10 de ellos carecen de jubilación y obra social), de un desocupado, de tantos que navegan entre la pobreza y la indigencia.

Imagine también cómo será la sensación de hambre, de esos chicos condenados a la desnutrición en el Chaco, Salta, Tucumán o en tantos lugares del país abandonados por la sociedad, sin empresas que ofrezcan puestos de trabajo y a los que los canales de televisión nacionales llegan solamente para mostrar la miseria en su más dolorosa expresión, como si fuera un monstruo de feria, un fenómeno fuera de lo común que justifica el pago de una entrada por verlo.

Sí, hay pobreza en la Argentina, y cada día mueren niños por enfermedades relacionadas con ella. Es bueno que desde el establishment económico y empresarial se tome nota de ello, aunque es lamentable que sirva solamente para asediar a un gobierno que, por lo menos, algo hizo por atacar las causas que la generan.

También es lamentable que la Iglesia, que alguna vez tomó una “opción por los pobres” –y que hace solamente unos días recordó el asesinato de uno de sus pastores comprometidos, monseñor Enrique Angelelli-, aborde el tema como un arma más en la esgrima que mantiene con las autoridades nacionales por temas muy distintos como es el de la designación de un obispo castrense.

Hay pobreza en la Argentina, en efecto. Y sin embargo hace unos diez días la representación patronal logró limitar a 1.500 pesos el nuevo salario mínimo vital y móvil, que la CTA pretendía que se llevara a casi 2.000. No causa mayor impresión hablar de ese salario mínimo, pero conviene saber que marca el ingreso del 69,7 por ciento de los obreros de la industria maderera, del 67 en la hotelería y gastronomía (el pseudo del filósofo Luis Barrionuevo), del 64 en confecciones, del 59,3 en ganadería y agricultura (sector que es el segundo en materia de empleo en negro) y del 54,2 en el comercio (que es primero en empleo en negro).

Observando las regiones se hallan más razones para tener en cuenta el salario mínimo: define el salario del 75,9 por ciento del sector privado de Santiago del Estero; 74,1 en El Chaco; 71,5 en Tucumán; el 71,4 en Formosa y el 70 por ciento en Misiones. Por lo tanto, puede afirmarse que la política de incremento del salario mínimo aplicada entre 2003 y 2005 contribuyó a elevar el piso salarial por lo menos de los trabajadores registrados del sector privado. Entonces, si el salario mínimo contribuye a limitar la pobreza y los empresarios dan muestra a diario de que no quieren aumentar los sueldos, ¿quién es responsable del “escándalo de la pobreza”?

Olvidemos, por el momento, el tema de las responsabilidades, y pensemos en lo que debería hacer el Gobierno para enfrentarla. Cualquier respuesta englobará inevitablemente la cuestión de los recursos para encararla. Y la única posibilidad que tiene el Estado –no hablemos del Gobierno, pues éste, supuestamente, debe someterse a los mecanismos de recambio y, en especial, porque la lucha contra la pobreza debe ser una política de Estado, libre de los avatares electorales- de obtener recursos es el de la aplicación de impuestos.

Hace tiempo que mencionamos, en este espacio, la necesidad de una profunda reforma impositiva que permita: 1) ampliar la base tributaria, para que paguen sus impuestos las decenas de miles de contribuyentes que hoy los evaden; 2) diseñar un sistema más progresivo, liberando total o parcialmente a los sectores económicamente más atrasados; 3) obtener los fondos necesarios para llevar adelante políticas de desarrollo con el fin de apuntalar a las empresas nacionales y al mismo tiempo formular planes de estímulo a los marginados y excluidos, brindando puestos de labor en emprendimientos financiados por el Estado.

Serían algunas de las maneras de atacar la pobreza, que ya es una enfermedad estructural en este país. Pero para ello habrá seguramente que mantener o aumentar las retenciones a la exportación de soja, lo que derivará en lo que el avispado lector ya estará imaginando.

O si no, se podría aplicar la tasa Tobin o algo parecido a determinadas actividades financieras. O restablecer el gravamen a la herencia, que supo aplicarse en este país hasta épocas no tan lejanas. O elevar las tasas del impuesto a las ganancias hasta niveles vigentes en países “jurídicamente seguros” como Alemania o Japón, pero que seguramente sería rechazado por confiscatorio por jueces que se auto declararon exentos de esa obligación.

Bien, iniciativas de ese tipo hay muchas más, pero sólo servirían para que muchos de los que ahora claman por este escándalo de la pobreza, que realmente lo es, archiven rápidamente el argumento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Divertirse hasta morir

Fran Araújo (MOMARANDU)

De todos es conocida la expresión "morirse de risa". No hace falta tomarse este dicho al pie de la letra para comprender que existe una muerte más sutil que la física. "El terrible reposo que es también el de la muerte social", como dice Bourdieu, y al que parece abocarnos los programas de nuestra televisión.

Lo vulgar se ha adueñado de nuestros televisores. Todo se ha transformado en puro entretenimiento. El espectáculo se ha adueñado de las pantallas y, lo que es aún peor, lo soez y vulgar tiñen los horarios de máxima audiencia con atentados al buen gusto.

El famoso analista de los medios de comunicación, Neil Postman, defiende en su libro “Divertirse hasta morir” que el problema de la televisión no es que proporcione materias y temas de entretenimiento, sino que trata todos los temas como entretenimiento. Se ha banalizado el contenido de la televisión y eso ha deformado nuestra concepción de la realidad. Ver a una pareja golpearse o a una persona masturbarse en directo han pasado a formar parte del espectáculo y, por lo tanto, de nuestro divertimento. El espacio de lo público se amplia en perjuicio de la intimidad. “Lo público se ha adaptado a la incoherencia y se ha divertido hasta la indiferencia”.

Bajo esa capa de pasividad se transmiten los valores de la Nueva Economía: el éxito a corto plazo, los valores desechables, las mentiras, el lenguaje pervertido por los intereses, lo libertino y sexual sobre la libertad y el erotismo. Adquirimos esta manera de ser entre risas, porque mientras te diviertes no piensas, así que eres más vulnerable a la propaganda. Huxley vence a Orwell.

Ha triunfado el kitsch, y lo evidente. El todo vale con tal de alcanzar la máxima audiencia. La audiencia es el norte, la calidad es sacrificada en el camino, arrollada por las leyes del corto plazo y la rentabilidad que dominan la estrategia televisiva. Una carrera del absurdo, en la que los corredores compiten para ver quien llega más lejos en las prácticas obscenas y de mal gusto. La era de la disertación dio paso a la del espectáculo, hoy asistimos a la era de la basura enlatada en la pantalla del televisor.

Este fenómeno no tiene denominación de origen. Si bien nació en los EE UU, se ha extendido por el mundo a gran velocidad. En Inglaterra, el concurso de moda consiste en un grupo de obesos que compiten para ver quien adelgaza más rápido. Programas como Gran Hermano (extendido por todo el atlas) han inundado nuestras casas con escenas de la peor calaña. La televisión pública en España se ha unido a la descarnada lucha por la audiencia y ha olvidado sus premisas éticas y de calidad. En Sudamérica, programas como “Ana” (en Colombia) hacen las delicias de los televidentes con las miserias de parejas rotas que se golpean hasta hartarse. En China, Cui Yongyuan, productor y conductor de Al grano, el programa más popular de la nación, admite que incurrió en prácticas “vulgares” para agradar a la población.

Sin embargo, lo popular no puede identificarse con lo vulgar. Lo popular hace referencia al mínimo común denominador entre las personas, al bien común que comparte la comunidad. ¿Es ese comportamiento burdo de la televisión lo que nos une a los seres humanos?

Algunos defenderán que representa al animal que todos llevamos dentro, ese que defeca, fornica, vomita y se violenta. Yo me pregunto si no es acaso nuestra inteligencia y la capacidad de comunicarnos aquello que realmente nos une y diferencia del resto de seres. Si es así, no tiene sentido que la televisión atente contra nuestra inteligencia.

El argumento de que la televisión ofrece al público lo que pide debería desaparecer del diccionario de los productores. Es falso que la basura televisiva venda de por sí. La prueba está en que, cada vez que se emite un programa de calidad, este programa triunfa. El público sabe reconocer el trabajo bien hecho.

Los medios han olvidado su responsabilidad originaria, su razón de ser social. Se trata de una nueva demostración del poder por encima del deber. Ya que puedo, lo hago. Nadie pone los límites. Lo escatológico se impone al deber de ofrecer un producto de calidad. La libertad de expresión no consiste en decir lo que uno quiera y como quiera. Existen unas reglas éticas y una educación que marca el buen gusto y el respeto al espectador como persona sensible.

Como público sólo podemos hacer una cosa, dejar de ser espectadores para recuperar nuestra dimensión de actores y de protagonistas en nuestra capacidad de decisión. Divertirse sin dejar de vivir.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La hoguera de las vanidades


Nicolás Fassi (PRENSA RED)

A cambio de 600 millones de pesos, el Estado sería el propietario de los derechos de transmisión y se encargaría de que el fútbol llegue por TV abierta a cada rincón del país ¿Será el final del monopolio de Torneos y Competencias y el comienzo de Telefónica?.

Parece ser que los 18 años de hegemonía de TyC Sports en el fútbol argentino están cerca de finalizar. Y el encargado de bajar el telón sería nada menos que el Estado nacional, que de concretar esta operatoria habrá logrado un doble triunfo: desplazar al grupo Clarín (que con TyC Sports comparte la propiedad de los derechos de transmisión) y hacer pata ancha en el fútbol.

El interlocutor elegido por el Estado es Néstor Kirchner, ex presidente y signado como el hombre fuerte del gobierno nacional, incluso por encima de Cristina Fernández (N. d R. ¿Se acuerdan que cuando Néstor ocupaba la primera magistratura se decía que en realidad la que manejaba todo era Cristina?).

A cambio de 600 millones de pesos, el Estado sería el propietario de los derechos de transmisión y se encargaría de que el fútbol llegue por TV abierta a cada rincón del país.

La noticia, basada en trascendidos, fue esparcida por Marcelo Bombou, presidente de TyC, quien apareció por la mayoría de los medios masivos de comunicación sin distinción de color, horario u orientación ideológica, reclamando a los cuatro vientos “seguridad jurídica” para cumplir los contratos.

El Grupo Clarín y TyC Sports comparten la propiedad de las acciones de las empresas Televisión Satelital Codificada (TSC) y Tele Red Imagen Sociedad Anónima (TRISA), dueñas de los derechos de transmisión de los partidos. Es decir que ante el amague de “estatización” del fútbol, la ofensiva mediática fue feroz.

Las víctimas fueron el Estado y la AFA. Las armas: Radio Mitre, los diarios Olé, Clarín, Canal 13 y TN, TyC Sports y Fox Sports, entre otros. En Córdoba, Clarín controla parte del paquete accionario La Voz del Interior, Canal 12 y Radio Mitre.

Del otro lado, el Estado ofrece la infraestructura de Canal 7. Sin embargo, en su edición de ayer, el diario Crítica de la Argentina indicó que “el gobierno nacional evalúa ahora asociarse con Telefé para garantizar la prestación del servicios”, ya que el canal oficial no puede afrontar el desafío de transmitir 10 partidos por fin de semana.

En este aspecto, el canal de la compañía española Telefónica es el aliado justo. Claro que el holding español también se las trae, puesto que es el dueño de varias frecuencias de televisión: 11 de Salta, 7 de Neuquén, 8 de Córdoba, 13 de Santa Fe, 5 de Rosario, 9 de Bahía Blanca, 8 de Mar del Plata y 8 de Tucumán. También cuenta con Editorial Atlántida, que edita las publicaciones Gente, Negocios, Billiken y Para Ti, además de radio Continental AM y FM. Un detalle no menor es que desde hace varios días circula la versión de que el grupo Telefé sería adquirido por gente afín a K.

Para pasarlo en limpio, el fútbol es el terreno de una lucha de intereses entre el Estado y Telefónica vs. Torneos y Competencias. En el medio, con la cintura política que dan más de 30 años al frente de la AFA, está Julio Grondona, poco preocupado por las amenazas de juicios que significará la rescisión del contrato.

La demorada y prometida Ley de Servicios Audiovisuales estipula que los partidos de fútbol sean transmitidos por televisión abierta. Pero como las elecciones del 28 de junio dejaron el gobierno con pocas posibilidades de tratar el anteproyecto, que ataca a los grandes monopolios, K “durmió” a todos e instaló al Estado en un esquema sensible al “ser argentino”.

Foto: Francia - El presidente de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino), Julio Humberto Grondona, y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante un partido de la Selección Nacional en París. / Autor: Presidencia de la Nación


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los silencios que fogonean el tráfico de niños


Gabriel Conte (MDZOL)

No se puede estar pariendo y vendiendo niños sin que haya una cadena de complicidades. Tampoco se puede ser cómplice si, filosóficamente, no se está de acuerdo con este tipo de "negocios macabros". El caso de Guaymallén podría transformarse, si la sociedad y el Estado así lo deciden, en una bisagra.

No existe el derecho a ser padres, sino la posibilidad de serlo, o no.

Los hijos, en cambio, sí tienen todo el derecho a conocer a sus padres biológicos y a ser criados por ellos. Ese derecho es inalienable y el Estado tiene la obligación de protegerlo: convenciones internacionales y la legislación argentina así lo establecen taxativamente al hablar del “interés superior del niño”, entre otras cosas.

El dolor de no poder ser padres no encuentra, muchas veces, el consuelo necesario en las leyes. Es que un niño no es una mercancía que se puede obtener de acuerdo a los indicadores de la oferta y la demanda.

Los vericuetos legales para adoptar son meandrosos. Un poco porque es necesario que así sea (no se le puede “entregar” un niño en condiciones de adaptabilidad a cualquiera) y otro poco por ineficacia del Estado, que no logra ordenar el registro de adoptantes o, por lo menos, darles contención a padres desesperados.

Nada, sin embargo, es argumento de suficiente peso como para justificar que un niño sea vendido o comprado.

Compra y venta de bebés, a la vuelta de tu casa

La dimensión de la noticia difundida esta semana en Mendoza es inconmensurable: en una esquina por la que miles de personas pasan por día, en el corazón de Guaymallén, vendían niños.

Se trata de esas cosas que todos saben que pasan, pero que pocas veces se logra diferenciar el mito de la realidad. Es un asunto tan escabroso que parece imposible que sea verdad.

La historia argentina acredita una dura experiencia en apropiación de niños. ¿La dictadura inventó una forma de “conseguir hijos” o instituyó, como parte del terrorismo de Estado, una práctica corriente?

Hay silencios en los que la propia sociedad se sumerge, otorgándole espacio a prácticas perversas como las que ocurren ante nuestros ojos.

En el caso que nos conmueve por estos días entran a tallar otros elementos:

No se trata sólo de apropiación, sino de que hay gente que es capaz de poner en venta a su propio hijo y de familiares que le rodean que consienten la transacción.

Compro/vendo. Hay intermediarios con la capacidad suficiente para surfear sobre la ley, la dignidad y la ética. El detonante encontrado en Guaymallén puede ser la punta de un ovillo de un verdadero “mercado”, de cuya existencia siempre se sospechó, pero que resultó difícil comprobar.

Los álguienes enredados. Para que un niño sea vendido y comprado alguien debió parirlo, alguien atender ese parto. Alguien más lo ofreció y muchos “álguienes” se pasaron la bola. Alguien aceptó hacerlo. Para ello, alguien le extendió un certificado de nacido vivo que permitió que algún funcionario del Estado lo inscribiera en el registro civil. No es uno sólo quien debe caer, si se pretende desarticular el “negocio”.

Buenudos y cómplices. Amplios sectores de la sociedad, entre quienes, obviamente, habría que incluir a médicos, vecinas, madres, padres, hijas e hijos, pero también jueces, policías y funcionarios, legisladores y, por qué no, periodistas, sostienen: “Va a estar mejor con esta familia que con la propia”. Así no más, “buenudos”, dejan que el “negocio” funcione. No sólo “clasean” a la sociedad, señalando a los pobres como “malos” y a los más pudientes, en tanto, como “mejores”. Sino que privan a niños de su derecho más básico, como es el de crecer junto a sus padres y hermanos.

Lo tengo; no lo quiero. Surge nuevamente un debate silenciado: el de los embarazos no deseados, en donde la hipocresía social y gubernamental, sumado al peso de los dogmas, impiden discutir con seriedad el tema del aborto. Queda al descubierto la necesidad de hablar de estos temas en voz alta: para sacar dudas a gente que desconoce del tema, para alertar a posibles testigos, pero fundamentalmente para educar a padres, madres e hijos en temas en los que, evidentemente, ha faltado instrucción.

Lo quiero; no lo tengo. Es importante que el Estado y las obras sociales en general tome cartas en el asunto cuando los padres no pueden tener hijos y faciliten los tratamientos que lo faciliten. Pero también para preparar a esas parejas ante tamaña situación y evitar que caigan en el descontrol de la búsqueda a cómo dé lugar de un hijo.

Los hay; nadie los quiere. También empieza a flotar una verdad dolorosa: decenas de chicos que están en condiciones de ser adoptados no encuentran hogar. Son demasiado grandes, muy morochos, algunos tienen defectos congénitos, otros tienen problemas adquiridos, traumas mentales o físicos. No hay quiénes les den un hogar. Aunque lo esperan igual que el resto. Y quedan condenados a ser “criados” por sucesivos desconocidos que trabajan en instituciones públicas o privadas, a ser separados de hermanos y condenados a no saber quiénes son, en realidad.

Tenemos que hablar

Duele, conmueve, revuelve las entrañas. Es un tema jodido del que nuestras abuelas ya decían que no había que hablar. Pero nuestros silencios empujan a lo macabro. Así ha pasado y sigue pasando. Pasará hasta que nuestra vocación justificadora y cómplice pase.

Gabriel Conte es editor de MDZ.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Más información, menos riesgos

Ana Clara Bórmida (ARTEMISA)

Una organización no gubernamental lanzó una línea telefónica que brinda información sobre el uso de un medicamento para interrumpir los embarazos no deseados. La Organización Mundial de la Salud avala el uso de métodos abortivos seguros como éste. El Estado argentino sigue ignorando el debate.

La organización Lesbianas y feministas por la descriminalización del aborto, en el marco de un trabajo compartido con activistas de Ecuador y Chile, lanzó la línea telefónica Aborto, más información, menos riesgos, que tiene como objetivo democratizar la información sobre métodos abortivos seguros, como lo es el uso de misoprostol. Se trata de una línea gratuita para asesorarse sobre este procedimiento avalado por la Organización Mundial de la Salud.

En América Latina el aborto es ilegal y como se sabe la Argentina no es la excepción. Lo cierto es que la interrupción del embarazo se practica en forma clandestina y eso implica varios riesgos, entre ellos la muerte. Los datos son contundentes: según cifras del Ministerio de Salud de la Nación, el 60% de los embarazos no fueron buscados. Por este motivo, 500 mil mujeres al año realizan abortos, de las cuales 68 mil deben acudir a hospitales públicos por complicaciones, y por lo menos 100 mueren.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la prevención de la mortalidad a causa de prácticas abortivas en los países donde esas tasas son altas, constituye una medida de buena política de salud pública. Pero en la Argentina, el Estado no garantiza que las mujeres puedan realizarse abortos de manera segura. Sin embargo, medios para interrumpir embarazos de manera insegura están al alcance de la mano. En los últimos años se gestó un vasto mercado negro de un fármaco llamado Oxaprost 75, cuya composición contiene Diclofenac (un antiinflamatorio) y Misoprostol (un aislante gástrico que resulta abortivo). Según investigaciones, este mercado ilegal se formó gracias a las propiedades abortivas del remedio en cuestión.

El misoprostol es considerado por la OMS un método de aborto seguro, sin riesgos, y con un mínimo de control médico posterior. Además, según esta entidad, es un medicamento esencial, es decir, necesario para considerar que un servicio de salud alcanza el nivel básico de condiciones. En este sentido, se trata de un bien social que debería garantizar el Estado. Sin embargo en la Argentina se comercializa solo con Oxaprost.

Teniendo en cuenta que el misoprostol garantiza un procedimiento abortivo seguro, la organización Lesbianas y feministas por la descriminalización del aborto lanzó la línea telefónica Aborto, más información, menos riesgos con el fin de brindar información al respecto. “La idea oscurantista acerca de que el conocimiento científico solo puede estar en manos de unos pocos, es muy propia de contextos como el nuestro. Nosotras consideramos que el conocimiento es un bien social que debe ser distribuido equitativamente y que las mujeres tenemos derecho a saber qué es un aborto, cómo sucede, qué podemos esperar y cómo no morir por abortos clandestinos”, explica Verónica Marzano, integrante de Lesbianas y feministas por la descriminalización del aborto. El objetivo político del proyecto consiste en llegar a la legalización y de este modo disminuir la tasa de mortalidad de las mujeres que interrumpen sus embarazos.

-¿Creen que esto es un paso previo para la legalización del aborto?

Nosotras apoyamos el trabajo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y estamos por la legalización del aborto, esa es la meta de fondo. Las mujeres debemos poder acudir a un servicio de salud, público o privado, y recibir toda la información necesaria acerca de todas las opciones disponibles para tomar nuestras decisiones de manera informada. El aborto, quirúrgico o con medicamentos, es una práctica muy segura en los países donde es legal y no se necesita infraestructura especial. Debería ser legal y las mujeres tener acceso a él, así como a consejerías pre y post aborto en cualquier lugar donde se encuentren.

La legalización del aborto es una deuda del Estado con sus habitantes, y algo que Argentina ha tomado como compromiso como signataria de diversos acuerdos y declaraciones internacionales de derechos humanos. Ha sido recomendada por el comité de la CEDAW; también se refiere al tema el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en su última resolución sobre mortalidad materna y la OMS reconoce que la prohibición del aborto causa los abortos inseguros que ponen en riesgo la salud y vida de las mujeres.

Sin dudas la legalización del aborto no sería completa si esta información que se brinda en la línea no fuera difundida ampliamente por el Estado, y sin que el misoprostol estuviera disponible para todas las mujeres sin discriminación y gratuitamente. Lo mismo vale para la mifepristona, que también es recomendada por la OMS para abortos tempranos sin riesgos: se usa combinada con el misoprostol en los países donde es legal (sumando a Italia, donde se aprobó hace pocos días, son 50, la mayoría países europeos y asiáticos. En América, sólo Estados Unidos y Guyana la tienen aprobada).

-Teniendo en cuenta que en la Argentina existe un mercado negro de oxaprost ¿consideran que es una hipocresía del Estado seguir manteniendo el aborto en la ilegalidad y la clandestinidad, cuando permiten que se venda esta pastilla?

La hipocresía es que sabiendo esto el misoprostol solo se comercialice en forma de Oxaprost, debiendo las mujeres tolerar los efectos secundarios del diclofenac con el que viene, que son superiores a los del misoprostol –y es la razón por la cual el diclofenac se recubre de misoprostol para uso gástrico. Asimismo, el Oxaprost tiene un elevado precio porque que solo lo comercializa un laboratorio para uso gástrico, a pesar de que el costo de producción de misoprostol es bajo.

Y por supuesto la mayor hipocresía es seguir manteniendo el aborto en la ilegalidad siendo que en Argentina se practica un aborto clandestino por minuto, según cifras oficiales.

La otra hipocresía consiste en aplicar la ley penal selectivamente: no hay mujeres blancas procesadas o presas por abortos clandestinos, no hay médicos/as procesados o condenados por aborto clandestino, no los hay tampoco por violar el secreto profesional, ni por maltratar a las mujeres que abortan. Esta aplicación selectiva de la ley penal perjudica a quienes son más pobres y vulnerables, que serán denunciadas, procesadas y eventualmente castigadas. La falta casi total de respeto a los derechos humanos de las mujeres que abortan atenta contra la posibilidad de que ante una señal de alarma, ya sea por un aborto espontáneo, inducido, legal o ilegal, las mujeres acudan a los hospitales y centros de salud sin demora, y que puedan identificar estas señales de alarma lo antes posible para garantizar la atención temprana. De todas maneras, sin dudas la mejor política es la legalización del aborto y la promoción de los derechos humanos de las mujeres, para que no se actúe a escondidas, ni se nos exponga a las reglas de los mercados ilegales de medicamentos y procedimientos quirúrgicos y tecnológicos médicos, y se eliminen así todos los riesgos asociados con la clandestinidad y la discriminación en el acceso a servicios y bienes públicos.

¿Algún representante del gobierno se acercó a ustedes para ofrecerles ayuda o, por el contrario, pedirles que frenen?

Nadie nos pidió ni sugirió que no lleváramos a delante el proyecto. Nosotras nos acercamos a la Defensoría General de la Nación, específicamente a su comisión sobre políticas de género, para poder trabajar en conjunto sobre la defensa legal de las mujeres que van a los hospitales requiriendo asistencia y los médicos las denuncian, violando el deber profesional de confidencialidad. También para brindar apoyo legal a las mujeres que necesitan un aborto no punible y les es negado por los prestadores de salud. Esperamos poder seguir trabajando en conjunto durante el proyecto y contribuir a mejorar los servicios legales que reciben las mujeres en diferentes situaciones relacionadas con abortos, en todo el país.

¿Cuál es el aporte de este proyecto?

Creemos que desde el proyecto de la línea telefónica hacemos al menos dos aportes centrales: por un lado, estamos contribuyendo a la reducción de la mortalidad materna, poniendo directamente en manos de las mujeres información pública a la que todas tenemos derecho, ya que el aborto con medicamentos realizado bajo los procedimientos que indica la OMS es uno de los procedimientos menos riesgosos para la salud de las mujeres, sobre todo en contextos de falta de acceso y pobreza. El otro aporte significativo es sumar al debate sobre la legalización del aborto nuevos argumentos, datos estadísticos e información confiable proveniente de la línea telefónica misma, sobre todo para lograr que se cumplan las obligaciones del estado en materia de derechos humanos, y se respeten los derechos a la información, integridad, dignidad, salud, autonomía, seguridad personal e intimidad de las mujeres, entre otros.

Línea Más información, menos riesgos: 011-15-66647070 (se puede llamar o mandar un mensaje de texto y en la línea contestan gratuitamente).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Crisis sanitaria: El Malbrán estaría en condiciones de producir la vacuna para la Gripe A


ACTA

Científicos del Hospital Malbrán de la ciudad de Buenos Aires, señalan contar con la única planta de vacunas virales de uso humano en la Argentina, y que este hecho se enmarca en la necesidad de reafirmar la Soberanía Sanitaria del país.

Exponen los profesionales que se ven obligados a expresarse “sólo a través de organizaciones gremiales porque el personal experto no puede tener contactos con los medios de comunicación, salvo autorización previa de la intervención de la ANLIS, organismo del que depende el Malbrán”.

Cumplidos todos los pasos según el protocolo preestablecido por la OMS desde el 2003 para la posible pandemia de gripe aviar, y siguiendo en líneas generales la tarea que realiza el Servicio de Virosis Respiratorias del Malbrán con la gripe estacional desde hace 15 años, siendo el Centro Nacional de Influenza de la OMS para la formulación de la vacuna antigripal, los científicos del Malbrán afirman que podrían estar en condiciones de producir la vacuna para la Gripe A.

Es importante destacar que la tarea realizada por el Malbrán en el marco de la pandemia ha sido:

Ante la aparición de una cepa viral desconocida, trabajar en sus laboratorios de nivel de bioseguridad 3 (los más grandes de Sudamérica), hasta identificar la cepa viral circulante, estimar su nivel de letalidad, y redefinir las condiciones de trabajo.

Se autoriza a trabajar en laboratorios de nivel de bioseguridad 2, por lo que se empieza a formar, para transferir descentralizando el diagnóstico, a los laboratorios de la red nacional de vigilancia epidemiológica de Influenza, al punto de estar cubiertas casi todas las provincias.

Identificar la secuencia del genoma viral, para verificar evolución y posibles mutaciones, hecho fundamental para producir la vacuna, ya informado hace 15 días.

Determinar la resistencia al antiviral

Los científicos del Malbrán aclaran que su labor ahora, como Centro Nacional Productor de Biológicos Malbrán, es producir la Vacuna para la Gripe A, y enumeran una serie de situaciones:

Cuentan en Pergamino, con la única planta de producción de vacunas virales humanas aprobada por la ANMAT.

Existen convenios con Brasil para transferir la tecnología de producción de vacunas virales en huevos SPF, para la vacuna de Fiebre Amarilla, que es la misma tecnología de base que la que se utiliza para la vacuna tradicional de gripe.

Que cuentan con los expertos en control, en el Centro Nacional de Control de Biológicos Malbrán.

Que desde el Malbrán se debe convocar a todos los actores del saber Científico-Tecnológico con incumbencia en la materia, tanto público como privado.

Para finalizar aclaran estar en total concordancia con el discurso pronunciado por la Presidenta Cristina Fernández en el Mercosur, al referirse a la necesidad que la nueva vacuna “no sólo debe estar disponible en los países ricos, sino también en los países pobres, a lo que agregan que dentro de nuestro país la vacuna debe estar disponible para toda la población, sin importar su condición social, y reclaman la necesaria inversión en Infraestructura y Equipamiento, para lograr la Soberanía Sanitaria”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La CTA denunció a la multinacional Barrick Gold. Leiva: "Nos organizamos. Y eso molesta"

En una conferencia de prensa realizada en la sede nacional de la CTA, los representantes de la Central denunciaron el arbitrario despido del secretario general de la flamante Organización Sindical Mineros Argentinos (OSMA-CTA), José Leiva, por parte de la empresa minera Barrick Gold. Y exigieron nuevamente el respeto por la libertad y la democracia sindical.

Estuvieron presentes hoy, acompañando a Leiva, dirigentes de sindicatos de la actividad privada que están dentro de la CTA y que luchan por el reconocimiento a sus organizaciones sindicales. Entre ellos estaban los del Sindicato de Canillitas; de trabajadores de Correos Privados; de la Unión de Conductores de la República Argentina; los Jerárquicos del Banco Provincia; representantes de la Federación de Trabajadores de la Energía; de Agentes de Propaganda Médica; de Luz y Fuerza de Mar del Plata; de Técnicos y Profesionales de Empresas de Comunicación; de la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas; Jerárquicos de Comercio; del Sindicato de Mensajeros y Cadetes y del Sindicato de Salud privada.

Además, rodearon al dirigente minero de San Juan los dirigentes: Pedro Wasiejko, secretario general adjunto de la CTA; Víctor De Gennaro, secretario de Relaciones Institucionales; José Rigane, secretario de organización, y Daniel Jorajuría, de Finanzas. Además, estuvo presente el titular de la CTA porteña, Fabio Basteiro, entre otros representantes gremiales.

De Gennaro fue el encargado de presentar la denuncia contra la Barrick Gold. “Esta conferencia de prensa, que hacemos para denunciar la falta de libertad y democracia sindical, se da en el marco de la marcha del pasado 7 de agosto, que fue impactante y donde quedó claro que para nosotros es fundamental abrir el espacio de la organización de los trabajadores para discutir la rentabilidad, en un momento en que se quiere plantear que la crisis la paguemos los trabajadores”, dijo el dirigente.

Además, explicó que “prohíben y evitan que los trabajadores tengamos delegados en los sectores de trabajo, que tengamos capacidad de discutir la rentabilidad de los grandes grupos económicos que se llevan la riqueza que existe en nuestro país y que han inventado el hambre, la pobreza y la desocupación. Por eso hoy aquí estamos para expresar nuestra solidaridad con el compañero José Leiva”.

Por otra parte, De Gennaro hizo un raconto de las acciones realizadas ante las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación para exigir la inmediata reincorporación del trabajador despedido: “Ayer nos presentamos ante el Ministerio para iniciar los trámites de inscripción gremial de la OSMA. Y se comunicó a la empresa los nombres de los compañeros que fueron elegidos como dirigentes. Además, mañana nos van a recibir la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados. Y vamos a pedir que se cite a la Barrick Gold para exigir la reincorporación de Leiva y se respete la decisión de los trabajadores de construir una representación genuina”.

Luego fue el turno de Leiva. El dirigente recordó los comienzos de la organización: “a raíz de todas las anormalidades que venían sucediendo en Veladero nos planteamos con un grupo pequeño de compañeros empezar a organizarnos sindicalmente. No era fácil porque en Veladero siempre se instaló el miedo. Siempre que nos hemos querido organizar, la empresa se ha encargado de bajarnos los decibeles”.

A pesar de ello, los trabajadores avanzaron. “Cuando empezamos lo hicimos de manera muy cauta. Nos reunirnos de a poco y comenzamos a asesorarnos. Después de ese trabajo de hormiga, llegamos al punto en que formamos nuestro sindicato. Elegimos nuestras autoridades y reunimos los avales. Y ahora presentamos el pedido de inscripción gremial”, recordó el dirigente despedido el 24 de julio pasado, luego de ser elegido secretario general del flamante sindicato.

“La Barrick Gold dice que le paga los mejores sueldos a los trabajadores de Veladero. Pero eso no es así. La Barrick paga los sueldos más bajos del mundo a los mineros argentinos. Y además trabajamos en las peores condiciones: estamos expuestos a enfermedades y nunca terminamos de compensar nuestro cuerpo a los 4.600 metros de altura. Es decir, hay muchas cosas que no están bien en Veladero. Por eso nos organizamos. Y eso molesta”, afirmó Leiva, enfático.

Por último, el secretario adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko agregó que estas situaciones continúan en nuestro país “a pesar de la resolución de la Corte Suprema de Justicia; de la OIT y de los reclamos de la CTA. Por eso seguimos denunciando la falta de libertad y democracia sindical en nuestro país, o sea, el derecho de los trabajadores de poder organizarse. Es intolerable que en nuestro país no pueda garantizarse este derecho fundamental para todos los trabajadores”.

El dirigente recordó otros casos similares de persecusión y arbitrariedad. “Están los compañeros del subte, que ni siquiera tienen la inscripción gremial. Y los compañeros de UALA, a quienes se les niega la personería hace 24 años. Cuando son organizaciones que responden a la patronal o a determinados intereses económicos, rápidamente obtienen la personería, como es el caso del Sindicato de Motoqueros, que se generó después de la creación de SIMECA”, apuntó Wasiejko.

Sobre el final, De Gennaro remarcó que “ésta es la realidad de la Argentina que nos muestra el sindicalismo del que nos sentimos orgullosos. Nosotros somos trabajadores elegidos por nuestros compañeros. No somos de profesión sindicalista. Nos organizamos para defender nuestros derechos y transformar la realidad. Y aunque se muestre muy poco, nosotros sabemos y por eso hay más de 5 mil militantes de nuestra organización procesados en todo el país por luchar contra el neoliberalismo. Obviamente que no se muestra esta potencialidad. Por eso estamos aquí, acompañando a Leiva con la seguridad de que no nos van a poder vencer”.

Cuadro de situación

En Veladero trabajan algo más de 1.500 personas de las cuales 850 figuran en planta permanente en tanto que el resto padece diferentes formas de fraude laboral a través de la tercerización de servicios. Hace un año, los trabajadores realizaron un paro de actividades en reclamo por la muerte de dos obreros en la montaña. Exigían medidas de seguridad mejoras salariales. Ese hecho, precipitó la necesidad de formar una organización gremial de nuevo tipo ante la falta de respuesta del sindicato de la actividad, la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA).

Después de un proceso de ocho meses, el 30 de junio de 2009 se fundó con un importante respaldo de los trabajadores de la mina Veladero la Organización Sindical Mineros Argentinos (OSMA-CTA). El 24 de julio la Barrick Gold despidió a José Leiva, secretario general del flamante sindicato, en una clara maniobra de persecución sindical.

En ese marco, el lunes al mediodía se presentó ante el Ministerio de Trabajo de la Nación el pedido de inscripción gremial para el nuevo sindicato de mineros de la CTA. El trámite ante la cartera laboral ingresó a través del expediente Nº 1340646. Cabe consignar que a Leiva lo acompañan en la Comisión Directiva de OSMA, Ricardo Ros, Raúl Toro, Marcelo Chabanay, Américo Monardes y Walter López. Y como vocales, Cirilo Murciano, Claudio Mansilla y Emiliano Cortez, todos ellos obreros mineros de Veladero, provincia de San Juan.

Por otra parte, los integrantes del Departamento Jurídico de la CTA se entrevistarán hoy con la Directora de Asociaciones Sindicales del Ministerio de Trabajo de la Nación, Elena Otaola, y el Sub-Director Dr. Barcos, a fin de solicitar que en cumplimiento del Convenio 144 se cite a la empresa para que rectifique el despido y de cumplimiento al Convenio 87 de la OIT, de libertad sindical. Si ello no sucede, se efectuará la queja ante el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo.

La Barrick

Barrick Gold Corporation es la multinacional minera dedicada a la extracción de oro más grande del mundo, con sede en la ciudad canadiense de Toronto. Mantiene más de 27 minas operativas en Estados Unidos, Canadá, Australia, Perú, Chile, Argentina y Tanzania.

Hasta 1993, Barrick sólo tenía operaciones en Norteamérica, pero ese mismo año la compañía decidió instalarse en América Latina. Así, la empresa llegó a Perú en 1993 y un año más tarde, a través de la compra de Lac Minerals, se instaló en Chile con la mina El Indio y el entonces proyecto Nevada, que más tarde pasó a llamarse Pascua Lama.

En 2001, Barrick se fusionó con Homestake, lo que marca la llegada de la empresa a Argentina y la adquisición de Veladero, en la provincia de San Juan. Más allá de las actuales operaciones y proyectos, Sudamérica es un área estratégica para el crecimiento futuro de la empresa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Salta: «Lentamente se va produciendo un etnocidio...»

COPENOA

Afirmo desde la ciudad de Salta la Dra Mara Puntano integrante de la Asociación de abogados de Derechos Indígenas de Argentina (AADI) en declaraciones a Radio Noticias de Santa Rosa La Pampa sobre la situación de las comunidades Wichís que viven al norte de esta provincia y denuncian.

¿Quién escucha el llanto de los niños con hambre en Salta? ¿Qué funcionario responde por su desnutrición y muerte? ¿Qué fiscal o juez promueve acción penal de oficio por la muerte de los niños aborígenes ante el incumplimiento de los deberes de los funcionarios públicos que debieron intervenir garantizando alimentos y asistencia médica a la niñez?

El 23 de junio desde COPENOA se publicaba el pedido desesperado de 10 comunidades Wichí habitantes al margen de la ruta nacional 34, frente a la ciudad de Gral. Mosconi al norte de la capital de esta provincia. Reclamaban al gobierno salteño y empresas petroleras multinacionales mejoras en viviendas, salud y trabajo genuino y llevaban 30 días tomando una válvula del precioso gas que cruza su territorio poblado de precarias viviendas. Se escuchó el audio de uno de sus caciques , Lucio Juan .El mismo que ahora nos cuenta que no sólo no fueron atendidos sus pedidos ni por los funcionarios de turno ni por las petroleras sino que, en el más horrendo de los abandonos por parte del Estado, su pequeño hijo de 2 años murió por desnutrición.

¿Cuántos niños podrían comer con el dinero derrochado en las campañas electorales del pasado 28 de junio? ¿Cuántos niños deben morir para que se adopten y se pongan en práctica políticas públicas serias que garanticen derechos esenciales de alimento, vivienda, educación , asistencia sanitaria a nuestra población infantil?.

Vivimos en uno de los suelos más benditos del mundo con toda clase de riquezas naturales y bondad de climas, sin embargo miles de niños deben concurrir a comedores comunitarios para poder consumir parte de la ración necesaria de alimentos para su crecimiento físico, por falta de trabajo digno de sus padres que les permita percibir un salario que cubra las necesidades del grupo familiar.

Inmoralmente desde el discurso del gobierno se prometen nuevas fuentes de trabajo con explotaciones mineras que terminan contaminando el medio ambiente y saqueando nuestras riquezas naturales. Se autorizan desmontes de millones de hectáreas arrasando con los montes nativos que sirvieron históricamente de alimento, medio de vida a poblaciones ancestrales y protección contra inundaciones y aludes. Se fomentan plantaciones de soja transgénica que degradan el suelo y enferman personas y animales.

Se contratan costosas consultorías que avalan tales políticas faltas de ética , se destinan cuantiosas sumas de dinero del erario público para organizar debates, jornadas, congresos, seminarios y publicaciones que jamás terminan con el problema sino que sirven para justificar sueldos de familiares y amigos del poder de turno .

Lo único cierto es que las fuentes de trabajo no han aumentado, ni se han dignificado los salarios de los trabajadores, ni se han erradicado las enfermedades de la pobreza sino que la falta de ética y compromiso de funcionarios provocan que día a día el Estado abandone sus obligaciones de garantizar a la población infantil derechos humanos como lo son la vida, el alimento, el agua potable, la asistencia sanitaria y otros. Lo terriblemente cierto es que en este momento miles de niños siguen la suerte del pequeño hijo del cacique Juan Lucio. Alguna vez su llanto será escuchado y saciado?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...