viernes, 14 de agosto de 2009

El desafío del hegemonismo gringo en nuestra América


Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Bien lo advirtió El Libertador Simón Bolívar en 1829: “Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias en nombre de la libertad”.

Más tarde, José Martí ratificaría tal vaticinio: “Jamás hubo en América de la independencia a acá, asunto que requiera más sensatez, ni obligue a más vigilancia, ni pida examen más claro y minucioso, que el convite que los Estados Unidos potentes, repletos de productos invendibles, y determinados a extender sus dominios en América, hacen a las naciones americanas de menos poder”, según lo escribiera diciembre de 1889, a propósito de la realización en Washington de una “Primera Conferencia Internacional Americana”, patrocinada por Estados Unidos, ignorando el antecedente histórico del Congreso Anfictiónico de Panamá del 22 de junio de 1826, convocado por Bolívar para asegurar la libertad absoluta de nuestra América. Desde entonces, las invasiones, secesiones de territorios, asesinatos de dirigentes nacionalistas, golpes de Estado, bloqueos y dependencia económica han confirmado la advertencia bolivariana y martiana -amén de otros hombres y mujeres igualmente preocupados por el destino de nuestros pueblos- sobre las apetencias imperialistas y neocolonialistas de Estados Unidos, algo que se mantiene con mayor vigencia cuando su elite gobernante se adhiere entusiasta a un Proyecto para un nuevo siglo (norte) americano, el cual contempla sin ambages “redibujar el orden de seguridad internacional de acuerdo con los principios e intereses norteamericanos”, imponiendo bajo cualquier mecanismo -comercial o militar- la hegemonía indiscutible de su país en todo el mundo.

Así, el derecho natural o destino manifiesto que le corresponde a Estados Unidos adquiere una nueva connotación, llevándole a ignorar cualquier consideración de los organismos multilaterales y el derecho internacional que contradiga sus intereses y lineamientos geo-estratégicos, puesta de manifiesto en estas últimas décadas mediante sus ataques e intervenciones militares en Panamá, Haití, Iraq y Afganistán, sin dejar de amenazar a otras naciones y gobiernos en rebeldía que no aceptan su tutoría imperial. Esto ha hecho que Washington reformulara su doctrina militar, adoptando la estrategia de la guerra preventiva puesta en práctica por el Estado racista de Israel en Oriente Medio, además de plantearse la necesidad de extender su dominio territorial a través del establecimiento de más guarniciones y planes militares, sobre todo en nuestra América. Según lo reveló el periodista uruguayo Raúl Zibachi en 2005, “el Comando Sur (yanqui) se ha convertido en el principal interlocutor de los gobiernos latinoamericanos y el articulador de la política exterior y de defensa estadounidense en la región. (…) La presencia militar directa en la región se ha incrementado desde la desactivación de la base Howard en Panamá, en 1999. El Comando Sur tiene ahora responsabilidad sobre las bases de Guantánamo (Cuba), Fort Buchanan y Roosevelt Roads (Puerto Rico), Soto Cano (Honduras) y Comalapa (El Salvador); y las bases aéreas (…) de Manta (Ecuador), Reina Beatriz (Aruba) y Hato Rey (Curazao). Además maneja una red de diecisiete guarniciones terrestres de radares: tres fijos en Perú, cuatro fijos en Colombia, y el resto móviles y secretos en países andinos y del Caribe. Colombia es el cuarto receptor de la ayuda militar de Estados Unidos en el mundo, detrás de Israel, Egipto e Irak; y la embajada en Bogotá es la segunda más grande en el mundo, luego de la de Irak”. Ahora se le sumarán las bases militares en Colombia, acordadas por los presidentes Obama y Uribe, en lo que representa la ampliación de un vasto dispositivo bélico con mando estadounidense sembrado en el corazón del continente americano, cuyo objetivo substancial está más allá de un sencillo combate al narcotráfico, apuntando más bien a la contención de los nacionalismos radicales en nuestros países, algo que siempre fue catalogado por el Departamento de Estado, el Pentágono y la CIA, entre otros organismos oficiales estadounidenses, como la amenaza más fuerte a enfrentar por su nación, luego de la implosión de la URSS; especialmente cuando ella requiere controlar directamente las fuentes energéticas, la biodiversidad y el agua dulce existentes en nuestra América.

Todas las señales apuntan hacia una intensificación del conflicto de baja intensidad que el imperialismo yanqui sostendría en la región en contra de los movimientos populares revolucionarios y de los gobiernos nacionalistas y de tendencia progresista surgidos últimamente, con una Colombia convertida en la punta de lanza de las agresiones imperialistas, de un modo muy similar al papel cumplido por Israel en el Oriente Medio, para beneplácito de las grandes corporaciones transnacionales gringas y de sus acólitos latinoamericanos, teniendo como meta central el aseguramiento de su hegemonismo, como siempre fue su ambición desde la Doctrina Monroe.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Presidente de Honduras José Manuel Zelaya en Chile: Señales y mensajes


Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Su corta visita del día 13 de agosto, no dejó de impactar el ambiente político chileno e internacional.

Fue muy útil para detectar señales y mensajes del troglodita ambiente político nacional en búsqueda de votos y apoyos en un fin de año electoral decisivo.

La lucha es sin cuartel, y mientras los políticos locales se veían sudados y agitados en pleno invierno, en contraste, el presidente hondureño – instalado en las montañas tropicales - se le vio pausado, ponderado en sus juicios, y sin su sombrero ranchero parecía un miembro de la Cámara de los Lords en un día sábado.

Se reunió por casi tres horas con la presidenta de Michelle Bachelet y después hizo una serie de visitas programadas a diferentes organismos políticos y sindicales.

Fue tratado como un jefe de estado en ejercicio con todos los honores oficiales y los únicos desaguisados provinieron de los medios cuadrados con el gobierno de Micheletti y alimentados por el fuerte lobby anti Chávez que existe en Chile.

Para estos medios, siempre fue “el depuesto Presidente”. Ni para Barack Obama, ni para el Felipe Calderón, José Manuel Zelaya representaba a un depuesto presidente. El tema central es la restitución del estado de derecho en Honduras y el argumento Chávez, y bases militares en Colombia quedaba en el otro carril del debate actual.

Agradeció la solidaridad del Gobierno de Chile destacando además la transversalidad del apoyo chileno cubriendo un amplio espectro político para restituir los derechos constitucionales en Honduras.

Hizo especial énfasis en el papel del Secretario General de la OEA, señalando que “José Miguel Insulza había sido valiente. H a recibido los embates de la derecha como de la izquierda”.

El presiente hondureño fue enfático en apuntar a EEUU para la dilación de la solución a la crisis, dejando entrever que en el gobierno de Barack Obama residía una buena parte de la presión para que el gobierno ilegal cediera.

La corta visita de José Manuel Zelaya ha sido como un catalizador para proyectar la imagen de un gobierno como el chileno que se ha conducido con audacia y prudencia en el plano de los conflictos internacionales.

Para bien o para mal, Chile está plenamente insertado en las negociaciones claves para lograr los ansiados equilibrios en esta región del mundo al menos. Y la visita de Jose Manuél Zelaya fue una confirmación de ese derrotero.

Un diplomático centroamericano hizo el comentario a este reportero: “Chile se ha instalado como una potencia (política) en la región, especialmente a partir de la crisis en Bolivia el año pasado y ahora con Honduras. Resalta el liderazgo de la presidenta Michelle Bachelet en UNASUR. Pensaba que la solución constitucional en Honduras y el restablecimiento del estado de derecho, dependía en gran medida de la posición de Chile al insistir en la restitución de Zelaya.

Más allá del inevitable sesgo chovinista que contamina comentar la conducta exterior del propio país, es incuestionable que el rol de “caperucita roja de la región” preocupada de la llegada del “lobo comunista”, esto dicho por los gobiernos de Hugo Chávez, Evo Morales y Rafael Correa, está siendo dejado atrás con claridad.

Y es curioso y corajudo al mismo tiempo, que un gobierno como el chileno, destile una política de estado -que resulta a la luz pública claramente poco antagónica hacia los gobiernos citados- en un año electoral crucial para la coalición de gobierno que se agrupa bajo la égida de la Concertación de Partidos por la Democracia.

En un ámbito político nacional, proclive a posiciones conservadoras en lo ideológico y lo económico, como las que representan las principales candidaturas de oposición a la Concertación, es osado ejercitar una política exterior como la actual, que no es acogida particularmente por ese ambiente.

Es el caso de Sebastián Piñera respaldado por la coalición de la derecha tradicional, así como la de Marco Enríquez –Ominami, representando el neoconservadurismo criollo muy a la semejanza del que explota en EEUU, Canadá y Gran Bretaña en los años 80, guardando las proporciones de contexto y caracteres.

En medio de un clima conservador propagado por consorcios de medios compactando la información hacia un lado de la balanza, la Concertación, hay que reconocerlo, mientras se acerca la elección de noviembre, ha debido hacer frente a situaciones internacionales que por oportunismo político, debió haber optado la vía cómoda de la observación y la espera. Sin embargo ha tomado un rol pro activo y protagónico en causas de derecho y protección de estabilidad en los estados.

En ambas candidaturas de oposición, confluyen aspectos del ajuste estructural a las economías que condujo a las fracasadas privatizaciones y las desregulaciones que han producido la crisis. En lo político, son candidaturas en que no se conoce con claridad el rol de Chile en el plano internacional, aunque la visita de José Manuel Zelaya fue un buen indicador para cotejar posiciones.

Las posiciones de ambos candidatos de oposición dura frente a los gobiernos de Evo Morales, Hugo Chávez y Rafael Correa, difieren diametralmente a la política de estado de dialogo y cooperación que intenta implementar el actual gobierno.

Es poco preciso etiquetar en política pero ayuda. Los dos candidatos referidos, tanto Piñera como Enríquez, se posicionan con más cercanía al realismo duro y el pragmatismo conductista representado por el neoconservadurismo republicano de EEUU, que encarnó en forma especial Paul Wolfowitz. Compasivo con la desigualdad y la pobreza, pero implacable a la hora de enfrentar amenazas externas y aceptar el tutelaje del estado. En lo valorico, la tendencia es al conservadurismo con tinte progresista, una mezcla inconducente a la hora de trabajar con la diversidad.

No es Barack Obama el referente en los dos candidatos que se oponen al candidato de la Concertación Eduardo Frei.

Este representa en cierta medida la continuidad de los gobiernos de la Concertación de 20 años, y tiene al frente el mayor desafío de todos los presidentes anteriores en caso de ser elegido: Hacer realidad algunas promesas incumplidas durante 20 años en cuatro años. Ya fue presidente. Solo le queda hacerlo mejor.

La Concertación de centro izquierda, en el Gobierno por 20 años, enfrenta electoralmente por primera vez una oposición doble: la tradicional de derecha, y una tercera fuerza emergida de sus propias filas con otros sectores de izquierda y de derecha, que se retroalimentan con el principal objetivo que la Concertación deje de gobernar.

Independiente de las virtudes y los defectos de la coalición política con más permanencia en el Gobierno en la historia de Chile, la Concertación se ve enfrentada a una suerte de golpe político para suspender su predominio.

No es el golpe de estado que derrocó a Zelaya, aunque es un golpe también. Esta vez basado en procesos políticos como los que han hecho desarmar las estructuras políticas en México e Italia, situaciones comparables en forma muy lata.

El proceso fue estimulado por sus propios errores, pero también por la adopción de un furtivo neoconservadurismo filtrado en el país por vía de las políticas económicas adoptadas durante la dictadura, de las cuales el país no ha podido desprenderse, continuando como la panacea.

Y por otra parte, el ideologismo valorico que redunda en la política internacional, representado en las posiciones de privilegiar alianzas con las potencias occidentales.

Esta corriente ideológica del país se siente culturalmente occidental y así hace reflejar sus planes de política exterior. No es multilateral, sino que privilegia el bilateralismo, y las nuevas asociaciones de países en base a criterios de supremacía económica o política.

La visita de Manuel Zelaya fue utilísima, porque en pocas horas, un país en medio de una convulsión electoral por futuras selecciones, veía refractariamente su democracia en un personaje, Zelaya, con su drama de mes y medio, pero convertido en un acontecimiento de importancia internacional por ser víctima de la ruptura democrática y del intervencionismo una vez más.

Aunque no sea de un dominio público amplio, en Chile también se detecta un proceso de intervención, especialmente en las posiciones neoconservadoras.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México, como Colombia, de Estado policíaco/militar a base de operaciones yanquis


Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Colombia, con 44 millones de habitantes y un gobierno paramilitar, se ha convertido en modelo del gobierno ilegítimo de Felipe Calderón a pesar de que México es un país con muchos más recursos y el tercero en habitantes de América (108 millones).

Pero lo que hace que Calderón mantenga lazos con el colombiano Álvaro Uribe es por la estrecha relación que mantienen con los EEUU y por el significado del Plan Colombia que con “cierto éxito” viene aplicándose desde 1999 en ese país. Así como Colombia es un Estado militarizado que en los últimos años (en nombre de la democracia) sus aviones y helicópteros se han dedicado a arrojar miles de bombas en montañas y selvas buscando asesinar a guerrilleros, así el gobierno de México busca recorrer ese camino.

2. Es el motivo esencial por el que Calderón ha firmado el compromiso de enviar a EEUU, Colombia y Canadá a varios miles de soldados y oficiales del ejército mexicano para que sean capacitados en “tácticas antiterroristas” y entrenados siguiendo los modelos de las fuerzas armadas de esos países. Esos fueron acuerdos muy evidentes, publicados también, en la “cumbre” y en la visita de Calderón a Colombia. Con estos ejemplos, si tomamos en cuenta el llamado Plan México o Iniciativa Mérida firmada en marzo de 2007 por Calderón y Bush, el México pacífico, conciliador, desaparece al comprometerse con las aventuras guerreras yanquis realizadas a través de la ONU y sus cascos azules. Ante el desplome económico, México se militariza con rapidez.

3. Hoy mismo –jueves 13- México y Estados Unidos firmaron “una carta de intención para desarrollar y coordinar respuestas a las amenazas que plantean el contrabando transfronterizo y del tráfico de armas y municiones” . Fue firmada por la secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, Janet Napolitano, y el procurador de México, Eduardo Medina Mora, al cabo de una reunión en la que participaron otros funcionarios de alto rango. Pero también hoy el presidente colombiano Álvaro Uribe anunció que acordó con Felipe Calderón fortalecer la lucha conjunta contra el narcotráfico, el crimen organizado y el terrorismo. Uribe destacó que “los dos países desarrollan una intensa cooperación en materia de seguridad, la cual incluye intercambio de información y capacitación policíaca”.

4. La llamada Cumbre de Guadalajara fue indiscutiblemente un fracaso. Ni balance ni revisión del TLC, ni acuerdos sobre migración, ni apoyos al presidente Zelaya, ni arreglos de las visas canadienses. Nada, absolutamente nada. Los millones de dólares que se despilfarraron en la llamada “cumbre” sólo sirvieron para salir en las fotos y para subrayar el fortalecimiento a la lucha contra el “terrorismo” y estrechar la vigilancia a la frontera del norte. Sin embargo esos mismo días se reunieron en Ecuador los 12 representantes de UNASUR con el fin de analizar la instauración de las siete u ocho bases yanquis autorizadas por el presidente colombiano Uribe que representan una gran amenaza para Suramérica. Se emplazó a Uribe para la próxima reunión en Argentina.

5. Los vínculos y la penetración presupuestal del Departamento de Defensa de los EEUU en Colombia, escribió Saxe-Fernández, son intensos. Según oficiales chilenos en 10 años pasó de 50 millones de dólares (1998) a 5 mil millones de dólares anuales. Y adosaron: “Colombia es más peligrosa que un portaviones con cazas F-16. Tiene acceso a tecnología satelital de Estados Unidos que le permite monitorear y supervisar operaciones en cualquier lugar en tiempo real. Ningún otro país de la región puede hacer eso”. Es lo que logrará el gobierno de Calderón al profundizar los acuerdos del Plan México: tener un gran acceso a la tecnología guerrerista de punta de la cual los EEUU son los más importantes productores. Pero todo en nombre del combate contra el narcotráfico.

6. Las siete u ocho bases yanquis que se instalan en Colombia, con el total apoyo de los presidentes Obama y Uribe, no es cualquier “moco de pavo”, como diría mi amigo Juanito Guanabacoa. Es una cosa totalmente seria que amenaza a todos los países del “cono sur” de América Latina. El que parece estar más alarmado es Evo Morales, el presidente indígena de Bolivia que ha dicho (en clara referencia al presidente colombiano): “Quienes quieren implementar bases militares son traidores a sus pueblos, a Latinoamérica, a los países que luchan por su dignidad y soberanía”. Al lado de Evo están casi todos los integrantes de Unasur que ahora buscan citar a Obama y a Uribe para que expliquen claramente lo que buscan con esas bases militares.

7. La realidad es que el gobierno de Álvaro Uribe, valiéndose de toda lacobertura del Plan Colombia firmado hace 10 años con el pretexto del combate a narcotráfico, ofreció al gobierno de Obama dos bases navales, tres aéreas y tres terrestres que operan bajo un prototipo de invasión / ocupación militar y paramilitar desarrollado en esta década para combatir a las guerrrillas de la FARC. La gira de Calderón nada tiene que ver con Unasur ni con la reinstalación de Zelaya en el gobierno de Honduras; después de Colombia irá a Uruguay y Brasil representando, en los hechos, la voz de los EEUU y Colombia, países que le han ofrecido la estructura militar y la capacitación de su ejército para las tareas que en este momento tiene Calderón: prepararse militarmente ante el desplome económico de México y una probable rebelión.

Foto: Colombia – Encuentro de los presidentes Felipe Calderón y Álvaro Uribe en la Casa de Nariño. / Autor: César Carrión - SP


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Qué es la democracia?


Luis Paulino Vargas Solís (especial para ARGENPRESS.info)

Sin mayor dilación admitamos de entrada que el concepto es polisémico. Depende de quién lo enuncie y en qué momento histórico, así su significado varía. De la antigüedad griega a Locke y Montesquieu, a Lenín y Trotsky o, si usted quiere bajar a lo más fétido del albañal, a Micheletti, Vargas Llosa y Julio Rodríguez.

O sea, mejor nos ahorramos disquisiciones en abstracto. La democracia no es una esencia inmutable; no es una idea platónica que miramos reflejarse en el fondo de la caverna. La democracia es una construcción histórica. Y justo por ello adquiere tan diversos significados; porque dependiendo de los grupos sociales de donde provenga la respuesta, de la ubicación de esos grupos en la estructura social y del momento histórico correspondiente, así tenderá a ser el significado que se le atribuye.

En nuestra realidad histórica cercana –la de la Costa Rica de los últimos 55 a 60 años- hemos visto configurarse al menos tres respuestas. Cronológicamente la primera es la del Partido Liberación en su etapa socialdemócrata (años cincuenta hasta inicios de los ochentas del siglo XX). Sus rasgos básicos:

- el respeto por las formalidades legales e institucionales de la democracia electoral;

- la acción estatal intervencionista, orientada según objetivos desarrollistas y de consolidación de la seguridad social pero aplicada de forma vertical, de arriba abajo;

- en concordancia con lo anterior, el asistencialismo clientelar y la cooptación de las organizaciones ciudadanas, lo que consolidaba el verticalismo en la gestión de los asuntos públicos, la desmovilización del pueblo y el adormecimiento de su conciencia política;

- el deslizamiento progresivo –que se afirma claramente en los setentas- hacia un manejo corrupto de los recursos públicos;

Luego, y en la etapa posterior a la crisis de inicios de los ochentas hasta el día de hoy, viene la etapa neoliberal, con su peculiar concepción de democracia:

- primero, como una democracia estrictamente elitista. El manejo de los asuntos públicos sigue siendo verticalista, pero, a diferencia de la concepción socialdemócrata, no interesa ni siquiera un mínimo de igualdad social. La fórmula es clara: que los grupos más ricos y privilegiados lo sean mucho más, ya que eso es lo mejor para el resto. Es, simplemente, la muy chabacana fórmula del goteo;

- se mantiene y profundiza la corrupta estructura clientelar, así como la estrategia orientada a la cooptación de las organizaciones populares, pero se entra en un círculo vicioso de expectativas frustradas: partidos y políticos prometen, pero su propia dogmática neoliberal les impide cumplir las promesas;

- Se profundiza y generaliza la corrupción. Esto, en combinación con el juego irresuelto de las expectativas frustradas, conduce a un profundo descrédito de la institucionalidad democrática y a una ascendente apatía.

- Progresivamente se pierde el respeto que en la etapa socialdemócrata se mantenía por las formalidades democrático-electorales. Los últimos 10 años aportan un muestrario de atropellos a la legalidad institucionalizada que lo ratifica contundentemente;

En síntesis: en la etapa socialdemócrata prevaleció una idea de democracia como formalismo legalista y como ejercicio verticalista del poder, si bien existían algunos compromisos sociales respetables. En la etapa neoliberal, la democracia menos que formalismo deviene mascarada: escuda y legitima un ejercicio excluyente del poder dentro de un proceso de creciente polarización social. En ambos casos se concibe la democracia como un ejercicio del poder reservado a las élites, si bien en el segundo caso este rasgo se agudiza.

Las dos concepciones anteriores de democracia han sido las hegemónicas. La una durante los 30 años que concluyen a inicios de los ochenta. La segunda durante el período posterior, hasta hoy día. La diferencia es que en la primera etapa no emergió ninguna concepción alternativa de democracia (la izquierda histórica –verticalista y autoritaria- no aportaba tal alternativa). En la etapa neoliberal reciente –y más claramente durante este primer decenio del nuevo siglo- sí aparece un elemento novedoso: una concepción contrahegemónica de democracia, la cual aporta elementos radicalmente transformadores.

Se trata de una idea de democracia que aún no logra articularse como un proyecto político coherente y orgánico, con verdadera vocación de poder. Durante la fase de lucha contra el TLC se configuró como una unidad dinámica que se construía de forma flexible a partir de la confluencia de lo diverso. Tras el referendo tendió a degradarse y fragmentarse como al modo de un archipiélago de discursos y organizaciones. Persisten, sin embargo, algunas aspiraciones compartidas fundamentales. Esa división tiene explicaciones diversas, a las cuales espero referirme en un artículo posterior.

Desde luego, y en rigor, debemos enfatizar que esta nueva idea de democracia no cae del cielo ni surge por generación espontánea. Bebe de las luchas ciudadanas de nuestro pueblo a lo largo de su historia, en muchas de las cuales la izquierda histórica tuvo un protagonismo indiscutible, lo cual es la parte más positiva de su legado.

Esta concepción de democracia se puso en marcha, con vigor y creatividad inusitados, durante los años de lucha contra el TLC y, en especial, durante la fase del referendo. Durante esa peculiar coyuntura histórica, asumió características que resumo en lo siguiente:

- la organización libre y autónoma;

- el carácter descentralizado de los movimientos sociales y de las organizaciones en que estos se visibilizan;

- su riquísimo pluralismo y diversidad;

- la coordinación laxa y flexible de organizaciones y movimientos;

- por lo tanto, su naturaleza como redes de movimientos y organizaciones;

- la gestación dinámica y cambiante de liderazgos;

- procesos muy participativos para la toma de decisiones;

- la vocación de estudio, reflexión y debate, sobre bases pluralistas, participativas y respetuosas;

- la educación popular recurriendo a medios alternativos y el trabajo a pie, en barrios, comunidades y colectivos de todo tipo;

- la integración de lo local, lo sectorial y lo nacional; de lo particular y lo general. Se buscan transformaciones en todos los ámbitos y niveles: barrios, distritos y caseríos; ciudades, regiones y provincias; sectores específicos; a nivel nacional y también más allá de nuestras fronteras, en redes de solidaridad y acompañamiento más amplias;

- Por lo tanto, no deja espacios vacíos: tendencialmente intenta saturar todos los intersticios y tejidos del poder.

Esta concepción de democracia ha emergido de la praxis social. No es un producto intelectual sino un proceso dinámico de la realidad. Posee verdadero potencial revolucionario. Pero desatar ese potencial requiere satisfacer un paso previo: lograr cuajar como proyecto político articulado y orgánico. He ahí una condición necesaria, muy compleja y evidentemente no resuelta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México: La hija de Marcial Maciel y sus medios hermanos demandan (Parte II)

Sanjuana Martínez (CIMAC)

Los tres hijos identificados de Marcial Maciel buscan la reparación de daños por la patología sexual de un ser que iba destinado a santo. Es una lucha que se asoma difícil, llena de vericuetos y laberínticos caminos. El secreto de los bienes de los Legionarios de Cristo está protegido por leyes eclesiásticas; pero, en todo esto, hay voces que hablan de una verdad guardada celosamente por las autoridades de El Vaticano.

La Legión de Cristo es una auténtica multinacional, no sólo financieramente. Cuenta con más de 850 sacerdotes, tres mil seminaristas y setenta mil laicos, agrupados en su asociación Regnum Christi en más de 40 naciones. Su emporio educativo se compone de más de 145 colegios, nueve universidades y 21 institutos superiores: “La gran fortuna de los Legionarios está a salvo”, dice con tono contundente el vaticanista Vidal.

“A nivel legal se deben haber cubierto las espaldas desde hace tiempo”. “Fueron ellos mismos los que lanzaron la noticia de que Maciel tuvo una hija. En ese momento ya tenían legalmente hecha la separación de los bienes personales de Maciel y los bienes de los Legionarios. Habrá mucho dinero de por medio y los abogados tendrán que ver si había o no separación de bienes. Si todo era de Maciel y todo estaba a su nombre y él lo gestionaba todo, la pregunta es: ¿Cuándo se produce la separación? Les será muy difícil a los herederos obtener una herencia. Tal vez como resarcimiento moral, como en el caso de la pederastia, obtengan una compensación, pero nunca lo que les hubiera correspondido de la herencia”.

¿Cuánto dinero ha acumulado la Legión en 50 años? Para Vidal es muy difícil conocer los números de la fortuna: “Es imposible hacer la cuantificación de ninguna congregación religiosa, menos de los Legionarios de Cristo. A grosso modo pueden ser veinte mil millones de euros, pero yo creo que es mucho más. Es como cuantificar a los jesuitas o al Opus Dei.

Las mujeres de Maciel

Uno de los capítulos hasta ahora inéditos en la inacabada biografía de Marcial Maciel fue su relación con las madres de sus hijos. Las dos mujeres de estos tres supuestos herederos tienen mucho que decir al respecto: “Norma Baños es de Acapulco. Se mostró en todo momento temerosa. Tiene miedo y al mismo tiempo me sorprendió que dijese que conoció a Maciel a los 15 años. Cada vez se confirma más que Tarsicio Bertone, secretario de Estado de El Vaticano, intercedió por ella y presionó a los propios Legionarios para que le diesen el dinero que pedía y eso se quedase en el interior, controlado, pero hoy en día es imposible controlar nada para los periodistas que, tarde o temprano, sacarán sus fotos y sus historias. Una vez que sabemos el nombre y que la conocemos, que se sabe dónde vive; nosotros o cualquier otro intentará la fotografía de Norma Hilda”, dice Vidal con respecto a su reportaje en coautoría publicado por el suplemento dominical “Crónica” del periódico español “El Mundo” sobre la hija de Maciel.

En el caso de la madre de Raúl y Christian, la situación es distinta. Es el hijo de 28 años quien ha emprendido la búsqueda de la justicia, mientras ella sostiene una nueva relación de pareja intentando rehacer su vida y su hijo menor se mantiene al margen del asunto: “Son mujeres que Maciel conoció en su entorno, cercanas a su círculo, pero no se trata de mujeres con dinero, como Flora Barragán. Las utilizaba, a algunas les quitaba el dinero, pero, por lo visto, a otras las usaba de otra forma. Si ha abusado de Norma Baños a los 15 años y, si además ha abusado de los hijos, pues imagínate. Lo que está claro es que este Maciel era un pervertido total. Por nada que toques, sale porquería por todas partes”, señala Vidal.

Norma Baños se ha presentado como una víctima más de Marcial Maciel, afirmando que no tenía conocimiento de la identidad del hombre con el que procreó una hija y mantuvo una relación. Vive en un auténtico bunker, en una urbanización de lujo madrileña con estricta vigilancia, donde entran y salen en coche ella y su hija: “Yo creo que Norma Baños supo desde el principio quién era Marcial Maciel. Eso no se puede sostener. Ella, por muy pequeña que fuera con los 15 años que dice haber tenido, debió saber con quien mantenía relaciones. Ella estaba en ese círculo”.

“Debilidad humana”

Los hijos de Maciel son considerados por la jerarquía católica como una debilidad humana. De hecho, con la alta población eclesiástica, El Vaticano supuestamente estaba estudiando reconocer a los “hijos del pecado” de algunos de los 500 mil sacerdotes y cinco mil obispos que existen en el mundo.

El periódico italiano “La Stampa” publicó que el cardenal Claudio Hummes, prefecto de la Congregación para el Clero, estudiaba la forma en que la Santa Sede podía asumir dicho problema, un secreto a voces entre los más de cien mil millones de católicos que existen en el mundo: “Los hijos viven en las sombras y es justo y sacrosanto que la institución eclesiástica se preocupe de ofrecerles mínimas garantías, al menos patrimoniales. En nuestra comunidad los tenemos en casa, les ofrecemos un trabajo, una perspectiva de vida para evitar que se hundan en la desesperación y el abandono", dijo el padre italiano Antonio Mazzi, fundador de los centros de voluntariado "Exodus".

Sin embargo, El Vaticano desmintió que estuviera estudiando medidas para que los hijos de los sacerdotes puedan llevar el apellido del padre y heredar sus bienes personales y consideró la información al respecto "sin fundamento: “No sé hasta qué punto esta noticia publicada venía motivada por el caso de los hijos de Marcial Maciel. Ellos deben saber que no sólo existe Norma, sino que hay varios hijos más y en este momento es muy fácil comprobar con el ADN que ese señor tuvo unos cuantos hijos. Las pruebas de ADN son concluyentes”.

Las mujeres de Marcial Maciel son un capítulo aparte en su vida que empieza a despertar inquietudes diversas: “Se está hablando de las mamás de los hijos de Maciel, pero ¿qué pasa con las amantes de Maciel, aquéllas que no tuvieron hijos con él, pero mantuvieron relaciones? Su capacidad de seducción era muy fuerte: sedujo niños, jovencitas, niñas, mujeres casadas con empresarios portentosos y sedujo hombres, empresarios y gentes de poder. Los sedujo de formas distintas”.

Ver también:
- México: La hija de Marcial Maciel y sus medios hermanos demandan (Parte I)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Entrevista a Gustavo Robles, del Partido Comunista de los Trabajadores: “Para cambiar el mundo, primero tenemos que cambiar nosotros”

José Manuel Oroña Pulleiro (especial para ARGENPRESS.info)

Atrás quedaron los tiempos en que el estado dedicaba gran parte de su arsenal propagandístico a intentar construir el estereotipo social de su principal enemigo: el militante revolucionario marxista.

“Portador de ideologías foráneas”, “subversivo”, o “seguidores de objetivos inconfesables” eran unas de la tantas frases que brotaban de los medios oficiales, tendientes a construir el imaginario negativo de quien buscaba, en una hipotética alianza con las masas, arrebatarle el poder a la burguesía. Aunque semejantes disparates no circulan por los medios masivos hoy en día, la idea del militante de izquierda como “otro social” se ha consolidado, como nunca en la historia, en la población. “Caída de la Unión Soviética”, “dictadura militar” y “peronismo” suelen ser algunos justificativos esgrimidos para explicar esta visión de las masas con respecto a ella. Sin embargo, algunos creen también en la factura que le toca afrontar a la izquierda. Por eso decidí entrevistar a Gustavo Robles, un reconocido dirigente comunista del conurbano bonaerense y autocrítico del espacio político que conforma.

La cita era a las cinco de la tarde en su casa de Villa Domínico, pero la entrevista tuvo que esperar hasta las seis. Aun quedaba algo de trabajo en el garaje de la casa, donde Gustavo tiene un micro emprendimiento que supera con éxito uno de los tantos efectos colaterales de su marxismo arraigado hasta la medula: la imposibilidad del trabajo bajo patrón. Con 44 años, dos hijos, y una mujer que no solo es esposa, sino también camarada, Gustavo exhibe con orgullo un estandarte del Che que le cuelga del cuello, y no duda en reiterar esa cosmovisión del mundo engendrada al calor del vinculo paterno. Por eso él aclara: “Mi viejo me decía hay pobres porque los ricos se guardan todo para ellos”. Sin embargo, aquel humanismo intuitivo vendría a corroborarse con la noción de plusvalía y el arsenal teórico del marxismo sobre la explotación. Este hijo de campesinos del interior bonaerense, con los que más de un “marxista” pensó en hacer la revolución, en su loca traslación de contextos, viene a recrear la tercera espada del marxismo, olvidada por muchos: el espíritu crítico.

¿Qué fue lo que te convirtió en marxista?

Cuando era adolescente, hace poco (risas), yo era de leer mucho y un amigo entrañable me trajo un libro que era un resumen de El Capital. No me voy a olvidar más cuando observé la cuestión de la plusvalía, se me puso la piel de gallina, ahí entendí todo lo que me decían mis viejos; me hablaban sobre las injusticias y sobre la explotación de los patrones. Así, Marx me explicó científicamente, y con un argumento incontrastable, lo que mis viejos me explican intuitivamente. Antes de leerlo, decía que la sociedad era injusta porque los ricos son ricos y los pobres son pobres, y lo ideal seria una sociedad igualitaria. Cuando leo a Marx, me doy cuenta que los ricos son ricos porque se apropian de la riqueza producida por los trabajadores. El trabajador podría vivir sin patrón, pero no a la inversa, acá esta la clave del latrocinio del capitalismo, y ahí es cuando me volqué a la izquierda.

¿Donde empezó tu militancia, exactamente en que ámbito?

Empecé a militar en el año ´81, en plena dictadura militar, en el viejo PST (Partido Socialista de los Trabajadores), que fue el predecesor del MAS, que se forma en el ´82.

¿Donde concentraban?

Era todo clandestino.

¿Estaba Viola?

Todavía estaba Videla, creo que fue la última etapa de él y estaba por llegar Viola. Recuerdo que militaba en una célula de Dock Sud y que, por intermedio de un amigo, empecé a participar. “Che negro, por que no venís?”, me dijo. Nos reuníamos en un local de esa ciudad.

¿Fueron como los tiempos blandos de la dictadura esos?

No, para nada. El nivel de represión existente era enorme

Y, superado hoy en día el terrorismo de estado, aunque la represión como tal no es cosa del pasado ¿Cuáles son los problemas que trae aparejada la militancia política dentro del campo revolucionario?

Cuando uno se mete a militar, es conciente de los problemas a los que se somete. Yo tengo una familia, y sabía que la exponía, no se si es justo, pero uno hace lo que le sale. Igual, la cuestión de que lucho por un mejor futuro para ellos, me hace menos culpable. Toda mi familia se volcó a la militancia.

¿Y en lo laboral?

Respecto al trabajo, tuve que terminar siendo un cuentapropista, porque trabajar bajo patrón se me hizo imposible. Uno es un militante de tiempo completo, porque uno es lo que piensa. Yo iba a mi trabajo y seguía esa postura, y me traía problemas. Estuve una sola vez bajo relación de dependencia, en la empresa Osvaldo Rigamonti, que fabricaba Fuyi. Bueno, me sindicalicé, empecé a luchar por mis derechos, ya tenia el marxismo arraigado para aquel entonces, y me terminaron echando. Así que desde el año ´89, soy un autónomo.

La barba espesa y tupida de Gustavo, parada obligada de la mano izquierda antes de comenzar cada cuidadosa retórica tendiente a responder las preguntas, y replica exacta de la que lucían los famosos combatientes del Movimiento 26 de Julio en la Sierra Maestra, precisamente me lleva a pensar en aquellos actores sociales, esos agentes del cambio que tan alejados de la izquierda se encuentran: las masas.

¿Como crees que se ve al militante de izquierda desde el imaginario social?

Como en todos los aspectos, hay culpas compartidas. Es evidente que las clases dominantes, a través de sus medios de comunicación y de sus lacayos, funcionarios y gobernantes, hicieron un trabajo de defenestración de la izquierda, a lo que contribuyó grandemente la caída de la Unión Soviética. Pero también, y esto lo digo con dolor, existe una gran responsabilidad de las organizaciones de izquierda que tienen, las más tradicionales, políticas nefastas para el relacionamiento con las masas. Por eso creo que, hoy en día, la izquierda tiene una mala imagen en la mayoría del pueblo argentino.

Lo que se cuestiona muchas veces, desde el grueso de la población, son esas posturas verticalistas y autoproclamatorias, que llevan a que la izquierda se presenta ante la sociedad como la supuesta “dueña de la verdad”. ¿Son estos motivos de rechazo?

Sin ningún lugar a duda. Aparte, eso genera una forma de hacer política. Si vos te creés el dueño de la verdad, vas a actuar como tal, entonces a donde vayas vas decir “yo tengo razón y ustedes no, me tienen que seguir a mí”. A ver, si uno cree que tiene razón puede hacerlo uno, dos y hasta tres veces, pero si a la tercera no te sigue nadie, tenés que plantearte: ¿no será que no tengo razón? ¿O la forma en que digo las cosas no es la correcta? El marxismo se basa, filosóficamente, en la dialéctica, en el materialismo, y en el espíritu crítico; nada es verdad absoluta. Entonces, si yo digo que soy marxista y, además, el dueño de la verdad, eso es una contradicción insalvable. Por eso lo lamento por mis camaradas que actúan así. Encima, se autoproclaman vanguardia, y no lo son de nadie, a lo sumo de sus militancias, y ellas reproducen los mismos errores de sus burocracias, porque es lo que les enseñan.

Por lo tanto, ¿este funcionamiento no le envidia absolutamente nada al de una institución eclesiástica?

Claro, se crea un nuevo culto, son sectas que tienen cultos, se crea el dueño de la verdad, que es un PAI, no un militante revolucionario marxista y, por ende, no se le puede discutir, sino te echan. Entonces, se ha llegado, en esta “loca izquierda”, marxista entre comillas, a generar sectas religiosas, donde los militantes son feligreses, y eso de marxista no tiene nada.

Luego de que Gustavo me corroborara la analogía entre ambos funcionamientos, no pude resistirme a pensar en aquellos “militantes revolucionarios” ondeando sus banderas rojas al lado de las de la Sociedad Rural, en el último conflicto con la patronal agraria, pecando por dogmáticos, creyendo en una supuesta escena áhistorica garante del triunfo revolucionario.

Y, ¿cómo funciona el dogmatismo en todo esto, con la traslación de contextos que trae aparejado?

El dogmatismo es lo más antimarxista que existe. La traslación mecánica de contextos revolucionarios es lamentable. Acá queremos reproducir lo que hicieron los bolcheviques en el 17´, Mao en el ´49, Fidel y el Che en el ´59, Ho Chi Ming en Vietnam. Y eso fue en otra época, en contextos diferentes, con sociedades que tenían idiosincrasias diferentes. Si no vemos cual es la nuestra, y empezamos a hacer política en torno a eso, nos vamos a quedar hablando solos, como locos, que es lo que muchas veces la gente piensa de la izquierda.

La falta de análisis de la idiosincrasia de nuestro pueblo, ¿Se ve, sobre todo, en la persistencia de ciertas prácticas que la gente no ve con buenos ojos?

Si el pueblo, la clase trabajadora en su mayoría, cree que un tipo que se tapa la cara y lleva un palo es una persona para repudiar, y no escucharlo, hay que sacarse el palo y tirar la capucha a la miércoles. Ahora, si el pueblo me sigue con eso, me lo guardo. Y esas prácticas te llevan a cosas más demenciales, como pensar que hacer la revolución es enfrentarse a la policía, que está vestida de astronauta, con palos y piedras. En realidad, eso nos separa cada vez más de las masas. Hay que cambiar los métodos, porque el asunto no es radicalizarse uno y aislarse, el tema pasa por radicalizar la bronca popular. Nosotros solos no vamos a asaltar el palacio de invierno, tienen que ser las masas.

Militantes similares a “feligreses”, buscando hallar el contexto que la “palabra sagrada” asegura para conquistar el poder, al mejor estilo de un secta aislada de la sociedad, parecían definir un imaginario del militante de izquierda poco alentador. A las 19hs, Gustavo debía entregar un pedido, quedaba poco tiempo, y la pregunta obligada acerca de algún germen de cambio en el presente, no podía obviarse.

¿Ves el comienzo de algún cambio con respecto a estos vicios de la izquierda?

Si, por afuera de los partidos tradicionales. Estos se la pasan echando valiosos militantes, algunos de ellos se van para los partidos del sistema, los menos, y otros se van para la casa, esto es lo que generan las burocracias de miércoles. Sin embargo, los más siguen militando, y lo hacen socialmente, van para los clubes de barrio, generan movimientos sociales.

¿Dentro del mismo espectro ideológico, pero por afuera de los partidos?

Para pelear por los derechos legítimos de la clase trabajadora, de las mayorías populares, de los desposeídos, y esos son miles y miles de compañeros que están desparramados por todo el país. Una de las cosas que me gustaría lograr es (pero que quede bien en claro, no yo aglutinarlos, porque ése es el pensamiento de la vieja izquierda), sino que nos pudiéramos unificar y organizar para cambiar en serio la sociedad.

Además, me imagino que al pasar a trabajar en sociedades de fomento, o movimientos con una sola reivindicación específica, esos militantes pierden el sentido de totalidad, ¿No es así?

Es muy loable irse a militar a una sociedad de fomento, pero en realidad las cosas se cambian cuando se toma el poder, porque sino siempre vamos a estar en manos de quienes nos explotan, y terminamos siendo testimoniales.

¿Cuales crees que tendrían que ser los pasos a seguir en una hipotética aglutinación de militantes desparramados por el país, con el objetivo de lograr una verdadera comunión con las masas?

Fundamentalmente, dejar todas las miserias atrás, de aquellos que se dicen marxistas, y que se deben a que estamos atravesados por la cultura burguesa, que tiende al individualismo, la autoproclamación, la intolerancia y el sectarismo. Si nosotros cambiamos esos paradigmas al interior de las masas, vamos a poder relacionarnos mucho mejor con ellas. Yo estoy seguro, y además hay pruebas de esto, que si nosotros vamos humildemente donde haya movimientos sociales, sindicales, territoriales, y aportamos, ponemos el hombro, opinamos y acompañamos, en ese preciso instante se van a dar cuenta: “estos tipos son de los nuestros, no son extraterrestres, pelean con nosotros”. Eso nos permitiría referenciarnos y legitimarnos. A partir de ahí, puede que la masas nos tomen en serio. Mientras tanto, no vamos a cambiar nada. Como digo siempre, “para cambiar el mundo, primero tenemos que cambiar nosotros”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

De la pelea por la renta a la disputa del poder político

Eduardo Lucita (LA ARENA)

Si los recientes resultados electorales fueron la continuación del conflicto agrario por la resolución 125, la actual ofensiva de la derecha es expresión de aquellos resultados e indican que lo que se anunciaba se ha concretado: el pasaje de lo reivindicativo a la política.

Hace poco más de un año publicamos en esta misma columna un artículo que intentaba mostrar cómo la renta agraria volvía a tener peso político en el país. Aludía allí a las tendencias de larga duración por las cuales bajo la hegemonía financiera se fue profundizando la subsunción de la agricultura al capital a escala mundial.

Como la explotación agraria toma cada vez más formas empresariales. Lo que se conoce como "creciente industrialización de la agricultura", consecuencia de que el mayor grado de maquinización y el uso de productos químicos redundan en "la conversión del proceso productivo agrícola en uno completamente análogo al de la producción industrial".

Los cambios en el mercado mundial y la presión demandante de China y los países del sudeste asiático reforzaron en el país las tendencias a un modelo exportador, primarizador, extractivo, altamente degradador del ambiente que se desentiende del mercado interno. Jerarquizaron así la renta del suelo, particularmente la agraria.

En las crisis es cuando emergen con mayor nitidez los cambios estructurales, se hacen visibles entonces las relaciones de fuerza que se fueron gestando al compás de esos cambios. Es en el momento en que los sujetos sociales alcanzan cierto grado de organización, que pegan el salto a la política y pueden cuestionar todo o aspectos parciales del orden económico, social y político vigente. A esto nos referimos cuando enunciamos el regreso de la renta. Es la base material, como lo fue hasta antes de los años '30 del siglo pasado, en la cual se apoya la reacción neoconservadora a la que asistimos en estos días.

Es la política

Es esto lo que está en la base de la actual crisis. En la superficie se muestra bajo la forma de puja por una porción de la renta extraordinaria, pero es un fenómeno más profundo. Se trata de una confrontación que va más allá de la coyuntura y se ha venido desenvolviendo sordamente al interior del bloque de las clases dominantes.

Luego del avance electoral de la derecha, la Mesa de Enlace Rural -expresión político-corporativa de la renta agraria- parece haber ganado la pulseada al interior del bloque del capital y se asume como el sector hegemónico. Comenzó por alinear a sus propios componentes, que la Federación Agraria por primera vez en su historia haya asistido a la inauguración de la Exposición de la Sociedad Rural es más que emblemático. Exultantes por un triunfo que consideran propio, se adjudican 12 millones de votos, vincularon a la Patria con la época en que Argentina era considerada "el granero del mundo", obvio: época dorada de la oligarquía terrateniente. Para que no quedaran dudas y sin temor a las implicancias o tal vez por eso, reivindicaron el apellido Martínez de Hoz.

También, frente a la debilidad congénita del capital industrial -que desde sus inicios no puede desenvolverse si no es al amparo de subsidios estatales- ha subordinado a distintas fracciones del capital y también a la oposición política de derecha.

Bailando al compás

La declaración de la AEA, asociación que nuclea una cincuentena de los principales dirigentes empresarios del país, levanta un pliego de reivindicaciones que punto mas coma menos, es compatible con el de los ruralistas. Por su parte la oposición política juega al compás que le marca la Mesa de Enlace: "El agro es el eje central del país" (Julio Cobos); "la única salida del país a la crisis está en el campo y la agroindustria" (Elisa Carrió); De Narváez y Reutemann expresan sin tapujos y sin retórica discursiva esos intereses. La presencia de De Angelis en el Congreso recorriendo las comisiones y apurando las definiciones de los temas campestres rememora la antigua la figura del comisario político.

Sólo en este contexto triunfalista se explica el contenido del discurso del presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcatti, en la inauguración de la 123º Exposición: "La primera batalla a los Kirchner se la ganamos en la calles, después en el Congreso y ahora en las urnas". Inmediatamente recriminó: "el gobierno no se da cuenta que perdió", para luego quejarse amargamente: "y la oposición no se da cuenta que ganó". Marcaba así que hay una vacancia política que no puede quedar libre: "la pelota está picando y hay que agarrarla". El editorialista de La Nación, Claudio Escribano, fue mas claro "si la Mesa de Enlace no se hace cargo la oposición se desmantela (...), tiene que dirigir la transición al 2011".

Acorralar al gobierno

Históricamente confrontaciones de esta naturaleza en el marco de grandes crisis mundiales, como lo fueron las de 1930 o la de 1974/5, se saldaron en el país con golpes de Estado. Hoy no hay espacio a nivel nacional para aventuras militares y es este vacío y el curso de los acontecimientos lo que lleva a la Mesa de Enlace a tomar el rol de conducción política. No se trata de una acción destituyente, sino de acorralar al gobierno y obligarlo al ajuste general de la economía: bajar el gasto público, cancelar las paritarias o llevarlas a dos años; liberar al sector privado de la intervención estatal (libre movimiento de los precios y tarifas, del tipo de cambio, de los despidos y suspensiones), reducción de impuestos y cargas sociales, regreso al FMI). En síntesis "guiar" al gobierno para dejar la economía "ordenada" para el 2011.

Así la deriva de la situación política nacional se escora cada vez más a derecha. Colabora a esto la debilidad del "neodesarrollismo" oficial y sus limitaciones. El gobierno sólo intenta resistir, ganar tiempo y ceder lo menos posible ante la ofensiva neoconservadora, pero es solo una línea defensiva para salvar las papas. Parece desconocer ese antiguo precepto de la política: quién no avanza retrocede.

No se anima con medidas que le permitan tomar el control de la crisis económica (la banca, el comercio exterior, el mercado de divisas), ni tampoco da impulso efectivo a una redistribución efectiva de la riqueza; o a la recuperación de servicios públicos esenciales para la calidad de vida de la población trabajadora; menos aún los recursos naturales.

Tensiones

Esta ausencia de definición política y una crisis económica que en el país puede transformarse en un estancamiento de varios años pavimenta el ascenso del neoconservadurismo que encuentra base social en sectores de las capas medias del campo y la ciudad y, a juzgar por los últimos resultados electorales, también entre los sectores más desprotegidos y en franjas del movimiento obrero. No es ajeno a esto la inflación en curso, el aumento de la desocupación así como la utilización que hace la derecha de los problemas de seguridad ciudadana. Las referencias a la pobreza son indicadores que intentan consolidar una base popular para su proyecto político.

La política no soporta el vacío. La aparición de un polo de centroizquierda en Capital Federal y en parte en Provincia de Buenos Aires, los más de quinientos mil votos que, sumada, obtuvo la izquierda de clase en todo el país, son muestras de que sectores de la sociedad no aceptan esta deriva de la crisis y están en busca de una alternativa. Pero son insuficientes. Todo depende de los trabajadores y el conjunto de las clases subalternas, si son capaces de definir una línea de defensa frente a la ofensiva neoconservadora y trazar el rumbo y las necesarias alianzas para constituir un bloque social y político que se oponga, en todos los terrenos, al bloque de las clases dominantes hegemonizado por esa "potencia oculta" que es la renta agraria, tal como la describiera hace muchos años atrás un barbudo filósofo.

No se dispone de mucho tiempo.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La crisis del fútbol: "Retenciones" a Clarín, Grondona votó "positivo"

Juan Ferr o (PRENSA OBRERA)

El fútbol argentino ha entrado otra vez en crisis: los clubes suman una deuda que ronda los 700 millones de pesos. La crisis reedita una pelea política que todos los argentinos, les guste o no el fútbol, ya conocen de memoria: la del enfrentamiento del kirchnerismo con la oposición sojera.

Para que los de la Mesa de Enlace no crean que las retenciones se aplican sólo a la soja, ahora el gobierno se las aplicó al diario que las defendió en la llamada ‘crisis del campo’. Pero no del 35 sino del 100%. La crisis consiste en que se gestó un frente único de la AFA, las dirigencias de los clubes y el sindicato de futbolistas agremiados para arrancarle más plata al grupo Clarín –que es el dueño de gran parte de la verdadera patronal del fútbol nacional que es la Televisión–, pero que terminó con la rescisión del contrato de la AFA con el multimedios.

Los clubes del fútbol se han transformado en un campo de enriquecimiento de decenas de dirigentes inescrupulosos, que ocultan las verdaderas transacciones con los jugadores, evaden impunemente los impuestos y no pagan los aportes jubilatorios a los jugadores y a los empleados de esos clubes. Tampoco presentan los balances de sus cuentas en la AFA; ni la AFA se las pide. Las deudas de los clubes con el fisco rondan los 300 millones de pesos, casi la mitad de la deuda total.

Del fútbol lucran también los comisarios de la Federal y de las policías provinciales, recaudando inmensas cantidades de dinero por “adicionales” para “salvaguardar”los espectáculos, en algunos casos, más del 50% de las entradas de cada partido.

Además, roba la AFA, que es la que recoge y reparte toda la plata del fútbol y la que había establecido un acuerdo increíblemente leonino con TyC Sports hasta 2014 por la totalidad de los derechos televisivos de todas las divisionales del fútbol.

Como en la película “Nueve Reinas”, los estafadores son todos, y entre todos han hundido al fútbol.

Barranca abajo

La caída en picada de las ventas rutilantes de jugadores argentinos al fútbol europeo barrió la ficción de que el festival de estafas podía continuar y ha colocado en rojo definitivo las cuentas de los clubes.

Los mercados actuales de la exportación de futbolistas argentinos son Rusia, los Emiratos Árabes, los griegos, los rumanos y hasta los mexicanos. Estos compran por la décima parte del dinero que pagan los clubes de primera división de España, Italia e Inglaterra, y además compiten con Argentina en el envío de jugadores a las grandes ligas.

Hoy, en la Argentina, los jugadores no sólo se venden mal. Además, las operaciones en negro de los dirigentes y los “representantes” de los futbolistas, así como la venta de “proyectos” de jugadores a precio vil, achican aún más los ingresos reales a los clubes. Así las cosas, ya no se pueden mantener más los planteles profesionales ni los estadios, ni pagar la “seguridad” de los espectáculos.

Bajo el signo de la improvisación

El parate del fútbol es un problema político mayúsculo para un gobierno en crisis, al que algunos quieren sacar antes de tiempo. Ya la Afip –que no tiene empacho en desalojar deudores, hipotecar propiedades y mandar preso a quien no cumple con los impuestos leoninos– les ha ofrendado a los dirigentes de los clubes, por orden del gobierno, un “pacto fiscal” para arreglar una deuda de 300 millones pesos con el fisco. Es dinero suficiente para que algunos dirigentes estén varios años tras las rejas.

El impresentable Grondona pidió, para “seguir tirando”, el enésimo escolaso –un Prode como fuente de recursos para el fútbol, algo tan alevoso que hasta el gobierno duda en otorgar, entre otras cosas porque el Prode es parte de los juegos del pasado. Hoy existe un verdadero festival de quinielas, quinis, lotos, bingos, hipódromos y casinos, que funcionan de continuo los 365 días del año para todos los gustos, sin esperar una apuesta que una vez por semana le brindaría el Prode.

Fuente inagotable de ingenio para las maniobras, Grondona lanzó otra propuesta. Planteó que se aumente 12 pesos el abono de los cables y que los partidos no sean más codificados. La cuenta del cacique de la AFA es que si a seis millones de abonados les sacaban 12 pesos, se juntaban 72 millones mensuales (que, por supuesto, la AFA sería la encargada de repartir).

La negativa de la TV-Clarín de transferir un aumento de los precios del abono empantanó las cosas. Entonces, el gobierno amenazó con una salida a lo Guillermo Moreno, proponiendo que la AFA desconozca el contrato usurario que el mismo Grondona hizo con TyC hasta 2014 –y que sea el Estado el que “compre” el paquete del fútbol– y Canal 7 el que tenga el patrimonio de su televisación.

Los de TyC Sports ven un nuevo caso de ‘expropiación’ – como el de las AFJP– y el fin del fabuloso curro que han armado con el propio Grondona. La TV recibía 304 millones de pesos, se quedaba con 92 limpios y el resto se lo daba para que lo repartiera la AFA. Pero estas cifras subían al doble y al triple cuando se suman las ganancias de los partidos televisados de Argentina a varios países de América, las copas sudamericanas, libertadores, torneos de verano, de recesos, copas América, mundiales, más las ganancias de los propios canales televisivos como TyC Sports y Fox Sports.

El presidente de TyC Sports ha salido después de años de roscas con la AFA a denunciar al gobierno por hacer un pacto con Grondona. Los periodistas más forros del grupo Clarín, deshonrando a los verdaderos periodistas, se acuerdan ahora de que hay que “defender y honrar los contratos con la TV” hasta 2014. Sus patrones les han dicho que “jueguen fuerte”.

Una estatización trucha

Esta “estatización” es trucha, pues significará, por un lado, que el Estado comprará la deuda de 300 millones que los clubes tienen con el propio fisco; por otro lado, que deberá pagar a la policía que se lleva más de la mitad de las recaudaciones. El gobierno ha llegado a la conclusión de que puede administrar las fabulosas ganancias que el fútbol da a la TV, aliándose con otras patronales televisivas (Avila) y, de paso, asestarle un golpe fuerte a la estructura de poder político que tiene Clarín –uno de los arietes de la oposición.

Con la rescisión del contrato con TyC, el fútbol comenzará el 21 a los “ponchazos”, hasta que se rearme una estructura técnica de televisación que a los pulpos de la TV les ha llevado años montar. Vendrá entonces la entrada de otras patronales al negocio televisivo y la “borocotización” de TyC Sports y de muchos periodistas deportivos “especializados”. Grondona ya les está diciendo a éstos que se abran del grupo Clarín y que los privados seguirán televisando, pero claro... sin Clarín. Avila, el inventor de todo el esquema de TyC, ya ha salido a ofrecerse para la tarea.

El espectáculo debe continuar. Seguirá sin culpables la inmensa corruptela de dirigentes y representantes de los clubes y con la continuidad del ya interminable Grondona, que con su voto “positivo” (aunque parezca increíble) se ha puesto el traje de “nacional y popular”, después que hipotecó el fútbol argentino al mejor postor. Repite así el recorrido que siguieron los propios K desde su temprano menemismo.

La decisión de rescindirle el contrato a Clarín es claramente una medida popular para los hinchas. Pero es una salida a lo Kirchner, que terminará beneficiando a otros sectores patronales que armarán su negocio. El actual gobierno no puede rescatar ni salvar al fútbol, cuando no salva la salud, la educación ni la vivienda de los trabajadores.

Las decisiones públicas son siempre políticas. Reorganizar el fútbol y atacar esos grandes intereses es una tarea no lejana, pues el fútbol argentino ya ha tocado fondo. Nada hay más popular que el fútbol para los trabajadores. Encontrar una salida a su crisis no es una tarea de un gobierno que está en el final. Es una tarea de socialistas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cinismo en Mosconi


Néstor Sappietro (APE)

Hace apenas unos días nos referíamos a la muerte de Bartolomé, el hijo del cacique Lucio Juan, que tenía dos años, pesaba diez kilos y murió por desnutrición. Decíamos entonces que los pibes de la comunidad wichí se nos siguen muriendo como si nada fuera. Esas muertes que el olvido naturaliza suceden lejos de cualquier escándalo mediático.

General Mosconi, al norte de la provincia de Salta, es una de las dos reservas de gas y petróleo más grandes del país. La cuenca del noroeste, donde está Mosconi, tiene reservas comprobadas por 29.949.000 metros cuadrados de petróleo y 161.748.000.000 metros cúbicos de gas, abasteciendo a diferentes provincias, así como también a países vecinos como Chile y Brasil.

Por el mismísimo terreno donde se enriquecen las empresas multinacionales, el hambre pasa acribillando a nuestros pibes.

Eduardo Paliza, uno de los líderes de las diez comunidades originarias de Mosconi que vinieron hasta Buenos Aires para denunciar la situación que atraviesan los integrantes de las etnias del noroeste argentino describe una situación que duele y avergüenza: “El municipio y la provincia ya no abastecen nuestros comedores ni otorgan los subsidios en tiempo y forma. La vida de nuestros hijos no se negocia, hacemos responsables a las autoridades por cualquier otra muerte evitable que ocurra entre nuestros hermanos”.

Ellos están cansados de morir en silencio en la brutal continuidad de 500 años de desprecio y exterminio. Eduardo Paliza lleva la bronca de esos 500 años en cada una de sus palabras: “No vamos a permitir que se nos muera un solo chico más de hambre, porque si esto ocurre, vamos a volar el gasoducto que pasa debajo de nuestras tierras y que se lleva las riquezas de nuestro subsuelo a razón de 30 millones de metros cúbicos de gas por día”.

Es la apología de la obscenidad en su máxima expresión, la agonía de un pueblo construida sobre un territorio que produce ganancias millonarias.

Y como si fuera poco con la indiferencia,

como si no alcanzara con condenarlos a la muerte temprana por causas evitables,

como si no bastara la impotencia de verlos violar su territorio y excavar hasta llevarse la última gota de sangre de la tierra,

como si todo el desprecio no fuera suficiente;

por las dudas, también hay un lugar para la degradación de las comunidades...

El intendente de General Mosconi, Isidro Ruarte, los acusa de “vagos”:

“El problema no es el hambre. Es mentira que estos aborígenes estén desnutridos, lo que pasa es que la gran mayoría no quiere trabajar porque son vagos y tienen problemas con el alcohol. Si usted les da mercadería, ellos la venden para comprarse vino en vez de dársela a la familia... Como si fueran pocos, cada vez son más, tienen muchos hijos que no pueden mantener, las chicas a los 12 años ya quedan embarazadas porque no se cuidan”.

El intendente de Mosconi niega y acusa haciendo culto de un cinismo que indigna.

Un cinismo que tiene innumerables referencias en la historia de nuestro país y que se ha utilizado desde siempre para justificar todas las políticas de exterminio.

Cada sentencia del intendente es un insulto a la verdad.

La negación como toda acción política.

El intendente niega el hambre, la desocupación, el desabastecimiento de los comedores... Niega la muerte.

¿Cómo esperar que semejante personaje haga algo para que no perdamos más pibitos como Bartolomé ante semejante muestra de desprecio?

¿Cómo no entender a quienes amenazan con volar un gasoducto para que los escuchen?

¿Cómo no maldecir? ¿Cómo no apretar el puño? ¿Cómo espantar tanta tristeza?

Autor imagen: APE


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Trece años de soja en Argentina: las consecuencias inevitables de un modelo genocida y ecocida

GRAIN

La amplia experiencia adquirida en Argentina después de trece años de imposición del cultivo de soja transgénica resistente al glifosato dan la oportunidad al resto del mundo de aprender la lección y no repetir los errores ni permitir las imposiciones que hicieron posible que Argentina se convirtiera en apenas una década en una “republiqueta sojera”.

En 1996 y de manera absolutamente solapada y antidemocrática se permitió la introducción de la soja transgénica de Monsanto en nuestros campos. Sin estudios de impacto ambiental independientes, sin ningún tipo de consulta pública, sin ninguna discusión parlamentaria ni legislación que la avale. Una simple disposición de la Secretaría de Agricultura creó en 1991 la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (Conabia) que a partir de allí y con amplia participación de las corporaciones “asesoró” a la secretaría sobre la aprobación de OGM.

Ahora, mes con mes, vivimos en Argentina la emergencia de un nuevo problema socioambiental debido a la invasión territorial producida por la imposición del monocultivo de soja transgénica de mano de Monsanto y de un puñado de terratenientes y asociaciones empresariales de siembra.

Los impactos de las fumigaciones, el desmonte, el desplazamiento de campesinos, la falta de alimentos, las inundaciones y sequías, las nuevas enfermedades, son moneda corriente en las noticias pero solamente desde algunos medios alternativos aparece relacionada con la “sojización”.

Todo esto viene de la mano de la instalación de una visión fragmentada de los problemas en que se ocultan las causas profundas de los mismos para analizarlos o mostrarlos, muchas veces de manera sensacionalista, pero siempre aislados y producidos casi como “fenómenos naturales”.

Por eso lo primero y fundamental es recuperar la mirada integral de la problemática. Únicamente mirando y analizando la totalidad y la complejidad de la situación se podrá llegar a alguna conclusión útil para avanzar en alguna dirección y salir de la rueda destructiva en la que el modelo de agronegocio-soja-transgénicos nos ha metido.

Después de trece años de expansión del cultivo de la soja transgénica en Argentina las consecuencias socioambientales son una verdadera catástrofe. Presentamos un breve repaso por los datos concretos que hablan de la tragedia de la soja en el Cono Sur.

En Argentina se sembrarán en la próxima temporada 18 millones de hectáreas de soja transgénica bajo la técnica de siembra directa.

Esta superficie representa más del 50% de la superficie agrícola del país.

Prácticamente 100% de la soja que se cultivará es soja transgénica resistente al herbicida glifosato (SOJA RR).

La SOJA RR es propiedad de Monsanto, la mayor empresa semillera del mundo y también creadora del glifosato, el herbicida que se debe utilizar para sembrar la SOJA RR. Monsanto controla 90% de las semillas transgénicas que se comercializan a nivel mundial.

Monsanto declaró que las ganancias generales aumentaron un 44% en 2007 con respecto al año anterior y un 120% en el 2008 en relación con el 2007.

Este año se aplicarán más de 200 millones de litros de glifosato sobre toda la superficie cultivada con soja en Argentina mientras en el año 1996 se utilizaban 13 millones 900 mil litros.

El producto comercial cuyo principio activo es el glifosato (Roundup) contiene además una serie de coadyuvantes que aumentan notablemente su toxicidad, fundamentalmente el surfactante poea (polioxietil amina) cuya toxicidad aguda es 3 a 5 veces mayor que la del glifosato.

Por supuesto que este uso intensivo de glifosato ya ha provocado el surgimiento de muchísimas malezas resistentes al glifosato. Algunas de las ya informadas son: Hybanthus parviflorus (Violetilla), Parietaria debilis (Yerba Fresca), Viola arvensis (Violeta Silvestre), Petunia axillaris (Petunia), Verbena litoralis (Verbena), Commelina erecta (Flor de Santa Lucía), Convulvulus arvensis (Correhuela), Ipomoea purpurea (Bejuco), Iresine difusa (Iresine) y recientemente el Sorghum halepense (Sorgo de alepo) que por ser una maleza muy difícil de controlar ha despertado gran alarma.

Luego de pasar más de una década negando el surgimiento de malezas resistentes, Monsanto a través de su vicepresidente admitió este hecho y propuso una solución: reemplazar a toda la soja resistente al glifosato por una nueva soja resistente a un nuevo herbicida: el dicamba —de hecho aún más tóxico que el glifosato.

Además se utilizarán otros herbicidas y agrotóxicos para controlar malezas y plagas del monocultivo de soja ya que la siembra directa requiere de la aplicación de otros herbicidas antes de la siembra de la soja: entre 20 y 25 millones de litros de 2-4-D, otros seis millones de litros de atrazina y unos seis millones de litros de endosulfán.

Esta lluvia de agrotóxicos produce tremendos impactos sobre la salud de la población, animales domésticos, cultivos alimenticios y contamina suelos, cursos de agua y el aire en toda la extensión del cultivo de soja. Suman cientos los casos denunciados por distintas organizaciones e investigadores en los cuales está perfectamente documentado el impacto de los agrotóxicos en las comunidades y sus producciones.

La difusión pública de estas denuncias ha llevado a que recientemente la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas solicitara a la Corte Suprema de Justicia de la Nación la prohibición de la fumigación con glifosato.

Este avance desenfrenado de la soja se ha producido a pesar de que según recientes investigaciones de la Universidad de Kansas la soja rr produce entre un 6 y un 10% menos que la soja convencional.

El monocultivo de soja repetido año tras años en los campos produce una intensa degradación de los suelos con una pérdida de entre 19 y 30 toneladas de suelo en función del manejo, la pendiente del suelo o el clima.

Cada cosecha de soja extrae año a año miles de toneladas de nutrientes de nuestro suelo que se exportan. Sólo como ejemplo podemos citar que cada año se van con la soja un millón de toneladas de nitrógeno y 160 mil toneladas de fósforo.

También cada cosecha de soja que se exporta se lleva unos 42500 millones de metros cúbicos de agua cada año (datos de la temporada 2004/2005) correspondiendo 28190 millones a la pampa húmeda.

Cada año se deforestan en Argentina más de 200 mil hectáreas de monte nativo por el avance de la frontera agrícola debido fundamentalmente a la expansión del monocultivo de soja.

Considerando que cada 500 hectáreas de soja requieren de un trabajador rural es evidente la expulsión de trabajadores rurales y campesinos de los territorios donde se cultiva.

Los grandes productores sojeros están obteniendo ganancias extraordinarias. El Grupo Los Grobo que declara cultivar 150 mil hectáreas en Argentina y en todo el Cono Sur (Paraguay, Brasil y Uruguay) apuesta a controlar 750 mil hectáreas.

El modelo sojero produce una enorme concentración de la tierra en pocas manos ya sea por la adquisición de la tierra por grandes productores o por su arrendamiento por los “Pooles de Siembra”. Como consecuencia en los últimos 10 años se han perdido más del 20% de los establecimientos productivos.

La obvia consecuencia de esta concentración es que ha disminuido de manera dramática la producción de alimentos básicos para nuestro pueblo. Por citar sólo un ejemplo: el número de explotaciones lácteas disminuyó 50 por ciento entre 1988 y 2003, pasando de 30 mil a 15 mil.

En el caso del algodón su producción disminuyó en un 40% en la provincia de Chaco y un 78% en la provincia de Formosa como consecuencia del avance de la soja.

Miles de campesinos son expulsados violentamente de sus tierras para imponer este modelo y son criminalizados por resistir los desalojos y el avance de la soja. El Mocase-vc y el Movimiento Nacional Campesino Indígena permanentemente denuncian la persecución de campesinos del movimiento a causa de resistir la expulsión de sus tierras en forma violenta para imponer el cultivo de soja.

Finalmente es fundamental tener presente que la introducción de la soja transgénica en Argentina fue el mecanismo elegido por Monsanto para inundar de transgénicos el Cono Sur ya que fue desde Argentina desde donde se comercializó de manera ilegal la soja transgénica a Brasil, Paraguay y Bolivia (países en los que el cultivo de los transgénicos estaba prohibido), inundando estos países de transgénicos e imponiendo así, a partir de la contaminación, la República Unida de la Soja que poco tiempo después publicitaba Syngenta.

¿Quién gobierna la República Unida de la Soja?

Los tibios intentos de las frágiles democracias latinoamericanas por poner algún límite al poder económico dominante generado por dos décadas de globalización y neoliberalización económica han encontrado en los últimos meses un topetazo contundente en la perversa alianza de grandes terratenientes con las corporaciones del agronegocio que están actuando de manera brutal en todos los países del Cono Sur.

No se trata aquí de hacer un juicio sobre los gobiernos democráticos de la región, ni de evaluar su capacidad de transformación de la realidad o su compromiso con los pueblos latinoamericanos. Dejamos esto para los pueblos que desde sus propios procesos van respondiendo y creando espacios para responder y construir nuevas realidades.

Sin embargo creemos que no es posible pasar por alto algunos hechos, unos notoriamente públicos y otros que apenas ocupan algunas columnas en los medios; todos aparentemente desconectados entre sí pero profundamente ligados en una raíz común que es la de someter a los pueblos, controlar su agricultura y su alimentación ocupando y destruyendo sus territorios.

Un hilo común atraviesa todas estas noticias y se fortalece como metáfora aleccionadora de las pretensiones de estos sectores: la soja [soya] transgénica y su invasión de territorios en el Cono Sur intenta ser, de hecho, la “República Unida de la Soja”.

Así, el lock-out patronal de los terratenientes sojeros de la Argentina que ocurrió en 2008 mostró la senda de lo que luego en Bolivia se convirtió en una feroz agresión cargada de odio, desprecio por la vida humana y racismo contra los pueblos originarios.

Allí aparece en escena como uno de los principales dirigentes de la “Media Luna” el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Branco Marinkovic, que “casualmente” resulta ser uno de los grandes productores de soja de la región.

En los días de pleno recambio democrático que llenó de esperanzas al pueblo paraguayo, el país se vio también brutalmente conmocionado por la represión contra campesinos que incluso llevó a la muerte al campesino Bienvenido Melgarejo y con los grandes terratenientes anunciando que van a recurrir a las armas para defender sus latifundios.

En Uruguay y en medio de suaves presiones gubernamentales para establecer restricciones sobre el incremento de las áreas para el cultivo de soja con la creación de un Plan de Producción Agrícola también los grandes sojeros hicieron oír su voz y sembraron de amenazas los grandes medios.

Desde sus autoridades, Brasil ya se rindió a los transgénicos y ha convertido a la ctnBio en una puerta de aprobación automática de todo los que las corporaciones desean.

Uruguay levantó la moratoria a la aprobación de nuevos transgénicos y abrió así las puertas para el ingreso de las “nuevas” mercancías transgénicas de Monsanto. No es casual que la soja transgénica aparezca en muchas noticias: es simplemente un instrumento del control corporativo de la agricultura y el control territorial que llega de la mano de las agroempresas y sus patrones, los grandes productores y las corporaciones transnacionales.

Por supuesto que cada uno de estos actores tiene mecanismos de acción diferenciados: las corporaciones permanecen silenciosas y hacen sus negocios mientras invierten enormes sumas en publicidad en los medios masivos de comunicación de manera de tenerlos siempre a su favor y que nunca se publiquen en ellos los cuestionamientos públicos que reciben. También son quienes logran los apoyos de Estados Unidos en aquellos casos en que se necesita la intervención política directa o bajo las sombras.

En cambio, los grandes productores sojeros son los que hacen el trabajo sucio con distinto grado de brutalidad, pero siempre brutalmente demuestran su desprecio por la vida y la dignidad humana para consagrarse al único dios que conocen: el Dios Dinero. Entonces ellos sí pueden cortar rutas, desabastecer ciudades, asesinar campesinos o dividir un país.

La República Unida de la Soja permanece con sus murallas altas y su reino de especulación y muerte en el poder. Puede ser que detrás de la caída del muro financiero del capitalismo global también empiecen a caer las murallas de esta República. Los pueblos están listos para seguir haciéndose cargo de sus vidas y su alimentación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: En Santa Fe nacen 2.500 chicos marginales por año y se instalan mas de 400 ranchos

DE FRENTE - LT9 - DATASANTAFE

Desde el Movimiento Los Sin Techo aseguran que en nuestra ciudad hay 60 mil personas marginadas, lo que representa el 25% de la población y ya son 2.500 los ranchos instalados en Santa Fe.

Esta mañana, José Luis Zalazar del Movimiento Los Sin Techo, habló de la pobreza en Argentina, y mas específicamente de nuestra provincia, y señaló la diferencia entre los pobres y los marginados.

Según datos del Movimiento de Los Sin Techo, en la ciudad de Santa Fe, hay 60 mil personas marginadas, lo que representa un 25% de la población, y 30 mil adultos analfabetos. Dentro del grupo de personas marginadas, nacen por año 2.500 chicos en iguales condiciones sociales, a partir de lo cual se instalan 400 ranchos anuales, lo que eleva a 2.500 ranchos en toda la ciudad.

“Los sectores marginados no son pobres son excluidos. Son aquellos sectores que no tienen ninguna posibilidad de entrar y están excluidos del sistema político, educativo, cultural, deportivo. Están fuera de la cancha, no ven ningún partido. Los pobres en Santa Fe es otro sector que ve el partido desde la popular, pero los marginados lo ven de afuera de la cancha”, señaló Zalazar, con una metáfora que pinta de cuerpo entero la situación en nuestra ciudad y en el resto del país y la provincia.

Zalazar contó que los chicos que nacen en condiciones de marginalidad no pueden instruirse, dada la mala alimentación, los problemas de salud y laborales de los padres, la imposibilidad de comer en casa y tener que asistir a los comedores comunitarios.

“Ese chico comienza en nuestro país un sistema educativo que lo excluye, porque no está preparado para empezar la escuela. Este chico a los 12 años deja la escuela porque encuentra la calle y el comedor de la escuela ya no lo seduce. Entonces pasa lo que vemos todos los días en la calle”, remarcó el dirigente barrial, quien confirmó que en nuestra ciudad hay doce barrios que no tienen domicilio, como son Alto Verde, barrio Chaqueño, Centenario, Villa Hipódromo, Los Hornos, entre otros.

“Hay 8 mil jóvenes que no estudian ni trabajany que están en las villas. Esto es un problema muy grave porque salen de la villa y explotan. No nos engañemos con los chicos que están en las esquinas con la pelotitas, porque esos chicos trabajan y no delinquen porque los encuentran. El problema que no queremos ver son los que están dentro de las villas”, señaló Zalazar.

“Nosotros no podemos reemplazar al Estado y hacernos cargo de la educación de los marginados. Con una guardería en el medio de la villa, con buena alimentación computación, con atención médica, esos chicos pueden llegar a los seis años armaditos. (…) Si podemos arrimar a los marginados a la orilla de la pobreza, después discutamos de ideología. A nadie le gusta vivir en la basura ni a los de derecha ni a los de izquierda”, finalizó Zalazar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Salta: Denuncian por discriminación en organismos nacionales al Intendente Ruarte


COPENOA

Caciques del Pueblo Wichí de Gral. Mosconi realizaron la denuncia en la ciudad de Buenos Aires por discriminación contra el Intendente Isidro Ruarte, quien había calificado a los aborígenes de vagos y de tener problemas con el alcohol, en una entrevista realizada por Crítica de la Argentina.

Ahora Ruarte deberá afrontar ante organismos nacionales una investigación sobre sus dichos discriminatorios contra los Wichís, que presentaron pruebas del proceder del Intendente considerado racista y discriminador.

Limpieza y sedición

Ya en abril de este año el extraviado Ruarte había llamado a una limpieza social en una emisora de Mosconi sobre sectores populares a los que califico de sediciosos.

Distintas organizaciones sociales del Departamento San Martín solicitaron a organismos de Derechos Humanos, sociales, como partidos políticos de la provincia de Salta comprometidos con la defensa de las libertades individuales como los derechos consagrados en la Constitución a que se pronuncien ante las manifestaciones racistas y de origen retrógrado realizadas por Ruarte, la que no tuvo adhesiones ni repudios en esta provincia. A diferencia de organizaciones del país y Buenos Aires, como medios de comunicación.

Isidro Ruarte manifestó públicamente que: “si tenemos que llegar a una limpieza total que el pueblo de Mosconi, de Tartagal, la gente nuestra que colaboremos con la fuerza y que nos unamos también para que esa gente se sienta más segura y saquemos a este grupo de sediciosos de vagos, de borrachos drogadictos que están desde ayer…Esto es una cosa que nunca nos paso no puede ser que estemos en manos de unos vagos acá, no puede ser, no puede ser, esto es una vergüenza".

Agregando: "De última tendremos que salir todo el pueblo, todo el pueblo a sacar estos vagos de la ruta, no va a quedar otra cosa. Y demostremos que somos capaces de hacer las cosas nuestras, no nos defiende nadie defendámoslos nosotros mismos, somos muchos mas que ellos nosotros”. Las repudiables declaraciones realizadas por Ruarte fueron durante un bloqueo concretado sobre la ruta nacional 34 por organizaciones sociales de Gral. Mosconi, entre ellas la Unión de Trabajadores de Desocupados de esta ciudad. Que solicitaban al gobierno de esta provincia que cumplan con un acta compromiso sobre la concreción de obras públicas con mano de obra de los desocupados firmados entre las organizaciones y funcionarios del Gobernador Juan Manuel Urtubey.

Atropellar desocupados

El Intendente de Gral. Mosconi también embistió con su camioneta al dirigente de la Unión de Trabajadores Desocupados de esta ciudad José “Pepino” Fernández, que se encintraba junto otros desocupados sobre la ruta nacional 34.

Foto: Argentina, Salta - Isidro Ruarte, intendente de la localidad de Gral. Moscón. / Autor: SALTA AL DIA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Por la salud pública en Salta: “Debemos frenar el avance privatista en la provincia”

ACTA

En el marco de la continuidad de las luchas llevadas adelante por organizaciones de la CTA contra la privatización de los hospitales de Salta, se realizó en el Anexo de la Cámara de Diputados la presentación del informe sanitario pedido por los diputados Eduardo Macaluse y Claudio Lozano.

Fue presentado el informe sanitario de la provincia de Salta que fue brindado por organizaciones sindicales y sociales, entre ellas ATE, APSADES, FESPROSA, CTA y otras organizaciones. El informe demuestra a las claras “un desmantelamiento de la salud pública”.

En el informe casos puntuales dan cuenta de la situación sanitaria en la provincia. Familiares de víctimas por mala praxis, quienes llevaron sus denuncias a las autoridades competentes.

“El pasado 11 de julio, se realizó el traslado compulsivo de ocho niños que se encontraban en terapia intensiva del hospital –uno de ellos murió 25 horas después del traslado; los chicos fueron utilizados como escudo humano para realizar el traslado de la Terapia Intensiva y su equipamiento hacia el Nuevo Hospital Materno Infantil, gerenciado”.

No a la privatización

La iniciativa del gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey de desmantelar el “Jesús de Praga” y llevar a todos sus pacientes al hospital regentado por la Fundación Santa Tecla, empresa privada de capitales catalanes, hasta el momento, fue frenada a raíz de las movilizaciones de las organizaciones sociales que resisten en la provincia.

“Ante la emergencia sanitaria decretada por la provincia, el gobierno trasladó la terapia intensiva del Hospital de Niños al Nuevo Hospital del Milagros, bajo la órbita privada, dejando al anterior sin terapia, con la intención de terminar de ejecutar su total cierre”.

Además evidencian que las diferentes autoridades están “encubriendo la situación” al no dar respuesta a ninguno de los reclamos, denuncias y cartas documento presentadas. Asimismo aclaran que rescindir los contratos con las empresas privadas es una “decisión política” y no una cuestión legal “porque las cláusulas amparan las decisiones del estado”.

En Salta uno de cada tres niños vive desnutrido y según denuncian “desde los hospitales gerenciados, envían a las personas a sus casas con diagnósticos superficiales tal como lo denunciaron la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA), la Asociación de Profesionales de la Salud de Salta (Apsades-CTA) y la Central de Trabajadores de la Argentina de esa provincia”.

La impronta Romerista

Según enfermeros y profesionales de la salud Juan Carlos Romero “no es percibido precisamente como la vanguardia de la lucha por la salud pública”. Las organizaciones presentes manifestaron que desde varias décadas viene empeorando la situación sanitaria en la provincia y advirtieron que “es ni más ni menos que un intento de privatización en el país y que, debe ser una causa nacional la lucha en Salta”.

Uno de los oradores fue Jorge Yacobsky, presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) e integrante de la Mesa Nacional de la CTA, quien planteo que “hay una responsabilidad genérica directa de la Nación”. “Gines García González, es socio de Santa Tecla, Ocaña, no tuvo siquiera gestión”.

Silvia León -miembro de la Mesa Nacional de la Central- junto a Marta Galante, integrantes del Consejo Directivo de ATE nacional, en el mismo sentido, plantearon que “la cuestión de fondo es que hay una responsabilidad del Gobierno Nacional, en la auditoría que tuvimos hace muy poco tiempo, nos dicen que no pueden hacer nada - y agregaron – es una forma muy perversa como empiezan el primer traslado en Hospital de Niños al Nuevo Hospital del Milagros, aprovechando la problemática del Dengue y luego aprovechando la situación de la Gripe A, debemos apuntar a que el gobierno tome partido porque no es ajeno a los problemas de las provincias”.

El diputado nacional, Claudio Lozano, dijo que el “diagnóstico debe concretarse en denuncia”, en las próximas reuniones las organizaciones presentes en el Salón del Anexo de diputados resolvieron “organizar una delegación de diputados para presentarse en la provincia, presentación de informes, pedir que se expida el nuevo Ministro de Salud, citar a los empresarios españoles, y pedir una auditoria con el gobernador”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Disminuyeron los hechos violentos en las cárceles santafesinas

HMG - NOTIFE

Según una auditoría interna descendieron las agresiones físicas, los heridos con elementos cortopunzantes, las autoagresiones, las muertes violentas y la violencia entre presos y agentes penitenciarios en las cárceles ubicadas en todo el territorio de la provincia de Santa Fe. El penal de Piñero es el tercero en población, pero el más violento.

El primer informe sobre hechos de violencia dentro de las instituciones de Ejecución penal en la provincia de Santa Fe, en el período que va de enero de 2008 a junio de 2009 pudo retratar una pequeña porción del mundo intramuros. El informe culminó el mes pasado y destaca en este primer abordaje la producción de información sobre los hechos de violencia en las cárceles santafesinas. También propone corregir los vicios de las fuentes de información, sobre todo cuando ella es el propio Servicio Penitenciario.

“Pensando en el ejercicio de la fuerza física como una noción restringida del polisémico concepto de violencia –dice el trabajo -, es posible clasificarlos en tres categorías básicas", apuntando a los protagonistas directamente involucrados:

a) Hechos de violencia entre personas privadas de su libertad y trabajadores penitenciarios

b) Hechos de violencia entre personas privadas de su libertad.

c) Hechos de violencia generados por una persona privada de libertad sobre sí mismo.

La clasificación reconoce las falencias que existen, principalmente, en la producción de información relativas a los dos primeros casos, en los que, claro está, juega un rol estructural extraordinariamente importante, por acción u omisión, la institución de ejecución penal.

Así, aclara el relevamiento, la estructura institucional y sus actores –los trabajadores penitenciarios- en lugar de ser un obstáculo muchas veces se transforman en estos tipos de hechos en un impulso fundamental para su generación y en un promotor de sus resultados más dañosos. Esto quiere decir que no es solamente en la primera categoría de esta clasificación donde la institución de ejecución penal está involucrada estructuralmente sino en todo este universo polifacético.

El trabajo de relevamiento fue realizado por la Secretaría de Asuntos Penitenciarios de la provincia que ya agilizó otras medidas de profundización de los estudios por medio del programa “Delito y Sociedad”, de la Universidad Nacional del Litoral, que se encargará de realizar cuestionarios de base para la producción de información.

El escollo encontrado –en todos los casos – estuvo enfocado en contar con información válida y confiable en los lugares de encierro. Este informe tiene como fuente los partes de novedades que diariamente cada institución de ejecución penal de la Provincia de Santa Fe eleva a la Dirección Provincial del Servicio Penitenciario.

Dificultad para homogeneizar la fuente

El informe destaca que el problema que han enfrentado es la falta de homogeneidad entre los partes diarios de las diversas instituciones de ejecución penal. Para paliar este problema desde el segundo semestre de este año se pondrá en marcha un Sistema de Información sobre Hechos de Violencia en Instituciones de Ejecución Penal que poseerá diversos instrumentos de recolección de acuerdo a los diversos tipos de hechos y que brindará homogeneidad a la recolección descentralizada de la información. El segundo problema de esta fuente es que posee un fuerte sesgo. Los partes diarios no mencionan los hechos de violencia que se han producido entre las personas privadas de su libertad y los trabajadores penitenciarios, salvo en casos extraordinariamente excepcionales -5 en todo el período, 4 en la Unidad Penitenciaria 5 y 1 en la Unidad Penitenciaria 2- que no representan en absoluto la frecuencia con la que se generan este tipo de sucesos.

En función de las deficiencias apuntadas en el parte diario, el informe se concentra exclusivamente en la segunda y tercera categoría de hechos de violencia definidas. Es decir, hechos de violencia entre personas privadas de su libertad y hechos de violencia producidos por personas privadas de su libertad sobre sí mismos. En función de las características de esta fuente de información –parte diario producido por la propia administración penitenciaria- los investigadores consideran que es posible que algunos hechos no fueron registrados por no haber sido considerados claves por los guardiacárceles. El número de presos en los penales santafesinos es oscilante. Sobre un universo fluctuante de 2.250 todas las detenidos en penales (sin contar comisarías), Coronda alberga a 1.000, Las Flores a 560, Piñero un promedio de 300 y Rosario 250.

Agresiones físicas entre personas privadas de su libertad

“De un total de 140 hechos de agresiones físicas entre personas privadas de su libertad registradas por nuestra fuente, 45% de ellas acontecen durante el primer semestre de 2008; 25,7% durante el segundo semestre de 2008; y 29,2% durante el primer semestre de 2009. Si comparamos el primer semestre del año 2008 con idéntico período del 2009 es posible señalar un descenso del 35% -lo que implica 22 hechos de violencia menos. Durante el año 2008, entre el primer y el segundo semestre se registró también un importante descenso del 42%. Entre el último semestre del 2008 y el primero del 2009 se registra un ascenso de 5 hechos”, señala el informe. Insiste, además, que en el período de análisis se registraron 140 agresiones físicas. En esos hechos, 153 personas privadas de su libertad resultaron heridas. Si se compara el número de heridos entre el primer semestre de 2008 y el primer semestre de 2009 es posible observar un importante descenso del 50%. El descenso es aún mayor si se cotejan los dos primeros semestres del año 2008 (72%).

Tipos de agresiones

De las 154 personas privadas de su libertad que resultaron heridas en hechos de agresión física, 88 lo fueron por elementos cortopunzantes, es decir el 57%. “Es dable suponer que, en líneas generales, las heridas con elementos cortopunzantes son más graves que aquellas que se realizan por otras vías. (…) existen varias razones para suponer que este dato empírico resulta bastante sólido en la fuente empleada”, se enuncia.

Como novedad –y buen síntoma - se visualiza un drástico descenso del número de este tipo de heridos si se lo compara el primer semestre del 2008 con idéntico período del 2009 (58%). El descenso fue aún más importante, si se comparan los dos primeros semestres del 2008 (73%). En el paso del último semestre de 2008 al primer semestre de 2009 se registra un incremento de 8 casos.

Durante el lapso temporal considerado, 72 personas privadas de su libertad heridas en este tipo de hechos de violencia fueron enviadas a servicios médicos externos a las instituciones de ejecución penal. Si se los contrasta el primer semestre de 2008 con idéntico periodo del año 2009 se observa un descenso del 40%. En relación a los dos semestres del año 2008, el descenso es más concluyente, pues alcanza el 65%. Finalmente, si se opone el segundo semestre de 2008 con el primer semestre de 2009, se puede observar una suba de 9 casos.

Cárceles tensas

Durante el primer semestre de 2008 se concentran el 100% de los muertos ( 5 en total) por este tipo de hechos de violencia (facazos). Durante el segundo semestre de 2008 y el primer semestre de 2009, no se registran muertos por agresiones físicas entre personas privadas de su libertad en el ámbito del Servicio Penitenciario de Santa Fe.

La Unidad Penitenciaria que mayor cantidad acumula es la Unidad 11- Piñero (35% del total), a pesar de que es la tercera unidad que mayor población privada de la libertad tiene en la provincia de Santa Fe. Le siguen la Unidad Penitenciaria 1 (30%) –que es la que concentra la mayor cantidad de presos-, la Unidad Penitenciaria 2 (20%) –segunda en volumen de población privada de su libertad- y la Unidad Penitenciaria 3 (11%) -cuarta en volumen de población privada de su libertad. Se registra claramente en el informe una clara concentración de violencia entre internos y entre ellos y guardiacárceles entre personas privadas de su libertad en las Unidades 1, 2, 3 y 11.

El 38% se concentra en la Unidad 2, que es la que en esta distribución posee el primer lugar. Le siguen con un 34% la Unidad 1; con un 18% en la Unidad 11; y con un 9% en la Unidad 3. “Es muy interesante observar cómo cambia drásticamente el cuadro que emerge de esta distribución con respecto al que resultaba con respecto a las agresiones físicas entre personas privadas de su libertad y a los heridos –resultantes de ellas. Las unidades penitenciarias que tienen mayor volumen de eventos de este tipo, pueden ser las mismas que concentran mayor volumen de heridos ocasionados por los mismos –aun cuando cambien los porcentajes (…) como no son las mismas que concentran mayor volumen de heridos por elementos cortopunzantes, que como señalábamos precedentemente es una característica que dota de gravedad a la lesión. Se destaca aquí la Unidad Penitenciaria 2, pese a ser la segunda institución de ejecución penal en cuanto al volumen de población privada de su libertad. Y la Unidad penitenciaria 11 que concentraba el ma
yor volumen de agresiones físicas y de heridos se ubica en un tercer lugar en este ranking por debajo de la Unidad Penitenciaria 1”, se explica.

Las conclusiones

Los datos empíricos presentados y analizados en el informe, más allá de sus límites, parecen indicar una serie de tendencias –algunas más firmes que otras en función de la confiabilidad que inspira la fuente- que demuestran un cierto avance en la tarea de la reducción del volumen y gravedad de los hechos de violencia en las instituciones de ejecución penal de la Provincia de Santa Fe y por ende, de la protección del derecho a la vida y la integridad física de las personas privadas de su libertad.

Tomando como eje la comparación entre el primer semestre del 2008 y el primer semestre del 2009, los investigadores resumieron:

- Se observa un descenso del volumen de agresiones físicas entre personas privadas de su libertad del 35%.

- Se observa un descenso del volumen de heridos producidos en agresiones físicas entre personas privadas de su libertad del 50%

- Se observa un descenso del volumen de heridos por elementos cortopunzantes producidos en agresiones físicas entre personas privadas de su libertad del 58%

- Se observa un descenso del volumen de heridos producidos en agresiones físicas entre personas privadas de su libertad derivados a efectores de salud externos a la administración penitenciaria del 40%

- Se observa un descenso del número de muerto producto de agresiones físicas entre personas privadas de su libertad del 100%

- Se observa un descenso del número de incendios provocados por personas privadas de su libertad del 58%

- Se observa un descenso del número de heridos por incendios provocados por personas privadas de su libertad del 89%

- Se observa un descenso del número de heridos por incendios provocados por personas privadas de su libertad derivados a efectores de salud externos a la administración penitenciaria del 42%

- Se observa un descenso del número de muertos por incendios provocados por personas privadas de su libertad del 50%

- Se observa un descenso del número de muertos por autolesiones provocadas por personas privadas de su libertad del 100% -aun cuando se mantienen los niveles de eventos de este tipo.

- Se observa un descenso del número de personas privadas de su libertad muertas por causas violentas o no violentas del 77%.

El trabajo concluye en su epílogo que “evidentemente queda mucho por hacer en este terreno, pero los resultados positivos alcanzados demuestran que el camino por recorrer es el que en su momento se propuso como una alternativa de política penitenciaria progresista para la Provincia de Santa Fe”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...