jueves, 3 de septiembre de 2009

El fiasco de la UNASUR

Jorge Altamira (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

No había necesidad de esperar el desarrollo de la reunión de la UNASUR para anticipar que acabaría en un fiasco – o, con más precisión, en una desvergonzada capitulación ante “el imperio”. La ministra de Defensa de Argentina, el país que convocó al cónclave, no tenía ni idea del desatino que estaba profiriendo cuando, 48 horas antes de la inauguración, dijo que “Colombia puede entender que está en su derecho al entregar bases militares al uso de fuerzas extrarregionales” (Página/12, 26/8).

Como Colombia integra la UNASUR y su Consejo de Defensa, la ex frepasista devenida en mentora castrense, acababa de sentar la peregrina doctrina de que la UNASUR es compatible con una presencia militar extranjera y que, por lo tanto, está bautizada por algunos, OTAN de Suramérica, era una suerte de anillo menor enlazado a otra esfera más grande, la OTAN propiamente dicha. Es cierto que Garré advirtió que Colombia “tendrá que garantizar la absoluta limitación de esas actividades a sus problemas internos”, pero esto no hace más que fundamentar la aprobación de la instalación de esas bases. La ministra (y su gobierno) parece haber enterrado en sus recuerdos que su propio país, Argentina, y la casi totalidad de los que integran UNASUR se han extralimitado de sus ‘asuntos internos’, ya hace seis años, al ocupar militarmente la República de Haití para ejercer una función de policía y de represión interna. Los países de la UNASUR (y muchos otros) se encuentran en Haití en función de la política y de los intereses de la misma potencia que ha conseguido el uso de las bases militares en Colombia y hasta la inmunidad judicial para sus tropas ¡como también se benefician los ejércitos latinoamericanos en Haití! 

‘Carta Abierta’ 

No sería justo, de todos modos, enconarse con Nilda Garré. Después de todo, esa línea para la conferencia había sido pactada de antemano entre todos los gobiernos, bolivarianos o no, incluso con la participación de Colombia. Una semana antes de la reunión, Uribe había hecho una gira relámpago y muda (sin declaraciones) por Brasil, Paraguay, Argentina, Uruguay, Perú y hasta Bolivia. La seguridad política con la que el colombiano afrontó la ‘prueba’ de Bariloche quedó de manifiesto en su pedido, que incomodó a todos sus congéneres, para que la reunión ‘fuera televisada’. El más contrarrevolucionario de los asistentes se encargó de reclamar la más revolucionaria de las diplomacias. Así, los pueblos pudieron ver cómo capitulaban sin sonrojos los líderes nacionalistas. 

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, superó a todos sus colegas, sin embargo, cuando decidió darle a la capitulación en ciernes un barniz ideológico. En una “Carta a los Presidentes de la UNASUR” tuvo la mala idea de copiar una elucubración del ‘lobby’ kirchnerista Carta Abierta y sostener: “No creemos en una sociedad carente de conflictos... entendemos que estamos llamados a asumir mejores conflictos, a reconocerlos y contenerlos, de vivir... productiva e inteligentemente con ellos”. Es precisamente lo que hizo en Bariloche: reafirmar la “sociedad” con Uribe en la UNASUR, y “contener” el choque producido por las bases y darle un uso “productivo y eficiente” (Página/12, 27/8). Chávez expuso, en estos términos, las características conservadoras del nacionalismo burgués, cuando procura la conciliación de clases y bajo ningún punto de vista la abolición de la sociedad clasista. Por eso mismo, su planteo comienza con la afirmación de que “...una sociedad carente de conflictos... sería una entelequia...”, nada menos que en una Carta por el ‘conflicto’ creado por las bases en la ‘sociedad’ suramericana. 

Capitulación 

Los defensores del acuerdo de Bariloche arguyen que lograron la admisión de que las tropas yanquis deberán limitarse a funciones internas y que impusieron una verificación del acuerdo firmado entre Estados Unidos y Colombia. La ingenuidad de estas afirmaciones raya en la hipocresía; tanto Chávez como Correa demostraron en sus discursos que el carácter del emprendimiento militar yanqui-colombiano supera las fronteras y es imposible de verificar y controlar. Solamente los aviones radares Awacs tienen un alcance continental y el concepto de la base, FOL –o sea operaciones avanzadas– , excluye esas limitaciones. Estados Unidos ya tiene instaladas 129 de ellas a lo largo del planeta. Como Colombia tiene fronteras en el Pacífico y el mar Caribe (acceso al Atlántico), las bases combinan con la acción de la renacida IV Flota. Todo esto desmiente la tesis de las concesiones que habría admitido Uribe en el comunicado final. Para el especialista argentino Gabriel Tokatlian, “el restablecimiento en 2008 de la IV Flota... (y) el uso de varias instalaciones militares en Colombia... permite al Comando Sur... ir facilitando la aceptación en el área de un potencial Estado gendarme en el centro de América del Sur” (El País, 21/8). Para Tokatlian, “se ha producido una militarización de la estrategia internacional de Washington...; el Comando Sur tiende a comportarse como el principal interlocutor de los gobiernos del área y el articulador cardinal de la política exterior y de defensa estadounidense para la región”. ¿De qué ‘contención’ o ‘verificación’ hablan, entonces, ‘nuestros’ mandatarios? “Obama hoy puede decir –se alegra Ámbito (31/8)– que el Plan Colombia no fue rechazado en Bariloche”. Digamos, a propósito de esto, que Obama instala bases en el mismo país al que le ha negado la firma de un tratado de libre comercio ¡debido a que viola los derechos humanos! 

Los gobiernos bolivarianos no necesitan defender su posición con la lingüística encubridora de Carta Abierta. “Un diplomático ecuatoriano de Rafael Correa confió a Clarín” (29/8), que “ante el hecho consumado, no podíamos dejar de emitir una declaración que nos mostrara unidos” (con Colombia). “Era más importante la unión y el futuro de UNASUR (sic) –agrega–, que una declaración que no fuera unánime o que motivara la ruptura con Colombia”. Esta opinión la han compartido todos los voceros latinoamericanos y no latinoamericanos del movimiento bolivariano. “No caímos en la provocación” es, ahora, la gran contraseña. Lo mismo dijeron cuando se abrazaron en Santo Domingo después del bombardeo al campamento de las FARC en Ecuador. Siguen reculando. Se trata, en definitiva, de un planteo insostenible: la expulsión de Colombia de la UNASUR habría clarificado definitivamente la situación con “el imperio” y habría puesto al gobierno norteamericano en una enorme crisis. ¡Es lo que tratan de hacer China, Rusia, Irán y hasta la Unión Europea, en función de sus diferentes intereses nacionales! También hubiera sido clarificador el planteo de la incompatibilidad de las bases con la UNASUR, en el caso de que la expulsión de Colombia no llegara a ser compartida por los Kirchner, Lula, Bachelet o Tabaré Vázquez. La ‘declaración unánime’ no constituye ningún escudo defensivo para los regímenes enfrentados con “el imperio”; todo lo contrario, es un cheque en blanco para seguir cediendo y negociando desde posiciones debilitadas. La prueba más contundente de la esterilidad de la UNASUR y de los resultados de Bariloche se refleja en el asunto de Honduras: el golpe no fue tratado en la reunión, ni fue ligado a la cuestión de las bases (también hay bases yanquis en Honduras, pero se las omite porque son centroamericanas y no suramericanas), mientras que el retorno de Zelaya, incluso condicionado, no ha avanzado ni un milímetro. 

Plan Colombia 

De todos modos, lo más grave del comunicado es precisamente aquello que los bolivarianos más defienden: que las bases en cuestión solamente podrán ser usadas en el ámbito interno. Estamos ante un completo abandono de la política de “canje humanitario” y “salida acordada” al conflicto con las FARC, y ante la admisión política de la intensificación de la guerra interna. El punto es que la intensificación de la guerra lleva, necesariamente, al reforzamiento del Plan Colombia y de la intervención norteamericana y, por lo tanto, a la militarización de la región y a los conflictos militares. El peligro de un cercenamiento de la Amazonía no viene de los escenarios que se estudian en los textos de los colegios militares de Europa y de Estados Unidos, sino de la intensificación y del desborde de la guerra interna en Colombia, y de la supermilitarización de Colombia so pretexto de esa guerra. ‘Nuestros gobernantes’ se quejan, diplomáticamente, por lo que insinúan los textos, pero reculan cuando la amenaza toma una forma concreta. El documento de Bariloche sigue la línea del derechista Brookings Institute, que acaba de recomendar a Brasil “aumentar su cooperación en temas de seguridad con el resto de la región y apoyar la legítima lucha del gobierno de Colombia contra las FARC” (La Nación, 28/8) (el acuerdo de la UNASUR se compromete, precisamente, a esto, bajo el rubro del combate al terrorismo). Los derechistas siguen: “Bajo el liderazgo de Brasil, la UNASUR debería condenar inequívocamente a las FARC...”. 

La capitulación de la UNASUR debiera ser suficiente para que quienes la defienden en nombre del antiimperialismo desanden el camino. Se trata de un bloque que encubre bajo sus planteos de autonomía un plan de desarrollo industrial militar y de reforzamiento de los ejércitos. En diez años, el gasto militar ha aumentado diez veces en la región. La industria militar es una deformación del desarrollo industrial que necesitan las naciones atrasadas. Todo esto tiene como consecuencia una mayor reducción de gastos sociales y un reforzamiento de los aparatos represivos del Estado. Las burguesías nacionales manifiestan cotidianamente su avanzadísimo estadio de agotamiento, incluso en sus variantes indigenistas y bolivarianas.

Foto: Argentina, Bariloche: Los mandatarios de la región en el acto de inauguración de la Cumbre Extraordinaria de UNASUR. / Autor: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

UNASUR: Vale lo que se hace no lo que se dice

Carlos Iaquinandi Castro (SERPAL)

La expectativa previa a la reunión de UNASUR en Bariloche, se correspondió con el abundante caudal de notas y artículos que analizaron o extrajeron diversas conclusiones de aquel encuentro trascendente. El eje de los debates: el consumado acuerdo firmado por el presidente de Colombia en el que cede el uso “compartido” de 7 bases militares de aire, mar y tierra al ejército de los Estados Unidos.

Había sido planteado en Quito a mediados de agosto por el presidente Chávez, y recogido por los restantes presidentes como un tema que requería ser analizado con la presencia de Álvaro Uribe, mandatario colombiano que no asistió a la cumbre en la capital ecuatoriana. Entre una y otra reunión, Uribe desplegó su diplomacia y él mismo hizo una fugaz recorrida por las capitales sudamericanas y se entrevistó con los mandatarios de Perú, Paraguay, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil en un intento por aplacar recelos y desconfianzas. Todos estos movimientos desembocaron en la reunión de Bariloche, que centró las expectativas continentales.

En la lectura de los debates publicados estos días, encontramos que hay quienes hablan de “rechazo general a las bases extranjeras”, otros consideran los resultados una victoria de Uribe, y hay quienes resaltan que UNASUR mantuvo su cohesión como organismo regional. Un cuadro de definiciones que gráficamente se describe como ver la botella “medio vacía” o “medio llena”, términos equivalentes, pero que “suenan” contrapuestos. Lo cierto es que fue una de las reuniones a las que todavía no estamos acostumbrados los latinoamericanos: se habló con bastante franqueza, en gran parte las exposiciones fueron públicas, hubo momentos de tensión no disimulada, pero también gestos de cortesía o bromas oportunas para distender. Las evidentes discrepancias en un tema tan crítico y tan grave como el que generó la decisión de Uribe, con indisimuladas repercusiones continentales, se debatieron con argumentos encrespados, datos, citas y promesas, pero con el saldo final de magros compromisos.
 
Del dicho al hecho...

De los rifirafes casi continuos que matizaron las siete horas de debate, se puede rescatar que algunos mandatarios mostraron claramente su rechazo por la decisión del gobierno colombiano en convertir su territorio en un gigantesco portaaviones desde el cual puedan operar tropas y técnicos militares norteamericanos con amplísima proyección regional. Sus límites fueron únicamente la voluntad común de no quebrar la precaria unidad formal de UNASUR. En definitiva como espacio regional, es razonable que sea el ámbito de diálogo y contraposición de argumentos y objetivos diferentes. Pero una cosa es preservar el espacio común y otra admitir graves hechos que pueden ser irreversibles.
 
También se pudo comprobar que Uribe no tiene dudas de su compromiso con Estados Unidos, no ya con Obama sino con el país que le asiste, le mantiene y le respalda sin importarle sus antecedentes. En esto, el imperio, lo gobierne quien lo gobierne, prefiere pensar o decir con letra tanguera: "¡ que me importa tu pasado !" . El país que en su día respaldó a los Somoza, Stroessner, Pinochet y compañía, a los que explícitamente reconocía su maldad cuando los definía como "sus" hijos de puta, no tiene pudor en "olvidarse" de los informes de sus propios servicios de inteligencia sobre la implicación de Uribe con narcos y paramilitares. Lo que ahora importa a Estados Unidos es disponer de esa cabeza de puente en América Latina para tratar de recuperar el control de su hoy revuelto y disperso “patio trasero”.
 
Otras intervenciones (como las de Lugo o Tabaré Vázquez) permiten deducir que hay rechazos verbales a las bases que fueron pronunciados casi con tono de disculpa, o mechados con alusiones al derecho soberano de cada país fronteras adentro, lo cual, según como se interprete puede llegar a ser contradictorio. Chávez estuvo contenido, seguramente advertido desde diversos ángulos más o menos “aliados” para que no rompiera la baraja. Pero dijo cosas claras: destacó que el despliegue de bases militares norteamericanas en suelo colombiano, responde a la estrategia global de dominación de los Estados Unidos. Se remitió al libro Blanco del Comando de Movilidad Aérea y Estrategia Global de Bases de Apoyo del gobierno norteamericano. Allí, según afirmó, ya muestran su especial interés en operar en la base de Palanquero, importante enclave en el corazón de Colombia. Chávez afirmó que el "creía en una iniciativa de paz para Colombia. "Es lo que necesitan los colombianos y los demás pueblos del área, afirmó, que se alcance la paz en esa nación". Y rechazó los argumentos de Uribe justificando el avance en la militarización extranjera de su propio territorio. 
 
Correa fue de los más claros, y hasta fue subiendo de tono cuando recordaba el “control” real que tuvo Ecuador de las operaciones yanquis en la base de Manta, en su propio territorio. “Nada, no se comprometan porque no podrán controlar nada”, remató el ecuatoriano. Recordó el completo fracaso del llamado Plan Colombia, que a pesar de los millonarios desembolsos realizados desde el año 2000 no logró cumplir ninguno de sus objetivos. 
 
Lula estaba visiblemente incómodo cuando observaba intervenciones (como la de Correa) en las que el rechazo a las bases era categórico. Pero en las suyas mostraba sus propias dudas sobre las verdaderas intenciones del despliegue militar norteamericano y seguía reclamando “explicaciones” y "garantías jurídicas". O sea no estaba a favor, pero tampoco se expresaba categóricamente en contra. Con esa ambivalencia no revalidó su pretensión de liderazgo.
 
Hay mucho trecho...
 
Si nos abstenemos de las palabras y del tono con el que fueron pronunciados, nos quedan los hechos, que en definitiva, serán los que importen. Y el resultado es que Colombia cederá sus bases, la decisión está tomada por los dos países implicados. Que el rechazo o la desconfianza no se materializó en una declaración colectiva o de una mayoría de los países de UNASUR. La causa posible es que se prefirió no romper la unidad, que obviamente no existía para una resolución de ese tipo. Que los puntos finales aprobados, son muy generales y de escaso valor práctico. Uno de los párrafos afirma el compromiso de diseñar una estrategia de seguridad para garantizar la paz en la región y expresa: “estos mecanismos deberán contemplar los principios de irrestricto respeto a la soberanía, integridad e inviolabilidad territorial y no injerencia en los asuntos internos de los estados”. Una expresión de futuro, que se contradice abiertamente con los hechos consumados: el acuerdo que cede bases y capacidad operativa al ejército norteamericano, con escasas posibilidades de control, y casi nulas de revertirlo en un futuro inmediato. Un pacto que incluye impunidad de las tropas extranjeras y de los mercenarios (“contratistas dicen ellos”) , cometan el delito que cometan en tierras colombianas. En todo caso y con suerte, serán juzgados…en Estados Unidos. O sea como en Vietnam, como en Irak, como en Afganistán. 
 
Los hechos muestran que la mayoría de los presidentes de UNASUR rechazan la decisión de Uribe. Unos de forma abierta y exponiendo argumentos. ( Chávez, Correa y Evo Morales ) . Otros de modo más general, pero añadiendo su respeto por decisiones que consideran "soberanas" en políticas internas. ( Tabaré Vázquez, Bachellet y Lugo ) Alan García, supone como el propio Uribe, que la injerencia norteamericana es una garantía para su propia debilidad interna. Ténganse en cuenta que bajo el paraguas de la nueva situación y el consiguiente debate, pasa casi inadvertido el forzado intento del presidente colombiano por conseguir una nueva reelección, que sería su tercer período. Por mucho menos, y cuando ni siquiera había posibilidades reales de reelección, la oligarquía y las cúpulas militar y eclesial de Honduras justificaron el derrocamiento violento de su presidente constitucional Manuel Zelaya.
 
Lula intenta un difícil equilibrio. Le molesta la decisión de Uribe y desconfía profundamente sobre el alcance verdadero que puede tener la presencia militar norteamericana. Sabe que si bien Chávez aparece como el "pararrayos" regional de los recelos de Washington, Brasil es por razones geoestratégicas un país al que Estados Unidos le importa mucho tener controlado. Pero Lula no busca una confrontación con Estados Unidos, y procura marcar distancia de las formas y actitudes de Chávez. Intenta ejercer un liderazgo que no aparezca como un poder delegado por Washington y una cierta independencia que tampoco permita simplificar y describirlo como aliado del presidente venezolano. "Ni chicha ni limoná", cantaría Víctor Jara. 
 
Lo cierto es que la decisión de Uribe desborda los márgenes previsibles del Plan Colombia, y asume sin disimulos el genérico objetivo de "lucha contra el terrorismo", concepto en el que la historia reciente enseña, puede entrar de todo. ¿ Que ocurrirá si operaciones encubiertas o explícitas desbordan las fronteras de Colombia ? Ya sucedió con Venezuela, cuando fueron capturados decenas de paramilitares colombianos entrenándose en la finca de un cubano. Sucedió con Ecuador, cuando sin aviso previo aviones colombianos lanzaron una incursión en su territorio. ¿ Y si se repiten sucesos similares, pero con tropas de los Estados Unidos ? 
 
Chávez, Correa y Evo Morales calificaron con precisión los riesgos que representa la decisión de Uribe para la paz y para la independencia de los países vecinos de Colombia. UNASUR salvó su unidad formal, hecho al que todos los presidentes otorgaran gran importancia. Pero los resultados de la reunión de Bariloche, confirman la contraofensiva en marcha contra los procesos de cambio en América Latina, y las dificultades para afrontarla. Las palabras y los discursos no alcanzan para maquillar la realidad. 
 
¿Qué podemos esperar ?
 
Obama prometió y ensayó una relación "diferente" con los países del sur. Pero la realidad demuestra que el imperio vuelve a prestar atención a Latinoamérica, en gran medida descuidada o ignorada por George Bush. Y lo hace recobrando sus métodos habituales, que apuntan a controlar -como sea - lo que consideran su "patio trasero". No sabemos exactamente que quiere y que podrá hacer Obama. Pero ya vamos sabiendo lo que pretende el imperio.
 
Los hechos nos indican que la contraofensiva contra los cambios sociales que intentan los pueblos de América Latina está en marcha. No olvidemos el golpe en Honduras, al que la administración norteamericana todavía "estudia" jurídicamente para determinar si se trató realmente de un golpe militar o de una "sucesión presidencial". Al final, tras las palabras de condena, la ONU, la OEA, el Plan Arias, Insulza, etc.etc. lo cierto es que los golpistas apuntan a coronar su objetivo cuando en enero entreguen el gobierno a un presidente "legal", surgido de las elecciones que serán supervisadas por los usurpadores. Los únicos que lo pueden impedir, son los hondureños, ese pueblo que resiste cotidianamente con marchas, protestas y una formidable voluntad. Eso es lo que nos vá quedando claro. Que una vez más son los pueblos, desde abajo, con su propia capacidad organizativa y de movilización los que garantizan que se consoliden los procesos de cambio y de transformación en América Latina.
 
UNASUR salvó su unidad. Pero allí está Uribe dispuesto a entregar la soberanía de su país y poner en riesgo la paz y la seguridad continental. Allí está Honduras, en manos de una pandilla de oportunistas cumpliendo los objetivos de la oligarquía. Eso es lo que sentimos. Eso es lo que percibe la gente. Y eso marca camino: somos los pueblos, el colombiano incluido, quienes tendremos que asumir el protagonismo para evitar caer en nuevas formas de coloniaje y dominación, y garantizar los procesos liberadores en marcha.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Una declaración de guerra contra América Latina

Ángel Guerra Cabrera (especial para ARGENPRESS.info)

En la reciente Cumbre de UNASUR sobre la instalación de las bases militares de Estados Unidos en Colombia, el mecanismo de integración suramericano continuó consolidándose como espacio reconocido por todos los gobiernos para el debate y la concertación política regional.

Hay ideas rescatables en las intervenciones de casi todos los presidentes, que se esforzaron visiblemente en trabajar como equipo en una atmósfera cordial sin dejar de exponer al mismo tiempo sus puntos de vista pero las intervenciones de Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales marcaron un hito fundamental por su solidez argumentativa y conceptual, desnudando a Estados Unidos en su condición histórica y estructural de potencia agresiva e intervensionista a escala mundial y cuestionando su discurso falso e hipócrita sobre el narcotráfico y el terrorismo. Correa demolió las justificaciones que intentó dar Uribe a las nuevas bases, demostró el fracaso del Plan Colombia en su objetivo de contener el narcotráfico y cómo se ha elevado la eficacia de Venezuela, Bolivia y Ecuador en la lucha contra ese flagelo desde que expulsaron a la DEA de sus países. Chávez aportó profundidad al debate al leer a sus colegas reveladores fragmentos de un documento académico estadounidense que analiza la proyección del poder militar aéreo hegemónico de Estados Unidos en la región y en el mundo y en este contexto asigna un papel de primer orden a Palanquero, una de las nuevas siete bases yanquis en Colombia; recordó también con ejemplos irrefutables la complicidad de Bogotá con el golpismo y la sedición en Venezuela. Evo fue muy auténtico y convincente al relatar su experiencia con la política injerencista y represiva de Washington, primero como líder cocalero y luego como jefe de Estado, y al igual que Chávez y Correa se opuso resueltamente a la instalación de las bases de Estados Unidos. Es inteligente su propuesta de prohibir todas las bases militares extranjeras en la región. No es casual que estos tres hombres hayan promovido enérgicamente y, a la par, sean fruto, de los tres grandes procesos constituyentes latinoamericanos de honda raíz popular.   

Se ha dicho acertadamente que Uribe quedó aislado en la reunión pues resultó inequívoca la preocupación expresada por la mayoría de los líderes regionales sobre la instalación de bases militares en Colombia. También es cierto que esto no parece quitar el sueño al presidente colombiano, quien actúa de forma desafiante como una suerte de emisario oficioso del Comando Sur y la IV Flota, paladín regional de la guerra global contra el terrorismo. A la personalidad y el papel de Uribe en América Latina como caballo de Troya del imperio dedicaré un artículo próximo pues puede resultar provechoso discutir las características y raíces del único caudillo político relevante que ha dado la derecha latinoamericana en los últimos años.

Pero el debate sobre las bases yanquis está lejos de haber concluido. Por lo pronto están citados este mes los ministros de relaciones exteriores y defensa de UNASUR con la encomienda de presentar un informe a los presidentes sobre esta situación. Lo que está muy claro es que las bases son un hecho consumado e irreversible por el momento pues ya está firmado el convenio respectivo entre Colombia y Estados Unidos por más que se haya hecho en violación de varios artículos de la Constitución colombiana. La batalla en UNASUR es muy importante y debemos estar atentos a su desenlace pero la única que puede desmantelar esas bases es la que deben dar los pueblos latinoamericanos contra esta amenaza tan grave. Mientras más se piensa el asunto más cuenta nos damos que estas nuevas bases son una virtual declaración de guerra de Estados Unidos contra América Latina. Sí, nada menos que con Barack Obama en la Casa Blanca.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Fecha de caducidad: 2010

Gerardo Fernández Casanova (especial para ARGENPRESS.info)

“Que el fraude electoral jamás se olvide”

El sistema político mexicano y sus instituciones enfrentan, inexorablemente, el arribo a la fecha de caducidad. Afanosos –como somos- del respeto por la historia, los mexicanos nos enfilamos a cumplir con el ciclo centenario: 1810, 1910 y 2010.

Cada vez son más numerosas y más sonoras las voces que advierten la proximidad del estallido social; es más, en las altas esferas del poder real se aprestan para acudir puntualmente a la cita centenaria, debidamente provistos de suficiente pólvora para asegurar su eficacia demoledora. De un lado, se estira desmesuradamente la liga de la convivencia armónica, por la vía del empobrecimiento inaceptable, y por la otra, se ofende al respetable con faraónicos montajes de engaño, incluso mediante la violación de la privacidad domiciliaria, hoy rota por la llamada telefónica que, en voz del usurpador, abunda en la mendacidad de los “logros de gobierno”. Por única vez coincido con quien dice gobernarnos: él y su gabinete se distinguen por la eficacia; se impusieron para tronar al país y lo están logrando puntualmente.

De no ser así -haciendo a un lado la hiriente ironía- no podría explicarme la actuación del sedicente presidente de México. El pueblo le dijo, en el 2006, que no lo quería y lo ignoró mediante el fraude electoral; en el 2009 se lo repetimos votando en contra de su partido y propinándole una clarísima derrota, que también pretende ignorar. Calderón supone que quien perdió las elecciones intermedias fue su partido, mas no él; por eso sacrificó a su criatura dirigente panista.

El colmo de un mentiroso es que le dé crédito a sus propias mentiras. En el majestuoso acto de presentación del informe, en la comodidad de palacio y con un público afín, se prodigó en autoelogios a la actividad gubernamental que, en todos los casos, cuantificó como “más que ninguno otro antes” y calificó como eficaz en el logro de sus objetivos. Informó que nos acercamos a la cobertura universal en los servicios de salud, desde luego, sin mencionar que el universo tendría que tener dinero para pagarlos. Hasta se dio el lujo de decir que México había recuperado su papel de líder en América Latina, al grado de presidir el Grupo de Río y que había recibido la más copiosa votación de la historia “para ser miembro de las Naciones Unidas” (sic). No venía al caso aclarar que la presidencia del referido grupo es rotativa y que, en el Consejo de Seguridad de la ONU, manda el poder de veto de cinco potencias, lo demás es comparsa de acompañamiento.

Pero lo realmente efectivo (para los efectos del estallido social me refiero) es el anuncio de que pretende llevar, hasta sus últimas consecuencias, el modelo neoliberal, mediante reformas de cuarta y quinta generación para, de esa manera, demostrarle al mundo entero que en México somos tan machos que insistimos en aplicarlas, cuando los otros países han claudicado en su empeño, seguramente por cobardía. Anuncia nuevos intentos por privatizar la producción energética, como si hubiera pasado de noche el amplio debate del año pasado. Amenaza con, ahora sí, plantear la reforma laboral para “ver al patrón que me mandó llamar anteayer”. Eliminar toda suerte de regulación gubernamental, en aras de dejar en plena libertad de acción a las empresas extranjeras que, por la gracia de Dios, nos brindan la oportunidad de progresar. También se profundizará en la guerra contra el crimen organizado, sin detenerse a considerar el fracaso registrado. 

Calderón, en su demencia, decreta que la crisis ya pasó. Punto. Ahora es preciso que todos los mexicanos estemos unidos para enfrentar el reto de progresar en sana armonía, principalmente para resarcir los boquetes registrados en las finanzas públicas. Como quien dice: ¡Vengan todos a pagar por los desastres que les provocamos! ¡Esa sí que es democracia participativa! Se anuncian los aumentos en los costos de los servicios prestados por el estado, principalmente de combustibles y energía eléctrica, pero se soslaya la exigencia de la contribución fiscal de las grandes empresas. Creo que, ahora sí, el que obedece al alias de “el espurio 2” va a lograr la unidad a que convoca: todos unidos contra Calderón.

Por lo demás, al resto de los mexicanos, a los que no alcanzamos boleto para entrar al reino de la felicidad, al infeliciaje pues, no nos queda otra que intentar conducir el estallido social con el menor costo posible, pero sin cancelarlo. La movilización habrá que llevarla hasta el paro nacional, antes que el paro se dé de manera natural, por inanición. Andrés Manuel recorre el país convocando y organizando. Nadie más lo hace. Ya es hora de responder todos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: La revista Punto Final alegó por el pluralismo informativo ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

La revista Punto Final (PF) exigió este miércoles 2 de septiembre que el gobierno ponga término al favoritismo por los monopolios ideológico-informativos de El Mercurio y La Tercera en la asignación de la publicidad del Estado-Chile en los medios de prensa escrita, durante una audiencia del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). El abogado Alberto Espinoza alegó en defensa del pluralismo informativo como un derecho constitucional y afirmó que el Estado discrimina a la prensa independiente cuando asigna los avisos publicitarios estatales.

La democratización en la distribución de la publicidad del Estado y el fin de la exclusión de los medios independientes es una batalla antigua que vienen dando PF y su director, Manuel Cabieses Donoso. La demanda se presentó en septiembre del 2008 y el TDLC ha escuchado testimonios de ambas partes. Por la revista han declarado los premios nacionales de periodismo Faride Zerán y Juan Pablo Cárdenas; el presidente del Colegio de Periodistas, Abraham Santibáñez; el diputado Marco Enríquez-Ominami; y el académico e investigador Walter Khrone. Antes, PF se quejó ante la Fiscalía Nacional Económica, pero ésta rechazó el reclamo en octubre de 2007.

El reclamo atañe a la libertad de expresión y al derecho a la información de todos los chilenos y por consiguiente, la cuestión de fondo tiene evidentes connotaciones filosóficas, políticas e ideológicas, pues la discriminación significa un favoritismo abierto del Estado en beneficio de los diarios monopólicos. 

La discriminación publicitaria, por añadidura, lesiona los principios de la llamada “libre competencia”. Y en este controvertido caso del destino exclusivista de la publicidad estatal, se burla la igualdad de oportunidades para todos los actores del mercado de la publicidad, según las “sagradas” reglas de la economía de mercado.

“El tema de fondo no es exclusivamente el avisaje, sino el rol del Estado en la promoción del derecho a informarse, que también es un derecho humano reconocido por el estatuto jurídico del tratado de la Corte Interamericana de Justicia, suscrito también por Chile, argumentó el abogado Espinoza. 

El jurista argumentó que una distribución más equitativa del avisaje público favorece los derechos de las personas y ofrece ventajas al desarrollo plural de la sociedad chilena, donde el pluralismo informativo no existe ni siquiera para los partidos gobernantes [con Michelle Bachelet], que carecen de medios de expresión propios, como los que tuvieron hasta el gobierno de Salvador Allende.

El abogado agregó que los monopolios conspiran contra la democracia” y que el artículo 19 Nº 21 de la Constitución actual garantiza los derechos de la persona humana, no de los monopolios neoliberales. Dijo que los monopolios mediáticos internacionalmente reconocidos alejan a Chile de la meta de constituir una sociedad verdaderamente democrática. 

El jurista cuestionó el sistema informativo y criticó al Estado por apoyar con su avisaje exclusivamente a los dos grandes mega grupos que comparten prácticamente comparten la misma línea editorial, de paso bastante crítica de los gobiernos de los últimos 20 años post dictadura militar. Llamó también la atención del tribunal al fallar sobre esta controversia sobre los derechos de la persona humana versus los monopolios de la prensa.

El abogado que en esta demanda defiende los intereses del gobierno, Gonzalo Velásquez, representante del Consejo de Defensa del Estado, centró su argumentación en cuestiones técnicas respecto a las modalidades del sistema de compras llamado “mercado público”, defendió los cuestionados mecanismo de licitaciones del sector público y evadió la cuestión de fondo, del derecho ciudadano a una información periodística bajo puntos de vista plurales, diferentes al monoteísmo informático que cultivan El Mercurio y La Tercera y en la práctica domina el mercado de medios impresos.

Una vez que se conozca el fallo del TDLC todavía queda una última instancia en Chile: la Corte Suprema de Justicia. Y si la sentencia resulta adversa para la parte demandante, es decir, la revista Punto Final, el caso podrá elevarse a la Corte Interamericana de Justicia, dijo Manuel Cabieses. Por lo tanto esta pelea jurídica por la libertad de expresión y el pluralismo informativo todavía podría continuar por varios años.

Ernesto Carmona, periodista y escritor, consejero nacional del Colegio de Periodistas de Chile.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Tarifas y modelo


Gustavo Calleja (MORENO)

La movilización popular obligó al PEN a postergar la vigencia del descabellado incremento tarifario en los servicios públicos esenciales derivados del sector energético. Es de destacar la acción de FETERA, DEUCO y otras entidades de usuarios que participan del Movimiento contra el Tarifazo. No pudieron con ellos los argumentos expuestos por los funcionarios actuantes, los mercenarios consultores funcionales a las empresas y los nuevos borocotizados”como ADECUA, que no alcanzaron a justificar ni siquiera en parte, la racionalidad y la necesidad de los aumentos.

Para nosotros el tarifazo es una consecuencia más del “Modelo de Mercado” impuesto en la década de los 90´, hoy vigente. Hemos señalado en nuestros documentos la necesidad imperiosa de retornar al modelo estatal, racional, centralizado, basado en las grandes empresas nacionales y con la imprescindible captura de las riquezas generadas. Desde 1907 hasta 1989 la energía fue una cuestión de Estado y la política de Estado consistió en considerar a los hidrocarburos como bienes estratégicos vinculados a la soberanía nacional y a los servicios públicos esenciales, dentro de un contexto que permitiera a todos los habitantes el acceso y la permanencia a los mismos, como también el desarrollo de nuestra industria.

Desde 1990, sintéticamente, se ´regalaron´ los activos, la implementación básica se fundó en el reparto” de negocios a los empresarios amigos, se otorgó libertad de precios o regímenes tarifarios que otorgaban altísimas utilidades, se las eximió de invertir y prácticamente, los controles no existieron. Los argentinos, viviendo un país autoabastecido, debimos pagar los precios internacionales de los combustibles, al igual que aquellos que son netamente importadores, y aceptar tarifas determinadas en base a modelos teóricos alejados de nuestros ingresos o nivel socioeconómico, que se regulaban en función de índices de EEUU, por esa época muy superiores a los similares internos; porcentuales de utilidades del 50 % sobre ventas netas, como los mostrados por las transportadores de gas natural, son desconocidos en el mundo. Ello dentro de un contexto donde no existieron limitaciones a los movimientos financieros, derivados de la toma de préstamos externos y su consecuente inversión financiera local y posterior remesa al exterior, actividad ajena a la que les era permitida contractualmente, la cual está ceñida a la prestación del servicio que les ha sido concesionado.

Hoy estamos padeciendo una grave crisis de desinversión, pues “El Mercado” decidió no correr riesgo y maximizar sus utilidades. Consecuentemente, día a día aparecen las consecuencias: no
hay gasoil porque no alcanzan ni la declinante producción de petróleo, ni la producción de las refinerías locales, que son las misma de 1988; no hay generación y se recurre a los cortes no manifiestos, no alcanza el gas para satisfacer los requerimientos del mercado interno, del cual están excluidos.-al igual que en 1989- el 40 % de los compatriotas y, consecuentemente, la pérdida del autoabastecimiento integral logrado en 1985, va dando lugar a importaciones a valores generalmente más altos que los internos, finalmente trasladados a éstos, ya sea en forma directa o indirecta. Argentina, alejándose del autoabastecimiento, está perdiendo el manejo de una herramienta fundamental a su progreso económico; todo lo contrario a lo que sucede en Brasil, que aplica el sistema estatal centralizado que nosotros abandonáramos en 1990.

Las privatizaciones y la desregulación implicaron la adopción de un modelo –conjunto de normas e instituciones actuantes- de mercado donde no existieron empresas perdidosas (el pueblo fue el único perdedor), pero hubo ganadores de distinto nivel. En los dos procesos, el “padre” fue el Banco Mundial. En el caso de los sectores; el eléctrico y gasífero, la destrucción de la integración vertical y la consiguiente separación entre producción –actividad que no fue considerada servicio público, sino de interés público, que en la jerga privatista se denomina no regulada-, transporte y distribución, que sí fueron consideradas servicios públicos o reguladas, generó costos innecesarios originados, especialmente, en la descoordinación operativa –es emblemático el caso de la ruptura de la red de gasoductos troncales- y en la creación de gastos fijos repetitivos y por ende, sobrantes, como es el caso de las retribuciones de los presidentes, directores y planteles gerenciales.

En el caso del gas es bueno recordar a dos países cuyas empresas gasíferas estatales competían con nuestra Gas del Estado, en cuando a prestigio, y que están integradas verticalmente; en Francia, que no privatizó, Gaz de France sigue siendo estatal e integrada, pero en el Reino Unido,
que sí la privatizó, Margaret Thacher no la ´descuartizó´, y la empresa sigue siendo una unidad societaria y operativa. En el sector eléctrico, quienes como nosotros siguieron el modelo del Bco. Mundial, padecieron serias crisis del modelo ante la libertad de precios de los generadores, como en California y en la costa este de EEUU y Canadá, donde el ingreso per cápita de sus habitantes en varias veces superior al de los argentinos.

Consecuente, las concesionarias de producción de la Ley de Hidrocarburos, YPF (Repsol YPF), Pan American Energy (Bridas y British Petroleum), Total, Tecpetrol, Vintage Oil, Petrobrás, Chevron y Sipetrol en conjunto, superan el 90 % de la producción de gas y petróleo, y siguen fijando libremente sus precios, o reclamando compensaciones cuando no lo pueden hacer. Recordemos que en 1993 se dictó la Ley de Convertibilidad que, sin dejar de lado que el peso era la moneda nacional de curso legal, estableció el patrón-dólar al fijar la paridad unitaria en un dólar por peso, condicionó la emisión a la existencia de reservas, liberó los movimientos de capital y prohibió cualquier tipo de indexación de precios o valores. En este caso, interesa señalar que nadie pudo indexar un precio (alquileres o salarios o deudas, por ejemplo) pero sí los petroleros que, con la recurrente anuencia gubernamental, siguieron aplicando el precio internacional. La sobreexplotación de los yacimientos, las exportaciones inconstitucionales e ilegales y la carencia de inversiones en exploración, son una parte determinante de la actual crisis del sector.

Por su parte los generadores eléctricos, en gran parte vinculados a las sociedades petroleras, consiguieron la sanción, vía decreto, del funcionamiento del Mercado Mayorista Eléctrico (MEM) donde la última unidad ofertada, es decir, la más cara, levanta el precio de las más baratas a ese nivel; esas sobreutilidades debían ser destinadas a inversiones, cosa que no sucedió, por lo que hoy carecemos de la generación necesaria y no existen planes privados para subsanar tal situación, que se ha hecho más crítica año tras año.

La crisis del 2001 motivó la sanción de la actual Ley de Emergencia Pública nº 25.561 que dispuso el abandono de la convertibilidad o patrón dólar, la pesificación de todos los precios y tarifas de las privatizadas y el análisis de cada uno de las mismas y la prohibición de indexar (mantuvo, incluso, la vigencias de la Ley de Convertibilidad en este aspecto).

Recién asumida la presidencia por Carlos Kirchner, el MORENO concurrió a la Secretaría de Energía y solicitó la reestructuración integral del sector energético, una investigación especial sobre los concesionarios de producción de la Ley de Hidrocarburos, los generadores eléctricos y la privatización del YPF, la aplicación estricta de la Ley sobre las irregularidades cometidas, una inmediata auditoría de reservas y la supresión de las exportaciones. Nada de lo peticionado fue concedido y, explícitamente -en una particular interpretación alejada del texto legal-, se nos hizo saber que estaban excluidas de cualquier revisión las actividades no reguladas; es decir, las concesionarias petrogasíferas y las generadoras eléctricas que, lógicamente, siguieron utilizando el precio internacional y el valor resultante del MEM.

Desde esos momentos, las únicas tarifas que se mantuvieron congeladas son las domésticas; tanto en el gas como en la electricidad, y ellas rerpresentan un 25 al 30 % del total consumido anualmente. Las restante sufrieron distintos aumentos, no menores por cierto. En el caso eléctrico, la insuficiencia de gas natural, fueloil y gasoil hizo necesario recurrir a las importaciones, donde las diferencias con los valores locales fue cubierta por el Estado vía Cammesa o Enarsa. Es decir, las ganancias de las generadoras –un negocio privado especialmente protegido por el Gobierno, que lo eximió de la pesificación, el congelamiento y la revisión dispuesta por la Ley de Emergencia Pública– fueron cubiertas mediante subsidios que pagamos todos. Ahora bien, salvo las dos plantas térmicas aun no finalizadas –la San Martín y la Belgrano –las inversiones de estos privilegiados han sido nulas y, en virtud de esta circunstancia, el PEN puso en vigencia el Plan Energía Plus, mediante el cual los grandes consumidores deben arreglarse por su cuenta, bajo la promesa de poder vender libremente sus excedentes en el mercado local. En otras palabras, la ´protección´ de los generadores, genera la producción por el método más antieconómico que se conoce: la autogeneración. La previsible crisis económica, al afectar a los ingresos fiscales, obligó al Tesoro a reemplazar al aporte estatal por los aumentos tarifarios cargados a los usuarios domésticos.

Debemos tener presente que a la menor reactivación de la actividad económica o ante situaciones climáticas de temperaturas extremas, el agravamiento será inevitable, pues no existen previsiones que lo eviten:el Estado no está en condiciones de invertir mientras siga protegiendo al sector hiperrentable de la generación, no lo reestructure en forma integral y no recupere la renta petrolera.

El contexto gasífero ha recibido el aumento dividido entre un cargo tributario y el incremento de tarifas propiamente dicho, fijando como parámetro consumos anuales que alcanzan al 70 u 80 % del total de usuarios domésticos; al mismo tiempo, los aumentos a las industrias han sido mínimos. El primer cargo, creado mediante un decreto del PEN, resulta manifiestamente inconstitucional, ya sea porque en nuestra República los impuestos solamente los crea la Cámara de Diputados, que representa a los ciudadanos y no a los Estados, o porque si se invoca para dictarlo una ley que crea un cargo para destinarlo a obras, no se puede mediante un decreto reglamentario cambiar el destino y dedicarlo a financiar importaciones de gas natural. Pensar que la capacidad adquisitiva está medida por el consumo de gas, en un contexto donde el ´parate´ en las incorporaciones de usuarios a la red de gas natural es manifiesto desde hace varios años, es, cuando menos, equivocado.

La Ley 24.076 del Marco Regulatorio del Gas obliga a realizar audiencias públicas en forma previa a los incrementos de tarifas. Si bien no son vinculantes, esas asambleas obligan a todos los
intervinientes a presentar sus pretensiones y, lógicamente, los productores deberán presentar sus costos; de acuerdo a lo sucedido en varias audiencias, invocar el criterio del precio internacional no resulta aceptable para los usuarios ni justificables para las productoras. Así como un carnicero compra la media res y distribuye su costo entre todos los cortes, asignándole más al lomo y menos al azotillo, deben los petroleros someterse a una auditoría integral de costos internos ciertos, donde expliciten cuales son los criterios que aplican para distribuir aquellos denominados indirectos entre la totalidad de sus productos, a saber: naftas, gasoil, fuel oil, GLP, gas natural, etc…Solamente si auditamos la integración vertical de los costos calculados en la forma señalada, podremos aceptar que sean necesarios aumentos de tarifas. También encontraremos explicación al hecho de que las transportistas y distribuidoras sigan mostrando balances con utilidades, después de varios años de congelamiento de sus ingresos.

La Ley de Hidrocarburos brinda a la Secretaría de Energía todas las potestades necesarias para revisar las contabilidades de los concesionarios.

Cuando se habla de gas, surgen dudas que deberían ser aclaradas por el PEN: ¿cómo es que para importar solamente el 10 % de los 120 millones de m3 que se consumen diariamente, resulta necesario ‘inventar’ un cargo de tal magnitud? ¿Al haberse aumentado mínimamente las tarifas industriales, qué relación tiene el volumen importado de GNL con los insumos que requiere el Polo Petroquímico de Bahía Blanca? Si el Marco Regulatorio del Gas determina que una categoría de usuarios no puede subsidiar a otras, ¿en este caso no existe un subsidio de los residenciales a los industriales?

Muchos de estos interrogantes deberían ser resueltos si pretendemos que este nuevo conflicto generado por el aumento, ahora suspendido, no perdure y se reavive en breve tiempo. El Gobierno tiene la palabra, pero los usuarios no se quedarán callados.

Gustavo Calleja es Vicepresidente del MORENO. Ex Secretario de Combustibles de la Nación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

EsKizofrenia

Alfredo Grande (APE)

“despenalizan el uso del Fondo Monetario Internacional para consumo personal”
(aforismo implicado)

Después de tres años y medio sin vínculo, el gobierno vuelve a negociar un acuerdo que le permita salir a los mercados
Primeros pasos en el viaje de regreso al Fondo Monetario
Amado Boudou se reunió durante 40 minutos con Nicolás Eyzaguirre, director para Occidente del FMI. El ministro dijo que “aspira a una relación madura con el organismo”. Néstor Kirchner calificó de “excelente” la estrategia.
Boudou. “Argentina tiene una larga historia con el FMI. Desde nuestro punto de vista hay que reinstalar una nueva relación”, dijo.
Tres años y medio después de haberle pagado 9.530 millones de dólares para no seguir más sus recomendaciones ni tolerar sus auditorías, el Gobierno retomó ayer las tratativas con el Fondo Monetario para acceder a un nuevo acuerdo “light” que le facilite volver a pedir prestado dinero en el exterior. El director para el Hemisferio Occidental del ente, Nicolás Eyzaguirre, pasó por Buenos Aires con la excusa de un evento empresarial pero se reunió con el ministro de Economía, Amado Boudou, y con el presidente del Banco Central, Martín Redrado. A ambos les advirtió que no habrá ningún entendimiento si la Casa Rosada impide que el organismo vuelva a supervisar las cuentas públicas, como estipula el artículo cuarto de su estatuto. Boudou aclaró que el país “no tiene necesidad de pedirle nada” al Fondo, pero destacó que la reunión con el virtual número tres del ente fue “muy positiva”. Néstor Kirchner calificó la estrategia como “excelente” y subrayó que “nunca dejamos de ser integrantes del FMI”.
Igual, el ex presidente intentó maquillar el inocultable volantazo: dijo que sólo volverán a negociar “si las condiciones no se modifican” y que el regreso al mercado de capitales se hará “de forma soberana”
(Diario Crítica de la Argentina 27/08/09)

“Dr... Lo llamo de la radio FM Es lo que Hay de Venado Ciego”. Respondí sorprendido. ¿No es acaso Venado Tuerto? “Bueno, lo que pasa es que venados eran los de antes. Ahora que todo vuelve a costar un ojo de la cara, el venado sufrió daños colaterales”. Estoy acostumbrado a recibir llamados insólitos. No entiendo bien por qué los atiendo. “Usted es psiquiatra, nooo?” preguntó la periodista, marcado la o como un relato de un gol sobre la hora a Brasil. -Sí, soy psiquiatra... Pero además… -Me interrumpió. “¿Qué piensa de las nuevas relaciones con el Fondoooo? De nuevo esa sensación de gol, aunque me parecía que se trataba de un gol en contra. Bueno -empecé a contestar poniéndome los anteojos, a pesar que no iba a leer y además era por radio, pero si uno supiera siempre por qué hace lo que hace, no habría indecisos en el cuarto oscuro o en el registro civil- hace muchos años, pero no demasiados, se estudiaban los efectos del doble vínculo en la subjetividad. Doble porque incluía dos afirmaciones contradictorias en forma simultanea. El doble vínculo debía ser sostenido por una persona con autoridad sobre otra. “Un ejemplo poooor favooooor? Me sentí tentado de preguntarle por qué estiraba la o. Me contuve. -A ver... (el a ver se impuso de tal modo que lo usé sin pensar en ese momento en el venado ciego) Madre, Padre sobre hijos, habitualmente. Pero también Patrones, Maestros, Prelados, incluso Ex Presidentes -reconozco que fue un anzuelito a ver si había pique. Picó. “Explíquese, doctoooor”. -Con gusto. Bueno, un Presidente en un país presidencialista, o sea, que no ha superado el complejo paterno, onda Edipo muy regresivo, muchos de los honestos contribuyentes, es decir, ciudadanos en retiro efectivo (tuve una risa socarrona ahogada como si fuera el perro patán afónico) que tienen una actitud de sumisión y credibilidad patológica. “¿Y usted piensa que eso afecta la gobernabilidad?”. Tosí para evaluar la densidad de mi respuesta. -No me entiende. Eso es la gobernabilidad- afirmé con la misma rudeza del Dr. House. “Lamento no entender, o entender y no estar de acuerdo, o no entender, ni estar de acuerdo” dijo la periodista con el clásico tono imperativo de “te corto, vas a ver que te corto”. Eso produjo un efecto paradojal, o sea, aceleré aunque sabía que podían descontarme puntos. -La gobernabilidad es reinar con la apariencia de gobernar. Y todos sabemos que para reinar hay que dividir. O sea, separar. ¿Pero qué se hace con esos pedazos separados? Se mantienen cuasi juntos, pero con mensajes contradictorios. En otra época a eso se lo describía como amagar con la izquierda y pegar con la derecha. Ahora, para correrse de la pesada herencia del menemato, se amaga con el centro izquierda y se pega con el centro derecha. La obsesión es no perder el centro, porque de esa forma se puede manotear para cualquier costado en condiciones óptimas. “Le agradezco doctor pero se cansó el venado, lo dejamos para el tricentenario”. El corte fue abrupto. Casi diría que fue un ex abrupto. Sin embargo, yo quedé medianamente contento. 

Empecé a escribir para no olvidar lo que había dicho. -En este país se aplaudió entrar en el default y se aplaudió salir del default. Se aplaude combatir las políticas de mercado y se aplaude el regreso al mercado de capitales. Se aplaude combatir la cultura del consumo y se aplaude reactivar la economía comprando electrodomésticos. Se aplaude combatir a la renta financiera y se aplaude la expansión de la bancarización de la economía. Se critica a los 90 en capital federal con Macri y se aplaude los 90 en provincia de Buenos Aires con Scioli. Se aplaude la fusión de las empresas de cable y se aplaude el combate a los medios monopólicos de información. Se aplaude la cultura del trabajo pero no se puede aplaudir la personería jurídica de la CTA. Se aplaude la disolución de las afjp pero no se puede aplaudir la disolución de la medicina prepaga. A todos los escandaliza la pobreza pero a nadie escandaliza la riqueza. Cuando se pagó al FMI casi diez mil millones de dólares, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo dijo que la deuda era ilícita y daba tranquilidad pagarla. Amado Boudou dice que el país no tiene necesidad de pedirle nada al Fondo, y por lo tanto está 40 minutos hablando con el director para Occidente cuando para no pedirle nada mejor no hablarle. ¿Será la economía vudú? “El regreso al mercado de capitales se hará en forma soberana”, dijo el presidente que no se fue. Y agregó: “nunca nos fuimos del Fondo”. ¿Le habrán avisado a Estela Carlotto? Mas allá de la estrategia económico financiera del Amado Vudú, pienso que estamos ante una catástrofe cultural y política. Algo así como el revival actualizado del “ni yanquis ni marxistas” ahora en clave de “ni Chavez ni Uribe”. Un anti imperialismo Light, como el de la cumbre de Bariloche. Apenas apto para deslizarse montaña abajo con la técnica del “culo patín”. ¿A quién querés más: al Torito De Angeli o a Cristobalito López? ¿Nueva ley de medios de comunicación o veto a la ley de glaciares? El mensaje es tan absurdo y por lo tanto, real, que Cantero dice que no leyó la ley y aparece como disculpa, lo que en realidad es un agravante. ¿Van poco y ni siquiera leen? Al Congreso rogando y con el veto dando. Pero todo es vertiginoso, y además cuasi imposible señalar los efectos del doble vínculo. En ese caso llega el acusador, descalificador y eterno simple vínculo: sos gorila, estás con el campo, traficante, derechoso. La persona que está sometida a un doble vínculo sufre las siguientes reacciones: confusión, impotencia y bronca.

No siempre todas, no siempre en proporciones equivalentes. Cuando los sentenciados y los absueltos por la masacre de cromagnon quedan todos en libertad, las tres reacciones se juntan y los familiares estallan. No creo que se “venga el estallido”, pero se lo teme, sin dudarlo. Desmentir la emisión de cuasi monedas, no es suficiente. Se trata de pensar, más allá de simplificar con que solamente los medios de comunicación construyen subjetividad, porque ciertas etapas aparentemente superadas, retornan una y otra vez. Por ejemplo: se ataca la libertad de empresa, lo que es justo, pero se manipula la pauta oficial de propaganda. Con lo cual la única empresa con libertad es el Estado, que como ya sabemos, no somos todos. ¿A quién querés más: a Jaime o a Magnetto? Si algo necesita la batalla cultural, son armas que disparen para donde está el enemigo. Y no carabinas de Ambrosio a las cuales cada tanto les sale el tiro por la culata. Y mucho menos, cuando eso sucede, decir eskizofrénicamente: “el calafate es mío, mío, mío”.

Autor Imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Criminalización de la protesta social y los asesinatos sobre desocupados: El golpe represivo en Salta durante los gobiernos de J.C. Romero (Video)

COPENOA

Durante los gobiernos de Juan Carlos Romero en la provincia de Salta se produjo en esta provincia un golpe represivo desde el año 1995 al 2005. Donde se cometieron múltiples atropellos contra la población desde los cargos políticos que ha detentado su familia a lo largo de 20 años, apoyado por el silencio de la legislatura, la complicidad del poder judicial y el manejo de casi todos los medios de comunicación.








El golpe represivo en Salta durante los gobiernos de J.C. Romero
http://www.copenoa.com.ar/IMG/flv_Justiniano.flv



Durante los tres mandatos que gobernó Romero en Salta fueron asesinados en protestas sociales cinco desocupados que solicitaban inclusión social en el Departamento San Martín, al norte de la capital de esta provincia.

En este contexto la Agencia de Noticias Copenoa emitirá material fílmico inédito de reportajes realizados por el periodista Marco Díaz Muñoz durante la década del 90 sobre las luchas sociales en Salta y la respuesta represiva del ex gobernador peronista y hoy Senador Nacional por Salta, Juan Carlos Romero.

En esta primera emisión titulada “El golpe represivo en Salta durante los gobiernos de J.C. Romero”. El material fílmico emitido se desarrolla durante las muertes de Alejandro Gómez y Orlando Justiniano y esta acompañado de un resumen de la investigación periodística tomada del libro “Orden, Represión y Muerte”, de autoria de Marco Díaz Muñoz.

La Ruta y la Muerte

9 de Mayo del 2000

Pierden la vida Gómez y Justiniano

En la localidad de Yuto, sobre la ruta nacional 34, en la provincia de Jujuy, aparecen muertos en un dudoso accidente de tránsito dos de los jóvenes, detenidos según testigos por la policía salteña. Las madres de los piqueteros muertos presentan un video ante la justicia provincial donde Luis Alberto Valdiviezo relata los detalles de lo sucedido con Gómez y Justiniano en inmediaciones del aeropuerto de Gral. Mosconi.

La causa es caratulada como privación ilegítima de la libertad por el juez de instrucción de la ciudad de Tartagal, Nelson Aramayo.

Sospechas sobre la policía

Los piqueteros de Gral. Mosconi y el Departamento San Martín estaban sobre la ruta 34 reclamando por puestos de trabajo, Alejandro Gómez y Orlando Justiniano juntaban leña junto a otros muchachos para que las mujeres encargadas de la cocina en el piquete prepararan el almuerzo. Ante la prensa Luis Alberto Valdiviezo relataba “Nosotros éramos cuatro, habíamos ido más allá del aeropuerto a juntar leña y piedras para llevar al corte de ruta, cuando apareció la traffic blanca; nos trasladamos en una camioneta negra que les prestaban a los compañeros, cuando vimos la traffic blanca en nuestro trayecto. No le dimos importancia, la camioneta le da paso a la traffic y entonces bajan el chofer y el acompañante. Eran como cinco en total, uno tenia uniforme de la policía de Salta. Yo le he visto cuando agarró el arma, una escopeta, y disparó un tiro al aire; luego bajaron los otros, me han corrido, pero meterse en el monte no podían. Valdiviezo recibió dos disparos que impactaron en su cabeza.

El hecho sucedió entre las 15 y las 16 hs. del martes 9 de mayo. Gómez, de 19 años, y Justiniano, de 20, se trasladaban en una camioneta Toyota, modelo Hilux con chapa de Bolivia 732 ZLI, propiedad de Winston Vaca, un ingeniero boliviano. Los jóvenes aparecieron muertos en un supuesto accidente de tránsito en la ruta 34, en el paraje Arroyo Quemado, jurisdicción de Yuto, provincia de Jujuy.

DECLARACIONES DE VALDIVIEZO EN EL CANAL VIDEOTAR

ERAN POLICIAS, YO TUVE QUE CORRER, ME DOLIA MUCHO CUANDO ME VOLTEARON, NO PUDE AYUDAR A MIS COMPAÑEROS. TENGO MIEDO

La periodista Mabel Carrizo, del Canal Videotar de la Ciudad de Tartagal, entrevistó al testigo Luis Alberto Valdiviezo, quien relata lo sucedido.

¿Valdiviezo, qué te ocurrió?

Yo estaba en la ruta llevando leña con compañeros del Plan Trabajar que estábamos siempre juntos.

¿Vos podes dar los nombres de esos compañeros ?

No, no los puedo dar.

¿Qué es lo que te sucedió?

Nosotros fuimos a buscar leña para la gente a la tarde, eso fue como a las tres de la tarde, cuatro más o menos.

¿Te acuerdas de la fecha, o el día ?

No, no me acuerdo, ese día yo no fui a trabajar al plan, decidí acompañar a los muchachos, porque me pedían que vaya.

¿ A qué lugar fueron a buscar leña ?

Del aeropuerto para adentro, éramos cuatro o cinco en total, estábamos del aeropuerto para adentro buscando leña, unos íbamos macheteando leña y otros la juntaban, cuando vemos una camioneta blanca. No le dimos importancia a esa camioneta ya que por ese trayecto entraban y salían camionetas. En ese momento le digo a un compañero ‘dale paso, que pasen ellos y nosotros seguimos cargando’, cargábamos piedras y leña; ‘bueno’, me contesta el compañero. Hablamos al chofer de nuestra camioneta, hace un lado el vehículo y deja que pase la traffic blanca, para poder cargar. Pasan como tres segundos cuando nos damos frente a frente con la traffic blanca.

¿Era una trafic o una camioneta ?

Era una traffic, no una camioneta.

¿En qué camioneta iban ustedes ?

Una Toyota de Bolivia de color gris, la conducía un compañero, que le prestaban, de Mosconi.

¿Qué pasa cuando se para la Trafic Blanca ?

La traffic se para a medio metro de nosotros, y ahí baja la gente de la trafic, primero veo a dos, al chofer y al acompañante, cuando se abre la compuerta de la traffic de la parte de atrás veo que bajan, ahí reconozco al primero que baja con el uniforme de policía, de esos que usan en Salta capital, tenía un camperón, el pantalón y los botines, eran policías policías. ¿Qué hicieron los policías, cuántos eran ? En total eran como cinco.

¿Les preguntaron algo ?

No, nada, cuando bajaron, el primero, un policía, agarró el arma, una escopeta, hizo un tiro, luego bajaron otros, remontaron y tiraron.

¿Los hirieron a ustedes ?

Sí, a mi compañero y a mí.

¿Vos tenés las heridas de bala ?

Sí, una ya me la sacaron, recibí dos impactos de bala, la otra la tengo alojada cerca de la vista, posiblemente quedaré ciego o me la saquen, me tendrán que trasladar a Salta capital o a Buenos Aires, ya se están realizando los estudios, me realizaron una tomografía. Por rato me siento bien, por ratos me mareo, me duele la cabeza, tengo que tomar remedios. Nadie se hace cargo. Le pido a Dios que no quede ciego. ¿Vos estás seguro que las personas que les dispararon eran policías ? Eran policías, yo tuve que correr, me dolía mucho cuando me voltearon, no pude ayudar a mis compañeros.

¿Hiciste denuncias en la justicia ?

No.

¿Porqué no la hiciste ?

Porque tengo miedo. Cuando estaba en Salta, después de la operación habían dos de civil, a preguntar de mí, mi nombre en el hospital, nadie sabÍa que me encontraba en el hospital, únicamente mi familia.

¿ Vos crees que alguien te persigue ?

Yo creo que es la policía, cuando me sacaron la bala, ellos se la llevaron.

¿Tu familia tiene miedo ?

Yo tengo más miedo que mi familia.

El informe de la policía jujeña

El jefe de la comisaría de Yuto, en el departamento jujeño de Ledesma, comisario Vicente Giménez, determina que a las 23,40 del 9 de mayo efectivos policiales recibieron un alerta telefónica que informaba sobre un accidente ocurrido unos minutos antes. La comisión policial encontró la camioneta Toyota en la localidad de Arroyo Quemado. El cuerpo de Alejandro Gómez fue hallado en la banquina y el de Orlando Justiniano, sobre el asfalto de la ruta, ambos estaban muertos, a metros se encontraba Jorge Aguado, estaba con vida y tenia una lesión externa a la altura de la clavícula derecha.

AGUADO, EL SOBREVIVIENTE “Estábamos ingiriendo bebidas alcohólicas”

Pasaron cuatro meses de la muerte de Gómez y Justiniano, hasta que se presentó ante el Juzgado de Instrucción de Primera Nominación a cargo del Dr. Nelson Aramayo, en la ciudad de Tartagal, Jorge Ramiro Aguado, el sobreviviente del supuesto accidente que le costara la vida a Gómez y Justiniano. En la testimonial Aguado relataba: “Me subí a la camioneta y nos dirigimos a la localidad de Embarcación en donde dimos varias vueltas al pueblo, luego pasamos a Pichanal permaneciendo allí por el término de cinco minutos, donde íbamos ingiriendo bebidas alcohólicas (whisky) ya que compramos dos botellas en Ballivián, Gómez se bajaba a descansar puesto que manifestaba estar cansado. Continuamos viaje hacia Orán, llegamos como a hs 19, allí comimos, fuimos a un video y compramos dos botellas más de whisky. Gómez ya se sentía mareado.”

“De regreso en Embarcación levantamos a tres chicas que estaban haciendo dedo a la orilla de la ruta”. Aguado explica que dieron un giro en U para luego dirigirse hacia Ledesma ya que las chicas eran de ahí. Ellas se bajaron en Ledesma, continuó explicando Aguado a la sumariante en el juzgado: “dimos unas vueltas en el centro, a las 23 aproximadamente volvimos a comprar bebidas, una botella de ginebra y decidimos volver hacia Ballivián, veníamos escuchando música, Gómez manejaba, yo venía adelante y el otro muchacho en los asientos de atrás. Al llegar a la altura de Yuto había una curva muy cerrada; intento ponerme el cinturón de seguridad, para luego agacharme a sintonizar la radio, es que veo que aparentemente Gómez se había dormido. Cuando levanto la vista veo que la camioneta zapateaba, me doy cuenta que estábamos fuera de la ruta, el vehículo estaba descontrolado y Gómez se encontraba con la cabeza apoyada sobre el volante, me di cuenta que estaba dormido. Le grité ¡Ale!... intento volantear pero no se pudo hacer nada más. Comenzamos a dar vueltas, la camioneta dio varios tumbos.”

El diez de Mayo en el hospital Oscar Arias en donde se encontraba internado, Aguado le manifestó a la policía jujeña que se encontraba en condiciones de salud para declarar relatando: que antes del accidente se había quedado dormido; se despertó cuando los policías le alumbraron el rostro con una linterna. Aguado aseguró a los policías “que fue un accidente y que no deseaba realizar ninguna acción legal contra nadie. “

EL EXAMEN DEL BIOQUIMICO: NO ESTABAN EBRIOS, Ni SE REALIZÓ LA AUTOPSIA

En el expediente de instrucción del juez jujeño Argentino Juárez, el bioquímico de la División Criminalística Miguel Martínez informa de los detalles de los exámenes de alcoholemia efectuados a Alejandro Gómez y a Orlando Justiniano con un resultado de dosaje de 0.01 grs. por ciento.

En el primer examen realizado en la morgue del hospital Oscar Arias a los jóvenes Gómez y Justiniano, por el médico policía Guillermo Ebrecht, deduce que las muertes se producen por traumatismo de cráneo y que los cuerpos tenían múltiples traumatismos. Por último el facultativo considera que no es necesario realizar la autopsia a los jóvenes salteños.

La investigación de la policía jujeña: Nadie los vio en Libertador. ¿ MINTIÓ AGUADO ?

Alberto Ramón Ávila fue el policía jujeño que realizó la investigación para establecer el recorrido en la provincia de Jujuy, narrado por el sobreviviente Jorge Aguado. El investigador Ávila detalla en su declaración testimonial lo siguiente “Habiendo sido comisionado a los fines de llevar a cabo la correspondiente investigación y que en fecha diez del corriente (año 2000) y en horas de la mañana concurrió junto a Sr. Jefe Of. Ppal. Rodolfo Cari y 2do Jefe oficial Ppal Gabriel Ordóñez al Hospital Oscar Arias en donde se entrevistaron con una persona de sexo masculino de apellido Aguado internado en el lugar, quien manifestó haberse encontrado en esta ciudad (Libertador Gral. San Martín) el día anterior ( 09-05-00) a bordo de una camioneta en compañía de otras dos personas y que había concurrido a esta ciudad, con la finalidad de conocer Libertador ya que lo habían invitado el chofer del vehículo a quien conoció ese mismo día

(En la declaración testimonial efectuada por Aguado en el Juzgado de instrucción primera nominación de Tartagal, manifestaba: “Que el día anterior del hecho se hizo presente como a las 16 por su domicilio, su amigo Alejandro Matías Gómez, quien conducía una camioneta Marca Toyota), que luego de transitar esta ciudad retornaron al lugar de donde venían haciendo alusión al corte de ruta efectuado en la ciudad de Mosconi y que en el trayecto habían sufrido un accidente de tránsito en donde las otras dos personas habían perdido la vida. Que no obstante ello y según las indicaciones dadas por Aguado, durante el diálogo mantenido, pudo establecer que el vehículo protagonista había recorrido mayoritariamente el sector del camping municipal de la ciudad, (Ledesma) en donde efectuó sus averiguaciones logrando establecer un resultado negativo, no pudiendo constatar la presencia de testigos.

El investigador policial Ávila realiza el mismo recorrido narrado por Aguado, en la ciudad de Libertador en busca de personas que hubiesen visto a los muchachos y a la camioneta, como así también a las jóvenes que supuestamente llevaron hasta Ledesma, provincia de Jujuy.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La CTA volvió a denunciar al Gobierno ante la OIT

Carlos Saglul (ACTA)

El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina, Hugo Yasky, confirmó a ACTA que ayer se reiteró la denuncia al Gobierno ante la Organización Internacional del Trabajo por no respetar la libertad y democracia sindical. Anunció una movilización a fines de septiembre para pronunciarse sobre este tema.

Hugo Yasky informó a nuestra Agencia de Noticias que se acaba de trasmitir a la Organización Intrnacional del Trabajo (OIT) el informe anual donde “se denuncia la violación flagrante por parte del Gobierno argentino al principio de la libertad sindical".

Indicó que en el documento, "se describen casos que se vienen sumando en estos días como el de los trabajadores del Subterráneo, los mensajeros de SIMECA o los aeronáuticos de UALA, organizaciones todas éstas que son obligadas a persistir en la ilegalidad que significa la carencia de la Personería Gremial”.

Yasky subrayó a continuación: "Reiteramos además que por cuarto año consecutivo se siguen haciendo oídos sordos a la recomendación de la propia Organización Internacional del Trabajo para que se reconozca a la Central de Trabajadores de la Argentina. Que inclusive se ignoró el fallo del Superior Tribunal de Justicia de la Nación de noviembre del año pasado que señala claramente que los tratados internacionales, como los firmados con la OIT, tienen preminencia por sobre las leyes nacionales en lo que hace a este tema del reconocimiento de la CTA".

Ante el interrogante de si no se está ante una política de Estado vinculada a un reparto desigual de la riqueza, Yasky señaló: “El resguardo de este modelo sindical superado en todo el mundo tiene que ver con la negativa a permitir que se generen procesos democráticos de representación entre los trabajadores. De esta forma, se somete a quienes quieren participar sindicalmente a la mano de hierro de las patronales asociadas en muchos casos a conducciones gremiales burocráticas. Todo esto traba la posibilidad de protagonismo de los trabajadores en un momento sensible para la discusión del reparto de la riqueza, donde justamente estamos luchando para que no seamos los trabajadores quienes paguemos esta crisis del sistema de la que no somos responsables".

El secretario general de la CTA adelantó que se convocó a un Plenario Nacional de Trabajadores del Sector Privado en el que intervendrán organizaciones gremiales de nuevo tipo que, en su mayoría, están siendo obligadas a la ilegalidad. “Allí vamos a debatir qué medidas tomar para avanzar en un programa de acción conjunta que obligue al Gobierno a respetar nuestro derecho a la Personería Gremial”.

Al mismo tiempo, Yasky adelantó que “se realizará a fin de mes una movilización donde nuevamente vamos a ganar la calle para exigirle al Gobierno que respete la libertad y la democracia sindical y que de una vez por todos reconozca la Personería Gremial tanto a la CTA como a cientos de organizaciones que la componen y que hoy se encuentran marginadas de la legalidad”.

Reunión de la Conducción Nacional

Cabe consignar que mañana, a partir de las 10.00, se llevará a cabo en la sede de ATE Capital, Carlos Calvo 1378 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una reunión de Conducción Nacional de la CTA.

En la oportunidad, el temario propuesto es el siguiente:

* Informes de las Secretarias.

* Evaluación Situación Nacional y debate de las propuestas para esta etapa.

* Continuidad Plan de Acción.

Por otra parte, es oportuno recordar que el cuerpo convocado –Conducción Nacional– está constituido por la Comisión Ejecutiva Nacional y el Secretario/a General de cada CTA Provincial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Soberanía comunicacional: Todas las cooperativas de servicios públicos tienen derecho a dar TV por cable

COOPERAR - ACTA

El Juez Federal Nº 1 de Córdoba Dr. Ricardo Bustos Fierro, ante un planteo formulado por el Dr. Miguel Julio Rodríguez Villafañe, en representación de la Cooperativa de Servicios Públicos de Villa del Rosario, declaró inconstitucional el nuevo artículo 45 de la Ley de Radiodifusión, reformado por la ley 26.053.

El fallo autorizó que la cooperativa pueda ser titular de licencia de TV por cable, no obstante hay un prestador de dicho servicio en la localidad.

El Juez Federal Nº 1 de Córdoba Dr. Ricardo Bustos Fierro, el 27 de agosto de 2009, hizo lugar al planteo que efectuó el Dr. Miguel Julio Rodríguez Villafañe, en nombre de la Cooperativa de Servicios Públicos de la Ciudad de Villa del Rosario, Provincia de Córdoba.

En un fallo que avanza sobre la esencia inconstitucional del actual artículo 45 de la Ley de Radiodifusión 22.285 reformada por la Ley 26.053. Dicho artículo dispone que no se permita a las cooperativas de servicios públicos ser titulares de licencias de radiodifusión para brindar TV por cable, si hay otro prestador en el lugar.

Al respecto en el fallo se sostuvo que “no se advierte cuál habría sido el criterio en que estaría basada la distinción de situaciones, que justifique siquiera de alguna manera tal exclusión. En efecto, esta normativa no supera las críticas y análisis efectuados por la Corte Suprema en el caso `Asociación Mutual Carlos Mujica c/ Estado Nacional´, cuando expresó que `No se advierte que estas asociaciones estén en una razonable desigualdad de circunstancias, con las sociedades comerciales regularmente constituidas para acceder a la licencia habilitante”.

Se agregó en la decisión judicial, que el COMFER “nada explicita acerca de los posibles razones de conveniencia y oportunidad que razonablemente habrían llevado a contemplar de manera diversa el otorgamiento de licencias según el tipo de sociedad de que se trate, que justifique esta exclusión de otorgar licencia para con las sociedades sin fines de lucro que prestan servicios públicos, cuando existe otro prestador en la zona… Cabe poner de resalto, que en verdad no se establece la misma limitación para personas jurídicas comerciales o empresas, que quisieran instalarse en un área en la que ya preste servicios efectivos una persona jurídica con objeto social de bien común. Por lo que, sería posible preguntarnos ¿la posibilidad de `utilizar posición dominante de mercado se da únicamente respecto de éstas últimas? Si en una localidad ya presta servicios de radiodifusión una empresa, que además pudo haberla adquirido en la época en que la prohibición para las entidades de bien público era absoluta, con esta exclusión para la asociación cooperativa ¿no se esta protegiendo la posición dominante en el mercado de tal empresa? Aunque tal fin no está expresado en la norma, por supuesto, éste puede llegar a ser el resultado en la implementación de la ley en el caso concreto. Es decir, que llegar a ser el resultado en la implementación de la ley en el caso concreto. Es decir, que en la regulación que analizamos, no se concede a unos, lo que se concede a otros, en iguales circunstancias”.

Todo lo cual, se manifiesta en el fallo, “resulta en una limitación irrazonable del derecho de libre expresión (art. 14, C.N), ya que, existe una estrecha relación entre los medios de comunicación, instrumentos por los cuales se transmiten las ideas e información, y el concreto ejercicio de la libertad de expresión, pues ésta sería una mera declaración teórica sin la posibilidad de acceder a la actividad, en razón de restricciones no razonables”.

Se concluye sosteniendo que, “siguiendo los lineamientos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, no se advierte la existencia de un interés superior que autorice a prohibir que la actora brindar servicios de radiodifusión, aún cuando existiera otro prestador en el área, por lo que procede la declaración de inconstitucionalidad para el caso del Art. 45, inc. H, segundo párrafo, segundo apartado, ley 22.285, por resultar violatoria de los Art. 14 (libertad de expresión); art. 16 (derecho de igualdad ante la ley y no discriminación), art. 28, art. 75 inc. 23 (igualdad de oportunidades y de trato) de la Constitución Nacional, y art. 13 de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos (restricción del derecho de expresión por vías o medios indirectos tales como el abuso de controles oficiales o de particulares de frecuencias radioeléctricas o cualquier otro medio destinado a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones). Tal declaración implica la de toda otra normativa reglamentaria que se derive del art. 45, en lo que al punto respecta. En conclusión, cabe declarar la certeza del derecho de la cooperativa a presentarse para la obtención de una licencia del servicio de radiodifusión”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

En el programa La Cornisa: El vice presidente Cobos presionó a América y logró que no pasen un informe sobre Corrientes

CORRIENTES NOTICIAS

En Corrientes las presiones fueron fuertes primero en Buenos Aires, después en Corrientes, y finalmente los cañones del Gobierno provincial, ya con Julio Cobos de aliado terminaron lograr su objetivo: censurar el informe sobre Corrientes que iba a pasar el programa La Cornisa.

Finalmente la censura, las presiones del vice presidente Julio Cobos, a pedido de Arturo Colombi, sobre el programa "La Cornisa" que se emite por el Canal América de TV triunfó y el informe "Las dos caras de Corrientes" no fue difundido anoche como se esperaba y como fue ampliamente anunciado.

Ayer durante todo el día, y mientras se "negociaba" en Buenos Aires, desde la misma Dirección de Información Pública de Corrientes, su titular, el ex periodista José Luis Zampa, presionó sobre Multicanal Corrientes con el objeto que retiren por algunas horas la señal de América TV, en el caso de que Cobos no lograra el objetivo reclamado, para que de esa manera no se difunda el informe que un equipo periodístico del programa que conduce Luis Majul elaboró en esta provincia.

Desde el Gobierno de la provincia ya culparon a la oposición de la Corrientes que mostró el informe del diario Crítica, y no estaban dispuestos a pasar el mismo sofocón en esta oportunidad, por eso se lanzó el operativo “silencien a América”.

Las presiones por la difusión de este informe no son nuevas, ya durante los primeros días de la semana “operadores” del vicepresidente Julio Cobos, a quien se le pidió nuevamente una suerte de “protección” ante los medios nacionales, se reunieron con directivos del Canal en un intento de frenar la difusión del informe, pero la postura de Luis Majul de no aceptar censura fue más fuerte.

Curiosamente, la operación contra la difusión del programa la encabeza José Luis Zampa, quien horas atrás acuso ante Perfil.com a algunos medios locales de “ser talibanes” al servicio de la oposición. También acusó a estos medios, que no nombró, de actuar de esa manera porque les fue recortada la pauta publicitaria que recibían.

Curiosamente, Zampa es quien aparece firmando pautas de cientos de miles de pesos, y en algunos casos de mas de un millón al mes, para medios de muy escasa difusión e incluso para medios inexistentes o en conceptos de publicidades que en rigor de verdad nunca se realizaron.

El Gobierno Provincial, gracias a las influencias de Julio Cobos, logró aplicar la censura.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Protesta frente al Diario Uno por dos despidos

EL LITORAL - TMO

Un grupo de manifestantes solicitaron que se considere la restitución a sus cargos de dos trabajadores de prensa recientemente despedidos. Participaron del acto periodistas de la ciudad, representantes gremiales y militantes políticos.

Aproximadamente 50 personas se reunieron esta tarde cerca de las 17 frente al edificio del Diario Uno en San Jerónimo al 2700. Fue para manifestarse en contra del despido de dos trabajadores de prensa que prestaban servicio en el matutino local, Rodrigo Spinoza y Nicolás Lovaisa.

Con una bandera del Foro de Comunicación Santafesino cortaron la esquina de San Jerónimo e Irigoyen Freire. Los manifestantes, que primero se concentraron en la vereda, frente al edificio del matutino, se trasladaron luego a la calle donde permanecieron por un lapso de más de una hora.

Los principales oradores del acto fueron Pablo Jiménez, en representación de Focos; Guillermo Acrich, delegado gremial de los trabajadores del Diario Uno, y Edgardo Carmona, del Sindicato de Prensa Rosario.

Cada uno a su turno solicitó la reincorporación ya de los trabajadores despedidos y tras oír los discursos los manifestantes se retiraron del lugar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: “En el caso Renault, el Tribunal Superior de Justicia es cómplice del poder político y de las corporaciones"

Guillermo Posada - Daniel Klocker (PRENSA RED)

La abogada Cecilia Pérez Correa criticó con dureza el accionar del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba que la condenó al pago de costas por llevar adelante una causa contra Renault.

En la sala “Regino Maders” de la Legislatura provincial, la Central de Trabajadores de la Argentina, Regional Córdoba, realizó ayer una conferencia sobre la "Criminalización de la protesta social", tratándose en esta oportunidad el caso puntual de la abogada Cecilia Pérez Correa, condenada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en una causa contra la empresa Renault por la falta de liquidación de indemnizaciones a más de 800 trabajadores despedidos de la automotriz en el 2002.

“Fue una estafa organizada por Smata, Renault y el gobierno provincial, con Juan Schiaretti –actual gobernador- como ministro de la Producción de De la Sota y el secretario de Trabajo Omar Sereno, como abogado de Smata. En este caso, como en otros más, el TSJ es cómplice de poder político y de las corporaciones", denunció Pérez Correa.

“En aquella ocasión, planteé entonces la nulidad de acuerdo entre Renault y los trabajadores, por haber sido engañados para lograr que renuncien a las indemnizaciones por despido, y ahora se repite la misma metodología en el caso Iveco, con el ministro Roberto Avalle y Sereno convalidando el fraude desde la Secretaría de Trabajo de la Provincia”, enfatizó.

“En el reciente fallo donde soy condenada por el TSJ, este dice que en aquellos fallos de Renault ya me lo habían dicho, que no existía el fraude, pero si actuásemos según este peligroso mensaje que envía el tribunal, jamás llegaríamos a la Corte y el TSJ tendría la última palabra para los trabajadores cordobeses”, aseguró.

Horacio Meguira, director del Observatorio Jurídico de la CTA, destacó la trayectoria de la Pérez Correa en la defensa de los trabajadores del ámbito privado y dijo “que los abogados que realizan derecho laboral, trabajan por los derechos humanos”.

“Estos derechos equiparan el poder, la fuerza y el dominio que establece el Estado burgués. Los trabajadores son portadores de derecho que abogados como Cecilia (Pérez Correa) se encargan de defender”, sostuvo.

El encuentro convocó la solidaridad de gremios que integran la Central, trabajadores organizados al margen del sindicalismo empresarial, legisladores y el Colegio de Abogados cordobés.

El panel estuvo integrado por Oscar Mengarelli, secretario General de la CTA-Córdoba, Horacio Meguira y Luis Reinaudi, abogado del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA) y representante en la oportunidad del Colegio de Abogados de Córdoba.

Además participaron el secretario de Organización de la CTA-Villa María, José Bernabé, el representante de la Central en Corral de Bustos, Fabián “León” Etchegaray, la secretaria General de Judiciales, Irina Santesteban, la secretaria General de AMMAR-Córdoba, Eugenia Aravena, la legisladora de Izquierda Unida, Liliana Olivero, dirigentes de Otatec (agrupación interna de Telefónicos en Telecom), ATE, Área Discapacidad de la CTA, Cispren, Judiciales, Tiempo Latinoamericano, Agrupación Malón, trabajadores de Renault e Iveco.

“La Justicia tiene una posición de clase y está en contra de los trabajadores”, señaló en la apertura Oscar Mengarelli, quien hizo una descripción de los luchadores sociales que han sido imputados en Córdoba. “Si el TSJ no actúa como establece la ley, los trabajadores nos movilizaremos que modifique el rumbo”, afirmó.

Por su parte, Luis Reinaudi destacó a los funcionarios judiciales que resisten los aprietes del poder hegemónico de Córdoba, señaló la recurrente criminalización de la protesta como vehículo que descomprimir los conflictos sociales

“La estrategia apunta a acallar el conflicto, motor de la historia y las sociedades democráticas, al tiempo que responsabilizó a la prensa monopólica local por direccionar a la opinión pública en el mismo sentido”, afirmó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Espectacular aumento en el precio del GNC en Mar del Plata

Las tarifas ya subieron en Mar del Plata, y en los próximos días esos aumentos se extenderían al resto del país.

Las estaciones expendedoras de GNC ubicadas en la ciudad de Mar del Plata subieron sus precios entre un 40% a un 50% en relación a los precios de Capital Federal y el resto del país. 

En la ciudad de Mar del Plata se registraron aumentos donde el metro cúbico de GNC alcanzó los 1,499 pesos, contra los 0,999 promedio de Capital Federal. 

La titular de la Federación de Empresarios de Combustible (Fecra), Rosario Sica, dijo que el aumento se dio porque el precio del gas natural comprimido "está liberado". "Ya no hay acuerdos con el Gobierno para mantener los precios. Las subas son decididas por los propios expendedores que últimamente no se pusieron de acuerdo", señaló Sica. 

Durante la presidencia de Néstor Kirchner, los expendedores de GNC tenían convenios firmados con el Gobierno para no aumentar los precios, a cambio de un impedimento estatal para que los valores mayoristas no se modificaran. 

Esos acuerdos no fueron ratificados por las partes desde que asumió Cristina Kirchner, y los precios quedaron bajo el análisis de los expendedores únicamente.

La disparidad de precios en las distintas zonas del país es notable, ya que mientras en Capital el GNC es vendido entre 0,875 y 1,010 pesos, el conurbano bonaerense asciende a 1,25 y en el interior del país escala hasta 1,699.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...