miércoles, 16 de septiembre de 2009

Las relaciones internacionales y algunos mitos (Parte I)

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Mientras las naciones elevan sus capacidades bélicas mediante mayores inversiones en armamentos, las relaciones internacionales se presentan como el espacio de los mitos más pedestres, mitad verdad mitad mentira. Lo que se dice y se ve no siempre es.

Las verdaderas relaciones entre las naciones, más que secretos entre Estados, que bien podría ser algo plausible y previsible con códigos y límites forjados a fuego, son secretos de sistemas políticos cuyos liderazgos no siempre reflejan estabilidad y autoridad. 

Por la esencia de esa naturaleza mitad verdad, mitad mentira, las relaciones internacionales están expuestas al factor imprevisto, y más allá de la coordenada básica de proteger estado y soberanía estarán con frecuencia sometidas a una falta de continuidad. Esto independiente del estado que sea y es algo que la globalización no ha podido modificar. 

¿Para qué se arman las naciones si debería existir un esquema, o un consenso para la integración y cooperación internacional, en un marco de relaciones y no de confrontaciones? 

Son preguntas legítimas desde un inocente transeúnte hasta un niño en conciencia precoz. Sin embargo pueden fácilmente desecharse como inquietudes ingenuas en la evaluación de los intereses estratégicos de las naciones. 

Y ese es el problema mayor: cuáles son esos intereses estratégicos y quienes los determinan. Palpamos periódicamente que esa operación de cuáles son y quiénes los determinan está cada vez más alejada de la gente. 

Por cierto esta operación nunca ha sido un ejercicio ciudadano, sino que responde a la caja negra de “la seguridad nacional”, una figura que podrá venir desde tiempos remotos cuando se protegían reinados y castas a costa de masacres masivas, pero que adquiere cuerpo incisivo en el circuito próximo de las personas en las dos últimas y únicas guerras definidas hasta el momento como mundiales. 

Es así que el período post segunda guerra mundial, corresponde a un fragmento de la historia donde se establece en forma central la seguridad nacional como doctrina (y base estratégica) para la conservación de la integridad territorial de una nación. La doctrina ha servido al mismo tiempo como el instrumento que asegura las bases de la estructura social y económica.

Sobre esta base se sustenta el status quo, el elemento central de la conservación del sistema que consiste en proteger la nación respecto a la penetración de la idea comunista como una fuerza desestabilizadora. Esto se ha articulado siempre como una amenaza de carácter externa e internacional como que fuera el mismo fantasma que rondaba al que se refería Carlos Marx algo más de un siglo y medio atrás. 

En el fondo, las relaciones internacionales han estado por todo ese tiempo profundamente influidas por las estrategias de la contención al comunismo. Este fenómeno se hace particularmente evidente en el período post Segunda Guerra Mundial, y su vigencia adquiere más fuerza aún después de la caída del sistema soviético. 

El sistema multilateral representado por la ONU se transformó en ese período en un espacio de negociación para esa contención, de allí que con el fin de la bipolaridad, el organismo que promueve una comunidad de naciones se muestre a veces con el rumbo extraviado. El extremismo de algunas localidades islámicas, no ha alcanzado ni remotamente la compactación de la amenaza comunista que hacía funcionar al sistema de relaciones internacionales. 

No en vano, las primeras palabras del secretario de defensa de los EEUU Donald Runsfeld, al caer la primera estatua de Saddam Hussein en la toma de Bagdad en abril 2003 señalaban “que la imagen de Hussein se agregaba al panteón de los tiranos como Lenin y Stalin”. 

En su particular visión, ni siquiera Rumsfeld se acordó de Hitler, Suharto, Mobuto, los generales argentinos del 60 y 70, Pinochet, o los genocidas que han intentado exterminar al pueblo palestino. 

Este énfasis en mantener los mismos esfuerzos de la guerra fría para contener al comunismo, se constata después de la invasión a Irak en emblemáticos medios occidentales como The New York Times, Le Nouvelle Observateur, El País, The Guardian, con una vigorosa producción de reportajes periódicos sobre los crímenes de Stalin, Mao, y últimamente con una ofensiva para contrarrestar la influencia del Che. Había que esconder la nueva aberración occidental en el Asia occidental con la anterior disputa. 

Es decir, a más de una década de haber decretado EEUU arbitrariamente el fin de la guerra fría en 1991, la idea de la contención al comunismo era el foco ideológico de la operación. Que Saddam Hussein haya formado parte privilegiada del circuito antisoviético de la Alianza Occidental, y no tuviera nada que ver con el comunismo se omitía. 

En el peso específico en el tiempo, por antigüedad, y por los resultados hasta hoy, en la absurda competencia de evaluar tiranías, frente a los escasos experimentos comunistas, el capitalismo tiene claramente la delantera en el daño genérico al ser humano. Tiene toda la razón Vladimir Putin, no necesariamente reconvertido en comunista, en reclamar al mundo que la URSS jugó un papel vital en el empeño de contener el fascismo y el nazismo en la Segunda Guerra Mundial. 

Se infería muy directamente que José Stalin al final no era tan pernicioso como se le continúa pintando. Y hay algo más. Una vez colapsado el sistema soviético, cuando Boris Yeltsin asume el poder, en las repúblicas asociadas al concepto de “unión soviética”, se corta los circuitos de producción, se suspenden las líneas de abastecimiento, se interrumpe el flujo económico del sistema de producción más básico. En suma, se produce el desplome del cual no se han vuelto a recuperar esas repúblicas causando una diáspora tan dramática como la que provocó la llegada del bolchevismo. 

Con una gran dosis de sagacidad y oportunismo, las potencias occidentales han confinado a las relaciones internacionales a convertirse finalmente en un instrumento propio de la naturaleza capitalista de las naciones, descartando de la partida la coexistencia de dos o más sistemas de organización social. 

Este es el punto central del mito de las relaciones internacionales: concibe un mundo capitalista solamente, de allí que predomine el exceso de protección del sistema por el expediente de las armas y la beligerancia. 

Con la última crisis económica expandida al sistema político, las convicciones básicas del capitalismo se han visto avasalladas por una desconfianza generalizada. En un sistema que no se cree a sí mismo, las relaciones internacionales tienen razón de ser en el plano de la inestabilidad de las naciones, con las más fuertes dispuestas a dar el zarpazo. De allí la carrera armamentista en todas las naciones: bajo un clima de inestabilidad, la mejor receta son ejércitos fuertes. Cómo lo sabía el nazismo alemán de la década del 30.

Foto: Naciones Unidas - Edificio de la sede central de la ONU. / Autor: UN

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El presidente Barack Obama desnuda intenciones retardatarias día a día

Apolinar Díaz – Callejas (especial para ARGENPRESS.info)

El diario español de Bogotá, El Tiempo, hoy propiedad y voz del grupo derechista español, Planeta, informa que el presidente Obama prorrogó por un año el embargo gringo a Cuba. El famoso mulato norteamericano y cada vez menos hombre de democracia profunda, no aprovechó las circunstancias del vencimiento del período de embargo de los Estados Unidos a Cuba, para liquidar esa monstruosidad jurídica, ejemplo elocuente de la agresividad imperialista de Estados Unidos en todo nuestro continente.

Los militares, empresarios y grupos de ultraderecha de Honduras que organizaron el golpe militar contra el presidente Manuel Zelaya, recibieron un nuevo golpe político en Ginebra, en las Naciones Unidas, al tiempo que los embajadores de Argentina , Brasil, México y Cuba exigieron la expulsión del delegado en Ginebra de los golpistas de Honduras, de las sesiones de ese organismo. El embajador golpista declaró a la prensa en Ginebra: “fui echado. Me han colocado guardias de seguridad para asegurarse de que me fuera…pero volveremos, no se confundan, y estas personas verán lo que han hecho”. La Asamblea General de la ONU pidió a sus miembros que no reconozcan al gobierno de Micheletti. Como creo que Colombia forma parte de esa Comisión de las Naciones Unidas, guardó silencio en la reunión y se escondió para no aparecer solidaria con la democracia latinoamericana y mundial que repudia el golpe militar dado en Honduras con la tolerancia de los Estados Unidos. Simultáneamente, en la misma edición de El Tiempo del 15 de los corrientes, el corresponsal en Washington de ese periódico, Sergio Gómez Maseri, da cuenta de que la revista State, del Departamento de Estado Norteamericano escogió a Colombia como tema de su comentario mensual. Son cuatro páginas dedicadas a Colombia y a imágines en colores del país, junto con un artículo de fondo del periodista gringo Michael Turner, destacando que bajo el gobierno de Uribe Vélez, “con la ayuda de Estados Unidos, Colombia ha fortalecido sus Fuerzas Armadas y restablecido la legitimidad de su democracia”, agregando que: “la relación con Colombia es una de las más fuertes que tiene Estados Unidos”, y menciona cómo la Embajada en Bogotá, con sus cuatro mil empleados, es una de las más grandes y modernas del mundo. Agrega el articulista: “Colombia ha dado grandes pasos. Su cercana sociedad con Estados Unidos, al igual que la expansión de la embajada con los instrumentos necesarios para la democracia del siglo XXI, hacen del país uno de los lugares más atractivos para el servicio en el extranjero”. Recuerda el artículo que en Colombia viven 61 mil “gringos”, y que es el hogar de 250 empresas estadounidenses. Y concluye indicando que Estados Unidos ha invertido cerca de 6 mil millones de dólares en el “Plan Colombia”. Esta es la mejor y más breve descripción del sometimiento del presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez a los dictados del nuevo gobierno de los Estados Unidos. Increíblemente, ahora se emplea el mismo lenguaje adulador y dulzón que usaron en 1.903 los gringos, para apoderarse de la zona y obras del Canal de Panamá que construía Colombia. Esta información permitirá que la juventud colombiana y los mayores de edad del país recuerden que las agresiones norteamericanas contra Colombia y su soberanía no se acabaron nunca, se ablandaron un poco, pero ahora bajo los gobiernos de los presidentes Barack Obama y Álvaro Uribe, Colombia ha sido colocada de nuevo como instrumento en América Latina de protección y defensa de los intereses de los Estados Unidos en nuestra región. Afortunadamente esto ocurre, cuando América Latina después de las grandiosas luchas por la independencia hace 200 años, ha recuperado en estos momentos su espíritu heroico y de soberanía nacional, haciendo vibrar en el espíritu de los colombianos y latinoamericanos, las alegrías por la necesidad de luchar contra las nuevas pretensiones imperialistas de los Estados Unidos contra Colombia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El lenguaje de un presidente

Jorge Majfud (especial para ARGENPRESS.info)

En los últimos días estalló la polémica en Uruguay por una entrevista que el candidato a la presidencia, el senador José Mujica, dio al diario argentino La Nación el 13 de setiembre. La discusión se centró en la afirmación de que el senador usó abruptos como “la justicia tiene un hedor a venganza de la puta madre que lo parió” y “en la justicia no creo un carajo”.

Ante los posibles réditos electorales que suelen derivar de los escándalos lingüísticos, los candidatos conservadores de la oposición no perdieron tiempo y salieron a las tribunas a mostrar su orgullosa indignación.

El Dr. Alberto Lacalle, el ex presidente que puede disputarle la presidencia al Frente Amplio en el gobierno, dramatizó sobre el uso lingüístico de su adversario. Apelando a la ternura infantil, presentó el uso de las palabras obscenas de Mujica como un mal ejemplo para los niños y una desautorización ante las correctas maestras de escuela. 

Escuchando los discursos del senador Mujica, siempre me asaltan dos reacciones contradictorias. Una, de respeto ante sus habilidades intelectuales a las que suma una cultura ilustrada que deliberadamente oculta detrás de una fachada tipo Diógenes. Otra, cierto rechazo ante el abuso, a veces populista —como cuando presentó el titulo universitario de alguien no como un merito sino como un defecto, como si se tratase de un titulo nobiliario—, del “choriozaso”, de la simplificación extrema de los medios de expresión que en el pasado y hasta ahora le han dado mucha popularidad.

En Uruguay como en Estados Unidos, un lugar común, una vaca sagrada declara que uno debe elegir un presidente “como uno”. Pero ese narcisismo, propio de nuestra cultura del siglo XXI, no me sirve. Prefiero elegir a alguien que sea mejor que yo. Creo que el senador Mujica sería, por lejos, mejor presidente que yo y que muchos “hombres comunes”. Por eso debería ser presidente, no por ser “como cualquiera”. Es lo menos que podemos pedirle al obsoleto y contradictorio sistema de democracia representativa.

Ahora, vamos a suponer, por un momento de delirio lingüístico, que el idioma es lo más importante en la vida de una sociedad. Aún así, en lingüística los prescriptivistas han perdido casi todo el terreno que poseían desde que en 1492 Nebrija escribió la primera gramática castellana para, como el mismo autor lo reconoció, apoyar las fuerzas del imperio que nació de la intolerancia, de la limpieza étnica, religiosa y lingüística. Es decir, de la exclusión, de la exclusividad. 

En los países latinoamericanos, los prescriptivistas se convirtieron en policías del lenguaje. Durante la dictadura, en Uruguay se invirtieron inmensos recursos del Estado en una campaña nacional conocida por el lema “hablemos correctamente nuestro idioma” que simplemente consistía en “así no se dice; se dice así”. Y punto. Lo paradójico es que en nuestras escuelas los maestros privilegiaban e incluso imponían una gramática y hasta una pronunciación peninsular en desmedro del más antiguo y castellano voceo, asociado a las clases populares. Ni que hablar que estas “prescripciones” van en sustitución de la crítica abierta y suelen ser obra de regímenes dictatoriales (régimen del dictado) donde los seres humanos son tratados como errores ortográficos: se los corrige o se los elimina.

Personalmente, ni siquiera como escritor de novelas, suelo recurrir al “puteo” como estilo. No me interesa, no le encuentro ventajas. Dejo a mis personajes libres de putear, pero yo solo lo uso en mi casa cuando me martillo un dedo. Según estudios en Estados Unidos, putear ayuda a resistir el dolor.

Pero tampoco me escandalizo por escucharlo de boca de un presidente. De un presidente me escandalizan más sus silencios.

No hay, stricto sensu, formas incorrectas sino formas pobres de hablar. Esto queda demostrado con los mismos discursos críticos que escuchamos horas después de la entrevista de Mujica en La Nación. Los candidatos que le disputan la presidencia se burlaron del lenguaje y de las ideas del senador Mujica sin ninguna idea y sin hacer gala de ninguna riqueza en el lenguaje. Porque normalmente la riqueza en el lenguaje y las ideas van juntas, se retroalimentan. Por el contrario, escuchamos una plétora de lugares comunes, apelaciones a la patria, al futuro y a la decencia. Es decir, gastadas cantinfladas en sus correctas versiones de caudillos rioplatenses, con el mentón levantado y el recurso infaltable de la anáfora poética, del sentimentalismo romántico, del nacionalismo reciclado. Otros ejemplos gráficos de la decadencia lingüística y social podemos verlo en películas como La vendedora de rosas (1998) o Cidade de Deus (2002). 

Por si fuese poco, no podían dejar de recurrir al más común de los lugares comunes: lo “políticamente correcto”. Un defecto que no es exclusivo de America Latina sino también de los políticos europeos y norteamericanos. La única vez que escuché algo diferente en Estados Unidos fue el 18 de mayo de 2008, cuando Barack Obama todavía era candidato a la presidencia y llamó a una cadena de televisión. En sus mejores momentos, no fue complaciente. Fue la primera vez que vi a un político retar a todo un pueblo que se había escandalizado al escuchar del reverendo Wright que Dios no amaba a America, Dios la condenaba por sus acciones. Si bien Obama estratégicamente tomó distancia de su viejo amigo, también se puso de pie para mirar de frente a ese pueblo que podía quitarle el voto. Y lo retó. A la mañana siguiente un comentarista de televisión ironizó: “el doctor Obama nos ha tratado como si fuésemos adultos”.

Cuando Mujica dice que no cree en la justicia, ¿de que nos escandalizamos? La contradicción sería que diga, como el expresidente Juan María Bordaberry, que no cree en la democracia, ya que Mujica no es candidato a la Suprema Corte sino a la presidencia. Las críticas, siempre vestidas de escándalo e indignación, se centraron en la pureza celestial del poder judicial, tal como lo manifestó poco después el candidato a la presidencia, Pedro Bordaberry, acérrimo defensor del pasado político de su padre, el dictador Juan María Bordaberry.

¿Quién seriamente cree que hay un cuerpo del Estado que sea infalible, divino o por lo menos incuestionable? Hasta la democracia toda es cuestionable. Empezando por la falacia de representabilidad que, sabemos, antes que nada representa a los sectores más fuertes de cualquier sociedad, empezando por los lobbies financieros. 

El problema no radica en la critica y desacralización de un sistema imperfecto y frecuentemente corrupto. Radica en que defendemos este sistema solo porque aun no tenemos en la práctica un modelo mejor para organizar una sociedad. Como entendieron los mismos padres fundadores de Estados Unidos, aquel puñado de filósofos, con sus contradicciones pero aun así una especie rara hoy en día, “todo gobierno es un mal necesario”. El Estado Moderno se creó para garantizar una igualdad de derechos que no existía en etapas anteriores, cuando la igualdad y la libertad no eran valores positivos sino inventos del demonio, según el pensamiento religioso que domino Europa hasta bien entrado el siglo XX. Y así como se creó para defender la igualdad de derechos se lo adaptó para legitimar las desigualdades de hecho.

Reconocer que no se cree en la justicia no es un pecado. El pecado es la demagogia de exigir un acto de fe ante cualquier creación humana. Bastaría con ver los interminables volúmenes de historia que hablan de la injusticia humana administrada por la Justicia Estatal para reconocer que el abrupto del senador Mujica fue apolíticamente inoportuno pero filosóficamente irrefutable. Si a veces criticamos al senador Mujica de abuso demagógico del método, nada más demagógico que escandalizarse por estos momentos de sinceridad filosófica. Algo que también suele ser común en Mujica y un acto rarísimo en la demagogia de los caudillos tradicionales que se sienten más cómodos en los lugares comunes del discurso social, de escuela primaria. 

Ahora, cuando Mujica dice que el reclamo de justicia contra los dictadores tiene “hedor a venganza” y que él no quiere presos ancianos, está en parte de acuerdo con las leyes y la justicias de muchos países.

No obstante, llámese justicia o venganza, lo importante es que se apliquen las mismas leyes a todos por igual, sean obreros, doctores o dictadores. ¿Por qué esas excepciones? Y si un pobre viejito que ha secuestrado, torturado y asesinado puede manejar un auto y puede votar un presidente y hasta puede asustar a un pueblo, ¿por qué no puede ir preso por sus crímenes? ¿Porque es viejito? ¿Por qué ese recurso fácil de bajar la edad de imputabilidad para resolver las debilidades de una sociedad toda?

Foto: Uruguay, Política - Senador José Mujica. / Autor: Presidencia Uruguay

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El kirchnerismo ya tiene quien lo vote. Cristina ya tiene su centroizquierda

Daniel Cadabón (especial para ARGENPRESS.info)

El kirchnerismo necesita la aprobación de la “ley de medios” para recuperar la ofensiva política en el plano interno y estar en condiciones de disputar el próximo turno electoral en una posición distinta a la que logró en junio pasado.

La ley, para el gobierno, se transforma así en el reverso de la 125; si esta vez logra una amplia victoria en diputados y hace un papel relativamente “digno” en senadores, se le abre la posibilidad de medir fuerzas en diciembre que viene con el debut de la nueva cámara. 

Ni bien terminada la elección de junio pasado, la derrotada Cristina Fernández computó como suyos los votos que tuvieron expresión en el centro izquierda, no le faltaban razones. 

Todas las modificaciones que a último momento se implementaron a la nueva ley de medios, tienen desde el punto de vista político la orientación de ganar a los diputados del progresismo crítico a una votación masiva junto al oficialismo; la denuncia de la incorporación de las telefónicas al espectro mediático caló hondo en la opinión pública y hacían intragable la ley desde el punto de vista centroizquierdista, las modificaciones hacen apenas digerible, pero basta con que la opinión pública las crea. 

Kirchner, quiere ganar esta pulseada como una forma de revertir la demolición política que representó la derrota de la 125 y su expresión electoral en las elecciones del 28 junio pasado, pero además, intenta anotar al conjunto de la centro izquierda en un proyecto a futuro, un frente único que le permita balancear las cosas con vistas a la nueva conformación del parlamento que, como se sabe, en teoría le resultaría hostil. 

Las cosas en el plano externo para el oficialismo están más o menos garantizadas. 

La política de acercamiento al fondo (FMI) va viento en popa, los mercados han reaccionado al canje de bonos dispuesto por el ministro de economía en forma exultante, “el financiamiento” – eufemismo que oculta una verdadera política de endeudamiento y entrega con los organismos internacionales- está al alcance de la mano. 

Así, la suerte de un gobierno que hasta hace apenas unas semanas se sentía en caída libre puede llegar a cambiar a partir de esta nueva estrategia de relaciones carnales y de la orientación de los negocios capitalistas más rentables (triple play) al grupo de nuevos “amigos”. 

La ley kirchnerista de medios, va a ser una más de las leyes que han despertado la pasión progresista, sin embargo, esta pasión va a ser de corto alcance por la simple razón de que va dar lugar la aparición institucionalizada de la figura del testaferro y una profundización de la corrupción y la captación de organizaciones intermedias que aun no han definido su participación política en el campo del oficialismo. 

No es esta la primera ley que se discute con tanto apasionamiento “progresista”. En el pasado la pluralidad política acompañó al kirchnerismo en otras leyes, con la diferencia, de que en esos momentos el gobierno atravesaba por etapas de gloria y el acompañamiento a sus políticas no tenía tanto cuestionamiento social. 

La recordada “Ley nacional de educación”, y sus compañeras provinciales, fue foco también de una gran propaganda que con la intención de acercar al kirchnerismo a las más progresistas leyes educativas en el mundo, “ganó” al centro izquierda y a sectores progres de entre “la gente”. 

También en ese momento se hacia uso del recurso negativo para su sanción: no sólo se votaba por lo que era sino, y fundamentalmente, por lo que no era: menemista. 

También hubo abrazos entre empresarios y sindicalistas. Filmus y Puiggrós, Yasky y Baradel del Suteba; pero también Moyano, Pagani, Clarín y la iglesia dieron su apoyo a lo que ahora aparece como un engendro olvidado. Los resultados de semejante “revolución educativa” están a la vista, tanto en Nación como en la provincia de Buenos Aires. 

El kirchnerismo corre en esta oportunidad con una fuerte variedad de apoyos que no logró en épocas de la 125. Inspira a los diputados de la centroizquierda en la vocación de que pueden mostrarse ante la sociedad como luchadores anti monopólicos, los “edulcora” con 215 modificaciones al proyecto original, entre ellas la proscripción de las telefónicas para entrar en el negocio; la posibilidad de adecuar bandas para emisoras sindicales, barriales etc. 

La oposición derechista, por el contrario, no tiene argumentos para seguir defendiendo una ley videlista, sin denunciarse como secuaces de los grupos económicos monopólicos. Nadie les cree a los representantes de Macri, De Narváez, Carrió o Cobos cuando dicen que encaran una lucha por la libertad de expresión en nuestro país, es demasiado larga la lista de medidas antipopulares y reaccionarias de estos sectores como para que haya alguien tan ingenuo. 

El debate sobre la ley de medios, le ha servido al kirchnerismo para obtener un resultado colateral favorable, sacarse del medio el debate con “el campo”, los Biolcati, Buzzi, Llambías a este debate lo ven correr, sin que los micrófonos apelen a sus opiniones y sin que nadie se acuerde de los “chacareros” que dicen representar. 

Los sojeros ya pusieron a uno de los suyos en el gobierno y con Alarcón por ahora alcanza. 

La “mesa de enlace” apostó con fuerza al triunfo de la derecha en las elecciones de junio, pensando en una alternativa distinta después del escrutinio; sin embargo, la acumulación de fracciones que surgió en seguida del triunfo opositor, demostraron que no están en condiciones de “destituir” ni en una sociedad de fomento, sin destituirse como frente oportunista. 

En definitiva, la “gente de palabra” no puede sostenerla ni 24 horas después de haber ganado una elección. 

El kirchnerismo se frota los colmillos el 2011 todavía puede ser. 

La centro izquierda apoya la ley porque “los que la enfrentan” son los monopolios formados por Clarín y La Nación, para estos sectores el “dime con quien te enfrentas y te diré quién eres” es una única estrategia política valida y casi la única a disposición. Comparten con el kirchnerismo la preocupación por la gobernabilidad y precisamente por eso no están dispuestos a denunciar el fraude que significa la nueva ley para las aspiraciones populares, incluso para aquellos que tendrían la oportunidad de verse beneficiados con alguna migaja de lo que quede del negocio. 

El kirchnerismo, por el contrario, no ha desautorizado a las telefónicas más que como una maniobra para que la ley pase. 

La presidenta Cristina Kirchner le ha dado un carácter “inexorable” a la participación de las telefónicas, declarando que pensar en medios sin las empresas multinacionales “sería tapar el sol con la mano”, cosa que se sabe, no se puede hacer. 

Pero el oficialismo le sobran las razones para sentirse ganador, ya que a último momento le han salido nuevos aliados de peso para el tratamiento de esta ley. 

La iglesia ha salido con fuerza a marcar el terreno, pidiendo una votación masiva en el parlamento a favor del proyecto gubernamental. El director de Prensa de la Conferencia Episcopal Argentina, presbítero Jorge Oesterheld, afirmó que el proyecto de Ley de Medios presentado por el Ejecutivo en el Congreso es "un paso adelante para los que hoy no tienen voz", pero sostuvo que "no sería bueno que se apruebe por diferencia de un par de votos". La defensa espiritual de la jerarquía católica nunca es gratis. La iglesia está tan interesada en la comunicación con sus fieles como en la educación de los mismos. 

¿Es mejor aliado a la libertad de expresión el oscurantismo religioso que el monopolio mediático? Bueno, por ahora, aparece haciendo menos ruido lo que lo hace más digestivo para la opinión pública “progresista”. 

Por último lo que salga de diputados, lo que modifiquen o rechacen los senadores todavía no puede considerarse una ley. 

La presidenta ha conservado, gracias al accionar de sus aliados progresistas, la capacidad de vetar parcialmente las leyes; con lo cual, lo que aparece como “inexorable” – la participación de las telefónicas- puede cobrar materialidad una vez que la ley atraviese por el momento de reglamentarse y revisarse en sus articulados. 

Así que muchachos, a no cantar victoria, pronunciándose tan rápidamente por la mejor ley de radiotelefonía posible y la más antimonopólica de la historia argentina. 

Las maniobras de los monopolios son de largo alcance, sobre todo cuando sus inspiradores espirituales han metido las sotanas en juego. 

Mientras tanto, Boudou y los gobernadores provinciales afilan el lápiz para seguir adelante con los ajustes y los trabajadores continúan con su resistencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El papel de las mujeres en los gremios

Irina Santesteban (LA ARENA)

En 2002 se sancionó la ley 25.674, que introdujo el "cupo femenino" en las conducciones gremiales. A siete años de esa modificación, es bueno preguntarse si las mujeres han logrado mayor poder de decisión en los sindicatos.

Si nos atenemos a la cantidad de mujeres que ocupan cargos en los órganos de dirección de las dos centrales sindicales argentinas, hay que decir que todavía no se ha logrado no ya una efectiva equiparación de género, sino que ni siquiera se respeta el cupo que establece la ley. Además las mujeres siguen ocupando aquellos puestos considerados tradicionalmente femeninos: secretarias de actas, de acción social, de igualdad de género (obviamente), y así por el estilo.

En el Consejo Directivo Nacional de la Confederación General del Trabajo (CGT), de sus 23 miembros titulares, sólo 4 son mujeres: la Secretaria Administrativa, la de Capacitación Profesional, la de Igualdad, Oportunidad y Género y la de Estadística y Defensa del Consumidor.

Por su parte la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), más democrática y participativa, tiene una Comisión Ejecutiva Nacional de 20 miembros, seis de los cuales son mujeres, exactamente el 30 por ciento que marca la ley. Pero si agregamos los vocales titulares, la proporción es de 23 varones y 9 mujeres, también por debajo del cupo legal.

Si las centrales sindicales no cumplen o lo hacen ajustadamente con la disposición legal, qué quedará entonces para las organizaciones sindicales de base. En realidad es al revés, tanto en la política como en los sindicatos, la participación de la mujer es mayor en los organismos de base. Es tradicional que las mujeres participen en los barrios, en los cuerpos de delegados, en los centros vecinales, en las cooperadoras escolares, pero a medida que vamos subiendo en los niveles de toma de decisiones, esta participación va menguando, como se ve en la conducción nacional de la CGT donde las mujeres ocupan sólo el 21 por ciento de los puestos de dirección.

¿Piso o techo?

Si bien la ley resultó un avance para garantizar que las mujeres ocupen efectivamente cargos en los órganos de decisión de los sindicatos, al momento de su sanción hubo quejas porque ese 30% se podía transformar en un "techo". En otras palabras, las críticas iban dirigidas a que, al momento de las elecciones de los cuerpos directivos, los dirigentes varones se "acordaran" del cupo femenino y comenzaran a buscar a las compañeras trabajadoras para "cumplir" con la ley. Si bien esto pudo haber ocurrido en algunos gremios, cierto es que la ley ha cumplido un papel importante en promover la participación de las mujeres, no ya a nivel de los cuerpos de delegados o en las comisiones internas, sino en los órganos de dirección de los sindicatos y centrales obreras, aunque en este último caso, quedó claro que la principal central, la CGT, no cumple con el porcentaje de cupo femenino establecido en la ley.

De todos modos, sigue habiendo paradojas como que en gremios con fuerte presencia de trabajadoras, como los docentes o en la sanidad, predominan los varones en los órganos de dirección.

En CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina), aunque durante años hubo dirigentes mujeres como Mary Sánchez o Marta Maffei, hoy ocupa la secretaría general, el dirigente Hugo Yasky. En ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad), que agrupa al personal de clínicas y nosocomios, donde predominan enfermeras y mucamas, hace años que la secretaría general es ocupada por Carlos West Ocampo.

Una norma necesaria

Aún cuando pueda criticarse el ajustado porcentaje y se esté a favor de un cupo igualitario (50 y 50), no puede negarse el carácter progresista de la ley 25.674, pues no sólo previó el cupo femenino para la integración de los organismos de dirección de los gremios, confederaciones y centrales sindicales, sino que también planteó el mismo criterio para lo que la ley llama "unidad de negocación colectiva de las condiciones laborales" (artículo 1º de la ley 25.674). En el artículo segundo se deja expresamente establecido que aquellos acuerdos que se hubieran celebrado sin la representación proporcional de mujeres, no serán oponibles a las trabajadoras, salvo cuando fijaren condiciones más beneficiosas que las existentes.

Esta disposición es muy importante por cuanto impone la participación femenina en las comisiones internas que discuten condiciones de trabajo y también en la conformación de las representaciones sindicales para la discusión de las paritarias, que es el gran núcleo del poder sindical, pues en ellas, además del salario, se pueden plantear otros instrumentos que posibiliten la equidad de género y la igualdad de oportunidades para las mujeres.

Temas como la licencia por maternidad, la igualdad de remuneración entre varones y mujeres, los derechos protectorios de la trabajadora embarazada, el cumplimiento de aquellas disposiciones relacionadas con el trabajo nocturno, el cuidado infantil, la lactancia materna, la formación profesional, etc., son los puntos fundamentales que se deben tratar en la negociación colectiva, y en la cual será fundamental la participación plena de la mujer trabajadora, pues nadie mejor que ella para defender sus derechos.

La cuestión de género

Incluir la perspectiva de género en la negociación colectiva, es una de las tareas fundamentales de las delegadas obreras y de las representantes sindicales, tanto en los organismos de dirección como en los ámbitos específicos de discusión colectiva.

Con la sanción de leyes no es suficiente, pues hay toda una tradición cultural patriarcal y machista que hay que desterrar. Para garantizar que los gremios cumplieran efectivamente con las disposiciones de la ley 25.674, se dictó el decreto 514 de 2003, el cual establece que los sindicatos, al momento de designar sus representantes para las comisiones de negociación, deben denunciar con carácter de declaración jurada, la proporción de mujeres que trabajan en el sindicato o empresa de que se trata.

En caso de incumplimiento o que el gremio en cuestión tuviera una representación femenina inferior a la que le corresponde según la cantidad de trabajadoras, la autoridad de aplicación (Ministerio o Secretaría de Trabajo), debe intimar a la organización sindical para que en el plazo de cinco días subsane ese déficit, bajo apercibimiento de no constituirse la comisión negociadora.

El decreto 514 reconoce como antecedente el artículo 37 de la Constitución Nacional de 1994 y lo dispuesto por el artículo 4.1 de la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación Contra la Mujer, que en nuestro país tiene rango constitucional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: “Atilio López fue la síntesis revolucionaria de la CGT Combativa”

Katy García (REVISTA PROYECCIÓN - PRENSA RED)

A 35 años del brutal asesinato de uno de los dirigentes emblemáticos del Cordobazo, Lucio Garzón Maceda, testigo y protagonista de la etapa en que se forjó la CGT Combativa de Córdoba, presidida por López, reivindica su trayectoria y afirma que “fue eliminado por lo que representaba como dirigente sindical”.

Fueron compañeros en primer grado –inferior- en el colegio Olmos. En 1956, volvieron a verse cuando López resultó electo delegado general de la CATA y candidato a secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). La dictadura de Aramburu hacía estragos con las conquistas sociales y políticas logradas por los trabajadores durante el gobierno peronista. Intervino gremios, puso presos a dirigentes de primera línea y los proscribió.

Los trabajadores organizados le opusieron una férrea resistencia y la primera CGT regional recuperada fue la de Córdoba, en 1957. En la Unión Obrera Molinera, se eligió al consejo directivo integrado por Atilio López, como secretario general; Fortunato González, secretario adjunto; Miguel Aspitia, secretario gremial, y Lucio Garzón Maceda, secretario de prensa. “A partir de ese momento tuvimos una relación más activa”, recuerda quien fuera además abogado laboral del gremio hasta 1972. “López fue decisivo para que Torres y Tosco pudieran caminar juntos en ese periodo. Fue una bisagra”, sostiene mientras enciende un Parisiens tras otro.

Frontal, vehemente y categórico afirma que tras el triunfo de la fórmula Obregón Cano-Atilio López, “el enfrentamiento con el sector ortodoxo no cesó y la huelga de 1974 fue vista como una desautorización al acuerdo social firmado. Eso fue decisivo para que avanzara el sector destituyente”, explica Garzón Maceda.

-Llama la atención que habiendo sido una figura central en ese periodo histórico, su trayectoria no es objeto de publicaciones; incluso, carece de reconocimiento… 

El problema, de alguna manera, es que no se han trabajado las crónicas históricas con la transparencia que merecían. Generalmente, lo que se ha hecho a partir de 1984 tiene un contenido político de fracción donde no se le da entidad a la CGT Córdoba como proyecto político que arrancó en l 957; sino, que, han procurado rescatar aquello que justificara la acción política de esos grupos que no tuvieron actuación decisiva en aquel momento. Entonces, se concentraron en la figura de Tosco un hombre con cuyas definiciones políticas de corte marxista coincidían. Dirigentes combativos como López, Torres, Zárate de cerveceros, y varios dirigentes más, quedaran olvidados. Además, porque no hubo desde el peronismo una vocación definida por rescatar la experiencia de la CGT – Córdoba, del 57 al 72, donde uno de los gremios más importantes de Córdoba, la UTA, bajo la conducción de López aseguraba un planteo unitario, decisivo, que fue garantía del éxito de todos los movimientos de fuerza en ese periodo.

-¿Como cuadro político sindical qué ideas plasmó en la práctica?

López, en su acción produjo una síntesis revolucionaria: darle a la clase trabajadora de Córdoba el rol de contrapoder político; algo que la mayoría de los sindicatos actuales carece. Tenía claro que el hecho sindical trasciende lo salarial para transformarse en una tendencia política que plantee los principios programáticos de la clase trabajadora. La CGT tuvo ese proyecto y López fue quien preservó ese ideario con mayor honestidad y a veces intransigencia. Si bien compartía con Tosco y Torres una amistad, galvanizaba a los sectores peronistas legalistas, los más decididos a apoyar políticas de cambio. Pese a estar identificado con el peronismo combativo, ejercía la independencia y la autonomía; ideas que, dentro de la clase trabajadora, no son muy queridas por unos y otros. No era manejable y eso enaltece su figura.

-¿Qué aportó a la lucha sindical?

Fue un innovador en los métodos de lucha. Mucho antes del paro activo del ‘69, desarrolló dos huelgas de la CGT cruzando los ómnibus en los puentes de acceso al centro para facilitar la movilización y para impedir que las fuerzas represivas de la Libertadora actuaran. Fue una de las figuras políticas más importantes de ese periodo (1956-1972), un gran caudillo sindical con un alto contenido de formación política, sin perder de vista su raigambre popular. Elevó los programas obreros de la Falda y Huerta Grande y junto a Torres y Tosco, protagonizaron el Cordobazo y después el “Viborazo”.

-¿Hubo una tensión entre su lealtad a Perón y sus convicciones antiburocráticas?

Creo que la independencia y autonomía de López lo obligaban a no estar preguntando que pretendía Perón. Los sectores ortodoxos lo que interpretaban no era a Perón sino a sus propias políticas. López y otros procuraban preservar esa autonomía sabiendo que de ninguna manera podía ser obstáculo para el retorno ni para el gobierno. Ahora, la huelga realizada en 1974 por el sector automotor le dio un argumento a la derecha para generar las condiciones de la intervención federal.

-¿Estaba dentro del proyecto de la tendencia revolucionaria y de las organizaciones armadas?

No. López tenía diálogo y amistad con dirigentes de la Tendencia y de las organizaciones FAR y Montoneros. Incluso, uno de sus amigos era Marcos Osatinsky pero mantenía siempre su diferenciación de dirigente sindical porque consideraba que era más importante que el foquismo la dirección de las masas conducidas desde lo sindical.

-¿Perón consintió el Golpe institucional?

No me animaría a decir que fue favorable a la destitución porque recuerdo que Obregón Cano mantuvo reuniones con el interventor del PJ y con Lorenzo Miguel en Mar del Plata y volvió con la convicción de que no iba a pasar nada. Ahora, producido el proceso de rebeldía policial todo el sector ortodoxo lo apoyó y desde las radios lanzaron una ofensiva que llevó a la destitución. Quizá, si se hubiera movilizado a los sectores adictos al gobierno, se hubiera podido evitar. Pero hubo cierta pasividad en la convocatoria y eso facilitó la tarea de los que querían resolver por la fuerza lo que no habían logrado en las elecciones internas entre Antún y Obregón Cano. Después, la renuncia abre el camino a la intervención

-¿Participó de los actos fúnebres?

Si por supuesto. Fuimos a la ruta 9 a esperar la camioneta que traía los restos. Había desconfianza que además de lo terrible del asesinato quisieran impedir una movilización popular multitudinaria como fue. El gobierno provincial quería que no se le diera trascendencia, pero el pueblo comprendió perfectamente la brutalidad del atentado y se lanzó a las calles. Fue velado en la casa donde vivió siempre junto a su familia. Debo rescatar el acompañamiento de su mujer en toda su carrera. Era un hombre cariñoso, alegre, pero con profundas convicciones de lo que debía ser su compañera. Un líder de gran llegada, de la que carecía Tosco.

-Depuesto del gobierno y fuera del sindicato: ¿por qué lo acribillan?

Lo asesinaron por lo que representaba en términos simbólicos como dirigente sindical, para crear en el pueblo la imagen de la inestabilidad y, a la vez, enviar un mensaje. A Varas lo bajan del avión, y a López lo retiran del hotel donde se hospedaba. Mujica fue fusilado con armas automáticas al igual que Ortega Peña. Los cuerpos eran atravesados por balazos realizados con armas automáticas. Ése era el sello del aparato parapolicial que López Rega organiza con ex policías y otros en actividad, desde el Ministerio de Bienestar Social. Sin ninguna duda, fue Terrorismo de Estado.

**Lucio Garzón Maceda es abogado laboral. Actualmente se encuentra realizando un trabajo sobre este periodo de la historia de la que fue protagonista y testigo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Trabajadores tercerizados de EDESUR en proceso de organización sindical: Los chicos

Martín Fedele (ACTA)

Son trabajadores tercerizados de la multinacional EDESUR. Su labor cotidiana es el mantenimiento de las sub-estaciones de la empresa en Capital Federal y Gran Buenos Aires. Son jóvenes, entre los veinte y los treinta años; y van aprendiendo de qué trata “eso” de la lucha sindical.

Los pibes de EDESUR, así se los conoce desde el momento en que decidieron enfrentar la persecución y el maltrato de una multinacional acostumbrada a la mano dura. Son chicos. Y van creciendo.

Estamos en el “Club Olimpo” de Dock-Sud, en los riñones de Avellaneda; allí donde el Gran Buenos Aires huele a refinería. Estamos en el Docke... Y está todo dicho. O casi. Es un lunes sabroso, un lunes feriado: 17 de Agosto. El sol está blanco y gordo, el calor abunda. En el club los chicos del barrio juegan a la pelota; el baby-fúltbol, le dicen, y ahora compiten en la liga infantil: las madres alientan, los padres insultan, el árbitro sanciona, los chicos se divierten. El bullicio es ensordecedor. La categoría 2000 esta goleando, informan.

Pero ni el cronista ni la fotógrafa de la CTA están allí para cubrir la jornada de baby; el club es un ocasional punto de encuentro para entrevistar a otros chicos, a los trabajadores tercerizados de la empresa LEVEL-TEC, contratista de la multinacional EDESUR. Y allí llegan, “los chicos”, parecen un anacronismo histórico: jóvenes de entre veinte y treinta años iniciando el camino de la organización sindical. Llegan impetuosos, saludan; hablan veloces y atolondrados. Son chicos. Trabajadores de la energía… Y acaban de torcerle el brazo a una multinacional.

Otra luz, otra fuerza

“En EDESUR nosotros somos ‘los negritos’ de la empresa”, dicen los chicos, “los contratados que no tenemos derecho a nada”. El que habla es Emiliano Coman. Y cuenta: “Cuando el 30 de junio recibimos los primeros 12 telegramas de despido, sin causa, como castigo a nuestros intentos de organización, entonces dijimos basta, y decidimos llevar la lucha hasta las últimas consecuencias. Estábamos cansados –dice–: no se aguantaba más”.

“Sacamos el indio de adentro”, grafica Jorge Rodríguez, categoría ’79, otro de los chicos entrevistados. “Queríamos pelear. Y entonces nos acercamos a la CTA, y conocimos a los compañeros de la Federación de Trabajadores de la Energía; ellos nos asesoraron y nos marcaron el camino”. Fueron largos días de paro y movilización, vertiginosos, interminables jornadas de lucha en los lugares de trabajo, fundando conciencia sindical, organizándose. “Plantamos una semilla”, dicen los chicos.

Hasta que el martes 28 de julio los compañeros cesanteados finalmente fueron reincorporados a la empresa. “Para nosotros fue un gran triunfo”, dice Coman, “un premio a la lucha y la unidad de los trabajadores tercerizados”. El joven delegado hace una pausa, y remata la idea: “Le demostramos a la empresa que ‘los negritos’ contratados también saben defenderse”.

El manojo de chicos aprueba la sentencia. Están orgullosos.

“La fuerza estuvo en la organización”, tercia Julio Barboza: “Y en no dudar, nunca”, agrega. “Estuvimos en la calle, todos juntos, aprendiendo a defender nuestros derechos; convencidos de lo que estábamos haciendo. Y lo más importante es que todos, todos los sectores estuvimos unidos: Alta Tensión, Media Tensión, Transformadores, Batería, Laboratorio, Medidores y Taller Central –enumera el compañero–. Todos unidos en una misma lucha”. “Pero esto recién empieza”, desafía un nuevo vozarrón. La charla se pone picante. Y los chicos piden cerveza.

Lo que viene

El bolichero del club arrima dos Quilmes bien heladas. “Ahora estamos en una nueva etapa –continúa Barboza–. Y será importante mantenernos unidos. Porque ya nos demostramos, y le demostramos a la empresa, que podemos ganar, que unidos y organizados somos fuertes”. Barboza lo explica en pocas palabras: “Cuando empezó el conflicto, éramos nosotros, los negritos, los que nos acercábamos a los compañeros; pero ahora, que ganamos, los compañeros se acercan a nosotros”.

¿La primera experiencia sindical para ustedes? –pregunta el cronista de la CTA–. ¿El debut? –La pregunta hace mella.

Y entonces los chicos se gastan bromas de cuernos y guampas y gorras. Son chicos, el pulso de la maroma ‘debut’ los excede. Pero el flash de la fotógrafa los vuelve a poner serios. “Ahora llevamos una mochila a cuesta”, dice Coman. “Eso nos explicaron los compañeros de la FETERA: ahora tenemos la responsabilidad de cuidar lo que hemos conquistado. Nosotros somos el ejemplo a seguir, nos dicen”.

En el andar de la charla la cuestión de lo generacional irrumpe por peso propio. Los chicos saben que deben lidiar en un tiempo y espacio donde la palabra sindicato asusta hasta al más guapo: durante años cansaron de masticar traiciones y olvidos. Y para colmo de males son y siguen siendo trabajadores tercerizados: los negritos, operarios de segunda.

Pero también saben, los chicos, que la mentira tiene patas cortas, que los contratados van viendo en la organización sindical la silla que falta en sus mesas. “Ahora vamos por la pelea por los salarios, por la efectivización. Eso es lo que nos queda”. La responsabilidad, como ellos citan, está en la militancia. “Mucho pendejo está empezando a entender que si no nos defendemos nosotros, nadie nos va a venir a defender”. En el docke. Un vacío generacional que comienza a tostarse.

El grito de gol llega sonoro. La cerveza espumea.

El tesoro de los inocentes

Cuando la precarización laboral logra naturalizarse, el empleo deviene concepto que destiñe en su propio sentido. Y de esto conocen los chicos, mucho. Están en la línea de fuego: son jóvenes y buscan trabajo. “Todavía tenemos compañeros que dudan, que no saben si conviene comprometerse en la lucha sindical –dice Rodríguez–. Pero nuestra obligación es convencerlos, hacerles entender que el cambio está en marcha. Y nosotros mismos, los tercerizados, somos el cambio”.

Son chicos, trabajadores de la energía, consustanciados en un proceso de organización sindical que apenas se inicia. Entre pinzas y voltios, amañados en el zumbido de los transformadores; cada día van haciendo su Historia. Y no se olvidan de la familia, hijos y esposas latiendo un mismo caldo emocional. Dice Coman: “Nuestras familias nos bancaron desde un primer momento, y estuvieron con nosotros peleando en las calles”. “La familia apoyó, siempre: ellos fueron el bastón donde supimos sostener nuestra lucha”, agrega Barboza. Y sigue: “Todo esto lo estamos haciendo por el futuro de nuestros hijos, para recuperar la dignidad del trabajo, para que cuando ellos sean grandes nadie los trate como ganado de segunda. Esa es, ahora, nuestra mayor responsabilidad”.

La entrevista se termina. Y ya no queda cerveza…

En el docke la tardecita llega azulada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bienvenidos a la vida loca

Oscar Taffetani (APE)

Te besa y te desnuda con su baile demencial / Tu cierras los ojitos y te dejas arrastrar / Tu te dejas arrastrar // Ella qué será. / She's livin' la vida loca. / Y te dolerá / si de verdad te toca. / Ella es tu final, / vive la vida loca. / Ella te dirá: / vive la vida loca...

Una canción del portorriqueño Ricki Martin -en esa mezcla de inglés y español que ya se habla no sólo en Puerto Rico, sino en Centroamérica toda, así como en el sur de los Estados Unidos- sirvió al documentalista hispano-francés Christian Poveda para dar título a un gran reportaje televisivo sobre la vida de las maras, pandillas juveniles que hoy funcionan como verdaderos ejércitos al servicio de la distribución de drogas, el tráfico de niños, mujeres e indocumentados y otras formas del crimen y el delito.

Muy poco tiempo pudo disfrutar Poveda del impacto y repercusión de su documental. Muy poco pudo hacer por la pacificación y la reinserción de los mareros en la sociedad. El 2 de septiembre pasado, cuando volvía de La Campanera después de haber conversado con amigos que habían participado de su película, fue asesinado con dos balazos en pleno rostro en un descampado a la altura de El Rosario.

Los presuntos autores, intelectuales y materiales, del asesinato de Povera, ya han sido detenidos. Aunque lo más seguro, en una ciudad de América latina en la que diez personas mueren asesinadas por día a manos de sicarios, escuadrones de la muerte y policías, es que nunca llegue a saberse la verdad, y que ese crimen, como tantos otros, quede impune.

Hijos de una posguerra sucia 

Entre 1980 y 1992, El Salvador vivió una de las más cruentas guerras civiles de América latina, que dejó un saldo de 75 mil muertos y más de un millón de exiliados y evacuados en los países vecinos y en los Estados Unidos. Aún hoy, a casi dos décadas del conflicto, la tasa de muertes violentas de El Salvador es la mayor del continente. Cincuenta y cinco de cada cien mil habitantes muere asesinado antes de cumplir 24 años.

Producto de la emigración forzosa y de las precarias condiciones de vida y admisión en los países receptores es la Mara Salvatrucha, primera de las pandillas juveniles, que comenzó en los Estados Unidos y luego se extendió a otros países de la región, utilizando el know-how de los deportados. Actualmente, sólo en El Salvador, la Mara Salvatrucha tiene 160 mil miembros.

El otro “ejército” es la Pandilla 18, o también 18 ST (por la calle de Los Ángeles, California, en la que nació). Los de la Pandilla 18 se tatúan en los hombros o en el pecho el bíblico “666” (número del Diablo, en el Apocalipsis) y le han declarado la guerra a muerte a las pandillas mexicanas, pero también a los salvatruchos. Son decenas de miles y -como sus adversarios- cuentan con armamento y logística.

Las maras, lo mismo que aquellas mafias de principios del siglo XX, basan su financiamiento en las remesas periódicas de dinero que reciben las familias de los inmigrantes. Y también venden, como aquellos gangsters liderados por Al Capone y Frank Nitti, su “protección” a los compatriotas. Asimismo, ofrecen su servicio mercenario a los barones de la droga, a los caudillos políticos, a los candidatos en ascenso y a cualquier clase de patrón dispuesto a pagar por ello.

En esta tierra de promisión

Un veterano periodista, ya fallecido, nos advertía a fines de los ’80 que el país había sido elegido por los cárteles de la droga como base de operaciones a nivel mundial, y que no tardaríamos en ver los signos de ese cambio. En los ’90, un funcionario afectado a la lucha contra el narcotráfico nos decía que la Argentina estaba dejando de ser un país de tránsito, para ser un país de consumo. Esos cambios -terribles cambios- se concretaron, sin que el Estado nacional, absolutamente penetrado por la corrupción, por las coimas y los sobornos, pudiera detenerlos.

Otra transformación terrible se produjo en las villas y asentamientos suburbanos. Los partidos y formaciones de izquierda, e incluso el peronismo, dejaron de preocuparse por la organización y la educación de esa juventud a la que le habían arrebatado el futuro. A la vez, la expulsión de mano de obra, las nuevas migraciones y la desocupación fueron restringiendo hasta llegar a cero las opciones de vida de los pibes.

Una frase tomada del documental de Poveda, referida al contexto en el que se desarrollan las maras, bien podría aplicarse a nuestro medio, donde los pibes son arrojados a una lucha feroz por la supervivencia, con un Estado que en el mejor de los casos es ausente (y en el peor de los casos, criminal).

“Muchas vecindades -dice Poveda- forman un callejón sin salida, última parada del autobús en el fondo de un cañón. Un callejón sin salida para la esperanza de unos habitantes condenados a la supervivencia”.

Antes, la posibilidad de que aquí hubiera maras, con su violencia desatada y su autonomía criminal, era impensable. Ahora, cuando vemos que otras negras profecías, entre nosotros, se han cumplido, ya no estamos tan seguros. Es muy posible que suddenly nos llegue la vida loca. Y también, cómo no, la injusticia (bull shit!). O la muerte a la vuelta de la esquina.

Autor imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: “Nunca se sabrá cuantas personas fueron asesinadas en Misiones”

MISIONES ON LINE

Una herida que aún sigue abierta y un dolor que exige justicia, se transformaron en lágrimas al recordar a sus seres queridos brutalmente asesinados durante la dictadura militar.

Personas que aun no entienden el motivo ni la forma en que fueron asesinados familiares, dieron los testimonios más conmovedores de la segunda jornada de juicio oral y público por los delitos de lesa humanidad que se le imputan a los ex coroneles Carlos Humberto Caggiano Tedesco y Juan Antonio Beltrametti. Además del testimonio del senador Eduardo Enrique Torres, quien luego de cinco años de investigación publicó el libro “Cosecha de Injusticias”. El ingeniero agrónomo manifestó que “en Misiones nunca se va a saber cuantas personas fueron asesinadas, porque muchas vinieron a ocultarse en la provincia y lo hacían con pseudónimos”.

Torres publicó un libro sobre las luchas agrarias que se vivieron en Misiones basándose en la vida de Pedro Peczak. Para ello analizó las actas de los destacamentos policiales donde estuvo detenido el dirigente del Movimiento Agrario Misionero, además de múltiples testimonios. 

“Son asombrosos los testimonios, con la frialdad con que manifestaban los ex integrantes del Ejército”, dijo el senador.

Luego explicó que el “área 232 tenía un plan sistemático de represión sin tener en cuenta ningún tipo de leyes, ni límites para detener, torturar o matar a un inocente para lograr lo que ellos llamaban una cultura. El comportamiento de los militares en esa época era incomprensible”, reflexionó Torres.

Desde el dolor

"Vengo a avisarle que la liquidaron", es la frase que nunca olvidará Irene Graciela Ferreira, de 55 años, hermana de una de las víctimas fatales de la dictadura. Fue la manera en que un hombre llegó a su casa el 17 de diciembre de 1976 alrededor de las 23 y le comunicó el fallecimiento de Susana Ferreyra.

La docente que llegó de Buenos Aires para declarar en el juicio que se le sigue a Beltrametti y Tedesco, recordó los engorrosos trámites que tuvo que realizar para retirar el cuerpo de su hermana. "Nos dejaron un papel para que los retiremos en Posadas", pero al llegar al lugar indicado aguardaron varias horas, durante las cuales “un hombre se nos acercó y comenzó a hacer preguntas de forma socarrona, me dijo su hermana anda con Peczak por el monte”. 

Luego fue llevada al fondo del edificio, “pensé que ahí estaba el cuerpo de Susana, que por fin lo iba a ver, que iba a reconocer el cuerpo de mi hermana y me lo iban a entregar. Pero había un grupo de hombres alrededor de una mesa que se miraban, como que no tenían decidido que hacer conmigo. Estaba asustada porque no me daba el cuerpo y no me dejaban ir”.

Antes de retirar el cuerpo la joven sólo vio su cuello inflamado y que el cuerpo estaba desnudo, y presentaba mútiples quemaduras “como premeditadas, por el espacio que había entre ellas”. “Era el cuerpo de una persona que fue terriblemente torturado”, aseguró Ferreyra.

Así también con la voz quebrada, Ana María Peczak, hermana de Pedro quien murió por las torturas, recordó que luego de la detención “las personas nos empezaron a tener miedo, porque decían que eramos terroristas, todos nos rechazaban, no teníamos de qué vivir. Hasta la directora de la escuela rechazó a mis hijos porque tenía miedo que el hijo de Sobol lleve una granada”.

Así también varios ex integrantes de las fuerzas, rompieron el silencio en la tercera jornada de debate. En primer lugar Faustino Araujo, ex policía, recordó el día que detuvieron a Pedro Peczak y cuando su jefe de apellido Molina le pidió lo fusilara.

Por su parte, el ex conscripto de Prefectura Naval, Carlos De Araujo, quien desempeñaba funciones en Santa Ana recordó que en ese lugar las personas eran torturadas y que tenían prohíbido acercarse al lugar donde estaban los detenidos.

Así también, Miriam Elizabeth Benítez, hija de un prefecturiano, recordó que su padre le contó las torturas a las que eran sometidos los detenidos en Santa Ana.

Ramón Del Valle Silvera coincidió con los dichos de los demás prefecturianos, de lo vivido en la casita de Santa Ana. 

Por último, Tiburcio Agüero, quien era el operador de radio telecomunicaciones en la dependencia de Santa Ana, recordó que en ese lugar los detenidos estaban atados de pies y manos con esposas a las camas. 

Explicó que varias noches “había visitas al cementerio” que se ubicada detrás del destacamento de Prefectura Naval en Santa Ana. 

Así también explicó que él era el responsable de recibir los mensajes que llegaban de Buenos Aires en códigos. “Los días que a la tarde llegaban mensaje, a la noche teníamos visitas”, recordó.

“Una madrugada escuché unos tiros, luego unos movimientos y ahí terminó el gemido que se escuchaba de la casita. Luego, nunca más ví a Peczak”, dijo Agüero, quien días más tarde se enteró por los medios de la muerte del delegado de la Mam.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Piden que se revea la suspensión del segundo juicio a Bussi

PRIMERA FUENTE

Abogados de H.I.J.O.S y de Familiares de Desaparecidos solicitaron al Tribunal Oral que se realice este el año el juicio contra el represor Antonio Domingo Bussi y que se mantenga la suspensión para el caso de Menéndez. Ahora, la postergación del debate para febrero de 2010 decidida por el juez Gabriel Casas, será revisada por el Tribunal en su conjunto. Alertaron que esta nueva dilación significaría la concreción de un “punto final biológico” para los imputados, ya que podrían morirse sin condena.

Los representantes de H.I.J.O.S y de Familiares de Desaparecidos quieren que el juicio oral y público contra el represor Antonio Domingo Bussi se realice este año, y no en febrero de 2010, como lo dispuso el presidente del Tribunal Oral Federal, Gabriel Casas. Por ello, a través de los abogados Julia Vitar y Emilio Guagnini, las organizaciones de derechos humanos presentaron un escrito ante el Tribunal solicitando que se revea la decisión de Casas y que sólo se mantenga la suspensión del debate para el caso del ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, quien debe someterse a un juicio por delitos de lesa humanidad en Córdoba el próximo 8 de octubre.

Para los letrados, paralelamente a la “auténtica máquina de impedir la Justicia” por parte de las defensas de los imputados, esta nueva dilación significaría la concreción de un punto final biológico. “Los imputados en la comisión de los hechos más atroces que registra la historia del país morirán sin condena, y por lo tanto familiares y víctimas verán frustrada su búsqueda de Justicia”, alertaron en un comunicado de prensa. Por ello, insistieron en que Bussi debe ser llevado este año al banquillo de los acusados por los delitos cometidos en la ex Jefatura de Policía, lugar que funcionó como un Centro Clandestino de Detención (CCD) durante la última dictadura militar.

En el escrito, puntualizaron que en el caso de Menéndez debería mantenerse la suspensión de su juzgamiento para cuando se eleve el resto de los casos de la megacausa de la ex Jefatura que aún está en manos del juez federal Daniel Bejas. En ese punto, cuestionaron el accionar de la Justicia Federal. “La deficiente instrucción en primera instancia llevó a que esta causa llegue dividida, por solo algunos hechos y tan solo un puñado de acusados, cuando en realidad, esta querella y el Ministerio Público Fiscal tiene imputados a una cuarentena de miembros de la Policía Provincial, por casi un centenar de casos”, resaltaron.

Además, argumentaron que debido a que está imputado en cientos de causas repartidas en 11 provincias del noroeste y centro del país, su presencia dificultará la concreción de los debates en las diferentes jurisdicciones. “Por esta razón, a los efectos de despejar el obstáculo que representa la necesidad de la presencia de este represor según lo establece el Código Procesal Penal, es que la querella solicitó al Tribunal Oral que suspenda el inicio del debate oral respecto de Menéndez”, expresaron.

Entre otros argumentos, también sostuvieron que los recursos pendientes por parte de la Justicia Nacional en el marco de esta causa, “no poseen la entidad suficiente “ para paralizar el inicio del debate oral, tal como lo sostuvo Casas en su decreto firmado la semana pasada, en el que fijó como fecha de inicio del juicio, el 16 de febrero de 2010.

A raíz de esta presentación, ahora los jueces Carlos Jiménez Montilla y Josefina Curi deberán revisar la medida tomada por Casas, por lo que no está dicha aún la última palabra respecto a la fecha del segundo juicio oral y público por delitos de lesa humanidad.

Foto: Argentina, Tucumán: Bussi, sí; Menéndez, por ahora no. Esa es la postura de los organismos de derechos humanos, para el segundo juicio histórico. / Autor: PRIMERA FUENTE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Avanza el trámite judicial de la provincia ante la Corte Suprema por las deudas de la Nación

LT9 - DATASANTAFE

Si bien no fue confirmado aún por las autoridades del gobierno provincial ni el Fiscal de Estado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación habría fijado una audiencia para el mes de febrero próximo, entre la provincia y el gobierno nacional. Las deudas ascenderían a los $4.000 millones.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación habría fijado una audiencia para el próximo mes de febrero para que provincia y Nación lleguen a un acuerdo en el trámite judicial iniciado por Santa Fe, para que se abonen las deudas que supuestamente mantiene el gobierno federal.
 
El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti confirmó que la deuda ascendería a los $4.000.
 
“Este es un paso previo a evitar la decisión de la Corte, que va a tener que intervenir si o si, porque hemos hecho todas las presentaciones por los $4.000 millones que a nuestro entender adeuda la Nación a la provincia”, sostuvo Bonfatti, quien señaló que aún no sabe la fecha exacta que habría fijado el máximo Tribunal. De todas maneras, se pudo saber que la audiencia estaría programada para febrero de 2010.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Chaco: La UPCP decidió a convocar a paro por tiempo indeterminado

CHACO DIA POR DIA

La medida extrema tomada por trabajadores que treparon este lunes a las torres de iluminación del Hospital Perrando y que permanecen con esa medida, precipitó la decisión por parte del personal de Salud.

En medio de la protesta del personal del nosocomio, en reclamo de mejores condiciones de trabajo y sin la posibilidad de tomar medidas de fuerza, como ser una huelga, por su condición de contratados de obra, tres trabajadores subieron a las torres de iluminación de más de diez metros de altura que se encuentran en la playa de estacionamiento del centro sanitario, donde pasaron la noche del lunes en reclamo por la reconversión de sus contratos.

Esta medida extrema obligó a la conducción de la Unión del Personal Civil de la Provincia a decretar un paro por tiempo indeterminado para el personal de planta de Salud Pública a partir de este miércoles, con lo cual los trabajadores subidos abandonaron las alturas.

Mientras que el lunes al mediodía sus compañeros cortaban la avenida 9 de Julio, de forma imprevista Daniel Correa (35), enfermero contratado de obra desde 2004; Hugo Ríos (45), quien desde 2000 trabaja de mucamo, primero ad honores y después como Jefe de Hogar, hasta que en 2005 obtuvo un contrato de obra; y Carlos Cartier (30), también mucamo y contratado de obra con similar antigüedad, treparon a las torres de iluminación. Este último sufrió una descompensación a las 2.30 de la madrugada, por lo que fue bajado por los bomberos.

Durante la mañana del martes Ríos también debió ser asistido por problemas de presión, por lo que abandonó la protesta con la ayuda de la escalera de la autobomba, aunque fue reemplazado por Ariel Esquivel (28).

Mientras tanto, otros diez trabajadores acompañaron desde abajo a los manifestantes asistiéndolos en lo que necesitaban y, mediante un hilo de nylon, subían y bajaban comida y frazadas.

Los trabajadores reclaman que de la misma manera en que el gobernador Jorge Capitanich bajó a hablar con los empleados de Sameep, lo haga con los trabajadores de la salud. Mientras esto sucedia, en el Hospital, en reunión de delegados, la UPCP debatía la concreción de una medida de fuerza por tiempo indeterminado.

No a los piqueteros

La presencia en el lugar de movimientos piqueteros y dirigentes sociales como "Tito" López y el "Pelado" Rossi llevó al director del hospital, José Luis Meiriño, a afirmar que la protesta tenía fines políticos, lo que ocasionó el malestar de los trabajadores quienes de forma inmediata se trasladaron hasta la dirección donde exigieron su renuncia. Meiriño salió e intentó explicar sus dichos pero los ánimos estaban caldeados, por lo que desistió.

En junio de 2005 tres trabajadores tomaron la misma decisión de treparse a las torres de iluminación. En esa oportunidad llevaban más de dos semanas de paro en reclamo de una recomposición salarial y mejoras para los Jefes de Hogar que prestaban servicios de la misma forma que los empleados de planta por los $150 de la asistencia.

Autor imagen: CHACO DIA POR DIA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Los sindicatos municipales se declararon en estado de alerta y movilización

PRIMERA FUENTE

La Federación de Sindicatos Municipales y Comunas Rurales de la Provincia de Tucumán, en el plenario de secretarios generales del viernes pasado se declaró en estado de alerta y movilización. Los dirigentes manifestaron que los trabajadores municipales y comunas rurales de la provincia, ante la falta de respuesta del Poder Ejecutivo, de numerosos pedidos efectuados para mejorar los salarios retomarán a la pelea y no descartan retomar a las protestas en la calle.

Mediante asamblea general de secretarios generales de los sindicatos municipales y de comunas rurales realizada el pasado viernes, se declararon en estado de alerta y movilización. Según los dirigentes el gobierno local sigue con la indiferencia a sus números planteos reivindicativos. No descartan retomar la pelea sindical a la calle con cortes y protestas.

En este sentido, el secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales, José Contreras, explicó que todavía siguen exigiendo el blanqueo en el sueldo básico de los incrementos no remunerativos bonificables y no bonificables otorgados por actas acuerdos con el PE.

También señaló que todavía no se aplicó la legislación nacional en materia de salubridad y que no se ha iniciado la titularización en planta estable de todos los empleados municipales y de comunas rurales que hayan prestado más de 6 meses trabajo continuo en dichas dependencias.

Contreras sostuvo que comenzarán a exigir con acciones directas a los intendentes para que efectúen el pago a la Caja Popular de Ahorros las retenciones del personal municipal en conceptos de créditos solicitados (Intendencias de Famaillá, Juan Bautista Alberdi, Aguilares y Yerba Buena).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Se realizó con éxito la Primera Feria del Libro Independiente y Autogestiva (FLIA) de La Plata

Federico Sager (INDYMEDIA)

Cerca de tres mil personas -según estimaciones de los organizadores- deambularon por la Primera Feria del Libro Independiente y Autogestiva (FLIA) de La Plata, que se realizó el sábado pasado, dentro y fuera del Centro Social y Cultural Olga Vázquez.

Desde el mediodía hasta entrada la noche la circulación de gente fue constante, como así también el diálogo, el cuchicheo y las miradas de asombro. La rambla de 60 entre 10 y 11 se colmó de casi dos centenares de puestos de editoriales independientes, revistas y fanzines, películas, ropa y otros objetos artesanales, comida casera y vegetariana. En simultáneo, hubo todo tipo de actividades culturales: poetas recitando sus creaciones, cantautores, bandas, muestras de fotos y cortometrajes, charlas-debate, títeres y payasos. Lo que se dice, un verdadero acontecimiento.

Los rasgos más significativos de la FLIA son al menos dos. Por un lado su increíble heterogeneidad. Cuesta creer que haya tanta, y tan diversa, producción de cultura independiente en un sistema que se dedica permanentemente a destruir/cooptar las diversas expresiones populares. Por otro lado, el contacto directo, el diálogo y el intercambio entre productores y "consumidores", lo que la asemeja a los tradicionales mercados de frutas, verduras y otros productos que todavía persisten en algunas diagonales de la ciudad, así como a las ferias artesanales que cada vez van ganando más espacio en las plazas platenses.

Detrás de cada puesto hay historias y, sobre todo, trabajo, mucho trabajo. No de ese que es remunerado por las grandes editoriales en concepto de derechos de autor, sino el que nace del deseo de crear y compartir lo creado, de las ganas incontenibles de escribir y reescribir, leer y releer, colectivamente el mundo. En esta feria, copyright es una palabra que pierde cada vez más peso, ya que una parte importante de las pequeñas editoriales prefieren adoptar el copyleft, concepto que invita a compartir y distribuir libremente el material, siempre y cuando se cite la fuente y, a veces, ni siquiera.

A algunos participantes les llamó la atención una pregunta recurrente por parte de muchos puesteros: "¿sos de aca?". Se trataba de los "flieros" históricos, provenientes en su mayoría de Capital Federal, quienes no salían de su asombro al comprobar que en La Plata hubiese tanta movida cultural. "Claro que soy de acá", respondían desconcertados los ocasionales o permanentes platenses. Sin embargo, para los organizadores también fue una grata sorpresa la masividad que tuvo el evento. Aunque en la previa se intuía que la cosa venía adquiriendo mucho peso, había que contrastar las aspiraciones previas con los hechos.

La magnitud que fue cobrando la propuesta, traducida en una fuerte organización, modificó la idea originaria que era organizar la 11ª FLIA en La Plata (las anteriores fueron en Capital Federal y una en Santiago de Chile). Las discusiones maduraron, creció el colectivo organizador y, finalmente, decidieron constituirse como FLIA La Plata, con el aliento de los integrantes históricos de la FLIA.

Rubén de Editora VomitArte e integrante de la comisión de comunicación de la FLIA La Plata, cuenta que en el colectivo local hay gente de dos facultades, centralmente: Humanidades y Bellas Artes, pero también "mucha gente suelta, que escribe un libro, hace una revista que no tienen quién los financie, o incluso gente que financia sus propias publicaciones pero después termina en el cuello de botella de la difusión." Explica Rubén que todo se hizo de manera autogestiva, igual que como hacen los libros, haciendo fiestas como la que dio cierre a la jornada del sábado, que contó con las presentaciones de Sr Tomate, Tropel, Vatangueando y Primer Hombre Internacional.

La emoción de Rubén al hablar de este nuevo espacio cultural está a flor de piel, casi como si hablara de una hija. "Esto es un rompecabezas que se va armando solo... Por ejemplo, hay un pibe que vino con un disco recién grabado, una piba de Arte al Ataque, de la Facultad de Bellas Artes le hizo el diseño y otro pibe que tiene imprenta le imprimió las tapas... De acá va a salir algo más que la FLIA, no se si una cooperativa de editores, no se, pero algo mas va a salir, ya está saliendo. Nos estamos juntando gente que nos necesitamos, juntos llevamos adelante cosas como estas que son bárbaras porque nos sirven a todos, difundimos lo que hacemos, nos contactamos con gente que hace otras cosas y sobre todo nos divertimos, la pasamos bárbaro, es un lugar de encuentro de agite, de convivencia y alegría, eso está bueno, combinar la militancia y el activismo con la alegría y el disfrute."

En cada FLIA se intenta apoyar las luchas de los lugares que están resistiendo y en esta ocasión se tomó el reclamo del Centro Social y Cultural Olga Vázquez por la expropiación definitiva. Los diputados y senadores provinciales sancionaron la expropiación, pero falta que el Ejecutivo pague a los acreedores (dueños legales del predio) y entregue formalmente el edificio a sus legítimos ocupantes. Además de la ayuda en cuanto a la difusión que adquirió el reclamo y a la cantidad de gente que conoció el lugar durante la actividad, los organizadores pidieron un libro por puesto para donar a la Biblioteca Popular Héctor Germán Oesterheld que funciona allí, y juntaron más de cien libros y publicaciones.

"Es un sueño cumplido", dice Tero, integrante de Arte al Ataque y del Olga Vázquez (que, a su vez, son parte del Frente Popular Darío Santillán); "la FLIA era ideal para visualizarnos al resto de la sociedad, [para que se vea] que no sólo se hacen cosas adentro sino en la calle". Tero rescata el trabajo asamblearío que hubo desde mayo para realizar este evento y que implicó reuniones semanales de cincuenta personas y grupos de editores, de músicos, de artistas de diferentes estilos "que estaban potenciando una convocatoria que no puede hacerla un sólo grupo, era una convocatoria colectiva, de colectivos, y eso da la potencia de lo que fue la actividad. La feria en sí superó las expectativas en cantidad de puestos, en cantidad de gente que rondó alrededor de todas las actividades... tengo una sensación de plenitud y felicidad absoluta colectiva".

La próxima aún no tiene fecha pero sí lugar: será en el Galpón de Tolosa, otro espacio recuperado y resignificado, que viene coordinando con el Olga Vázquez y otros espacios en la Red de Centros Culturales. A modo de conclusión, Tero enfatiza el grado de referencia que una actividad como la FLIA genera en torno a lo social, que hace que la gente "empiece a apoyar que espacios como estos no deben jamás ser desocupados por la fuerza ni por lo legal, esto es un espacio legítimo que gestiona y activa cultura continuamente, incluso a niveles que el Estado no puede generar. En ese sentido, todos los centros culturales tenemos que estar muy unidos porque esa es la mejor manera de resignificar estos espacios como proyecto colectivo que aportan a esto que denominamos cambio social."

Autor foto: Gustavo Sager - INDYMEDIA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Colombia: El ministro de Defensa Gabriel Silva no descartó retirarse de la UNASUR

El ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, dijo hoy que su país no descarta la posibilidad de retirarse de UNASUR si se mantiene la posición de algunas naciones que evitan discutir los temas que Bogotá plantea, narcotráfico, terrorismo y armamentismo.

"Eventualmente si este impasse se perpetúa y no vemos una preocupación por el armamentismo, el tráfico de armas, el narcotráfico, el crimen organizado, pues si no hay sensibilidad por esos temas que son los de los colombianos, pues estaríamos ahí simplemente de invitados de piedra, ahí si tocaría evaluar esa posibilidad" de retirarse, dijo el ministro.

Silva asistió en compañía del canciller, Jaime Bermúdez, a la reunión de ministros de UNASUR que se realizó el martes en Quito, y cuyo eje fue la discusión del acuerdo pactado por Bogotá y Washington que permite operaciones de militares norteamericanos en siete bases locales.

Respecto a esa reunión, Silva dijo que fue "tensa, difícil" y hubo "gavilla contra Colombia promovida por algunos países que les interesa hablar de los problemas y las preocupaciones que ellos tienen, pero no tienen mucha sensibilidad a las nuestras".

Agregó que, pese a esa actitud, Bogotá mantiene la "esperanza que todavía se pueda enderezar el camino", respecto a los temas que quiere que se discutan, destacó además la postura constructiva y "bastante neutral", del canciller de Ecuador, Fander Falconí, durante el encuentro en Quito.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México: Los diputados rechazan la propuesta de aumentar impuestos

Legisladores de todos los partidos políticos representados en la Cámara de Diputados, con excepción del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), rechazaron la propuesta presidencial de establecer impuestos "para combatir la pobreza".

Jesús Alberto Cano Vélez, diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo ante el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, que su bancada no avalará el llamado Impuesto para la Contribución al Combate a la Pobreza.

Afirmó que "llámese como se llame, es un IVA (Impuesto al Valor Agregado)".

Su partido, con mayoría en la cámara baja con su aliado, el Partido Verde Ecologista de México (PVEN) se ha opuesto a varios intentos del PAN de implementar un impuesto a medicamentos y alimentos.

Cano dijo que una parte del gabinete (del presidente Felipe Calderón) no se ha enterado que el partido en el gobierno perdió las pasadas elecciones (legislativas), y que la nueva conformación del Congreso no avalará esos tributos.

El secretario de Hacienda, Carstens, compareció en la Cámara de Diputados para explicar los nuevos impuestos propuestos por el presidente Felipe Calderón, entre ellos, un 2 por ciento al consumo general -que en los hechos incrementa el IVA a 17 por ciento) y 4 por ciento a los servicios de telecomunicaciones.

Por su parte, el diputado federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Vidal Llerenas, criticó la propuesta económica presentada por Carstens, y dijo que el gobierno no ha creado planes para revertir la actual crisis financiera.

El legislador propuso conformar un consejo de concertación económica y social para debatir la situación en materia de desempleo y la falta de crecimiento en la economía mexicana.

En tanto, el coordinador de Nueva Alianza, Reyes Tamez Guerra, dijo que "hay que pagar más impuestos para que el gobierno tenga más dinero para combatir la pobreza; consideramos que la pobreza se combate más efectivamente con más inversión, crecimiento y empleos".

Al referirse a los "excesivos" impuestos que tendrán que pagar las bebidas alcohólicas y los cigarros -que no se han divulgado- comentó que la propuesta sólo fomentará el mercado negro de productos y bebidas adulteradas.

Mario di Constanzo, del Partido del Trabajo (PT), dijo que la propuesta fiscal del Poder Ejecutivo pone en riesgo la estabilidad social del país.

Aclaró que esa propuesta no será apoyada por ese partido ni por millones de seguidores del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

El coordinador de Convergencia, Pedro Jiménez de León, dijo que "la propuesta económica para 2010 que se ha presentado, tenemos claro que no resolverá los problemas que enfrenta el país y, por el contrario, generará más inflación, carestía, desempleo y mayor pobreza".

Por su parte, el diputado del PAN, el ex periodista financiero Luis Enrique Mercado, respaldó la propuesta del gobierno federal, pero dijo que a la par de estas reformas se deben crear sistemas de recaudación fiscal en los estados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Estados Unidos: Los gastos de inteligencia ascienden a 75.000 millones de dólares al año

El director de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos (EEUU), Dennis Blair, reveló el martes que los gastos anuales del país en este sector son de aproximadamente 75.000 millones de dólares.

El alto funcionario declaró a la prensa que cuando presentó la Estrategia de Inteligencia Nacional para el año 2009, las actividades de inteligencia gubernamentales y militares ascendieron a cerca de 75.000 millones anuales, lo que representa más del diez por ciento del presupuesto anual de aproximadamente 650.000 millones de dólares otorgados para la defensa del país.

Asimismo, la estrategia incluye la totalidad de la cifra del presupuesto para la inteligencia nacional, incluyendo las dieciséis agencias de inteligencia gubernamentales y las respectivas partes homólogas dentro del Ejército.

Se trata de la primera ocasión en la que el gobierno de EEUU revela el costo total de sus actividades de inteligencia, incluyendo las relacionadas con las militares.

El gobierno estadounidense ha tomado algunas medidas como consecuencia de la presión de los legisladores y los grupos de derechos humanos para hacer que el gasto de la inteligencia sea más transparente, cuya cifra total se mantenía confidencial antes de 2007.

En 2008, la administración de Bush sólo informó sobre los gastos de las dieciséis agencias de inteligencia, los cuales fueron de 47.500 millones de dólares, pero el programa de inteligencia militar no fue incluido en el informe.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Estados Unidos: El gobierno y el Congreso en desacuerdo sobre el envío de más tropas a Afganistán

El Departamento de Defensa y el Congreso de Estados Unidos presentan puntos de vista contrarios sobre la necesidad de enviar más tropas a Afganistán, mientras el presidente Barack Obama está considerando un nuevo plan para ganar la guerra de ocho años en el país de Asia central.

Antes y después de que Stanley McChrystal, el máximo comandante estadounidense en Afganistán, presentase el informe de evaluación, se ha especulado sobre si el ejército podría solicitar el despliegue de más tropas para derrotar a la insurgencia talibán, pese a que Obama prometió este año enviar al país 21.000 efectivos adicionales a finales de este año.

Por primera vez, el martes el ejército envió un claro mensaje de que los esfuerzos adecuados para contrarrestar a la insurgencia talibán "significan probablemente más tropas".

En una audiencia en el Comité de Servicios Armados del Senado, el almirante Mike Mullen, presidente del Estado General Conjunto de EEUU, dijo: "En mi opinión, está muy claro que necesitaremos más recursos" para llevar a cabo la nueva estrategia de Obama en Afganistán, anunciada a principios de este año.

Sin embargo, Mullen no dijo cuántas tropas más se solicitarían, una cuestión que, según indicó, se debatiría en las próximas semanas.

Sus declaraciones recibieron el aval del máximo legislador republicano en el comité, el senador John McCain, quien dijo: "Con fuerzas en la guerra escasas, se podrían repetir los errores que cometió Estados Unidos en Irak".

Pero los demócratas del Congreso siguen siendo escépticos y se oponen a la posibilidad de enviar más tropas a Afganistán antes de que el gobierno proponga un plan detallado para ganar la guerra.

El presidente del Comité de Servicios Armados del Senado, el demócrata Carl Levin, argumentó que para demostrar su resolución en la guerra, Estados Unidos debe proporcionarle "los recursos necesarios al ejército y a la policía de Afganistán para que sean autosuficientes", lo cual demostraría "nuestro compromiso con el éxito de la misión, que satisface nuestro interés de seguridad nacional", no sólo la ampliación del número de tropas desplegadas allí.

Esta semana, otros líderes demócratas del Congreso, entre ellos la presidenta de la cámara Nancy Pelosi, y el líder de la parte mayoritaria en el Senado Harry Reid también instaron a la administración Obama a abandonar el plan de ganar esta guerra cada vez menos popular mediante la solicitud de más recursos.

Sin embargo, la administración Obama, que está tratando de presionar para que avance la reforma del sistema sanitario en el Congreso y en la opinión pública, aún no ha hecho comentarios sobre el informe de evaluación de McChrystal y la posible solicitud de más recursos para la guerra en Afganistán.

En el Departamento de Estado, la secretaria de Hillary Rodham Clinton le dijo a la prensa que la administración estaría deliberando sobre los próximos pasos a seguir en Afganistán "durante algún tiempo".

De acuerdo con fuentes del Congreso, McChrystal tiene programado informar a legisladores clave sobre su informe de evaluación.

Estados Unidos tiene actualmente 65.000 tropas en Afganistán, y a finales de este año se desplegarán en el país unos pocos miles de efectivos adicionales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...