martes, 22 de septiembre de 2009

Ranking mundial de “Noticias Basura” y “Noticias Engaño” (II): Las cinco noticias más engañosas del último año

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

El ranking anual del Proyecto Censurado trae también las cinco Noticias Engaño más abusivas de 2008/2009: 1) La Octomamá (madre de octillizos); 2) La paliza del cantante Chris Brown a su novia Rihanna; 3) El falso plomero Joe; 4) Obama es malo en el bowling y no tiene tacto con los plomeros, por tanto no está capacitado para gobernar; y 5) La “negrura” del presidente de EEUU.

La categoría de "Noticias Engaño" -o “Abuso”- puede confundirse con la de "Noticias Basura" –o “Chatarra”-, asegura el informe Censored 2010, del Proyecto Censurado de la Universidad Sonoma State de California. Las Noticias Engaño/Abuso se diferencian de las Noticias Basura/Chatarra porque abordan asuntos importantes o temas de auténtico interés general que son presentados de manera falseada y engañosa por la gran prensa corporativa. 

Las historias, que son manipuladas torcidamente, trivializándolas, personalizándolas o, más propiamente, “tabloidizándolas”, abundan en los informes “periodísticos” sobre fertilidad de mujeres mayores, violencia doméstica o alusiones a la clase obrera. (1). También se dan significativamente en las historias sobre asesinatos y en notas sobre maravillas científicas, “temas que a menudo son convertidos en simple forraje por los bufones circenses de la corte de los grandes medios corporativos”, sostienen Mickey Huff y Frances A. Capell, autores de la “Encuesta de Noticias Basura y Noticias Engaño 2008/2009” del Proyecto Censurado (2). 

“En el año de la histórica elección presidencial, en lugar de un examen sobrio de las tensiones raciales existentes desde hace mucho tiempo en EEUU, se ofrecieron historias marchitas que juzgaban la “negrura” de Barack Obama como símbolo del “fin del racismo” en esa nación”, afirman Huff y Capell. Aparecieron deducciones desproporcionadas fundadas en la impericia de Obama en el juego de bolos: si no era capaz de lograr una jugada perfecta en el “bowling” significaba que estaba marcado como un líder incapaz, carente de tacto hacia el elector común, precisamente aquellos votantes que le dieron la mayoría.. 

Para demonizar la figura del candidato demócrata los medios crearon a un nuevo héroe y supuesto portavoz electoral de las masas llamado “Joe el Plomero”, como si alguien hubiera escrito antes un libreto. A menudo, los temas importantes de noticias secuestrados y trivializados son reforzados por “comentaristas especializados”, una “expertocracia” capaz de formular hipotéticas metacríticas. Para el Proyecto Censurado, “las historias de Noticias Engaño transforman temas potencialmente de interés general en distracciones titilantes y totalmente inútiles”. Como este es un fenómeno que no es exclusivo de Estados Unidos, pareciera que existe una pauta o agenda mundial para este tipo de noticias que se difunden en todos los países, una figura como el llamado “gran hermano”.

Traducción de las cinco “Noticias Engaño Top” en 2008 y 2009 (3)

1) Octomamá
2) Chris Brown golpea a Rihanna
3) Joe el Plomero
4) Obama no puede gobernar porque es malo en los bolos y no tiene tacto con Joe el Plomero
5) La negrura de Obama

1) Octomom: La historia engaño número uno de este año es el cuento de Nadya Suleman, una mujer soltera y desempleada de 33 años que resultó embarazada por fertilización in vitro (FIV) y dio a luz a ocho hijos el 26 de febrero de 2009. Designada con frecuencia como “Octomamá” (Octomom), antes de quedar embarazada de ocho criaturas Suleman ya tenía seis niños, todos concebidos por FIV. La madre admitió haber gastado alrededor de 100 mil dólares en tratamientos de fertilidad y según los médicos, padece paranoia, depresión y síndrome de stress post-traumático. 

La madre de catorce niños no tiene empleo desde su primer embarazo, pero ha recolectado 165.000 dólares en pagos por incapacidad según registros médicos y del sistema de compensación de los trabajadores. También recibe pagos por incapacidad para tres de sus seis primeros niños. Aparte de sacarle dinero a su notoriedad, los únicos ingresos de Octomom provienen de préstamos para estudiantes y 460 dólares por mes en bonos de alimentos. El espectáculo de Octomom, que a la vez fascina y repugna a EEUU, fue claramente exacerbado apuntando al aumento del gasto social presupuestario en el marco de una recesión.

Para abonar parte de su deuda de 565.000 dólares por la hipoteca de su casa de 2.583 m2 en La Habra, California, vende fotografías de los niños, Suleman acepta entrevistas y apariciones en televisión. En abril de 2009, inició el trámite de registro de la marca “Octomom”, pero una compañía de Texas no involucrada en la campaña de agresividad contra la súper madre reclamó el mismo nombre para un juego de iPhone. El presidente de la compañía comentó: “Ustedes, la prensa, fertilizan su vientre y ella tiene los bebés”. Octomom también firmó un contrato para un reality show con Eyeworks, la productora de televisión independiente más grande del mundo, aunque su difusión en EEUU todavía no se programa.

La astuta madre en serie explota el fenómeno de las Noticias Engaño creando un ciclo de publicidad surrealista y nauseabunda. Observando la televisión, más el apoyo limitado de la ayuda estatal, todo indica que de un modo u otro el público hará su parte para prever el futuro de los niños de Suleman. Octomom ¿se explota a sí misma? ¿O está intentando subirse al tren en marcha para aprovecharse de lo que están haciendo los medios corporativos? La gran prensa alimenta a Octomom y a sus niños sin abordar el significado de la fertilización, o el hecho de que EEUU lleva la delantera en las tasas de mortalidad infantil del mundo industrializado, o que existen dificultades económicas cada vez mayor para los padres solos, millones de niños carecen de atención de salud y de médicos éticos y un número récord de mujeres planifican cesáreas innecesarias. Claramente existen temas más importantes que afectan a la vida humana y necesitan la atención de los medios.

2) Chris Brown golpea a Rihanna: Una historia de jóvenes estrellas tipo cuentos de hadas, florecida bajo el resplandor caliente de Hollywood, repentinamente se transformó en una pesadilla. El 8 de febrero de 2009 estalló un conflicto a bordo de un automóvil que terminó en una pelea con mordiscos entre los jóvenes cantantes Chris Brown, 19 años, y Rihanna, 21. “¡Voy a golpearte… lejos de ustedes, cuando lleguemos a casa! ¡Esperen y verán!”, gritaba un Brown enfurecido, según el testimonio de la policía. Los pormenores de los golpes, gritos, mordiscos en las orejas y amenazas hicieron furor en los medios. El asalto ocurrió después de una fiesta de la industria del disco en el lujoso barrio Beverly Hills.

Aunque la noticia del incidente fue divulgada inmediatamente por todas partes, la cobertura adquirió mayor valor para el público cuando apareció una fotografía de una Rihanna contusa y estropeada. La agresión dejó su boca de “llena de sangre que salpicó su ropa por todas partes”, escribió un policía en la escena. Brown, que fue acusado de dos crímenes, asalto y amenazas criminales, podría recibir una pena de cinco años en prisión si resulta condenado.

En el boicoteo público subsiguiente, la música de Chris Brown fue retirada de las ondas de muchas estaciones de radio que lo consideraron apropiado. El hecho relevante fue que los medios abusaron notoriamente de este cuento trágico de dos adultos jóvenes atrapados por circunstancias desafortunadas y dolorosas , esforzándose por describir los detalles más jugosos y horrorosos del incidente. La estrella del hip-hop P. Diddy confirmó la acogida de Brown y Rihanna en uno de sus hogares para que la pareja pudiera “hablar de una situación que llevan adentro”, solidificando así la noción en la arena pública de que las vidas de las celebridades de Hollywood son una telenovela masiva, entretejida y destinada a las televisión y a los quioscos de periódicos.

Además, el incidente pudo contribuir bastante a generar un debate sobre el problema de la violencia en los hogares, especialmente en la generación más joven, pero el seguimiento informativo se centró únicamente en las implicaciones de las celebridades. Abordando el problema más seriamente que la mayoría, la conductora de televisión Oprah Winfrey [de etnia negra, como los protagonistas de la pelea] exploró el problema de la violencia doméstica con su co-anfitrión Tyra Banks en una emisión dedicada al tema el 12 de marzo de 2009. Sin embargo, ¿qué tipo de mensaje se envió al público? La violencia intrafamiliar es un problema candente en EEUU, pero sólo se le presta cierta atención cuando afecta a las celebridades. Así, el abuso doméstico deviene en Noticias Abuso o Engaño.

3) Joe el Plomero: Durante la campaña presidencial 2008 ocurrió algo magnífico: apareció la personificación “el sueño [norte] americano” bajo el nombre de Joe el Plomero. Samuel “Joe” Wurzelbacher alcanzó notoriedad en octubre después que cuestionó la política de impuestos del senador Barack Obama en un diálogo con el candidato en su propio jardín, que fue ventilado repetidamente por la televisión. Wurzelbacher se confrontó con el candidato presidencial demócrata cuanto éste le preguntó si creía en “el sueño americano” mientras recorría vecindarios haciendo campaña en Toledo, Ohio. 

“Estoy listo para comprar una compañía que haga 250.000 a 280.000 dólares por año”, respondió con aspereza, “pero su nuevo plan de impuestos va elevar las tasas, ¿no es así?”. Obama respondió diciéndole “Mr. Wurzelbacher, siempre es bueno incrementar la riqueza de todos”. La frase fue agarrada rápidamente como la revelación del deseo de redistribuir la riqueza (que implica un cierto tipo de socialismo) por los comentaristas, publicistas y bloggeros de John McCain, el rival conservador republicano.

En el debate presidencial final, Joe el Plomero fue incorporado a la argumentación ideológica de McCain para demostrar cómo los impuestos de Obama dañarían a los pequeños propietarios de negocios. “Joe quiere comprar un negocio en que ha trabajado todos estos años, laborando diez, doce horas por día. Pero al observar su plan de impuestos vio que debería pagar tasas mucho más altas”, proclamó McCain. “Joe intentaba realizar el sueño americano”. El nombre de Joe surgió más de 20 veces durante el debate de 90 minutos. Incluso, incluyendo el candidato republicano se refirió a él como “mi viejo compinche, Joe el Plomero”. Esa misma noche Mr. Wurzelbacher fue sitiado por los medios de noticias locales y nacionales en busca de entrevistas.

Sin embargo, no hubo mucho interés en prestar atención a quién era realmente Joe, ni al trabajador medio estadounidense. El nombre real de Joe era Samuel, no era plomero autorizado y había declarado una renta de 40.000 dólares por año. Tampoco tenía planes reales de comprar pronto una compañía y probablemente se beneficiaría con los planes de impuestos de Obama. Irónicamente, la Asociación Unida de Plomeros, Ajustadores de Vapor y Mecánicos de Servicio apoyaron a Barack Obama y se opusieron al candidato republicano respaldado por Joe el Plomero. Los problemas de la clase obrera y de los sindicatos de trabajadores fueron sustraídos del guión de este acto secundario de reality show para horario estelar.

Joe se ha mantenido bastante ocupado desde la elección. El libro de Wurzelbacher “Joe el Plomero: Luchando por el Sueño Americano” expone sus ideas sobre los valores estadounidenses a quien lo quiera comprar. También se transformó en “periodista” y cubrió el ataque a Gaza desde el lado israelí (como si la prensa de EEUU no lo hubiera hecho suficientemente) como corresponsal del sitio web conservador http://pjtv.com. Aunque sean extranjeros, usualmente los periodistas requieren acreditar pruebas de experiencia para que el gobierno los autorice a reportear en Israel, pero Wurzelbacher siempre fue escoltado en sus reportajes por el jefe de la Oficina de Prensa del Gobierno de Jerusalem y por un fotógrafo de esa misma oficina.

Wurzelbacher también contrató a un equipo de publicidad y continúa haciendo apariciones en televisión, incluyendo su participación en el Encuentro por el Tabaco, Alcohol y Armas de Fuego en Colorado, con el slogan “Gocen de su libertad mientras todavía la tengan”. Mientras tanto, observando las preocupaciones reales de la clase obrera, los trabajadores de fábricas como GM esperan disfrutar de sus trabajos y pensiones mientras todavía los tengan. Desde lo que dijo Joe el Plomero durante la campaña que lo catapultó a la fama en 2008, cuando Obama apareció en su vecindad, apenas ha tenido tiempo para jugar al fútbol con su hijo, pero se esforzó en endosarle su condición de “estadounidense promedio” a la candidata republicana a la vicepresidencia Sarah Palin en sus debates con Joe Biden.

Los intentos de construir una imagen de “falta de tacto” con un “Joe promedio estadounidense” no son novedosos: datan de la presidencia de Andrew Jackson [1829-1837] y de la llamada era del Hombre Común. El éxito resuena para quienes se identifican como cazadores del simple sueño americano, que puede resultar extremadamente útil, especialmente para los miembros de la elite que tienen tan poco en común con la mayoría de los estadounidenses. Y en las palabras de Joe el Plomero, ¿qué incluye ese sueño? “Una casa, un perro, un par de rifles, un bote para pescar”. Quizás un contrato para un libro, un pase de prensa y también cierta celebridad nacional. Mientras parece saberse bastante sobre las aspiraciones de Joe el Plomero, los estadounidenses todavía están esperando conocer más sobre los apuros de los trabajadores y qué puede hacerse para mejorar las vidas de millones de gente que trabaja duro.

4) Obama no es apto para gobernar porque falla en los bolos y no tuvo tacto con Joe el Plomero: En el nuevo énfasis de un estilo de campaña cara a cara más tranquilo, en un viaje de seis días en autobús por Pennsylvania, Barack Obama hizo una parada el 29 de marzo de 2008 en el pueblo de Altoona, en Pleasant Valley Lanes. Allí jugó una partida de bolos que perdió por la cuenta 37 / 300. “Mi plan económico es mejor que mi bowling”, les dijo a sus compañeros de juego. “Tiene que ser”, murmuró un espectador. En las semanas siguientes, la cobertura informativa asignada al plan económico palideció en comparación al juego profético de bolos de Altoona.

En los periódicos, revistas, Internet y TV, particularmente en MSNBC se desató rápidamente una evidente fijación sobre la mal concebida tentativa de acercamiento de Obama con los trabajadores manuales de Pennsylvania central. “¿Sabe Ud. si esa persona es real? ¿Podrán conectarse con Obama como votantes? ¿Usted sabe que quien esté en la liga de bolos del noreste de Pennsylvania central, en Scranton y Wilkes-Barre, no puede identificarse con alguien que obtiene un puntaje de 37 en 7 cuadros”, declaró Jon Decker, corresponsal de Reuters en Washington, en MSNBC Live, edición del 14 de abril.

Durante la edición del 1 de abril de Hardball, en MSNBC, el comentarista de béisbol Chris Matthews le dijo al senador Claire McCaskill (demócrata por Missouri): ¿“Déjenme preguntarles cómo se conecta él [Obama] con la gente regular? ¿Qué hace? ¿O lo único que hace es enrostrar a la gente su origen en la comunidad africano-estadounidense y hablamos de gente que tiene universidad o grados avanzados?” El comentario de Matthews en la edición de Hardball del día anterior fue aún más injusto: “Esto se ha puesto muy étnico, pues el hecho de que sea bueno en el baloncesto no sorprende a nadie, pero el hecho de que sea tan terrible en los bolos hace que ustedes se preguntan ‘¿En qué términos gobernaría un país?” Quizás el rico y privilegiado Matthews debe haber gastado más tiempo hablando sobre la gente de trabajo que conversando con ella.

En la edición del 31 de marzo de Morning Joe de MSNBC, el anfitrión Joe Scarborough llamó “golosina” el resultado del juego de bolos de Obama, diciéndole a su co-anfitrión Willie Geist: “Ustedes conocen a Willie; la cosa es que los americanos quieren su presidente y si es un hombre, debe ser un hombre real. Ustedes consiguen a 150, ustedes son un hombre, o una buena mujer”. Geist contestó: “Fuera de mi presidente, yo quiero 150, por lo menos”. Quien quisiera empequeñecer a Obama le daba un pinchazo por su pobre desempeño en los bolos. Su oponente Hilary Clinton bromeó ante la prensa en abril, el día de los Inocentes: “Estoy desafiando al senador Obama a una partida de bolos”. Una muchacha de diez años exhibía una tarjeta de puntuación más impresionante que la del candidato presidencial. En dos artículos publicados con relieve, el 2 de abril, en NYDailyNews.com, la estudiante de cuarto grado de Nerw Jersey Gabriella Llamas ofreció algunas palabras colmadas de sabiduría: “Hay que mirar los palitroques cada vez que se lance la bola”.

Casi un año entero después, Obama apareció en The Tonight Show para explicar su plan económico y le dijo al conductor que había estado practicando en el bowling de la Casa Blanca y anotado el poco impresionante resultado de 129. “Es como en los Juegos Para-Olímpicos o algo asó”, dijo el presidente, incitando la risa de la audiencia. Con poca relevancia para la mayoría de la sociedad, el tema de los bolos se convirtió en de nuevo en “noticia”. Se dijo que la broma del presidente con las Olímpiadas Especiales no sólo perpetuaba un estereotipo cruel, sino que también era inexacta. Uno de los jugadores superiores de bolos de los Juegos Para-olímpicos de la nación, Kolan McConiughey, indicó: “Él hizo 129. Yo hago 300. Podría batir fácilmente su cuenta”.

En este caso de Noticias Abuso, la oportunidad de Obama de resonar sus políticas económicas entre los votantes de la clase obrera fue eclipsada por sus defectos recreativos. Se gasto un carísimo tiempo de antena en sacar al aire su ineptitud para el bowling, cuando fácilmente se pudo gastar en analizar las políticas de trabajo, el aumento del desempleo o la deuda promedio de los consumidores. En su lugar, el abuso/engaño consiguió en el público el rango de noticia. ¿Cualquier persona cogida en medio de una historia como ésta va a ponerlo en perspectiva? “Si son buenos jugadores de bolos”, dijo la joven Gabriella Llamas, “eso no los hace a ustedes un buen presidente”. Quizás. O a lo mejor sólo ha estado mirando un poco de béisbol.

5) La negrura de Obama: En febrero de 2007, la revista Time tocó la trompeta con el siguiente título-pregunta: “¿Es Obama bastante negro?” Logró que cualquier persona preguntara: Bush o Clinton ¿son bastante blancos? O bastante negro… ¿para qué trabajo? No. Pero con un hombre bi-racial que se identifica como africano-americano, la gran prensa corporativa no podía resistirse a su encanto: ¿Es Huey Newton [el líder fundador de las Panteras Negras] o el Tío Tom? ¿Realmente se ennegrece? La agencia Associated Press juntó las piezas preguntando e incluyendo este comentario de Christopher Hitchens: “No vamos a tener nuestro primer presidente negro. Él no es negro. Es tan negro como lo es blanco”. Nunca importó lo qué Obama mismo dijera sobre el tema: “Me identifico como africano-americano… que es cómo me tratan y es cómo soy visto. Estoy orgulloso de eso”. Después siguió un debate rabioso en los periódicos y en los shows de televisión por cable de la nación: ¿era Obama negro? Y si así fuere: ¿era bastante negro? Y tomó asiento trasero otra oportunidad de discutir la sórdida historia de la esclavitud en EEUU y las tensiones raciales.

Entre los despliegues más absurdos de la preocupación por la identificación étnica de Obama, el anfitrión conservador Tucker Carlson de MSNBC condujo un debate sobre su negrura con un panel de periodistas donde todos eran blancos. Todos especularon sobre ciertos datos demográficos que identificarían a un Obama étnicamente nebuloso, sin ninguna prueba o experticia en el tema, más aún, sin ninguna experiencia personal en políticas de identidad racial de los africano-estadounidenses. En un momento del debate, Carlson dijo que Obama “podría identificarse muy fácilmente como blanco [pero] si tomaba esa decisión, la izquierda le saltaría encima”. 

Dado que Obama se identifica como africano-americano, parece ilógico que cualquier persona sugiera que podría identificarse fácilmente de manera distinta a cómo él se ve a sí mismo. Una vez más, mientras persistió toda esta charla, de alguna manera llegó a ser menos importante observar las divisorias raciales del pasado y presente de Estados Unidos. Mucha prensa corporativa parece lejos más interesada en ver cómo Obama apila hasta sus propios estereotipos culturales sobre los afro-americanos y procedió a utilizar esos prejuicios como criterio de su negrura. Janine Jackson, analista del observatorio de medios FAIR, anotó que en varios casos los exaltados gurúes clamaron por un Obama más moderado (¿y más blanco?) que no era Al Sharpton [clérigo y activista de derechos civiles] o Jesse Jackson (y su esposa, Michelle, no es ninguna Angela Davis). Jim Wooten, del Atlanta Journal Constitution, llegó más lejos al decir que después de la elección de Obama desaparecería “el sistema político que lo discriminó y la gente que lo diseñó moriría o se iría”, en tanto Jonah Goldberg, del Chicago Tribune, declaró que la elección de Obama indicaba claramente que EEUU era una sociedad curada, con una nueva tolerancia. Para no ser aventajado, Chris Matthews de NBC comentó: “Ninguna historia de Jim Crow [segregación racial], ninguna historia de cólera, ninguna historia de esclavitud… toda la mala materia de nuestra historia no tiene cabida con este individuo”.

La discriminación sigue viva en EEUU

La elección de Obama de alguna manera desapareció como historia. Por supuesto, algunos quisieron seguir el juego de la raza de todas maneras, afirmaron Hugo y Capell. Sin ofrecer ninguna evidencia, el ultra conservador republicano Michael Steele se quejó que los medios no desafiaron a Obama porque era negro. Probablemente, esos mismos medios ¿estaban tan interesados en la negrura de Obama, o bastante, en su posible blancura, o esos mismos medios proclamaron la raza como un problema muerto en EEUU del siglo XXI? Quizás estos sectores no están prestando atención a la vida mucha gente de color de EEUU. Para muchos de la elite de la prensa corporativa, un EEUU “post-racial” parecía cerca de la esquina. No obstante, la mayor preocupación fue especular si Obama daría un tratamiento justo a los blancos. Mientras tanto, en muchas partes de EEUU las notas “post-raciales” no recibieron el honor de salir impresas en la prensa corporativa o de aparecer en el cable-televisión. 

El Dr. Peter Phillips, sociólogo y director del Proyecto Censurado, citando un reciente informe de derechos civiles de la Universidad de California Los Angeles (UCLA), señaló: “Cuán difícil es para que muchos blancos aceptar que el racismo geográfico/estructural todavía se yergue como barrera significativa para muchos estudiantes de color. Los blancos dicen a menudo que el racismo es del pasado y no necesitamos pensar en él hoy. Con todo, la desigualdad nos mira fijamente a diario en los barrios hispanos, ghettos y detrás de las paredes de las prisiones”. Phillips aseveró que “sigue existiendo desigualdad racial en EEUU. La gente de color continúa padeciendo altas tasas de pobreza, desempleo significativo, fichaje de la policía y encarcelamiento represivo. La segregación en la escuela también es una continua preocupación entre los escolares de minorías raciales y étnicas”. De hecho, la segregación de la escuela en líneas raciales está conduciendo de nuevo a los antiguos días anteriores al caso Brown versus Dirección de Educación, especialmente en los estados occidentales.

Sólo semanas antes de la asunción sin precedentes de un africano como presidente estadounidense, en el alegado EEUU “post-racial”, se dio una tragedia de ocurrencia demasiado común que debe servir como recordatorio potente de las divisiones raciales que todavía plagan al país, como fue el tiroteo a muerte de la policía del metro BART [San Francisco] de un hombre joven, africano-americano, desarmado, sometido, llamado Óscar Grant, de Oakland, CA. Este incidente ilustra claramente cómo llevará más que elegir a una persona negra en la Casa Blanca para poner fin a la extrema violencia racial institucionalizada. Tomará más que la esperanza de cambio en curso en una sociedad y más que simples decretos de la expertocracia.

En conclusión, Phillips advierte sabiamente: “Esta vez vivimos en una sociedad cuando una mayoría de la población ha elegido a un presidente negro de Estados Unidos. Esta presidencia es un enorme logro simbólico para las relaciones raciales en EEUU. Sin embargo, no debemos ignorar que continúan las desventajas para las personas de color y las ventajas resultantes conseguidas por los blancos en nuestra sociedad. Las políticas y la segregación institucionales contribuyen a la continuación de inequidades que requieren ahora estudio y discusión.

Los esfuerzos contra el racismo deben continuar si de verdad queremos lograr la meta de las derechos civiles de la igualdad de oportunidades para todos”. En conclusión: ¿adónde vamos?

Notas: 
1) Para mayor información, leer (en inglés) Infotainment Society: Junk Food News and News Abuse, http://www.projectcensored.org/articles/story/infotainment-society-junk-food-news-and-news-abuse-for-2008-2009.
2) Mickey Huff es profesor asociado de historia en Diablo Valley College y director asociado del Proyecto Censurado y la Fundación Libertad Mediática. Frances A. Capell es estudiante de la Universidad San Francisco State y colaboradora del Proyecto Censurado.
3) Todo el resto del artículo es un fragmento tomado y traducido de http://www.projectcensored.org/articles/story/infotainment-society-junk-food-news-and-news-abuse-for-2008-2009.

Foto: Estados Unidos, Medios de comunicación – Octomom (Octomamá) la noticia que encabeza el ranking de “Noticias Engaño Top” en 2008 y 2009.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El presidente Manuel Zelaya regresó a Honduras

Dick Emanuelsson
 
El pueblo de Honduras recibió al presidente constitucional, Manuel Zelaya Rosales, que regresó el lunes 21 de septiembre después casi tres meses en exilio. El presidente Zelaya pasó la frontera de uno de los tres países vecinos y duró 15 horas y varios cambios de carros para evadir los retenes militares y policiales en el territorio hondureño.

En las afueras de la embajada de Brasil, donde Zelaya fue invitado como “un huésped” por el presidente ‘Lula’, se concentraron durante todo el día del lunes y en la noche de lunes-martes decenas de miles de hondureños dispuesto de defender y vigilar la embajada por cualquier ataque oficial o paramilitar.
 
Acaba de regresar desde Suecia en donde fui invitado para dar conferencias durante diez días justo bajo el tema “El Golpe de Estado en Honduras y la resistencia contra el régimen de facto” bajo el mando de Roberto Micheletti y el general Romeo Vasquez. Aterricé a las 11.00 horas de la mañana y a las 16.00 horas de la tarde Micheletti, en una cadena nacional a las 15.40 horas, oficializó el toque de queda hasta a las 7 de la mañana martes, un toque de queda que fue extendido hasta a las 18.00 horas de la tarde el día martes.
 
Todos los aeropuertos están cerrados en este momento para evitar la llegada de Miguel Insulza, secretario general de la OEA que en una extraordinaria reunión el lunes 21 de septiembre condenó el régimen de facto y exhortó a una solución pacifica en el sentido de que el régimen golpista se retira del poder a favor al presidente constitucional. 
 
En continuación, entrevistas con varios de los manifestantes que antes a las 5 de la mañana este martes fueron brutalmente agredidos por 3.000 efectivos del ejército y de los comandos Cobra y desalojados desde las afueras de la embajada de Brasil en Tegucigalpa.
 
Al mismo tiempo fue tomada y ocupada la casa vecina de la embajada brasileña por un comando de fuerzas especiales que se sospecha esta preparando un asalto a la embajada para secuestrar al presidente Zelaya.

Entrevistas (50 min en AUDIO/mp3, 5,7 mb):

Ver texto completo...

Honduras: ¿El principio del fin?

Atilio A. Boron

Zelaya ya está en Tegucigalpa y su ingreso a Honduras, burlando las “medidas de seguridad” instaladas a lo largo de la frontera, debería marcar el comienzo del fin del régimen golpista. Son varias las razones que fundamentan esta esperanza, que sucintamente se exponen a continuación.

Primero, porque los gorilas hondureños y sus instigadores y protectores en Estados Unidos (principalmente en el Comando Sur y el Departamento de Estado) subestimaron la masividad, intensidad y perseverancia de la resistencia popular que día tras día, sin desmayos, manifestaría su oposición al golpe de estado. En realidad tamaño rechazo no estaba en los cálculos de nadie, si nos atenemos a la historia contemporánea de Honduras. Pero el nuevo rumbo decidido por Zelaya: su positiva respuesta ante largamente postergados reclamos populares y la reorientación de su inserción internacional en el marco del ALBA tuvieron un efecto pedagógico impresionante y desencadenaron una reacción popular inesperada para propios y ajenos.
 
Segundo: el régimen golpista demostró ser incapaz de romper un doble aislamiento. En el frente interno, quedando cada vez más en evidencia que su base social de sustentación se reducía a la oligarquía y algunos grupos subordinados a su hegemonía, incluyendo los medios de comunicación dominados sin contrapeso por el poder del capital. Además, el paso del tiempo lejos de debilitar la resistencia popular lo que hizo fue acotar cada vez más el apoyo social al régimen. En el flanco internacional el aislamiento de Micheletti y su banda es casi absoluto: salvo poquísimas excepciones toda la América Latina y el Caribe retiró sus embajadores, y lo propio hicieron varios de los países más gravitantes de Europa. La misma OEA adoptó una línea dura en contra del régimen y, a poco andar, el único apoyo externo con que contaba el gobierno provenía de Estados Unidos. Este sin embargo, siguió una trayectoria declinante que se fue acentuando con el paso del tiempo: desde la negación de visados al personal diplomático acreditado en Washington hasta medidas cada vez más exigentes en contra del propio Micheletti y sus colaboradores.
 
Tercero, porque las ambiguas políticas del gobierno de Estados Unidos -producto de la puja interna dentro de la administración- que facilitaron la perpetración del golpe de estado fueron lentamente definiéndose en una dirección contraria a los intereses de los usurpadores. Si el inicial rechazo al golpe manifestado por Obama fue luego atenuado y entibiado por su antigua (¿y actual?) rival, la Secretaria de Estado Hillary Clinton, el carácter indisimulablemente retrógrado de Micheletti y su entorno así como la interminable sucesión de exabruptos e insultos dirigidos a Obama cada vez que la Casa Blanca expresaba alguna crítica a Tegucigalpa y su manifiesta incapacidad para construir una base social, fueron lentamente inclinando el fiel de la balanza en contra de las posturas amadrinadas por la Secretaria de Estado y creando una atmósfera cada vez más antagónica en relación a los golpistas.
 
Cuarto y último: el régimen instaurado el 28 de Junio constituye un serio dolor de cabeza para Obama. En primer lugar, porque desmiente enfáticamente sus promesas de fundar una nueva relación entre Estados Unidos y los países del hemisferio. El apoyo inicial al golpe, puesto de manifiesto en la obstinada resistencia de Washington a caracterizarlo como un “golpe de estado”, la tibieza de la respuesta diplomática y la indiferencia ante las gravísimas violaciones a los derechos humanos perpetrada por Tegucigalpa dañó seriamente la imagen que Obama quería establecer en América Latina y el Caribe. La continuidad del régimen golpista haría aparecer a Obama como un político irresponsable y demagógico o, peor aún, como alguien incapaz de controlar lo que hacen y dicen sus subordinados en el Pentágono, el Comando Sur y el Departamento de Estado. Y esto se liga con otro asunto, el segundo, sumamente importante y que excede el marco de la política hemisférica: su credibilidad en la arena internacional. Al demostrar su impotencia para controlar lo que ocurre en su “patio trasero” los gobernantes de otros países –especialmente la China, Rusia y la India- tienen razones para sospechar que tampoco será capaz de controlar a los sectores más belicistas y reaccionarios de Estados Unidos, para quienes sus promesas de alentar el multilateralismo equivalen a una capitulación incondicional ante sus odiados enemigos.
 
Esto es particularmente grave en momentos en que Obama está negociando con Rusia un nuevo acuerdo para reducir el arsenal nuclear de ambos países, algo que Washington necesita tanto o más que Moscú debido a la hemorragia económica producida por las guerras en Irak y Afganistán y al incontenible déficit fiscal norteamericano. El fracaso de este acuerdo tendría un costo económico enorme sobre el presupuesto público en momentos en que ese dinero se necesita para aventar los riesgos de una profundización de la crisis económica estallada en el 2008. Pero para persuadir a los rusos de que su plan de reducción de armamentos es viable tiene primero que demostrar que está en control de la situación y que sus halcones dentro del Pentágono no le quebrarán la mano. Cada día que permanezca Micheletti en el poder equivale a un mes más de difíciles conversaciones con Medvedev y Putin para convencerlos de que sus promesas se traducirán en hechos. Porque, si no puede controlar a los suyos en Honduras, ¿podrá hacerlo cuando se trate de una cuestión estratégica y vital para la seguridad nacional de Estados Unidos?
 
Atilio A. Boron es Director del PLED, Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales, Buenos Aires, Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras: La lucha continúa

Carlos Angulo Rivas

No vamos a cantar victoria antes de tiempo, pero que un triunfo popular en Honduras se avecina es un hecho indiscutible. América Latina está cambiando y el viejo lastre de las dictaduras militares, felizmente, deviene en antihistórico, obsoleto y primitivo en cuanto a salidas políticas estables.

El retorno del presidente constitucional, Manuel Zelaya, a retomar la conducción de ese país centroamericano goza del respaldo mayoritario hondureño y de la unanimidad internacional. Dos aspectos fundamentales destacan en este retorno que cambiará el destino de ese país asolado por la pobreza y la crisis económica y política. El primero, la férrea y disciplinada voluntad del presidente Zelaya de retomar el poder usurpado por Micheletti y la cúpula militar; y el segundo el masivo rechazo popular a un tradicional golpe de estado de gorilas pasados de moda. 

El gobierno de facto de Micheletti nació de un acto de fuerza y quiere mantenerse a punta de toques de queda, balas, bombas y escuadrones de la muerte. No le asiste el derecho nacional y menos el internacional. Sin embargo, la demora a la inminente renuncia se ha debido a negociaciones un tanto oscuras, aprovechando la ambivalencia del gobierno de Estados Unidos, sobre todo por la intervención del departamento de Estado a cargo de la señora Clinton y el departamento de Defensa manejando los hilos del Comando Sur. A este antiguo manejo de la escopeta de dos cañones se opuso la cohesión de los países latinoamericanos y sus flamantes organizaciones, UNASUR Y ALBA, dejando a ese ministerio de colonias, la OEA, en un segundo plano, el del intermediario oficioso. Así el aislamiento de la dictadura de Micheletti, a pesar de los grandes medios de comunicación, nacionales e internacionales, a su favor, demostró la incapacidad de remontar el repudio general agravado por la debilitada política norteamericana de tentar defender lo indefendible cuando la dictadura comenzó a perpetrar sistemáticamente actos violatorios de los derechos humanos y asesinatos selectivos. Una política contradictoria a la promesa de Barack Obama de refundar y mantener una nueva relación hemisférica con Estados Unidos.            

El regreso de Manuel Zelaya a Tegucigalpa inicia una nueva etapa en la crisis política de esa nación centroamericana. Protegido en la embajada de Brasil, a la espera de José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, a fin de entablar un diálogo definitivo donde el dictador Micheletti deberá dimitir evitando la confrontación civil-militar, el presidente constitucional de Honduras dirigió un mensaje a los cientos de seguidores que rodean la sede diplomática, reafirmando su compromiso con el pueblo de su país al que agradeció el esfuerzo de movilizarse desde diferentes puntos del territorio nacional para darle su respaldo. El mandatario prometió no descansar un solo día, ni siquiera un minuto, hasta sacar a la dictadura que está usurpando el poder, pues aseguró que no va a rendirse. Al mismo tiempo se mostró confiado en el proceso de un diálogo que termine con la crisis y devuelva la paz para todos.  

La escuálida posición de Micheletti y sus gorilas no resiste el menor análisis, pues el intento de “legalización” del golpe de estado choca con lo fundamental de los derechos ciudadanos y la democracia; siendo que las acusaciones y la apertura de juicios contra el presidente constitucional carecen de sustento jurídico. Ya que no existe nada más democrático como definición en todos los tratados políticos del mundo que la convocatoria al poder constituyente, esencia del estado de derecho a ser respetado por todos los ciudadanos. La negativa a este derecho ineludible de los ciudadanos de un país, quién no lo sabe, inicia la instauración de un poder dictatorial, despótico y abusivo. Y precisamente el golpe de estado en Honduras, llevado a cabo por un grupo de oligarcas vinculados al narcotráfico y la cúpula castrense sostén y parte de la corrupción, se produce por la condena y desaprobación a la consulta popular promovida por Manuel Zelaya.

Carlos Angulo Rivas es poeta y escritor peruano residente en Canadá.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Hacia el fin de un ciclo (Parte I)

Christian Castillo - Fredy Lizarrague (IPS KARL MARX)

Este trabajo fue realizado el 26 de Mayo de 2009,
publicamos el mismo por la validez del análisis. 

Con la crisis capitalista internacional y su repercusión local llego a su fin el ciclo de crecimiento económico iniciado en 2002-2003. Ya no habrá más “tasas de crecimiento chinas” que permitieron hacer funcionar el “círculo virtuoso” de grandes ganancias empresarias, baja de la desocupación y recuperación relativa del salario (respecto al pozo de 2001-2002, pero sin llegar aún a los valores de los ‘90, como mostramos abajo).

Desde el punto de vista político, al gobierno (que salió muy debilitado del enfrentamiento con las patronales agrarias) se le está agotando el margen de maniobra para unir la reivindicación de los derechos humanos con el aparato pejotista del conurbano, la burocracia sindical y los gobernadores, bajo un discurso desarrollista. Aún obteniendo el oficialismo el resultado de máxima esperado en las elecciones (aproximarse al 40% en la Provincia de Buenos Aires), el gobierno ya no será el mismo y tendrá que renegociar las condiciones de continuidad de su mandato con el resto de los factores de poder dentro del peronismo y con las distintas fracciones de la burguesía. Las elecciones legislativas del 28 de junio serán influyentes en la medida en que cada una las fracciones burguesas medirán sus fuerzas para buscar influir en la transición hacia un nuevo gobierno y un nuevo régimen. Pero todos deberán enfrentar la crisis económica y política, que será un golpe para las ilusiones de amplias capas de la clase trabajadora que tuvieron esperanzas en recibir parte de la torta en los años de crecimiento, y aún hoy acompañan una u otra variante patronal apostando a preservar el trabajo conquistado a costa de mayor explotación y mantener el nivel salarial. Los sindicatos se han comprometido en la política partidaria, tanto en el kirchnerismo como en la centroizquierda, como nunca lo hicieron desde el ‘83. En el período que se abre, es probable y a eso apostamos, que la experiencia con el kirchnerismo y con el gorilismo de la oposición sojera, bajo los golpes de la crisis, permita que franjas de los trabajadores y la juventud asuman como propia la construcción de una gran partido de la clase trabajadora, en lucha por un gobierno de los trabajadores. Los revolucionarios, que somos unos pocos miles, nos proponemos un intenso trabajo militante para ampliar y extender nuestro lugar en las organizaciones de los trabajadores y la juventud, para ser parte de esa experiencia que nos permitirá confluir, en un futuro no muy lejano, con decenas de miles y construir una alternativa para millones. Y así como la crisis capitalista es internacional, y desde el G-20 discuten que la salida capitalista a la crisis también debe ser internacional, nuestro proyecto revolucionario es internacionalista: apuesta a la confluencia de la lucha de los trabajadores más allá de las fronteras y a la construcción de un partido mundial de la revolución socialista, la Cuarta Internacional.

Rezando por el “desacople”

Estamos en medio de una crisis capitalista internacional cuyo desenlace nadie se anima a predecir, más allá de las ilusiones de los propagandistas del sistema por ver su superación cada vez que algún índice muestra alguna mejoría, como ha ocurrido recientemente con el aumento de los niveles de consumo en los Estados Unidos. Lo cierto es que, de mínima, nos encaminamos hacia una “gran recesión”, es decir, a una crisis de dimensiones superiores a las recesiones que vivió la economía mundial de los ‘70 a esta parte, y, de máxima, hacia una similar a la de la década del ‘301, si es que los siderales rescates (“planes de estímulo”) que están implementando las potencias imperialistas no les permiten evitar una ola de quiebras bancarias e industriales muy superior a la que ya se están produciendo, y un mayor proteccionismo (enfrentamiento entre países capitalistas) que hundiría el comercio mundial, llevaría el desempleo a niveles superiores a los actuales y provocaría la cesación de pagos de varios estados actualmente hiperendeudados. Como sostienen los analistas más realistas, si bien no es imposible que eviten una depresión como la de los ‘30, es una vana ilusión esperar una recuperación fuerte de la economía sin mediar una destrucción mayor de la fabulosa montaña de capital ficticio que aún figura en los balances de las entidades financieras “y que sirvió de sostén de la superproducción mundial de bienes y servicios” sin un salto en los niveles de concentración y centralización capitalista, un aumento de la explotación de los asalariados y un mayor saqueo del conjunto de los oprimidos.

Además sería también necesario un cambio copernicano del rol de países como China que se vienen desarrollando como plataformas exportadoras (de mano de obra barata), y de los propios Estados Unidos, que dejarán de ser los “compradores del mundo”.

En el caso de nuestro país, los discursos del “desacople” fueron dejados de lado aunque la magnitud de la recesión en curso es motivo de discusión. Lo cierto es que, más allá del nuevo “viento de cola” que impulsaron a la suba los precios agrarios en abril de 2009, la economía ha sufrido un fuerte bajón, aunque no de la magnitud de los países que están en el epicentro de la crisis, como los Estados Unidos o los estados de la Unión Europea, en los cuales el desempleo se ha disparado a niveles muy superiores a los que existen por el momento en nuestro país. Si bien en parte la economía argentina ha tenido la ventaja de estar menos directamente expuesta a la inversión financiera especulativa que en el 2001 (en Argentina no hubo una burbuja inmobiliaria en los últimos años similar a la norteamericana o española), es falso, como pretenden los propagandistas oficiales, que el nivel de reservas sea suficiente para hacer frente a una corrida en gran escala o que estén garantizados los pagos de la deuda externa. Si durante gran parte del año pasado fue el crecimiento de la inflación lo que daba señales del agotamiento del patrón de acumulación de la “pos convertibilidad”, hoy la crisis se expresa no sólo en la caída abrupta de la producción industrial en sectores que fueron claves en la recuperación sino en la fuerte caída del superávit fiscal –y en los déficit existentes en varias provincias–, en la dolarización de los depósitos bancarios, en la fuga de capitales (u$s 23.000 millones durante el 2008 y u$s 5.700 millones en el primer trimestre del 2009) y en las dificultades para conseguir los dólares para hacer frente a los pagos de la deuda externa. Los ingresos fiscales sólo cubren el gasto público gracias a la utilización de los fondos de la ANSES luego de la nacionalización de las AFJP, con lo cual el estado vuelve a gastar con los fondos jubilatorios para financiar a los capitalistas. Las distintas maniobras a las que está recurriendo el gobierno en este último tiempo (swap de monedas con China, préstamo de u$s 1.500 millones de Brasil, apertura de negociaciones discretas con el FMI) son por sí mismas expresión que la situación venía relativamente complicada en este terreno. A su vez, persiste la presión por avanzar en una mayor devaluación del peso luego de las elecciones (que pasó en un año de moverse en la franja de $ 3,20 por dólar a la de $ 3,70), un punto en el cual coinciden las distintas fracciones de la burguesía. Esta situación económica se retroalimenta con el fuerte debilitamiento político del kirchnerismo, que ha perdido el favor no sólo de la casi totalidad de las clases medias –hoy en la oposición– sino de prácticamente el conjunto de las fracciones capitalistas más influyentes, aún de sectores empresarios que se beneficiaron durante su gestión. En este marco el gobierno está tratando de mantenerse a flote apelando a la base de apoyo con la que aún cuenta en gran parte de los trabajadores y los sectores populares, levantando un discurso de confrontación con “quienes quieren que volvamos a la década de los ‘90” –en relación a la alianza entre Macri-De Narváez y Solá– o “a la crisis del 2001” –en alusión al acuerdo entre la Coalición Cívica, la UCR, el “cobismo” (con el Partido Socialista como satélite en varias provincias).

El “modelo nacional y popular”

El discurso gubernamental sostiene que bajo su gobierno se habría producido un cambio de “modelo”, de uno “neoliberal” a uno “nacional y popular con inclusión social”. Es el caballito de batalla en la campaña electoral, tanto de sus referentes políticos como intelectuales. Es también la fundamentación que dio Hugo Moyano en la multitudinaria concentración de la CGT de fines de abril, en la cual llamó a los trabajadores a votar por las listas gubernamentales el 28 de junio. Hasta el conflicto con las patronales agrarias y el desarrollo de la crisis capitalista internacional, los Kirchner gozaron de un período privilegiado de crecimiento económico, con el PBI aumentando a tasas cercanas al 9% durante más de cinco años. Distintos cálculos señalan que para el segundo semestre de 2004, el PBI medido a precios constantes ya había alcanzado los niveles previos a la recesión comenzada en 1998 y que, a partir de entonces, tuvo un crecimiento neto al menos hasta el último trimestre de 2008 mayor al 50% del pico máximo alcanzado en el ciclo de la convertibilidad. Sin embargo, en lo que hace a las condiciones más generales de la estructura económica y social, estos años de fuerte crecimiento sólo han permitido recuperar los niveles pre-crisis, y en algunas situaciones ni siquiera esto2.

Lo cierto es que el patrón de acumulación capitalista de la “pos convertibilidad” tuvo como principal cambio, respecto del anterior, una modificación de los sectores que acapararon ganancias extraordinarias, en los ‘90 concentradas por las empresas privatizadas y por los bancos. Bajo el “modelo nacional y popular” la economía sigue casi tan controlada por el capital imperialista como durante la década de los ‘90; la deuda externa es un porcentaje similar del PBI a lo que era previo al crack económico de fines de 2001; no se ha modificado lo esencial de la reprimarización de la economía; se ha agudizado la concentración de la propiedad y la producción agraria; la cantidad de pobres era antes de la crisis actual equivalente a la del año 1998 y la de indigentes, superior en tres puntos porcentuales; la precarización de la fuerza de trabajo tiene los mismos niveles que en 1997 y los ingresos de este sector de la clase trabajadora se encuentran aún más lejos de la media salarial de lo que ocurría entonces. Sólo parte de los sectores en blanco y sindicalizados de la clase obrera de las ramas de producción más dinámicas han visto una leve mejora de su salario real respecto de los niveles de 2001, pero esto ha sido sólo hasta 2007, cuando comienza una situación de estancamiento y luego de caída. La participación de los ingresos de los trabajadores en la renta nacional es peor aún que bajo el menemato, y los índices de desigualdad social, similares.

Veamos sintéticamente cada uno de estos puntos, comparando cifras que contrastan la situación antes de cada crisis. En el caso del régimen de la convertibilidad consideraremos el año 1997, previo al comienzo de la recesión. En el de la “pos convertibilidad” los años 2006 –en los casos que consideremos las cifras del INDEC vinculadas a la EPH, es decir, antes de su manipulación por la intervención gubernamental– y 2007, cuando todavía se mantienen los niveles de crecimiento más alto del período.

a) La extranjerización de la economía

El ciclo de privatizaciones y de entrada de capital imperialista durante la década de los ‘90 produjo un fuerte crecimiento en la participación de éste en las principales empresas, que a lo largo de la década pasó de controlar un tercio de las 500 principales empresas (sin incluir al agro y las finanzas) a hacerlo con dos tercios. A pesar de las tan mentadas “argentinizaciones” y de la retirada del capital imperialista en ciertas empresas de servicios públicos que habían sido privatizadas3, la proporción se ha mantenido de 2002 a esta parte, según surge de la Encuesta Nacional de Grandes Empresas (2005-2007) presentada por el INDEC. Como se señala en un artículo: “a fines de 2007 la foto seguía siendo aproximadamente la misma que la de fin de siglo: dos tercios de las firmas de la cúpula empresaria son extranjeras. Esta relación 2/3 extranjeras versus 1/3 nacional invierte la proporción de principios de los ‘90 y se mantiene aproximadamente sin cambios desde 2002. Cuando se detallan los agregados económicos se encuentra que los 2/3 de empresas extranjeras generan el 81,7 por ciento del valor bruto de la producción y el 83,8 por ciento del valor agregado del conjunto de las 500. 

También representan el 90,2 por ciento de las utilidades del panel. La proporción sólo se altera cuando se mira la generación de empleos. Aunque las firmas nacionales son 1/3 generan el 37,1 por ciento de los puestos de trabajo. La primera conclusión es que las grandes empresas extranjeras representan 5/6 del valor agregado de la cúpula, son más productivas y obtienen, abrumadoramente, mayores ganancias que las nacionales. La mayor generación de empleo de las empresas de capital local sólo delata, muy probablemente, una menor concentración orgánica del capital”4. Y si tomamos como universo las principales 200, las de capital extranjero pasaron de ser 104 en 1997 a sumar 128 en 2007. Y a controlar cada vez más recursos estratégicos pasando de capturar un 64,3% de las ventas en 1997 a un 75,8% en 2005 y un 77,3% en 20075.

Esta presencia del capital imperialista es central en varias ramas estratégicas como minería; petróleo y gas; energía eléctrica; automotrices y autopartes. Una distribución por sector puede observarse en el siguiente cuadro:


El informe de los resultados de la ENGE señala en relación a este cuadro que “para el período considerado 2005-2007, la mayor relación entre cantidad de empresas con participación de capital extranjero respecto de aquellas con capital nacional se verifica en el sector de actividad Minas y canteras, en un orden entre siete u ocho veces según el año considerado. En cambio, la menor relación corresponde a Alimentos, bebidas y tabaco donde las empresas se dividen prácticamente por partes iguales entre nacionales y con participación de capital extranjero. En lo que respecta al sector Maquinarias, equipos y vehículos las empresas de capital nacional representan casi la cuarta parte del total del sector.

En su conjunto, las empresas con participación de capital extranjero pertenecientes a la Industria manufacturera casi duplican año tras año a las de capital nacional”.

El mismo informe muestra también una importante ampliación en la cantidad de trabajadores asalariados pertenecientes a estas empresas, que pasan de 561.995 en 2005 a 597.664 en 2006 y a 644.358 en 2007, o sea un aumento de 82.363 puestos de trabajo en el trienio mencionado. A su vez muestra la existencia de una fuerte concentración al interior de estas 500 empresas: sólo las 8 más grandes explican el 23,7% del valor agregado y el 26,1% de las utilidades de este universo empresario pero sólo el 2,9% de los puestos de trabajo asalariado. Y las veinte mayores pasaron de acaparar el 38,7% de las ventas totales en 1997 al 47,2% en 2007.

b) La deuda externa

El “desendeudamiento” es presentado como una de las políticas claves del kirchnerismo. Sin embargo, no sólo en estos años se realizaron los mayores pagos por parte de un gobierno a los organismos internacionales sino que los niveles de deuda en relación con el PBI son similares a aquellos previos a la crisis de diciembre de 2001. Ese año la deuda externa sumaba 144.222 millones de dólares, significando un 54% del PBI. En la actualidad, sin sumar la deuda de los bonistas que no entraron al canje (de u$s 13.900 millones de capital más u$s 9.000 millones de intereses) la deuda externa es de acuerdo con datos oficiales u$s 145.975 millones de dólares, representando un 44% del PBI. Después de haber pagado u$s 24.543 millones de dólares netos a los organismos internacionales (FMI, Banco Mundial, BID) en estos años, la deuda es nominalmente superior a los niveles previos al default y apenas más baja en cuanto a la relación con el PBI.


c) Propiedad y producción agraria

Las patronales agrarias se enfrentaron al gobierno de los Kirchner debido a la resolución 125 en momentos en que los precios internacionales de la soja y otros
productos exportables estaban por alcanzar su pico máximo. Se convirtieron en la fracción burguesa más opositora al gobierno nacional. Sin embargo, en estos años ganaron fortunas y se apropiaron de un porcentaje de la renta agraria sustancialmente superior al que obtenían en la década del ‘90. Según plantea un estudio sobre la apropiación de la renta de la tierra agraria entre 1882 y 2007, durante la convertibilidad, gracias al peso sobrevaluado, escapaba de las manos de los terratenientes el 80% de la renta, en beneficio de los sectores financieros, el capital extranjero y los sectores más concentrados6. Entre 2002 y 2007, por vía de retenciones con moneda depreciada, la apropiación de la renta por capitales no agrarios llegó al 25%, cifra que ascendió al 44% luego del aumento de las retenciones de fines de ese año. Como vemos, aún incrementándose en el último año la proporción apropiada por el Estado para redistribuirla en función del pago de la deuda externa y del subsidio de otras fracciones capitalistas, sigue siendo muy superior –casi el doble– la parte que se llevan los terratenientes respecto a los años de Menem y Cavallo. 

El gobierno, por su parte, denunció en los momentos más duros del conflicto del año pasado la concentración en la producción sojera. Efectivamente, sólo un 6,23% de los productores de soja que registra la ONCCA son responsables del 53% de las 38 millones de toneladas comercializadas. Pero este proceso, si bien existía previamente, se continuó durante los cuatro años de gobierno de Néstor Kirchner, que inicialmente favoreció los negocios de grandes beneficiarios del “modelo sojero” como los Grobocopatel.

Y en lo que hace a la propiedad de la tierra, el gobierno “nacional y popular” no produjo ningún cambio progresivo: los poco más de 900 propietarios de las Explotaciones Agropecuarias de más de 20.000 hectáreas siguen teniendo bajo su control 35.500.000 hectáreas, es decir, un 20% del total de la tierra de uso agropecuario.

d) Falsa reindustrialización

Veamos ahora lo ocurrido en cuanto a la distribución de las distintas ramas de la economía, donde encontraremos poca variación respecto de la situación existente en 1997. La industria, por ejemplo, aún a pesar de haberse recuperado desde su pico de caída a comienzos de 2002, ocupa un porcentaje dos puntos inferior al lugar que tenía en el momento previo a la recesión iniciada en agosto de 1998.


Si ahora agrupamos la información según sector primario, secundario (industria) y terciario (servicios), vemos que las proporciones también siguen siendo equivalentes a las de los ‘90. En ambas mediciones el sector terciario tiene un 66% del PBI, el sector secundario un 27% y el primario un 7%.


e) La fragmentación de la clase trabajadora

En artículos anteriores7 mencionamos distintos trabajos8 que daban cuenta de que, tras seis años de crecimiento a “tasas chinas”, la participación de los trabajadores en el ingreso nacional no tuvo cambios significativos respecto de la existente en la década de los ‘90. Otros estudios muestran que durante el reciente ciclo de crecimiento una característica que también se ha mantenido –y en parte ampliado– es la desigualdad de ingresos al interior de la clase trabajadora. Un trabajo reciente9 señala que la variación del ingreso laboral horario promedio entre 1997 y 2006 ha sido negativa en un 2%10, pero que los porcentajes han sido muy variables según la categoría de trabajadores que consideremos. Mientras que para los “Asalariados protegidos en establecimientos de 5 o más trabajadores” (una categoría que agrupa a 3.645.385 trabajadores) existió una mejora del 10%, para los “Asalariados precarios de establecimientos de 5 o más trabajadores” (donde contamos 1.085.690) la variación fue de -10% y para los “Asalariados en microestablecimientos” (de menos de 5 trabajadores, a la que pertenecen 2.240.757 personas) el saldo también fue negativo, en este caso un -17%. Otro trabajo11, que analiza entre otros aspectos la evolución de la estructura de ingresos laborales según sector (diferenciando a los ocupados en los sectores “formal”, “informal” y “público tradicional”) entre 1998 y 2006 nos muestra una situación similar. En 1998 el sector “formal” tenía ingresos un 20,3 % por encima del promedio de ingresos del conjunto. En 2006 este porcentaje se encontraba en un nivel levemente superior, un 22,3%. En lo que hace al sector “informal”, recibía en 1998 ingresos un 34,2% inferiores al promedio, una cifra que se amplió en 2006 hasta el -40,4%. Por el contrario, los ocupados del sector “público tradicional” tenían en 1998 ingresos un 18,7% por sobre el promedio y en 2006 vieron una ampliación de este porcentaje al 27,7%. Esta diferencia muestra que lejos de transformar la situación de aumento de las desigualdades al interior de la clase trabajadora que se expandió durante el menemismo y la Alianza con el salto en los niveles de precarización a porcentajes superiores al 40%, el “modelo nacional y popular” no ha hecho otra cosa que consolidarla –y aún ampliarla.

Así vemos que de acuerdo a los ingresos, la clase trabajadora se encuentra con un sector que supera el promedio salarial, otro que apenas lo alcanza y uno que está claramente por debajo. El único punto que cuenta favorablemente para el patrón de acumulación de estos años es la menor tasa de desocupación respecto de 1997: esta era de un 14% en aquel año frente a un 9% en 2006 (y de un 7,3% en 2008). Una parte importante de los mismos son trabajadores que se desempeñan en el sector de menores ingresos que no llegan siquiera a superar el umbral de la línea de pobreza. “Trabajadores pobres”, otra de las conquistas del “modelo nacional y popular”.

Pero con la crisis, aún esto está comenzando a cambiar, y el desempleo tiende a aumentar. En el marco que desde la intervención del INDEC a comienzos de comienzos de 2007 sus datos son pocos confiables, un indicador de esta tendencia es que, según la AFIP, para febrero de 2009, la cantidad de empleados declarados al sistema jubilatorio (es decir, el trabajo “en blanco”) disminuyó en 320.409 en relación a mayo del 2008, una baja del 5,4% respecto a los 5.554.278 trabajadores ocupados que se habían declarado en ese entonces.

f) Las ganancias empresarias

El cuadro se completa si contrastamos la situación vivida por la clase trabajadora con el desempeño de las ganancias capitalistas. Según la Encuesta Anual Industrial del Indec, la ganancia bruta promedio es hoy en nuestro país de 19,7%, un valor similar al de los últimos tres años, mientras que es de un 8% en Estados Unidos, de 11% en Francia, de 12% en Canadá y de sólo un 3% en Alemania. Entre 1998 y 2008, mientras la masa salarial aumentó un 30%, la ganancia bruta lo hizo un 100%, cuestión que se explica en parte por que en la actualidad el costo laboral es un 22,3% menor que en 200112. Veamos el detalle de las empresas con los mayores porcentajes de ganancias en 2008 en base a información tomada de las utilidades declaradas por las empresas a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires:


Y después los capitalistas dicen que no tienen “margen” para dar aumentos salariales…

Sintetizando: si, exagerando un poco, Milcíades Peña, discutiendo el mito de la “revolución peronista”, llamaba un “gobierno del como si” a la obra del General entre 1945 y 1955, ¿qué tendríamos que decir hoy respecto del período de los Kirchner?

Notas:
1) No está de más recordar que inicialmente se creó en aquellos años la ilusión que la caída económica sería relativamente pasajera, ya que la economía norteamericana había mostrado signos de recuperación para 1932. Trotsky mismo pensó que esta variante era posible. Sin embargo, luego de esa recuperación parcial, la economía yanky y la mundial continuaron su hundimiento, desembocando en la Gran Depresión que sólo llegó a su fin en la 2ª Guerra Mundial. Aunque una guerra de este tipo no está en las perspectivas de la situación política actual, sería un error tomar como un hecho los pronósticos más favorables con los que se ilusionan los políticos capitalistas y perder de vista la perspectiva más catastrófica en que puede resultar la crisis actual.
2) De ahí que, desde un marco teórico diferente al nuestro, investigadores que se referencian en la tradición de la CEPAL hablen de un “crecimiento sin cambio estructural” (C. Fernández Bugna y F. Porta, “El crecimiento reciente de la industria argentina: nuevo régimen sin cambio estructural”, en Bernardo Kosacoff (ed.), Crisis, recuperación y nuevos dilemas. La economía argentina 2002-2007, Santiago de Chile, CEPAL, 2008) o “crecimiento sin desarrollo” (Alejandro Lavopa, “Crecimiento económico y desarrollo en el marco de estructuras productivas heterogéneas. El caso argentino durante el período 1991-2006”, en Javier Lindenboim (comp.), Trabajo, ingresos y políticas en Argentina, Bs. As., Eudeba, 2008).
3) En cuanto a las 200 primeras empresas, las estatales pasaron de una a siete empresas.
4) Claudio Scaletta, “Riesgo Extranjero”, Suplemento CASH de Página/12, 12/04/09.
5) Ver Alejandro Bercovich, “La fiesta previa a la crisis fue para pocos”, Crítica, 17/05/09, en base a datos tomados de un informe de Claudio Lozano, Ana Rameri y Tomás Raffo.
6) Juan Iñigo Carrera, “Terratenientes, retenciones, tipo de cambio, regulaciones específicas: Los cursos de apropiación de la renta de la tierra agraria 1882-2007”, disponible en la página del Centro para la Investigación como Crítica Práctica, junio de 2008.
7) Christian Castillo, “‘Campos’ que no son nuestros”, Lucha de Clases Nº 8, junio 2008.
8) Ver por ejemplo Eduardo Basualdo, “La distribución del ingreso en Argentina y sus condicionantes estructurales”, en Memoria Anual 2008, CELS, Argentina 2008.
9) Alejandro Lavopa, op. cit.
10) El trabajo de Lozano, Rameri y Raffo citado por Bercovich que mencionamos anteriormente, plantea que si la referencia que tomamos es el ingreso medio de los trabajadores, la caída ocurrida entre 1997 y 2007 fue en términos reales (y descontando la inflación) de un 22,8%, y que la brecha de ingresos entre el 10% más pobre y el 10% más rico de la población subiera de 22 a 29 veces.
11) A. Salvia, G. Comas, P. Gutiérrez Ageitos, D. Quartulli, F. Stefani, “Cambios en la estructura social del trabajo bajo los regímenes de convertibilidad y posdevaluación. Una mirada desde la perspectiva de la heterogeneidad estructural”, en Javier Lindenboim (comp.), op. cit.
12) Cledis Candelares, “De los más ganan a los que más la pagan”, Página/12, 3/05/09.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Tras la sanción de la ley de medios. La oposición neoliberal con votos pero sin iniciativa

PRENSA DE FRENTE

Amplia fue la cosecha electoral de junio para el par UCR – Coalición Cívica; PRO – PJ. Sin embargo ninguno de esos espacios logra recortarse claramente como recambio del kirchnerismo. Los principales dirigentes - sin poder trazar en voz alta un proyecto de país - juegan a las escondidas. Las recientes derrotas de las corporaciones sojeras y mediáticas, ambos espacios propiciantes de su crecimiento electoral los dejó con los votos pero sin iniciativas. Solo el vicepresidente Julio Cobos y su juego desestabilizador se distingue dentro del espacio que pugna por retomar la agenda neoliberal más radicalizada.

El frente electoral que bajo la denominación de Acuerdo Cívico y Social reunió a la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y el Socialismo no logra alinear posturas. Sus máximos dirigentes, con una desmoronada y siempre inestable Elisa Carrió y el socialismo alejados por razones diversas de la figura de Cobos, pierden consistencia. En el PRO, Mauricio Macri arrastra sobre si una pésima gestión en la Ciudad de Buenos Aires y en tiempos no electorales pierde presencia mediática detrás de un discurso muy acotado y poco consistente. Sus aliados provinciales, Francisco de Narváez y Felipe Solá no logran aún sumar todo el PJ que quisieran y no encuentran resquicios importantes, más allá de algunas chicanas pasajeras, la mayoría de las veces insostenibles en sus propias trayectorias. 

La corporación sojera, representada en una Mesa de Enlace, que en su última convocatoria de protesta demostró un bajísimo nivel de participación en las provincias y nulo apoyo efectivo en las grandes ciudades, ha quedado momentáneamente desdibujada. Su continuo machacar agenda por derecha carece de poder de fuego efectivo en las últimas semanas. En ese contexto, la oposición política que supo aglutinarse acríticamente en torno a las patronales agrarias queda al descubierto y sin reacción. 

La inesperada impotencia que, al menos en lo público, siguen demostrando los grupos mediáticos para enfrentar una ley de medios que los perjudica en sus estructuras monopólicas, concentradoras y de poder político, resquebrajó el esquema en segunda instancia. Que la ley salía o salía y que eso provoca su propia desaparición, son los principales argumentos de su mensaje. Jugando a la víctima pero a la defensiva el grupo Clarín, cabeza del bloque mediático, parece prepararse mejor para una “venganza” que para frenar la iniciativa hoy. El lloriqueo de los principales referentes de una oposición por derecha, que decidió escapar a un debate que perdía, demuestra esa impotencia. 

El tercer pilar soñado por la fracción mediático – sojera, las cámaras empresarias, aun con matices entre ellas, y a las que el modelo de subsidios todavía beneficia jugosamente, son más cautelosas en sus criticas al gobierno. Para Clarín y la Mesa de Enlace el vicepresidente se presenta como el único presidenciable y la aspiración tiende a amontonar a toda la posición de derecha tras el mendocino. Para tal objetivo, no alcanza solo con la UCR y el PJ está y seguirá en disputa. El cambio de representaciones en el parlamento, con los mandatos que se inician en diciembre, auguran para la derecha mejores condiciones que las actuales. La ausencia de cuadros y dirigentes consistentes contrasta esa idea. 

Mientras diciembre no llega, el gobierno demuestra la capacidad pingüina de reinventarse en momentos de debilidad. La Nueva Ley de Medios y su amplitud para incorporar modificaciones, fue una de sus mejores jugadas. La movida de ningún modo le pertenece en exclusividad. Los diarios más cercanos al oficialismo afirman que la tendencia a buscar apoyos a su izquierda, aquella que antes no existía y a la que ahora se halaga continuará tal como ocurrió en diputados. 

De darse, la estrategia permitirá la sanción de algunas leyes que mejoren en términos populares a las actuales. La Ley de Entidades Financieras, instalada durante el último gobierno militar y una reforma política tendiente a facilitar condiciones de igualdad económica entre los diversos partidos políticos figuran entre las posibles. La asignación universal por hijo, que sostiene desde hace años la CTA entre otros espacios, es la tercera punta en cuestión, aunque allí el oficialismo buscará dilatarla todo lo posible. 

Sin embargo, las tensiones entre el kirchnerismo, su forma de construir, reconstruir y destruir poder; sus objetivos concretos y la centro izquierda en leve pero sostenido crecimiento no desaparecerán: el decidido acercamiento oficial al FMI será el primer punto polémico de unos cuantos. Enfriando las opiniones más optimistas, la propia historia del oficialismo lo convierte en el principal escollo a la hora de sostener la hipótesis de reformularse en alianza con los espacios liderados por Pino Solanas y Martín Sabbatella. Lejos de voluntarismos espasmódicos, el camino no parece simple.

Foto: Argentina - La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, diserta en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos. / Autor: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Sigue el conflicto en la ex Terrabusi: “Lo principal es que levanten los despidos”

Carlos Saglul (ACTA)

Ayer cortaron durante ocho horas la Panamericana. Cuando ya anochecía y estaban reunidos en asamblea, los trabajadores de la ex fábrica Terrabusi fueron informados que el Ministerio de Trabajo intimaba a las partes a reanudar la negociación así como a pagar los salarios adeudados.

Nada decía en cambio la comunicación de la cartera laboral sobre la principal reivindicación de los obreros: la reincorporación de 155 despedidos, explicaron a ACTA los miembros de la Comisión Interna.

Los obreros de la ex fábrica Terrabusi cortaron durante ocho horas la ruta Panamericana a la altura de la localidad de General Pacheco para reclamar la reincorporación de 155 despedidos y rechazar un plan de desvinculación voluntaria ofrecido por la empresa.

María Rosario, delegada de los trabajadores, explicó que el conflicto comenzó cuando reclamaron mejoras en las condiciones de salud para evitar contagios por la gripe A. Ni siquiera aceptaban la jornada reducida para las mujeres.

La empresa aprovechó para cesantear a 155 empleados, entre ellos los once miembros de la comisión interna. La delegada denunció que el plan de la empresa es reducir a un sólo turno el trabajo de la planta de Pacheco. De los actuales 2.600 empleados quedarìan 800.

Ramón Bogado, también delegado de la empresa explicó a ACTA que “el corte se levantó para reunirnos en asamblea y ver como seguimos. Acabamos de recibir una comunicación del Ministerio de Trabajo en el que se intima a las partes a seguir con las negociaciones. Además ordena el pago de los salarios adeudados”.

Según el dirigente, la comunicación se olvida del tema central que es la reincorporación de los 155 despedidos y el respeto de los derechos sindicales de los trabajadores, cuya comisión interna fue cesanteada en su totalidad.

La semana pasada los trabajadores fueron duramente reprimidos por la Gendarmería y desde ese momento permanecen tomando las instalaciones de la fábrica que ahora pertenece a la empresa estadounidense Kraft Foods. Por eso, una de las primeras medidas tomadas por los trabajadores fue una marcha a la Embajada de los Estados Unidos.

Bogado explicó que al no acatamiento de la conciliación obligatoria por parte de la empresa y la represión, ahora se agregan las amenazas e intimidaciones que estarían recibiendo familiares y obreros, instándolos a terminar con las medidas de fuerza.

“Estamos dispuestos a negociar siempre y cuando ellos, como primera medida se comprometan a levantar los despidos”, explicó Bogado a ACTA.

Autor foto: PTS

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Perizotti habló y escrachó a un militar que participaba del traslado ilegal de detenidos

Héctor M. Galiano (NOTIFE)

Juan Calixto Perizotti amplió ayer su indagatoria en el marco de la “Causa Brusa”, que juzga a seis santafesinos, cinco de ellos ex policías. El imputado dijo que el Ejército dictaba todas las órdenes represivas y puso al descubierto a un ex capitán del Destacamento de Inteligencia 122, Jorge Roberto Diab. “Una noche me entregó a diez detenidas en un camino de tierra al norte de Santo Tomé”, dijo.

El ex jefe de la Oficina de Coordinación del Área 212 del Ejército en los años de plomo, Juan Calixto Perizotti, quebró la estrategia del resto de los imputados de la causa Brusa que habían decidido no ampliar la indagatoria en el marco del juicio oral y reservarse el derecho para los alegatos finales.

La declaración de Perizotti se esperaba con ansiedad luego que su abogado Claudio Torres del Sel anunciara la semana pasada la intención de su defendido. El ex comisario, de 72 años, es sindicado como el jefe de una dependencia policial que fue un centro de detención clandestino de presos políticos en la última dictadura militar.

En tres horas de exposición Perizotii intentó despegarse de sus responsabilidades como responsable “del gobierno de la Guardia de Infantería Reforzada (GIR)”, según sus propios dichos. “Todas las órdenes la daba el Comandante del Ejército, el coronel Juan Orlando Rolón, órdenes que no se podían discutir ni comentar”, destacó. “Yo no quería ir a la GIR, pero tuve que hacerme cargo de la Oficina de Operaciones del Area 212 dentro de la GIR, que dependía exclusivamente del Ejército (…) yo estaba como jefe de la comisaría Octava en Santa Fe y después pasé a depender del Ejército, aunque administrativamente estaba a cargo de la Policía santafesina.

El imputado volvió a explayarse en los “beneficios” de los que gozaban los detenidos políticos en la GIR. “Comían la misma comida de los suboficiales, siempre estaba todo limpio, se encargaban los propios presos de limpiar. Yo había dicho que nunca detuve a nadie pero hoy escuchando la declaración de (Luciano José) Almirón (un ex militante de la UES detenido por el mismo Perizotti el 24 de mayo de 1977) recordé que efectivamente yo lo tuve que detener por pedido del Ejército que tenía sobre él un pedido de captura”. Unos minutos antes Almirón había contado conmovido cómo su hermana mayor (María de los Milagros) y su madre (María Rosa Sedrán) fueron víctimas del terrorismo de Estado entre 1976 y 1978, sufriendo todo tipo de tormentos y encierros en cárceles y dependencias policiales. Justamente, en una de las visitas del joven Almirón a su hermana en la GIR fue detenido por Perizotti. “Nos denigraba, decía que todos nosotros deberíamos estar muertos”, recordó.

Perizotti volvió a mencionar que, mientras estuvo al frente de la GIR autorizó el ingreso del sacerdote fallecido Edelmiro Gasparoto y del ex Arzobispo santafesino Vicente Zaspe. “También veía un cura de apellido Rucci, que supo estar en Laguna Paiva. Todos ellos entraban a pesar del peligro que significaba que el Ejército lo sepa. Se comentaba por ese entonces que algunos policías que había ayudado a detenidos enviando notas a sus familiares habían terminado presos en Coronda. Si a mí me descubrían me daban 10 años”, señaló .

“He llevado detenidos a la comisaría Cuarta, siempre por órdenes del Comandante del Ejército y de esa dependencia los he llevado a la GIR. Muchas de esos trasladados eran por blanqueos. Por ejemplo, a Coronda había que trasladar a los presos en celulares del servicio penitenciario. Una sola vez lo hice en el coche de la dependencia policial que fue el caso de (Alberto) Maguid, quien me pidió hablar con su familia antes de ser trasladado (desde la Seccional Cuarta) y yo le di ese beneficio. Además me pidió que le saque las esposas para poder saludar desde el móvil a su mujer y su hijo, y también se lo concedí”, recordó el ex comisario así su experiencia en el traslado del secretario general de la UPCN. “En ese momento no se respetaban las instituciones ni la Constitución Nacional. ¿Qué podía hacer yo si un capitán del Ejército tenia más poder que un jefe de unidad regional”, se defendió Perizotti al recordar la orden de traslado de Maguid a la cárcel de Coronda, donde el gremialilsta estuvo detenido dos años.

El imputado recordó también que en su oficina trabajaba un grupo de sumariantes, dos de ellos de la policía santafesina que llegaron a comisario general: Esteban Donatti y Anoni. Por el Ejército estaba el Teniente Ale y también había un subinspector de la Policía Federal. 

El capitán al descubierto

Entre divagues y auto reivindicaciones Perizotti echó afuera su confesión o, al menos, su deliberada intención. “Todas las órdenes venían del Comandante. Con respecto al asunto de las tres chicas, (Anatilde) Bugna, (Patricia) Traba y (Ana) Cámara (…) ellas dicen que fueron detenidas el 23 de marzo de 1977 y que en “la casita” les hicieron firmar declaraciones bajo apremios, y que a los tres días pasaron por la oficina donde estaba yo, pero quiero decir lo siguiente: 4 días antes, por decir una fecha cercana, me llama el coronel Rolón y me dice ‘Véalo al Mayor Roberto Diab que le va a entregar unos detenidos (…) y me dijo que lo espere esa noche a las 24 horas en el Comando de Artillería, que estaba en el mismo distrito. No me dijo nada más. Quince minutos antes voy con un ayudante y un chofer a buscarlo. Vimos un camión del servicio penitenciario en el Comando, me saludaron dos guardiacárceles y un chofer de apellido Leonardi que me reconoció y me dice ‘Juancito, vos también acá’. Llegó Diab y me dijo ‘vengan conmigo, primero yo, después el celular y después ustedes’. Y nos fuimos para Santo Tomé. Pasamos la avenida 7 de Marzo, después avenida Luján. Cuando finaliza esta última avenida, él –por Diab – sigue de largo (a la altura de la estación de servicios de Shell) por un camino de tierra, unos 200 metros y para. Y me dice ‘espéreme acá’, y se fue en dirección al este, tardó una hora, llegó con tres autos y los pone a la par del vehículo del servicio penitenciario. De los autos bajaron 10 detenidas, todas vendadas, no me acuerdo si venían esposadas (…) de ahí las trasladamos a la Guardia de Infantería Reforzada y él – por Diab - nos dijo que arrancáramos, que nos seguía detrás. Me pidió que entre (al lugar) el vehículo donde se trasladaba a las detenidas de ‘culata’, para que no vean los movimientos desde la calle. Entre las detenidas estaba Bugna, Traba, Cámara, Benavidez y creo que una chica Aguirre y otra Abdolatif. Eran 10, no recuerdo todo los nombres, pero eran 10”.

Perizotti le recordó al jurado que, en relación a la inhumación de los NN del cementerio local, él recibió una orden escrita del Comandante del Ejército, es decir Juan Orlando Rolón. “Esas personas fallecidas estaban en el hospital Piloto (Cullen). Lo tengo todo declarado en la justicia federal. Le mandé todo la información que tenía de esos cuerpos al cementerio municipal. Todo lo dejé por escrito, documentado”. El imputado remarcó una y otra vez que dependía del Área 212 y que sólo tenía una relación administrativa con la policía santafesina. “El auge de detenidos se dio en 1976, por la GIR pasaron unos 300”, indicó.

El ex jefe de la Guardia de Infantería se preguntó en un momento “¿cuántos militares están presos?, nosotros fuimos usados como forros, parece que Perizotti mató, Colombini mató…que todos mataron. Pero loes cierto es que el Ejército no usó de forros, que se usan y luego se desechan. Yo no tengo miedo porque nunca me amenazaron pero, qué casualidad, hace 15 días me amenazaron. Nunca tuve custodia, nunca la pedí. Yo voy a asumir mi responsabilidad, pero no voy a asumir la ajena”, señaló ofuscado el imputado.

El equipo completo

Jorge Roberto Diab fue el subjefe del Destacamento de Inteligencia 122 en los años en que el egresado de la Escuela de las Américas, Domingo Marcellini (1975 y 1978) fue el mandamás. Operativamente el destacamento funcionaba en el distrito militar de calle Avenida Freyre y Juan de Garay, en la ciudad de Santa Fe. Allí reportaban también el Personal Civil de Inteligencia (PCI), la patota integrada por policías del departamento de Informaciones (D2) de la policía santafesina y también, en forma más inorgánica, la comunidad informativa, integrada por empleados del poder judicial, comerciantes y periodistas. Militarmente estaba dividido en las Secciones Política, Grupo de Calle, Operaciones Especiales y Logística. El propio Ministerio de Defensa de la Nación informó a la Secretaría de Derechos Humanos la nómina de los militares que ocuparon cargos en la inteligencia militar ente 1975y 1978. Además de Jorge Roberto Diab (cuyo último domicilio se ubica en la zona del Parque Sur en Santa Fe, aparecían otros nombres destacados – todo con rango militar-: Teniente Coronel Julio César Bellene (Jefe antes de Nov.75), Teniente Coronel Antonio Ramón Ricciardi (asume la jefatura después de Marcellini); Mayor Rubén Ignacio Gaitán (Investigado en la causa “Área Paraná), Capitán Carlos Gustavo Fontana, Capitán Alberto Maneiro, Capitán Jorge Alfredo López, Capitán Douglas Patrick Dowling, Capitán Domingo Morales (a quien podaban “el idiota”), Teniente Primero Raúl Carlos Mendez, Teniente Primero Alberto José Jaime, Teniente Primero Julio César Dominguez (alias “Potín"), Teniente Primero Héctor Melitón Martínez, Teniente Primero Paúl Alberto Navone (“suicidado” en Córdoba un día antes de declarar en la causa Area Paraná y la supresión de identidad de la hija de Raquel Negro y Tulio Valenzuela, quien fuera identificada en diciembre del año pasado), Teniente Primero Jorge Luis Ismael Zamudio. En el Destacamento de Inteligencia 122 también reportaban los suobficiales Nicolás Correa (fallecido,alias “El Tío”, encargado de alquilar las casa operativas del Ejército en las afueras de la ciudad), y Eleodoro Jorge Hauque (alias Lolo).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Misiones: Apuntaron al Ejército como responsable de los tormentos

MISIONES ON LINE

Los testigos que declararon en la quinta jornada del juicio por delitos de lesa humanidad aseguraron que les informaron que estaban “a cargo del área 232” luego de ser detenidos. Se develó la identidad de una nueva víctima fatal de las torturas.

"Estábamos a disposición del área 232”, manifestaron los testigos citados para la quinta jornada del juicio oral y público por los delitos de lesa humanidad que se le sigue a los ex militares Juan Antonio Beltrametti y Carlos Humberto Caggiano Tedesco.

“Por suerte no me mataron, me torturaron mucho pero gracias a Dios estoy vivo”, manifestó Segundo Báez, un agricultor de 79 años, que estuvo detenido durante tres años sin ser registrado en ningún lugar. 

El hombre recordó que fue apresado en mayo de 1976 en Jardín América, luego lo trasladaron a la comisaría de esa localidad donde lo informaron que estaba “a disposición del área 232”.

Báez manifestó que luego fue trasladado en una camioneta a Posadas, donde fue sometido a torturas en las cuales le preguntaban por Peczak y Susana Ferreira, entre otros “políticos”. 

“Todas las noches se escuchaban los llantos de hombres y mujeres”, recordó el agricultor, quien manifestó que un efectivo “macanudo me dijo que tenía que arrepentirse porque ya habían matado a un tal Roman en la casa de tortura”.

Tras esta declaración uno de los abogados querellantes entregó al tribunal el acta de defunción de Julio Agustín Roman, quien sería una víctima más de la dictadura militar.

Segundo Báez fue trasladado luego a las dependencias del Ejército, donde quedó liberado tras firmar “una nota que decía que me trataron bien”. Los militares le intimaron al agricultor a que dijera que los golpes que tenía “fue por un accidente” que sufrió.

Por su parte, José Guillermo Sosa, quien fue detenido el 20 de octubre de 1976 cuando salía de su trabajo, dijo que luego lo trasladaron a la Jefatura donde fue sometido a torturas. 

Después lo llevaron “a una casa de piso de parquet. Ahí era un infierno, porque aunque estábamos vendados la mesa de tortura estaba ahí y se escuchaba todo, las torturas, los interrogatorios”, recordó.

“Había muchos agricultores y mujeres, a todos nos torturaban por igual”, explicó José Sosa. Sin embargo no podía reconocer a los torturadores ya que los llamaban “por nombres de guerra”.

El hombre recordó que un hombre que lo torturaba le dijo que estaba “a cargo del área 232 del Ejército”. 

“Eramos objetos de entretenimiento de los torturadores”, manifestó Augusto Gilberto Speratti, quien fue detenido el 26 de octubre de 1976 alrededor de las 5 de la madrugada cuando se encontraba descansando junto a su familia en su vivienda. 

Luego de ser detenido fue llevado al departamento de informaciones en la Jefatura de Policía. “Me llevan a una oficina, me dicen que estoy frente a un coronel, creo que era el jefe del área 232, donde me interrogan por compañeros”.

Luego de ser torturado en ese lugar, “los verdugos me dicen que me llevarían a la costa del río y me iban a asesinar de dos palazos, uno en el pecho y otro en la cabeza”. 

Tras la amenaza, Speratti es colocado en un jeep y llevado a la “casita cerca del Rowing, donde me cuelgan en una soga junto a un compañero, nos propinan golpes de puño, patadas, nos tienen como bolsas de boxeo”.

El hombre manifestó que “los verdugos de esta fuerza eran especialistas en torturas, el objetivo era generar temor, era una situación desesperante”. Luego recordó algunos tormentos como los momentos que pedían agua y los efectivos le tiraban pimienta en la boca; cuando le prendían fuego el cabello o le gatillaban en la cabeza.

Speratti fue trasladado luego al penal de Candelaria, adonde llegó con las manos “gangrenosas, no tenía sensibilidad”.

Luego el hombre fue trasladaod a Resistencia “en un avión del Ejército”, allí tuvo una entrevista con “un coronel, creo que era el jefe del área 232” y en octubre de 1977 obtuvo la libertad vigilada por lo que debía presentarse en el destacamento militar todos los meses.

“Me arruinaron la vida”

Carmen Esther Nuñez fue detenida el 6 de abril de 1976 y recuperó la libertad el 28 de diciembre del mismo año. Pese a no haber sido sometida a torturas aseguró que los militares le arruinaron la vida, ya que no ha podido superar el trauma que le causó. 

Luego de ser liberada, la docente quedó en cesantía por seis años, no pudiendo ejercer su profesión. 

La mujer manifestó que recibió maltrato verbal, amenazas de fusilamiento. 

Luego de lo vivido en la época de la dictadura, la mujer pidió el retiro por problemas de salud y vivió “encerrada” durante el resto de su vida.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Santa Fe: Fuera de la ley... Todo

Pablo Benito (TMO)

Según lo dispuesto por la ordenanza Nº 11.129 Casino Puerto Santa Fe S.A. debía abonar, en concepto de canon a la Municipalidad de Santa Fe, el 6 % de la inversión realizada con destino al Fondo de Desarrollo Turístico Patrimonial ($ 8.135.363, según el Gobierno de la Ciudad). Sin embargo, el 4 de septiembre de 2008, el Intendente Barletta firma el decreto Nº 1021 en que, a pedido de la Empresa CASINO PUERTO SANTA FE S.A., “se procede a la cancelación del canon dispuesto por Ordenanza Nº 11.129 y cc”.

La Ordenanza citada establecía, en su articulo 4º, que el DEM “deberá incluir en el proyecto de presupuesto general del año que corresponda se haga efectivo la previsión del porcentaje… con la IMPUTACION dispuesta precedentemente”. En el presupuesto 2009, se preveía el ingreso de un monto en concepto de canon de CASINO ($ 2.100.000) pero no se realizaba la imputación correspondiente, situación observada por el Tribunal de Cuentas e ignorada por el Concejo ¿Qué efectos tiene el Decreto que suscribe el Municipio con CASINO? El Fondo establecido por Ordenanza no se conforma según lo previsto. CASINO, la concesionaria ofrece pagar su obligación “y la Municipalidad acepta, mediante la concreción de determinadas obras de acceso al Distrito Ciudad Puerto” por un monto de $4.400.000. La Empresa no paga el canon, sino que realiza obras en forma directa, obras que son parte del cargo según Ordenanza Nº 10.943 (art.6). Es decir, paga el canon con la realización de obras que le corresponden como cargo por la concesión. Es decir, paga el canon con la realización de obras que le corresponden como cargo por la concesión y cuyo incumplimiento impedía la habilitación del Casino (art.10 Ordenanza 10.943) ¿Qué gana el Intendente? Evita someterse a la ley de obras públicas, licitar y demás “formalidades” que pondrían en duda un puente peatonal que costó $ 3.200.000. Un Decreto anula una Ordenanza. El Estado “renuncia” al aporte de un fondo dinerario. El Decreto del Intendente es ad referendum del Concejo, pero nunca llega al cuerpo legislativo. El Ente Portuario tampoco habilita la modificación. UN VERDADERO ESCANDALO (Mas información TM papel)

El mismo Decreto 1021 del 4 de septiembre de 2008, que había sido observado, en principio, por la Fiscalía Municipal y luego acomodado a través de un dictamen de dudoso ingenio jurídico – administrativo, reconoce en su propio cuerpo la maniobra escandalosa aquí denunciada y lo hace en su cláusula TERCERA: “Por su parte la Municipalidad declara que una vez que se concreten las obras objeto de la dación en pago, cómo así también se efectivicen los depósitos comprometidos, nada más tendrán que exigirle a la Empresa Concesionaria con relación a las exigencias de obras e inversiones, como en concepto de aporte al Fondo de Desarrollo Turístico Patrimonial” La confesión de parte radica en el reconocimiento, de la Municipalidad, de que los cargos por obras e inversiones no están cumplidas a la fecha. El convenio viene a salvar al privado realizando obras que le corresponden por cargo a CASINO PUERTO SANTA FE, con dineros públicos correspondiente a ese 6 % de la inversión que el privado ya debería haber depositado para ser habilitado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...