jueves, 8 de octubre de 2009

Proyecto Censurado: Jefes militares de Obama cargan un historial de corrupción

Robert Parry (ConsortiumNews.com), Andrew Hughes (Global Research), Allan Nairn (Democracy Now!) y Roxana Tiron (The Hill)*
Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Al mantener Obama al republicano Robert Gates como secretario de Defensa puso a los jefes militares de la administración Bush en posiciones clave del Pentágono. Durante los últimos dos años de Bush, Gates fue el ejecutor dominante de la última oleada de la guerra en Iraq, después que reemplazó a Donald Rumsfeld, quien se mostró opuesto a la nueva escalada.

Los nombramientos de Obama en Defensa e inteligencia beneficiaron a muchos de los peores elementos de la política de seguridad nacional de las últimas tres décadas. También contradijeron sus principales argumentos de campaña respecto una “inteligencia politizada” y “falta de transparencia”. El curriculum de “décadas de experiencia” que cargan estos jefes está lleno de faltas éticas, mentiras al Congreso y “conflictos de intereses” en la puerta giratoria que une al gobierno y el complejo militar-industrial. Aunque Obama prometió mantener a los cabilderos fuera de los altos cargos del gobierno, muchos nombramientos beneficiaron a ex lobbystas o ex consejeros de corporaciones que hacen negocios directamente con el Pentágono. Y el nuevo comisionado de Defensa William Lynn todavía no explica cómo desaparecieron 3,4 millones de millones de dólares (billones españoles o trillones sajones) cuando fue interventor del Pentágono.

La carrera de Robert Gates refleja la puesta en marcha de posiciones neoconservadoras y también le resta credibilidad al plan de Obama para un retiro organizado de las tropas de EEUU. Su historial como oficial de inteligencia de carrera comenzó bajo Nixon. Pero, como indica la crónica de Robert Parry (en ConsortiumNews.com), cuando ocupó altos cargos en la CIA en los años 80, bajo Reagan, tiró por la borda el concepto de inteligencia objetiva de la división analítica de la agencia de espionaje. 

En el libro reciente “Failure of Intelligence: The Decline and Fall of the CIA” (Fracaso de la inteligencia: Declinación y caída de la CIA), el ex analista CIA Melvin A. Goodman describe a Gates como “el oficial jefe de acción que condujo la adaptación de la inteligencia para cumplir los deseos políticos de la Casa Blanca durante la administración Reagan”. Como principal analista reportando directamente al director de la CIA William Casey, Gates “dirigió la primera cocina teórica institucionalizada de la CIA en los años 80, con un énfasis particular en zurcir la inteligencia sobre la Unión Soviética, América Central y el suroeste de Asia”, aseguró Goodman, a fin de justificar el creciente gasto militar y la colaboración de EEUU en guerras sangrientas que fueron elementos centrales de la política exterior de Reagan.

La audiencia en el Congreso de confirmación de Gates como director de CIA de George H.W. Bush en 1991 escuchó a un flujo extraordinario de oficiales CIA de carrera que contaron historias internas acerca de cómo este personaje había corrompido la producción de inteligencia. También hubo preocupación por el papel de Gates en los engaños al Congreso respecto a las operaciones secretas Irán-Contras a mediados de los años ochenta, un obstáculo que obstruyó a Gates el más alto cargo en la CIA cuando murió Casey en 1987. Gates condujo la ayuda a Saddam Hussein durante la guerra de Iraq-Irán, abasteciéndolo secretamente de armas químicas, armamento y equipo. 

Gates se desempeñó en la junta directiva de Science Applications International Corporation (SAIC), que declaró ganancias de 7,5 mil millones de dólares en 2005. SAIC estuvo involucrada en toda la recolección de inteligencia para la reconstrucción de Iraq por cuenta del Pentágono.

El 21 de enero de 2009, Obama firmó y puso en vigor un decreto que fijó reglas éticas más rigurosas, al prohibir el ingreso a cargos de las reparticiones del gobierno a los cabilderos que habían hecho lobby durante los dos años anteriores. 

Corrupción en el Pentágono

Apenas dos días después, el 23 de enero, la Casa Blanca anunció que sus nuevas reglas éticas duras no se aplicarían al candidato a comisionado de la secretaria de Defensa William Lynn, quien fue vicepresidente “senior” para operaciones y estrategias de defensa gubernamentales de la gigante industria de defensa Raytheon y estuvo registrado como lobbysta de esa misma corporación hasta julio de 2008. 

Raytheon, la quinta compañía de defensa más grande de EEUU, vendió radares de misiles, sensores, municiones, sistemas espaciales y otras tecnologías al Ejército y a otras agencias gubernamentales por el valor de 18 mil millones de dólares anuales (1). El senador republicano por Iowa Charles Grassley se opuso fuertemente al nombramiento de Lynn aduciendo “prácticas consideradas muy cuestionables que obviamente no favorecían al interés público” mientras se desempeñó como contralor del Pentágono durante la administración Clinton. 

En el ejercicio fiscal 1999, el departamento de Defensa reportó la desaparición de 2,3 billones (millones de millones) y en el año fiscal 2000 el mismo ministerio divulgó la ausencia de otros 1,1 billones. En total se “perdieron” 3,4 millones de millones de dólares del contribuyente, todo esto bajo el ojo vigilante del mismo William Lynn que ahora pasó a través de la puerta giratoria que une al departamento de Defensa y el complejo militar industrial.

Como Director Financiero del departamento de Defensa, Lynn fue responsable de toda la administración e información presupuestaria. También fue responsable de la publicación “revisada” de los estados financieros que no pudo hacer durante el ejercicio del cargo y que desde entonces no se han publicado.

Robert Hale también ha sido nuevamente designado como subsecretario de Defensa (contralor), después de servir como secretario auxiliar de la Fuerza Aérea en el papel del interventor financiero entre 1994 y 2001. También fue responsable, junto con Lynn, de la gestión de los fondos del ministerio de Defensa. Hale también es un “Gerente Financiero Certificado de Defensa” especializado en adquisiciones y ésta es una conexión particular con el complejo militar-industrial.

El escritor Andrew Hughes señaló que “entre estos dos nuevamente designados han perdido bastante dinero del contribuyente como para financiar cuatro veces el programa de estímulo a la economía de Obama y ahora están, de nuevo, como responsables de supervisar cómo maneja sus apropiaciones el departamento de Defensa”.
Engaños al Congreso

El almirante Dennis Blair, seleccionado por Obama para dirigir la Dirección de Inteligencia Nacional, que supervisa a las 16 agencias de inteligencia (incluida la CIA), fue comandante de las fuerzas militares en el Pacífico durante Clinton. En ese desempeño tuvo un papel bochornoso durante la ocupación del Timor Oriental por parte de Indonesia en 1998, después de la caída del dictador Suharto, quien fue apoyado por EEUU. 

En 1999, cuando los militares indonesios aterrorizaron a la población para frustrar las reformas democráticas, el departamento de Estado de EEUU y Clinton enviaron a Blair a exigir que pusieran fin a las masacres del general indonesio Wiranto. 

En vez de eso, el almirante Blair informó falsamente al general que tenía el apoyo constante de EEUU. El gobierno extendió su respaldo a las atrocidades. Blair entonces le mintió al Congreso, informando que en la violencia solamente estuvo involucrada una pequeña unidad, cuando en los hechos los grados superiores de los militares indonesios realizaban secuestros, masacres y torturas. Blair esencialmente estuvo al lado del general Wiranto en la matanza de civiles indonesios, contra el conocimiento y los pedidos del Congreso de EEUU.

Blair es uno de los miembros de la Comisión Trilateral (véase el tema Nº 22). Estuvo en el directorio de Earl Dodge Osborne (EDO) Corporation, que es un subcontratista para el programa F-22 Raptor. También prestó servicios en la directiva de Tyco International, que fabrica pequeños componentes electrónicos usados por los subcontratistas del F-22 y otras piezas para los militares, y de Tridium, compañía de satélites. En 2006 Blair tuvo que dimitir como presidente del Instituto para el Análisis de la Defensa (IDA, por su sigla en inglés) debido a “conflictos de interés”. El IDA evaluaba para el Pentágono el programa del F-22.

El ex general de cuatro estrellas James L. Jones fue designado como cabeza de la Agencia de Seguridad Nacional, para servir debajo de Blair. Jones no sólo fue comandante de la OTAN y comandante del Cuerpo de Marines: también es miembro de la Comisión Trilateral. Prestó servicios en las juntas directivas de Chevron, Boeing e Invacare Corp (que produce equipamiento médico para el Pentágono) hasta diciembre de 2008. Hasta enero de 2009 fue consultor de Cross Match Technologies, compañía de biométrica que trabaja para el Pentágono y el FBI. También se desempeñó en la junta directiva de MIC Industries, que desarrolló la Ultimate Building Machine, un dispositivo móvil de construcción utilizado exclusivamente en Iraq y Afganistán para desplegar rápidamente estructuras de acero de instalaciones militares. Recientemente, emplearon a Jones como presidente del “Instituto de Energía para el Siglo XXI”, de la Cámara de Comercio de EEUU.

Actualización de Robert Parry (de ConsortiumNews.com)

En cuanto a la significación de “El peligro de conservar a Robert Gates”, esa temprana decisión del presidente electo Obama fue la primera indicación clara de que no divergiría dramáticamente de las políticas de seguridad nacional del presidente Bush. También reveló que Obama no tenía ninguna intención de desafiar la falsa narrativa de Washington, dominada por los republicanos durante las décadas precedentes, desde que Gates fue una figura clave en muchos de esos escándalos, incluyendo el Irán-Contras y la politización de la inteligencia de la CIA, ambos precursores importantes de las desastrosas decisiones de Bush en esta década. En su lugar, con la retención de Gates, Obama dejó en claro que evitaría la clase de conflictos que pudieron haber puesto a Estados Unidos en un curso dramáticamente distinto. En efecto, se inclinó por preservar el estatus quo.

Desde la publicación del artículo, las intenciones de Obama solamente se han puesto más de manifiesto. Mientras retóricamente se distancia del estilo belicoso de Bush, mantiene mucho de su sustancia, con Gates y otros funcionarios retenidos que son contrarios al retiro de EEUU de Iraq y partidarios de fortalecer las fuerzas en Afganistán. Obama también se ha opuesto a encarar cualquier responsabilidad contra los antiguos jefes de Gates, así como el presidente Clinton barrió debajo de la alfombra los escándalos anteriores que involucraron a Gates y a las administraciones de Reagan-Bush (padre).

Gates personifica el mal permanente radicado en Washington, por lo menos respecto a sí mismo, al punto que los medios de noticias de Washington exhiben con cierta naturalidad su escaso interés en sacar a la luz cualquier evidencia sobre las fechorías pasadas o presentes de este personaje. Gates fue un favorito oficial de Washington durante los días de Reagan-Bush, y ahora permanece.

Cuando Gates fue nombrado secretario de Defensa por G.W. Bush en noviembre de 2006, los grandes medios malinterpretaron totalmente su significación. La visión convencional fue que el nombramiento de Gates indicaba que Bush torcería el plan del Grupo de Estudio de Iraq para desactivar la guerra. En realidad, Gates era lejos más halcón que Donald Rumsfeld.

Pero los periodistas de renombre nunca corrigieron su error. Seguían viendo al recién designado Gates a través de los mismos vidrios color de rosa. Cuando el programa “60 minutos”, de CBS, hizo un perfil reciente de Gates con elogios exagerados sobre su profunda preocupación personal por las tropas, aunque su trabajo anterior en el gobierno fijó las etapas para las guerras de G.W. Bush (especialmente la corrupción de la división analítica de la CIA) y su incalificable apoyo al envío a la muerte de miles de soldados más de EEUU.

La información crítica sobre Gates continúa llegando, sobre todo de ex funcionarios de la CIA que trabajaron con él en años anteriores y le conocen como un escalador consumado. Por ejemplo, el ex analista de la CIA Melvin A. Goodman dedica una parte importante de su libro “Fracaso de la inteligencia: Declinación y caída de la CIA” al rol de Gates en el fin de la tradición de la CIA de procurar información dura que sustituyó por la fabricación de inteligencia al gusto de los responsables políticos de EEUU. Durante el dominio de Gates sobre la división analítica, en los años 80, desapareció esa tradición y la inteligencia fue apenas pulida a la manera deseada por los ideólogos de la era de Reagan.

Actualización de Andrew Hughes (de Global Research)

Desde que se publicó el artículo original, en febrero de 2009, no se ha escrito una sola línea en los grandes medios para escarbar este hurto gigante del dinero público. En realidad esto fue eclipsado por el hurto igualmente grave del dinero público que se disfrazó como “solvencia de la crisis del crédito”. La figura del último timo supera casi 5 veces los 3,4 billones robados por el departamento de Defensa. 

Los dos nuevos designados, William Lynn y Robert Hale, revelaron el 7 de mayo que el presupuesto de Defensa propuesto para 2010 aumentará los gastos en 4%, para llegar a 663,8 mil millones de dólares. Esto ocurre en una época en que la población está siendo empobrecida por el desempleo creciente, mientras se encogen los programas sociales federales y de los 50 estados, y se transfiere la riqueza de los hogares estadounidenses al cártel financiero-bancario de Wall Street.

El tema más destacado en el artículo original no era sólo la desaparición de 3,4 billones de dólares del departamento de Defensa, sino que estos negocio son una costumbre fuera del control del gobierno que, incluso con el cambio de inquilino en la Casa Blanca, continúan robando sin interrupción a sus propios ciudadanos. 

Cuando escuchábamos los discursos de la campaña de Obama el año pasado, donde él acentuó la importancia de Afganistán como nuevo frente de “guerra antiterrorista”, guerra evasiva, interminable y no-ganable, era obvio que detrás de todo el concepto de sus discursos y la deificación de los grandes medios estaba a la vista la agenda de Zbigniew Brezinski y del Proyecto por un Nuevo Siglo Americano (la plataforma ideológica de GW Bush), pero hicieron un nuevo paquete con un personaje que representó el slogan “Podemos y creemos en el cambio”.

Los acontecimientos -desde que originalmente fue publicada mi historia- sólo han acentuado la falta de compromiso con cualquier contabilidad sólida de las cajas públicas. No se ha encargado ninguna investigación sobre los billones que faltan; ni se han hecho preguntas respecto a ese crimen a Donald Rumsfeld, William Lynn y Robert Hale; el departamento de Defensa aumentó sul gasto; se extendió la guerra en Afganistán; los poderes de EEUU en la región están desestabilizando a Paquistán; Obama es responsable del asesinato de centenares de civiles paquistaníes por los Abejones Depredadores (Predator Drones), aviones sin piloto teleguiados por operarios de la CIA; y las promesas de terminar la guerra en Iraq se han ignorado, ofuscado y reciclado dentro del doble discurso político.

Todos estos discursos apuntan al hecho de que el Organismo Gubernamental-Industrial-Militar es una unión simbiótica de sus propios intereses, de la avaricia y lujuria por el poder en un nivel nunca visto antes en la historia de la Humanidad. Es importante adoptar un punto de vista sobre la corrupción que se ha destacado en este artículo para considerar su verdadera naturaleza y cómo teje la tela que mantiene unido al sistema. Este sistema ha estado creciendo constantemente, durante décadas, y se ha asegurado contra cualquier investigación o consecuencia real, cooptando a los grandes medios con adquisiciones corporativas de las compañías de noticias por parte de contratistas del ministerio de Defensa y la colocación de empleados del Pentágono y personal de la CIA en estas mismas compañías propietarias de grandes medios noticiosos. 

Pero la quinta esencia del logro de este sistema es el hecho de que Donald Rumsfeld puede anunciar en una rueda de prensa pública el 10 de septiembre de 2001, sin ningún miedo al procesamiento o al contragolpe del público, que faltan los billones de dólares, que no habrá investigación y que no detendrán a nadie responsable. Hemos visto exactamente la misma arrogancia respecto al escándalo de la tortura, al escándalo del apoyo urgente a los banqueros, al escándalo de la guerra de Iraq y al avance de la rejilla del estado policial establecido por el departamento de Seguridad de la Patria para etiquetar como “terrorista” a cualquier persona que discrepe con la política del gobierno o que crea en la Constitución de EEUU.

Se necesita iniciar con urgencia una investigación sobre los billones que faltan en el departamento de Defensa como precursora de posteriores investigaciones sobre la corrupción gruesa perpetrada por el gobierno de EEUU. Será alcanzada solamente con despertar a la realidad, refutando las mentiras de los grandes medios y comprendiendo la profundidad de la corrupción y cómo destruirá lo que sobrevive de la Constitución, de la confianza pública y de la libertad real.

Nota:
1) William Matthews, “Lynn gets waiver from Obama lobbyist rules”, Federal Times, January 26, 2009, http://www.federaltimes.com/index.php?S=3918762

*) Fuentes:
ConsortiumNews.com, 13 de noviembre de 2008, “The Danger of Keeping Robert Gates”, por Robert Parry; Global Research, 13 de febrero de 2009, “Obama’s Defense Department Appointees- The 3.4 Trillion Dollar Question”, por Andrew Hughes; Democracy Now! 7 de enero de 2009, “Obama Nominee Admiral Dennis Blair Aided perpetrators of 1999 church Killings in East Timor”, por Allan Nairn (entrevistado); The Hill, 24 de noviembre de 2008, “Ties to Chevron, Boeing Raise Concern on Possible NSA Pick”, por Roxana Tiron.
Estudiante investigador: Chris McManus.
Evaluador académico: Diana Grant, Ph.D., Sonoma State University

Foto: Estados Unidos - Robert Gates, secretario de Defensa de l gobierno del presidente Barack Obama. / Autora: Cherie A. Thurby – DOD

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Proyecto Censurado (Capítulo V): Emergencia por la Verdad: Al interior del imperio militar-industrial-mediático (Parte II)

Peter Phillips y Mickey Huff
Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

(Segunda parte del Capítulo 5 de “Censored 2010”, puesto a la venta en las librerías de EEUU el 30 de septiembre de 2009).

Entendiendo la censura contemporánea

Para entender la censura actual en los medios en EEUU se necesita ensanchar su definición. Ya no es adecuada la acepción del diccionario de censura como control gubernamental directo sobre las noticias. Se percibe que los medios corporativos privados de EEUU cada año encubren y/o censuran deliberadamente numerosas noticias importantes. Una definición más amplia de censura hoy requiere hoy incluir cualquier interferencia, deliberada o no, con el libre flujo de información vital de noticias para el pueblo estadounidense. La censura moderna se puede considerar como la manipulación sutil, persistente y sofisticada de la realidad en nuestros medios de comunicación comerciales. Esta aserción también es válida para América Latina.

En la experiencia diaria, la censura se extiende a la exclusión intencional de historias noticiciosas -o de trozos de historias- basándose en cualquier cosa, menos en el deseo de decir la verdad. Tal manipulación puede responder a la presión política (de funcionarios del gobierno y de individuos poderosos), presión económica (de avisadores, financistas y suscriptores) y presión legal (amenazas de juicio de individuos, corporaciones e instituciones).

El tema común de las historias censuradas durante los últimos años ha sido la erosión sistémica de los derechos humanos y las libertades civiles en EEUU y a lo largo del mundo. Los medios corporativos ignoraron el hecho de que hoy el derecho al “habeas corpus” se puede suspender a cualquier persona por orden del Presidente. Con la aprobación del Congreso, la Ley de Comisiones Militares (MCA, en inglés), firmada por Bush el 17 de octubre de 2006, permite suspender el habeas corpus por igual a los ciudadanos y no-ciudadanos de EEUU. Mientras los grandes medios corporativos, incluyendo el editorial del New York Times publicado el 19 de octubre de 2006, dieron la esperanza falsa de que los ciudadanos norteamericanos no serían víctimas de las medidas legalizadas por esta ley, la norma dice muy claro que puede afectar a “cualquier persona” (17).

Además, bajo el nombre en código de Operación Falcón (Federal and Local Cops Organized Nationally), se coordinaron federalmente arrestos masivos ocurridos en abril de 2005 de más de 54 mil personas detenidas, sin que la mayoría tuviera realmente antecedentes de crímenes violentos, al contrario de lo que fue sugerido inicialmente. Este arresto masivo sin precedentes de decenas de miles de “fugitivos” es la operación más grande del estilo redada en la historia de la nación. Las incursiones, coordinadas por los ministerios de Justicia y Seguridad de la Patria, involucraron directamente a más de 960 agencias (estadales, locales y federales) y marcaron la primera vez en la historia de EEUU en que todas las agencias de policía del país se pusieron bajo el control directo del gobierno federal (18).

Todos estos acontecimientos son significativos en una sociedad democrática que alegue respetar los derechos individuales y el correspondiente debido proceso ante la ley. Pero que ocurran es una tragedia y una farsa. Y no tener una prensa libre para divulgarlas o fingir que no importan son los fundamentos de la censura de hoy.

Los norteamericanos: ¿son insensibles ante la guerra?
El fracaso de los medios corporativos en cubrir el problema moral que plantean cuestiones como un millón de muertes de iraquíes es un factor que contribuye a una respuesta pública muy limitada a la guerra antiterrorista conducida en todo el mundo por EEUU. Incluso, cuando los activistas se movilizan, es insignificante la cobertura de los medios corporativos a sus demostraciones pacifistas, que al comienzo se denigraban.

Linda Milazzo escribió sobre la marcha pacifista principal en Washington, el 15 de septiembre de 2007: “Junto con 100.000 activistas entrelazados, marché frente al Capitolio de la nación, donde nos veíamos muy bien, pero muy ignorados. La escasa cobertura mediática mínima que conseguimos fue torcida y falsa. Cuando apareció una pequeña banda sádica de halcones de guerra para oponerse a nosotros, la prensa exageró su número como si igualaran a nuestros propios manifestantes. La verdad es que alcanzaron al 1% del tamaño de nuestra demostración, aunque nunca nadie supo esto por el título engañoso del Washington Post: ‘Demostraciones de duelo’” (19). Este es un travestismo de la democracia a cargo de los periodistas de los grandes medios de la supuesta prensa libre, quienes ignoran el movimiento pacifista y sirven a los intereses de sus amos corporativos del complejo industrial, mediático y militar en detrimento de la nación, y quizás del mundo (20).

Los medios corporativos no sólo desatienden al movimiento pacifista en EEUU, también ignoran los costos humanos de la guerra. Un estudio investigativo hecho por el Proyecto Censurado en la Universidad Sonoma State estuvo centrado en noticias fotográficas aparecidas en las tapas del New York Times y del San Francisco Chronicle durante dos períodos de marzo a diciembre de 2003 y enero de 2006 a marzo de 2007. Examinando esos datos, los investigadores se preguntaron ¿con qué frecuencia las fotografías de las noticias de portada describen la guerra en Afganistán o Iraq? Y, ¿en qué medida esas fotos retratan el costo humano de esas guerras?

De acuerdo con el análisis de contenido de más de 6.000 foto-noticias de portada a través de 1.389 días de cobertura, los investigadores encontraron que solamente el 12,8% de las fotografías analizadas se relacionaban de cierta manera con las guerras en Afganistán e Iraq. Un escaso 3,3% de las foto-noticias de la página delantera representaba el costo humano más fundamental de la guerra, mostrando muertos, heridos o seres humanos desaparecidos. Esta investigación documenta el hueco enorme entre el número de muertes reales en Afganistán e Iraq durante este lapso de tiempo, que incluye a centenares de miles, y el número de muertes representadas visualmente a través de fotografías en la página de portada, apenas 48 imágenes de muerte. Los investigadores concluyeron que el costo humano de la guerra está permitido solamente en una pequeña posición marginal en las páginas de tapa de los diarios de EEUU (21).

Las representaciones visuales, incluyendo las noticias fotográficas, desempeñan un papel crucial en cómo los lectores vivencian los periódicos y engranan las historias que contienen. Por ejemplo, el estudio en curso del Instituto Poynter “Ojos en la Noticia” demuestra que el 90% de los lectores ingresa a las páginas a través de grandes fotografías u otras imágenes visuales. El efecto del elemento visual aumenta tres veces la probabilidad de que el lector por lo menos lea algo del texto de acompañamiento y, cuando las historias van acompañadas de fotografías u otras representaciones visuales, también aumenta la comprensión y memoria de los lectores.

La combinación uno-dos de la negación del sufrimiento del ser humano y de un ignorado movimiento pacifista contribuye a la creencia subyacente de que las guerras y las invasiones están justificadas después del 11 de septiembre. Una encuesta de Gallup, conducida en marzo de 2009, indicó: “El 42% de los estadounidenses dice ahora que fue un error de EEUU el envío de tropas a Afganistán, por encima del 30% de comienzos de este año y estableciendo un nuevo rango alto. Mientras tanto, el 53% que dice que la guerra de Iraq es un error resulta levemente más bajo que el 56% de enero y que el 60% del verano pasado”. Mientras más del 50% del público aún cree que fue un error invadir Iraq, el 58% todavía piensa que fue correcto hacer la invasión de Afganistán (22).

Además, la gran prensa corporativa continúa ignorando el costo humano de la guerra en Iraq con los propios veteranos de EEUU de América. En los principales medios corporativos se evitan como a una plaga las demandas negadas o retrasadas de los veteranos que reclaman cuidados de salud, los índices de heridos, las incapacidades mentales y los relatos de primera mano de las experiencias de los soldados. Poco se ha cubierto el escándalo de atención médica en el hospital Walter Reed de Virginia. Una de las historias más importantes ignoradas por la prensa corporativa fueron las sesiones del Congreso del Soldado de Invierno en Washington, un encuentro de los veteranos. Las audiencias en que los soldados veteranos de EEUU entregaron su vivencia de testigos presenciales sobre sus experiencias en el campo de batalla y más allá, fueron cubiertas solamente por un escaso número de medios de comunicación importantes, incluyendo el Boston Globe y la Radio Nacional Pública (NPR), pero sólo mencionándolas al paso. En contraste con el virtual apagón de los medios corporativos, incluso respecto a opiniones de los soldados norteamericanos sobre la guerra, los medios independientes que patrocinaron el debate, como la Comunidad de la Red de Radio Pacifica, cubrieron extensamente las audiencias (23).

Los estadounidenses atienden al sufrimiento humano y a las guerras externas cuando se les informa sobre lo que está haciendo el poder. Millones de norteamericanos votaron por Barack Obama como candidato de la paz. La elección de Barack Obama a la presidencia de EEUU en noviembre de 2008 fortaleció la visión de hacer algo para terminar las guerras del 11 de septiembre pues hubo muchas promesas durante los actos de la campaña que esperanzaron en un cambio de las políticas de la administración Bush. Esta creencia de que vendría un cambio ha sido desmentida por lo que realmente han mostrado las acciones del gobierno de Obama sobre políticas de guerra, especialmente en Afganistán, donde la presencia de tropa de EEUU verdaderamente está creciendo, y esta creencia contribuyó más lejos a deslustrar un movimiento pacifista en EEUU, a pesar de lo que muestran los hechos (24).

La prensa progresista de izquierda

La prensa progresista de izquierda si bien cubrió algunos problemas del Soldado de Invierno, no atendió mayormente la historia principal de las muertes iraquíes. Incluso, los medios progresistas izquierdistas han mostrado un respaldo limitado a los costos humanos de las guerras del 11/9. En “Fabricando el Consenso”, Edward Herman, profesor de política económica de la Escuela de Negocios Wharton, y Noam Chomsky, profesor de lingüística del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), arguyen que los medios están firmemente absorbidos por el sistema del mercado como reflejo de los valores de clase y las preocupaciones de sus dueños y avisadores. 

Según Herman y Chomsky, los medios mantienen una predisposición corporativa de clase a través de cinco filtros sistémicos: propiedad privada concentrada; estricta orientación básica hacia las ganancias; sobre-confianza en el gobierno y las corporaciones como fuentes de noticias; tendencia primaria a evitar ofender al poder; y adoración casi religiosa de la economía de mercado, fuertemente opuesta a cualquier creencia alternativa. Estos filtros determinan qué se convertirá en noticias en los parámetros de la sociedad y del sistema de cobertura aceptable de los acontecimientos diarios (25).

El peligro de estos filtros es que conducen a una censura sutil e indirecta más difícil de combatir. Los dueños y sus encargados comparten la identidad de clase con el poder y se motivan económicamente en favor de los avisadores y espectadores. Los orígenes sociales influyen en sus concepciones de cuál es “el interés general” y sus opiniones y valores observan solamente “el sentido común”. Periodistas y redactores no son inmunes a la influencia de los dueños y sus encargados. Los periodistas quieren ver sus historias aprobadas para la impresión o la difusión, y los redactores llegan a conocer los límites de su libertad para divergir de la visión mundial del “sentido común” de dueños y editores encargados. La autodisciplina que induce esta estructura en periodistas y redactores también termina por parecerle a ellos mismos solamente “sentido común”. La auto-disciplina se convierte en auto-censura, la independencia se restringe y el proceso de filtrado se oculta, niega o …racionaliza. 

El Proyecto Censurado condujo un análisis de las diez más importantes coberturas progresistas de izquierda de las publicaciones y sitios web sobre los problemas dominantes post-11/9 y encontró considerables limitaciones en la cobertura de historias específicas. De acuerdo con las conclusiones del pensamiento de Chomsky y Herman, sus razonamientos bien puede contribuir a explicar el proceso de selección de noticias que también se da al interior de los medios liberales izquierdistas (26).

En el caso del millón de iraquíes muertos la prensa progresista de izquierda mostró atraso y, en el mejor de los casos, respaldo limitado. El millón de muertos emergió en el verano de 2007 en varios sitios web que después incluyeron a Downing Street, el Huffington Post, Counter Punch y Alternet. La valiente periodista izquierdista Amy Goodman, de Democracy Now!, no cubrió la historia hasta febrero de 2008, después que Reuters lo hiciera unos días antes. La revista The Nation no reconoció la historia hasta el 16 de febrero de 2009 en un artículo de John Tirman, del MIT. Esta sutil moderación y la renuencia de la prensa de izquierda de EEUU a divulgar una historia tan crítica en la crisis humanitaria de la ocupación estadounidense no es un buen presagio para un movimiento por la paz fuerte, público. EEUU tiene extrema necesidad de un movimiento para democratizar los medios en una dirección concerniente a la Emergencia por la Verdad. En la comunidad internacional hay ejemplos disponibles que podrían ser instrumentales a la adopción de tales estrategias.

Modelos internacionales de democracia de los medios en acción: Venezuela

La democracia de base se está desarrollando como revolución social en Venezuela desde hace 10 años. Conducido por el presidente Hugo Chávez, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganó por más de 1 millón de votantes las más recientes elecciones del 23 de noviembre de 2008. “Fue una victoria maravillosa”, dijo la profesora Carmen Carrero, del departamento de Estudios de las Comunicaciones de la Universidad Bolivariana en Caracas. “Ganamos el 81% de las alcaldías de las ciudades y 17 de 23 gobernaciones de estados”, añadió Carrero.

La Universidad Bolivariana de Venezuela utiliza como sede el ex edificio del ministerio de Energía y ahora atiende a 8.000 estudiantes en todo el país. Esta universidad es un símbolo de los cambios socialistas democráticos que ocurren en el país. Antes de la elección de Hugo Chávez como presidente, en 1998, la atención de la universidad estaba centrada sobre todo en los ricos de Venezuela. Hoy, más de 1.800.000 estudiantes asisten a la universidad, tres veces más que hace diez años. 

“Nuestra Universidad fue establecida para resistir la dominación y el imperialismo” dijo la rectora Marlene Yadira Córdova (presidente), en una entrevista el 10 de noviembre de 2008. “Somos una universidad donde tenemos una visión de la vida para que la gente oprimida tenga un lugar en este planeta”. El entusiasmo por aprender y las preguntas serio-pensativas formuladas por los estudiantes son ciertamente representativas de una creencia en el potencial del cambio social positivo para el mejoramiento humano. La universidad ofrece una clínica de salud gratis, dotada de equipamiento y personal de atención sanitaria, y una alimentación básica sin costo para los estudiantes en la cafetería, todo pagado por los ingresos petroleros que ahora son compartidos democráticamente por el pueblo.

La base inferior de la democracia en Venezuela se yergue sobre 25.000 consejos comunales elegidos en cada vecindad del país. “Establecemos las prioridades de las necesidades en nuestra área”, dijo la portavoz Carmen Aponte, del consejo comunal del vecindario del área La Bombilla, un suburbio del este de Caracas (Petare). La radio, la TV y los periódicos de la comunidad son la voz de la gente, donde describen a los espectadores/oyentes como “usuarios” de medios en vez de audiencias pasivas (27).

El socialismo democrático significa atención sanitaria, trabajo, comida y seguridad en vecindarios donde, en muchos casos, no había nada por la pobreza absoluta que existía hace diez años. Con el desempleo por debajo del nivel de EEUU, la distribución de la riqueza ha tomado un significado real en Venezuela. A pesar de un aumento del 50% en el precio de los alimentos el año pasado, los locales de Mercal ofrecen alimentos subvencionados por el gobierno, tales como aceite de cocina, harina de maíz, carne y leche en polvo, al 30% o 50% del precio de mercado. Además, ahora existen 3.500 bancos comunales locales con un presupuesto de 1,6 mil millones de dólares que ofrece préstamos de micro-financiamiento a los miembros del vecindario para mejoras en sus hogares, pequeñas empresas y emergencias personales.

“Nos hemos trasladado desde una época del desdén [pre-revolución, cuando las clases altas consideraban a los trabajadores inferiores a un ser humano] a una época de ajuste”, proclamó el ministro de Cultura de Ecuador, Gallo Mora UIT, en la ceremonia inaugural de la Cuarta Feria Internacional del Libro en Caracas, el 7 de noviembre de 2008. El ministro de Cultura de Venezuela, Héctor Soto, añadió: “Nosotros intentamos no dejar fuera a ninguna persona… antes de la revolución las élites publicaban solamente 60 a 80 libros al año, nosotros editaremos a 1.200 autores venezolanos este año… el libro nunca dejará de ser una herramienta importante para la compenetración cultural”. De hecho, unos veinticinco millones de libros --obras clásicas de Víctor Hugo y de Miguel de Cervantes, junto con la Carta de Cindy Sheehan a George Bush--fueron publicados en 2008 y se están distribuyendo a los consejos comunales de toda la nación. El tema de la Feria Internacional del Libro fue el libro como apoyo cultural a la construcción de la revolución bolivariana y el edificio del socialismo del siglo XXI.

En Venezuela los medios corporativos todavía pertenecen a las élites. Las cinco principales redes de TV y nueve de los diez periódicos principales mantienen la continuidad del esfuerzo de los medios para erosionar a Chávez y la revolución socialista. Pero a pesar de los medios corporativos y la ayuda financiera de unos 20 millones de dólares anuales que reciben del contribuyente de EEUU las instituciones de la oposición anti-Chávez, a través de la USAID y el Fondo Nacional para la Democracia (NED, por su sigla en inglés), dos tercios del pueblo de Venezuela continúan apoyando al presidente Hugo Chávez y al Partido Socialista Unido de Venezuela. Las democracias de Suramérica están demostrando que las fórmulas neo-liberales del capitalismo no están trabajando para la gente y que se necesitan nuevas formas de asignación de recursos para mejoras humanas. Para todos los involucrados éste es un proceso de aprendizaje y, ciertamente, un esfuerzo democrático desde abajo hacia arriba.

Modelos internacionales de democracia de los medios en acción: Cuba

“Ustedes no pueden matar la verdad asesinando periodistas”, dijo Tubal Páez, presidente de la Unión de Periodista de Cuba. En mayo de 2008, más de 150 periodistas cubanos, caribeños y latinoamericanos, embajadores, políticos y huéspedes extranjeros del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, se reunieron para honrar el 50º aniversario de la muerte del reportero ecuatoriano Carlos Bastidas Arguello, el último periodista asesinado en Cuba. Bastidas tenía solamente 23 años de edad cuando la policía secreta de Fulgencio Batista lo asesinó en La Habana después que visitara las fuerzas de Fidel Castro en las montañas de la Sierra Maestra. Edmundo Bastidas, hermano de Carlos, habló de cómo fluyó un río de cambios desde las montañas de la Maestra (profesora), simbolizando los esfuerzos de su hermano por apoyar un nuevo futuro seguro para Cuba.

La celebración en La Habana fue en honor del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se observa cada año en mayo. La ONU declaró este día en 1993 para honrar a los periodistas que perdieron sus vidas divulgando noticias y para defender la libertad de información en todo el mundo.

Los periodistas cubanos comparten un sentimiento común ante la continua amenaza contrarrevolucionaria de los cubano-americanos que viven en Miami financiados por EEUU. Esta sensación está enteramente justificada porque durante los últimos 50 años han ocurrido muchos cientos de acciones terroristas contra Cuba apoyadas por EEUU. Además de la invasión por Bahía de Cochinos en 1961, estos ataques incluyeron la voladura en el aire de un avión de la línea aérea Cubana de Aviación, en 1976, dando como resultado las muertes de 73 personas, continuaron en 1981 con una epidemia de fiebre dengue que mató a 158 personas y varios bombardeos en hoteles en los años 90, incluyendo uno que dio muerte a un turista italiano.

En el contexto de esta amenaza exterior, los periodistas cubanos reconocen en privado que indudablemente ocurre una cierta autocensura respecto a noticias que podrían utilizarse por el “enemigo” contra el pueblo cubano. No obstante, los periodistas cubanos valoran fuertemente la libertad de prensa y no existen pruebas de una restricción manifiesta o de abierto control gubernamental.

Los periodistas cubanos se quejan que los medios corporativos de EEUU cultivan una polarización negativa y rehúsan cubrir los aspectos positivos del socialismo en Cuba. La mayoría de los estadounidenses desconocen hechos como que Cuba es el país número uno en el mundo en cultivos orgánicos, tiene un sistema sanitario impresionante con una tasa de mortalidad infantil más baja que la de EEUU, prepara médicos de todo el mundo y logró un aumento de 43% del PIB durante los últimos 3 años.

“Los periodistas cubanos necesitan ligarse más a las fuentes de noticias independientes de EEUU”, dijo Ricardo Alarcón, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Congreso). Alarcón observó que Cuba permite que CNN, AP y el Chicago Tribune mantengan oficinas en Cuba, pero reclamó que EEUU se niega a permitir que periodistas cubanos trabajen en ese país.

Mientras el sistema socialista cubano mejora, EEUU hace todo lo posible para forzar condiciones artificiales de guerra fría financiando atentados terroristas, manteniendo su boicoteo económico, lanzando una flota naval “anti-terrorista” en el Caribe y limitando cada vez más los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba. Es hora de revertir esta posición aislacionista de la guerra fría, de honrar la opción de la gente cubana por un sistema socialista y construir una relación laboral positiva entre los periodistas en apoyo a la democracia de los medios en ambos países (28).

*) Peter Phillips es profesor de sociología en la Universidad Sonoma State y director de la Fundación de la Libertad de los Medios y del Proyecto Censurado.
Mickey Huff es profesor asociado de historia y de ciencias sociales en la Universidad Diablo Valley y director adjunto de la Fundación de la Libertad de los Medios y del Proyecto Censurado.

Notas:

17. Peter Phillips, Censored 2008 (New York: Seven Stories Press, 2007), pp. 35–44. Online at http://www.projectcensored.org/top-stories/articles/1-no-habeas-corpus-for-anyperson/ and http://www.projectcensored.org/top-stories/articles/2-bush-moves-toward-martial-law/.
18. See Censored 2008, chapter 1, story 6, pp. 55–59. Also online at http://www.projectcensored.org/top-stories/articles/6-operation-falcon-raids/. The stories mentioned here are only a few examples. For a complete up to date list of current censored stories, see Peter Phillips andMickeyHuff, eds., Censored 2010, chapter 1 of this volume for the latest list of Project Censored’s most important stories missed or distorted by corporate mainstream news for 2008 and 2009. Also see the Media Freedom Foundation PNN website for year round validated independent news stories online at http://mediafreedom.pnn.com/5174-independent-news-sources.
19. Online at http://www.atlanticfreepress.com/news/1/2473-corporate-media-turned-outfor-jena-but-not-for-anti-war-heres-why.html.
20. Linda Milazzo, “Corporate Media Turned Out for Jena, but Not for Anti-War. Here’s Why.” Atlantic Free Press, September 23, 2007, online at http://www.atlanticfreepress.com/news/1/2473-corporate-media-turned-out-for-jena-but-not-for-anti-war-hereswhy.html.
21. Andrew L. Roth, Zoe Huffman, Jeff Huling, Kevin Stolle, and Jocelyn Thomas, “Covering War’s Victims: A Content Analysis of Iraq and Afghanistan War Photographs in the New York Times and San Francisco Chronicle,” in Censored 2008 (New York: Seven Stories Press, 2007), pp. 253–271.
22. Jeffrey M. Jones, “In U.S., More Optimism About Iraq, Less About Afghanistan: New high of 42% say war in Afghanistan a mistake,” March 18, 2009. See the Gallup Poll results online at http://www.gallup.com/poll/116920/Optimism-Iraq-Less-Afghanistan.aspx.
23. For more on the Winter Soldiers, see Censored 2009, chapter 1, story 9, pp. 58–62 and online at http://www.projectcensored.org/top-stories/articles/9-iraq-and-afghanistanvets-testify/; see also chapter 12, pp. 297-319. See the KPFA radio and Corp Watch website for the coverage at http://www.warcomeshome.org/wintersoldier2008.
24. Peter Phillips, “Barack Obama Administration Continues US Military Dominance,” http://www.projectcensored.org/articles/story/http-wwwprojectcensoredorg-articlesstory-barack-obama-administration-c/.
25. Edward Herman and Noam Chomsky, Manufacturing Consent: The Political Economy of the Mass Media (New York: Pantheon Books, 1988, 2002). For an introduction of the Propaganda Model, see chapter 1 of the work, or see a retrospective by Edward Herman online at http://www.chomsky.info/onchomsky/20031209.htm.
26. Peter Phillips, Censored 2008, see chapter 7, “Left Progressive Media Inside the Propaganda Model,” pp. 233–251, http://www.projectcensored.org/articles/story/left-progressive-media-inside-the-propaganda-model/.
27. Co-author, Peter Phillips, interviewed Carmon Aponte while visiting the Petare Community TV and radio station in a trip to Venezuela for a book fair in 2008. The station was one of thirty-four locally controlled community television stations and four hundred radio stations now in the barrios throughout Venezuela.
28. Co-author, Peter Phillips, attended the major journalism conference in Cuba in 2008. About his experiences there, Phillips remarked, “During my five days in Havana, I met with dozens of journalists, communication studies faculty and students, union representatives and politicians. The underlying theme of my visit was to determine the state of media freedom in Cuba and to build a better understanding between media democracy activists in the US and those in Cuba. “I toured the two main radio stations in Havana, Radio Rebelde and Radio Havana. Both have Internet access to multiple global news sources including CNN, Reuters, Associated Press and BBC with several newscasters pulling stories for public broadcast. Over ninety municipalities in Cuba have their own locally run radio stations, and journalists report local news from every province. “During the course of several hours in each station I was interviewed on the air about media consolidation and censorship in the US and was able to ask journalists about censorship in Cuba as well. Of the dozens I interviewed all said that they have complete freedom to write or broadcast any stories they choose. This was a far cry from the Stalinist media system so often depicted by US interests.”

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Brasil emerge como potencia militar

Raúl Zibechi (IRCAMERICAS, especial para ARGENPRESS.info)

Los acuerdos recién firmados con Francia, que además de la compra de armamento auspician la creación de una potente industria militar, forman parte de la Estrategia Nacional de Defensa de Brasil, con la que la novena potencia industrial del planeta, poseedora de las séptimas reservas de petróleo y de la mayor biodiversidad en la Amazonia, se apresta a defender sus riquezas y proyectarse como nueva potencia política y militar.

El modo como se comportaron las grandes empresas de la guerra moderna tiene algo de telenovela. Inmediatamente después que el presidente Luiz Inacio Lula da Silva anunciara que prefería comprar 36 cazabombarderos de quinta generación a la francesa Dassault, los otros dos competidores, la sueca Saab y la estadounidense Boeing, irrumpieron en sollozos asegurando que su amor por los brasileños es igual o mayor que el de los franceses.

Esas declaraciones responden al interés en cortejar a Brasil que está renovando su flota aérea y montando la más importante industria militar del Sur del planeta. El 7 de setiembre, fecha de la independencia de Brasil, Lula y el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, firmaron la compra de cuatro submarinos convencionales y uno nuclear, y de 50 helicópteros de transporte militar por 12 mil millones de dólares. A la vez, Lula anunció la compra de 36 cazas Rafale, lo que elevaría cuenta a unos 20 mil millones de dólares.

El asunto de los cazas se arrastra desde 1998. La fuerza aérea brasileña posee 110 cazas fabricados en las décadas de 1970 y 80, demasiado viejos y de escasa utilidad para una potencia que debe vigilar 8 millones de kilómetros cuadrados, 17 mil kilómetros de fronteras y una vasta plataforma marítima. Los más nuevos son 12 Mirage 2000 comprados de segunda mano que están a punto de ser jubilados. En contraste, Chile cuenta con 28 cazas F-16 y Venezuela tiene 24 Sukhoi 30, ambos de los más avanzados que existen.

Para la renovación de la flota de combate compiten los Rafale franceses, los Gripen suecos y los F-18 Super Hornet de Boeing. No existe mucha diferencia en cuanto a sus capacidades técnicas. El precio varía mucho: cada Gripen vale 50 millones de dólares y cada Rafale se eleva a 80 millones. El F-18 tiene la ventaja de ser el avión de combate más testeado. Pero los franceses se comprometieron desde el principio a traspasar el código fuente del avión, el corazón digital de la aeronave, cuestión que Boeing no puede hacer sin la autorización del Congreso de los Estados Unidos.

Telenovela: Tres detrás de un amor

La compra de un paquete importante de armas siempre va de la mano de oscuras maniobras, sostiene el sitio brasileño especializado en temas militares Defesanet. Por eso el acuerdo firmado por Lula y Sarkozy el 7 de diciembre abrió un tiempo de fuertes presiones. Veamos brevemente cómo se sucedieron los hechos. La noche del domingo 6 de setiembre, durante una cena de bienvenida a Brasil, Lula se quejó a Sarkozy del "precio absurdo" de los aviones Rafale. Poco después el presidente francés le envió una carta personal mencionando una "transferencia irrestricta" de tecnología, sabiendo que es el tema clave para Brasil1.

Concedía, además, la posibilidad de fabricar el Rafale en exclusiva para América Latina y un precio más bajo que el inicial. Esa misma noche Lula se reunió con el ministro de Defensa, Nelson Jobim, y el comandante de la aeronáutica, además de los embajadores de Francia y Brasil, donde diseñaron el plan para anunciar al día siguiente, luego del desfile militar del Día de la Independencia, la apertura de negociaciones con Dassault para la compra de los 36 cazas. Además se comprometía a comprar diez aviones de transporte militar K-390 fabricados por la brasileña Embraer.

El anuncio fue como un terremoto. Las otras dos empresas, la sueca y la estadounidense, comenzaron a mover sus fichas con más intensidad y dejar al descubierto sus juegos. El 9 de setiembre, apenas dos días después del anuncio de Lula de apostar por el avión francés, la embajada de Estados Unidos en Brasilia emitió una declaración defendiendo el caza FA-18 Super Hornet de Boeing porque "creemos que es el mejor en comparación con sus contrincantes"2. Aseguraba además que el gobierno de ese país "aprobó la transferencia de toda la tecnología necesaria".

No quedaba claro qué se entiende por "tecnología necesaria", pero la presión estaba hecha. Las suspicacias de Brasil se deben al antecedente de que Estados Unidos impidió hace pocos meses la venta del avión de combate brasileño Super Tucano a Venezuela por tener componentes con tecnología estadounidense. En vista de las presiones y concesiones adicionales de las empresas, Lula ironizó diciendo que "de aquí a poco vamos recibir los cazas de regalo".

Las presiones fueron tantas que el plazo para la entrega de las propuestas de las tres empresas se prorrogó del 21 de setiembre al 2 de octubre. El 11 de setiembre la fuerza aérea de Brasil emitió un "Esclarecimiento sobre el Proyecto F-X2" (así se denomina la propuesta de renovación de la flota), explicando a la opinión pública las cinco áreas en que se están evaluando las propuestas: transferencia de tecnología, dominio del sistema de armas por Brasil, acuerdos de compensación y participación de la industria nacional, técnico operacional y comercial. Agrega que se exigió que unos y otros aclararan qué entienden por transferencia de tecnología "ilimitada" y "necesaria".

En medio de la puja, el día 24 dos aviones Rafale cayeron al agua en un accidente en el Mediterráneo. El tema se comentó largamente en la prensa brasileña y se insistió en que ese avión nunca fue vendido fuera de Francia. El 28 la empresa Embraer –que deberá fabricar los aviones en Brasil- consideró que la mejor oferta es el Gripen sueco, en una evaluación a pedido de la fuerza aérea. La ventaja, según un alto ejecutivo de la empresa, es que al no estar el avión aún fabricado "podemos aprender haciendo", porque "no estamos interesados en fabricar piezas, buscamos el dominio de conocimiento que aún no tenemos"3.

El 1 de octubre, un día antes de que venciera el plazo para modificar las propuestas, los presidentes de Boeing y Saab llegaron a Brasil para "lanzar sus ofensivas para derribar la aparente ventaja de la francesa Dassault en el negocio"4. El mismo 2 de octubre Boeing distribuyó un comunicado repitiendo que habrá transferencia de tecnología, mientras los franceses acudieron a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado donde criticaron el modelo sueco por estar aún en el papel. Los suecos, por su parte, aseguraron que son los que más tecnología transfieren, al punto que el presidente de Saab, Ake Svensson, adelantó que en el futuro "seremos dependientes de la industria brasileña"5.

Francia cortejó a Brasil, además, prometiendo que defenderá su ingreso al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sabiendo cuánto desea Lula concretar ese sueño. Lo sucedido en este mes, la telenovela de los cazas brasileños, da una idea de cuánto ha cambiado el mundo: tres grandes empresas de tres países del Norte desarrollado, cortejan con múltiples promesas a un país del Sur para que les compre sus aviones. La decisión final la tomará Lula y el Consejo de Defensa Nacional en pocas semanas.

Estrategia Nacional de Defensa

El 15 de diciembre de 2008 el presidente Lula, el ministro de Defensa, Nelson Jobim, y el Jefe de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Roberto Mangabeira Unger, firmaron un documento de 70 páginas redactado a lo largo de un año por un comité en el que tuvieron un papel destacado los comandantes de la marina, el ejército y al aeronáutica, además de varios ministerios. El documento se titula "Estrategia Nacional de Defensa", y se propone actualizar la defensa de un país que está jugando un papel destacado en la arena internacional6.

El texto señala que la propuesta consiste en acciones de corto, mediano y largo plazo, un período que abarca hasta 2030, para "modernizar la estructura nacional de defensa" reorganizando las fuerzas armadas, reestructurando la industria brasileña de material de defensa y la composición de los efectivos de las fuerzas armadas. Además asegura que en la defensa inciden tres factores decisivos: la cibernética, el espacial y el nuclear.

Entre las directrices que establece el documento, se destaca en primer lugar la decisión de combate. "Para disuadir es necesario estar preparado para combatir. La tecnología, por más avanzada que sea, jamás será alternativa al combate. Será siempre un instrumento de combate". En este punto Brasil pone enormes distancias con el Pentágono, que viene apostando a la tecnología como forma de ganar guerras que se pierden sobre el terreno, mostrando así una importante autonomía intelectual.

Afirma "la necesidad estratégica de desarrollar y dominar la tecnología nuclear", aunque recuerda que la Constitución de Brasil prohíbe la fabricación de armas nucleares. En todo caso, a comienzos de setiembre la prensa destacó que Brasil ya está en condiciones de fabricar armas atómicas. En efecto, el mismo día que Sarkozy llegó a Brasil se difundían los resultados de una tesis del Instituto Militar de Ingeniería que asegura que el país ya tiene los conocimientos para su fabricación7.

Mención aparte merece la propuesta de modificar la posición de los efectivos. El ejército está mirando hacia el sur porque siempre se pensó en un posible conflicto con Argentina, idea de claro cuño eurocéntrico. Se propone posicionarlo en el centro, porque ahora las amenazas reales por tierra vienen del Norte8. Léase, Plan Colombia. La fuerza aérea que ahora está concentrada en Sao Paulo y la marina en Rio de Janeiro, debe atender al Atlántico Sur donde están las nuevas y enormes reservas de petróleo que convierten a Brasil en la séptima potencia petrolera del mundo.

La marina, además, debe atender la desembocadura del Amazonas y las cuencas de ese río y del Paraguay-Paraná. Pero la prioridad número uno es la Amazonia ya que se afirma la soberanía incondicional sobre esa región. Brasil rechazará "cualquier intento de tutela sobre sus decisiones al respecto de preservación, desarrollo y defensa de la Amazonia". En ese sentido afirma de modo rotundo: "Quien cuida de la Amazonia brasileña, al servicio de la humanidad y de sí mismo, es Brasil". Este es uno de los puntos más sensibles para los militares, toda vez que hay voces que pretenden "internacionalizar" la Amazonia con el pretexto ambiental. Así se ven las cosas desde Brasil (ver mapa).

El apartado dedicado a la industria nacional de material de defensa es uno de los más importantes. Se hace hincapié en el "desarrollo tecnológico independiente" con el objetivo de "eliminar, progresivamente, la compra de servicios y productos importados". Se propone que el Estado apoye la industria privada de armamento y desarrolle aquellos sectores que no son aún rentables pero resultan necesarios para la defensa. En contrapartida, el Estado obtendrá poderes especiales sobre las empresas privadas ya que se coloca la defensa del país por encima del interés privado.

Por eso siempre que Brasil compra armas exige la transferencia de tecnología. Los cuatro submarinos convencionales y los 50 helicópteros de transporte que compra a Francia, serán armados en Brasil. Lo mismo sucederá con los cazabombarderos. La UNASUR es definida como un mercado prioritario, y el acuerdo con Francia para la compra de los Rafale indica que Brasil tendrá la exclusiva en su comercialización a los países sudamericanos.

Como ya fue dicho, la autonomía o la independencia de un país se manifiestan de modo destacado en el terreno intelectual. El documento Estrategia Nacional de Defensa refleja la madurez y autonomía del pensamiento estratégico de Brasil. Apenas un elemento para mostrarlo. El punto 16 señala: "Conviene organizar las fuerzas armadas alrededor de las capacidades, no alrededor de enemigos específicos". Esto marca distancias con otros proyectos de defensa y desde el punto de vista intelectual muestra clara empatía con las filosofías de la autonomía.

Hacia un complejo militar-industrial autónomo

Brasil apunta a fabricar el grueso del material bélico que necesita. Ya cuenta con Embraer, la tercera empresa aeronáutica del mundo detrás de Boeing y Airbus. Cuenta además con Helibras, el principal fabricante de helicópteros de combate de Sudamérica, emparentado con la europea EADS. Actualmente fabrica tanques de guerra, una cierta gama de barcos de combate, aviones, municiones y en adelante también cazas de quinta generación y submarinos. En los astilleros en Rio serán construidos los cuatro submarinos convencionales comprados a Francia.

La tendencia es a requerir tecnología de persos países, sobre todo europeos pero también del tercer mundo. Para la construcción del submarino nuclear se creará una empresa franco-brasileña, mientras los helicópteros serán armados por Helibras. En cuanto a los cazas, los seis primeros serán entregados por Francia pero los 30 restantes serán armados por Embraer que de ese modo adquirirá la tecnología necesaria para fabricar aviones de combate de última generación.

El canciller Celso Amorim fue muy claro en ese sentido: "La adquisición de los Rafale no será una mera compra, porque se construirán en Brasil y existirá la posibilidad de que esos aviones sean vendidos en América Latina"9. De este modo Brasil empezó a jugar en las ligas mayores también en el aspecto militar. Se incorporó, por ejemplo, al selecto club de países que fabrican y operan submarinos nucleares, del que hasta ahora sólo formaban parte Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, China y Francia, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

El ex embajador de Brasil en Colombia, Julio César Gomes dos Santos, dijo en referencia al acuerdo con Francia: "Los países que compran armas son vulnerables, porque dependen del suministro de piezas de reposición. Chávez tiene aviones F-16 en tierra porque los norteamericanos no le mandan ni un tornillo. Brasil tiene una industria bélica para depender de sí mismo. Brasil no compra armas. Es un acuerdo de negocios por el cual los primeros aviones son comprados, pero fabrica los siguientes con permiso de venderlos en la región. Hay una diferencia enorme"10.

El experto en temas militares, Juan Gabriel Tokatlián, estima que "no es lo mismo ser un poder emergente en el mundo asiático, como es India, o en el mundo africano, como Sudáfrica, que hacerlo en este hemisferio considerado una suerte de patio trasero de Estados Unidos"11. Por eso, Brasil necesita "un gradual distanciamiento de Estados Unidos, sin patear el tablero, sin hacerlo de manera agresiva".

Pese a los notables avances que está haciendo Brasil para construir un complejo militar-industrial autónomo, las distancias con Estados Unidos son abismales. Los 15 mil millones de dólares de su presupuesto de Defensa contrastan con los 500 mil millones de Estados Unidos. En 2006 invirtió apenas 0,6% de sus recursos para investigación y desarrollo en el área de defensa, frente al 56% de Estados Unidos, el 24% de España y el 23% de Francia12.

Potencia emergente en el patio trasero

A raíz del reciente acuerdo entre Colombia y Estados Unidos para que el Comando Sur pueda utilizar siete bases militares en el país sudamericano, en Brasil se produjo un interesante debate en el que participaron militares de alta graduación. El general retirado Luiz Eduardo Paiva Rocha, profesor de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Ejército, publicó un largo artículo en Defesanet con un sugestivo título: "La miopía estratégica y la indigencia militar son las mayores amenazas a la soberanía de Brasil"13.

El general-profesor critica la "histeria populista de los líderes bolivarianos" por las bases en Colombia, y el hecho de que ni Brasil ni los países vecinos a Colombia hayan presentado alguna alternativa. El nudo de su argumento dice: "Las bases colombianas, aún usadas por Estados Unidos, no serían un problema si Brasil dispusiese de poder militar a la altura de la posición que pretende ocupar en el escenario internacional. Lo que nos amenaza es nuestra debilidad porque 'entre otros males, estar desarmado significa ser despreciable' (Maquiavelo)".

Luego agrega que "las fuerzas armadas brasileñas están totalmente incapacitadas para resistir la intervención militar de potencias". Las amenazas provienen de quienes pretenden apropiarse de la Amazonia y de los ricos yacimientos de petróleo marítimos. A su vez, el actual comandante de la Marina, Julio Soares de Moura Neto, consultado por Folha de Sao Paulo sobre la compra de armas a Francia respondió en tono similar. "Los brasileños precisan tener conciencia de que tenemos riquezas inconmensurables en el mar y la Marina debe estar preparada para defender nuestra soberanía sobre ellas"14.

El almirante sostiene que Brasil debe enfrentar, ahora que además de potencia económica es potencia petrolera, "muchos riesgos". Dijo algo más, que revela el estado de ánimo hacia Estados Unidos. Cuando George W. Bush decidió reactivar la IV Flota para el Atlántico Sur, la decisión "no fue ni política ni diplomáticamente informada a Brasil".

Por eso Lula, que sabe que Brasil va en camino de ser una gran potencia durante el siglo XXI, está sentando los pilares para que esa potencia tenga también la capacidad de defenderse en el terreno militar. Brasil tendrá la mayor flota naval de América Latina, la mayor fuerza aérea y el único complejo militar-industrial. Que esos pasos los esté dando con un país como Francia, que ha mostrado su independencia política y militar de Washington desde mucho tiempo atrás, es un hecho significativo.

Es muy probable, como sostienen los analistas de estrategia de Dedefensa, que Washington considere la opción tanto de Brasil como de Francia como "una declaración de guerra"15. Sería congruente con la visión del mundo de las elites desde que se impuso el Consenso de Washington. Darío Azzellini, investigador italiano sobre las "nuevas guerras", la sintetiza de modo notable: "La guerra ya no es para instalar otro modelo económico: ella misma es el modelo"16.

Notas:
- Tania Monteiro, "Carta de Sarkozy selou deçisao de Lula", Estado de Sao Paulo, 10 de setiembre de 2009. 
- "Declaraçao da Embaixada dos EUA sobre a concurrencia do FX-2", Brasilia 9 de setiembre de 2009. 
- Valor, 28 de setiembre de 2009. 
- O Globo, 1 de octubre de 2009. 
- Eliane Cantanhéde en Folha de Sao Paulo, 2 de octubre de 2009. 
- El documento puede bajarse en varias lenguas de la página web del Ministerio de Defensa. 
- Jornal do Brasil, 6 de setiembre de 2009. 
- Las necesidades defensivas se concentran en el Oeste, el Norte y el Atlántico Sur, se señala en la página 13. 
- La Jornada, 7 de setiembre de 2009. 
- "El gigante despierto", Semana, Bogotá, 13 de setiembre de 2009. 
- Idem. 
- Merval Pereira, "A industria bélica", O Globo, 15 de setiembre de 2009. 
- Defesanet, 5 de setiembre de 2009. 
- Eleonora Grosman en Clarín, 7 de setiembre de 2009. 
- "Rafale en Brasil, una declaración de guerra", Dedefensa, 8 de setiembre de 2009. 
- Página 12, 30 de junio de 2008. 
 
Recursos:
- Dedefensa (página de análisis estratégico): www.dedefensa.org.
- Defesanet (página militar): www.defesanet.com.br.
- "Estrategia Nacional de Defesa", www.defesa.gov.br.
- Fábio Portela y Leandro Narluch, "O fim de una batalha aérea", en Defesanet, 7 de setiembre de 2009.
- General Luiz Eduardo Rocha Paiva, "A miopía estratégica e a indigencia militar sao os mayores ameaças do Brasil, Defesanet, 5 de setiembre de 2009.
- Instituto Nueva Mayoría: www.nuevamayoria.
- Military Power (revista militar): www.militarypower.com.br.
- Merval Pereira, "A indústria bélica", O Globo, 15 de setiembre de 2009.
 
Imagen: Lula está sentando los pilares para que la potencia de Brasil tenga también la capacidad de defenderse en el terreno militar. / Autor: DEFESABR

Raúl Zibechi es analista internacional del semanario Brecha de Montevideo, docente e investigador sobre movimientos sociales en la Multiversidad Franciscana de América Latina, y asesor a varios grupos sociales. Escribe el "Informe Mensual de Zibechi" para el Programa de las Américas (www.ircamericas.org).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Rupturas y secuencias: 12 de Octubre, ¿día de la resistencia indígena?

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Convertido por “obra y gracia” del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, en Día de la Resistencia Indígena, el 12 de octubre parte de un equívoco que pocos se han atrevido a refutar, aún a sabiendas que ese día de 1492 no se produjo -al menos, así lo registra la historia legada, precisamente, por los primeros “visitantes” europeos que arribaron a estas tierras hasta entonces desconocidas para ellos, no así para sus pobladores originarios- un enfrentamiento de civilizaciones o, en el caso que nos motiva, una resistencia indígena a la llegada de Cristóbal Colón y su avanzada mercantilista y conquistadora a la isla caribeña de Guanahaní.

Inicialmente se puede creer que este primer encuentro entre los pobladores de la vieja Europa y los pobladores de Abya Yala, nuestra América, produjo un asombro mutuo ante gentes de habla, fisonomía y costumbres diametralmente diferentes. Aunque esto pase desapercibido para algunas personas de buena fe que desean reivindicar románticamente la existencia, la dignidad y las culturas de los pueblos precolombinos y de aquellos que han sobrevivido a la vorágine capitalista, pasada y presente; es necesario puntualizar que la resistencia indígena ante la invasión y el saqueo de los primeros europeos no pudo producirse en tal fecha, sino posteriormente, siendo el primer combate contra la guarnición dejada por el Almirante en la isla de Guanahaní, como lo señaló alguna vez el historiador venezolano Wladimir Acosta, sin que ello minimice la intención de revisar, en su verdadero contexto, lo ocurrido en este continente a partir de ese momento.

Por lo tanto, no podemos caer en el simplismo que a veces marcan las fechas, sin profundizar realmente en la compresión y análisis desprejuiciados de los acontecimientos históricos desarrollados en ellas y creyendo en una linealidad que nos induce a creer en la fatalidad inexorable del destino. Ocurriría entonces que, vengadores de nuestros ancestros aborígenes, pretendamos ignorar y deslegitimar la herencia común de la cual hacemos gala cotidianamente y que tiene su origen en la vieja Europa: idioma, religión, leyes, nombres y apellidos, estructuras de poder, economía y política, entre otros ingredientes o rasgos de la civilización europea que nos distancia, pese al sentimiento que nos embargue, de nuestros congéneres indígenas, manteniendo viva una polémica histórica y hasta racista que no nos ayuda a explicarnos como continente. Esto ha hecho de Colón una figura odiada en muchos casos y, en otras, justificada, quizás ateniéndose a su error al juzgar que había llegado a las tierras y riquezas descritas por Marco Polo. Sin embargo, no hay que desconocer lo que describe Eduardo Galeano en “Las venas abiertas de América Latina”, su libro más emblemático: “Tres años después del descubrimiento, Cristóbal Colón dirigió en persona la campaña militar contra los indios de la Dominicana. Un puñado de caballeros, doscientos infantes y unos cuantos perros especialmente adiestrados para el ataque diezmaron a los indios. Más de quinientos, enviados a España, fueron vendidos como esclavos en Sevilla y murieron miserablemente. Pero algunos teólogos protestaron y la esclavización de los indios fue formalmente prohibida al nacer el siglo XVI. En realidad, no fue prohibida sino bendita: antes de cada entrada militar, los capitanes de conquista debían leer a los indios, ante escribano público, un extenso y retórico Requerimiento que los exhortaba a convertirse a la santa fe católica”. Ante su negativa, se le autorizaba al invasor a hacerles todo tipo de “males y daños que pudiere”.

Esto quedó reafirmado cuando la Corona española le dio potestad a los conquistadores, mediante Real Cédula emitida el 23 de agosto de 1503, para esclavizar a los indígenas caribes bajo el pretexto de ser caníbales. Cosa semejante ocurre con el acto dictado por el Juez de Vara y Justicia Mayor de la isla La Española, del 5 de noviembre de 1510, que declara a la provincia de Uriapari (la Guayana) región de caribes, autorizando a sus huestes a cazarlos y venderlos como esclavos. Bastaba entonces acusar a cualquier indígena rebelde de ser caribe para aplicarle esta norma y, en caso de persistir en su rebeldía, matarlo impunemente, dado que se les consideraba carentes de alma, según lo dictaminara la arrogancia católica europea, aunque posteriormente lo enmendara. A partir de esta realidad salvaje es cuando podemos hablar propiamente de resistencia indígena frente al afán depredador del incipiente capitalismo europeo en nuestra América, Abya Yala, y no como se ha querido ver en el momento que tropiezan las tres naos capitaneadas por Colón con estas tierras ya descubiertas por sus habitantes originarios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Kraft: un aprendizaje obrero y popular

Oscar Tafetani (APE)

El prefijo latino “ex” connota casi siempre una pérdida: exiliado es el que ha sido sacado de la tierra; exonerado, quien fue separado de una función; eximido, el que ha sido liberado de una carga, y así. Pero además, cuando la partícula “ex” se antepone a un adjetivo o sustantivo, entonces denota un cambio en la condición, una mudanza de la realidad: ex ministro, ex cónyuge, ex deportista...

En las crónicas periodísticas sobre los despidos, las suspensiones y la represión policial en una de las tres plantas de Kraft Foods Argentina, abundan los “ex”. La empresa se llama Kraft, pero para los trabajadores, sus familias y el público en general, es la ex Terrabusi. “Desde que estalló la crisis -leemos en un diario económico- la empresa contrata los servicios de la consultora del ex YPF Fabián Falco (...) Luis Cagliari -dice en otro pasaje- es un ex Renault que vivió tomas de planta en los 90...” 

Así, el lenguaje va registrando, casi inadvertidamente, las pérdidas, las ventas y enajenaciones que se han ido sucediendo en el país, al ritmo de los movimientos del capital.

Sin embargo, en el universo de las marcas, los desplazamientos permanecen ocultos, ya que es preciso que la mercancía siga fascinando y seduciendo a sus reales o potenciales consumidores. Los cronistas no escriben nunca “Fulano de tal, ex Tita y Rodhesia”. O “el gerente general, ex Bazooka y Palito de la Selva”. No. El candor de los nombres, su aire infantil, es mantenido al margen de la historia.

“No se metan con las marcas”, nos susurra amenazante un gerente de Marketing. Claro, porque las marcas son impolutas. Las marcas no tienen marca. Son parte de un mundo ilusorio, creado tan sólo para producir ganancias.

Automóviles, galletitas, dictaduras

La planta de Kraft en Pacheco, provincia de Buenos Aires, es vecina a la planta principal de Ford. Todos saben que una cosa es fabricar galletitas y otra muy distinta fabricar automóviles. Sin embargo, tanto Kraft como Ford utilizan los sistemas de organización racional del trabajo (así les dicen) creados por Frederick Taylor y Henry Ford, en los albores del siglo pasado. 

La línea de producción en serie, en donde cada obrero debe colocar un tornillo o hacer alguna operación sobre piezas iguales, que van desfilando ante sus ojos, es un rasgo de la gran industria que se ha mantenido hasta nuestros días, ya conviviendo con la digitalización y la robótica. 

Chaplin y René Clair, sensibles artistas, supieron satirizar y mostrar en sus filmes la deshumanización que el taylorismo y el fordismo conllevan, al especializar hasta un punto de no retorno la tarea de los obreros, causándoles deformaciones y enfermedades típicas del puesto que ocupan en la cadena. Por eso, un componente inevitable y necesario de la lucha sindical es la pelea por reducir las horas y mejorar las condiciones de trabajo y salubridad en la fábrica.

En los ’70, luego de épicos estallidos como el Cordobazo, la lucha reivindicativa de los obreros industriales argentinos se fue haciendo progresivamente política, al plantear los trabajadores un reparto más justo de esa riqueza (y esa renta) que generan. La respuesta patronal al avance de la lucha obrera tuvo distintos nombres y estilos. Sin embargo, hubo un rasgo común: la violencia, el uso ilegal de las fuerzas y recursos del Estado y el avasallamiento sistemático de los convenios y conquistas.

En aquella época -recordó en una nota Pedro Troiani, ex delegado de Ford- “había mucho trabajo y mucha producción, y nosotros nos plantábamos a pelear por el aumento del ingreso de los trabajadores y peleábamos, por ejemplo, para controlar el tema del plomo que quedaba en la sangre. Hacíamos paros, huelgas”. Ford Pacheco, una planta de tres turnos y 5.000 obreros, tenía 200 delegados. Veinticinco de esos doscientos fueron secuestrados por grupos de tareas de la dictadura, con absoluta complicidad de la dirección de la empresa, en los días que siguieron al 24 de marzo de 1976. Permanecen desaparecidos.

Paradójicamente, el Falcon (halcón) producido en la Ford Pacheco fue el automóvil emblemático de la represión ilegal, mientras que del otro lado, como un delgado y firme gesto de resistencia, surgieron las aguerridas palomas de las Madres de Plaza de Mayo.

A 33 años de ese oscuro capítulo de nuestra historia, en la planta de Kraft Foods Argentina lindante con la de Ford Motor, en Pacheco, fuerzas de la infantería y la policía montada bonaerense, de la Policía Federal y la Gendarmería, desalojaron con violencia, el pasado 25 de septiembre, a cientos de trabajadores que habían ocupado las instalaciones, en protesta por los despidos y suspensiones masivas, y por la expulsión de sus delegados gremiales.

El conflicto comenzó cuando la empresa cerró la guardería infantil con la excusa de la epidemia de gripe A, y se negó a conceder asueto a las madres que debían quedarse en sus casas a cuidar a sus niños. Sin embargo, la desproporción de la respuesta patronal -al despedir a toda la Comisión Interna- sugiere que hubo otras causas. Y que había (y hay) otros planes. 

En todo caso lo grave, lo verdaderamente grave, es que una empresa multinacional, con la solícita cooperación del Gobierno nacional y del gobierno bonaerense, en un primer momento, así como de las otras instituciones del Estado, y ante el sonoro silencio de buena parte de la dirigencia política, viole las leyes y borre las conquistas que más de un siglo de luchas obreras, en el país y en el mundo, nos han legado. 

Asistimos en septiembre de 2009 a un nuevo ensayo del terror, esta vez, aplicado a trabajadores del cinturón industrial de Buenos Aires. A la vez asistimos (justo es señalarlo) a un rápido alerta y a un amplio movimiento de resistencia, por parte de las organizaciones y movimientos populares.

El futuro continúa siendo incierto. Pero hacemos llegar, desde este modesto puesto de trabajo comunicativo, nuestra solidaridad a los trabajadores de Kraft y a todos aquellos que espontáneamente se han sumado a su lucha. Sería suicida pensar que esa lucha no es la nuestra.

Autor foto: INDYMEDIA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las lecciones de Kraft. Un régimen sin "contención"

Marcelo Ramal (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

La huelga de la ex Terrabusi tiene todavía un final abierto. Pero sus consecuencias sobre el conjunto del proceso político ya son concluyentes.

La lucha en General Pacheco mostró hasta qué punto está quebrada la capacidad de arbitraje del kirchnerismo. El gobierno no quiso, primero, llevar adelante los recursos de regimentación de las relaciones laborales establecidas por ley. Tomada dio por clausurada la conciliación obligatoria para que la patronal liquidara al activismo por la vía de los hechos. Pero la reacción solidaria a nivel nacional enfrentó el ataque de la empresa y obligó al gobierno y a todos sus alcahuetes (Moyano, Yasky) a operar un limitado cambio de frente. Esto le ha abierto un nuevo flanco de crisis política, que se irá profundizando, de un lado por los obstáculos que pondrá la patronal, del otro por la ampliación de las luchas, como ocurre con los trabajadores de la Salud en Tucumán.

La crisis del arbitraje estatal afecta a la burocracia de los sindicatos. El conflicto de Kraft desnudó a la CGT a y la CTA como sucursales del oficialismo. Los Moyano y Yasky corrieron detrás de los acontecimientos. En todos los casos para actuar como agentes del Ministerio de Trabajo en las maniobras contra los trabajadores.

Un régimen en la picota

El gobierno, en definitiva, es incapaz de actuar como una fuerza autónoma frente a las contradicciones que agudiza la crisis capitalista. Esta incapacidad se extiende a toda la oposición patronal, que acaba de protagonizar una farsa patética al no poder reunir a su propia tropa para derogar el tarifazo. Es que los opositores están por completo del lado de los pulpos de la energía y de su reclamo (como el del FMI) de ‘rebalancear’ las tarifas. El movimiento popular que siguió convencido las maniobras de estos opositores ha recibido una lección, que deberá ser aprovechada. Ahora que los parlamentarios fracasaron, es hora de un plan de lucha y de la acción directa.

Una conciencia superior

La escalada antiobrera en el conflicto de Kraft ha desarrollado una conciencia de lucha y de clase, que se ha extendido a capas no obreras. Se ha abierto, como consecuencia de ello, una nueva etapa en las masas. La clase media entrará en el tumulto, sacudida por la carestía y el derrumbe de los presupuestos sanitarios o educativos. El apoyo del movimiento estudiantil a Kraft, desde la Fuba hasta la Patagonia, es un anticipo. En estos mismos días, la ocupación del Nacional Buenos Aires puso al desnudo el carácter reaccionario de una rectora, que es dirigente del PSA, la chapa electoral de Solanas.

El gobierno acaba de entregar otro arbitraje –el que tiene sobre la caja del Estado– al Fondo Monetario Internacional. La auditoría de los usureros empuja a nuevos tarifazos, y a los ajustes en provincias y municipios.

La etapa que se abre refuerza las condiciones para desarrollar, en todos los planos, una alternativa política propia de los explotados.

Foto: Argentina - La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la apertura de la XVI Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo. / Autor: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Recordando a Silvio Frondizi: A 25 años de su asesinato por la Triple A ( 26.09.1974) -Reportaje a Ricardo Napurí

Mario Hernández (EL RELOJ)

-MH: Estamos con Ricardo Napurí, ex senador peruano, ex diputado constituyente, en los inicios de la década del 80, quien en los comienzos de su residencia en la Argentina, tuvo la oportunidad de conocer al Dr. Silvio Frondizi, que fuera asesinado el 26 de setiembre de 1974 por un comando de la Triple A.

-RN: Silvio no sólo es un marxista olvidado como dice Horacio Tarcus en su libro, sino una personalidad injustamente olvidada si tenemos en cuenta que ha sido uno de los intelectuales más profundos y que más aportó desde 1945 en esa etapa crucial de casi 30 años. Tuvo una evolución política del liberalismo al marxismo. Escribió obras como El estado moderno, John Locke, La realidad argentina y su obsesión fue formar cuadros políticos. Ese era el proyecto de Silvio cuando yo lo conocí, la formación de cuadros políticos informados, capaces de aprender conocimientos y de actuar no sólo en el país sino en América Latina.

-MH: ¿En qué circunstancias conociste a Silvio Frondizi?

-RN: En circunstancias excepcionales. Yo era oficial de aviación en Perú y me negué a bombardear una rebelión de la izquierda aprista. Un militar que en 1948 se niega a cumplir las órdenes de ametrallar y bombardear es más que un rebelde, es un hombre despreciable para la institución militar. Me hicieron consejo de guerra y me deportaron. Así llegué a la Argentina.

-MH: Digamos que no aceptaste la obediencia debida.

-RN: No, soy una especie de violador primario de la obediencia debida. Perdí todo, incluso podría haber perdido la vida. Llegando a la Argentina la policía me captura con la connivencia de la policía secreta peruana y me metieron en la famosa Sección Especial de la Policía Federal donde se aplicó por primera vez la picana eléctrica.

-MH: Estamos hablando del primer gobierno peronista.

-RN: Así es. Me iban a deportar nuevamente. Lógicamente no la pasé bien hasta que un familiar fue al estudio de los hermanos Frondizi y lo encontró a Silvio que dijo ‘yo lo saco’ y así lo hizo. A partir de eso me preguntó quién era, yo le conté mi historia y él me dijo: ‘Ud. ha hecho cosas importantes en su vida pero no tiene conciencia de ello, por qué no le da forma conciente haciéndose un combatiente social y revolucionario, yo lo ayudo’, y me invitó a integrar Praxis.

-MH: Praxis era el grupo político que había formado Silvio.

-RN: Efectivamente, en 1945 y que tenía como ladero principal a un joven muy brillante en esa época que después desapareció de la vida política, Marcos Kaplan. Yo me integré y permanecí 10 años en el desarrollo de la etapa fundacional de Praxis. A pesar de que yo venía de la no intelectualidad, de la no reflexión política ni académica, venía de las FF. AA. donde se estudia poco, sin embargo, Silvio me hizo producir saltos cualitativos en mi cultura política. Tomé la tarea de las relaciones internacionales, por eso conocí a Paz Estenssoro, que estaba exiliado en Argentina, a Goulart, a Salvador Allende. También se comenzaron a formar grupos políticos. Por ejemplo, Michel Pablo, el historiador marxista dice que formó un grupo político en Brasil con los textos de Silvio Frondizi. Mucha gente desconoce que Silvio tenía una imagen internacional, en varios países. También me ligué a los estudiantes latinoamericanos que en ese momento eran unos 30.000. Silvio aprovechó para formar equipos de estudiantes bolivianos, peruanos, ecuatorianos y brasileños que formaron una especie de Internacional. Poca gente sabe esto. Ese era Silvio Frondizi que también escribió La realidad argentina. Fue uno de los primeros que percibió el carácter nacionalista del peronismo, el significado de la irrupción de masas y su forma de gobierno, discrepando con la izquierda tradicional que lo atacó mucho porque oscilaba frente al peronismo e incluso lo acusaban de movimiento fascista.

Otro momento crucial de su vida fue cuando consigo convencerlo al Che Guevara, a pesar de la oposición del Partido Comunista cubano, de invitarlo a Cuba para poner toda esa estructura que tenía Silvio al servicio de un proyecto, de una especie de Internacional latinoamericana con patrocinio del Che. Fue una verdadera tragedia que no hubiera cristalizado. Fue una de las razones por las cuales me volví a Perú a desarrollar un proyecto revolucionario en acuerdo con el Che.

-MH: ¿En qué circunstancias muere Silvio?

-RN: Yo estaba exiliado en París porque el gobierno militar de Velasco Alvarado me deportó a Chile y caí con Allende. Después logré reconstruir las circunstancias de su asesinato. El hecho central es que Silvio se dedicó siempre a la defensa de los presos políticos. Iba a la cárcel, con Duhalde, con Ortega Peña, todo ese equipo se exponía. En un momento determinado no había tanto riesgo pero en el gobierno de Isabel Perón la figura fuerte era López Rega, creador del grupo parapolicial llamado Triple A, y la represión deja de tener el carácter “suave” de antes y comienza el genocidio, a pesar de lo cual Silvio continúa su actividad. Recordemos que Ortega Peña fue asesinado unos meses antes. Sus compañeros le advertían que le iba a ocurrir lo mismo pero Silvio dijo ‘yo tengo que cumplir con mi deber’.

Finalmente la Triple A lo mata en su casa, la allanan, matan a su yerno, a él le meten 50 balazos y luego emiten un comunicado diciendo: Hemos matado a esta basura humana, representante del comunismo internacional. ¡Viva el gobierno de Isabel Perón! ¡Viva la democracia en el país!. Se solazaban tirando comunicados de este tipo.

Los elementos de barbarie no aparecen el 24 de marzo de 1976. Fueron previos y Silvio fue una de sus víctimas porque no aceptó la idea de exiliarse y lo mataron como advertencia de que todo aquel que se atreviera a defender los Derechos Humanos iba a seguir el mismo camino. Un poco como pasa con Julio López en la actualidad ahora que lo han secuestrado y es el desaparecido 30.001. Los grupos de tareas quieren advertir que todo aquel que sea consecuente contra los actos de represión del pasado va a seguir el mismo camino. 

La muerte de Silvio tiene significados diversos. El más importante para mí lo fue como personalidad independiente, humanista, que se jugaba por la vida, por los Derechos Humanos, por los que estaban perseguidos. El gesto personal de un hombre de una dignidad extraordinaria, de esos que mueren siendo fieles a sus ideales.

Mario Hernández – El Reloj – FM Flores (90.7) – Lunes de 19:00 a 20:00

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...