viernes, 9 de octubre de 2009

Proyecto Censurado: Los bancos salvados por el gobierno sacaron miles de millones a paraísos fiscales

Christine Harper (BLOOMBERG) - Thomas B. Edsall (THE HUFFINGTON POST)
Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Un estudio de 2008 de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO, por su sigla en inglés) divulgó que 83 compañías “top” de EEUU ejecutaron operaciones de evasión tributaria en paraísos fiscales como Islas Caimán, Bermuda e Islas Vírgenes. Catorce de estas compañías, incluyendo al AIG (American International Group, Inc.), Bank of America y Citigroup, recibieron dinero de la ayuda financiera urgente del gobierno. La GAO también divulgó que las actividades del Union Bank de Suiza (UBS) están directamente conectadas con la evasión tributaria.

El gigante bancario suizo UBS ayudó a evadir impuestos a estadounidenses ricos, de manera incluso ilegal, engañando al sistema tributario (IRS, por su sigla en inglés) por más de 20 mil millones de dólares en estos últimos años, según el Ministerio de Justicia. UBS, un patrocinador de la prestigiosa muestra Arte Basilea de Miami, se aprovecha de este acontecimiento para construir relaciones con los ricos, a quienes ayuda a encontrar formas de evitar el pago de impuestos en EEUU. Art Basil Miami Beach es la muestra de arte más importante de Estados Unidos y un acontecimiento cultural y social en las Américas. Su evento hermano, Arte Basilea de Suiza, se considera la demostración de arte más prestigiosa del mundo. 

UBS utiliza la muestra para encontrar clientes que buscan consejo sobre protecciones fiscales y cómo aprovecharse de las reglas del secreto bancario en Suiza, Lichtenstein y otros lugares. Otros destinos para ocultar fondos incluyen a Austria, Luxemburgo, Channel Islands, Singapur, Hong Kong, Andorra, Mónaco y Gibraltar. En el Caribe, los asilos tributarios son Bahamas, Bermudas, e Islas Caimán. Algunos países nuevos con secreto bancario son Cook Islands - Turks - Calicos. 

Para las corporaciones resulta simple el proceso de evasión fiscal geográfica. Una sociedad de EEUU vende a tarifas reducidas, incluso con pérdidas, a sus propias filiales extranjeras, y después revende los productos a precios más altos pagando poco o nada de impuestos en el país elegido. 

En diciembre de 2008, el holding bancario Goldman Sachs informó de su primera pérdida trimestral. En los talones de este aviso, publicó una declaración que confirmaba la caída de su contribución fiscal desde 34,1% al 1%. Goldman Sachs Group Inc., que recibió 10 mil millones de dólares y garantías de deuda del gobierno de EEUU en octubre de 2008, espera pagar sólo 14 millones de dólares en impuestos en 2008, comparados con 6 mil millones en 2007. La sede de Nueva York de Goldman Sachs declaró “los cambios en ganancias geográficas mezcladas” como explicación de su disminución impositiva. 

Según el representante Lloyd Doggett (demócrata de Texas), es inquietante el desplazamiento de rentas a países con impuestos más bajos. “El problema es más grande que Goldman Sachs”, dijo Doggett. “Estirando la mano derecha para pedir dinero del salvataje urgente, con la izquierda lo están ocultando a poca distancia de EEUU”.

El 19 de febrero de 2009, el UBS estuvo por primera vez de acuerdo en entregar al ministerio de Justicia de EEUU (DoJ, por su sigla en inglés) un número hasta ahora desconocido de nombres de titulares de cuentas en el banco. De apenas 250 a 19.000 contribuyentes de EEUU con cuentas bancarias suizas hacen frente a la perspectiva de un examen del IRS con vista a un procesamiento y/o pleito civil contra los titulares de cuentas. El DoJ exigió documentación de la cuenta bancaria en el UBS de un total de 52.000 depositantes adicionales. 

El UBS y las autoridades bancarias suizas están proclamando que su garantía del secreto bancario absoluto sobrevivirá de alguna manera a este ataque. “Sigue intacto el secreto bancario”, declaró Hans-Rudolf Merz, presidente y ministro de Hacienda de Suiza.

Existen, sin embargo, mucho más escapes de dinero de impuestos con medios enteramente legales, a través de disposiciones del código impositivo de EEUU, y allí está una contabilidad exacta de los ingresos perdidos. Cada año, la Comisión Mixta de Impuestos del Congreso publica un documento iluminador pero de poca lectura con el llamativo título “Estimaciones de los gastos de impuesto federal”, subtitulado este año “Para los ejercicios fiscales 2008-2012”. 

Actualización de Raquel Keeler, de “Dollars & Sense” (mayo-junio de 2009) 

Durante años, han emigrado a poca distancia de la costa estadounidense billones de dólares en beneficios corporativos y riqueza personal en busca de bajas imposiciones fiscales y de la comodidad de que no hagan preguntas. Este es un factor que contribuyó significativamente al descenso económico internacional en 2008. Las reuniones G20 de abril de 2009 declararon una medida enérgica contra los paraísos de impuesto como el primer paso de la recuperación financiera. Sin embargo, el mundo de las actividades bancarias extraterritoriales ahora alberga 11,5 billones (millones de millones) de dólares solamente en riqueza individual y muchos países continuarán resistiéndose a la regulación e inspección desde fuera de sus fronteras.

Nota:
1) “International Taxation: Large U.S. Corporations and Federal Contractors with Subsidiaries in Jurisdictions Listed as Tax Havens or Financial Privacy Jurisdictions”
GAO U.S. Government Accountability Office, December 18, 2008
http://www.gao.gov/products/GAO-09-157

*) Fuentes:
Bloomberg, 16 de diciembre de 2008, “Goldman Sachs’s Tax Rate Drops to 1% or $14 Million”, por Christine Harper; The Huffington Post, 23 de febrero de 2009, “Gimme Shelter: Tax Evasion and the Obama Administration”, por Thomas B. Edsall.
Estudiantes investigadores: Valerie Janssen y Aimee Drew. 
Evaluadores académicos: BC Franson, J.D., Southwest Minnesota State University (SMSU) y Robert Girling, Ph.D., Sonoma State University (SSU).

Imagen: Humor por Sergio Langer – Wall Street. / Autor: Sergio Langer

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Proyecto Censurado (Capítulo V): Emergencia por la Verdad: Al interior del imperio militar-industrial-mediático (Parte III - Final)

Peter Phillips y Mickey Huff
Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

(Tercera parte [final] del Capítulo 5 de “Censored 2010”, puesto a la venta en las librerías de EEUU el 30 de septiembre de 2009).

Antídotos de los pueblos a la propaganda corporativa de los medios

George Seldes dijo una vez: “El trabajo del periodismo no es información imparcial ‘equilibrada’. El trabajo del periodismo es contarle a la gente qué está ocurriendo realmente”. 

La película Sicko del documentalista Michael Moore, cineasta “top” ganador de un Oscar, es un ejemplo de cómo contarle a la gente qué está realmente ocurriendo. Los activistas por la atención sanitaria saben que el seguro médico de EEUU es una industria extremadamente grande y obscenamente lucrativa, con 9 grandes compañías que sólo en 2006 “ganaron” 93 mil millones de dólares en beneficios. La industria de atención sanitaria representa el tercer sector económico más grande del país, entre las 1.000 empresas más poderosas de EEUU, antecedido solamente por la energía y las venta al por menor.

A despecho de la película de Moore, y a pesar que un número aplastante de médicos y la mayoría de los estadounidenses quieren un solo sistema sanitario pagado para todos los ciudadanos –como el que la administración Obama propuso al Congreso--, los medios corporativos han sido sordos a los deseos de los profesionales de la atención sanitaria y del público en el debate sobre la “reforma” del sistema. Un solo pagador –le dicen al público, como una acusación prejuiciada-- no está en la tabla, no importa la naturaleza de los hechos, no importan los porcentajes de ayuda pública. Ésta es una característica de los fracasos de una república, de una democracia disfuncional.

Decenas de millares de norteamericanos atrapados constantemente en problemas variados de justicia social son testigos de cómo los medios corporativos marginan, denigran o simplemente ignoran sus preocupaciones. Las noticias de los grandes medios excluyen sistemáticamente los objetivos de grupos de activista que trabajan en problemas como la verdad del 11/9, el fraude electoral, el “impeachment” o acusación a Bush, la propaganda de guerra, libertades civiles/tortura, los auxilios urgentes del gobierno a Wall Street, la reforma de la atención sanitaria y muchas crisis ambientales causadas por el poder corporativo. Estos temas también desterrados de la conversación nacional, conducen a una auténtica Emergencia por la Verdad del país en su conjunto.

Ahora, sin embargo, un número creciente de activistas finalmente está diciendo “¡Basta!” y se unen fuerzas para dirigir esta emergencia por la verdad desarrollando nuevos sistemas y prácticas periodísticas propias. Se está trabajando para sacar develar los denominadores comunes corporativos detrás de las diversas crisis a que hacemos frente y por desarrollar redes de fuentes de noticias dignas de confianza que digan a la gente qué está ocurriendo realmente. Estos activistas saben que se necesita un periodismo que vaya más allá de las investigaciones forenses sobre crímenes y atrocidades particulares, y sacan a la luz ejemplos más amplios de la corrupción, de la propaganda y del control político ilícito para motivar a la nación para que rechace una situación de nefasto status quo corporativo.

La Asociación Nacional de Radiodifusores (NAB, por su sigla en inglés) ha resistido fuertemente los esfuerzos recientes por la reforma nacional de los medios a través del micro-poder de las radios comunitarias –similares a las 400 estaciones radiales populares de Venezuela-- y campañas para el financiamiento de los cambios mediáticos, que asignarían --por mandato-- el acceso para todos los candidatos en los medios nacionales. La NAB, considerada uno de los grupos corporativos más poderosos en el lobby de los pasillos de Washington, trabaja duro para proteger más de 200 mil millones de dólares anuales que recibe por publicidad y varios cientos de millones de dólares que transfieren a los candidatos políticos en cada ciclo de elecciones.

El movimiento Emergencia por la Verdad ahora reconoce el poder político de los medios corporativos y la tarea enorme que está por hacerse ante su fracaso en cumplir la obligación de la Primera Enmienda de mantener al público informado. Los ciudadanos deben movilizar recursos para reconstruir sistemas de noticias y de información desde abajo hacia arriba. Los ciudadanos periodistas pueden expandir la distribución de noticias mediante pequeños periódicos independientes, revistas locales, radios independientes y acceso a la TV por cable. Utilizando Internet, el público puede interconectarse con otras organizaciones populares de noticias semejantes para compartir historias importantes. Estos cambios ya están en curso y tienen mucho porvenir.

Haciendo medios: Fundación de la Libertad de Medios / Proyecto Censurado Internacional

En respuesta a los resultados de la conferencia de Emergencia por la Verdad, la Fundación de la Libertad de Medios y el Proyecto Censurado pusieron en marcha un esfuerzo conjunto para alimentar a diario un depósito de noticias e información independientes, así como una generación de contenidos que se ha llamado Noticias Independientes Validadas, que son historias revisadas por la universidad, catedráticos y estudiantes en todo el mundo. A medida que los medios corporativos incrementan su dominio sobre los contenidos, continuando con su agenda de entretenimiento y su industria de relaciones públicas –que trabaja para los gobiernos y las corporaciones--, nosotros emprendimos una apertura socio-cultural para transformar la manera cómo el público recibe sus noticias.

El Proyecto Censurado piensa que los medios corporativos son cada vez más inútiles para la democracia y los trabajadores del mundo, y que necesitamos contar con nuestras propias noticias de abajo hacia arriba. ¿Qué mejor proyecto en respaldo de la democracia de los medios que universidades y “colleges” de todo el mundo apoyen decir la verdad y validen historias noticiosas y fuentes de noticias independientes?

Sólo el 5% de los estudiantes universitarios menores de 30 años lee cotidianamente un diario. La mayoría obtiene todas sus noticias de la televisión corporativa y cada vez más de Internet. Uno de los mayores problemas de las fuentes periodísticas web es la percepción de una inconsistente confiabilidad. El público a menudo sospecha de la veracidad y exactitud de las noticias provenientes de fuentes o medios no-corporativos. Durante los últimos diez años, en centenares de presentaciones por todas partes de EEUU, a los miembros del Proyecto Censurado se les pregunta con frecuencia: “¿Cuáles son las mejores fuentes de noticias y en quiénes podemos confiar?”

La meta de este esfuerzo es animar a gente joven a utilizar medios independientes como sus fuentes primarias de noticias y de información y a aprender sobre fuentes de noticias dignas de confianza a través del Programa Afiliado de Investigación de Noticias del Proyecto Censurado Internacional. Actualmente hay 30 universidades afiliadas y para el próximo año existen planes para ampliar diez veces la participación de universidades y “colleges”. A través de estas instituciones de enseñanza superior, los estudiantes universitarios pueden investigar las noticias independientes validadas y después escribirlas, producirlas y difundirlas vía sitios web. Además de la producción de noticias de contenido independiente validado, en el sitio web de la Fundación de la Libertad de los Medios cualquier día dado pueden verse bastantes noticias independientes alimentadas por redes RSS, tantas como para llenar casi 50 páginas escritas, incluso más que en los grandes diarios de EEUU (29).

Esperanza de cambio real en la información

Recientemente, el Comité Judicial del Senado de EEUU comenzó a considerar una comisión de verdad y reconciliación, como se ha hecho en países con pasados aflictivos, para buscar conocimiento y cura sobre problemas polémicos o aún ilegales y catastróficos. El senador Patrick Leahy, demócrata por Vermont, quiere que “el Congreso convoque a una comisión ‘azul’ independiente para que se aboque sobre algunos secretos oscuros y posibles fechorías del gobierno de los años de Bush: la tortura alegada de presos mantenidos en la base de Bahía de Guantánamo, la polémica autorización para interceptar teléfonos y la politización de la contratación y despido de fiscales federales”. Según una reciente encuesta de Gallup, 6 de cada 10 estadounidenses están de acuerdo (30).

A pesar de tal protesta pública e incluso del alto ranking de la mención en el Senado, hay dudas de que exista real voluntad política para seguir sacando a la luz las continuas fusiones económicas que emanan de Wall Street y se repiten a través de Main Street. Además, el presidente Obama ya remarcó que no quiere aparecer escarbando mientras aborda los problemas del país, insinuando que no está interesado en la prosecución de crímenes de la administración Bush. Posiblemente, sólo una oleada pública masiva podría hacerlo cambiar, pero requiere un populacho aún más informado sobre el poder. Después de todo, los hechos están en su campo de juego (31).

Al pueblo le incumbe unirse para oponerse a sus opresores comunes, evidentes en un gobierno militarista e insensible, junto con sus perros falderos de los medios corporativos y los propagandistas de relaciones públicas. Entonces, sólo cuando el público crea y controla sus propios recursos de información, llega a estar armado para seguir adelante con el poder que otorga el conocimiento, no bajo maneras de pensar reformistas, sino para crear una nueva y vibrante sociedad verdaderamente democrática, que así prometa entregar a todos libertad, paz y prosperidad.

*) Peter Phillips es profesor de sociología en la Universidad Sonoma State y director de la Fundación de la Libertad de los Medios y del Proyecto Censurado.
Mickey Huff es profesor asociado de historia y de ciencias sociales en la Universidad Diablo Valley y director adjunto de la Fundación de la Libertad de los Medios y del Proyecto Censurado.

Notas:
29. For more details see the Project Censored website at http://projectcensored.org/; for independent media feeds see Media Freedom Foundation at http://mediafreedom.pnn.com/5174-independent-news-sources; and for more on the Project Censored International Affiliates Program, see http://projectcensored.org/project-censoredinternational-affilates-program. For more on how to become the media, see David Mathison’s work at http://bethemedia.com.
30. Alex Kingsbury, “Why Sen. Patrick Leahy Wants a “Truth Commission,” U.S. News and World Report, March 4, 2009, http://www.usnews.com/articles/news/politics/2009/03/04/why-sen-patrick-leahy-wants-a-truth-commission.html.
31. Naomi Wolf, “Do the Secret Bush Memos Amount to Treason? Top Constitutional Scholar Says Yes,” Alternet.org, March 25, 2009, http://www.alternet.org/rights/133273/do_the_secret_bush_memos_amount_to_treason_top_constitutional_scholar_says_yes/.
Note: All online sources were accessed and viewed between March 25 and 31, 2009, and then reviewed and revised between May 13 and 15, 2009.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

México: El gobierno de Calderón impone el terror represivo y no hay organización que lo pare

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. La represión contra los jóvenes en México está creciendo y parece que muy pocos lo advierten. En una carta por Internet se pregunta alguien: “¿De qué tienen miedo los jóvenes? Me lo pregunto una y otra vez, ¿acaso tendrán miedo de decir los nombres de los implicados en la lista de personas que publicó La Jornada el 6 de octubre como “confidencial” para la Procuraduría General de la República (PGR)?

Si ese es el miedo de muchos jovencitos que conmemoraron 1968, también es el miedo de los que quedan en estado de indefensión para mostrar su inocencia de ser los "sospechosos" que la PGR seleccionó para fabricar los culpables de los bombazos a bancos en septiembre”. Los jóvenes están aterrorizados porque la PGR busca culparlos –como siempre lo ha hecho- con cualquier pretexto prefabricado. Pareciera que hemos regresado a los años sesenta y setenta.

2. Pero no es una sorpresa, Calderón lo advirtió en toda su campaña: “no me temblará la mano para aplicar la ley”, y lo ha repetido muchas veces en sus discursos amenazantes: “el ejército seguirá imponiendo el orden en todo el país”, “no daré ningún paso atrás frente a la delincuencia”, etcétera. Y los EEUU lo han calificado de valiente policía. ¿Puede entonces haber alguna duda? Otra cosa sería un gobierno que reconociera la gravedad que vive el país en materia de desempleo, de inversiones, de desconfianza, de desigualdad, de pobreza, de corrupción y se estén poniendo las bases para remediarlos. Por ese motivo en lugar de explicar la realidad a partir de los problemas económicos y de vida de la población, el gobierno ha escogido incrementar la fuerza del ejército y la policía, así como trazar las estrategias represivas para aterrorizar a la población.

3. La televisión y la radio, haciendo coro con los empresarios, se han pasado el tiempo aplaudiendo la “mano dura” de Calderón y condenando todo tipo de movilizaciones de protesta en las calles. Echaron montones de basura contra los estudiantes que se manifestaron el pasado dos de octubre y desde hace varios días han desarrollado una campaña de calumnias contra los trabajadores electricistas que reclaman respeto al SME. Más aún, estos medios se han dedicado a preparar manifestaciones derechistas de blancos por la paz y contra “la delincuencia”, así como a pedir al gobierno la organización de grupos paramilitares, al estilo de los porros y los halcones, que se enfrenten contra los “grupos subversivos que buscan desestabilizar al país”. Los grupos derechistas se han sentido muy fortalecidos con los gobiernos panistas de Fox y Calderón.

4. Estas campañas de terror represivo y de persecución contra la población, sobre todo contra los jóvenes que se manifiestan en las calles, pueden darle buenos resultados inmediatos al gobierno; quizá logren que muchos jóvenes dejen de manifestarse por un tiempo para evitar que sean aprehendidos, pero también llevará a la búsqueda de nuevas estrategias de lucha que pueden ser violentos. ¿Por qué han surgido en distintas épocas decenas de grupos guerrilleros urbanos y rurales en México? Han aparecido cuando la población es perseguida y asesinada y no se han encontrado otras salidas porque hasta las mínimas vías de diálogo se han cerrado, a pesar de que el gobierno diga de manera demagógica los cuatro vientos que “está abierto al diálogo”. Muchas veces se acepta dialogar pero el gobierno se aprovecha para aprehender o capturar al iluso dialoguista.

5. Los gobiernos dialogan con quien quieren y como quieren; jamás escuchan porque ya traen hecha la idea que van a imponer. Los diálogos se dan con fuerza atrás y los que más tienen respaldo (ejército, tribunales) imponen lo que quieren. En 1968, durante el movimiento estudiantil, exigimos en las calles “diálogo público” para que la gente vea y conozca las razones de cada quien. Todos los medios de información estaban en contra nuestra. El gobierno de Díaz Ordaz jamás aceptó porque por el fascista “principio de autoridad”, los gobiernos en lugar de dialogar amenazan e imponen. En los últimos años, cuando los zapatistas, los lópezobradoristas o los estudiantes con su fuerza han impuesto la realización de un diálogo siempre han salido perdiendo porque los medios de información (TV y radio) se apropian del acto y tergiversan todo, son parciales y lo manipulan.

6. Dado que el 99 por ciento de los medios informativos -propiedad de poderosos empresarios- están cerrados para las voces independientes, lancemos más denuncias y más protestas por Internet y abramos más espacios para que nos escuchen. La realidad es que aunque el pueblo no nos lea y cada vez esté más embrutecido por la TV y la radio, hay algunos sectores independientes y dignos que difunden en la sociedad lo que se informan por Internet. Busquemos crear la mayor cantidad de redes de información para que nuestras notas sean leídas en todo el mundo. Escribamos a diario, en todas las horas libres y comuniquemos lo que pasa en nuestras comunidades. Los jóvenes están en la mira telescópica de la represión del poder y todos tenemos que ayudarlos en sus luchas por la liberación anticapitalista. Ellos son el presente no solo el futuro.

7. Para parar la represión del gobierno contra el pueblo y los jóvenes se requiere de otra fuerza organizada. Si el gobierno no tiene a una contraparte, un contrapeso, seguirá actuando con el salvajismo y la crueldad como lo ha hecho y los opositores seguirán sufriendo persecución, encarcelamiento y asesinatos. Necesitamos una poderosa organización como la de los electricistas, petroleros, telefonistas, sindicatos de la salud, profesores, pero sin charros, sin líderes espurios vendidos al gobierno y a los empresarios. Pero el día que esa poderosa fuerza obrera independiente exista ya no será necesario un gobierno que ordena y manda, sino será sólo un cuerpo de administración al servicio de los trabajadores. Es por eso que hay que apoyar a los electricistas y mineros en esta gran batalla que están librando contra el gobierno opresor.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las tres dimensiones del conflicto en la empresa Kraft Foods

Eduardo Lucita (LA ARENA)

El conflicto en esta multinacional se atribuye a la voracidad empresaria sin límites por un lado y a la intransigencia de la representación gremial interna por el otro. Sin embargo es posible un abordaje mucho más complejo de esta confrontación.

La filial argentina forma parte de la corporación alimenticia más importante de los EE.UU. y es segunda a nivel mundial después de la Nestlé, con 159 plantas en todo el mundo, varias de ellas en 18 países de América Latina. Comenzó a instalarse en el país a principios de la década de los '90, con una política de adquisición y fusión de firmas y llegó a consolidarse como Kraft Foods en el año 2000, desnacionalización de Terrabussi mediante.

Ahora se conoce que esta corporación definió a mediados de los años '90 un programa de integración y ajuste de sus estructuras productivas y de distribución en sus filiales de América Latina. Programa definido no en función de las necesidades de los mercados nacionales o incluso regionales sino según las necesidades y objetivos de su casa matriz, que como toda transnacional elabora sus directivas en base a resultados globales y su balance consolidado. No es de extrañar que en el país la implementación del plan se haya demorado ya que la rama alimenticia fue de las más beneficiadas durante el ciclo expansivo 2003/2008, y de las menos golpeadas por contracción actual.

La crisis actual favorece ponerlo en práctica ahora. Lo hemos explicado ya desde esta misma columna, el capital siempre sale de sus crisis de sobreproducción sobre la base de mayor productividad. Pero no se trata de una mayor productividad del capital por nuevas inversiones, sino por mayor productividad social. Esto es, del trabajo.

Las corporaciones internacionales tienden a homogenizar las condiciones de productividad en todas sus plantas y esto es independiente de las condiciones macroeconómicas en cada país: capacidad adquisitiva de los salarios, devaluaciones competitivas, rebajas arancelarias para la importación de insumos o excenciones impositivas para bienes de capital. Por el contrario se trata de equiparar las condiciones de laborales. Entiéndase mayores niveles de explotación por pérdida de puestos, extensión de la jornada y aumento de ritmos de trabajo.

Uso capitalista de la crisis

Pero hay también otro componente, que comúnmente llamamos "uso capitalista de la crisis". Se refiere al aprovechamiento que hacen las empresas de determinadas circunstancias para provocar un ajuste en las relaciones capital-trabajo a nivel de los núcleos productivos. Allí donde las relaciones que emergen del régimen de producción no están mediadas por las instituciones del Estado ni por las cúpulas sindicales: el lugar o puesto de trabajo, donde nace y se hace fuerte la organización de los trabajadores.

Así es posible comprender porqué este conflicto iniciado por un justo y relativamente menor reclamo, como lo fue el de mejorar las condiciones de salubridad para mejor protegerse de la pandemia de gripe A en la planta, concluye con 156 despedidos y el desconocimiento de los fueros gremiales por la empresa.

Lo que intentó ocultar la denuncia por privatización ilegítima de la libertad contra los trabajadores es que la empresa, para homogeneizar los niveles de productividad en la planta de General Pacheco -la más importante fuera de los EE.UU.- necesita destruir la organización obrera para así poder imponer el sistema de trabajo americano: turnos de 12 horas con menores tiempos de descanso y para refigerios y mayores ritmos de producción, eliminando como contrapartida el turno noche. Equiparando así esta planta con las dos instaladas en la provincia de San Luis y las de Colombia, Perú y otros países de la región.

El Taller de Estudios Laborales (TEL), institución dedicada a la capacitación y el estudio de la organización en los lugares de trabajo, cuyo prestigio trasciende las fronteras nacionales, ha enviado una nota formal a la empresa denunciándola "por los despidos y por la pretensión de destruir la organización sindical" y concluye: "nos estamos enterando que esta conducta de Kraft Foods Argentina es replicada de los demás países de América latina donde la empresa tiene filiales, por lo que nos solidarizamos con esos trabajadores y exigimos para ellos también el fin de las persecuciones, el respeto de la ley y de sus derechos laborales y humanos".

Por su parte la Federación de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (FTIA) calificó la decisión empresaria como "absolutamente injustificada, despojada de toda responsabilidad social, respeto por la ley vigente y su autoridad de aplicación, y denigrante para los trabajadores por avasallar sus derechos, intentando instalar el miedo y la prepotencia como herramientas válidas en la búsqueda de maximizar sus ganancias".

Es la única expresión sindical de las direcciones tradicionales que merece rescatarse, porque el Sindicato de la Alimentación y la propia CGT se han comportado, una vez más, como aliados objetivos de la multinacional, no como representantes de los trabajadores

Impotencia estatal

Que la brutal represión en la Panamericana haya sido promovida por el jefe de gabinete cuando la Presidenta de la Nación se reunía con empresarios en los EE.UU.; que la Embajada de ese país interviniera en el conflicto llamando a la defensa del derecho y los intereses de la propiedad privada; que sorpresivamente haya llegado al país, por sólo 48 horas y sin que nadie sepa a qué vino, el subsecretario de Comercio americano no son otra cosa que muestras de un país dependiente bajo presión del imperio. Y que tocar la campanilla en Wall Street no es gratuito. Precisamente el Wall Street Journal comentaba en su edición del 29 de septiembre pasado: "El gobierno (argentino) no quiere comprar una muerte y esto impide resolver la protesta".

Que todas las cámaras empresarias encabezadas por la UIA, la Copal, AEA y el centro ideológico que es IDEA, cerraran filas en torno a Kraft Foods es una muestra de cómo están cercando al Estado y de cómo se preparan. Porque lo que están apoyando es el desconocimiento de los numerosos llamados a la conciliación obligatoria que hizo el Ministerio de Trabajo; la violación de las leyes laborales del país que se expresan en los despidos sin causa y el desconocimiento de los fueros gremiales, el incumplimiento de varios de los puntos del acta acuerdo firmada por la representación patronal y los funcionarios del gobierno por el que debían reincorporar a los trabajadores y dejar ingresar a planta a los delegados elegidos democráticamente. No les preocupa el cumplimiento de las leyes ni de los convenios colectivos, les importa sí controlar y destruir la organización obrera en los lugares de trabajo.

En tanto el Estado y el gobierno se muestran prácticamente impotentes frente a la "intransigencia de la empresa". El Ministerio de Trabajo pareciera haber perdido su capacidad de mediar en los conflictos y hacer cumplir las leyes laborales. Al cierre de este artículo la justicia ordenaba la reincorporación del delegado Bogado y por ¡primera vez! los secretarios generales de la CGT y del Sindicato de la Alimentación se reunían con miembros de la comisión interna. La empresa... como si estuviera en un país bananero.

Mientras, el conflicto ha puesto al proletariado industrial en la calle y en el centro de las discusiones. Tal vez resulte una bisagra en la política del gobierno, tal vez también lo sea para el estado de ánimo y la organización de los trabajadores.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La disputa por el monopolio del monólogo entre el trust informativo CLARIN - LA NACION – DYN y el actual gobierno

Javier Llorens

La ley de medios no es una cuestión leguleya sino una cuestión del poder, de enorme trascendencia futura.

Este no es un sesudo análisis académico o leguleyo sobre los medios de comunicación. Está muy lejos de ello, porque la sustancia de la cuestión es otra. Se trata de una impura y dura lucha a muerte por el poder, que es cosa de obsesos. Y desde Maquiavelo sabemos que en la encarnizada lucha por el poder, no se repara en esos formalismos. Que son para engañar a incautos. O como se dice en Argentina, para la gilada.

Se trata de la pugna entre el poder secular (de siempre), que desde el tiempo de los militares en adelante detenta el trust informativo CLARIN - LA NACION – DYN, y es uno de los grandes responsables de la inexplicable debacle argentina en los últimos treinta años. Y el poder vicario (político, delegado y acotado en el tiempo) actual. Que quiere y necesita, por razones de sobrevivencia personal (para no terminar sus principales cabezas enjuiciadas y presas), sobreponerse al primero y prolongarse en el tiempo. Como dice el refrán chino “el que está montado sobre un tigre, difícilmente se puede bajar”. Esa es la situación de los Kirchners, y por eso, para no bajarse del tigre, se animaron a dar un desafío, ante el que se arredraron todos los poderes vicarios que le precedieron.

A ninguno de los contendientes los guían los altos ideales que declaman, muy lejos de ello. Pero la historia no avanza porque los altos ideales se sobreponen sin solución de continuidad sobre los más bajos. Sino porque los que apetecen obsesionadamente el poder (poder constituyente) generalmente instrumentalizan el derecho y los altos ideales, para poder desplazar al poder existente (poder constituido). Y así la humanidad “con su gran fardo de penas avanza”. Aunque generalmente los planes urdidos por los obsesionados por el poder luego fracasan.

Este caso sería un vívido ejemplo de ello. Máxime si se tiene en cuenta que el golpe de mano comunicacional que intenta el actual gobierno, no alcanzará a los medios gráficos, ni a la agencia DYN, que son dos eslabones indispensables para poder detentar el monopolio del monólogo.

Tampoco alcanza a Internet, el moderno medio de comunicación multilateral que apareció en escena, y había comenzado a minar el monopolio del monólogo detentado por el CLARIN – LA NACION - DYN.

En concreto, la acción de los Kirchners de intentar pasar a detentar el monopolio del monologo, es un providencial “huida hacia adelante” y seguramente se convertirá en un acto fallido, pero que redundará en un grave daño al monopolio del monólogo que detenta el grupo CLARIN – LA NACION – DYN. Y un viejo refrán aconseja a no dejar un león herido en la espalda. Esto es lo que seguramente sucederá si se aprueba la ley de medios audiovisuales, y su efecto previsible será la movilización o liberalización de un flujo informativo que -violando arteramente a la democracia- se encuentra estancado y negado al público. Visto desde esta perspectiva profunda, no nos deberían quedar dudas respecto cual debería ser la resultante final en relación a la sanción de ley de medios audiovisuales.

La noticia censurada por el Grupo CLARIN - LA NACION – DYN: Juez argentino cita a declarar por el Megacanje a un ex secretario del Tesoro de los EE.UU.

El juez federal argentino Martínez Giorgi en el mes de agosto pasado citó a declarar en la famosa causa del Megacanje, al banquero norteamericano David Mulford, ex secretario del Tesoro de los EE.UU. Seguidamente se puede ver su decreto.

Con en esa desastrosa operación se aumentó la deuda pública argentina en 55.000 millones de dólares (equivalente a la quita que luego consiguió Néstor Kirchner). Y paralelamente el sindicato de bancos encabezado por Mulford, se desobligó de cumplir con un seguro de liquidez que tenia comprometido con el Banco Central, por otros 7.000 millones de dólares contantes y sonantes.

Pero además el megacanje está estrechamente relacionado con el vaciamiento financiero del año 2001 que remató en el "corralito" bancario. Operación mediante la cual los bancos se llevaron.
puestas las reservas del sistema financiero, dejando a cambio bonos de de la deuda que estaban por entrar en default.

Para la perpetración de esa enorme maniobra estafatoria, era necesaria la vuelta de Domingo Cavallo al ministerio de Economía. Y esto fue posible gracias al accionar en conjunto del grupo CLARIN – LA NACION – DYN, que a lo largo del año 2000 proyectó a Cavallo como la gran esperanza blanca, el Robin Hood que venía a salvarnos y a salvar la convertibilidad. Cuando en realidad venía como Hood Robin a llevarse puesto el ahorro de los argentinos, a cambio de los fallutos títulos de la deuda, que había colocado con la ayuda de los bancos de EE.UU.

En la causa del megacanje serán juzgados próximamente en forma oral y pública, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, y el ex secretario de Finanzas Daniel Marx. Acontecimiento que el trust de CLARIN – LA NACION – DYN mantiene decididamente oculto. Lo mismo que la causa del “corralito” por el vaciamiento financiero del 2001, en la que están involucrados cientos de banqueros. Mientras tanto dicho trust nos atiborra todo el día y todos los días, con otras noticias policiales o judiciales minúsculas, carentes de toda trascendencia social o política. Que generalmente involucran solo a marginales golpeados por la tragedia o las tinieblas de la vida.

Como se puede ver en el decreto del juez, el trust informativo de CLARIN y LA NACION, que a su vez controla la agencia de noticias DYN (Diarios y Noticias S. A.) decidió que esa información no debía ser ni trasmitida ni impresa. Como si careciera totalmente de entidad noticiosa, que un juez argentino cite a declarar penalmente a un ex secretario del Tesoro de los EE.UU, al lado de otras noticias de enorme trascendencia en la óptica del trust. Como son los últimos chismes del caso Belsunce, con la información de cuantos kilos demás tiene el señor Carrascosa. O el comentario del último blooper de Tinelli.

Por esa razón el pedido de comparendo de Mulford no apareció ni en las versiones digitales ni escritas de los diarios de mayor circulación de Argentina. Por un descuido y en base a un cable posterior de Telam, solo apareció en la versión digital de La Voz del Interior de Córdoba (que también es propiedad de CLARIN, ver nota al pie). La que sin embargo no logro sobrepasar la férrea censura de su versión impresa.

La información negada y el monólogo informativo: la prueba ácida de la existencia del monopolio informativo y la ausencia de un “periodismo independiente”

Esta "no noticia" de determinadas y trascendentes noticias, y la consecuente uniformidad informativa que ese proceso va determinando, es una prueba ácida de la existencia de un oligopolio comunicativo, y la inexistencia de un "periodismo independiente" en Argentina. El que en realidad es un "periodismo dependiente" de los grandes intereses económicos financieros e internacionales. Y lamentablemente demasiado "pendiente" de llegar a ser periodismo algún día.

Tratándose de defender ante el cuestionamiento al que se encuentra sometido actualmente, el trust informativo encabezado por CLARIN, se han empeñado a través de diversos medios y voceros, en negar la existencia de su monopolio periodístico. Recientemente su periodista Miguel Wizñaki, se esforzó en demostrar la supuesta existencia de un “escenario plural y competitivo” en la información, en base a enumerar que el grupo CLARIN solo tiene las dos terceras partes de esto, la cuarta parte de aquello, o la mitad de aquesto. Esta cantinela fue luego repetida por CLARIN, en una solicitada de dos páginas que publico recienteemnte, destinada a tratar de influir en la voluntad de los senadores.

Tanto Wizñaki como CLARIN hablan así de lo que sería la estructura de la comunicación, pero no de la interactuación de esa estructura entre sí (como se verá mas adelante), y menos aún del proceso comunicativo. Y la libertad y la pluralidad informativa, como el movimiento, se demuestra andando. Si existe un flujo de información estancado o censurado, que no circula, ello es una prueba empírica evidente de la existencia de un férreo oligopolio informativo. Que al servicio de poderosos intereses, se encarga puntillosamente de impedir que se difunda toda opinión o punto de vista alternativo a los intereses dominantes.

La noticia negada entonces, como la de Mulford y tantísimas otras, mal que le pese a Wizñaki y otros esforzados servidores de CLARIN y LA NACION, es la prueba ácida de la existencia del monopolio u oligopolio periodístico. Si el lector quiere comprobar personalmente on line esto, basta con poner Mulford en los buscadores de CLARIN o LA NACION. Solo encontrará noticias sueltas de tres años atrás. O aún mas viejas, cuando Muldford perpetraba sus fechorías en Argentina en el año 2001, y era tratado por el trust informativo como un personaje de altísima consideración. Pero ninguna otra noticia posterior.

Como si el banquero Muldford hubiese desaparecido del mapa en los últimos tiempos, pese a que fue nada menos que el autor intelectual al Plan Brady del año 1991, como secretario del Tesoro de EE.UU. Con el que Menem y Cavallo ataron a Argentina a las "relaciones carnales" con los EE.UU. y los intereses financieros, cuyo catastrófico final vimos en el año 2001.

Y esto es solo un mínimo ejemplo, ya que los buscadores de CLARIN y LA NACION, los dos principales diarios impresos de Argentina -que junto con los diarios de su propiedad La voz del Interior de Córdoba, y Los Andes de Mendoza, representan el 80 % de la tirada de diarios que circulan en el país- son la prueba empírica de la existencia del monopolio informativo que esmera en negar Wisñaki.

La búsqueda con sus buscadores podría ser una fuente inagotable para un sicoanalista. Allí los temas que obsesionan a sus editores fóbicos (Cháves, Irán, Islam, Oriente, sindicalismo, izquierdas, nacionalismos, etc) o fílicos (EE.UU. Gran Bretaña, Europa, Israel, finanzas, big Business, primer mundo) aparecen multiplicados hasta el infinito. Mientras que otras problemas o cuestiones de enorme trascendencia social y nacional (endeudamiento externo, fuga de divisas, pobreza, indigencia, aculturación, contaminación, distribución del ingreso, corrupción empresaria, financiera, y política, Malvinas, petróleo, minería,) tienen solo mínimas y muy esporádicos resultados, cuando no son inexistentes.

El grotesco cuadro de la realidad pintada por CLARIN – LA NACION que se podría dibujar con los resultados de sus buscadores, seria una mancha repugnante digna de un test de Rorschar. Demostrativa de un enloquecido desequilibrio informativo que por parte de sus editores. Que parecería demencial, si no fuera fruto de una paciente y artesanal labor diaria.

La absurda debacle argentina acompasada por el seudo periodismo del discurso único

La actividad editorial del trust CLARIN – LA NACION – DYN se revela como un paciente proceso comunicativo perpetrado día a día, con premeditación y alevosía, uniforme, preciso y puntilloso.

Con una paciente y constante inoculación, o mejor dicho mutilación diaria, como cultivando el enanismo deformante de un bonsái. Bien podría ser esta la imagen de Argentina, si uno compara sus potencialidades con sus realidades actuales.

En esa actividad editorial, algunos pixeles de la imagen de la realidad circulan. Otros han sido tergiversados y cambiados de tonalidad. Y otros muchos ha sido decididamente escamoteados, no sea que desentonen. Proceso editorial con el que en definitiva se determinó y determina la estructura de una opinión pública, que ha convalidó pasivamente todos los grandes desastres y extravíos a fue llevado al país en los últimos treinta años.

Tal como la guerra sucia, la casi guerra con Chile, la de Malvinas, la desmalvinización posterior, las interminables bicicletas financieras, la desindustrialización suicida y su consecuente desempleo, las privatizaciones, el desguace y la extranjerización de los bienes colectivos, las relaciones carnales con EE.UU. y la intervención en la primera guerra de Irak; la absurda convertibilidad, que era intocable e incuestionable, como un tabú; el desmantelamiento de nuestras fuerzas de defensa, la agresión ambiental de la gran industria, la gran minería, y de la soja, etc. Al punto tal de convertir a Argentina en el país que mas retrocedió económica y socialmente en la región, el que mas aumento su pobreza, y el que menos desarrolló su conciencia ambiental.

Las modernas teorías organizacionales sostienen que toda organización o comunidad, es esencialmente comunicación. Y que una mala comunicación lleva a las organizaciones y comunidades a su destrucción. Y aceleradamente si se trata de una comunicación mutilada, envenenada, o intoxicada. Esto es tan viejo como la Biblia, que en sus Proverbios dice que “el mensajero infiel solo acarrea desgracias, y el mensajero fiel trae la salud”.

Esto es lo que ha pasado en Argentina en los últimos treinta años, a partir del proceso militar. Y tal como se expone a continuación, ha tenido como agente esencial y mensajero infiel al trust informativo de CLARIN – LA NACION – DYN.

Esto fue posible en base a la enorme corrupción que cundió en sus dos Pilares, en la Política, pero en primer lugar el Periodismo. Que se constituyo en propulsor y gran encubridor de la corrupción política, empresaria y financiera, en la medida de sus intereses y conveniencia. Hoy esto se puede ver flagrantemente con el descubrimiento que parece haber hecho el Grupo CLARIN, respecto el nivel de corrupción existente en el actual gobierno -en determinadas áreas que no comprometan los intereses que el grupo representa- después de haberse acostado con él reiteradas veces desde el 2003. Incluso antes de la asunción de Néstor Kirchner a la presidencia, como se expone mas adelante.

Jorge Fontevecchia, propietario de la Editorial Perfíl, que algo sabe de medios, dice que los grandes multimedios como el Grupo CLARIN, ganan mucho más dinero con la información no publicada, que con la publicada. Y dice también que el Grupo CLARIN primero se acuesta con los gobiernos. Y luego los acuesta, lanzando una avalancha de información tan sesgada, como la que antes había puntillosamente escamoteado. Un breve racconto de ello nos dice que:

Con el primer peronismo se quedó con los avisos clasificados de LA PRENSA, con una ominosa jugada que mas adelante se amplia. A partir de allí CLARIN que era un diario de tercer orden, comenzó su raudo crecimiento.

Con Frondizi y el desarrollismo del MID, se quedó con su primera planta impresora. A partir de allí se estableció un contubernio político periodístico con ese partido que duró veinte años.

Con el proceso militar, se quedó con PAPEL PRENSA y DYN.

Con Alfonsín, se quedó con las radios.

Con Menem se quedó con la TV abierta. Esta fue las primeras de las privatizaciones, como paso previo para manipular la opinión pública en relación a las desastrosas privatizaciones y extranjerizaciones de la propiedad colectiva que vino después. Y sobre el final de su mandato, mediante un decreto de necesidad y urgencia, obtuvo un nuevo ablandamiento a su favor de la ley de radiodifusión.

Con De la Rua, afianzó su dominio en el cable. Y además obtuvo una rebaja sustancial de los impuestos con el régimen de competitividad, y de las sanciones y multas del COMFER, posibilitando así los abusos y la degradación impune que hoy se ve en la televisión.

Con Duhalde, además de los beneficios de la pesificación, primero logró que se pospusiera el crown down que hubiese permitido a los acreedores de CLARIN quedarse con el grupo. Y luego cambio del fraude electoral en el que -como mas adelante se verá- el grupo participó para entronizar a Kirchner en la presidencia, obtuvo un protección definitiva al respecto mediante la ley de “industrias culturales”

Con Kirchner, obtuvo la prórroga de las licencias por diez años más, a cambio del apoyo mediático para ganar las elecciones del 2005. Y también obtuvo a cambio del apoyo en las elecciones del 2007, la autorización para la fusión de Cablevisión y Multicanal, afianzando así su monopolio.

El grupo CLARIN, la Gran Ramera bíblica de la Gran Manzana, que ha fornicado con todos los “principes” de Argentina

“Fornicar” significa tener sexo fuera del matrimonio. Viene del latín “fornice” que significa el arco de una bóveda, ya que las prostitutas romanas atendían debajo de los puentes, casi a la vista de todos. Lo mismo hace el grupo CLARIN, casi a la vista de todos. Con todos los gobiernos el grupo mantuvo en sus inicios un dulce y semi clandestino connubio, como la Gran Ramera bíblica de la Gran Manzana, exigiéndole “regalos” y reiteradas muestras de amor al gobierno mancebo de turno. La irrefutable prueba documental de esto, son las numerosas modificaciones que se fueron introduciendo a la ley de radiodifusión de los militares, mediante leyes, decretos y resoluciones, todas ellas en beneficio directo o indirecto del grupo.

Luego cuando el gobierno mancebo de turno no estaba ya más en condiciones de brindarle renovadas de muestra de amor, la lasciva gran ramera mediática cambia el connubio por el encono, y comienza a mostrar sin maquillajes su cara torva. Para de esa forma exigir mayores “regalos” del mismo. O en caso de no recibirlos, para comenzar a descargar toda su terrible iracundia mediática, descubriendo los chanchullos y renuncios de su hasta entonces gobierno mancebo cliente. Y otros más insinuados o inventados, para así preparar el arribo del próximo gobierno mancebo, y vuelta a empezar.

En esta fase se encuentra ahora nuevamente el Grupo CLARIN, que como el mamboretá, practica el canibalismo sexual editorial: se come la cabeza del gobierno de turno después de llegar a la cópula. ¿Por qué repite indefinidamente esta secuencia el súper mamboretá CLARIN? Porque en su inveterado afán de dominar la comunicación social, ante el incesante avance de la gráfica, la informática y las comunicaciones en las últimas décadas, cuando consigue una cosa esta ya es vieja, y entonces tiene que lanzarse a obtener la novedad que asoma.

Prostituta deviene del latín, del verbo “prosto”, que significa ‘poner a la vista’, ‘exponer algo’. Pero la prostitución del Grupo CLARIN – LA NACION – DYN representa exactamente todo lo contrario, que es quitar de la vista, ocultar algo. Para recién “poner a la vista” o “exponer algo”, cuando el gobierno cliente de turno ha agotado su posibilidades de “regalos”, como es el caso actual; ejerciendo en consecuencia un brutal periodismo del escrache, que en realidad no es periodismo.

Esta concepción prostibularia del periodismo se extiende a los periodistas estrellas que se destacan al servicio del grupo CLARIN – LA NACION – DYN. A cambio de poner su mente vaginal al servicio de los intereses fluctuantes del grupo, y desplegar toda su enjundia, estilo y capacidad intelectual para ello, son tratados como “mantenidas”, recibiendo a fin de año rumbosos “regalos”, consistentes en autos o departamentos. O también son lanzados al estrellato y la consideración publica, siendo lamentable ver como escritores y dibujantes de gran talento se prestan a ese corrupto juego.

También es notable la sincronización que tienen entre si, los columnistas estrellas de CLARIN y LA NACION; con respecto a las sensibilidades de la embajada norteamericana, como si se hubiesen reunido en esta para confeccionar sus muchas veces iracundas columnas. Esto hace recordar la infidencia del embajador inglés Sir David Kelly, que se jactaba de escribir editoriales para LA NACION y LA PRENSA. Lo que lleva a la conclusión de que la prostitución del periodismo en Argentina es de vieja data, y lo que ha sucedido últimamente es una potenciación de ello, a partir del prostituido accionar del trust. Que mas que prostitución, en cualquier serio del mundo sería calificado de traición.

Como sumo sacerdotes de la opinión modernos, dichos columnistas se despachan con su sermón de la montaña dominical, siempre repetitivos respecto determinados temas y personajes que interesan a EE.UU., como curas monótonos obsesionados por el sexo, acartonados, prosopopeyicos… y cholulos, siempre deslumbrados por lo extranjero y el primer mundo. Plagados de citas peyorativas, generalmente de funcionarios extranjeros respecto la Argentina y los argentinos (las mas de la veces norteamericanos, dando así una pista de por encargo de quién escriben realmente), en las que se apoyan para construir sus argumentaciones. Pero infringiendo la más elemental regla periodística, al no dar nunca el nombre de los citados, sino solo su supuesto rango, elevando así el no periodismo del rumor al grado académico.

Morales Solá, que por el contenido de sus notas parece ser el vocero oficial de la embajada y los intereses de EE.UU., y otros imitadores de LA NACION, son los grandes cultores de estas citas sin fuentes del deleznable Sr. Fuentes Reservadas. Que cualquiera que se repute de periodista evita cuidadosamente. Incurren también en una grotesca “personalización” de los países centrales, especialmente EE.UU. (“EE.UU dice, “EE.UU. advierte” “EE.UU” piensa”) que una maestra de grado les diría, “niños eso no corresponde”, pero que muestra la visión infantil y reduccionista como ven al mundo. O como quieren que el receptor vea al mundo. La misma personalización hacen con la “comunidad internacional”, claro que entendiendo a dicha comunidad como la junta con fines no muy loables de EE.UU., Inglaterra, Francia y pare de contar.

También es notable su discriminación en relación al valor de la vida humana. Los soldados norteamericanos, europeos e israelíes, son “asesinados” por lo que muestran una gran consternación.

Y por el otro bando cientos (o miles como en el caso de Irak) son “muertos” por efecto de los “daños colaterales” de los anteriores, sin que ello arroje una mínima palabra de indignación. También es notable su interpretación tartufa de los Derechos Humanos. Los mismos que no dijeron ni una sola palabra sobre los secuestros, torturas, asesinatos y sustitución de identidad de niños durante el Proceso Militar, hicieron un enorme escándalo porque una médica cubana no podía venir a Argentina a visitar a su hijo.

Autosuficientes y discriminatorios, hablan impunemente, como si las palabras se las llevara el viento, y no existiera un archivo de sus dichos. Que se remonta a mas de treinta años atrás, al tiempo de la dictadura, cuando su pluma era tan blanda y servil, como ahora es dura y altiva. Este solo hecho debería haber deparado que estos seudo periodistas estrellas salieran de circulación, y optaran por un discreto retiro. Sin embargo como psicopáticos personajes sin ayer, siguen encaramados en el púlpito oficial de los intereses creados, en las columnas de los diarios CLARIN y LA NACION.

Entre ellos se destaca Mariano Grondona, que pese tener un oscuro pasado, con un prontuario con proclamas golpistas, golpes militares, y el mayor vaciamiento bancario de la historia del país con el banco BIR, hoy es el gran maestro de moral y ética democrática del los argentinos. Sin haber hecho jamás un mea culpa de su pasado golpista, o de presunto autor de delitos financieros.

Debajo de esa “elite” antiperiodística de editorialistas “mantenidos”, viene la gleba. Los periodistas que la yugan dia a dia en su oficio, con magros salarios, informalidad y alta inestabilidad laboral. Y que aún sin haber perdido su conciencia, saben bien que quiere el patrón, el director o el editor. Ya que estos ni siquiera ejercen la censura, dado que en su concepto, periodista que no se autocensura, no es un profesional digno de servir en sus filas. La durísima política de relaciones laborales que practica el grupo CLARIN, imitada por el resto, tiene ese objetivo. El de disciplinar a la gleba, para contar con zombis periodistas, que una vez que hayan renunciado a sus conciencias, aporten, no mano de obra esclava, sino mentes esclavas y dotes intelectuales al servicio del trust.

La Academia de Periodistas y ADEPA, la comparsa del monopolio del monólogo

Cuando más grande la depravación, mas necesaria y grande es la hipocresía. Por ello el grupo CLARIN – LA NACION – DYN se ha esmerado en ser un auténtico sepulcro blanqueado. Que por dentro está lleno de huesos de muertos e inmundicia, pero por fuera tiene que parecer bonito. Para poder engañar es necesaria la credibilidad, pero paradojalmente esta solo se puede conseguir por medio de la veracidad. Pero ella se puede fingir, dándole otra vuelta de tuerca a la mentira, fomentando una falsa credibilidad para poder sostener la mentira.

Para esto, entre otras cosas, sirve la engolada “Academia Nacional de Periodistas” creada en 1987. Un invento argentino, y casi única en el mundo, dado que el periodismo en su crudo contacto con la realidad y necesitado de libertad, vendría a ser justamente lo opuesto de lo académico.

Pomposamente dicha “Locademia” tiene sus miembros de número, miembros eméritos y también sus “académicos fallecidos”. Como si esos muertos no fueran simplemente hombres, sino en el grado superior de “académico”; aunque los gusanos según Shakespeare no distingan el sabor de uno y otro.

Notoriamente machista, dado que mas del 90 % de sus 38 miembros son hombres, e integrada esencialmente por las estrellas del grupo CLARIN – LA NACION – DYN, cada uno tiene su sillón con nombre de prócer. Razón por la que deben sentirse muy importantes, y parte de la historia cuando asientan sus trastes en ellos. Entre el infantilismo y el cretinismo, entre ellos se intercambian loas y panegíricos, diplomas y discursos de honor. Y reparten anualmente premios a la Excelencia, a la Credibilidad y la Pluma de Honor entre ellos y los paniagudos colegas de los diarios vinculados con el referido grupo. Por supuesto el término libertad de expresión no sea cae nunca de su boca, aunque ella solo sea libertad de presión, y la expresión solo viene si la presión no da resultado.

Otro órgano importante para disimular la mafia de las noticias es ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas) controlada indirectamente por CLARIN y LA NACION, a través de DYN y Papel Prensa, como se verá mas adelante. Ella también reparte premios a troche y moche entre sus miembros, como si la cantidad de premios intercambiados elevara el sub estándar periodístico argentino. Con solo apuntar que su actual presidente es Lauro Laiño, que fue director de La Razón antes que la comprara CLARIN, diario que era socio de CLARIN y LA NACION en Papel Prensa, y era reputado en la plaza de ser el vocero de la SIDE y el Comando en Jefe del Ejército, está todo dicho.

La dicta dura monocorde del grupo CLARIN – LA NACION – DYN convirtió a Argentina en Argentrucha

Nada más adecuado que hablar del dictado, o la dicta dura de CLARIN – LA NACION – DYN. Las cuatro acepciones del verbo “dictar” les cabe al trust una a una: 1) Decir uno algo para que otro lo vaya escribiendo o repitiendo. 2) Expedir normas o preceptos 3). Inspirar, sugerir. 4) Imponer el temperamento a seguir en cualquier materia. Pero se trata de una dicta trucha, porque la comunicación no esta inspirada en un intercambio honesto de información, sin ningún otro fin; sino en una manipulación de la comunicación, con otros fines subalternos.

Se trata de una comunicación trucada, o trucha. Y una comunidad con una comunicación trucha, no puede ser otra cosa que una comunidad trucha. Y en eso se ha convertido la Argentina, que de los ideales de autenticidad de los años 70, por los que uno y otro bando que se enfrentaron y derramaron demasiada sangre, pasó a ser la Argentrucha actual. Donde todo es trucho pero disfrazado de legítimo. Y en vez de la meritocracia hemos caído en una chantocracia; o en algo aun peor, al pasar a ocupar cargos públicos en muchísimos casos, aquellos que nunca debieron ocuparlos. O sea una desmeritocracia.

Todo es trucho, comenzando por las noticias, que se distorsionan, se venden y se compran y se ocultan, como si fuera mercancía de cuarta. Mediante un circuito que ha asegurado la impunidad de los super delincuentes financieros y económicos y políticos que asolaron al país en los últimos treinta años. Muchos de los cuales aparecen y reaparecen para dar su docta opinión en los medios del trust, y son tratados como eminencias esclarecidas.

La justicia con su red que antes atrapaba al pez grande, y dejaba ir al chico, y ahora no siquiera atrapa al chico, es trucha. Y es capaz además de insólitas y demenciales aventuras como las de la causa AMIA, disparando un ominoso conflicto internacional en base a los dichos de un arrepentido buscado por Interpol. Claro que su señoría el juez es un asiduo visitante de la embajada de EE.UU. y a esos intereses parece servir con sus pedidos de captura. Con un Consejo de la Magistratura, donde los aspirantes que quieren acceder a impartir justicia, se copian exámenes como si fueran escolares. Podemos imaginar en consecuencia que clase de justicia podrán impartir.

Los remedios son truchos. En vez de sanar a los enfermos los matan, cometiendo así un crimen de lesa humanidad. Sin embargo son los grandes donantes para las campañas eleccionarias. La policía que no solo es cómplice de los delincuentes, sino que muchas veces los dirige, como sucede con los secuestros, también es trucha. A pesar de que un político trucho haya dicho que es la mejor del mundo.

Los grandes empresarios que truchan las licitaciones publicas con enormes sobreprecios, habiéndose de esta forma delictual erigido las grandes fortunas de Argentina en los últimos treinta años, también son truchos. Igual que sus fortunas mal habidas, aunque luego sus hijos aparezcan como pro hombres, como el caso de Mauricio Macri, procesado por contrabando agravado. Para tratar de legitimar lo mal habido, se dedican a la filantropía con parte de lo robado al Estado, o sea de lo robado a todos nosotros. Su enorme habilidad empresaria reside en… el soborno. Nuestra “burguesia nacional”, que vende sus industrias al mejor postor extranjero, brasilero, inglés, norteamericano lo que sea, también es trucha. Como es el caso de Gilberto Montagna, alto directivo de la UIA (Unión Industriales Apocados) que vendió Terrabusi y se dedicó a la dolce vita. Ahora es la embajadora norteamericana la que vela y da directrices por las inversiones de la norteamericana Kraft en ella.

Los políticos para que hablar, se necesitarían ríos de tinta para ello. El más alto ejemplo de truchada lo dio el ex presidente Menem, que dijo que si decía lo que iba hacer no lo hubiesen votado. Algo parecidamente trucho dice Néstor Kirchner a los empresarios: “no miren lo que digo sino lo que hago”. Lo mismo se puede decir de los sindicalistas, ya sean los “gordos” o los no tantos. Sus fortunas personales su multiplicaron a la par que por la desocupación se derrumbaban el número de afiliados a sus sindicatos. Pero ellos estaban más preocupados de obtener truchamente lo primero, que defender auténticamente a los segundos.

Los académicos, que truchan las tesis, y luego el título de doctor lo llevan hasta dentro del ataúd, y su única obsesión es conseguir diplomas y extender el curriculum, sin que hayan dicho una sola cosa notable en su vida, muchos de ellos becados por el Estado. Los sacerdotes como el de Felices los Niños, que con su pederastismo hizo infelices a varios de ellos. Sin embargo era una estrella mediática trucha hasta... que los medios se le dieron vuelta. Y no por razones de moral sexual o protección de la niñez, sino de lucha por el rating. Una obscenidad sumada a la otra. Y además recibía donaciones truchas, consistentes en firmar por el doble de lo que recibía, y así el donante se hacía de dineros negros para pagar sobornos. Esta última truchada también la practican otras insospechadas instituciones, religiosas o no, dedicadas a la caridad y el bien publico, bajo un lema que bien podría ser: “delinquiendo impositivamente para ayudar a los pobres”.

Y hasta es trucho el moderno Savonarola tonante Marcos Aguinis, lanzado al estrellato y la fama por el grupo CLARIN – LA NACION – DYN, y convertido en el inquisidor de la moral y super fiscal del gobierno. El mismo que nos recuerda a los argentinos, con sus retruécanos y recargados adjetivos, el atroz encanto de serlo. Hace más de veinte años que Aguinis embolsa todos los meses una suculenta jubilación de privilegio trucha, por haber sido unos meses secretario de Cultura de Alfonsin.

Siendo que lo trucho ha invadido a toda la esfera dirigencial de Argentina, quién se puede quejar entonces que ese espíritu haya cundido por el pueblo. Y transformando a Argentina de un pueblo de gauchos, en donde el cumplimiento de la palabra y la ayuda desinteresada eran la ley, en un pueblo de ladinos.

Todas estas mafias, lacras y actitudes disvaliosas no se hubiesen enquistado y no hubiesen prevalecido en la socieda, si la información y las noticias circularan libremente por el cuerpo social, oxigenándolo y eliminando la corrupción y las toxinas, dado que los pueblos no se suicidan. El grupo CLARIN – LA NACION - DYN con el férreo control que estableció sobre la información y las noticias, para medrar con ellas, y vaya saber que otros fines inconfesables, es el gran responsable de ello.

La Argentrucha rendida por el discurso pedestre y carente de utopías del grupo El notable profesor de la Universidad de Harvard Roberto Mangabeira Unger, que fue ministro de Asuntos Estratégicos de Brasil (que tiene hoy como crédito el gozar de un gran respeto intelectual por parte del presidente norteamericano Obama, que fue su alumno), dice que los país de la región se dividen entre los rebeldes que abrevan "en el pantano de la confusión", y los que "se portan demasiado bien y se han rendido".

El periodismo del grupo CLARIN – LA NACION – DYN, vendría a ser la quinta esencia de los que "se portan demasiado bien y se han rendido". Por eso quizás la fobia que les suscita al trust, los rebeldes que aun abrevando en el “pantano de la confusión”, tratan aunque sea a los tropezones de forjar su destino. Su predica, su contenido, sus columnas editoriales y de opinión, son la manifestación máxima del “realismo periférico” que predica el asesor del ex canciller Di Tella, Carlos

Escudé, inspirador de las “relaciones carnales” con EE.UU. Que es la postura del esclavo Tío Tom que dice “amito blanco, que bello sos, yo nunca voy a dejar de ser negro, feo, y esclavo”. Si las leyes de la historia fueran las del Tio Tom, las de Carlos Escudé, y las de CLARIN – LA NACION – DYN, el imperio romano, o el persa, uno quizás anterior todavía dominaría el mundo.

Frente al sentido de épica y el autovalimiento de Brasil, “se puede”, “va pra frente”, “o pais mais grande do mundo”; por los cuales Brasil, que estaba en una situación inferior a Argentina, paso de enfrentarnos, a enfrentar el mundo; Argentina, con el discurso del posibilismo pacato y pedestre del “no se puede” del grupo CLARIN – LA NACION – DYN, se hundió en una situación exactamente inversa.

No se podia dejar el FMI. No se podía ni se puede salir de la tutela o las relaciones carnales con los EE.UU. No se podía tocar ni investigar la cuestión de la deuda. No se podía tocar la convertibilidad. No se puede tocar los bancos ni la ley de entidades financieras. No se podía seguir adelante con los juicios contra quienes cometieron delitos de lesa humanidad, había que indultar. No se puede industrializar más allá de ciertos límites. No se puede reducir la pobreza. No se puede redistribuir la riqueza. No se podía sostener el Condor. No se puede afrontar la disputa de Malvinas, tenemos que renunciar a ellas. No se puede tocar el petróleo y la minería. No se puede tocar la ley de radiodifusión. No se puede limitar la propiedad de la tierra. No se puede impedir que la acaparen los de afuera. No se puede prescindir de las grandes cerealeras, que dominan el tráfico de los granos. No se puede tener una flota granelera propia. No se puede, no se puede, no se puede es el discurso del grupo CLARIN – LA NACION – DYN, como si los pueblos pudieran vivir sin horizontes y sin utopías.

Al grupo CLARIN bien le caben los versos que León Felipe le dedicó a Inglaterra:

Vieja raposa (zorra)
Abajo quedas tú, CLARIN,
vieja zorra avarienta,
que tiene parada la Historia de Argentina
hace más de tres décadas,
y encadenado a Don Quijote.
……………………………………….
¡Vieja zorra avarienta,
has escondido, soterrada en el corral,
la llave milagrosa que abre
la puerta diamantina de la Historia....
¡No sabes nada!
¡No entiendes nada y te metes en todas las casas
a cerrar las ventanas
a cegar la luz de las estrellas!
…………………………………………

Tu imperio es solo una torre artificiosa de ambiciones encadenadas que se las llevará el viento como las cuentas vencidas de un avaro monstruoso.

-El pilar del monopolio del monólogo: el dueño de los medios es dueño de publicar lo que quiere, premisa compartida por el actual gobierno A fines del promisorio diciembre de 1983, tras haber asumido el flamante gobierno democrático, uno de los autores de este paper contrató y pagó en una agencia de CLARIN la publicación de una solicitada con título “Quiebra – No se dobla ante la mafia monopólica”. En ella exponía el delictual manejo de la obra publica, mediante el arreglo previo de las licitaciones con enormes sobreprecios, por parte de un grupo de medianas y grandes empresas constructoras, liderado por SADE (hoy SKANKA) y secundado por TECHINT, IECSA, ROGGIO, etc, etc.

El autor conocía a fondo esa cuestión por haberse desempeñado hasta entonces como directivo y socio de una constructora. Y creía ingenuamente hasta entonces, que la censura era una cosa zafia de coroneles destacados en los medios como comisarios de las ideas, para decir esto pasa, esto no. Y que con el advenimiento de la democracia vendría una primavera informativa, que pondría las cosas en su lugar.

Pero en esa oportunidad aprendió duramente que la cosa no es así, dado que CLARIN se negó de plano a cumplir con el contrato y publicar la solicitada; pese a que gestionó la publicación de la misma hasta con una entrevista con el CEO de CLARIN, Héctor Magnetto. Por ese motivo al recibir la devolución del dinero por parte de CLARIN, labró el acta de escribano que se adjunta (Ver Anexo I), donde dejó expresada su decepción por ese acto de brutal censura a la libre expresión por parte de CLARIN.

Procuró entonces poco después publicar la solicitada en el diario LA VOZ DEL INTERIOR de Córdoba, donde estaba radicada la empresa, que por entonces aun no pertenecía al grupo CLARIN. Tras algunas gestiones y un pedido de correcciones, ese derecho le fue nuevamente denegado de plano, de la misma manera que CLARIN, lo que motivo el labrado de una nueva acta de escribano que se adjunta. Posteriormente de manera verbal recibió la inefable justificación de esa censura por parte del director del diario, quién expresó que como CLARIN había rechazado la publicación de la misma solicitada, no estaba en los códigos del periodismo que otro medio la publicara. O sea el periodismo entendido como una red mafiosa, que decreta la omertá sobre un asunto, y nadie la puede remontar. (Ver Anexo II).

Posteriormente, entre 1987 y 1989 se desarrollo el incidente de la mega solicitada de tres páginas publicada en CLARIN a favor del ex dictador y general Jorge Rafael Videla, condenado por crímenes de lesa humanidad. A la publicación de ella se opuso en 1987 el periodista Horacio Verbistky, quién presentó un amparo ante la Justicia, diciendo que constituía apología del delito.

La postura del grupo CLARIN como fundamento para su publicación, comenzó apelando a la libertad de expresión. Pero ante la aparición del Acta de Escribano de 1983, terminó afirmando que el dueño de un medio es dueño de publicar lo que quiera. Y si usted quiere expresarse y no lo dejan, lo que tiene que hacer es poner un diario, como si se tratara de una choripanera (mas adelante se amplía sobre esto). Lamentablemente esta práctica periodística es compartida plenamente por el actual gobierno, que se ha adueñado de los medios estatales, en donde lo único que se oye o se ve, es lo que le agrada a su momentáneo “dueño”.

La solicitada fue finalmente publicada en junio de 1989, sobre el final de la estrepitosa caída del gobierno de Alfonsín, que con tanta ilusión había comenzado a fines del ’83. Ella fue un importante eslabón mediático en el indulto con que el flamante presidente Menem beneficio a Videla y otros genocidas poco después, que muy posteriormente fue revertido por una nueva Corte Suprema.

La moraleja es que si usted quiere denunciar a grandes y notables empresarios que defraudan al Estado -y por ende a todos los argentinos- el grupo CLARIN se lo impedirá rotundamente. Ahora si usted quiere defender a un asesino que secuestraba, torturaba y desaparecía argentinos, y sustituía la identidad de sus hijos, CLARIN seguramente se lo permitirá. E incluso le propondrá sacar una editorial apoyando la tesitura de la solicitada, tal como acostumbra hacer para tratar de vender espacios o avisos, que no confrontan con su línea editorial.

La brutal y sutil censura piquetera de DYN

La información es una cascada informativa, que empieza en la agencia de noticias (la principal DYN, es propiedad de CLARIN y LA NACION); sigue con la prensa escrita (los principales diarios son CLARIN y LA NACION); continua en las radios, con periodistas, locutores y líderes de comunicación que leen los diarios (la principal es radio Mitre de CLARIN); y remata en la TV (Los principales Canal 13, TN y TyC Sport son de CLARIN, quién demás domina el negocio del cable). Acorde con el orden de prelación de esa cascada, se puede decir que la noticia que no aparece en los medios gráficos, no existe.

Se trata de un circuito en el que la noticia cruda de la agencia de noticias se va “tratando” y ablandando, hasta llegar manufacturada y minorizada a sus últimos eslabones, la radio y televisión. En donde el contenido de la información se reduce al mínimo, ya que la sustancia de estos últimos es el entretenimiento. La gente no es imbécil, y por eso hay que tratar de imbecilizarla, y por eso muchos sostienen que la inteligencia es la que esta censurada en nuestra televisión. Y para esos están los programas como los de Susana y Tinelli, que apelan a los instintos más primitivos de la gente. Y el futbol, donde los hombres desde el tiempo de la dictadura militar, parecen haber puesto sus atributos en una sola pelota.

El efecto domesticador de las masas por parte de la televisión es tal, que Robert McNamara, ex presidente de Ford, ex secretario de Defensa de los EE.UU. durante la guerra de Vietnam, y ex presidente del Banco Mundial, planteo que la única forma de ganar la guerra de Vietnam, era “instalando un televisor en cada choza”.

La excusa del trust informativo, que contiene un alta carga de menosprecio, es que ellos le dan a la audiencia lo que esta pide. Como si el proceso de la comunicación no tuviera un feed back continuo, en el que al final uno es lo que lee o ve. O sea lo que manufactura el trust de CLARIN – LA NACION – DYN.

Conforme esa cascada el origen de la información y las noticias en Argentina está principalmente en DYN, agencia en la que CLARIN y LA NACION controlan a la mayoría accionaria. Y allí sus gerentes de noticias no se andan con vueltas. Como si fueran brutales piqueteros de cuarta categoría vigilando el célebre paso o desfiladero de las Termopilas, ejercen una brutal censura o control de pasa o no pasa. Y no pasa en absoluto ninguna noticia que no se corresponda con la línea editorial de CLARIN o LA NACION. Controlando rigurosamente la yugular del flujo de las noticias, humorísticamente se puede decir que DYN (y también TELAM) es el lugar donde cascan las noticias, o dejan que fluya por la cascada, perpetrando así una al mismo tiempo brutal y sutil censura, al no dejar rastros posteriores.

Al mismo tiempo DYN es el único eslabón en la cadena informativa del trust, que crónicamente trabaja a pérdida en el próspero imperio de CLARIN – LA NACION ¿Por qué? Muy simple, porque de esa manera impide que surjan otras agencias de noticias que pudieran cambiar o elevar el contenido de ellas. Así CLARIN y LA NACION llevan a cabo una competencia predatoria, no por cuestiones económicas, sino para asegurarse para sí el control del flujo noticioso, y así detentar desde la raíz su monopolio del monólogo.

Esta intensa actividad piquetera desplegada en las mesas de noticias de DYN desde 1982, impidiendo que circule determinada información no afín a la línea editorial de Clarín y LA NACION, es el origen remoto del invento argentino que hoy circula por el mundo: el piquete callejero. La libertad de expresión negada, y la información coartada, que impedía que se reflejaran en los medios periodísticos los problemas sociales de cientos o miles de argentinos (como eran los de las localidades petroleras tras la desastrosa privatización de YPF) dieron origen al famoso “piquete”. O sea cortar las rutas, para obligar a los medios a que hablen de los problemas que estos no quieren que se hable; y para que los gobiernos se ocupen, de lo que no quieren ocuparse.

El piquete es la forma ruidosa y transgresora de reclamar la atención y el uso de la palabra, en un foro de la democracia manipulado por una patota de medios encabezado por CLARIN – LA NACION – DYN. Los cuales menguarían notablemente, si los problemas que los piquetes callejeros exponen, se debatieran libremente y a conciencia en los medios. Por esta razón tanto CLARIN como LA NACION manifiestan una especial tirria hacia los piquetes callejeros, despachándose con tonantes columnas editoriales contra ellos, por coartar la libre circulación de los bienes y las personas, pero que en su sustancia está dirigida a forzar la libre circulación de la información y las noticias que impide el trust de CLARIN – LA NACION – DYN.

Los efectos destructores de la competencia por parte de Papel Prensa de CLARIN y LA NACION, y los clasificados de CLARIN

DYN vende noticias baratas, pero “pre-seleccionadas” a sus abonados, que son en su mayoría los restantes diarios argentinos de segundo orden, que no pertenecen a la constelación de CLARIN.

Los que además se ven obligados a comportarse gentilmente con CLARIN y LA NACION, porque CLARIN y LA NACION también son los dueños mayoritarios de Papel Prensa. O sea quién les suministra el papel, sobre el que los restantes diarios imprimen las noticias de DYN, sin cuya disponibilidad no puede existir la prensa impresa. Limitación física que felizmente ahora han roto las versiones digitales en Internet, pero que por ahora son de acceso gratuito y dan pérdidas.

En concreto, si usted quiere poner un diario para poder decir lo que no le deja decir CLARIN o LA NACION, debe tener en cuenta que CLARIN y LA NACION le suministrarán las noticias precocinadas o precensuradas que usted deba decir. Y que además va a tener que comportarse muy cortésmente con CLARIN y LA NACION, para que estos le vendan el papel prensa donde imprimir las noticias que le suministrará CLARIN y LA NACION a través de DYN. Salvo que se decida importarlo y pagarlo mucho mas caro.

Pero además en su ecuación económica se encontrará que, además de fijarle un piso de costos con el papel, CLARIN le fijará un techo de precio de venta muy bajo a su diario, mediante la competencia desleal de su edición impresa de alcance nacional, que pone en la primera hora del día en todas las ciudades del interior. Que puede practicar porque detenta el monopolio de los avisos clasificados en el principal conglomerado urbano del país, lo que le depara una sustancial fuente de ingresos paralela, además de los provenientes de la venta del diario y de los avisos publicados en él.

Este monopolio de los avisos clasificados, que le da un handicap a CLARIN para ejercer su competencia destructora y fijar los cánones sobre el resto de la prensa escrita (y que como se verá más adelante, tiene una negra historia atrás) fue el trampolín que le permitió a CLARIN llegar a ser lo que es. Por eso su debilidad por adquirir diarios del interior que cuenten con esa handicap competitivo, como es el caso de La voz del Interior, de Córdoba, y Los Andes de Mendoza.

El empobrecimiento e incluso extinción de la prensa grafica alternativa que depara esa situación de monopolio de los avisos clasificados que goza CLARIN, se ve patente en el caso de Córdoba. Ciudad que prácticamente tiene un solo diario, La voz del Interior, que es propiedad de CLARIN – LA NACION, y ninguna revista, ni semanal ni mensual, pese a ser la segunda ciudad del país. Si a eso se le suma que CLARIN detenta la radio y el canal de TV abierta de mayor rating -Radio Mitre Córdoba y Canal 12- y la totalidad del negocio del cable, eso explica porque la Docta Córdoba, la revolucionaria, pasó a ser una de las sociedades mas retardatarias del país. Que suministro espécimen políticos de la catadura de Domingo Cavallo y Fernando de la Rua, y otros de menor estatura que mas vale olvidar. Y en la que, como muestra del impacto de multimedio CLARIN, registra un 90 % de opiniones adversas al gobierno de los Kirchners.

O sea que en definitiva, si usted quiere poner un diario para decir lo que no dejan decirle CLARIN y LA NACION, no va a poder hacerse el loco con CLARIN y LA NACION. Por eso el Sr. Magnetto CEO de CLARIN, le aconseja socarronamente que si usted quiere decir algo distinto, se ponga un diario propio, que en el fondo será como si fuera propiedad de ellos.

-Las malas artes periodísticas de CLARIN y LA NACION que muy pocos conocen: la contaminación subliminal de las noticias y las imágenes, y el humor corrosivo Tanto CLARIN como LA NACION emplean arteras formas de contaminación de las noticias y de la información con el objeto de positivizar o negativizar a determinados actores y temas, conforme las intenciones de su línea editorial.

CLARIN lo hace aprovechando la intertextualidad entre texto de la noticia y su cotexto de avisos, haciendo que determinadas avisos de contenido positivizante acompañen a determinados actores o asuntos, afines a su línea editorial. Y los de contenido negativizante acompañen a actores o asuntos no afines a su linea editorial. De esta manera, por efecto de una asociación de ideas inconscientes por parte del lector, el actor o asunto del texto, queda contaminado con el contenido del aviso dispuesto arteramente a su lado por parte de CLARIN, en búsqueda de manipular en forma subliminal la mente de sus lectores.

El siguiente ejemplo, tomado de la tesina con la que el periodista Lázaro Llorens se recibió de licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de periodismo de investigación en la Universidad Nacional de Córdoba, que tiene por título “Las técnicas secretas del diario CLARIN”, es un una vívida muestra de ello. En él se muestra la articulación del texto con el cotexto, correspondiente a la página 3 de la edición de CLARIN del 13 de mayo de 1997.

Dicha tesina Lázaro Llorens la elaboró mediante un registro estadístico de las notas y avisos de CLARIN aparecidos en su versión impresa, entre abril y diciembre de 1995. Sus principales resultados se pueden ver en la siguiente tabla, en la que se aprecia la regularidad estadística, violatoria de las leyes de la alea, con la CLARIN “adornó” a determinados temas de alta sensibilidad social y para su línea editorial.

Resulta evidentemente inadmisible en términos de distribución estadística aleatoria, que por ejemplo, el tema el “EE.UU. / G7” haya sido agraciado el 100 % de las veces por CLARIN con un cotexto positivo, y cero veces con un cotexto negativo. Parecida situación se repite con “Cavallo” (97 % positivos % vs. 3 % negativos), “Privatizaciones” (96 % vs. 4 % idem), “Sistema Financiero” (94 % vs. 6 % idem), “Política Económica” (93 % vs. 7 % idem). Estos registros explican porque un plan demencial como el de la convertibilidad, que culminó en el 2001 con el saqueo de las reservas del sistema financiero por parte de los bancos, haya podido sostenerse tanto tiempo.

Por contrario, los temas estrechamente relacionados con la política sufrieron contextualizaciones negativas que violan claramente la leyes de la alea. “Memen” (10 % positivos vs. 90 % negativos), “PJ” (10 % vs. 90 % idem), UCR (7 % vs. 93 % idem). Y lo mismo sucede aún mas acentuadamente con el tema “Militares (5 % positivos vs. 95 % negativos).

Esta técnica sigue en uso actualmente, como se puede observar en la versión impresa de Clarín en relación a la ley de medios audivisuales. Mayores datos se pueden obtener en: lazarollorens.blogspot.com

Por su parte LA NACION suele emplear en asuntos que preocupan altamente su línea editorial, una técnica de contaminación de la información grafica parecida. Ella está basada en disponer en el anverso y reverso de la página, imágenes superpuestas deliberadamente trucadas, que al trasluz se funden entre sí, haciendo un “composite” destinado a impactar subliminalmente en la mente del lector.

Un ejemplo vivido de esta técnica se puede apreciar en la versión escrita de LA NACION del 19 de abril del 2007. En la tapa, bajo el título "Macabro testamento del autor de la masacre", se puede ver la siguiente imagen, correspondiente al estudiante surcoreano Cho Seung-Hui que había asesinado a 32 personas en la Universidad de Virginia:
A la vuelta en la página 2, al dorso de esa imagen, bajo el gran título "Preocupados, los vecinos de Irán inician también planes nucleares", se podía ver la siguiente sombría imagen del presidente de Irán, con el epígrafe "Ahmadinejad, cada vez mas desafiante".
Ahora bien, si el lector del diario leía en un lugar medianamente iluminado, al trasluz podía percibir posiblemente sin darse cuenta, la siguiente imagen del presidente iraní, fruto de la superposición de su imagen con la del asesino surcoreano Cho
Evidentemente esta última imagen no es un hecho casual, sino el resultado de un deliberado montaje por parte del diario LA NACION, dado que existe una profunda intertextualidad entre el dedo "desafiante" que apunta al lector del presidente iraní, y la pistola que apunta al lector del asesino Cho, asociando subliminalmente así en la mente del lector a uno y otro personaje, y trasmitiendo la peligrosidad criminal del uno al otro.

El contenido de la nota relacionado con la imagen refuerza esa conclusión, al estar referida a la existencia de una "carrera armamentística regional", en la que se remataba: “Si la elección es entre un Irán nuclear y un ataque de Estados Unidos contra Irán, los estados árabes no tendrán opción mas que apoyar a Washington". Resulta evidente que la nota pretendía cultivar esta misma opción en la mente del lector, mediante transferir la extrema peligrosidad de Cho al presidente iraní, presentando a este como un pistolero patibulario.

Israel acostumbra a calificar al iraní Ahmadinejat de "presidente siniestro", adjetivo que significa avieso y malintencionado, con propensión a lo malo. Conforme se observa en la imagen, esta calificación de "siniestro" con propensión al mal periodismo, le correspondería plenamente al diario LA NACION.

Abusando de la confianza que inspira a sus lectores del segmento ABC1 de la sociedad, el diario LA NACION suele usar frecuentemente estas técnicas subliminales de superposición y contaminación de imágenes en su revista de los domingos, en propagandas dedicadas a bienes de consumo de alta gama, o en artículos de consumo cuyo uso debe ser expresamente desaconsejado mediante una leyenda, como es el tabaco, a los efectos de neutralizar esa leyenda.

También la emplea excepcionalmente en su edición impresa, en asuntos de alta sensibilidad, como la cuestión iraní que desvela a EE.UU. e Israel, o con relación a la consagración de Mauricio Macri como jefe de gobierno de Buenos Aires. En este caso, como si esa candidatura hubiese sido un objetivo estratégico del diario, desplegó una intensa e inusual campaña de apoyo por medio de imágenes trucadas con la técnica referida, tanto en su revista dominical, como en la primera sección del diario. Mayor información al respecto se pude solicitar en OPPArgentino@gmail.com (Observatorio Profundo del Periodismo Argentino).

Además, aprovechando la tradicional postura de la Justicia Nacional que ha resuelto que la sátira no genera obligación de indemnizar, porque entiende que la intención es festiva, de jugar, de bromear, que impide tomar en serio la declaración de voluntad, y por lo tanto no son punibles las calumnias injurias dichas como chistes, LA NACION hace también uso y abuso de este recurso a través de sus humoristas.

Una cosa es el chiste o la caricatura aislada, que daría pábulo a la postura de la Justicia. Y otra cosa es una campaña de maledicencia a través del humor, repetida y machacada casi diariamente, como hace actualmente LA NACION a través del talentoso humorista Nik. Que parece prestarse a ese indigno juego a cambio de la emisión de unos infantiles “gaturros”. Con los cuales, si usted compra LA NACION y los recorta como un escolar (estatura que parece darle LA NACION al promedio de sus lectores) podrá aliviar en algunas monedas su compra en algún elegante supermercado.

El impacto de la sorna y la sátira corrosiva es tan poderosa, que bien se podría decir que una imagen de Nik vale más que mil editoriales de Bartolomé Mitre, o de los plúmbeos editorialistas de LA NACION. Hoy nadie recuerda las columnas de LA NACION contra el gobierno del presidente Humberto Illia, preparatorias del golpe militar del general Onganía. Pero todos recuerdan la caricatura de una tortuga con el rostro de Illia, con él que se estero tipio a dicho presidente como lento e irresoluto, a los efectos de justificar el golpe. Pese haber tenido la decisión y el coraje al de rescindir los contratos petroleros firmado con multinacionales norteamericanas y manchados de corrupción, cuya reversión fue uno de los objetivos del golpe.

Breve prontuario de los integrantes del monopolio del monólogo: la fortuna de CLARIN, forjada a golpes de muertes

La rauda carrera en ascenso de CLARIN se inició gracias a un asesinato. En 1951 CLARIN era un diario de tercer orden, que se imprimía en los talleres de Crítica. Trataba de competir con el coloso de entonces, el diario LA PRENSA, que detentaba el monopolio de los clasificados, de la importación del papel, y de las agencias de noticias internacionales, casi regalando sus avisos clasificados. Pero a principios de 1951 todo cambio de la noche a la mañana. El gremio de los canillitas desató de improviso una huelga salvaje, exigiendo que LA PRENSA les diera una participación sobre los ingresos de los avisos clasificados, negándose en ínterin a vender ese diario.

En esas circunstancias en la noche del 27 de febrero, un grupo agresor que nunca fue identificado, que no pertenecía al gremio gráfico, ni a los canillitas, atacó a balazos el diario, provocando la muerte del obrero de la expedición del diario, Roberto Nuñez. De inmediato la CGT decretó el boicot al diario, y un juez comedido lo allanó y clausuró, episodio que finalmente terminó con su expropiación por parte del gobierno peronista, que lo cedió a la CGT.

De esa manera la totalidad de los avisos clasificados de LA PRENSA pasaron íntegramente al diario CLARIN, que a partir de allí comenzó su incontenible ascenso hasta la fecha. ¿Qui bono?

¿A quien beneficio ese asesinato nunca aclarado? Unicamente a Roberto Noble, dueño de CLARIN, dado que posteriores gobiernos devolvieron LA PRENSA a su tradicionales dueños, los Gainza Paz.

Con la llegada de Frondizi al poder en 1958, gracias a los generosos créditos oficiales y las generosas pautas de publicidad oficial, CLARIN logro concretar su sueño de la planta de impresora propia. A partir de allí se estableció un promiscuo connubio entre CLARIN, y los intereses petroleros norteamericanos representados por Rogelio Frigerio y el “desarrollismo” del MID. Este connubio duro más de veinte años, hasta la vísperas de la ocupación de las Malvinas por parte de Argentina, en 1982.

En 1977, otra muerte oportuna le abrió nuevamente la cancha a CLARIN y también a LA NACION.

En México cayó el avión que supuestamente transportaba a David Graiver, dueño oculto de PAPEL PRENSA. Graiver se había malquistado con los mandos militares, por haber reciclado el dinero supuestamente obtenido por los Montoneros del secuestro de los hermanos Born. De esta manera PAPEL PRENSA fue a parar a manos de CLARIN, LA NACION, y DYN, quienes integraron así verticalmente su negocio. PAPEL PRENSA se trata de una típica sociedad mixta, en las cuales según el general Perón, el Estado pone la vaca y se queda con el pollo, y el privado pone el pollo y se queda con la vaca.

Este connubio de CLARIN con el sangriento gobierno militar de entonces, quedó sellado con otro hecho oprobioso. La viuda de Roberto Noble, Ernestina Herrera, recibió como obsequio del gobierno militar dos hijos de desaparecidos; respecto los cuales no ha habido poder en Argentina, que permitiera cotejar su ADN, con los del banco de datos de los hijos de desaparecidos. El secreto periodístico en Argentina, parece que alcanza también al secuestro y apropiación de hijos ajenos.

En febrero de 1982, contando con la participación del Ejército y el guiño del presidente Leopoldo Galtieri, los “desarrollistas” del MID fueron expulsados del diario casi por la fuerza, al mismo tiempo que el actual CEO de CLARIN Héctor Magnetto asumía como vicepresidente y pasaba a ser accionista del diario. Esos hechos ocurrieron en circunstancias en que Galtieri, que estaba preparando la invasión a Malvinas, recibió de incógnito al presidente de la EXXON, la petrolera mas grande del mundo, propiedad de los Rockefeller. ¿A que intereses representa realmente el Sr. Magnetto? ¿Quiénes controlan realmente CLARIN?

DYN y el desastre de la guerra de Malvinas

No parece casual que DYN se haya puesto operativamente en marcha bajo la férula de CLARIN y LA NACION, en vísperas del conflicto de Malvinas. Que hoy se puede ver con toda claridad que fue una guerra petrolera. Como lo destaca el Informe Rattembach, los medios de comunicación internos fueron un factor decisivo para la derrota argentina. El tratamiento euforizante y desbalanceado de ellos, precipitaron sobre la marcha el cambio del plan militar argentino, siendo reemplazado por continuas improvisaciones, que no podían llevar mas que al desastre.

El mismo inicialmente era el de “ocupar para negociar”. Preveía un retiro sustancial de las tropas inmediatamente después de la ocupación, con la secreta intención de la cúpula militar de transar la restitución de la soberanía, a cambio de la entrega de la explotación del petróleo. Pero la euforia popular desatada tras la ocupación, exacerbada por la prensa, y la inmediata reacción militar inglesa, obligó al gobierno a mutar dicho plan por el de “reforzar para obligar a negociar”. Con lo cual dejó la resolución del conflicto en manos del mediador Alexander Haig; quien exigió prácticamente a Argentina una renuncia a sus derechos sobre las islas; mediante su consentimiento a la realización de un plebiscito entre los isleños, cuyo resultado estaba cantado. En consecuencia quedó como alternativa una guerra casi perdida de antemano.

La comunicación, tanto en la democracia como en la guerra es demasiado importante, como para dejarla concentrada en manos de un cualquiera. El desastroso desempeño de DYN durante la guerra de Malvinas, siguió igualmente desastroso después, pero en sentido inverso. Inmediatamente después de la rendición, se empeñó en una aguda campaña de desmalvinazación, con una permanente desinformación y tergiversación de la información en relación a la guerra, como para que el pueblo se olvide definitivamente de las islas, que quedaron en manos del enemigo.

Una pieza notable en la campaña de desmalvinización lanzada por CLARIN – LA NACION – DYN inmediatamente después de la guerra, es el libro Malvinas, La Trama Secreta, de la editorial Sudamericana – Planeta. Sus autores fueron Oscar Cardoso, columnista de internacionales de CLARIN ya fallecido; Ricardo Kirschbaum, secretario general de CLARIN, y Eduardo Van der Koy, columnista estrella de CLARIN. El libro contiene una inusual carga de denuestos y autodenigración en relación a la actuación de los mandos argentinos, sugiriendo, conforme lo afirmaba en la contratapa de la primera edición de septiembre de 1983, “para muchos protagonistas argentinos condenas infinitamente mas severas que las que pudiera haber concebido el mas imaginativo de los propagandistas ingleses.”

Sin embargo, es opinión unánime de distintos lingüistas y expertos en idioma, que esa primera edición, al contar con una construcción gramatical propia de la lengua inglesa, fue evidentemente redactada en inglés, y traducida luego al español. De esa manera, la primera versión de la historia, que es el periodismo, en relación al conflicto de Malvinas fue escrita por el enemigo inglés, o al menos curiosamente escrita en el idioma del enemigo de entonces.

Si a esto se le suma que las acciones de Clarín se cotizan en la bolsa de Buenos Aires… y en la de Londrés, queda planteado el duro interrogante de como un país que se precie de tal, puede aceptar que su principal conglomerado de medios de comunicación, pueda ser permeado por los intereses de su enemigo de ayer y adversario de hoy. Con el que mantiene una disputa por la soberanía sobre el espacio geopolítico mas extenso del mundo, que alberga incalculables riquezas, donde mantiene una poderosa base militar desde la que amenaza a nuestro país.

LA NACION, forjada a golpes de estado, y que hoy no sabe quien es su verdadero dueño Según sus detractores, Bartolome Mitre fundó el diario LA NACION a principios de 1870, con los sobornos obtenidos de los proveedores de armas y vituallas destinados a la trágica guerra con el Paraguay, que Mitre condujo con la inepcia militar que lo caracterizó para el resto de su vida. Por eso el diario no acepta ninguna postura revisionista de esa guerra estúpida, porque quizás teme que el revisionismo llegue demasiado lejos.

El diario tenía por objeto lanzar la candidatura de Mitre para su segunda presidencia. Como en 1874 fue derrotado en las urnas por Avellaneda, a Mitre no se le ocurrió otro cosa que cerrar el diario en intentar un golpe de estado por la fuerza contra el entonces presidente Sarmiento. En consecuencia se puso al mando de un ejército supuestamente “constitucional” de 9.000 hombres, previo lanzar mensajes disimulados entre los avisos de LA NACION, destinados a avisar del golpe a los restantes confabulados en él.

Con la inepcia militar que lo caracterizaba, fue derrotado en octubre de 1874 en la batalla de La Verde, por el coronel Arias al mando de trescientos desaparrados, tras lanzar sucesivas cargas frontales de infantería contra las fuerzas de Arias -igual que en Curupaity- las que fueron diezmadas por la fusilería de Arias. Pero al menos tuvo el tino a rendirse “civilmente” ante Arias, lo que le permitió eludir el juicio militar y penal, siendo seguidamente beneficiado con una amplia amnistía.

Parecida a la que se dicto en 1973, en beneficio de los guerrilleros y perseguidos por la dictadura militar de entonces, a la que el diario LA NACION se opuso rotundamente, pero que ahora propugna a favor de quienes cometieron delitos de lesa humanidad. Como se ve, la historia de Argentina es bastante trucha desde hace mucho tiempo.

De esa manera a mediados de 1875 don Bartolomé Mitre reabrió impunemente su diario, que a la fecha perdura. Pero con esos orígenes golpistas LA NACION no pudo menos que apoyar con mayor o menor fervor a todos los golpes militares que se sucedieron a lo largo del siglo XX. Y en especial a la sangrienta dictadura genocida que se instaló en 1976. Al punto tal de ni siquiera reclamar por los periodistas que desaparecían de la misma redacción del diario, como sucedió con Oscar Serrat.

El periodista inglés Robert Cox, director del Buenos Aires Herald hasta el año 1979, y presidente de la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), en un reciente reportaje que concedió a la revista NOTICIAS, expresó: "Creo que si hubiese habido una prensa libre e independiente, la Argentina no hubiera vivido el horror que vivió. Yo aquí entendí el Holocausto. Hubo un gran silencio. Y un gran cinismo. Los periodistas en reuniones privadas hacían chistes de humor negro sobre la gente que volaba y caía en el Río de la Plata. Los secuestros se veían en la calle... No es cuestión de tirar culpas, pero "La Nación" parecía el "Pravda" de Moscú… Creo que hubo buenos periodistas, pero muy malos dueños de medios... Todos los diarios en la Argentina han sido culpables de estos hechos en mayor o menor grado".

Sin embargo hoy LA NACION es una tribuna de doctrina tonante en contra del autoritarismo y en defensa de democracia. Tribuna de la que no se sabe en realidad quién es el dueño, ya que la mayoría accionaria de LA NACION la controla actualmente la sociedad MNMS Holding SA. Las iniciales de la sociedad corresponden a las de Matilde Ana María Noble Mitre de Saguier, emparentada con los Noble de CLARIN, así que todo parece quedar en familia. Pero en dicha sociedad tiene una mayoría accionaria del 70 % la firma Barton Corp, radicada en el paraíso fiscal de las islas Gran Caiman.

Nadie, ni siquiera la Justicia, en donde se labra con la intervención de la jueza federal Servini de Cubria una causa por lavado de dinero contra los Saguier (razón por la que dicha jueza es permanentemente vilipendiada por LA NACION) ha logrado averiguar quién es en realidad el dueño de Barton Corp que controla a LA NACION. Algunos malpensados conjeturan que Barton es una de las típicas sociedades de cobertura que usa la CIA. El ostensible alineamiento de la línea editorial de LA NACION con los intereses de EE.UU., sumado a la permanente remisión a fuentes de inteligencia no periodísticas, dan pábulo a esta conjetura.

El triste panorama del resto: Pagina 12

Triste panorama el de Argentina, en el que no se sabe con absoluta transparencia, que intereses se mueven realmente detrás de CLARIN y de LA NACION, que tal como se vio, es el núcleo de la deplorable y reprochable prensa argentina. Pero lo que está en los aledaños no es mucho mejor.

El restante diario de alcance nacional, Pagina 12, fue fundado con los aportes de dinero que hizo el guerrillero Enrique Haroldo Gorriarán Merlo. Gorriarán decía que los generosos dineros en negro que manejaba, eran supuestos aportes de “iglesias alemanas”. Pero sus críticos dicen que provenían de la CIA, para la que presuntamente trabajaba. Si uno aplica el criterio del ¿qui bono? ¿a quién beneficiaron? la últimas andanzas de este jefe guerrillero, este último aserto parece enteramente cierto.

La toma del regimiento a La Tablada en 1989, en la que condujo hasta la puerta del cuartel a cuarenta infelices a los que metió adentro, para que el Ejército los masacrara, fue un absurdo y extemporáneo intento de resucitar la guerrilla. Que por mas de una década hechó por tierra a la política de derechos humanos que había iniciado Alfonsin; además de ser el primer acto de la catástrofe política, económica, y social, que derrumbó al gobierno de Alfonsín, y lo obligó a entregar anticipadamente el mando a Menem, en el primer semestre de 1989.

En lo que se parece a una típica jugada de manual de la CIA, de las que se suelen ver en las películas, fue un seudo golpe de la izquierda, que posibilitó un brutal giro hacia la derecha del gobierno y la sociedad. Abrió paso a los indultos a favor de los militares condenados por crímenes de lesa humanidad; a las privatizaciones, comenzando por los medios de comunicación; a la convertibilidad; y a la total extranjerización de los bienes colectivos.

En forma previa a la toma de La Tablada, la línea editorial de Pagina 12 profundizó insistentemente en la brecha existente entre la izquierda y los carapintadas. Y operó además como una escafandra de la realidad, en la mente de los infelices que se adentraron trágicamente dentro del cuartel, para conjurar un supuesto golpe de estado carapintada, que solo existía en sus mentes, en la mente de Gorriarán Merlo, y en las de algunos de los notables columnistas de Página 12.

Posteriormente el director de Pagina 12 Jorge Lanata, denunció que el diario había pasado a ser propiedad personal de Héctor Magnetto, el CEO de CLARIN. A partir de allí, por efecto de las columnas denunciativas del “Perro” Horacio Verbistky, Página 12 se convirtió en el mastín amenanzante que hostigaba al presidente Carlos Menem y su corrupto entorno político y familiar, obligándolo en consecuencia a echarse en brazos de la embajada norteamericana, en búsqueda de refugio para estabilizar su gobierno. A cambio de profundizar las “relaciones carnales” con cualquier obscenidad que se le ocurriera a la embajada.

Pagina 12, supuestamente izquierdista, siguió así siendo funcional al sistema. Con el advenimiento de Néstor Kirchner a la presidencia, como resultado de una de las tantas transas que tuvieron los Kirchners con Magnetto y el CLARIN, Pagina 12 pasó en alquiler al kirchnerismo. Se convirtió en Boletin 12 tratando de conciliar lo inconciliable: ser una prensa transgresora y oficialista a la vez.

Es fama de que sus tapas las aprobaba el jefe de Gabinete Alberto Fernández, a cambio de sostener el diario mediante la pauta oficial, a medida que su tiraje decrece día a día. Actualmente su ex director Lanata, que es un hombre informado, afirma que el diario ha pasado a ser propiedad de Rudy Ulloa, el impresentable ladero de Néstor Kirchner que detenta el minúsculo monopolio del monólogo en la provincia de Santa Cruz.

El grupo Vila – Manzano – De Narvaez, sus dudosos orígenes y la conexión con el desastre de LAPA y con el vicepresidente Cobos.

Muy detrás del grupo CLARIN aparece en segundo orden el multimedio del grupo Vila – Manzano – De Narvaez, propietario de canal América, y otros canales de televisión abierta, una veintena de radios, el cable Supercanal, y diarios de segundo orden. Entre ellos Ambito Financiero, que es fama que hizo rico a su difunto dueño Julio Ramos, por las noticias que dejaba de publicar, y cuya especialidad antiperiodística es transformar cada título en una editorial.

Como su nombre lo indica, un destacado accionista del grupo es el ex diputado Jose Luis Manzano, artífice como jefe de la bancada de diputados del PJ, y luego como ministro del Interior, de laspeores reformas y privatizaciones que implementó el ex presidente Menem. Supuestamente “robaba para la Corona”, pero después de mantenerse unos años refugiado en EE.UU., a prudente distancia de la Justicia argentina, regresó; y no fue millones, sino que evidentemente trajo millones, y se hizo conspicuo socio de Vilas en múltiples actividades empresarias, que abarcan desde los medios hasta el petróleo.

A esa sociedad se incorporo otro condotiero de política y las empresas, el recientemente reelegido diputado Francisco de Narvaez, y su danza de los millones. En 1999, vendió en supuestamente 630 millones de dólares Casa Tía al Exxel Group, propiedad de Juan Navarro. Un ex CITIBANK, banco que tuvo una preeminente actuación en las privatizaciones menemistas, en las que supuestamente Manzano actuaba del otro lado del mostrador.

Exxel a su vez compró los supermercados Norte en 440 millones de dólares. O sea invirtió supuestamente en Norte - TIA, 1.070 millones de dólares. Sin embargo dos años después, en el 2001, Exxel le vendió a Carrefour el 50 % de Norte-TIA en solo 252 millones de dólares. Y además luego Carrefour demandó a Exxel Group por haberlo estafado en 120 millones de dólares, con lo cual TIA-Norte evidencian valer menos de una cuarta parte de lo que dicen los papeles de su compraventa. Se trata de una danza de millones, posibilitada por la excepción total de tributos que tienen las compraventas accionarias, que permiten hacer cualquier juego de lavados de dinero y transferencias non santas. Las que casualmente en este caso fueron a parar a las sociedades del ladrón para la corona, Jose Luis Manzano.

De Narvaez junto con su socio en casa TIA Andy Deustch, reinvirtió parte de los dineros recibidos de Exxel en LAPA. Línea aérea que en procura de desplazar a Aerolíneas Argentinas, se empeño en una criminal guerra de precios contra esta, mediante rebajar el precio del boleto de avión, casi al mismo nivel del boleto del ómnibus para el mismo destino. LAPA solventó la guerra de precios alquilando aviones cargueros de treinta años de antigüedad, radiados del servicio de pasajeros, a los que colocaba asientos y hacia volar de cualquier manera. Sin el debido mantenimiento y violando todas las rigurosas normas de seguridad aeronáutica. Entre ellas, para ganar tiempo, había instruido a sus pilotos que el despliegue de los flaps indispensables para el despegue, lo hicieran no en la rutina previa al despegue en la cabecera de pista, sino en el carreteo hacia ella.

El resultado de esta criminal guerra de precios librada de cualquier manera, fue el accidente del avión de LAPA en agosto de 1999 en Aeroparque, que se cobró casi cien víctimas a la vista de todos. El piloto de LAPA, que había mantenido una larga espera en la cabecera de pista chacoteando, no verificó si los flaps estaban desplegados, y además desoyó olímpicamente la alarma que le advertía de ello, como si se tratara de una falsa alarma disparada por fallas de mantenimiento.

El condotiero De Narvaez, como miembro del directorio encargado de las finanzas y asunto estratégicos, estaba evidentemente en el centro de esa estrategia de guerra de precios, ya que ella, al operar la compañía a pérdida, lo primero que demanda son recursos financieros. Sin embargo De Narvaez logró que en el 2002 el juez Sergio Torres lo sobreseyera definitivamente en la causa del accidente de Aeroparque, alegando que era solo un “director de sillón”. Que no sabía nada de nada de la enloquecida estrategia en la que se había aventurado LAPA, que por otro lado la Justicia se cuido mucho de profundizar.

Posteriormente el condotiero De Narvaez, apoyado en los medios afines, y en la nutrida propaganda que puede comprar con sus dudosos dineros, se lanzó en yunta con Mauricio Macri a una nueva aventura: la política. Para la que cuenta evidentemente con respaldos cuantiosos entre las sombras, además de un aceitado marketing, que puede transformar a un nabo en una estrella. En la que sus aspiraciones no parecen tener límite, aspirando tanto a la gobernación de Buenos Aires, como a la presidencia de la Nación. La carrera del audaz empresario de medios Silvio Berlusconi en Italia, parece tener conspicuos imitadores en Argentina.

Queda la esperanza que de llegar al poder, y luego de que hundan aun mas al país en una nueva catástrofe, no aleguen que solo eran “políticos de sillón”, que no sabían nada de lo que estaba pasando. Lo mismo se puede decir del vicepresidente de la Nación, Julio Cleto Cobos, que alcanzó una alta consideración pública por su decisión respecto la famosa resolución 125. Pero que ahora parece no saber lo que está pasando, al haberse prestado a ser instrumentalizado por el grupo Vilas – Manzano – De Narvaez, para oponerse a la sanción de la ley de medios audiovisuales.

Este grupo de origen mendocino evidencia tener una alta influencia en Cobos, a la luz de las medidas con las que lo beneficio durante su desempeño como gobernador de Mendoza, en especial las relacionadas con las concesiones petroleras. Pero esta parece ser la gran especialidad del ex político y empresario José Luís Manzano. El de ser la manzana podrida que pudre a todo el cajón.

El antiguo romance de los Kirchners con CLARIN – LA NACION: Néstor Kirchner gano las elecciones del 2003 en base a un fraude urdido con el monopolio del monólogo.

A mediados del año 2002 el entonces presidente Eduardo Duhalde, no sabia como hacer para que el ex presidente Menem no ganara las internas del PJ, convocadas para la elección del candidato presidencial a presentar en las elecciones previstas para fines de 2003. Necesitaba un hecho conmocionante, que le permitiera anticipar las elecciones para anular las internas. Y su buena suerte y las duras instrucciones que impartieron sus subordinados a la policía bonaerense, se lo brindaron, con el asesinato de Kosteki y Santillan en el puente de Avellaneda. Asunto solucionado.

Sin embargo los candidatos del PJ no remontaban vuelo. El gobernador de la Sota se cayó antes de despegar. Y su reemplazante Nestor Kirchner no lograba despegarse del pelotón de candidatos que constituían él, Carrió, y Rodríguez Saa, que venían con una intención de voto del alrededor del 16 %, mientras que el ex presidente Menem superaba el 30 %.

Duhalde es un hábil ajedrecista, un apasionado de las encuestas, y un astuto ganador de elecciones, mediante atomizar al oponente y emblocar las tropa afín. Sin embargo según el mismo lo confesó, se revolvía por las noches en la cama, rumiando que hacer para impedir que su entonces enemigo Menem retornara al poder. Hasta que se le ocurrió la gran solución, basada en un puñado de encuestadores corruptos (que luego siguieron al servicio de Kirchner) y la colaboración estrecha del trust de CLARIN, LA NACION y DYN.

En la semana previa a las elecciones de abril, los (seudo) encuestadores de Duhalde comenzaron a señalar la existencia de un presunto y sorpresivo giro a la derecha del electorado, anticipando que a la segunda vuelta llegarían nada menos que López Murphy, con una intención de voto del 24 %, y Menem, con intención de votos por encima del 30 %. Este inusitado reprise de López Murphy, con la sorpresiva (y falsa) noticia de que en pocas semanas había duplicado su voto, al pasar del 12 % al 24 %, imponiéndose claramente sobre el pelotón de candidatos que antes lo superaban, cambio enteramente el cuadro de situación de los electores. Sobre todo de los ubicados en la centro izquierda, algunos de los cuales estuvieron varias noches desvelados sin poder dormir.

Para impedir que en una segunda vuelta hubiera que optar entre Menem y López Murphy, una buena parte del electorado pasó del voto a conciencia que venía meditando, al voto especulativo.

Votos filo peronistas y de izquierda pasaron de Carrio y otros candidatos, a Kirchner. Votos filoradicales de derecha de Carrio, pasaron a López Murphy. Y a su vez votos de la derecha de Menem, pasaron también a López Murphy.

De esta manera el resultado de las elecciones fue: primero Menem con un 25 % de los votos; segundo Kirchner con un 22 %; tercero López Murphy con 16 % (lejos del 24 % afirmado por los seudo encuestadores y CLARIN y LA NACION horas antes) y cuarta y quinto Carrió y Rodríguez Saá respectivamente, con el 14 %.

El astuto Duhalde, a costa de violar el Código Electoral que prohíbe “inducir con engaños al voto”, se salió con la suya. Y el resto también lo hizo posible CLARIN, LA NACION y DYN, que se encargaron de desalentar a Menem a que enfrentara una segunda vuelta. Nestor Kirchner, el candidato de Duhalde fue proclamado presidente, y llegó entonces la hora de pagar los servicios prestados por CLARIN – LA NACION – DYN. Inmediatamente después de la asunción de Kirchner, el Congreso sancionó expeditivamente la ley de “protección de las industrias culturales”, que prohibía el craw down. O sea la apropiación por parte de los acreedores extranjeros de ellas, denominada también “Ley CLARIN”.

El posterior connubio de Néstor Kirchner con CLARIN, las prorrogas de las licencias y la fusión de Cablevisión y Multicanal, y su estrepitoso final.

En interín se produjo la ruptura entre los Kirchner y LA NACION. Aconteció cuando Claudio Escribano, el secretario de redacción de ese diario, visitó al flamante presidente electo, con la misma actitud que un padre se conduce con su criatura. Néstor Kirchner practicó allí su primer filicidio. A partir de allí se precipitó el creciente antikirchnerismo de LA NACION. Y luego Kirchner lo volvió a practicar, cuando se saco de encima a Duhalde, el artífice de su llegada a la presidencia.

Con CLARIN las relaciones fueron más untuosas por ambas partes. A los efectos de contar con el apoyo de CLARIN para poder ganar las cruciales elecciones del 2005, Néstor Kirchner se despachó a mediado de ese año con el decreto de necesidad y urgencia 527, que arbitrariamente prorrogó las licencias de radiodifusión por diez años más.

Luego para poder ganar las elecciones presidenciales del 2007, convalido por un lado el acaparamiento por parte de CLARIN del cable, al aprobar la fusión de Multicanal y Cablevisión, siéndole necesario para ello desmantelar la Comisión de Defensa de la Competencia. Y por el otro lado el Congreso mediante una resolución sin número con la firma de Balestrini, le dio estatura de ley a cuatro decretos de necesidad y urgencia que había emitido Menem, y al 527 emitido por Kirchner, con los que modificaron la ley de radiodifusión a favor de la troupe de CLARIN.

Pero para el insaciable grupo CLARIN, condenado a tratar de acaparar una y otra vez los incesantes avances tecnológicos en la comunicación, para poder mantener su posición dominante, quedaba pendiente la cuestión del triple play, la letal competencia de las telefónicas al cable. Y CLARIN hizo lo de siempre, mostrar sus garras mediáticas, para lograr lo que quería: la continuidad de la prohibición del triple play, hasta que CLARIN pudiera hacerse de alguna telefónica. Por ello en el conflicto con el campo que se suscitó a raíz de la resolución 125, tras algunas vacilaciones iniciales, destinó un equipo de exteriores fijo las 24 hs en Gualegauychú, con el que lanzó al estrellato nacional al comunicativo líder ruralista Alfredo De Angelis.

La profusa difusión televisiva que sobrevino, hizo que el campo consolidara su posición, y se atreviera a mantener a ultranza el desafío, agudizándose así el conflicto a un grado que nadie había previsto. Y así llegó su desenlace en la noche en que, con un país en vela ante los televisores, el vicepresidente Cobos anunció su voto “no positivo”. Se cayó así una deplorable medida de gobierno, destinada a favorecer directamente a los industriales y exportadores de la soja, que tenían con el senador Roberto Urquía, su representante en el gobierno, como en los viejos tiempos de la patria ganadera. Quienes habían vendido por anticipado la cosecha, antes de que sucediera el brutal aumento de su precio, y necesitaban por ende de las retenciones móviles para retrotraer los precios al nivel previo.

La irracionalidad de esa medida, basada en considerar la agricultura una actividad sin riesgos que obtenía “ganancias extraordinarias” (cuando se trata de una actividad de riesgo, que cada cinco veces la pega tres, y por eso se justifican los altos márgenes) la puso en evidencia la feroz sequía que vino a continuación; como castigo bíblico a ambos contendores, por no haber atinado a ponerse de acuerdo. Otra sería la situación del campo y del país, si la enorme renta que se llevaron puesta los exportadores, sin pagar ningún impuesto, se hubiese desparramado por los campos que hasta hoy lucen secos.

En ese absurdo marco de conflicto con el campo, que cualquier gobernante astuto hubiese tratado de diluir, y de agudos tiras y aflojes con CLARIN, sobrevinieron las anticipadas elecciones de junio pasado. En ella el candidato De Narvaez, que se había erigido como líder de la oposición, se pasó de rosca con su abrumadora y costosísima propaganda, tradicional y no tradicional, al hacer que en los partidos que jugó la selección nacional, las cámaras de televisión de TyC Sport lo enfocaran cada tanto a él y su mujer en la penumbra de platea, luciendo ella un discreto embarazo.

Allí el “principe” Néstor estalló, con una locura digna de un episodio de Maquiavelo, que generalmente lleva al que la practica a lugares que nunca pensó en ir. Pero así también se amasa el barro de la historia. Vino en consecuencia lo hoy por todos conocidos: la rescisión del contrato de la AFA con TyC Sport, que indudablemente tenia gravísimos vicios, al ser CLARIN accionista de TyC Sport, y estar de esa manera a ambos lados del mostrador. Y la ley de medios audiovisuales dirigida directamente contra el grupo CLARIN, y el de Vila – Manzano – De Narvaez, que esta hoy en discusión.

CONCLUSION: entre Escila y Caribdis, no hay muchas diferencias entre las intenciones de los Kirchners y las de CLARIN – LA NACION. Ambos buscan el monopolio del monólogo. Pero los primeros no lograrán su objetivo y algún día se irán, y los segundos han durado demasiado tiempo y hecho demasiado daño. Además el gobierno debería advertir que la transición entraña muy graves peligros, por lo que debería consensuar con la oposición.

En la mitología griega Caribdis (que quiere decir ‘succionador’) era un horrible monstruo marino que tragaba enormes cantidades de agua tres veces al día, y las devolvía otras tantas veces, adoptando así la forma de un remolino que devoraba todo lo que se ponía a su alcance. Parece una vívida imagen del Grupo Clarin y el aberrante manejo que hace de la información y las noticias.

Habitaba junto a Escila, otro monstruo marino, en el estrecho paso marítimo de Mesina. Los dos lados del estrecho estaban al alcance de una flecha, tan cercanos que los marineros que intentaban evitar a Caribdis pasaban demasiado cerca de Escila y viceversa. Por eso «entre Escila y Caribdis» ha llegado a significar estar entre dos peligros de forma que alejarse de uno hace que se caiga en el otro.

El astuto Ulises opto por acercarse a Escila, sabiendo incluso que perdería a algunos de sus compañeros, porque estaba consciente de que si se acercaba a Caribdis, nadie quedaría vivo. Optó por Guatemala, para no caer en Guatepeor. Esta es la situación en relación a la ley de medios. Se impone en este caso acercarse a Escila, para poder extinguir definitivamente al Caribdis del grupo CLARIN – LA NACION - DYN, que como un monstruo maligno, se ha apropiado nada menos que de la palabra, y en consecuencia de las energías y los ideales de los argentinos, hasta traernos a la postración actual.

Para esto sería necesario profundizar aun más las medidas de desmonopolización ý no integración vertical. Requería que CLARIN y LA NACION dejaran de condicionar a los restantes medios, a través del suministro del papel de PAPEL PRENSA. Y requeriría también que se practicara un control social sobre las agencias de noticias, para que ellas, tanto DYN como TELAM, dejen de ejercer la inadmisible censura previa que practican, dado que la información y su libre circulación son un bien social y publico, indispensable para el funcionamiento de la democracia.

Si el dueño de los medios es dueño de publicar lo que quiere, la única solución es que florezcan mil o diez mil medios realmente independientes, en lugar de la patota mediática de cinco tipos que hoy controlan el flujo informativo en Argentina.

Pero esta patota mediática no puede ser remplazada por una patota de empresarios y concesionarios amigos del gobierno, con la que este practica un capitalismo compinche, tanto o más corrupto aun que el de los gobiernos que le precedieron.

Tampoco esa patota mediática, puede ser reemplazada por cinco tipos controlados por el gobierno de turno, que desde un nuevo COMFER puedan hacer lo que quieran, como se ha hecho hasta ahora a favor de los grandes medios. Si la comunicación es un bien social, su control también debe ser social, y no sujeto a los caprichos, veleidades o negocios de los gobiernos de turno. Lo que en definitiva no los ha hecho fuertes, sino sumamente débiles ante las exigencias de los que detentan el poder mediático. Que modernamente no es el cuarto poder, sino el primer poder.

Pero además el gobierno debería advertir que la transición en la aplicación de la ley, durante la que se llevará a cabo la disolución de las actuales estructuras dominantes de comunicación, entrañará muy graves peligros.

El juego de Caribdis CLARIN, será prolongar la transición apelando a cualquier artilugio, mas allá del actual mandato constitucional. Con la esperanza de en ínterin, minar profundamente al actual gobierno, y permear y condicionar a los que puedan ser su alternativa después.

Se introducirá así una peligrosa inestabilidad en el corto plazo y una peligrosa dependencia en el mediano plazo, que todo político con un mínimo de autoestima por su condición, debería tratar de evitar.

Tanto la oposición, con su sueño de ser futuro gobierno; como el oficialismo, con su sueño de no dejar de serlo, deberían meditar de que así como la política se impuso sobre la economía en el año 2002, en bien del país; es la hora de que la política se imponga sobre los empresarios de los medios de comunicación. No en bien de una determinada agrupación, sino en bien del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...