lunes, 2 de noviembre de 2009

Proyecto Censurado: Activistas recusan al Foro Mundial del Agua como fraude corporativo

Jeff Conant (“ALTERNET”) y Maude Barlow, entrevistada por DEMOCRACY NOW! y KPFA, SUNDAY SEDITION
Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Los activistas por el derecho al agua boicotearon el Foro Mundial del Agua en Turquía, a fines de marzo de 2009, denunciando que el evento está concebido como una feria corporativa destinada a promover la privatización del recurso en el mundo. Trescientos activistas turcos que se concentraron cerca de la entrada del foro fueron enfrentados por la fuerza aplastante de 2.000 a 3.000 policías, mientras el evento se inauguraba con gas lacrimógeno lanzado por la policía que detuvo a manifestantes que gritaban “Agua para la vida, no para el lucro”.

Según su sitio web, el Foro Mundial del Agua está “abierto, y es un proceso inclusivo, para los multi-tenedores”, donde los gobiernos, las ONGs, las empresas y otros, “establecen relaciones, debaten e intentan encontrar soluciones para alcanzar la seguridad del agua”.

Sin embargo, el principal organizador del Foro, el Consejo Mundial del Agua, está dominado por Suez y Veolia, dos de las más grandes corporaciones privadas del agua de todo el mundo. Los críticos afirman que la legitimidad del Consejo está cuestionada por sus vínculos con Suez y Veolia, además de la gran presencia de las corporaciones del negocio del agua.

Los intereses corporativos que sostienen al Consejo Mundial del Agua están en permanente contacto con el Banco Mundial y otras instituciones financieras. Cada Foro se presenta como si fuera un virtual acontecimiento de la Organización Naciones Unidas (ONU), e incluso al cierre del evento suele emitirse una ritual declaración ministerial que promueve acercamientos globales de políticas de agua y saneamiento.

El consejo promueve represas extraordinariamente costosas y destructivas y diversos proyectos de agua tales como “Asociaciones Público-Privadas” (PPP, por su sigla en inglés) que ponen los servicios de agua bajo propiedad privada. En Argentina, Bolivia, El Salvador, EEUU y otros países, las PPPs han traído aumentos de precios, contaminación del agua, agotamiento y enormes cortes de las fuentes que, “niegan a los pueblos el derecho al agua”, en el lenguaje de los movimientos por la justicia en la obtención de ese recurso natural.

A pesar de éstos y otros impactos dañinos, los acuerdos del Consenso del Agua de Estambul pretenden asegurar el compromiso de las autoridades locales con políticas similares del agua. El Foro de este año publicó un comunicado que describe el acceso al agua como “necesidad humana básica” en vez de un derecho humano, a pesar de los esfuerzos disidentes de los países latinoamericanos, Francia y España, que bregaron por introducir el derecho al agua, pero su disenso fue bloqueado por Egipto, Brasil y EEUU.

Esta aparentemente leve diferencia semántica en el vocabulario frecuente de la verborrea política puede tener una profunda significación. Si el agua se define como una “necesidad” en vez de un “derecho”, se convierte en un recurso sometido al comercio y para los gobiernos no implica ninguna obligación de asegurar el acceso al vital líquido. Si por otra parte, fuera un derecho humano surge de inmediato un mandato para las políticas de los gobiernos que deberían activar el acceso seguro e incondicional al agua a cada ciudadano.

Los activistas del Foro del Agua de los Pueblos, un encuentro alternativo que representa a los pobres rurales, organizaciones medio ambientales y de trabajadores, denunciaron al evento como no inclusivo, conducido por el fraude corporativo que impulsa la privatización del agua. Exigieron un foro más abierto, democrático y transparente. Un bloque de gobiernos de países del sur, liderado por Uruguay construye apoyos para un foro alternativo y legítimo que sea conducido por Naciones Unidas.

Voces destacadas de la sociedad civil, como Maude Barlow, alta consejera en problemas de agua de la Asamblea General de Naciones Unidas, están clamando porque éste haya sido el último Foro Mundial del Agua dominado por las corporaciones. “La seguridad [del agua] es precaria, porque están promoviendo su privatización con una visión corporativa del mundo y quieren engañar a la opinión mundial con un falso consenso global. Y no lo es”, dijo.

Barlow afirmó que las compañías transnacionales del agua y el Banco Mundial no son anfitriones apropiados para un Foro Mundial del Agua y propuso que esté sostenido bajo los auspicios de la Asamblea General de la ONU, reservando claramente los derechos comunes en la confianza pública para evitar una situación profundamente no equitativa, donde el agua se desvía de los pobres a quienes puedan pagar por ella.

“El Foro Mundial del Agua es incapaz de proponer nuevas maneras de dirigir la creciente crisis del agua en el mundo, porque mantiene la adherencia a una ideología que no está funcionando, que ha fallado dramáticamente”, remarcó Barlow en “Democracy Now!” “Lo que aquí está claro es que la fuerza, el compromiso, las ideas brillantes y el cambio cultural han llegado juntos. Y aquí [el Foro del Agua de los Pueblos] es donde se encuentra el futuro del agua: este movimiento está aquí”.

Actualización de Jeff Conant (de “AlterNet”)

Veinticinco países suscribieron la declaración alternativa exigiendo el derecho al agua y que los directores del Consejo Mundial del Agua sean designados por la Asamblea General de la ONU.

El Consejo Mundial del Agua, un consorcio privado manejado por dos de las corporaciones más grandes del agua del mundo, ha sido visto en el sector global del agua como un anfitrión legítimo de la reunión más grande sobre políticas del agua del mundo. Pero las políticas promovidas por el cuerpo corporativo han llevado a una profunda injusticia en la prestación de servicios del agua por todo el mundo, mientras también sirve para trasladar enormes cantidades de dinero público a manos privadas.

El Consejo Mundial del Agua y su reunión trienal, el Foro Mundial del Agua, promueven fuertemente las llamadas Asociaciones Público-Privado (PPPs) que pusieron los servicios de agua bajo propiedad privada. En Argentina, Bolivia, Ghana, Tanzania, EEUU y otros países, las PPPs han producido aumentos de precios, disminución del control de la contaminación y cortes de agua, negando claramente a la gente -y especialmente los pobres- el acceso a servicios seguros de agua potable y saneamiento.

Una manera en que el Consejo Mundial del Agua (WWC, por su sigla en inglés) busca legitimidad consiste en promover la apariencia de que el Foro Mundial del Agua es un acontecimiento emblemático patrocinado o endosado por Naciones Unidas. Así pues, la cortina fue descorrida y la legitimidad del Consejo empezó a cuestionarse cuando el sacerdote nicaragüense Miguel D'Escoto, presidente de la Asamblea General de ONU y opositor enconado de la privatización del agua, no recibió ninguna respuesta de los directores del WWC a su petición de hablar en el quinto Foro Mundial del Agua en Estambul, Turquía.

En los eventos de prensa durante mi cobertura del WWF en Estambul planteé persistentemente la pregunta: “¿por qué la petición del padre D'Escoto no recibió ninguna respuesta?” La explicación de Loïc Fauchon, presidente del Consejo, fue que no se había recibido ninguna solicitud.

Sin embargo, desde entonces hemos sabido que los directores del WWC han entrado en contacto con la oficina del padre D'Escoto para solicitar una reunión con él, y es probable que muchas de las actividades futuras del WWF pudieran echar abajo los auspicios de la ONU. El WWF parece haber sido sacudido por la atención mundial [provocada por la exclusión de D’Escoto].

Sin embargo, el proceso ministerial es uno de los aspectos del Foro que el Consejo parece querer conservar bajo su control. Como observé en mi artículo (Una ojeada al interior: ¿Por qué el Foro Mundial del Agua es un impostor?), “en cada foro, una serie de discusiones de mesa redonda entre los ministros de gobierno, los cabilderos corporativos y las ONGs, conducen a una declaración ministerial final que no tiene ninguna incidencia en el derecho internacional pero desempeña un rol simbólico, significativo en la proyección de políticas sobre la Tierra”.

Escribí entonces: “Mientras este proceso transcurre enteramente detrás de la escena y pasa casi inadvertido para casi todos los participantes del Foro, quizás sea el aspecto más influyente del evento. Esperamos durante los próximos dos días para ver cómo tomaba cuerpo la intrigante declaración final”.

En efecto, la conclusión resultante del proceso, el 22 de marzo, dio lugar a un voto serio de desacuerdo, con las delegaciones de veinticinco países que firmaron una declaración que defendió el derecho humano al agua, y dieciséis adicionales exigiendo que los futuros foros del agua sean patrocinados por la ONU. Éste ha sido el mayor acto colectivo de desacuerdo que haya existido en el WWF desde su origen.

Hubo muy poca atención de la gran prensa principal ante este problema, pues existe una persistente penuria de atención y cobertura ante las aplicaciones calamitosas del agua y el saneamiento en general. Una excepción fue la prensa francesa, que tomó el problema como noticia de portada en “Le Monde” [diario de París] un día después de cerrado el Foro. En Estados Unidos, estos temas no reciben casi ninguna cobertura para su difusión, excepto en la prensa en extremo independiente. Ésta es una impactante verdad dado que la falta de acceso al agua segura es la causa número uno de enfermedad y muerte por todo el mundo.

Las mejores fuentes de información para esta historia, y la política global del agua, generalmente pueden encontrarse a través de www.foodandwaterwatch.org, órgano del Observatorio del Agua y Alimentos (y para quién tenga interés en un acceso completo, trabajo allí como investigador y abogado), también en www.wdm.org.uk (Movimiento por el Desarrollo del Mundo), en www.psiru.org (Unidad de Investigación Internacional de los Servicios Públicos) y www.tni.org (Instituto Transnacional). Jeff Conant, 30 de mayo de 2009.

Actualización de Maude Barlow (alta consejera en agua de ONU)

Uno de los problemas más discutibles que rodean la crisis global cada vez mayor del agua es quién va a determinar el acceso y la asignación: ¿será el mercado o los pueblos con sus gobiernos elegidos? ¿Es el agua un recurso natural que se pondrá en el libre mercado al licitador más poderoso o a nuestro bien común, con confianza pública y como un derecho humano? Esta lucha es intensa en las comunidades de todo el mundo que están bregando contra las grandes utilidades privadas obtenidas del agua, cuya distribución genera básicamente el lucro de gigantes corporaciones embotelladoras que incluso están agotando el abastecimiento local del líquido.

Pero cada tres años, la lucha adquiere un carácter global en el Foro Mundial del Agua, una reunión masiva de pueblos que se asemeja a una cumbre de Naciones Unidas pero que realmente está patrocinada por el Consejo Mundial del Agua, compuesto en gran parte por las grandes corporaciones del agua, el Banco Mundial y los segmentos pro-corporativos de la ONU.

El 5to Foro Mundial del Agua fue celebrado en Estambul y, como ustedes conocen la historia, fue blanco de intensas críticas de activistas y ecologistas de Turquía y de todo el mundo, de Miguel d'Escoto Brockman, el presidente de la Asamblea General de la ONU, y de muchos representantes de la naciones-estados que discreparon porque no se mencionó el “derecho al agua” en la declaración final. Al término del Foro, veinticinco países firmaron una segunda declaración que proclamó su apoyo al derecho al agua y muchas voces indicaron abiertamente que el siguiente Foro Mundial del Agua debe ser patrocinado por la Asamblea General de Naciones Unidas y no por los grandes operadores privados del agua, quienes arman esta reunión sólo para beneficiarse.

Desde el Foro, se intensifica la presión para que la Asamblea General asuma un rol de control y, en mi papel de consejera mayor del presidente de la Asamblea General de la ONU, estoy impulsando a la Asamblea General a adoptar una resolución de emergencia que tome sobre sí misma la responsabilidad de establecer un marco global para la acción ahora, ante la crisis ecológica y humana que afecta al mundo, y que reconozca que el agua es un bien común y un derecho humano y, por lo tanto, no se pueda negar en base a la incapacidad para pagar.

Esta historia es importante porque la creciente crisis del agua es una de las amenazas más acuciantes de nuestro tiempo. Pero los miembros del único cuerpo internacional que se supone aborda las políticas y las prácticas globales están lucrando por miles de millones de dólares mientras agotan las fuentes de agua, llevan este recurso natural al mercado y niegan el agua a quienes no puedan pagarla. Éste es un problema fundamental de la democracia y de la justicia que decidirá el futuro de políticas que afectarán al mundo entero.

There was very little media from North America covering this crucial story (thank heavens for Amy Goodman!) but it did get covered in Turkey and in the global South. For more information, go to Food and Water Watch, www.foodandwaterwatch.org/ and the Blue Planet Project at www.canadians.org

Hubo medios muy pequeños de EEUU que cubrieron esta noticia crucial (¡agradezco los esfuerzos de Amy Goodman! [de “Democracy Now!”]) pero consiguió cobertura en Turquía y en el sur global. Para más información, visiten el Observatorio del Agua y Alimentos (www.foodandwaterwatch.org) y el Proyecto Planeta Azul (www.canadians.org).

Fuentes:
AlterNet, 17 de marzo de 2009, “Fifth World Water Forum Marked by Violence and Repression”, por Jeff Conant; AlterNet, 18 de marzo de 2009, “An Inside Peek: Why the World Water Forum Is a Sham”, por Jeff Conant; Democracy Now!, 23 de marzo de 2009, “Water Rights Activists Blast Istanbul World Water Forum as ‘Corporate Trade Show to Promote Privatization’”, entrevista a Maude Barlow; KPFA, Sunday Sedition, 29 de marzo de 2009, “Andria Lewis entrevista a Maude Barlow”.
Estudiante investigador: Frances Capell
Evaluador académico: Andrew Roth, Ph.D., Sonoma State University

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: El Mercurio promueve una mayor desnacionalización del cobre con falsos argumentos

Orlando Caputo - Graciela Galarce (especial para ARGENPRESS.info)

Con falsos argumentos el Mercurio promueve una mayor desnacionalización del cobre. En la primera parte, reproducimos la Editorial del Mercurio del lunes 26 de octubre de 2009, titulada “El mercado del cobre”.

En la segunda parte, incluimos críticas a algunos de los temas de dicha Editorial, publicados por el Mercurio e incorporamos un comentario a una Editorial anterior sobre el mismo tema.

Dado que el cobre es tan importante para Chile, el Mercurio le ha dedicado muchos Editoriales, con similares argumentos. Nuestros comentarios orientados a crear conciencia sobre la necesidad de la Renacionalización del Cobre, junto con incorporar nuevos elementos, reproduce planteamientos de notas y trabajos anteriores. Las notas están limitadas a 350 palabras.

Primera Parte: Editorial del Mercurio El mercado del cobre. (26 de octubre 2009).

Se está iniciando una ola de nuevos proyectos de producción de cobre en Chile, que ya tiene el 33 por ciento de la oferta mundial en la actualidad. Según Cochilco, la producción chilena subirá de 5,33 millones de toneladas de cobre fino en 2008 a 7,38 millones en 2020. Los proyectos de inversión en minas de cobre en Chile para los próximos cinco años suman 39 mil 407 millones de dólares.

El efecto parcial del consiguiente aumento en la oferta sobre el precio internacional del cobre es evidente. Las empresas cupreras privadas se cuidan de considerar esos efectos al evaluar la conveniencia de sus proyectos. No ocurre así con las mineras estatales, cuyas decisiones tienden a estar dominadas por los sindicatos y por las necesidades electorales de los gobiernos de turno. En este contexto debe evaluarse la noticia de que el gobierno chino crearía un "estímulo fiscal" para la inversión en nuevas minas de cobre, porque si para eso usara alguna de las modalidades que la Organización Mundial de Comercio (OMC) considera ilegales, ese estímulo constituiría competencia desleal y merecería un reclamo de las autoridades chilenas. En cambio, si el gobierno chino se limita a ampliar el acceso de las compañías mineras chinas al mercado internacional de capitales, eso debería ser bienvenido por nuestro país.

Es interesante la experiencia de la Unión Europea en frenar aportes fiscales a empresas estatales que los usan para competir deslealmente: ella sugiere que la inyección directa de recursos fiscales chinos a empresas mineras chinas, sin exigir la prima de riesgo de mercado, sería una práctica de intervención desleal en la competencia.

Los intereses chilenos en esta materia son contrapuestos. Interesa al fisco y a los contribuyentes maximizar el valor presente, descontado de la recaudación de impuestos a la renta en las minas de cobre ubicadas en Chile y de las utilidades de Codelco; eso exige precios altos y costos bajos. En cambio, a los sindicatos mineros y a la industria subcontratista les interesa más que se maximice la producción de cobre, pues ella motiva la contratación de más trabajadores y servicios. Sin embargo, éstos son numéricamente muy inferiores a los beneficiarios de una mayor recaudación fiscal.

El interés superior de Chile está en administrar estos conflictos de manera armónica, evitando que la lucha por las rentas del cobre domine la vida nacional. Desde esta perspectiva, el reciente aporte fiscal a Codelco podría tener el mismo efecto que un aporte fiscal chino a em- presas mineras chinas.
:
Segunda Parte: Nuestros Comentarios Críticos

Comentario I: Orlando Caputo Leiva

El tema de la Editorial es un Tema Nacional, del pasado, de la situación actual y del futuro de la sociedad, de la economía y de la política en Chile.

Ahora YA debería ser estudiada esta Editorial y estudiar en profundidad la importancia del cobre para Chile por parte de todos los comandos y asesores de las candidaturas presidenciales. También debería ser objeto de un amplio y profundo análisis por parte de los trabajadores chilenos, por la CUT, por los trabajadores de planta y sindicatos de CODELCO, de las empresas privadas en el cobre, por la Federación Minera y de la Confederación de Trabajadores del Cobre.

En la Editorial se señala que están previstas fuertes inversiones y aumentos de la producción en la industria del cobre en Chile en los próximos años, y que este aumento de la oferta de cobre sobre el precio es evidente: “Las empresas privadas se cuidan de considerar esos efectos al evaluar las conveniencias de esos proyectos. No ocurre así con las mineras estatales cuyas decisiones tienden a estar dominadas por los sindicatos y por necesidades electorales de los gobiernos de turno”
Esta afirmación del Mercurio no se corresponde con la realidad de la industria del cobre. En efecto, las masivas inversiones de las grandes mineras mundiales en Chile, desde inicios de los 90’s crearon desde Chile, una sobreproducción mundial de cobre que a partir de julio de 1995, que provocó una drástica caída de los precios del cobre en el mercado internacional. Esa sobreproducción de cobre por parte de las mineras extranjeras en Chile, se profundizó porque el incremento de la producción prevista entre 1996 y 2000, fue mucho mayor que las estimaciones sobre el crecimiento de la demanda mundial de cobre de todos los países del mundo.

Nuestro trabajo de 1996, “La Sobreproducción Mundial de Cobre Creada desde Chile y su Impacto en la Economía Nacional”, anticipó la profunda caída de precios del cobre, caída de precios que se transformó en la causa principal de la crisis de la economía chilena a fines de los 90’s, y profundizada por la crisis asiática.
:
Comentario II: Orlando Caputo Leiva

La Sobreproducción Mundial de Cobre creada desde Chile por las grandes mineras mundiales, que se manifestó a partir de julio de 1995, provocó una disminución de precios que se correspondió con nuestros estudios, en que los precios bajaron hasta niveles en torno a 70 centavos de dólar la libra. Nuestras estimaciones consideraban disminuciones de precios hasta 75 centavos de dólar la libra.
Sin embargo, la caída de precios fue más prolongada que la estimada en nuestros estudios, que consideraban precios muy deprimidos para el período 1996-2000. La drástica disminución de precios en la realidad se dio desde julio de 1995 hasta septiembre de 2003.

En los ciclos de precios anteriores, desde 1950 hasta el ciclo de inicios de los 90’s, las disminuciones de precios siempre se dieron por una disminución fuerte de la demanda. Primero, por término de la Guerra en Corea; luego, por término de la Guerra de Vietnam. Ambos conflictos tuvieron impacto mundial y sus términos disminuyeron rápidamente la demanda por cobre, demanda asociada al uso de cobre en armamentos. También las crisis mundiales de 1974-75; de 1980-82 y de inicios de los años 90’s, provocaron una fuerte disminución de la demanda mundial de cobre.

Sin embargo, la disminución drástica de los precios a partir de julio de 1995, se produce cuando la economía mundial mostraba un gran dinamismo con gran crecimiento del PIB mundial, del PIB en los países desarrollados, en el sudeste asiático, y particularmente, del PIB en Corea y China. En Estados Unidos en la década de los 90’s, se produce una fuerte recuperación del PIB.

La disminución drástica de los precios a partir de julio d 1995, a diferencia de todos los ciclos anteriores, se produce cuando la demanda mundial de cobre tiene un gran crecimiento. Pero, el aumento de la producción por la sobreproducción mundial de cobre creada por Chile, provocó tal aumento de la producción de cobre, que fue mayor que el aumento de la demanda.

Esta es una clara demostración que las grandes mineras mundiales, con su competencia y comportamiento anárquico, generaron este gran daño a Chile, y su comportamiento es completamente opuesto al planteamiento de esta Editorial.

Comentario III: Graciela Galarce

Esta Editorial promueve una profundización de la desnacionalización del cobre chileno, promoviendo ahora las inversiones chinas.

Las inversiones extranjeras en la minería chilena de 1974 a 2005, fueron de 19.976 millones de dólares. De ellas, 17.600 fueron ejecutadas desde 1990 a 2005.Es decir, el 90% de las inversiones de las grandes mineras mundiales en la minería chilena, particularmente, en el cobre, se realizaron durante los gobiernos de la Concertación.

Este crecimiento de las inversiones provocó en forma simultanea: Primero, la Desnacionalización del Cobre; y, Segundo: la Sobreproducción Mundial de Cobre.

Codelco controlaba casi el 100% de la producción chilena, ahora, sólo el 26,5%, y más del 70% es controlado por las grandes mineras mundiales que se han apropiado del cobre chileno.

Los precios promedio anual desde 1996 a 2003, cayeron en torno a 75 centavos dedolar la libra. Comparando los precios de los últimos años, superiores a los 3 dólares por libra, se demuestra el profundo daño a Chile, que la corrupción política de la Derecha y de la Concertación, han generado, que los medios de comunicación con su silencio se han convertido en cómplices. No hay medios de comunicación en la prensa nacional ni programas y periodistas de TV con amplia cobertura, que analicen este ROBO a mano armada que ha sufrido Chile

La corrupción política de la Derecha y de la Concertación se arrastra desde la Dictadura.

Sebastián Piñera, conoce los “aportes” de su hermano José Piñera Echenique a Chile. Eduardo Frei, también conoce el aporte del hermano de Sebastián, ya que su gobierno perfeccionó las normativas creadas por José Piñera en Dictadura.

José Piñera, elaboró la normativa anticonstitucional que creó la”Concesión Plena” indefinida, que entrega gratuitamente en propiedad privada, los grandes y ricos yacimientos chilenos a las grandes mineras mundiales.

En Dictadura se creó esta normativa anticonstitucional. Los gobiernos de Aylwin, Frei Ruiz - Tagle, Lagos y Bachelet han usada usado esta normativa para desnacionalizar el cobre chileno, que tantos años, esfuerzos y vidas de compatriotas costó.

Comentario IV: Graciela Galarce

Es lamentable que esta Editorial demuestre total y absoluto desconocimiento (¿?) en relación a la historia del cobre chileno y uno de sus principales hitos: la “Concesión Plena”, para ser un análisis serio y objetivo.

José Piñera, en su documento” El Cascabel de la Minería”, 2002, señala que a inicios de los 80’s, la Dictadura enfrentaba una crisis, debido a que varios militares – entre ellos, el Almirante que era Ministro de Minería, se oponían a la desnacionalización del cobre.

José Piñera afirma en el citado documento:

“Para resolver esta crisis, el Presidente de la República me nombró Ministro de Minería el 29 de diciembre de 1980, una vez lograda la aprobación el 4 de noviembre de ese año de la Reforma Previsional que creó el sistema de AFP”.

“El desafío para 1981 era elaborar una legislación de rango constitucional que asegurara derechos sólidos de propiedad en el emblemático y potencialmente rico sector minero”

A continuación en forma magistral y teatral relata su genialidad:

”Tras un intenso mes de enero de 1981 dedicado al estudio de los más variados textos jurídicos actuales e históricos, y a escuchar y sopesar con mente abierta las opiniones de todas las personas que querían aportar algo en este tema, y tras un mes de febrero procesando toda esta información y reflexionando «lejos del mundanal ruido», llegué a la conclusión de que el nudo gordiano que estaba ahogando a la minería chilena no podía «desamarrarse». Era preciso cortarlo. La «espada» la descubrí en un concepto y una fórmula lógica de la ciencia económica que, a mi juicio, era plenamente compatible con la filosofía global de la Carta Fundamental, una vez definido el derecho de concesión vigoroso que ella permitía. Se trata del concepto de valorización de un bien o una empresa según la conocida fórmula del Valor Presente de los flujos netos de caja”.

Con esto, se dio garantía de propiedad privada indefinida, y se borró la nacionalización de cobre aprobada por Unanimidad del Congreso Pleno en 1971, que como Reforma Constitucional señala que: “el Estado tiene el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas”

Comentario V: Graciela Galarce

Sebastián Piñera, conoce perfectamente los “aportes” de su hermano José Piñera a Chile. El gobierno de Eduardo Frei perfeccionó la normativa anticonstitucional de “Concesión Plena Indefinida” creada por José Piñera en Dictadura.

Los dirigentes políticos de Derecha, de la Concertación y los Presidenciables no pueden ser cómplices de la confesión de: José Piñera en su documento del año 2002, “El Cascabel de la Minería”, en el Vigésimo Aniversario de la “Concesión Plena”.

José Piñera confiesa que:

1. “La fórmula que se diseñó configura una concesión de explotación con los atributos jurídicos necesarios para garantizar al inversionista privado, la que se puede denominar concesión plena, para diferenciarla de la conocida concesión administrativa”

Destaca sus características:

a. “Es una concesión judicial. Su nacimiento, subsistencia y extinción están entregados al Poder Judicial, esto es, a una autoridad distinta del Poder Legislativo y Ejecutivo del Estado. Así, la concesión se origina en un procedimiento judicial, en el cual el juez sólo reconoce la existencia del derecho que otorga el descubrimiento”

b. “Es un derecho de duración indefinida. No tiene plazo determinado que fije su término, y su conservación depende del cumplimiento de la obligación de amparo, que
consiste en el pago de una patente anual;”

c. “Está protegida por el derecho de propiedad. Lo cual significa referirla a las normas que garantizan el dominio privado. De esto se deduce, por una parte, que el titular puede libremente "usar, gozar y disponer" de la concesión (vale decir, vender, hipotecar, dar en garantía, transmitir hereditariamente, etc.) y, por otra, que no puede ser privado de ella sino por expropiación, y”

d. “La expropiación origina indemnización completa. Consecuencia de la propiedad de ella, la indemnización por expropiación debe comprender el valor del "daño patrimonial efectivamente causado". A falta de acuerdo entre las partes, serán los tribunales de justicia, previa consulta a peritos, los que tendrán que determinar el valor comercial de la concesión, utilizando la fórmula del Valor Presente”.

El Valor Presente de las utilidades previstas durante todos los años hasta que se agote el yacimiento. Esto, es muy burdo. Bastaría disposición política para reconocer su inconstitucionalidad
Comentario VI: Orlando Caputo

Chile no necesitaba ni necesita capital extranjero en la minería del cobre.

La nacionalización del cobre así lo demostró por muchos años como se ha señalado en varios documentos nuestros. Chile cuenta con carreras técnicas y universitarias relacionadas con el sector minero y metalúrgico de una gran tradición

Asimismo, Chile cuenta con profesionales y técnicos de alto nivel. En Chile se ha desarrollado la ciencia básica y aplicada que ha permitido exportar conocimiento y tecnología del sector minero. Chile cuenta con mayor conocimiento y experiencia que China en la explotación minera de cobre.

Además, como hemos demostrado, Chile no necesita capital extranjero, ni capitales chinos. En Chile hay un exceso de capital, generado por CODELCO, el que sólo controla el 26,5% de la producción chilena de cobre.

Las inversiones extranjeras desde 1974 a 2006, son alrededor de 20 mil millones de dólares. Las ganancias de las empresas extranjeras que se han apropiado del cobre chileno, sólo para el año 2006 son también de 20 mil millones de dólares. En sólo un año han recuperado la inversión de más de 30 años.

La desnacionalización del cobre que había nacionalizado Salvador Allende puede ser revertida si los trabajadores en general, y en particular los trabajadores de la minería y del cobre chileno toman conciencia de esta verdadera encrucijada y se la juegan, no sólo por mejorar sus condiciones económicas actuales, sino por el futuro de la actual generación de jóvenes, hijos, nietos y de las futuras generaciones de chilenos y chilenas.

Los recursos actuales del cobre, han permitido resolver parcialmente los problemas: Transantiago, educación, salud, deudas de vivienda, previsión, catástrofes las pensiones mínimas para amplios sectores de trabajadores con y sin cotizaciones. Nadie ha insistido sobre la importancia que tiene que estos recursos se originen mayoritariamente en las empresas nacionalizadas del cobre Lo que se informa es que vienen del cobre, pero no es lo mismo.

Insistimos, la consigna del gobierno “REFORMA PREVISIONAL. CHILE SE LA GANÓ”, debemos agregar “Y LA NACIONALIZACIÓN DEL COBRE LA FINANCIÓ”

Lo hasta ahora utilizado para resolver los problemas sociales y otros, ha sido una parte mínima. Los recursos del cobre depositados en el exterior, más las reservas internacionales alcanzarán este año, cerca de 50 mil millones de dólares. Con parte de estos recursos se puede empezar a construir un nuevo país y una nueva economía y sociedad, que tenga como objetivo fundamental la asegurar a todos los chilenos y chilenas una vida libre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El realismo mágico latinoamericano. Honduras y Uruguay: tan diferentes, tanto iguales

Jorge Majfud (especial para ARGENPRESS.info)

El realismo mágico, como cualquiera sabe, fue una marca de fábrica de la literatura latinoamericana de los años ‘60. Muchos críticos señalan que fue un producto de las editoriales internacionales. Quizás producto también del poderoso mercado de lectores europeos y norteamericanos ávidos de exotismos matizados con dictadorcillos vestidos de guayaberas. Así habrían redescubierto al Juan Rulfo de los ‘50 y al cubano Alejo Carpentier de los ‘40.

Entiendo que el realismo mágico está explícito en el principal género del realismo —la crónica—, como en Crónica del Perú (1553) de Pedro Cieza de León y en el resto de la locura del colonizador y el martirio del colonizado. Pero tampoco se acaba con los imitadores de García Márquez en los años ‘80 ni se limita a la literatura tradicional. La ficción, la literatura son espacios de encuentro de una realidad que la sobrepasa y la alimenta. En gran medida nuestro pueblo latinoamericano está hecho en el mito, en el mejor de los casos, y en la irracionalidad mágica, en el peor. Las dictaduras militares dieron pruebas de ello hasta el hastío.

Hoy el realismo mágico es tan ubicuo en la realidad latinoamericana que no sólo se confunde con la realidad sino que ni siquiera se lo ve como mágico.

Para prueba dos ejemplos en las antípodas de América latina: Honduras y Uruguay. En el país centroamericano se escribió una constitución que niega los cambios en la historia y es la base de un sistema democrático representativo que niega un referéndum serio para modificar su letra. Por el contrario, impone castigos a quienes se atrevan a semejante herejía. Los caciques y sacerdotes siempre son celosos en estos puntos que se refieren al status quo. Es decir, como una maldición bíblica, la letra que se pretende sagrada impone su dictadura sobre los humanos que debieron ser sus autores o correctores. Una constitución republicana que es el producto de la filosofía del humanismo y del iluminismo se convierte así en un texto irracional, sagrado como cualquier texto escrito por cualquier dios.

Por el otro lado, aparentemente Uruguay opta por lo contrario en el momento de organizar su sociedad. Con una democracia centenaria, interrumpida dos o tres veces por el autoritarismo feudal, más típico en otros países del continente, ha recurrido muchas veces en los últimos años al referéndum como ejercicio de una tímida democracia directa.

No obstante, en un par de veces, como aconteció en el último referéndum, pone a consulta popular precisamente aquello que no puede ser decidido por un grupo para ser impuesto a otro, por minúsculo que sea. El referéndum (2009) para derogar la Ley de Caducidad en su búsqueda de derribar la muralla legal que protege a los violadores contra el reclamo de justicia de sus víctimas, en los últimos treinta años ha sido el único recurso de los débiles y el involuntario instrumento de legitimación de los violadores de los Derechos Humanos, de sus cómplices y del error histórico de medio pueblo deformado por la dialéctica de la dictadura y la estratégica indiferencia.

Ningún grupo puede imponer, por uno de esos momentos de delirio colectivo tan comunes en la historia, la violación de los derechos humanos de una sola persona. ¿Podría un referéndum permitir o imponer la violación sexual de una niña? Pensarán que exagero, pero una segunda consideración evidencia que no. Aunque menos gráfico, ¿podría un referéndum nacional negarle a un padre el derecho a ver al violador castigado por ese delito? No, nunca.

El ejemplo parece obvio porque no tiene implicaciones políticas. Pero ¿alguien diría que los crímenes que se cometieron —incluidos los crímenes sexuales— con la arrolladora impunidad del estado no son equiparables a la violación de una niña? Sí lo fueron. No en un caso, en muchos. Sin contar con el impacto que deja en un pueblo entero el terrorismo de Estado con sus múltiples tentáculos. Lo cual se prueba sólo con la existencia de referéndums exculpatorios de criminales en masa, los que reproducen la violencia a través de la impunidad de una minoría en complicidad con la cobardía o con el delirio colectivo.

El profesor Emilio Cafassi, en uno de sus recientes análisis sobre las elecciones uruguayas se pregunta cómo resolvieron los hijos los conflictos de los padres que participaron en la dictadura de los ‘60. Las mismas inquisiciones hice muchas veces en distintos países a algunos alemanes que fueron niños, hijos de correctos ciudadanos que apoyaron democráticamente y en masa el terror del nazismo. Siempre recibí balbuceos nerviosos, confusos en el mejor de los casos. Aludiendo al uso propagandístico del nombre “Pedro” del joven candidato del partido Colorado, Pedro Bordaberry, el hijo del dictador Juan María Bordaberry, Cafassi nos deja una de las más breves y agudas observaciones que se han realizado sobre las últimas elecciones: “Hoy la gran pregunta de los hijos es qué hicieron sus padres en ese período. Pedro, por ejemplo, la respondió en su campaña economizando apellido”.

En los dos casos, de Honduras y de Uruguay, el atentado es contra los Derechos Humanos conquistados a lo largo de la tradición del humanismo de los últimos siglos. Uno, negando la consulta popular para ejercer un derecho democrático a cambiar o a permanecer; el otro, usándola como forma de legitimar la violación de los derechos elementales de una minoría. En ambos casos se trata del triunfo de la irracionalidad, de la centenaria tradición del realismo mágico que en literatura ha producido tantas obras maestras y en la política tantos crímenes impunes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Jeroglíficas y golpismo

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Unas enormes pancartas, instaladas al frente de edificios de importantes empresas paraguayas, y muchos carteles diseminados por toda Asunción, en los que se lee cosas tan sorprendentes como “Todos somos Fidel” o “Estamos con vos Fidel”, estaría generado cierta irritación entre funcionarios de la Embajada de Estados Unidos.

El comentario, que anda en boca de personas muy vinculadas al bunker norteamericano, alimenta la hipótesis de que esas escrituras podrían estar produciendo un efecto sicológico entre la población que no es indiferente a la acción antimperialista del célebre líder revolucionario cubano, cuya muerte desean sus enemigos, la prolongación de su vida sus seguidores, y la historia absuelve.

Expertos en inteligencia, es decir, de los servicios secretos estadounidenses, habituados desde hace muchas décadas a comportarse en Paraguay como fuerza colonial ocupante, juzgan un desacierto el texto de esos cartelones y “andan gestionando” su reemplazo, según las versiones oficiosas en circulación.

De igual manera dejan saber que “el pedido o sugerencia” tendría rechazo porque los autores de esas pancartas las juzgan necesarias y apolíticas, empeñados en “Salvar a Fidel”, un acaudalado ganadero, secuestrado hace un par de semanas por un fantasmagórico Ejército Popular Paraguayo (EPP), cuya existencia ofrece serias dudas.

El EPP, una novel sigla con destacada vida mediática pero con muy pobre tarjeta de presentación, sería un minúsculo grupo armado que bien podría ser guerrillero, como lo afirma la prensa patronal y la derecha política, o simples estafadores, que reclaman unos cinco millones de dólares para liberar a Fidel Zavala.

La autoría de anteriores secuestros, menos de veinte en el último decenio, algunos con fin crapuloso, canallesco, siempre termina en la nebulosa. Apenas hay una docena de condenados, sobre base jurídica extremadamente frágil.

Fiscales triunfalistas, que un día proclaman la conclusión “en horas” de su operativo, pero que días después declaran que algunos de los buscados no han caído porque habían muerto tiempo atrás, son pisados en sus talones autosuficientes por agentes policiales y de los antinarcóticos, mientras la población sigue esperando claridad y justicia.

Esas mismas fuentes represivas que, entremedio han matado a decenas de campesinos que reclaman tierra para trabajar, han desplegado intensas campañas para detener a quienes consideran cabecillas del misterioso EPP.

Los diarios grandes, con algunos croquis, afirman que estarían “arrinconados en un radio de setenta kilómetros a la redonda”, en el noreste del país.

Investigadores, apoyados en esos medios de prensa, reclaman la colaboración de la ciudadanía, intentando reeditar viejos planes fabricantes de delatores, lo cual está en franca contradicción con la dimensión de una situación aparentemente fácil, si es que el radio ocupado por los captores es tan pequeño, como dicen.

Lo cierto es que el caso Zavala, otra víctima de la irracionalidad, o de la confusión ideológica o de macabros operativos gangsteriles, que sólo buscan amasar fortuna, sospecha ésta última que involucra a cuadros policiales y militares, algunos en ejercicio activo, tiene una derivación política importante, que complica aún más la difícil coyuntura paraguaya.

Cualquiera sea la autoría y el móvil del secuestro, los enemigos del Gobierno de Fernando Lugo están sacando buena tajada, poniendo toda clase de obstáculos a su trabajo, en una jugada cuya perfidia aumenta con la participación cómplice de personas muy próximas al mandatario.

Como en las viejas novelas policiales francesas, cuando la investigación está en un callejón sin salida, la cuestión es “chercher la femme”. El asunto es que, en este plan desestabilizador, hay varias mujeres involucradas, algunas parlamentarias ilegítimas, pero mucho más son los hombres, ambos estimulados por los golpistas hondureños.

Sin embargo, esos sectores, están ignorando algo capital. Aquí como allá, la cuestión más olvidada es qué dice el pueblo, y en esas simples cuatro palabras, deberían unos y otros encontrar su norte.

Resulta que la ambición de poder y la costumbre de hacer del Estado una hacienda familiar o de grupos usurpadores, como les enseña el propio modelo de sus vidas, está encegueciendo a la derecha política, cuyo fanatismo corporatista la viene desarmando, incluso, para defender al propio sistema capitalista, bastante debilitado.

En esa irrespetuosidad de los poderosos, Paraguay es un pequeñísimo punto en el planeta pero, al igual que en todos los demás países, la dignidad de los seres simples, cuyas sencillas aspiraciones han sido aplastadas en las últimas décadas, resurge con fuerza y comienza a reconquistar algunos de sus derechos más elementales.

Parecería que la biodiversidad y la condición humana significarían algo para algunas criaturas caprichosas que se empeñan en conquistar el amor y la justicia, derechos que si no están presentes en todo instante de la existencia, hacen imposible el bien vivir.

Cantidad de ejemplos recientes, algunos silenciados, que protagonizan pueblos en Asia y Africa y, en nuestra región, el electoral uruguayo entre otros, cuya lectura da varias lecciones, y de manera muy particular la heroicidad del pueblo hondureño, son suficientes indicadores de que la participación popular activa, por conciencia y por organización, es un factor determinante en la política moderna.

Paraguay, sumido en el atraso y una miseria en aumento, por obra y gracia de políticos incapaces y mayoría corruptos, parto lastimoso de los grandes capitalistas especuladores, enemigos de la producción y la decencia, viene siendo destrozado desde hace más de un siglo, por el pecado de haber sido ejemplo de desarrollo social.

Ahora, nuevamente, las fuerzas retrógradas, desde democristianos y ultraliberales, hasta nazis, abanderadas en los estertores del antiestronismo después que se enriquecieron con el tiranosaurio, se están aliando con el único fin de recuperar la lapicera para firmarse contratos, con otros capitalistas locales y extranjeros, estafando la riqueza nacional.

La estrategia golpista endulza y compra a miembros del propio gobierno que envueltos en un decoro pomposo, pronuncian horrorosos discursos a favor de la salvación nacional, de Dios y la Patria, insuficientes y huecas palabras para ocultar una deliberada intención golpista que intenta cubrirse en la legalidad, la que ellos armaron, no la de la justicia.

El plan golpista se iniciaría con un juicio político a Lugo, para el que existe mayoría parlamentaria, pues a sus enemigos de siempre, coherentes en su delincuencia conocida, se han sumado desvergonzadamente políticos liberales, rapaces y resentidos que, desde siempre, añoran carteras ministeriales para mayor enriquecimiento personal.

El capítulo más grosero lo ocupa el Vicepresidente de la República, Federico Franco, Presidente del Partido Liberal, con licencia, quien aspira a la titularidad del Ejecutivo en virtud de tener mayoría electoral en la alianza que le dio el triunfo a Lugo el 20 de abril del 2008. Como número dos del poder central, es cabeza de la oposición. Una especie de Micheletti legal.

A todo esto ¿el pueblo, dónde está?. En silencio, casi, pero sería bueno que la sociedad toda, aprenda a escuchar cierto murmullo que se eleva desde el fondo de la tierra, porque capaz que anuncian proyectos de justicia y libertad para todos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Derecho a la información: Ciudadanía versus empresas y gobernantes

Bernardo Veksler (especial para ARGENPRESS.info)

El debate generado por la Ley de Medios Audiovisuales planteó una polarización inusitada entre los representantes de los empresarios más encumbrados del sector y el Ejecutivo Nacional. En ambas posturas no se visualizó que se procurara preservar consecuentemente los intereses de la sociedad. Las garantías para superar el discurso único instrumentado por los carteles mediáticos, para alcanzar el pluralismo en los medios públicos o para que se alimente el libre debate sobre el futuro de nuestro país, el hemisferio y el mundo estuvieron ausentes.

¿Es posible conciliar el derecho a la información con los intereses empresarios o con los contenidos de los medios públicos al arbitrio del gobernante de turno? Estos interrogantes no lograron encontrar una respuesta racionalmente convincente en el debate generado en torno a la Ley de Medios Audiovisuales. Por el contrario, los medios en manos de los empresarios afectados por la norma sacaron a la luz todo lo sesgados que pueden llegar a ser cuando sus intereses están en juego y dejaron en evidencia la falsedad del apotegma instalado de que no existe conflicto entre el derecho a la información y las empresas dueñas de los medios de comunicación.

Esa idea sostenida por una porción importante de los periodistas, mimetizados con los intereses de sus patrones y en preservación de los ingresos adicionales que les genera ese status quo, es un paradigma de otra época y que no puede resistir ningún análisis serio a esta altura de la historia.

En efecto, en el siglo XIX los sectores sociales dominantes necesitaban contar con análisis lúcidos de la sociedad emergente, sacar las debidas conclusiones de los debates generados para encontrar un rumbo funcional a sus intereses, aprovechar las innumerables oportunidades que brindaba la constante expansión del mercado mundial y estabilizar un sistema político que consolidara sus posiciones.

Por esa razón, es posible considerar a este período como el de mayor libertad en los medios de comunicación y en el intercambio de ideas. Era común entonces encontrar las opiniones de Lasalle, Hegel, Marx, Engels, Bakunin, Kautsky y los grandes pensadores de la época en las columnas de opinión de los diarios y sus tratados publicados por entregas como un aporte al debate y a las confrontaciones ideológicas de esa etapa de la historia de la humanidad.

Pero ese momento de sintonía entre los librepensadores y la prensa pasó a mejor vida al ritmo de las necesidades crecientes de capital que demandó la evolución tecnológica y la diversidad de medios de comunicación generados, de la incidencia social que alcanzó “el cuarto poder” y de los formidables negocios que se montaron alrededor de la publicidad y de los vínculos oficiales. Esa relación dialéctica entre inversiones, poder e ingresos convirtieron a los medios de comunicación en un rubro productivo más en pos de obtener la maximización de la utilidad empresaria. Más todavía, el proceso de concentración monopólica nacional e internacional se manifestó con toda crudeza a través de fusiones, compras y recompras de empresas, cartelización de los productores de insumos, creación de multimedios y cadenas, etc., hasta llegar a convertir a esas corporaciones empresarias en maquinarias aceitadas en función de arrancar prebendas de los gobernantes de turno -condicionándolos o favoreciéndolos según el momento-, que llevó a convertir a esa rama de actividad en una de las de mayor evolución económica y crecimiento.

En la Argentina, tomando en cuenta la influencia de las cuatro primeras empresas en cada uno de los mercados, resulta que el promedio de concentración es muy elevado: representa el 84 por ciento por parte de los primeros cuatro operadores, en el caso de la facturación, y el 83 por ciento en el caso del dominio de mercado (siempre se trata de promedios). Los porcentajes demuestran la consolidación de una situación estructural: las industrias culturales y de telecomunicaciones argentinas se hallan fuertemente controladas por las primeras cuatro firmas. Esta situación se agrava al contemplar los grupos a los que esas firmas pertenecen: generalmente se trata de los mismos dueños que están ramificados en todas las hileras productivas en casi la totalidad de las industrias consideradas. Particularmente los casos de Clarín y Telefónica se destacan como grupos dominantes, si bien en algún caso existen grupos emergentes (como el de Vila-Manzano-De Narváez) que aspiran en el futuro a incrementar su participación en el mercado. (Los dueños de la palabra. Guillermo Mastrini y Martín Becerra. Prometeo)

Estas concentraciones no fueron fruto de la libre competencia y de la utilización cristalina de las oportunidades ofrecidas por la libertad de mercado. El grupo Clarín debió su despegue económico a sus vinculaciones con la dictadura y con cada gobierno electo logró alguna conquista que consolidó su posición dominante. Aunque existan proporciones distintas otros grupos empresarios también debieron su encumbramiento a sus buenas relaciones con el gobierno de turno (Telefónica, Hadad, Pierri, Vila-Manzano-De Narváez).

En ese marco, ¿se puede esperar de los acaudalados propietarios de los medios de comunicación la promoción de debates profundos, la divulgación de posturas ideológicas no predominantes, la publicación de denuncias que afecten a su rentabilidad o de las opiniones divergentes con sus intereses económicos? ¿Pueden ser la garantía del derecho a la información de la ciudadanía, considerado como es en la actualidad un derecho humano básico?

Serge Dassault, al momento de asumir su cargo como nuevo propietario del diario Le Figaro, dio pruebas contundentes de la postura empresaria cuando declaró a los redactores: “Desearía, en la medida de lo posible, que el diario pusiera más de relieve nuestras empresas. Creo que a veces hay informaciones que requieren mucha precaución. Como por ejemplo, los artículos sobre los contratos en curso de negociación. Hay informaciones que hacen más mal que bien. El riesgo consiste en poner en peligro intereses comerciales o industriales de nuestro país” (Le Monde, 9 de septiembre de 2004). Al pronunciar “nuestro país”, seguramente pensó en su fábrica de armas Dassault-Aviation. Por eso, para protegerla censuró una entrevista sobre la venta fraudulenta de aviones Mirage a Taiwán. Al igual que una información sobre las conversaciones entre el presidente francés Jacques Chirac y su homólogo argelino Abdelaziz Bouteflika, sobre un proyecto de venta de aviones Rafale a Argelia (Le Canard Enchaîné, 8 de septiembre de 2004) (Citados por Ignacio Ramonet).

Por su parte, la prensa vernácula tiene numerosos ejemplos de cómo ha condicionado lo publicado. Esos intereses también habrán sido puestos en consideración por los directivos del diario Clarín cuando, el 27 de junio de 2002, ante los crímenes de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki perpetrados por los efectivos policiales en la víspera, titularon en su portada: “La crisis causó dos nuevas muertes”, como una manera de preservar las buenas relaciones que tenía con el entonces presidente Eduardo Duhalde.

Los periodistas se han acostumbrado y han asimilado esos condicionantes a su labor profesional, a veces con resignación y otras con obsecuencia. Saben muy bien en cada redacción la información que se puede o no publicar, la que debe ser jerarquizada y la que debe minimizarse, cual debe ser catapultada como noticia catastrófica o cual edulcorada en función de la línea editorial impuesta por el medio, condicionada por los intereses económicos y políticos de su propietario.

“Los grandes medios de comunicación producen las noticias que transmiten. Esto es algo que olvidamos con frecuencia. Los medios son emisores además de transmisores. No son el tablón de corcho donde cada persona cuelga su aviso sino que, como el uranio emite radiaciones, los llamados medios emiten su versión del asunto, su versión de la realidad. No es el periodista quien utiliza el periódico para transmitirnos algo, es el periódico mismo y evidentemente no me refiero al pedazo de papel sino a la empresa sin la cual ese pedazo de papel no existiría, la empresa que fabrica el periódico y contrata al periodista para que produzca una versión de la realidad y, al contratarlo, lo selecciona en función de sus intereses (Belén Gopegui, www.argenpress.com.ar, 21/05/2006).

La función de los medios de comunicación es encontrar explicaciones ante el cuadro complejo que aparenta ofrecer la sociedad para cualquier simple observador, debe brindar lecturas sencillas de esas composiciones para que el grueso de los receptores esté en condiciones de entenderlas. Para que la ciudadanía tenga la posibilidad de introducirse en una visión racional del mundo, para que el inmenso bombardeo de variables, informaciones, estadísticas, encuestas e interpretaciones tengan como especial preocupación simplificar las representaciones de esos mensajes y que contribuyan a la determinación de acertadas conclusiones, mediante la labor de selección y jerarquización de temas y la elaboración de la agenda.

Estas cuestiones exigen rigurosidad desde el punto de vista de la presentación de las noticias, no pueden coexistir con el sensacionalismo, la ligereza, la manipulación y la irresponsabilidad. La inexistencia de un código deontológico hace que muchos de esos límites puedan vulnerarse cada vez más alegremente.

En esa permanente recreación de historias que tiene como función la labor periodística, la versión publicada no sólo está condicionada por la subjetividad del redactor, sino, esencialmente, por los intereses de la corporación que produce la información. Las críticas son penadas con el ostracismo mediático y la permanencia de los referentes políticos o sociales depende de la funcionalidad que tengan para el ordenamiento temático efectuado en dicha agenda. Esas conductas perversas fueron sufridas por periodistas prestigiosos como Pablo Llonto y por el senador (m.c.) Ricardo Laferriere, entre muchos otros.

La máquina de estupidización y de divulgación de banalidades en que se han convertido la inmensa mayoría de los medios audiovisuales, en función del rating y de la consiguiente obtención de mejores tarifas y mayores porciones de la torta publicitaria, no dejan lugar a dudas sobre las expectativas que puede ofrecer para que tanta creatividad sea puesta al servicio de plantear los temas centrales que agobian a la ciudadanía y sus posibles soluciones, de proponer los debates decisivos sin tener que limitarlos a las exigencias de las tandas publicitarias o los esquemas de programación. En general, la programación tiende a pasar a un segundo plano a los diversos contenidos que se ofrecen, sólo tienen utilidad en función de mantener la atención del televidente hasta que llegue la próxima tanda.

Necesariamente el camino a emprender para superar esta distorsión del mensaje mediático pasa por separar el contenido de la publicidad, que los conductores y periodistas vuelvan a estar preocupados por la esencia de la comunicación: informar, formar y entretener y no por el “chivo” o el auspicio que les da sustento o el “kiosco” que armaron paralelamente para incrementar sus ingresos.

La alternativa sería una prensa libre, que no dependa de la concentración masiva de capital ni de la publicidad para sus ingresos y que involucre a gente comprometida que esté interesada en comprender el mundo y participar en una discusión razonada sobre cuál debería ser la estrategia más adecuada para alcanzar esos fines. Si la comunidad considera a los contenidos de los medios de comunicación como algo importante para poder vislumbrar un futuro promisorio para el conjunto de la sociedad, evidentemente los medios de comunicación no pueden continuar en manos de empresarios inescrupulosos.

Si fuera así comprendido, la sociedad a través del estado debería garantizar los recursos necesarios como para poder solventar inversiones, insumos, remuneraciones y producción; desvinculando totalmente los contenidos de la captación publicitaria. La conformación de la línea editorial y la programación no deberían estar a cargo de funcionarios designados por el gobierno, sino de un directorio compuesto por miembros representativos de la sociedad, como sindicatos, universidades, organizaciones no gubernamentales, artistas, periodistas e intelectuales, electos democráticamente, que sean los encargados de diseñar los lineamientos estratégicos y de designar a los encargados de instrumentarlos.

En cuanto a los medios públicos la cuestión pasa por discernir los límites entre estado y gobierno. Tradicionalmente, estas áreas jurisdiccionales se confundieron y no hay síntomas en la actualidad de que el criterio vaya a cambiar. Los contenidos e información no pueden estar bajo la órbita de la verticalidad del gobierno de turno o sometido a todo tipo de presiones -desde distintas esferas gubernamentales hasta de punteros políticos- hacia los funcionarios que pretendan sostener un criterio pluralista.

En ese sentido, existen importantes antecedentes en el mundo de los cuales habría que imbuirse para tomar en consideración. La BBC es un claro ejemplo, dado que independientemente de los políticos que conforman el Ejecutivo británico existe una autonomía que garantiza estabilidad en su línea editorial y en la diversidad y calidad de sus contenidos. Esa concepción se encuentra tan internalizada entre los trabajadores de esos medios y en la comunidad misma que ante cualquier intento involutivo no se hacen esperar las denuncias, protestas y movilizaciones en defensa de preservar esas garantías democráticas conquistadas.

También hubo iniciativas interesantes en Francia, Alemania y España de responder al clamor de la ciudadanía de que los medios de comunicación sostenidos por el aporte de toda la comunidad no puedan manipular, sesgar, ocultar o desfigurar la realidad en función de los intereses del gobernante de turno, de independizarse de la participación en la torta publicitaria y de promover la elevación del nivel cultural de la población presentando contenidos que estén a tono con esa demanda.

Con el mismo criterio señalado anteriormente, los medios públicos deberían estar conducidos por un organismo pluralista y representativo que determine su línea editorial, los contenidos, la programación y las estrategias comunicacionales que la sociedad requiera.

No desarrollar a fondo este debate dejará librada a la ciudadanía a que el mensaje mediático siga determinado por intereses subalternos y no por el progreso social. Que se condicionen los temas prioritarios o que se los subordine al machaque informativo sensacionalista de todos los medios, que reproducen hasta el hartazgo los dichos de Maradona, los exabruptos de De Nárvaez o Reutemann, el conventillo de las chicas de Tinelli, los candidatos que besan niños o hacen de bailarines o artistas para ganar simpatías, el tratamiento superficial de la inseguridad o las proclamas represivas y racistas de cualquier irresponsable.

Es evidente que los grandes problemas argentinos no pasan por esos andariveles y lo único que podemos lograr por ese camino es que siga el baile ambientado en la cubierta del Titanic, hundirnos cada día más en la ciénaga de la crisis sin salida. Mientras estamos distraídos en esos fuegos de artificio, sigue actuando la maquinaria de la corrupción, el clientelismo político, los sin techo continúan exhibiendo sus miserias, miles de nuestros niños amenazados por una infancia sin futuro y las familias trabajadoras asoladas por un mundo sin perspectivas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Suelas calientes

Sergio Job

Hay una lava lenta que avanza debajo de nuestros pies, debajo de las suelas descalzas de los pobres del mundo, y por eso se echan a andar. Los ricos, siempre más previsores, empiezan a prepararse para enfrentar el estallido, los estallidos. El neoliberalismo en crisis y sin consenso, se torna cada vez más violento para sostener su hegemonía. Hegemonía: consenso mas fuerza, si no hay consenso, hay fuerza.

Entonces llevan adelante un golpe de Estado en Honduras, para medir cómo está la cosa, para corregir el tablero, para amenazar al resto. Sin embargo, a pesar de la tibia (casi mezquina) dirección zelayista, que ante la violencia terrible de los golpistas, sigue insistiendo en el camino “pacífico” que deben sostener las protestas, el pueblo generoso sigue derramando su sangre “pacíficamente”. Sigue resistiendo después de más de cien días. Firme, en las calles. Las paredes hondureñas dan muestra del sentir popular.

Pero Honduras es sólo parte de un tablero global. Honduras sólo es parte. Basta mirar la situación mejicana, donde durante el gobierno de Calderón, la pobreza extrema creció de 14 millones a 20 millones de personas. De seres humanos. Y donde casi 3 millones perdieron el empleo desde el 2006. Tres millones de seres humanos. Pero el entramado es complejo, las fichas se mueven a un lado pero también a otro. Así, cruzando el océano, en Sudáfrica el Congreso Nacional Africano (ANC) dirigido por Jacob Zuma, arrasó en las últimas elecciones prometiendo un importante giro a izquierda. Veremos si cumple, veremos si puede resistir el empuje que viene desde abajo. El tablero es complejo, las fuerzas a izquierda y derecha, abajo y arriba, se enlazan de manera extraña en lo interno de cada nación, y también a nivel internacional, y todo enrarece el aire, enrarece ese calor que sube desde debajo de la tierra.

Acá, en lo interno, hacer una lectura es complejo. Una cuestión instintiva, casi de supervivencia, hace que uno apoye las iniciativas impulsadas por el gobierno nacional. Si ellos (los militares, la iglesia, la oligarquía, los ricos) atacan las iniciativas del gobierno, uno tiende a defenderlas. Así, por ejemplo, con la ley de medios. Sin embargo, si uno bucea un cachito más detenidamente y mira “el otro bando” se encuentra con un rejunte de impresentables, de mafiosos, de neoliberales con discursos disimulados, y sobre todo, se encuentra con una estructura económica que sigue saqueando nuestros recursos naturales, que sigue sangrando por el imperialismo que nos exprime hasta límites insospechados, y además, sigue el hambre. Sobre todo eso, sigue el hambre. Y lo peor, es que no se visualiza ninguna (eso significa ni una sola) medida que se oriente a solucionar ese problema, que es el primer gran problema en este país. Si no solucionamos el hambre no hay más que podamos hablar, en este país se muere gente de hambre. Producimos alimentos para 300 millones de personas, pero hay gente con hambre. Seres humanos. Y no son números, yo los conozco, son caras, son nombres, son vidas. Y para peor, hay abuso policial, hay desempleo, hay discriminación, hay deserción escolar, hay contaminación, hay ladrones que gobiernan, y un largo etcétera. Entonces uno, se aleja espantado de la derecha más derecha, y cuando mira hacia ese lado a donde se corrió instintivamente, bueno, como que le da cosita y también hace un paso al costado y se aleja. Sobre todo porque hay hambre, y mientras haya hambre no hay nada más que hablar. Porque el problema no es sólo que tantos unos como otros son de derecha (algunos más derechos que otros, pero al fin y al cabo, derecha), sino que el problema principal es que tantos unos como otros son de arriba, son ricos. Y uno es de izquierda, pero sobre todo está abajo. Nosotros, abajo y a la izquierda. Ellos, arriba.

Y desde acá el mundo se ve distinto, desde abajo, la lava caliente que crece desde la tierra se siente más, calienta más. Entonces ellos intentas subir el cospel en Córdoba, y acá abajo el malestar crece, y la organización también. Ellos no generan laburo, y entonces empiezan los cortes, las protestas y las tomas de municipios como en Mar del Plata. Ellos persiguen, despiden y reprimen, y suceden luchas firmes como la de Kraft. Suceden escarches como a la embajadora norteamericana, como en Mendoza. El enemigo empieza a quedar claro. El enemigo es el imperialismo. El gobierno defiende a la embajadora norteamericana. Los escrachadores son “intolerantes”, dice la presidenta. Siguen sucediéndose abusos policiales por doquier, y la paciencia ya llega a sus límites, y empiezan las respuestas y la organización desde abajo. Y la lava está ahí, carcomiendo la roca, haciendo líquido lo sólido, dejando sin cimientos a la soberbia de los poderosos.

Una lectura posible de lo que sucede, es simplemente eso, una lectura posible. No hay caminos seguros, ni adivinaciones, ni recetas. Sin embargo, mientras los de arriba sigan teniendo acuerdo en lo básico, que es defender a la embajadora yanqui, que es sostener un sistema donde los pobres sigan estando abajo, tan abajo, mientras todo esto suceda, la lava va a seguir ahí, carcomiendo, latiendo, avanzando y quemando (como hace la policía con nuestros pibes). Faltan opciones desde los de abajo, opciones reales, masivas, populares, de izquierdas. Sin embargo, la lava sigue avanzando. Quizás si los que no entendemos el hambre como única salida, quizás si los que vemos el mundo desde abajo y a la izquierda comenzamos a encontrarnos, quizás, quién sabe. El mundo está viviendo tiempos raros, tiempos de alineamientos, de preparación, de opciones, quien crea que puede continuar dos, tres, cinco, diez años, viviendo sin tomar partido, es demasiado ingenuo, y sepa que ya lo está haciendo por mantener el statuo quo. Esa lava no se enfría si no desaparecen las causas que la generan, sino se apaga el volcán que genera hambre y desprecio, si el sistema no cambia. Esa lava se acumula, esa lava finalmente un día estalla. Una lectura posible, es simplemente eso, pero el hambre está ahí, y eso no es una lectura, es una herida que no cierra.

Foto: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Vidas paralelas

Susana Merino (ECUPRES)

Si bien lo que voy a describir no tiene de Plutarco más que el nombre de su obra más importante, me resultó tentador recurrir a este título pese a que no voy a referirme a personajes históricos sino a dos países, aparentemente para nada vinculados entre sí, pero cuyos destinos se hallan peligrosamente relacionados.

Honduras y Argentina, Argentina y Honduras, pareciera que nada tienen en común, ni por extensión, ni por población, ni siquiera por proximidad física o geográfica y sin embargo…hay algo que las condena de igual modo a ser presas de la codicia internacional y casi más específicamente canadiense. Ambas atesoran en sus entrañas una amplia diversidad de minerales: oro, plata, plomo, antimonio, hierro, mercurio, magnetita, molibdenita y una cantidad de minerales no metalíferos calizas, mármoles, yeso, bentonita, caolín de interminable enumeración.

El proceso de apropiación de dichas riquezas minerales lo vienen llevando en ambos países, curiosamente a cabo, los mismos capitales, con las mismas características de explotación a cielo abierto, dentro de marcos normativos laxos que toleran altos niveles de contaminación y deterioro ambiental y rentabilidades que exceden en mucho los rindes económicos considerados normales, aun en nuestro tiempo, en otros países

Goldcorp y Yamana Gold son precisamente las dos empresas canadienses que operan tanto en Honduras, en las minas San Andrés y San Martín, como en la Argentina, en la Alumbrera (Catamarca) explotación esta última en la que participan con el 50% del capital accionario.

Pero las similitudes no se dan solamente por la circunstancia de que en ambos países se hayan producido inversiones coincidentes en el sector minero sino que, en ambos casos, se dan precisamente por las mismas razones: las generosas políticas y las escasas regulaciones legales las convierten en verdaderos paraísos de la explotación y de la apropiación de las riquezas mineras de Meso y Suramérica en detrimento de los patrimonios de los países involucrados.

Y aunque son varios los botones que podrían servir de muestra vale la pena mencionar aquellos en que aparecen las mayores coincidencias. Tanto en Honduras como en la Argentina las leyes mineras aprobadas en el último quinquenio contemplan retenciones de tan solo el 1% sobre las exportaciones en el caso de Honduras y en el caso argentino establecen que las regalías no superarán al 3% del valor del producto en boca de mina.

En Honduras las empresas concesionarias pueden actuar como si fueran dueñas del territorio concesionado, de las reservas in situ, contradiciendo a la Constitución del país, están exentas de derechos aduaneros de importación, tienen asegurada la estabilidad tributaria desde el momento de la concesión, la libre comercialización interna y externa de su producción y escasos controles a través de una oficina cuyas limitaciones presupuestarias y de personal convierten en imposible todo tipo de inspección técnica, ambiental y fiscal de las actividades desarrolladas por las concesionarias. De modo que a pesar de haberse producido severos y reiterados derrames de efluentes con cianuro en el curso de un río, las descargas solo pudieron ser interrumpidas por el decidido accionar de la población y de algunos técnicos independientes.

En la Argentina la Ley 24.196/93 de Inversiones Mineras prevé igualmente amplios incentivos tributarios, estabilidad fiscal por 30 años, deducción del 100% de los gastos que generen la prospección, la exploración y otros estudios de factibilidad técnico-económica, facilidades de amortización del impuesto a las ganancias, de gravámenes de importación sobre bienes de capital, equipos, etc., a lo que se agregan la falta de controles sobre la extracción de otros minerales que los declarados que son por lo tanto, los únicos sobre los que se establecen las magras regalías, falta de controles agravada por la descentralización de las concesiones de exploración y explotación derivadas a las provincias por el Acuerdo Federal Minero.

Ese conjunto de factores tendientes a favorecer la actividad minera ha derivado en el establecimiento de alrededor de 300 emprendimientos que poco y nada dejan al erario público y que contrariamente están generando situaciones ambientales gravemente irreversibles no solo para los ecosistemas en que se insertan sino también y con mayor y comprobada incidencia en la salud (canceres, leucemias, enfermedades respiratorias) de las poblaciones que el uso extensivo e incontrolado de contaminantes está provocando.

En Honduras el gobierno depuesto por el golpe de estado venía introduciendo algunos cambios tendientes a favorecer económicamente al país, recuperando la intervención del estado en los mecanismos de concesión y explotación minera, suspendiendo su otorgamiento en razón de las falencias legales existentes, estableciendo la necesidad de formular una nueva ley que minimizara los efectos negativos de la que estaba en vigor, eliminando la exoneración del pago de impuestos y otras correcciones, debates en los que participaron la sociedad civil y las organizaciones políticas y ambientalistas de modo que las presiones empresarias no se hicieron esperar. Hasta que en mayo de 2009 el Presidente Zelaya elevó al Congreso una nueva Ley reglamentaria de la actividad minera que terminaba con prebendas y privilegios y acotaba considerablemente el accionar y la rentabilidad empresarios.

El resto de la historia es conocido y su desenlace todavía imprevisible. A partir de que las fuerzas armadas hondureñas tomaron el gobierno y cerraron el Congreso se abrieron nuevamente las puertas a la desmesura y a la codicia minera mientras que en la Argentina los socios de la Goldcorp y de la Yamana Gold prefirieron poner las barbas en remojo y hacer buena letra para evitarse mayores complicaciones cumpliendo por primera vez desde 1958 con la transferencia de fondos destinados a universidades nacionales establecida en la ley de creación del YMAD (Yacimientos mineros Agua de Dionisio) al que pertenecen los derechos de explotación de la minera La Alumbrera.

Con verdadero sentido del pundonor y de coherencia con elementales principios de dignidad algunas casas de estudios rechazaron el “obsequio”

Dos vidas paralelas y por el momento con finales abiertos.

Nota: Los datos consignados proceden del detallado trabajo titulado “Misterios Mineros en la Región. Transformaciones estructurales e influencia política del capital extranjero en Honduras y la Argentina” elaborado por los sociólogos Federico Basualdo y Pablo Manzanelli y publicado por el IADE (Instituto Argentino de Desarrollo Económico).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Represión y censura en las cárceles

Oscar Castelnovo (AGENCIA RODOLFO WALSH - INDYMEDIA)

Concluyó la campaña de adhesiones “Ni represalia, ni censura” que reunió a una gran diversidad de luchadores de distintos rincones de la Argentina. También de Paraguay, Uruguay, Francia y Australia. Luego de un intercambio con diversos compañeros y organizaciones iniciaremos un nuevo tramo de la lucha, con modalidades a definir y el mismo contenido: No a la muerte, la tortura y el silenciamiento de los crímenes en las cárceles. Más abajo, luego de la nota a modo de balance, todos los nombres, todas las organizaciones, todos los abrazos.

Un carpintero y un Premio Nóbel de la Paz. Un ama de casa y un ingeniero. Un militante preso por luchar y muchos periodistas. Un sacerdote, una monja y un colectivo de lesbianas. Una bibliotecaria patagónica y un ferroviario salteño. Un auxiliar de maestranza y una diputada nacional. Una Madre de la Plaza, desde Francia, y otras desde Buenos Aires. Una repostera y un psiquiatra. Varios docentes y escritores. Ex detenidos desaparecidos junto a actores, jubilados, estudiantes y empleados. Una artesana de San Marcos Sierras y un juez federal de Necochea. Un médico, un delegado de los conductores navales y varias coordinadoras antirrepresivas.

Son algunos de los cientos de luchadores que se sumaron desde París, Montevideo, Asunción, Australia y de numerosos rincones de nuestro país donde el fuego aún permanece encendido. Todos compañeros y compañeras que hicieron público su apoyo a la lucha contra la barbarie represiva en las cárceles y el silenciamiento que quieren imponernos. No es poca cosa. Estamos en la Argentina y, se sabe, la militancia conlleva un determinado riesgo país. Porque Julio López no aparece. Tampoco Luciano Arruga, Iván Torres ni Luciano González. Y nada se sabe de las 600 chicas secuestradas para la esclavitud y la prostitución.

Con las adhesiones, que se detallan más abajo, y la entrega de las mismas a un ignoto empleado del Ministerio de Justicia, -el titular de la cartera, Julio Alac, se hallaba de viaje, según dijeron-, concluyó la campaña “Ni represalia, ni censura”. También se realizó un acto callejero en la city porteña junto a compas del Futradeyo y de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (ver despacho viernes 30). De este modo, la campaña fue un tramo significativo de la lucha, una buena base de lanzamiento sobre la cual doblaremos la apuesta de unidad contra la ferocidad de los grises impunes.

Jaque perpetuo al dueño de lo candados

Como se sabe, hace tres meses que el titular del Servicio Penitenciario, Alejandro Marambio Avaría prohibió la entrada a las cárceles a quien escribe estas líneas. Y aunque nunca explicó los motivos, está claro que tanto la denuncia de los crímenes, torturas y robos a presos y cautivas, como la publicidad de las humillaciones que sufren sus familiares, perpetradas por los hombres bajo su mando son la esencia de la represalia.

Maranbio Avaría no modificó su decisión arbitraria, ni nosotros cambiaremos nuestra convicción acerca de que un ser humano encarcelado no deber ser asesinado, ni, por caso, arrojado a un “buzón”, con fracturas expuestas sin ninguna atención médica, en un piso inundado de orín y materia fecal. No puede introducírsele palos en el ano, ni someterlo al “pata-pata”, el “puente chino” o la “pirámide”. No debiera ser picaneado, como sucede en las prisiones bonaerenses. Una anciana o una joven que van de visita a una cárcel no debieran ser sometidas a exhibir sus zonas más íntimas, ni a las plantones interminables junto al meticuloso verdugueo, destinados a pulverizar el vínculo con sus familiares tras las rejas.

Nunca nos cansaremos de afirmar que la cárcel no resocializa ni reeduca. Los muros y las rejas solo destruyen la entidad humana de los pobres allí depositados, salvo mínimas excepciones. Forman parte de una política de amontonamiento, neutralización y exterminio de los que no “encajan” en el ordenamiento social. También son ámbitos de fabulosos negocios de quienes transforman la sangre de los hijos del pueblo en celebradas lucas gringas, confiadas a la banca Suiza.

Por nuestra parte, no tenemos la fecha exacta del regreso a las necesarias visitas que realizábamos a través de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. Tampoco sabemos cuándo compartiremos un nuevo e intenso Taller de Periodismo y Expresión junto a las chicas de Ezeiza. De lo que sí estamos al tanto, es que nunca nos someteremos al silencio que pretenden los asesinos y torturadores de hombres y mujeres encerrados e indefensos. Nosotros, hace mucho tiempo, elegimos la militancia en defensa de los compañeros más castigados por el sistema y tenemos vocación por la libertad. En cambio, Alejandro Marambio Avaría optó por ser titular del Servicio Penitenciario Federal, con los datos tremendos que dan cuenta de su gestión. Eso nos hace distintos y, claro está, nos ubica en sitios antagónicos.

Y aunque eventualmente tenga la sartén por el mango, el cabecilla de los grises ignora que su jugada fue infortunada. Ya que ahora son muchos más los que le darán jaque perpetuo. No han de callar ni uno solo de los crímenes consumados en las cárceles donde Alejandro Marambio Avaría, como buen dueño de los candados, ejerce el más triste de los oficios terrestres.

Foto: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Puja redistributiva. Conflictividad laboral y negociación colectiva

ACTA

Los informes que se presentan a continuación sistematizan los alcances de la conflictividad laboral y la negociación colectiva a lo largo del primer y segundo trimestre de 2009, en el marco del seguimiento de estas dimensiones que el Observatorio del Derecho Social de la CTA de la Argentina realiza desde el año 2005.

En el primer semestre de 2009 se registraron 239 conflictos laborales (112 en el primer trimestre y 127 en el segundo), cifra que es similar a la registrada en igual período del año anterior.

De ellos, el 77% corresponden a la actividad privada y el 23% al ámbito público, lo que implica un crecimiento relativo interanual de los conflictos en la actividad privada (72% y 28% respectivamente en el primer semestre del 2008).

En el sector privado la amplia mayoría de los conflictos se desarrollaron a nivel de empresa, que explican el 86% de los conflictos registrados en el primer trimestre y el 73% en el segundo. Por contraposición, los conflictos a nivel de rama, actividad o región explican el 14% y el 27% respectivamente, crecimiento que se explica por las acciones desarrolladas con motivo de las negociaciones salariales que tuvieron lugar a partir del segundo trimestre.

La mayoría de los conflictos sigue siendo protagonizada por los sindicatos locales o seccionales, que explican aproximadamente el 65% de los registros. Por su parte, las federaciones, uniones o sindicatos nacionales dan cuenta del 21% de los conflictos, mientras que el 14% de los conflictos son protagonizados por trabajadores sin representación sindical o en conflictos con las mismas.

La región que registra la mayor cantidad de conflictos continúa siendo la Capital Federal y Buenos Aires (37% en el primer trimestre y 31% en el segundo). Sin embargo, se destaca un fuerte crecimiento de los conflictos que tuvieron lugar en la región patagónica (21% y 18% respectivamente) y en las provincias del litoral (12% y 19%), ligados al sector petrolero en el primer caso, y a la industria manufacturera en el segundo.

En el primer trimestre de 2009 las actividades donde se registraron mayor cantidad de conflictos fueron la industria manufacturera (32%), la educación (16%) y petróleo, minas y canteras (11%). Por su parte, en el segundo trimestre la distribución sectorial se dio de la siguiente manera: industria manufacturera (34%), transporte, almacenamiento y comunicaciones (13%) y petróleo, minas y canteras (10%).

En cuanto a las causas presentes en los conflictos, en más de la mitad de los casos se encuentran demandas por aumentos o reclamos de deudas salariales (56% en el primer trimestre y 51% en el segundo). Con relación al primer semestre del 2008 se destaca un fuerte incremento de los reclamos por situaciones de crisis o imposición de cláusulas de flexibilidad (43% de los casos registrados en el primer trimestre y 34% en el segundo, frente al 30% y 16% de los primeros trimestres del año anterior).

Durante el primer semestre del año el Ministerio de Trabajo homologó 693 negociaciones colectivas (324 en el primer trimestre y 369 en el segundo), correspondiendo en un 94% a acuerdos y en un 6% a convenios colectivos. La mayoría de las negociaciones se desarrollan a nivel de empresa (72% en el primer trimestre y 65% en el segundo), con un incremento relativo con relación a idéntico período del año anterior (59% y 51% respectivamente).

Las federaciones y los sindicatos nacionales o uniones protagonizaron el 74% de las negociaciones, y en el 53% de los casos lo hicieron sin participación de estructuras inferiores (sindicatos de base o seccionales). Las actividades más activas en materia negocial han sido la industria manufacturera (33%), el transporte, almacenamiento y comunicaciones (22%), y electricidad, agua y gas (12%).

La mayoría de las negociaciones por empresa siguen sin contar con la participación de los delegados de personal tal como lo establece la ley 25.877 (51% en el primer trimestre y 58% en el segundo). En cuanto al contenido salarial de las negociaciones, en más de la mitad de las homologaciones se incluyó alguna mejora salarial permanente, ya sea por actualización de escalas, otorgamiento de adicionales remuneratorios o por vía de sumas no remunerativas (48% en el primer trimestre y 56% en el segundo).

El promedio de los salarios básicos inferiores fue de $ 1.755 en el primer trimestre y de $ 1.863 en el segundo, lo que representa un aumento del 27% y 21% respectivamente con relación a las escalas homologadas en el mismo período del año anterior. Por su parte, el promedio de los básicos superiores alcanzó a $ 3.170 en el primer trimestre y a $ 3.102 en el segundo, lo que representa un 28% y 24% de aumento interanual respectivamente.

En cuanto a los contenidos no salariales, las principales cláusulas negociadas son de aportes y contribuciones a la organización sindical, presentes en el 11% de las negociaciones homologadas en el primer trimestre y en el 15% de las homologadas en el segundo, mientras que el ordenamiento de las relaciones laborales se regula en el 10% y 9% de las negociaciones del primero y segundo trimestre respectivamente.

Finalmente, durante este período se registraron numerosas negociaciones que establecen condiciones particulares en función de situaciones de crisis, tanto dentro o fuera de procedimientos preventivos de crisis. Entre las cláusulas pactadas en dichos acuerdos se encuentran despidos colectivos, con una indemnización reducida, suspensiones con pago parcial de los haberes y adelantos de vacaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Elevan a juicio la megacausa de Arsenales y Bussi será juzgado como autor material de un homicidio

PRIMERA FUENTE

El juez federal subrogante Nº 1, Daniel Bejas, elevó el viernes a juicio oral y público la megacausa ex Arsenales Miguel de Azcuénaga. Se trata del centro clandestino de mayor exterminio que hubo en la región durante la última dictadura. Bussi será juzgado por primera vez como autor material de dos homicidios, contra Luis Falú y Ana María Corral. También irán al banquillo Menéndez, Zimmermann, Cattáneo y “El Tuerto” Albornoz. Ahora, el expediente quedará en manos del Tribunal Oral en lo Criminal Federal, que tramitará el tercer juicio por delitos de lesa humanidad.

En un paso esperado por familiares de desaparecidos y organismos de derechos humanos, el juez federal subrogante Nº 1, Daniel Bejas, firmó el viernes la elevación a juicio oral y público de la megacausa ex Arsenales Miguel de Azcuénaga. Se trata del expediente de mayor envergadura que investigó hasta el momento la Justicia Federal debido a que Arsenales representa el centro de mayor exterminio que hubo en la región del NOA durante el último gobierno de facto y a que por primera vez el represor Antonio Domingo Bussi será juzgado como autor directo de un homicidio calificado. En esta oportunidad, contra Luis Falú y Ana María Corral, quienes forman parte de una lista de 70 víctimas de los delitos de lesa humanidad que se cometieron en ese centro clandestino.

“Durante el terrorismo de Estado vigente en nuestro país durante 1975/1983, las fuerzas armadas y de seguridad intentaron destruir total o parcialmente a una parte sustancial del grupo nacional argentino. Las formas utilizadas fueron los secuestros, el interrogatorio bajo tormentos, la clandestinidad y la eliminación de las víctimas. Tal metodología…. se encontraría acreditada respecto a los detenidos en el centro clandestino de detención que funcionó en el Arsenal Miguel de Azcuénaga”, fundamentó el magistrado, en el fallo al que tuvo acceso primerafuente.

En esta megacausa, encabezada por el caso del poeta desaparecido Julio César Campopiano, también están procesados Luciano Benjamín Menéndez (ex jefe del III Cuerpo del Ejército), Alberto Cattáneo (ex jefe del Destacamento 142 de Inteligencia y coordinador de la denominada Comunidad de Servicios de Inteligencia) y Mario Alberto Zimmermann (ex jefe de la Policía entre abril de 1976 y junio de 1977). Todos, incluido Bussi, están procesados por los delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad con apremios y torturas, todos considerados crímenes de lesa humanidad en el marco del delito internacional de genocidio. En cuanto al ex policía Roberto “Tuerto” Albornoz, solo está procesado por el caso de la víctima Ramón Bianchi.

Según los testimonios que se registraron en la Justicia Federal, Falú fue asesinado con un arma de fuego usada por Bussi en el ex Arsenal. El hermano del ex diputado nacional y ex ministro de la gestión de Ramón Ortega, Ricardo Falú, era estudiante del profesorado de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT y desapareció el 14 de setiembre de 1976; cuando fue secuestrado y llevado a ese predio militar. La misma suerte corrió la mujer.

Ahora, el expediente será enviado al Tribunal Oral en lo Criminal Federal, donde se tramitará el tercer juicio que se realizará contra los represores en Tucumán. El segundo, referido a la megacausa de la ex Jefatura de Policía, se iniciará recién el 16 de febrero de 2010, y el primero se realizó en agosto de 2008, cuando Bussi y Menéndez fueron condenados a prisión perpetua por la desaparición del ex senador provincial Guillermo Vargas Aignasse.

Foto: Argentina, Tucumán - El juez federal Daniel Bejas firmó el viernes la elevación a juicio que llevará otra vez a Bussi y a Menéndez al banquillo de los acusados. / Autor: PRIMERA FUENTE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: La discusión entre los autoconvocados y el PE pasó a un cuarto intermedio hasta el martes

PRIMERA FUENTE

Luego de dos horas intensas, los autoconvocados y los ministros de Gobierno, de Salud, y de Economía de la provincia, Edmundo Jiménez, Pablo Yedlin y Jorge Jiménez, analizaron las diferentes situaciones salariales y laborales que mantienen el conflicto. Sin embargo, decidieron comprometerse para el martes, a las 17, y seguir discutiendo. Ese mismo día, a las 13, los delegados trasmitirán al resto de los autoconvocados dos propuestas y su aplicación para decidir si suspende o no las medidas de fuerzas. El gobierno se compromete en devolver los descuentos por quites de colaboración o mal ejecución.

Finalmente y luego de dos horas de intensas discusiones entre los delegados de los autoconvocados de la salud pública en el Arzobispado, con los ministros de Economía, Jorge Jiménez, el de Salud, Pablo Yedlin y el de Gobierno y Justicia, Edmundo Jiménez, los sectores acordaron pasar a un cuarto intermedio para mañana, a las 17. En esta oportunidad la propuesta oficial no difirió demasiado al anterior ofrecimiento, pero con la decisión de devolver inmediatamente los descuentos conceptuados “descuentos por colaboración”. Como en otras oportunidades, monseñor Luis Villalba hizo de mediador entre las partes.

A la salida de este encuentro, Yadlin se limitó en señalar que la reunión fue positiva y que existe la voluntad del gobierno en avanzar en las discusiones para culminar con el conflicto de la salud. “Se va a reconsiderar los días de descuentos por quites de colaboración y esto abrirá a la posibilidad de una tregua sin manifestaciones en los hospitales. Y a partir de esa tregua seguiremos con la discusión salarial”, dijo.

La propuesta apunta a iniciar esta nueva etapa de negociación con 20 pesos de aumento en la base de cálculos, a extender la responsabilidad profesional para todos los trabajadores sin importar la carrera y categoría y estudiar la incorporación de 1.500 trabajadores a la planta permanente.

Esta reconsideración primera será analizada por las bases de los autoconvocados el martes en el Centro de Salud, a las 13. Allí los delegados trasmitirán la propuesta oficial y se decidirá si se da el paso de suspender las medidas de fuerzas para continuar con la discusión salarial.

Adriana Bueno delegada del Hospital Regional de Concepción y vocera de los autoconvocados sostuvo que seguramente se evaluará con el resto de los autoconvocados antes de dar a conocer lo que ofreció puntualmente el gobierno. “Seguramente ofreceremos otras sugerencias al gobierno y una vez que la beses acepten o no se dirá si se levantan las medidas de fuerza”, manifestó la dirigente que no quiso adelantar demasiado a la prensa sobre las propuestas.

Mientras tanto las medidas de fuerzas continuarán como estaban programadas, con quites de colaboración en los lugares de trabajo, asistiendo en las guardias y emergencias médicas. Para el miércoles a las 20, esta programado una nueva marcha de antorchas en la Plaza Independencia.

Foto: Argentina, Tucumán - Los autoconvocados aún confían en que el PE mejorará la oferta salarial. / Autor: PRIMERA FUENTE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...