viernes, 6 de noviembre de 2009

Proyecto Censurado: El hiperrealismo de un fracasado sistema de medios corporativos

Andrew Hobbs - Peter Phillips

Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Texto correspondiente al capítulo 9 del libro Censored 2010.

El hiper realismo es la incapacidad de distinguir entre lo real y lo que no lo es. Los medios corporativos –particularmente la cadena de Noticias Fox-- ofrecen noticias que crean una hiper realidad frente a problemas y cuestiones del mundo real. Inducen a un estado de delirio, conmoción e ignorancia en los consumidores de noticias de televisión, en particular sobre quienes poseen un entendimiento primario enmarcado por la frecuente influencia de un solo medio.

Durante varias décadas, el sistema de medios corporativos actuó como un “cuarto poder” cohesionado y protector, entregando versiones amañadas sobre la guerra de Iraq, la tortura y el verdadero grado de devastación del huracán Katrina. Las noticias corporativas contemporáneas se analizan mejor en el contexto postmoderno del hiperrealismo. Las noticias de las redes de EEUU se basan en la presentación de historias efectivas parcializadas, enmarcadas en argumentos socio-emocionales que yuxtaponen “mal” con patriotismo y fervor cristiano. Hay ejemplos múltiples de esto, pero examinaremos sólo dos casos.

El prejuicio conduce a un hiperrealismo inherente que resulta desenfrenado en los medios modernos, donde los consumidores sólo necesitan girar la TV para tenerlo de vuelta. Aquí serán examinadas dos notorias y controversiales figuras modernas para explicar qué significamos por hiperrealismo ignorante. El seguimiento informativo al presidente venezolano Hugo Chávez y el personaje radial de derecha Rush Limbaugh son ejemplos únicos, sobre todo debido a la percepción de sus opiniones opuestas y sus semejanzas no aparentes. Pero que ambos sean similares en ese aspecto debería tener poca importancia práctica para la política estadounidense, por lo menos nacionalmente, pues Limbaugh es actor y Chávez es el líder de otro país. Ambas personalidades también son mediáticas: Limbaugh proclama una audiencia de 20 millones a la semana (1), mientras Chávez recibe cada domingo la atención de millones de venezolanos a quienes les habla. Además, ambos están fuertemente ideologizados en el fortalecimiento de sus creencias, que para cada uno lucen diametralmente opuestas. Desafortunadamente, ambas personas tienen una importancia, irónicamente, prefabricada y parcializada, por lo menos recogida de la cantidad masiva de atención que les prestan sus adversarios de la gran prensa. Esto permite una oportunidad para el análisis: ¿cuál es la consecuencia pública de que tal atención sea positiva o negativa?

La maldad de Hugo Chávez

Sería absurdo ignorar el gran peso de la amenaza que plantea el paradigma ofrecido en Venezuela, puesto que un alcance más largos de la influencia de Chávez bien podría extenderse a países de economías mucho más ricas. Si la revolución popular en Venezuela incrementa sus adherentes en otras partes, será más difícil argumentar contra ese mismo modelo económico dentro de EEUU. Si un país con los recursos de Venezuela puede ofrecer al pueblo programas y servicios de cierta calidad, ¿por qué no puede hacerlo EEUU, dada su mayor capacidad de recursos, y repetir el éxito aquí? Puesto que el desarrollo de los avances sociales de Chávez en favor del pueblo de Venezuela son tan drásticamente contrarios a lo que confiesan los capitanes del capitalismo estadounidense, cualquier acción que adopte el líder venezolano será sistemáticamente vilipendiada por los medios corporativos de EEUU.

Noticias Fox es el epicentro de la demonización de Chávez. Fox News es uno de los conglomerados de medios más grandes de EEUU. La estación ofrece luminarias como Glenn Beck, que una vez llamó a Cindy Sheehan [activista pacifista] “mujerzuela de la tragedia” y en su programa propuso asesinar a Michael Moore [documentalista] (2). Los diferentes ataques de Fox a Chávez están uniformados sistemáticamente, al extremo de la redundancia. En un examen de las transcripciones de noticias de Fox respecto a Chávez, encontramos el uso continuo de expresiones descriptivas que son emocionalmente negativas, como que gusta del autoritarismo, y adjetivos como hombre fuerte, socialista, cruel, siniestro, radical, militante y dictador. Durante la última década, una gran mayoría del pueblo de Venezuela lo ha elegido democráticamente en varias ocasiones, sin embargo, la predisposición corporativo-mediática de EEUU en su contra es siempre la misma predecible oposición negativa plagada de difamaciones emocionales.

Después que Chávez utilizara la legislación radio eléctrica para negar la renovación de la licencia de RCTV, posiblemente porque sus directivos estuvieron pesadamente implicados en la conspiración para derrocarlo durante el golpe de 2002, Fox cubrió el incidente como si la motivación hubiera sido la censura, por ejemplo utilizando títulos como “Protestas en Venezuela se ponen feas” (3). Las primeras secciones de la cobertura del Fox estuvieron llenas de balas de goma y gas lacrimógeno. Cuando disminuyó el peso de la noticia, Fox continuó divulgando estimaciones insustanciales de manifestaciones de masas e incremento del autoritarismo. Ésta es la estructura esencial de la mayoría de cualquier noticia sobre Chávez encontrada en los medios corporativos de EEUU.

Por desgracia, la cobertura de Fox realmente nunca examina los orígenes de las protestas, menos ¿qué gente participa? ¿Son los mismos individuos que se opusieron tan violentamente a Chávez en algunos años anteriores? Una encuesta realizada en Venezuela después del cierre de RCTV indicaba realmente una amplia ambivalencia hacia la decisión gubernamental, con cerca del 70% de los encuestados contrarios al cierre de la estación. Sin embargo, la mayoría de la gente indicó que era porque transmitía sus telenovelas preferidas y otros programas cancelados (4).

Fox News y Glenn Beck se muestran firmes en relacionar la administración Obama con el socialismo. Chávez proporciona una suerte de espantapájaros muy conveniente para golpear con dureza al progresismo, socialismo y también al presidente Obama. En febrero de 2009, en un espacio de TV titulado “¿Ustedes votarían por Hugo Chávez?” (5), Beck afirmó que EEUU rodaba por “una autopista al socialismo” como resultado de las medidas de “nacionalización de nuestros bancos”. Entonces propuso que, con un mayor apoyo urgente a los bancos, EEUU de América podría estar listo para una presidencia de Chávez.

Noticias Fox ha hecho de Chávez un símbolo del mal. La ignorancia emocional resultante se utiliza para minar la presidencia de Obama. Fox ignora totalmente los hechos del enorme paquete de ayuda aprobado por la anterior administración Bush, como los financiamientos para Bear Stearns y AIG. Utiliza la difamación hiperreal para describir a Chávez, ligando estas sensaciones con Obama de una manera puramente emocional, sin usar la lógica ni los hechos.

Conducido por el presidente Hugo Chávez, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) obtuvo una mayoría de más de un millón y medio de votantes en las recientes elecciones del 23 de noviembre de 2008. Antes de la elección de Hugo Chávez como presidente en 1998, la educación universitaria estuvo dirigida sobre todo a los ricos de Venezuela. Hoy asisten a la universidad más de 1.800.000 estudiantes, tres veces más que hace diez años.

Para los dos tercios de más bajo ingreso del pueblo de Venezuela, Hugo Chávez significa atención de salud, trabajo, alimentación y seguridad en muchas vecindades donde hace diez años sólo existía pobreza absoluta. Con el desempleo por debajo del nivel de EEUU, la distribución de la riqueza en Venezuela ha tomado un significado real. A pesar de un aumento del 50% en los precios de la alimentación el año pasado, las tiendas Mercal del gobierno ofrecen precios subsidiados para el aceite de cocina, harina de maíz, carne y leche, con descuentos del 30 al 50%. Además, ahora hay 3.500 bancos comunales locales con 1.600 millones de dólares de presupuesto para financiar micro préstamos destinados a mejoras del hogar en los barrios, pequeñas empresas y emergencias personales.

En Venezuela, los grandes medios corporativos todavía pertenecen a las elites. Las mayores 5 redes de televisión y 9 de los 10 grandes diarios del país mantienen su esfuerzo por minar a Chávez y a la revolución socialista. A pesar de la tendencia sesgada de los medios corporativos y la continua ayuda financiera en apoyo a las organizaciones de oposición anti Chávez proporcionada por la USAID y el Fondo Nacional para la Democracia -NED, por su sigla en inglés- (que asciende a 20 millones de dólares anuales, pagados por los contribuyentes de EEUU), dos tercios de la población de Venezuela continúa apoyando al presidente Hugo Chávez y al Partido Socialista Unido de Venezuela.

Fox no tiene ningún límites en su obsesión con Chávez. Ha echado a correr historias álgidas sobre su divorcio y la lucha por la custodia de los hijos, así como su contribución vocal a un álbum de artistas “enganchados con la revolución bolivariana”. El saludo de Chávez a Barack Obama en la cumbre de la Organización de Estados Americanos y sus potenciales consecuencias diplomáticas, garantizaron en Fox comentarios de Karl Rove, John Bolton, ex embajadores de EEUU en la ONU y Beck (6).

También existe una fuente abundante de noticias negativas sobre Chávez revisando los cables de Associated Press (AP), cuyas historias repiten a menudo la aserción de Fox que Venezuela es un petro-feudo socialista. Chávez conserva su apoyo político, mientras cualquier líder democráticamente elegido múltiples veces tendría cierto grado de severo deterioro. Desafortunadamente, en EEUU sólo se cuenta la mitad de la historia. Una vez más el mejor ejemplo de información parcial es cómo se informa que Chávez no renovó la licencia de radio difusión de RCTV en 2006, ejerciendo la Ley sobre Responsabilidad Social de la Radio y la Televisión. La información sobre este asunto en EEUU es de naturaleza completamente miope (7). Si productores y ejecutivos de un medio de comunicación norteamericano conspiraran contra el gobierno de EEUU lo más probable es que hubieran recibido un trato mucho más estricto que el aplicado a RCTV, que [no fue clausurada, sino] se le permitió continuar operando durante el resto del lapso de su concesión.

Después de las reformas constitucionales de 2007, los medios de comunicación corporativos de EEUU comenzaron a alegar que Chávez había insertado un lenguaje en la Constitución que podría convertirlo en “presidente de por vida”. Una vez más, éste fue un caso en que la verdad fue distorsionada. Los cambios solamente incluían una reforma que habría permitido la posibilidad de un tercer período para Chávez. Otras naciones no tienen absolutamente ninguna restricción para los mandatos, como Alemania, Reino Unido y Australia, pero los medios de EEUU a ninguno de esos gobiernos le han puesto la etiqueta de “dictaduras”. Irónicamente, la reforma de 2007 fue derrotada, pero en febrero de 2009 se aprobó una nueva propuesta que sólo tuvo cambios semánticos.

Los medios corporativos de EEUU probablemente no plantean mucha dificultad a Chávez, cuya agenda ha estado ganando democráticamente las elecciones desde 1998. Por otra parte, lo que haga Chávez en Venezuela tiene muy poco impacto en las políticas y circunstancias de EEUU. Pero la demonización en desarrollo contra Chávez permite perpetuar un hiperrealismo emocional profundamente entronizado en el interior de la conciencia pública estadounidense. Un Chávez hiperreal está continuamente disponible para su comparación con otros problemas contemporáneos.

Los medios corporativos de EEUU ignoran a muchos dictadores del mundo de hoy. El rey Abdullah de Arabia Saudita, que ocupa el trono de una dictadura autocrática donde las mujeres no tienen esencialmente ningún derecho, posee un lugar perenne en la lista del desfile de los peores dictadores del mundo (8), al igual que Hu Jintao, el presidente de China. Las búsquedas de estos dos líderes en la base de datos del sitio web de Fox devuelven un total de 806 y 888 resultados, respectivamente. La misma búsqueda con Chávez -elegido democráticamente como líder de un país con apenas tres millones más de personas que Arabia Saudita, pero con una fracción mínima de la población de China- arroja 2.743 páginas. Arabia Saudita es presentada como aliada de EEUU, siendo el hogar de Osama Bin Laden y de 15 de los 19 sindicados como secuestradores del 11/9.

La gloria de Rush Limbaugh

Rush Limbaugh se encuentra en una posición de tanta influencia que nunca nadie podría creer, excepto él mismo. Como “amo” allegado a la prensa y a los legisladores de derecha que lo apologizan después de contradecir su ideología, Limbaugh ha cultivado un permanente renombre, cuya fuerza continua empuja las asignaciones de su agenda. Desde la elección de 2008 afiló sus ataques, según se vio en una entrevista con Sean Hannity [locutor de radio y TV conservador] el 4 de junio de 2009 (9).

Hannity trató a Limbaugh como una suerte de autoridad moral y constitucional, permitiéndole que se condujera de manera casi pastoral, predicando sermones dogmáticos sobre norteamericanismo. Limbaugh siguió sosteniendo que los esfuerzos de Barack Obama para restaurar la contusa economía equivalen al socialismo y al fascismo y bromeó: “Fidel Castro y él (Hugo Chávez), si no tenemos cuidado, capaz que terminen a la derecha de Obama”, refiriéndose (fuera de contexto) a la supuesta conversión de General Motors en “Government Motors” [“Motores del Gobierno”]. Un Limbaugh encendido dijo: “Ustedes pueden tomar nota de quién nacionalizará más, si Obama o Chávez… y probablemente estén cabeza a cabeza”.

Rush Limbaugh estuvo en medio de una tormenta de intercambios entre los liderazgos demócrata y republicano a comienzos de la primavera [boreal] de 2009. El jefe de personal de la Casa Blanca Rahm Emmanuel (10) proclamó que el anfitrión de radio es “la voz, la fuerza y la energía intelectual detrás del Partido Republicano”. El Presidente del Comité Nacional Republicano

Michael Steele dijo que no tuvo la intención de ofender a Rush Limbaugh cuando describió al popular anfitrión de radio conservador como “actor” cuya demostración podría ser “incendiaria”. “Mi intención no fue enojar a Rush, por quien tengo enorme respecto”, dijo Steele.

“Quizás fui un poco inarticulado. …. No hubo en mí ninguna tentativa de disminuir su voz o su liderazgo”.

El cantante melódico Pat Boone (11) le tributó una encendida pieza poética: “Rush Limbaugh es un patriota. Puro y simple, patriota. Lo veo en la compañía selecta de otros patriotas como Paul Revere, Thomas Paine y Ben Franklin. Agradecido, proclamó como Nathan Hale: “Lamento que solamente tenga una vida para dársela al país”.

El activista conservador Phyllis Schlafly (12) describe como Rush llegó a ser un ciudadano modelo: “Un secreto del éxito de Limbaugh es su tranquilidad, pues no se deja intimidar por los grupos de presión organizados que asustan tanto a muchos otros con el ruido de fondo de sus lugares comunes. Él toma en cuenta a todos: a las radicales feministas, los ecologistas raros, la muchedumbre de fronteras abiertas e incluso la desviación del conservadurismo del presidente George W. Bush”. Rush Limbaugh es un hombre de valores cristianos -aunque sigue vigente la pregunta ¿a qué congregación pertenece?- y cree que EEUU es una nación fundada sobre principios cristianos.

Nacido en 1951, en una familia prominente de Missouri, el joven Rush Limbaugh fue boy scout [muchacho explorador] pero nunca ganó una sola insignia de mérito. Quizás para aplacar a sus padres, pasó apenas dos semestres y un verano en la Universidad Southern Missouri State. Su madre le dijo a su biógrafo Paul Colford que “aprobó todo” (13), menos las clases de bailes modernos. Su carrera en los años 70 comenzó primitivamente en una radioemisora de música DJ, moviéndose de estación a estación antes de tomar el puesto de director de promoción de Kansas City Royals en 1979. Regresó a las ondas en 1984 y subió al estrellato cuando la administración Reagan abrogó la doctrina de la imparcialidad.

¿Cómo y cuándo se ganó su pretendida facilidad de despliegue y exhibición? En un comentario del 14 de mayo de 2008, en un programa de radio sobre la Gran Depresión, eligió la opción de difamar adversarios (14) como “espantapájaros”, su táctica favorita. Buscó en el Google algunos temas para descubrir como explicar a nivel popular la Gran Depresión y en su búsqueda encontró un papel académico titulado “Causas principales de la Gran Depresión”, publicado en 1996.

Rush desmontó sistemáticamente el documento como un profesor enojado, no tanto refutándolo como poniéndolo en ridículo y finalmente concluyó que debía comprobarse si hubo plagio de los trabajos de Karl Marx. Encendido, atacó al autor, un supuesto Paul Gusmorino, y afirmó que no pudo terminar su universidad porque [éste académico] hizo que “mi mente fuera contaminada y me lavó el cerebro un atado de profesores marxistas”. Desafortunadamente para Rush, ninguna pieza tenía como autor a Gusmorino, quien hoy se desempeña como gerente de programas de Microsoft y estaba apenas en décimo grado cuando el supuesto profesor marxista de economía política escribió tal pieza en 1996. Dentro de los medios corporativos, Rush Limbaugh es una caricatura de patriotismo y valores cristianos. Para el hiperreal sistema corporativo de medios no importa carecer de entendimiento efectivo de las circunstancias sociopolíticas. Y el hecho es ¿quién gana? cuando los dos partidos políticos principales discuten abiertamente en una parodia emocional basada en problemas específicos, pero creando un delirio emocional de profunda ignorancia.

Michael Savage se encontró prohibido en el Reino Unido (15) por alegatos de “fomento del extremismo u odio” tras su afirmación de que El Corán es “un libro del odio”. Pero en el sistema de medios corporativos de EEUU no existen tales desafíos para los locutores del odio como Limbaugh. Como sociedad, EEUU ha visto un incremento innegable del extremismo nacional desde el cambio de administración. Individuos asociados a grupos de derecha o que siguen causas tradicionalmente inclinadas a la derecha, tales como el uso de armas o contra el aborto, emergen en los modelos de delirios emocionales basados en el odio.

En la noche de la inauguración de Obama, el “autoproclamado supremacista blanco” Keith Lucas fue arrestado después de probarse un asesinato múltiple con violación, donde todas las víctimas eran negras, que dejó dos muertos y un tercera persona seriamente herida y violada. Lucas estuvo planeando terminar la diversión con una masacre durante la “noche de bingo” de una sinagoga local. Tres oficiales de policía de Pittsburgh pagaron con sus vidas por el miedo paranoico de Richard Poplawski, quien temía que la administración de Obama le quitaría sus armas.

Apenas diez días más tarde, el viejo partidario de la supremacía blanca de 88 años James von Brunn segó la vida de un guardia de seguridad e hirió a otros después de abrir fuego en el Museo del Holocausto de Washington. Estos afloramientos reflejan una tendencia que perturba y ya algunos cuestionan el papel que pueden jugar los medios (16). Quizás no sea justo culpar a los medios corporativos por el extremismo de derecha, pero indudablemente la expansión de la ignorancia absoluta es un factor que contribuye.

Sin un contexto de hechos comprensibles, Glenn Beck llegó a afirmar en las noticias nacionales de Fox Televisión que el tiroteo en el Museo del Holocausto fue apoyado de verdad por gente del 11 de septiembre. Beck proclamó (17) que los autores del 11/9 verdaderamente ven a James von Brunn como “héroe”. La afirmación de Beck carece totalmente de fundamento efectivo y representa un golpe emocional hiperreal a un grupo difamado preclasificado por los medios corporativos como teorizadores de la conspiración. Beck llevó su diatriba más lejos, equiparando a quienes reclaman la verdad del 11/9 con la supremacía blanca y Al-Qaeda, alegando que todos quieren “destruir al país” (para actualizar estos temas del 11/9 véase el capítulo 10).

Nuestra declinación cultural continuará largamente por efecto de la incitación existente. Los consumidores de noticias eventualmente decidirán por sí mismos cuáles de esos mensajes carecen de sentido. La continua disminución de la confianza en los medios corporativos de EEUU evidencia la revocación de su credibilidad. Esto resulta evidente cuando las noticias de los medios de entretenimiento siguen el mismo paradigma que cualquier medio, que por su naturaleza es altamente cíclico y repetitivo: pierde atractivo y el portador eventualmente falla.

Mientras tanto, muchos estadounidenses están profundamente embebidos en un estado de delirio emocional de suprema ignorancia. La reversión de esta tendencia forma parte vital de la arquitectura de la democratización de los medios. Nuestra crisis de hiperrealismo solamente puede ser aliviada por noticias vibrantes, independientes de los medios, basadas en hechos efectivos e investigación racional.

*) Andrew Hobbs es académico de filosofía en la Universidad Sonoma State (USS). En la investigación para este capítulo participaron los estudiantes de la USS Ian Marlowe y Kevin González.
**) Peter Phillips es profesor de sociología de la USS y director de la Fundación Libertad Mediática y del Proyecto Censurado.

Notas:
1. “Limbaugh’s Audience Size? It’s Largely Up in the Air,” Washington Post, March 7,
2009.
2. The Glenn Beck Program, August 15, 2005 and May 17, 2005, respectively.
3. See http://www.foxnews.com/story/0,2933,275912,00.html.
4. “Venezuela replaces opposition TV with state network,” Reuters, May 28, 2007.
5. See http://www.foxnews.com/story/0,2933,494065,00.html
6. Fox News Contributors, “By Greeting Hugo Chavez, Is President Obama slighting US
allies?” April 21, 2009.
7. “Coup Co-Conspirators as Free-Speech Martyrs,” FAIR, May 25, 2007.
8. See http://www.parade.com/dictators/2009/
9. Fox News, “Rush Limbaugh on Hannity,” June 4, 2009.
10. “Steele to Rush: I’m Sorry,” Politico, March 2, 2009.
11. See http://www.worldnetdaily.com/index.php?fa=PAGE.view&pageId=70559.
12. See http://www.wnd.com/index.php?fa=PAGE.view&pageId=71100.
13. Paul D. Colford, The Rush Limbaugh Story: Talent On Loan From God: An Unauthorized
Biography (New York: St. Martin’s Press, 1993).
14. See www.rushlimbaugh.com/home/daily/site_051408/content/01125111.guest.html
15. See http://www.cbc.ca/world/story/2009/05/05/britain-banned-list050.html
16. Errol Louis, “Connect the dots of hatred . . .” New York Daily News, June 14, 2009.
17. See http://www.youtube.com/watch?v=lUTATYaIZYI&feature=related

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Educación en Chile y lecciones del Ajuste Estructural (Parte II Final)

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Hagamos memoria. Para enfrentar el conflicto estudiantil que estremeció a Chile por un mes en 2006, se formó un consejo asesor presidencial para mejorar la calidad de la educación.

Constituido por 77 miembros intentando representar un espectro amplio, algunos de los nombrados, incluyendo el presidente del consejo, formaron parte del grupo de especialistas que fueron la “contraparte” del Banco Mundial para llevar adelante la reforma a la educación en Chile en la década de los años 90.

El Banco Mundial ha invertido considerablemente en mejorar la calidad de la educación chilena. A partir de 1992, aprueba un préstamo de U$S 170 millones a 15 años, para el programa de mejoramiento de la calidad de la educación (MECE) (Gobierno de Chile 1996). En 2006 aprobó otro crédito de U$S 60 millones para el mejoramiento de la educación terciaria, universidades e investigación científica. Hay que destacar que de esos 170 millones de dólares una parte menor se destinó a la educación secundaria. (Banco Mundial.2000).

En toda la resonancia generada por la crisis educacional chilena, la fuerte gravitación del Banco Mundial en el proceso de reforma de la educación ha estado ausente en el debate y continúa igual.

El Gobierno ha asumido la responsabilidad total del problema, y no se sabe si esta omisión es por diplomacia, o porque los compromisos con el Banco Mundial están vigentes en otras áreas como la educación universitaria por ejemplo.

La sustentación del argumento para formar ese “consejo asesor” presentaba tres posibilidades o variantes : a) que la calidad de la educación podía mejorar bajo las mismas estructuras que han fallado; b) que el estado intentaba bajarle la presión al conflicto; y c) que se crearía un clima de nuevas expectativas que sería imposible cumplirlas.

Curiosamente desde 2006 a 2010 prácticamente, las tres variantes que sustentaron la formación del consejo asesor se cumplieron. El estado pudo controlar la presión del movimiento; la calidad de la educación con estructuras que cambiaron no mejoró, y las expectativas no fueron cumplidas

Ha sido difícil trazar un punto intermedio y quizás el reclamo estudiantil de 2006 fue apenas la punta del iceberg de una crisis más profunda, especialmente del lugar donde el sistema educacional está inserto.

Ahora con el destape público de la deuda histórica de remuneraciones de 80.000 docentes desde la década de los años 80, confirma la gravedad del problema, no en la educación sino en las premisas con que se basa el Ajuste Estructural en el capítulo particular de la educación.

El estudio del Banco Mundial fue más que favorable al estado de la educación en Chile y cubre 1980 –1998. Si se toma al pie de la letra, significa que desde 1999 al momento de las protestas en 2006, el deterioro fue acelerado.

Desde la perspectiva de la evaluación positiva del Banco Mundial, un descalabro tan repentino y masivo en el sistema educacional chileno en 5 o más años 6 años, necesita de un tipo de instrumento evaluador que hasta el momento no ha surgido en el debate.

El consejo asesor instalado produjo un conjunto de informaciones que sin duda han sido útiles, y meritorias. Sin embargo no ha habido al menos en el conocimiento público una auditoria del programa de la reforma patrocinada por el Banco Mundial.

Se necesita saber “qué pasó”, entre esa evaluación y la posterior implementación de la reforma, y al parecer eso no se sabe en forma integrada y lo que se conoce son elucubraciones teóricas de lo que debería ser el sistema educacional chileno, y una dispersión de informes sobre temas verticales en la educación.

No hay un informe integrado por mucho que se insista que la sumatoria de diagnósticos que existe sobre la educación está formando un todo integrado.

Lo que está faltando es precisamente un nuevo estudio de 18 y más meses como el que dedicó la especialista del Banco a evaluar la aplicación de la reforma, pero ahora con el foco de evaluar la educación en el contexto mayor del Ajuste Estructural.

Con todo el éxito y ejemplo que Chile pueda ofrecer con su política de ahorro fiscal e inversiones para poder absorber la crisis económica 2007/2009, el principal tema es: Si el Ajuste Estructural todavía podrá sostenerse en Chile, sin el tipo de costo social y político como el generado por la deuda histórica de remuneraciones del personal docente.

Todo esto se llevó a cabo bajo los programas de reforma sectorial del Banco Mundial como parte del ajuste estructural. Es así que, cuando se habla sobre movilización estudiantil o de personal docente, o sobre transformaciones radicales al sistema educacional, se está directamente aludiendo a las bases y el significado del ajuste estructural que tiene como eje lo que no ha funcionado en Chile: la privatización de la educación.

Varios miembros nombrados de la comisión presidencial asesora fueron el puente para que el Banco implemente sus políticas sectoriales en función del ajuste económico mencionado. Independientemente del profesionalismo y dependiendo de las personalidades, siempre ha existido un grado de “promiscuidad” entre el funcionario local y el internacional.

Un programa funciona cuando existe esa “química entre contrapartes”. Es difícil trazar la línea divisoria. En un momento en que Chile debía estar cohesivo en sus políticas públicas, la onda privatizadora a mediados de los años 90 tuvo escasa resistencia y el Banco funcionó expeditamente. Es lo que he llamado: “Encandilarse con el pragmatismo neoconservador en las políticas públicas”.

Los funcionarios locales han sido para todos los efectos prácticos, “co-autores” con los funcionarios del Banco Mundial de los documentos de base con los cuales se montó gradualmente la reforma en el período en que se instala la jornada escolar completa, y la reforma como “un plan rodante” y su foco central inexpugnable: la privatización de la enseñanza.

Menos se explica entonces, que llegado a este deterioro límite demostrado por el movimiento estudiantil, y ahora con la deuda histórica de remuneraciones al personal docente, la magnitud del fenómeno no haya sido anticipada, ni por los especialistas del ministerio, ni por las misiones del Banco.

El estado chileno a estas alturas, con más de 20 años de implementación del ajuste estructural, tiene condiciones precarias para revertir la historia de que una educación descentralizada y encaminada al incremento de la privatización -en un porcentaje considerable- vuelva a ser financiada y organizada por el Estado.

En este sentido, los neoconservadores chilenos son más realistas.

Es cada vez más factible, que las demandas estudiantiles o del personal docente por mejor calidad y menos privatización no puedan torcer la historia: Es decir, derogar leyes que sostienen el status quo de la educación más bien como parte de un engranaje económico, que como una función social.

A partir de que el sistema de representatividad política que predomina en Chile no está para cambios estructurales, la continua privatización del sistema educacional chileno pareciera ser irreversible. Aún más por lo que se percibe en los que lideran el debate en los medios, debería llegar a formas totales de privatización y descentralización.

Es por eso que cuando los alcaldes se muestran solícitos en apoyar el reclamo docente por la deuda histórica de remuneraciones, no significa que se esté danto un pie atrás a la descentralización de la educación a través de la tutoría municipal.

Por el contrario, es un arma de doble filo. Cuando se habla de pagar esa deuda histórica que es mayor que el presupuesto en educación chileno para el año 2010, el pago debe estar concebido dentro de la restructuración del sector y de que vuelva a la administración del Estado. Sin embargo, en Chile predomina el neoconservadurismo en políticas públicas, y ésta última opción es eso: la última.

Chile ha sido el modelo exitoso a mostrar (para el Banco Mundial al menos) por su relativa estabilidad política y reducido deterioro social. Una posibilidad de evitar pronósticos sombríos respecto al futuro social y político en Chile es sacar adelante una evaluación integral del Ajuste Estructural.

Después de 25 años de su aplicación, considerando la actual crisis educacional reforzada por la deuda histórica de remuneraciones a docentes, y debido a la centralidad de la educación en el ajuste, obtener un dossier de lecciones aprendidas o un “nunca más con el tipo de ajuste”, se justifica plenamente.

Es probable que esta evaluación esté bien encaminada y que no sea de conocimiento público aún. Más de alguien la espera.

Ver también:

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El viejo Estado y el Poder Popular: La paradoja aún por resolver

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Desde la irrupción violenta del pueblo venezolano el 27 de febrero de 1989 en el escenario político se ha visto un proceso de maduración de condiciones que hacen posible la idea nada ilusoria del socialismo como alternativa de transformación de las distintas estructuras que han caracterizado a Venezuela como nación y sociedad, algo en lo cual aún los defensores del antiguo orden establecido no han podido desentrañar exitosamente, dada la visión sesgada de la realidad que padecen, buscando imitar torpemente el modelo de sociedad excluyente que prevalece en Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, este proceso de maduración ha tenido momentos en los que pareciera revertirse ante la ceguera estratégica de algunos dirigentes políticos y populares revolucionarios, quienes sucumbieron ante la vorágine electoral como única opción para lograr los cambios necesarios, pero que -al final- limitó profundamente la organización y la movilización popular, legitimándose el orden establecido. Aún así, esta cuestión comenzó a mudar de aires con el triunfo electoral de Hugo Chávez en 1998, obligando a muchos de los militantes de la izquierda tradicional a replantearse la estrategia, la visión y las tácticas para alcanzar finalmente la transición al socialismo.

Ahora mismo, esa irrupción violenta que sorprendió hace veinte años a propios y extraños debe encauzarse hacia la total transformación del Estado, instaurando una nueva institucionalidad que responda a las nuevas realidades creadas al calor de las luchas populares, dado que el actualmente vigente se revela contrario a la democracia participativa y protagónica contemplada en el texto constitucional venezolano; de ahí la incongruencia existente entre tales instituciones y la propuesta del socialismo, más aún con la del poder popular que se estaría ya conformando en algunas regiones del país, aunque no tanto con ese ímpetu que se requiere para desplazarlas, disputándoles sus espacios e influencia, lo cual representaría un salto cualitativo enorme que consolidaría y definiría mejor el proceso revolucionario en marcha. En este sentido, haría falta que los mismos gobernantes chavistas compaginaran su gestión pública con la necesidad trascendental de ir desmontando las mismas instituciones que encabezan, lográndose en consecuencia que se erija un nuevo Estado en tanto el poder popular madure y sea capaz de substituirlo absolutamente. No obstante, habrá que librar una lucha sin cuartel con quienes se resisten a cualquier cambio dentro de las mismas filas chavistas, cuidando que esto no ocurra y así continuar usufructuando el poder alcanzado, sin producir ninguna revolución, salvo la de los discursos y consignas.

Esta paradoja debe resolverla el pueblo a su completo favor, permitiéndose asumir su rol protagónico en la construcción de un nuevo modelo civilizatorio que, al margen de lo que pudiéramos considerar como socialismo, modifique sustancialmente las estructuras de dominación y de dependencia bajo las cuales se erigió la sociedad venezolana, con una propuesta de país que rescate los valores de resistencia y de lucha de los sectores populares que buscaron negar y desterrar las elites dominantes en alianza con el imperialismo yanqui. Por ello es importante que los mismos sectores populares se animen a experimentar por sí mismos la democracia participativa, creando sus propios espacios organizativos, de tal modo que puedan elaborar un conjunto de leyes y normas que rompan -de manera creadora y recreadora- la realidad que los ha sojuzgado. En esa dirección, el socialismo tendría un mejor basamento porque lo desarrollarían los sectores populares, aún cuando tengan que entablar una batalla con quienes dirigen en su nombre las diversas instituciones del Estado, siendo el mayor reto a conseguir, desde abajo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Derecha bocona e insulsa

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Difícil resulta encontrar valentía en la derecha política. En los dos últimos siglos, al menos, cuando su venenosa ensalada ha guapeado, siempre lo ha hecho contra el pueblo trabajador y los sectores más ilustrados, sin remordimiento, sin escrúpulos, sin marcha atrás, inquisitorial defensora de los intereses de su clase.

Enajenada por la avaricia del poder, es presa de un progresivo debilitamiento que la está incapacitando cada día más para buscar formas de preservar el sistema de dominación que le dio vida y al que se le diagnostican males incurables, con terribles consecuencias para casi todos los 6.700 millones de humanoides.

Nació y vive en la fechoría, amparada por el Ejército, la Policía, grupos paramilitares y los otros aparatos represivos, los de las finanzas, el de los medios de comunicación y del mercenariado reclutado en los diversos niveles de enseñanza y de la investigación científica que, por deshumanizada, sería más correcto llamarla meramente tecnológica, porque la primera requiere sentimientos y ética.

En definitiva, lo que más caracteriza el comportamiento derechista en todo el mundo y en todas las épocas, es el conservadurismo. Jamás arriesgan nada y cuando apareció algún empresario osado, caso de Henry Ford, resultó una especie rara para sus congéneres, un hazmerreír, pese a no ser ningún angelito.

Otros arriesgados se enumeran entre ingenieros, químicos, físicos, algunos colgados en el Nóbel, “por su aporte a la humanidad”, que integran los equipos científicos diseñadores de las armas más sofisticadas y más letales que, asesinando pueblos, enriquecen aún más a los complejos militar-industrial que destruyen la naturaleza y la biodiversidad a pasos agigantados.

Es imposible registrar biografías de personas con mentalidad retrógrada que hayan iniciado una aventura política movida por ideales de solidaridad social, a conciencia de que en el empeño se les podía ir la vida. Cada vez que inician algo, lo hacen porque creen tener todas las garantías de ganar, en base a fuertes aliados.

Aparte de la irreconciliable diferencia de objetivos ideológicos, entre una derecha que sirve al egoísmo capitalista y una izquierda que representa las aspiraciones legítimas del pueblo que sólo busca vivir bien, posiblemente la diferencia medular entre ambas radica en que unos sólo defienden su billetera y los otros arriesgan su vida en pos de una convivencia con igualdad de posibilidades para todos.

La izquierda, desde tiempos inmemoriales, muestra un listado honorable de personas que cuando decidieron lanzarse a la lucha, sabían que invertían su vida, apoyándose sólo en su conciencia y su decisión de luchar para construir una sociedad justa, incluyente de todos en todos los derechos y deberes humanos.

La gente de izquierda, encontrada originalmente más por sentimiento y emotividad que por una ideología revolucionaria bien asumida, lo que explica en parte las desviaciones, errores, deserciones y traiciones, siempre arranca por un idealismo supremo, por una actitud generosa, por un desprendimiento del individualismo y se da, ofrende su esfuerzo y su vida en el abrazo fraterno.

En el empeño inicial de “los comunes”, excepción son los actores motivados por ganar el poder para enriquecerse individualmente y a su grupo más íntimo, sin que ello signifique ignorar la cantidad de tránsfugas y corruptos que la izquierda ha parido a lo largo de la historia, por incoherencia e inconsecuencia ideológica.

Golpistas civiles y remoción militar

Paraguay no es excepción, pero la derecha de aquí se destaca, además, por su insulsez, su retardo mental, que verifica cretinismo, con marcada inclinación al matonaje que afea aún más su exterior grosero, pandillero, en la figura de personas salidas de los niveles más bajos de la estructura social, pero que, paradojalmente, por efecto de su resentimiento de clase, desprecian a los humildes.

“Aunque vayan de ropa blanca, Dios me libre por dentro”, sentenció la inmortal Violeta Parra, “santa de greda pura”, que sigue cantando canciones que no terminan nunca, como pedía su hermano Nicanor.

En general, la derecha paraguaya, cuya alta dirigencia es poseedora de inmensas fortunas, mayoría sin justificación, producto de más de medio siglo del reinado corrupto del Partido Colorado, recuerda a los colonialistas y estancieros que, amparados en la impunidad, eran y en muchas partes continúan siendo, dueños de vidas y haciendas. Agroexportadores, sojeros y ganaderos, siempre abrazados.

“Copetudos de riñón cubierto, pa’los que n’usa leyes ningún comesario”, dice el uruguayo Serafín J. García en su “Orejano”, himno rebelde siempre vigente.

Después de la gesta heroica de 1870, que protagonizó todo el pueblo paraguayo en la Guerra de la Triple Infamia, desatada por Brasil, Argentina, Uruguay y el Banco de Londres, la derecha antipatria nunca aportó nada para recuperar el país destruido y, por el contrario, buena parte de ella traicionó al hambreado pueblo, alistándose con los genocidas vecinos.

Ahora anda envuelta, de nuevo y afanosamente, en retrotraer la historia, postulando públicamente un Golpe de Estado.

Nada lo justificaría, aunque simplemente se explique porque parte de la mafia ha perdido la lapicera que siempre les legalizó los contratos empresariales, la adjudicación de las licitaciones amañadas, protegió el contrabando y alimentó el enriquecimiento ilícito.

Fracasó durante este último año en el intento de coptar al Presidente Fernando Lugo, “un pobre cura que no conoce nada de política”, al que pensaron sería fácil sustituir al frente del Estado por el Vice Federico Franco, más fácil de amancebar, por inútil, vicioso de figuración y enceguecido por la ambición de poder.

El 20 de abril del año pasado, la mayor parte de las familias más retrógradas del país, encaramadas en los negociados de la import-exportación, la banca, mayoría extranjera, y el mundo enquistado en los diferentes nichos del Estado, recibieron una pequeña muestra de la sanción que la mayoría del pueblo desea aplicarle.

Fernando Lugo, Obispo con licencia del Vaticano, ganó las elecciones nacionales al frente de un conglomerado que se dio el nombre de Alianza Patriótica para el Cambio (APC) que, visto los resultados en estos 15 meses de Gobierno, hubiera sido más correcto, aunque menos rentable, llamarla Alianza Electoral y nada más.

El Partido Liberal, la mayor fuerza electoral de la APC, se sumó entonces a la marejada popular por dos razones. 1º) la base exigió unirse a Lugo, única persona con posibilidades de sacar del Gobierno a los colorados, después de seis décadas de enquistamiento y 2º) la dirección liberal confió que el religioso abandonaría el ring rápidamente, dejando espacio a Franco, aunque minoritario en el partido.

A punto de implosionar, tal como le ocurrió al Partido Colorado, debido a sus propios problemas internos, en particular la corrupción imparable y a la acefalía e incapacidad orgánica, los liberales fueron salvados del naufragio por la victoria de Lugo, pero a un año y medio, la derecha del partido ya no puede esperar más.

“En todas las reuniones del gabinete ministerial, Franco insiste en explicar que nada tiene que ver con los rumores de golpe”, declaran a la prensa varios de los jefes de carteras, a la salida de las sesiones del Ejecutivo, incapaces de ocultar el penoso clima en el que coexisten.

Cuatro elementos explicarían el retraso en someter a Lugo a un juicio político por el parlamento enemigo, en el que apenas hay cinco bancas de izquierda, al lado de los liberales y los colorados divididos, y la extrema derecha que encabeza el ex General Lino Oviedo, probado golpista, cuya megalomanía muchos desean explotar aunque temen no poderlo controlar después.

1º) los golpistas no consiguen la mayoría necesaria, 2º) hay miedo a la reacción popular. Cuatro meses del pueblo hondureño en las calles, les puede hacer reconocer que, quizás también en Paraguay, hay una mayoría decente.

3º) hay estamentos importantes, aunque diferenciados en la Iglesia Católica, en el empresariado y en el Ejército que, aunque no simpaticen con Lugo, prefieren la estabilidad e indolencia actual y 4º) el mundo diplomático extranjero no estaría apoyando la aventura.

El mandatario, retomando el tono de sus discursos inaugurados en el 2006, ha comenzado a responder con determinación y declara que “nadie cambiará al Gobierno del Cambio antes del 2013”, cuando deberá convocarse a nuevas elecciones nacionales, por imperio constitucional.

Acto seguido y ante la sorpresa general, descabezó a las principales ramas del Ejército, suplantando a Generales y Coroneles de las promociones de finales del 70, plena tiranía estronista en medio de la doctrina de la Seguridad Nacional, impuesta a las élites de América Latina por el Pentágono.

Los hechos dirán si la formación académica e ideológica de los nuevos jerarcas del Ejército paraguayo, mayoría salidos de la matriz norteamericana, les permitirá acompañar al pueblo en la búsqueda de cambiar la situación del país, para sacarlo de la miseria y la ignorancia, con enorme deserción escolar, cuatro de cada diez habitantes en situación de extrema pobreza y miles durmiendo en las veredas.

Los sectores populares, divididos y desmovilizados después del triunfo electoral, también reaccionan y, comenzando por espectáculos artísticos en locales gremiales y algunas plazas públicas, preparan una concentración para este sábado 07 contra el plan golpista y para reclamar a Lugo cumplimiento de las promesas de justicia social, de combate a la corrupción, de empleo y de soberanía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Propuesta de una Tercera Posición frente al intento de resucitar el nefasto bipartidismo y el perverso endeudamiento

GESTAR

El proyecto de reforma política que impulsa el gobierno de CFK es solo una pata de una mesa político-electoral en construcción. Otras dos patas son la ley de medios; y el ingreso universal a la niñez, junto con el plan de empleo mediante cooperativas. Y la cuarta pata es la vuelta de Argentina a los mercados internacionales de crédito, o sea al endeudamiento externo.

Así como en la década del 70 Martínez de Hoz se encargó de reciclar los abundantes petrodólares, dando origen a nuestra impagable deuda externa; hoy nuevamente existe una sobreabundancia de dólares, producto de la multimillonaria emisión que el tesoro norteamericano produjo ante la crisis financiera global. Los cuales están en búsqueda de expandir mercados conquistados; o reconquistar mercados perdidos, como el caso de Argentina.

A su vez el gobierno nacional que viene de soportar una dura derrota electoral, ha tomado evidentemente la decisión de no ceder poder. Ni ahora, ni en las elecciones presidenciales del 2011. Y está operando evidentemente, casi exclusivamente en función de ese remoto objetivo futuro, con prescindencia de toda otra consideración.

Se ha consolidado así una confluencia táctica de intereses, entre la gran banca internacional y el gobierno nacional, que lamentablemente no es para nada novedosa en nuestro país. Este es el nudo gordiano de la cuestión, y por ello es que a la par de consolidarse ese objetivo estratégico de las finanzas internacionales, el gobierno nacional ha motorizado un conjunto de iniciativas políticas internas, con vistas a las elecciones del 2011.

Se trata en esencia de una receta neomenemista, basada en aprovechar el momentáneo efecto bonanza que produce en la economía el ingreso de capitales foráneos calientes. Complementada con jugadas electorales de pizarrón, con el anhelo por parte del gobierno nacional de revertir a su favor el disgusto generalizado manifestado recientemente por el electorado.

De esta manera una vez más nuestra extraviada dirigencia proveniente del bipartidismo, que es la responsable de la inaudita debacle argentina desde el ’83 en adelante, está urdiendo una salida promiscua, apoyada en espurios intereses transnacionales. Obturando a la par la posibilidad de trazar una estrategia nacional que responda en primer lugar a nuestras necesidades y anhelos, y no a los de los poderes e intereses extranjeros.

El pacto Kirchner- Banca Transnacional:

El gobierno nacional, debilitado tras la derrota electoral de junio pasado, ha puesto en marcha una suerte de “contraofensiva” y para ello ha buscado un socio: la Banca Transnacional, deseosa de recapturar esta atractiva plaza financiera descarriada.

Esta alianza no es novedosa en la política argentina: Videla mantuvo a rajatabla al ministro Martinez de Hoz, gran amigo de la banca Rockefeller. Alfonsín para ganar las cruciales elecciones de 1985, despidió al transgresor Grispun; y mediante el Plan Austral -primer remedo de la convertibilidad- entregó el manejo de la economía a "técnicos” confiables para el establishment financiero internacional, con Machinea a la cabeza del Banco Central. Menem por su parte en las cruciales elecciones de 1991, se abrazó al plan de Convertibilidad ideado por el preferido de los bancos, Mingo Cavallo. Y para su reelección en 1995 se abrazo a la misma receta, cuando ya era tiempo más que prudente para abandonarla definitivamente. Lo mismo hizo De la Rúa en 1999, y por ello reaparecieron sucesivamente Machinea y Cavallo como ministros de Economía, con el catastrófico final por todos conocidos.

Lamentablemente los resultados de estos pactos están a la vista. Para bajar el riesgo país, pusieron al país en riesgo; en riesgo de ser un “Estado fallido”.

Ya sabemos por experiencia cual son los resultados de la preeminencia de los intereses financieros transnacionales. Este tipo de modelo necesariamente conlleva a un tipo de cambio bajo (por alentar la afluencia de capitales calientes) lo que provoca la desindustrialización relativa y destrucción de la poca industria nacional que queda. Conlleva también el acceso restringido al crédito externo, profundizando la extranjerización y concentración de la economía. Y además los préstamos en divisas externas tienden a sesgar el crédito hacia actividades exportadoras de recursos naturales, dando una vuelta de tuerca más a la reprimarizacion de las exportaciones.

Que la Argentina vuelva al redil financiero global, es un objetivo de alta política internacional. Como siempre, los cerebros de la City han puesto condiciones, que están hoy en boca de las viudas de la década del `90, que han vuelto a reaparecer como la peste en los medios de comunicación del establishment. Y cuyos asertos -o mejor dicho zonceras jauretchianas- son compartidos sin hesitaciones por los bonetes del bipartidismo, como si la desastrosa experiencia de la década de los ’90 no hubiera existido.

Para restablecer el imperio de las finanzas, requieren que se establezcan paso a paso un conjunto de garantías, que son las siguientes:

• La reaparición de los canjes de deuda, para sacarse de encima los bonos ajustados por el manoseado CER del INDEC. Y de paso recibir una compensación por ellos, gracias a la "generosidad" manifestada por el ministro Amado Boudou; quién como ex alumno del CEMA, parece ser amado especialmente por los bancos. Los cuales pese la crisis, ven multiplicadas geométricamente sus ganancias, mientras la mayoría de los restantes sectores manifiestan pérdidas. Si esto no es la patria financiera, la patria financiera donde está.

• El reacercamiento al FMI, para obtener su (dudoso) visto bueno respecto de que las finanzas argentinas son sustentables. Claro que sustentables en el marco de una deuda creciente, perpetua, e impagable, propia de un país vampirizado y consumido por la gran banca, como sucedió en la década el '90.

• El pago al Club de París, habiendo llegado el gobierno al extremo de prometer un disparatado pago cash, como lo hizo con el FMI. Olvidando que buena parte de esa deuda con el Club de París es “deuda odiosa”, contraída directamente por la sangrienta dictadura militar. Cuyo juzgamiento respecto los crímenes de lesa humanidad el actual gobierno sostiene a ultranza, pero no así respecto sus restantes actos de gobierno. Y menos aún los financieros, en los que tuvieron directa responsabilidad los bancos que hoy intervienen en la reapertura del canje.

• La reapertura del canje de la deuda en default, cristalizando así un formidable negocio para la gran banca, que en el marco de la crisis financiera internacional logro hacerse de buena parte de los bonos argentinos en default a precio de ganga.

La vuelta a los mercados ante el fracaso de la reestructuración de la deuda de Kirchner y Lavagna del 2005:

En el plano financiero estamos ante el estruendoso fracaso del plan de reestructuración de la deuda que concretaron Kirchner y Lavagna en el 2005. Esa reestructuración, pese dejar buena parte de la deuda en default, preveía absurdamente volver al poco tiempo a los mercados internacionales de crédito. Obviamente ese contrasentido era imposible de llevar a la práctica, conforme lo expusimos en el año 2004 en el documento ¡Oh juremos con deuda morir!. En él oportunamente criticamos dicho canje, pese la ola de beneplácito que suscito entonces, y advertíamos que a poco de andar, las dificultades se harían nuevamente presentes a partir del año 2007 - 2008.

Para tratar de sostener ese plan insostenible, el gobierno apeló en el 2007 a destruir el INDEC, y así cuasi defaulteó nuevamente la deuda canjeada con ajuste del CER, para impedir que su capital siguiera creciendo. Y en el 2008 se vio obligado a reestatizar las AFJP, pese a que la continuidad de ellas fue una resultante de las secretas tratativas que se mantuvieron con la banca para concretar el canje del 2005. Y a la par metió la mano a cuanta caja encontró disponible. Y así se fueron vaciando las arcas del ANSES, PAMI, Banco Central, Nación. Y además se siguió con las quitas por precoparticipación a las provincias, incluso después de la estatización de las AFJP.

Ahora como las administraciones de las provincias han estallado, se les ha permitido nuevamente el endeudamiento, por fuera de los márgenes de la ley de responsabilidad fiscal. La primera en lanzarse a esta faena es la provincia de Córdoba, una de las más endeudadas del país, que emitirá bonos al 12% anual con cláusula dólar y garantía de coparticipación, lo que le significara una tasa real del orden del 50 % anual en pesos. Un disparate que lo único que hará será agravar aún más la complicada situación en la que se encuentra. Pero que la dejará aun mas sujeta a los imperiosos dictados del gobierno nacional, situación que se repetirá con las restantes provincias.

Para el año que viene el gobierno nacional prepara el lanzamiento de bonos globales y pretende así poder salir de una situación insostenible financieramente. Que le permitirá además desembarazar a la ANSES y a los otros organismos de parte de la deuda forzosa que le colocó el estado nacional, para que buena o malamente vuelvan a cumplir, con fines electorales, los objetivos para los que fueron creados.

Las garantías implícitas para poder volver al mercado de la deuda:

La primera garantía que buscarán es la de lograr una renovada alianza de sectores económicos. Con el poder de fuego de disponer de dólares a discreción el sector financiero puede lograr la inmediata adhesión del sector transnacionalizado de la economía, siendo tal vez el primer sujeto de crédito los proyectos de megaminería.

Pero la alianza debe incluir necesariamente a algún sector real de la economía doméstica. Aquí aparece la “competitividad” del complejo cerealero granario, que puede funcionar perfectamente con un tipo de cambio bajo o medio bajo, produciéndose así una nueva ola de concentración y extranjerización económica en el campo argentino. Aparece también la posibilidad de impulsar megaproyectos de monocultivo de bosques implantados, y extensión de la frontera agropecuaria para siembra directa para agrocombustibles, asumiendo la Argentina el denigrante rol de “secuestrador” de las emisiones de carbono del Norte.

Quedan afuera de este esquema los sectores de pequeña y mediana empresa tanto industriales como agropecuarios; los sectores de capas medias profesionales, y el sector laboral en general. Aunque los efectos negativos sobre este último sector puede neutralizarse vía la valorización del peso y el efecto de riqueza ficticia que se vivió en los 90.

El plan K:

• La pata financiera consistente como se vió, en el arreglo con los bonistas holdouts, con el club de Paris, el restablecimiento pleno de relaciones con el FMI, y la vuelta a los mercados de la deuda.

• La pata social con un plan que a la vez garantice contención social y posibilite una cooptación social (Planes de Niñez y de trabajo a través de cooperativas digitadas por los punteros e intendentes del conurbano),

• La pata política con la Reforma Política que garantice restablecimiento del bipartidismo. Tal como lo reclaman las viudas de la década de los ’90 y los politólogos del establishment, para asegurar la “gobernabilidad”. Que no es otra cosa que el gobierno a favor de los intereses extranjeros y concentrados, y en contra del pueblo

• La pata comunicacional (la disputa con Clarín por el control del monopolio comunicacional que este detenta, para revertirlo a favor del kirchnerismo)

- Reforma Política: el objetivo es consagrar el bipartidismo PJ-UCR e impedir el surgimiento de una tercera fuerza independiente.

El PJ y la UCR han dado sobradas pruebas a los “mercados” que nunca van a cuestionar el modelo de la deuda. Son fuerzas confiables, amigas, y en todas sus variantes, altamente infiltradas por los promotores del endeudamiento externo. De esta manera el bipartidismo del PJ-UCR, pese sus antecedentes históricos, se ha convertido en el Partido de la Deuda.

A la par que se avanza en esta reforma política se impulsan las candidaturas de N. Kirchner y Duhalde dentro del PJ. Dos candidatos íntimamente identificados con el mismo modelo, pero que obviamente se presentarán como opciones distintas.

Duhalde podrá encolumnar a parte de la seudo “burguesía nacional” de la UIA, a parte del sindicalismo peronista con Barrionuevo a la cabeza, y la parte no kirchnerista del aparato del PJ. Kirchner seguirá con sus apoyos económicos de alto vuelo como Susan Sigal (Banca Rockfeller), banqueros como Britos y los Eskenazi, REPSOL y las petroleras, la Barrick, y las multinacionales exportadoras de granos. (Estas últimas nos han deparado últimamente un ejemplo vívido de cómo funciona en la práctica el bipartidismo, con la total inacción registrada por parte de la comisión bicameral que debía a investigar a las exportadoras de granos, beneficiadas por la famosa resolución 125. Las cuales a lo largo del tremendo conflicto que se produjo con el campo el año pasado, se llevaron puestas como si nada 2.000 mil millones de dólares. El oficialismo opositor promete para la tribuna el año que viene, multiplicar las comisiones investigadoras, cuyos resultados seguramente no diferirán mucho de esta.)

Kirchner contará también con el apoyo de la CGT de Moyano y del aparato de gobernadores e intendentes disciplinados por la caja fiscal. De este modo la confrontación entre N. Kirchner y E. Duhalde cuenta con el peso suficiente para monopolizar la disputa al interior del PJ, y a la vez con la capacidad de no romper ningún pacto con el establishment.

En el caso de la UCR, la reforma consolida las posibilidades de Cobos, y le dificulta el camino a Carrió. Este escenario obliga a Carrio a “pegarse” cada vez más a los intereses de las altas finanzas, representadas por Prat Gay, y a los de un sector en aprietos como Clarín. Habiendo llegado recientemente al error histórico de enviar cartas de denuncia a las embajadas, con la tácita aceptación de que los problemas argentinos, no los podemos resolver los argentinos, hecho que desdibuja definitivamente su deshilachada identidad política.

Carrió actúa como un espejo de los Kirchner. Busca apoyos afuera, para dirimir la disputa interna. Apela ingenuamente a la ayuda de las democracias republicanas, de la “civilización” y el Primer Mundo, olvidándo que en él también priman los intereses financieros. Como se puede ver patéticamente en el caso de Obama, que ha actuado como el Mesías salvador venido en rescate de… los grandes bancos norteamericanos que asolaron al mundo.

En definitiva la reforma política tiene como objetivo asegurar la "gobernabilidad" a favor de los intereses del establishment. Como en los tiempos de Jaroslavsky y Manzano, y los de Lamberto y Baglini, cuyos catastróficos resultados quedaron expuestos a la opinión pública en la crisis del 2001.

Tomando como telón de fondo a la historia, se trata nuevamente de forzar el institucionalismo, al impulsar una reforma política desconociendo la voluntad popular, y sin formular en manera alguna un proyecto de Nación. ¿Qué reforma política tiene auténtico sustento sin un proyecto que presuponga al pueblo como protagonista, al pleno ejercicio de la soberanía, al desarrollo con justicia, a la integración latinoamericana, y una estrategia geopolítica acorde con nuestros intereses nacionales?

- Plan de Contención Social y laboral:

Con una enorme mezquindad, reveladora de sus verdaderos motivos, el gobierno se apropió del plan de la asignación universal por hijo que venían reclamando vastos sectores de la política y la sociedad, mediante un decreto de necesidad y urgencia. Pese a que no hizo caso de esta necesidad y urgencia durante los seis años del mandato bífido que viene cumpliendo.

Y a la par, en una hábil maniobra, propia de la mentalidad de caja de Néstor Kirchner, se sacó de encima obligaciones por 2.300 millones de pesos correspondientes al Plan Familias, y por 2.000 millones correspondiente al Plan Jefes y Jefas. O sea casi 5.000 millones de pesos que se sustraerán del Fondo de Garantía del Sistema Previsional, representando un alivio para el gobierno nacional y un último manotazo a la ANSES y al haber jubilatorio.

Los viejos pobres serán ahora el sostén de los niños pobres. Y el hecho de que el gobierno haya rehusado públicamente gravar la renta financiera, y modificar la Ley de Entidades Financieras dictada por Martínez de Hoz y Videla, igual que la derogada Ley de Radiodifusión, muestra claramente la política de alianzas que lo alienta.

A su vez lanzó un vasto plan laboral mediante cooperativas de trabajo, que serán digitadas por los eternos barones del suburbano bonaerense, matando así dos pájaros de un tiro, con vistas a las elecciones del 2011. Resulta evidente que esta reforma social reavivará firmemente los lazos del clientelismo, en un momento en que se estaban produciendo vertiginosos realineamientos políticos.

En el plano laboral queda cada vez más lejos la promesa kirchnerista que un pleno empleo abriría paso a una discusión salarial en alza. La lucha por volver a la distribución histórica previa a los 70, de un reparto fifty-fifty entre el sector del capital y el trabajo, una vez más ha quedado abandonada. El rol de los sindicatos oficialistas seguirá siendo el de presentar los reclamos laborales de los trabajadores en blanco y bajo convenio, que representan menos de la quinta parte de la fuerza laboral. Ante empresas formadoras de precios que lo único que hacen ante ello, es realimentar la inflación, al trasladar sus costos laborales a los consumidores, siendo en definitiva estos los que pagan las pretensiones de Moyano y los platos rotos. Solo una profunda reforma impositiva y financiera puede devolverle el peso perdido a los salarios respecto a las ganancias empresariales.

- Plan Comunicacional:

En este marco la pelea Kirchner – Clarín puede interpretarse como un episodio más del juego “política y negocios”, que bien sabe jugar don Nestor, desplazando a aquél que no entra en el esquema propio. Kirchner está buscando reemplazar a Clarín en el control de la opinión pública interna. No para que esta se forme libremente, sino con la aspiración de moldearla él, con la ayuda de los empresarios compinches del poder, tal como penosamente se ve en Santa Cruz, y los medios oficiales nacionales. Pretende destruir el enorme poder comunicacional de Magneto-Noble, no para socializarlo noblemente, sino para apropiarse ruinmente de él.

Concusiones:

Aspiramos a que este documento sirva como disparador de una discusión política fraterna entre todas las fuerzas políticas, movimientos sociales y compañer@s que han dado testimonio de militancia y compromiso con la causa nacional y popular.

Creemos sinceramente que entre todos tenemos que sacar las conclusiones para actuar mancomunadamente.

Pensamos que deberíamos no perder la perspectiva de la existencia de TODO UN PLAN por parte del actual gobierno. Y en consecuencia oponernos inteligentemente a él mediante un contraplán, sobre todo en lo referido a la Reforma Política.

En consecuencia debiéramos revisar la estrategia política y de alianzas en el campo nacional y popular. Creemos que el peligro de este conato de restablecer el bipartidismo, encierra a su vez una gran oportunidad. Las estratagemas y artimañas que se planifican en los cenáculos del poder, generalmente no salen como pretenden quienes la elucubran, y muchas veces se vuelve contra ellos.

El hecho de que en las internas abiertas y obligatorias pueda precipitarse un voto “contra” Kirchner, como sucedió en las recientes elecciones, no parece haber sido ponderado por esos estrategas de salón.

A su vez el gobierno, fruto de sus errores del pasado y sus compromisos actuales, arrastra una complicada situación en relación al equilibrio de los precios internos, cuya pretensión de ajuste seguramente tendrá amplias repercusiones sociales, como sucedió recientemente con el tarifazo del gas y la electricidad, que aun se encuentra pendiente.

Por último debemos destacar el hecho de que el proyecto de reforma política en curso, prevé una nivelación a favor de los partidos alternativos al bipartidismo, en lo referido a la decisiva propaganda por radio y televisión. Estos medios resultan indispensables para llegar a las grandes masas, y hasta hoy la disponibilidad de ellos les ha sido enteramente negada a los partidos alternativos, tanto por el costo de esos medios, como por su alineamiento con el establishment.

En consecuencia ese aspecto de la reforma (que tiene por mezquino objeto por parte del gobierno, birlarle a De Narvaez y Macri su más potente recurso electoral, estrenado en las recientes elecciones) brinda una inusitada oportunidad a los partidos alternativos, que sus dirigentes no deberían de manera alguna desaprovechar.

Quizás este cúmulo de oportunidades y peligros, sea el estimulo que necesiten los partidos alternativos al régimen, para pensar en grande, deponer estúpidas rencillas, enconos personales, y cultura del divisionismo, y para tratar de construir una Tercera Posición: un Frente Amplísimo Nacional y Popular, tan grande como para enfrentar y derrotar al bipartidismo; detener la interminable debacle de Argentina como Nación; y lograr el bienestar de todo el pueblo. Y no el bienestar excluyente de los amigos e influyentes del poder, como la ha logrado en el último cuarto de siglo el nefasto bipartidismo del PJ-UCR que hoy se quiere restablecer.

Si no sabemos aprovechar esta oportunidad y enfrentar este desafío, está bien que nos hundamos en el olvido. Esta oportunidad llena de peligros, va a ser un test ácido para muchos dirigentes que piensan solo en algunas decenas de miles de votos, para ocupar esta u otra banca acá o allá; y para ver si pueden pensar realmente en grande. Se abre una gran oportunidad a los partidos chicos, que solo la podrán aprovechar si tienen capacidad de grandeza. Y si no tienen capacidad de grandeza, pues está bien que desaparezcan. Serás lo que debas ser, o sino no serás nada.-

Firmado: Mario Cafiero, Javier Llorens, Luis Messina, Ruben Rojas Breu, Hugo Melgarejo, Stella Semino, Alex Obal, Honorio Diaz, Guillermo Hamlin, Silvia Mozeris, Virginia Lourdes, Amalia Zille, Carlos Wilkinson y otros integrantes del grupo GESTAR.

Foto: Argentina - La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al ministro Florencio Randazzo. / Autor: Presidencia de la Nación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

"Garantistas" quieren garantizar la impunidad. Campaña contra la restitución de los hijos de desaparecidos

Olga Cristóbal (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

Una pasión garantista inflama a los cruzados de la mano dura y el gatillo fácil, a los promotores de la imputabilidad de los menores y de la represión a los que luchan. Una pasión por los derechos de los chicos –hoy adultos– nacidos en los campos de exterminio inflama a los que sostuvieron la dictadura y defienden todas las variantes de la impunidad, incluida la “reconciliación”. El novísimo fervor por las víctimas, claro, se reduce a un solo punto: el derecho a que rechacen una prueba de ADN que determine si son hijos de desaparecidos. (De paso: la objeción no incluye a los imputados por delitos comunes, donde esas prácticas son habituales para obtener pruebas).

El escándalo surge en respuesta a un proyecto de ley presentado por Abuelas y defendido por los K que autoriza la extracción compulsiva de sangre cuando fracase el análisis de otros elementos (cepillo de dientes, ropa, pelo en los que hubiera partículas corporales). Pero para los garantistas de nuevo tipo –e incluso para una hermana de dos desaparecidos, como la senadora Norma Morandini (del bloque de Luis Juez)–, que la Justicia allane un domicilio para secuestrar un cepillo de dientes es una inadmisible violación del derecho a la intimidad y conspira contra “la construcción de una auténtica cultura de derechos universales para todos” (La Nación, 31/10). Qué infamia. En ese amplio “todos” no caben los “derechos universales” de las familias que los reclaman. Tampoco los del pueblo a conocer el destino de miles de desaparecidos y de sus hijos. Tampoco el castigo a los responsables militares, políticos, económicos y eclesiásticos de la masacre.

El único escándalo es que el Estado haya garantizado que 400 chicos estén todavía bajo el dominio de los genocidas. (Y esto incluye a los kirchneristas, que apoyan la ley sólo como un as en la manga para extorsionar a Clarín). Su búsqueda quedó librada a sus familias y las Abuelas. Los sucesivos gobiernos obstruyeron hasta donde les fue posible el reencuentro. Las fuerzas represivas escondieron y facilitaron la fuga de los apropiadores; la Justicia extendió los juicios hasta que muchos chicos alcanzaron la mayoría de edad, ayudando a cumplir el propósito dictatorial de desarticular la genealogía abuelos-hijos-hijos de los hijos, como un castigo ejemplar a tres generaciones y una amenaza a los que enfrentan este régimen social.

Fijaron condenas ridículas y algunos jueces les impusieron a los chicos un “régimen de visitas” con los asesinos de sus padres.

Pretenden que se está “revictimizando a las víctimas”. Que está en tensión “el derecho a la verdad y el derecho de las víctimas a negarse”. Es una miserable impostura. Lo que está “en tensión” es el derecho de un pueblo a recuperar a sus hijos; el derecho de esos chicos a librarse de una esclavitud que perdura desde el día en que fueron arrancados a sus madres; el derecho a castigar a los ideólogos, ejecutores y beneficiarios del Plan Sistemático de Robo de Bebés –reconocido por Bignone en documentos desclasificados de la Embajada yanqui. Defienden la impunidad de los genocidas y sus socios, empezando por la Iglesia, que organizó el reparto de bebés a través del Movimiento Familiar Cristiano, cosa probada por la Justicia (Prensa Obrera Nº 1.050). Y, por supuesto, toda la clase patronal, como la primus inter pares de los grandes medios de comunicación, Ernestina Noble, la dueña de Clarín, quien hace veinte años que elude contestar –sin consecuencias penales– de dónde sacó a sus dos “hijos”, reclamados por las familias Lanascou y Gualdero. La periodista alemana Gaby Weber denunció que varios gerentes de la Mercedes Benz tienen chicos obtenidos por adopciones irregulares, que ni la justicia alemana ni la argentina aceptaron investigar.

Saben que la develación de identidad es una prueba irrefutable de un delito de lesa humanidad. La Nación lo reconoce explícitamente: una cosa es investigar la identidad de quien “desea” conocer sus orígenes, y otra es que la investigación se utilice “para aportar pruebas incriminatorias hacia terceros por presuntos ilícitos”. El mismo editorial describe a los apropiadores como “quienes son sus padres en el afecto y cuidado, y en definitiva los han recibido y ahijado a lo largo de muchos años” (La Nación, 1/11). Los medios censuraron la carta de 65 hijos restituidos en la que exigen que el Estado use “todas las herramientas para devolverles la identidad a los más de 400 jóvenes apropiados que aún desconocen su verdadera historia”.

Por eso mismo, ninguno de los garantistas contra el ADN exige la apertura de los archivos de la dictadura, el más eficaz de los “métodos alternativos” para averiguar quién mató a las madres y se robó a los hijos, y dónde están ahora. La apertura sería un paso decisivo en el desmantelamiento de los aparatos represivos de la dictadura, que están en acción, como se demostró en el Argentinazo, en el Puente Pueyrredón y en el secuestro de Julio López. Las empresas de seguridad privadas que vigilan a los trabajadores en las fábricas o en las tercerizadas telefónicas son propiedad de los mismos represores que, hace treinta años, se llevaron a sus compañeros. La restitución de la identidad (“la conciencia que tiene una persona de ser ella misma”, según el diccionario) de los chicos secuestrados, el conocimiento de su historia y de que sus padres no los abandonaron, su liberación de los criminales que los mantienen como rehenes, es una deuda inclaudicable del pueblo para con ellos y consigo mismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Hijos de Ruckauf

Claudia Cesaroni (APE)

La muerte de un adolescente de 18 años en ocasión de un robo a su casa, donde vive con su madre y su hermana, es una tragedia.

Un disparo en el ojo a un ex jugador de fútbol, aparentemente porque intentó evitar que le robaran su auto, es una tragedia.

En el primer caso, el de Santiago Ubarri, apenas sucedió se hizo presente en el lugar el intendente de Tigre, Sergio Massa, y dijo: “Espero que detengan a los asesinos, y que se pudran en la cárcel”.

En el segundo caso, el de Fernando Cáceres, el gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli instó a la policía a que “tenga la total determinación de enfrentarse con los delincuentes y abatirlos cuando las circunstancias sean de estas características”.

Las declaraciones de Massa y de Scioli son resumen y herencia de aquellas célebres e inolvidables palabras con las que Carlos Ruckauf definió entre 1999 y 2001 su política de seguridad: a la policía le dijo que “meta bala a los delincuentes”. Y a los delincuentes, les deseó que “se pudran con sus manos agarradas a las rejas oxidadas de la cárcel.”

Pueden cuestionarse estas palabras -que se traducen en decisiones políticas- por brutales y por violatorias de los derechos humanos. Pero además, es preciso recordarles a los Massa y los Scioli que no sirven. La invitación a meter bala a diestra y siniestra conduce solo a más muertes de presuntos “delincuentes”, y también de policías, de eventuales rehenes, de gente que pasaba por ahí.

Cuando Scioli sentencia que los autores del disparo contra Cáceres son dos adolescentes de 15 y 16 años, que ambos son “inimputables”, y que en consecuencia, la gran solución para terminar con la inseguridad es aprobar rápidamente los proyectos de régimen penal juvenil que se están discutiendo en el Congreso, hace varias cosas.

En primer lugar, viola el principio de inocencia y el derecho de defensa en juicio que tienen todas las personas, incluidas obviamente las posiblemente acusadas de este delito en particular.

Luego, miente parcialmente, porque conforme la legislación vigente, los adolescentes de 16 años son punibles.

Y en tercer lugar, confirma lo que venimos diciendo: que los proyectos de reforma penal juvenil que se debaten en el Congreso tienen como principal objetivo, no brindar más garantías, sino castigar a más adolescentes, introduciendo en el sistema penal a los de 14 y 15, haciéndole creer a “la gente” que allí, en el eslabón más débil de la cadena, reside el origen de la violencia y del delito.

Mientras se mantienen intocados los negocios ilegales que conducen a matar para conseguir un auto que luego termina en un desarmadero; el manejo del circuito de drogas lícitas e ilícitas; la trata de personas, todo ello con complicidad policial y política; esos proyectos son parte de las políticas que traducen en prácticas y en normas jurídicas a discursos tan falsos como peligrosos.

Imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Negocios privados versus negociación colectiva

Víctor Mendibil (ACTA)

Cuando se habla y se escribe sobre la necesidad –imperiosa- de construir y consolidar un sistema judicial democrático en nuestro país, se habla y se escribe sobre muchas cosas.

Acabar con los negocios privados y los jueces corruptos; afirmar un Poder Judicial independiente a nivel nacional y en las provincias; jueces probos y capacitados para su función elegidos democráticamente –sin dedos y servilletas-; estructuras autosuficientes para dar acceso satisfacer las demandas de justicia de una población que la requiere tanto como una necesidad básica, porque muchas veces ese acceso esas estructuras deben garantizar la satisfacción de necesidades básicas; y así de seguido, una importante cantidad de temas y problemas.

Sin embargo, nunca o casi nunca se piensa en otro tema fundamental: condiciones dignas de los trabajadores del sistema judicial y relaciones internas democráticas entre las autoridades del Poder Judicial y sus trabajadores.

El miércoles 4 de noviembre, a contrapelo de una tradición que relega esta cuestión tan importante, la Cámara de Diputados de la Nación acaba de dar un paso fundamental: otorgó media sanción a un proyecto- consensuado entre gremios y la mayoría de los bloques de la Cámara- de negociación colectiva en el ámbito de todo el sistema judicial del país, que pone en pie de igualdad, en paridad, a jueces y trabajadores para conversar y decidir sobre condiciones dignas de trabajo en un marco democrático.

Ese no es sólo un triunfo de los trabajadores. Es un triunfo de todos los que aspiran a un país mejor, verdaderamente democrático, con justicia social, independiente y equitativo, sin un solo pobre y sin un solo analfabeto.

En fin, hombres y mujeres verdaderamente libre en una patria libre.

¿O se puede ser libre y se puede tener justicia democrática con altos magistrados, Cortes y superiores Tribunales que se manejan con sus empleados como patrones de estancia y desconocen derechos básicos? ¿Esos jueces pueden administra justicia para el país cuando no hacen justicia en el interior de sus despachos? Por supuesto que no.

El anteproyecto de convenciones colectivas le hace mella a esa injusticia: El anteproyecto está en línea con los trabajadores y magistrados que trabajan por un sistema digno –con los trabajadores que luchan y con los jueces que ponen en el banquillo de los acusados a genocidas o paran proyectos mineros que enriquecen a unos pocos y acaban con todos un pueblo-. Existimos, pues. Y ganamos batallas. La mayoría de los legisladores lo entendieron así.

Ahora vamos al Senado: estamos seguros de que allí también habrá comprensión. Y si tenemos ley; habrá ganado la democracia.

Victor Mendibil es Secretario de Interior de la CTA Nacional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La Universidad Nacional de Salta y minera: “¡la bolsa, o la vida!”

Carlos Maria Pagano Fernández (COPENOA)

“Por la plata baila el mono…”

Finalmente, la Universidad Nacional de Salta (UNSa.) se jugó por la bolsa, contra la vida.

El 29 de octubre pasado, en sesión del Consejo Superior de la Universidad Nacional de Salta, de triste memoria, se resolvió por mayoría de votos de sus consejeros, la aceptación de los fondos provenientes de la contaminación y la muerte, o simplemente “fondos de muerte” como los llamó en la misma UNSa su propio Doctor Honoris Causa, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

Cuando una universidad ignora a su Facultad de Humanidades que, por unanimidad y con fundadas razones, rechazó esos fondos en agosto pasado, y su Consejo Superior, sobre ese antecedente, no dice en el debate ni una sola palabra, sí, como se lee: ¡ni una sola palabra! ni siquiera por parte de la Consejera de Humanidades, la Vicedecana de la Facultad; cuando esa ignorancia es signo de la más retrógrada escisión entre “ciencia” y ética, y entre las ciencias en general, como lo advirtiera Ortega y Gaset al hablar de la “barbarie del especialista”; cuando se ignora en el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Salta, como en esa sesión, las razones de peso expuestas una y otra vez por quien la misma Universidad convirtió en su Doctor Honoris Causa, ya nombrado; cuando en esa sesión se ignoran todos los amplísimos argumentos dados a conocer a la misma universidad, sea por mención directa, sea por referencias a los mismos, en base a los cuales 19 facultades y unidades regionales de universidades nacionales ya han sentado serios precedentes de rechazo de los mismos; cuando también en esa sesión señoras y señores consejeros muestran ignorar las razones por las cuales una universidad nacional, la de Río Cuarto, ha rechazado los fondos, y no se menta ni una palabra de ese antecedente, ni siquiera para desautorizarlo; cuando se ignoran publicaciones científicas, de las ciencias humanas, del periodismo, etc. que dan sobrada cuenta de la relación aceptación de fondos con aceptación de las prácticas violatorias de derechos humanos, violatoria de “derechos de la naturaleza” (Constitución de la República del Ecuador, cap. 7º, arts. 71 al 74); cuando los consejeros ignoran por completo el significado ético de las acciones humanas, entre las cuales está aceptar ese tipo concreto y específico de prácticas, pese a la documentación obrante en el expediente y expuesta sintética y diáfanamente en la misma sesión; cuando los consejeros ignoran olímpicamente la palabra estudiantil, la palabra del pueblo, la “sabiduría que viene de esta tierra”, como proclama el mismo escudo de esa Casa de Estudios; cuando se cae en vulgaridades y especulaciones amañadas para justificar la bolsa contra la vida; cuando se prefiere, como dijo algún político, crear una comisión para que no pase nada, como se resolvió y se acentuó en la sesión con insolvente solemnidad siguiendo las recomendaciones de la “hacendosa” Comisión de Hacienda y otra comisión “ad hoc” en danza; cuando consejeros se ponen sayos que bien les caen, rechazando lo imposible; cuando todo eso ocurre por la vulgar bolsa, por unos cuantos mendrugos que, a sabiendas, les tiran los buitres del planeta para conseguir aval académico a la “licencia social” o aceptación sumisa por parte de la sociedad de todo el desastre mega-depredatorio de empresas mineras, a las cuales les “importa un comino” la salud, el ambiente, las poblaciones afectadas por una parte y, por otra, se mofan y hasta prohíjan las comidillas y contubernios rastreros de los políticos que les permiten “hacerse la fiesta” de los miles de millones a costa de nuestro país y de nuestro continente entero; cuando todo eso ocurre en la más alta decisión de “alta escuela”, entonces uno comprende por qué el país está como está; uno comprende por qué en ese “meristema de crecimiento” de la clase dirigente argentina que es la universidad, de donde salen los conductores políticos, se “cuecen las habas” de la corrupción destructora de la nacionalidad, disociadora del servicio público, capaz de enterrar la independencia académica con la tierra embarrada de cianuro y otros contaminantes, restos míseros de las toneladas de oro, de plata y de una cantidad nunca declarada ni controlada de diversos minerales que hacen el amasijo del botín desembozado de los así llamados “inversores”, para un mítico progreso que no nos llegará nunca, sino sólo en alícuotas con que se compran científicos sin el menor palenque moral, tantas veces convertidos en pordioseros para sus investigaciones, y dineros con que se comisionan los lujos miserables de la trama dictatorial de magnates democráticos –contradicción que se ufana en persistir mediante reciclajes de la más creativa astucia, pues si hay algo que niega la democracia es el lujo, señorones de la ostentación y de las solapadas tiranías–todos o casi todos “formados” en universidades-, que pagan o promueven a otros científicos en carguitos ejecutivos o legislativos a su servicio, para promover el pillaje minero, porque proclaman “primero hay que producir y después cuidar el ambiente” y que si no se quiere la plata de la minera, que se la reciba y se las dé a los chicos pobres o de los hospitales, cinismo inconcebible en cualquier mínimo sapiencial discernimiento. Estas consejeras y consejeros muestran ignorar el Manifiesto de Potsdam 2005, en donde 131 científicos de más de 25 países y de las más diversas disciplinas reasumen el lema del Manifiesto de Potsdam 1955, a diez años de las bombas atómicas de Nagasaki e Hiroshima, lanzadas por EEUU, y de lo cual se les ilustró en la misma sesión, como se documenta en el expediente. En 1955 claman nada menos que Bertrand Russel y Albert Einstein que “nosotros debemos aprender a pensar de una nueva manera” y, en 2005, aquellos 131 científicos del mundo incluyen en la integralidad de los saberes el diálogo con la pluralidad cultural de todos los pueblos originarios y sus sabidurías y con las diversas religiones, ante la catástrofe en ciernes sobre la humanidad a causa de las estrategias de poder productivo y mercantil de los países hegemónicos mediante todo tipo de acoso al resto del mundo, al cual sólo les interesa “chuparles la sangre” de los mal llamados “recursos naturales” y peor llamados “recursos humanos”, trabajadores, sean profesionales o no, y cuya esclavitud confortable –también contaminante de la propia salud- ponderan como bendiciones divinas de un paraíso inexistente y un futuro desértico.

La UNSa puede y debería -mejor temprano que tarde- rever su posición en pro de la vida, aunque le duela la bolsa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La justicia autoriza fertilización gratuita

Carolina Escudero (ARTEMISA)

Una nueva oportunidad se abrió en San Luis para las parejas que buscan tener hijos e hijas. A través de una medida cautelar, la Justicia Federal obligó a la obra social de los universitarios -DOSPU-a cubrir la totalidad del tratamiento de fertilización asistida a un matrimonio puntano.

La medida cautelar que se conoció a fines de octubre, exhortó a la obra social a costear la totalidad del tratamiento de fertilización asistida junto a todos los gastos extras que demande, ya sea medicamentos u honorarios entre otros. De esta forma, prevalecieron los tratados internacionales y la Constitución Nacional que hacen referencia al derecho a la salud, a la procreación e inclusive a la vida.

Gracias a este resultado, Claudia Groppa (31) y Luciano de Vicente (32) accedieron a la continuidad del tratamiento. En comunicación con Artemisa Noticias, Claudia Groppa, profesora de Sicología resumió que decidieron comenzar con el tratamiento tras 'aproximadamente dos años y medio que no venía el embarazo. Primero hicimos una cirugía y luego pasamos al tratamiento de alta complejidad en Buenos Aires. Fuimos a la obra social y nos dijeron que ellos tenían una resolución donde solamente cubrían el 50% de la medicación y como no sabíamos que se podía recurrir a la justicia lo hicimos de esa forma. Ese primer tratamiento no dio resultado y en la obra social nos trataron bastante despectivos, como que no les interesaba mucho el tema, ni escucharnos, ni nada.'

Según la Organización Mundial de la Salud -OMS- una de cada seis parejas en edad reproductiva tiene problemas de fertilidad. La OMS ha definido a esa dificultad como una enfermedad, otorgándoles a las personas con este padecimiento el derecho de ser tratadas. En la actualidad un tratamiento de reproducción asistida tiene un costo aproximado de 20 mil pesos y son pocas las obras sociales del país que cubren un pequeño porcentaje del mismo y hasta una determinada edad.

Claudia y Luciano perseveraron y ella recuerda 'nos enteramos que otras parejas habían recurrido a la justicia así que contactamos a la doctora Estela Aragón. Nunca hubo este tipo de consulta en San Luis. Hicimos tres notas a la obra social para que nos escucharan, para que vieran nuestro caso, los estudios que avalaban toda la enfermedad y todo lo que pedíamos. Se negaron. La última nota fue un pedido de respuesta y solicitábamos que nos respondieran, de lo contrario íbamos a iniciar acciones legales. Al mes nos respondieron. Frente a la negativa, el rechazo y la indiferencia salió la medida cautelar y estamos esperando el juicio por la demanda de amparo por salud. Mientras tanto la medida cautelar sirve frente al apuro, ya que el tiempo es apremiante para nosotros.'

Más allá de lo que requiere este tratamiento, Claudia y su pareja tuvieron que hacer frente a la respuesta que tuvo el médico auditor de la obra social, quien en primera instancia afirmó: ''esto es charlatanería, estos tratamientos no sirven'. Nos dijo -recuerda Claudia- que son ‘para sacarle la plata a los pacientes, tienen que ver con el comercio médico’. Que un médico diga eso tiene cero criterio humano y profesional. Eso fue verbalmente.'

Una medida importantísima

Fue como resultado de estas experiencias que la pareja decidió informarse y tomar un camino legal. Estela Aragón, su abogada, adelantó que 'vamos a tener éxito con la sentencia definitiva si tomamos en cuenta los casos ya existentes así como los tratados internacionales. Casos como este han sido resueltos por las Cámaras Federales de Buenos Aires, Córdoba y otras grandes provincias'.

Aragón además calificó a la medida cautelar 'importantísima' y la consideró como una determinación aplicable a todas las obras sociales. 'Los tratamientos de fertilización asistida son el modo de paliar ésta enfermedad y por sus costos, tienen que ser necesariamente cubiertos por las obras sociales', indicó la abogada.

Tal como lo expresan los últimos estudios realizados por la OMS, la infertilidad afecta a más de 80 millones de personas en todo el mundo. Frente a lo que esto puede representar para las parejas, Claudia recomendó 'no bajen los brazos, averigüen, infórmense sobre las posibilidades que puedan llegar a tener.'

Por su parte Luciano de Vicente, su pareja, licenciado en enfermería y docente universitario, aseguró que 'los problemas de infertilidad no son de la mujer y no son del hombre, son de la pareja y cuando uno tiene la visión de formar una pareja, una familia lo primero que tiene que hacer es apoyar a la persona que tiene al lado. Hace 11 años que estamos juntos. Afianzar el vínculo es lo más importante'.

Costos y beneficios

Consultado por Artemisa Noticias sobre lo sucedido en San Luis, el doctor Fernando Neuspiller, director del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Buenos Aires precisó: 'la medicina de alta complejidad es costosa en todo el mundo, Argentina es la excepción a la regla ya que el costo de los tratamientos es aproximadamente la mitad de lo que vale en el resto del mundo incluyendo Latinoamérica. Específicamente respecto a la cobertura de salud, la falta de una ley hace que las obras sociales y la medicina prepaga no tengan la obligación de cubrir este tipo de tratamiento, por lo cual la gente debe costearlos de manera particular en algún centro privado o en el hospital de Clínicas en el cual el costo es menor.'

Asimismo Neuspiller explicó que 'en España la seguridad social cubre los tratamientos en los hospitales públicos, el problema es que hay tanta demanda que las listas de espera duran años en muchos casos. Lo que generalmente ocurre es que los pacientes recurren a clínicas privadas y el seguro social les paga la medicación que necesitan –y aclaró- otros países más desarrollados como los de la península escandinava sí les cubren la totalidad de los tratamientos y el sistema funciona de manera óptima.'

Un dato que no es menor es el incremento de parejas que realizan este tipo de tratamientos. La Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (Red LARA) registró que en 2005 un 52,9% de las parejas que realizaban tratamientos de reproducción, eran mayores de 34 años. Este porcentaje se ha incrementado en un 23% según los datos del IVI Buenos Aires para 2008/09.

Por su parte, el Director de IVI observó un paulatino aumento 'en la demanda de ciclos de reproducción, y un aumento en la demanda de procedimientos de reproducción asistida en mujeres solas. Esto tiene que ver con varias cosas, este aumento en la edad de las pacientes debido a la postergación de la maternidad como consecuencia del modelo de vida. Las parejas priorizan el desarrollo económico y social antes que el hecho de ser padres, por otro lado vemos como se van deteriorando la calidad de las gametas (óvulos) relacionadas con el estilo de vida urbana y el stress, consumo de tabaco, etc'.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...