miércoles, 2 de diciembre de 2009

El Golpe en Honduras, las bases en Colombia y el cambio en la política exterior de Estados Unidos

Gustavo Herren (especial para ARGENPRESS.info)

El desarrollo del golpe en Honduras, mas que a una confrontación interna en el gobierno de EEUU entre sectores de poder duro y de poder blando, responde a una estrategia de poder inteligente. Los beneficiados son los intereses estratégicos de EEUU.

Los objetivos centrales en el largo plazo de la política exterior de EEUU trascienden al presidente y su entorno, que si bien se hallan imbricados en un gobierno que detenta el poder político, resulta funcional al poder económico del país. Ambos poderes no solo no se hallan disociados, sino que la mayoría del pueblo no tiene acceso a ninguno de ellos.

Son las élites del poder económico constituido en su mayor parte por los polos del gran capital concentrado, que posee y controla los grandes medios de producción, las que configuran la ideología y el sistema del capitalismo de mercado. Y son éstas, las que en última instancia inducen la definición de los objetivos nacionales y su proyección global. Aunque una administración difícilmente pueda perturbarlos, podrá según la coyuntura, cambiar las políticas para alcanzarlos.
Durante la era dipolar había en el mundo dos grandes áreas económicas casi aisladas físicamente entre sí, cuyos principales motores estaban dados por el capitalismo liderado por EEUU y el socialismo de la URSS. En Occidente con el sistema internacional del 'dólar' y el endeudamiento externo, los países indirectamente realimentaban la forma de vida y el brutal crecimiento militar estadounidense para la Guerra Fría contra el enemigo comunista.
Con el colapso de la URSS, EEUU explicitó sus objetivos históricos de unipolaridad en el Proyecto para el Nuevo Siglo Americano (Proyect New American Century). La lógica de apertura liberal y la acumulación ilimitada del capital extrapolada a un nivel mundial, engendró el proceso de globalización. Para sobrevivir, los ex-enemigos soviéticos pasaron a rivalizar con EEUU pero ahora dentro de la economía capitalista (China ya lo venía haciendo), lo que les abrió el acceso a espacios y mercados mundiales vedados en la Guerra Fría, situación que puede resultar aún mas riesgosa para las potencias occidentales. A dos décadas, la 'caída del muro' no parece haber sido tan beneficiosa para EEUU, la mundialización reimpulsó a Rusia, y el surgimiento de nuevas potencias regionales emergentes como China, India y Brasil, lo cuál entró en contradicción con los objetivos del liderazgo mundial de EEUU. Washington, debió así acelerar los mecanismos para acotar el surgimiento de sus competidores, ocupar los espacios físicos en que se proyectan, y profundizar la dominación y control en las zonas de influencia.
Aunque existe una tendencia mundial hacia el multilateralismo y el gobierno de Obama lo declama, en las condiciones actuales con el sistema del dólar como unidad fiduciaria internacional de referencia y reserva, no hay razones suficientes para que EEUU baje sus objetivos implícitos de unilateralismo global, mas aún cuando es la primera vez en la historia que una sola nación ha logrado un poder militar imbatible en todo el planeta, y en los hechos pretende no solo seguir manteniéndolo sino profundizarlo, ya que el sistema económico permite que la mayoría de los países del mundo sean los que indirectamente, alimenten la maquinaria de guerra estadounidense. Las mismas víctimas pagan a su verdugo.
A pesar de su oratoria conciliadora el actual presidente y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Obama, continúa avanzando con el cerco militar sobre Rusia y China. Un indicio puede observarse en la intensidad de las recientes actividades militares conjuntas del Pentágono-OTAN con ciertos países de Eurasia. En el Cáucaso, tropas de EEUU realizaron en Noviembre en Georgia el ejercicio militar combinado 'Respuesta Inmediata', con el propósito declarado de entrenar tropas locales para combatir en Afganistán bajo el mando de la OTAN. Sin embargo, los ejercicios fueron similares a los de 2008 que habían culminado unos días antes de que el gobierno de Saakashvili lanzara la invasión a Osetia del Sur, desencadenando la intervención de Moscú, que protestó por el actual ejercicio y puso nuevamente en alerta a sus fuerzas. El régimen pro-estadounidense de Georgia sigue recibiendo importante cantidad de armas de los países de la OTAN de Europa del Este, equipo militar pesado de Ucrania, material aéreo de Israel, y entrenamiento y misiles de EEUU. Una técnica de hostigamiento similar, dirigida al arco de inestabilidad en América Latina (1), en especial contra los países bolivarianos y Brasil, fue aplicada con la activación de las bases militares combinadas de EEUU en Colombia y las próximas en Panamá.
Al sur del Cáucaso, el Pentágono logró que Armenia, un país aliado de Rusia miembro de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO, la contrapartida de la línea OTAN-EEUU-Unión Europea), coopere con éste enviando tropas a Afganistán.
En el Mar Negro, la fuerza de tareas del Comando de Combate Europeo de EEUU (USEUCOM) realizaron ejercicios de entrenamiento conjunto con tropas de Bulgaria y Rumania, incluyendo unidades aerotransportadas y de ataque supuestamente destinadas para la guerra de Afganistán. El gobierno de Obama anunció que fue revaluada la ubicación del escudo antimisiles en Polonia y República Checa, pero en realidad expandió su despliegue a Bulgaria y Rumania en los Balcanes, y a Turquía e Israel. Si bien los objetivos nucleares actuales de EEUU son Corea del Norte, Irán, Siria, Libia, China y Rusia, son estos dos últimos los que realmente preocupan al Pentágono y a menos que logre completar el despliegue del escudo, Rusia es actualmente el único país con capacidad nuclear para enfrentar a EEUU.
En el mar Báltico, naves de guerra de EEUU realizaron ejercicios con las fuerzas navales de Finlandia, Estonia y Lituania. En Polonia, la Fuerza Aérea de EEUU acaba de transferir cinco aeronaves de carga Hércules C-130 de una de las principales bases estadounidenses en Europa, Ramstein en Alemania, a la de Powidz para operaciones de despliegue de tropas polacas a Afganistán y Africa, según se informa.

El gobierno de Suecia (miembro de la OTAN) comunicó que ha iniciado conversaciones con EEUU, Canadá, Noruega y Dinamarca acerca de la presencia de Rusia en el Círculo Artico.
En Bangladesh, al sudoeste de China, EEUU realizó ejercicios de entrenamiento de comandos navales locales.

En la India, el Pentágono desarrolló el mayor ejercicio militar de su historia, con el primer despliegue en gran escala de vehículos blindados de combate estadounidenses fuera de Irak y Afganistán.
En Corea del Sur, Washington completó un plan de acción militar conjunta, para intervenir en Corea del Norte frente a un potencial colapso de su gobierno o inestabilidad interna. Por otra parte, después de la visita del secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, Seúl enviará tropas a Afganistán.
La permanente presencia militar de EEUU en Filipinas se consolida con la ratificación del Acuerdo para Fuerzas Visitantes (Visiting Forces Agreement), con la continuación del apoyo militar, con el despliegue de tropas estadounidenses en Mindanao en la Fuerza de Tareas Conjunta para Operaciones Especiales, y con la permanencia en el sur de tropas contra-terroristas de EEUU.
En la región con grandes recursos en hidrocarburos de Oriente Medio, el Pentágono redespliega tropas de Irak a Afganistán después de una guerra en que su tecnología bélica de punta no pudo ganar, y antes que la resistencia iraquí termine por consolidarse como ejemplificadora para todo el mundo. Sin embargo se retira de Irak aunque sigue ocupándolo, sin dejar espacios a Rusia ni China. La autodeterminación de Irán, entra en oposición directa con los intereses de Washington que abrió el frente de Pakistán, donde Obama incrementó la frecuencia de los ataques con aeronaves no tripuladas artilladas (drones) desde Afganistán-CONUS (2), contra supuestos extremistas en territorio paquistaní continuando con la política de asesinatos selectivos. Está creando además las condiciones psicológicas para ocupar militarmente a Pakistán, para ello la secretaria de Estado Hillary Clinton promueve una intensa guerra psicológica difundida por los grandes medios de comunicación internacional, que proclaman que el país nuclear (que hasta ahora no acepta la presencia de tropas extranjeras) está al borde del caos. La geopolítica de Washington en Oriente Medio-Cáucaso, avanza.
Se van poniendo en evidencia las nuevas estrategias de la administración Obama marcando diferencias con la de G.W. Bush, aunque con los mismos objetivos finales de dominio y control mundial. Hillary Clinton definió el 'poder inteligente' (smart power) como '...el uso de la inteligencia por todos los medios disponibles, que incluye : las habilidades para acordar, la fuerza económica y la fuerza militar...'. El poder inteligente no descarta el uso de la fuerza militar (hard power) que fue prioritaria en el gobierno anterior, sino que la enmascara detrás de políticas de conciliación y cooperación (soft power), lo inteligente es hacer que ambos no entren en conflicto entre sí.

La estrategia exterior de Obama podría evaluarse no solo por su retórica a veces contradictoria, sino por lo que hace, lo que deja de hacer, y por la evolución de los acontecimientos en relación a los intereses y objetivos de EEUU, ya que también se articula en las contradicciones internas de su propio gobierno, como con las de aquellos sectores belicistas conservadores.
Así se puede observar en su histórica zona de influencia hemisférica, nunca descuidada, cómo el golpe cívico-militar en Honduras va evolucionando según los intereses de Washington. Después del fracaso de los golpes en Venezuela y Bolivia, el de Honduras logró medir la relación de fuerzas regionales, marcó una discontinuidad en el avance de la integración latinoamericana anti-imperialista promovida por los países bolivarianos, y muestra una línea divisoria de polarización regional. El apoyo al golpe desde su inicio por elementos conservadores y otros sectores del gobierno de EEUU y su aliado Israel, abrió un aparente juego ambivalente del demócrata Obama; el peso de la base estadounidense de Soto Cano operó como garante de los golpistas, marcó el territorio como elemento disuasor dirigido a cualquier intervención de otros países. La mediación y el 'acuerdo' captados y manipulados indirectamente por la Casa Blanca, y el apoyo final de la administración Obama a las elecciones convocadas por el régimen de facto sin la restitución del presidente Zelaya, definió la política exterior estadounidense. El siguiente gobierno o seudogobierno hondureño deberá cuidarse de tomar distancia de la línea Venezuela-Bolivia-Ecuador, renunciar a una Asamblea Constituyente, y tener firme alineación con Washington bajo el tutelaje de los capitalistas y los militares locales traidores, y no tardará en ser apoyado o reconocido por los países colaboracionistas del imperio como Colombia, Panamá, Perú, Costa Rica, México e Israel. EEUU necesita fortalecer su influencia hemisférica no solo por su propia geografía incluyendo la región austral-antártica, sino por su proyección geopolítica hacia Africa y de allí la conexión con Oriente Medio.
Frente al peso de la alianza transatlántica EEUU-UE, la OTAN e Israel en Oriente Medio, los países bolivarianos anti-imperialistas buscan contrapesar la relación de fuerzas respaldándose en alianzas comerciales y militares con Irán, Rusia y China. Para recuperar influencia en América Latina, Washington opera directamente y a través de la acción combinada de sus socios regionales e internacionales, usando como pantalla al seudoenemigo del narco-terrorismo, un señuelo aglutinante que desvía la atención sobre los verdaderos enemigos. Aparte de las relaciones comerciales, detrás de las últimas visitas de funcionarios del gobierno de Israel a la región, se encuentra el negocio armamentista, la transferencia de tecnología, inteligencia y el entrenamiento contra-insurgente (como en Perú y Colombia), sea por vía privada u oficial (caso de la Mossad). La estrategia de Tel Aviv va dirigida a la polarización latinoamericana, y busca volcar contra Venezuela, Bolivia e Irán a Brasil y Argentina; y en ésta, ejercer presión suficiente para que no vaya a existir la mas mínima cooperación nuclear con Irán. Con la satisfacción de la Casa Blanca, la presidente Cristina Kirchner viene tomando distancia con una actitud dura contra Irán, teniendo en vista los atentados que detuvieron las negociaciones nucleares con ese país, cuando en 1993 el gobierno argentino le remitió Uranio enriquecido con la autorización de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA).
Washington tolera el programa nuclear de Brasil similar al de Irán, de enriquecimiento de Uranio para abastecer sus centrales núcleo-eléctricas. Ambos países firmaron el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, y Brasil negó el permiso a las inspecciones irrestrictas de la IAEA, argumentando que con el acceso a sus centrifugadoras correría riesgo el secreto industrial.

Brasil es la única de las potencias regionales emergentes (India y China) que no posee armas nucleares. Durante la reciente visita del presidente Ahmadineyad, Lula solicitó a Teherán la búsqueda de una solución justa y equilibrada al problema de la no proliferación nuclear, para un Oriente Medio libre de armas nucleares. Sin embargo, Brasil acaba de firmar con Francia un acuerdo que incluye transferencia de tecnología para construir un submarino a propulsión nuclear, así como aviones caza de última generación en el camino a constituirse como potencia regional con proyección global. Brasilia, busca un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU y participar como mediador en el conflicto palestino-israelí y con Irán, por lo que Lula se reunió recientemente con los tres líderes respectivos.
La Casa Blanca debe procurar que el crecimiento de Brasil como potencia emergente se avenga a sus intereses y objetivos globales, y evitar que se constituya por fuera de ellos un bloque regional latinoamericano, el gobierno colombiano cipayo de EEUU, actúa como un elemento bloqueador y disgregador como se observa en UNASUR y el Consejo de Defensa Suramericano. El gobierno de Obama no deshizo la avanzada militar de Bush sobre América Latina, sino que continuó con casi todas las operaciones militares de los halcones y hasta con su secretario de Defensa, Robert Gates. Las próximas bases militares en Panamá aseguran el control sobre el paso inter-oceánico. Las bases militares estadounidenses conjuntas en Colombia cubren el sector hemisférico de lo que el Pentágono denominó arco de inestabilidad global, cierran el cerco militar sobre Venezuela y sus reservas de hidrocarburos, direccionan la energía de Chávez, afectan directamente a Ecuador y la amazonia Brasileña y constituyen una amenaza para los demás países, en
cuanto permiten al Pentágono un abrupto aumento de la capacidad para movilidad aérea y el despliegue rápido masivo de tropas a casi toda Sudamérica.
En este contexto, los movimientos estratégicos que el Pentágono realiza en un continente son parte de un todo, de modo que no son independientes de los que realiza en otro. Las bases estadounidenses en Colombia junto con la base militar de Inglaterra, socio estratégico de EEUU, en Isla Ascensión permitirán el despliegue rápido de tropas aerotransportadas y material bélico pesado desde EEUU al Occidente de Africa, especialmente sobre los yacimientos de hidrocarburos del Golfo de Guinea. En el área naval la IV Flota puede operar sobre los mismos en combinación con el Comando Africa (USAFRICOM), además de ejercer vigilancia sobre el mar territorial de Brasil y sus reservorios de petróleo.

El continente africano es otro de los grandes campos de batalla entre EEUU y China para el siglo XXI. Desde el 2000, Beijing viene incrementando sus relaciones con Africa. Busca asociaciones público-privadas con el sector público de los países africanos copiando el modelo capitalista occidental, ha lanzado un fuerte programa de inversiones con préstamos tan convenientes que provocaron la reacción del Fondo Monetario Internacional (dominado por EEUU). Debido al riesgo de que buena parte de sus reservas están en bonos del Tesoro de EEUU, Beijing comenzó a comprar activos físicos en Africa. Si bien EEUU es el primer importador de petróleo africano, China es el segundo. Con el pretexto de combatir a los piratas somalíes envío una flotilla de naves de guerra al Golfo de Adén, por donde pasa el 40% de su comercio.
Para EEUU, China es una preocupación como rival emergente que necesita contener, por eso sigue fortaleciendo relaciones con sus aliados como Japón, Australia, Corea del Sur, Tailandia, Filipinas, y Obama en su reciente visita a Japón manifestó lo contrario '...EEUU no busca contener a China, ni tampoco una relación más profunda con China significa un debilitamiento de las relaciones bilaterales con Japón...' Y lanzó un tiro indirecto por elevación contra el crecimiento del poder militar de China utilizando como excusa el supuesto peligro de Corea del Norte '...EEUU mantendrá una fuerte y efectiva disuasión nuclear que garantice la defensa de sus aliados, incluidos Corea del Sur y Japón.'
En el extremo Sur de América, el Pentágono (y el Comando Sur (USSOUTHCOM)) considera que el paso interoceánico alternativo del estrecho de Magallanes (activo hasta la inauguración del canal de Panamá) y los yacimientos de hidrocarburos en el Atlántico Sur, entran en el área de responsabilidad de la IV Flota en operaciones, que así como cuenta con libre acceso a la base de Isla Ascensión lo tiene a la base aeronaval inglesa OTAN-Malvinas. Las islas serán consideradas territorios de ultra mar de la Unión Europea una vez que entre en vigencia el Tratado de Lisboa. Inglaterra acaba de enviar a la base Mount Pleasant en Malvinas, varias aeronaves de combate de última generación Eurofighter Typhoons. Sin embargo, el gobierno de Argentina no ve hipótesis de conflicto alguna en el mar austral.
La globalización permitió la presencia capitalista de China, Rusia e India en Africa y América. En el siglo XXI la lucha y la guerra por los recursos naturales será la continuación de política exterior por otros medios, Honduras y Colombia forman parte de ello.

Lo que dijo una vez Churchill sobre la relación entre el imperio Británico y los países del mundo, se puede aplicar también para los adversarios internos en el bipartidismo estadounidense : 'no hay amigos ni enemigos permanentes... hay intereses permanentes.'

Notas:
1) El Pentágono considera que existe un arco de inestabilidad permanente, desde la región andina de América del Sur- norte de Africa- Oriente Medio- Cáucaso- Asia Central hasta Filipinas e Indonesia.
2) CONUS : Continental United States (Territorio continental de EEUU). Los 'drones' como el Reaper (decapitador) o el Predator (depredador) son aeronaves militares teledirigidas dotadas con misiles como el Hellfire (Fuego del Infierno), diseñados como arma contraterrorista usando los mismos efectos psicológicos del terrorismo, ya que buscan crear terror en el enemigo, que no sabe desde donde ni cuando será atacado, ni tampoco podrá ver a su atacante.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Avanza nuevo imperialismo Yanqui: El del presidente Obama apoyado, como siempre, por un pequeño grupo de naciones latinoamericanas abyectas

Apolinar Díaz – Callejas (especial para ARGENPRESS.info)

La farsa del golpe militar en Honduras, dado por los militares de ese país y la ultraderecha hondureña, bajo la vigilancia de combate de las tropas norteamericanas parqueadas en esa nación y el visto bueno, el primero de su historia como presidente de los Estados Unidos, del Señor Barack Obama, ha culminado con una farsa electoral constatada y denunciada por todo el mundo, en que han querido mostrar como triunfadores dos de los candidatos de la ultraderecha entregada a cumplir órdenes del nuevo gobierno norteamericano, cuando las cifras electorales muestran el fracaso total de los resultados electorales de los candidatos pro norteamericanos que autorizó el señor Obama.

En pocas ocasiones anteriores, la América Latina se expresó con vigor y casi unanimidad condenando la vieja pero nueva política de agresión militar norteamericana contra naciones de América Latina. Yo tuve el acierto desde el inicio del gobierno de Obama, de denunciar que iba a ser un nuevo candidato de la ultraderecha militarista y guerrerista de los Estados Unidos. En los primeros momentos estuvo cauteloso, pero tanto en el Medio Oriente como en América Latina Obama mostró su garra imperialista, en que los problemas se resuelven a bala. Así de simple es la nueva política internacional del presidente Obama: todo lo arreglará a bala. Quería demostrar que él era de la raza negra pero no compartía los ideales democráticos de esa parte de la población de Estados Unidos que registra una historia heroica, valiente e implacable por sus derechos raciales, en la vigencia de los Derechos de los seres humanos de todas las razas en ese país. Barack se posesionó y arrancó fortaleciendo la presencia militar de Estados Unidos en el Medio Oriente, y pese a que anunció el levantamiento de la base militar y colonial de Estados Unidos en Cuba, en Guantánamo, desde la época en que esta nación del Caribe luchara por su propia independencia, a muy poco tiempo de sus palabras descubrió “obstáculos” para cumplir su promesa. Comenzó a mentir desde entonces. Por mi propia formación ética y política yo no creo en los compromisos que adquieran personas que no se atreven a cumplir sus propias palabras de poner términos a la ignominia que representa apropiarse por la fuerza de los territorios de otra nación independiente. Obama no aguantó muchas horas con su oferta de liquidar la base de Guantánamo y devolver ese territorio a Cuba. Recogió sus propias palabras mentirosas y se dedicó, más bien, a propiciar el golpe de estado contra el gobierno legítimo de Honduras, encabezado por el presidente Manuel Zelaya. Después hizo todas las trampas presidenciales para legitimar la invasión de Honduras, el derrocamiento de su gobierno legítimo y la instalación de un nuevo gobierno de estirpe colonial con acciones militares y muertos del pueblo hondureño, que solo han defendido abiertamente cuatro gobiernos latino americanos: Colombia, Costa Rica, Panamá y México. Así, vulgarmente, murió el compromiso del presidente Obama de poner fin a la ocupación gringa de la base de Guantánamo y al boicoteo económico, comercial y legítimo de Cuba con otras naciones, a la que Estados Unidos podía obligar a no tener intercambio comercial con la tierra de Martí. Con dos breves soplos de poderío militarista, el presidente Obama se pasó en la historia de las Américas a ser otro agresor imperial de la soberanía y dignidad de América Latina.

Por estas circunstancias me satisface el hecho de que no caí en la trampa de fijar las esperanzas de cambios económicos, sociales y políticos de Estados Unidos hacia la libertad y la igualdad bajo el gobierno del presidente Obama, basta que los lectores lean sus discursos desde el primer día del presidente y encontraran una cadena continuada de arrepentimientos sobre medidas progresistas y democráticas que aplicaría con la América Latina. Por el contrario, a las pocas horas de posesionarse como presidente, su equipo de la ultraderecha americana, perteneciente a los dos partidos, emprendió el primer golpe militar contra una nación de la América Latina. Fue el golpe contra Honduras, en donde el pueblo de ese país, sin verdadera solidaridad, está dando la más grande batalla para recuperar su soberanía y expulsar a los militares yanquis que ocupan su país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bases militares norteamericanas en Colombia contribuyen a una guerra no declarada en América Latina

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

Las bases militares norteamericanas en Colombia contribuyen a una guerra no declarada en América Latina y no a la lucha efectiva contra el narcotráfico, declaró la abogada y escritora Eva Golinger en entrevista exclusiva a RIA NOVOSTI sobre el tema "Guerra irregular contra Venezuela".

"Donde están las bases militares norteamericanas están los grandes productores de drogas", apuntaló la abogada. Añadió que durante diez años de realización del Plan Colombia aumentaron la producción y tráfico de drogas... y que al parecer la política de los EEUU es fomentar el narcotráfico y no neutralizarlo.

Según Golinger, el introducir drogas en una comunidad [sociedad o país] es una forma de paralizarlo, de por lo menos neutralizar sus capacidades para desarrollarse; y uno de los componentes de su teoría "Guerra irregular contra Venezuela": la subversión y contrainsurgencia.

A diferencia de la tradicional, la "guerra irregular", que según la escritora, autora del libro "Código Chávez", se ejecuta tanto contra Venezuela como contra América Latina, tiene como objetivo principal dominar e influir en la población del país adversario. Es silenciosa pero tan peligrosa como la tradicional. Sus componentes o tácticas principales además de la mencionada son la diplomacia y las operaciones psicológicas y militares.

Ver texto completo...

Las elecciones del imperio en Honduras

Vicky Pelaez (especial para ARGENPRESS.info)

Venceréis pero no convenceréis
Miguel de Unamuno

Estado Unidos puede cambiar su estrategia y táctica pero deja siempre inalterables sus intereses nacionales. Así lo demostró, cuando sin hacer mucha bulla, amenazando o esgrimiendo armas, como lo hacía antes, impuso su voluntad rompiendo el eslabón más débil de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Honduras.

Ignorando todo postulado democrático, que supuestamente pregona desde los últimos 200 años, tiró a la basura los derechos humanos y los internacionales, y se olvidó de las promesas de apoyo al depuesto presidente Manuel Zelaya. Así, desoyendo los clamores de la resistencia popular hondureña y la opinión de la mayoría de los países del mundo, el Gran Patrón apoyó a los golpistas para celebrar unas elecciones presidenciales ilegales, y hoy Honduras tiene a un nuevo lobo como presidente.

Esta vez no mandaron a los marines sino 800 contratistas de origen hispano de los servicios de inteligencia, así como un numeroso grupo de cubanos de Miami para “ayudar a evitar el desorden durante las elecciones”, lo que en realidad significaba amedrentar a la población. Y lograron, junto con 30,000 soldados y policías nacionales desplegados en las calles del país, imponer al supuesto ‘candidato de oposición al golpe de Micheletti’, Porfirio Lobo Sosa del Partido Nacional. Por supuesto que su hombre ganó, dicen que con el 61 por ciento de votos escrutados y que obtuvo el 55.9 por ciento frente al 38 por ciento del candidato de Micheletti, Elvin Santos del Partido Liberal. Lo que no dicen es que hubo gran abstención, entre 65 a 75 por ciento de los electores. Es decir, el pueblo no votó.

Ya se sabía esto, y también que Alan García y Álvaro Uribe , los presidentes que se disputan los favores del Gran Patrón, se precipitarían en reconocer las elecciones repitiendo instrucciones de Hillary Clinton, sobre la ‘utilidad de las elecciones para deshacerse de las dictaduras’. Costa Rica, Panamá, Japón e Israel confirmaron su fidelidad a Estados Unidos reconociendo también la legalidad de lo ilegal. Así Porfirio Lobo no podía no ganar, y la oligarquía hondureña lo festeja.

Hijo de prósperos terratenientes, y curiosamente ex miembro del Partido Comunista con preparación en la Escuela de Cuadros de Líderes Comunistas en la ex Unión Soviética se convierte en el privilegiado de EE.UU. Ya en 1980, cuando “Pepe”, como lo suelen llamar a Porfirio Lobo, renunció al Partido Comunista y se integró al Partido Nacional de extrema derecha, se sospechó que era infiltrado de la CIA. Nadie sabe si le guió la ideología o sus ambiciones personales, pero finalmente llegó a trepar la escalera del poder en Honduras.

Mientras tanto, el legítimo presidente de Honduras, Manuel Zelaya queda atrapado y sin salida en la embajada del Brasil en Tegucigalpa, traicionado por Barack Obama e Hillary Clinton en quienes depositó sus esperanzas de justicia. No pudo percatarse a tiempo que el golpe de Estado, su destierro en Costa Rica e inclusive su retorno a Honduras para aislarlo fue planificado por el Gran Patrón, engañándolo con promesas de apoyo.

La oligarquía retomó el poder en Honduras pero el movimiento de resistencia también se fortaleció y la lucha seguirá mientras la injusticia y la pobreza estén dominantes. Los países del ALBA también están avisados de las batallas que les esperan.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Crisis, acumulación y forma de Estado en la Argentina post-neoliberal (Parte I)

Jorge Sanmartino (especial para ARGENPRESS.info)

Qué fácil que era todo en los 90. El neoliberalismo le hizo sencilla la vida a las ciencias sociales y al pensamiento crítico, las unificó por lo menos en un punto crucial: la convertibilidad y el plan económico de Cavallo significaron una ruptura radical con el agonizante modelo de sustitución de importaciones que, ya medio muerto, tenía colocado un respirador artificial. Lo que el golpe del 76 había comenzado, lo remató el menemismo. Y aunque siempre podamos encontrar continuidades sabemos, acordamos en que la tonalidad de la década la dio la ruptura. Algo más: se asentó firmemente en una derrota política y no sólo en un impasse económico (aunque aquí el “consenso” ya no sea tan extendido).

Los investigadores tienen ahora que romperse la crisma con insólitas contradicciones y complejidades. Los trazos de una ruptura no son tan claros. Las continuidades tampoco. El resultado, en una gran cantidad de análisis, es una liviana suma y resta de medidas de política económica: una de izquierda otra de derecha. Una de cal otra de arena. Suma cero. Además, los análisis sobre esta “historia reciente” están sobrecargados con el peso político e ideológico del fragor actual. Mientras los simpatizantes de la administración kirchnerista ven un gobierno nacional-popular y un modelo de desarrollo integral con la creación de casi 3 millones de empleos, sus detractores apuntan a la continuidad neoliberal del modelo sojero-petrolero extractivo con distribución regresiva del ingreso. ¿Y si los empleos y el modelo extractivos son ambos dos caras de la misma moneda?

A nada bueno llegaremos haciendo estos ejercicios matemáticos de suma y resta. Necesitamos saber algo más sobre las formas de Estado, sobre las relaciones entre economía y política para sobreponernos a esta aburrida cuenta de medidas gubernamentales. En otros términos, deberíamos comprender antes que nada la lógica interna de una estructura que integra medidas contradictorias.

Acumulación y lucha de clases

Los análisis funcionalistas y de la lógica del capital, fundan la explicación de la crisis política del 2001 en una disfuncionalidad del tipo de acumulación y su forma estatal y, en consecuencia, la entienden como una reestructuración sistémica de las relaciones sociales de producción. La lucha de clases aparece como síntoma. Los actores sociales, como portadores de una nueva racionalidad funcional a la reestructuración. En esta interpretación, las formas del Estado son derivadas del patrón de acumulación y las clases populares son externas a la nueva configuración estatal. Son objetos de dominación. La nueva “hegemonía” que una reestructuración del capital impone, atañe más a la configuración de los bloques de las clases dominantes que a una articulación social global. En definitiva, en esta visión estrecha, el Estado se simplifica como el sólo agente clasista de dominación en vez de ser la expresión de nuevas relaciones de fuerza sociales que atañen a todas las clases y sectores de clases.

La curiosidad del momento es sin embargo la yuxtaposición de un enfoque estructural-funcionalista como el mencionado, con la sensibilidad marxista de la lucha de clases. Así, mientras se pinta la primavera de rebeliones, revueltas, insurrecciones, jornadas revolucionarias y hasta revoluciones para caracterizar la activación popular del 2001, la lógica derivacionista se impone a la hora de caracterizar la reestructuración del Estado y su conexión con la lógica de la acumulación. Las clases subalternas siguen totalmente ajenas, externas al análisis de la reestructuración y así la historia apasionada de los últimos años no es más que la fría y lejana historia de fracciones del capital. Las clases populares que ganaron las calles, la clase trabajadora que adquirió nueva fuerza social, parecen ajenas y externas a las densidades del Estado, su nueva morfología, sus conflictos.

En el fondo existe un rechazo existencial a entender las formas del Estado como expresión dinámica de las relaciones de fuerza sociales y políticas y comprender las tendencias contradictorias que puede adquirir la función de la reproducción social capitalista con las formas a las que se ve impelido el Estado capitalista para lograrlo. Función y forma pueden estar en contradicción, y el grado en que lo hagan, puede decirnos mucho sobre la configuración del Estado y del carácter de la articulación hegemónica.

Revolución pasiva

La tesis continuista no niega ciertos cambios respecto al clima político de los 90, pero la caracterización de sus políticas como neoliberales enfatiza los elementos que no han sido desmontados del régimen anterior. Algunos, al considerar un poco prematuramente que el “neoliberalismo está muerto en todo el mundo”, aceptan que un intervencionismo estatal ahora se hace presente, pero en todo caso se trata de los mismos objetivos y de los mismos intereses de clase. Atilio Borón admite la intervención estatal, por ejemplo, sobre la nacionalización de las AFJP, pero sólo con el objetivo de rescatar al capital financiero de la crisis y ve a la administración kirchnerista como continuidad (Borón, 2009). Maristella Svampa destaca que el “modelo neoliberal y el régimen que acompañó su instalación, siguen gozando de buena salud” por la defensa del modelo extractivo-exportador y la precariedad laboral (Svampa, 2008; 69). Petras, un poco a la violeta, lo define como “liberalismo pragmático” (Petras, 2009; 153). En todos los casos la fisonomía del Estado no parece relacionarse con el proceso social más que tangencialmente. Para quienes sostuvieron que el conflicto del gobierno con la burguesía agraria se trató sólo de una lucha de fracciones capitalistas por el agotamiento de recursos para el pago de la deuda externa y los subsidios a la burguesía, la desconexión entre formas de Estado y lucha de clases es evidente (Castillo, 2008). El Estado así es impermeable a la lucha de clases, que queda alojada fuera de la esfera institucional. La denuncia sobre la “cooptación” de movimientos sociales y de derechos humanos, evitó la incómoda pregunta sobre cómo fue posible cruzar las fronteras (salvo por una “traición”) si las formas de Estado están selladas a la presión social. De esta incongruencia surge la teoría del “doble discurso”, la “mentira” y la “manipulación”, sociológicamente ingenuas. Una perspectiva teórica que oblitera la relación entre Estado y lucha de clases, tiende a buscar en las políticas públicas de cualquier administración el más leve indicio de continuidad para demostrar el carácter continuista-capitalista del mismo. Del otro lado, las iniciativas progresistas no cuentan más que como programa de gobierno y nunca como imposición social. Se pierde así el cuadro completo de la nueva configuración hegemónica.

Fue Antonio Gramsci quién explicó los contornos del integracionismo bajo el nombre de “revolución pasiva” o “revolución-restauración”, anunciando desde su mismo nombre el carácter inherentemente contradictorio del mismo. En otro lugar hemos defendido el uso analógico, metafórico del término (Sanmartino, 2008). Baste con decir que se trata de una bella metáfora que facilita entender un doble juego: en primer lugar la capacidad de realizar cambios y encarar procesos de modernización capitalista desde el poder, desactivando la acción autónoma y disruptiva de las fuerzas emergentes (tesis que el estancacionismo derrumbista jamás logró asimilar); y en segundo lugar que esos cambios son siempre una adecuación y asimilación de la presión que viene desde abajo. Son dos movimientos complementarios que no pueden existir el uno sin el otro. En Gramsci no se trata de una prescripción política, tal como la han interpretado Godio y Robles en atención a la administración kirchnerista (Godio y Robles, 2009) sino de análisis político, aunque no deja de tener consecuencias importantes para la acción política. Entre otras diferencias con el tipo de activación populista, está el hecho de que no se propone la movilización popular sobre la que se apoya, sino la pasivización y reconducción institucional de la misma. Si los gobiernos sucesivos de la pareja presidencial no son la expresión directa del ascenso popular sino su canalización mediante el único partido nacional que quedó en pie luego de la crisis, pudieron hacerlo a condición de absorber los motivos incandescentes que la sociedad dejó pendientes en las calurosas jornadas del 2001. La reforma de la Corte Suprema, el pase a disponibilidad de la cúpula militar, la anulación de las leyes de impunidad, pero también la retórica anti FMI o la reactivación del discurso popular progresista, la amistad con Chávez y una nueva plataforma de política exterior, son sólo algunas de las medidas que expresan las exigencias de una gobernabilidad asentada en formas institucionales e ideológicas diferentes a las que los gobiernos de Menem y De La Rua habían articulado. Estas diferencias no niegan continuidades, pero las colocan en otro contexto.

He aquí nuestra idea central: que la nueva relación de fuerzas nacida de la resistencia popular al neoliberalismo y del descontento y oposición de fracciones internas del capital, alumbró un cambio en el modelo de acumulación, de uno típicamente neoliberal a otro neo-desarrollista, y que un nuevo patrón de acumulación se inscribe en nuevas instituciones, ideologías y relaciones sociales bajo una forma de Estado que aquí llamo, quizá a falta de un nombre más atractivo, de compromiso débil y que mantiene tantos elementos de continuidad con el esquema neoliberal de mercado como de discontinuidad, donde lo importante ya no es la contabilidad de virtudes y defectos, sino su inscripción dentro de la reconfiguración de la forma Estado basada en un nuevo bloque de poder y una nueva articulación hegemónica que presupone la inclusión de manera pasiva de intereses y demandas populares expresadas en el 2001 así como las exigencias de la normalización capitalista. Esta nueva configuración no tiene un destino claro y puede desandar mucho de lo avanzado, pues las fronteras entre las nuevas y las viejas formas de Estado son más frágiles de lo que el discurso oficial está dispuesto a aceptar, si se las compara con las rupturas en el bloque de poder que ahora mismo se están produciendo en países como Venezuela o Bolivia.

Jorge Sanmartino es Sociólogo UBA- IEAL, integrante del colectivo Economistas de Izquierda (EDI).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El sentido común no es el buen sentido

Ricardo L. Plaul (especial para ARGENPRESS.info)

Los más asustados por el repiqueteo incesante de los medios en relación con la violencia social y el delito, no pueden llegar a reflexionar que, precisamente es la naturaleza del sistema socio-económico que ellos alaban y sostienen, con su pensamiento, con sus decisiones y acciones, el que genera y aumenta día a día la posibilidad de la violencia.

Los niños pidiendo o trabajando en situación de calle, la droga que los destruye tempranamente, los sin techo que habitan bajo las autopistas urbanas, los asentamientos o villas que invaden insolentemente el espacio urbano de los poderosos de turno, no son como piensa una parte de la clase media alta y media argentina, producto de una idiosincracia criolla o nativa, de una naturaleza o esencia poco proclive al trabajo de las clases bajas. No es lo que el racismo y la xenofobia local atribuye a la genética propia de nuestros “morochos” latinoamericanos. Estos fenómenos sociales no son más que la palpable evidencia de un sistema que excluye, que animaliza, que destruye cultural y materialmente. Es el sistema capitalista que concentra la riqueza- que es precisamente producida por quienes ellos desprecian- en un porcentaje que en los mejores casos alcanza a un 20 % de la población.

La televisión, concretamente TN, los estúpidos “Pells” de canal 11, canal 13, Clarín, Radio 10, Susana, Mirtha, Tinelli, Continental, Mitre, Perfil y todos sus derivados mediáticos, enfermos de anti –todo lo que haga el gobierno (al que sin duda le caben duras críticas), conforman el sentido común de Doña Rosa y de don Remisero, de la Sra. Gorda y del ejecutivo así como de muchos comerciantes y empleados explotados, convenciéndolos de que el eje del mal y del “caos reinante” (les encanta esta palabrita), son los gobernantes, los gremialistas y los “negros” pobres. Todos ellos merced a una política “claudicante, confiscatoria y populista” nos llevarán al reino autoritario de Chavez (ya ni siquiera es Castro) o del “ignorante indio” Evo. La mayoría ignora quién gobierna en El Salvador o en Nicaragua.

Cada una de las medidas progresistas (con sus errores de implementación o de trámite administrativo o parlamentario), tomadas por este gobierno, desde el fallido intento de la 125 hasta la asignación por hijo, han sido resistidas por los grupos concentrados del poder económico y han logrado arrastrar, gracias al poder mediático monopólico, a una parte de la sociedad argentina que repite slogans como loritos sin haber siquiera leído las respectivas leyes o decretos. Aún aquellos que no tienen tierra ni en una maceta han defendido a rajatabla a la Patria Sojera. Aún aquellos que suelen despotricar con respecto a los contenidos de los programas televisivos protestaron contra la “antidemocrática” Ley de de Medios.

Mis queridos amigos, pueden estar tranquilos: este gobierno no es socialista ni lo quiere ser. Tampoco estamos al borde del Apocalipsis como vaticina Carrio, ni hay que salir armados a matar chicos pobres (eso ya lo hace la policía). Por favor:

• Dejen de creer que la realidad es la que los medios describen. Hay espejos, como lo escuché decir a Dolina, que distorsionan lo que reflejan. Hay intereses económicos que nos meten en la Matrix de la información.

• No critiquen más a Cristina y a Néstor por estupideces, sino por cuestiones de fondo (veto de la Ley de protección de glaciares, falta de presupuesto para salud, cajoneo de una nueva ley de entidades financieras, apoyo a los gordos de la CGT, subsidios a las grandes empresas, no otorgar el 82% móvil a los jubilados nacionales, etc.).

• Desarrollen el buen sentido que es el núcleo de la conciencia crítica y antes de criticar participen comunitariamente, después critiquen todo lo que quieran pero con fundamentos.

• Infórmense a través de variados medios alternativos. En Internet hay multitud de redes sociales y foros a los que consultar.

• Abandonen sus posturas racistas, discriminadoras, individualistas y xenófobas.Éstas, han ido creciendo con el tiempo, con las dictaduras y también con nuestros mayores, próceres y escuela mediante. Ya es hora que las vayamos combatiendo cada día, con un poco de voluntad política, humildad socrática, ansias de justicia y amor por el otro. O acaso ¿no es ese el espíritu del Cristianismo que dicen sostener?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La derecha policial

LA ARENA

El escándalo de espionajes que se le destapó al jefe del gobierno porteño le ha mostrado al país la cara oscura de quien estaba siendo presentado como el candidato ideal de la derecha vernácula para enfrentar al kirchnerismo en 2011. Las escuchas de teléfonos a todo el arco opositor político, a testigos del caso AMIA, a gremialistas y hasta a un cuñado indeseable para el clan Macri, lo apuntan como el responsable directo de semejante conducta delictiva. No sólo porque él es el único que se salvó en una operación donde la propia presidenta y su esposo figuraban como posibles víctimas, sino además porque fueron manejadas y puestas en marcha por su hombre de confianza en cuestiones de seguridad en las empresas del grupo familiar y en su paso por Boca Juniors.

El hoy detenido había sido nombrado jefe de la aún neonata policía metropolitana pese a las advertencias y denuncias de las fuerzas políticas y organizaciones de derechos humanos que recordaron su prontuario. Macri siguió adelante con el nombramiento del cuestionado ex jefe policial pese a las grabaciones donde se constató su conexión con los reducidores de automóviles robados, a su papel en la causa Amia y a los intentos de chantaje que lo presentaban como un personaje a todas luces más ligado con lo que la policía debe combatir que con la conducción de una fuerza que se presentaba como un "modelo" a seguir.

Si el caso no le ha costado la cabeza al jefe de la ciudad de Buenos Aires es porque lo sostiene el lobby empresarial mediático. Los medios monopólicos del país solo informaron del caso en la tapa cuando la intriga de la policía metropolitana tomó ribetes que no podían ser disimulados. El gran monopolio argentino no dio trascendencia a las denuncias contra el comisario antes de su nombramiento, no puso gravedad en la noticia del nombramiento de ese jefe y ocultó las escuchas cuando ya en otros medios hacía días que se habían desnudado como uno de los casos de espionaje más graves en la historia política del país.

Pese a todas las evidencias que lo señalan como el jefe de la maniobra de espionaje, Macri salió públicamente con una descabellada teoría conspirativa que intentaba endilgar las acciones de su comisario de confianza a un ministro nacional. Esa coartada fue apoyada profusamente en sus medios aliados que le hicieron un reportaje dominical donde lo presentaban como una víctima inocente de una conjura.

El caso sirve para confirmar una constante en la historia argentina: la forma en que la derecha siempre ha tratado de dotarse de un cuerpo armado que le sirva como elemento represivo de protestas sociales y de garrote en la aplicación de sus políticas antipopulares. Pero también para verificar hasta dónde la formación militar de esas fuerzas es funcional a un esquema donde los que allí ingresan pierden su ciudadanía y la subordinan a un concepto militar de la autoridad y el poder que les permite actuar contra la ley y la constitución.

Esa militarización de la policía, que es un cuerpo civil, es uno de los resabios más peligrosos de nuestro pasado golpista, militarista, represivo. La policía militar que Macri creó dentro de la ciudad de Buenos Aires era el molde adecuado a una forma de encarar la tarea policial que se emparenta con las peores prácticas de inteligencia-represión-supresión que ha estado presente en los peores momentos del país y no ha sido erradicada aún. Así fue posible que fuera un foco de espías.

El caso refuerza así la urgente necesidad de desmilitarizar todas las policías y transformarlas en organismo definidos por sus rol dentro de una sociedad democrática donde sus integrantes conserven sus derechos de ciudadanos y puedan discernir, sin peligro para su estabilidad laboral, la legalidad y constitucionalidad de sus actividades policiales.

Foto: Argentina, Política - Mauricio Macri, Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. / Autor: ARTEMISA NOTICIAS

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Demonizan a los jóvenes pobres que son el último eslabón de la cadena del crimen organizado

Fernando Pino Solanas - Alcira Argumedo (COPENOA)

Se demoniza a los jóvenes pobres, que son el último eslabón de la cadena del crimen organizado, y se elude la decisiva complicidad de políticos, policías y funcionarios judiciales. La causa última son más de tres décadas de catástrofe económica y social. Sólo una fuerte voluntad política puede revertir esta situación.

El grave problema de la inseguridad tiende a ser abordado con una extrema simplificación por políticos y analistas: demonizan a los jóvenes pobres que son el último eslabón de la cadena del crimen organizado y eluden la decisiva complicidad de políticos, sectores de la policía y del Poder Judicial. El asesinato cometido en Valentín Alsina por un joven de 14 años para robar un auto es paradigmático: nadie puede creer que lo ha hecho para ir a pasear a Pinamar con su novia. Es por demás evidente que debe entregarlo a los que comercian autos robados o a los desarmaderos. En el caso bonaerense, los grandes desarmaderos fueron desmantelados en 2002 y 2003; pero ahora funcionan en escalas menores bajo techo: aun así no pueden ser desconocidos por los responsables de combatir el delito.

Un alto porcentaje de los hechos delictivos se cometen bajo el efecto de drogas como el paco, pero si bien en las villas y barrios carenciados muchos saben quiénes son los traficantes, denunciarlos a la policía significa una condena a muerte. Ese joven de 14 años vive en la Villa 21, donde el sacerdote Pepe ha sido amenazado por combatir el consumo del paco, pero no ha logrado concitar un interés efectivo por parte de las autoridades competentes para erradicarlo. En esa misma villa, se muestra la falacia que culpa a las familias, cuya desintegración redundaría en la decisión de no enviar a los hijos a la escuela: más de cien madres que habitan allí denunciaron no haber encontrado cupos en escuelas a 40 cuadras a la redonda, sea por desidia gubernamental o por discriminación de los chicos.

No es un dato menor del problema de la violencia, la humillación y la agresión a su dignidad y autoestima que sufren estos chicos, sea por el color de la piel o por la cultura neoliberal aún presente, que reivindica el consumismo y el lucro, valorando a las personas por lo que tienen y no por lo que son. El mensaje implícito o explícito es que al no tener nada no son nada, no tienen futuro y su vida carece de valor: pero si su vida no vale nada, tampoco la de otros. Pocos analistas relacionan la delincuencia de estos jóvenes con la impunidad delictiva de funcionarios, empresarios, políticos y dirigentes sindicales, que exhiben obscenamente el fruto de sus acciones sin recibir ningún castigo, confirmando la frase discepoleana “el que no afana es un gil”.

La demonización predominante pretende velar que de los 6 millones de niños y jóvenes menores de 20 años en condiciones de pobreza, poco menos del 2% se vuelca al delito. Si bien esa proporción implica más de 100 mil protagonistas de la delincuencia actual en esas edades, la lectura de las mismas estadísticas en otro sentido indica que el 98% de ellos son muy valiosos: a pesar de las carencias y dificultades para alimentarse, estudiar, trabajar, adquirir medicamentos, comprar ropa, salir con sus novias/os o tener una casa, buscan otros caminos como respuesta ante condiciones críticas.

La catástrofe económica y social que vivimos desde hace más de tres décadas es la causa última de la inseguridad. Continuamos presenciando el despojo de los recursos públicos en favor de grupos económico-financieros locales y externos. En estas décadas, la pobreza creció desde el 7% histórico hasta el actual 35%; a ello se suman el aumento del desempleo y el subempleo, mientras la mitad de los ocupados son empleados de modo precario o trabajan en negro. Estas duras condiciones sociales podrían haberse superado con el alto crecimiento económico de los últimos años, si los gobiernos kirchneristas no hubieran priorizado a las corporaciones amigas y los negocios privados con recursos públicos. Para afrontar seriamente el problema de la inseguridad es necesaria una voluntad política dispuesta a revertir el sufrimiento de una proporción demasiado alta de nuestros compatriotas y acabar con la corrupción política y el crimen organizado; la solución no es bajar edades de imputabilidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Desinformar: un grave delito impune

Oscar Taffetani (APE)

Como parte de la terrible campaña de acción psicológica que está desarrollando el complejo mediático policial argentino (en los Estados Unidos hay un complejo industrial militar, pero aquí el eufemismo es distinto), como parte de esa campaña, repetimos, los diarios y la TV han publicado por estos días la noticia de un asalto con los siguientes titulares: “Una niña asaltó un almacén en Villa Carlos Paz” (Canal 13); “Tiene 6 años y robó un almacén con su papá” (InfoBAE); “Tiene 6 años y ya robó” (El Día de La Plata); “Nena de 6 años robó almacén” (El Diario, de Carlos Paz), etcétera.

Alguna vez dijimos desde esta columna que la prensa amarilla y los medios sensacionalistas son capaces de sacrificar la verdad o lo poco de verdad que pueda contener una historia en aras del rating y de la venta de periódicos.

No es éste el caso. Aquí, cuando se criminaliza a una niña que no tiene uso de razón, ya no se trata de vender una mentira más a la población, sino de vender a quien puede pagar (el Gobierno Bonaerense, las Secretarías de Medios y de Inteligencia del Estado, algún lobby empresarial) una mentira que será inoculada sin aviso a la población, para preparar un escenario.

Este asunto no tiene que ver con la ley de medios nueva. Ni con la vieja. Las agencias, canales y diarios que hoy criminalizan a una niña de 6 años, pueden ser oficialistas u opositores. Sin embargo, participan por igual (y obtienen beneficios por igual) con la campaña.

Por eso no habrá ombudsman ni fiscal ni juez capaz de denunciar o de meter preso al supuesto periodista o al supuesto editor capaz de perpetrar, desde su torre almenada, con completa impunidad, esta clase de títulos en contra de la población (ya que afectan su estabilidad emocional), en contra de la democracia (ya que desvirtúan las instituciones) y en contra de la república (porque preparan el terreno para una violación consentida de la ley).

Indocumentados y/o inexistentes

La Presidenta de la Nación admitió en una conferencia de prensa, al anunciarse la llamada Asignación Universal para la infancia, que aunque se habían hecho importantes progresos en el registro y documentación de chicos argentinos “quedan 800.000 niños por identificar, y vamos a seguir trabajando para lograr el derecho a la identidad para todos... (Casa Rosada, 24/11/09)

En las últimas semanas, los medios audiovisuales del país saturan a la audiencia con la pesquisa sobre el paradero de la familia Pomar. Videos de cámaras de seguridad, mensajes de texto y llamadas desde celulares, entrevistas a familiares y amigos, multiplicación de las hipótesis y decenas de rastreadores despachados, cámara en mano, a cubrir las rutas bonaerenses, entre las localidades de José Mármol y Pergamino.

De modo que 800 mil niños sin identificar -dato oficial-, con decenas que aparecen y desaparecen todos los días (es decir, niños abusados, vendidos, secuestrados, esclavizados o asesinados por distinta clase de mafias) no son noticia. No ocuparán más de una línea en los despachos de las agencias. Ni dos segundos en la televisión. Ni un miserable centímetro en los diarios.

“Es que la familia Pomar vende; y la niñita de 6 años que asalta un comercio (instigando a su padre al robo, faltaría decir) también vende. Pero los otros, los que no figuran en los registros ¿a quien le interesan?” Ésa es la coartada que querrían tener tantos oficiales periodísticos, tantos redactores de policía, tantos mercenarios del primero y el cuarto poder, para disimular el grave delito que cometen a diario contra la información ciudadana.

Al comenzar esta nota, lo admitimos, nos proponíamos hablar de otra cosa. Íbamos a hablar de la pureza de la niña que con sólo seis añitos ayudó a su padre a robar. Otras niñas, a esa edad, juegan a las muñecas; o bien imitan a su mamá en las tareas del hogar. Ésta, en cambio... ésta en cambio... ¡ay!

Fuente foto: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: 14 Gatillos que no están en el Archivo 2009

CORREPI

Lo decimos cada año: al momento de publicar nuestro Archivo los datos ya están desactualizados. Este año no podía ser excepción. Es así que en lo que va del mes de noviembre hemos registrado catorce casos de personas muertas a manos del estado por sus fuerzas de seguridad. Doce ocurridas en el corriente mes y dos que tomaron estado público mucho tiempo después.

El mismo día que 3.000 personas se congregaban en Plaza de Mayo, con CORREPI, para denunciar la política represiva del estado que mata un pibe cada 20 horas, Alberto Antonio "Burri" Pedrozo (17), el menor de siete hermanos, estaba terminando una changa en su barrio Independencia de González Catán. Pasado el mediodía, el vecino que le había pedido palear una montaña de arena hacia adentro de la casa, le dio unos pesos para comprarse una cerveza. Antes de llegar al almacén, un policía se bajó de un patrullero de la comisaría de Villa Dorrego, apuntándolo con su pistola. “Burri” corrió a refugiarse en una casa vecina. Se dio vuelta con las manos en alto, y recibió el impacto de un disparo, quedando otros dos incrustados en la vivienda. En seguida, todo el barrio se reunió gritando que "Burri" estaba desarmado y trabajando en la cuadra, y denunciaron la realidad del gatillo fácil. El lugar fue inmediatamente cerrado y cinco patrulleros se encargaron, con balas de goma y gases, de dispersarlos. Pero sólo por el momento, porque la familia de Burri Pedroza no va a bajar los brazos y junto a CORREPI sabe que esta lucha recién comienza.
Diez años después, cuando el homicidio se encuentra a punto de prescribir, se conoció la noticia sobre Luis Oscar Ledesma, militar retirado, que el 29 de octubre de 1999 interceptó, junto a otros cómplices no individualizados, una camioneta de la empresa donde trabajaba el conductor que había atropellado a su hija. Le disparó a quemarropa a Damián Romero (18) que ni siquiera era la persona buscada, pero casualmente tenía el mismo apellido.
Con la misma impunidad, el 18 de noviembre de este año, un agente de la federal mató de dos disparos a José Emiliano Rajoy (23). Dijo que trató de resistirse a un asalto en Ingeniero Budge.
El 21, tras ser acusado en un comercio de presentar un billete falso, un hombre fue fusilado por un agente de policía santafesina en Fray Luis Beltrán, cuando trataba de escapar en su auto. El mismo día, después de una discusión, el subteniente de la bonaerense Juan Galván, asesinó a la novia y a los padres de ésta en su vivienda de Merlo, Pcia. de Buenos Aires. Después se suicidó.
Ezequiel Córdoba (17) fue encontrado el día 23, muerto, dentro de un Renault 12 manejado por un policía en el barrio Cerro Chico de la capital cordobesa. Estaba herido de bala en el tórax y en la pierna.
El 28, en la localidad de Vista Alegre, Neuquén, un hombre resultó muerto con un balazo en la cabeza, cuando personal policial lo perseguía tras un supuesto intento de ingresar a un campo de cerezas.
Finalmente, cinco personas aparecieron suicidadas en sus lugares de detención: El 21, Juan Manuel Fedrizzi (32), alojado desde hacía seis meses en la alcaidía de la seccional 4ª de Concordia, Entre Ríos. En Rosario, en la comisaría 3ª, un joven de 27 años, detenido cuando pedía monedas en la zona de bares de Parque España, apareció horas después ahorcado en su celda. El sitio digital El Ciudadano informó que cinco meses atrás, en la misma comisaría, otro joven había sufrido idéntico fin. El 24, Diego Javier Vega Forquera (27), apareció muerto en la sala de requisas de la comisaría 9ª de Guaymallén, Mendoza, horas después de haber sido detenido en aparente estado de ebriedad. El domingo 29, en el penal de Villa Urquiza, Tucumán, Miguel Benjamín Pereyra (46), apareció ahorcado en el baño del pabellón donde estaba detenido desde hacía dos meses.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Vergonzoso e indigno

.
César Cigliutti, Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) manifestó “es vergonzoso e indigno que nuestras parejas tengan que judicializar el derecho al matrimonio e igualmente vergonzoso e indigno que estemos como rehenes de las decisiones de jueces y juezas que con argumentos administrativos niegan el derecho al casamiento discriminado a las parejas por su orientación sexual.

Lamentamos y rechazamos el fallo de la Jueza Marta Gómez Alsina del Juzgado Nacional Civil Nº 85 que impide el matrimonio gay. Estas acciones judiciales no hacen sino ratificar lo que siempre afirmamos, la necesidad de que la Cámara de Diputados y la de Senadores de la Nación modifique la Ley de Matrimonio para que todas nuestras parejas que quieran, puedan casarse sin tener que judicializar su caso y sin depender de la voluntad o ideología de un/a juez/a, y también reafirmamos la necesidad de una Ley Nacional de Unión Civil para “parejas de hecho” que ya están conviviendo y que no les interesa o no les gusta la figura legal del matrimonio” y que “No hay religión ni partido político ni ideología que pueda sostener la vergüenza de la desigualdad de las personas ante la ley, incluyendo la orientación sexual de las personas”.

Pedro Paradiso Sottile, Coordinador del Área Jurídica de la CHA dijo que “La decisión judicial cumple con el compromiso del Estado Argentino frente al principio y garantía de no discriminación, al derecho y principio de igualdad constitucional, al principio y derecho a la autonomía personal, emanados de nuestra Constitución Nacional y Tratados Internacionales de DDHH con jerarquía constitucional. Las leyes argentinas que excluyen del derecho a las personas en base a su orientación sexual e identidad de género, son manifiestamente inconsistentes, y por ende inconstitucionales. Afectan ilegítimamente el derecho a una ciudadanía plena e imponen una limitación injustificable y arbitraria, que privan a las personas gays, lesbianas y trans del ejercicio y satisfacción concreta de sus derechos fundamentales”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Corrientes: Y la justicia habló

María del Rosario “Charito” Ayala (MOMARANDU)

El 16 de febrero de 1976 fue un día ominoso en Corrientes. Caluroso y triste. En una esquina céntrica de esta ciudad había ocurrido el secuestro de cuatro jóvenes; en ese mismo momento, el grupo de asesinos que lo hizo, los condenó a muerte siguiendo, seguramente, las órdenes de los militares que comandaban la represión salvaje en Corrientes y en todo el país.

El que daba las órdenes entre los secuestradores era Diego Manuel Ulibarrie.

El 23 de noviembre de 2009 fue un día jubiloso en Corrientes. Ese hombre (de alguna manera hay que llamarlo) fue condenado a la pena máxima de 25 años de prisión por los aberrantes hechos de privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos contra los cuatro muchachos; jamás se encontraron sus cuerpos así que la acusación no pudo incluir el asesinato múltiple. De todas formas, nosotros, los familiares, aceptamos las leyes como son, respetamos a través de largos años lo dictaminado por ellas, aún cuando fueran tan injustas como aquéllas de “Punto final y obediencia debida”. Un tribunal honorable y probo compuesto por los doctores VÍCTOR ALONSO (Presidente), LUCRECIA ROJAS DE BADARÓ y FERMÍN CEROLENI sentenciaron en forma ejemplar a 25 años de prisión a Diego M. Ulibarrie, hallado culpable de lo que se le acusaba.

Entre ambas fechas pasaron casi 34 años. Ese tiempo de la catástrofe argentina, donde las desapariciones, torturas y asesinatos estaban a la orden del día, a la vez que se cerraban fábricas a diario mientras la dictadura iniciaba las relaciones carnales con el imperio, se hizo tan largo como un infinito calvario cuyas consecuencias y secuelas aparentan llevar mucho tiempo en detenerse. Las heridas aún siguen sangrando porque el genocidio abarcó a más de 30.000 argentinos; la destrucción de la economía nacional fue otro hecho trágico que todavía sigue costando la vida de niños y jóvenes sin comida ni futuro. Crónicas históricas, ensayos y novelas se escribieron y se seguirán escribiendo sobre ese tiempo de dolor, de pérdidas y de ausencia de esperanzas.

Pero siempre a lo largo del túnel aparece una luz. Y la luz se hizo. Frente al ocultamiento asesino, surgió también la palabra, la de los valerosos testigos que tuvo esta causa (como los hay a lo largo y ancho del país) que a través de tantos años y no siendo víctimas, permanecieron ligados a la misma repitiendo la versión que dieron desde el principio, porque lo vieron TODO y jamás dudaron en contar la VERDAD del hecho. Esa actitud merece nuestro reconocimiento eterno; por protección de su propia seguridad, no los nombraré aquí pero anhelo sepan ellos que tienen un lugar muy especial en nuestros corazones.

Asimismo, la presencia y perseverancia de la Comisión Provincial de Derechos Humanos, a cuya fundación nuestra madre, D. María Estela C. de Ayala contribuyó , junto a la entrañable Esther Galarza de Artieda y otras Madres como Hilda de Arqueros, Marta Marcón y personas imprescindibles como D. Mario Marturet, siempre presente allí donde se comete una injusticia, e Hilda Presman, insustituible a la hora de movilizarse para el reclamo de justicia y proporcionar datos útiles para las investigaciones de los hechos. Además, como parte de esa Comisión, la Sra. Marisa Sanauria que, con su conocida idoneidad en trámites y procedimientos judiciales, prestó generosamente su asistencia a los abogados querellantes. Subrayo también el nombre de Diego Cazorla Artieda, compañero, quien, cumpliendo el rol de periodista, desempeñó una tarea brillante en la difusión de los testimonios y peripecias ventilados durante el proceso del juicio oral. Gracias a él los compañeros y amigos de las distintas provincias, a la vez que medios periodísticos locales y nacionales, tienen la información actualizada y verdadera de las instancias sucedidas. También menciono aquí a Marisú Liwsky, joven abogada aportando su valiosa colaboración junto a Gabriel, psicólogo, ambos protegiendo y conteniendo a los testigos que atravesaban una difícil situación

Capítulo aparte merecen los abogados querellantes de esta causa, quienes realizaron un ímprobo trabajo de orfebres, reconstruyendo paso a paso, como un complicado rompecabezas, esta historia que se dio inicio justamente hace 33 años , cuando hubo que presentar los primeros habeas corpus. Una larga y durísima historia. Ellos son los abogados que hacen honor a su profesión: Dr. Ramón Celestino Leguizamón, Hermindo González, Daniel Domínguez Henain y el Fiscal, cuya brillante actuación y extraordinaria colaboración también permitió el exitoso resultado: Dr. Flavio Ferrini. Nuestro eterno agradecimiento a ellos que jamás pagará en dinero ni con palabras su inteligente y generoso trabajo. Por eso, además, debemos aclarar que no ha tenido ningún costo monetario para nosotros, los familiares, su intervención; por el contrario, gastos corrientes del proceso y su tiempo nos fueron donados solidariamente por estos extraordinarios hombres del Derecho, merecedores del respeto de toda la sociedad que anhela vivir en democracia.

Párrafo aparte requiere la persona del Dr. Leguizamón y pido disculpas a los demás colegas citados. Es que este extraordinario abogado y mejor persona acompañó a mis padres desde los primeros habeas corpus, es decir, desde febrero de 1976, cuando el solo saludar a personas vinculadas a las víctimas, especialmente su familia, podía costarle la existencia. Toda una vida dedicada a esta causa que él creyó justa y necesaria hacia su amigo y alumno Cacho Ayala, por lo tanto también hacia los otros tres muchachos. Innumerable cantidad de otras causas tuvo que afrontar seguramente en estos largos años; algunas obligadas y dolorosas pausas como el transcurso de la etapa dictatorial para la nuestra, donde era imposible ningún avance en el terreno legal, sólo había instrucciones militares que funcionaban como farsas justificadoras de la impunidad. Se reabrieron cuando el inicio de la democracia recuperada y a poco de andar, se volvieron a cerrar el 23 de diciembre de 1986 con la Ley de Punto Final (Nº 23.492)–presidencia de Alfonsín-- y lo que faltaba de esta lamentable tarea se completó con la Ley de Obediencia Debida (Nº 23.521), sancionada el 4 de junio de 1987- presidencia de Alfonsín- después de la rebelión carapintada de Semana Santa; esto permitió la exculpación de militares como Bussi o Astiz, (y tantos otros)lo cual fue una afrenta a nuestra dignidad de ciudadanos deseosos de recuperar la democracia, no una farsa de ella. No sólo eso: retrasó dieciséis años la reapertura de nuestras causas. Así, a los tumbos, se zigzagueaba con amagos de avances y retrocesos, es decir, seguíamos viviendo TODOS LOS CIUDADANOS ARGENTINOS en una falsa democracia que rehuía la investigación de la verdad, por ende, en el reino de la injusticia y el silencio. La mayoría de la población no demostraba interés por estos temas que seguían siendo tabúes. No estaba DE MODA. Ni en los colegios e instituciones que deberían ser resguardo democrático de deberes y derechos colectivos. Pero, junto a los familiares y Comisión, ahí estaba como una estaca plantada en nuestra tierra y en los sueños de verdad, un abogado y profesor de coraje y principios. El que no abandona, el de la fidelidad ilimitada a la verdad y al dolor de su amigo y alumno, como también a los de los otros compañeros secuestrados. El que sabe recordar, el que sigue enseñando a cada paso, el que sabe con brillantez demostrar las verdades con fundamento. Tiene la plena convicción de que la RAZÓN está de su lado y procede en consecuencia. Y él habla por todos nosotros, atento para señalar la culpabilidad de los secuestradores y asesinos. Se lo dije una vez a él: “Mi hermano sabía elegir a sus amigos”.

Tanto era su compromiso que nos acompañó hasta el final. De aquí en más ha declarado no trabajará más en los juicios por venir, que son varios. Otros tomarán la posta y esperamos los querellantes que lo hagan sigan su ejemplo señero. GRACIAS DOCTOR LEGUIZAMÓN, tiene nuestro eterno respeto y cariño.-

Vaya también nuestro reconocimiento a los jóvenes periodistas que mostraron su interés más que profesional en esta causa. Algunos como: Mariano Mauriño y Jacinto Álvarez; Hernán Álvarez y Walter Disanti de “La República”, Juan Manuel Laprovitta y Gustavo Lezcano, de “El Litoral” y otros de los que sabemos su interés y no podemos nombrarlos para no perjudicarlos en sus lugares de trabajo, merecen nuestro recuerdo por la acertada difusión del tema que supieron lograr.

A todos los que de una u otra manera nos acompañaron con su palabra de aliento, con su presencia en el juicio, con sus profundos deseos de justicia y su solidaridad, les damos las gracias y compartimos con ellos esta sensación de PAZ que hoy sentimos frente a la sentencia justa de este honroso Tribunal Oral de Corrientes que ha condenado al ex Comisario DIEGO MANUEL ULIBARRIE a 25 años de prisión en cárcel común.

Por último, deseo destacar la entrañable relación que ha nacido entre miembros de las cuatro familias. Trágicas circunstancias nos hicieron conocernos en el año 2006, cuando se cumplieron los 30 años de sus desapariciones. En ese momento nos juntamos para homenajearlos con un acto en la misma esquina donde habían sido secuestrados, Salta y Moreno de nuestra ciudad. Allí descubrimos una placa que los nombra para siempre. Desde entonces hemos sufrido y nos hemos alegrado con los distintos avatares del juicio: Ida Luz Suárez, compañera de Jorge Saravia Acuña; María Angélica Rodríguez de Romero y María Laura Romero, compañera e hija de Orlando Diego Romero; Mirian Barozzi, Ana María Silvero (hermana y novia de Julio César Barozzi respectivamente) y su hermana Amelia Silvero, compañera inseparable en todas las audiencias; Viviana y Diego, Néstor y Charito Ayala, compañera, hijo y hermanos de Cacho Ayala.

También queremos compartir con todos los ciudadanos de nuestra provincia esta justa sentencia, porque es propio de toda persona bien nacida que merezca vivir en una democracia auténtica, desear y esperar estos resultados de una Justicia en pleno funcionamiento, a la que no tuvieron acceso nuestros seres queridos.-

VICENTE VÍCTOR AYALA
JULIO CÉSAR BAROZZI
ORLANDO DIEGO ROMERO
JORGE ANTONIO SARAVIA ACUÑA
PRESENTES, AHORA….. Y SIEMPRE…

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Tucumán: Denuncian brutal represión policial en barrio 'El Sifón'

TUCUMÁN NOTICIAS

Organizaciones sociales indicaron que la policía provincial irrumpió con desproporcional violencia represiva en un comedor comunitario donde se realizaba un taller artístico del Programa Vida, del gobierno provincial, en busca de un adolescente. Sesenta uniformados de cuatro grupos distintos repartieron golpes y arrojaron gases lacrimógenos, balas de goma y de armas reglamentarias contra personas desarmadas. Las organizaciones denunciaron amenazas.

Una brutal represión policial se desató en la tarde del lunes en el barrio Juan Pablo I, más conocido como “El Sifón”, uno de los siete barrios de alta vulnerabilidad que se encuentran en el sector noroeste de la capital tucumana. Sin reparar en que en las instalaciones del comedor de la Asociación Civil Los Lapachos Tucumanos se encontraban niñas, niños y mujeres, las fuerzas policiales ingresaron, en busca de un menor que supuestamente habría cometido un delito, a los golpes y destrozando todo lo que encontraban a su paso.

Ante la sorpresa de los educadores que estaban dictando un taller de arte del Programa Vida, un proyecto para jóvenes, que impulsa el Gobierno de la provincia de Tucumán, por medio del Ministerio de Desarrollo Social, la policía repartió golpes a niños y mujeres, y ante la reacción vecinal pidieron refuerzos y comenzaron a arrojar gases lacrimógeno, balas de goma y luego también disparos de sus armas reglamentarias.

Cuarenta minutos después de iniciado el taller, a las 19 y mientras un grupo de niños, adolescentes y jóvenes acompañados por talleristas y referentes territoriales del Programa Vida de la Asociación Civil Crecer Juntos, se produjo de forma inesperada la llegada de personal policial de civil, munidos de armas de grueso calibre, quienes sin mediar ninguna identificación, comenzaron una brutal golpiza contra un adolescente que en ese momento se encontraba participando del taller.

Los efectivos policiales pidieron inmediatamente el refuerzos, por lo que acudieron personal de la comisaría 6ª, Infantería y Grupo CERO en un número aproximado de 60 uniformados.

El operativo encabezado por personal de la Brigada de Investigaciones adquirió un nivel de violencia desmesurada consistente en golpes a niños, adolescentes, jóvenes y mujeres que se encontraban en el lugar buscando parar la golpiza que los policías estaban propinando al menor.

El panorama se complicó con los insultos de los policías, más golpes y el uso de balas de goma, gases lacrimógenos y balas de sus armas reglamentarias contra todos los presentes en el pasaje del comedor cito a la altura de San Miguel al 1800 cuyo domicilio fue violado por el personal policial.

El operativo duró aproximadamente una hora de intensa balacera y la correlativa indignación de los vecinos que respondieron a la fuerte violencia policial con una lluvia de piedras.

El abogado Bernardo Lobo Bugeau, patrocinador de las organizaciones sociales víctimas de este atropello, presentará un pedido de investigación del violento operativo policial, ante el Ministro Fiscal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, Dr. Luis De Mitri.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Causa Guerrieri-Amelong, complicada declaración del represor Gustavo Bueno en Belem do Pará: “Aquí no son nadie, son extranjeros”

REDACCION ROSARIO

El primer juicio oral y público contra represores de la dictadura en Rosario se trasladó esta semana a la ciudad brasileña Belem, del estado de Pará, para tomar la declaración del represor Gustavo Bueno, quien fuera apresado en aquel país por Interpol.

Bueno había brindado un testimonio clave durante los ochenta en el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels), en el que describía métodos y nombres de la patota que operó en la Quinta de Funes. La delegación Argentina que viajó a Brasil para tomar declaración al represor Gustavo Bueno, integrada por jueces, fiscalía, querellantes y abogados de los represores de la Quinta de Funes, recibió malos tratos e intimidaciones por parte de la policía brasileña, que dijo: “Aquí no son nadie, son extranjeros”.

Para la realización de esta medida viajó una comitiva especial integrada por Otmar Paulucci (juez Tribunal Oral Nº1), Osvaldo Facciano (secretario); Mabel Colalongo (fiscal); Ana Oberlin y Virginia Blando (abogadas querellantes). También viajó Germán Artola, defensor de los imputados de la causa Guerrieri-Amelong. Además se sumó en la ciudad de Belem la Cónsul Argentina, María Margarita Ahumada (quien vive en Salvador, Bahía).

“Por decisión del Superior Tribunal Brasilero, orden emitida por la ministra Ellen Gracie (integrante de ese tribunal), se delegó la realización de la medida en la Policía Federal de Brasil, pese a que la rogatoria del presidente del Tribunal Oral Paulucci, solicitaba que se tomara ante un juez con competencia criminal. La posibilidad de la realización de una medida de estas características ante la policía está prevista en el Tratado de Cooperación en Materia Penal Argentina/Brasil”, explicó la abogada de Hijos Ana Oberlin.

Primera audiencia

El 30 de noviembre la comitiva argentina se presentó en la Policía Federal de Belém, donde estaba prevista la realización de la testimonial y donde está actualmente detenido Bueno. En ese lugar estaban presentes la persona que dirigiría la medida (comisionada al efecto e integrante de la Policía Federal), el represor Gustavo Bueno, junto con dos abogadas defensoras oficiales brasileras –debido a la existencia de un proceso de extradición en curso por pedido del juez federal rosarino Marcelo Bailaque, en relación con la causa Gazzari-Barroso–, y un delegado de la Policía Federal quién comanda la custodia de Bueno, Mendes Filter. También estaba un agente de Interpol.

“Se nos hizo saber en ese momento que el Bueno tiene calidad de refugiado en este país, cuestión que no fue acreditada, presuntamente debido a que tuvo que escapar de Argentina por correr riesgo su vida en los años 80”, contó la abogada de Hijos.

Oberlin afirmó, sorprendida, que “desde el comienzo de la medida existieron diversas dificultades, dadas fundamentalmente por la participación e interrupción continua del delegado de la policía federal, quien le hacía manifestaciones al testigo y a nosotros. Por ello, en diversas oportunidades solicitamos que no se le autorizara el uso de la palabra. Ello determinó que el Jefe de la Delegación también se sumara al acto. Este último, lejos de intervenir ante la actitud incorrecta del primer oficial, se sumó a las interrupciones, aconsejando a Bueno que no declarara ante tal o cual pregunta”.

La joven abogada expresó que “durante toda la audiencia, los policías se dirigieron en forma agresiva e intimidatoria hacia la comitiva. Llegaron a manifestarnos que aquí no éramos nadie, que éramos extranjeros”.

Varios de los presentes coincidieron en que el acto de ayer lunes resultó muy dificultoso. En horas de la tarde, el acto se interrumpió y se pasó a un cuarto intermedio hasta el día de hoy martes.

Segunda audiencia

El martes al llegar a la delegación de la policía, según informaron miembros de la delegación argentina, “volvieron a suscitarse distintos inconvenientes”.

Primero la defensora informó que Bueno no iba a declarar más allí que solo lo haría ante un juez criminal, lo que provocó una serie de planteos por parte de la querella y una advertencia del conflicto internacional que se podía generar debido a todas las irregularidades y maltratos sufridos durante el acto.

“En ese momento la defensora de Bueno, se comunicó con alguien –no sabemos con quien– y volvió al recinto para decirnos que continuemos con la medida. Nosotros, cansados de esta situación y considerando que no se estaban garantizando las condiciones necesarias para llevar adelante la medida, definimos retirarnos del lugar e ir al Juzgado Federal a solicitar que un juez criminal tomara la audiencia”, comentó Ana Oberlin.

Según informaron desde Brasil, la cónsul argentina realizó las averiguaciones y gestiones pertinentes para saber cómo proceder ante semejante conflicto.

“Al llegar al Juzgado Federal, el trato fue muy distinto. Fuimos recibidos por diferentes secretarios, quienes estaban al tanto de la situación, debido a la intervención de las autoridades argentinas aquí”, señaló Oberlin, quien indicó que “finalmente, la testimonial será tomada en el día de mañana (miércoles) en el Juzgado Federal, ante un juez con competencia criminal”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Entre Ríos: Detuvieron a un oficial de Policía en Diamante por la causa Área Paraná

DIAMANTE NOTICIAS - INFOALTERNATIVA

El ex oficial de la Policía de Entre Ríos, Carlos Horacio Zapata, fue detenido por efectivos de Gendarmería, ayer de tarde en la localidad de Diamante por orden del juez Federal, Gustavo Zonis, en el marco de la denominada Causa Área Paraná.

En la misma se investigan crímenes como tormentos, privación ilegítima de la libertad y homicidio calificado, cometidos en Entre Ríos durante la última dictadura militar.

Un grupo de gendarmes lo retiraron de su casa las 19.50 de ayer.

La resolución de la Justicia dispone la declaración indagatoria y la detención de Zapata por las características del delito que lo incrimina.

La Causa Área Paraná se tramita en la Justicia Federal de Paraná contra un grupo de represores acusados de distintos delitos perpetrados a partir del golpe de Estado de 1976 en todo Entre Ríos.

Zapata aparece involucrado en el expediente que reúne más de 30 denuncias de víctimas del terrorismo de Estado, según confirmó a Diamantenoticias la abogada querellante, Marina Barbagelata.

Según explicó la letrada, el policía diamantino es mencionado en numerosas ocasiones de haber participado directamente de sesiones de tortura y vejámenes en centros clandestinos de detención que funcionaban en Paraná, cuando integraba un grupo de tareas.

Su detención, junto a la de otros tres imputados, entre los que se encuentra el ex integrante del Servicio Penitenciario de Paraná, Ramón Oscar Balcaza, se produjo hoy por decisión del juez Zonis –que subroga el cargo dejado vacante por la jubilación del magistrado Aníbal Ríos–, sin que Zapata opusiera resistencia, aunque los integrantes de la delegación de Gendarmería Nacional debieron esperar más de una hora hasta que salió de su casa ubicada en Calle 25 de Mayo 289 de esta ciudad.

Por la misma causa ya se encontraban detenidas cinco personas, a las que se le imputan distintos niveles de responsabilidad, Ramón Genaro Díaz Bessone quien fuera Comandante del II Cuerpo de Ejército con la jerarquía de General de Brigada, entre noviembre de 1975 y diciembre de 1976; José Anselmo Appelhans, que era suboficial mayor, director de la Unidad Penal Nº 1 y director general de Institutos Penales de la provincia en 1976 y 1977; Jorge Humberto Appiani, abogado, fue teniente primero auditor en el Comando de Caballería Blindada II, entre diciembre de 1975 y marzo de 1977; Hugo Mario Moyano, médico otorrinolaringólogo que cumplió funciones en la Unidad Penal Nº 1; y Rosa Susana Bidinost, quien se desempeñara como directora de la Unidad Penal Nº 6 de mujeres, de Paraná, son los detenidos.

La causa reúne más de 60 denuncias que se le imputan a los encartados por un total de 51 hechos, de los cuales en 44 tendría responsabilidad Díaz Bessone; en 35 Appiani; en 40 hechos se investiga a Appelhans; en siete a Moyano; y en cinco a Bidinost.

El Juzgado Federal de Paraná, al momento de la detención de todos los imputados, encontró que los hechos denunciados se enmarcaron en una “metodología sistemática similar” en tiempos del Terrorismo de Estado que consistía en “en el secuestro informal y clandestino de los denunciantes por fuerzas conjuntas (ejército, policía Federal, policía de la provincia), su posterior traslado a alguno de los centros clandestinos de detención constatados, en condiciones infrahumanas (sin comida ni higiene, encapuchados, hacinados y maniatados) donde se los sometió reiteradamente a apremios, vejaciones, torturas (denominadas como picana eléctrica, submarino seco o mojado que implicaban asfixia, golpes, introducción de biromes, vidrios, alimañas en distintos orificios del cuerpo) violaciones, amenazas, presión psicológica”, según se lee en algunos párrafos del extenso informe de los hechos denunciados que, por otro lado, repasa las secuelas registradas por estos tormentos.

Obediencia Debida

Cabe señalar que Zapata se encontraba procesado por haber sido torturador del C.C.D. “Brigada de Investigaciones de Diamante”, aunque había obtenido la libertad por la Ley de Obediencia Debida.

Los testimonios de los 30 sobrevivientes de los crímenes de lesa humanidad que declararon en la causa, son las únicas referencias para dar cuenta del plan criminal sistemático de la dictadura militar.

El listado de los imputados lo integran José Anselmo Appelhans, Jorge Humberto Appiani, Luis Francisco Armocida, Ramón Oscar Balcaza, Rosa Susana Bidinost, Carlos María Cerrillos, Ramón Genaro Díaz Bessone, Hugo Mario Moyano (médico civil), Oscar Ramón Obaid, Julio Raúl Paredes, Alberto Rivas, Manuel Daniel Rodríguez, Juan Carlos Ricardo Trimarco y Carlos Horacio Zapata.

Además de los fallecidos: Abel Teodoro Catuzzi, Alfredo Ismael Duré, José Faustino Fernández, Leopoldo Fortunato Galtieri, Constantino Francisco González Carlos Patricio Zapata.

Recuerdo de la muerte

Los que siguen son algunos detalles de lo contado en estos días por Horacio José Noro, Jorge Esteban Molinelli, Carlos Nestor Daniel Paduán, Rodolfo Miguel Parente, Álvaro Héctor Piérola, Horacio Valentín Volpe, Eduardo Hécto Ayala y el testimonio de una mujer que no pudo ser incorporado en resúmenes anteriores:

“(…) El 25 de marzo de 1976, día posterior al golpe, me encontraba en la puerta del domicilio donde vivía y alrededor de las 13:30, presencié una especie de desfile encabezado por un Ford Falcon que era utilizado por la policía de Diamante en el que iban los oficiales Zapata y Rodríguez; y una caravana integrada por tres o cuatro camiones del ejército de color verde oliva, en los que eran conducidos encadenados los obreros ferroviarios de los talleres Strobel (…) por lo que tengo entendido esa caravana circuló por toda la ciudad (…)”.

“(…) Zapata vive (…) y recientemente fue homenajeado por la Policía de la Provincia de Entre Ríos por haber cumplido una determinada antigüedad en el cargo, de lo que me enteré por el diario. Rodríguez falleció y me consta porque el salón de fiestas del Círculo de Oficiales Retirados de la Policía lleva su nombre (…)”.

“(…) Irrumpen en mi casa, con reflectores y linternas, nos colocan contra la pared, una de espalda con la otra, nos encapuchan, por lo que no pude ver a ninguna persona. Me dan una trompada que me desmaya, me arrastran a uno de los autos, y me colocan en el piso del asiento de atrás. Me logro despertar cuando me sacan de ese auto y me hacen caminar a un lugar con barro, como si fuera un camino con listones de madera, seguía encapuchada y con esposas. Me llevan a un lugar en el que había un parque, un lugar abierto, no escuchaba el eco de otra construcción. A pesar de la capucha, escucho el sonido de los grillos; hay árboles porque me apoyan en uno de ellos con gente que me custodiaba. Escucho el sonido del agua, presumiendo que había un río cerca. Allí me desnudan y violan. Soy violada por tres personas (…)”.

“(…) Me llevan a una habitación chiquita, me esposan en un elástico de una cama, a los flejes de metal y me aplican picana, el jefe de la patota, es el que siempre estuvo en todos los interrogatorios y torturas. En esa primera sesión, me dijo: ‘Ahora vas a ver hija de puta, vas a saber lo que es Enriqueta’, que era la picana. ‘Que olor que tenés, por qué no te bañaste, sucia’. Entonces le respondo: ‘Si ustedes me violaron’, produciéndose un silencio en el ambiente (…)”.

“(…) Encapuchada, atada a la cama, me vuelven a picanear, me lastiman mucho un pezón con la picana, la picana tenía un clavo en la punta, y es al día de hoy, que todavía me quedaron las cicatrices, me violan nuevamente (…)”.

“(…) En la casita cercana a los cuarteles una de las personas que me cuida me permite estar sin capucha y sin esposas, ya que cuando llega a hacerse cargo y al escuchar los gemidos de dolor, el guardia nos dice: ‘Ustedes se quejan y no tienen nada, no saben como está el que está acá al lado, ese si está retorturado. Si hacen silencio se los muestro’. En ese momento, ya sin capucha y sin esposas, cuando nos lleva a la habitación contigua, lo vemos a Feresin, y la guardia nos dice: ‘A ver, mostrales como estás’. Es cuando Feresin, el que se encontraba sin esposas, se baja el pantalón y les muestras los orificios que tenía en los testículos producto de la picana. También le pudimos ver que tenía una cinta adhesiva en los ojos, estaba en muy mal estado físico y vomitaba todo el tiempo (…)”.

La verdad por sobre el miedo

Por su parte, Alicia Dasso de acuerdo a lo narrado oportunamente a Análisis Digital, mencionó en su testimonial sus vivencias desde que fue detenida, el 24 de marzo de 1976, hasta su traslado a la cárcel de Villa Devoto, en febrero de 1977, luego del Consejo de Guerra constituido para juzgar el caso Cáceres Monié.

En ese marco, contó cómo los represores “llevaban a dar de mamar a bebés mientras sus madres eran sometidas a sesiones de tortura”, ante el silencio del abogado de los imputados, que apenas si hizo algún comentario durante las dos horas y media que duró la testimonial, en la que narró toda su experiencia en los cuarteles y en la Unidad Penal Número 6 de mujeres de Paraná.

Dasso admitió que en los primeros años no se decían estas cosas “por situaciones de aprietes y miedo por no saber en qué terminarían esas investigaciones”, pero también amplió su testimonio a partir de cosas que se fueron conociendo con el correr de los años y las investigaciones que han realizado los organismos de derechos humanos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...