miércoles, 9 de diciembre de 2009

Bolivia en la encrucijada

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

I. La amplia victoria electoral del MAS, de Evo Morales y de las mayorías populares bolivianas de indígenas, campesinos, mineros y otros trabajadores manuales e intelectuales y de una buena parte de las clases medias es el resultado en lo esencial de una política con la mira puesta en importantes reformas económicas y sociales que ya se ha traducido en hechos. Eso fue así hasta ahora en el contexto de una difícil relación de fuerzas donde el Gobierno supo dosificar la intransigencia y la conciliación con las clases privilegiadas y las fuerzas reaccionarias.

El resultado electoral del domingo es la prueba de que la relación de fuerzas ha cambiado a favor de una acentuada consolidación del campo popular.

En términos políticos, eso quiere decir que la reacción no tiene ahora ninguna posibilidad de desplazar al actual Gobierno por la vía electoral.

Eso también lo saben los yanquis. Y a estas horas debe estar reunido en Washington el Comité 40 para estudiar la nueva situación y decidir qué “tratamiento” se le aplica a Bolivia, con “medicinas” tales como el sabotaje económico, los embargos, los atentados terroristas y asesinatos selectivos, la provocación de conflictos con países vecinos y el golpe de Estado.

Aunque la situación mundial es diferente (pero no totalmente diferente: véase Honduras) es inevitable hacer el paralelo con lo ocurrido en Chile entre 1970 y 1973.

En Chile, la Administración norteamericana estaba dispuesta a impedir por cualquier medio la llegada al poder de una coalición de izquierdas y ya en las elecciones de 1964 financió a los partidos conservadores y a la prensa adicta, en particular a El Mercurio.

Cuando Allende obtuvo la mayoría relativa en las elecciones del 4 de septiembre de 1970 (36,3% de votos) y antes de que el Congreso chileno lo consagrara presidente el 24 de octubre, el comité asesor encargado de operaciones secretas (Comité 40), presidido en ese entonces por Kissinger, decidió la opción violenta y así lo comunicó a la agencia de la CIA en Chile el 21 de septiembre (cables 236 y 240). El primer resultado de la "nueva vía" fue el asesinato, el 23 de octubre de 1970, del general Schneider, comandante en jefe del Ejército y ciudadano respetuoso de las instituciones democráticas.

En las elecciones municipales de abril de 1971 la Unidad Popular obtuvo el 51 % de los votos. En mayo, Allende leyó su primer mensaje ante el Congreso: la Vía Chilena al Socialismo.

En las elecciones legislativas de marzo de 1973 la Unidad Popular obtuvo el 43,4 % de los votos y se hizo evidente la imposibilidad para la derecha de derrotar en las urnas a la Unidad Popular.

Washington tomó nota y en el Comité 40 se decidió pasar de la “violencia” (sabotajes, asesinatos selectivos, provocación del caos económico, etc.) a la “etapa superior” es decir a preparar el golpe de Estado del 11 de setiembre de 1973.

Los hechos están perfectamente probados e incluyen documentos "desclasificados" de la CIA.

II. Un muestrario de la política de siempre de Estados Unidos en la materia.

1953: Golpe estado en Irán contra el gobierno de Mossadegh, que había nacionalizado el petróleo;
1954: Invasión a Guatemala y derrocamiento del Presidente Jacobo Arbenz;
1961: Invasión a Cuba;
1965: Invasión a Santo Domingo;
1983: Invasión a Granada;
-Decenio de 1980: Entrenamiento y apoyo logístico a los “contras” nicaragüenses;
1989: Invasión a Panamá;
1991: Golpe de Estado en Haití;
2002: Golpe de Estado en Venezuela;
2009: Golpe de Estado en Honduras, etc.
Además, es una constante de la política de la Administración estadounidense sus relaciones con terroristas y mafiosos.

-En 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, los aliados desembarcaron en Sicilia y la Administración Militar Aliada (AMGOT) dirigida por el coronel estadounidense Charles Poletti, trabajó en estrecha asociación con la mafia siciliana y los terratenientes para controlar la nueva administración civil, impedir el acceso de los comunistas a funciones públicas y combatir por todos los medios al creciente movimiento de los campesinos sin tierra. Ejemplo de esto último fue la masacre de campesinos en Portella della Ginestra el 1º de mayo de 1947. Sicilia estuvo a punto de convertirse al final de la guerra en un “Estado libre asociado” de los Estados Unidos.

- En los decenios del 70 y el 80 hubo en Italia una serie de atentados terroristas cuya finalidad evidente fue desestabilizar las instituciones democráticas (lo que en Italia se llamó “la estrategia de la tensión”), entre ellos el de Piazza Fontana en Milán en diciembre de 1969 (17 muertos y 90 heridos), en Brescia, el 25 de mayo de 1974 (8 muertos y 102 heridos), el del tren Italicus, el 4 de agosto de 1974 (12 muertos y 45 heridos) el de la estación de Bolonia, el 2 de agosto de 1980 (85 muertos y 200 heridos).

Las investigaciones de la Justicia probaron la participación de agentes de la CIA en el atentado terrorista de Piazza Fontana, cometido por un grupo de extrema derecha. El juez Salvini, instructor en el caso de Piazza Fontana, explicó en una entrevista el 11 de diciembre de 1999 cómo estuvo implicada la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) en dicho atentado. Se trataba más precisamente de la CIC, un componente de la CIA vinculada al ámbito militar. En una pequeña granja de On, un poblado de la campaña veneciana, funcionaba la llamada “santabárbara” donde “un infiltrado de los servicios americanos, experto en explosivos, enseñaba a fabricar las bombas. Se entraba sin nada y se salía con una bomba. El tráfico lo dirigía un agente de los servicios americanos.”

El informe Church (Congreso de los Estados Unidos, Comision Church, “Alleged Assassination Plots Involving Foreing Leaders, An Interim Report”, U.S. Government Printing Office, November 18 1975) se refiere a las tentativas de asesinar a Fidel Castro y a los asesinatos, entre otros, del general chileno René Schneider en 1970 y del líder congolés Patrice Lumumba, el 17 de enero de 1961, menos de seis meses después de haber sido elegido primer ministro. En un documental emitido por el canal de televisión franco alemán ARTE el 3 de octubre de 2007 (Cuba, una odisea africana), se puede ver y oír a Lawrence (Larry) Devlin, jefe de estación de la CIA en el Congo en la época de los hechos, diciendo que la orden de asesinar a Lumumba la habría dado el Presidente Eisenhower personalmente. Cabe agregar, entre otros, los asesinatos del general chileno Prats, que fue ministro de Allende, en Buenos Aires en setiembre de 1974, de Juan José Torres, ex presidente de Bolivia, también en Buenos Aires en 1976 y de Orlando Letelier, ex ministro de Salvador Allende, en Washington en 1976.

A fines de junio de 2007 fueron desclasificados documentos de la CIA, aunque con numerosas tachaduras. En ellos se revela, entre muchas otras cosas, que en setiembre de 1960 la CIA estuvo en tratos con mafiosos de Miami para que asesinaran a Fidel Castro. Son de pública notoriedad los atentados terroristas cometidos desde hace años en Cuba con el apoyo logístico de los Estados Unidos.

III. Bolivia en la encrucijada

El Gobierno y el pueblo bolivianos tienen que estar alertas y vigilantes, mirarse en el espejo de Chile de los años 1970-73 y no incurrir en los mismos errores y vacilaciones de Allende que lo llevaron a su pérdida.

El proceso boliviano está en una encrucijada: o profundiza rápidamente las transformaciones económicas y sociales y establece un auténtico sistema de democracia participativa permanente y de masas o no tardará en caer derrotado por los golpes combinados de la oligarquía interna y del imperialismo.

Algunas de las fuentes consultadas:
- Informe de la Comisión Church, del Senado de EEUU: Alleged Assassination Plots Involving Foreing Leaders, noviembre de 1975; Jac Forton: L"impunité au Chili, CETIM, Ginebra, 1993; Seymour Hersch: The price of power, Kissinger in the Nixon White House, 1983, Summit Books, Nueva York; diario Le Monde: "Quand Nixon voulait étrangler le Chili", 11 de diciembre de 1998, página 14; Pierre Kalfon: Allende, Chili, 1970-1973, Chronique, editorial Atlántica, 1998.
- www.clarence.com/contents/societa/speciali/010702piazzafontana;
- Comisión de investigación parlementaria sobre el terrorismo en Italia, 58º sesión, 24/11/99, declaración del senador Ferdinando Imposimato, ex juez de instrucción en el caso Moro. Se encuentra las actas de esta sessión en italiano: http://www.parlamento.it/bicam/terror/stenografici/steno58.htm#imp;
- Arthur E. Rowse, "Gladio: The Secret U.S. War to Subvert Italian Democracy," Covert Action Quarterly, Washington, D.C.,Number 49, Summer 1994 and, Anti-Fascist Action (AFA), “StayingBehind: NATO's Terror Network” Fighting Talk, London, Issue 11, May 1995.
- Congreso de los Estados Unidos, Comision Church, “Alleged Assassination Plots Involving Foreing Leaders, An Interim Report”, U.S. Government Printing Office, November 18 1975; “The CIA's Nicaragua Manual, Psychological Operations in Guerrilla Warfare”, Vintage Books, Random House, New York, 1985.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras: El doble golpe y la señal

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Al reconocer a Porfirio Lobos como vencedor en las elecciones en Honduras, EEUU y los países que lo acompañan en la opción como Colombia, Costa Rica, y Panamá por nombrar algunos, inauguran el modelo del “doble golpe de estado”.

Primero, están legitimando ex post el golpe de estado del 28 de junio que genera la crisis en Honduras.

Segundo, instauran lo que de facto es un segundo golpe de estado, por la sincronía entre la elección de Lobo, y el rechazo del poder judicial y el parlamento a la restitución del depuesto presidente Manuel Zelaya.

Las negociaciones del Acuerdo de San José implicaban la restitución de Zelaya para restaurar la legitimidad, que al final no se cumplió.
En un golpe de último momento, Micheletti el presidente de facto liderando un gobierno ilegítimo y aislado por la comunidad internacional, desconoció los principios de este acuerdo, y todo volvió a fojas cero para que el parlamento y el poder judicial decidieran. Fue la medida que abría la puerta para el segundo golpe, desconociendo la condición de restituir a Zelaya.

Lo de Honduras es la manifestación más clara de un nuevo modelo de intervención donde se mezclan las argucias legales que facilitan constituciones fabricadas para los estados de excepción, y las maniobras de poderes fácticos que operan bajo las sombras.

Es el segundo golpe, hecho con más inteligencia aunque basado en los mismos principios que caracterizaron las intervenciones en la época más oscura de la era republicana pos segunda guerra mundial.

Aunque el actor principal es Honduras, lo que hace EEUU y sus señales pesan, y ahora aún más porque está Barack Obama en el poder, que ha manifestado una rectificación respecto a las antiguas prácticas de obtener hegemonía a toda costa.

Con su decisión de apoyar las elecciones llevadas a cabo por un gobierno ilegítimo, se acopla de facto a las fuerzas más conservadoras en la región, alimentadas por las administraciones republicanas a la cuáles él ha manifestado su oposición.

La situación producida podría estar señalando las dificultades que enfrenta Obama para imponer la agenda que lo llevó a la victoria.

Le va a hacer muy difícil explicar al Gobierno de Barack Obama el sentido de apoyar esta elección en Honduras. Es probable que no tenga nada que explicar y que simplemente el gobierno que encabeza no se pueda zafar tan fácilmente de la agenda neoconservadora que está en el eje de la política exterior de EEUU.
No hay victoriosos propiamente tal por el contexto altamente distorsionado. El plato fuerte todavía está por venir y no se conoce en qué consiste. La batalla de Honduras no tiene fecha de término.

Lo que se observa en cambio es una contundente lista de derrotas institucionales presagiando un oscuro devenir en la región, si EEUU continúa por la senda que adoptó en Honduras reconociendo al nuevo gobierno.

La primera gran derrota es de la democracia, o el remedo que de ella se conoce en la región.

Al estar basada en el ejercicio del voto popular en masas con escaso acceso a la información independiente, y por lo general adocenadas por los medios televisivos, y reprimidas por la elite del poder, la democracia, en este caso la de Honduras, debe dar una prueba de que se respetaron las reglas del juego.

Es sabido que fueron elecciones llevadas a cabo bajo un régimen represivo. Los analistas que centran su argumento en la validez de esta elección en Honduras deberían equilibrar el ímpetu respecto a su legitimidad.
La segunda gran derrota es en el plano de la información y el análisis.

Un área particularmente afectada a partir de este doble golpe de Estado, es aquella de la información pública. Los bloques corporativos interesados en la continuidad de Micheletti y en obstaculizar la restitución de Zelaya, instauraron una homogeneidad en la información por su poderío en las comunicaciones. Es allí donde se constataron grados preocupantes de distorsión.

Hubo un cerco a la noticia durante todo este proceso que llevó a la elección de P.Lobo y una serie de agravios no se divulgaron, como los encarcelamientos de los oponentes al golpe y de las muertes de los dirigentes que apoyaban Zelaya. ARGENPRESS ha sido una consistente fuente de información para formar una visión más completa de lo que sucede en Honduras.

El ejercicio de un análisis sin distorsión o sin compromisos – referido al sesgo personal o al de un grupo de interés- que es consustancial a las libertades públicas, ha sido el gran derrotado en Honduras.

El incremento de los niveles de participación ciudadana en las decisiones políticas está directamente relacionado al incremento de las capacidades analíticas que están a su vez directamente relacionadas al acceso a la información. En Honduras no hubo este acceso.

La tercera gran derrota es la de la naturaleza del fenómeno político en Honduras y su desarrollo en el futuro.

El actual proceso de Honduras, confirma que no se observan indicios claros de recuperación en la región respecto a los fenómenos de autoritarismo militar e imposición de regímenes de las décadas de los 70 y 80.

La cuarta gran derrota es la del Gobierno de EEUU. Con la elección de Lobo en Honduras el eje neoconservador en la región se fortalece, y EEUU pierde la oportunidad de demostrar que está por la senda de la no intervención.

Curiosamente esta vez, al no intervenir, previniendo el primer golpe y apoyando la elección presidencial bajo un gobierno ilegítimo, EEUU está interviniendo.

Le va a costar mucho a EEUU sacarse la aureola de que apoyó la legitimación de un golpe de estado en Honduras.

Una quinta gran derrota es la de la confianza.

EEUU y su conducta frente a Honduras y su gobierno ilegítimo se define en dos tiempos. Primero rechaza el golpe y el gobierno ilegítimo. Después aparece patrocinando una elección efectuada en medio de amenazas y represiones y con escasa fiscalización.

Desvirtuando la apuesta desbocada de los analistas y políticos que se aferran al fin del multilateralismo, la OEA y los organismos multilaterales como la ONU y la CE no han sido derrotados por el expediente de la no restitución de Mauel Zelaya a la presidencia, o porque las elecciones se llevaran a cabo bajo un gobierno ilegítimo.

Muy por el contrario. Estos organismos dejaron su sello, hicieron lo que debían hacer dentro de sus mandatos y posibilidades.

Dentro del oscuro panorama, lo que emerge con claridad son las limitaciones de los acuerdos internacionales en torno a una crisis y la falta de consistencia de algunos actores (países) mayores para sustentar el mismo punto de vista y algunos principios básicos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Degollando la paloma

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Aunque invadida por una masiva y vulgar producción de entretenimientos, la población latinoamericana aplaude su folklore y baila sus danzas, pero raramente valora la filosofía simple que contienen muchas de las obras más valiosas de sus artistas.

Hay infinidad de piezas musicales y poesía gauchesca, algunas más sabias y profundas que otras, jamás consideradas por la educación formal, volcada por sumisión a la producción foránea, de más ruido que música y de cacofónicos versos repetidos en una triste y aburrida limitación creativa que afecta deseos y pensamientos emancipadores, contribuyendo a desvalorizar lo auténticamente telúrico.

Esa invasión y esa inconsciencia, obedecen y sirven, sin duda, a la estrategia imperial de dominación cultural, cuyas mechas de penetración son los mayores medios de comunicación, el universo educativo, las conductas corporativas y la politiquería.

En Paraguay y desde este país católico, invadido por cientos de sectas evangélicas de todo pelo aunque de similares métodos y objetivos, la coyuntura actual da la oportunidad de apreciar un hermoso canto de Violeta Parra, que resuena muy a tiempo.

“¿Qué dirá el Santo Padre, que vive en Roma, que le están degollando a su paloma?”, se preguntaba ese látigo chileno de miel dialéctica, como la definía Pablo de Rokha.

Varios elementos permiten pensar que el paciente Vaticano nunca estuvo ausente en la postulación de su Obispo Fernando Lugo a las altas responsabilidades políticas, a partir del proceso que se inició en marzo del 2006, con la marcha multitudinaria que cubrió toda Asunción, convocada por los movimientos sociales y organizaciones no gubernamentales.

Desde ese día, Lugo surgió como el hombre que podría sacar el país de su mísera y triste situación política, económica, social y cultural. Tras meses de consultas con dirigentes de todos los ambientes y con la población más humilde del país, el cura de sandalias, decidió solicitar permiso al Papa Ratzinger, para abandonar la sotana, la cual acostumbraba levantarse pero no quitarse.

Esa iniciativa de las organizaciones progresistas rápidamente despertó el interés de los grupos empresariales y partidarios que, muchos por mezquinos cálculos, querían desplazar del gobierno al vetusto Partido Colorado, cuyo predominio del Estado y sus beneficios, excluía desde hacía 60 años a todos los impugnadores.
Durante un largo año, circuló mucho ruido mediático acerca de la negativa papal de licenciar a una de sus figuras de mayor prestigio, reticencia que, por estricta motivación ideológica, apoyaba la rama católica más conservadora y bonapartista, aliada a los grupos civiles y militares continuadores del estronismo.

Ratzinger, sin embargo, comenzó a escuchar las pocas voces de ideas avanzadas que hay en la Conferencia Episcopal Paraguaya, al tiempo que la candidatura de Lugo se iba afianzando y permitía visualizar réditos indirectos para la santísima sede, de secular oficio en influir y beneficiarse en los conflictos políticos occidentales.

Ahora, el Obispo-Presidente está llegando al año y medio de su mandato, en uno de los ejercicios de administración nacional que, en una Sudamérica rebelada, más expectativa produjo a nivel internacional, incluso desde antes de asumir el 15 de agosto del 2008, aupado en una inmensa esperanza interna que, lamentablemente, comienza a devorar una decepción popular que se va acumulando.

Ante ello, la cúspide católica aparenta tranquilidad y cierta conformidad, en una actitud muy diferente al nerviosismo que expresaba antes de la victoria electoral de Lugo, cuando temía enfrentamientos sociales, generados por la aplicación del programa de cambios económicos que prometía la propaganda.

Ello se verifica en la actitud asumida por conservadores de la curia, a excepción de un Obispo que escandaliza con críticas a Lugo, en particular por su inconducta amorosa, no muy diferente a la de muchos miembros del clero, dolido porque el mandatario le retiró las prebendas que su diócesis recibía de la corrupta dirección de la Represa de Itaipú.

El pueblo, en cambio, y por ende franjas de la feligresía, manifiesta disconformidad y va perdiendo ilusión, circulando de manera creciente los comentarios de que “es lo mismo de siempre” y que, “al igual que los colorados y los liberales, la justicia es sólo para ellos”. Además del hambre, por delitos banales miles purgan, en apestoso hacinamiento, años de cárcel sin siquiera recibir condena.

Es evidente que el gobierno se ha dejado aprisionar por el gatopardismo enseñoreado en la política paraguaya desde hace más de un siglo, coincidente con la edad de los dos grandes partidos, el Colorado y el Liberal que, con leves paréntesis de decencia, han sido actores en la cabalgata conjunta con oligarcas de Brasil y de Argentina, para parir la degradación moral y la corrupción administrativa aún reinante.

Los enemigos de los cambios comienzan a salir de la terapia intensiva a la que los sometió la pérdida del Ejecutivo, pero su insaciable apetito de poder se refuerza con las grietas que padece la alianza que, tras ganar las elecciones, desapareció como cuerpo político, acusando fuerte división los sectores de izquierda.

La derecha y su franja radicalizada, pese a su extrema mediocridad en el análisis de situación, está mamando de los errores del gobierno y de su incapacidad para atacar los más acuciantes problemas sociales, a los que responde con los mismos métodos de represión policiaco-militar, con campesinos asesinados y cientos presos sin condena, con actos comprobados de torturas en comisarías.

Es una suma de inoperancia, ineptitud, falta de ideas, ausencia de un equipo de inteligencia estratégica, y de la mentalidad caritativa que aplica paliativos a la pobreza extrema de un millón y medio de paraguayos, que son un cuarto de la población total.
En un parlamento que un sondeo reciente califica de putrefacto, otorgándole apenas dos puntos en una escala de cinco, los colorados, golpeados y fraccionados, están haciendo grandes esfuerzos para sumar votos e impulsar un juicio político a Lugo, intentona que acompaña la rancia Asociación Rural, militares jubilados, nostálgicos del General Alfredo Strossner y fracciones liberales, en una doble traición al pueblo.

Uno de los más interesados en el juicio político a Lugo es su Vicepresidente Federico Franco, Presidente, con licencia, del Partido Liberal, quien pretende valerse del imperativo constitucional de reemplazo. Si eso ocurriera, significaría un simple Golpe de Estado, diferenciándose del ocurrido en Honduras, sólo por un detalle legal.

Los males del país son graves y progresivos y el pueblo, cuya paciencia se acorta, entiende que se requiere cirugía mayor. Días atrás miles de campesinos llegaron a Asunción a manifestar su apoyo a Lugo contra la amenaza de juicio político, pero condicionando ese sostén al cumplimiento del programa electoral de gobierno.

Recuperar la soberanía energética, haciendo que respeten los tratados Argentina y Brasil, socios en las represas de Itaipú y Yaciretá, fue una de las prioridades, junto con la reforma agraria. En el primer punto algo se ha avanzado, pero en el segundo el gobierno se muestra incapaz de elaborar un proyecto viable de transformación rural.

Hay impotencia para recuperar siete millones de hectáreas ocupadas ilegítimamente desde hace décadas, mediante la complicidad de los gobiernos anteriores que legalizaron algunas compras hechas a precio vil a labriegos que, frente al dinero o a la amenaza de capangas armados, optan por vender e irse a engrosar los cinturones de miseria de las ciudades.

Poderosos productores, mayoría sojeros de origen brasilero, se han adueñado de tres cuartas partes del territorio paraguayo, al punto que algunos se permiten negar la entrada a los establecimientos a las comitivas fiscales que tienen la misión de medir las propiedades, para confeccionar un Catastro Nacional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Bases militares en América Latina no revertirán la integración latinoamericana

Ricardo Zedano (RIA NOVOSTI, especial para ARGENPRESS.info)

Tras un recorrido por la realidad latinoamericana, es evidente que las bases militares norteamericanas en América Latina no podrán revertir su integración, afirmó en entrevista exclusiva a RIA NOVOSTI Raúl Fajardo, corresponsal de guerra mexicano, autor del documental "América Latina: La nueva independencia".

Fajardo afirma que durante la producción de su documental, viajando por países como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Honduras, Nicaragua y Cuba, percibió el gran deseo de unidad por el que sus pueblos ahora luchan; el deseo de encontrar su propia identidad y un nuevo modelo económico, político y social, y que ninguna amenaza militar podrá revertir el proceso de integración latinoamericano.

Al respecto, recordó que el golpe de Estado en Honduras, perpetrado el 28 de junio pasado contra su presidente legítimo Manuel Zelaya, detrás del cual está la mano de Dmitri Negroponte que utilizó la base militar norteamericana de Palmerola en el país centroamericano, no ha socavado el deseo de unidad que el pueblo hondureño comparte con otros países hermanos.

Según Fajardo, ya no se ven gobiernos latinoamericanos serviles, completamente entregados a las compañías transnacionales o a las oligarquías locales, ahora se ve gobiernos comprometidos con proyectos nacionales de largo plazo, de largo aliento; se ve estadistas, hombres que no están pensando en seis años de cómo robar durante su periodo presidencial y desaparecer por ahí enriquecidos como ya ha sucedido.

En su documental se trata el tema de la presencia militar norteamericana en América Latina, haciendo un recuento de todas las veces que los norteamericanos han intervenido en el continente bajo cualquier pretexto. Valga como ejemplo la pérdida que México experimentó de gran parte de su territorio en una guerra injusta contra los EEUU. Luego le siguieron las invasiones a Nicaragua, donde se produjo la guerra contra los filibusteros; a Panamá, Haití, quedando en todas partes las huellas de las intervenciones militares.

Se describe el crecimiento exponencial de las bases militares, sobretodo en el periodo presidencial de George Bush, y de los efectivos militares en la región, en especial en Colombia, país que por más garantías presente de que no permitirá se intervenga militarmente en algún país vecino, no inspira confianza.

Raúl Fajardo llegó a Rusia en calidad de invitado especial para participar en el III Festival de Documentales en Rusia "El hombre y la guerra" que se celebrará del 9 al 13 de diciembre en la ciudad rusa de Ekaterimburgo (los Urales).

En el citado festival Fajardo presentará su documental "Osetia del Sur: crónica de genocidio y libertad", que reveló la verdad sobre la agresión de Georgia contra la República del Cáucaso Norte.

El documental ha sido presentado en Alemania, Francia y Bélgica, despertando el interés del público por estos acontecimientos y decepción por la actividad desinformativa que los medios occidentales llevaron a cabo contra Rusia que no tuvo otra opción que defender a la población civil de Osetia del Sur, en su mayoría de nacionalidad rusa.








Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El rescate de la señora Ingrid Betancourt (Parte I)

Mario Rivera Ortiz (especial para ARGENPRESS.info)

Ingrid Betancourt de nacionalidad francesa y colombiana nació en Bogotá el 25 de diciembre de 1961; hija de padre y madre políticos del régimen liberal-burgués colombiano, pasó su infancia en un departamento de lujo en París y casó, por primera vez, con el diplomático francés Fabrice Delloye. Al regresar a Colombia en 1989, se desempeñó como asesora en los ministerios de Hacienda y de Comercio Exterior.

En 1994 fue diputada por Bogotá, cargo en el que permaneció hasta 1998, tiempo en el que llegó al senado por el Partido Oxígeno Verde. Con el señuelo de convertirse en una opción frente a los partidos tradicionales, Betancourt decidió retirarse del Senado en 2002 y se postuló como candidata a la presidencia de Colombia. Poco antes escribió un libro titulado “Con la rabia en el corazón”.

La candidata a la Presidencia de la República de Colombia fue capturada por las FARC el 23 de febrero de 2002, cuando desplegaba su campaña electoral en el departamento de Caquetá, desafiando una situación de guerra en una zona selvática al sur del país, junto con Clara Rojas, candidata a la vicepresidencia. Ambas vivieron seis años y cinco meses de cautiverio como prisioneras de guerra de dicha fuerza insurgente.

Cuando fue liberada, el día 2 de julio de 2008 había cumplido 47 años de edad. Ese día Betancourt fue elevada por los medios de comunicación a la categoría de “símbolo mundial del secuestro” y causa de júbilo de la “comunidad internacional”, o sea, reina del glamour mediático por unos días, según el rating generado y los resultados de las encuestas.

El día 2 de julio, dicen los medios, hubo una explosión de euforia por la liberación de la prisionera y por el supuesto fin de las FARC ¡Burgueses y pequeñoburgueses en algunos centros sociales de Bogotá y París, batieron palmas enloquecidos de júbilo! Para esta clase social parecía como si el muro de Berlín hubiese vuelto a caer. (Reforma, 3 de julio de 2008).

Previamente, en un video publicitado por los familiares, Ingrid Betancourt lucía demacrada y excesivamente delgada, sentada en un campamento en medio de la inhóspita selva amazónica. Los medios de comunicación masiva describían a la ex candidata presidencial como “muerta en vida” y afirmaban que había dejado de comer y perdía el cabello; médicamente hablando, estaba en la caquexia terminal. Se trataba de manipular la sensibilidad popular y generar simpatía para una “civil inocente”, ajena del todo a la política y víctima gratuita de los malos.

Menuda sorpresa llevaron los lectores de los diarios y los televidentes, cuando aparecieron las fotos de la señora Betancourt el día de su rescate, con una imagen diametralmente distinta a la que los servicios de inteligencia habían retocado minuciosamente: de moribunda no tenía nada, lucía rozagante y primaveral, pero en esos momentos había otros hechos que concentraban la atención del público, no obstante la imagen real de Ingrid quedó grabada en la mente de los observadores cuidadosos como una evidencia grosera de hasta donde llegan los desinformadores para engañar al público y enternecer a ciertos políticos.

La imagen de una Ingrid demacrada y su presentación como una prisionera “civil e inocente” lograron, no obstante, en algunos lugares y capas sociales, cierta solidaridad para con ella. Muestra de ello fue el trabajo del Comité de Apoyo a Ingrid Betancourt de París, que recabó 600 mil firmas de personas que pedían su liberación. El mencionado Comité también organizó la llamada “Marcha Blanca” en Bogotá, París y otras ciudades del mundo los días 4 de febrero y el 20 de junio de 2008. (La Jornada, a 4 de julio de 2008). Con el mismo propósito el presidente Nicolas Sarkozy llamó por teléfono al líder de las FARC, Manuel Marulanda, el primero de abril de 2008, para solicitarle la liberación inmediata la “rehén”, sin saber que ya Marulanda había muerto desde el 25 de marzo. El presidente galo incrementó la presión de su gobierno enviando una misión humanitaria para entrar en contacto con las FARC y en esa dirección logró incorporar a la Cruz Roja Internacional (CRI). Las cosas se complicaron por la cerrazón del gobierno de Uribe, renuente a aceptar un canje humanitario de prisioneros. Su gobierno apostaba todo a la fuerza policíaca-militar y a la derrota de las FARC. La guerrilla respondió a Sarkozy que ya no habría ningún encuentro con la delegación francesa debido a la masacre de Sucumbios.

Llegó así la fecha de la inesperada liberación de la señora Betancourt, tres “contratistas” norteamericanos y 11 prisioneros más. Ella estaba vestida con chaleco y gorra militar, flanqueada por altos mandos castrenses colombianos, y como ya hemos dicho, no era la mujer cadavérica que nos habían hecho creer. Era otra la que apareció en las primeras planas de los grandes rotativos del día 3 de julio.

En sus primeras declaraciones a los medios, la señora Betancourt dijo: “El mayor golpe contra las FARC es el hecho que Uribe haya sido reelecto y se le permitiera mantenerse por otro mandato con la prioridad de desarticular la guerrilla.” La ex prisionera agradeció “primero a Dios y a la Virgen”, por lo que llamó un milagro; y después al ejército de su país y a “nuestro gran presidente” por el operativo que concluyó en la región selvática de Guaviere, sin disparar un solo tiro. Agradeció, también, a sus hermanos de Francia y a los medios de comunicación por haber difundido su imagen (bien retocada) y mantener viva la tragedia que sufren decenas de secuestrados por las FARC. Ingrid calificó el operativo de inteligencia militar como “absolutamente impecable” y aseguró que había contado con el apoyo logístico de los Estados Unidos: “llegó un helicóptero MI-17, pintado de blanco, con emblemas de la Cruz Roja Internacional y Telesur a recogernos y cuando ya estábamos atados y a bordo, los 15 rehenes custodiados por “César” y otros guerrilleros, la nave despegó y los efectivos militares infiltrados redujeron rápidamente a los rebeldes. Luego la tripulación del helicóptero gritó: ¡Somos del ejército de Colombia! ¡Están ustedes liberados!”. (La Jornada, 3 de julio de 2008)

Y continuó la señora Betancourt: “Creo que ésta es una señal de paz para Colombia, nosotros podemos lograr la paz y confiamos en nuestras fuerzas militares…quiero agradecer a cada uno de los soldados de Colombia.” (La Jornada a 3 de julio de 2008), Luego, la señora Betancourt llamó a los presidentes de Venezuela y Ecuador a cesar el enfrentamiento con su homólogo colombiano Álvaro Uribe y a unirse en una cruzada por los “rehenes” que continúan en poder de las FARC.

Pocas horas después Ingrid voló a Francia desde Bogotá, en un avión oficial francés, junto con sus dos hijos y el canciller Bernard Kouchner. El presidente Nicolas Sarkozy y su esposa Carla Bruni, la recibieron cálidamente en el aeropuerto militar de Villacoublay. Sarkozy pronunció las palabras oficiales: “Ingrid Betancourt bienvenida. Francia te quiere y está feliz de verte aquí.” De la pista de aterrizaje, tras agradecer también a América Latina por su apoyo solidario, especialmente a los presidentes de Ecuador, Argentina y Venezuela, el séquito pasó a un salón donde el presidente francés hizo un brindis por la libertad.

Posteriormente desde el Palacio del Elíseo, la ex prisionera pronunció una breve y maternal alocución dirigida a las FARC: “sean buenos perdedores…Es el momento de hacer una rectificación…Los colombianos estamos dispuestos a tenderles la mano, pero no estamos dispuestos a participar en una farsa”. A continuación elogió al presidente Uribe quien según ella “había estado extraordinario”. (Reforma 3 de julio y Milenio 5 de julio de 2008.)

Cinco meses después, al terminar el año de 2008, la señora Betancourt, salió de gira por Latinoamérica y estando en México, la primera personalidad que visitó fue la Virgen de Guadalupe. Al pie de la venerada imagen, el día 18 de diciembre, Ingrid reinició su campaña contra las FARC, llamándolas a que “dejen de realizar actos de lesa humanidad y se conviertan en interlocutores de un proceso de paz”. También comparó, de acuerdo a su criterio, la situación de los prisioneros de guerra de las FARC y los prisioneros del gobierno de Uribe. Calificó las capturas que hacen los guerrilleros como actos “terroristas”, en cambio los secuestros del ejército, como actos lícitos dentro de un Estado de derecho, y claro, fingió demencia en relación con los consabidos juegos de fútbol con cabezas humanas y el descuartizamiento de campesinos con motosierras practicado por los paracos. Por supuesto, volvió a dar gracias a la Virgen por el milagro de su rescate y le pidió la liberación de los retenidos que seguían en manos de las FARC, pero eso sí, ni una palabra para los cuatro estudiantes mexicanos asesinados en Sucumbios, ni para la perseguida estudiante de la UNAM, Lucía Morett; sólo una sombría advertencia para los estudiantes y académicos mexicanos, a quienes aconsejó: “no vayan a los campamentos de las FARC”. (La Prensa, 19 de diciembre de 2008).

La conducta política de la señora Betancourt, luego de su rescate militar, fue pues, muy distinta de la de otros ex prisioneros de las FARC, como por ejemplo la del ex congresista Tulio Oscar Lizcano, quien tras ocho años de cautiverio en la selva, pidió al gobierno concretar un acuerdo humanitario con los rebeldes para lograr la liberación de sus compañeros. (La Jornada, 31 de octubre de 2008). Hubo, naturalmente, quien la criticó, como lo hizo el Nobel Adolfo Pérez Esquivel: “Ni Uribe ni Betancourt han hecho algo por la paz”.

Entonces, para concluir este capítulo, hay que decir, en primer lugar, que desde el momento en que la señora Betancourt descendió del helicóptero blanco MI-17, reiteró su verdadera identidad política y dio nuevas pruebas de que ella nunca había sido, ni era, una persona civil sencilla e inocente, ajena al Estado represor Colombiano, como llegó a afirmar el presidente Rafael Correa; sino que era y es, una jefa de la burguesía colombiana, ligada estrechamente a un Estado policiaco, y al gobierno derechista francés de Nicolas Sarkozy. También confirmó que su clase social es en cualquier circunstancia la burguesía pura y simple, así se presente con uniforme militar o ropa civil, falda o pantalón, piel negra, blanca, café o amarilla, pues ya se sabe que el capital no tiene sexo ni color y que es algo incorpóreo que se materializa en la explotación y opresión del hombre. En tercero y muy importante lugar hay que subrayar, que la operación Jaque está envuelta en un denso ovillo de participaciones, en el que las hebras de varios servicios de inteligencia y de ciertas ONGs, están entretejidas en forma inextricable e increíble.

Sea pues lo que sea, lo cierto es que el rescate de la señora Ingrid Betancourt, tal como ocurrió, fue todo menos un acto de paz. El hecho que no se haya disparado una sola bala no le quita un ápice de su naturaleza eminentemente bélica y, a ella, su carta de identidad política uribista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Más allá del agotamiento del proyecto K: Centroizquierda, izquierda y proyectos populares. Repaso y perspectivas

PRENSA DE FRENTE

Los legisladores que se asumen de centroizquierda provocaron, días atrás, un debate sobre la conveniencia o no de aunar intereses con el gobierno o con la oposición. Las fuerzas de izquierda (partidarias o independientes de los partidos tradicionales), fuera del parlamento, demostraron en el último tiempo cierta vitalidad en los conflictos laborales y sociales, y también sus límites. Recorriendo el amplio espectro que va del progresismo a las posiciones más radicalizadas, se puede esbozar un análisis de los proyectos populares que se preparan para ganar terreno en la escena política nacional tras el agotamiento –gradual, autorresistido, inexorable- del proyecto K.

El latiguillo fue utilizado por militantes oficialistas durante los últimos años: “a la izquierda del kirchnerismo está la pared”, esgrimían desde un gobierno sostenido en el vetusto PJ y la conservadora CGT. El conflicto con las patronales agrarias y las corporaciones mediáticas, reavivó una épica “popular” contra “los gorilas”, que contuvo a quienes insisten en que hay que “defender al gobierno ante el retorno de la derecha”, y elijen no ver el componente de derecha que expresa, en el mismo gobierno, el retorno al FMI o el saqueo de las multinacionales mineras o petroleras, por mencionar dos ejemplos de continuidad neoliberal.

Las elecciones de junio con la aparición e incidencia masiva de opciones populares “por izquierda” del gobierno (Proyecto Sur en Capital), y la reaparición con fuerza de conflictos sindicales y sociales motorizados por militancia o directamente organizaciones que insisten en la necesidad de construir una alternativa política con verdadera vocación transformadora, muestran, en distintos planos, el resurgimiento de un espacio político-social “a la izquierda” del kirchnerismo, que se torna visible y logra incidencia.

Seguramente sea esta visibilidad y mayor representatividad de los cuestionamientos por izquierda al gobierno, lo que haga poner nerviosos a algunos “progres K” quienes desataron su furia, después de la sesión parlamentaria del 3 de diciembre, contra Pino Solanas y Victoria Donda, acusándolos de haber coincidido con la UCR o el PJ disidente en la propuesta de una lógica de reparto de las comisiones legislativas que los favoreciera, como si el propio kirchnerismo no hubiera hecho de las alianzas más espúreas una estrategia permanente de construcción de poder. ¿O acaso no aprobó el oficialismo la reapertura del canje de deuda y la reforma política tranzando con el PRO, la UCR y el PJ disidente?

Si se mide esa disputa institucional por los resultados, Pino Solanas aparece como el principal ganador de un espacio político en disputa, en desmedro del otro diputado electo con aspiraciones a liderar el mismo espacio, Martín Sabbatella. Junto a Proyecto Sur terminaron diputados que habían tenido un alineamiento inicial con Martín Sabattella: las diputadas Donda y Merchán de Libres del Sur, y la propia Graciela Iturraspe, del Instrumento electoral por la Unidad Popular que impulsa De Gennaro, quien entró a la cámara secundando a Sabbatella, también lo abandonó para sumarse, junto a los legisladores del SI y Diálogo por Buenos Aires, al bloque que aglutinó al grueso del centroizquierda en una postura común. Sabatella, solo en su estrategia, terminó, como muchos preveían, recostado en otros diputados del “centroizquierda oficialista”, como Heller, quien encabezó la lista de Kirchner en Capital Federal, o los socialistas K Rivas y Basteiro, de alineación automática con el gobierno. El resultado de esta táctica de la mayoría de los diputados de centroizquierda dejará la presidencia de la comisión de Energía y Combustible para Pino Solanas; la de Derechos Humanos a cargo de Victoria Donda, y la de Recursos Naturales y Medio Ambiente presidida por Miguel Bonasso, mientras Claudio Lozano aún aspira a disputarle a Recalde de la CGT (FPV) la comisión de Legislación del Trabajo.

Fuera del parlamento, la izquierda

Horacio Verbitsky no es merecedor de la admiración de este portal, pero aún así hay que reconocer su acierto cuando define a los partidos políticos de izquierda en nuestro país como la “izquierda extraparlamentaria a pesar de sí misma”. Es que, fragmentados en peleas internas, los múltiples partidos trostskistas no logran aunar una propuesta de cara al conjunto social que torne visible sus propuestas. Por su parte, el Partido Comunista se diluye (una vez más) tras un “apoyo crítico” a otras fuerzas de dudosa vocación “transformadora”, esta vez al kirchnerismo, donde termina sin fuerza. El PCR, más allá de su apuesta abstencionista, en este abanico no podría aspirar a más que ser la izquierda del bloque de derecha con base agraria al que sigue acompañando.

La presencia en las luchas obreras, sin embargo, reivindica en parte la estrategia estos partidos: el Subte y Kraft, por mencionar los conflictos más notorios, encontraron acogida social por lo justo de su lucha, y son conducidos por delegados que a la vez son militantes del MST, PTS, PO y PCR, quienes han sabido ganarse la legitimidad ante sus bases con conductas honestas y combativas. En el Subte, a la vez, es justo destacar a la amplia base de delegados sin militancia partidaria, aunque muchos de ellos se asumen también como “de izquierda” (y de hecho asumen un programa de lucha antiburocrático y antipatronal), ya sea por militancia previa en la izquierda partidaria, o por pertenencia o simpatía con movimientos populares del amplio espectro de organizaciones de nuevo tipo, también referenciadas con políticas de izquierda, aunque, en muchos casos, para diferenciarse de los partidos se propongan como una “izquierda independiente, una nueva izquierda”.

Así, como apuesta a la conformación de una “nueva izquierda independiente”, se asumen otras organizaciones surgidas en la última década a partir de la lucha social. Socialismo Libertario, El Frente Popular Darío Santillán, la Corriente Estudiantil La Mella, el Movimiento Unidad y Lucha, el Frente de Organizaciones en Lucha, son parte de un amplio abanico de nuevas fuerzas sociales cada vez más maduras. Con un discurso que busca superar el desgaste de la lógica piquetera de lucha “por planes sociales”, el Frente Darío Santillán, el FOL y Unidad y Lucha, junto a la CTD Aníbal Verón y otra decena de organizaciones territoriales, reinstalaron el debate sobre la lucha por el trabajo y la denuncia a la estructura política punteril del PJ, reclamando trabajo cooperativo y volcándose a fuertes y masivas medidas de lucha, como el bloqueo coordinado de los accesos a la Capital Federal y cortes de ruta en Rosario, Cipolleti-Neuquén y Tucumán, o el acampe de más de 30 hs. frente al Ministerio de Desarrollo Social en la Av. 9 de Julio, hasta que el gobierno tuvo que ceder.

Más allá de la lucha sectorial, en algunos casos estas organizaciones dan pasos de avance en sus búsquedas políticas: días atrás quedó constituida la Coordinadora de Organizaciones y Movimientos populares, integradas por el Frente Darío Santillán, la Mella, Socialismo Libertario, junto a organizaciones de base cristiana y otras del nacionalismo revolucionario, como Convocatoria para la Liberación Nacional y Social.

Queda, por último, hacer mención a la Constituyente Social impulsada por el sector que lidera Víctor De Gennaro dentro de la CTA. Si el destino de este espacio aún era una incógnita un año atrás por sus propias tensiones internas, después del encuentro de Neuquén queda claro que la representatividad sindical y social de la propuesta será puesta en juego como reforzamiento de la apuesta electoral del degennarismo en la interna del centroizquierda de cara al 2011.

Queda claro que muchas cosas surgieron, se consolidan y crecerán “a la izquierda del kirchnerismo”. El desafío será ver cómo se supera la fragmentación, se evitan las trampas de los atajos electorales fáciles, y se construye un proyecto de transformación radical de la sociedad, sólido, profundo, anticapitalista: qué otra cosa sino significa ser “de izquierda”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Burocracia y represión, una fórmula para contener las luchas

INDYMEDIA

Generalmente los hechos represivos parecen ser aislados y ajenos entre sí. La construcción que se realiza desde los medios masivos hegemónicos de comunicación refuerza esta idea fragmentada e inconexa.

El nivel de acumulación política, social, sindical alcanzado por distintas organizaciones y espacios puestos en juego en la escena política en los últimos meses, sacó de sus cómodos sillones a los engordados cuerpos de la burocracia sindical y soportó una vez más, lo embates de la represión institucional.

Para los sectores de poder de nuestro país, es claro que el mayor problema no es la gestión del gobierno K. De hecho, muchos sectores industriales y de la oligarquía han logrado altos índices de ganancias durante la etapa kirchnerista. El sector automotriz, la minería, el agronegocio de la soja, son sólo ejemplos de los sectores que ven como sus patrimonios se multiplican exponencialmente en los últimos años. El record histórico de la Soja se registró el 6 de febrero de 2008: la tonelada alcanzó $ 1.167 La oleaginosa para entregar entre noviembre del 2009 y septiembre del 2010 operó con alzas de entre 16,25 y 24 centavos de dólar por bushel, equivalente a 5,91 y 8,81 dólares por tonelada. El contrato noviembre 2009 subió a 354 dólares la tonelada. El valor del dólar al 22 de noviembre es de 3.80.- (Infobae 09/11/09)

El caso de las mineras. Producto de la revalorización que evidencian el oro, la plata y el cobre, la minería en la Argentina ya mueve $35.699 millones, algo así como el 3,4% del PBI argentino, según datos del Ministerio de Economía. Y las perspectivas para este año, de la mano de nuevos yacimientos como Manantial Espejo, en Santa Cruz, son de corte positivo. A lo largo de 2009 se pondrán en marcha proyectos por más de u$s 8.100 millones.

En esa dirección, la explotación de metales preciosos lidera las preferencias de las compañías del segmento, que impulsarán distintas iniciativas en San Juan, Mendoza y Catamarca. A esas propuestas también se suma un mineral que hoy gana posiciones entre los más requeridos del planeta: el litio.

Catamarca, Salta y Jujuy aparecen como los espacios donde la producción de este mineral –cuya demanda viene creciendo a una tasa del 7% anual en todo el mundo– podría volverse intensiva en el transcurso de 2009. (Infobae profesional 08/07/2009 )

El sector automotor terminó un 2007 descorchando champán tras romper todos sus récords históricos de producción, ventas y exportación. Un año que quedó marcado por rutilantes acontecimientos: nuevos desembarcos productivos, nuevos modelos a punto caramelo para salir de las líneas de montaje, y anuncios de inversiones para el período 2007-2010 de entre 2500 y 3500 millones de dólares.

La producción argentina de vehículos llegó casi a 600.000 unidades en el 2008 y los analistas esperan que este año alcance las 500.000, mientras proyectan un incremento del 15 por ciento para el 2010. (Reuters argentina 09/11/09)

Estos fueron los números que dieron sostén a los gobiernos Kirchner-Fernández para hablar de superávit, sin embargo, la tan anunciada redistribución de la riqueza debe esperar. Paralelamente, y como expresión de las necesidades concretas de nuestro pueblo, las organizaciones sociales y los sectores sindicales antiburocráticos se han fortalecido logrando en su hacer político pequeñas conquistas. Lo cual les ha permitido nuevos niveles de organización, perfilándolos para niveles más altos de disputa política.

Si bien es claro que estos procesos no son lineales, es sorprendente ver que pese a toda la política de cooptación aplicada sobre el campo popular, y el dinero que inunda a las organizaciones que aceptan estar bajo la sombra y dictados del gobierno K, los espacios autónomos y antiburocráticos no han desaparecido.

Por qué preocupa “La Zurda”

Cuando desde los gordos de la CGT se largan expresiones como éstas es porque saben que “cuando el río suena…”.

Hace pocos días el diario Crítica reflejó esta situación:

“D’Elía se acomodó en los sillones del cuarto piso de la CGT el mismo día en que el secretario adjunto de la CGT, el metalúrgico Juan Belén, confirmó la necesidad de mantener el modelo gremial vigente en el país, y tildó a la CTA de “zurda loca manejada desde afuera”. Pero ésas son, lo que se dice, casualidades” (Diario Critica13-11-09.)

Fuera de la ley. Veamos cómo en el conflicto de Kraft (ex Terrabussi) lxs trabajadorxs, con su comisión interna, pudieron llevar adelante un conflicto salteando a la burocracia sindical de la alimentación comandada por Daer. La respuesta del gobierno “progresista” fue liberar a la policía de Buenos Aires para que desalojara y apaleara a lxs trabajadorxs como si se trata de la recuperación de una fortaleza del capitalismo industrial. Las declaraciones de Jorge Zorreguieta y de la embajada de EE.UU. en nuestro país así lo demuestran:

"La Copal (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios) presidida por el Sr Jorge Zorreguieta -ex secretario de Agricultura durante la última dictadura de Videla- exigió al gobierno “hacer cesar el estado de ocupación ilegítimo para que pueda restablecerse el trabajo y la producción en la citada planta" de Terrabusi en Pacheco.

El gobernador Daniel Scioli, desde Miami a donde viajó para un seminario, se pronunció por "una solución que contemple los derechos de los trabajadores, de los empresarios y que proteja la inversión". Scioli mantuvo ayer una charla telefónica con el encargado de Negocios de la Embajada, Thomas Kelly.

En el texto que dieron a conocer los voceros diplomáticos a Clarín, la Embajada sostuvo que "apoya la plena aplicación de los derechos y protecciones laborales, así como el respeto por los derechos de propiedad y las decisiones del sistema judicial". Luego indicaron que "nos complace saber que la planta de la empresa Kraft se encuentra nuevamente en funcionamiento".

Según señalaron, "la Embajada está siguiendo este hecho en línea con nuestro deseo de promover las inversiones de Estados Unidos en la Argentina, las cuales proporcionan buenos puestos de trabajo a 155 mil argentinos".

"En vista de ello hemos estado en contacto con las autoridades argentinas apropiadas con el objetivo de lograr lo antes posible una solución duradera", reconocieron”. (Clarín29-09-09)

La policía reprimió brutalmente a los trabajadores y trabajadoras de Kraft Foods (ex Terrabusi) que estaban reclamando dentro de la planta, dejando un saldo de 65 personas detenidas y cuatro heridos. Dentro del playón de la planta se encontraban apostados más de 300 efectivos entre policía montada, bonaerense y gendarmería. (Indymedia Argentina 25/09/09)

El conflicto se había desatado por el reclamo realizado por lxs trabajadorxs del turno tarde, que exigían medidas de higiene y seguridad para enfrentar los efectos de la gripe A. Debido a que en la planta funciona un jardín maternal, donde las trabajadoras dejan a sus hijxs mientras cumplen su jornada de trabajo. El reclamo consistía en el otorgamiento de licencias para las trabajadoras embarazadas, para las que tienen niños en la guardería de la planta y alcohol en gel disponible para todas las líneas de producción. La respuesta de la empresa no se hizo esperar, y consistió en el despido de 162 personas, entre ellas a 40 delegados y delegadas sindicales, de un total de 44.

La experiencia que dejó de ser subterránea Los trabajadores de subte, que vienen librando innumerables batallas contra la patronal y la burocracia sindical, apuntan a lograr la constitución de un sindicato propio por fuera de la UTA. Disputando no tan solamente los 2 millones de pesos que recibe mensualmente la UTA por sus afiliados del subte y el 1% que recibe de la empresa, sino también la apertura de caminos antiburocráticos. Es importante remarcar que la acción gremial de los lxs trabajadorxs les permitió, a pesar de la constante hostilidad del sindicato:

La estabilidad laboral -hace más de 10 años que no hay despidos en el subte.

Recuperar la jornada de trabajo de 6 horas por realizar un trabajo insalubre, que se había perdido cuando se privatizó el servicio.

Finalizar con el fraude laboral que implicaba la tercerización de sectores.

Frenar el abuso patronal y mejorar sensiblemente las condiciones de trabajo.

Crear 1500 puestos de trabajo.

Mejorar la capacidad adquisitiva del salario.

La sostenida construcción y el reclamo firme exigiendo al gobierno nacional que se les reconozca el nuevo Sindicato: la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), provocó la reacción de la burocracia y el ataque bestial sobre la familia de uno de los delegados, en una acción combinada entre policías y patota de la burocracia. La Agencia Walsh publicó: “Policías ingresaron en la madrugada de hoy a la casa de Néstor Segovia, uno de los principales referentes del cuerpo de delegados de subterráneo, y balearon con munición de goma, a su hijo”

Paralelamente desde el gobierno se intento minimizar lo ocurrido y se planteó como una interna entre trabajadores y desde la CGT se llamó a un acto para frenar las acciones desestabilizadoras.

Lo que les preocupa no es la capacidad de acción política sindical de los sectores antiburocráticos, sino el potencial que éstos podrían tener si se llegara a cristalizar un espacio con estas características.

Resistencia y organización en Córdoba

En nuestra ciudad podemos ver claramente cómo en el conflicto de CIVE(empresa de fabricación industrial de cristales), la gestión municipal K prefirió matar al proceso –por medio de la derogación de la ordenanza que les otorgaba el control de la fábrica a sus trabajadorxs-, antes de permitir que se tocara la propiedad privada y triunfara el reclamo de lxs obrerxs, organizados por fuera de la burocracia del Sindicato del vidrio.

También podemos observar la experiencia que llevan adelante desde hace varios años, lxs trabajadorxs de la salud autoconvocadxs del polo sanitario de Córdoba que, por fuera de la burocracia del SEP(sindicato de empleados públicos), han construido su herramienta de representación sindical, que aún no ha sido reconocida por el Ministerio de Trabajo. Como respuesta a su plan de lucha, el gobierno provincial declaró ilegal el paro y suspendió a 36 trabajadorxs de los hospitales, todxs ellos de la Unión de Trabajadores de la Salud. Una vez más, burocracia sindical y gobierno van de la mano.

En estos últimos meses, ante la masificación del conflicto y la falta de respuesta desde el sindicato, pudimos observar la organización docente por fuera de la conducción de la UEPC (unión de educadores de la provincia de Córdoba) en nuestra ciudad, generando acciones inéditas y de masa dentro del gremio docente.

A contrapelo de esta actitud combativa, la conducción del sindicato, encabezada por la electa diputada K Carmen Nebreda, el Secretario Adjunto Juan Monserrat, el Secretario Gremial Oscar Ruibal, entre otros, ha optado por aceptar los términos de una conciliación obligatoria, que no contempla lo reclamado y pospone para el año que viene una posible resolución de las demandas. Desde la cúpula del sindicato docente, se macarteó a lxs docentes autoconvocados, cerrando filas con el gobierno provincial.

Fragmento del comunicado de UEPC del 30 de octubre pasado ((/10/09)): “Es imprescindible manifestar nuestro total repudio a las minorías “iluminadas” y violentas que apelan a la agresión y cobardemente hieren e insultan a quienes pensamos distinto, escondiéndose detrás de carteles que nada tienen que ver con la UEPC y la lucha de los docentes”.

Por otra parte, en el sector metalmecánico las conducciones de los gremios SMATA y UOM expulsaron a los delegados Hernán Puddu de IVECO, Guillermo Francioni de TUBOS TRANS ELECTRIC y Francisco Juárez de CIT METAL. El SMATA acusó a Puddu de “violar los estatutos del gremio” por no firmar un acta que dejó a más de 300 contratados en la calle. La UOM acusó a Francioni y Juárez, junto a otros afiliados, también de “violar los estatutos” por oponerse a la interrupción de un plan de lucha. Desde la "Coordinadora contra las expulsiones en la UOM y el SMATA", se consideró que la mencionada irrupción " terminó en un miserable acuerdo salarial repudiado por más de 2 mil metalúrgicos. Ninguna de estas acusaciones han sido probadas. Los pedidos de expulsión se deben a que estos delegados no avalaron el accionar de direcciones sindicales que acuerdan con las patronales contra los intereses de los trabajadores. Esto constituye un acto gravemente discriminatorio y violatorio de la democracia sindical".

La crisis hídrica que se vive en nuestra provincia, causada por las políticas de devastación del poder, alimentadas por el ansia de ganancia rápida y por un Estado cómplice, puso en alerta al gobierno ante la clara posibilidad de la apertura y ascenso del conflicto social en torno a este vital elemento, que tiende a escasear más. Y dejó en descubierto que:

- La privatización y el desguace sin control estatal del agua en la ciudad de Córdoba en manos de Aguas Cordobesas desde hace mas de 11 años, solo preocupados por aumentar tarifas, han contribuido a esta crisis y además han dejado en total abandono el interior provincial en un desquiciado sistema de cooperativas, municipios, aguateros o pozos de agua.

- El “complejo agroalimentario” como gusta de llamar el gobernador Schiaretti a los especuladores del monocultivo de soja transgénica, han devastado el bosque nativo en un 96%, junto a la industria se llevan el 75% del agua dulce disponible, sin contar la contaminación que producen sus paquetes tecnológicos de agroquímicos.

- La expansión inmobiliaria donde se vuelcan las regalías sojeras que a desertificado las cuencas, contaminado los ríos, arroyos y acuíferos.

La represión a escala social

Como para no creer que la actitud represiva es solo contra lxs trabajadorxs, este cable del viernes 20 de Noviembre de 2009 de la Agencia Walsh nos da un ejemplo concreto de cuál es la política a seguir sobre los movimientos que no se disciplinen al servicio del poder.

“Los mismos manifestantes que acamparon por más de un día en la 9 de Julio, fueron hoy a pedir que se respete la palabra empeñada por el intendente, hecha a miles de familias.

La marcha salió de la estación de Monte Grande y se encontró con un fuerte operativo de seguridad. Mientras una comisión negociadora había entrado al municipio, afuera la policía bonaerense, con efectivos de Infantería y Montada reprimieron con balas de goma, dispersando a los manifestantes, entre ellos niños y mujeres.

Quedaron 15 detenidos y más de 10 heridos.

Por la tarde se movilizaron todas las organizaciones e hicieron un llamamiento a juntarse en la comisaría 1º de Monte Grande para pedir por la libertad de los detenidos.

Entre los detenidos se encuentran Eduardo Paez del Frente de Organizaciones en Lucha y Pablo Solanas del Frente Popular Darío Santillán, quien en el acampe de la 9 de Julio había sido detenido, herido por la policía en el vaso y ahora corre riesgo su salud”.

En el artículo “La Calle” publicado en ARGENPRESS.info, Daniel Cadabón reflexionó muy acertadamente sobre la postura adoptada por el gobierno K: “La cerrada defensa de la burocracia sindical, realizada por la presidenta el mismo día en que les solicitó suspender la marcha de la CGT en contra de los trabajadores, es absolutamente reveladora de la orientación que el kirchnerismo esta dispuesto a darle a los acontecimientos: el principal enemigo para el gobierno popular, es la manifestación de las tendencias democráticas e independientes que se viene dando en el seno de los sindicatos y en los lugares de trabajo. Para el progresismo kirchnerista, la defensa de los Moyano, Caló, Daer, Belén, es una prioridad, porque son estos sectores los que hacen potable la gobernabilidad. Brillante e ilustrativo: la democracia burguesa se sustenta en la capacidad de probados derechistas del campo sindical, los cuales tienen lo más destacado de su currículo en las páginas dedicadas a su complicidad con los golpes de estado y
en la facilitación de identidades de luchadores obreros a los esbirros de la dictadura, para defender su institucionalidad.

La institucionalidad kirchnerista depende entonces de un Juan Belén, adjunto de la CGT y ahora famoso dirigente metalúrgico, que llamó a exorcizar nuevamente al movimiento obrero de la “zurda loca y la cuarta internacional”.

Campesino asesinado

Otros ejemplos de cómo la derecha pega sobre nuestro pueblo en el país: lo sucedido en Tucumán el pasado 12 de octubre, recordado como el final de la libertad de los pueblos originarios, sumando este año a una muerte injusta más.

Prensa ContraPunto, desde el jardín de la república dijo ” La Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita encabezó este martes una importante movilización para reclamar justicia ante el asesinato de Javier Chocobar por parte del terrateniente Darío Amín y ex policías a su servicio, que dejó además un saldo de 4 heridos, uno de ellos en grave estado. El ataque se llevó a cabo en la localidad de El Chorro, Trancas. Volvieron a exigir que el Estado cumpla con sus obligaciones y respete el derecho de los Pueblos Originarios en la provincia, en particular la Ley 26.160” (21/10/09)

A los pocos días Indymedia Argentina publicó: El 30 de octubre la dirigencia de la Unión de Pueblos de la Nación Diaguita fue amenazada de muerte a través de una nota publicada en el blog del programa radial La Flecha, la intimidación se extendía a organismos de derechos humanos y comunicadores. La criminalización de los pueblos originarios también se incrementó tras el asesinato de Javier Chocobar. Si bien el gobierno nacional repudió la “avanzada terrateniente”, la Policía Federal confirmó que investiga el supuesto vínculo ETA-Pueblo Mapuche, uno de los ejes del discurso ruralista.( 03/11/09)

Ataques al pueblo Mapuche

El pueblo mapuche es otro de los perseguidos y devastados en el sur de Chile y Argentina. Los gobiernos, las petroleras, los empresarios extranjeros y nacionales. El pasado 6 de octubre, Indymedia Argentinapublicó: “Los ataques mediáticos al Pueblo Mapuche allanaron el camino a acciones empresarias en la legislatura y el Tribunal Superior de Justicia neuquinos. La provincia es el laboratorio donde la derecha atiza el fuego contra la demanda indígena y en defensa del status quo. Lo que sucede en Neuquén no resulta ajeno a la represión de los pueblos amazónicos en Ecuador y Perú, donde gobiernos de signos políticos opuestos coinciden en extender modelos productivos hacia regiones que habían permanecido al margen. Una situación que se repite en todo el continente”. Las alianzas entre todos estos sectores de poder son permanentes en las tierras del sur.

La lucha por Tierra, trabajo y vivienda

Desde el 23 de agosto, en Barrio Cabildo de nuestra ciudad, alrededor de 500 familias tomaron la fuerte decisión de hacer valer sus derechos bajo una clara consigna: "Tierra, trabajo y vivienda".

En todo este tiempo no ha habido acercamiento o propuesta concreta de solución alguna por parte del gobierno, sólo algunas reuniones pero ningún compromiso con las familias. La solución de la gente sigue siendo luchar por una vivienda digna, “no nos queda otra”, “somos pobres”, “vivimos hacinados”, son las palabras de lxs vecinxs.

En este largo tiempo se han movilizado a Casa de gobierno, al Ministerio de Trabajo. Han sostenido día a día la toma, en una cotidianidad difícil y de lucha, con la presencia de la policía en el lugar hostigando a integrantes de la comisión de la toma. Las fuerzas de “seguridad” tienen dos casillas instaladas al frente, para que lxs vecinxs no se olviden de su presencia y de su vulnerable situación. Los empresarios, aprovechando las adversidades del clima, aran la tierra los días de viento para dificultar más la resistencia. Lxs vecinxs continúan organizándose y creciendo día a día. Construyendo ese lugar que ya es suyo aunque el resto no quiera, y demostrando a la sociedad que la lucha por una casa es una lucha digna. En este conflicto fue procesada una referente de la organización, hubo detenidos y hay varios imputadxs.

Por otra parte en la ciudad de Deán Funes los tribunales absolvieron a los productores agrícolas los hermanos Scaramuzza. La justicia falló a favor de los productores y en contra de los campesinos en el juicio por "Estafa procesal hacia Ramona Bustamante" por parte de los "productores" de Oncativo Juan Carlos y Edgardo Héctor Scaramuzza. El fallo se esperaba con ansia entendiendo que podría haber sido un hecho histórico en pos de reparar el daño que por generaciones se viene perpretrando hacia lxs nativxs de estas tierras.

De barrio Güemes a “Viejas locas”

Para el sentido común de la derecha y la ideología que la sustenta, el enemigo número uno es el pueblo organizado y en especial los sectores que disputan mucho más que un bolsón de comida o una mejora salarial. Y como si se tratara de un libreto previamente estudiado, las reacciones desde el poder accionan al unísono sobre las distintas expresiones populares de lucha.

Mientras Susana Gimenez, Tinelli, Mirta Legrand, los Gordos de la CGT, etc., vuelven a la carga con el discurso de la tolerancia cero, el derecho supremo de transitar libremente y el respeto a las instituciones; los mecanismos de control social nunca desmantelados desde la época de la dictadura militar, se ponen en marcha. Entiéndase aparato represivo – policía-, y en algunas zonas de nuestro país, la gendarmería.

La Plata,.- (Diario Hoy) -Ante el fuerte impacto y la convulsión social que causaron los tres casos con cuatro muertes violentas el martes en la provincia de Buenos Aires, el gobernador Daniel Scioli realzó su discurso de mano dura y exigió a la Policía “que vaya a buscar a los asesinos que le arruinan la vida a la gente”, y que actúe con “la máxima firmeza” posible. “Me he puesto al frente de esta lucha porque cuando veo a más de 29 policías caídos en cumplimiento de su deber, en lo que va de mi gestión, 270 delincuentes abatidos y familias destrozadas, se vuelve evidente que estamos dando una dura batalla por recuperar en plenitud lo que es esa convivencia democrática, lo que es esa tranquilidad y la paz que la gente está pidiendo”, afirmó el gobernador bonaerense en declaraciones periodísticas.

Tras el ataque del que fue víctima el ex-futbolista Fernando Cáceres el 1° de noviembre, Scioli había expresado su aval para que la Policía “abata a los delincuentes” si “las circunstancias” lo ameritan. Ahora, tras el doble crimen de City Bell, el asesinato de la arquitecta en Wilde y la muerte del oficial del Grupo Halcón, el gobernador sentenció que “cuando se llega a una instancia en la que enfrentás a este tipo de delincuentes, hay que darle apoyo a la Policía para que actúe”.

Tras afirmar que “la inseguridad es el principal problema” que tiene la provincia de Buenos Aires porque “los delincuentes están dispuestos a todo”, el máximo mandatario provincial consideró que debe hacerse “eco del clamor popular” y seguir “sus convicciones”, porque de lo contrario “no se va a poder ir revirtiendo” esta situación.

Como viene haciendo desde hace varias semanas atrás, Scioli aprovechó para reinsertar en la agenda política su reclamo ante lo que considera una “necesidad”: tratar un nuevo Código Contravencional. “Es preciso adaptar la legislación vigente a fin de acorralar y cercar a la delincuencia”, aseveró.

Desde su particular visión de las cosas, Scioli consideró que la situación actual de la Provincia “exige que se vaya adaptando la legislación vigente para acorralar y cercar a los delincuentes y trabajar mucho en la prevención, porque, tomando experiencias internacionales, lo que (al principio) parecen infracciones menores, se convierten después en delitos mayores”. (19 de nov /09) El gobernador se hace eco de las teorías seudocientíficas de la ventana rota y la redefinicón del rol del Estado, en un Estado Penal.

Es en este contexto donde no es casual que sectores sociales que se organizan para exigir el fin del abuso policial y la derogación del código de faltas hayan sido golpeados el pasado miércoles 11 de noviembre en Barrio Güemes de nuestra ciudad.

El hecho distintivo no fue la detención de un abogado (ya que ésta seria la segunda vez que detienen a un abogado de la Coordinadora Antirrepresiva en lo que va del año), sino la golpiza y el mensaje verbalizado por los agentes al propio abogado “abogado de derechos humanos, te voy a dar, a mi qué mierda me importa eso, acá mando yo hijo de puta”. Entre muchas otras amenazas.

Este fragmento, difundido por la agencia Walsh, del relato de lo ocurrido en Bs. As. en el recital de Viejas Locas, muestra cómo se ejerce control social y se golpea también al sector más dinámico y rebelde de la sociedad, la juventud.

Es el caso de Rubén Carballo, de 17 años, que sufrió fractura de cráneo y tiene marcas en el cuerpo de golpes, que según asegura su familia, fue producto de la represión policial. El joven esta muy grave, con pronóstico reservado, actualmente en coma y con asistencia respiratoria.

Rubén, iba a su primer recital pero nunca logro entrar. Apareció inconsciente el domingo cerca de la 1p.m en un baldío a cinco cuadras de la cancha de Vélez. Según cuentan los padres y amigos que acompañaban al joven, cuando comienza la represión él y sus amigos no podían respirar, pero se mantienen juntos, todos de la mano. En la segunda instancia fuerte de represión lo pierden en las corridas, según cuenta Ezequiel, amigo de Rubén. Desde ese momento, comienzan a mandarle mensajes para intentar ubicarlo, el último mensaje que reciben de Rubén es alrededor de las 12.30/12.45 hs. de la noche, luego deja de contestar los mensajes. La represión continuaba.

Durante horas siguieron buscándolo, pero no lo encontraban, lo llamaban por teléfono pero no atendía, hasta que en un momento determinado, habiendo transcurrido varias horas, alguien apaga el teléfono.

Los padres hicieron fuertes denuncias que apuntan a la policía y la represión desatada en el recital. A su vez, la fuerza policial aseguró, que el joven se cayó de un puente a pocas cuadras del estadio, cuando intento ingresar al show sin entrada. No obstante, las marcas de palazos en el cuerpo de Rubén y su entrada encontrada en el bolsillo de su pantalón, no dicen lo mismo.

Ezequiel, amigo del joven, reforzó la denuncia de la familia y también añadió que tuvo que soportar los golpes de la infantería.

Pero este no fue el único caso, los medios masivos hablan de aproximadamente 30 personas heridas, pero se sospechan que fueron muchos más. Y hubo 40 personas detenidas.

Lo que queda dando vueltas en la cabeza de todos los que estuvimos presentes es que resulta difícil no pensar que esta represión estuvo preparada. Como se desarrollaron los hechos, cuando aun no había ocurrido ningún incidente, como se manejaron los conflictos y cuales fueron los resultados. La exagerada presencia de personal policial e hidrantes, los constantes gases, las balas de goma, la infantería y sus caballos persiguiendo a los jóvenes y un helicóptero que daba vueltas encima del estadio por horas, deja que pensar.

Una vez más la juventud es victima de un sistema que busca el control social a través de mecanismos represivos altamente violentos. Una vez más los jóvenes van a un recital para disfrutar del show y se encuentra con la represión y hasta con la muerte. A 18 años del caso Bulacio, a un mes y medio de cumplirse cinco años de la masacre de Cromañón, vemos como la juventud sigue siendo victima de la impunidad con la que actúa este sistema, seguimos observando como la corrupción es moneda corriente y como la represión forma parte de la política de estado. En este estado que se autoproclama “derecho y humano” cada vez más casos de gatillo fácil, cada vez más represión por ejercer la libertad de expresión, cada vez más abuso de poder. ¿Necesitamos un muerto más para despertarnos?

Represión ¿y después?

Debe quedar claro que todos estos hechos sucedieron en menos de dos meses, y que la tendencia es a recrudecer la represión ante el aumento del conflicto social. Nuevamente el sistema busca cerrar las brechas de las desigualdades sociales que genera y no puede ni quiere resolver, con persecución y represión.

Todo vendrá de la mano de la lucha contra la delincuencia y avivando el fantasma del retorno de “la zurda”.

Todos los hechos enunciados aquí, son consecuencias de la política antipopular y su consiguiente acción represiva, que busca mantener el orden y el beneficio de los históricos actores en este país capitalista dependiente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La Corte Suprema volvió a garantizar la libertad sindical

CIJ

Declaró inconstitucional la norma que limita sólo a representantes de sindicatos con personería gremial la protección contra suspensiones o despidos. Dijo que no se pueden otorgar privilegios únicamente a asociaciones más representativas.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, en su acuerdo de este miércoles, declaró la inconstitucionalidad del art. 52 de la ley 23.551, de Asociaciones Sindicales. La actora, Adriana Rossi, había sido objeto de una sanción disciplinaria de suspensión y del cambio de lugar de tareas, dispuestos por su empleadora, la Armada Argentina.
Rossi, entonces, reclamó que las dos medidas fueran dejadas sin efecto ya que no habían contado con la previa autorización judicial, la cual era necesaria dada la tutela sindical de la que gozaba en su carácter de presidenta de la Asociación de Profesionales de la Salud del Hospital Naval (PROSANA), sindicato de primer grado simplemente inscripto.
La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo rechazó la demanda al considerar que, según el citado art. 52, si en una misma actividad existe un sindicato con personería gremial y otro simplemente inscripto, sólo los representantes gremiales del primero están cubiertos por dicha tutela; en el caso, agregó, se daba esa situación dada la presencia de la Unión del Personal Civil de las Fuerzas Armadas (PECIFA) como entidad de primer grado con personería gremial.
Contra ese pronunciamiento, la actora interpuso un recurso extraordinario, que fue favorablemente acogido por la Corte Suprema, la cual, como se indicó al comienzo, tuvo por inconstitucional el art. 52 de la ley de asociaciones sindicales.
El Tribunal partió de dos premisas. La primera, se fundó en la doctrina que había expresado el 11 de noviembre de 2008 en el caso Asociación Trabajadores del Estado c. Ministerio de Trabajo: la “organización sindical libre y democrática” es un principio arquitectónico que sostiene e impone la Constitución Nacional mediante su art. 14 bis, y por vía de un muy comprensivo corpus iuris con jerarquía constitucional proveniente del Derecho Internacional de los Derechos Humanos: Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (art. XXIII), Declaración Universal de Derechos Humanos (arts. 20 y 23.4), Convención Americana sobre Derechos Humanos (art. 16), Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (art. 22.1/3), Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (art. 8.1.a y c, y 3) y Convenio N° 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
La segunda, residió en que, de acuerdo con el mencionado art. 14 bis, la libertad sindical debe estar rodeada, como atributo intrínseco o inherente para el logro de su ejercicio cabal y fecundo, de un particular marco de protección de los representantes gremiales. Estos, dispuso dicha norma de manera terminante, “gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo”. La expresión “necesarias” indica –acotó- el sentido y destino de las garantías, pero, con mayor vigor aún, el carácter forzoso e inevitable de su existencia, lo cual refuerza al categórico “gozarán” que enuncia el precepto. Se trata –advirtió- de una proyección del principio protectorio del trabajo y del trabajador proclamado expresamente por el art. 14 bis, hacia el universo de las relaciones colectivas laborales, en el cual, por ende, también impera la regla de que “el trabajador es sujeto de preferente tutela constitucional”, según lo había adelantado en los precedentes Vizzoti y Aquino, de 2004.
Como resultado de esas premisas, la Corte concluyó en que, al limitar a los representantes gremiales de los sindicatos con personería gremial los alcances de la protección prevista en su art. 52, la ley 23.551 había violentado, de manera tan patente como injustificada, la esfera en que el legislador puede válidamente dispensar determinados privilegios a las asociaciones más representativas.
La distinción legalmente establecida, esto es, el diferente grado de tutela reconocido a los representantes gremiales, según provengan de sindicatos simplemente inscriptos o de sindicatos con personería gremial, mortificaba dicha libertad respecto de los primeros y de los trabajadores en general, en sus dos vertientes inescindibles: individual y social.
Por un lado, el distingo constreñía, siquiera indirectamente, a los trabajadores individualmente considerados que se dispongan a actuar como representantes gremiales o que deseen afiliarse y verse representados sindicalmente, a adherirse a la entidad con personería gremial, no obstante la existencia, en el mismo ámbito, de otra simplemente inscripta.
Por el otro, la diferencia atacaba la libertad de los sindicatos simplemente inscriptos y la de sus representantes, al protegerlos de manera menor que si se tratara de asociaciones con personería gremial, en un terreno de la actividad sindical que también es propio de aquéllos, y en el cual, de consiguiente, no se admiten privilegios.
La Corte también hizo un pormenorizado señalamiento de las 12 observaciones anuales que le dirigió a la Argentina la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la OIT, desde 1989 -o sea, inmediatamente después de la sanción de la ley 23.551, de 1988- hasta 2008. En todas esas oportunidades, este órgano internacional expresó y reiteró que la diferente protección sindical cuestionada era incompatible con el citado Convenio Nº 87, ya que excedía de los privilegios que pueden otorgarse a las organizaciones más representativas. Este criterio, por lo demás, era compartido por el Comité de Libertad Sindical de la OIT.
La sentencia fue dictada en el expediente “Rossi, Adriana María c/ Estado Nacional – Armada Argentina”, con el voto unánime de seis jueces de la Corte (Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda, Enrique Petracchi y Raúl Zaffaroni).
La jueza Carmen Argibay expresó una opinión separada, en la cual dio la razón a la actora pero a la luz de la otra condición gremial que ésta también tenía: miembro del consejo federal de FEMECA, entidad sindical de segundo grado con personería gremial.
Al respecto, dicha jueza entendió que considerar, como lo hizo la Sala, que Rossi, en tanto representante gremial de una entidad del carácter de FEMECA, no gozaba de la protección reclamada por el hecho de la existencia de un sindicato de primer grado con personería gremial, como era el caso de PECIFA, no resultaba un motivo válido en términos constitucionales para privar a aquélla de la protección del art. 52 de la ley 23.551.


CIJ: Centro de Información Judicial

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Discapacidad: La historia de una postergación

Prof. Juan Carlos Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

En la nota "3 de diciembre: Sin inclusión, ni ilusión" aludíamos a la prórroga de la implementación de la Ley de la Ciudad Nº 1502, que reglamenta el Art. 43 de la Constitución de la Ciudad con respecto al cupo laboral del 5% reservado para las personas con discapacidad, mediante una ley sancionada por la Legislatura porteña, la que hoy celebra su última sesión antes de la obligada renovación con los diputados electos en las últimas elecciones.

Dicha norma se originó en el Expediente 2310 - D - 09, promovido por el Diputado Enzo Pagani y la Diputada Victoria Morales Gorleri; ambos, de la bancada PRO (macrismo), cuyos fundamentos expresan "... cabe destacar lo dispuesto mediante Decreto Nº 2388/92 que establece el congelamiento de vacantes para el ingreso de personal para la Planta Permanente de la Administración Pública de la Ciudad, y en el mismo orden de ideas, el Decreto Nº 493 / GCBA / 2009 ordena suspender "durante el presente ejercicio presupuestario toda nueva contratación bajo los regímenes de Locación de obra y servicios" por lo que resulta inviable la aplicación de la Cláusula Transitoria de la Ley 1502" "Asimismo se realiza una introducción que permite dotar de una herramienta más eficiente, obligando a notificar las búsquedas laborales de todas las Jurisdicciones del Sector Publico de la Ciudad a la COPINE, lo que garantiza el efectivo cumplimiento de los derechos emanados de la presente" "Es importante destacar que el Ejecutivo Porteño, a través del Organismo encargado de ejecutar las políticas de integración y plena participación y ejercicio de los derechos de las personas con necesidades especiales, la COPINE, ha realizado notables esfuerzos en pos de lograr cumplir con la normativa vigente en los plazos establecidos originariamente" "En relación a lo antes dicho, de acuerdo a información suministrada desde el Ejecutivo de la Ciudad, al momento de asumir funciones la actual administración el grado de cumplimiento de la Ley 1502 se encontraba en un 0,36 % en relación al 3% que debía haberse cumplido. Al día de hoy el grado de cumplimiento de la normativa vigente asciende al 2,2%" "Asimismo este organismo ha realizado acciones tendientes a garantizar el efectivo cumplimiento de la normativa vigente, puesto en evidencia a través de la creación del Programa de Becas de Capacitación Laboral, la realización de cursos de capacitación de mas de 1500 agentes de la Ciudad con el fin de concientizarlos respecto de la inclusión laboral de personas con discapacidad, entre otras acciones" "A la fecha se encuentran inscriptas 4638 personas en el registro de personas con discapacidad que buscan ser incorporadas en un empleo público, y a la fecha han sido incorporadas 200 personas".

Lo que no se animó a proponer el Jefe de Gobierno, Ing. Mauricio Macri, a la Legislatura porteña, lo hicieron ambos representantes del "pueblo" bajo una serie de mentiras o, por lo menos, una tergiversación de la verdadera historia de una prórroga que lleva cerca de 25 años por cuanto el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es sucesora de la ex - Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, también incumplidora, en su momento, del cupo laboral del 4% que se estableció en la Ley Nacional Nº 22.431.

En 1992, se estableció el congelamiento de vacantes pero la cantidad de personal se fue incrementando con los contratos basura en el GCBA; algunos de los cuales, fueron asignados a personas con discapacidad, ya sea para satisfacer las necesidades de los punteros partidarios del menemismo o del ibarrismo como también como forma de acallar voces que reclamaban su inclusión por el cupo laboral. Hoy vemos la inclusión de asesores con sueldos de $ 7.000, como puede verse en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires y entonces, nos preguntamos: ¿dónde está el congelamiento mencionado?.

Si nos ponemos a analizar la labor de la COPINE, hoy COPIDIS, no cabe duda que sus incumplimientos son notorios por cuanto nunca relevó la cantidad de vacantes existentes en el ámbito de la Administración Pública y ni siquiera recomendó la incorporación de personas con discapacidad, salvo el jugoso contrato que uniera al GCBA con el Departamento de Discapacidad de la AMIA para la incorporación de personal en la ex-Guardia Urbana del ibarrismo. En la actualidad, promueve la Responsabilidad Social Empresaria, paradigma necesario para justificar el traslado de la empleabilidad de las personas con discapacidad al sector privado en aras de evadir las obligaciones emanadas de la Constitución de la Ciudad. Lo mismo ocurre con las vacantes en el sector educativo y sanitario de la Ciudad, en donde este organismo debiera intervenir y no lo hace, acentuando aún más la desarticulación jurídica con los Estatutos particulares de ambos sectores.

Si realmente han cumplido con el 2, 2%, seguramente ello se debió a que han privilegiado intereses partidarios, lo cual es harto repudiable. Por otra parte, las incorporaciones en el sector educativo y sanitario han sido mínimas, las que se produjeron porque no había otras y otros candidatos a las horas o cargos ofrecidos o bien, porque los fallos judiciales obligaron a cubrirlos con personas con discapacidad. De todas formas, lo cierto es que el incumplimiento, que no es patrimonio de la actual gestión, es notorio pese a las promesas de campaña del mismo Ing. Macri, tal como acierta el Diputado Di Filippo en su discurso insertado en la versión taquigráfica de la sesión del 15/10/09 donde esta Ley que lleva el Nº 3230 fuese sancionada.

Los mismos fundamentos reconocen que se han otorgado becas, lo que no se dice es su monto, que es de $ 200, el cual resulta insuficiente para cualquier capacitación que, desde luego, no garantiza ninguna salida laboral y que está en manos de organizaciones no gubernamentales con fuertes relaciones con la actual gestión. Otro engaño más para un colectivo sistemáticamente postergado e ignorado por la sociedad y el Estado. Por otra parte, se expresa la incorporación de 200 personas y que están inscriptas otras 4638 en el Registro de Aspirantes de Personas con Discapacidad, lo cual nos lleva a la siguiente pregunta: ¿dónde están incorporadas y cual es el origen de su incorporación?; si hay cerca de 100.000 empleados en la Administración Pública, luego de las jubilaciones compulsivas, ¿porqué no se levanta el congelamiento y se incorporan, al menos, a 3000 personas con discapacidad?.

Las respuestas son simples: las incorporaciones, en su gran mayoría, fueron por relaciones personales y compromisos partidarios, sin contar con las que se produjeron por la ausencia de candidatos para la ocupación de las horas o cargos y las becas, sin dudas, constituyen el instrumento para ejecutar el paradigma que hemos mencionado en la búsqueda del autoempleo que seguramente llevará al fracaso de quienes lo intenten y sin contar con las omisiones de inclusión educativa que lleva a cabo desde hace tiempo el sistema educativo porteño, gracias a los paradigmas y prejuicios existentes.

No es nueva esta postergación, pero la realizada el pasado 15 de octubre y publicada en el Boletín Oficial en su edición del 3 de diciembre, resulta un verdadero indicio de las intenciones de la actual gestión pese a las promesas de la campaña electoral del 2007.

Y la complicidad de varios diputados también es evidente. No es casual el voto de Aníbal Ibarra, como tampoco el de Verónica Gómez por el socialismo, viejo aliado del ibarrismo pero sí llama la atención el voto favorable de Juan Cabandié, recuperado de las garras de la dictadura, cuyo pensamiento sobre los Derechos Humanos debería ser otro...

Un nuevo capítulo se abrirá con las presentaciones judiciales para solicitar la evidente inconstitucionalidad de esta norma, que hace tabla rasa con el Art. 43 de la Constitución de la Ciudad y que vuelve a postergar el derecho al trabajo por otros 5 años a un colectivo que lo necesita imperiosamente.

Tal vez, la intención es someterlo a la miseria absoluta para las elecciones del 2011 y esperar también que muchas y muchos de los inscriptos fallezcan en el camino. Porque no hay dudas que esta prórroga es una literal sentencia de muerte para quienes no pueden esperar y eso ya pasó con el registro implementado por el Decreto Nº 3649/88...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...