miércoles, 16 de diciembre de 2009

El polvo de los mitos: Revolución y contra-revolución en los capitalismos de la miseria (Parte I)

Paulo Alves de Lima Filho (IBEC, especial para ARGENPRESS.info)

Introducción

En este trabajo se pretende descubrir las líneas de fuerza que definen las alternativas de futuro de algunos países de América Latina ó, dicho de otra forma, las alternativas socio-económicas de los capitalismos de la miseria del continente latinoamericano.

Nosotros estamos lejos de suponer que nuestro capitalismo de la miseria sea transformable en su opuesto a través de reformas capitalistas sucesivas. Esta operación metafísica ya fue intentada explícitamente en Brasil tanto por la revolución de 1930 (de Getulio Vargas) como por el desarrollismo pos-guerra.

Otras operaciones de ese tipo fueron mundialmente concebidas por varias corrientes ideológicas de la filosofía, política y economía política del siglo XX. Todas igualmente fracasadas y por el mismo motivo: la imposibilidad histórica de contener y educar el capital dentro de límites socialmente justos, temporalmente urgentes y humanamente necesarios.

La así llamada teoría del comunismo científico del socialismo real proclamó, en los años setenta del siglo pasado, la superación del Estado a través de su máxima potenciación, así como la disciplina plena del capital a través de la planificación; la teoría del estado de bienestar social de matriz keynesiana supuso haber encontrado el modo final de domesticación del capital vía teoría de la contención infinita de los ciclos económicos y de la justicia social con abundancia consumista a través del control de la demanda capitalista; de igual modo, en América-latina y otras regiones pos-coloniales, el desarrollismo teorizó realizar una revolución capitalista consentida por las potencias del capital dominante, realizadora de la soberanía nacional y de la autonomía económica sin revolución capitalista radical; por fin, la así llamada revolución friedmaniana, neo-liberal, retorno milagroso al Viejo Testamento liberal nuevamente reencontrando la regencia divina en los mercados, hoy bajo los escombros de su más reciente fragoroso fracaso, la nueva etapa de la crisis general del capital en la fase histórica de su declinio final. Esta cuádrupla expresión metafísica de la transformación social en el siglo XX y XXI se fundamenta en la incomprensión de la categoría capital como categoría societaria mundialmente irreformable y regidora de la orden capitalista puesto que su modo inmanente de ser, su carácter ontológico, está en destruir sistemáticamente todos los límites a ella impuestos - en primer lugar los teórico-metafísicos-, hasta el límite de la autodestrucción de la humanidad.

1. Las revoluciones burguesas

Las revoluciones burguesas conservadoras y el Nuevo Mundo Ibérico

En las sociedades capitalistas evolucionadas a través de revoluciones burguesas conservadoras – que son, además, en su mayoría aplastante -, (pues las revoluciones burguesas radicales en la historia del capitalismo son solamente cuatro: la holandesa, la inglesa, la norte-americana y la francesa) –, en especial las de matriz colonial, tal como las generadas a partir del Nuevo Mundo ibérico, la superación de los capitalismos de la miseria allí constituidos es obra capitalista imposible.

Su forma histórica necesaria y característica es la de ser sociedades capitalistas de la miseria, imposible de ser superada a no ser por revolución anti-capitalista, tal como históricamente pasó en nuestro mundo pos-colonial ibérico en el caso ejemplar de la revolución cubana. En otras latitudes de Europa Oriental y Asia, otras revoluciones ejemplares tomaron también la forma anti-capitalista o socialista (Rusia, China, Vietnam, etc.).

Entre nosotros, las sucesivas e infinitas revoluciones y contra-revoluciones políticas aquí ocurridas desde la Independencia en nada detuvieron la marcha del capital. Así es que, en Brasil, a la revolución de treinta se suceden los episodios de 35 y 37 seguidos de la contra-revolución de 1964, la cual dará lugar a la proclamación in democracia de su funeral solamente en 1995, en su primer “discurso” desde el trono de FHC (Fernando Henrique Cardoso); que a su vez es sucedido por el gobierno de Lula que se elige contra el octanato fernandista.

Entretanto, a pesar de las sucesivas tempestades políticas, de 1930 a este año de la gracia de 2009, en el terreno de la reproducción del capital tenemos la ascensión vertiginosa del capital industrial y de éste al financiero y a los balbuceos imperialistas y promesas de segunda independencia vía capitalización del pre-sal (1) y realización, en fin, de Brasil Potencia, deseado pero aplazado bajo la dictadura y su consecuente entrada en el rol de los países detentores de complejos militar-industriales ahora subordinando la república a la interdependencia con Francia.

Ni Sarney, o Fernando Collor de Melo y mucho menos FHC o Lula concibieron controles o reversión del capital financiero en su marcha imperial-hegemónica acelerada. Al contrario, fueron todos a su modo, parteros de la modernidad subalterna y monopolista.

El sentido de la ascensión a la condición de potencia monopolista y mantenedora de la miseria capitalista por medio de la trituración sistemática y metódica del poder popular, democrático, anti-monopolista y anti-capitalista revela el carácter de la evolución de las revoluciones burguesas conservadoras: eternamente abiertas y subordinadas a las exigencias del capital mundial, conservadoras de las clases pretéritas aburguesadas (coloniales) y afirmadora de las nuevas clases burguesas a ellas aliadas (en especial las viejas y nuevas pequeñas burguesías), devastadoras de las dimensiones emancipadoras de las clases populares y proletarias crónicamente miserabilizadas. En fin, capitalismo de la miseria, capitalismo subordinado, miserabilidades acumuladas en fases sucesivas y necessariamente no resultas.

Notas:
1) Pre-sal: Inmenso depósito de petróleo descubierto en Brasil al borde del Atlántico, en la región llamada pre-sal por estar casi salada por el océano (nota del traductor).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela necesita una revolución de verdad (Parte I)

MOVIMIENTO GUEVARISTA REVOLUCIONARIO (especial para ARGENPRESS.info)

Cuando han pasado largos diez años del gobierno de Hugo Chávez, el MGR cree necesario entregar una opinión que ayude a las trabajadoras, trabajadores y explotados de la ciudad y el campo, a clarificar el escenario con el que se enfrentan y se enfrentarán en el futuro.

Mucha tinta se ha gastado en Venezuela como en el resto del mundo, sobre el famoso “proceso revolucionario bolivariano”. Por razones diversas, pero por sobre todo basados en el oportunismo político, muchos sectores de la izquierda capitalista han entregado certificados revolucionarios al gobierno de Venezuela. Los más osados, han creado toda una suerte de categorías que les permita dar un sustento teórico al experimento que se realiza en nuestro país. Es así que surge el ya gastado argumento del socialismo del siglo XXI y todos los derivados que de allí se desprenden.

Pero si uno quiere adentrarse en forma real en el proceso social y político venezolano, se encontrará con muchas sorpresas que provocarán algo más que un desencanto para un desprevenido admirador del “proceso”.

Proponemos una revisión somera de algunos de los conceptos que le dan sustento teórico al actual proceso empezando a conocer más allá de nuestros deseos, cual es la realidad del “socialismo bolivariano”.

La Revolución Bolivariana

Bajo este nombre se inicio el actual periodo de gobierno de Venezuela, que auspiciaba verdaderos cambios en relación con la cuarta república. El concepto revolución hasta entonces implicaba una ruptura estructural, económica y social con el sistema anterior, o sea el capitalismo, pero a partir de entonces, este mismo concepto es vaciado de contenido y empieza a expresar una cosa muy distinta.

La revolución bolivariana se plantea hacerla en forma pacífica, pero además con el concurso y participación de quienes mantenían el sistema en funcionamiento, o sea la burguesía.

La elección de la votación como medio de superación de contradicciones y diferencias, es la apuesta de quienes dirigen el proceso, y para esto es menester aceptar y participar de las reglas del juego burgués. Esta aceptación implicó no solo el reconocimiento del Estado y de sus instituciones y leyes, sino presentarse como alternativa de administración de ese mismo Estado, instituciones y leyes.

De tal forma que se renuncia desde el inicio a realizar una revolución de verdad en el país que cambie el tipo de Estado, sus instituciones, su sistema económico, la propiedad sobre los medios de producción y por lo tanto, todo el sistema social.

Lo que se propone en cambio es una modificación del ordenamiento jurídico, por medio de una asamblea constituyente que en lo medular, buscaba reordenar la nueva correlación de fuerzas entre las clases dirigentes y no acabar con el sistema burgués de explotación. La nueva constitución en su articulado central, consagra el sistema de propiedad que se aplica desde la fundación misma de la república, y por lo tanto determina la sobre vivencia del capitalismo bajo un nuevo ordenamiento de clases dominantes.

La revolución pasó de un plumazo a representar solo el ordenamiento y repartición del poder de una nueva alianza de clases que desde ese momento, esta dirigida a preservar el sistema y el Estado capitalista de explotación. Ya no es un problema el capitalismo, sino su administración y solo es necesario tener buenos y capacitados gerentes. Ese es precisamente el discurso inaugural de la nueva etapa del presidente Chávez.

La Revolución como proceso y no como acto revolucionario

Desde ese momento la revolución como concepto, deja de ser un acto revolucionario ejecutado por los explotados para poner fin al sistema que los somete. Ya no se trata de ejercer su poder de clase expresado en un nuevo sistema político, social y económico y en la construcción de un nuevo Estado, sino que pasa a ser un proceso indeterminado en el tiempo y en el espacio, que va lentamente cambiando algunas reglas del juego, pero manteniendo lo sustancial del sistema capitalista. Esa es la esencia de los nuevos conceptos que animan la “revolución bolivariana”, que no es otra cosa que cambios graduales que son permitidos dentro del capitalismo porque no hacen otra cosa que fortalecerlo y brindarle una base social que nunca tuvo. La consigna “ahora Venezuela es de todos”, expresa muy bien la conciliación de clases que se pretende imponer en el país.

Es sintomático que este experimento político, coincida en el tiempo con el empuje definitivo para el derrumbe del bloque de países que bajo la influencia de la URSS, decían representar el socialismo real. Este es un dato muy importante, porque representa un cambio de tiempo histórico y también un cambio de paradigma para gran parte de la izquierda a nivel internacional que encuentra en el reformismo capitalista, su nueva cuna teórica y un nuevo modelo para justificar su bancarrota teórico política. La izquierda capitalista.

A partir de entonces, podemos hablar con propiedad del fortalecimiento de la izquierda capitalista, o lo que es lo mismo, de la izquierda del capitalismo. Este viraje conceptual es también el entierro definitivo y consustancial abandono, de formas de organización y ejercicio de formas de lucha que pongan en entredicho en forma real al sistema capitalista de explotación.

Para que todo esto haya ocurrido, debieron pasar otros hechos que marcan todo el tiempo histórico que estamos viviendo. Para conocer estos hechos, debemos desterrar la mirada fragmentada que existe sobre el desarrollo histórico latinoamericano, tanto en lo social, político, económico y militar.

Los antecedentes históricos

Si nos situamos en los años sesenta en adelante, podemos ver que aparejado con la crisis capitalista de aquel entonces, se desarrolla un auge no solo en la movilización del movimiento de masas a nivel puramente reivindicativo, sino que en varios países se desarrolla la movilización y el combate en torno a la existencia del sistema mismo.

La radicalidad de la protesta, el contenido de la misma y las nuevas formas organizativas que se desarrollan, se dan en un marco de crisis generalizada del capitalismo, el cual se ve en la obligación de pasar a otra etapa de explotación y dominación por la declinación constante de la tasa media de ganancia que se produce en ese momento.

La respuesta económica a esa crisis, llegará de la mano de una variante capitalista; el liberalismo más agresivo, sobre el que ya se ha escrito bastante, pero poco se ha profundizado sobre el plan político de esta etapa y de la misma forma, del plan operativo. Estas tres fases del plan general del capitalismo, se ven habitualmente separadas y no se entienden como un todo, desdibujando el análisis y las conclusiones del mismo.

La respuesta a la crisis desde el punto de vista económico, debe venir acompañada de un modelo político que la haga posible y de un plan operativo que la desarrolle y que elimine los obstáculos para su implementación. Las crisis sistémicas del capital, no son económicas ni financieras exclusivamente, son la expresión más generalizada y que abarca todos los ámbitos, de las contradicciones fundamentales que encierra el capitalismo al desarrollar una producción social y una apropiación privada de la misma.

Por lo tanto la crisis sistémica del capital, es eminentemente política, cultural, formativa, militar, estructural, ecológica, productiva, económica, científica, teórica, étnica, generacional y también de género. Ningún ámbito de la vida social escapa a este fenómeno periódico del capitalismo.

Si entendemos esta dinámica del capital, estaremos en mejores condiciones de entender los planes del capital en un sentido global y no fragmentado como nos tienen acostumbrados los “analistas”.

Volviendo sobre el tema, debemos entender que la única salida política posible para la implementación de la variante más extrema del capitalismo en nuestro continente, lo constituía la inauguración de la era de las dictaduras militares en forma casi simultanea en casi todo los países latinoamericanos.

Aquí no hablamos de neoliberalismo por varias razones que pasamos a explicar. Cuando se habla de neoliberalismo, se trata de divorciar este concepto del capitalismo, como si existiera un capitalismo bueno (keynesiano), y uno malo (neoliberalismo), cuando en realidad son dos variantes de una misma moneda. Pero además existe otro detalle de mucha importancia.

Nunca el capitalismo aplica modelos “puros”, y nunca son exclusivamente una sola cosa. Habitualmente se dan combinaciones de medidas con énfasis en una o en otra, pero las dos recetas representan la continuidad del capital y la aplicación de una de ellas en un momento determinado, solo prepara la siguiente etapa donde se expresará en forma principal su contra parte. Aclarado lo anterior, sigamos revisando los hechos históricos.

Con una clase política representante de la burguesía, agotada, aislada y desprestigiada, con un reformismo radical en muchos casos, que ya no podía contener el avance de las masas, y con una propuesta de salida a la crisis de carácter revolucionario que empezaba a crecer en vastos sectores del movimiento de masas, la única alternativa que le quedaba al sistema, era echar mano a su reserva de carácter estratégico que lo constituyen los cuerpos armados de los Estados capitalistas.

El plan político, económico, ideológico y militar

Solo ese sector era confiable y necesario para las burguesías y para el imperialismo de resolver a su favor y de forma estratégica, el conflicto de clases planteado. No se trataba solo de salvar al sistema. Se trataba de inaugurar una forma de explotación mucho más extrema, y para eso tenía necesariamente que domesticar al movimiento de masas en ascenso y movilización cada vez más radicalizada. La misión fundamental de las dictaduras militares era reformar y reforzar el Estado, cambiar el paradigma económico, y aplicar en forma estratégica, la nueva política económica que le reportara al capital, revertir su crisis sistémica.

Si hemos señalado su plan político de largo aliento, es necesario señalar sin duda su plan operativo. El primer objetivo de este plan era dar cuenta por la vía del exterminio, de las organizaciones revolucionarias y de sus cuadros más adelantados y radicalizados. Luego vendría el desarme de las organizaciones de masas y de vaciarlas de contenido teórico político, para después avanzar en su domesticación. Objetivo estratégico fueron los sindicatos.

Como podemos ver, estamos en presencia de una estrategia global que no deja elementos al azar y que incluye el desarrollo de un escenario de guerra donde no se deja ningún elemento sin emplear. Si esto es así, sería iluso pensar que esta estrategia terminaba una vez logrado solo los objetivos parciales. Hacia falta pensar en la adecuación táctica del futuro escenario y el diseño fue, el concepto de las democracias fuertes o protegidas.

La estabilidad relativa del nuevo diseño, descansaba no solo en la fortaleza orgánica- jurídica y de fuerza de los estados intervenidos, sino fundamentalmente en la participación y aceptación de las masas del nuevo sistema implementado.

En algunas partes bastaría con una camisa de fuerza desde el punto de vista político-jurídico, que mantuviera a raya a los sectores populares (como en el caso de chile), y en otros lugares la estabilidad del capitalismo, descansaría en la fortaleza de masas que conquistara el sistema. De esta forma, a la democracia formal burguesa, se le dio rango de conquista popular en contraposición a las dictaduras, y se conquistó a parte importante de la izquierda para que legitimara con su presencia, el nuevo modelo de dominación política, que hacia posible un clima de tranquilidad relativa propicio para hacer nuevos y buenos negocios.

La caída del bloque socialista, acción largamente preparada tanto interna, como externamente, logra el quiebre de paradigma para amplios sectores, sobre todo intelectuales y teóricos que provenían de las capas medias ilustradas y que son los primeros en desmarcarse y asumir en la práctica, el fin de la historia de la lucha de clases y asumir sin complejos las orientaciones enemigas. Estos sectores son los primeros que asumen la producción libresca y justificativa de la derrota y en tratar de despedazar la teoría revolucionaria.

La adecuación táctica de las democracias fuertes o protegidas, una vez acentuada la nueva fase de la crisis del capital, requería de un fuerte recambio en la administración del sistema, que le incorporara dinamismo y estabilidad al mismo en las nuevas condiciones en que se desarrollaba la explotación. Esta es otra variante contrainsurgente y forma parte de la estrategia global capitalista.

El éxito evidente del capitalismo, en tanto cumplir con su función de súper explotación, internacionalización del capital, propiedad de las empresas estratégicas, materias primas vitales y flexibilidad del mercado del trabajo, contrastaba con su desastroso balance social, que sin embargo, estaba contemplado a la hora del diseño de la estrategia de explotación y dominación en la nueva etapa de desarrollo del capital.

Queremos aclarar algo vital en cuanto a lo anterior. Los economistas hablan del fracaso del neoliberalismo para resolver los problemas sociales. Pues se equivocan. El capitalismo, no tiene por misión resolver estos problemas. Su única misión es obtener, asegurar y reproducir a mayor escala, el robo permanente de plusvalía al proletariado y demás sectores explotados. En esto el capitalismo, ya sea en su cara keynesiana, liberal, neoliberal, fascista, reformista, populista o nacional, cumple en forma exitosa sus objetivos durante un tiempo relativo, empleando cualquiera de sus variantes, o una combinación de varias de ellas, tanto en lo táctico como estratégico. De tal forma que si queremos medir al capitalismo por su eficacia en términos sociales, estamos trabajando sobre un supuesto negado, ya que es en forma y esencia, un sistema antisocial, anti humano y anti desarrollo.

Aclarado lo anterior, proponemos revisar en forma simple, cual es balance de la implementación de la nueva etapa capitalista en cualquiera de sus variantes en Latinoamérica.

Altos niveles de deuda externa. Totalmente funcional a la internacionalización del capital en alianza con sectores burgueses locales y con la facilitación de los estados.

Enormes cantidades de desempleados. Fundamental para lograr la rebaja sustancial en el precio de la fuerza de trabajo.

Flexibilidad laboral. Igualmente necesaria para cumplir con lo anterior.

Privatización de las empresas estratégicas. Fundamental para la inversión del capital internacional en asociación con los capitales más pequeños de las burguesías locales y así lograr la centralización y concentración del capital.

Desarrollo del endeudamiento interno. La huida del capital desde la producción a la especulación para protegerse frente a la invasión creciente de mercancías internacionales.

Desarrollo de la agroindustria. Fundamental es la eliminación casi completa del campesinado.

Masacre y exterminio de las organizaciones revolucionarios y de sus cuadros más adelantados. Ninguna medida de las anteriores hubiera sido posible de implementar sin realizar las tareas tareas criminales propias del capitalismo.

Con el exterminio se buscó (y se logró en gran medida), la desorganización de los sectores explotados y un claro retroceso teórico político, al eliminar casi todo lo acumulado en décadas de acumulación estratégica por la clase obrera y los sectores explotados de la ciudad y el campo.

Estabilización del sistema político burgués con nuevas reglas y elecciones periódicas. Una vez eliminado el peligro subversivo, la legitimación del sistema democrático burgués, es una pieza fundamental de la dominación, y para eso era necesario consolidar una oposición sistémica o lo que es lo mismo, una carta de recambio administrativo para contener el avance de las masas cuando este se produjera, mediante pequeñas reformas económicas y sociales, pero que sin embargo, conservara lo esencial del sistema de explotación y dominación capitalista.

La invención de la llamada “izquierda inteligente”, (sectores ligados abiertamente con la socialdemocracia intelectual europea) no era suficiente, ya que esta se asentaba fundamentalmente dentro de la intelectualidad y sin un discurso ni vinculo real con el movimiento de masas.

La carta de recambio en caso necesario, debía venir del mismo mundo social y político que había sido el nicho de la izquierda histórica, y tenía que asumir parte de su discurso, emblemas, reivindicaciones y aprovechar inclusive, la elaboración de pensadores revolucionarios fuera de contexto y desnaturalizada, que justificara el viraje de posiciones.

Si observamos con atención, nos daremos cuenta que la actual etapa política económica, forma parte de un plan global y extendido en el tiempo, que contempló distintas variantes y en función de ellas, desarrolló distintos instrumentos y planes específicos que le permitieran una flexibilidad táctica en medio del desarrollo de una estrategia rígida que no ofrece ninguna alternativa revolucionaria.

Este plan global supone por tanto, la puesta en práctica de determinadas variantes, que van desde las dictaduras militares, el plan cóndor, la vuelta a la democracia burguesa, la aparición de la izquierda capitalista, y hasta la emergencia de gobiernos “progresistas” en la región.

El hilo conductor de todo este proceso, lo podemos encontrar en la dinámica misma del capital como un fenómeno anárquico y convulso, que atraviesa etapas de relativa estabilidad dentro de sus convulsiones y que luego vuelve a entrar en crisis. Lo central para el capital, sigue siendo su ataque despiadado a la clase obrera en su empeño por elevar su tasa media de ganancia por medio de la extracción de mayor plusvalía. En esta lógica del capital, las diferentes variantes a emplear, estarán siempre determinadas por su capacidad para asegurar una elevación de su tasa de ganancia media que se logra fundamentalmente disminuyendo el valor de la fuerza de trabajo.

La capacidad del sistema para permitir una mayor distribución del excedente, estará condicionada a su vez por la fortaleza previa del mismo, o dicho de otro modo, por las ganancias extraordinarias obtenidas. Pero esta mayor distribución, siempre será dirigida para asegurar la continuidad del sistema, y nunca para efectivamente favorecer la fuerza de trabajo que es de donde obtiene realmente su ganancia o plusvalía el capital.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Honduras: Riesgo para un periodista sueco

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

El corresponsal sueco en Honduras Dick Emanuelsson arriesga su expulsión del país por haber sacado a la luz pública el financiamiento USAID de la ONG “Hagamos Democracia” (HD) y algunos entretelones del fraude electoral. Una secretaria de Rolando Bu, jefe de HD, lo amenazó con “correr la misma suerte del Padre Tamayo”, un sacerdote salvadoreño que la “justicia” sentenció a la expulsión del país.

La Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP), de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) tomó nota de estas amenazas contra el corresponsal sueco en América Latina, que anteriormente recibió amenazas en Colombia, acusado de haberse “involucrado” con las FARC.

Emanuelsson, que escribe para un periódico de los sindicatos suecos, entrevistó por teléfono a Bu para preguntarle cómo funciona un trato entre HD y el Tribunal Superior Electoral (TSE) que le permitió colocar 1.173 “observadores” en las mesas de votación el 29 de noviembre. Las cifras de participación electoral de HD arrojaron un 47,6%, en contradicción con el 61% que dio a conocer el TSE.

Para comentar esa contradicción en las cifras, Emanuelsson entrevistó por teléfono a Bu, y -de paso- le preguntó cómo se financia su ONG, que recibe fondos y apoyo “metodológico” de la USAID y del Instituto del Partido Demócrata de EEUU.

Bu contestó cándidamente a las preguntas de Emanuelsson, pero ahora alega que la entrevista se grabó sin su consentimiento y amenaza demandarlo. “A ningún periodista latino o hondureño se le ocurrió entrevistarlo, y me pareció extraño que aceptara, pero él pensó que siendo yo sueco no iba a llegar al público latino”, comentó. “Es decir, el hombre tiene un discurso para los suecos y europeos y otro para los de habla hispana”, dijo.

Emanuelsson teme un atentado. “La cosa esta fea acá y se parece cada día más a Colombia”, dijo el periodista, quien se radicó en Honduras huyendo de amenazas en Bogotá. “Esta mañana (sábado 12) fue encontrado un dirigente de la Resistencia decapitado que fue secuestrado anteayer (jueves) junto a tres lideres de la Resistencia”, añadió.

Los esbirros uniformados, que usan pasamontañas y se desplazan en furgones sin placas, pertenecen a la DNIC, “la DINA hondureña”, explicó, aludiendo a la policía secreta de Pinochet. “La Resistencia avanza en el trabajo político-organizativo en los barrios y colonias y el monstruo del estado terrorista intenta neutralizarla con la eliminación física: es el muy clásico estilo colombiano”, dijo.


Foto: Honduras, Medios de comunicación - Dick Emanuelsson, corresponsal sueco en Honduras.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las elecciones chilenas

Gino Straforini

García Márquez, seguramente debe ser el único escritor Latinoamericano que tiene elementos para escribir al menos cien libros más. De ellos, seguramente, un 25% saldrían de la historia de Chile de los últimos años.

Abandonos, traiciones, conversiones, izquierdistas neoliberales, comunistas sin lucha de clases, dirigencias políticas triglisémicas y tantas situaciones más. Seguramente en el ámbito internacional quizás, este escritor con su capacidad de resumen histórico nos pueda explicar como el Premio Nobel de la Paz, llama a la guerra en el momento de otorgarle tal premio, como es que Colombia se siente agredida mientras desembarca siete bases Norteamericanas o quizás nos pueda explicar sobre la crisis financiera capitalista, tal cual la del 82 y 83 en Chile y, la terminan pagando los más humildes.

Paradojas de nuestras historias, luego nos hablan de inseguridad y, desde los medios controlados por unos pocos nos incitan al consumo mientras la economía nos lo prohíbe, queriéndonos hacer creer que mientras los más ricos crezcan, tendremos la posibilidad , mañana de ser ricos como ellos, que acumular cifras millonarias en tiempo corto es fácil y honesto, solo debemos saber esperar nuestro turno, que el mercado todo lo puede regular y hasta ser solidario, pobre Márquez , seguramente va a terminar en un manicomio.

Hemos tenido en estas elecciones en Chile, un candidato capitalista neo conservador y neo consecuente, más parecido a Berlusconi que nada, otro candidato narigón que viene de un partido que ha sido cómplice del golpe de estado y, su familia también lo ha sido, del tercer candidato díscolo que ahora se ha dado cuenta que el gobierno del cual el ha sido parte no era tan solidario ni construía el capitalismo humanitario, por último de un comunista, jamás comunista. Estos eran los cuatro candidatos a presidentes en Chile que han disputado las recientes elecciones.

Bachelet y la coalición gobernante ha hecho el peor gobierno de la Concertación, han elegido mal en primarias truchas a un candidato (Frei), que no es otra cosas que una figura del pasado, un hombre que simplemente no promete futuro y mucho menos cambios, a última hora nos habló de Derechos Humanos y de agrandar al rol del estado cuando el lo achicó. Creer que la supuesta popularidad de la presidenta se trasvasaría al candidato de la Concertación, ha sido un absurdo y un evidente retroceso.

Piñera ha llegado hasta acá, no producto de sus valores, sino por la incapacidades de la Concertación, jamás apostaron al pueblo, intentaron suplantarlo, se olvidaron de los principios, de los valores y con ello se quedaron sin ideas, esas sin ideas las trasladaron a los jóvenes que hoy no tienen sueños, proyectos, futuro. Se hicieron cargo de la administración del estado sin creer en el y, lo administraron como si fuera una empresa privada, lo importante para ellos ha sido gestionar y, esa gestión ha sido funcional por no decir socia de las transnacionales, no fueron capaces de echarle mano a las AFP, a las ISAPRES, mucho menos a los bancos, a las compañías eléctricas, desnacionalizaron empresas y, le permiten ganancias como en ningún lado del planeta a las mineras.

Chile es hoy, el segundo país más desigual de América Latina, con una enorme concentración de la propiedad y la desigualdad en todos los planos, con una enorme inestabilidad laboral y sin avances en términos de progreso y justicia social.

De la educación no hablemos, mucho menos de la salud, ambos items solo es para los incluidos, dividida la sociedad chilena según capacidad de pago y sometida a la lógica mercantil del lucro. No fueron capaces de cambiar la Constitución heredada de la dictadura de 1980, como se puede hablar de elecciones democráticas dentro de una Constitución impuesta por el Pinochetismo, lo importante a sido una Asamblea Constituyente, que fuera capaz de elaborar una nueva Constitución verdaderamente democrática y representativa, cuatro gobierno seguidos de la Concertación prometieron y esta vez también lo hicieron, que los chilenos en el exterior tendrían alguna vez derecho a votar, aunque sea voto nulo pero, votar, derecho del cual estamos excluidos casi 900.000 chilenos que viven en el exterior, por miles de promesas incumplidas.

QUE SE ELIGE :

Un Presidente, 120 Diputados y 14 Senadores.

1 En Chile viven más de 12 millones de personas mayores de 18 años, que podrían votar.
2 De ellos, alrededor de 8.285.186 están inscriptos en los Registros Electorales, dado que la inscripción es optativa y, quien si se inscribe, esta obligado a votar.
3 De esos 8 millones, VOTARON 6.937.519, es decir un 54,2 % de los ciudadanos en edad de votar, no calculado aquí, el casi un millón de Chileno en el exterior que se les niega su derecho a voto, y 1.063.298 inscriptos NO FUERON A VOTAR.

4 Es decir, un 45,8% NO VOTARON
5 199.355 ANULARON SU VOTO
6 85.014 VOTARON EN BLANCO.


La Vieja Derecha con Piñera obtuvo el 44.05 %
La Administradora del modelo con Frei, el 29.60 %
El Díscolo Enrique el 20.13 %
La Izquierda de la Concertación con Arrate, el 6.21 %

En realidad la votación para diputados, es aquella que refleja en alguna medida, la fortaleza, debilidad y conciliaciones de cada partido.

Podemos ver por tanto, lo inesperado:

CONCERTACION Y JUNTOS PODEMOS 44.36% 57 diputados
Coalición por el cambio (Derecha) 43.44% 58 Legisladores
Nueva Mayoria para Chile (Enrique) 4.56% 0 Diputado
Chile Limpio, Vote Feliz (Ecologistas) 5.40% 3 Parlamentarios
Independientes (Fuera de Pacto) 2.21% 2 Diputados.





VOTACIONES POR FUERZA POLITICA :

UDI 23.04 % 37 dIPUTADOS
RNOVACION NACIONAL 17.82% 18 DIPUTADOS
DEMOCRATA CRISTIANO 14.24% 19 DIP.
P. POR LA DEMOCRACIA 12.65% 18 DIP.
PDO. SOCIALISTA 9.90% 11 DIP.
PDO. COMUNISTA 2.02% 3 DIP.
PRSD 3.78% 5 DIP
INDP. A 1.75 % 1 DIP.
INDEP. B 2.30% 3 DIP.
REG. 4.01% 3 DIP.
INDP. FP. 2.21% 2 DIP.


El sistema Binominal heredado de la dictadura, permite estas cosas, un sistema que favorece a los dos más grandes bloques. Pero que quede claro, a pesar del ingreso de tres comunistas al parlamento, en ningún caso se destruye el sistema binominal de la Constitución de 1980.

El Partido Comunista, en las cuatro elecciones anteriores, en que solo fue aliado con la izquierda extra parlamentaria, jamás pudo obtener un legislador, sin embargo, en estas elecciones, acordando con la Concertación y comprometido con Frei en la segunda vuelta, logra a pesar de tener tan solo un 2,02%, Tres Diputados, mientras, el partido que representa a Marco Enrique, que obtiene un 20.13%, no logra tener ni un solo diputado. Es decir, la Concertación incorporó al PC.

Se la ha llamado, la democracia de los acuerdos, estos son una muestra objetiva de ello.

Evidentemente Chile se ha quedado sin oposición política de izquierda y, de una izquierda que represente una alternativa genuina y no capitalista para las mayorías.

Esa opción de izquierda, está en el pueblo, pero hay que construirla con enormes principios, con claridad programática que den cuenta de las necesidades de los trabajadores, con una posición anticapitalista frente a la hegemonía de las clases dominantes y de aquellos, que no olvidaremos jamás han abandonado en pos de unos pocos sillones las necesidades del pueblo, debemos intensificar nuestras prácticas unitarias si pretendemos la construcción de una sociedad socialista, democrática y libre.

Todo sigue igual en Chile, la Constitución sigue siendo la heredada, de los cuatro candidatos, TRES provienen de Concertación, la segunda vuelta, el 17 de Enero del 2010 obligará a acuerdos de reparto de puestos y cargos entre estos tres, es decir, los privilegios del poder seguramente los reunirá en torno al candidato Frei y, el pueblo solo le quedará votar por el mal menor, nuevamente la misma alternativa, o la vieja derecha o, los administradores del modelo de la derecha.

El venidero presidente de Chile por tanto, será el hombre impuesto por la cúpula de la Concertación, producto del pánico del PS. de que la DC. se fuera de la alianza, Frei, heredero de un partido , la DC. Construida en Chile fundamentalmente a los efectos de frenar el avance de la Unidad Popular y un proyecto socialista para Chile, heredero de un partido golpista y, heredero en sí mismo de un gobierno anterior que se ocupo de achicar enormemente el estado.

La cobardía del PS. nos ha llevado a esta coyuntura y, el oportunismo del PC., seguramente en sus acuerdos le permitirá a Frei, ser el venidero Pte. De Chile.

Veremos hasta cuando los revolucionarios seguiremos sin salir de nuestras derrotas y dejar de mirarnos el ombligo, también nosotros tenemos enormes responsabilidades de esta realidad que le toca vivir a nuestro pueblo, a contrapelo de lo que vienen construyendo otros pueblos de este continente, como Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Uruguay, Ecuador.

Alguien, mirando con el mayor de los cariños a esta “ izquierda “ de la Concertación, se imagina a Chile ingresando al ALBA?.

Hasta la segunda vuelta, en que veremos si es razonable este análisis.

Gino Straforini es Secretario de Relaciones Internacionales del MIR Chile.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Evo Morales ejemplo para Latinoamérica

Vicky Peláez (especial para ARGENPRESS.info)
‘Sepan los nacidos que nacimos para vencer y no
para ser vencidos’.
Bob Marley
Bolivia no deja de impresionar al mundo. No sólo ha dado ejemplo de madurez democrática en las recientes elecciones presidenciales, sino también, este país andino de tan solo nueve millones de habitantes, registra el más alto crecimiento económico de toda América Latina desde el 2006, cuando Evo Morales asumió el poder y a quien su pueblo acaba de reelegir.

En todos estos años, y en plena recesión mundial, la economía boliviana ha crecido a un promedio del 5.2 por ciento, de acuerdo al informe del Center for Economic and Policy Research (CEPR) con sede en Washington. La votación masiva del pueblo por su candidato Evo Morales Ayma, quien obtuvo un 64 por ciento del voto, es una respuesta clara a su política nacionalista y populista.
La clave del crecimiento económico de Bolivia, de acuerdo a los autores del informe del CEPR Mark Weisbrot, Rebbecca Rey y Jake Johnston, están “en la recuperación del control de recursos naturales por parte del gobierno”. Con esto Bolivia desbarató todos los postulados de los globalizadores neoliberales que predican ‘el alejamiento del estado del control de la economía’ para asegurar, dicen, el crecimiento económico y la prosperidad de una nación’.

No fue fácil para Evo. Ni la recesión económica global, ni la disminución de remesas bolivianas desde el extranjero, ni el declive de la inversión extranjera directa, ni el boicot económico financiero de la administración Bush, ni la instabilidad política por el intento del golpe cívico-prefectural y la contratación de mercenarios europeos, ni el sabotaje del congreso boliviano pudieron detener el proyecto de Evo Morales para construir un país nuevo.

Comenzó de a poco, primero, haciendo alfabetizar a su pueblo con la ayuda de Cuba. Segundo, inició el proceso de nacionalización de los recursos naturales y tercero, aumentó significativamente los gastos sociales, especialmente para la salud y educación de los pobres que en 2005 constituían un 75 por ciento de la población, de las cuales el 40% era extremadamente pobre. Con el “Bono Juancito Pinto”, “Renta Dignidad” y el “Bono Juana Azurduy”, para horror de los ricos, otorgó subsidios a familias pobres para matrículas escolares, pensiones públicas a los ancianos y subsidiar a las madres para revisiones médicas de sus hijos.
Después de su triunfo de la semana pasada, Evo Morales, quien ha logrado la mayoría en el senado y en la cámara de diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional, tiene menos obstáculos para construir un “Estado de Protección Social” donde los ciudadanos deben contar con educación, salud, servicios básicos, seguridad, transporte, comunicación y otros, de acuerdo a la Constitución. Con el “Plan Vida” se proyecta erradicar la extrema pobreza en la que vive todavía un 30 % de la población.
Con la paciencia y sabiduría andinas, y rechazando los nefastos Tratados de Libre Comercio (TLC), Evo Morales ‘supo tejer’ , de acuerdo al vicepresidente boliviano García Linera, “acuerdos entre todos los sectores de la población para el nacimiento de la Bolivia total”.

Evo Morales tiene muchos amigos y partidarios para construir un país nuevo, pero también muchos enemigos cuya voz amenazante se escucha cada vez más por la boca de Hillary Clinton. ¡Que esté en alerta Bolivia pues “nació para vencer”!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Tres campos de concentración en el banquillo

LA VACA

Hoy por la mañana, en los recintos subterráneos de Comodoro Py, cuatro represores se negaron a declarar ante el Tribunal Oral Federal Nº 2, en una clara prolongación de un pacto de silencio. Los imputados que no prestaron declaración fueron Enrique Miguel José Del Pino (capitán del Ejercito argentino), Roberto Antonio Rosa (oficial de la Policía Federal, apodado Clavel), Eufemio Anteojito Quiroga o Führer Uballes (subcomisario de la Policía Federal) y Samuel Cobani Miara (subcomisario, también de la Policía Federal).

Este juicio, iniciado el pasado 24 de noviembre –y que se estima durará ocho meses- se encuentra juzgando a diecisiete agentes por actos de “privación ilegítima de la libertad y tormentos” a 184 víctimas perpetrados en los centros clandestinos de “El Atlético”, “El Banco” y “El Olimpo” como fueron llamados sucesivamente los aciagos lugares de operación que cambiaron de locación (tres veces desde 1977 a 1979) pero no de víctimas, suplicios, ni ejecutores. A excepción de Carlos Alberto Roque Tepedino (jefe del Batallón de Inteligencia 601 del Ejército que goza de prisión domiciliaria), todos los imputados se encuentran presos, y algunos como El Turco Julián o Miara van camino a segundas condenas.

El pasado jueves 10, once represores habían sido llamados a declarar también por esta misma causa -a cargo de los jueces Jorge Alberto Tassara, Ana María D’Alessio y María Laura Garrigós de Rébori-, pero lograron escabullirse esgrimiendo todos un mismo modus operandi: por recomendación de sus abogados, se llamaron a no prestar declaraciones.

Pasadas las diez se convocó a un cuarto intermedio hasta las pesadas y húmedas dos de la tarde en Buenos Aires. Media hora más tarde de lo pronosticado, comenzó lo interesante: previo a las indagatorias, la Secretaría informaba de un tímido pedido de los imputados de “trasladarse a una sala contigua.” (imaginé entonces al director de un film de terror que, luego de acabada su película, suplica que le venden los ojos para no ver las escenas más cruentas). Inmediatamente, un murmullo de repudio y desprecio salpicó la sala, por lo que las causas de esa pretensión quedaron sumergidas bajo el peso de frases como:

“Cobardes. Para torturar estaban presentes.”

“Serán cobardes hasta el último día de su existencia.”

Y otras mucho menos indulgentes como para transcribir en esta crónica.

Luego de ser aceptado el mísero pedido por la presidencia del Tribunal, los acompañantes de los represores, miembros del Servicio Penitenciario Federal, esposaron a los reos con extremo cuidado –cual pequeña que viste a su muñeca con chocantes artefactos- y los llevaron fuera de la sala por una puerta lateral, cercana al estrado. Nadie volvió a verlos pero permanecían “en el ámbito del Tribunal”, según la jueza. Sólo quedaron presentes los inculpados Roldán, Donocik, Kalinec y Avena, quienes no adhirieron a la solicitud de escape.

María y sus hijos

Acto seguido, María Esther Biscayart de Tello hizo su ingreso a la sala con pasos cortos y firmes, y brindó su memoria para ser indagada respecto a las sucesivas desapariciones de sus hijos Mariano, Pedro Daniel y Rafael, todos de apellido Tello.

Un dato curioso, impactante: luego de la lectura del artículo 275 (que prevé el delito de falso testimonio) y la correspondiente toma de juramento, el secretario consultó a la interrogada acerca de si posee un vínculo de amistad o enemistad con las personas imputadas en este proceso, cualidad que afectaría su capacidad para declarar. Dirán los especialistas que es un formalismo que proviene de añares de tradición judicial, pero, pregunto –si es que nos queda algún residuo de sentido común y vale la pena arrojarlo sobre la mesa- ¿qué necesidad hay de hacer informar a una madre de cuatro desaparecidos que no desprecia, que no considera enemigos, a los captores de sus hijos?

Las respuestas de María fueron precisas y seguramente será de los testimonios más contundentes para la resolución del caso. Narró sucesos que parecían esculpidos a fuego eterno en su memoria, sin titubeos ni contradicciones, aportando un cúmulo de nombres, fechas, y precisiones. Con la seguridad que le otorgaba el inadmisible olvido, y por momentos, con lo que parecía una garganta bañada en lágrimas, María Esther les exigía a sus hilos de voz dar testimonio completo.

Un resumen de lo narrado por María a lo largo del extenso interrogatorio:

El 31 de mayo de 1978 María Esther Biscayart de Tello no estaba en el país. Sus hijos Mariano, Pedro y Rafael, sí y eran arbitrariamente secuestrados. Residiendo en Francia, ella conoce la noticia gracias a la carta de un gran amigo de la familia, Alfredo Cerami, quien advierte que, no conformes los militares con el secuestro y el saqueo de sus casas – que duró una semana entera-, también se habían llevado a sus esposas. Antes de que suceda esto, su hijo Marcelo, también había sido desaparecido dos años atrás, en Córdoba. Se comenzaron -por gestiones de la tía- recursos de habeas corpus y otros procedimientos para encontrarlos. En tanto, María, desde Francia, acudía todos los jueves a la Embajada argentina para lograr una audiencia con el cónsul. Semana tras semana, recibía la información de que nadie podía atenderla. “Sabía que el único recurso para sobrevivir al drama era la esperanza. Aprendí a esperar”. Cuenta que fueron manifestaciones infructuosas, pero útiles para reconfortarse. La acompañaron, luego de una gran difusión en la prensa, personalidades del cine, de la política, del arte. Presentó denuncias ante Amnistía Internacional y en la justicia francesa, así como también buscó el apoyo de la central de trabajadores de ese país.

Empresarios & militares

Pablo Daniel estudiaba en la Facultad de Arquitectura de La Plata y tuvo que comenzar a trabajar, al igual que Rafael –que hacía lo propio en Filosofía y Letras- porque luego de la muerte de su padre, “los recursos eran difíciles de distribuir”. Ellos habían asumido “la defensa de los derechos del trabajador y los más desposeídos” luego de vivir un tiempo en el campo y ver “las pequeñas explotaciones rurales”. Su padre, además de periodista, era sindicalista y había trabajado en Amour. Los dos hijos escribían cartas periódicas a su madre contando de sus vidas. En una de ellas, Pablo Daniel le manifiesta que el cuerpo de delegados de los Astilleros del Río de la Plata –lugar donde él trabajaba- desapareció (María aclara que eran los propios empresarios los que entregaban las listas internas a los militares). Poco tiempo después Pablo y Rafael también eran víctimas. Los testigos del secuestro cuentan que ambos fueron apresados de su lugar de trabajo -que pertenecía al arquitecto Jorge Harst- por vehículos sin chapa identificatoria. Los pusieron dentro del baúl. La primera tortura que sufrieron, camino al campo de concentración, fue un simulacro de fusilamiento. Tan real fue el simulacro, que los compañeros de trabajo fueron a darles el pésame a sus esposas luego de ser liberadas. Esto fue posible solo porque quince días después del secuestro, también fueron liberadas de noche, en una ruta, la esposa de Pablo Daniel y la de Rafael. Una de ellas contó que le asignaron un número en vez de un nombre, con el fin de eliminar su identidad. Como si fuese poco, también la obligaron a ver la tortura de su marido y de su cuñado.

En ese mismo campo de concentración al que llevaron a los hijos de María se encontraba Roberto Tito Ramírez, “en calidad de esclavo. Ya en libertad, viajó a Francia, y pidió ver a la madre de sus compañeros de tortura. Pero María no lo conocía, y estando al tanto del caso Astiz, se cuidaba de las infiltraciones, por lo que pidió que acuda a una de esas tantas caminatas hacia la embajada, con el fin de que otras personas lo reconozcan. Tito le dirá después: “Yo también hubiese desconfiado.” Tito, durante tres días, relató ante un tribunal francés todas las torturas a las que había sido sometido. Contó también que en una de esas tantas tandas de morbosidad, fue arrojado inconsciente en un pasillo. Luego de un tiempo escuchó unos pasos. Le dijeron: “Quedate tranquilo. Somos los Tello” En ese instante María se emociona y cuenta como “en las condiciones más atroces sus hijos conservaron un trozo de humanidad para ser solidarios.”

Luego de los tres días de testimonio, el juez se levantó y abrazó a María. Tito le dijo: “Gracias por los hijos que nos diste”. Según ella, fue uno de los momentos más intensos de su vida. Se pregunta ahora si ese tipo de emociones pueden tenerlas los represores. Culmina, muy segura: “Para mí las tienen negadas”.

Nobel Cóndor

En una de sus visitas a Francia, el inconsistente Premio Nobel de la Paz, Henry Kissinger fue llamado a prestar declaración por el juez Leloir - el mismo que había escuchado las declaraciones de Tito Ramírez- por un documento en el que expresaba “autorizar la represión en Argentina” y también por el Plan Cóndor (por el cual, entre la CIA y las dictaduras latinoamericanas, se coordinaba el secuestro de personas) Kissinger logró escapar de su hotel, sin expresar onomatopeya alguna.

María, lindando el fin de su declaración, dice: “Acá estoy. En la culminación de mis reclamos, aunque faltan otros. Mis hijos tenían derecho a organizarse para derribar la dictadura y yo también haré uso de mis derechos para informarme del paradero de mis hijos y por el reconocimiento del cadáver de Marcelo. Ellos saben que hicieron con los desaparecidos. Como ciudadanos de este país –si es que se consideran ciudadanos- tienen la obligación de contarlo.”

En ese momento, la abogada por la defensa, la doctora Corbacho pregunta a María si conoce las leyes de reparación para los familiares o las víctimas del terrorismo de Estado. “Sí, las conozco. Repiten el procedimiento de lo que hicieron en Alemania con los judíos.

Cuando termina su testimonio, María sale emocionada de la sala, y es recibida por otras Madres, que con pañuelos en la cabeza, la abrazan. Mientras, la audiencia también aplaude.

El siguiente testigo fue más escueto. Marcelo Damián Senra contó que su padre trabajaba en ENTEL, que era delegado sindical y no estaba afiliado a ningún partido político. A pesar de tener nueve años en el momento del secuestro, sabe que pasó por el Olimpo, según lo que pudieron contarle amigos íntimos en un reencuentro, muchos años después. Sus padres estaban separados. En el momento del secuestro, su papá vivía en casa de su abuela, en Darragueyra y Paraguay, en el barrio de Palermo.

Según la abogada Claudia Ferraro, integrante de la querella, los elementos salientes de los testimonios de hoy dan cuenta de la lucha en el exterior de las Madres. También destacó que se pudo reconstruir la desaparición de tres obreros de fábricas de Buenos Aires, lo que dice, da la idea de todo un método.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Juicio a la ESMA: 16 represores para la foto

LA VACA

Hoy por la mañana, tras 26 años de democracia, se presentaron en el subsuelo de los Tribunales de Comodoro Py los principales responsables de la represión organizada en esa gran fábrica de muerte que supo ser la ESMA. A las 11.10 de la mañana, dieciseis represores, esposados de a pares, entraron en la sala y tomaron su lugar sobre el costado derecho del recinto.

Entre ellos se encontraban los funestamente célebres Jorge Eduardo “El Tigre” Acosta, Alfredo Ignacio “El Cuervo” Astiz y Ricardo Miguel “Sérpico” Cavallo. El Tribunal Oral Federal 5 lo conforman los jueces Ricardo Farías, Daniel Obligado, y Oscar Hergott. Durante más de quince minutos, y acompañadas de un inquietante silencio, las cámaras succionaron cada uno de los rasgos de los acusados, como queriendo llevar esos rostros a un eterno salón de la infamia. En ese lapso, la valiente voz de una mujer rompió el clima helado: “Algunos minutos para la foto y treinta y dos años para la impunidad”.

Ya sin recursos ni acrobacias con los que escudarse para desestimar el llamado de la Justicia, los represores se vieron obligados a mostrar sus caras y exhibirse ante el Tribunal. Aunque hubo una excepción: el marino Alberto “El Gato” González, de 58 años, fue eximido de su presentación gracias a un nuevo certificado de cobardía otorgado por el – muy accidentalmente- Hospital Naval Pedro Mayo. (También urdió su treta Astiz despidiendo a su abogado un día antes del juicio, pero se le adjudicó uno inmediatamente,) Con ese anuncio comenzó la audiencia, que acusó a estos altos mandos militares de crímenes de lesa humanidad, de violar el Derecho Internacional y de idear un aparato estatal para enfrentar y aniquilar la subversión. Traducido: acusados todos de secuestrar miles de personas y privarlas por tiempo indefinido de la libertad, de someterlas arbitrariamente al penoso encierro, de torturarlas para socavar información -o por el puro placer de procurar algún sufrimiento-, de cometer las más terribles vejaciones posibles contra militantes sociales o personas sólo sospechadas de serlo, de querer suprimir cualquier tipo de subjetividad, de querer borrar toda expresión de libertad del cuerpo humano y, en última instancia, de desaparecerlas. Por todo eso, y más –violaciones que no se logran descifrar con palabras-, la ESMA fue un campo de concentración clandestino tremendo. Muchos años después -una generación diezmada y otra huérfana mediante que dejaron a todo un país cojo- es tiempo de rendir cuentas.

En la primera fila (de izquierda a derecha) se ubican Donda, Capdevilla, Acosta, Cavallo, Rolón, Séller y Velazco; por detrás, Astiz, Coronel y Montes, y ya en tercera fila Pernías, García Tallada, Weber y Azic. Del lado opuesto, sobre la izquierda, la querella, formada por abogados, sobrevivientes e hijos de desaparecidos. Detrás de un ventanal plástico, extenso como el salón del juicio, aparecen los asistentes y periodistas escoltados por uniformados en posición siempre severa. Sobre ellos, desde una terraza con buena vista al estrado, se puede observar a los familiares de los acusados.

El secretario, con voz monótona y formal, lee durante más de dos horas el pedido de la querella, redactado por el Fiscal Federal Taiano, que mecha entre declaraciones de testigos algunos pasajes del libro “El Silencio” de Verbitsky y algunos documentos de organismos de derechos humanos.

Es imposible no perderse entre tanto castellano opulento y descarnado, entre esta verba carente de sentimientos. Como otras personas cerca mío, no puedo evitar sentirme molesto y se me ocurre que una buena duda es preguntarse si será verdadera justicia que para el Estado todo ese sufrimiento y amargura quede sepultado en una biblioteca inagotable de fojas y declaraciones; si es verdadera justicia que Astiz, Acosta y sus compinches puedan mostrarse así, como están, inmutables, casi –diría- serenos ante las personas que torturaron o que mandaron a torturar con tanta naturalidad como quien manda a su hijo a comprar leche, (de hecho, en la audiencia se recalcó que en la dictadura no hubo excesos, que dentro de ese marco todo remitía a la normalidad de un método); si será justo que los familiares de los represores puedan visitarlos, allí, en las cárceles por las que irán rotando, cuando tantos hijos no pueden visitar a sus padres desaparecidos siquiera en un cementerio, y deben recordarlos mirando hacia un lugar cualquiera del Río de la Plata. En esta escena, que uno no puede ver sin conmoverse hasta las tripas, hay una violencia feroz y contenida, caras que se encuentran después de largo tiempo, un dolor que persiste y que no será calmado por ninguna condena.

Cavallo y Acosta, mientras dura la lectura, se pretenden estoicos, acomodando la vista fija en un punto lejano y perdido. Por momentos, con posturas seniles y gestos de cordero, los otros acusados intentan generar algún tipo de lástima. Pero bien se sabe que fueron, que son, lobos rancios de una antigua dictadura.

Durante la audiencia, cuyo comienzo estuvo dirigido a los crímenes cometidos por Donda, se repasó lo ya conocido y siempre increíble; que en la ESMA los presos podían leer carteles que decían “Avenida de la felicidad”, o que sostenían “El silencio es salud”, y era allí donde los interrogaban y violaban, encapuchaban, electrocutaban con 220 volteos, quemaban con cigarrillos hasta forjar heridas ulceradas y penosamente los sumergían en agua hasta que perdían la conciencia. El secretario lee una declaración de un sobreviviente que cuenta como el médico, de alias “Tommy”, recomendaba seguir con la tortura pero con “prudencia”. En ese momento Astiz arroja una mueca de risa y asiente, muy conforme. Y todo sucede con una impunidad insostenible, y es imposible no querer escupirlo, como a Cavallo, cuando leen sobre el método de sus torturas y él se rasca la nariz, abstraído.

Se narró el caso de Basterra, de Fucman, de Jara de Cabezas, de Graciela Alberti, de Brodsky, de Reboratti, de Barros y de Villaflor, entre otros. A las 13, se llamó a un cuarto intermedio hasta las 14:30 (fue en verdad hasta las 15:20), y en ese lapso, en la calle, se instaló una camioneta desde la que hablaron madres, hijos y sobrevivientes, exigiendo una vez más el juicio y el castigo a los culpables. Se mencionó aquella frase de Walsh que refiere de un crimen peor que el de las torturas y las desapariciones, el de “la miseria planificada” del neoliberalismo y en consonancia, que en las grandes multinacionales -Terrabusi, Deheza- también había centros de detención. Se descubrió a los cuerpos militares y empresariales jugando un mismo juego.

En la vuelta al recinto los acusados parecen más relajados; están contentos. Se saludan cómplices con sus señoras, quienes, bien vestidas y plastificadas, agitan sus manos desde el balcón superior como despidiendo a su hombre, que se aleja en algún micro. Se continuó con la imputación a Donda y en los minutos finales se comenzó con la de Montes, marino y luego Ministro de Relaciones Exteriores de la dictadura.

Del juicio a estos resabios del jurásico se espera un castigo aleccionador (¿el castigo es una enseñanza?), recuperar algunas preguntas vitales y evitar la amnesia artificial. Pero la justicia avanza a pasos de tortuga, y uno quisiera pegarle algunas patadas en el caparazón para que camine o ruede más rápido, pero hay un problema: es una estructura intangible. Por eso mismo, para condenar tanto exterminio físico y otro más complejo – uno psíquico, íntimo, que sufren los sobrevivientes- se debieron esperar muchos años y sortear algunas miserables barreras como la ley de Obediencia Debida y los indultos “para pacificar el país” del execrable Carlos Menem. En tanto, uno de los orígenes de todo este horror planificado, el hecho mismo del golpe militar de 1976, todavía queda impune, como un suceso natural y necesario de la Historia.

Y así quedaron muchos, deseando el próximo paso de la tortuga, que se dará este 16 de diciembre, también en Comodoro Py.

Foto: Argentina, Represión, Dictadura Militar - Ex Centro Clandestino de Detención ESMA (Escuela de Suboficiales de Mecánica de la Armada). / Autor: LAVACA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Memorial del pueblo. Di Pascuale fue identificado a 33 años de su asesinato

ACTA

“Se lo arrancamos a la dictadura y se lo devolvimos a la democracia”. Fernando Di Pascuale habla de su padre, Jorge, con admiración. Lo busca desde hace 33 años, cuando el terrorismo de Estado lo secuestró por su rol como dirigente gremial y político de la Resistencia Peronista y el Peronismo Revolucionario.

Jorge Di Pascuale, el ex secretario general del Sindicato de Farmacia, dejó de ser un desaparecido. Ayer, el Equipo Argentino de Antropología Forense anunció la identificación de sus restos, que ahora se convertirán en testimonio directo del horror.

A Di Pascuale lo arrancaron de su casa en la madrugada del 29 de diciembre de 1976, al día siguiente de su cumpleaños número 46. Sobrevivientes lo vieron en el centro clandestino “El Vesubio”, donde, a pesar de su estado de salud después de las torturas, recuerdan que daba aliento y contenía al resto de los detenidos. Hasta hace unos días, eso era lo último que se sabía de él. El informe antropológico sobre sus huesos cierra la historia: “Al menos tres proyectiles en cráneo, hombro y pelvis”. Los restos de Di Pascuale estaban enterrados en la misma cuadrícula del cementerio donde se hallaron los restos del jujeño Juan Carlos Arroyo, un conocido dirigente sindical del Peronismo Revolucionario.

Di Pascuale había sido un importante dirigente sindical. Con sólo 27 años y varios como delegado de la Farmacia Franco Inglesa, fue elegido como máximo responsable del Sindicato de Farmacia y dos años después, en 1960, secretario de prensa de las 62 Organizaciones Peronistas.

Exiliado en Madrid, Juan Domingo Perón lo nombra delegado personal ante los países sociales y así se entrevista con Ernesto “Che” Guevara en Cuba. El 68 lo encuentra participando en forma activa en la creación de la CGT de los Argentinos, donde no acepta ningún cargo pero recorre el país para sumar adhesiones a esa central obrera.

Amenazado por la Triple A se exilia en Venezuela, de donde regresa en 1976. “No aguantaba más, llamaba al sindicato por teléfono todos los días. ‘La lucha está allá, me voy para allá’, dijo y se volvió”, recuerda su hijo.

Por su parte, el secretario general de Farmacia, Alfredo Luis Ferraresi, hizo un recorrido sobre su vida junto a Di Pascuale, a quien recordó como "una persona muy lúcida que se animó a discutir con (Juan Domingo) Perón en las reuniones que teníamos".

Después de su secuestro, los reclamos por su vida llegaron hasta el Papa. La Junta Militar genocida recibió más de 60 telegramas pidiendo por él. Nunca hubo respuesta. Treinta y tres años después, sus restos serán velados el 28 de diciembre en el Sindicato de Farmacia, Rincón 1044 de la Capital Federal, y llevados al cementario de la Chacarita el martes 29, a las 14.00.

Una figura del gremialismo combativo

Nacido el 28 de diciembre de 1930 en Buenos Aires, Jorge Di Pascuale fue -al igual que Oscar Smith, del sindicato de Luz y Fuerza- uno de los secretarios gremiales secuestrados y desaparecidos durante la última dictadura.

Comenzó como delegado en la Farmacia Franco Inglesa y a los 27 años ya era Secretario General del Sindicato de Farmacia. En 1962 y con 31 años fue elegido diputado nacional, en elecciones que fueran anuladas por Arturo Frondizi.

En 1963, en uno de los tantos viajes a Madrid, Di Pascuale fue designado por Juan Domingo Perón como delegado personal ante los países socialistas.

En 1968 participó activamente en la creación de la CGT de los Argentinos junto a Raymundo Ongaro y Agustín Tosco. Fue encarcelado en varias oportunidades. Cuando intervenían su Sindicato de Farmacia, se ganaba la vida haciendo corretajes de champú y artículos de perfumería, o vendiendo heladeras a crédito.

Amenazado por la Triple A, se exilió en Venezuela, pero no soportó el alejamiento y volvió, en 1976. Al día siguiente de su cumpleaños número 46, el 29 de diciembre de ese año, fue secuestrado y desaparecido.

Fue visto en el campo de concentración clandestino conocido como "El Vesubio", con serios rastros de tortura pero anímicamente entero.

En 2002, la Legislatura porteña denominó con su nombre el espacio verde ubicado entre Lacarra, Dellepiane, Eva Perón y autopista Perito Moreno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Por la reencarnación de sus sueños

Katy García (PRENSA RED)

Los 29 presos asesinados en la Unidad Penitenciaria Nº1 durante la dictadura, fueron recordados en un acto en las puertas de la prisión. Los ejes de la convocatoria fueron la continuidad histórica en las luchas y el reclamo de justicia. “La memoria y la justicia del ayer se hacen presentes en el compromiso y las luchas de hoy”, expresó Carolina Vaca Narvaja.

Durante la tarde del sábado, se llevó a cabo un homenaje a los 29 presos políticos que mientras permanecían en la Unidad Penitenciaria de barrio San Martín, unos fueron retirados del lugar y fusilados en la calle. Otros, asesinados dentro de la cárcel. La prensa de la época reportaba los hechos como “enfrentamientos”.

El encuentro fue organizado por la Comisión de Homenaje conformada por hijos, familiares, amigos y compañeros de las víctimas para mantener viva la memoria de los jóvenes militantes comprometidos con las causas del pueblo, y para reclamar el cese de la impunidad.

Pasadas las 19, y ante gran cantidad de asistentes comenzó el acto. Tras entonar el Himno Nacional, las organizaciones que participaron en la preparación del acto compartieron con los presentes la experiencia de lucha de cada sector. Entre unos y otros, las voces del coro “Contra coro al resto” dirigido por Manuel Nieva y “El Grillo invisible”, deleitaron con sus canciones.

“Ellos fueron sujetos políticos, aun en las peores condiciones. Para quienes no vivimos esa historia, pero crecimos bajo la sombra de sus consecuencias, son una referencia, algo para tomar en cuenta y para poner en diálogo con nuestro presente”, leyó Martín Mozé.

La presencia de integrantes de agrupaciones como el Movimiento Campesino de Córdoba (MCC), las organizaciones territoriales Aníbal Verón y la Tupac Amaru, que luchan por el acceso a la tierra y a una vivienda digna, encarnan la continuidad histórica y recrean a aquél “héroe colectivo” del que hablaba Oesterheld.

Del mismo modo, colectivos artísticos variados dejaron sus huellas en barrio San Martín. El grupo recreación Córdoba, dibujó una gran rayuela en la vereda con la consigna para “para jugar y jugarse”. En tanto, jóvenes que asisten a la casa escuela “Alegría ahora”, prepararon intervenciones con esténciles. El “Hombre Amarillo”, colectivo artístico independiente, integrado por personas privadas de su libertad, que cumplen condena en esta prisión, también estuvo a través de sus pinturas.

Hay quienes ignoran que entre marzo y octubre de 1976, los presos políticos que permanecían a disposición del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) o de la Justicia Federal, eran retirados en grupo y luego fusilados. Dos de los 29, fueron brutalmente asesinados frente a la mirada del resto. Los partes de prensa reportaban el hecho como muertos por “intentos de fuga” o en “enfrentamientos”. Toda la impunidad. “Fueron 29 crímenes premeditados y cometidos con alevosía”, recuerdan desde el escenario.

Herederos

“Como organización popular nos sentimos herederos de todas aquellas luchas que dieron nuestros compañeros. La sangre que los compañeros han dejado en esta tierra abona la lucha que hemos estado llevando nosotros en estos últimos tiempos”, dijo uno de los representantes de la Aníbal Verón. Otro, recordó que muchos de los que ahora son parte de esa agrupación fueron alumnos de Marta González –una de las víctimas- y recordaron la lucha por el agua y por condiciones dignas de vida en Villa el Libertador.

Hace tres meses que participan de una toma de tierras en los fondos de la Villa soportando las inclemencias de tiempo, en casillas precarias, sin servicios, poniendo el cuerpo para conseguir un pedazo de tierra para sus hijos. “Necesitamos una vida digna para todos”, expresó uno de los vecinos, conmovido. La comunidad Boliviana, de gran arraigo en la zona sur, se hizo presente con unas palabras en quechua.

La Tupac Amaru, es otra de las organizaciones que pese a ser demonizada a través de la descalificación y la mentira se mantiene firme en sus reclamos. Los agravios que sufre esta agrupación a nivel nacional repercuten en el barrio. “Mafiosos, patoteros o terroristas”, es lo que menos dicen de ellos.¿Será porque hemos convertido un basural en una plaza?, ensaya una respuesta uno de sus miembros. Y agrega: “las únicas armas que tenemos son los hornos de barro para hacer el pan nuestros chicos”.

Sobre el alambrado, que separa la prisión del ingreso, se instalaron las fotos ampliadas de los militantes asesinados. Debajo, una muestra de fotos actuales, registran la toma de tierras de las organizaciones. “A veces, en los barrios, es difícil enfrentar una política de fragmentación. Pero nos estamos organizando y esto es parte de una lucha histórica”, afirmó otro integrante de la Aníbal Verón.

Las organizaciones enfrentan problemáticas comunes. “Si hay hambre, nadie puede pensar y si falta la salud, tampoco”, coincidieron. También contaron que trabajan en la recuperación de la cultura del trabajo y reivindican su participación en apoyo a otras luchas que en definitiva buscan el bienestar y la justicia para todos y todas.

Las luchas urbanas se unen a las campesinas. Susana, desde Apenoc, reivindicó la pelea que vienen dando desde esa organización que a la vez se articula con otras entidades del continente y a través de la Vía Campesina con el mundo.

Un integrante de una comunidad indígena alerta sobre lo sucedido durante la dictadura y lo que se vive hoy. “Hay compañeros que por pensar distinto son encarcelados y perseguidos” y añadió que “queremos una vida sustentable y no este modelo de hambre y pobreza”.

Por su parte, Ramiro Fresneda, abogado del MCC, consideró que “actualmente se están vulnerando derechos a la vida y a la soberanía alimentaria”. Manifestó, en ese sentido, su preocupación porque “en esta Córdoba también hay un sector del Poder Judicial que termina siendo el brazo funcional que consolida un modelo de agricultura sin agricultores. Tenemos el fallo de Ramona Bustamante que le inundaron el rancho de soja transgénica, se lo tiraron y una justicia le dijo que no tiene derecho a la tierra. Estamos convencidos del derecho humano a la tierra. Nuestros compañeros, nuestros padres, hace 30 años han luchado para eso. Las dictaduras, precisamente, han implementado un plan de genocidio para consolidar una patria para pocos. Creemos que nuestros compañeros han dado la vida por esto, y estarán siempre en nuestros compañeros y en nuestras luchas”, finalizó.

El clima generado por los comentarios sobre la historia de los ex presos políticos glosado desde el escenario por Carolina y Martín fue elevando la temperatura emotiva de la concurrencia. Fue ahí que Marilena, de los pagos de Santiago del Estero, elevó la voz y la palabra Justicia se hizo coro y resonó por el barrio.

Mónica Lungo, una de las educadoras de Alegría Ahora, la escuela de afuera, narró con crudeza cómo viven los jóvenes cuya única opción es robar para después ingresar en una espiral de degradación. Uno de los objetivos sobre los que trabajan es “cambiar la cabeza de los chicos y poder pensar colectivamente”, afirma. “Le robamos horas a la muerte, a las drogas, y a las pérdidas que las hemos tenido y muchas. Nos llena de felicidad que seamos tantos y que hayan venido muchas organizaciones”, comentó. “Hemos descubierto que además de robar y vender drogas: son artistas”, ironizó. Los jóvenes de “El hombre amarillo”, crearon calendarios trabajados en xilografía.

La “penitenciaría”, un eslabón más del sistema

Caía el sol. El acto estaba llegando a su fin. Un documento político (ver relacionada) analiza y contextualiza lo ocurrido. De manera directa y sin vueltas acusa a otros sectores que participaron como cómplices durante la dictadura y en democracia.

Además, sienta posición sobre el próximo juicio que pondrá en el banquillo a los culpables de estos crímenes ocurridos hace más de 30 años. “Los crímenes de la Penitenciaría no pueden quedar impunes, porque la impunidad duele, pero, sobre todo, no deben quedar dudas de que la Penitenciaría era un eslabón más de un sistema de terror que convirtió a Córdoba en una de las más sombrías jurisdicciones del terrorismo de Estado. De ese terrorismo de Estado impuesto en el país con el consenso de Washington, la venia del poder económico y la complicidad de la Iglesia y la Justicia”.

En otro tramo del escrito inquiere: “¿Dónde está el poder económico que solventó el vaciamiento de la Córdoba revolucionaria, combativa y militante? ¿En qué banquillo se sentarán aquellos que se enriquecieron con la represión y el desmantelamiento de sindicatos, partidos políticos y organizaciones civiles? ¿Qué hará la jerarquía eclesiástica cuando se ventile en los estrados su complicidad y connivencia con Menéndez y “la sagrada familia” que terminó usufructuando en beneficio propio la Córdoba devastada que dejaron los militares?”.

Como aún no tiene fecha cierta de inicio, los familiares esperan que “no se produzca un domingo siete” y se retrase.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Provincia de Buenos Aires: El Estado es responsable por las muertes ocurridas en la comisaría de Lomas del Mirador

CELS

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) responsabiliza a los tres poderes de la provincia de Buenos Aires por las muertes ocurridas ayer en la comisaría Noroeste 2ª de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, en tanto no cumplieron con su obligación de velar por la vida e integridad de quienes se encuentran privados de su libertad.

Es por demás paradigmático que en esta comisaría haya funcionado durante la última dictadura un centro clandestino de detención (conocido como “Sheraton”), y que, según había denunciado el juez federal Daniel Rafecas hace algunos meses, se mantenían similares condiciones para los detenidos en la actualidad que las que padecieron los secuestrados durante el terrorismo de Estado.

Para el CELS, la muerte de al menos 4 detenidos y las graves lesiones sufridas por otros 14 y por 3 policías son consecuencias directas de la política impulsada por el Gobierno provincial, que motivó reformas legales regresivas e insiste en mantener a los detenidos por varios meses en comisarías. Esta política de encarcelamiento masivo implica un claro incumplimiento de lo que resolvió la Corte Suprema de Justicia de la Nación en su sentencia de 2005 en el caso por el habeas corpus colectivo interpuesto por el CELS, conocido como “Verbitsky”. En este fallo, la Corte declaró ilegal el alojamiento de personas en comisarías e instó a la provincia a tomar medidas alternativas, revisar el uso abusivo de la prisión preventiva y modificar la legislación que avala esa práctica. En respuesta a esa sentencia, en el año 2006, la legislatura provincial había adecuado la legislación procesal a los parámetros de la Constitución y durante la gestión de León Arslanian como ministro de Seguridad y Justicia bonaerense, la cantidad de presos en comisarías bajó más de un 50%, hasta llegar a 2782 personas a fines de 2007.

Por el contrario, el actual gobierno impulsó una reforma legal similar a la que había sido cuestionada por la Corte Suprema y, ante la pasividad y condescendencia de gran parte de la justicia provincial, volvió a aumentar el número de presos en comisarías, que ascendía a 4552 en noviembre de 2009. Esta política agravó las ya de por sí peligrosas condiciones de hacinamiento que caracterizaban a las comisarías bonaerenses y que las convirtieron en sitios no adecuados para controlar las situaciones propias de ámbitos de detención. Además, produjo una concentración de recursos policiales que en lugar de dedicarse a la prevención del delito deben destinarse a la custodia de los detenidos.

CELS: Centro de Estudios Legales y Sociales

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El primer juicio por la dictadura en Mendoza se iniciará el 11 de marzo

Maxi Quinteros (MDZOL)

Diez represores comparecerán ante la Justicia Federal por 17 causas. "Es una profunda alegría, porque Mendoza es el paraíso terrenal de los represores", sostuvo el abogado Pablo Salinas.

Estarán presentes, entre ellos, los tres interventores militares que gobernaron Mendoza: Tamer Yapur y Jorge S. Fernández.

Finalmente, y tras muchas dilaciones, la Justicia Federal puso una fecha clave en un mes significativo para la memoria: el 11 de marzo, a pocos días de conmemorarse un nuevo aniversario del golpe de estado de 1976, once represores serán subidos al banquillo para ser juzgados por 17 causas vinculados a delitos de lesa humanidad en nuestra provincia.

A partir de ese día, ex militares y policías que operaban en el D-2 -departamento de inteligencia policial- serán sometidos a juicio oral por el tribunal federal integrado por los jueces Héctor Cortéz, Antonio González Macías y Alejandro Piña, que decidieron acumular diversas causas en cuyos legajos aparecen nombres comunes.

Entre ellos se encuentra Mario Benjamín Menéndez, jefe del 3º cuerpo del Ejército con asiento en Córdoba pero con jurisdicción en Mendoza. Menéndez, que ya cuenta con una sentencia a perpetuidad, no estará en nuestra provincia para el juicio, puesto que debe comparecer en Tucumán por las mismas razones.

Sin embargo, otros 11 represores estarán presentes, entre ellos, uno de los tres interventores militares que gobernaron Mendoza, Tamer Yapur, al coronel Orlando Dopazo, jefe de inteligencia del D-2 y al general Mario Ramón Lépori.

También un torturador reconocido por presos políticos: Eduardo Smaha Borzuk, que operaba en el D-2, el palacio policial donde había un centro clandestino de detenciones, sindicado en el asesinato del poeta y militante montonero Francisco "Paco" Urondo, caso que será analizado en en un debate que, se estima, tendría una duración de 2 a 3 meses.

Además, los militares también deberán responder por las desapariciones de Inés Correa Llano, Aníbal Torres y la estudiante Lila De Marinis.

"El paraíso terrenal de los represores"

La resolución del Tribunal Nº 1 se da luego de varios retrasos en la Justicia Federal y críticas de los organismos de Derechos Humanos contra el juez Walter Bento por la lentitud en el avance de la investigación. A esto se suma los diversos recursos presentados por los defensores de los militares para sofrenar las causas.

El anuncio del primer juicio oral a represores -el segundo en Cuyo, ya que el primero fue en San Luis- también se da en el marco del pedido de juicio político contra la Cámara Federal de Apelaciones -integrada por Julio Petra, Alfredo López Cuitiño y, ahora jubilado, Carlos Pereyra González- que, en distintas circunstancias, permitió la liberación de un sinnúmero de miliares detenidos por violaciones a los derechos humanos.

"Siento una profunda alegría, porque Mendoza es considerada el paraíso terrenal de los represores", sostuvo el abogado Pablo Salinas, que patrocina a los organismos como querellante.

Salinas adelantó que pedirá cárcel común para los acusados y destacó que este primer juicio "tiene una importancia fundamental, porque tiene que ver con la memoria de lo que pasó y esperamos, además, que se pueda abrir el abanico ya que también hubo muchos civiles que colaboraron" con el proceso militar que, en nuestra provincia, produjo 200 desapariciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Andalgalá: por nuestro derecho

Oscar Taffetani (APE)

Rodolfo Villagra, luchador.
Añares sin vernos.

Los vecinos de Andalgalá, perla del Oeste catamarqueño, serranos de alma, diaguitas con todas las letras, han denunciado por estos días que el gobierno provincial, accediendo a un pedido de la empresa minera Billiton Argentina BV, estudia la explotación del yacimiento Piliciao 16, que involucra el área urbana de Andalgalá.

¿Y qué propone la Billiton? Sin más, indemnizar a los habitantes y trasladar la ciudad de Andalgalá a otro sitio. El oro todo lo puede. El oro todo lo compra. El oro todo destruye.

Andalgalá tiene siglos, en su memoria y en su historia. Pero además, Andalgalá -irrigada por el río homónimo- se convirtió en “perla” catamarqueña gracias a la agricultura, gracias a sus telares, gracias a sus pequeñas fábricas y talleres y a las manos sabias de sus artesanos.

¿Qué le ha dado la minería a cielo abierto, esa minería depredadora, a Andalgalá, en estos años? Sólo dependencia, sólo pérdida de la dignidad humana, sólo enfermedades para el cuerpo y el alma. Y también, daños al medio ambiente, al agua y a la tierra, heridas que va a costar mucho restañar. “Llevan doce años acá -dice Segio Martínez, de Vecinos Autoconvocados-, doce años estropeando el agua y el aire. Hay un enorme aumento de enfermedades de vías respiratorias y cáncer, y aparecen nuevos casos de leucemia...”

Ahora, utilizando ese manual que han escrito otras empresas depredadoras posadas en nuestro suelo (Bajo La Alumbrera, Barrick Gold, Botnia, etcétera), la Billiton anunciará que va a dar trabajo a muchos andalgaleños. Y que los sacará de sus tierras y los alejará de sus muertos (todo un tema: los cementerios), pero que a cambio les pagará un salario que les permitirá a algunos -sólo algunos- ir al súper o al shopping, cada fin de semana, a comprar lo imprescindible (alimentación, vestido, descanso) disfrazado de antojo o de capricho, completando un perfecto cuadro de alienación.

¡Fuerza, andalgaleños! No vendan su memoria. No vendan su ser ni su estar por un poco de oro y cuentas de vidrio. Ésa es una vieja historia, lo sabemos. Pero hay nuevas respuestas -Esquel, Gualeguaychú- y nuevas esperanzas.

Película con final feliz

En 1976, Jonathan Demme, director estadounidense que un cuarto de siglo más tarde sería conocido por realizaciones como Philadelphia y El silencio de los inocentes, concluyó el filme Fighting Mad (aquí conocido con el título “Por mi derecho”), en donde decidió dar el protagónico a Peter Fonda, un actor de raza, comprometido con la rebelión juvenil de los ’60 y ’70.

¿Cuál es el arguemnto de Fighting Mad? Muy simple: un hombre decide volver a su heredad (la tierra de sus mayores) para ocuparse de un ranch (cabaña) dedicado a la cría del mustang (potro salvaje).

Tom -así se llama ese personaje- llega a su pueblo en mal momento, ya que una empresa inmobiliaria ha decidido expropiar las granjas y cabañas y lotear los terrenos para otros emprendimientos. El problema es que Tom le dice que no a esa empresa inmobiliaria. Le dice “ésta es mi tierra, donde voy a criar mis caballos; no tengo intenciones de venderla”.

La empresa inmobiliaria, como es de suponer, utilizará matones para disuadir a Tom, llegando incluso al intento de asesinato. Y el desenlace de este nudo es la lucha solitaria de Tom, del loco luchador Tom Hunter, por su derecho.

Arco y flecha, explosivos, sabotajes, todo cabe en la estrategia salvaje de Tom para evitar que la inmobiliaria se salga con la suya. Finalmente, la empresa se retira. Finalmente, los granjeros y cabañeros agradecen a Tom por su lucha. Ése es el final feliz de la historia.

Contra la minería a cielo abierto

Las faldas del Aconquija, se sabe, son ricas en minerales preciosos y raros (de ésos que hoy emplean la industria informática y la electrónica). La propiedad de la tierras (como ha ocurrido en casi todo el territorio nacional argentino, desde el siglo XIX) ha ido pasando de mano en mano, de ilustres socios del poder y familias de abolengo a mercachifles, y de éstos, a empresas multinacionales. Pero el derecho, hacemos bien en recordarlo, no se pierde. El derecho de las familias originarias, las que habitan un solar, por generaciones, no se pierde. Los vecinos de Andalgalá tienen derecho a preservar su suelo, sus casas, su cementerio, su río, sus telares, su forma de ver el mundo. ¿Qué se puede oponer a ese derecho? ¿Acaso el oro?

¡Andalgalá está lleno de oro, como estuvieron siempre llenos de oro los dominios del Inca, desde tiempos precolombinos! Pero el oro -para el Inca, para los diaguitas, para los calchaquíes de ayer y de hoy- era sólo un metal, un regalo de la naturaleza que dio brillo y perdurabilidad al rito. Nunca una moneda de cambio. Nunca una razón para decidir sobre la vida de las personas.

Andalgalá no se vende, señores de la Billiton. Andalgalá no tiene precio.

Las viejas guardan el secreto del mejor dulce de membrillo. Los viejos saben cómo destilar el mejor aguardiente. Andalgalá nos va a tejer un poncho, el mejor poncho catamarqueño, para abrigar a todos los hijos de este suelo.

Señores de la BHP-Billiton y de la Billiton BV, por favor, hagan traducir este mensaje: la lucha de los vecinos de Andalgalá es la lucha por su inalienable e irrenunciable derecho. La lucha de los vecinos de Andalgalá es la lucha por nuestro propio derecho. Y apenas ha comenzado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Catamarca: Lucha en Andalgalá. La resistencia contra Agua Rica se mantiene firme y amenazan extender el corte hasta las fiestas

Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE)

El bloqueo contra los vehículos que se trasladan hacia la zona donde se quiere levantar la explotación de Agua Rica cumplió ayer su segundo día de resistencia. Se presume que a medida de fuerza se mantendrá por tiempo indeterminado, incluso hasta las fiestas de fin de año. Afirman que cada vez más vecinos de Andalgalá se suman a la iniciativa popular. Bloquearían un camino alternativo que también conduce hacia el sitio que Agua Rica intenta explotar.

Vecinos de Andalgalá cumplieron ayer su segundo día de protesta en contra del faraónico proyecto minero de Agua Rica. La medida de fuerza consiste en una asamblea permanente al costado de un camino que conduce, unos 15 kilómetros más adelante, hasta el sitio donde se realizará la explotación minera, en la localidad de El Potrero.

Allí, un centenar de autoconvocados permanecen desde el lunes en alerta ante el posible intento de paso de vehículos que transporten insumos o combustible hacia la zona del campamento minero, en pleno Nevados del Aconquija.

Los asambleístas catamarqueños, que denuncian hace años las consecuencias ambientales causadas por la explotación de Minera Alumbrera, temen que su ya delicada situación se agrave aún más con Agua Rica, emprendimiento hasta cuatro veces más grande que la explotación anteriormente citada.

“Cada vez más vecinos se acercan hasta aquí para apoyar nuestra lucha en defensa de la vida y los recursos naturales. Organizaciones sociales de todo el país nos brindaron su apoyo incondicional en esta lucha. Sólo el gobierno y los medios locales, comprados por la minera, intentan ocultar nuestras denuncias”, sostuvo el vecino Sergio Martínez.

Según explicaron los asambleístas, la medida de fuerza se mantendría por tiempo indeterminado, incluso hasta las fiestas de fin de año.

Martínez enfatizó que este megaproyecto minero no tan sólo generará un impacto de enorme daño para la región sino que, además, viola una serie de normas vigentes. “Entre ellas, la propia Constitución de Andalgalá que declara a los Nevados del Aconquija (donde se halla Agua Rica) como santuario de la naturaleza”, afirmó.

En tanto, se especula que, gracias al incremento de vecinos que se suman a la protesta, se podría desdoblar el bloqueo contra Agua Rica hacia otro camino que también conduce hacia el futuro sitio de la explotación minera, ubicado en la localidad de Choya, cercana a El Protrero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: ¿Y el Estímulo para los trabajadores?

PRENSA RED

La entrega de los premios “Estímulo” realizado hoy por La Voz del Interior son una clara muestra de ostentación de poder frente a la sociedad y un atropello al derecho de los trabajadores que reclaman por salarios dignos.

Como todos los años, La Voz del Interior distinguió al deportista cordobés del año y entregó los premios Estímulo a 29 promesas del deporte de la Provincia de Córdoba. Como siempre también, la empresa perteneciente al Grupo Clarín hizo ostentación de su exacerbado narcisisimo, con transmisión televisiva y radial del evento en directo.

No está mal que en este caso La Voz premie a los deportistas porque es un reconocimiento y Estímulo para que sigan progresando, pero es inadmisible que esta ominosa y perversa patronal denigre a sus trabajadores con sueldos miserables y maneje la paritaria a su antojo con el remanido argumento de que los “números no cierran”.

Los números no cierran para darle aumento a sus trabajadores y mejorar sus condiciones laborales, pero sí para organizar una fastuosa fiesta en el Holiday Inn o rediseñar el diario en su versión papel o web.

Para eso, el diario insignia del Grupo Clarín en Córdoba no trepida en pagar sumas fabulosas, mientras sus trabajadores padecen el sometimiento de una patronal siempre dispuesta a la amenaza para impedir que reclamen por sus derechos, como pasa en Canal 12, otra factoría periodística del monopolio de doña Ernestina de Noble.

Para los trabajadores de La Voz, salvo algunas excepciones, no hay Estímulo que valga, a no ser el dudoso privilegio de “pertenecer” y de tener “puesta la camiseta” de una empresa periodística “creíble y seria”.

La tristemente célebre frase de “que no te paguen con fama” es aplicable perfectamente en este contexto porque sigue teniendo una descarnada vigencia y la aplican sin anestesia, no solo el Grupo Clarín (La Voz del Interior, Día a Día, Radio Mitre y Canal12), sino también Cadena 3, con sus casi veinte repetidoras en todos el país, Teleocho del Grupo Telefónica y el Grupo Vila-Manzano, con La Mañana y LV2.

Así los trabajadores solo tienen el premio Estímulo de luchar contra patronales perversas y manipuladoras de sus necesidades laborales, y por lo tanto no queda otro camino que el de la confrontación para evitar que sigan haciendo de las suyas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...