jueves, 17 de diciembre de 2009

El polvo de los mitos: Revolución y contra-revolución en los capitalismos de la miseria (Parte II)

Paulo Alves de Lima Filho (IBEC, especial para ARGENPRESS.info)

1. Revolución y contra-revolución en América Latina

La contra-revolución capitalista reciente, de los siglos XX y XXI, es movida antes de todo por el imperialismo norte-americano y sus fuerzas mundiales aliadas contra los procesos de las emancipaciones socio-económicas y políticas de la mayoría de los países latino-americanos (así como de Europa Oriental, Asia y África) a partir de los años treinta, evolucionará distintamente en varios grupos de países.

De modo aproximado, a pesar de sus diferencias específicas, observamos una continuidad de la subalternidad impuesta por los dictámenes del capital financiero mundialmente dominante, o sea, de la continuidad de la reversión dependiente alcanzada por la contra-revolución, en países tales como Argentina, Brasil, Chile y Colombia – aquellos, en el Cono Sur, donde mas avanzó la industrialización-, y la ruptura de la subalternidad o de los lazos de dependencia a la dinámica de la mundialización financiera, tal como ocurrió en Cuba y hoy ocurre en Bolivia, en Ecuador y Venezuela, países donde la industrialización alcanzó niveles inferiores a los del primer grupo. Las continuidades conformarán capitalismos monopolistas subordinados al capital financiero, mientras que las rupturas se abrirán a dinámicas de expansión de sociedades anti-capitalistas. La actual evolución asimétrica de esos países (en otros momentos los procesos de ruptura fueron liquidados, tal como ocurrió en el siglo XX en Bolivia, Chile, Brasil, Argentina, etc.), nos instiga a vislumbrar sus razones y trayectorias posibles de modo a ajustar la actual etapa de la evolución histórica latino-americana.

a) Continuidad y ruptura: el papel de la burguesía industrial y de la pequeña burguesía

Las burguesías de la industrialización, nacidas por las revoluciones políticas en la crisis de los años treinta, al lado de las derivaciones de las viejas burguesías coloniales participaron activamente de los varios procesos nacionales de la contra-revolución capitalista. Abrazaron la causa de la desviación pro-imperialista de sus industrializaciones, o sea, de la liquidación sistemática de sus dimensiones emancipadoras en todos los planos de la reproducción social: económico, social, político, cultural, científico-tecnológico, etc. Es innecesario decir que en mayor o menor medida, tal reversión histórica se expresaría a través de una nueva forma ideológica, de matriz neocolonial, bebida de varias fuentes, algunas de las cuales nativas.

La pequeña burguesía, vanguardia de la industrialización, y su carro jefe ideológico en ese proceso, el cepalismo (más sus otras vertientes nacionales; en el caso de Brasil, la emancipación económica se torna política partidaria luego después del fin de la Guerra de Paraguay), cuyo intento era la conquista de autodeterminación económica nacional solidaria (sin ser sumisa) al imperialismo y (se creía) consentida por éste, es derrotada y el poder pasa, a lo largo de los años sesenta, a los bloques político-económicos vinculados a la liquidación de esas premisas, inclusive al núcleo pequeño-burgués golpista (en el caso de Brasil, sectores del Ejército a la derecha del bloque de Getulio Vargas).

Al retomar el poder, después del largo ciclo de las dictaduras civil-militares, los partidos pequeño-burgueses adhieren a la orden subalterna engendradas por aquellas dictaduras aliadas a los viejos y desacreditados partidos golpistas o sus derivados pos-dictaduras. Sus partidos pasarán a ser los avales del nuevo orden democrático, generalmente restrictos a la reproducción de la subalternidad, o sea, a un orden económico, político y social adecuado a ese objetivo, o sea, a la dinámica imperial del capital financiero. El abrazo explícito del nuevo orden neoliberal no fue más que el resultado natural de ese proceso.

Ello conducirá a Argentina al polvo de la miseria proletaria expandida, a la desindustrialización ampliada y a la liquidación del brazo capitalista estatal pasible de caer nuevamente en manos autonomistas. Ese fue y permanece siendo el panorama general de la fase neoliberal del capitalismo de la miseria en todas partes. La que fue una vez potencia social y económica injustamente pensada como europea, o casi eso, se vio obligada a morder el suelo de la miseria universal de las ex-colonias ibéricas.

Otras miserias se acrecentarán a la ancestral miseria de los demás capitalismos latino-americanos. En grados tan variados que suscitarán nuevas rupturas políticas en la que fue hasta ese momento unánime nueva orden subalterna al capital financiero. Las estables dictaduras democráticas de las burguesías que pasaron a prosperar por todo lugar pasaron a ser seriamente contestadas por los estratos sociales afuera de la nueva orden, de Argentina a Venezuela. Las dosis de represión necesarias a la estabilidad política - o sea, al mantenimiento en el poder de las fuerzas pro-imperialistas-, evidenciaron la dificultad de la gobernabilidad neoliberal. Desde los lejanos años ochenta y de ahí en adelante, el tema de la gobernabilidad será cantada a muchas voces en todo el continente, reflejando las inestables condiciones de reproducción política del orden mundial del capital financiero.

En esa nueva fase, otros estratos pequeño-burgueses tomarán la vanguardia del proceso de construcción de la orden subalterna. El centro dinámico se dislocará, de los años 60 hasta nuestros días, del ejército a las universidades, o mejor, al complejo educacional y científico-tecnológico estatal-empresarial. Es la forma histórica de su funcionalidad específica. En nuestra particularidad miserable, ésta debe ser vista dentro del complejo del capital, donde ella cumple funciones estratégicas.

La pequeña burguesía necesita de ese complejo para participar del poder, rellenar los cuadros políticos y técnicos en el estado, y así adaptarse a las necesidades (demandas) del capital, para ser allí su gestor competente y flexible, adaptado a cumplir órdenes así como a atender la demanda por conocimiento sobre y para las mercancías, para la acumulación exigida por los complejos más poderosos del capital monopolista: mejorar las razas bovina y humana, de la naranja y sus plagas, del café, como de la caña de azúcar, del cacao, etc.

El complejo educacional-científico y tecnológico pasa a ser simple reproductor y no más creador de nuevo saber y, mucho menos, de nuevos movimientos revolucionarios. Volvimos de ese modo al estadio pre-universidad, cuando bastaban las facultades los complejos de la economía colonial: derecho, farmacia, medicina, ingeniería, minas - las más antiguas y funcionales. Cuando la burguesía colonial perdió el poder en 1930 (para Brasil) (2), la revolución inventó la universidad (aquí tenemos la obra decisiva y nada estudiada de Josué de Castro), lo que en la época fue seguido por las clases derrotadas. Invención esa que consistió, en decisiva medida, en la adición de una cabeza dirigente, ilustrada, al aglomerado de facultades tecnológicas, destinada a ser formadora de la nueva elite política, las facultades de filosofía, ciencias y letras. La experiencia de la USP fracasó (como demostró Florestan Fernandes), así como la de la Universidad de Brasil o la nueva universidad de Darcy Ribeiro, sea en Brasilia o en el norte fluminense (que no están a la altura de los objetivos del maestro fundador).

La real nueva universidad, cuando la pequeña burguesía abandona su ciclo transformador y adhiere al capitalismo monopolista subordinado solo podrá ser aquella de la revolución democrática y popular anticapitalista y encaminada desde ya al socialismo y a la sociedad sin mercancías, sin capital, sin clases - o sea, el comunismo. No hay más como salvarla de si propia. Ella deberá desaparecer como momento importante de la miseria de este capitalismo.

La pequeña burguesía varguista y después janguista (de João Goulart) (3) fue expulsada del control estratégico de las instancias estatales y de las riquezas nacionales (a pesar de que no completamente) que garantizarían la soberanía del estado. Las privatizaciones complementaron el golpe de 1964, dándole un nítido sentido neoliberal, postergado hasta entonces debido a la hegemonía inicial del poder por la burguesía industrial paulista y por el control militar (pequeño-burgués) de los núcleos estratégicos del estado - productor de riquezas y sectores estratégicos (energía, telecomunicaciones, complejo bélico, algunos sectores de la C&T) y órganos de planificación.

El complejo industrial-militar, a su turno, proyectó los militares al corazón de la gran burguesía. Estos se transformaron en empresarios mayores y globales con esto sobro de la industria bélica Embraer (Empresa Brasileira de Aeronáutica). Pero la función capitalista de orientar rumbos propios al estado, a pesar de complementares a los del capital financiero, fue destrozada con las privatizaciones y demás pérdidas planeadas del control del estado realizadas por parte de ese capital no-liberal remaneciente.

Esas transformaciones destrozaron la revolución política de 1930 y sus reverberaciones emancipadoras (como sabemos, ambiguas y timoratas), realizando una verdadera contra-revolución, o mejor, completándola, pues fue iniciada en 1964. Ya en el 64 tenemos la gran y definitiva derrota de las mayorías pequeño burguesas (más sus aliados subalternos) y su estrategia de conducción del proyecto de soberanía nacional, que dio en lo que dio.

En la transición pactada pos 1984 solo tuvimos otros actos de derrota, que el socialismo pequeño-burgués no consigue ver, reiterando el viejo e imposible sueño de salvación capitalista del capitalismo de la miseria. Si nada hacernos, ellos proseguirán con esa pantomima por más de un siglo.

Ver también:

Notas:
2) Nota del traductor.
3) Id.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela necesita una revolución de verdad (Parte II)

MOVIMIENTO GUEVARISTA REVOLUCIONARIO (especial para ARGENPRESS.info)

Venezuela: Reformismo o Revolución.

Aclarado estos puntos, podemos comprender mucho mejor el panorama político latinoamericano y muy especialmente lo que acontece en Venezuela.

La emergencia en Venezuela del fenómeno bolivariano, se fundamenta en la existencia objetiva de condiciones revolucionarias para avanzar hacia el socialismo. La incapacidad manifiesta de las clases dominantes de mantener contenido el avance del movimiento de masas y muy especialmente de la clase obrera, y el creciente hastío de los sectores explotados por su pobreza paupérrima, condujeron la situación hacia una creciente ingobernabilidad que hacia objetivo el estallido social en cualquier momento. Pero esta situación contrastaba con la extrema debilidad de las organizaciones que se reclamaban revolucionarias y que sin embargo, marchaban a la cola del movimiento de masas y no contaban con un programa coherente desde el punto de vista revolucionario.

No fue difícil por tanto la emergencia de proyectos lúcidos en cuanto al diagnóstico de la situación, pero que no expresaban los intereses de la clase trabajadora. Los explotados sin una conducción revolucionaria consecuente y desarrollada, fueron presa fácil para quienes habían madurado un proyecto, que si bien contemplaba un conjunto de reformas al capitalismo rentístico y a su sistema político, no ponía en riesgo la existencia del mismo mediante una revolución socialista.

De allí se desprende en forma clara, que nunca se buscó en forma efectiva terminar con el capitalismo y con el estado que lo sostenía, sino reformarlo para hacerlo más eficaz en su misión de favorecer al capital en detrimento de la fuerza trabajo. Es allí donde se encuentra

la importancia teórica estratégica de hacer ver la revolución como proceso y no como acto revolucionario. Para arraigarse en los sectores populares, al nuevo proyecto le fue preciso desatar en algunos casos los nudos de las contradicciones sociales y asumir en el discurso, gran parte de las reivindicaciones históricas de la izquierda reformista. El discurso antiimperialista, calzaba a la perfección con la idea del desarrollo de una burguesía “patriótica y nacional” (o sea el capitalismo bueno en contraposición al imperialismo, el capitalismo malo). Este había sido parte del discurso histórico de una izquierda reformista ya asimilada por el sistema al impulsar en sus programas y discursos, la tan mentada “liberación nacional”.

El ataque al sistema político bipartidista, reemplazó el ataque que debía recibir el capital y las energías sociales desatadas se orientaron en esa dirección con bastante éxito. Las masas cansadas de más de cuatro décadas de bipartidismo, corrupción generalizada, miseria a pesar del ingreso petrolero, y falta de expectativas, vieron una posibilidad de resolver su situación cambiando a los administradores de un sistema que les negaba no solo la dignidad, sino esencialmente su derecho a la vida.

El cambio constitucional promovido y aprobado en gran medida, hacia posible la incorporación al Gobierno y a la administración del Estado, de vastos sectores marginados de la toma de decisiones que se encontraban fundamentalmente dentro de la pequeña burguesía y que ahora se transformarían en clase dirigente. Este cambio constitucional, aseguraba la continuidad del capitalismo y de su régimen de propiedad privada sobre los medios de producción fundamentales, y adecuaba al Estado para la nueva correlación de fuerzas interburguesas.

¿Nueva burguesía o pequeña burguesía que se transforma en burguesa?

La puesta en práctica del nuevo proyecto, significó la consolidación de un grupo heterogéneo en cuanto a su extracción social inicial, pero que con el tiempo, se depuraría mediante la propia dinámica de acumulación que se iba produciendo en el seno de este grupo. Quienes en un momento no eran más que burocracia administrativa, de pronto se vieron en la posibilidad de acumular riqueza en muy corto tiempo, y por lo tanto entrar a formar parte formal de la burguesía dominante.

La consolidación de esta fracción pequeño-burguesa, significaba y significó, el desplazamiento de sectores burgueses de algunos campos de poder y su reemplazo por el nuevo grupo en esas posiciones. Todo esto implicaba una lucha sin cuartel interburguesa que en último momento, tendrían que resolver las masas explotadas con su inclinación por cualquiera de los dos bandos. De allí que era vital para el nuevo grupo, desatar las máximas energías en las masas populares que le asegurarán la inclinación de la balanza a su favor reclamando una revolución que nunca llegaría. Las energías de las masas fueron tensionadas y fueron conducidas hacia propinar sucesivas derrotas a la vieja clase gobernante venezolana, primero en el campo electoral y también en la movilización y la lucha de calle después.

Toda esta movilización no estuvo orientada por una dirección revolucionaria, y solo se empleó para negociar de una forma ventajosa con la oposición de la derecha, y finalmente para asegurar la permanencia en el poder del nuevo grupo emergente que se reclamaba revolucionario.

El Estado capitalista fue empleado una vez más para traspasar la renta obtenida con la venta de petróleo hacia la burguesía, pero ahora los actores habían cambiado. En los últimos días los sectores populares se han enterado quizás por primera vez, de quien efectivamente hace los grandes negocios con el Estado capitalista. Mientras se mantiene un discurso que reivindica el socialismo, el gobierno usando al Estado, entrega grandes recursos a capitalistas, que hasta hace pocos años, solo eran en el mejor de los casos, oficiales de rango menor o simples empleados oscuros dentro de la burocracia estatal.

Casi todas las grandes construcciones de puentes, carreteras, módulos de salud, edificios, transporte, compra de vehículos, insumos médicos, carteras de crédito, dólares preferenciales, importaciones masivas, y muchos otros ítems que el Estado necesita, fueron entregados bajo la figura de licitaciones o compras directas a los nuevos burgueses bolivarianos. El medio de acumulación inicial preferido en este caso, fueron las fuertes comisiones recibidas por contratar con el Estado bajo la figura del “diezmo”, toda una institución en Venezuela que se ha visto fortalecida en estos años.

El desarrollo de iniciativas tan importantes como Barrio Adentro Mercal, Pdval y otras misiones, sirvieron como vehículo de traspaso de la renta petrolera obtenida por el estado hacia estos sectores que forman parte del bloque en el poder. El descaro con que se enfrenta esta situación, casi no tiene límites, y hoy nos encontramos que un oficial de rango menor dentro de la fuerza armada, es hoy un flamante dueño de banco, mientras su hermano es ministro y miembro del directorio de variadas empresas e instituciones. Esta situación tarde o temprano tenía que estallar, ya que se hace del todo imposible seguirla ocultando.

La oscilación inicial dentro del bloque gobernante sobre que tipo de proyecto desarrollar, fue rápidamente solucionada en favor de la burguesía, ya que de esta manera, se trabajaba para si mismo. No es casual que el gobierno en todos estos años favoreciera tanto a la banca y que se esforzara hasta lo indecible para elevar su tasa de ganancia.

La opción preferencial por la burguesía, se empezó a expresar en forma más evidente a partir del año 2006, año que coincide con una baja en la lucha de masas después de propinar sucesivas derrotas a la derecha fascista. Es también el año para tratar de consolidar al grupo en el poder por medio de un nuevo partido político que trascendiera lo meramente electoral. Era el año del nacimiento del PSUV.

En lo económico, se trabó lo que en boca del presidente se llamó “la alianza estratégica con la burguesía”, por medio de acuerdos sobre tierras que pertenecían al estado y fueron pagadas a los capitalistas, la compra de empresas quebradas, el otorgamiento de créditos blandos, dólares preferenciales y facilidades de todo tipo a la banca privada.

Al hacerse publica la crisis sistémica del capital, se opto por el reimpulso productivo, que no es otra cosa que una serie de medidas que favorecieron a la burguesía en detrimento de los trabajadores. Las medidas que le siguieron fueron en la misma dirección con un aumento del IVA del 33%, una rebaja real del salario, aumento del endeudamiento interno en favor de la banca privada y otra serie de medidas como la liberación de precios de algunos productos básicos que vinieron nuevamente a golpear a la fuerza de trabajo.

La apertura de la franja del Orinoco hacia la inversión y propiedad de capitales extranjeros, como en el caso de la empresa rusa mediante la figura de empresa mixta, que en realidad es propiedad de Chevron, la compra de chatarra industrial en desuso a Irán, y los convenios de inversión con China, no solo buscan favorecerlos capitales internacionales lo que ya es contrario al discurso público, sino que han representado excelente negocios y ganancias para este bloque burgués en el poder y han consolidado sus posiciones como grandes empresarios. Por lo tanto su defensa más cerrada del régimen de propiedad privada capitalista y de castigo hacia la clase trabajadora, era solo cuestión de tiempo.

La capacidad de maniobra del gobierno en relación a los temas sociales y de inversión en esta área, esta en directa relación con su ingreso de renta petrolera, a pesar que el mismo banco central reconoce que la repartición de esta renta, favorece ampliamente a la burguesía en detrimento de la clase trabajadora. Al agudizarse la crisis del capital, esta capacidad de maniobra disminuye y los efectos de la crisis del capital se empiezan a sentir en forma clara en amplios sectores, principalmente de trabajadores. La mal llamada crisis financiera, de reciente data con la intervención de siete bancos, no es otra cosa que la expresión pública de una crisis política de magnitudes enormes que se busca mantener debajo de la mesa. Las contradicciones de intereses al interior de los grupos en el poder, viene tomando cada vez un carácter más público, y a medida que pase el tiempo, se expresará en toda su dimensión con consecuencias más o menos previsibles.

Ver también:

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Parlamentarismo corrompido en Perú

Luis Arce Borja (especial para ARGENPRESS.info)

Si no son los militares los que roban y hacen añicos los bienes del Estado, son los civiles. La derecha y la izquierda compiten en hechos de corrupción. Si no es el APRA, es la izquierda y todos los partidos políticos se involucran en hechos que se ubican fuera de la ley.

Por ejemplo, hace algunos días, Alan García el presidente del Perú, ha cobrado ilegalmente 950,167.536 dólares (2’750,735.00 soles), por concepto de sueldos atrasados, chofer, guardaespaldas, secretaria y otras gollerías que no pudo cobrar mientras estaba prófugo y enjuiciado por robos, corrupción y crímenes de guerra. Si el presidente se lleva ilegalmente casi un millón de dólares, una lista de 315 ex parlamentarios (de izquierda y derecha), en los cuales hay muchos que han estado en prisión o desaforados del parlamento, cobran casi clandestinamente miles de dólares cada mes como sueldo y “bonificación adicional”. En esta lista de ex parlamentarios, aparecen prontuariados como Agustín Mantilla, Rómulo León Alegría, y una retahíla de personajes de “izquierda”, como Gustavo Espinoza Montesinos, Carlos Tapia, Edmundo Murrugarra, Enrique Bernales, Emeterio Tacuri, Cesar Barrera Bazán, Gloria Helfer, y otras reliquias del “socialismo” peruano.

La corrupción y degradación moral del Perú envuelve todo el tejido político del país. Hace mucho tiempo que los peruanos, junto con el hambre y la miseria, tienen que soportar los escándalos provocados por las clases políticas. Fujimori en el banquillo no significa nada, mientras el actual gobierno dirigido por el aprista Alan García, es tan corrompido como el anterior. La ruina del Perú, no solo es económica y social, es sobre todo moral y ética. Sus políticos, tanto de la derecha así como la izquierda, actúan como vándalos y su solo objetivo es meterle diente a la torta del Estado. Esta degradación política es ininterrumpida y en forma creciente. Se presenta en forma de espiral, y cada gobierno recoge lo peor del anterior, cuyo resultado es la profundización de la crisis y la decadencia del sistema.

Los regimenes civiles o militares impusieron sus formas de gobierno en base a la corrupción, la represión, la estafa y el chantaje. Esta practica política, ha transfigurado el carácter nacional del país, haciendo del Perú, una nación caricaturesca con presidentes delincuentes, parlamentarios de los bajos fondos, jueces corrompidos, y políticos que son una verdadera lacra para la sociedad. Lo más grave de este fenómeno de descomposición política, es su impacto en toda la actividad humana del Perú, cuyo resultado es la decadencia moral ética y política en todas las instancias del poder.

El parlamento peruano, es una de las instituciones más desprestigiadas del Perú. Sus integrantes de izquierda o de derecha son personajes que se subsisten en las sombras del poder, y medran en leyes nefastas y en constituciones redactas para legalizar el robo, el crimen y la conducta mafiosa de políticos, jueces, curas y militares. Recientemente una revista peruana (Perú 21.PE 2 noviembre 2009) publicó un articulo titulado “La Radiografía de un Congreso”, y anotó que de los 120 miembros que componen el congreso, 60 han estado involucrados en algún hecho delincuencial y escandaloso. Estos “padres de la patria”, como les gusta autocalificarse, han estado incursos en hechos de corrupción, mal usos de recursos del estado, apropiación (robo) de terrenos, trafico de sueldos a sus trabajadores, y la contratación de “empleados” fantasmas. Muchos de ellos han sido acusados de violación sexual, chantaje familiar, hijos no recocidos, y vinculación a bandas del narcotráfico internacional. Señala esta revista que en la actualidad solo el 12% de la población aprueba la actividad del Congreso, y que ningún partido político, llámese, APRA, Partido Nacionalista (Ollanta Humala), Acción Popular, y otros que infectan el congreso escapan al desprestigio y a la corrupción de sus representantes.

Congresistas y sueldos de la vergüenza

El escándalos mas reciente de este Congreso se refiere a una lista de 315 ex congresistas que ilegalmente se “jubilaron” casi clandestinamente como parlamentarios con sueldos que sobrepasan los 7,000 soles mensuales que en dólares resultan 2,417.96 americanos. Para tener una idea de la magnitud de este delito, es bueno saber que los trabajadores jubilados del Perú con 20 o 30 años de servicio reciben sueldos miserables, que van desde 27 hasta 200 soles al mes. La fechoría de estos parlamentarios, no solo resulta una infamia contra los jubilados que viven abandonados por el Estado, y que mucha veces no se les paga, sino contra toda la población peruana que se ve estafada una vez mas al tener que financiar la vejez de individuos que desde el hemiciclo parlamentario han servido como mercenarios, sátrapas y cómplices de los regimenes mas corruptos del Perú. Qué dirán los trabajadores del Perú que tienen que sobrevivir con un salario mínimo de 550 soles que significan 192 dólares mientras que los envejecidos “padres de la patria”, se llevan entre 2000 y 3000 dólares mensuales clandestinamente

La lista de estos ex parlamentarios es extensa, y hay individuos de la derecha y de la izquierda legal. Este pago fue instituido casi en secreto el año 2001, y sus inventores fueron Carlos Ferrero Costa y Henry Pease. El primero de los nombrados es un abogado que hizo parte de la mafia que dirigió Alberto Fujimori desde 1990 hasta el 2000. Durante todo el fujimorismo Ferrero fue miembro de “Cambio 90”, el partido de Fujimori. En el año 2000 cuando el régimen Fujimorista se vino abajo, Ferrero cambio de bando y se afilió al partido de Alejandro Toledo (Perú Posible). Toledo ganó las elecciones presidenciales (2001-2006), y Ferrero aprovecho la esencia corrupta del toledismo para seguir medrando del poder.

Henry Pease, el segundo de los nombrados, ha sido uno de los líderes y candidato presidencial de la Izquierda Unida (IU). Pease, después que se liquido IU, se convirtió en militante de Unión por el Perú, el partido de Javier Pérez de Cuellar, y posteriormente se subió al carro electoral Alejandro Toledo. Pease es también el fundador de DESCO, una importante ONG peruana que vive del financiamiento que le otorgan instituciones cristianas de los países ricos. Así fue, que con el apoyo de Alejandro Toledo, del fujimorismo y de la izquierda legal quedó instituido el ilegal pago para los 315 parlamentarios, muchos de ellos solo habían ejercito 5 años de congresistas, pero sin embargo se “jubilaron” como si hubieran pasado 20 o 30 años como parlamentarios.

Algunos de los afortunados de la “jubilación parlamentaria”

Uno de los beneficiarios de estos pagos ilegales es el aprista Agustín Mantilla, el mismo que en 1986 dirigió la matanza de prisioneros de guerra en la isla El Frontón, y el mismo que dirigía el grupo paramilitar “Rodrigo Franco”, responsable de una centena de secuestros, torturas y asesinatos clandestinos. Mantilla fue ministro del interior durante el primer gobierno de Alan García (1985-1990), y durante el fujimorismo se descubrió que recibía miles de dólares del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).

Otro de los premiados es Gustavo Espinoza Montesinos, un personaje que desde el 1966 fue dirigente del Partido Comunista del Perú pro soviético. Espinoza, fue también secretario general de la Confederación General del Perú (CGTP), y durante los años 1968 y 1975 se volvió un incondicional de la dictadura militar de Velasco Alvarado. Espinoza, fue uno de los activistas de la “izquierda” peruana que en 1985 hizo un llamado para que la población votara a favor de la candidatura presidencial de Alan García Pérez. Lo mismo hizo en 1990, cuando la “izquierda”, sostuvo la campaña electoral de Alberto Fujimori. Apoyó también al gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), y actualmente desde su jugosa “jubilación parlamentaria” se ha declarado partidario de Ollanta Humala, un militar de la época de Fujimori acusado de crímenes y torturas durante la guerra interna en Perú. Gustavo Espinoza, que actualmente publica en Internet la revista “Nuestra bandera” recibía cada mes nada menos que 7,448.77 soles (2,595.39 dólares) que comparados con los salarios miserables de los trabajadores peruanos (192 dólares al mes) resulta una fortuna.

La lista es extensa, y en ella esta también Renán Raffo Muñoz, actual dirigente de lo que queda del Partido Comunista del Perú (pro soviético). Este “marxista-leninista” recibe 7,449.14 soles, suma que es robada de los obreros y demás trabajadores jubilados. En la lista no podían faltar algunos de los militantes de “Patria Roja” como por ejemplo, Cesar Barrera Bazán antiguo dirigente del Sutep (Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú) quien aparece con un sueldo mensual de 7,032 soles, suma fabulosa en comparación a los sueldos de los profesores del Perú que apenas llegan a los 1,300 soles. Otro de los “parlamentarios jubilados” es Carlos Tapia, ex militante de la izquierda legal, y actual vocero oficial del partido de Ollanta Humala. Esta también Gloria Helfer, militante cristiana de la Izquierda legal y ex ministra de educación de Fujimori. Otros de los personajes que se anotan en esta lista de la vergüenza son Genaro Ledesma y Edmundo Murrugarra, dos “defensores de los trabajadores”, ambos de las filas de la izquierda legal.

Si toma en cuanta la trayectoria histórica del parlamentarismo peruano, su resultado es cero, y sumamente costoso para un país como el Perú donde mas del 50% de la población vive sin salario fijo y en la pobreza extrema. Cada parlamentario, cuesta anualmente a la nación cerca de un millón de dólares (949,477.39 USD o 2’ 725,000.00 soles). Esta institución es producto de un sistema electoral corrompido y es la que acumula el más grande desprestigio de la nación. Sus representantes, son simples mercenarios del poder central, cuya labor sirve solamente para encubrir el crimen y el robo del gobierno de turno. El Perú, tiene el sistema electoral más corrupto de America Latina. Cualquier delincuente, narcotraficante, criminal, y estafador, tiene el campo libre para pretender sentarse en el sillón presidencial o en un puesto parlamentario.

Foto: Perú - Alan García, presidente de la República.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Costa Rica: ¿Habrá un mañana?

Luis Paulino Vargas Solís (especial para ARGENPRESS.info)

Las últimas semanas han visto proliferar, aquí y allá, manifestaciones de un proceso de decadencia social que encuentra en el actual torneo electoral una culminación momentánea. Es, principalmente, una evolución regresiva de las clases dirigentes, de esas oligarquías criollas que, de tan angurrientas, apátridas y avariciosas, han ido perdiendo todo contacto con la realidad y, cada vez más, se adhieren a fórmulas que son una apuesta segura por el desastre. Lamentablemente, el retroceso arrastra a algunos sectores del pueblo costarricense, que, con escaso juicio, se dejan embaucar en ese juego de insensateces y corruptelas.

Hagamos un breve recuento de hechos recientes, bien conocidos:

1) Una marcha convocada por la ultraderecha religiosa –con directa participación de la jerarquía católica- traza una ruta: la religión quiere marcar el terreno de la política e indicarle a su feligresía por quién votar y por quién no, lo cual se adereza con una exhibición impúdica de odio e intransigencia. El fundamentalismo religioso aparece así maridado con la caverna política, y define un programa de anulación de la democracia y conculcación incluso de derechos humanos muy básicos.

2) El Partido Libertario y su candidato Guevara ganan adhesiones (al menos al nivel de las encuestas) con una propuesta fascista de militarización y mano fuerte frente a la inseguridad. Su propaganda –archimillonaria según todas las evidencias- es tan poderosamente demagógica como insondablemente vacía. No comunica una sola idea o propuesta racional o coherente. Es, íntegramente, una convocatoria primitiva –aunque tecnológicamente sofisticada- a los instintos más básicos. Y, sin embargo, algunos sectores parecen sentirse atraídos, lo cual abre múltiples interrogantes: ¿es un problema de la educación? ¿Acaso sea el reflejo de la desinformación sistemática promovida por los medios comerciales que produce un estado de estupidización en segmentos importantes de la población? ¿La desesperación frente al deterioro social produce un retroceso ético e intelectual capaz de asesinar en esas personas su sensibilidad y su conciencia?

3) El mensaje de tintes fascistoides es magnificado de forma cómplice por la prensa y amplios sectores de la intelectualidad oligárquica y conservadora. Refuerzan la imagen de un país donde la delincuencia se hizo reina gracias a la permisividad de la policía, las leyes y los tribunales. Enseguida afirman que esto admite una única solución: más fuerzas represivas; más armas en manos de los “ciudadanos de bien”; leyes más fuertes; jueces más duros; más y más cárceles. Esta es una invitación al desastre. Primero, porque garantiza poner en marcha una espiral de violencia cuyos alcances son imprevisibles. Segundo, porque es una fórmula que en el mundo entero se ha demostrado inútil frente a los problemas de la delincuencia e inseguridad. Tercero, porque al garantizar el ascenso en la criminalidad, con ello renuncia a que sectores completos de la población –en especial hombres jóvenes- no tengan otro destino que no sea la cárcel o el convertirse en carne de cañón. Cuarto, porque esto tendrá un costo económico altísimo cuya manifestación más directa –pero ni de lejos la única- se dará en las finanzas públicas.

4) La campaña política misma, incluso cuando no adquiere los tonos violentos y chillones que le imprime Guevara, en todo caso es, con pocas excepciones, un monumento a la banalidad y un martillazo a la inteligencia. Es fatigoso encontrar al menos un mínimo rastro de debate inteligente. En el proceso se dilapidan millones y millones. La prensa comercial y sus analistas-sabios-oficiales, son partícipes entusiastas en esta gigantesca farsa.

5) Por lo demás, el mecanismo opera como un sistema de restricciones que deja por fuera –de forma sistemática y estructural- cualquier opción crítica o alternativa. Los partidos “grandes” son los únicos a los que llega el financiamiento bancario y las grandes donaciones; los únicos que gozan de gran despliegue publicitario; los únicos que la prensa visibiliza. Luego las encuestas vienen a confirmar lo que ya había sido preparado con meticuloso detalle: los partidos “grandes” son “grandes” porque son los únicos que los porcentajes de las encuestas registran ¿Pero cómo no si son los únicos que reciben financiamiento bancario, cuentan con dinero, se publicitan a gran escala y gozan del favor de la prensa? Una muerte anunciada. Tenemos entre manos un sistema intrínsecamente perverso, que de forma incestuosa se reproduce a partir de su propia simiente enferma mientras excluye, invisibiliza y virtualmente liquida cualquier alternativa.

Y mientras tanto, la enorme mayoría de la población se mantiene lejana e indiferente frente a todo este despliegue aparatoso de la publicidad electoral y los grandes y amañados titulares de la prensa. Si fuera posible obtener un índice que reflejara el grado de impacto emocional (ya que lo intelectual no interesa) en la población por cada colón (o dólar) de tal forma gastado, fácilmente se vería que el costo económico de este sistema resulta extremadamente alto. Por lo tanto, su eficiencia está en niveles de catástrofe y su eficacia en la alcantarilla.

En resumen, los discursos de segregación y exclusión entonados por la derecha religiosa se han entrelazado en semanas recientes con los del fascismo de la mano dura, y acompañan el río dispendioso de una publicidad absolutamente banal (y venal) y el manejo superficial y tendencioso de la información. Alguna gente es atraída por esta convocatoria pulsional y primitiva. La mayoría parece mantenerse fría, como si nada tuviese que ver con sus vidas.

Esta campaña electoral es ya asunto consumado. Gane quien gane en todo caso esta enorme operación de falsificación es ya asunto irreversible.

La pregunta realmente importante es: ¿habrá un mañana para la democracia de Costa Rica? Intentaré ser optimista y decir que la última oportunidad se tendrá en 2014. Pero ello depende crucialmente de un detalle: la unificación de las fuerzas sociales y políticas que sí poseen vocación democrática y de inclusión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

La reforma política de Calderón

Gerardo Fernández Casanova (especial para ARGENPRESS.info)

“Que el fraude electoral jamás se olvide”

El señor Calderón, a nombre del gobierno espurio que encabeza, envió al congreso una iniciativa de reforma política, que calificó como de “fondo”. Al momento de escribir estas líneas sólo dispongo del video del discurso con que la presentó ante los representantes de la prensa, en la mañana de este martes, y a él me voy a referir dando por supuesto que expresa los aspectos sustantivos de la iniciativa. Primero haré comentarios al proyecto general para luego referirme a las propuestas en lo particular.

A manera de exposición de motivos el discurso presenta un muy sucinto diagnóstico, según el cual los ciudadanos no están satisfechos con el sistema político vigente, perciben una enorme distancia respecto de los representantes que eligen y, en consecuencia, no se sienten partícipes de la atención de los asuntos públicos; así mismo, se argumenta que, por su composición actual, el sistema no es eficaz para procesar los conflictos y no se ha traducido en condiciones que garanticen gobiernos más eficaces, que rindan beneficios y que faciliten acuerdos y reformas importantes, más allá de los intereses electorales de los partidos. En efecto, lo enunciado describe el mayor problema del sistema político de siempre y en ello, estoy seguro, coincidimos todos. Pero ahí se queda; no se analizan las causas que lo originan ni se vinculan las alternativas de solución. Simplemente se brinca hasta la presentación de diez medidas inconexas, dejando de lado muchos otros aspectos relevantes de una reforma que dice ser de fondo. Se dejan sin atención, entre otros, temas tan graves como son el régimen de partidos y el financiamiento de su actividad. En el discurso se advierte que, en breve plazo, se formularán otras propuestas sobre el tema en las que, a lo mejor, se complementa la iniciativa.

El tema del sistema político es extremadamente complejo y no puede ser tratado en abonos. Se requiere de visión integral en el diagnóstico de la problemática y en la propuesta de soluciones, de no ser así, de quedar en parches cosméticos, es previsible una nueva frustración de las expectativas ciudadanas y un nuevo obstáculo en la construcción de la democracia. Sería prudente que el congreso se abstuviera de proceder a la discusión de la iniciativa hasta disponer de la documentación del paquete completo que se anuncia. Entre tanto, es imperioso que se convoque a un verdadero debate público sobre el tema.

Entre las propuestas destaca la de la reelección de diputados, senadores y ayuntamientos municipales. Bienvenida, la elección es un derecho ciudadano que no tiene por que ser coartado. Pero que su ejercicio signifique un acercamiento de la participación ciudadana no es más que un engaño, particularmente en lo que se refiere a diputados y senadores. Es un engaño hacer que la gente crea que el diputado es su representante, si acaso será representante de los que votaron por él, los que votaron en contra jamás se sentirán representados. En la cámara se debate sobre asuntos de orden nacional, en teoría siempre en busca de lo mejor para el país, lo que implica las posiciones políticas diversas que se confrontan, debaten y en ocasiones negocian y acuerdan, o definen por mayoría de votos; son las bancadas de los partidos las que operan; el diputado individual no tiene ninguna funcionalidad. En tal virtud, romper con el engaño es eliminar la figura del representante individual y fortalecer la de las plataformas representativas mediante la votación por listas presentadas por los partidos en cada circunscripción estatal; la votación proporcional obtenida por cada partido determinará el número de diputados correspondiente. Corresponderá a la real conveniencia de cada partido el mantener su presencia en cada circunscripción, para conservar y aumentar el apoyo para siguientes elecciones.

En la propuesta hay una incongruencia aberrante: de un lado se permiten las candidaturas ciudadanas independientes de los partidos y, del otro, se aumenta de 2 a 4% el mínimo de votación admisible para conservar el registro de partido. La primera atiende al reclamo de grupos ciudadanos que no encuentran cabida en los partidos existentes y la segunda los hace aún más estrechos. El objetivo de forzar la formación de partidos fuertes, necesario para romper la hegemonía del PRI, ya se cumplió con cierta eficacia; es oportuno ahora romper la camisa de fuerza de los partidos y proveer a una mayor accesibilidad a los grupos ciudadanos independientes. Desde luego modificando también el régimen de las prerrogativas presupuestales de los partidos.

Hay una propuesta que es un torpedo debajo de la línea de flotación. Me refiero a las llamadas iniciativas preferentes que, presentadas por el Ejecutivo al inicio del período ordinario, deben ser resueltas en el mismo período, sea aprobando o rechazando; de lo contrario se darán por aprobadas. En el caso de iniciativas que impliquen reforma a la Constitución, si no fuesen dictaminadas durante el período serían sometidas a consulta pública para su aprobación o rechazo. En el primero de los casos sería de lo más sencillo que el propio partido del presidente en turno provoque dilaciones que impidan el dictamen de la iniciativa, si estuviese en riesgo de ser rechazada o modificada, con lo que aseguraría su implantación al pie de la letra. En el segundo caso, podría provocarse la misma dilación para llevar la propuesta a una consulta pública en la que el gobierno pondría toda su propaganda para sacar adelante su propuesta.

Hasta aquí me da el espacio para comentar una más de las acostumbradas aberraciones calderónicas. Seguiré con el tema en entregas posteriores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Don Carlos y el final del capitalismo serio

Alfredo Grande (APE)

“la burguesía nacional, se me perdió, pastando la dejé y desapareció”
(aforismo implicado inspirado en el Unicornio Azul de Silvio Rodríguez).

El 10% más rico gana 26 veces más que el 10% más pobre
La desigualdad social volvió al nivel de 2001
Según la Encuesta Permanente de Hogares que volvió a difundir el INDEC, hay unos 5,5 millones de trabajadores que no acceden a la canasta básica.
El 10% más rico de la población gana 26 veces más que el 10% más pobre. La situación de los sectores más desfavorecidos mejoró en comparación con 2003, aunque la brecha se mantiene en los mismos niveles que en 2001. Después de crecer durante cinco años a tasas chinas, 5,5 millones de trabajadores ganan menos de mil pesos mensuales y no tienen ingresos suficientes para acceder a la canasta básica. El INDEC volvió a publicar la información sobre la distribución de la riqueza después de más de dos años. El organismo dejó de difundir estas cifras el segundo trimestre de 2007 por considerar que presentaba fallas metodológicas.
La brecha entre el 10% más rico y el 10% más pobre se achicó desde 2003 hasta 2009. El decil más privilegiado ganaba 33,2 veces más que el 10% más pobre en 2003. La distancia se achicó hasta 26,2 veces en el segundo trimestre de este año.
Según la información que difundió el INDEC, el 10% de los trabajadores más pobres (1,3 millones) gana en promedio $ 216 por mes. El siguiente grupo, de 1,3 millones, percibe ingresos por $ 488 mensuales. Mientras que el 10% más rico recibe un salario medio de $ 5.669 mensuales, con personas que ganan más de $ 180 mil. El sueldo promedio del país es de 1.726 pesos. El INDEC estimó que una familia de cuatro integrantes necesita $ 1.045 para no ser considerada pobre. Así, los 5,5 millones de trabajadores que ganan menos de mil pesos mensuales no alcanzan a adquirir los alimentos y los servicios básicos.
(Diario Crítica de la Argentina 05/12/09)

Cada época tiene la marca del icono que se merece. La revolución cubana la foto del Che con su boina calada. La revolución bolchevique la imagen de Ilich Ulianov (Lenin) agitando a las masas. La conquista de nuestro desierto la efigie del ángel exterminador Julio Argentino Roca. El 17 de Octubre a Juan Domingo Perón saludando desde el balcón de la Casa Rosada. La rendición democrática el Alfonsín de las felices pascuas. El remate de las empresas del estado a Carlos Saúl Menem bailando con Yuyito. El cordobazo la poderosa imagen de Agustín Tosco. El mayo francés los encendidos discursos de Daniel Cohen Bendit, en esos tiempos apodado “el Rojo”. Y estos tiempos del capitalismo serio, la imagen de Don Carlos. Esta imagen vivita y coleando, o mejor dicho, culeando, quedará si YouTube lo dispone, en la retina y el oído de las futuras generaciones. Porque en vez de buscar insoportables discursos, manifiestos anti destituyentes, largas elucubraciones de alquimias psico neuro endócrinas, plataformas electorales que empiezan en planta baja y terminan en el 5° subsuelo, borocotizaciones varias, más aptas para un partido de TEG que para conducir con cierta coherencia los destinos de la nación, la misma, misma, que sigue condenada al éxito, navegando en la internet podremos atrapar la esencia propia del pensamiento (es un modo de decir) y el credo burgués. Don Carlos, digámoslo rápidamente, es el santa claus posterior al default y a la pesificación asimétrica. Es hijo putativo de la sustitución de importaciones, la mejora en los precios de las commodities y un pequeño valor agregado a las exportaciones. No sabemos si es el famoso “viento de cola” que señalan ciertos perversos economistas, o es algo más parecido a un tsunami en el culo. Lo que es totalmente cierto es que Don Carlos es un gordo bueno, bonachón, canchero, simpaticón, pícaro, sensiblero, con plena conciencia de clase en sí y para si, conocedor de la vieja doctrina de arrugar hasta que aclare, y del arte de llorar, llorar, llorar, que algún impuesto o tasa se evadirá. Por supuesto que Don Carlos no está solo. Hace 8 años, meses más, meses menos, asolaba en Rosario su gemelo de clase: Don Pancho. Dueño del supermercado Tigre. Ahora una empresa recuperada como cooperativa de trabajo, a la que tuve oportunidad de conocer y admirar. El libro de Carlos Ghioldi en el que relata toda esa maravillosa epopeya de la expropiación del ex Tigre, es para leer al menos dos veces por semestre. Don Pancho era un autócrata de las góndolas. Mintió y falsificó la realidad hasta que pudieron eyectarlo. Lamentablemente, los empleados de Don Carlos nada saben de esta experiencia, y menos de FASINPAT (ex Zanón) o de la cooperativa B.A.U.E.N., y mucho menos de la cooperativa ATICO o de la Fundación Pelota de Trapo. Esos obreros enamorados de Don Carlos, sólo tienen oídos para sus palabras, ojos para sus modales, aplausos para sus dislates. Quizá en esos aplausos, en esa resignada obsecuencia, se agite algún terror insepulto, como los que la comisaría 8° de La Matanza logra hacer resucitar. Pero la escena que el spot publicitario muestra es algo así como una cópula comunitaria de la comunidad organizada. Empieza su garjeo discursivo con una expresión de mentirosa preocupación, con una impostura angustia de cocodrilo sin lágrimas, dejando que el miedo y la paranoia hagan estragos en el talante de los obreros. Por supuesto, el Boris Karloff remixado de los empresarios lo logra. Por eso cuando el anuncio se limita a decir, con sonrisas cómplices, que los obreros han sido blanqueados, todo es alegría en la granja. De rebelión, ni hablar. De hacer una denuncia a Don Carlos por discriminación, menos que menos. Después de todo, decir que la ilegalidad laboral es estar en negro, no deja de ser agraviante para los negros, y también es demasiada impunidad para los blancos decir que blanquear es estar legal. A Don Carlos le agradecen que haga lo que corresponde que haga. Y además se lo agradecen desde un lugar de sumisión y total mansedumbre. Don Carlos, por algo es el icono de la burguesía nacional y el capitalismo serio, utiliza a su favor los mandatos de la cultura represora. Lo obligatorio lo transforma en optativo, y por eso al cumplimiento de la ley parida por la nueva cultura tributaria, queda con la señal de su libre albedrío y fina voluntad. Por eso los aplausos y las miradas de sonriente complicidad. Lo peor del engendro, que propone que lo legal es una prerrogativa del empresario, que en su magnificencia decide si acepta el desafío ala de blanquear, o le sigue conviniendo trampear unos años más. O ambas cosas. Por supuesto que este Don Carlos en los años de plomo no hubiera tenida problemas en delatar a obreros, comisiones internas, todo aquello que le hubiera impedido amasar plusvalía. Y ahora que los panecitos siguen calientes, con salarios que no permiten salir de pobre y en algunos casos, facilitan entrar en la indigencia, Don Carlos hasta se da el lujo de los elegidos: no blanquea a los obreros, se blanquea a sí mismo frente a un entorno social y político que no lo verá nunca más como chancho ni como burgués. Ganará 26 veces más que el que menos gana, pero esto no será “nada personal”. No tiene nada malo ganar dinero, creo recordar que dijo la presidenta. No claro que no. El fetichismo de la mercancía, la mercantilización de la vida (desde las cuotas al débito automático solidario) son los pantanos y las ciénagas donde el anopheles Don Carlos se reproduce. Contagiará el peor de los dengues: el que inocula el ideario burgués en la subjetividad del obrero. Habrá que estar alerta a que nuestras ideas no se estanquen: el anopheles Don Carlos seguirá multiplicándose. Con prisa y sin pausa. Solamente luchando contra los “Don Carlos” que el sistema inventa, oponiendo siempre la medicina autogestionaria para la enfermedad de la explotación capitalista, podremos alguna vez pensar en el final del capitalismo, especialmente del serio. Muy especialmente.

Fuente imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Incendio en la comisaría de Lomas del Mirador: La pobreza en donde ardía

Carlos Saglul (ACTA)

La comisaría de Lomas del Mirador, ubicada en Tapalque y Quintana donde acaban de morir cuatro presos como resultado de un incendio en el marco de un supuesto botín tiene una larga historia. Allí fue visto por última vez, el 31 de enero de este año al joven, Luciano Arruga, aún desaparecido.

Depende de la Seccional Octava de La Matanza donde funcionó un centro clandestino de detención. La inmensa maquinaría que llevó adelante el terrorismo de estado, las complicidades que permitieron los campos de concentración, no desaparecieron, se han transformado. El caso Arruga, estos muertos recientes, lo demuestran.

Paula Libaschi es directora del Programa de Justicia Democrática del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) está convencida de que “estas muertes son resultado de que el gobierno de la provincia de Buenos Aires continúa alojando detenidos en lugares inadecuados, en condiciones indignas. Más allá de origen del incendió, el responsable es el Estado y la policía bonaerense”.

“Se da respuestas a las demandas de seguridad endureciendo las leyes, superpoblando las cárceles y las consecuencias son estas. Desde el 2007 aumentó un 65 por ciento el número de presos. Sin embargo el delito no se ha reducido. Tampoco la sensación de inseguridad. El poder político manda mensajes a los jueces para que abusen de la prisión preventiva. Y el resultado es que tenemos más del 80 por ciento de los presos con prisión preventiva. Es una de las cifras más altas del continente”.

“Otra masacre”

María del Carmen Verdú de la Correpi (Coordinadora Contra la Represión Policial) no duda en calificar lo sucedido en Lomas del Mirador como “otra masacre”. Recuerda casos como el incendio de la prisión de Magdalena donde perecieron 33 internos. La violencia policial –dice- es una constante. “Hay un promedio de una muerte por día por violencia policial, las muertes no solo se dan en las comisarías sino en la calle a través del denominado gatillo fácil”

Verdú coincide en su diagnóstico con la especialista del CELS. Dice que “en los últimos 10 años duplicaron la población carcelaria, hicieron reformas para impedir la excarcelación o las prisiones domiciliarias. Las personas que no pueden pagar fianzas millonarias no tienen otro destino que la cárcel. El 85 por ciento de los internos esta sospechado de delitos contra la propiedad. Son gente sin recursos, en muchos casos inocente”.

Verdú recuerda que en el caso de la Masacre de Magdalena, de los 33 muertos solo 3 tenían condena. “Los demás eran técnicamente inocentes. Si vas a los expedientes te das cuenta que podrían haber salido en poco tiempo. En algunos casos había groseros errores en las causas”.

“Investigás un poco y salta un botón”

El CELS en un comunicado en el que responsabiliza al gobierno de Daniel Scioli de las muertes recuerda que la Corte Suprema de Justicia en el 2005 condenó el alojamiento de presos en comisarías y el uso abusivo de la prisión preventiva. Añadió que “el actual gobierno impulsó una reforma similar a la que cuestionó la Corte y volvió a aumentar el número de presos en la comisarías, que en noviembre pasado ya ascendía a 4552.

Verdú opina que no se quiere asumir que “es imposible analizar seriamente el tema de la inseguridad si no se habla de la policía”. Para la abogada la institución no es la solución sino parte del problema. “Basta mirar los diarios de los últimos días. La policía aparece vinculada con piratas del asfalto. Un subcomisario estaba detrás de quienes hacían circular billetes falsos en la Plata, Merlo y Moreno. Desarmaderos de autos, prostitución, juego clandestino, narcotráfico, todo el mundo sabe que la corrupción policial es parte del problema, dice Verdú. Investigas un poco y salta un botón”.

Motín, incendió y muerte. En la nomina del horror no sólo está Magdalena o la masacre del Penal de Varones de Santiago del Estero. La nómina del horror es amplia: Villa Devoto (1978), Olmos (l990), Sierra Chica (1996), Comisaría 25 de Villa Gobernador Galvez (2000), Penal de San Martín (2005), Coronda (2005).

Detrás del discurso “políticamente correcto y falsamente escandalizado" de algún funcionario, se teje la vieja historia de las cárceles y comisarías, convertidas en crematorios de pobres y desaparecidos sociales, a no ser alguna frágil notoriedad en la sección policiales de la prensa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Los juicios y el genocidio en Argentina

Martín Lozada (RIO NEGRO ON LINE)

El plan de exterminio organizado desde el poder del Estado argentino durante la última dictadura cívico-militar puede ser subsumido en la figura jurídica de genocidio o, por el contrario, los actos entonces ejecutados postulan dentro del género de crímenes contra la humanidad?.

Contestar tal interrogante no constituye un esfuerzo sin sentido o razón. Prueba de ello resultan las urgencias procesales expuestas durante los juicios en los que se ventilan diversos capítulos del terrorismo estatal argentino. En tal sentido, es pretensión de las querellas, una y otra vez, que los tribunales intervinientes tipifiquen los actos investigados como constitutivos de genocidio.

En todo caso, para intentar dar respuesta a tal interrogante, será necesario tener presente que el art. 2° de la Convención Internacional para la Prevención y Castigo del Crimen de Genocidio de 1948 lo define como a "? cualquiera de los actos perpetrados con la intención de destruir, en todo o en parte, a un grupo humano nacional, étnico, racial o religioso en cuanto tal". Y que, por lo tanto, la Convención no acoge a los grupos políticos o ideológicos.

Quien postuló por primera vez en términos jurídicos la tesis del genocidio argentino fue el juez Baltasar Garzón. Lo hizo en marzo de 1998, en la causa en la cual se hallaba detenido el capital de corbeta Adolfo Francisco Scilingo, quien hasta entonces se exhibía como un arrepentido y no ahorraba detalle acerca de todas las maldades cometidas en ocasión de los tristemente célebres "vuelos de la muerte".

En nuestro país siguió esa tesis, casi sin introducir innovaciones, el Tribunal Oral Federal de la ciudad de La Plata en las causas "Etchecolatz" y "Von Wernich", ocasión en la que sostuvo que los actos atribuidos a los acusados habían sido llevados a cabo en un contexto de genocidio institucionalizado.

El resto de los tribunales argentinos, sin embargo, ha resultado reacio en considerar la posibilidad de que los hechos investigados puedan ser tipificados como constitutivos de tal delito.

Como ejemplo de ello vale mencionar la sentencia dictada por el juez Daniel Rafecas a la hora de definir la situación de Jorge Rafael Videla en los autos "Suárez Mason Carlos y otros s/ privación ilegal de la libertad". Sostuvo en esa ocasión que la doctrina de la seguridad nacional puso su mira en el llamado "enemigo interior", constituido sobre la base del disidente político e ideológico.

Y si se analizan con detenimiento los motivos que llevaron al secuestro, torturas y desaparición forzada de miles de personas, es posible apreciar que la condición de pertenencia a un grupo nacional, étnico, racial o religioso no había jugado un rol de relevancia.

En su opinión, fueron las motivaciones políticas las que guiaron los designios de los perpetradores y que se impusieron sobre móviles basados en la nacionalidad o en la religión que profesaban o no los perseguidos. Sin embargo, los grupos políticos no se encuentran protegidos por la Convención, de modo que su destrucción total o parcial no puede constituir crimen de genocidio.

Más tarde, fueron el Juzgado Federal de Tucumán en la causa "Carloni de Campopiano" y el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de esa provincia, en la causa "Vargas Aignasse", los que se opusieron a la validez de la tesis del genocidio argentino. Ambos afirmaron encontrarse frente a crímenes contra la humanidad, en cuanto ataque grave, sistemático y a gran escala, perpetrado desde el Estado en contra de ciertos sectores de la población civil. Concretamente, disidentes, activistas y opositores políticos.

El primer fallo sostuvo no encontrar demostrada la intencionalidad genocida, es decir, el elemento intencional específico de destruir total o parcialmente a uno de los grupos enumerados en la Convención. Y desestimó, además, que las víctimas conformaran uno de los grupos protegidos por ese instrumento internacional.

En similar sentido, en agosto pasado el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Martín Número 1 condenó a prisión perpetua al general retirado Santiago Omar Riveros, ex comandante de Institutos Militares de Campo de Mayo. La sentencia lo encontró culpable de la muerte de Floreal Avellaneda y del secuestro de su madre, y que de acuerdo con el contexto en que sucedieron el Tribunal calificó como constitutivos de crímenes contra la humanidad.

Y esa conclusión general, que acaso puede incomodar a quienes desde hace muchos años vienen militando por el descubrimiento de la verdad y el enjuiciamiento de los responsables de esa criminalidad perpetrada desde las estructuras de poder es, sin embargo, un compromiso con las formas jurídicas, su evolución y desarrollo.

Esas mismas formas jurídicas que, asegurando el respeto de las garantías inherentes al debido proceso, han permitido declarar la imprescriptibilidad de los crímenes investigados y asegurar las condiciones generales de su punibilidad.

Martín Lozada es Juez en lo Penal. Catedrático Unesco en Derechos Humanos, Paz y Democracia por la Universidad de Utrecht, Países Bajos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El silencio, la peor opinión

LA ARENA

La sociedad argentina, acompañando un movimiento mundial, ha iniciado el camino de la conquista de un derecho elemental: el derecho a disponer del propio cuerpo. Crecemos en el convencimiento de que gozamos de este derecho, pero en algún momento de nuestra maduración como ciudadanos caemos en la cuenta de que es un derecho negado por el Estado.

Esa negación persiste porque persiste la aplicación de una doctrina cuyo origen está más emparentada con la religión y la visión del cuerpo como un "don divino" que con una visión humanista del derecho personal. Esa corriente deísta, que ve en el cuerpo una creación divina, traslada al Estado la tutela de esa creación. Pero cada vez más se hacen lugar en la consciencia de la ciudadanía las corrientes que reivindican al cuerpo como el ámbito de las acciones privadas protegidas por la Constitución Nacional y, por lo tanto, fuera del alcance de la tutela estatal.

Aunque una ingenua y errada certeza hace decir a quien se le pregunta que el cuerpo es de cada quien, a poco que se lo contraste con la legislación esa afirmación queda sin sustento. La amenaza del Estado por apropiarse del cuerpo de las personas está en la base de la dominación estatal. Todo el tiempo opera esa amenaza sobre los ciudadanos como disciplinaria y es el temor a la cárcel la que realiza como ninguna esa amenaza que tiene al cuerpo de las personas como rehén del Estado.

También cuando le prohíbe consumir sustancias o cuando no deja que se practiquen operaciones de extirpación celular o embrionar, (práctica tipificada penalmente en la legislación que defiende esa tutela estatal como "aborto", esto es, nombrando el hecho no en lo que es sino en lo que puede llegar a ser de acuerdo a lo que la ideología del Estado determina. No es una operación sobre el propio cuerpo, es la destrucción de algo que puede llegar a ser un cuerpo nuevo, que, por esta doctrina, no pertenece a la persona sino a Dios y por delegación al Estado).

Los avances en la materia son notorios. La Corte Suprema ha sentado la doctrina de que consumir sustancias no es delito, esto es, que el propio cuerpo es un lugar al que no puede llegar la mano del Estado. Aparecen en la legislación alternativas reparadoras del daño como la probation, antes que la pena de prisión derivando hacia el trabajo reparador antes que a la inmovilización y disposición estatal del cuerpo en una prisión.

Pero en la cuestión del aborto, la resistencia de la justicia para responder a un estado de conciencia social que exige su revisión, hace penoso el avance. Allí se hacen sentir con toda la fuerza que la religión dominante es capaz aún de influir sobre el ánimo de quienes tienen en sus manos la suerte del avance.

Los pampeanos hemos visto esa ideología fanática que campea en los gobernantes y en los magistrados que han llegado a prohibir aquí hasta los llamados "abortos no punibles" frustrado un protocolo de práctica médica que se intentaba legislar.

El STJ, llamado a opinar, omitió hacerlo alegando una disparatada consideración sobre la falta de legitimidad de un partido político para ser actor de la presentación por discriminación que se elevó a los tribunales. Su objetivo no pudo ser disimulado de manera tan burdamente oblicua. Quienes así se abstuvieron de opinar, en realidad, lo hicieron de la peor forma, por el silencio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: ¿Vivir o Sobrevivir?

INDYMEDIA

El VIH y SIDA no es lo mismo. Tampoco es lo mismo tener conciencia de ponerse un preservativo o no. Tampoco es lo mismo tener una enfermedad crónica que no. Pero tampoco es lo mismo ir a buscar trabajo con VIH-SIDA que no.

Entonces aparecen dos escenarios, las personas que todavía no son portadoras (siempre esta la posibilidad de infectarse), y las personas que ya son portadoras.

Para el primer escenario hay una gama de alternativas para cuidarse, pero la principal es el preservativo desde el comienzo de la relación sexual, sea oral, anal, vaginal o las que gusten, hasta el final. Para el segundo escenario, se complica un poco más, por un lado, esta el tratamiento y medicación, y por el otro, el que menos esperamos pero es el más duro: la sociedad.

Dentro del tratamiento, se encuentra la ley nacional que protege al paciente siendo confidencial el análisis como el resultado. La ley también ampara la medicación gratuita en los hospitales públicos, como en las obras sociales. Las complicaciones se dan cuando se atrasa la entrega de medicación, como de turnos. Por medio de acciones directas algunos grupos logran que los ministerios de Salud tanto de nación, como de provincia lo resuelvan.

Las estadísticas que ofrece el Indec son hasta el año 2007. Uno de los datos que muestra contra todo vaticinio de la Iglesia, al año 2007 la transmisión de VIH fue prácticamente más del 60% en relaciones heterosexuales. La brecha de edad más afectada parte de los 25-34 años. El grupo mas afectado en promedio del año 1982-2007 son los varones, con prácticamente un 71,3 % sobre el total de infectados/as. Si bien en el 2007 se estaba registrando un numero de 42.753 infectados/as, se sabe que al día de la fecha el numero a crecido de forma alarmante.

El 65% de las personas que viven con el HIV en la Argentina habita en la Capital, la provincia de Buenos Aires y provincias circundantes, como Córdoba y Santa Fe.

Ahora, ¿Cómo se resuelve "la sociedad"?. Pasan los años y la discriminación es la misma. Del tema no se habla. Las grandes empresas hacen los análisis de VIH a escondidas a posibles empleados/as, y las empresas chicas no se arriesgan a tener una persona con una enfermedad crónica.

La Iglesia dice que la mejor prevención es no tener sexo, el Estado dice… No dice nada. Las políticas que se dan son a medida que los problemas van surgiendo, y a partir, de las exigencias y luchas que se van dando desde las organizaciones que se dedican exclusivamente al VIH-SIDA.

¿Y cuando la persona ya se infecto? Te dan la medicación para una expectativa de vida amplia, pero se olvidan que también tienen que comer, vestirse, salir, tener una familia, vivir.

El sistema de salud en la Argentina es para sobrevivir, no para vivir. La política de inversión es que se sobreviva con un ojo, media pierna, con eso te tiene que alcanzar. Se sigue creando la idea que es estado invierte, gasta en su población, como si debiera sacar una ganancia neta de esta. El estado debe asegurar una vida digna, debe crear las condiciones necesarias para que la felicidad no sea una cuestión de mercado, sino de vida. Que cada día que cada persona se levante no tenga que estar pensando de donde va a sacar para comer, para pagar el alquiler.

Pero esto no pasa sólo por el Estado como gobierno, sino como sociedad. Que lugar nos damos cada día saliendo a la calle a luchas por los derechos que nos corresponden, y que lugar le damos al/la otro/a en esa lucha.

Unas de estas luchas se visibilizó el 1° de diciembre. Se realizo una jornada cultural en Plaza San Martín, en el marco del Día Internacional de Lucha contra el Sida. Esta jornada fue organizada por Auto convocados en Defensa de los Derechos Humanos de los Enfermos de Sida (ADDHES). Se realizó una radio abierta, que transmitió en vivo por Radio Futura, y luego tocaron diferentes bandas de música.

Esta organización se creó en el año 1999 en la ciudad de La Plata, actualmente funciona en la Facultad de Trabajo Social. Es una organización de base y su sector de trabajo, en particular, son los excluidos.

En la jornada Indymedia converso con uno de los coordinadores- referente de ADDHES, Gastón.

"Nuestros sectores de trabajo son los de exclusión y somos de acción. Tomamos la lucha como una herramienta, como derecho de las personas, y le reclamamos a las administraciones públicas diferentes el ejercicio de las políticas públicas. A partir de todo esto se conformo una organización que hace varias cosas. No sólo reclamarle a la política o a los gobiernos sus políticas de acción, sino también, tenemos trabajo con adolescentes donde se les enseña oficios con la familia, donde hacemos nutrición y VIH. Estamos ahora armando una fábrica textil en Tolosa, de un acuerdo llegado con el Ministerio de desarrollo Social de nación. Somos parte de una mesa ministerial provincial, que fue creada en el 2005 a partir de una lucha que comprendimos con el gobierno del entonces Sola, donde se crea esa mesa que ahora es reglamento de la Ley provincial de SIDA, la cual tendría que estar trabajando todos los ministerios y no esta funcionando. Eso es grave, porque de ahí saldrían todas las políticas públicas que se llevarían acabo en la provincia para pandemia HIV- SIDA, donde mas del 50% de las personas que viven con VIH- SIDA viven en el cordón del conurbano, y de ese 50 %, el 80 % no sabe. Y estamos hablando de sectores de exclusión, sectores de pobreza donde se anclo el VIH. Y donde esta incrementándose el VIH."

Indymedia: Ustedes ¿ayudan para conseguir la medicación, o solo dan formación?

No, cuando no hay entrega de medicamentos salimos a reclamar a quien tiene que entregar el medicamento. Sea el gobierno o la Obra Social o el que tiene que hacerse cargo. La ley Nacional ampara el derecho a la medicación gratuita, el gobierno nacional la da, las obras sociales a veces hay que pelearlo.

En el tema de medicamentos hay una estructura, es muy delicado el tema del VIH, no lo puede así nomás manejar una organización y entregar. Eso tiene que entregarlo un medico de cabecera con los controles necesarios que tienen que hacer.

En el tema alimentario se lo planteamos tanto a nivel municipal, como provincial, tenemos una respuesta que son paliativos, no son efectivos, constantes. Mensualmente, permanentemente municipalmente recibimos todas las semanas una cierta cantidad de verdura y carne y huevos, para repartir al que se acerca a la institución, más o menos promedio de 80 familias por semana.

Intentamos ahora armar un programa nutricional mas serio, sabemos que con una muy buena alimentación, y yendo al medico, teniendo buenos controles, una vida digna, teniendo trabajo, que la casa no sea mas que un lugar confortable, la expectativa de vida crece y en gran magnitud.

Indymedia: Sobre el trabajo ¿sigue habiendo mucha discriminación?

Si, no ha cambiado. Esta tapado, pero hoy si tenes HIV te mandan a hacer los análisis, o te los hacen camuflados. Te dicen que no te los hacen, pero te los están haciendo. [De] Las grandes empresas estamos hablando.

Lo que vemos nosotros, es que mas en los sectores donde estamos trabajando nosotros, que es pobreza e indigencia no tenemos ese nivel de capacidad intelectual o cultural para tener grandes empleos, donde ahí capaz entras por tu capacidad, sino, estaríamos en la masa inmersa de este gran porcentaje de personas que hoy no tienen trabajo.

Por eso hace años que nos comenzamos a dar el compromiso de tener nuestras propias unidades productivas, a partir de esto se crea una huerta, donde ya se esta comercializando esos productos, que son orgánicos, o que intentan ser lo mas orgánico posible, de bajo impacto agro toxico, lo cual esa mercadería queremos que llegue a nuestros compañeros. Hoy estamos armando una fábrica textil para generar puestos propios de trabajo, de la organización, para los compañeros de la organización, porque es muy difícil encontrar trabajo afuera. A veces el físico no te da, tenes que ir al medico, ¿Cómo le explicas?, y tenes que esconder las pastillas, porque si te ven te preguntan que enfermedad tenes.

Trata la gente que contrata no tener personal de baja calificación laboral, y encima portadores de una enfermedad terminal y crónica. Porque no se cura con un remedio, es crónica, para toda la vida. Entonces tratan de esquivarle o no contratar. Abra en algunos casos, no digo que no haya gente que contrate, porque hay gente buena, pero la mayoría no tiene empleo.

Ya armamos una cooperativa a nivel municipal para trabajar en prevención de VIH- SIDA, que es totalmente integrada por personas viviendo con VIH. Ahora vamos por esto otro, encontramos esa herramienta, o vamos en busca de esa herramienta porque es muy difícil lo otro.

Indymedia: ¿Se acercaron a los colegios para dar información, talleres…?

No, lo que nosotros pensamos es que es el colegio en su curricula que tiene que dar educación sexual. Nosotros podemos ir y dar testimonio de lo que es ser una persona viviendo con VIH, de eso si podemos hablar, pero lo que queremos demandar es que en la curricula de educación se de educación sexual. Eso ya esta. Con hacer eso, esa parte esta completa, ahora a partir de eso hay un trabajo de prevención barrial, que también estamos pidiendo que se haga, que es en atención primaria de la salud.

Lo que seria fundamental para atacar la epidemia, como se ataca el Dengue, como se ataco el H1N1, para eso si hay, ponemos todos los recursos: televisión, promotores en las calles, todos los intendentes de acuerdo, todos los gobernadores de acuerdo. Para eso si, ahora ¿Por qué no hacemos el mismo esfuerzo pero para atacar el VIH- SIDA, o el Chagas, o la gordura, o el tabaquismo? Hoy nos conmemora el tema de la lucha contra el Sida, pero estas mismas campañas ¿Por qué no se realizan en el tema VIH-SIDA?, ¿Por qué en la campaña de "Fútbol para Todos" -que llegamos al 90 % de los hogares, porque el fútbol ahora se puede ver por canal 7- por qué no se hace una campaña masiva de VIH-SIDA? Sería hermoso ver eso, seria aplaudible, a nivel mundial seria aplaudible.

Pero por algo no lo hacen, por lo menos si dirían ¿por qué no? seria importante. Saber por qué no.

Indymedia: ¿La brecha de edad ha aumentado?

Por suerte tenemos el parto seguro, hay un control de natalidad importante, van a nacer muy poquitos con VIH.

El otro día me cruce con el monseñor Aguer, nos cruzamos y nos dimos una cierta discusión, el sigue pensando que la abstinencia es el mejor remedio. Nosotros decimos: ¿Qué hacemos con las personas infectadas?, no tienen más relaciones sexuales, no tienen más libertad, o ¿qué hacemos con los adolescentes, que están entrando a la iniciación sexual a los 13-14 años?, si no les damos algunas herramientas…

No nos pudimos poner de acuerdo. Le pedí que reviera su postura porque sino no va a haber paz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: El mal manejo del agua pone en peligro la biodiversidad en la región de Cuyo

Raquel Schrott - Ezequiel Miodownik (BIODIVERSIDADLA)

Comunidades indígenas y campesinas de los departamentos 25 de Mayo y Lavalle, ubicados en las provincias argentinas de San Juan y Mendoza respectivamente, realizaron el miércoles último un corte de la Ruta Nacional20 a la altura de la localidad sanjuanina de El Encón. Pedían la intervención de los gobiernos locales para que se garantice el caudal mínimo de agua que lleva el Río San Juan -que permite la vida en la zona-, y la apertura de una mesa de diálogo que busque una solución a la sequía.

«El agua es considerada como una mercancía y sólo los que tienen dinero acceden a ella, mientras que a los campesinos lo único que nos queda es el éxodo rural hacia las ciudades para engrosar las villas miseria», denunció la Unión de Trabajadores Rurales Sin Tierra (UST) en un comunicado de prensa[1]. La UST inició un plan de lucha y una campaña para que se cumpla con la función social y ecológica de los ríos y con el derecho humano al agua.

La reducción del caudal del río dificulta la producción de más de 400 familias rurales en la región de Cuyo. La pérdida de biodiversidad y el avance de la desertificación resultan en la disminución de las pasturas y el deterioro de la fauna y flora nativa. La economía campesina sufre «uno de los peores momentos de la historia» y el sistema de distribución de agua es inequitativo. El líquido vital, explicó la UST, es priorizado para el «desarrollo» de las empresas mineras y los agronegocios de la vid y el olivo, «muchos de ellos en manos privadas».

«El Río Mendoza y el Río San Juan deben mantener un caudal mínimo con aguas aptas para sostener el complejo de lagunas y ciénagas declarado sitio Ramsar y garantizar la vida y la economía de las comunidades que se asientan sobre ambos ríos y sus ciénagas», reclamaron desde la organización.

Carolina Araya es una joven militante de la UST de la comunidad El Encón. Desde territorio mendocino, y a pasos de terminar su profesorado en Biología, conversó con la Agencia de Noticias Biodiversidadla. «Estamos viendo de seguir nuestro plan de lucha para que el agua sea para todos y no sólo para algunos. Nos tenemos que juntar para ver cómo sigue el plan de lucha», dijo al evaluar el infructuoso intento por dialogar con los funcionarios provinciales.

―¿Cuál es la situación que están viviendo en la zona?

Araya.―Bueno, lo que pasa es que esto de la sequía se suma al problema del Río San Juan, que históricamente abasteció las aguas de la zona, de los humedales, y hoy viene prácticamente seco debido a que el avance de los agronegocios, como la vid y el olivo, y las mineras, es lo que tiene prioridad en los gobiernos a la hora de distribuirse el agua. Tambien se ve afectada la materialización del agua por los diques de Ullum y Caracoles. Una gran consecuencia es la disminución del caudal del río (San Juan), que ha afectado la vida cotidiana de la zona para la pastura de los animales, más que nada caprinos, que es de lo que vive la gente, es el único ingreso que tiene. Aparte de todo esto, se ve afectada la flora y fauna nativa, se está perdiendo la biodiversidad por el avance de la desertificación.

―Esto que comentás de los diques Ullum y Caracoles, ¿a qué se debe?

Araya.―En lo que es la zona de Cuyo no llueve muchísima cantidad como para que los cultivos agrícolas como la vid o el olivo puedan estar, para que tengan el agua que necesitan. Entonces, lo que se hace son diques donde se distribuye el agua, y ésta, se distribuye generalmente a los que tengan mayor ingreso y que puedan pagar ese «turno» de agua.

―¿Las 400 familias que se ven afectadas por la falta de agua pertenecen a Mendoza?, ¿hay familias de San Juan?, ¿se movilizaron juntas?

Araya.―Es en conjunto, las 400 familias son de la parte de San Juan y de la parte de Mendoza, y también está afectada una parte de San Luis. En realidad, toda esa zona es la zona más rural donde está la producción caprina, y el agua que viene del Río San Juan es la que provee a esta flora para que puedan ser alimentados estos animales. La Ruta 20, que es nacional, está del lado de San Juan, la movilización se hizo de ese lado y había también gente de San Luis.

―Tanto el cultivo de la vid como del olivo son actividades emblemáticas en la región cuyana, ¿cuál es la realidad que están viviendo en relación a estos cultivos?

Araya.―En realidad la vid y el olivo fue una cuestión que se introdujo. No es lo cotidiano. Es lo que se ve por todos los medios de comunicación con eso de «los mejores vinos» y todo eso. En realidad, solamente el 5% de toda Mendoza está producida por vid, lo que es el oasis, y todo lo otro, el 95%, en realidad es el desierto. Ahí es donde está la producción caprina que en realidad es una de las actividades que hay en la zona; la vid es una de las menos, pero es la que más consume agua, una de las principales junto a otras como el olivo. En San Juan, más que nada son las mineras; todas estas trasnacionales sólo dejan regalías del 3% de las ganancias. Todos los métodos que utilizan son contaminantes y destruyen todo lo que es el ambiente sin cuidar la naturaleza.

―Antes de este período de sequía, ¿la distribución del agua también era injusta?

Araya.―Siempre ha sido injusta la distribución del agua. Solamente la pueden tener algunas grandes multinacionales o empresas y bodegas. Muchas de las familias campesinas e indígenas se ven afectadas y lo que está pasando ahora con la sequía ahonda la realidad que se está viviendo.

―¿Cuál es la forma de sustento que tienen en este momento las familias campesinas?, ¿dependen de la cría de animales?

Araya.―Sí, la mayoría de la cría de cabras y en realidad todo lo que se puede hacer con la cabra, como dulce de leche y queso que se venden en la zona. No hay agua para consumo humano, no hay red de agua potable para el consumo. Generalmente, los camiones cisterna son los que llevan el agua potable a los distintos puestos y lo que se hace es dársela a los animales para que consuman y que por lo menos tengan agua.

―¿Ven una situación donde el cambio climático va modificando la distribución y el caudal del agua en la zona?, ¿creen que se complicará sostener la misma forma de vida en el futuro?

Araya.―Creemos que sí, que una de las cuestiones es esa, y aparte esto de considerar al agua como una mercancía, no como un recurso vital para todos. Creemos que también el agua está en pocas manos y no es bien distribuida. Toda la zona que estoy comentando, del Río San Juan y Mendoza, son los humedales del Guanacache. En realidad los humedales del Guanacache están como sitio Ramsar[2], que es una convención que dice que tiene que estar priorizada el agua, y ahora no hay nada, las ciénagas y lagunas ya tienen lugares donde no hay nada de agua. Otra de las cosas que tenemos mucho es que en los campesinos e indígenas se produce un éxodo rural hacia las ciudades y así engrosan las villas miseria. Si los gobiernos de San Juan y Mendoza y los ríos mantienen los caudales mínimos de agua aptos para que las lagunas y las ciénagas estén para garantizar la vida y la economía de las comunidades, creemos que es importante para que no se produzca el éxodo rural. Es una de las cuestiones productivas, uno puede vivir más dignamente en la zona rural produciendo su propio alimento.

―¿Han podido conversar con las comunidades campesinas sobre lo que puede llegar a suceder? Quizás sea necesaria a futuro una inversión fuerte a nivel tecnológico para permitir la vida en el lugar.

Araya.―Me imagino que si logramos poder mantener el caudal mínimo de las lagunas y ciénagas, una de las cuestiones primeras, importante para que la diversidad no se pierda, para que se garantice la vida y la economía de las comunidades, entonces uno va a empezar a poder sobrevivir, a vivir con eso. En realidad, no solamente que podamos vivir, sino garantizar la diversidad de todas las especies que tendrían que estar en este momento ahí y que no están; eso se está perdiendo. Una de las cosas por las que los humedales son tan importantes es por la biodiversidad que tienen y porque te dan más que nada la purificación del agua: si no hay agua ahí no se producen nubes, si no hay nubes no hay lluvias y todo eso hace peor el cambio de clima en esta zona. Lo que queremos en realidad es que los gobiernos de Mendoza y San Juan se hagan responsables y que se pueda trabajar en esto. Después del corte, no se presentó ninguno de los políticos ni ninguna institución involucrada en esto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Santa Fe y las fumigaciones. Un fallo a favor de la vida

NOTIFE

La Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Santa Fe, con el dictamen unánime de sus miembros, ratifica la prohibición de fumigaciones en la ciudad de San Jorge y rechaza la apelación presentada por la Municipalidad de San Jorge y la provincia de Santa Fe.

En marzo de este año, el Juez Tristán Martínez del Juzgado Civil y Comercial de San Jorge dio lugar al recurso de amparo presentado por los vecinos del barrio Urquiza ante las fumigaciones realizadas prácticamente en sus viviendas, con serios impactos en el ambiente y en la salud de los vecinos. En ese recurso, patrocinado por la Dra. Gabriela Ferrer y con el acompañamiento del Centro de Protección a la Naturaleza, se prohibían las fumigaciones terrestres a 800 metros y las aéreas a 1500 metros. El recurso -que fuera apelado por el municipio local, productores agropecuarios y la provincia de Santa Fe- llegó a la segunda instancia, quien ahora se expide en forma positiva sobre el dictamen del juez.

Los vocales Drago, Müller y de Césaris consideran que es válida la sentencia en primera instancia, sustentando su posición en numerosa bibliografía y citas de jurisprudencia orientadas, en especial, por el Principio de Precaución consagrado por la legislación argentina. “Frente a la existencia de la duda relevante la aplicación del PRINCIPIO PRECAUTORIO deviene ineludible por la sola existencia de los niños afectados”.

Además, en un dictamen extenso y muy fundamentado, dice que “la preeminencia no la tienen los intereses sectoriales de nadie, la preeminencia esta del lado de la salud pública y el ambiente”.

En el dictamen, se ratifica la sentencia de primera instancia y se prohíben las fumigaciones por un período de seis meses, lapso en el cual el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, en conjunto con la Universidad Nacional del Litoral, deberá presentar al Juez un estudio acerca del grado de toxicidad de los productos identificados y si es conveniente continuar con las fumigaciones. De igual forma, el Ministerio de Salud deberá efectuar un estudio en los barrios comprometidos que permita discernir si durante este período de prohibición, las posibles afecciones que se denunciaran disminuyeron o no.

El Centro de Protección a la Naturaleza, conjuntamente con los Vecinos Autoconvocados de San Jorge felicitan al alto tribunal y expresan su beneplácito por tan importante decisión y saludan un dictamen que, indudablemente, está con la vida.

Centro de Protección a la Naturaleza

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Bienes naturales y modelo productivo: Por la recuperación del petróleo y la reestatización de YPF

FETERA - ACTA

En conmemoración del Día del Petróleo Nacional se llevó a cabo ayer por la tarde un acto unitario ante el Congreso de la Nación para ratificar la voluntad de ejercer nuestra soberanía sobre los bienes naturales.

Ayer por tarde, frente al Congreso Nacional, varias organizaciones políticas y sociales, entre ellas la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA), realizaron un acto unitario con motivo del 102º aniversario del descubrimiento del petróleo en el país.

Ante unas 500 personas y bajo la consigna “Basta de saqueo: vamos por lo nuestro” hablaron Vilma Ripoll, Elena Hanono, Mario Cafiero, Ana Sacchi y Luis Bejarano, estos dos últimos dirigentes del Movimiento Nacional Oro Negro, organización integrante de la FeTERA-CTA.

Adhirieron los diputados nacionales Claudio Lozano, Eduardo Macaluse, Horacio Alcuaz y Liliana Parada.

Previo a la realización del acto, se llevó a cabo una radio abierta.

En la declaración conjunta, que también se entregó a los diputados, se señala:

“Rechazamos que la empresa YPF, fundada por aquellos pioneros y trabajadores que dejaron su vida en la Patagonia, esté hoy en manos de la multinacional Repsol. Frente al intento de una nueva ‘argentinización’ engañosa, reivindicamos la necesidad de reestatizar YPF con control de sus técnicos, trabajadores y usuarios. El Congreso Nacional debe legislar ya para poner fin al saqueo de nuestros recursos y ponerlos al servicio de un proyecto nacional”.

Ver texto completo...

Chile: Disputan en la segunda vuelta los votos del ex socialista Marco Enríquez Ominami

.
En la segunda vuelta por la presidencia de Chile, el empresario Sebastián Piñera y el ex presidente Eduardo Frei buscarán el 20,1 por ciento de los votos que dejó el ex socialista Marco Enríquez Ominami el pasado domingo.

La segunda vuelta se disputará el 17 de enero próximo, para definir cual de los dos candidatos sucederá en el cargo a la presidenta Michelle Bachelet a partir del 11 de marzo 2010.

Piñeira, el candidato de la derecha, ganó la primera vuelta con 44 por ciento de los votos, pero necesitaba 50 por ciento más uno para obtener la presidencia, mientras Frei alcanzó el 29,6 por ciento, Enríquez-Ominami 20,1 por ciento y el izquierdista Jorge Arrate 6,2 por ciento.

Los que dieron el voto a Enríquez pertenecen a grupos heterogéneos, de nivel cultural generalmente alto, especialmente de las ciudades; lo mismo de izquierda que de la derecha, aunque en mayoría simpatizantes del oficialismo de centro izquierda.

"Hay un 71 por ciento de electores que no votó por el candidato del gobierno, el senador Eduardo Frei, y por lo mismo hay altas expectativas y una gran posibilidad para la derecha de ser gobierno después de 20 años de Concertación", dijo la senadora electa Lily Pérez, actual vocera de Piñeira.

Sin embargo, para el vocero de Frei, también electo senador, Ricardo Lagos Weber, "esa cifra es un poquito mañosa porque está sumando la votación de Sebastián Piñera, Jorge Arrate y Marco Enríquez-Ominami".

"Me parece un exceso de optimismo señalar que Frei es minoría. Yo diría que 55 por ciento de los chilenos no votó por la derecha y la matriz común que tenemos es la lucha que se dio para recuperar la democracia", agregó.

"Aquellos que queremos profundizar lo que tenemos en Chile y que queremos más justicia social, estamos representados en parte por Marco Enríquez-Ominami, por Jorge Arrate y ciertamente por Frei y somos mayoría en Chile", indicó el vocero, economista hijo del ex presidente Ricardo Lagos.

Por su parte, Piñera anunció que incorporó a su campaña al economista Paul Fontaine, autor de la propuesta económica presentada por Enríquez.

En cambio, Frei llamó directamente a quienes votaron por Enríquez-Ominami y por Arrate a respaldar la candidatura oficialista.

La baja votación de Frei representó la más grande derrota sufrida por la coalición oficialista desde que llegó al poder en 1990.

Eso llevó a que la presidenta Michelle Bachelet reiterara su apoyo al candidato oficialista y liberó a una ministra, a un subsecretario y al jefe de prensa de La Moneda para que trabajen en la campaña de Frei.

La ministra designada es la vocera gubernamental Carolina Tohá, hija de un ex ministro de Salvador Allende que murió en el Hospital Militar mientras era prisionero de la dictadura. Tohá dijo que buscará ganar la confianza de los votantes de Enríquez-Ominami y de Arrate.

Frei también pretende negociar para contar con el apoyo de Enríquez, un ex abanderado del Partido Comunista y disidente del oficialismo.

Enríquez aclaró que no es dueño del millón 400 votos que obtuvo en la primera vuelta, además de indicar que los dos candidatos finalistas representan más del pasado.

Como sea, Frei necesita los votos situados a su izquierda, de los comunistas y de Enríquez-Ominami, pero también de la clase media y de los adultos menores de 50, así como de los jóvenes y de las mujeres.

Un elemento adverso para su objetivo de llegar de nuevo a La Moneda es el derrotismo que priva en los partidos que integran la gobernante Concertación - el Democristiano, Socialista, Por la Democracia y Radical - a causa de la baja votación lograda el domingo pasado.

Por primera vez desde 1990, el porcentaje alcanzado el domingo por Frei fue el más bajo obtenido por un candidato oficialista, en contraste con la popularidad que ostenta la presidenta Bachelet, del 80 por ciento.

Matemáticamente, a la derecha le falta solamente 6 por ciento de los votos para ocupar la presidencia.

Si Frei logra el apoyo de todo el "espectro progresista", podría superar a Piñera, pero los analistas coinciden en que es un mal candidato para la época, por su falta de carisma y opacidad como político, y porque arrastra los malos resultados de su gobierno, por el mal manejo de la llamada "Crisis Asiática" (1998-1999).

Además, se observa incertidumbre y confusión entre las filas concertacionistas, mientras que en la derecha se muestra una fuerte unidad, lo que favorece a Piñera con vistas al llamado "balotaje" del 17 de enero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...